Reafirmación para maravillar

domingo, Abr 28

reafirmación para maravillarSi no te gusta lo que hago, lo que digo, o lo que pienso, o según tú no soy coherente con lo que digo y hago, estás permitido a ignorarme, es asumible. Algo a lo que hay que enfrentarse todos los días cuando te expones al mundo y das un paso hacia delante. Si en el peor de los casos lo haces, no será ninguna tragedia porque voy a seguir haciendo lo que hago: dibujar mapas, hacer que algo suceda, ayudar, equipar, vivir intensamente, intentar crear cambio y ser feliz. Si un “follow” es la razón por la que piensas que te ignoro, es que no has entendido de que va esto.

No estoy aquí por el aplauso, ni por satisfacer a todo el mundo, tampoco por gustar o ser guay, nada de eso importa realmente, sino conseguir realizar el trabajo importante que crea cambio.

Viviendo fuera del limbo

Soy Isra y eso implica que a veces – mejor a menudo, es más apropiado – en algún momento, voy a hacer algo que no guste a alguien. Seguro, en algún momento, voy a fallar al cliente potencial que tanto había oído hablar de mi. Seguro, decepcionaré a quien vino a ver mi conferencia. Seguro, desilusionaré a esa persona que esperaba de mi el consejo que salvara su carrera profesional. Seguro, no seré humano para aquella persona a la que responde Saray o Nando en lugar de servidor. Seguro, no lideraré con el ejemplo para la persona que busca de mi un follow o incluso seré una estafa para el que me contacta por email con el objetivo de llamar mi atención para desarrollar una estrategia online para su negocio – gratis.

Quizá mi comportamiento o la forma en la que uso Internet no siente bien a alguien, es altamente ok, estoy dispuesto a correr ese riesgo, después de todo crear cambio es peligroso. Ups, no estoy aquí por el follow.

Decepcionantemente maravilloso

Cuando sabes por lo que estás aquí, no necesitas la aceptación ni aprobación de nadie. Estás aquí por el resultado que produce el cambio. No por el like, el RT o follow, ni menos por el “crack”, aplauso, adulación o reconocimiento.

Quizá decepcione, prefiero eso a ser deshonesto primero contigo y luego conmigo mismo. No necesitas reafirmación para maravillar.

Photo credit: punto de cruz.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Notar, observar, respirar, contemplar – y despertar

Esta es una pequeña historia sobre el inmenso poder de observar lo que ocurre: Ayer caminaba por una calle cualquiera en Barcelona. Solo estaba paseando, iba a casa de mi amigo Víctor, donde estoy pasando unos días. En un momento determinado noté que estaba ahí, solo,...

leer más
¿Qué ves en la otra persona?

¿Qué ves en la otra persona?

¿Ves lo que te causa rechazo? ¿Ves algo que te molesta? ¿Algo que amas? Sea lo que sea lo que ves, recuerda que es un reflejo de ti. Recuerda verte en la otra persona. Recuerda esto: tú eres yo, yo soy tú. Cuando ves algo en mí, estás viendo algo en ti. Cuando veo...

leer más
“Este momento”

“Este momento”

Estamos en el mejor lugar posible que existe, aquí y ahora. Siento que este momento ha cambiado mi vida, es un instante en el que he visto cómo me desapegaba de la propia vida, del sufrimiento, de no tener lo que quiero, de no querer lo que tengo. En este momento,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto