Reafirmación para maravillar

domingo, Abr 28

reafirmación para maravillarSi no te gusta lo que hago, lo que digo, o lo que pienso, o según tú no soy coherente con lo que digo y hago, estás permitido a ignorarme, es asumible. Algo a lo que hay que enfrentarse todos los días cuando te expones al mundo y das un paso hacia delante. Si en el peor de los casos lo haces, no será ninguna tragedia porque voy a seguir haciendo lo que hago: dibujar mapas, hacer que algo suceda, ayudar, equipar, vivir intensamente, intentar crear cambio y ser feliz. Si un “follow” es la razón por la que piensas que te ignoro, es que no has entendido de que va esto.

No estoy aquí por el aplauso, ni por satisfacer a todo el mundo, tampoco por gustar o ser guay, nada de eso importa realmente, sino conseguir realizar el trabajo importante que crea cambio.

Viviendo fuera del limbo

Soy Isra y eso implica que a veces – mejor a menudo, es más apropiado – en algún momento, voy a hacer algo que no guste a alguien. Seguro, en algún momento, voy a fallar al cliente potencial que tanto había oído hablar de mi. Seguro, decepcionaré a quien vino a ver mi conferencia. Seguro, desilusionaré a esa persona que esperaba de mi el consejo que salvara su carrera profesional. Seguro, no seré humano para aquella persona a la que responde Saray o Nando en lugar de servidor. Seguro, no lideraré con el ejemplo para la persona que busca de mi un follow o incluso seré una estafa para el que me contacta por email con el objetivo de llamar mi atención para desarrollar una estrategia online para su negocio – gratis.

Quizá mi comportamiento o la forma en la que uso Internet no siente bien a alguien, es altamente ok, estoy dispuesto a correr ese riesgo, después de todo crear cambio es peligroso. Ups, no estoy aquí por el follow.

Decepcionantemente maravilloso

Cuando sabes por lo que estás aquí, no necesitas la aceptación ni aprobación de nadie. Estás aquí por el resultado que produce el cambio. No por el like, el RT o follow, ni menos por el “crack”, aplauso, adulación o reconocimiento.

Quizá decepcione, prefiero eso a ser deshonesto primero contigo y luego conmigo mismo. No necesitas reafirmación para maravillar.

Photo credit: punto de cruz.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

38 claves para 38 años

38 claves para 38 años

Hace unos días llegué a los 38 años de vida. Qué gran regalo estar aquí y haber llegado, nunca hubiera apostado que llegaría, así que bendecido y agradecido. Es por eso que para honrarlo y recordarlo, he escrito sobre las 38 lecciones de vida que me llevo de cada año...

leer más
38

38

Ayer llegué a los treinta y ocho años. Interesante e inesperado, o no. Llego a los 38 años de existencia siendo un cinturón blanco absoluto, rendido a lo que venga, sin rumbo, sin propósito, sin pasión, sin aspiraciones, sin objetivos, sin ataduras, llego...

leer más
Ve deprisa viviendo despacio

Ve deprisa viviendo despacio

Cuanto más y más conscientes somos del tiempo, más y más perseguimos nuestro futuro, así que lo que acabamos haciendo es perseguir el presente a más velocidad todavía. Algo insostenible, porque la velocidad es una ventaja competitiva si tú eres el único que la tienes....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.