Browsing articles in "Productividad"
Oct
10

El gran poder de una idea ridícula: la Energía de Activación

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  1 Comment

La regla de los 5 segundos. No, no la regla que dice que si eres lo suficientemente rápido puedes comer algo del suelo si tardas menos de 5 segundos… Hace un tiempo vi esta fabulosa charla TEDx de Mel Robbins y quedé fascinado por el concepto de la Energía de Activación. Muestra lo imposiblemente simple, pero extrañamente efectiva que es la Regla de los 5 Segundos, donde cuentas de forma regresiva del 5 al 1 para hacer algo que deseas hacer, pero para la cual no tienes la motivación necesaria.

El ejemplo clásico es cuando tu despertador suena, en lugar de apagarlo y seguir durmiendo, cuentas 5, 4, 3, 2, 1 y te levantas.

Es ridículo pensaba. Genial, entonces seguro que funciona. Si es ridículo o estúpido, pero funciona, entonces es genial.

Contar hacia atrás y luego hacerlo.

Hay incluso un libro que cuenta cómo las personas usan los 5 segundos para mejorar sus vidas. Es una idea simple, tan simple que parece estúpida, una idea ridícula, pero que funciona.

¿Por qué funciona?

Primero, porque cuando cuentas del 5 al 1, sientes que llegas al final. Eso, de forma instintiva, te inclina a decirte a ti mismo/a “vamos”, “salta” o “despega”. Y eso al final es lo importante para empezar. Asociar la cuenta atrás con tomar acción.

La segunda razón es porque te comprometes a no mentirte a ti mismo/a ni a otros. Cuando le dices a alguien “soy puntual”, tiendes a actuar en concordancia con esa afirmación. De lo contrario serás percibido como un mentiroso, aunque la persona que te escucha nunca conozca la verdad. Es cuestión de principios.

La energía de activación

Una idea ridícula nada estúpida al aplicarla:

energía de activación - regla 5 segundos - idea ridícula

Lo mismo sucede cuando dices que tomarás una decisión al llegar a uno cuando cuentes desde cinco hacia abajo. Si te lo dices a ti mismo, lo harás. Sentirás el empuje para empezar. Tanto si tienes miedo, como si no sabes que hacer o si quieres no hacerlo. Es por eso que el sistema de Ultraproductividad de las decisiones de 5 segundos funciona tan bien. O el de materialización de ideas, porque se sirven de la Energía de Activación.

Este tipo de impulso puede funcionar realmente bien para comprometerte de forma financiera, saludable, laboral o personal. Depende el fin y el uso.

¿Cómo y dónde más usarla?

La uso casi a diario.

Contando del 5 al 1 cuando creo que voy a tener una reacción emocional negativa.

O cuando no quiero empezar a escribir el nuevo libro.

En los momentos que me cuesta conceptualizar proyectos.

Incluso cuando estoy bloqueado en los podcast o webseries.

Hasta cuando no quiero hacer una llamada de teléfono contundente.

A veces ha servido para no comer algo que sabía que no iba a ser beneficioso para mi salud.

5, 4, 3, 2, 1 y propulsión.

Lo que en realidad estás haciendo es introducir un nuevo superhábito en tu rutina. Estás construyendo la identidad de ese tipo de persona que hace la tarea que necesita ser hecha a través de la Energía de Activación.

Atribución imagen: Energía de Activación – Wikipedia.

Oct
9

El trabajo inteligente es la meta definitiva

By Isra Garcia  //  Productividad, Videolog  //  1 Comment

El trabajo duro, es lo que hace cualquier emprendedor, empresario o trabajador que trabaja sin dirección, monitoreo y autoconsciencia

El trabajo inteligente, es lo que hace el litigante perspicaz cuando sintetiza cuatro ideas. Las convierte en acciones y proporciona resultados medibles que la acercan más a su propósito. En menos de tres horas.

El trabajo duro tiene una historia sensual y atractiva, pero elusiva, confusa y evasiva. Para tener éxito es necesario hacer el trabajo duro. Sí, trabajar duro es necesario, pero solo hasta que sabes cómo hacer el trabajo inteligente. Durante generaciones, incluso hoy en día, hay un gran beneficio para aquellos equipados con el aguante y el nervio de hacer el trabajo duro por más tiempo que nadie.

En cambio, el trabajo inteligente es espantoso. Huimos de este tipo de trabajo porque hay mucho riesgo inherente en el trabajo inteligente. El trabajo inteligente es inteligente porque es eficiente y efectivo al mismo tiempo y no tienes tanto tiempo para intentar hacerlo bien. No puedes fallar haciendo el trabajo duro, solo necesitas hacerlo repetidamente. Si fallas en el trabajo inteligente, eso sucede cuando no conectas contigo mismo, cuando no solucionas el problema, cuando dilatas el trabajo de 30 minutos que se convierten en 3 horas. Incluso cuando dudas y no decides.

Necesitas trabajo duro para llegar al trabajo inteligente

Merece la pena destacar que trabajar duro es la antesala del trabajo inteligente, y que necesitamos del primero para llegar al segundo. Sin embargo, una vez llegues, debes optimizar tu trabajo y tu vida. Si te esfuerzas lo suficiente pronto y prácticas de forma obsesiva y aprendes sin casi descanso, es probable que en menos de 6 años, te encuentres en la facultad de hacer el trabajo inteligente. Aquí un punto de partida.

Aunque no es la realidad, porque parece que no importa cómo de duro trabajes, nunca será suficiente. ¿Para ellos o para ti?

Nunca harás el trabajo inteligente (ahorrando tiempo y esfuerzo) a menos de que estés dispuesto a saltar en contracorriente.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Sep
29

Cómo aprendo y crezco cada día: 6 estrategias

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  2 Comments

Una parte importante de mi vida y trabajo está en cómo aprender y crecer cada día. Hoy tengo seis estrategias que me ayudan a lograrlo:

como aprender a crecer

1. Planificar el aprendizaje que busco

Esto me permite pensar cuidadosamente sobre lo que quiero aprender. Las metas no son solo para aquello que quiero alcanzar. También quiero tener objetivos para aquello que deseo aprender.

2. Práctica deliberada

En lugar de hacer las cosas de forma automática y no mejorar, lo que hago aquí es aplicar los principios de la práctica deliberada (y consciente) de forma que pueda mejorar continuamente. Esto significa tomar acciones como pausar y reflexionar sobre la marcha de mis negocios y los resultados de mi trabajo. O crear un espacio de tiempo diario tanto para mejorar mis habilidades núcleo cómo para integrar nuevos superhábitos en mi algoritmo de alto rendimiento.

3. Rumiar

Esta técnica me ayuda a obtener más perspectiva sobre la asimilación de nuevas ideas y las lecciones que aprendí. También me ayuda a detectar esas palpitaciones o instintos que producen nuevos proyectos, experimento, negocios, servicios o mejoras en lo que hago. Pasear por la playa o por un parque mientras hablo conmigo mismo en voz alta (con auriculares puestos para disimular) es una excelente forma de procesa esos insights. No soy el primero que descubre esto, obvio, desde Beethoven y Charles Darwin a Steve Jobs, Jack Dorsey o Peter Diamandis. Otra forma de hacerlo es a través de conversaciones con personas profundas y muy reflexivas.

4. Tiempo de aprendizaje

Esto incluye actividades como leer, conversar (incluso contigo mismo), participar en algo como Hatch, Echo o SOP, observar a otras personas o viajar.

5. Solucionar problemas tan pronto como aparecen

Cuando los problemas aparecen durante el día, en muchas ocasiones los ocultamos bajo de la alfombra y continuamos como si nada con nuestro trabajo. Poseer un espacio en blanco crea ese espacio necesario para localizar los pequeños problemas y solucionarlos antes de que se conviertan en grandes. Lo mismo ocurre con las decisiones.

6. Experimentos

Realizo pequeños experimentos casi mensualmente, los cuales buscan recompensas potenciales tanto en mi intelecto, emociones, espíritu y/o saludo. Lo más provocador para mí es, que tanto funcione el experimento o no, es una oportunidad para aprender algo valioso y además ser un campo de pruebas para mis ideas.

Cómo aprender a crecer es cosa de insistencia e iniciativa, primordialmente. El resto, si lo buscas, te encuentra.

Atribución imagen: VicerDO.

 

 

Sep
25

Tendencias y utilidad son dos conceptos muy distintos

By Isra Garcia  //  Marketing, Productividad, Videolog  //  1 Comment

¿Recuerdas cómo hacías tu trabajo antes? ¿Qué ha cambiado respecto a cómo lo haces ahora? ¿Qué herramientas, plataformas o APPs ayudan a generar ingresos a tu negocio y hacerte la vida más fácil? ¿Cuántas otras tantas no marcan la diferencia y suponen una distracción directa respecto al resultado que produces? Hay algo que es más que evidente, cada día hay más herramientas que nos recomiendan usar. Más tecnológicas, más automatizables y más eficientes. Lo que no veo tan claro es cómo de eficiente y positivo llegar a ser el resultado para nuestro negocio, trabajo o vida. Más herramientas, más nuevas y mejores no necesariamente significa victoria. Ignorar las tendencias es la tendencia más cierta que conozco.

Tendemos a utilizar la tecnología (herramientas, widgets, plataformas sociales…) para hacer menos. Intentamos ganar tiempo y dinero al mismo tiempo. Sin embargo, al final acabamos desbordados y perdidos. Además de despersonalizando y mediocrizando lo que hacemos.

Un ejemplo muy simple llevado al marketing de servicios en este caso: presión en el coste y la velocidad significan que cuando hayamos terminado contigo, no serás despedido de manera humana. No, no habrá un detalle personal que permitirá expresar cómo te ha sentido.

¿Por qué no usar las herramientas que necesitamos para dar más en lugar de menos?

Puedes utilizar cualquier plataforma de vídeo para describir a un cliente los problemas que has encontrado en su coche, al mismo tiempo que lo estás revisando. Luego puedes enviar un enlace de Youtube privado a ese cliente. Vía email antes de venir a recogerlo, con un mensaje humano, cálido y personal.

Ignorar las tendencias

Incluso utilizar las herramientas que no son tan “sexis” como el propio email, Skype, Evernote, Google Drive, Garage Band, iMove, Facebook, Instagram o Keynote para rentabilizar más tu negocio. Mucho más que utilizando cualquier “cosa” flamante que acabe de aparecer como la siguiente gran “cosa”. Yo llevo años haciéndolo, el rendimiento versus coste de adopción en mi caso es casi marginal. Los resultados, cada vez mayores. ¿Casualidad?

Las modas no marcan el compás de tu negocio. Lo que la tendencia dice, casi nunca está alineado con lo que tu empresa necesita para crecer. Ignorar las tendencias es la alternativa, si te atreves.

La inercia es una de las razones por las que no abrazamos lo que funciona, sino lo nuevo. Aunque, algo me dice que la razón real es el miedo, el miedo de quedarse atrás y dejar de ser útil o estar a la última. Estamos usando la tecnología (herramientas y lo otro…) para aislarnos de las verdaderas oportunidades: vivir cada día, nuestros clientes, nuestra família, euros en el banco y ganar tiempo que invertir donde queramos.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Sep
5

Manifiesto anti-productividad

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

anti-productividadEstoy bastante en desacuerdo con lo que la productividad de hoy significa: optimizar el tiempo para ganar más horas al reloj y esas horas invertirlas en trabajar más para producir más resultados. Y así hasta formar una espiral que nunca acaba. Bueno, sí acaba, cuando colapsamos o cuando abandonamos. Creo que atentamos contra lo que la productividad significa, vivir mejor, cuando y donde quieras. Estoy tan en contra de ese tipo de productividad que he escrito el manifiesto anti-productividad. Esto es lo que creo en relación a la productividad. Puedes estar de acuerdo o no, eso ya es otra historia.

El manifiesto anti-productividad

Estas son mis ideas:

  • El tiempo libre es tan importante como el más grande los trabajos.
  • No reaccionamos a la urgencia que otras personas nos transfieren de forma no intencionada.
  • Buscamos formas de modificar (“¿hackear?”) el tiempo en lugar de tratar de vencerlo.
  • No trabajamos por turnos / horas, sino por resultados.
  • Medimos la calidad de nuestra agenda en base a las responsabilidades profesionales versus responsabilidades personales.
  • Sabemos que el éxito está en el estilo de vida no en ser el empleado del mes, o del año.
  • Intentamos responder con eficacia a los obstáculos que surgen en el camino.
  • Si no está ligado a nuestro propósito / objetivo más prioritario, lo pospondremos.
  • Procrastinamos siempre y cuando tenga que ver con el trabajo irrelevante.
  • Disfrutamos de no  hacer nada de vez en cuando.
  • Somos excelentes sin ser perfectos.
  • Creamos atajos (sistemas) que nos permiten vivir más tiempo fuera del trabajo.
  • No somos productivos, estamos haciendo cosas.
  • Invertimos en tareas (personas y profesionales) de alto retorno.

No se necesita mucho más, es lo que tengo en mi mente.

El gran Tony Schwartz ya escribió sobre la anti-productividad mucho antes.

La productividad se centra en optimizar trabajo, la ultraproductividad en vivir la vida.

¿Firmas?

Atribución imagen: PST Fotografía.

Ago
13

Optimiza tus funciones cerebrales

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

optimizar las funciones cerebralesHace meses que, en el camino del alto rendimiento y los experimentos derivados, estoy interesándome por cómo optimizar las funciones cerebrales. Cómo poder mejorar su trabajo y cómo sacarle más partido. Desde charlas TED como esta, hasta estudios e informes de científicos, investigadores y universales, como por ejemplo esto.

En una primera fase, estoy centrado en responder a esta pregunta: “¿Qué es aquello que ayuda a desarrollar una funcionalidad óptima de nuestro cerebro?”

Esto es lo que hasta ahora he extraído:

  • Descanso adecuado. ¿Cuántas horas duermes cada día y cómo te sientes al despertar y durante el día? ¿Cómo duermes?
  • Claridad mental y consciencia. ¿Es fácil o difícil que quedes distraído? ¿Cuántas tareas llevas a la vez? ¿Cuanto tiempo al día permaneces enfocado?
  • Comida óptima y apropiada. ¿Conoces qué tipo de comida es la apropiada para ti y tu organismo? ¿Qué hábitos alimenticios? ¿Cuántas comidas realizas? ¿Qué comes actualmente?
  • Un set muy definido y de instrucciones operativas y sistemas. ¿Tienes una estructura sobre tu día idea, tu día menos ideal y tu día poco ideal? ¿Lo mismo para tu semana y meses? ¿Posees sistemas de trabajo y estilo de vida que ayuden a recargar y liberar tu cerebro a diario?
  • Después de levantarte, cuando has dormido poco. Porque te quedaste trabajando hasta noche, o viendo una película demasiado larga, o comprobando las redes sociales. Entonces no te diste cuenta de la hora que era. No tienes un buen despertar, entonces conectas el WhatsApp para darte placer y encuentras un mensaje de poco delicado de tu jefe, amante o cliente. Seguidamente, tienes que darte prisa para ducharte, cambiarte y salir por la puerta, porque te levantaste demasiado justo de tiempo. Tomas una taza de café (voy a omitir el cigarro adicional) y un croissant por el camino. Entonces llegas al trabajo y estás listo para el “go”, entonces abres el email y empiezas desde ahí.

¿Crees que esto es optimizar la capacidad de función eficiente de tu cerebro?

Esta charla TED profundiza un poco más sobre cómo optimizar las funciones cerebrales para un mejor rendimiento.

Atribución imagen: Reigh LeBlanc.

Ago
4

“Hackea” tus entornos

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  No Comments

hackear tu entornoSi estás obsesionado con mejorar en lo que sea, hackear tu entorno físico y social es una estrategia efectiva. Al mismo tiempo potenciarás tu autodisciplina y mejorarás tu concentración.

Esta estrategia consiste en cambiar tus entornos sociales y físicos a propósito. Esto ayudará a reducir las probabilidades de ser distraído o pillado por sorpresa. También es efectivo contra los ladrones de tiempo.

Cómo hackear tu entorno físico y social

Hay cuatro técnicas que puedes implementar de forma bastante fácil:

1. Usa aplicaciones diseñadas a eliminar distracciones:

  • Focus Booster.
  • Focus Writer.
  • Fores: Stay Focused.
  • Life Cycle.
  • K9 Security.
  • Self Control.

Cada una de estas aplicaciones o programas están destinados a ayudarte a controlar esas distracciones.

2. Consigue ayuda de otros para potenciar tus esfuerzos de autodisciplina:

Esta técnica consiste en involucrar a otros de forma explícita en tus planes de desarrollar nuevos superhábitos. La estadística demuestra que la presión social te ayudará a ser más propenso a la hora de implementar nuevos comportamientos o actuaciones. Comparte tus objetivos con amigos, colegas de trabajo o familia y pídeles que te ayuden a conseguirlos y sobre todo te impulse cuando empieces a flojear. Ejemplos:

  • Forzarte a hacer algo vergonzoso como cantar en medio de un centro comercial disfrazados de …
  • Comprometerte a hacer algo que te gusta todavía menos frente a las personas que te respetan.
  • Donar 200€ cada vez a una causa social.

Si no tienes muchos amigos o familiares que deseen involucrarse contigo, no importa. Puedes encontrar ese impulso online en lugares como Productive Pen Pals y Get Motivated  Buddies, también hay aplicaciones como Lift, Unstuck o Sociidot.

3. Reduce los encuentro sociales a encuentros sociales con valor y utilidad para ambas partes:

Huye de los encuentros sociales donde la gente se reúne en pequeños círculos a cuchichear o cotorrear sobre la vida de otras personas. Ignora a toda cosas los entornos sociales donde se debaten temas como el corazón, la programación de TV o temas superfluos / superficiales relacionados con tendencias pasajeras. Encuentra a la gente que te aporta lo que buscas y trata de aportar en medida de lo posible, genera más encuentros como estos. Sin que sean demasiados, los justos.

4. Introduce cambios pequeños pero significativos en tu entorno de trabajo:

Ayer lo explicaba en el poder de los rituales. Deposita tus dispositivos a un lado, fuera de tu espacio de trabajo. Realiza micromeditaciones de 20 segundos cada hora y media de trabajo. En esos 90 minutos, trabaja enfocado en una sola tarea, una detrás de otra, no todas a la vez. Habilita un lugar con luz natural. Prepara buena música. Decora el entorno con aquello que te gustaría estar viendo en todo momento (fotos de juergas, familiares, posters, mantras, etc.). Cuida la altura de la mesa, la calidad de la silla, el reposapiés.

Cuanto más entres en el súperhábito de hackear tu entorno y todo lo otro que puedas o se te ocurra, más rápido subirás de nivel.

Atribución imagen: This Ain’t no Disco.

Ago
3

Cómo hacer más, más y más en 10 días: rituales

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

Esto podría ser una posible receta sobre cómo hacer más, más y más y obtener resultados en 10 días. Salvo que no lo es…

Consideraciones primero:

  • Son 10 días ininterrumpidos, sin descanso.
  • Todo lo que viene aquí abajo son recomendaciones no solicitadas. Siéntete libre de ignorarlas.
  • La idea no es que copies al pie de la letra, sino que diseñes tu propia receta, tus propios rituales. Los que te sientan genial.
  • Sé severa/o en la ejecución, antepón tus rituales sobre todo lo demás. Al menos durante estos 10 días de experimento.

Vamos a ello…

La clave sobre cómo hacer más – los rituales

cómo hacer más - los rituales

Establece 10 días y sé consistente.

Ingredientes ritual

Imprescindible:

  • Cero trabajo, emails, WhatsApp o redes sociales después de las 21h.
  • El smartphone o teléfono o email no puede ser lo primero que hagas en el día.
  • En lugar de ver las noticias o la radio al comenzar el día, escucha música, lee o mira contenidos inspiradores.
  • Al lado de tu mesita de noche (o en la cama) una libreta para añadir reflexiones, pensamientos y aprendizajes.

Preparación ritual

Cómo hacer más:

  1. 90 minutos antes de ir a dormir toma algo beneficioso (y caliente) para tu cuerpo. Sopa de miso por ejemplo
  2. Duerme las horas que necesite tu cuerpo (estudia tu sueño / descanso). Ve a la cama tan pronto como puedas.
  3. Despierta pronto sin despertador.
  4. No toques tu smartphone, PC, portátil, tablet, Televisión o radio. Mantén alejados todos estos dispositivos.
  5. Justo al despertar: practica el ejercicio de respiración de Iceman. Te llevará sobre unos 13 minutos.
  6. Realiza 10 minutos de meditación guiada con Headspace – para empezar.
  7. Haz estiramientos suaves durante 5 minutos.
  8.  Realiza práctica deportiva durante 20 – 30 minutos. Bicicleta (estática), natación, carrera, power yoga, crossfit, etc.  Eso si tienes tiempo, siempre que la familia, compromisos y otros quehaceres te lo permitan,
  9. Prepárate el desayuno que más te apetezca y más energía te pueda dar. Sin olvidar que sea lo más sano posible.
  10. Escribe en la libreta (o Evernote) las tres o cuatro tareas más decisivas del día. No es una gran lista, son aquellas que necesitan estar hechas al final del día.
  11. Empieza el trabajo abordando esas tres so cuatro responsabilidades. Todo los demás será procrastinar.
  12. El resto del día es cosa tuya…

(Añade los siguientes pasos…)

Sugerencias ritual

Los ingredientes y preparación de los rituales deben ir con algunas instrucciones:

  • Descansar te dará energía, potencia y fuerza de voluntad.
  • Dedica al menos 30 minutos al día para pensar y ver las cosas como son (con claridad).
  • Observa cómo respondes a lo que entra en tu vida, controla tus reacciones.
  • Aparta de tu día todas las cosas y personas no deseadas.
  • Comprende lo que importa para tu gente (incluido clientes o jefes) y para ti mismo cada día y empieza por ahí.
  • Necesitas técnicas de respiración y deportivas para mantenerte en movimiento y en el presente.
  • Recompénsate a diario bastante (micromomentos)

Entonces, con todo esto puesto en práctica, sabrás cómo hacer más, más, más y más que la antigua versión de ti misma/o.

¿Cómo hacer más? Crea tu receta y rediseña tu estilo de vida.

Atribución imagen: JD Hanckock.

Jul
24

No puedes ser más productivo que un humano productivo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  2 Comments

productividad y productividad sin ser humanosCada día más obsesionados con la productividad, y amigos y amigas no puedes ser más productivo que productivo.

Hacer más y conseguir más es como un honor. Ser la persona que más trabaja (lo que llaman “hustle” en Inglés) parece que es un mérito supremo. Es el camino hacia la productividad pensamos.

Sin embargo, desde mi experiencia, en mi persona y con otras personas, no lo creo así.

Demasiada productividad mata la humanidad

Aquí está uno de los mayores defectos de nuestra sociedad moderna: la productividad es un concepto que nació en la economía industrial para medir el resultado de las máquinas.

El único “pero” es que no somos máquinas, somos humanos y por lo tanto, tenemos:

  • Espíritu.
  • Alma.
  • Bioritmos.
  • Intuición.
  • Autenticidad.
  • Carisma.
  • Miedos.
  • Racionalidad
  • Irracionalidad.

Lo que veo es lo siguiente, personas frustradas por no ser productivas, cuanod quizás ya lo son. Lo he comprobado en Stand OUT Program, en IG, en Engage Worldwide, en el programas Inconformista, en conferencias, talleres.

La productividad está fuera de la productividad

En abril desconecté por completo de nuevo (como cada 6 meses) por casi 11 días. Ahora cada dos semanas desconecto un día entero, me aliso del mundo. La semana pasada llegué a casa desde Chile (había estado fuera desde principios de marzo). Ahora marcho a Marbella, Tomorrowland, Ibiza, República Dominicana, Colombia y Estados Unidos hasta mediados de septiembre.

Por alguna razón, algo en mi interior me dice, Isra más tiempo para “digerir” todo el crecimiento y experiencias que estás viviendo. Entonces dije, aislamiento y desconexión. Además dije, más profundidad, octubre Vipassana en Ávila.

Es difícil describirlo pero está claro lo que llevo sintiendo desde hace bastantes meses:

Pausa. Baja el ritmo. Desacelera. Permanece quieto y enriquece y alimenta tu dimensión emocional y espiritual lo que necesita.

Solo hay un pequeño problema, se supone que tengo que ser ultraproductivo en todo.

En el pasado, habría ignorado esa sensación y habría arrasado con todo lo que tuviera por delante. Me hubiera dicho, “no has conseguido nada Isra”, “si quieres conseguir algo necesitas ir más allá” o “es el precio que tienes que pagar por la victoria”. Sin embargo, en este momento lo veo de una manera distinta.

Está genial ser ultraproductivos, pero el alma debe ir siempre por delante.

Trabajar-te como prioridad

Así que para ser realmente ultraproductivo (vivir mejor la vida al final) he puesto “trabajar alma” como una de las principales prioridades de mis días.

Invierte tiempo en dormir tanto como puedas, meditar, descartar tus restricciones, escribir y volcar sin parar aquello que hay en tu mente, no pensar tanto. Pasar más tiempo sin hacer nada. Pasear sin rumbo. Permitir que tu mente divague. Dar las gracias. Aceptar lo que eres. Nombrar sensaciones negativas o destructivas…

Como resultado.

tendrás clara cuál es tu misión de vida y trabajo y cómo llegar a ella. Actualizarás de forma significante lo que hay dentro de ti, mejorar tu identidad y potenciar tu propio sistema operativo. Te sentirás renovada y más en paz contigo misma de lo que puedas recordar. Esto, junto a la alimentación y el deporte, es el mejor turbo para la ultraproductividad.

¿Productivos? No.

¿Con alma y propósito? Sí por favor.

Recuerda, eres una persona. No una máquina.

Atribución imagen: UN Women.

Jul
14

Soluciones digitales para mejorar la ultraproductividad

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

ultraproductividad digitalEstés trabajando en el plano digital de Internet o no lo estés, estás malgastando una buena parte del tiempo que empleas en social media, trabajo remoto, reuniones online o casi cualquier actividad digital. Leer blogs, visitar Twitter, entrar a LinkedIn, Facebook, Pocket, Instagram o estar al día con el correo electrónico. Todo esto sobrepasa, frustra y ralentiza. Aquí once soluciones para ayudarte a mejorar la ultraproductividad digital.

11 soluciones rápidas – ultraproductividad digital

Rápidas, simples y accesibles para cualquiera:

  1. Crea varios sistemas. Por ejemplo, la dieta digital, la técnica del 10%, las microlistas
  2. Obtén un proxy. Prueba con Away Find. Te ayuda como si fuera una especie de gestor de mensajes virtuales. Puedes optar por Slack o Wrike, ambos ya derivan más a gestión incluso de proyectos y equipos.
  3. Practica la técnica de mantener tu bandeja de entrada a cero. (Este es un recurso clave para hacerlo).
  4. Aprende a usar atajos en tu teclado y en el ratón (si lo usas) en navegadores, programas y aplicaciones. Safari, Firefox, IE, Gmail y Chrome. Solo tienes que buscar “keyboard shortcuts” en tu buscador.
  5. Corta con surfear la web y las redes sociales y otras herramientas o prácticas que no están ayudando a ser ultraproductivos. Freedom funciona genial, aunque en mi caso opto por Rescue Time.
  6. Utiliza atajos dentro de tu ordenador. Usa spotlight para Mac. Aquí una lista de alternativas (algunas para Windows)
  7. Encuentra tiempo extra y utilízalo. Una forma de hacer esto es usar herramientas como Jott en tu smartphone. Sirve para enviar mensajes breves, dejar recordatorios y tomar notas que usar después. Aunque puedes utilizar Evernote o Notas (de Mac) para hacer todo en uno también.
  8. No leas tantos blogs. Solo uno al día, entonces extrae lo importante y empieza a aplicarlo. Para esto primero tendrás que filtrar (curar) los blogs más útiles para tus objetivos. Segundo, usar herramientas como Feedly.
  9. Anota solo lo que haya en tu cabeza y necesite salir (pista: todo). Evernote. Como Paulo Coelho decía en una entrevista con Tim Ferris, el papel y bolígrafo solo debería servir para sacar aquello que tenemos en nuestra mente.
  10. Mejora tu escritura sin demasiadas ediciones. Para eso existe Grammarly. El único “pero” es que de momento está en Inglés. Es muy potente y útil, ojalá llegue pronto al Castellano.
  11. Expandir textos sin complicaciones. Para utilizar menos letras y escribir más. Text Expander o Texter (Windows).

La ultraproductividad digital es cosa de soluciones digitales.

Obviamos lo que importa en la productividad

Esta es la entrevista para Radio Inolvidable en Curicó (Chile) sobre algunos otros aspectos de la Ultraproductividad que a veces pasamos por alto. Fue grabada en Facebook Live y publicada en vídeo.

Atribución imagen: Matt McGillivray.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+