Vamos al infierno

domingo, Oct 20

Aparece una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. El peor lugar donde puedes acabar es el infierno, donde tampoco se está tan mal.

Nos vemos en le infierno

Eso es lo que sucede con la decepción, el engaño, la confusión, el fracaso, la miseria, la negatividad, las quejas, el escepticismo, el cinismo y la ira.

Y cada vez que intentas, te quedas corto, no llegas. Vuelves al hoyo.

Y hay muchos de nosotros que fuimos bloqueados cada vez que intentamos. Un nuevo intento, un nuevo bloque. Una nueva ilusión, bloqueo. Una motivación, un bloqueo. Una esperanza, un bloqueo. Lo intentamos tanto, y con tanta energía y aun así acabamos mordiendo el polvo. Otra vez, vaya.

Y es duro cuando tus expectativas quedan dañadas por la decepción o la falta de compromiso. Es un dolor que va consumiéndote poco a poco, va extinguiendo la llama interior. Es como rasgar las fibras de los músculos poco a poco.

El problema es que echamos la culpa a la situación, al evento, a la persona, al suceso en cuestión. Cuando en realidad es la repetición lo que hace lleguemos al infierno y nos quedamos a vivir allí por un tiempo, o para siempre.

Cada vez que de las mayorías de veces que he intentado, he sido aplacado por la vida. ¿Y sabes que he hecho cuando el golpe recibido ha despertado el dolor en todos y cada uno de mis huesos? He permanecido de pie, como he podido, he sonreído, me he hecho más autodisciplinado y he vuelto a intentar (o actuar). Y en última instancia, hasta he llegado a un sitio donde me he cansado de intentar.

Vente al infierno

Los tipos duros residen más que los momentos duros, créeme.

La vida no está aquí para detenerte, solo para retarte, lo que necesitas es utilizarla para crecer.

Siempre se puede hacer más. Siempre hay una marcha más, un nuevo nivel de rendimiento. Empujar un poco más hacia delante, trabajar más tiempo. Tienes control total sobre si lo consigues o no.

No puede seguir diciéndote que estás haciendo todo lo que puedes. Porque eso es mentira.

Tu potencial es infinito.

Solo necesitas persistencia para superar los umbrales que necesitas traspasar.

Si me preguntan a mí, diré que estoy luchando y atacando para:

Conseguir un buen trozo de paz mental.

Diseñar un hoy con más luz.

Marcar la diferencia en la vida.

Controlar mi propio presente.

Emitir mi propio cheque.

Determinar mis acciones.

Si tienes persistencia, entonces puede hacer lo que desees.

Vamos al infierno

Así que cada vez que te toque bajar al infierno, que te tocará, verás cómo resistes más su calor, así como sus peculiaridades. No prestarás demasiado atención a ese sitio tan desolado, estarás centrado volviendo a emerger.

Entonces subirás, y más tarde bajarás al infierno de nuevo. Y así una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. Repitiendo el proceso hasta que no encuentres diferencia entre infierno, purgatorio y cielo. Es en ese momento cuando nadie podrá pararte.

Eres una fuerza inaudita.

Continúa.

Sea lo que sea, tienes que lidiar con ello.

Te espero en el infierno.

Atribución imagen: Albert // heyrocc.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La respuesta está en trabajar la virtud

La respuesta está en trabajar la virtud

"El sumo bien es un espíritu que desprecia la casualidad y se alegra con la virtud; es una fuerza invencible del espíritu aquel para quien no existe lo bueno ni lo malo" - Séneca. Sea lo que sea no está dentro ni fuera, porque no hay un “dentro” ni “fuera”, solo...

leer más
Vas a romperte

Vas a romperte

No nos preocupa cuánto talentoso puedas ser, cómo de excelente trabajes o cuánto ganes. La vida te romperá. Van a haber momentos en los que las cosas no irán bien. Hay veces que cualquier cosa que pueda pasar, pasará. Hablo de momentos de gloria, pero también de...

leer más
Bendecido y altamente favorecido

Bendecido y altamente favorecido

Recuerdo cuando el sábado 26 de septiembre (hace unas semanas) estaba corriendo los 72 kilómetros que separan Alicante de Alcoy. Venía con los cuádriceps realmente cargados después de los 253 kilómetros de ciclismo del día anterior, y los 112 que completé el jueves....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.