Menu

Qué ha sucedido cuando he intentado despertar a las 3 am durante 32 días seguidos (informe final experimento)

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle

Hace cuatro semanas terminaba el último experimento del año. Uno que tenía que ver con el elemento clave para mejorar el estilo de vida. Hablo de la ultraproductividad y despuntar en nuestro rendimiento óptimo… Madrugar. En este caso el experimento ha consistido en despertar y madrugar a las 3 am durante 31 días seguidos. Todo un desafío teniendo en cuenta que para mí madrugar era despertar entre las 7 am y 8:30 am.

He dividido el informe del experimento Madrugar a las 3 am en diferentes secciones:

  1. Contexto del experimento.
  2. Cuadro de mando.
  3. Experimento detallado día a día.
  4. Reflexiones y conclusiones.
  5. Hipótesis.
  6. Aprendizaje validadodescubrimientos.
  7. Limitaciones y consideraciones.
  8. Conclusión final.

1. Contexto del experimento Madrugar a las 3 am

Esta sección explica las bases del experimento de Madrugar a las 3 am durante 31 días:

Por qué madrugar a las 3 am y cómo madrugar te hace más productivo

¿Qué se intenta probar y aprender en el experimento? Los beneficios de levantarse más pronto que el 98% de la población, para obtener resultados positivos que afecten al estilo de vida y a la productividad profesional.

¿Qué se intenta alcanzar? Una mayor ultraproductividad y Alto Rendimiento Holísitco.

¿Cuál es el valor que se esperaba extraer? Mejora significativa en estilo de vida y realizar un cambio fundamental en el reloj biológico.

¿Cuál es la motivación detrás del experimento? Ver dónde puede llevarme a mí que lo realizo y a otras personas que lo seguirán y lo revisarán.

El experimento trataba de responder a la preguntas que encontrarás aquí.

2. Cuadro de mando

Como en cada experimento he desarrollado un cuadro de mando con el que he medido los parámetros clave al Madrugar a las 3 am durante estos 31 días consecutivos. Los parámetros a analizados han sido:

  • Día.
  • Hora de despertar.
  • Hora de acostar.
  • Sensaciones al acostar.
  • Horas de sueño.
  • Calidad del sueño (medida con la APP Sleep Cycle.
  • Problemas ocasionados durante el día.
  • Porcentaje de productividad.
  • Apetito.
  • Momento fatiga.
  • Enfoque.
  • Siestas.
  • Observaciones al madrugar.
  • La fórmula para medir la productividad: número de tareas que realizas, por (multiplicar) tiempo que tardas en completarlas entre (dividir) impacto generado – el impacto generado sería que le des una puntuación del 1 al 10 al resultado que consigues cuando terminas cada tarea.

Puedes consultar aquí el cuadro de mando final.

3. Detalle del experimento paso a paso al madrugar durante los 31 días

por qué madrugar a las 3 am te hace más productivo y cambia tu estado de ánimo - experimento isra garcía...

Este es un análisis diario que he ido realizando al finalizar cada uno de los días:

Día 1 – 21/11/18

Problema para dormirme a las 21h de la noche anterior. Levantándome a las 3:08 am. Volando a Sevilla a las 5:54 am llegando al aeropuerto con tiempo de sobra. Igualmente con muchas complicaciones para de verdad decidirme y perdiendo el tiempo por la mañana. Muchas complicaciones para mantener la atención en las presentaciones y reuniones de trabajo, incluso tomando MindLabPro. Tener que dormir en el avión de ida a Sevilla y en el avión de vuelta. Acostarme a las 21:35h y dormir de golpe. Día de adaptación muy duro. He tenido que dejar trabajo por hacer, El % d productividad ha sido de un 55%.

Día 2 – 22/11/18

Levantándome a las 3:22 am, con cansancio, costándome mucho el madrugar y estar listo para tomar el día. Procrastinando muchísimo en la mañana, pasando al sofá luego después de meditar a la cama 30 minutos, muy perezoso. Mi mente me decía que no necesito hacer esto, que por qué lo hago. Eeso me auto-saboteaba y me convenció de que no había ninguna necesidad de hacerlo. Los niveles de energía, al estar en casa y de primer día de ayuno intermitente semanal, han sido mucho mejor y he aguantado el día mejor. He realizado incluso deporte, 47 min de power yoga y en la mañana 10 min de HIIT. He completado mucho del trabajo, el % de productividad ha sido de un 78%. Voy a las 20:47h a hacer un baño relajante y luego a dormir sobre las 21:30h.

Día 3 – 23/11/18

He despertado a las 3:21 am, con mucha más energía y sin haber costado tanto empezar el día. Si bien es cierto que me acosté sobre las 21:38h y a las 1:15 am me he desvelado y no he dormido. He aguantado el día sin ninguna siesta. He tenido un día muy movido, donde he hecho HIIT (10 min), power yoga (45 min). Y he hecho una sesión de shiatsu, he trabajado y he completado casi todo mi trabajo. El problema es que me he dado cuenta de que la carga para hoy era demasiado grande y no la iba a acabar por muy ultraproductivo que fuera. El índice de productividad de hoy ha rondado el 88%. He estado activo, enfocado, no he procrastinado. He ido de compras, al dentista, a la notaría. Y he tenido tres reuniones de proyectos y he hecho más tareas de las que debería. Además, ahora a las 21:20h me voy a cenar, lo que indica que voy a dormir muy poco hoy. Veremos a qué hora voy a dormir y cómo me levanto mañana a las 3am.

Día 4 – 24/11/18

He despertado a las 3:33 am, con lo que he dormido como unas 2 horas y 10 minutos. Al levantarme no sabía ni donde estaba, literalmente. He realizado mi gran mañana y cuando he acabado, he decidido hacer una macro-siesta de 2:20h, lo necesitaba. Al despertar he continuado el día con trabajo, deporte, relajación, algo de ocio y hacer nada. Luego otra macro-siesta de 2:15h después de desayunar y es ahí cuando me he sentido con plenas energías y enfoque. He continuado trabajando, he realizado ciclismo, power yoga y he continuado hasta las 21:26h donde he parado para cenar, hacer un baño relajante e ir a dormir. He pagado el exceso de la noche anterior. Sin duda.

Dí 5 – 25/11/18

Acostándome a las 23:24h del día anterior y levantándome a las 3:49 am. El día se presentaba complicado, pero no ha sido así. Y eso a pesar de que he hecho casi 2h de ciclismo, power yoga y HIIT. Alcanzando un 85% de productividad, con enfoque, sin síntomas de cansancio. Si comiendo un poco más que el resto de día. Aunque bueno, eso creo que es porque mañana empiezo 7 días de ayuno para hacer una limpieza anual más intensa que este año no he hecho. En fin, nada que objetar en este día que me voy a dormir a las 21:45h. Sin embargo y aún teniendo una optimización de sueño de 33%, bastante mala, de lo peor que he conseguido, mi cuerpo está mejor que el primer y segundo día.

Día 6 – 26/11/18

Gran día hoy. Ayer iba a dormir a las 22:05h y hoy levantaba a las 3:22 am. Finalmente me he levantado descansado y con facilidad. La productividad del sueño ha sido de un 59%, no está mal pero nada del otro mundo. He tenido tres momentos de sueño REM, sobre todo a última hora, de 2 a 3, durante casi una hora. El índice de productividad de hoy ha sido de un 92%, imbatible respecto a los demás días. Luego he tenido más apetito que normal, solo porque hoy llevo todo el día a zumos, nada más. He hecho ciclismo, power yoga, HIIT, he trabajado muchísimo. He estado muy consciente y a pesar de los ataques de mi mente. Y he estado muy alerta y racional para no machacarme, sino entenderme mejor. Voy a tomar otro baño relajante y hoy parece que será uno de esos días que dormiré bastante más. De momento, el levantarme a primera hora y tener el día controlado a las 10 am es una sensación fantástica que te impulsa mucho más.

Día 7 – 27/11/18

Día muy largo y completo desde madrugar a las 3:31 am y acostarme a las 21:20h el día anterior. He acusado cero cansancio. Aunque he decidido dormir una microsiesta en el tren de 20 minutos que me ha venido genial para mantenerme con energía y despierto hasta las 00:54h, que es cuando ahora me acuesto. Lo que significa que dormiré entre 3 y 4 horas hoy. He cubierto mucho trabajo: presentación de libro en Barcelona, varias llamadas y reuniones y todo el trabajo que tenía que hacer, así como cenar con mis amigos (saltándome los dos días de ayuno).

Día 8 – 28/11/18

Ha sucedido, no he podido madrugar a las 3 am o a las 3:30h incluso, me acostaba casi a las 1am y al sonar el despertador no me he levantado, me he quedado durmiendo hasta las 5:10 am. Seguidamente he despertado y he empezado el día, aún así, el día ha sido de lo más productivo. Aunque es cierto que he saltado un 20% de la gran mañana, y pensaba no hacer deporte, pero al volver a Valencia, con tres días de ayuno, incluso lo he hecho, 37 min de carrera y 25 min de power yoga. He cumplido con todas mis responsabilidades, excepto grabar el podcast que he decidido dejarlo para mañana en la madrugada. De esta forma no se hace tarde hoy al dormir, que espero que sea a las 21h después del baño relajante. Nada mal, a pesar de levantarme “tarde”.

Día 9 – 29/11/18

Ayer me acosté a las 22:08h y me he despertado a las 3:33 am, he empezado el día bien y luego he continuado trabajando y fluyendo. He avanzado durante el día, a las 18:20h he empezado a notar algo de bajón mientras estaba en el curso online que estoy realizando, se me cerraban asciende los ojos y perdía todo el foco por completo. Es el día cuatro de ayuno. He estado alerta, con energía, he hecho hasta deporte y voy a cerrar el día con yoga. Desde que madrugo me doy cuenta de que tengo más energía que de habitual, además de estar más centrado, más calmado y todo durmiendo al menos 2h menos cada día.

Día 10 – 30/11/18

Ayer me acostaba a las 21:42h, hoy me he levantado a las 3:06 am, a las 9 am ya había completado el 70% de mis responsabilidades personales y profesionales fuera de lo que ya tenía programado en Alicante, que es donde viaja en unas horas. Al llegar han llegado dos reuniones de proyectos, una jornada de charla con los alumnos de un instituto, visita a al psicoterapeuta, y luego una micro-reunión y la presentación del libro en Alicante. Me he sentido con la energía de costumbre, con empuje, con ganas e iniciativa. Todo ha fluido todo lo que debía fluir. Sin embargo se ha hecho más tarde de lo que pensaba, ahora son las 00:06h marcho a dormir con muy pocas horas de descanso hasta que vuelva a madrugar. Sigo con el 5º día de ayuno. La motivación de hacer lo importante por la mañana cuando todos duermen elimina la procrastinación.

Día 11 – 01/12/18

Ayer me acostaba a las 0:45h, y hoy me levantaba a las 4:45am, era imposible levantarme antes, aun así, me ha costado bastante levantarme de la cama. Ayer estaba enfoscado cuando iba a dormir porque sabía que dormiría poco, hoy voy por el mismo camino, porque entre la mañana intensa, llena de deporte (carrera, power yoga, HIIT) y trabajo, y súper productiva además, luego he disfrutado de una sesión de spa en Alicante y he marchado para Alcoy a ver a mi familia, y entre el viaje luego a Valencia, llegar, tener una reunión donde tenía que estar enfocado, y no l he estado mucho y luego dos llamadas de última hora y críticas, se ha echado la tarde-noche encima y escribo esto a las 22:09h, y todavía queda el baño relajante, calculo que iré a dormir a las 23h. Se presenta otra noche corta. La productividad de hoy ha sido de un 75%, bastante energía y no siestas.

Día 12 – 02/12/18

Fui a dormir a las 23:08h, desperté a las 3:35 am, con lo que dormí 4:26 am y tuve una calidad de sueño de 54%, dicho esto, el día ha ido bastante bien. Es el primer domingo aprovechado al completo desde primera hora de la mañana, desde que me he levantado hasta que he marchado por el aeropuerto me ha dado a dejar todo listo, algo que usualmente no me pasaba cuando viajaba por las mañanas. Eso me ha dado una tranquilidad tremenda, iba ganando 10-0, estaba fenomenal, luego he volado de Valencia a Madrid, donde he trabajado algo, y he hecho una microsiesta de 10 min, ya en Madrid he estado tomando líquidos, porque este era el día 7 de ayunos y recargando. Luego he volado de Madrid a Tel Aviv, donde he hecho una siesta de 45 min porque estaba viendo una película y no podía más. Me ha sentado excepcional, de hecho he despertado tan enfocado que he empezado a completar tareas hasta acabarlas todas antes de aterrizar.

Día 13 – 03/12/18

Ayer llegaba a Tel Aviv a las 23h, iba a descansar a las 0:28h, venía agotado, hoy no me he levantado hasta las 5:33 am, no he podido y he querido hacerlo antes. Así ha sido. Madrugar y despertar a esa hora me ha dado recuperación y tranquilidad, a pesar de que he despertado tarde, he ganado la batalla y he tenido el mejor día posible, con deporte, con trabajo, con turismo, entretenimiento y con descanso sin hacer nada, con buena energía y buen ánimo y buenas muy buenas vibraciones, me encuentro genial. Cada día con energía, a pesar de no dormir mucho, con enfoque, con un estado de ánimo excepcional, y llegando a todo no, un poco más incluso. Acabo el día estudiando estoicismo y con ganas de descansar y levantarme mañana a las 3am para continuar haciendo lo que hago.

Día 14 04/12/18

Estaba en pie a las 3:53am, fui a descansar a las 23:13h, con una pobre calidad de sueño, 38%, pero con un 92% de productividad, asociada también al variado número de cosas entre lo personal y lo profesional, con apenas una microsiesta de 15 minutos. He alargado ye tirado el día en todos los sentidos. No he notado una carencia de energía, enfoque, concentración o empuje, el humor genial, los sentidos despiertos, el ánimo excelente. No veo desventajas. Bueno sí, el no conseguir dominar el acostarme temprano, no lo consigo, me lleva loco, pero sigo intentando. Ahora voy a dormir a las 21:30h, por fin.

Día 15 – 05/12/18

Me acosté finalmente a las 21:58h, el despertador sonó a las 3:33 am, pero apenas podía levantarme me ha costado horrores. Una vez levantado he tenido ser problemas en todo el día, pero cada vez me cuesta más levantarme de la cama, que no despertarme. He tomado buenas decisiones, estado de ánimo inmejorable, tour, paseos, viaje a Jerusalem, me estoy acostando a las 23h, he hecho una microsiesta en el autobús de 10 min, 85% de productividad, estoy ya adaptado.

Día 16 – 06/12/18

Me acosté a las 23:24h para madrugar a las 3:45 am, he tenido menos problemas para despertar, he trabajado más que el día anterior, he hecho más, me he sentido mejor, he estado conectado. He notado algo de cansancio a principio de la mañana y luego a mediodía, lo he paliado con una siesta y ya hasta el final del día. Buen humor, más agilidad en la toma de decisiones, algo de enfoque, buena respuesta. Muy buen sentimiento, nada de negatividad, si ser contundente en dos o tres reuniones. Optimización de sueño 44%. Sigo sin acostarme pronto, no obstante.

Día 17 – 07/12/18

Me acosté a las 23:10h, desperté a las 3:22 am, hice el remolón hasta las 3:52 am, luego después de meditar hice una micro-siesta que se alargó, el día fue genial desde entonces. En el autobús realicé una micro-siesta de 8 min, hasta llegar a Tel Aviv, luego anduve por toda la ciudad, hice un buen masaje y decidí venir a pasar la noche al aeropuerto para no estar padeciendo por la hora de despertar, qué hacer, taxi, etc y no poder ser productivo en otras cosas. Muy buena elección, % de productividad del sueño, 48%, y productividad 95%, me encuentro genial y ahora a dormir a las 23:38h. Lo de ir una hora por delante es una ventaja, la verdad, te ayuda psicológicamente.

Día 18 – 08/12/18

Dormí en los bancos del aeropuerto de Tel Aviv, desesperante, apenas dormí, un 26% de optimización del sueño, una cifra sin precedentes. Luego viajé a Madrid, el vuelo fue complicado, intentaba dormir, pero entre la incomodidad de los asientos y los dolores de espalda y cuello originados por dormir en el aeropuerto, apenas descansé. Aunque esos 90 minutos me sirvieron para aguantar el día. Llegado a Madrid trabajaré, estuve reunido con mis amigos Josef y Sulaika y después marchamos a encontrarnos con un grupo de amigos, comer, dar una vuelta ay cenar, son pude darme una ducha y acostarme a las 00:09h, había sido un día largo y la noche de descanso iba a ser corta. Poquísima productividad, solo lo justo para cubrir lo necesario, casi nada de enfoque, pero no arrastré cansancio después de bajar del avión, siempre estuve despierto y participativo. Mis amigos sorprendidos de la energía y vitalidad para dormir tan poco.

Día 19 – 09/12/18

El madrugar hoy fue duro muy duro, a las 4:18 am, me excedí de las 3 am, no podía, al despertar empecé y estuve aguantando el día hasta las 10 am que decidió dormir una súper-siesta de 3h que ya me dejó en el sitio y recuperé los que arrastraba de los días anteriores. La calidad del sueño fue de un 47% y la productividad de un 80%, hice casi 2h de deporte y aproveché para estar en ayunas. El conducido el día bien, hasta ir a dormir, que de nuevo se me ha ido de las manos, son ahora las 23:34h. En fin, vamos a por otro día más.

Día 20 – 10/12/18

Madrugar y despertar fácil, eso sí, me he quedado 10 minutos en la cama, y se han alargado a 50 minutos. He dormido 3:16 am y 33% de calidad del sueño, la verdad que las cifras son poco esperanzadoras. No sigo en la cima de nada y sigo bajando horas de sueño y calidad de sueño. Esa la parte negativa, la parte positiva es aprovechar un día como el que he tenido hoy con Inconformistas, cumpliendo de principio a fin, con enfoque, enchufado, sin descanso, sin siesta, de 4 am levantado, y curso de 8am a 20:30h, al máximo. He notado que mi conexión en el trabajo ha sido fuerte y sin fisuras, con el humor sigo bien y controlando y sobre todo dando lo mejor de mí. Hoy parece que duermo antes. 21:25h a dormir y mañana a descansar un poco más.

Día 21 – 11/12/18

Desperté a las 4:17 am y me acosté a las 0:51h, un día súper exigente, donde no acusé el cansancio hasta última hora del día. No siestas pero sí bajo enfoque. El despertar muy complicado, madrugar ha sido casi misión imposible. Mucha gente está sorprendida con el experimento, mucha gente pregunta y está interesada sobre cómo medir la productividad. La calidad de sueño de hoy. Calidad de sueño de ayer fue de un 59%, de lo más alto en estos últimos días. Hoy me da que dormiré poco, empiezo a acusar el cansancio, ahora sí, eso repercute en el enfoque, no en el humor o ánimo, es sorprendente. 90% d productividad.

Día 22 – 12/12/18

Calidad de sueño de un 30%, el día que menos dormí, 2:56 am, tuve que hacer una siesta a las 7:50h de 36 min. Día movido en Madrid y también al llegar a Valencia. Desperté a las 3:48 am, tuve tres recaídas durante el día, no me he visto en mis mejores condiciones, distraído y poco atento, a pesar de esto, 85 de productividad. No tenía ganas de hablar con nadie y no hacer mucho por la tarde a última hora (sobre 19h – 20h).

Día 23 – 13/12/18

Un buen día sin duda, a pesar de haberme levantado a las 3:35 am, pero no haber podido estar muy centrado mientras respiraba y meditaba. Y luego haberme quedado 30 minutos más en la cama. He descansado todo el día después del masaje descarga de ayer. Mi calidad del sueño ha sido 49% y he dormido casi 5 horas, nada mal para lo que estaba acostumbrado. Sin embargo cansado a media mañana, no he podido dormir siesta, porque las responsabilidades lo han impedido. He viajado a Alicante y he estado reunido durante 2:30 am, luego he marchado a cenar, y ahora acabando de trabajar a punto de dormir, Enfoque muy bueno y productividad de un 88%.

Día 24 – 14/12/18

De Alicante a Amsterdam, fui a dormir el día de antes a las 23:34h, desperté a las 3:43 am y tuve una calidad del sueño de un 55%. Cuando iba al aeropuerto notaba somnolencia, cuando estaba en el avión también, tuve una micro siesta de 20 min y ya aguanté hasta ahora que son las 22:44h. He sido bastante poco productivo porque entre otras cosas me encuentro empezando el retiro. Hoy no mediré la productividad, pero si tuviera que hacerlo sería baja, no llegado ni a las tareas mínimas. Aunque hoy y mañana y domingo hasta por la tarde desconectaré de lo que esté relacionado con trabajo. El enfoque ha sido bueno, mucho apetito, pocos problemas para madrugar y con ganas de ir a dormir.

Día 25 – 15/12/18

Fui a dormir a las 23:04h, desperté a las 3:09 am, mi calidad en sueño fue de un 44%, dormí 4:04 am. El día no tuvo % de productividad porque estuve en el retiro Synthesis, estuve conectado a mí y desconectado del resto. No sentí cansancio. Corrí 10k, hice power yoga, HIIT, medité, luego en la ceremonia medité de nuevo por casi 2h seguidas sin moverme, no tuve somnolencia en ningún momento, me encontré bien y muy activo.

Día 26 – 16/12/18

Segundo y último día de retiro, he dormido mucho más, me he levantado a las 3:42 am, he dormido 4:40 am, potencia del sueño un 49%, al madrugar no sabía que hacer ya que estaba de retiro y he pegado una cabezada de 1:10 am, he empezado el día y he estado bien hasta ahora, que son las 22:20h y voy a descansar, siento un poco de cansancio y sobre todo no quiero acostarme tarde y tener que volver a pagar el pato. He tenido que quedarme en Amsterdam porque el vuelo se ha cancelado por la nieve, no había vuelos y he tenido que rehacer ruta, haciendo noche aquí y saliendo mañana las 8 am para Madrid. Objetivo, madrugar.

Día 27 – 17/12/18

Acostándome ayer a las 22:33h, levantándome a las 3:18h am, teniendo un 52% de optimización del sueño, buen enfoque, de vuelta a la normalidad, 88% productividad, volando en tres ciudades, dando tres cabezas en los aviones. Aguantando hasta final de la noche otra vez de vuelta en casa. Eso sí, acabando el día con un baño relajante. Un día más. Sigo sin acostarme pronto, creo que ya lo doy por sentado. He estado muy calmado, reflexivo, pero tratado de sentir y no dejarme llevar por las circunstancias, controlando lo que puedo controlar.

Día 28 – 18/12/18

Hoy he dormido poco, a las 23:32h iba a dormir y me he levantado a las 3:43 am, he dormido 4:11 am y he tenido una calidad sueño del 46%, ahora son las 23:46h y todavía sigo despierto. No pinta bien hoy, todavía con algo que terminar, pero no sé si llegaré a terminarlo la verdad. Creo que iré a dormir y mañana más, porque de lo contrario no llegaré a levantarme mañana recuperado. Hoy he hecho lo que he podido, después de presentaciones, recados, trabajo, no he llegado a lo que tenía que llegar, pero he estado enfocado.

Día 29 – 19/12/18

He dormido 4:03 am porque me he levantado a las 4:04 am, he tenido un 42% en productividad del sueño, ayer me acosté tarde. Hoy ha sido un día redondo, quizá el mejor de todos desde que comencé el experimento, he descansado, he tomado el día con calma, he paseado, escrito, disfrutado de mí, de mis ratos, de mi trabajo, he llegado a hacer de todo, tres lecciones del curso que estoy haciendo, grabar el podcast, cuatro regiones, tres propuestas de negocios. Conceptualizar dos nuevos proyectos, el día con más productividad, 98%, y sin duda con más enfoque de todos. Y encima un baño relajante y a acostarme antes de las 22h, me ha tocado la lotería.

Día 30 – 20/12/18

52% de optimización del sueño, fui a dormir a las 22:26h el día de antes, dormí 4:42 am, me sentí muy bien durante el día. Tuve 80% de productividad porque al final del día ante los cursos de The Marketing Seminar que hago me quedé sin enfoque y energía, no pudiendo hacerlo con la calidad que necesitaba hacerlos. Así que voy a dormir y lección aprendida para hacer todo esto en la mañana cuando estoy más fresco, enfocado y “en flow”. Mucha acción, deporte, presentación en Castellón, bastante trabajo, contento por el día, ya solo queda un día de experimento.

Día 31 – 21/12/18

Día con un difícil despertar, sueño muy profundo. Me acosté a las 23:07h el día de antes, el despertador sonó a las 3:37 am, el momento de despertar me costó mucho. Luego al trabajar, como no había hecho activación, a las 8am debía darme una siesta de 20 min. El resto del día ha ido fluyendo bastante, entre trabajo, deporte, reuniones, masaje, encontrarme con Víctor, hacer la compra, cenar juntos, lo que me acuesto, para ser el último día a una hora a la altura, a las 0:30h. Además de haber decidido alargar un día más para fortalecer la autodisciplina.

Día 32 – 22/12/18

Día de buen despertar y buen gancho con el trabajo, aprovechando por la mañana. Luego retiro de dos días con meditación con sonido. Nada de fatiga durante todo el día, ninguna siesta, buena productividad. Dormí 4:10 am, tuve calidad de sueño de 44%, aun así me sentí bien durante el día, eso sí muy relajado, calmado, tranquilo, tomando las cosas con relajación. Fue el día extra y acaba aquí el experimento.

4. Reflexiones y conclusiones en formato vídeo

Este vídeo de una hora y 27 minutos contiene la impresiones recogidas cada día después de madrugar. Además de las reflexiones y conclusiones finales pasadas dos semanas. Decidí unir todo el contenido de forma audiovisual para darle a este experimento sobre madrugar más coherencia y expansión:

5. Hipótesis

Aquí comparto las hipótesis resultantes de las pruebas hechas durante los 31 días de madrugar.

¿Cuál es la importancia relativa de este experimento? Aquí hay cuatro factores relevantes:

Se puede ser más productivo dentro y fuera del trabajo durmiendo menos y sin que esto aboque en consecuencias negativas a corto o medio plazo.

Despertar a las 3am ayuda a estar por delante de responsabilidades personales y profesionales.

Levantarte tan temprano supone una ventaja competitiva respecto a la capacidad de reacción versus proactiva que tenemos frente a las cosas.

El cambio de estado de ánimo y humor es más que notable debido a ligereza mental y claridad que se alcanza.

6. Aprendizaje validadodescubrimientos

Experimento sobre madrugar y levantarse a las 3am durante 31 días seguidos - Isra García

Los descubrimientos primarios tienen que ver con responder a las preguntas planteadas para iniciar el experimento

  1. Pregunta: ¿Es tan decisivo levantarse pronto para hacer el trabajo que importa y sobresalir? Respuesta: después del experimento y el estudio, sin duda alguna es un turbo para ambas cosas. Principalmente porque tomas la delantera no solo al resto, sino a ti mismo, a los inconvenientes que puedan ocurrir y los imprevistos que puedan surgir.
  2. Pregunta: ¿Cuál es la razón de madrugar a las 3 de la mañana durante 31 días seguidos? Respuesta: comprobar qué sucedía cuando despiertas antes que el resto. Lo que sucede es que vas por delante, tienes más tiempo para ti y más tiempo para los demás.
  3. Pregunta: ¿Cuál es el motivo para despertar más pronto que nadie? Respuesta: observar cómo es mi vida en un extremo que no había estado nunca. ¿Cómo es? Mucho más eficiente, más ultraproductiva y con mejor estado de ánimo y humor.
  4. Pregunta: ¿Qué es lo que sucede cuando madrugas y te despiertas a las 3am durante 31 días? Respuesta: primero, no he despertado a las 3 am en punto todos los días, porque no he podido ir a dormir lo pronto que desearía. Segundo, lo que sucede, es que tienes menos razones para procrastinar y entretenerte en cosas que no aportan, además de que lo ves con muchas más claridad. El resultado final es poder liberar espacio mental ocupado inútilmente, lo cual te da una sensación de tranquilidad, libertad y bienestar que no había sentido antes.
  5. Pregunta: ¿Cómo cambia el madrugar a las 3 am tu estilo de vida y tu parte profesional? Respuesta: al tener más tiempo y más libertad mental y física, puedes decidir hacer más cosas. Por ejemplo, he acabado un máster online que no hubiera acabado sin el experimento, donde he tenido que dedicar entre 2 y 3 horas por día durante 37 días. He practicado más deporte, he tenido más tiempo para hacer cosas con amigos, familiares, viajar, desconectar. Respecto a mi trabajo, a las 11am había terminado el 85% de mi jornada, y afrontaba cualquier interacción o problemática, con una actitud mucho más optimista, decidida, empática y relajada.
  6. Pregunta: ¿Qué pasa con la ultraproductividad, se puede mejorar? Respuesta: absolutamente, por todo lo mencionado arriba, en el análisis diario y en los porcentajes de productividad diaria. Al madrugar tienes más tiempo libre de interrupciones y distracciones, solo las tuyas propias, las cuales eres más sensible todavía. Tienes más tiempo de calidad, en trabajo y vida.
  7. Pregunta: ¿Cómo afecta al Alto Rendimiento? Respuesta: si tienes más tiempo de calidad y lo utilizas sabiamente, puedes distribuir más calidad a cada una de las dimensiones del ser humano. He alargado tiempos en meditación por ejemplo. He podido hacer un journaling más detallado y extenso, he tenido mejor tiempo para respirar y hacer las cosas a un ritmo más pausado. Al final es tiempo, que si sabes cómo utilizarlo, su poder se multiplica.
  8. Pregunta: ¿Cómo ayuda este superhábito de madrugar a las 3am? Definitivamente ayuda a ganar el pulso al día, a tu tiempo, a tu trabajo y a todo lo que tú elijas, pareja, familia, hijos, emprender, hobbys, etc.
  9. Pregunta: ¿Cuánto trabajo importante he sido capaz de crear durante el experimento? Respuesta: los índices de productividad en el cuadro de mando lo dicen todo, más del que hubiera imaginado.
  10. Pregunta: ¿Qué son las cosas más positivas que he encontrado en el experimento? Respuesta: el tiempo de calidad para dedicar a lo que más necesites o te apetezca. El poder ganar el día al principio del día, la sensación de haber hecho lo más pesado y arduo al principio de la mañana, y la sensación de libertad que eso te da. Otra cosa que me ha sorprendido gratamente es lo bien que he estado durmiendo tan poco, alrededor de unas 4:45 am de media, cuando dormía antes sobre unas 7:50h de media, me he dado cuenta de que no necesito dormir tanto.
  11. Pregunta: ¿Qué cosas negativas he encontrado? Respuesta: el gran problema de no conseguir acostarme pronto más que unos pocos días. El cansancio que algunas veces, no muchas, experimentaba. El periodo de adaptación de los primeros días. El tener poca vida social nocturna, aunque más de la que esperaba, pero eso mermó mis horas de sueño. El sacrificio de hacerlo y mantenerlo.
  12. Pregunta: ¿He desarrollado alguna habilidad núcleo a raíz del experimento? Respuesta: sí, la de optimizar mi sueño.
  13. Pregunta: ¿Cuál ha sido el impacto de esta prueba sobre mi salud y rendimiento? Respuesta: análisis con mejoras en la analítica, pero no sustanciales. Sueño perfecto, estado mental en el sitio, pero por ejemplo emocional me siento más tranquilo y suelo. En espiritual más

7. Limitaciones y consideraciones al madrugar a las 3 am

Esta última sección se refiere a todos los contratiempos encontrados durante la realización del experimento:

  • Ha sido prácticamente imposible para mí madrugar a las 3am en punto todos los días.
  • Mi mayor problema ha venido a la hora de acostarme, solo he conseguido acostarme pronto en un 20% del experimento.
  • He pasado de descansar muchas menos horas como indicaba en la sección de aprendizaje validado.
  • No he restringido mi actividad social para realizar este test, aunque ello significara dormir mucho menos o apenas nada.
  • La calidad de sueño ha bajado considerablemente al madrugar, eso es un hecho. Sin embargo, eso no ha supuesto un declive notable en mis niveles de energía, si bien algo más de cansancio acumulado.
  • He tomado melatonina para dormir como usualmente, misma dosis, mismo efecto.

8. Conclusión final

Madrugar es definitivamente un “hack” decisivo para ganar el día, tener mejor buen humor, gozar de un estado de ánimo más positivo. Ganar más enfoque y aliviar la carga mental de la procrastinación. Conseguir mucho más, tener más tiempo para uno mismo y exprimir el día en todos los sentidos. Incluso, como has podido observar, tener más energía descansando menos.

Summary
Por qué madrugar a las 3am durante 31 días seguidos te hace mejor en todos los sentidos
Title
Por qué madrugar a las 3am durante 31 días seguidos te hace mejor en todos los sentidos
Description

¿Qué pasa al madrugar a las 3am durante 31 días seguidos? ¿Por qué eres más productivo cuando madrugas? ¿Cómo impacta madrugar a tu actitud, estado de ánimo y comportamiento? ¿Cómo y por qué tienes más éxito al despertar temprano? ¿Por qué los que madrugan viven mejor? Estas son las preguntas que respondo en mi experimento...


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+