Browsing articles in "Alto rendimiento"
May
26

Lo mejor de ti

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Brillantez  //  No Comments

Es muy fácil bajar los brazos. Es todavía más fácil dejar que alguien nos haga bajarlos. Seguro, es fácil conformarnos con algo un poco más relevante de lo que hubiéramos pensado que podríamos alcanzar. Es facil desistir de hacer lo mejor que podamos. Es fácil escuchar algo como:

  • “Hiciste lo que pudiste”.
  • “Ya cambiaste algo, no fue mucho, pero hiciste algo que otro no hicieron”.
  • “Hey, lo hiciste lo mejor que pudiste”.
  • “No fue tal mal del todo”.
  • “No te culpes, fue tu mejor intento”.
  • “Nadie podría haberlo hecho mejor que tú”.
  • “Al menos pusiste pasión”.
  • “Para ser sinceros, fue mejor de lo que esperábamos”.

Lo mejor de tiSi, aunque no es un gran consuelo, porque falla al explicar cómo podrías mejorar y hacer algo serio y magnífico. Conformarte con hacerlo lo mejor que otros esperaban de ti, no te garantiza un récord mundial. Tampoco te ayuda a romper barreras si lo que has hecho ha sido no poner mucho más esfuerzo en superarte a ti mismo. Intentar algo sin hacerlo a fuego te hace como el resto. Probar algo sin ser tu mejor versión posible, no es la mejor forma de invocar una cantidad de energía descomunal para crear algo que nunca sido creado antes. Sin tu mejor tú, no habrá manera alguna de poder inyectar el cuidado y amor que los seres humanos necesitan para ser salvados.

Lo mejor de ti mismo es necesario

Tengo miedo de que te falles a ti mismo/a. Sobre todo cuando defines “lo mejor de mí” como aquello que haces cuando depositas mucho esfuerzo en una tarea. Solo eso no sirve como indicador.

De hecho, podríamos no necesitar mucho esfuerzo, sino una cantidad inmensa de esfuerzo. Una cantidad irrazonable de preparación y una cantidad absurdamente elevada de enfoque. Espera, incluso así, podría no haber mucha oportunidad para que lo lograses.

Es muy posible que no merezca la pena tanto compromiso. O incluso el riesgo o el miedo de quedarnos solos y aislados en construir algo que pudiera ser lo mejor de nosotros mismos. Sin embargo, cuando nos comprometemos a eso, cambiamos las cosas, no hoy, no mañana, pero las cambiamos.

Estás aquí para cambiar las cosas

“No merece la pena cambiar las cosas” o “¿para qué intentar dar lo mejor de mí mismo/a?” es en realidad más honesto y poderoso que fallar mientras apuntamos hacia ser demasiado mediocres. O nos enfocamos en algo sin ganas.

Stand OUT Program podría ser un buen lugar para empezar. Aquí puedes ojear algunos momentos destacados en Alicante.

Si no lo haces, no pasa nada, pasarás sin pena ni gloria, porque pasarás. Desde el minuto que naces estás muriendo, lo mires como lo mires. Cambia las cosas, porque no vivirás demasiado.

Vídeo: Félix Pascual. – Foto: Juanjo Ferres.

May
2

Vive estoico

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle  //  6 Comments

Estoicismo.

Deposita cero esperanzas en que el trabajo de otros te beneficie.

Niega la creencia de que el mantra te devolverá todo el bien que estás haciendo. Sin significar que dejes de hacerlo.

Rechaza la historia de un final feliz porque cada persona merece un final feliz.

Llegar tarde es culpa del sobre-optimismo, no del reloj o del atasco.

Acepta que tienes que dejar de confiar en que alguien te descubrirá y te dará la oportunidad que siempre pensaste que obtendrías.

Aunque suene poco romántico y de película de drama, vuelca menos sentimientos en la bonita relación que acabas de empezar.

Quita toda la importancia posible a los comportamientos irracionales que otras personas proyectan hacia ti u otras personas de tu alrededor.

Erradica tan pronto – y de manera fulgurante – cualquier expectativa que generes. Amor idealista, trabajo de en sueño, promoción inesperada, gesto de generosidad, regalo o recompensa ganada. Amplifica las expectativas que el resultado de tu propio arte son capaces de ocasionar.

Nadie arreglará el problema por ti. No funcionará como esperabas. Nadie pondrá su hombro para que tu puedas llorar. No habrá final feliz donde todos comen perdices, solo unos pocos las comerán.

Elimina las ilusiones externas. Acrescenta las internas.

Tu equipo te abandonará. Los amigos te dejarán solo ante el peligro.

Un dia todo se acabará y podrías estar solo.

Estoicismo como parte del estilo de vida

estoicismo estilo de vida

Pensar y actuar de forma contraria en cada una de estas situaciones, es uno de los principales motivos por el cual los seres humanos sufrimos y vivimos sumergidos en una nube que muestra solo proyecciones de un futuro surrealista.

Me temo que hacer que suceda, sea lo que sea, es solo cosa tuya. Hasta que no se demuestre lo contrario. Permite que cero factores y objetos externos perturben tu alma.

Aprende a mostrar (a ti mismo/a) fortaleza y maestría sobre ti mismo/a, especialmente ante las desgracias, decepciones, frustraciones y otras dificultades. El secreto

Abraza el estoicismo, es muchas ocasiones es mejor que la alternativa.

Photo credit: Afrika Burn.

Abr
11

6 cosas que haría si quisiera cambiar radicalmente

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Cambio  //  4 Comments

Si tuviera que reaccionar a la urgencia: “Isra, cómo cambiar radicalmente ya”, posiblemente empezaría por aquí:

cómo cambiar radicalmente

1. Miedo

Me sentaría delante de una hoja en blanco y haría dos columnas, “miedos profesionales” y “miedos personales”, entonces escribiría las tres cosas que más me atemorizan en estos momentos en cada una de esas dos columnas. Seguidamente, desarrollaría un plan para lanzarme a por todos esos miedos a la vez desde desde hoy mismo. ¿Estresante? Claro, pero esto va sobre cómo cambiar radicalmente, no “cómo cambiar comodamente”.

2. Ligereza

Anotaría en algún lugar lo siguiente:

  • Todas las experiencias amargas que siento como muy profundas.
  • Cualquier experiencia frustrante que haya permanecido en mi mente.
  • Las personas que me han causado alguna clase de daño, hasta el más pequeño, si lo recuerdo es porque ha sido importante.
  • Aquello que solo de recordarlo me duele el corazón.
  • Humillaciones, decepciones, insultos, motes, denigraciones, etc.

La mayor parte del peso que llevamos cargado a nuestras espaldas, proviene de esta lista y de estos elementos.

Volvemos, una vez plasmadas en algún lugar. Primero, reconocería o me diría a mí mismo, que soy quien soy es porque este tipo de infortunios sucedieron. Segundo, aceptaría lo que sucedió como sucedió. Tercero, al lado añadiría la persona responsable de que eso sucediera como sucedió. Cuarto, buscaría a esas personas para contarles la historia que hay en mi mente, no para descargar mi ira, sino para compartir cómo me he sentido hasta el día de hoy, no y saber qué piensan o conocer la historia en su cabeza sobre cómo interpretan los hechos, si los recuerdan. Quinto, miraría a esa persona y con dignidad y honestidad le daría las gracias por brindarme esa experiencia que tanto me ha marcado.

Seguiría buscando todas las cosas que siento que me pesan, entonces iría de frente, contra todas ellas.

3. Vulnerabilidad

Antes de explotar por ataques de ego, impotencia, prepotencia o inseguridad (al final todos acaban en ego). Antes de construir una historia en mi cabeza sin conocer la mitad de hechos. Muy seguramente, antes de todo eso, explicaría a la(s) otra(s) parte(s) que estoy desarrollando una historia en mi cabeza que posiblemente no coincide ni con la historia en la mente de la otra parte y por supuesto tampoco con la que tiene lugar en realidad.

4. Incomodidad

Marcharía un año (uno, tres o seis o nueve meses) fuera del país a buscarme la vida a otro país donde todavía sea más difícil hacerlo que aquí. Otro idioma, otra cultura, otro trabajo, otra visión del mundo.

5. Súperhábitos

Haría una lista con todos los malos hábitos que poseo y los reemplazaría por súperhabitos.

6. Impulso externo

Haría una lista con las 6 personas que conozco, más respeto, admiro y aprecio. Les pediría por favor que me ayudaran con feedback y permitiéndome estar más cerca de ellas. Durante un buen tiempo ignoraría al 98% restante de los humanos.

Estos seis pasos serían un buen principio sobre cómo cambiar radicalmente.

Photo credit: Medialab Katowice.

Mar
19

Una inversión triunfal

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

invertir en ti mismoRecuerda la tarea más crítica que cada una de las personas tenemos por delante: encontrarnos por el resto de nuestras vidas. El superhábito más determinante que conozco ahora mismo es invertir tiempo en invertir en ti mismo. Trabajar en tu espíritu, en tu físico, en tus emociones y en tu intelecto.

Las vidas de Caroline Paul, Debbie Williams, Gary Vainerchuck o Tim Ferris no han sido definidas por las opiniones o decisiones de otras personas. Incluso de las más cercanas. Cada uno de ellos saltó al momento. Trabajaron en sus miedos. Ignoraron a la multitud y crearon su propio arte, manifestado de formas diferentes en cada persona.

Fueron sus vidas. Sus mapas. Sus libros, sus capítulos y sus historias.

Personas, como Sophia Amorouso, Marie Forleo, James Altucher o Jared Leto, empezaron desde el lugar donde tú estás. Ninguno tuvo una plataforma, nadie les entregó una, así que no tuvieron otra que crear la suya propia.

¿Sabes por qué Lewis Howes, Arianna Huffington o Adrian Granier y/o todos esos agentes del cambio arriba mencionados consiguieron crear vidas épicas? Porque sus sueños fueron sus prioridades. Cualquier otra cosa, no importó. Ninguno de ellos estuvieron interesados en el brillo del éxito. No estuvieron centrados en lo material, en el consumismo. Todo su dinero, energía, tiempo, amor, fue invertido en sus sueños. Es por eso que no puedes tocarles, dañarles, engañarles, traicionarlos o entretenerlos, porque no hay nada más que sus propios sueños. Sin embargo, no todo es sobre tus propios sueños, no. Recuerda ser humilde y recuerda las personas que tienen menos que tú, esto te dará la gasolina que necesitas para inspirarte. Si te centras en lograr tus propios sueños, luego podrás impulsar a otra gente a conseguir los suyos.

Si puedes respirar eso, estarás muy cerca de algo importante.

Estas personas practican el súperhabito de invertir en invertir en ellos mismos. En encontrar su esencia, cada día.

Invertir en ti mismo

¿No lo crees? Son solo palabras. Motivadoras en su esencia. Entiendo.

Ve a cualquier ciudad, entra en un hospital y encontrarás a cientos de personas rezando por la oportunidad que tú tienes entre manos. Invertir en ti mismo para construir algo que mejore las personas, empresas o cosas que hay en nuestro entorno.

Cuando te encuentras a ti mismo, encuentras todo. No significa que ya está todo hecho, pero sí significa que puedes permanecer en paz y en libertad contigo mismo. Ese resultado te permite alcanzar cosas internas y externas que nunca imaginarías.

Photo credit: alamos basement.

Feb
25

Cómo engañarte tontamente

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Marketing  //  4 Comments

Engáñate, venga.

“Me pondré al día con todas mis tareas y compromisos en dos días”, “el próximo día llegaré más temprano”, “me aseguraré de que hago doble comprobación en el próximo trabajo que haga para ti”, “adquiriré esta habilidad en un mes”, “trabajaré en practicar esté hábito cada día cuando acabe el lío de los exámenes”… nada de esto es una afirmación cierta porque son promesas que no serán cumplidas. En la mayoría hay un mensaje entre líneas que dice “voy a salir del apuro de una forma rápida y poco brusca”.

“Tu opinión es muy importante para nosotros”, no es una afirmación cierta tampoco. El resultado es auto-evidente.

“Me prometo a mi mismo que venceré mis miedos”, es por supuesto una promesa surrealista también. Podría estar llena de buenas intenciones, o incluso estar diseñada para que podamos engañar a alguien momentáneamente. Sin embargo, todavía…

“Voy a ser creativo”, “Voy a trabajar en ser disciplinado”, “voy a ser consciente”, “quiero sobresalir”, “seré ultraproductivo”. “A partir de mañana seré una inconformista”…

Engáñate VS prométete

engáñateSé que puedes darte cuenta de cual es el problema con las pequeñas mentiras que cada día nos contamos a nosotros mismos. Hacen que confundamos nuestra realidad, y llevar (en no mucho tiempo) a grandes mentiras. Lo peor de estas pequeñas trampas que casi a diario cometemos es que la mayoría son auto-sabotaje. Una vez que estás dispuesto a mentirte a ti mismo, es fácil corromper tus valores, hacer trampas. Engañar. Engañarte. Sí, engáñate.

En cambio, las personas y empresas que rechazan el hecho de romper pequeñas promesas son más propensas a mantener grandes promesas. El mejor marketing del mundo.

Dadas estas expectativas y confianza que poseemos para todo lo que tenemos que cambiar, parece que las pequeñas mentiras son aquello que te aparta de andar el camino hacia un alto rendimiento. Hacia una mejor relación con tus clientes. Hacia una venta más honesta. Incluso hacia unas promesas más limpias y reales.

Ahora viene lo curioso, las pequeñas mentiras, promesas, destacar y cualquier otra cosa, es cuestión de una simple elección. Nada que requiera un MBA, un SOP o un tutorial paso a paso.

Todo depende de qué es aquello que defiendes. Engáñate o comprométete. Bellísimo.

Photo credit: Thomas Hawk.

Feb
22

Romper con todo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle, Video  //  2 Comments

Es imprescindible romper con todo, aunque sea tan solo por unos días.

Es necesario para:

  • Pensar y actuar con claridad.
  • Diferenciar entre trabajo importante y trabajo prescindible.
  • Poder desarrollar mejor tu arte (especialidad / talento)
  • Desconectar tu racionalidad y conectar con tus emociones.
  • Seguir motivado e inspirado a largo plazo.
  • Lograr la ultraproductividad y sentir que eres dueño de tu tiempo.
  • Darte cuenta de las cosas que no ves cuando no te detienes a apreciar el viaje.
  • Encontrar un equilibrio entre los extremos.

En ocasiones confundimos disciplina, éxito, mérito y felicidad con:

  • Estar siempre disponible.
  • Amasar cosas.
  • Trabajar, trabajar, trabajar y trabajar sin parar.
  • Poner horas y horas y horas, aunque el sentido y/o enfoque se esté perdiendo.
  • La inhabilidad a tomar perspectiva sobre el camino recorrido.
  • Una resistencia a ver el mundo que no estás viendo.
  • La poca (o nada) voluntad a comprometernos con lo simple.
  • El apego a una vida material. A la ciudad.
  • Desviar la mirada cada vez que tenemos que escarbar dentro de nosotros mismos.
  • Poseer la publicación en Facebook que más “compartidos” y “corazones” tenga.
  • Reunir cientos de miles de seguidores e Instagram.
  • Ser un yotuber o un blogger excesivamente popular.
  • Mentir a nuestro “yo” cada noche sobre por qué hacemos lo qué hacemos y quien somos en realidad.
  • Políticas, estructuras, empresas, economías, productos o servicios.
  • Ser un/a estirado/a.
  • Complacer y obedecer.

Bien, una vez lo ves de esta manera, está bastante claro que ninguna de estas cosas son signo de triunfo. De hecho son síntomas de estrés, agobio, ansiedad, descontrol y exigencia radical. No hay descanso, no hay tiempo para lanzarte a un vacío de nada y estar unos días en caída libre dentro de tu propio vacío. Falta esa desconexión pura y total que todos necesitamos cada no mucho tiempo. Fatla romper con todo.

Burning Man 2016 – romper con todo

Esta fue mi desconexión. 9 días sin Internet, sin “mi vida y mi trabajo”. Fue la culminación a la aventura Live the Possibility. Cuando acabó Burning Man y volví a conectarme a la mejor versión de mí mismo, suficiente para lo que tuviera que hacer, soportar, venir, pasar, recibir o luchar.

No fue por Burning Man, claro que no. Sí es cierto que las circunstancias, el contexto y la cultura ayudan mucho. Es más una elección (volvemos a la elección), la de desaparecer y estar contigo mismo. Así es como tomé mi segunda vez en el desierto de Black Rock City. Armado con una GoPro grabé momentos de forma muy amateur. Momentos que Looker ha tratado de montar en forma de una pequeña historia que aquí comparto contigo.

Una vez cada 6 meses desaparece, rompe con todo durante 3, 4, 8 o 10 días, los que puedas. Esfúmate por completo, en Burning Man, en tu casa, en un albergue rural en la montaña, en el desierto, en Japón o en Muro de Alcoy. Haz cosas que no tengan nada que ver con lo que haces a diario. Restrinje cualquier contacto con el trabajo o con Internet. Crea el estilo de vida que más te apetezca para esos dias. Cuando vuelvas, estarás con la carga de poder (mental, físico, espiritual y emocional) al máximo. Esto es alto rendimiento. Esto es Ultraproductividad. Es necesario, por tu bien.

¿Próxima desconexión? A finales de abril, en Afrika Burn.

Vídeo: Looker Media.

Feb
18

Anticípate al pesimismo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle  //  2 Comments

pesimismoHay mucha sabiduría en las palabras de Séneca, así como en la forma de vida de los Estoicos. Hay aceptaciones y negaciones, claro, hay controversia y duda, también, pero también hay valor. Cada día ando más inmerso en la filosofía, mi objetivo es extraer cosas que puedan ser valiosas y útiles para sobresalir hoy. El aprendizaje y la técnica de hoy va sobre el gracaso, el pesimismo y la imperfección que inevitablemente forma parte de nosotros.

Medita sobre un posible fracaso

Hace unos días extraje un súperhábito que podría formar parte de lo que denomino alto rendimiento. Meditar cada mañana sobre aquello que podría salir mal y/o estropearnos el día. Pueden ser las reuniones, más trabajo del habitual, un cliente que estalla, un trabajo mal hecho. Un atasco, un problema familiar. Citas que se alargan o noticias / problemas inesperados, un dolor de cabeza o muelas, una lesión practicando deporte. Demasiados emails, una pelea con tu pareja o un colega del trabajo. Cuanto puede ir mal y cuando puede ir bien, si solo nos centramos en lo que puede ir bien, inevitablemente estamos apartando a un lado algo que forma parte del total. La posibilidad de que las cosas no salgan como esperamos. Lo cual significaría que no estamos siendo realistas y que ese mal momento podría pillarnos desprevenidos. Eso sería más grave que planificarlo.

Aceptar la imperfección

El filosófo de origen Español, recomendaba meditar todas las mañanas al despertar. Meditar sobre las cosas que podrían no funcionar, sobre las cosas que podría torcerse y no salir de la forma que esperábamos o sobre aquello que no controlamos o no imaginamos y podría de repente aparecer. No se trata de una meditación pesimista, ni mucho menos. El problema podría residir en el polo opuesto, como somos demasiado optimistas generamos unas expectativas altas en nuestro entorno que raramente se cumplen. Es entonces cuando aparece el enfado, la decepción, el estrés, la ansiedad, crispación o angustia. Algo que Séneca cubre en uno de sus libros, “De Ira“. En este vídeo encontrarás una explicación detallada de este tipo de comportamiento del ser humano. El libro Las Meditaciones de Marco Aurelio también cubre el tema de las meditaciones de este tipo y otras.

Podría no funcionar como esperamos no es pesimismo

La clave no está en ser pesimistas, pero tampoco demasiado optimistas. Sino en ser optimistas teniendo en cuenta que lo que hagamos, digamos o nos pase podría no funcionar. Nuestro entorno ideal podría no ser tan ideal, los días perfectos no serán tan perfectos. El cliente podría no cerrar el contrato que está un 98% cerrado. El concierto podría cancelarse justo un día antes con todas las entradas vendidas. Tu pareja podría marcharse justo en el punto álgido de vuestra relación. O el coche nuevo podría estropearse a los tres días.

No se trata de vivir optimista o pesimista, sino como argumenta Séneca, ser conscientes, prever y reflexionar sobre aquello que podría no funcionar o desmoronarse. Al mismo tiempo, una manera de hacerse fuerte frente al fracaso. Una forma de comprender, abrazar y dar la bievenida no al pesimismo, sino a la realidad de que algo podría torcerse y nosotros podríamos anticiparnos a ello o estar preparados para no reaccionar de forma pesimista.

¿Meditas todas las mañanas? Prueba a destinar 5 minutos a pensar sobre las cosas que podrían salir mal o no cómo piensas que saldrán, el resto a intentar de ser consciente y desconectar la mente, si puedes.

Photo credit: Keilatavares.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+