Menu
Browsing articles tagged with "haz que suceda archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Abr
22

Me da igual

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Liderazgo  //  No Comments

Son las 00:13h, en unas horas (a las 6am) estaré recorriendo los 320 kilómetros que separan Ciudad del Cabo del desierto de Tankwa Karoo. Esto quiere decir que me levantaré a las 4:40h para poder realizar mi Gran Mañana. Esto quiere decir que no descansare lo recomendado. Me da igual.

No he entrenado lo que debería haber entrenado. Primero por un asunto personal que lo impidió y segundo porque estas tres últimas semanas he trabajadno más de 16 horas al día. No estoy preparado físicamente para este desafío. Me da igual.

Voy a estar en carretera durante 20 horas, pedaleando, quizá podrían ser 24 horas. Adivina, me da igual.

Tendría que haber desconectado más del trabajo en este último mes. No lo he hecho, he trabajado más todavía si cabe. Puede que no sea sano, me da igual.

Admito que soy obsesivo, que aparto de forma radical todo lo que no me aporta. Que arraso con todo lo que se ponga por delante. Quizá no sea lo mejor. Me da igual.

Tendría que ser más social, salir más, pensar menos, sentir más. Tendría que ser de una forma, pero resulta que soy de otra. En ambos casos, me da igual, vaya.

No tengo mucha base de seguidores. No soy popular, mis artículos, publicaciones en Instagram o vídeos pasan desapercibidos y no son virales. Me da igual.

No me importa nada más que aquello que voy a hacer (ahora) o estoy haciendo. Nada más.

Me da igual, porque hago lo que tengo que hacer

me da igual - soy Isra GarcíaSi tuviera que darte algún consejo (sobre marketing, emprendimiento, estilo de vida, negocios, desafíos, proyectos…), te diría lo siguiente: haz lo que tengas que hacer, sea lo que sea, cueste lo que cueste. Ignora a todo el mundo y haz que suceda, a tu manera.

Ahora.

Hazlo. Hazlo hoy antes de volver a casa, antes del final del día. Lánzate a lo absurdo, piensa absurdo, escribe ese sinsentido, enfréntate a a lo imposible. Ve y descubre si hay un límite. Y hazlo hoy. Sin esperar nada. Solo ve. Da igual lo que piensen, digan o pase.

Lo que importa es aquello que estás haciendo porque te arde por dentro.

Mar
25

La llave

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship  //  No Comments

La llave abre puertas.

En Marketing

La llave hacia un marketing brillante es un producto o servicio que encante a los clientes que necesitan ser encantados. Es un producto extraordinariamente producido o un servicio magníficamente diseñado. Ambos necesitan llegar a aquellos que lo necesitan. Si logras aprender a encontrar a esos (máximo) 150 clientes, y aprendes a ver cómo ellos ven el mundo, y entonces diseñas la experiencia de tu negocio para ese grupo y de la manera que conecta con su visión, nadie podrá hacer un mejor marketing que tú.

Para ser inconformistas

la llave que abre puertas

La llave hacia el inconformismo es nunca quedar atrapado en la comodidad del éxito. Nunca tener miedo a innovar porque has tenido éxito repetidas veces, no atascarte en la ansiedad de qué pasará si fallas cuando has triunfado previamente o que pasará si fallas, después de volver a fallar, cuando ya fallaste otras veces. Es dejar marchar el control y darte cuenta que la única cosa que te salvará es el movimiento, a poder ser hacia delante, más preferible que hacia los lados, o hacia atrás. Si logras darte cuenta de que ser inconformista no es ser ambicioso, ni vivir con ansia, sino siempre dar un paso al frente, ir un poco más allá, cada día. Cualquier cosa que te propongas será tuya.

Hacia la ultraproductividad

La llave hacia la productividad que funciona es desarrollar primero la autoconsciencia de saber qué es lo que tienes que dejar atrás, qué es aquello que te distrae, quiénes son las personas que te están restando y están robándote un tiempo demasiado preciado, y cuánto trabajo importante estás haciendo en contraste con todo el que realmente podrías hacer.

Es en segundo lugar, ser lo suficientemente autodisciplinado como para crear una serie de sistemas que cubran las áreas clave de tu trabajo y vida, de forma que empiecen a mejorar todas esas zonas que podrían llevarte a ganar más rápido en menos tiempo.

Tercero es tener la iniciativa necesaria como para iterar, probar diferente y experimentar cuántas ocasiones requiera con tal de encontrar la fórmula más eficiente posible para trabajar menos, producir más y vivir mejor. La llave es destinar más tiempo a lo que quieres y menos a lo que no.

En alto rendimiento

La llave hacia el alto rendimiento está en equilibrar la balanza de las cuatro dimensiones del ser humano. La dimensión física, emocional, intelectual y espiritual. Y hacerlo a diario, trabajando todo lo que puedas cada una de las cuatro y por igual, a poder ser. Es desarrollar un kit de habilidades núcleo y superhábitos que te permitan cumplir ese gran cometido.

A más humanidad

La llave hacia human media, es permanecer humano dentro y fuera de Internet. Es ser la misma persona, marca o empresa. Es ser real, vulnerable, honesto, digno, virtuoso e íntegro. Y ser conducido por unos principios universales que van más allá de cualquier tendencia de hoy en día. Es poseer alma, cuidar e integrarla en todo lo que haces: negocios, ventas, campañas de
email marketing, relaciones públicas, comprar el pan o pedir cita en el médico.

Sigue abriendo puertas, tienes la llave en tu mano.

Extra: si quieres abrir la puerta del inconformismo,  ven a Valencia el 4 de abril. Josef y yo estaremos presentando el libro Inconformistas en el FNAC, a las 19h. Detalles aquí.

Atribución imagen: Dean Sas.

Feb
24

Tu trabajo es hacer que algo grande suceda, dentro y fuera

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Lifestyle  //  No Comments

Ganar… ¿Ganar? Mira, ganar no es ser mejor que otros. Ganar es hacer que suceda, es mejorar tu último “mejor” porque has hecho algo más que la anterior vez. Cada profesional de élite lo sabe, ya sean atletas, músicos, empresarios, desarrolladores o maestros. Es más efectivo enfocarte en tus pequeñas victorias personales, que enfocarse en otras personas.

Es fácil sentarte y juzgar lo que otros están haciendo, si están haciéndolo bien o mal. Si es su trabajo o no. Eso es tóxico. Lo que deberías es fijarte en tu rendimiento y en tu trabajo.

Hacer que suceda es tu trabajo

Si quieres hacer que suceda, tendrás que hacer tu trabajo. Tendrás que auto-obsesionarte con ello…

Ahora que estás aquí, es tu trabajo hacer algo que te llene.

Es tu trabajo resistir los momentos duros.

Es tu trabajo cuidar de tu familia, de tus amigos y tu equipo.

Ademas, es tu trabajo encontrar tu propia definición de plenitud.

Sacudir las cosas que puedes sacudir.

Solucionar problemas que sabes que puedes solucionar, aunque no sean los tuyos.

Descubrir nuevas emociones, sensaciones y experiencias.

Explorar lugares donde nunca has estado.

No solo esto es tu trabajo, añadiría algo más:

Es tu trabajo permanecer curioso y vivir, de vez en cuando, en los márgenes.

Destapar el potencial oculto que tienen las personas de tu alrededor.

Encontrar nuevas formas de ver el mundo. Nuevas formas de crear, inventar o construir cosas.

Incluso aunque tus amigos abandonaran hace años y tengas una voz en tu mente que cada día te dice lo mismo.

No hay carreras profesionales, ahora solo hay proyectos que pueden funcionar o no. Así que es tu trabajo probar cuáles despegarán y cuáles no. Adivina cómo…

El trabajo de hoy es trabajar en hacer lo complicado simple. En ser útil para personas que te necesitan.

Es tu trabajo cambiar las cosas que importan.

Es tu trabajo hacer que algo grande suceda en ti y en otros. Lo mires por donde lo mires.

Nunca te conformes con menos. Amén.

Entrevista Wall Street International Magazine

Entrevista con Evelyn López para Wall Street International Magazine. Una conversación sobre estilo de vida, experimentos, El Viaje, límites, experiencias vitales y vences miedos.

entrevista isra garcia haz que suceda wall street international magazine

hacer que suceda Isra-Garcia

entrevista isra garcia haz que suceda wall street international magazine entrevista isra garcia haz que suceda wall street international magazine entrevista isra garcia haz que suceda wall street international magazine

Entrevista original: Wall Street International Magazine. – Atribucion fotografía: Looker Media.

Jul
28

Haz

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Liderazgo  //  No Comments

Aeropuerto de Málaga, conexión barcelona, destino final Bélgica (Tomorrowland). Recuerdo la primera vez que fui, en 2013. Hoy sigo repitiéndome el mayor de mis recordatorios: “haz Isra, haz”…

haz, haz, haz

El crítico no hace nada.

El quejica tampoco hace nada.

El frustrado no hace.

El insatisfecho no hace nada importante.

El profesor acomodado no está haciendo nada digno de mencionar.

El funcionario que vive para la paga mensual tampoco está haciendo lo que sabe que podría hacer.

El jefe rodeado de incompetentes para sentirse mejor no hace nada por mejorar las cosas.

El retador que tanto admiras no hace nada honesto.

La sociedad ensalza a emprendedores que no hacen nada valioso y los convierte en héroes. Hawkers revolucionan el e-commerce. El Lío de Ibiza revoluciona el concepto restaurante nocturno. El Tenedor ha arrasado de la noche a la mañana. Cabify ha desmontado la industria del transporte.

Lo más preocupante sobre fijarnos en los gigantes que revolucionan industrias (no solo empresas, sino personas) es que vas a fallar en la mayoría de intentos a alcanzarlos. Seamos honestos. No solo fracasarás al final, lo harás incluso antes.

Aún así, siguen quedando demasiados soñadores. Los emprendedores que sueñan con una start-up que sea adquirida por Facebook. La empresa que sueña con su compra por un fondo de inversión. Son al final profesionales con un poco de éxito en el mercado, son los que funcionan sin un histórico o recursos significativos como la capacidad de maravillar a clientes. En ocasiones olvidamos que compañías como Google fueron financiadas por algunos de más grandes inversores del mundo.

Haz algo posible

Lo sé, lo sé, seguro que esperas que en algún momento diga, “no importa, haz que suceda”. Sin embargo, el hecho es, que la elección de ir contra lo imposible, retar el monopolista o reinventar la rueda ya reinventada, es una estrategia inútil, casi siempre. Después de todo, si sueñas sobre lo imposible y entonces persigues ese sueño que posiblemente no funcione, no tienes que preocuparte por ser criticado. No tienes que sentir temor sobre la responsabilidad de hacer algo, lanzar algo o encantar a tus clientes. Después de todo Isra, era imposible.

Desafiar a tu mayor oponente, cuando sabes seguro que perderás, es una manera de rendirte a la mediocridad y al miedo de no hacer, empezar, lanzar o acometer.

Mi mejor recomendación no-solicitada: olvida las grandes batallas, gana pequeñas batallas. Adquiere el superhábito de ganar, de hacer que algo suceda, de tener clientes que te echen de menos. Una vez que hayas demostrado que sabes cómo ser brillante, haz, haz, haz, haz, haz y haz, y entonces, luego, persigue lo imposible si quieres.

Haz pequeño.

Atribución imagen: edans.

Oct
23

Hacer que algo suceda ocurre a diario

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship  //  2 Comments

hacer que algo sucedaEs más fácil que nunca hacer que algo suceda. Ya, pero la mayoría al final del día, pocos acaban haciendo que las cosas sucedan. ¿Entonces?

Nadie empieza haciendo mucho

Imagina ser una joven emprendedora que acaba de terminar una carrera de ADE y colabora en proyectos con la universidad. Desde ahí, obtienes la oportunidad improbable de ser financiada por una gran marca o un angel investor. Trabajas con ellos durante un año y luego algunas de tus ideas empiezan a despegar. Eventualmente, empiezas a obtener repercusión e influencia, tu blog es leído por miles de personas. Tus podcasts descargados por hispanohablantes de todo el mundo, como tus vídeos en Youtube que encandilan a audiencias masivas, te contratan para conferencias en grandes eventos de la industria, talleres para grandes organizaciones. Tus ideas cada día son más valiosas y perseguidas. Sin embargo, esto sucede años después. Y entonces, quince años más tarde, te conviertes en una empresaria y en inversor de otros emprendimientos, que además tiene su propio espacio en la televisión.

Quince años después, tu valor de marca es de alrededor de mil millones de euros, eres una persona de éxito contrastado y poseedora de millones de euros. Quince años de hacer que algo suceda.

No tengo tiempo para esperar

Necesito una solución ya. Seguro que has escuchado algo similar a esto. Querido o querida, nadie tiene tiempo. De hecho, esto es cierto, cualquiera tiene menos tiempo del que piensa. Esto si tienes la fortuna de hacer un trabajo digno. Sin distraerme, cuando dices que no tienes tiempo para hacer que algo importante suceda, lo que en realidad estás diciendo es esto: “cuido mi alimentación, pero voy a parar en McDonalds para cenar algo”.

El “Tiempo” se gana con muchos pasado dados durante mucho tiempo haciendo que cosas grandes, pequeñas o medianas sucedan.

¿Cuanto tiempo pasa desde que emprendes tu idea hasta que despega como un negocio que produce ganancias sustanciales? Dime ¿Cuanto tiempo te lleva en crear una comunidad online valiosa para tu empresa? ¿Cuanto tiempo te lleva hacer que tu trabajo sea reconocido en tu sector? Ninguna de las preguntas serían respondidas con “unos meses, ni siquiera un año”. Toma su tiempo. No puedo ver una forma más rápida de conseguir hacer que algo suceda, algo grande, que haciendo que suceda cada día. Con intención. Propósito. Descaro.

La parte buena es que dedicarte a disfrutar de los pequeños logros diarios no toma mucho tiempo. Todo eso es lo importante, porque es la gasolina para lanzarte hacia la próxima meta.

Tengo que comer y pagar recibos

Demasiado obvio amigo/a. Esta es la verdad: los granjeros no se mueren de hambre si tienen gallinas en sus corrales. Y si no tienen gallinas tienen cerdos, o maíz o verduras. Este es el fundamento para conseguir algo grande. Comes lo que tienes mientras vas sembrando (o criando) y cuidando lo que venga después. No hay otra forma, creo. Comprar hoy el pase hacia el futuro es adquirir una mentira muy costosa que no te dará nunca de comer.

El problema es de valentía

Aquí la confusión: parece que siempre tenemos tiempo para aquello que nos haga conseguir el triunfo. Vamos y lo encontramos, con el tiempo, no hoy, no mañana. Cuando obtenemos feedback y ese feedback es positivo, hacemos más de eso. Sin embargo, lo que pasa cuando empiezas la carrera hacia cualquier cosa que persigas, es que solo estás tú, empujándote a ti mismo/a y combatiendo contra el miedo. No puedes escuchar el clamo de la multitud porque todavía no has llegado al escenario.

Hacer que algo suceda ¿Sí?

Sí, valentía para empezar, consciencia para no desistir y disciplina para cada día mejorar. Toma tiempo, pero el valor está ahí.

Photo credit: neliO.

Sep
1

Haz lo que creas

Hacer todo ¿Posible o no? Una buena y quizá aconsejable lista de cosas que no puedes, no debes y no tienes que hacer.

No:

  • Cuestiones.
  • Chilles.
  • Llores.
  • Engañes.
  • Alardees.
  • Te creas más que nadie.
  • Sobresalgas.
  • A contracorriente.
  • Suspendas.
  • Seas expulsado.
  • Robes.

hacer todo, claro, haz lo que creasLa mala noticia es, sí, esto es todo lo que es.

La buena noticia es sí, esto es todo lo que es.

¿Sabes? no pasa nada, la vida es corta. eso es lo que lo cambia todo.

¿Empleas tu tiempo en la universidad haciendo lo que tus padres te dicen que hagas, asintiendo con la cabeza todo lo que dicen tus profesores y siendo lo que todo el mundo debe esperar de una persona sensata y cuerda como tú? ¿O eres de esas personas que no llevan una trayectoria estudiantil ejemplar, pero si una muy intensa vida, en el amplio sentido de la palabra? Elecciones.

¿Estás gastando tu tiempo en ser el último que sale de la oficina y el primero que entra para intentar ganar un ascenso? ¿O inviertes tu tiempo trabajando desde una playa en las Islas Mauricio o en Daytona? Elecciones.

Hacer todo es posible

Sí, puedes hacer todo, solo que no todo al mismo tiempo, pero sí puedes hacer de todo, siempre te dará más recorrido.

A veces es muy bueno adentrarse en qué es todo lo que no debes hacer y hacerlo, es una pregunta más importante que qué hacer.

Hay una lista muy larga de cosas que no debes hacer. Si fuera conservador, te diría que no hicieras la mayoría, pero al carajo, haz lo que creas.

Ve, haz esa lista, escribe arriba del todo aquellas cosas que más te mueres por hacer. Sean buenas, regulares o malas. Quien dice qué es cada cosa, tú, solo después de haberlo probado.

Photo credit: Sushicam.

Jul
21

El trampolín

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Liderazgo, Mapmakers  //  9 Comments

el trampolínSé honesto/a. ¿Cómo de frecuente te saboteas a ti mismo/a antes de ni siquiera poner un pie en el trampolín?

En cualquier día, tienes responsabilidades que te gustaría terminar porque sabes que impactarán positivamente en tu negocio, y luego están otras responsabilidades que son las que en realidad acometes.

Espera, espera, espera

Te engañas a ti mismo pensando que “funciona” el estar actualizado con las últimas noticias de la industria, leer los últimos posts sobre “cómo aumentar ________” o “10 trucos para __________” y atender conferencias y eventos para hacerte más visible.

Sabes mejor que nadie que no es el camino, tu intuición te lo dice, aunque no puedas escucharla con nitidez, pero tu mente, en especial tu amígdala, te hace creer que solo por leer un libro de ____________ o _____________ te ayudará a generar tracción delantera y hacer mejor tu negocio o tus habilidades profesionales.

Es más fácil esconderte detrás de poseer un profundo entendimiento sobre marketing, comunicación, start-ups, coaching, diseño gráfico, publicidad online, big data o cualquier otra especialización, te ayudará a posicionarte cuando llegue el momento indicado. Cuando este momento ideal llegue, serás el jefe supremo de tu industria, porque tu estás tan bien preparado que nadie podrá sobrepasarte.

Ese tiempo nunca llegará y quedarás en un cubo con la etiqueta “otro/a que quedó esperando”.

El trampolín

Más que a menudo, algo te retiene y no sabes lo qué es. No puedes apuntar con certeza a esa carga que te hace más lento, que te evita saltar más alto. Algo que te hace caer sin motivo aparente.

Así que en lugar de moverte rápido y tomar acción. Te excusas en que no puedes, no estás preparado, no eres lo suficientemente bueno o que no sabes lo que necesitas saber. O un millón de excusas más. Justificas tus razones para no moverte del sitio en el que permaneces.

Podrías tener una excusa; podrías tener varias. Está bien. Lo entiendo.

O podrías dar un paso al frente, colocarte en la línea de fuego, buscar dentro de ti. Abrir la puerta y salir ahí afuera y andar al camino hasta llegar al trampolín donde saltar al vacío.

El trampolín te está esperando, no hay excusas si estás dispuesto a dar el salto.

Photo credit: el coleccionista de instantes.

Jun
23

Empieza a hacer

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Equipar, Lifestyle, Mapmakers  //  2 Comments

empieza a hacerHago una cosa nueva por primera vez cada día desde el 7 de julio de 2015. Hace unos meses me inscribí a una prueba deportiva llamada Titan Desert sin haber montado en bicicleta de montaña más que cinco veces exactas. Ahora voy a aprender a bailar (buscando profesor/a), cocinar, tocar un instrumento musical (no he decidido aún cual) y en 2017, si llego, mi idea es aprender 12 nuevas especialidades profesionales, una por mes. Por supuesto, justo después de inscribirme en la Titan Desert, me di cuenta de que no podría realizar la carrera porque estaría entre Madrid – Málaga – León, pero no fue así, pude hacerlo. Sucede lo mismo con todo lo otro que voy a aprender a hacer. Ahora te cuento lo que hace que esto de verdad valga la pena: cada día quedo paralizado pensando que es eso nuevo que voy a hacer que nunca antes haya hecho – cada día – nunca practiqué MTB, hay cosas que no sé hacer y hay otras que si sabía un poco, las he olvidado. Incluso he dejado de hacer otras cosas.

Inscribirme en la academia, inscribirme en Ultraman, comprar el billete de ida para una aventura que empiezo los primeros días de agosto, firmar el contrato del próximo libro para noviembre. Escribir aquí que lo voy a hacer es decir que lo voy a hacer. Cuando lo haces, en realidad estás enviando un mensaje parecido a este: “es mejor que vayas y practiques. Más te vale adquirir la forma adecuada para poder disfrutar de la carrera, instrumento, música o pareja con la que practiques”, esto es hacerlo, esta es la parte bonita de esto, es un mensaje para ti, no para los que hay afuera. Es apretar el botón. Es hacer que algo deje la fase teórica y se desplace hasta la realidad actual, la práctica.

Una vez que empiezas a hacer algo, te digo que eso que haces se vuelve real, puedes tocarlo, sentirlo, analizarlo y disfrutarlo. Cometes errores. Aprendes. Intentas. Practicas. Una vez que empiezas a hacer, puedes interactuar con otros sobre lo que has hecho – ahora viene lo mejor – obtienes resultados que hablan mejor que todo lo bueno que tú podrías decir. De repente, de manera mágica, te unes a la fraternidad de aquellos que han hecho algo similar a ti (Ultraman, Titan Desert, Big Data, emprender el primer negocio, APP, una red social, etc.). Una vez que empiezas a hacer, puedes medir tus propias habilidades núcleo, y puedes intentar mejorar probándote contra ti mismo – nunca contra otros.

Antes de que empieces a hacer algo, antes de que lo hagas, mientras que solo sea una intuición (aunque sea muy buena y noble), lo único que estás haciendo es hablar. Planificas, diseñas, preparas. Seguro, es genial hacer todo esto y estar enfocado, pero si planificas mucho y no haces mucho, no estás haciendo.

Jugar, sí, es divertido, pero te digo algo, hacer – acción – es todavía más divertido. Piensa, hacer algo cada día.

¿Qué vas a hacer? ¿Que es aquello que no has hecho que sientes que necesitas hacer? ¿Cuál sería el primer paso para empezar?

Empieza a hacerlo. Verás.

Photo credit: Hansel and Regrettal.

Abr
10

Haz que suceda o muere intentándolo

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Liderazgo, Mapmakers  //  1 Comment

haz que suceda o muere intentándolo¿Es esto cierto? ¿Es posible conseguirlo? ¿Es alcanzable? ¿Quién soy yo para enfrentarme a algo así? ¿Cómo podría lograr hacer algo diferente? ¿Y grandioso? ¿Podría? ¿Me permitiría mi jefe / profesor / podare / pareja / manager / autoridad? ¿Tengo las habilidades necesarias?

Ninguna de estas preguntas son en realidad relevantes. La pregunta interesante sería algo como esto:

¿Haces que las cosas (cualquiera que sean) sucedan, o solo hablas sobre hacer que las cosas sucedan, sueñas con hacer que las cosas sucedan, mientras la realidad que vives es totalmente diferente y siempre opuesta a cómo imaginas que debería ser?

Ahora es un buen momento para introducir las siguientes cláusulas:

  • “Los resultados podrían variar”
  • “No es tan fácil como parece”
  • “No tienes suerte como otros”
  • “Quizá mañana”

Cualquiera de ellas calmarían a la multitud “sí, pero…”.

Seguro, las personas “sí, pero…” igual tienen razón, igual eres un perdedor, igual no tienes demasiada fortuna, igual no estás preparada, igual has nacido para seguir soñando y ya. Todo lo que he vivido – en mí y a mi alrededor – me ha demostrado lo contrario, si quieres hacer que suceda, puedes hacer que suceda, fatídicamente simple.

Cuanto más envejezco, más entiendo cómo funciona el mundo y más irrelevante se vuelve lo que otros críticos, cínicos, pobres diablos, haters o “sí, pero” piensan, creen o dicen.

¿Quieres una excusa para no hacer que suceda? Tengo una buena lista que he ido recogiendo durante más de cuatro años, solo para recordarme que cada una de ellas era mi mejor oportunidad para hacer que cosas impensables sucedieran.

Continúa. Me entusiasma ver el resultado de tu presencia en la tierra, aquello que importa.

Y si todavía no has hecho que algo suceda (lo dudo), te recomiendo que lo hagas, ahora.

Podría ser el último año de tu vida, y tú sin saberlo. ¿Te imaginas?

Photo credit: Felix Pascual.

Abr
1

Hacer al mismo tiempo que pensar

By Isra Garcia  //  Educación, Proyectos, Stand OUT Program  //  No Comments

stand out program valencia 2016Hay una tremenda oportunidad de crear espacios de trabajo donde la gente conecta, crece y sobresale. Esto fue algo de lo que impulsó a crear Stand OUT Program. Desafortunadamente, también es fácil y muy común, convertir esos entornos en productos que no funcionan, servicios desorientados, resultados mediocres y equipos desperdiciados.

Por eso el trabajo que creamos aquí está desarrollado para que deposites tu labor emocional, todo tu propósito y la mayor de las intenciones para lograr crear algo de lo que te sientas orgulloso, no importa si es un negocio, una causa, un desafío o tu mismo/a como proyecto.

Pretendemos crear algo avanzado con agentes del cambio (¿Tú?) como motor dinamo, la clave está en crear equipos con personas que conozcan el trabajo de cada una de ellas, o incluso más profundamente, con un puñado de profesionales brillantes que accionan al mismo tiempo que piensan, para iniciar, inspirar, conectar y hacer que las cosas sucedan.

Vídeo: Felix Pascual.

Mar
6

Empieza. Sigue. Sigue. Sigue.

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Equipar  //  4 Comments

Empieza. Sigue. Sigue. Sigue.“Pero tú eres ____________”, “claro como es ______________”, “si yo fuera _______________”, “_______________ puede trabajar para quien quiera”, “seria más fácil si me llamara ___________”. Escucho esto en muchas ocasiones (la mayoría de las ocasiones porque son personas que conozco, incluso en raras ocasiones aparece también mi nombre).

Dices

Dices, “quiero ganar dinero con mi blog”, aquí digo “bloggea”, entonces dicen “nadie me leerá”. Otros dicen “quiero escribir un libro”, aquí digo “empieza a escribir”, entonces dicen “no sé sobre qué escribir”. Algunos otros dicen “quiero empezar mi propia empresa”, aquí digo “créala”, entonces dicen “cuesta mucho trabajo, no sé por donde empezar”. Dicen “quiero dar conferencias”, aquí digo “empieza a darlas”, entonces dicen “nadie me contratará”. Dices “quiero hacer deporte”, aquí digo “mañana es un buen día”, entonces dices “mañana no me viene bien”. Me han dicho “mi trabajo no me hace feliz”, aquí digo “renuncia mañana”, entonces me dijeron “¿y qué voy a hacer entonces?”.

Cuando empecé…

Cuando empecé a dar conferencias, nadie me contrataba. Cuando empecé con IG nadie demandaba nuestros servicios. Como quise ser advisor nadie me hacía caso. Cuando empecé a hacer deporte, siempre era el último elegido a tener en un equipo. Cuando empecé este blog, solo yo me leía a mí mismo. Cuando empecé, en cualquier cosa, lo hice gratis, en el lugar donde pudiera hacerlo gratis y ser visto por otras personas. En algunas ocasiones tuve que crear ese espacio llamado “gratis”. En otras ocasiones tuve que aceptar condiciones injustas, no en muchas ocasiones, pero acepté.

Sigue

Cuando lo hice por primera vez y sabía que seguía queriéndolo hacer, porque lo amaba, porque me apasionaba, porque quería, porque me apetecía, porque sentía que era una oportunidad, porque sobresalía de mí mismo y porque me lanzaba a lo incierto, desconocido y temeroso. Cuando lo hice porque sentía y sabía todo eso, lo único que hice fue no parar de seguir haciéndolo.

Cuando cualquier persona – que desees colocar en esos espacios en blanco de arriba – empezó, no era nadie. Cuando tú empezaste en la guardería no eras nadie. Cuando tu ídolo empezó su carrera, no era nadie. Cuando tu profesor llegó a la universidad, no era profesor. Cuando Pete Cashmore tuvo la idea de crear Mashable, no era nadie. Cuando yo empecé no era nadie. No era “Isra García”, era solo Isra García.

Seguimos

Y todos ellos y yo, seguimos haciendo cualquiera que fuera la cosa que pensábamos que nos haría sobresalir, nos divertía y nos hacía ganarnos la vida. En cada espacio o hueco, lo hacíamos. Sin coste, gratis, más que barato. Miles y miles de veces. A toneladas. Y entonces un día lo hicimos a cambio de pagarnos con dinero. Entonces, más tarde, nos pagaron un poco más todavía en otra ocasión, en unas cuantas siguientes todavía un poco más de dinero. Y entonces, un día, pasamos de cuatro cifras a cinco, porque habíamos ganado ese derecho.

Y ahora, no muchos años después, seguimos demostrando resultados, por lo cual hemos podido cobrar todavía más.

Por qué…

Porque empezamos. Porque un día no fui el profesional que hoy soy. Porque un día mis conferencias no eran las que son hoy. Porque siempre seguimos. Porque una día tu no fuiste un _____________ ¿Y entonces?

Empieza. Ahora. Repite. Sigue. Sigue. Sigue.

Photo credit: Lenore Edman.

Oct
23

No sé hacerlo

By Isra Garcia  //  Cambio, Enterpreneurship, Liderazgo, Mapmakers  //  2 Comments

Nunca he sido especialmente bueno en nada. No podía hacer la mayoría de cosas que quería hacer. No sabía hacer todo aquello que me gustaría aprender. Un día aprendí que esto, lejos de ser una debilidad, era una oportunidad, una puerta hacia la iniciativa.

no se , no puedo

Aquí el secreto, cuantos más:

  • Proyectos creas.
  • Negocios lanzas.
  • Experimentos formulas.
  • Trabajos realizas.
  • Resultados obtienes.
  • Aventuras inicias.
  • Desafíos intentas.
  • Experiencias vives.
  • Fracasos acumulas.
  • Obstáculos enfrentas.
  • Problemas resuelves.
  • Preguntas respondes.
  • Miedos entiendes.

Cuanto más – y más rápida y eficientemente – hagas todo eso, mayor probabilidad tendrás de conseguir cosas que antes estaban fuera de tu alcance, cosas con las que nunca antes ni siquiera te hubieras atrevido a soñar.

Haz cosas que no puedas o no sepas hacer, de esa manera aprenderás a hacerlas, de esa manera podrás hacerlas.

Photo credit: Tristan Tom.

Oct
11

Mapmakers day

By Isra Garcia  //  Cambio, Lifestyle, Mapmakers, Vida  //  2 Comments

Podría ser celebrado por primera vez en el mundo entero, mañana podría ser el día de los mapmakers.

mapmakers day

Mañana podría ser el día en el que dar un paso al frente y:

  • Abandonar el trabajo que retiene todo tu potencial.
  • Hacer público ese blog en el que llevas meses (¿años?) trabajando.
  • Pronunciarte sobre los abusos de poder que a menudo presencias en el trabajo o en la universidad.
  • Destapar tu punto de vista en la reunión del comité.
  • Invertir el poco dinero que queda en tu cuenta, en ese negocio que cada día tienes en mente y piensas que podría funcionar.
  • Crear la nueva revolución tecnológica, el siguiente Tesla quizá.
  • Cambiar de carrera profesional.
  • Empujar a tus profesores o compañeros de clase.
  • Entregar un mejor trabajo, más brillante, más impecable, más leal.

El día de los dibujantes.

Hablo de acción

Hablo de que mañana podría ser el día en el que te adueñes de tu vida, firmes tu propia voz y empieces a dibujar la historia que hay en tu corazón (y probablemente en tu cabeza).

Hablo sobre ver algo y decir “sí, esto es para mí y voy a por ello” o “no, esto no es para mi, será obviado”. Es el día de no solo tener una opinión y defenderla, sino cambiarla cuando el momento lo pida, tener la tenacidad y audacia para hacerlo.

Mañana podría ser el día para dibujar tu mapa, actuar en él y vivir en él.

Haz que suceda

Podría admirar a aquellos que dicen algo así como: “si no tienes nada importante que hacer, no lo hagas” o “si no sabes donde vas a ir, no te muevas”.

Por otro lado, una razón por la cual no hacemos algo importante o no avanzamos es porque ya hemos decido que es más seguro y fácil no hacer nada o no empujar hacia alguna dirección.

Si has caído en esta trampa, entonces comprométete a elegirte a ti mismo y crear los puntos por los cuales hacer tu mapa pasar. Programa un día y lugar para hacer las cosas que siempre has deseado hacer. Hacer algo casi con toda probabilidad mejorará tu pensamiento, tu actitud y trayectoria.

Hacer deporte todos los días y extraer un aprendizaje por cada día, es una manera de hacer esto. Leer libros cada día y trabajar lo aprendido también lo es. Un podcast semanal, funcionaría. Un vídeo-blog diario en Periscope sería una opción válida igualmente. Un blog con artículos publicados diariamente, sería una gran elección. Encantar un cliente cada día, sería otro ejemplo de hacerlo y conseguirlo. Sin embargo, estar continuamente compartiendo contenido “interesante”, monitorizar click diarios, buscar más followers o likes en Instagram o mirar cuantos retweets puedes alcanzar, sería lo contrario a lo que más necesitas hacer.

Muéstrate

Resalta aquello en lo que crees y trabaja ferozmente en ello.

Comprométete (contigo mismo, ¿con quién sino?) a articular un acción diaria que te impulse hacia tus sueños, deseos o pasión. Cada día, online u offline, no importa. Comparte, con alguien que sienta afinidad contigo, el camino que recorres y todo lo que crees mientras tanto.

Levanta la cabeza. Mira hacia arriba. Localiza ese punto inalcanzable. Toma velocidad. Salta alto. Sobrepásalo. Es tuyo.

Feliz Mapmakers day. No solo mañana, sino cada día.

Photo credit: Odosdesign.

Oct
10

Hazlo rápido, demasiado rápido

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Mapmakers, Negocio, Vida  //  6 Comments

Las recomendaciones y los consejos de toda una vida han venido a decir algo como esto:

  • Sigue las instrucciones que hay aquí para ti.
  • Sé el mejor de clase en los estudios.
  • Destaca en el trabajo sobre el resto de tu colegas saliendo más tarde que nadie de la oficina.
  • Haz las cosas con pausa.
  • Busca el área de seguridad y no salgas de ahí.
  • Labra una buena reputación.
  • Construye tu futuro.
  • Piensa en el mañana.
  • Preocúpate por asegurar un buen trabajo y llegar a mayor con una buena jubilación.
  • Finanza tu coche a 10 años e hipotécate a 50 años.
  • Aprovecha lo que tienes, debería durar para siempre.
  • Muere de viejo, se supone.
  • Vive lentamente.

Bah.

hazlo rapido, demasiado rapido

Permíteme darle una pequeña vuelta al discurso con el que tu generación y la mía han crecido, seré breve, lo prometo:

  • Cuestiona la guía que tienes entre las manos. Deja de seguir, empieza de una vez a liderar.
  • Sé el mejor de la clase aglutinando experiencias inolvidables, sé el mejor creando y haciendo cosas más rápido que nadie. Sé el mejor fallando útilmente.
  • Destaca sobre el resto de tus colegas de trabajo por producir el máximo impacto posible en el menor tiempo posible.
  • Céntrate obsesivamente en aquello que hay frente a tu nariz, la bola impasible del momento, ahora.
  • Levanta el pie del freno, impúlsate hacia delante, cada vez a más velocidad. Si piensas que algo merece la pena, hazlo en exceso.
  • Encuentra el riesgo antes de que el riesgo te encuentre a ti.
  • Trabaja por y para la excelencia (la verdadera excelencia significa impulsar a otras personas hacia la grandeza)
  • Ábrete a la posibilidad de ser un apasionado.
  • Llegar a mayor completo, desde dentro hacia fuera.
  • Quema los segundos, gástalos, inviértelos, empléalos o como quieras hacerlo, pero hazlo pensando en que el que pase nunca volverá.
  • Todo es más perecedero que nunca, el tiempo es más finito que nunca antes en la historia, actúa como tal.
  • Muere cuando tengas que hacerlo, no antes, no después, pero cuando llegue el momento vete lleno, vete saciado. El último día nadie te señalará con un dedo, recuérdalo cada día.
  • Vive muy rápido, demasiado rápido. No serás la persona más reconocida, pero sí la más realizada.

¿Qué vas a a hacer tú?

Photo credit: Backbone Campaign.

Sep
13

Haz que esto cuente, maldita sea

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación, Liderazgo, Negocio, Vida  //  No Comments

haz que esto cuenteCuando la palabra crisis apareció en España, no recuerdo exactamente el año, yo trabajaba de encargado de almacén en Arteco, una pequeña empresa de creaciones textiles, ahí ya había dejado Urdidos Jordi, la fábrica donde trabajaba 12 horas al día de lunes a viernes y algunos sábados de 6h a 14h. La situación empeoraba a medida que pasaba el tiempo y lo que se suponía que era el efecto de la crisis, golpeaba fuertemente al país, su cultura, mentalidad y por supuesto al 90% de los habitantes. Marché a Manchester, volví para dos años donde me especialicé en marketing y comunicación con un post-grado y un máster en Fundesem y obtuve una beca para continuar con un intercambio MBA internacional en Estados Unidos, en todo ese proceso de exploración, crecimiento y descubrimiento, siempre estuve atento a la situación en mi querido y añorado país.

Seguía asombrado los efectos devastadores de la crisis, no el desempleo, la bancarrota, el ladrillo o el textil, ninguna de esas burbujas, lo que realmente me dejaba petrificado era el efecto del mensaje negativo que cada persona lanzaba. Quejas, criticas, maldiciones, victimismo, frustración auto-impuesta, agonía auto-infringida, impotencia basada en el futuro, no en el presente.

Sí, esto es fácil decirlo, pero hay que vivirlo. Cierto, lo viví en mis carnes, familiares en desempleo, dos tíos que perdieron sus negocios y con ello mucho mucho y más importante que su estabilidad económica detrás. Amigos que nunca han conseguido levantar cabeza. En cierta manera la crisis me hizo despertar al verme con cero posibilidades de poder progresar.

Negativo antes que positivo

Esto era lo que todavía me sorprendía (y actualmente me sorprende) más, qué fácil (y frecuentemente más efectivo) era (y es) lanzar un mensaje negativo que uno positivo.

Ejemplo: “el desempleo no levanta cabeza, vamos a pique”, “este país es una basura”, “la culpa es de los políticos”, “no tenemos cultura empresarial ni emprendedora” era mucho más fácil de enmarcar dramáticamente que tomar la iniciativa y mostrar las oportunidades que esto podría crear, y trabajar por ellas hasta hacerlas florecer. Entonces mostrar esos resultados al resto. Sí se puede.

El conflicto vende más

Aunque ahora, mirando hacia atrás, es fácil de entender. Negatividad suplica por conflicto, conflicto suplica por drama, drama suplica por solución, solución suplica por personas que encajan en el sistema, personas que encajan en el sistema suplica por no cambiar el resultado.

La otra alternativa

No existe conflicto cuando en la TV o diarios aparece gente que está cambiando las cosas, organizaciones que están sobresaliendo en entornos hostiles, pequeños héroes que realizan acciones anónimas, el lado importante de eventos como Burning Man (ese en el que trabajan durante todo el año en mejorar el mundo). Si aparece todo este tipo de gente, alegre, brillante e insolente, es bastante difícil hacerlo encajar en lo que el sistema significa para el resto de población. Durante años.

Así que es fácil que el statu quo sea ignorado. Justamente lo que sucede a las personas anónimas que hoy están moviendo el mundo, las personas positivas y optimistas que con su trabajo muestran que cualquier cosa es posible. Esto aplica a cualquier mercado o industria.

Acentuar lo positivo (“hemos incrementado la felicidad de nuestros trabajadores”) obtiene generalmente un resultado mejor que acentuar lo negativo (“Hacemos que nuestros empleados odien menos su trabajo”), incluso si es un beneficio menos nebuloso.

Puestos a maldecir, que cuente

Esta es la razón por la cual muchas conversaciones de negocios finalizan con un resultado tan poco significativo. Porque cuando afilas tu elección de palabras, a menudo te arriesgas a amedrentar a otras personas.

Maldito si lo haces, maldito si no lo haces.

¿Cuál es la respuesta? ¿Dónde está la tierra prometida?

Lo siento, no hay ninguna de las dos. Solo existe la prueba y error. Los resultados podrían variar, pero si te puedo asegurar algo, permanecer positivo y optimista hará que esto cuente. Ganarás.

Photo credit: BK.

Ago
22

No aceptes la queja

By Isra Garcia  //  Cambio, Habilidades, Lifestyle, Mapmakers  //  2 Comments

no aceptes la quejaNo acepto la queja. Es una virtud que a la fuerza he adquirido.

LA – QUEJA – ES -INÚTIL.

La culpa no es del mundo. No es del sistema. No es de los políticos. No es de Hombres – Mujeres y Viceversa. No es de Jorge Javier Vázquez. No es de Kim Kardashian. Lo que sucede dentro del marco que comprende tu vida, en el 95% (5% para alivio de muchos en la media) de las ocasiones es responsabilidad tuya. Tu eres el causante, para bien y para no tan bien.

Te echan del trabajo. Te han echado a ti, no a mí. ¿Por qué razón? Quizá pienses que no es a ti específicamente. Sin embargo, “tú” en toda la extensión de la palabra. Y cuando digo “tú”, quiero decir yo. Nosotros. Todos.

Deja de quejarte, empieza a moverte. Crea, trunca, colisiona, inventa, haz.

Photo credit: Mark Jensen.

Ago
16

Cinco listas para hacer que algo nuevo suceda

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Mapmakers  //  1 Comment

cinco listas para hacer que algo nuevo sucedaPodría ayudar hacer cinco listas como estas:

Una lista de todo lo que necesita cumplirse para conseguir lo que buscas; micro-nicho al que dirigirte, detectar la necesidad que tú podrías cubrir, una oportunidad que esté realmente a tu alcance, que tu dominio sobre el área X sea el que podría marcar la diferencia, presupuesto, personal, capacidad de trabajo.

Una lista de las habilidades núcleo y super-hábitos que no posees y serían esenciales para generar el impacto que quieres provocar; cosas que podrías aprender como ser vulnerable, mostrarte auténtico o firmar tu propia voz, o cosas que otros podrían aportarte, resiliencia, .

Una lista con las herramientas que deberías dominar para conducir ese movimiento y que actualmente estén fuera de tu control; project management, análisis semántico, técnicas de ventas o control financiero.

Otra lista con el método de trabajo (y disciplina) requerida para lograr el objetivo que persigues; cuantos días, a qué hora, cómo, quien, por qué…

Y una lista con todo aquello a lo que tienes miedo, cosas que podrían no salir bien, obstáculos que posiblemente enfrentarás, frustraciones y cómo anteponerte a la ansiedad. Cosas esenciales que te sobrepasarán y que seguramente encontrarás en el camino.

Hazlo en papel, o en Evernote. Cinco listas para marcar la diferencia.

Así es mucho más fácil hacer que las cosas sucedan. Simple. Escrito. Directo.

Nota: no necesitas desarrollar cada lista en orden como están mostradas aquí, juega tu fórmula.

Photo credit: woodley wonderworks.

Ago
9

Abandona la reacción

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Habilidades, Innovación  //  No Comments

abandona la reacciónReacción.

Abandónala. Abandona los actos de “esperaré a ver si mi jefe ve el gran trabajo que estoy haciendo y entonces decide promocionarme”, “seguro que si actualizo mi perfil de LinkedIn y lo optimizo continuamente, algún headhunter me encontrará para oportunidades sustanciosas”, “montaré un negocio cuando no tenga otra salida profesional”, “no golpearé al sistema si el sistema no me golpea a mí”. Cuando la gente quiere emprender, lanzan muchas iniciativas, ¿Quieres saber cual de ellas funciona mejor? Aquella que disfrutas, dominas y en la que tienes un plan con diferentes fases e hitos, y por supuesto, mantienes y cumples.

Deja de reaccionar a las collejas que el statu quo te propina. Deja de esperar a que algo nuevo y sorprendente te suceda. Deja de buscar la respuesta en los libros o en los sistemas de otros. Empieza (o sigue) haciendo aquello que produzca un input, algo que ya estés intentando conseguir y te permita crecer.

Anticípate a la sorpresa buscando en tus deseos y necesidades, a través de las áreas que te interesan y tratas de desarrollar. Permite que nada reactivo entre en tu plan de desarrollo diario, más bien lo contrario, busca la acción desmedida.

Photo credit: Martin Fisch.

Jul
2

Lee menos, acciona más

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Mapmakers  //  1 Comment

lee menos, acciona másCualquier palabra, intención, propósito, ejemplo, ilusión o sueño es inútil si no tomas acción y haces que eso suceda.

Si algo de lo que he dicho alguna vez en este blog, en la conferencia a la que asististe o en la conversación que mantuvimos, te ha hecho pensar “vaya, esto es realmente útil, creo que me ayudaría a perseguir aquello que deseo, o simplemente mejoraría mi trabajo”, entonces acaba esto, aplícalo y produce un nuevo resultado.

Isra fue un tipo simpático que quizá logro incomodarme durante 90 minutos. Esto es algo real, me di cuenta de ello cuando hace años empecé a seguir algo de lo que decían las personas sobre mis artículos publicados en el blog o recientemente los libros que he publicado en 2014 y 2015. Aquí algo de lo que leo una y otra vez:

  • Brillante post sobre cómo llevar la transformación digital a PYMES y grandes organizaciones. Esperando el post de mañana.
  • Finalizado Human Media: las personas en la era de Internet. Empezando ahora “Mapmakers: dibuja tu mapa”.

La gente parece creer que llegar a la última página de un libro es lo mismo que hacer algo con todo el valor que pudiera contener. Vosotros, amigos, tenéis la oportunidad de saltar más allá de vuestros “bien informados” amigos y colegas, aquellos que eligieron no hacer que las cosas pequeñas empezaran a suceder.

Sí, tienes la oportunidad de cambiar las cosas creando movimiento y accionando lo que has aprendido quizá en este post o en las anteriores.

Iniciativa y acción, más que libros, conferencias o blogs, es lo que necesitas para unirte a esta revolución.

Photo credit: marc thiele.

Jun
3

Cómo pulverizar un desafío

By Isra Garcia  //  Aventuras, Enterpreneurship, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  1 Comment

como pulverizar tu desafioHoy vuelo hacia Santa Marta para enfrentarme a una bonita aventura, #DesafioVida. 678 kilómetros repartidos en tres distancias Ironman, repartidas en tres días consecutivos, repartidas en tres ciudades diferentes de Colombia; Santa Marta, Barranquilla y Cartagena de Indias. Ahora viene la mejor parte, todo por crear continuar creando cambio positivo en aquellas personas que no tienen la misma fortuna que tú o yo. En este caso los pequeños con cáncer de la Fundación María José en Colombia.

Cómo vencer

Vale, ¿qué es lo que se necesita para llegar hasta aquí? Te voy a contar, según mi experiencia, cómo llegar al punto de enfrentarte a tu desafío, cualquiera que sea.

  • Utiliza la inconsciencia para lanzarte hacia algo que posiblemente nunca te enfrentarías.
  • Busca el miedo, ahí está el desafío que necesitas tomar.
  • Rodéate de personas que crean en ti cuando tu ni siquiera lo hagas. Cuando creas en ti, ellos creerán todavía más aún en ti.
  • Aduéñate del valor necesario para, si es necesario, andar el camino sólo. Posee lo que hay que poseer.
  • Abraza la vulnerabilidad que representa no estar lo suficientemente preparado como para superar el desafío.
  • Fíjate en otros inconscientes que consiguieron cosas imposibles, ahí estarás tú dentro de poco.
  • Trabaja en estar preparado mentalmente para cuando la sorpresa llegue, que llegará.
  • Invierte horas en conocer el camino que has de recorrer para completar tu desafío. Luego de conocerlo, invierte todavía más horas en recorrer ese camino hasta llegar.
  • Reconoce y admite tus puntos débiles e identifica si podrían perjudicarte en tu objetivo.
  • Por ende, piensa también en cómo tus fortalezas podrían impulsarte más.
  • Antes de empezar, encuentra la “cosa definitiva” por lo que vas a hacer lo qué vas a hacer. El objetivo último, la causa final, la meta real. Busca algo que cambie el mundo (interno o externo). Esta es la clave.
  • Anota todos los aprendizajes que vas recogiendo durante el trazo del mapa. También los fracasos y las alegrías. Después de haber conseguido “la cosa definitiva”, esto es lo segundo y más enriquecedor que te llevarás.
  • Utiliza tu desafío para hacer mejor a las personas, esto será un buen turbo.
  • Compártelo con la gente que amas, procura sentir esta vivencia en compañía.
  • Cuida la técnica que te ayudará a completar ese propósito. Cualquier desafío contiene nociones esenciales qué conocer. Es un arte que deberías dominar.
  • Deposita tiempo en conocer cómo los satélites de alrededor del desafío mejorarán tus capacidades. Ejemplo: el Bikram Yoga y el Pilates han sido esenciales para mí este año para alcanzar una forma física y control de mi cuerpo, esto es potente.

Si no tienes un desafío, ni lo has tenido, posiblemente no sepas de lo que hablo. Espera, todo el mundo alguna vez hemos tenido un desafío, todos. Así que sabes perfectamente de lo que hablo. Si por lo contrario ahora no has marcado algo qué batir:

  • Aprender a cocinar comida japonesa.
  • Empezar con las clases de pintura.
  • Llevar dos o tres trabajos a la vez.
  • Producir en cuatro horas lo que antes producías en ocho.
  • Crear un podcast semanal durante un año.
  • Construir tu propio canal de televisión en Youtube.
  • Saber cómo tocar el piano y tocar en un concierto.
  • Correr una media-maratón.
  • Asistir a Glastonbury con tus padres.

Ahora es el momento de hacerlo y pulverizarlo.

Haz tuyo el desafío

Voy, y vamos (aunque Roberto y Christian, mis compañeros de aventura, no puedan estar, sé que correrán y posiblemente sufrirán conmigo) a pulverizar este desafío porque a pesar de las adversidades seguimos creyendo que es posible recaudar los fondos necesarios para construir un centro de atención para niños con cáncer en Bogotá. Si tu también lo crees, crea una parte del cambio aquí.

Y sí, en aproximadamente diez días pasando este desafío, lanzaré el próximo. La vida es tan corta como fascinante, no esperaré a que la muerte me lo eche en cara el día que nos encontremos.

Photo credit: Michel Filion.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+