Menu
Browsing articles tagged with "aprendizaje archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
May
9

Cómo sanarse a uno mismo: dar y recibir amor (una experiencia vital en desierto)

By Isra Garcia  //  israporelmundo, Lifestyle  //  No Comments

Llevaba 10 días desconectado. Sin escribir, sin leer, sin comprobar o publicar nada en las redes sociales. El pasado lunes 29 de abril partíamos rumbo a Afrika Burn, tercera experiencia vital consecutiva para mí. He roto todas mis rutinas, he olvidado que es ser autodisciplinado, he evitado cualquier exigencia, he huido de los compromisos. He aceptado cualquier cosa que sucediera como el camino más adecuado. También he ido al encuentro de la rendición, he buscado la profundidad de mi ser tanto como he podido. Incluso he aprendido cómo sanarme a mí mismo.

Momento de respirar

Estoy algo desorientado. Podría incluso decir que estoy perdido dentro de mí mismo. He encontrado tanto, y tan profundo, que todavía sigo digiriendo lo acontecido… Lo que sí puedo concluir es que cómo sanarte depende de ti.

Es tanto, que no he podido escribir desde este mismo lunes. Fecha en la que tenía planificado volver a la normalidad, en ritmo de trabajo y vida. En lugar de eso, he decidido pausar, respirar. Mirar hacia los lados, hacia atrás, y sobre todo hacia dentro, pero solo mirar. No escribir, no leer, no recibir inputs, no pedir feedback, no rodearme de gente, no hacer cosas en grupo. En lugar de eso, he comenzado un viaje de 7 días, en solitario, por Garden Route (costa oeste de Sudáfrica).

Cómo sanarte a ti mismo

Empecé ayer, sin un rumbo fijo, sin mapas, sin barreras, sin normas, sin control y sin obligaciones. Hice noche en Mosselbaai, el lugar donde se encuentra el Punto de Origen. Algo que me ayudó a ir hacia ese lugar, pero el mío propio. Ahora, estoy aquí, entre George y Wilderness, tratando de explicarte cómo me siento, qué he aprendido, qué he descubierto y cuáles van a ser los próximos pasos. Todo después de otra experiencia vital tremendamente impactante en el desierto de Tankwa Karoo, a 335 kilómetros de Ciudad del Cabo.

Hoy miro atrás, no solo a lo vivido en Afrika Burn, sino a lo que ha pasado en las dos ocasiones anteriores, y en lo que he experimentado en 2018 y en este 2019. Principalmente porque necesito hacerlo para poder comprender dónde he llegado en este “viaje”. A diferencia del año pasado, que viví una de las experiencias transformacionales más hermosas que recuerdo, este año he vivido, lo que empiezo a sentir ahora como la experiencia vital más sanadora que jamás he recordado. Un poco de contexto antes.

experiencia vital afrika burn - Isra García

Todo tiene un precio

De nuevo, al igual que año anterior, sentía que iba en la búsqueda de algo, yo mismo, claro. Algo no estaba del todo bien dentro de mí, llevo unos meses desalineado. No recuerdo tantas experiencias vitales seguidas dentro de este año casi y medio que llevo vivido. El viaje alrededor del mundo, varios experimentos impactantes, desafíos sociales extremos. Abrazar una vida estoica, el segundo vipassana. Experiencias vitales espirituales, emocionales y mentales. O el ir todavía más en profundidad con el alto rendimiento holístico y la búsqueda incansable e interminable del autoconocimiento y autodominio. Esto, y lo que me dejo, no es fácil de manejar, en absoluto. Todo tiene un precio, a más consciencia, más percepción de la realidad, a más realidad. Más matices que importan, a más matices, más lecturas, Entonces más pensamientos, a más pensamientos, más dolores y placeres, más sensaciones, más estímulos, más reacciones, más dualidad.

¿Quieres magia? Reúne a las personas adecuadas

Este año, otro año más en esta experiencia vital, con la tribu de Ubhulanti, rodeado de gente fascinante. Más, si cabe, que el año anterior. Magia pura, baños de Gongs a cargo de Jhonny, meditaciones trascendentales a cargo de Eric, sesiones de música a cargo de una infinidad de artistas geniales. Una sesión de charlas con 10 historias cambiantes de 10 agentes del cambio. Colaboración, ayuda, confraternización, empatía, autenticidad, asertividad, amor, confianza, aceptación (a uno mismo y a los demás) y mucha rendición. Todo acompañado de una comida vegana de primerísima calidad a cargo de Peace of Eden (lugar donde estaré hospedando por al menos un día, a partir de hoy mismo).

Todo esto acompañado de mucho color Español, algo de lo que, personalmente, he disfrutado muchísimo. Por una parte, Tucho, Javi, Valentino, Carlos, por otra Juan, Álvaro, Cristóbal y un grupo de tipazos desde Madrid que venían de despedida de soltero. Luego superclases como la gente de La Despensa y el gran José Pascual. Además, algunos de mis amigos estaban en otros campamentos, gente como Alexis, Lennert, Mikhail, Thiago, Willy, Raj… Ha habido un toque de chispa española más pronunciado de lo habitual, todos a su manera, pero la mezcla ha hecho el explosivo.

Luego, gente como Fosta, Siphie y otros más de los townships de Langa y equipo de Bridges for Music. Y por supuesto gente de cualquier parte del mundo. Todos han contribuído a lo que para más de la inmensa mayoría (incluso para los repetidores) ha sido una convivencia vital transformadora, solo tenías que escuchar los testimonios de cada uno de ellos en los últimos días. Solo las personas son las únicas capaces de convertir un evento en algo inolvidable y cambia-vidas.

Experiencia vital brutal

experiencia vital afrika burn - Isra García

Este año ha sido brutal en todo el significado de la palabra. Nunca recuerdo un Burning Man o Afrika Burn donde haya salido de juerga tanto, tan a fuego y tan descontrolado (en muchas ocasiones), incluso podría utilizar el término desbocado. Ha sido como una forma de descargar toda la tensión, agresividad, rabia, inseguridad, furia, incertidumbre y frustraciones que llevaba dentro. No estoy arrepentido ni siquiera de solo uno de esos minutos. Debía suceder de la manera que sucedió, estoy satisfecho. He podido darme cuenta en este estado de muchos de mis comportamientos. Unos por mí mismo, antes, durante y después, y otros por el gran feedback que recibo de personas que me quieren, me respetan y aprecian.

Brutal porque he podido llegar a un lugar donde nunca esperé y pensé que podría alcanzar (con la ayuda de la psilocibina). Nunca imaginé que podría tener tanto dolor, pesadumbre, amargura, aflicción, desamor y tormento dentro de mí. Lo más increíble es que no pertenecían a ninguno de los 36 años que he vivido. Pude sentirlo claramente, todo eso, toda la indignidad, esas grandes y profundas creencias limitantes, esa sensación de no sentirte amado, de no ser lo suficiente, venían de antes de ser concebido.

Ahora sé exactamente de dónde vienen, tanto que estuve ahí, consciente y viviendo esos momentos. El resto es algo que no compartiré con nadie más que conmigo mismo. Nunca recuerdo haber llorado durante tanto tiempo, tan desconsolado, tan abatido, tan rendido a la experiencia. Aceptando, quizá, lo más amargo que he probado jamás, después de la muerte de Gilberto.

Es algo injusto y desconocido contra lo que había estado luchando toda mi vida, hasta que pude descubrirlo y sentirlo en mis propias carnes. Un momento de comprensión, empatía, aceptación y dejar marchar. Pude vivir, entender, y ahora aceptar, algo que estaba en lo más profundo de mis entrañas y estaba limitándome sin saber cómo ni por qué, solo así he podido sacarlo fuera de mi.

El mejor amigo – y enemigo

En fin, allí estaba, tumbado en mi tienda, si poder moverme, absolutamente entregado a algo más allá de lo racional. Todo comenzó cuando empecé a caminar por el desierto, perdido, sin rumbo, confuso. Justo como me he sentido en este último tiempo. De noche, pasando frío, queriendo llegar al campamento a por una manta que echarme encima, cosa que se dificultó al estar tan perplejo, por lo que estuve perdido durante mucho más tiempo. Al cabo de unas horas, llegué finalmente, entré en la tienda, sentí malestar, y entonces decidí recurrir a esta playlist, el resto fue la experiencia vital más dolorosa a nivel emocional de mi existencia.

Solo pude salir para ir al baño, cuando en un momento dado, estaba tan rendido, que debatí el orinarme encima, por fortuna, mi instinto de supervivencia tomó el control, me levantó y pude ir. Recuerdo andar como si estuviera en otro mundo. No podía hablar, ni pensar, ni reaccionar. Volví a la tienda y todavía fui más en profundidad.

Pude entender el porqué de las dos cosas con las que más he luchado en 2017, 2018 y 2019, pedir ayuda y pedir amor, así como saber recibirlo y aceptarlo. Qué liberación, qué momento más increíble. Todo tenía sentido, veía el esfuerzo sobrehumano que he tenido que hacer para no pasar por ahí. Eso ha ido creando un vacío en mí – recuerda, todo tiene un precio. He ido apartando todo y convirtiéndome en 100% a contracorriente. Desarrollando una mentalidad, actitud y empuje imparable en contra de creencias, dolor, penas, incomprensión. Y en contra del amor, desde otros, y por ende, mío propio – aunque pensara que esto último no era así. Finalmente “tuve” que pedir ayuda a Valentino, quien de nuevo, una vez más, allí estuvo. Lo que dio nacimiento a quizá el momento más mágico de amor, cariño, comprensión, sinceridad, transparencia y abertura que recuerdo con una persona.

Nota – Esta experiencia vital sanadora fue también posibilitada por una muy pequeña dosis de psilocibina. (Aquí un experimento que realicé bajo supervisión médica hace unos meses).

Al final es simple, pero no fácil

experiencia vital afrika burn - Isra García

El aprendizaje y conclusión, en ese mismo instante y después de haber pasado unos días para reflexionar, son cuatro letras: amor. Dado y recibido, sin pedirlo y pidiéndolo, más intenso o menos intenso, con uno mismo primero y con el resto después. No hablo de amor entre dos personas que se aman, que también podría entrar en la ecuación, sino un amor más universal, el que deberíamos sentir en todo momento y por todo el mundo.

Una cosa más, la mayoría de las personas te dirán que abrir la caja de Pandora es peligroso, pero yo te diré que no abrirla lo es todavía más.

Ve allá de donde quizá no vuelvas. Bonito viaje.

Eso es todo, por ahora. Mañana, como continuación, explicaré qué he aprendido en estos 10 días de desconexión, a raíz de este relato, dentro y fuera de la experiencia vital que supone Afrika Burn y ahora que me encuentro en la Garden Route camino a Knysna.

Abr
5

6 aprendizajes clave obtenidos como mentor en Techstars

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Equipar  //  No Comments

Estos son algunos (seis) aprendizajes, después de unos meses de trabajo con Techstars en el programa de aceleración de startups Blockchain.

Techstars blockchain aprendizajes Isra Garcia

El método es crítico

El modelo “Lean Startup” de Eric Ries es un tesoro. Sirve para desarrollar y liderar negocios, productos y servicios que se encuentran en sus etapas primerizas. La metodología se enfoca en acortar los ciclos de desarrollo de producto para rápidamente descubrir si el modelo de negocio propuesto (MVP) es viable. ¿Cómo se consigue esto? Adoptando una combinación de hipótesis motivadas por experimentos, lanzamientos iterativos de productos y aprendizajes validados.

Correlación entre riesgo y valor

El riesgo y el valor son inversamente proporcionales: cuando climas el riesgo, incrementas el valor. Pero importa mucho la forma en la que te enfrentas al riesgo, porque no todos los riesgos con creados de la misma forma. Los riesgos deben ser descubiertos y aplacados en orden de importancia y asequibilidad. Empezando por los asesinos de negocios; siguiendo por el riesgo de establecerse o acomodarse demasiado pronto en un mercado y segmento; el de optar por una dirección estratégica y permanecer inamovible; y finalmente, los riesgos operacionales que puedan eliminarse de forma rápida o económica.

Deberíamos enfocarnos inicialmente en validar y entender el producto primero. Luego el problema que soluciona y a quién lo soluciona. Dirigirse hacia esa dirección crea un valor desproporcional de manera muy rápida.

Techstars blockchain aprendizajes Isra Garcia

Gestión del desconcierto

A pesar de los estereotipos, el juego lo gana la persona (o emprendedor, empresario, freelance) que crea movimiento ante el desconcierto, la incertidumbre o el miedo. Ante el nivel de riesgo de una nueva aventura (startup, lanzamiento producto, innovación disruptiva, desafío, etc.), cuando el dolor del desconcierto baja, el impacto generado sube.

Los experimentos ganan el juego

Voy a ponerlo lo más fácil que puedo tal y como lo he aprendido… Viendo a 10 startups creando validaciones, lanzando pruebas y montando tests de producto, mercado y respuesta cada día… Haz experimentos, pequeños, muy pequeños, económicos y rápidos.

Otra visión del networking

El networking que he encontrado en Nueva York y en la red de mentores de Techstars va sobre reconocer y tomar ventaja sobre la excepcional relación entre cumplir promesas. Va sobre hacer el trabajo que toca y alcanzar el objetivo propuesto. Esta es la filosofía de Techstars y sobre la cual se asienta su fascinante potencial: más de 10.000 mentores, más de 300.000 alumni y más de 1.900 empresas.

Se necesita más empatía

Este ha sido uno de los puntos clave detectados como debilidad, en al menos 90% de las startups con las que he trabajado hasta ahora. Pensamos como nosotros, pero no como ellos. La tecnología solo funciona cuando es accesible, comprensible y útil para aquellos que podrían utilizarla, por muy compleja que sea.

No puedes vender complicado a alguien que viene a comprarte simple. Cuanto más técnico es lo que ofreces, más empatía se necesita.

EXTRA. Entrevista sobre Blockchain, Techstars, PEIG

Ayer estuve en Cope Alcoy con Ximo Sandoval, en el programa DicacTIC. Hablamos sobre el paso por Techstars, simplificando Blockchain y desgranando un poco más el Programa de Excelencia para personas en desempleo que el próximo septiembre recorrerá 36 ciudades de España. Si resuena contigo, escucha a continuación (a partir del minuto 18):

Atribución imágenes: Techstars.

Abr
26

El aprendizaje eficiente

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

El aprendizaje eficiente ocurre cuando estás dispuesto a dejar atrás las cosas que te preocupan, para entonces arriesgar.

Buscamos aprender, pero en la mayoría de ocasiones no sabemos cómo aprender. He vivido esto recientemente, en mis carnes. He tratado de aprender en un curso durante cinco días, cuando el día uno al final del día ya estaba casi desconectado. La razón, el aprendizaje se vio canibalizado por la autodisciplina de hacer el trabajo que sé que tengo y quiero hacer. Prioricé la actuación y la acción al aprendizaje.

Conclusión: aprendizaje fallido.

el aprendizaje eficienteEl aprendizaje eficiente llega cuando trabajas en algo que puedes practicar casi al instante de haberlo aprendido. Entonces hay aprendizaje y actuación, entonces hay atracción. No motivación o pasión. Eso llega cuando además el aprendizaje y la aplicación se encuentran con el interés y el objetivo personal o profesional. Es decir, puedes querer aprender diseño gráfico, y puede que suceda que sea demasiado técnico que no puedas llevarlo a la práctica (autocad por ejemplo). Por otro lado, puede que suceda que aprendes diseño gráfico y además resultas que aprendes técnicas aplicables de inmediato (Canvas), pero podría pasar que no sintieras la necesidad de utilizarlo Pura algo que te inquiete. Como ves, la clave en un aprendizaje eficiente es mezclar esas tres variables.

Luego vienen las habilidades, los sistemas y los superhábitos. Algo que puede ayudar a potenciar el aprendizaje eficiente. Uno de los mayores obstáculos que encontrarás, es la diferencia entre dedicar tiempo a aprender, saber qué tiempo y cómo invertirlo, y dedicar tiempo a poner en marcha lo que has aprendido, o hacer una y otra vez lo que ya sabes desde hace tiempo y mejorarlo sin parar. Podrías considerarlo un aprendizaje eficiente, pero lo cierto es que no lo es.

La clave del aprendizaje eficiente: mimetizar, absorber, exprimir, reflejar, ajustar, experimentar, reajustar, continuar.

Atribución imagen: JD Hanckock.

Sep
29

Cómo aprendo y crezco cada día: 6 estrategias

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  2 Comments

Una parte importante de mi vida y trabajo está en cómo aprender y crecer cada día. Hoy tengo seis estrategias que me ayudan a lograrlo:

como aprender a crecer

1. Planificar el aprendizaje que busco

Esto me permite pensar cuidadosamente sobre lo que quiero aprender. Las metas no son solo para aquello que quiero alcanzar. También quiero tener objetivos para aquello que deseo aprender.

2. Práctica deliberada

En lugar de hacer las cosas de forma automática y no mejorar, lo que hago aquí es aplicar los principios de la práctica deliberada (y consciente) de forma que pueda mejorar continuamente. Esto significa tomar acciones como pausar y reflexionar sobre la marcha de mis negocios y los resultados de mi trabajo. O crear un espacio de tiempo diario tanto para mejorar mis habilidades núcleo cómo para integrar nuevos superhábitos en mi algoritmo de alto rendimiento.

3. Rumiar

Esta técnica me ayuda a obtener más perspectiva sobre la asimilación de nuevas ideas y las lecciones que aprendí. También me ayuda a detectar esas palpitaciones o instintos que producen nuevos proyectos, experimento, negocios, servicios o mejoras en lo que hago. Pasear por la playa o por un parque mientras hablo conmigo mismo en voz alta (con auriculares puestos para disimular) es una excelente forma de procesa esos insights. No soy el primero que descubre esto, obvio, desde Beethoven y Charles Darwin a Steve Jobs, Jack Dorsey o Peter Diamandis. Otra forma de hacerlo es a través de conversaciones con personas profundas y muy reflexivas.

4. Tiempo de aprendizaje

Esto incluye actividades como leer, conversar (incluso contigo mismo), participar en algo como Hatch, Echo o SOP, observar a otras personas o viajar.

5. Solucionar problemas tan pronto como aparecen

Cuando los problemas aparecen durante el día, en muchas ocasiones los ocultamos bajo de la alfombra y continuamos como si nada con nuestro trabajo. Poseer un espacio en blanco crea ese espacio necesario para localizar los pequeños problemas y solucionarlos antes de que se conviertan en grandes. Lo mismo ocurre con las decisiones.

6. Experimentos

Realizo pequeños experimentos casi mensualmente, los cuales buscan recompensas potenciales tanto en mi intelecto, emociones, espíritu y/o saludo. Lo más provocador para mí es, que tanto funcione el experimento o no, es una oportunidad para aprender algo valioso y además ser un campo de pruebas para mis ideas.

Cómo aprender a crecer es cosa de insistencia e iniciativa, primordialmente. El resto, si lo buscas, te encuentra.

Atribución imagen: VicerDO.

 

 

Mar
1

80 horas de aprendizaje en 4 días

By Isra Garcia  //  Equipar, Stand OUT Program  //  No Comments

Edison dijo, “Si encuentro 10.000 formas de que algo no funcione, no habré fracasado. No esto desanimado o decepcionado, porque cada intento fallido es otro paso hacia delante”. Por eso, entre otras razones, he trabajado en mis aprendizajes personales y profesionales derivados de mas de 80 horas de trabajo en cuatro días:

aprendizajes personales y profesionalesCuando alguien ataca respondo atacando. El motivo: es mi ego y yo por supuesto. Solución: enfrentarme a más ataques directos, a más críticas, a más humillaciones, a más feedback negativo y destructivo.

Relaciones personales, confianza, necesito hacerlo mejor, sobre todo con las relaciones. Más importante todavía, enfoque en las razones que conducen a que desconecte rápido de las personas que no me interesan. Solución: ser franco con la persona que no me interesa o depositar más tiempo en escuchar activamente a esas personas.

Por pereza, en la mayoría de la ocasiones, decido no implicarme en momentos emocionales con otras personas fuera de mi área de influencia para no crear una relación personal. Erróneo, cualquiera que deposite en ti labor emocional, ha depositado algo muy preciado para esa persona en cuestión. Debe ser honrado, al menos. Solución: permanecer atento a las señales honestas para luego venerarlas.

Tengo una desmedida inclinación a intentar poseer el control de la situación, algo que no es del todo sano, no en absoluto. La mejor forma de perder el control es confiando en otras personas. Sobre todo en las que más desconfías dentro de tu círculo de personas que confías. – Gracias Maxi.

Profundizar más en las cosas que me molestan o me hacen perder los nervios, los puntos de dolor. Solución: si lo evito es una señal de que tengo que trabajar en ellos.

Cuestionar a dos compañeros en público. Eso es una falta de respeto y de consideración por mi parte. Solución: confiar en su criterio y aunque no esté de acuerdo, aceptarlo.

He fallado al estar continuamente notificándome y ejemplificando sobre mí mismo, una forma inútil pero real de pontificarme. Solución: utilizar ejemplos externos y despersonalizar historias o ejemplos.

Errar al extenderme demasiado en mis tiempos para poder llegar a finalizar mis clases. Solución: acortarlas más y concretarlas, respetar a compañeros y equipo. Sintetizar y concluir.

Soy el responsable de colocar a un buen puñado número de personas dando feedback indiscriminado. A la vez y sin respetar los turnos de palabra. Resultado, desmadre. Solución: en sesiones grupales de feedback, otorgar el feedback al más especializado con el tema en cuestión. Otra opción, hacerlo de forma individual.

He aprendido que cada profesional, profesores, equipo y alumnos que pasa por Stand OUT Program, siempre trae algo nuevo que puede ayudarme en mis aprendizajes personales y profesionales. Solución: prestar más atención y dejar a un lado de “ya lo tengo visto”.

Mi percepción de tiempo es tan soberana que me aísla de oportunidades que desconozco, buenas y malas. Solución: ser más flexible con el tiempo y ceder algo más de él a otras personas.

Fracaso al transmitir que sobresalir tiene que ver con llegar a todo, hacer más que nadie o ir más allá, no. Solución: normalizar sobresalir, es algo para todos. Transmitir que es diferente para cada persona y tiene un significado, propósito y puesta en práctica diferente para todos.

Los aprendizajes personales y profesionales nunca acaban

Esto son mis aprendizajes personales y profesionales. Extraídos de mi paso por Stand OUT Program Valencia 2017. Aquí falla, aprende y crece todo el mundo, yo uno de los primeros.

Hace unos meses fijé “educación” como una de mis tres palabras para 2017, junto con “experimentar” y “entrenar”. En cuanto a la primera, mi objetivo era (y es) invertir el máximo tiempo y recursos en educarme a mí mismo. A través de cursos, programas, vivencias, etc. Al vivir de nuevo SOP me di cuenta de que este año tengo 13 críticas oportunidades de educarme, mas intensas y transformadoras que en la mayoría de lo que vaya a encontrar. Educación al mismo tiempo que experimentación y entrenamiento. Este ha sido otro de los aprendizajes que he adquirido.

Seguimos.

Vídeo: Looker media.

Jun
14

La historia de una gran y útil derrota

By Isra Garcia  //  Aventuras, Lifestyle, Mapmakers, Retos, Video  //  2 Comments

desafio por la vida - un desafío no conseguidoEsta es la parte que no contamos cuando salimos derrotados, la historia de un desafío no conseguido, es la experiencia de una batalla perdida, es lo vivido en una aventura que no logras completar con éxito. Es un gran fracaso, porque es útil, porque te educa, porque te vuelve más consciente, porque te aterriza, porque te muestra que hay dentro de ti – aunque no quieras verlo – porque te hace crecer y aprender. Sin embargo, eso no deja de ser un fracaso que se convierte en una de las mejores oportunidades para mejorar, para seguir, para saltar más alto, para trascender, para evolucionar, para ser tú.

Cuando no consigues tu objetivo, cuando caes

Este vídeo cuenta lo que hoy, hace justo un año, experimentamos en la iniciativa social Desafío por la Vida en Colombia (entre Santa Marta, Barranquilla y Cartagena de Indias). Durante esos días llevé una cámara GoPro conmigo con la esperanza de plasmar la experiencia en un vídeo que otros y yo mismo pudiéramos saborear. 6 minutos con todo los que Felix Pascual pudo rescatar de todo lo grabado.

Después de un año, especialmente hoy, era el mejor día para hacer pública esta historia y todo el trabajo, esfuerzo y pasión detrás.

Los peores momentos son nuestra mejor oportunidad. Queda bonito decirlo, mejor al escribirlo, fantástico al leerlo, pero todavía mejor al sentirlo entre tus huesos.

Vídeo: Félix Pascual.

Jun
13

16 aprendizajes sobre cómo utilizar el dinero para conseguir tus sueños

By Isra Garcia  //  Cambio, Enterpreneurship, Equipar, Lifestyle, Mapmakers  //  No Comments

16 maneras de ahorrar dinero para conseguir tus sueños

Muchos de nosotros trabajamos a diario sin tener claro cómo vamos a conseguir nuestros sueños. En ocasiones pensamos que la oportunidad va a venir de un inversor que descubrirá nuestra idea mientras la contamos a un amigo en la cafetería, o vendrá de intentar complacer a nuestro jefe o cliente con el fin que tengamos la oportunidad de oro, aquella que nos permita hacer una fortuna. Incluso nos han hecho pensar que podríamos ser aquellos afortunados por “El Gordo”, “EL Sorteo del Niño” o un “Cuponazo”, vaya. La sociedad en la que vivimos toma ventaja de nuestra ilusión sobre reunir el dinero suficiente para alcanzar nuestros sueños. Hemos sido seducidos para ignorar la letra pequeña, hemos sido educados para actuar con una necesidad suicida por la gratificación instantánea y sobre todo ello, poseemos una conexión emocional conflictiva con el dinero. ¿Para qué preocuparse mañana si puedo quedar satisfecho ahora? ¿Para que ahorrar?

Utiliza el dinero y el ahorro para cambiar lo que te importa

Algunos aprendizajes que tener en cuenta para conseguir tus sueños utilizando el ahorro y el dinero de manera adecuada:

1. La cantidad de dinero que poseas no tiene nada que ver con cómo lo hayas ganado. Cuando te esfuerzas, creas cambio, lideras, arriesgas, intentas, fracasas, vuelves a intentar, no desistes e impactas positivamente a otras personas, y cómo resultado de todo haces algo de (o mucho) dinero, definitivamente estás consiguiendo ese sueño.

2. Ser bueno gastando dinero es como ser bueno al blackjack cuando eres el croupier y todas las bolas son negras y todos los números que hay en la ruleta son el dos. En cambio, ser bueno invirtiendo el dinero en aquello que podría impulsarte hacia tus objetivos de vida y de trabajo, es una habilidad cada día más escasa y que te convierte en uno de los candidatos a ganar la carrera.

3. El dinero gastado en una cosa es todavía lo mismo que el dinero gastado en cualquier otra cosa. 500€ de comisión en una hipoteca de 100.000€ es tanto dinero como una propina de 500€ en la discoteca Amnesia Ibiza.

4. Si pides dinero prestado para hacer dinero, has hecho algo maravilloso. Por otro lado, si te endeudas para pagar tus recibos, irte de vacaciones o comprarte un coche que no puedes permitirte, has hecho algo bastante estúpido. Estúpido y corto placista, has cedido tu libertad a algo que cada día te aleja más de tus sueños.

5. Si estás endeudado por alguna razón, salir de ello tan rápido como puedas es la cosas más inteligente que puedes hacer con el dinero del que dispongas. Si necesitas una prueba para confirmar esta categoría, pregunta a cualquiera con dinero

6. Invierte el dinero que posees en crear un ahorro que te permita ir unas cuantas veces, no demasiadas, a a la bancarrota (es decir, que te permita intentar conseguir aquello que podrías no conseguir, lo cual podrían ser tus sueños) y te permita resistir para levantarte y volver a intentar otra cosa diferente. Asegúrate de que los fondos son suficientes para no desanimarte mucho cuando caigas y puedas levantarte sin que sea el trauma de toda una vida. (Uno de los mejores consejos que he recibido en mi vida)

7. No estoy muy seguro que necesites crédito, si un sistema inteligente de ahorro (timing sobre inversiones; tiempo, cantidades, periodos, carencias y motivaciones de ahorro). Piensa en esto, las compañías de tarjetas de crédito obtienen más beneficios en un año que cualquier otro negocio en el mundo.

8. No hay diferencia (en término del dinero que ahorras) entre gastar dinero y no ganar dinero, no hay diferencia alguna entre no gastar dinero y obtener un aumento (en realidad, a causas de los impuestos, estás lejos de no gastar). Si tienes televisión de pago, tarifa de datos y cuota de gimnasio, estás gastando entre 3.000 – 6.000 euros más impuestos.

9. Si ahorrar es imposible para ti porque vives tu vida al límite y al día, presente, no te culpo, en parte soy como tu, pero no me quejo, porque gracias a crear mi propio ahorro a través de mi propio trabajo, consigo el 95% de sueños que tengo, de manera frecuente.

10. Si estás considerando encontrar (más que buscar) la mejor alternativa para crear ese ahorro, considera COINC. Facilidad, accesibilidad, metas, planes, sistemas, agilidad, versatilidad, realidad.

11. Si ahorrar dinero es un tema emocional para ti, tienes un gran problema. No conozco un solo constructor de viviendas que tenga un problema emocional con el cemento, los ladrillos o arquitectos. Lleva tus problemas personales donde deben estar y enfócate en ver crear tu ahorro como una herramienta.

12. Ahorrar para crecer como persona y profesional en formación útil, disruptiva y transformadora, es la peor manera que conozco de malgastar tu dinero. A corto, medio y largo plazo.

13. En la cultura de las personas que hacen que las cosas sucedan ahorrar lo suficiente para hacer que “eso” suceda se ve como ganar, y ganar es lo que buscamos.

14. Más dinero, más gastos, más deuda, no hace a la gente feliz. No conozco a nadie insatisfecho por ahorrar para cumplir sus propósitos.

15. Aprende a ahorrar no para llegar a viejo, no para tener más que tu vecino, no para vivir tranquilo, aprende a ahorrar para cambiar las cosas que te importan ahora y con suerte, mañana.

16. A largo plazo, hacer el trabajo que importa lleva a más dinero, el dinero bien utilizado lleva a un ahorro más consciente, un ahorro más consciente está directamente relacionado con el tiempo que te queda para alcanzar tus sueños, creo.

Sigue gastando. Otros seguiremos cumpliendo sueños.

Photo credit: Chris Potter.

May
4

Aprendizajes durante la UltraProductividad

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Lifestyle, Mapmakers, Negocio, Vida  //  No Comments

Ahora que finaliza el Tour Ultraproductividad y viajo de Madrid a León, creo una lista comprensiva con cosas que me llevo de lo vivido en las diferentes ciudades por las que he pasado en este mes.

aprendizajes-ultraproductividad

Aviso, algunos aprendizajes son aleatorios y podrían no serio tan representativos o sí:

  • Cómo otras personas te perciben no es siempre aquello que ocurre en tu mente, si no la mayoría de las veces es lo que haces.
  • Comer carne después de casi dos meses y que sea carne mala, es un gran error.
  • Si no estás al 100% para hacer algo, no lo hagas ¿para qué molestarte?
  • Presta atención a las diferentes maneras de suscripción de usuarios para no duplicar procesos.
  • Evita los bocadillos, el trigo, la carne y los transgénicos a toda costa, desestabilizan tu cuerpo.
  • Cuando dudes lo más mínimo sobre la importancia de un encuentro con una persona, descártalo, es tu intuición que está avisándote.
  • Optimiza tu tiempo siempre que haya gira, presentaciones o conferencias y genera un nuevo sistema que te ayude a reducir el trabajo a solo lo imprescindible para evitar acumulaciones.
  • No te preocupes por entrenar la semana antes de un desafío, no sirve, preocúpate por entrenar una vez estés en medio del desafío.
  • Hablar abiertamente sobre algo que produjo dolor se llama “haberlo superado”.
  • He fallado en tratar a alguien con el respeto que no merece.
  • Acorta las presentaciones a solo lo imprescindible, habiendo aportado algo de valor y utilidad, pero no demasiado.
  • Si quieres lanzarte a por alguien lánzate con todas o no te lances. Posiblemente no funcione, pero por lo menos no habrás invertido demasiado tiempo pensando en cómo podrá haber sido si lo hubieras hecho.
  • Cuando el tiempo se escapa es justamente cuando más tienes que intentar apropiarte de él.

Te dije, eran aleatorios, creo que particulares. Espero que alguno sea valioso para ti.

Photo credit: Oscar Abad.

Dic
31

Qué he aprendido como profesional en 2015

By Isra Garcia  //  Equipar, Mapmakers, Negocio, Nueva economía  //  No Comments

Isra-Garcia---como-fallar-utilmenteCuando cada día tratas de encontrar al menos tres, pequeños, grandes o medianos, fallos, derrotas o fracasos – o como te apetezca llamarlo – pues la verdad es que aprendes bastante, si a esto le sumas sacar (obligatoriamente) un aprendizaje por cada uno de estos fallos, la lección se vuelve muy valiosa. Esto es justamente lo que llevo haciendo desde junio de 2015 y déjame decirte que esto es algo de lo más poderoso, por no decirte lo más, que me llevo de todo lo que he aprendido en este año.

Falla, útilmente

Como podrás adivinar esto ha ayudado a ser altamente consciente de cada fracaso, cada paso en falso, cada caída, he aprendido a cómo fallar útilmente, la consecuencia, fallo – aprendizaje, fallo – aprendizaje, fallo – aprendizaje, etc. así cada día, tres, cuatro o cinco veces al día. De todo ello, he seleccionado los más útiles – fallos convertidos en aprendizajes – para mí en el ámbito exclusivamente profesional y los comparto hoy, el último día del año, para que tú puedas utilizar aquellos que te sirvan. Los otros puedes desecharlos tranquilamente.

19 aprendizajes profesionales en 2015

1. Aprender a cómo fracasar. Lee el inicio de este post, ahí tienes la fórmula.

2. Micro-charlas con puntos tácticos. En lugar de una conferencia de 90 minutos con mucho dicho, una de 15 o 20 minutos, con únicamente aquello que tu audiencia se puede llevar a casa para poner en práctica ahora mismo.

3. Dormir más de 8 horas ha potenciado mi creatividad, productividad y energía a la hora de trabajar.

4. Cada día hacer una tarea menos, en lugar de una tarea más. Cuantas más responsabilidades innecesarias he ido disminuyendo de mi día, más efectivo me he vuelto, más productivo y más afilado en la calidad del trabajo que he sido capaz de producir.

5. Trabajar cada vez con menos “deadlines” lejanas, en lugar de eso hacerlas más cercanas para conseguir un movimiento más dinámico tanto de las personas involucradas en el proyecto como de mí mismo.

6. La tecnología cambia, el algoritmo de Facebook también, surgen anuncios en Instagram y nuevas plataformas nicho que podrían ser una gran oportunidad, eso no importa demasiado cuando sabes conectar los puntos, estos podrían cambiar y ser diferentes, pero tú siempre seguirás siendo bueno conectándolos. No te preocupes tanto por el qué y sí por el cómo, el método y el proceso vencen al medio en la mayoría de las ocasiones.

7. He avanzado más en reuniones de 25 minutos que en reuniones de 60, la prueba hecha con 120 reuniones de 25 minutos con diferentes clientes y empresas, versus 5 o 6 de una hora con otros tantos.

8. La clave de la comunicación no está en comunicar todo lo que haces, sino en transmitir lo que importa y conectar cuando es necesario conectar. Ahí está la ventaja.

9. Cuantas menos plataformas, herramientas, widgets o aplicaciones he utilizado, más trabajo importante he creado. Ningún año he lanzado, intentado, creado y fallado con más iniciativa,s proyectos, ideas y experimentos que en este 2015. Tengo la clave para 2016.

10. La clave para triunfar en los negocios, para mí, según lo vivido y aprendido en este año reside en la toma de decisiones. Aquí lo explico más en profundidad.

11. Tener la capacidad de aceptar que hay días en los que no serás el mejor, serás de todo menos productivo, todo lo que hagas fallará, no sobresaldrás, tu reunión con el cliente será un desastre. No deleitarás a tu audiencia o tus lectores no maravillarán con tus posts, es algo que realmente te situará en una posición aventajada y liberadora.

12. La mayoría de negocios que piensan que fallan en su comunicación digital o en redes sociales, en realidad fallan en su marketing, que en más profundidad es un defecto de producto o servicio. Interesante escarbar.

13. He aprendido a solo hacer el trabajo importante, para eso previamente he trabajado durante 9 meses en descubrir que era trabajo importante, qué era trabajo y qué era basura o distracciones. Cuando aprendes eso, es como estar enchufado a todas horas, pero sin tener que ir derrapando por todos los lados.

14. La excelencia no está únicamente en tu trabajo y en la calidad del mismo, sino en empujar a otros hacia la grandiosidad, creo que a día de hoy ese es el mejor significado de la palabra excelencia.

15. Aislarme del ruido de los rankings, menciones, reconocimientos y premios (este año he declinado seis “premios” y siete nominaciones, entre ellas el premio al mejor libro de marketing del año por Human Media en 2014) es la mejor manera que he encontrado de ir siempre más allá y sobresalir de mí mismo para quizá en algún momento hacero.

16. Crear cuantos negocios con riesgo cero pueda es una manera interesante de probar tener éxito en los negocios.

17. La transformación digital en los negocios nunca podrá estar completa si no empieza desde arriba hacia abajo y se trabaja así. Justamente al contrario que la innovación disruptiva.

18. Cuanto más doy a las personas que trabajan a mi alrededor, entérminos tangibles e intangibles, más crecen, mejor trabajo hacen y mayores resultados obtenemos y más unidos trabajamos, como equipo, irrompibles.

19. Cualquier negocio, decisión, estrategia o campaña que dependa de ti siempre será una mayor responsabilidad, pero al mismo tiempo te permitirá un mayor margen de maniobra y actuación sobre algo que tienes el poder de cambiar. Cualquier cosa que dependa de otros te mantendrá atado a un resultado que en el major de los casos puedes alterar levemente.

Photo credit: Javier Iriondo.

Dic
30

Qué he aprendido escribiendo 368 posts en un año

By Isra Garcia  //  Blogging, Cambio, Equipar  //  4 Comments

qué he aprendido escribiendo 368 postsOtro año acaba y con el artículo de hoy y mañana, habré sobrepasado la barrera de los 368 posts en todo este año. Sin contar los de isragarcia.com, Social Media Today, Social Media Examiner y Medium, plataformas en las que también escribo.

10 aprendizajes sobre 368 posts escritos en un año

De todo ello me llevo mucho, pero voy a compartir contigo y de manera no muy extensa, lo que más me ha marcado:

1. He aprendido que cada uno de los posts que he escrito me ha hecho mejor en algo, he afianzado un conocimiento, he encontrado un punto de mejora en algo que ya había hecho, he profundizado más sobre una reflexión lo cual me ha llevado a nuevos enfoques. He adquirido algún hábito, habilidad o método. Los efectos de mi dislexia han ido disminuyendo poco a poco, he escrito mejor, he aprendido a interioridad mejor mis sentimiento para luego poder expresarlos con más claridad, mi caudal léxico ha aumentado, de una manera u otra me he vuelto mejor en algo, algunas veces más insignificante y otras grandioso, pero siempre hacia arriba. He crecido, y eso no tiene valor con el cual cuantificarlo.

2. He aprendido que escribir aquí cada día no es solo parte de mi trabajo, si no de mi vida y mi crecimiento como persona y profesional, la razón es el punto de arriba. Escribir aquí me calma, me inspira, me lanza, me pone a mil por hora por la autopista de las ideas. Cuando no estoy inspirado, en bastantes ocasiones, solo tengo que empezar a escribir, es sorprendente.

3. He aprendido, gracias a la conexión individual con cada lector que ha contactado personalmente conmigo explicándome su historia, inquietudes o cómo algo de lo que he escrito y compartido ha creado algo en él, ella o ellos, que no importa a cuantas personas trates de impactar, tan pronto como lo que haces cambie (a mejor) un poco el mundo de una sola persona, todo el esfuerzo posible habrá merecido la pena.

4. Hay miles de rankings empeñados en encasillar blogs dentro de una categoría, cuando lo fantástico de un blog es la sorpresa y en encantamiento que viene con ello. Gracias a una conversación con Cris Urzua me he dado cuenta de que tengo algo más que un simple blog, tengo a la extensión de lo que vivo, experimento y trabajo en Internet, este lugar en el que ahora estás. Como las personas, no hay nada más apropiado que un blog (o algo) que no pueda ser categorizable.

5. He aprendido que a mayor autenticidad y vulnerabilidad en mis posts, lo que es lo mismo, a mayor esencia de uno mismo, ya sea en lo profesional o en lo personal, más cambio, más oportunidades de negocios y más ingresos.

6. He aprendido que las visitas y los suscriptores no tienen nada que ver con el volumen de ingresos que recibo, mis visitas han disminuido algo más con respecto a 2014, los suscriptores han aumentado y mis ingresos, a través del blog en oportunidades materializadas, han crecido exponencialmente. Cuanto más escribo en mi blog más subo el valor de lo que valen mis servicios, no me importa que esto tenga lógica o no, cada día más marcas y organizaciones pagan ese coste.

7. He aprendido que no puedo pasar un solo día sin escribir un post, no por ti únicamente, es más por mí, me encanta, me relaja, me hace evadirme del mundo, desconectar.

8. He aprendido que cada año que pasa en el cual no fallo ni una sola ocasión en escribir un post, fortalezco mi disciplina y esto es algo que busco cada día, cuanta más disciplina más éxito interior y exterior obtengo.

9. He aprendido que no pasa absolutamente nada si un día no escribo un post, el mundo no se acaba y yo no desaparezco, quizá tu vives más tranquilo incluso.

10. He aprendido a fijarme cada vez menos en la analítica y cada vez más en mi cuenta bancaria, hey, parece que no está funcionando mal del todo.

11. He aprendido en escribir un post como este en 17 minutos.

Gracias, gracias, porque muchos de estos aprendizajes no hubiesen sido posibles sin ti, otros quizá sí. Por otro año de 365 posts, o más.

Photo credit: stef’g.

Dic
24

Los 15 aprendizajes clave que me llevo de este medio año

By Isra Garcia  //  Equipar, Lifestyle, Mapmakers  //  2 Comments

isra-garcia-mapmakersSiempre es buen momento para un nuevo aprendizaje, incluso antes (o ya durante de las Navidades), la vida es una lección continua. Estos últimos seis meses han sido ultra-intensos para mí, por muchas razones, profesionales y personales. Han sido como dos años y medio condensados.

Por ejemplo: he amado como nunca antes lo había hecho y dejado de amar como también nunca antes lo había hecho. He escrito dos libros, uno es este (y es gratis) y el próximo viene en abril, he firmado dos más. He iniciado cuatro proyectos nuevos. Hemos participado en la final de Red Bull Autos Locos. He vivido más de treinta juergas bien desmesuradas. Hemos estado trabajando en el lanzamiento de Stand OUT Program 2016 (próximamente), no he parado de trabajar en campañas, clientes y consultorías, advisings y auditorías. Me he unido a Raptor Marketing (pronto te cuento más). Hemos crecido e clientes con Engage Worldwide y Engage en Colombia, tres auditorías para tres organizaciones. He encontrado la mejor y la peor parte de mí, he descubierto defectos, complejos y frustraciones que estaban ahí dentro, ocultos en lo profundo de mí. He viajado, he combinado disciplinas de deporte y mindfulness desde las 20 horas semanales hasta llegar a las 46 horas en ocho días. He seguido con mis experimentos (recientemente, 20 días en silencio, 80 días para probar improbable y DeRose Method), he seguido haciendo una cosa nueva cada día durante ya cinco meses. He anotado al menos un fallo diario, he estado desmotivado por completo, por unos días no me reconocí en el espejo (afortunadamente no fueron muchos hasta que volví a encontrarme). Y podría seguir, pero ese no es el epicentro de este post.

Mis 15 mejores aprendizajes

De esto y más te contaré en un escrito que estoy preparando para final de año, posiblemente el día 30 o 31. En este momento voy a compartir contigo 15 claves que he aprendido, o algunas he reafirmado, con todo lo vivido en estos últimos seis meses:

1. Lo único imposible es aquello que no intentas. Y si lo intentas y fracasas, habrás aprendido algo interesante, siéntete orgulloso.

2. Si vas a hacerlo, hazlo hasta el final, a fuego, ferozmente, sino, no lo lo hagas. Pon tu alma, el mayor de tus propósitos, vacíate. Escucha la llamada y entonces hazlo, el mundo se detendrá.

3. Si esperas a que algo ocurra, a que la puerta se abra mágicamente, a que la oportunidad aparezca o que el futuro se acuerde de ti, considérate muerto.

4. Lucha, lucha, lucha y lucha, hasta el final, si merece la pena, lucha, si quema por dentro, significa que estás vivo. Celébralo.

5. Haz cosas fascinantes por las personas que amas, por las que apenas conoces, por el mundo, por los desfavorecidos, porque puedes – y debes. La generosidad es el mayor regalo – y posiblemente virtud – humano que puedes entregar.

6. Da extensamente más de lo que podrías llegar a recibir, pero asegúrate de recibir lo que necesitas, lo que sea. Toma a diario, mucho, lo necesitas, luego da todavía más.

7. Decir lo siento, sí, por algo que hayas hecho mal, pero nunca por ser quien eres. Lo siento sí, pedir permiso o buscar reafirmación, o ser humilde demasiado pronto, no. Solo hay algo igual o más grande que el amor, la libertad, nadie ni nada debería privarte de ella.

8. Asegúrate de no dejar espacio entre la duda o incertidumbre y tú. Aplácalo, como sea. Actúa, con contundencia.

9. Ama, no importa demasiado a quién, ama, no esperes a mañana, hazlo hoy, ahora. Ama, siente, déjate llevar y fluye, te llevará algún sitio, seguro, una vez allí ya tendrás tiempo de pensar.

10. Nada nunca estará perdido, mientras te reconozcas por la mañana al mirarte en el espejo. Fracasarás, sentirás dolor, te darás cuenta que a lo mejor no eras la persona que eras, cometerás estupideces, harás cosas que nunca imaginaste, buenas y malas, pero nunca traiciones a los valores que te hacen ser quien eres.

11. Cuando das lo mejor de ti, tú y solo tú decides la calidad de lo que haces, nadie más. Si trabajas a medio gas entonces estás dejando la puerta abierta para que alguien venga y juzgue tu trabajo. Apuntar por lo “meramente bueno” es lo mismo que ser fusilado por un pelotón, destacar requiere disparar al centro del centro, aunque alguna vez falles.

12. Solo hay una cosa en esta vida que nunca lograrás vences, el tiempo. En lugar de tratar de echarle una carrera – vas a perder – aprovéchate de él, hazlo tu aliado, utilízalo a tu favor. Si compites contra el tiempo te destrozará, asume que es más poderoso que tú y encuentra pequeños “trucos” para usarlo a tu favor.

13. Aquello que más necesitas y quieres hacer: ¿Cual es el primer pensamiento (fuera de desayunar, ir al baño, meterle mano a tu pareja o amante y similares) que tienes cuando te despiertas o ese que precisamente te despierta? Hazlo tan pronto como tengas los pantalones (o falta o lo que sea) puesto, o sin ellos. Ese es el motivo por el cual hoy has abierto los ojos.

14. Esa cosa que necesitas solucionar, cerrar o terminar: ¿Duermes placenteramente? Si la respuesta es no, busca el por qué de inmediato ¿Hay la más mínima cosa que te quita el sueño por las noches? ¿Qué es lo que te preocupa y te desvela? Levántete, no te acuestes en la cama, no duermas hasta que lo soluciones, más que otra cosa, porque no conseguirás dormir como mereces.

15. Merécete.

Me llevo algo mejor que el clamor y el reconocimiento, me llevo el éxito interior y personal.

¿Tú?

Photo credit: Odosdesign.

Sep
30

Los errores no hacen aprender

By Isra Garcia  //  Equipar, Mapmakers, Productividad  //  No Comments

El fracaso es mi musa, el fallo la razón por la cuales muchos han tenido éxito, pero en el caso de los errores (un fallo que se repite varias veces) puede llevar a consecuencias desastrosas, incluso a dudar sobre tus propias habilidades, y sobre todo a volver a repetirlo de nuevo.

los errores no te hacen aprender

Aquí te sugiero que en lugar de usar un error como mejora, date cuenta de por qué el error se repite y trabaja en erradicarlo. De lo contrario, no conseguirás aprender, lo cual es la panacea detrás de todo esto ¿verdad?

Empuja hacia delante

Si quieres mejor auto-control, lo necesario para no repetir errores, empuja hacia delante en lugar de estar mirando continuamente por el retrovisor. No rumia decisiones pasadas con demasiada frecuencia, diría que con una sola vez, bien concienzudamente, sobra.

Piensa positivamente porqué fallaste de nuevo en el examen de conducción. Mira como las decisiones difíciles que tomaste pueden ser más fáciles de tomar mañana, no hoy ni ayer, mañana.

La única cavidad disponible para el pasado es en el caso de que puedas recordar las partes buenas de la historia sin colocarte demasiada presión por ello, igual que con los fracasos, solo sirve recordarlos si aportan algo positivo al contexto, de lo contrario se llama ansiedad.

Acción: crea una lista de cosas que no haces bien y hoy o mañana puedes solucionar con una acción contrapuesta.

Los errores te devastan

Enfocarte en errores (o fracasos o fallos) pasados – ya sean diez o dos – pueden hacer sentirte fracasado o desanimado. Hay estudios que tienen descubrimientos robustos y dicen que si sientes emociones negativas, rendirás por debajo y perderás más rápido tu chispa.

Acción: realiza acciones pequeñas que puedan hacerte sentir bien en menos de una hora, de esta manera siempre tendrás buen control sobre un estado anímico positivo. Lo llaman algo así como “retail therapy”

La historia (casi) siempre se repite

Mientras siempre hemos sido educados para aprender de nuestros errores, yo el primero – puesto tengo sistemas de trabajo donde todos los días anotó los fallos que he comí todo y por cada uno de esos fallos, dos o tres aprendizajes para no repetirlo, en el 85% de las veces funciona – cada vez que surgen, o recordamos el contexto donde ocurrieron, lo que sucede es que los ínter alisamos y pensamos en nosotros mismos como personas con comportamientos negativos.

Acción: asocia esas historias a finales positivos, siempre, repito, siempre puedes encontrar lo positivo dentro de lo negativo, ese es tu trabajo de verdad. Empieza a decirte a ti mismo qué cosas haces bien (¡anótalas, demonios!) y las repites. Es mejor que dejar marchar el aprendizaje para trabajar un futuro que no está definido.

Cambia tu comportamiento presente para impactar positivamente en el futuro, de lo contrario siempre continuarás cometiendo el mismo error una y otra vez.

Photo credit: Herman Yung.

Sep
27

El valor de las cosas vistas desde el otro lado

By Isra Garcia  //  Aventuras, Equipar, Mapmakers, Retos  //  2 Comments

el valor de las cosas diego infante ironman isra garciaSiempre pienso que para ver realmente cómo son las cosas, debes de dejar de ver cómo las ves tu mismo y haber permanecido por lo menos en ambos extremos de la situación vivida. Ya sea en un negocio ideado, estrategia conceptualizada, oferta propuesta, el problema planteado, la opinión compartida o el desafío emprendido, o cualquier cosa que sea la que experimentas. Es el valor de las cosas vistas desde otro lado.

La historia vivida

Ayer justamente viví una de estas situaciones, en el lado opuesto del que estaba acostumbrado. Cuánto me alegro de que así fuera.

Sábado, mi amigo desde hace muchos muchos años – podría incluso decirte que para mí es como un hermano pequeño, puesto que eso añade más comprensión a la historia – Diego Infante, se lanzó a hacer su primera prueba Ironman, en Mallorca. Un trabajo que lleva más de un año preparando. En abril me confirmó que lo iba a hacer, sin pensarlo le respondí que iba con él, no para competir, no, para acompañar, apoyar, animar, asistir, impulsar, seguir. Compramos el billete de avión y reservé la fecha en mi agenda como si de un hito personal mío se tratase, realmente lo era.

Qué gran decisión tomé, primero por todo lo que hemos vivido, sus amigos de toda la vida, su familia, su pareja, él y yo como equipo, cuanto une este tipo de experiencias vitales. Segundo, porque gracias a ello he podido comprobar que se siente cuando estás fuera de un desafío de este calibre, la perspectiva no solamente del espectador, sino del miembro de tu equipo que está ahí a todas, el valor de las cosas, de la amistad desde otro ángulo, igual o más valioso. Era la primera vez que me enfundaba la camiseta de “equipo de apoyo”, después de haber completado; cuatro pruebas de triatlón de larga distancia, dos pruebas Ironman, una prueba Ultraman, una aventura Burning man Quest y una prueba Desafío por la Vida (no completada).

Lo que me llevo de esto (quizá te sirva)

Nunca había estado en el otro lado en este tipo de experiencias, qué feliz me siento de haberlo podido remediar y conocer el valor de las cosas vividas en el otro bando. Esto es lo más significativo que alguien como yo ha aprendido (o puede aprender):

  • Cuando estás dentro de una experiencia intensa y tan esperada, eres menos consciente de lo que sucede a tu alrededor. No eres tan susceptible de las preocupaciones de otras personas por ti.
  • Eres todavía más ajeno a consejos, recomendaciones o guía, lo cual en ocasiones es bueno y otras no tanto. Esto sucede principalmente por la gran concentración que depositas en esos momentos.
  • Cuando vives algo potente desde fuera, la otra parte se vuelve tu centro, todo gira entorno a ella y sufres o te desesperas cuando las cosas no salen como debían.
  • El espíritu de equipo sabe mejor llevado acabo desde fuera hacia dentro que al contrario. Me explico, el verdadero trabajo en equipo funciona mejor cuando se aplica desde fuera, en este caso cuando todos trabajamos para que Diego en cada momento tuviera todo lo que necesitaba, su trabajo era empezar y terminar, el nuestro, facilitarle todo lo que estuviera a nuestro alcance. Pienso que cuando estás dentro de por ejemplo un Ultraman es poco factible que participes en el trabajo de equipo, a menos que tengas una gran consciencia sobre ello. Yo lo viví en Burning Man Quest, es esencial darte cuenta de que tú puedes estar en plena forma, pero tu equipo puede estar exhausto al haber pasado 38 horas dentro de un automóvil, para entonces integrarte dentro del equipo como uno más, ni uno sobre, ni uno por debajo, uno igual.
  • Estar en el otro lado te otorga la posibilidad de ver el otro gran trabajo que otras personas del alrededor de tu alrededor realizan, como hizo la hermana de Diego, Blanca Infante, lo hizo absolutamente todo. Solo le quedó correr el Ironman completo. Una heroína al nivel de Diego.
  • Es más reconfortante impulsar a otros que a ti mismo. Ver como tu gente rebasa sus sueños te garantiza una plenitud más satisfactoria que cuando tu mismo los rebasas.
  • Cualquiera de los integrantes de un equipo, y cuando digo cualquiera me refiero desde el primero al último, necesitan estar conectados entre sí para que exista esa cohesión que tanta fuerza transmite a la persona o personas que están dentro haciendo la otra parte del trabajo.

El valor de las cosas

La conclusión final, me la llevo de los últimos 34 kilómetros de la etapa final del maratón donde estuve acompañando a Diego, detrás de él siempre, su sombra, asistiéndole en todo lo que necesitaba, dándole esa palmada en el culo cuando la necesitaba, frenándole cuando se embalaba. Así decía cuando en los últimos 4 kilómetros publicaba esta imagen en Instagram:

Seguiré explorando márgenes. Seguiré buscando extremos. Seguiré cometiendo excesos. Seguiré saltando entre un lado y otro Siento que cuanto más hago esto mejor soy. Creo. Ese es el valor de las cosas.

Photo credit: Blanca Infante.

Sep
21

Cómo crear tu propio sistema de aprendizaje continuo

By Isra Garcia  //  Educación, Lifestyle, Productividad  //  8 Comments

como crear un sistema de aprendizajePosiblemente añoras la sensación de aprender cosas nuevas, empezar algo que no sabes hacer, descubrir algo que pudiera aportar valor. Añadir más utilidad a tu vida. No caer en lo mismo una y otra vez. Esto podría formar parte de un sistema de aprendizaje continuo que tú mismo crees.

Sistema de aprendizaje: 12 claves para no dejar de aprender

Para esto he creado un sistema de aprendizaje continuo llamado “vuelta al colegio”. Es más una mentalidad que otra cosa. Una que te ayudará a volver a aprender y seguir educándote en lo que te importe. La clave de esto es construir oportunidades dentro de tu vida. Este sistema de aprendizaje continuo está compuesto por 12 de claves:

1. Empieza con el podcasting: adquiere el compromiso de escuchar un podcast cada mañana (o audio libros) que te enriquezcan. Como posiblemente no tendrás tiempo de buscar la mejor selección por la mañana, dedica unos cuanto minutos el domingo en la noche para descargar material para escuchar durante toda la semana.

2. Compañero de aprendizaje: encuentra a un colega, pareja o familiar con el que verte una o dos veces por semana para encontrar, compartir y contrastar varios puntos de aprendizaje adquiridos durante la semana. Es recomendable trabajar en una carpeta compartida en Evernote o en Google Drive, para extender esta práctica. Esta relación probablemente se vuelva sanamente competitiva, esa es la clave.

3. Bocados de tiempo: si tienes 12 minutos al día puedes mejorar tu vida. También podrías comprobar tu bandeja de entrada del correo electrónico, ver las noticias a ver si u meteorito caerá sobre la tierra, o peor aún, comprobar que pasa en Twitter o Facebook. La alternativa a todo esto, son prácticas como Woby, TED o Khan Academy. Otras como DailyLit, FastCompany o Now I know.

4. La hora importante: mira, bueno, lee, hay 168 horas en una semana. Puedes dedicar una de esas horas semanalmente a participar en un webinar. Atender un taller práctico sobre alguna de tus especialidades. Intercambiar acciones con otros profesionales de tu sector – o de otro distinto. Quizá podrías leer el blog de Seth Godin o Tim Ferris. Una vez al mes, dedica en lugar de una hora, medio día o un día entero para trabajar en una versión más larga de la hora importante.

5. Suscríbete a la utilidad: no veo todos los días TED. No estoy pendiente a cada vídeo de Gary Vainechuck. No hago click a todas las newsletters que Chris Brogan en vía a la semana. Sin embargo, cuando lo hago, me esfuerzo en aprender y encontrar utilidad sobre algo que me ayude a mejorar en lo que hago. Por ejemplo, si estoy trabajando en campañas crowdfunding, intento aplicar por los menos tres prácticas que encuentre en las fuentes a las que estoy suscrito.

6. Biblioteca a la hora de comer: incluso si no tienes un carnet de biblioteca o no compras nada, ver los títulos de los libros y leer pequeños extractos de cada uno de los que te interesen, puede ayudarte a expandir tu marco de referencia, Salir de la oficina y cambiar hacia un sitio estimulante es bueno para el cerebro.

7. Lee algo nuevo cada día: ¿Obtienes newsletter a las que no recuerdas haberte suscrito? Elimina las suscripciones que no leas y encuentra nuevas fuentes que sí leerás (últimamente estoy leyendo Smartbrief y AdAge para estar al tanto de noticias de la industria)

8. Empieza un club de trabajo: los clubs sociales son divertidos. Sí claro, si los haces girar entorno a una pasión todavía lo son más. Si al mismo tiempo son sobre algo profesional, es más útil y aporta más beneficios, aunque juntar a personas ocupadas una mañana al mes es más difícil. Ya que tienes que ir al trabajo, esto será más sencillo, te reunirás en torno al trabajo y avanzarás en él junto a otra persona inquieta por lo mismo que tú.

9. Habla a alguien nuevo: entonces (esta es la clave) escucha a esa persona más de lo que le hablas. Frecuentemente en las conversaciones, estamos tan obsesionados por convencer a otras personas, que perdemos aquello que podría ser interesante. Descubre aquello que fascina a tu compañero de conversaciones y aprende lo que puedas sobre el tema.

10. Optimiza tu estilo de vida: si viajas, aprendes cosas, si vas al cine, aprendes cosas. Si lanzas un proyecto, aprendes cosas. Si fracasas en algo, aprendes cosas. Adivino que ya has captado mi mensaje. Graba todas estas cosas en algún lugar, verás que poco a poco vas aprendiendo cómo optimizar todo lo que haces de manera que cuando viajas estás más atento a oportunidades o cuando fracasas piensas en cuál va a ser el próximo movimiento.

11. Escribe, escribe, escribe: centra tus esfuerzos en producir una pieza de tu trabajo importante (informe, investigación, micro-ebook, experimentos, etc.) al mes que pueda ser compartida con otras personas, ya no por el valor que aportarás, que será bastante alto, sino por lo que aprenderás construyendo esos proyectos.

12. Expande la definición de rutina: una vez a la semana introduce dos actividades de ocio que no practiques usualmente. Clases de cocina, visitar galerías de arte, jugar al ajedrez, aprender a tocar el violín o aprender a hablar chino. Además de aprender algo nuevo, el cambio de hábitos mejorará tus enfoques.

Este sistema de aprendizaje continuo es una buena de aprender. Por supuesto, sin la necesidad de dedicarte en cuerpo y alma a cursos, programas o volver sentarte en pupitre de tu colegio, algo poco probable si tienes de 20 años hacia arriba.

Photo credit: Marcel Moré.

Ago
31

Cómo encontrarte a ti mismo cuando te encuentras perdido

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Vida  //  16 Comments

Cómo encontrarte a ti mismo … esto es justamente lo que viví ayer tarde-noche.

Para encontrarte a ti mismo, dos realidades; o no sabes quien eres y nunca te has encontrado o sí lo sabes, pero por alguna razón estás perdido. En este caso, hablamos de la segunda realidad.

como encontrarte a ti mismo cuando te encuentras perdido

Realmente perdido, fuera de mí mismo

Como decía en la tercera parte del experimento 20 días en silencio, desde el día 13 hacia delante, han sido como un avalancha a más de tres mil metros bajando a una velocidad endiablada por medio de la ladera. Sin duda alguna quedarás sepultado, arrasará con todo lo que coja a su paso. Eso pasó conmigo, la mente empezó a revelarse contra mí, cuando más trataba de silenciarla, más ferozmente atacaba. Inseguridad, impotencia, inseguridad, desconcierto, frustración, soberbia, ego y podría seguir.

Entre el jueves y viernes era otro Isra diferente al que podría conocer aquellos que me conocen más personalmente. Ayer sábado estaba lleno de dudas, temores. Como los otros días, estaba apagado, cansado, descontento, no quería levantarme de la cama. Apenas he podido dormir tres horas seguidas desde el jueves aquí como te dije antes.

Hoy me he levantado a las nueve de la mañana. Desilusionado y con un pequeño pinchazo en el pecho, todo esto era muy extraño. Principalmente porque no tengo ningún motivo para sentir ninguna de estas sensaciones y estados de ánimo. La gente que amo es feliz y está a salvo, mi vida es todo aquello que deseo en el momento que deseo, estoy en la mejor forma física, emocional, espiritual e intelectual de mi vida. El trabajo funciona como un cohete, vivo aferrado al hoy. Vamos, no sabía que me estaba pasando, no encontraba la razón, por más consciente que trataba ser, estaba raro, fuera de mí era otro. Estaba perdido. No me encontraba. Desesperante.

El núcleo de la historia

Seguimos con la historia, he desayunado y he comenzando con mi segundo día de ciclos de entrenamiento preparación para La Gran Hazaña, 120 kilómetros de ciclismo y luego 12 de carrera a pie. He empezado a rodar con la bicicleta, al kilómetro diez mi mente estaba saboteándome como nunca antes lo había hecho, tanto que al kilómetro treinta he estado a punto de darme la vuelta, pero al final he seguido. Tan pronto como avanzaban los kilómetros me ha pasado algo que nunca antes había vivido, mi mente ha empezado a saltar por recuerdos que ni siquiera sabía que existían, todos relacionados con rechazos, complejos, inseguridades, decepciones, desilusiones, fracasos o desencantos que me han marcado durante me vida, ha traído al consciente memorias que ni siquiera recordaba.

Todo ello me ha hecho sentir cada vez más triste y agobiado, hasta que un dolor de pecho muy fuerte he hecho que detuviera la bici, el corazón palpitaba como si se fuera a salir de la caja torácica, no entendía nada, pero allí estaba, a 50 kilómetros de casa, sin poder hablar, solo y perplejo. Decidí subir a la bicicleta de nuevo, el dolor aumentó hasta que apenas no podía respirar, en esas casi caigo con la bici y rompí la cubierta. Llamé a Diego a que viniera a recogerme porque ahora sí no podía hace nada de nada.

En el viaje de regreso pensaba en todo lo acontecido, al llegar a casa estaba asustado. No entendía nada, quería meterme en la cama y dormir y que todo esto pasara como si de una pesadilla se tratase. La amígdala me controlaba por completo, por primera vez en mi vida he tenido miedo de mi mente. En ese momento hablé con Mawi sobre la situación. Concluimos que quizá entrenar seis o siete horas al día mientras estoy viviendo estos días tan intensos debido al silencio, trabajar sin descanso y llevar el ritmo de vida que suelo llevar, pues no era lo aconsejable “no puedes estar a tope si no estás a tope“. Me pareció aceptable, acordé en desconectar y dejar todo hasta que pasara, parar de entrenar, trabajar, ir a la playa, siesta, respirar hondo, cenar bien y a dormir pronto.

La clave

Aquí viene la clave para mí, he ido a la playa y he pensado en lo que estaba sucediendo, he visto cómo la amígdala (la parte más primitiva del cerebro) había cambiado todo lo que yo soy por lo que nunca he sido. Ha aprovechado un momento de debilidad para tirar abajo todo lo que había construido en años. He sido consciente de ello. He actuado como un idiota. Impotente porque cada fricción se me escapaba de las manos sin poder hacer nada que mirar cómo todo se torcía, a esto y a mucho más le he puesto un nombre, lo he descrito y me me he apropiado de ello.

¿Cuál era el siguiente paso? Identificar una a una todas las situaciones a las que el “cerebro primate” me estaba enfrentando y yo actuaba huyendo. Identifiqué y anoté algunas, pero sentía que podía ir más adentro. Sentía que estaba detrás de algo transformador, así que seguí mi filosofía del miedo. Justamente aquello que el miedo más te quiere aparta de hacer, es lo que más necesitar hacer para sobrepasar el miedo. Entonces he vuelto a casa, he cambiado la rueda de la bicicleta. He vuelto a enfundarme la ropa de ciclismo y he salido de nuevo con la bici. Otra vez, a las 17 horas, a terminar el entrenamiento y a reencontrarme con esas sensaciones de las que huía. Tan pronto como estaba rodando, esas situaciones han vuelto. Mientras iba realizando el mismo proceso, identificar, nombrar, describir, aceptar y apropiar. Una a una iban desapareciendo e iba tomando el control de la mente. He creado una lista con todo ello.

Tomar acción y cerrar capítulos

No solo eso, sino que además era como cerrar capítulos. Desde la primera chica que me rechazó cuando me enamoré por primera vez. Desprecios cuando era pequeño en público de gente a la que lo era todo para mí. Hasta el profesor que se burló de mi dislexia. Hasta una persona que psicológicamente me hundió, me lo hizo pasar realmente mal y sentirme como una mierda cuando no sabía quien era yo. Antes de empezar toda la etapa del descubrimiento. O mis complejos por ser un chico gordito, con muchas ojeras  y sin apenas ninguna habilidad en la que destacar. Hasta algunas actuales de ahora como el finalizar una amistad que nunca funcionó y con la que nunca estuve cómodo. Entonces llegué a casa e hice una lista con todo ello y empecé a tomar acciones inmediatas para enfrentarme a todo ello. He establecido un encuentro con la persona que tanto daño me hizo. Hablé por teléfono con ese profesor. Envié una solicitud de contacto por Facebook a esa chica que me rechazó. Hice una lista con todos mis complejos, pasados y presentes (pronto la compartiré, eso lo hace más real y vulnerable). También tome acción para solucionar lo que había pasado estos días y colocar las cosas donde sentí que debían estar.

Ir más allá y la enseñanza de Ghyatso

Acabé la bicicleta, en lugar de 120 kilómetros, hice 140, y a pesar de estar exhausto y con el gemelo algo cargado. Fui a correr. Entonces recordé un consejo que Ghyatso, el monje que fue mi maestro de meditación en Lamayuru (Leh, India) en mi aventura 28 días sin mapa, me dijo, “quizá un día llegarás a un estado de consciencia donde tu mente te atacará salvajemente. Reconocerlo y reaccionar a ello, entrando directamente al fondo de esos ataques, te hará crecer espiritualmente y no solo recobrar lo que parecerá que perdiste, si no ganar más determinación, consciencia, seguridad, convicción, desapego, paz. Afianzarás tus valores, conectarás con tu yo a un nivel que pocos podrán hacerlo, no te garantizo que llegues ahí, pero si llegas esto transformará tu vida de manera que no has sentido jamás. No olverás a sentirte atacado inconscientemente por tu pasado y no sentirás emociones negativas por algo que no entiendes. Solo alegría o júbilo”.

La ganancia – cómo encontrarte a ti mismo

La sensación es de una paz interior tremenda. Cuando estaba escribiendo esto, en la playa, he estado con los ojos abiertos sin pensar en nada. He visto mi cuerpo y mi mente en dos lugares. He notado una energía que me ha renovado por dentro y me ha dejado completamente limpio. Ya no estoy preocupado por el silencio interior. Las voces se han callado. Todo está conectado. El silencio exterior e interior, qué paz, qué serenidad. Una sensación agradablemente extraña.

Me ha dado cuenta de que estoy siendo consciente sobre cómo aplacar la parte más incontrolable de la mente.

Se confirma mi teoría, los peores momentos son nuestra mejor oportunidad. Inciso: si realmente te enfrentas a ello y eres consciente, claro.

Ahora voy a disfrutar de estos tres días que faltan de experimento, profundizando más donde ahora me encuentro. Cómo encontrarte a ti mismo es algo paradójico si no sabes quien eres.

Photo credit: Odosdesign.

Ago
27

Aprendizajes personales Stand OUT Program 2015

By Isra Garcia  //  Equipar, Stand OUT Program  //  2 Comments

aprendizajes personales derivados stand out program 2015El pasado 2 de julio de 2015 finalizaba la segunda edición del programa de formación profesional disruptiva, Stand OUT Program. Fue intenso, vaya que si lo fue. Allí tuve la oportunidad de conocer, divertirme, trabajar, intentar, arriesgar, colisionar, acometer, fallar y aprender de 11 enormes personas. Y por supuesto de los 34 profesores que por allí pasaron. De todos ellos esto es lo que yo personalmente me llevé para poder trabajarlo y crecer, algunos a nivel personal, otros a nivel profesional y finalmente organizativo.

  • Aumentar la contundencia cuando aumenta la presión, el trabajo, las horas y el cansancio, es una fórmula interesante y acertada, definitivamente.
  • Trabajar sin una hoja de ruta es una de las mejores maneras de hacer sobresalir a alguien. Si no hay mapa, no hay más remedio que liderar.
  • Algunas de mis bromas podrían rozar la crispación, soy consciente de ello, por eso las utilizo en contadas ocasiones y cuando estoy en un ambiente seguro de personas con las cuales tengo la suficiente confianza.
  • He superado mi desafío personal, que hasta entonces siempre perdía, de la puntualidad, esos 11 días me han servido como turbo para lograr unos mejores registro en mi impuntualidad.
  • Echo en falta haber pasado todavía más tiempo con cada uno de los participantes, me gustaría haber conocido más personalmente a cada uno, uno a uno, hubiera habido una conexión más potente aún, mejoraré esto en la próxima edición y en otros programas como Inconformistas o conferencias o talleres corporativos.
  • Podría haber exprimido más a los participantes, siento que podría haber sacado más de ahí dentro para colocarlo allá fuera. Sin embargo, todos lo hicieron por si mismos en los últimos días. He aprendido a que puedo empujar todavía más, eso haré.
  • Me di cuenta allí dentro a feedback espectacular como el de Reme, que puede que tenga un problema a la hora de aceptar críticas en las interacciones personales. Posiblemente por la necesidad de tener la situación bajo control. Desde entonces he pensando mucho en ello, he sido consciente y así lo he visto en determinadas ocasiones, he anotado más de 32 conversaciones. Estoy aprendiendo a encajar mejor esa parte, no reaccionar, no atacar y en lugar de eso, escuchar y quedarme con lo que sirve. Esta también fue una de las razones que me llevaron al experimento de los 20 días en silencio.
  • Reconocí que la elección de tener a mi lado a gente mejor que yo, pagó, paga y pagará dividendos. algunos ejemplos: Aitor, Oscar, Nando, Enrico, Josef, Roberto, Lucas, Elena, Andrea, etc.
  • Escuchar es posiblemente lo que más he mejorado desde allí aquí, porque lo necesita, porque realmente quería mejorar y porque muchos de ellos me ayudaron a reconocerlo a encontrar maneras de mejorarlo.
  • Gracias al programa, recuerdo a Pepe en varias ocasiones hablarme de ello, y posteriormente a Do Lectures Costa Rica, me di cuenta de que no era lo vulnerable que realmente debía ser. Que todo lo que estaba haciendo era envolverme en una capa de vulnerabilidad, no lo suficientemente profunda como para que la gente pudieses conocer al verdadero Isra. Esto me está haciendo crecer mucho, y está, creo, adecuadamente plasmado en la charla de DO Costa Rica que próximamente verá la luz y que tú, mi lector, verás en este blog antes que nadie.
  • Si quiero seguir mejorando (en términos cualitativos y cuantitativos) en mis habilidades y especialidades debo de seguir quitando más espacio a la improvisación y más a la preparación. Estos últimos meses he creado tres sistemas de trabajo. Uno para mejorar el impacto, calidad y potencia de mis conferencias. El segundo para escribir mejores artículos (posts). El tercero para lograr mayores resultados en mi trabajo como consejero, auditor y consultor en marketing, digital e innovación disruptiva. Mostraré los resultados en mi tercer libro.
  • Sigo pensando más con el corazón que con la cabeza. Sigo tomando decisiones por instinto. Sigo confiando en las personas por intuición. Sigo interactuando por impulso. Habrá personas que puedan estar más o menos en desacuerdo conmigo, a mí hasta ahora me ha funcionado. Es cierto, que soy demasiado extremista y excesivo. No estoy seguro de que quiera cambiar esto.

La mayoría de estos aprendizajes, defectos, fallos o oportunidades para crecer o como desees llamarlo, vienen del feedback sincero, honesto, certero y agradecido de esos 11 participantes.

Próximamente te contaré mis impresiones sobre lo que fue esta edición, participantes, profesores. Hablaré sobre lo que hicimos bien, en aquello que fallamos, lo que se podría haber hecho considerablemente mejor, lo que faltó, lo que sobró. Es sin duda el mejor tiempo para hacerlo ahora que estamos preparando en lanzamiento de Stand OUT Program 2016.

Photo credit: equipo Stand OUT Program.

Ago
17

Por qué y cómo he fracasado en uno de los proyectos más importantes del año

By Isra Garcia  //  Aventuras, Lifestyle, Mapmakers, Retos, Vida  //  4 Comments

por-que-y-como-he-fallado-en-uno-de-los-mas-importantes-proyectos-de-este-añoEl pasado 6 de junio finalizó la ultima última aventura solidaria que emprendí, Desafío por la Vida. Acabó sin haber completado ninguno de los dos grandes objetivos que perseguíamos, el primero y más importante, recaudar las donaciones necesarias para construir el primer centro de atención para niños con cáncer en Colombia, el segundo menos significativo pero importante ta,bien, haber logrado completar el desafío de realizar tres distancias Ironman (678 kilómetros) consecutivas, en tres ciudades diferentes de Colombia, Santa Marta, Barranquilla y Cartagena de Indias.

Ahora, poco más de dos meses después de lo ocurrido, analizo y reflexiono sobre cómo se desarrolló el proyecto, el desafío y comparto por qué no funcionó, en que fallé (y fallamos), errores, aciertos, el aprendizaje obtenido y próximos pasos. Consideré que sería prudente tomar un tiempo y desconectar mi atención sobre lo sucedido en Desafío por la Vida con la intención de ganar perspectiva y objetividad a la hora de analizar, extraer, absorber y compartir todo lo vivido y sentido. No quería sonar demasiado cruel conmigo mismo, ni tampoco permisivo, sino ser justo. Es el momento.

Voy a ir desgranando secciones para una mejor comprensión, espero que me perdones si hay alguna redundancia.

¿Por qué fracasamos en el proyecto y no conseguimos ni si quiera un mínimo de donaciones?

Es la misma razón por la cual la mayoría de las start-ups y eventos fallan; timing, no llegamos en el momento adecuado y estuvimos totalmente fuera de plazos en casi todas las partes del proyecto. Tuve la oportunidad de bajar los brazos y no lanzar el desafío, la convicción y determinación me cegó y lanzamos cuando las cosas no estaban nada claras por ninguna parte.

Cree un sitio web quizá demasiado complejo y ambicioso para el tiempo y los recursos que poseíamos. Fallo mío. Ignoré simple y rápido y funcional.

El trabajo en equipo entre las tres partes que conformábamos el proyecto fue casi nulo. Cada parte remaba hacia una dirección diferente. Cada vez que intentábamos hacer cuadrar las tres partes había una fricción demasiado negativa. Era un síntoma bastante preocupante.

Las restricciones gubernamentales para habilitar pagos online y los plazos para ponerlos en marcha nos superaron, principalmente por falta de planificación y desconocimiento de ese tipo de trámites en Colombia.

La plataforma de pago online PayU desempeñó un desafortunado trabajo, no pudo contar la cantidad de donaciones que perdimos de muchos de vosotros y otros de nuestros contactos y conocidos, por no poder pagar con una tarjeta que no fuera procedente de Colombia. Es decir, no admitía donaciones fuera del país. Reportamos este error por medio de Kalema innumerables veces, finalmente fue solucionado casi a 3-4 semanas de empezar el desafío el 4 de junio. Un servicio real,ente indeseable por su parte. Nosotros no supimos reaccionar s tiempo tampoco.

La parte más esencial de este proyecto no funcionó, la comunidad, apenas se registró movimiento. El timing estaba desajustado con la Fundación y eso le impidió hacer un trabajo profundo en la difusión y alcance entre donantes, empresas, medios de comunicación. La falta de comunicación interna también dificultó esta tarea. En ningún momento hubo una dirección clara, todas las iniciativas de difusión que propusimos fueron desvaneciéndose, principalmente por el poco tiempo y recursos de los que disponíamos. Ya que la Fundación María José tenía previamente programados una serie de acciones y eventos importantes, que ya habían consumido una mayor parte de sus recursos y esfuerzos. La comunicación se limitó a algunas acciones aisladas como entrevistas en radio y TV en el Lanzamiento, vídeos de algunos niños de la fundación mostrando apoyo, y campaña de comunicación digital por mi parte. En ningún momento todo estuvo entrelazado ni hubo un trabajo progresivo y continuado para formar y cohesionar una comunidad.

Es posible que yo tuviera que ver, el hecho de ver a un Español tratando de hacer algo inédito en el un país que no es el suyo por personas necesitadas que no tienen nada que ver con él, eso podría causar rechazo más un atracción, me pregunto que hubiera pasado si hubiera sido un colombiano, quizá más conocido que yo tratando de hacer esto mismo. ¿Hubiera cambiado el resultado?

Estoy seguro que en ningún momento, las dos grandes partes que formábamos el proyecto, nos entendimos realmente bien. No hubo resonancia y eso fue la clave para que todo lo de arriba no funcionara. Debía haber visto esto con más claridad, o haber escuchado mejor a mi Instinto. Fallo mío.

La unidad del proyecto se desmanteló, por motivos de fuerza mayor Roberto y Christian, mis dos compañeros en el desafío, tuvieron que abandonar a falta de tres semanas para empezar. Eso irremediables creo inseguridad, desconfianza y falta de credibilidad tanto dentro del proyecto como en el exterior, en comunidad, audiencia y seguidores.

¿Por qué fracasé en el desafío y no logré acabarlo?

Cuando llegué a Santa Marta, antes de empezar, mira, te digo una cosa. Me sentí ganador, después de todo lo que había tenido que resistir para llegar a ese día (lee aquí), pensé que lo realmente duro había pasado. Ahora tocaba disfrutar y hacer lo que había venido a hacer. Por una parte no puedo explicarte lo bien que me sentí al saber que traspasé el tsunami, resistí la avalancha y aguanté el terremoto, y llegué allí, no flaquee, no dudé, no di un paso atrás, no baje la cabeza, empujé hacia delante, te cuento que esta ha sido una de las experiencias más reafirmantes de mi vida. Sentía que hubiera podido con cualquier cosa. Verte solo ante algo que es más grande que tú no es más que una oportunidad de hacerte más grande que lo que confrontas. Sin embargo, por otro lado, esto hizo que me confiara y bajara bastante la guardia. No pensaba que pudiera venir algo peor, estaba equivocado, solo hay algo peor que lo que puedes controlar, aquello que no puedes. Este fue el inicio del fracaso, aunque ahora sea algo grandiosamente positivo para mí.

Y así fue, en el primer día, después de acabar la natación y en el kilómetro 150 retornando por la ciénaga desde Barranquilla a Santa Marta. El momento en el que me descuidé, fui golpeado levemente por un coche, esto me llevó a perder el control y sufrir una caída en la que todos pensamos que había roto la cadera o el hombro. En ese momento, aunque no lo quisiera ver para entonces, había fracasado en el intentar completar el desafío.

Hay otros aspectos que también influyeron negativamente en esta ocasión, para mí fueron los siguientes:

  • Ir a dormir más tarde de lo previsto e intentar recuperar las horas de sueño sacrificando el levantarte temprano, eso iba comiendo el día y nos plantaba de noche y sin todavía acabar la etapa de ciclismo.
  • Perder demasiado tiempo en las transiciones, a pesar de que no había un cronómetro o tiempo límite, la noche es un factor peligroso en un país como Colombia.
  • La seguridad en la carretera, especialmente esas tres zonas, incluso con dos vehículos de apoyo, era peligrosa.
  • La ilusión del equipo se iba desvaneciendo a causa de factores externos e internos y esto es realmente importante, ya que no solo influye en el grupo entero, sino en ti mismo que estas afrontando el desafío.Había demasiada presión, tanta que en momentos la mejor opción era salir corriendo.

Otros errores

Hubo más errores:

  • No saber diferenciar el ego que te impulsa del ego que te perjudica.
  • Ignorar a mi instinto.
  • Empujar a quien no estaban interesados en ser empujados.
  • No saber agradecer como se merecen a personas anónimas que hicieron que esto realmente mereciera la pena, GRACIAS.

Algunos aciertos

Y sí, también aciertos:

  • Haber seguido, hasta el final, contra viento y marea, ante todo pronóstico, solo, acompañado, sin dudar ni un solo momento. Qué poderoso ha sido esto.
  • Abrirte a una incertidumbre todavía mayor y abrazar lo que pasará a partir de ahí. Bailar con el momento que desconoces.
  • Conocer a un puñado de personas increíbles, capaces de hacer lo que fuera por una causa que no tenía nada que ver con ellos; Franco, Sheila, Jairo, Ainye, Neheman y Liliana.
  • Haber compartido el 100% de algo así con una persona que no conocía en absoluto. Lo normal es hacerlo con tus mejores amigos como en Ultraman o Burning Man Quest. En este caso fue con una persona intrépida que tuvo el coraje de hacer algo más, Diego Gómez, nos conocíamos profesionalmente, no mucho, ahora he ganado un amigo.
  • Haber fracasado en el desafío (no en el proyecto de las donaciones), esto no podría haberlo dicho sin la perspectiva que he ganado en estos dos meses. Esto ha sido una bofetada con la mano abierta y mientras dormía que necesitaba.

Qué más he aprendido de todo esto

Ahora te voy a contar, además de todo lo que hayas podido extraer arriba, todo lo otro que he aprendido:

  • He aprendido que el triunfo no está únicamente al cruza la línea de meta, sino en el aprendizaje que eres capaz de recoger antes, durante y después de cruzar las línea, o no cruzarla.
  • He aprendido que no importa demasiado que dicen otras personas, ni siquiera tus mejores consejeros, cuando realmente estás seguro de que vas a hacerlo o por lo menos intentarlo, esta habilidad te llevará a donde tu decidas ir.
  • He aprendido que cuanta más perspectiva y objetividad de les a las cosas que te importan, mejores resultado serás capaz de extraer sobre ello. Más absorberás y mejor aprenderás. Nota: esto no quiere decir no decidir, esperar o procrastinar, esto quiere decir hacer las cosas dentro del timing oportuno.
  • He aprendido, una vez más, que nada es más sabio que tu propio instinto.
  • He aprendido que la mejor manera de seguir generando impactos positivos es seguir haciendo exactamente lo que hago, pero mucho mejor, más feroz e inteligentemente y aprendiendo de presuntos fracasos como este.
  • He aprendido que no importa lo preparado que estés para afrontar algo, los factores externos aparecen y en cuestión de segundo estás fuera del juego. Merece la pena considerar.
  • He aprendido a que de vez en cuando, a pesar de mis otros fracasos diarios, semanales o mensuales o anuales, es necesario no conseguir lo que te propongas. Eso es duro de encajar, pero esencial de aprender si realmente quieres crecer, tocar lo intocable y seguir alcanzando metas. Aunque parezca contradictorio con lo que digo.
  • He aprendido a que si algo te frena o te retiene lo mejor que puedes hacer es deshacerte de ello sin miramientos. A menos que sea una persona a la que amas.
  • He aprendido a conocer más y mejor a mi cuerpo en situaciones de parálisis y crispación, he aprendido a empujar con mi cuerpo cuando mi mente no puede pensar y así descongestionarla.
  • He aprendido algo muy valioso, que por naturaleza somos capaces de empujarnos más allá de cualquier amenaza u obstáculo, que el dolor se minimiza cuando tienes una causa por la que luchar.
  • He aprendido a utilizar fracasos como este para seguir construyendo proyectos con propósito que todavía me lleven más a lo lejos mental, emocional, espiritual, emocional y profesionalmente (te explico en el siguiente apartado).

La Gran Hazaña

He utilizado este gran fracaso como impulso y motivación hacia mi última aventura solidaria, quizá la más ambiciosa y épica, para mí, hasta el día de hoy, “la Gran Hazaña“. 6 distancias Ironman (1.380 kilómetros) consecutivas, en 6 días seguidos, a través de 6 ciudades de Chile por los niños más vulnerables que residen en 6 de las ciudades con menos recursos del país. El próximo 3 de noviembre, lo que quiere decir que tengo alrededor de 80 días para preparar este desafío. Va a ser intenso, podríamos decir que improbable, insano, desmedido o desmesurado, genial, es la aventura que busco, el objetivo lo vuelve a merecer.

He aprendido que si fracasas en algo, la mejor manera de comprobar si has aprendido es intentando diferente y apuntando mucho más hacia arriba. Si has llegado donde hubieras llegado si no hubieras fallado, has perdido tiempo y pasión.

Una última cosa: micro-documental

Como pasó con Ironman, Ultraman y Burning Man Quest, estamos preparando un muy vídeo micro-documental (gracias a Mawi Durán) sobre Desafío por la Vida con todo lo que pude grabar con la GoPro que llevé. Mi objetivo es no solo mostrarte la parte fantástica de conseguir este tipo de desafíos, si no también hablar sobre el fracaso, la vulnerabilidad y la parte no tan buena y hacerla real y palpable, para a partir de ahí, construir un mejor versión de ti mismo y de lo que te rodea.

Photo credit: Diego Gómez.

Ago
7

Qué me hace crecer tanto

By Isra Garcia  //  Equipar, Mapmakers  //  3 Comments

que-me-hace-crecerDesde 2011 a 2013 (ambos inclusive) viví en Ibiza por proyectos profesionales, tiempos increíbles. En 2014 decidí alterar ese rumbo y embarcarme en Engage Worldwide – Engage Colombia y la aventura Burning Man Quest, como consecuencia, no tuve apenas oportunidad de pasar tiempo en la isla, más que dos días en mi cumpleaños, llegar domingo por la mañana y volar el martes hacia Bogotá para un evento. Entonces me pregunto, qué me hace crecer.

Por qué sigo creciendo

Ayer dejaba Ibiza después de 21 días bastante trepidantes. Puedo asegurar que ha habido de todo, ha sido bastante intenso, completo, estremecedor. Me llevo momentos inolvidables con personas especiales. Me voy cargado de diversión, amistad, alegría, cariño, amor, comprensión, generosidad, humanidad, desenfreno, excesos, intimidad, conexión.

Qué me hace crecer

Algo más destacable todavía; me llevo unos aprendizajes muy interesantes, los cuales comparto aquí contigo esperando que puedan despertar algo en ti como lo han hecho en mí:

  • La mente empieza a progresar una vez el cuerpo está extenuado. – Resultado del trabajo realizado en Bikram Yoga.
  • Enfrentarte a tus frustraciones significa crecer. – Resultado de hacer cosas que no me gustan o no me apetecen nada hacer.
  • Si quieres evitar a una persona hazlo, pero hazlo de manera que nunca tengas que arrepentirte de no haberlo hecho, crea una interacción directa con ella, aparca el resentimiento, sé directo, explica por qué piensas que no funcionó (funciona o funcionará) – Resultado de una interacción con una persona con la cual podría haber seguido escondido.
  • Si te apetece hacer algo, algo no te gusta, te hace sentir incómodo o no lo ves de la manera que debería ser. Dilo y haz algo para remediarlo. El silencio, en este contexto, solo empeorará las cosas. – Resultado de quizá una inseguridad mía, íntima, personal, pero real.
  • Siempre hay maneras de llegar al fondo de tu interior y ver que hay ahí dentro (pista: Watsu o Ayahuasca). Esto está fuera de toda duda. La cuestión es si estás dispuesto (y preparado) a recibir lo que puedes encontrar. – Resultado del impacto que experimenté en mi primera sesión de Watsu.
  • Las personas de tu alrededor no conocen la historia en tu cabeza e menos que tu la cuentes. Siempre y cuando quieras que ellos la sepan, si no es así, calla, pero si es de esa forma, explícala. Sin perder los nervios, sin juzgar, sin apuntar con el dedo. Sin culpar, cuéntala y pregunta si la historia que has contado (la de tu cabeza) coincide con esa realidad. Esto te ahorrará dolores de cabeza innecesarios y discusiones o disputas sin sentido. – Resultado de traumas internos, míos, que arrastro desde hace tiempo y quizá no lograba ver con claridad.
  • La conectividad a Internet es algo elusivo, se puede producir casi el mismo trabajo conectando dos o tres horas al día, en lugar de estar todo el día enganchado a Internet esperando emails, mensajes, tweets o comentarios, lo cual podría apartarnos del trabajo que importa. – Resultado de no querer disponer de conectividad a Internet más que para lo necesario.
  • Cuando tu trabajo; hacer una presentación, mantener una reunión, ensayar un discurso, escribir un fragmento de un libro o una artículo, esbozar un proyecto o desarrollar una propuesta de trabajo – no sufre interrupción alguna desde el exterior, es mucho más probable que alcances la excelencia en ello. – Resultado de aislarme durante una o dos horas durante estos últimos días, con el fin de centralizar mi carga de trabajo en una hora concreta para disfrutar mucho más de lo que vivo en el día.
  • No necesitas un dispositivo móvil para subir fotos a Instagram, puedes hacerlo desde el pc con Gramblr. – Resultado de vivir sin smartphone y, desde hace 5 días, sin tablet.
  • A pesar de que siempre he luchado contra las expectativas frente a otras personas, estos días me he dado cuenta de que todavía no he ganado la batalla, más bien, en este último tiempo he perdido unas cuantas de ellas. Espero lo que no debería esperar, algo curioso, ya que hacía tiempo que no me ocurría, supongo que todos esperamos algo. Más cuestionar y menos asumir. – Resultado de mis reacciones irracionales frente a situaciones que, en teoría, no deberían haber tenido mucha importancia.
  • Pierdo los nervios y monto en cólera con cosas que a simple vista, alguien que me conoce, ni siquiera entraría a cuestionar o valorar en mí. Sin embargo, es así, y cuando esto ocurre, todo cambia, me obceco y no deseo escuchar explicaciones. – Resultados de interacciones donde no tengo el control.
  • He creado e introducido dos nuevos sistemas en mi flujo de trabajo diario: el primero “haz algo nuevo cada día” (a pesar que ya trabajaba hace tiempo con ello, ahora llevo un seguimiento exhaustivo) y “fallos / fracasos diarios”. Con suerte esto mejorará mi creatividad y habilidad para crear y hacer cosas y propulsará lo que aprendo a diario absorbiendo aquello que no ha salido bien. – Resultados de ser consciente sobre lo que puede hacerme mejor.
  • Quizá no soy tan vulnerable como pensaba que era, o quizá puedo llegar a ser mucho más vulnerable de lo que soy. Voy a trabajar en ello con cosas como la conferencia que di para Do Lectures o posts como este. – Resultado de verme a mi mismo desde dentro, perspectivas y feedback de otras personas y ser consciente sobre todo ello.

Qué me hace crecer: cualquier cosa

La conclusión a todo esto es que no importa donde esté. Si en Ibiza, Burning Man, Costa Rica, Valencia, Alcoy, Londres, Bogotá, Santiago de Chile. Cualquier cosa que ocurra, buena o mala, será utilizada por mí como herramienta para seguir aprendiendo y creciendo. Afortunadamente, cuento con personas y momentos creados por mí, que garantizan estas experiencias.

Aprender no es algo que te hacen, es algo que tú mismo eliges hacer. Qué me hace crecer… esto es lo que te hace crecer.

Photo credit: Andrés Anfassa.

Jul
18

Qué he aprendido en Do Costa Rica

By Isra Garcia  //  Equipar, israporelmundo, Negocio, Vida  //  5 Comments

Recien llegado a Ibiza, continúo exprimiendo todo lo que viví en Do Costa Rica (Do Lectures). Esto es algo de lo más destacado que he aprendido y me llevo de toda la experiencia:

Do Costa Rica - do lectures

 

  • No tener hijos hasta que pueda construir un colegio para ellos. (Especialmente enamorado de esta idea)
  • Hay vulnerabilidad y vulnerabilidad, la última se parece más a algo como contar tus defectos más profundos frente a 200 personas que no habías visto jamás en la vida.
  • El activismo significa vivir por tus valores y defenderlos por otros.
  • Las mejores conversaciones ocurren cuando conoces a una persona extraña y aparentemente opuesta a ti.
  • Dirigirme a la persona más aislada del grupo y conectar precisamente con ella.
  • Preguntar “¿cuál es tu historia?” más al principio, no tan al final, la interacción se vuelve realmente interesante, usualmente.
  • Cambiar en 30 minutos el 100% de un discurso preparado desde hace semanas, para la conferencia que vas ofrecer en 1 hora y crearlo desde cero. Adaptarlo al timing exacto, las personas adecuada y el enfoque buscado. En Inglés
    Dar abrazos más intensos, con más energía.
  • Besar menos por compromiso y más por instinto y emoción.
  • Valorar a una persona por su espíritu antes que por sus emociones o palabras.
  • Hablar menos todavía, hacerlo cuando sea necesario, cuando cambie las cosas, cuando haga mejor a la otra parte, o simplemente cuando me pregunten, más sencillo. Aprender más de lo que otros tienen que decir.
  • Aquello que más te atormentó o te frustró, te seguirá atormentando o frustrando (incluso aunque pienses que ya lo has superado) hasta que lo saques ahí fuera y lo compartes con el mundo.
  • Mi ego profesional se quedó abandonado por algún lugar del mundo hace años.
  • Compartir visiones empresariales y de negocios en medio de la jungla es menos estresante y más distendido.

Esto es todo lo que aprendí en este increíble evento, lo más notable es que todo ello fue en poco más de 27 horas que permanecí allí.

Photo credit: Do Costa Rica.

May
29

Quizá el aprendizaje más importante de mi vida

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Mapmakers, Vida  //  1 Comment

lo más importante que he aprendido en mi vida¿Sabes que es algo de lo más importante qué he aprendido desde el día que con 8 años fui diagnosticado con Dislexia hasta el día de hoy?

Esto es lo que he aprendido: tu posición en el mundo no está determinada por una cualidad innata, el impacto de una trivialidad, una carencia de la sociedad o un error fatal del sistema (o incluso tuyo propio). Tampoco lo estará por una deformación física o intelectual, enfermedad crónica, un puñado de complejos o defectos humanos aparentes. Esa posición tampoco quedará establecida por la obtención de un MBA, seguir unas normas, cual el nombre de tu padre o el legado de tu familia, o donde hayas nacido o a que colegio fuiste de pequeño. Nadie se fijará en ti por lo que se supone qué puedes o no puedas hacer o cual es tu futuro. No, nada de esto será crítico para ocupar tu lugar en el mundo.

Sí, tu posición en el mundo será definida y estará determinada por el cambio que eres capaz de provocar a tu alrededor y cómo lo dejas a tu paso, mientras vives la vida que te hace feliz y ayudas a otras personas con tu trabajo.

Este es tu momento, sí, el tuyo. Dibuja tu mapa, hazlo con propósito y sigue ese trazo para ver qué es lo que sucede durante el viaje, déjate llevar, absolutamente. Elige y actúa, y si no funciona, intenta diferente, y si vuelve a no funcionar, vuelve a intentar diferente, y si funciona, tendrás que hacerlo de nuevo, y si funciona tendrás que mejorarlo, y sin funciona tendrás que volver a intentar diferente por que todo cambia constantemente. Y entonces, un día, cuando tu decidas, declara victoria y siéntete ganador.

Elección y no oportunidad es lo que define tu destino.

Photo credit: Aviones plateados.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+