La victoria está en tu sistema de valores

martes, Nov 10

¿Qué haces cuando estáis solos tú y tu sombra?

¿Qué es lo que te hace continuar cuando todo dice “déjalo”?

La vida testará cuánto quieres lo que dijiste que querías y entonces te pondrá a prueba.

Hay un regalo en todo lo que vivimos en todo momento, pero es la percepción de cómo vemos el regalo (o la fatalidad) lo que permite destruirte o transformarte.

Cambia el sistema de creencias por el sistema de valores

Por lo que aparece una pregunta… ¿Qué es lo que vas a creer?

¿En ti mismo/a?

¿En otros?

¿En todo?

¿En nada?

¿En lo que pasó?

¿En lo que pasará?

El problema de muchos de nosotros es que cada vez que algo se tuerce, empezamos a correr y a hacer lo que otras personas (o el sistema) dicen que hay que hacer.

Y te voy a decir que eso es una estrategia nefasta, lo que necesitas hacer es parar y empezar a andar de acorde a tu sistema de valores.

Reza y respira tu sistema de valores, cada día, y actúa de acorde.

actúa de acorde a tu sistema de valores

No aceleres el proceso, confía en el proceso, ten paciencia en los pequeños pasos que das, con respeto, con dignidad, con veracidad, con perseverancia, lealtad, heroísmo, curiosidad, disciplina, empatía, modestia, integridad, valentía, solidaridad y compasión.

Sé el proceso que resulta de aplicar tu sistema de valores, solo así acelerarás el proceso hacia una gran vida (¿Éxito?).

Los ganadores son personas que se alimentan de cualquier cosa, una tormenta, un huracán, una inundación, un terremoto, la bancarrota, la mortalidad o la pérdida, incluso de la enfermedad. Porque es ese “dolor” inevitable lo que les empuja hacia la grandeza.

Amar la presión, disfrutar de la incomodidad, sentir la crispación. Tomarte un café en el infierno tranquilamente.

Entonces te levantarás y continuarás, ante el propio demonio, ante el desafío más aplastante y en medio de las aflicciones más agresivas.

Porque todo lo que harás será seguir, atravesando decepciones, derrotas y debilidades. Conquistarás, progresarás y seguirás más allá, sin negatividad, sin considerarte demasiado.

Eso se llama victoria.

Atribución imagen: Kathleen Tyler.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Aprendiendo a ser humano

Aprendiendo a ser humano

Estos días me encuentro aprendiendo a ser humano: alegremente removido, felizmente saboteado, bellamente alterado, afortunadamente incomodado, especialmente vulnerable. Aquí es donde estoy encontrando tranquilidad y quietud, porque estoy observando, no estoy...

leer más
Pura disciplina

Pura disciplina

Estoy en Santa Teresa, un paraíso, y algo parecido a Tulum, porque escucho a demasiadas personas decir "si crees en ello con la suficiente fuerza, entonces puedes conseguirlo", y el problema con esta creencia es que estamos dejando fuera la parte más importante de la...

leer más
Mejor paga el precio que cuesta tu verdad

Mejor paga el precio que cuesta tu verdad

No subestimes el poder de tu discurso, por eso, habla tu verdad, actúa desde tu verdad. Una de las formas de conceptualizarte a ti mismo es darte cuenta de que eres una partícula de polvo entre otros 7.000 millones de partículas. Cuando te visualizas de esta forma,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto