Browsing articles tagged with "statu quo archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
Sep
16

Es normal estar rotos

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

¿Cómo devolvernos a la vida cuando estamos rotos y no sabemos qué hacer?

estamos rotosMuchos han perdido todo o casi todo, dinero, relaciones, conexiones con vuestras familias, trabajos y lo más importante, el respeto por ellos mismos. Otros tantos ni siquiera han llegado a perderlo, lo que resulta más descorazonador si cabe.

Tu vida se cae a pedazos y estás asustado/a. Te sientes perdido, como si no hubiera nadie alrededor que pudiera ayudarte, como si no hubiera escapatoria. Caes en un vacío interminable.

Estamos rotos, es ok

Si es así, voy a decirte algo, es normal estar roto, repito una vez más, es normal estar rota.

Esta sociedad nos ha hecho creer que debemos ser perfectos todo el tiempo. Hay que ser tan excepcional como el que más, hay que aspirar a tocar el cielo. O hay que ser como los personajes de televisión, futbolista, súper-emprendedor, gerente de un negocio o una líder. ¿Te das cuentas del impacto negativo que genera en tu mente, cuerpo y alma este tipo de creencias / presiones?

Nos han hecho creer que debemos ser alguien que no somos, nos han cargado con esa angustiosa expectativa, por eso estamos rotos. Porque estamos intentando arreglarnos siendo alguien diferente a quien somos. No estamos rotos, incluso aunque sintamos que los estamos. Muchas veces, no nos damos cuenta de que podemos reescribir nuestra historia tantas veces como estemos dispuestos. Somos los dueños de nuestro mapa.

Estás en capítulo uno o dos amigo/a, y sí parece bastante tenebroso y frustrante, pero puedes editarlo y escribir el capítulo que tu desees. O puedes esperar al siguiente capítulo para entonces mejorarlo.

Estar rotos es un estado mental

Es duro cuando aceptas que estás roto/a, pero en ese momento empiezas a crecer, a empujar tus límites, a cambiar. ¿cuales son las palabras que te dices a ti mismo? Mucha gente se repite continuamente:

  • Mi vida es una porquería.
  • No valgo una mierda.
  • Soy lo peor.
  • Todo lo que rodea mi vida es un desastre.

¿Te das cuenta del daño que hace a tu mente subconsciente cualquiera de estas afirmaciones? El resultado es vivir una vida muy por debajo de tus posibilidades. Minimizado, infravalorado, desgastado. No solo eso, sino que además las actividades que realices también serán de muy baja calidad. No estarás satisfecho, no estarás alegre, ni contento. Ya que una vez que te machacas a ti mismo/a con cualquiera de esas palabras, lo que sucede es que tienes que justificar con tus acciones diarias lo que dijiste.

Estamos rotos, sí, pero no de por vida, a menos de que así lo queramos. Es temporal, si tú lo decides.

Atribución imagen: Ryan McGilchrist.

Abr
7

Es absurdo creer que no podrás

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación  //  3 Comments

es absurdoEs absurdo mirar a un joven de 20 años y decir “no sirves para nada”. Es un crimen llamar a los padres de un niño de 7 años para decirles: “vuestra hija no puede leer de forma apropiada, tendrá dificultades serias en un futuro para destacar como el resto. Ridículo sentar a tu hijo de 16 años para explicarle: “tus notas en el colegio son pésimas, nunca serás una persona de provecho, acabarás marginado y sin futuro”.

Es abominable cuando criticamos a nuestro becario: “eres mediocre, has fallado y seguirás fallando, no sabes ni siquiera hacer la ‘O’ con un canuto. Eres lo peor”. Triste cuando machacas a tu pareja: “has sido tú la culpable, siempre serás una infeliz y no encontrarás a nadie que te aguante”. No, no decimos estas cosas porque sabemos que podemos enseñar, motivar y encuadrar al típico niño / adolescente / empleado / pareja para que pueda hacer todas esas cosas.

No aceptaré ninguna limitación

¿Por qué entonces damos como válido aceptar que cualquier persona no pueden sobresalir de sí misma? ¿Por qué señalamos a las personas y decimos cosas como…?

  • Este niño nunca será escritor.
  • Aquella mujer nunca lanzará un negocio.
  • Ese emprendedor nunca logrará algo significante.
  • Ese participante nunca cambiará las cosas.
  • El estudiante nunca aprenderá la lección.
  • Tú nunca crearás.
  • Tú nunca aspirarás a la grandeza.

Solo porque sea difícil o muy difícil de graduar no significa que algo no deba ser enseñado.

No solo a jóvenes, no solo a adolescentes o emprendedores. Tampoco a mayores o jubilados. Es un error.

Es absurdo pensar que no puedes

¿No te parece absurdo enfocar tanta energía en habilidades prácticas que te preparan para toda una vida siguiendo instrucciones? ¿No es ridículo enseñar hábitos que te minimizan y te hacen ir más despacio? ¿Y no encuentras una estupidez educar en el fundamento de la teoría en lugar de una práctica que te supere? ¿No piensas que es una pérdida de tiempo trabajar en conceptos que pueden ser buscados y aprendidos en Internet? ¿O no crees que es cómico venir a una clase para vender tu consultoría en lugar de poner tu pericia a la disposición de la gente que tienes en frente? ¿No te parece una pena que profesionales de la educación y la formación profesional nos inciten sin parar a evitar el trabajo necesario para empujar a alguien hacia reinventarse a sí mismo para ser esa persona que cambia las cosas que importan?

¿Y no es incluso peor denigrar a una persona o negocio solo por lo que son en lugar de lo que podrían llegar a ser?

Si piensas que “sí” es absurdo, ridículo, horrible, estúpido o intolerable entre otras cosas… ¿Por qué no haces algo al respecto?

Photo credit: brunoat.

Feb
14

Quebrado, roto, no funciona, desmitificado

By Isra Garcia  //  Nueva economía  //  4 Comments

Está quebrado

Obtener las puntuaciones más altas en los exámenes: quebrado.

Enviar CVs: quebrado.

Etiquetar amigos en Facebook para poder promocionar tu negocio: quebrado.

Mostrar la felicidad a través de selfies: quebrado.

Separar tu vida de tu pasión: quebrado.

Está roto

El sistema político: roto.

Los estudiantes que la universidad está intentando equipar: roto.

Regulación de impuestos: roto.

Permanecer hasta tarde en el trabajo: roto.

Ver la serie ____________: roto.

Negocios tradicionales que ignoran la voz de sus clientes: roto.

No funciona

Vallas publicitarias: no funciona.

Leer cada post que publique tu blogger favorito: no funciona.

Culpar al sistema y esperar un resultado diferente: no funciona.

Trabajar en “la siguiente gran cosa”: no funciona.

Predecir la próxima tendencia: no funciona.

Desmitificado

Curso / experto / profesión que deriva de marca personal: desmitificado.

Poseer un master de renombre para triunfar en la vida: desmitificado.

Conectar en LinkedIn sin propósito alguno más que el mero conectar: desmitificado.

Creer que todo va a volver a su sitio, como en los viejos tiempos: desmitificado.

Educar a tus hijos para que sean emprendedores de garaje: desmitificado.

Elige, decide y actúa

está quebradoSea lo que fuese lo que funcionó hace años, hoy ya no funciona. Todo lo que aportó tanta riquieza, alegría y satisfacción, ahora está quebrado. Esos dioses, trabajos, heroes, mitología o esas promesas de algo increíble, todo ha quedado desmitificado. Roto a pedazos por esta revolución. Cada día quedan menos fundamentos antiguos sobre los que aguantar este nuevo mundo.

Toda una vida para inculcarnos algo que ya no se sostiene y se derrumba a segundo a segundo, qué desperdicio.

Tu trabajo es darle una sacudida a la brújula, elegir tu propia dirección y decidir qué es lo quien vas a ser y qué es lo que vas a hacer que todavía no haya sido hecho. Eso te permitirá descubrir qué es lo que va a funcionar hoy y entonces, con suerte, mañana.

La oportunidad de nuestras vidas, dibujar cual va a ser el siguiente movimiento.

Photo credit: Salem Eames.

Ene
7

¿Quién te salvará de esta revolución?

By Isra Garcia  //  Cambio, Nueva economía  //  No Comments

¿Quién salvará a los managers?

¿Qué salvará a las discográficas?

¿Quién salvara a los medios de comunicación tradicionales?

¿Qué salvará a las agencias de publicidad que subcontratan trabajo a profesionales independientes?

¿Quién salvará a los colegios que no empujan a los estudiantes más allá de los estudios?

¿Quién salvará a los oportunistas?

Qué salvará a la satisfacción inmediata que representa el corto plazo?

¿Qué salvará al trabajo en plantilla?

¿Quién salvará a los intermediarios?

Antes que nada ¿cuál es el significado de “salvar”?

Salvar el statu quo no es una opción

salvar al statu quoSi por “salvar” te refieres a “aquello que mantendrá las cosas como han funcionado hasta ahora”. Entonces, la respuesta es “nada logrará salvarlos”. Se ha acabado. Fin de la historia.

Si con “salvar” quieres decir “quién se asegurará de mantener a flote los trabajos, responsabilidades y privilegios de esos que se han aprovechado del statu quo. Esos que han hecho del sistema industrializado y mediocre, su habitat para vivir mejor que del resto”. Entonces, la respuesta es “nadie lo hará tampoco”. Ni Apple, ni Amazon, Tesla o la legislación lo conseguirá.

Por otro lado, si con “salvar” lo que quieres decir es “quién o qué estará dispuesto a cambiar con el cambio. Adaptarse al nuevo entorno disruptivo. Tomar decisiones a la velocidad de la luz, mientras innova, permanece humano, generoso y creando un arte que genera utilidad a otras personas”. La respuesta sería distinta aquí. La respuesta sería “podrías ser tú quien rete al statu quo. De lo contrario, será otra persona que venga detrás de ti”.

Necesitamos dejar atrás esa idea de salvar el pasado, porque el statu quo ha abandonado el juego, de forma rápida. No solo en algunas industrias, sino en todas.

No es necesario ser salvados

Si quieres saber quien salvará la satisfacción de leer algo interesante. Quien salvará la posibilidad de sacar la mejor versión de los trabajadores. Quien salvará los actos de humildad, autenticidad y honestidad que vienen con hacer las cosas porque te importan otras personas. Qué salvará el error del trabajo para siempre. Quien salvará la posibilidad de convertirte en tu propia agencia o negocio. Entre otras cosas más que salvar. Entonces, no te preocupes, nadie necesita salvar todo esto y más. De hecho, este es el momento exacto para encontrar cómo aumentar esos beneficios multiplicándolos por diez. Precisamente, porque no tenemos que emplear muchos recursos en la parte de salvar algo o alguien.

Cada revolución destroza lo que hay en medio y habilita lo que hay en los extremos. No hay lugar donde esconderse.

Photo credit: Denis De Mesmeaker.

Nov
27

El ocaso de nuestro querido país

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers, Opiniones  //  9 Comments

Nuestro país España…

nuestro país EspañaUn personaje público muere, una parte, pequeña, mediana o grande, ríe y celebra.

Un educador se mofa públicamente de la muerte de un ser humano, un torero creo.

Calumniamos personas sin tener en cuenta el daño que podemos hacerles. Ignorando algo llamado la presunción de inocencia.

Cuando alguien tiene éxito, criticamos el éxito. Argumentando que debe haber hecho algo ilegal o sucio de alguna manera.

Si alguien falla, cuanto más famoso mejor, nosotros disfrutamos. Lo compartimos en las redes sociales, orgullosos de ello.

Escuchas comentarios como “estoy disfrutando de tu fracaso, en el sofá de casa junto a toda mi familia”.

Cualquier político es un gran blanco para la corrupción.

Utilizamos la tecnología para fines perversos y sin escrúpulos. Como por ejemplo, atentar contra personas con las que no compartimos los mismos ideales.

Trata de hacer negocio con cualquier persona de este país, la mayoría solo apuesta por un “ganar – perder”. Su objetivo es poder engañarte y qué el/ella se lleve más que tú. Dejándote pensar que tu ganaste, pero no es así.

Vas a un partido de fútbol y llaman mono a una persona de raza negra.

No sabemos qué teníamos a Francisco Mojica. Un español como finalista para los premios Nobel de medicina-química. Sin embargo, sabemos de memoria el listado de candidatos de Gran Hermano o quién es él tronista de turno en Hombres, Mujeres y Viceversa.

Todavía pensamos que la crisis es la razón de este panorama lleno de decadencia y medicriodad.

Aspiramos a trabajos de por vida. Pensamos en las pensiones sin pensar qué trabajo vamos a realizar de forma excepcional.

Nos aferramos a las subvenciones porque hay subvenciones.

Muchos de nuestros mayores y nuestros niños están completamente al desnudo, casi a su suerte.

El único acto de patriotismo que compartimos como país empieza el 12 de octubre y acaba el 13 de octubre. Del mismo año.

La educación es algo que siempre cambia, cada cuatro años. Y parece que a peor.

Enseñamos justo a lo contrario que deberíamos enseñar.

Nadie tiene un euro. Sin embargo. Sorpréndetemente. Todos los centros comerciales están llenos. Los musicales abarrotados y los cines colapsados.

Nos quejamos de falta de productividad. También nos quejamos de que necesitamos nuevos episodios de Narcos, House of Cards, Juego de Tronos o Stranger Things.

Disfrazamos a personajes públicos con máscaras tontas y falsas y además los veneramos.

(Puedes añadir cientos de hechos como estos, o más definitivos…)

Nuestro país España, a la deriva

Lo más curioso. A veces incluso ridículo sobre la situación de nuestro país España. Es que todavía nos sorprendamos cómo estamos donde estamos y por qué.

Como dijo el respetable Larra “Dios nos libre de los héroes”. O el incómodo Fernando Sánchez Dragó “este país es un enfermo terminal”.

Amigas, amigos, se nos ha ido de las manos.

Photo credit: Ged Carroll.

May
10

Saboteadores por naturaleza

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  4 Comments

saboteadores por naturalezaHace unos días volaba en trayecto Barcelona – Málaga. Estaba situado en la ventana y a mi lado, en el asiento del pasillo, había una mujer de unos cuarenta y cinco años, pelo ondulado, vestida con unos tejanos desgastados y una chaqueta negra, mirada cruda, rostro serio. Si observabas su lenguaje verbal, podía divisar algunos signos de incomodidad, disconformidad y enfurecimiento. Sin embargo, todo parecía bastante normal.

Paralelamente, yo, en mi mundo, me disponía a practicar algo de UltraProductividad; saqué el portátil para continuar escribiendo, primero un articulo para mi blog y luego unos cuantos emails que se quedarían en la bandeja de salida hasta que volviera a poseer conexión de Internet. Cuando desenfunde el portátil de la mochila, esta mujer se giró, me miró con mirada penetrante y susurró “no te molestes, no lograrás hacer nada, no podrás trabajar con comodidad”. Yo, un tipo bastante contundente, miré atónito, sonreí a la mujer y proseguí con mi acción. Y mira, pude trabajar con la normalidad (y experiencia) de ya millones de kilómetros volados en un avión.

Mientras, por el rabillo del ojo derecho, observaba a la mujer, indignada y silenciosa, que no me quitó ojo de encima, como esperando a que desistiera, fallara y guardara de nuevo el portátil en la mochila. No lo hice, no tuve que hacerlo.

A los 20 minutos sentí la necesidad de ir al baño, en ese momento estaban los carros móviles que sirven bebidas, comida y el Duty Free, supuse que no sería un gran problema, así que pregunté a la mujer si podría dejarme pasar para poder ir al baño. La respuesta fue sorprendente, por lo menos para mí: “no vas a poder ir al baño, está el carro de arriba a abajo, tendrás que esperar a que acaben, no podrás, es mejor que te ahorres el esfuerzo”. Mi estrategia; sonreí de nuevo y volví a preguntar “¿Podría permitirme salir para ir al baño por favor?”, la mujeres replicó: “¿Para qué quieres intentarlo? No podrás acceder”. Volví a sonreír y a formular la misma pregunta, exacta pregunta, no dejando a la mujer otra salida que dejarme intentarlo, todo bajo una sensación de tempestad y furia majestuosa.

Poder ir al baño – que pude lograrlo e ir – fue lo de menos. En cambio, todavía sigo preguntándome porque intentamos minimizar a otras personas en lugar de impulsarlas. ¿Por qué esa naturaleza saboteadora cuando la alternativa siempre es una estrategia ganadora?

Photo credit: Ron Kroetz.

May
3

Imagínate

By Isra Garcia  //  Educación, Stand OUT Program  //  No Comments

Stand OUT Program kick off AlicanteEste es un post-comunicado anunciando un evento que tendrá lugar este próximo jueves en Alicante, es una promoción con un valor directamente proporcional a la cantidad de atención que estés dispuesto a depositar y la capacidad que poseas de tomar la iniciativa para asistir, así de fácil. Hablo de los eventos kick off de Stand OUT Program, auténticos chispazos de utilidad.

Después de Stand OUT Program Valencia, es el turno de Alicante. Desde el 2 al 5 de junio, pero antes llegamos a la ciudad con el evento de presentación – el kick off – para que lo conozcas, lo pruebes, lo manosees, preguntes, conectes conmigo y con un puñado de profesores, participantes y e integrantes del equipo. En el peor de los casos ignorarás Stand OUT Program y te llevarás algo nuevo que aplicar a tu set de habilidades, hábitos o métodos, para el trabajo o fuera de él. En el mejor de los casos conectaremos y posiblemente te llevarás una buena lista de cosas accionables que poner en marcha ya, y a lo mejor considerarás presentar la candidatura para el proceso abierto en la edición de Alicante. Sin embargo, hacerlo no te asegura que estés dentro, ¿significaría eso que no lo intentarías?

Imagina como sería

Imagínate, siempre levantando la mano para ser elegido, para mejorar, para aprender aquello que podría hacerte mejor que el resto, para crecer y lanzar tu proyecto, para sobrepasar a tu competencia, para dejar a tus ídolos atrás, para encontrar la mejor versión de ti mismo, para vencer a tu dark side, para dibujar el mapa que sabes que debe ser dibujado por ti, para lograr ese ascenso, para impulsar las ventas de tu negocio, para crear un ecommerce rompedor. En definitiva, para lo que te propongas hacer. Un año, dos, tres, cuatro o quizá toda una vida esperando y buscando esa oportunidad y un día que la tienes delante de ti, el miedo, toda una vida de condicionantes, la inseguridad de tu profesor, los sesgos de tu jefe, la crítica destructiva de esos pobres diablos, tu crítico interno o el terror de hacer algo que no (o sí) podría funcionar, van y sabotean esa oportunidad. ¿Te imaginas? ¿Y si fuera esta?

Rompe la maldición

Yo no lo sé, el resto del equipo tampoco, tú tampoco, pero para romper esa maldición te acerco Stand OUT Program y te dejo que lo pruebes, si vienes, no te costará nada más que tu tiempo. En cambio nosotros invertiremos mucho más y no te pediremos nada a cambio, esa esa la exaltación de crear cambio que cambia a las personas.

Jueves, este jueves. 5 de mayo, en Alicante, a partir de las 18:30h, en Ulab. Javi Macías, Carlos Abad. Reme Egea, Albert Valero, Enrico Ahrens, yo. Cómo sobresalir. La respuesta es más que obvia. Inscripción aquí.

Go. (perdón, en castellano, “vamos”)

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Feb
17

Menos mal

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación, Nueva economía  //  5 Comments

menos malMenos mal que hiciste la selectividad, accediste a la universidad y terminaste la carrera. Menos mal que completaste todas las tareas de manera obediente, con rapidez y sin cuestionar. Menos mal que pasaste con éxito todos los tests de múltiple respuesta. Menos mal que decidiste hacer un MBA, menos mal que invertiste más tiempo en amasar conocimientos y abrillantar tu teoría sobre el trabajo y el mundo de ahí afuera. Menos mal que optaste por aprender a organizar, controlar y dirigir.

Menos mal que utilizaste el marketing para promocionar masivamente tu producto. Menos mal que Internet ha sido una herramienta para hacerte oír de forma más barata. Menos mal que que lo importante no es encantar a tu cliente, sino atontarlo con comunicación intensiva. Menos mal que los fundamentos de los negocios están basados en que el cliente dependa de tu servicio y esté atado a ti.

Menos mal que seguiste en la línea de ensamblaje obedeciendo al management. Menos mal que contrataste a todos esos becarios para hacer el trabajo que importa por ti. Menos mal que confiaste todo al ladrillo. Menos mal que la mejor alternativa era realizar un curso de community management. Menos mal que comprar una casa era lo mejor que podría hacer en la vida. Menos mal que que vivir pensando en predecir que pasara mañana era la forma más elocuente de invertir tus esfuerzos. Menos mal que ahorrar en bonos bancarios para tu pensión era lo acertado.

Menos mal que trabajaste por el corto plazo. Menos mal que solo te preocupaste por crear negocio que dieran la máxima rentabilidad al instante. Menos mal que lo importante era ganar más, fuera como fuera. Menos mal que los valores no importaban. Menos mal que seguiste el guión que el sistema tenía preparado para ti. Menos mal que llegaste y encajaste como el resto.

A estas alturas, haz lo que quieras excepto preguntarte qué hubiera pasado si hubieras decidido quemar el libro de instrucciones y bailar con el momento. ¿Tiene alguien alguna otra pregunta más?

Menos mal.

Photo credit: Amanda Tipton.

Nov
29

El sistema tratará de aplacarte

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo, Mapmakers, Nueva economía  //  2 Comments

el sistema tratará de aplacarteSi logras destapar un nicho y posicionarte como el primero (difícilmente te muevan de ahí), alguien vendrá y tratará de desbancarte argumentando juego sucio o prácticas ilegales. ¿Juego sucio?

Si pasas de ser un mero trabajador en la tienda de tus padres a un mega-emprendedor que marca el ritmo de las industrias que maneja, tus antiguos compañeros de clase y profesores y probablemente algunos amigos y novias de la infancia y primeros jefes dirán algo así como “qué buena fortuna la tuya, siempre vi talento en ti, eras diferente”. ¿Fortuna?

Si cuestionas las direcciones de tu jefe, en el mejor de los casos serás ignorado, en el pero despedido. ¿Ignorado o despedido?

Si preguntas demasiado en el colegio, tu profesor vendrá y te dará una buena reprimenda. ¿Reprimenda?

Si cursando tu MBA empujas demasiado en clase a tu profesora de investigación de mercados, al pasar varias clases el director del MBA vendrá acompañado por esa profesora para explicarte que mejor vayas al ritmo de la clase, si empujas demasiado fuerzas a los demás a apretar el culo y tener que esforzarse demasiado. ¿Demasiado?

Si dudas de los consejos de un experto o gurú, los de alrededor pensarán que tienes envidia o que tu ego no te deja ver más allá. ¿Envidia o ego?

Si trabajas más que la mayoría, si produces más y mejores resultados que tu competencia, ti empleas más tiempo en producir excelencia, si tu sacrificio es mayor que el de otros, las redes sociales dirán que tienes buenos contactos y eres una persona que asiste a muchos eventos y conoces a algunas celebridades. ¿Networking y conexión?

Si escalas posiciones en tu empresa más rápido, eficiente y cómodamente, debido a tu perspicacia y pericia, que otros que han nacido de cuna preparados para ello, alguien con más poder que tú te impedirá subir más. (¿Impedir subir?)

Cuando molestes, incomodes o inquietes y esto se haga evidente, entonces sabrás que estás haciendo algo que realmente merece la pena hacer. El sistema intentará aplacarte. No te detengas.

Instiga.

Photo credit: Kent Lins.

Oct
10

Hazlo rápido, demasiado rápido

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Mapmakers, Negocio, Vida  //  6 Comments

Las recomendaciones y los consejos de toda una vida han venido a decir algo como esto:

  • Sigue las instrucciones que hay aquí para ti.
  • Sé el mejor de clase en los estudios.
  • Destaca en el trabajo sobre el resto de tu colegas saliendo más tarde que nadie de la oficina.
  • Haz las cosas con pausa.
  • Busca el área de seguridad y no salgas de ahí.
  • Labra una buena reputación.
  • Construye tu futuro.
  • Piensa en el mañana.
  • Preocúpate por asegurar un buen trabajo y llegar a mayor con una buena jubilación.
  • Finanza tu coche a 10 años e hipotécate a 50 años.
  • Aprovecha lo que tienes, debería durar para siempre.
  • Muere de viejo, se supone.
  • Vive lentamente.

Bah.

hazlo rapido, demasiado rapido

Permíteme darle una pequeña vuelta al discurso con el que tu generación y la mía han crecido, seré breve, lo prometo:

  • Cuestiona la guía que tienes entre las manos. Deja de seguir, empieza de una vez a liderar.
  • Sé el mejor de la clase aglutinando experiencias inolvidables, sé el mejor creando y haciendo cosas más rápido que nadie. Sé el mejor fallando útilmente.
  • Destaca sobre el resto de tus colegas de trabajo por producir el máximo impacto posible en el menor tiempo posible.
  • Céntrate obsesivamente en aquello que hay frente a tu nariz, la bola impasible del momento, ahora.
  • Levanta el pie del freno, impúlsate hacia delante, cada vez a más velocidad. Si piensas que algo merece la pena, hazlo en exceso.
  • Encuentra el riesgo antes de que el riesgo te encuentre a ti.
  • Trabaja por y para la excelencia (la verdadera excelencia significa impulsar a otras personas hacia la grandeza)
  • Ábrete a la posibilidad de ser un apasionado.
  • Llegar a mayor completo, desde dentro hacia fuera.
  • Quema los segundos, gástalos, inviértelos, empléalos o como quieras hacerlo, pero hazlo pensando en que el que pase nunca volverá.
  • Todo es más perecedero que nunca, el tiempo es más finito que nunca antes en la historia, actúa como tal.
  • Muere cuando tengas que hacerlo, no antes, no después, pero cuando llegue el momento vete lleno, vete saciado. El último día nadie te señalará con un dedo, recuérdalo cada día.
  • Vive muy rápido, demasiado rápido. No serás la persona más reconocida, pero sí la más realizada.

¿Qué vas a a hacer tú?

Photo credit: Backbone Campaign.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+