No hay marketing si no hay verdad

miércoles, Dic 20

¿Cuál es la diferencia entre el marketing actual y la propaganda que consumimos a diario? La verdad, esa es la diferencia.

De hecho, hemos estado consumiendo esa información falsa desde los Romanos, se llama propaganda.

la propaganda del marketingNos apresuramos a lanzar mensajes que tienen un porcentaje de certeza entre un 50% y 70%, siendo realmente optimistas. Comunicamos cosas que todavía no hemos logrado. Compartimos éxitos que ni siquiera son nuestros. Nos apropiamos de teorías, ejemplos, hechos y hazañas de otros y las dejamos ver como nuestras. Hacemos un marketing intensivo sobre productos mediocres que desencantan, o sobre servicios porquería que incumplen la promesa que fijamos en la campaña.

En la teoría se vende lo práctico y aplicable y luego, cuando llega la hora de ponerlo en acción, no somos capaces de hacerlo porque recibimos una información confusa, engañosa y carente.

Se venden charlas, talleres, cursos, masters o webinars de gran utilidad, pero en realidad, cuando acabas, posees un puñado de herramientas, software, APPs, frases bonitas y casos prácticos totalmente desalineados con tu propósito final. Eso es todo. Lo peor, es que la mayoría se conforma y se cree la gran mentira de la propaganda.

Nosotros somos la propaganda

Nosotros, los profesionales del marketing y la comunicación, somos unos mentirosos. Somos unos vende-motos y somos unos manipuladores. Lo único que tratamos es impactar rápido a un cliente potencial, para vender rápido, ganar dinero rápido y saltar a otro cliente potencial a repetir la acción. Si no me crees es porque no quieres, Internet, las redes sociales y casi cada transacción está llena de estas técnicas de propaganda basura y barata. En cualquier industria, desde la política, a la religión, la hostelería, el periodismo, el sector del motor o la educación.

En cambio, hay un marketing diferente. Uno que tiene que ver con la verdad, con cumplir promesas, con entregar el valor que tu cliente necesita. Tiene que ver con la fragilidad de mostrar tu producto o servicio tal y como es, sin abrillantamiento, si tiene carencias, muéstralas, luego mejóralas. No podemos seguir vendiendo basura y creernos que es oro. Primero porque nos convierte en seres despreciables y desalmados. Segundo porque destroza nuestra marca o negocio. Y tercero porque engaña a un cliente cada vez más inteligente, que nunca volverá y que disuadirá a otros muchos para ni siquiera acercarse a nosotros.

Atribución imagen: Outtacontext.

2 Comentarios

  1. Manuel Yago Rodriguez Fernánde

    marketing de calidad y caro para gente exclusiva y todos los demas a vender tomates en lata

  2. Isra García

    En absoluto Manuel Yago, hay marketing de calidad para cualquiera, solo hay que hacerlo con dignidad, honestidad, integridad y vulnerabilidad. Es más diría que ese marketing es más de calle que de glamour.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

10 aprendizajes recientes sobre (auto)marketing de impacto

10 aprendizajes recientes sobre (auto)marketing de impacto

Comparto los aprendizajes recientes sobre marketing de impacto que me llevo trabajando entre México, Estados Unidos, España y Colombia, tanto online como offline, tanto en negocios como en potencial humano: 1. Empezamos por pensar en el producto o servicio, cuando lo...

leer más
Conviértete en un marketer de verdad

Conviértete en un marketer de verdad

¿Intentas vender productos que te interesan vender u ofreces soluciones específicas a personas que tienen problemas específicos? ¿Buscas clientes para tus servicios o diseñas servicios para ellos? ¿Intentas manipular a la gente para salirte con la tuya o haces el...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto