Browsing articles in "Alto rendimiento"
Jul
16

Refugiarse en uno mismo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  1 Comment

El aislamiento es algo que puede ayudarnos a mejorar nuestra vida. Los retiros espirituales, los campamentos de desintoxicación digital o la desconexión de la ciudad y el trabajo son una tendencia bastante al alza. Nos convencemos a nosotros mismos que necesitamos un refugio. Un lugar donde permanecer a cubierto de tanto estrés, ruido, dolor y negatividad. Huimos de lo que se debe enfrentar. Aunque en cada vez ocasiones es positivo alejarse y tomar perspectiva. Desconectar un día cada tres semanas. Tomar ocho días de libertad cada seis meses. Sin embargo, hay algo más poderoso que todo esto. Refugiarse en uno mismo.

refugiarse en uno mismoBuscamos encontrarnos a nosotros mismos, cuando no sabemos quiénes somos. Perseguimos el presente cuando ni si quiera estamos seguros de que el ser humano está hecho para realmente vivir en el momento. Cuando tengas dudas. Cuando necesites escapar, crecer y reencontrarte a ti mismo. O en esencia, descubrir que sucede en tu exterior y en tu interior. Refugiarse en uno mismo podría ser la llave. Sin duda lo es cuando hablamos del alto rendimiento.

Parafraseando a Marco Aurelio:

“Los hombres buscan refugio en si mismos, en el campo, en el mar, en las montañas, y usted mismo es particularmente propenso a este anhelo. Pero todo esto es bastante poco filosófico, la puerta está abierta, en cualquier momento que desees, para refugiarte en  mismo. El no refugio ofrece algo más tranquilo y relajado que eso que hay en su propia mente, especialmente, si uno puede realizar una inmersión inmediata en sus pensamientos para colocarle en una facilidad inmediata y completa. Y no me refiero simplemente a una vida bien ordenada. Así que constantemente, dese esta clase de retiro y renuévese. Las doctrinas que usted visitará deberían ser pocas y fundamentales, suficiente con un encuentro para limpiar todo su dolor y enviarle de vuelta a lo que debe unirse libre de resentimiento”.

Atribución imagen: Sharona Gott.

Jul
12

Súperhabitos y microhábitos – Disrupt Everything Podcast Series

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Podcast  //  2 Comments

¿Qué diferencia hay entre hábitos de un superhábitos? ¿Y microhábitos de hábitos?

Es fácil y peligroso sobreestimar cómo de poderosos son los malos hábitos en los que caiste. Esto aplica tambiñen para tus clientes, equilo y familia.

Podrías llevar una alimentación idónea que propulsara tus niveles de energía, intelecto y emocionales. Podrías practicar la clase de deporte que te ayudara a fluir. O podrías desarrollar un set de prácticas que te hicieran decisivo en el trabajo. En lugar de eso, mantienes la misma rutina de hace años, que no te mueve del lugar en el que te mantienes atascada/o.

Merece la pena revivir esta reflexión cada vez que trates de convencerte de que hay que cambiar de hábitos.

Hábitos – superhábitos – microhábitos

Un hábito es una práctica común que adquirimos con el tiempo, que no necesariamente debe ser siempre positiva. En cambio un superhábito, es una práctica rutinaria que si ejerce un impacto dramáticamente positivo sobre una o varias áreas de tu vida. Es decir, el superhábito mejora tu vida, de forma efectiva. Por ejemplo, invertir en ti misma/o cada día sería uno de ellos, invertir tiempo en invertir en ti. Otro sería los “tests A/B” o practicar la desconexión.

Por otro lado, los microhábitos tienen que ver mucho con la palabra “micro”. Son superhábitos pero que pueden llevarlo a cabo en tres o seis minutos al día. Lo cual convierte a los microhábitos en una técnica poderosa para un entorno tan frenético, con tan poco tiempo y con spam de atención muy corto. Por ejemplo, leer una página de un libro al día elimina la excusas sobre no poder leer libros. Quizá meditar durante tres  minutos al día o pausar el día durante 50 segundos.

Episodio #7 Disrupt Everything Podcast

Va sobre superhábitos y microhábitos.

superhabitos y microhabitos disrupt everything podcast

A continuación un resumen de los temas clave que podrás encontrar en el podcast:

  • Más allá de los hábitos.
  • Cómo integrarlos en tu día.
  • Listado de superhábitos y microhábitos.
  • Los más potentes y preferidos.
  • Cómo adquirirlos.
  • Camino del alto rendimiento.
  • Consideraciones.

Escuchalo y suscríbete via iTunes, o suscríbete por RSS…

Disrupt everything iTunes disrupt everything RSS

Si por lo contrario quieres acceder y escucharlo en cualquier reproductor o dispositivo, hazlo desde aquí: episodio #7 Disrupt Everything Podcast (con posibilidad de descarga).

Artwrok: Carlos Abad Estudio.

Jul
6

Resultados de 15 días practicando Mindfulness de Alto Impacto

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  2 Comments

Hace 15 días comencé un nuevo experimento bautizado como Mindfulness de Alto Impacto. Entre tres y cinco horas al día probando diferentes prácticas de mindfulness, desde más físicas a más espirituales y emocionales. Llegando al meridiano hago una valoración de todo lo experimentado hasta el día de hoy.

Resultados derivados

Estos son los resultados y aprendizajes más significativos hasta día de hoy:

  • Cuanto más tiempo dedicas a permanecer despierto más consigues darte cuenta de más cosas. Vives más atento y consciente.experimento mindfulness isra garcia
  • Posees más tiempo para poder darte cuenta de todo lo que estás pensando y reflexionar sobre lo que estás haciendo y/o lo que vas hacer. También lo que hiciste. Esto te ayuda a poder evaluar los puntos de mejora y los mini-logros que ocurren.
  • He perdido 2,5 kilogramos por la parte física de mindfulness de alto impacto. Pasando a 66.6 kilogramos de peso como peso medio.
  • El tiempo que podría permanecer sin aire en el cuerpo era de alrededor de 30 o 35 segundos. Ahora puedo permanecer entre 1 minuto o 1:10 minutos como algo usual.
  • La capacidad de concentración aumenta porque lo conviertes en un hábito diario practicado de forma constante y continua durante el día. Al aumentar la capacidad de concentración eres capaz de hacer con mayor exactitud y eficiencia las tareas que te propongas. Junto con la concentración, he notado un aumento de mi capacidad de tomar decisiones y determinación al empezar cosas en las que antes dudaba o vacilaba. Por ejemplo: el levantarme de la cama, responsabilidades de feedback o empezar a escribir el próximo libro con un ritmo bien serio.
  • Aumentar 10 minutos más la meditación (de 21 minutos a 31 minutos que es lo que he podido conseguir hasta ahora), logra que sientas una mayor incomodidad. Y que esos 10 minutos extra se perciban como 30 minutos más extra.
  • He comenzado a identificar y entonces nombrar al menos dos sensaciones incómodas, frustrantes o angustiosas al día. Ya sean reacciones, miedos, etc. Sensaciones que antes pasaba por alto y no entendía.
  • Estoy suscribiendo al día 5 cosas internas a las que decir dar la bienvenida y decir sí.
  • Esta últimas semana empiezo a conectar realmente con mi cuerpo como nunca antes supe hacer. Por primera vez estoy sintiendo la energía fluir por las extremidades. Identificando bloqueos y trabajando desde dentro para desbloquearlos.
  • Debido a la desventaja de unos dolores en soas y glúteo (como explico en desventajas) me he visto obligado a modificar algunas posturas de Bikram Yoga.

Desventajas

Las más relevantes de un mindfulness de alto impacto:

  • No tener una rutina fija diaria ha forzado que algunos días tuviera que utilizar las últimas horas de la noche para completar el planning diario.
  • Los dolores en el psoas y glúteo que llevaba arrastrando algunos meses dificultan algunas posturas. Sobre todo las posturas de estiramiento hacia atrás de la espalda. También las laterales.
  • Seguir el plan diario sin fallar ni una sola vez está siendo un desafío total. Cuando no tienes horarios fijos, ni tareas demasiado repetitivas todos los días, es más fácil saltarte una práctica.
  • Seguir con el experimento el mismo día y el día después de realizar un masaje descarga es realmente complicado y doloroso. De hecho, el día 7 decidí posponer Power Yoga y Vinyasa Flow Yoga porque no podía apenas moverme. He logrado recuperar una de las dos prácticas. La segunda está pendiente para uno de estos días. Mantener el ritmo no está siendo algo “chupado”.
  • A pesar de que tienes flexibilidad, incluir entre tres y cinco horas en tu día te vuelve más rígido y contundente sobre cómo y con quien empleas tu tiempo. Las prioridades vuelven a dar un vuelco.

Ventajas

Las más destacables del mindfulness de alto impacto:

  • Realizar este experimento ha supuesto volver a darle una vuelta a mi forma de trabajar y vivir, lo cual es una de las mayores ventas. Aunque soy consciente de que otros podrían verlo como una desventaja. Este hecho ha conseguido que vuelva reducir el número de tareas profesionales importantes que desarrollo.
  • Implantación de micro-tareas. Aprovechando y siendo consciente sobre una de mis más grandes desventajas, la imposibilidad de estar altamente enfocado en algo durante más de 25 minutos. Estoy desarrollando una línea de micro-tareas que requieren entre 3 y 6 minutos hacerlas.
  • El impacto del experimento y cómo ha alterado trabajo, comportamiento, rutina diaria y vida social, ha ayudado a desarrollar un nuevo concepto, los micro-hábitos. Son hábitos que no toman demasiado esfuerzo y que te ayudan a continuar practicando tus hábitos, además de incluir otros nuevos. Imagina, hábitos que puedes completar en 5 minutos. Como leer libros, tan pronto como haya leído 1 o 2 páginas está bien. La lección diaria de filosofía, necesito un solo pensamiento. Aprender algo nuevo, puede ser algo ridículo, cuenta igual.
  • La fuerza en piernas, abdomen y brazos ha aumentado considerablemente. Así como la elasticidad y equilibrio.
  • Poder realizar las prácticas a la hora que desees, así como elegir la intensidad y el tiempo de cada una de ellas, es un elemento que quita todo el estrés y planificación que conllevan las clases programadas.

Cuadro de mando experimento Mindfulness de Alto Impacto

En este enlace comparto el cuadro de mando que desarrollé para hacer el seguimiento del experimento. Seguidamente detallo los parámetros que estoy siguiendo:

  • Meditación: tiempo de meditación.
  • Wim Hof Method: en qué fase del método me encuentro y el tiempo que dedico.
  • Bikram Yoga: tiempo dedicado a la práctica.
  • Power Yoga: tiempo dedicado a la práctica.
  • Vinyasa Flow Yoga: tiempo dedicado a la práctica.
  • Mindful Pause: número de pausas diarias.
  • DeRose Method: tiempo dedicado a la práctica.
  • Ciclismo, carrera y natación: el tiempo dedicado a cada una de las prácticas.
  • Observaciones: breves anotaciones sobre cualquier cosa digna de resaltar.
  • Imprevistos: situaciones que puedan dificultar el llevar a cabo el experimento.
  • Resultados: pequeños avances (o retrocesos) que podrían ocurrir diariamente.
  • Dificultades: obstáculos diarios que surgen.
  • Ventajas: beneficios diarios del experimento.
  • Eventos: viajes, jornadas, actos, trabajos o participaciones puntuales que podrían alterar el curso del experimento.

El cuadro de mando está diseñado con el objetivo de poder ofrecer apoyo en la recolección de datos. Siendo útil para conclusiones finales.

Próximos pasos

En esta próxima semana estos serán algunos de los hitos que perseguiré:

  • Pasar de la media de 53 o 59 minutos de Bikram Yoga, a 80 minutos.
  • Pasar de la media de 4 pausas conscientes al día a una media de 6 pausas.
  • Aumentar el tiempo de meditación en otros 10 o 20 minutos más.
  • Incrementar la intensidad de Power Yoga en tiempo (a 50 minutos de media) y de intensidad, pasando a nivel avanzado.
  • Aumentar los tiempos de Vinyasa Flow Yoga y apuntar por las clases más exigentes a nivel de flexibilidad y fluidez de la práctica.
  • Pasar a la fase 3 del método de respiración de Wim Hof (Iceman).
  • Conseguir la máxima flexibilidad posible en mis caderas.

La idea que perseguía y persigo con este experimento, era conseguir un sistema de Mindfulness de Alto Impacto que sumara atributos y beneficios a mi estilo de vida integral. Hasta el momento los resultados son positivos como puedes observar.

Atribución imagen: Marisa Rodríguez.

Jun
28

Neutraliza las preocupaciones

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

Te preocupa …

A. El no llegar a tiempo cuando algo duro ocurra.

B. No saber reconocer el momento en el que tienes que aceptar las cosas. Estás preocupada por no aceptarlas a tiempo.

C. Te preocupa no estar lo suficientemente alerta

D. Te preocupa enterarte demasiado tarde.

E. No poder gestionar la situación.

F. Te preocupa perder el control.

G. Ir a buscarte y poder perderte.

H. Quedarte sin trabajo. O no encontrar nunca más uno.

I. Acabar solo.

J. No ser lo suficientemente buena.

K. Fracasar en una situación importante.

L. No poder cambiar el mundo.

M. Ser peor que el resto de tus compañeros o equipo.

N. Te preocupa no dar la talla delante de tus jefes, suegros, profesores, ligue o hijos.

Ñ. Esperar, esperar y esperar y que nada ocurra.

O. Llegar tarde.

Vale, entendido. Aceptado.

que te preocupa

Cada preocupación tiene una solución

Por lo menos una.

A. Como no sabes si llegarás a tiempo cuando algo malo ocurra. Nunca te quedes nada dentro, suéltalo todo, expresa tus sentimientos y da rienda suelta a tu genialidad. Si algo malo ocurre y no llegaste a tiempo, habrás hecho todo lo que pudiste.

B. Escucha a tu corazón, cada vez que sientas la más mínima muestra de que hay algo que no funciona, es un aviso de que hay que aceptar lo que venga.

C. Sigue a tu instinto y decide rápido, si entrenas estas dos habilidades, casi siempre estarás alerta.

D. Define cuál es la información que necesitas saber y de las personas de la cual la necesitas obtener y alcanzalas a diario.

E. pausa durante 20 segundos antes de realizar cualquier reacción inmediata.

F. Ya lo perdiste hace tiempo, entiende que no tienes el control, confía y delega en las personas que están a tu lado.

G. Ve a buscarte con uno, dos o tres propósitos claros y definidos en mente. Cuando sientas que estás perdiéndote, vuelve a esos propósitos.

H. Cumple tus objetivos clave por los cuales fuiste contratado y excédelos. / Busca cada día al menos 5 oportunidades laborales que encajen con tu perfil y presenta tu candidatura.

I. Ya está solo si piensas que acabarás solo.

J. Lista al final del día, cada día, todos los logros, tareas, objetivos y responsabilidades que realizaste. Te darás cuenta de que eres más que suficientemente buena.

K. Fracasa antes en situaciones parecidas. Piensa que es posible que fracases en una situación como esa, y planifícalo.

L. Cámbiate – a mejor – a ti mismo y a una sola persona más y habrás puesto tu parte para cambiar el mundo.

M. Rodéate en tu trabajo y equipo de personas mejores que tú en tus debilidades. Entonces estarás feliz de ser el “peor” de todos.

N. Preocúpate mejor de ser tu mismo, sin filtros y sin miedos o preocupaciones. Si no das la talla antes ellos, es su problema, no el tuyo.

Ñ. Realiza una acción al día, una acción pequeña pero que te consiga mover del sitio donde estás.

O. No seas demasiado optimista. Planifica que la cita es 30 o 45 minutos antes de lo que te habían dicho inicialmente.

¿Qué te preocupa ahora?

Cuando sientas que estás preocupándote por demasiadas cosas. Haz una lista rápida de cuál son esas preocupaciones. Y al lado, escribe al menos una acción que neutralice la preocupación. Si eres honesto contigo mismo, encontrarás que no son preocupaciones, sino trampas mentales para distraerte de aquello que más necesitas hacer.

Atribución imagen: Alon.

Jun
22

Experimento mindfulness de alto impacto

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  2 Comments

En la búsqueda por llevar mente, cuerpo, emociones y espíritu, todo junto, un poco más allá a lo lejos. Hoy empieza un nuevo test. El experimento mindfulness de alto impacto, 31 días empujando el alto rendimiento hacia un nuevo lugar utilizando 7 técnicas.

Mindfulness de alto impacto – en qué consiste

Después de experimentos como DeRose Method, 2o Días en Silencio, 20 Días de Ayuno, Macrobiótica Extrema, Vivir sin Smartphone o Vivir sin Mentir, entre otros… Voy a trabajar con un mindfulness de alto impacto. Alto impacto porque a través de la dimensión física lograré conectar con la emocional, espiritual e intelectual a la vez.

El experimento consiste en trabajar entre 4 – 6 horas al día durante 31 días en las siguientes prácticas / disciplinas: Bikram Yoga, Power Yoga, Vinyasa Flow Yoga, Mindful Pause, Wim Hof Method y Meditación Vipassana. Dos veces a la semana acompañaré estas prácticas con DeRose Method y algo de deporte, cuando pueda sacar algún hueco. Además, como parte del experimento, voy a llevarlo a cabo sin moverme apenas de casa, en el caso de las clases las haré vía Internet. De esta manera podré respetar la ultraproductividad y no perder horas de tiempo conmutando y teniendo que amoldar mi día a unos horarios fijos.

mindfulness de alto impacto

Objetivos

Durante mis prácticas de Bikram Yoga, en Madrid, Valencia, Bogotá, Santiago de Chile, Miami y Barcelona, he escuchado a profesores decir que 31 días de Bikram Yoga suponen un cambio muy poderoso en espíritu, emociones, cuerpo y mente. Si además mezclamos esto con la potencia y exigencia de Power Yoga. La oxigenación constante e impulso energético que ofrece Vinyasa Flow. El disfrute de experiencia y presente de la pausa consciente. La activación energética del Método de Wim Hof (Iceman). Y la quietud, consciencia y aceptación de la Meditación  Vipassana. El resultado de la combinación de cada disciplina / técnica es justamente el objetivo principal del experimento mindfulness de alto impacto.

Otros objetivos derivados:

  • Un mayor dominio de la respiración.
  • Elevar la capacidad de concentración y enfoque.
  • Vivir más despierto, trabajar más presente.
  • Mejorar el equilibrio.
  • Pausar el día y disfrutarlo de otra forma.
  • Ver claramente, ver otras perspectivas que podría estar noviendo.
  • Conseguir más fuerza en el cuerpo y en la mente.
  • Aprender a disfrutar de la quietud y de las emociones.
  • Aceptar las cosas como son.
  • Meditaciones más profundas, largas y pronunciadas.
  • Alterar mi rutina en un 70% para seguir bailando con el momento de forma diferente.
  • Desconectar más la mente y conectar más con emociones, cuerpo y alma.
  • Moldear positivamente el estilo de vida.
  • Extraer nuevas prácticas y trucos que sirvan para cada día.
  • Compartir lo más valioso y accionable en Stand OUT Program.
  • Absorber todo aquello que la experiencia del experimento ofrezca.

Cómo empieza el experimento

Esta es la forma en la que el experimento empezará, por lo menos los primeros diez días.

  1. Al despertar: entre 30 – 35 minutos de Meditación Vipassana. – En lugar de los 20 minutos que realizaba.
  2. Después de meditar: entre 5 – 15 minutos de respiraciones del Método de Wim Hof.
  3. Mañana: entre 60 – 90 minutos de Bikram Yoga. – Encenderé la calefacción, tanto si estoy en mi casa, como en un hotel u otro lugar.
  4. Mediodía: entre 30 – 65 minutos de Power Yoga.
  5. Tarde – noche: entre 40 – 60 minutos de Vinyasa Flow.
  6. Noche: entre 30 – 35 minutos de Meditación Vipassana.
  7. Durante el día: 5 – 6 pausas conscientes entre tareas profesionales.
  8. Dos días a la semana: 60 minutos de DeRose Method.

La parte interesante viene, como decía en uno de los objetivos secundarios, al cambiar casi por completo mi rutina de alto rendimiento. Además de adecuarlo al plan mientras me muevo de un sitio a otro. Por lo pronto viene Alcoy, Alicante, Madrid, una boda, el MadCool Festival, una juerga, Chile y Stand OUT Program Chile y Jávea. Bailemos.

En resumen y para finalizar, este experimento persigue lograr un trabajo profundo, completo y exhaustivo en las cuatro dimensiones del alto rendimiento: física, emocional, espiritual e intelectual, a través de una serie de prácticas y disciplinas conectadas con el mindfulness de alto impacto.

Mientras, continúo con el experimento Social Media OFF.

Atribución: Looker Media.

Jun
12

Indignidad, o cómo machacarme a mí mismo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Mapmakers  //  10 Comments

Indignidad-isra-garciaDentro de mi profesión, el marketing y la pasión, entusiasmo y dedicación que siento a diario por el alto rendimiento. Hace ya algunos años que me embarqué en un viaje hacia conocerme, rediseñarme y reconstruirme a mí mismo. Esto solo es posible en descubriendo y destapando las partes que menos te gustan, las más vulnerables, el lado oscuro. La indignidad.

Recientemente descubrí algo revelador y tremendo para mí, mi tendencia a machacarme, a no sentirme digno, a pensar que no merezco lo que he ganado, vivo o el resultado que yo mismo cree. Creerte inadecuado. Pensar que eres un fraude. La sensación de sentir que no eres lo suficiente auténtico, que sea lo que sea aquello que hagas, no te has demostrado nada. Eres inadecuado, no merecedor de cualquier cosa buena que te pase. Esto es peligroso damas y caballeros. Es la indignidad.

Una trampa destructiva

Fui consciente de que mi mente hacía todo lo que podía para evitar el dolor crudo de sentirse insuficiente. No merecedor. Cada vez que nuestras deficiencias son expuestas, reaccionamos intentando cubrir nuestra vulnerabilidad más profunda. Durante todos estos años desarrollé una variedad de estrategias diseñadas para esconder esta gran y destructiva trampa, la indignidad. De esta forma pensaba que estaba compensando lo que creía que no funcionaba en mí.

1. Crearte a ti mismo para distraerte

No hay nada de malo con esto, todo lo contrario. Aunque en ocasiones puede servir para encubrir algo todavía más doloroso. Nos embarcamos en experiencias vitales, experimentos o proyectos de crecimiento personal, uno detrás de otro. Intentas hacer cosas que nadie hace, ser disruptivo, sobresalir de ti mismo. Otras personas, de forma más primitiva también lo hacen, cumplir con el estereotipo perfecto para el cuerpo y la personalidad perfecta. Siempre sonriendo, permaneciendo en dieta perpetua, mostrando en Instagram lo genial que es tu vida, contratando un/a coach. Empujándote a dejar tu trabajo y emprender. Completar un maratón o na distancia Ironman. Cursos de desarrollo personal. Meditación. Adquirir disciplina. Iniciarte en actividades de impacto social. De forma cierta, cualquiera de estas actividades puede producir mucho bien, pero muy a menudo esconden deseos ansiosos que dejan el siguiente mensaje: “es la indignidad, no me lo merezco”.

En lugar de relajarnos y disfrutar de lo que somos, quién somos y sea lo que sea lo que estamos haciendo, nos comparamos con un ideal e intentamos sobrepasar.

2. Abrazar un riesgo poco real

Hago como si parece que arriesgo, pero lo que hago en realidad es jugar seguro. Huimos del fracaso que sabemos que tenemos que enfrentar. Queremos hacer muchas cosas porque hacer una sola podría ser demasiado arriesgado. ¿Qué sucede si fallamos en unas cuantas cosas? ¿Qué sucede si fracasas en la única cosa que estás intentando? Si tienes éxito, no sigues intentando en cosas arriesgadas, por el que el miedo a fallar es todavía más grande. Necesitamos expandir horizontes, pero jugando seguro. Cuando un riesgo importante entra en juego, retrocedes y entonces vas a por riesgos menores que no necesitas confrontar.

3. Huir del presente

Salgo corriendo ante la experiencia de vivir en el presente. Trato de escapar del sentimiento de miedo y pena contándome historias sobre lo que está sucediendo en mi vida. Mantengo ciertos temas clave en movimiento, así mi mente me mantiene ocupado: los proyectos que tengo que lanzar y desarrollar, qué ha funcionado y qué no, cuál es el siguiente problema, qué me preocupa, racionalizar pensamientos y sucesos. También podrías incluir, cómo otros te ven y que piensan de ti, juzgar a los demás, encajar con la persona ideal, decepciones o incertidumbre sobre cualquier cosa. Vivimos en un estado flotante de ansiedad, ni siquiera necesitamos preocupaciones o problemas para imaginar desastres. Vivir en el futuro (o en el pasado) crea a ilusión de que somos los dueños de nuestra vida y que somos casi perfectos. Qué gran error.

4. Hacer, hacer, hacer

Me mantengo ocupado todo el tiempo, mi mayor miedo es no hacer nada. En nuestra sociedad, hacer cosas es una forma de distraernos del dolor que produce la muerte de un ser querido, la ruptura matrimonial o las inseguridades internas. Si paramos de hacer cosas corremos el riesgo de conectar con el sentimiento insoportable de que estamos solos y no valemos nada. Es por eso que tratas de llenar huecos, tiempo, cuerpo, mente, emociones. Consumes, compras y parloteas. Si ese hueco existe, compruebas Facebook, envías Whatsapps, ves una película o comes algo. Cualquier cosa es buena para enterrar el sentimiento de vulnerabilidad y deficiencia que vienen bajo las palabras de indignidad, “no lo merezco”.

5. El crítico interno

Me he convertido en mi propio peor crítico. Ese comentario de turno o incluso esa voz que nos recuerda a veces o muy a menudo que la cagaste. Que podrías haberlo hecho mejor, que no deberías haber dicho esto o lo otro. Incluso que hay otros que lo hubieran hecho mejor que tú. Cuando solo prestas atención a las peores cosas sobre ti piensas que estás controlando tus impulsos y reacciones, reconociendo tus debilidades y quizá mejorando tu carácter. No es así, créeme.

La indignidad que viene desde dentro

Esta es la verdad que duele, pero es real, al menos para mí. Estas y otras estrategias, no son más que artimañas de nuestra mente para reforzar todas las inseguridades que sostienen el sentimiento de la indignidad de no merecerte. Lo que estoy aprendiendo es que, cuanto más historias, de manera ansiosa, nos comamos a nosotros mismos sobre lo que hacemos mal, aquello en lo que no somos buenos, eso en lo que fallaremos, o las cosas que se convierten en defectos nuestros y de los demás. Cuando hacemos eso, más se fortalece el estado que genera sentimientos de deficiencia, insatisfacción y autosabotaje. Cada vez que revivo una derrota cuando tengo mil y una razones más para revivir victorias, refuerzo la angustia de no considerarme merecedor o suficiente para tener lo que tengo o ser quien soy.

Otra cosa, esto de aquí va para aquellos que buscan reafirmación: cuando te esfuerzas en impresionar o devaluar a otras personas, potencias la creencia subyacente de que no eres tan bueno como crees. Esto no significa que no puedas competir de manera sana, sí, lo que el esfuerzo debe ir en tu trabajo y en reconocer y disfrutar tu propia competencia.

Siempre que tus esfuerzos, intentos, pensamientos o deseos estén liderados por la creencia de que eres menos de lo que eres, seguirás siendo merecedor de nada. Seguirás siendo indigno porque así lo permites.

Sé que muchos de vosotros habéis, estáis o estaréis ahí. Así que os cuento lo que sé, he aprendido y siento. Es la historia más profunda que hay ahora mismo en mí. Es otro tipo de automarketing.

¿Quieres autenticidad? Empieza por aquí.

Photo credit: Looker Media.

Jun
1

La técnica de los microbloques

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

Todo lo que hacemos puede ser visualizado en bloques. Cuando Josef y yo diseñamos Inconformistas, lo que hicimos fue visualizar y conceptualizar la forma del programa y del libro en microbloques. Entonces, extendimos y dividimos cada pieza en bloques de lego que encajan entre sí. Entonces, dividimos los bloques en otros microbloques más pequeños. Y entonces, empezamos a mover los bloques entre sí para darles sentido.

microbloques

La fuerza de los microbloques

Hoy, mi trabajo, mi alimentación, mi atención, mi deporte o mindfulness, incluso mi vida, funcionan por microbloques. Cuando preparo un proyecto, empiezo por bloques pequeños, luego empiezo a encajarlos. En un artículo de más de mil palabras, empiezo por bloques pequeños, uno a la vez. Si sigo mi sistema de alto rendimiento diario, está dividido por microbloques, cada bloque cobra sentido por sí mismo. Ahora estoy en Ibiza, me gusta aprovechar y hacer diferentes cosas durante el día, si no fuera por los microbloques acabaría colapsado.

Durante el día puedo llegar a trabajar en más de 30 proyectos diferentes, no porque sea un prodigio de la naturaleza, nada más lejos de eso. No, sino porque utilizo una de mis debilidades, la falta de atención continua, y la convierto en una ventaja. Dedicando bloques de trabajo enfocado, contundente y comprometido, de entre 5 y 15 minutos. Puedo añadir la tarea o responsabilidad que sea. Un bloque a la vez, manejable y coherente con todo lo que rodea mi mundo.

Cuando hace unos años las cosas no funcionaban bien para mí, empecé a trabajar por bloques. Autodisciplina, iniciativa, autoconsciencia, productividad, hábitos, habilidades y finanzas. Un bloque a la vez. Cuando debía dinero, pagaba por pequeños bloques. Me tomó mucho tiempo, pero me obsesioné con los bloques. Hoy lo estoy con las micro-unidades de tiempo (bloques). Con el tiempo, trabajar por bloques te hace sentir que progresas y eso te propulsa hacia delante con fuerza.

Micro es macro

Cada vez que desarrollamos proyectos desde IG, pensamos en grande haciendo cosas pequeñas, microbloques. Hemos adquirido tres nuevos proyectos en estos últimos 4 meses. Dos de industrias conocidas y con experiencia, el otro nuevo, una aventura para nosotros. ¿Cómo vamos a trabajar? Un bloque a la vez.

Las cosas parecen demasiado vastas cuando intentas abordarlas todas a la vez. Todo es paralizante cuando empiezas macro. Sin embargo, cuando empiezas por un bloque a la vez, puedes trabajar solo con ese bloque y centrar todas tus energías en el mejor resultado posible. Una vez que trabajes en los bloques adecuados, puedes trabajar con más facilidad y eficiencia en cada uno.

Amiga, amigo, un microbloque a la vez. Pura ultraproductividad.

Photo credit: Toru Watanabe.

May
26

Lo mejor de ti

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Brillantez  //  No Comments

Es muy fácil bajar los brazos. Es todavía más fácil dejar que alguien nos haga bajarlos. Seguro, es fácil conformarnos con algo un poco más relevante de lo que hubiéramos pensado que podríamos alcanzar. Es facil desistir de hacer lo mejor que podamos. Es fácil escuchar algo como:

  • “Hiciste lo que pudiste”.
  • “Ya cambiaste algo, no fue mucho, pero hiciste algo que otro no hicieron”.
  • “Hey, lo hiciste lo mejor que pudiste”.
  • “No fue tal mal del todo”.
  • “No te culpes, fue tu mejor intento”.
  • “Nadie podría haberlo hecho mejor que tú”.
  • “Al menos pusiste pasión”.
  • “Para ser sinceros, fue mejor de lo que esperábamos”.

Lo mejor de tiSi, aunque no es un gran consuelo, porque falla al explicar cómo podrías mejorar y hacer algo serio y magnífico. Conformarte con hacerlo lo mejor que otros esperaban de ti, no te garantiza un récord mundial. Tampoco te ayuda a romper barreras si lo que has hecho ha sido no poner mucho más esfuerzo en superarte a ti mismo. Intentar algo sin hacerlo a fuego te hace como el resto. Probar algo sin ser tu mejor versión posible, no es la mejor forma de invocar una cantidad de energía descomunal para crear algo que nunca sido creado antes. Sin tu mejor tú, no habrá manera alguna de poder inyectar el cuidado y amor que los seres humanos necesitan para ser salvados.

Lo mejor de ti mismo es necesario

Tengo miedo de que te falles a ti mismo/a. Sobre todo cuando defines “lo mejor de mí” como aquello que haces cuando depositas mucho esfuerzo en una tarea. Solo eso no sirve como indicador.

De hecho, podríamos no necesitar mucho esfuerzo, sino una cantidad inmensa de esfuerzo. Una cantidad irrazonable de preparación y una cantidad absurdamente elevada de enfoque. Espera, incluso así, podría no haber mucha oportunidad para que lo lograses.

Es muy posible que no merezca la pena tanto compromiso. O incluso el riesgo o el miedo de quedarnos solos y aislados en construir algo que pudiera ser lo mejor de nosotros mismos. Sin embargo, cuando nos comprometemos a eso, cambiamos las cosas, no hoy, no mañana, pero las cambiamos.

Estás aquí para cambiar las cosas

“No merece la pena cambiar las cosas” o “¿para qué intentar dar lo mejor de mí mismo/a?” es en realidad más honesto y poderoso que fallar mientras apuntamos hacia ser demasiado mediocres. O nos enfocamos en algo sin ganas.

Stand OUT Program podría ser un buen lugar para empezar. Aquí puedes ojear algunos momentos destacados en Alicante.

Si no lo haces, no pasa nada, pasarás sin pena ni gloria, porque pasarás. Desde el minuto que naces estás muriendo, lo mires como lo mires. Cambia las cosas, porque no vivirás demasiado.

Vídeo: Félix Pascual. – Foto: Juanjo Ferres.

May
2

Vive estoico

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle  //  6 Comments

Estoicismo.

Deposita cero esperanzas en que el trabajo de otros te beneficie.

Niega la creencia de que el mantra te devolverá todo el bien que estás haciendo. Sin significar que dejes de hacerlo.

Rechaza la historia de un final feliz porque cada persona merece un final feliz.

Llegar tarde es culpa del sobre-optimismo, no del reloj o del atasco.

Acepta que tienes que dejar de confiar en que alguien te descubrirá y te dará la oportunidad que siempre pensaste que obtendrías.

Aunque suene poco romántico y de película de drama, vuelca menos sentimientos en la bonita relación que acabas de empezar.

Quita toda la importancia posible a los comportamientos irracionales que otras personas proyectan hacia ti u otras personas de tu alrededor.

Erradica tan pronto – y de manera fulgurante – cualquier expectativa que generes. Amor idealista, trabajo de en sueño, promoción inesperada, gesto de generosidad, regalo o recompensa ganada. Amplifica las expectativas que el resultado de tu propio arte son capaces de ocasionar.

Nadie arreglará el problema por ti. No funcionará como esperabas. Nadie pondrá su hombro para que tu puedas llorar. No habrá final feliz donde todos comen perdices, solo unos pocos las comerán.

Elimina las ilusiones externas. Acrescenta las internas.

Tu equipo te abandonará. Los amigos te dejarán solo ante el peligro.

Un dia todo se acabará y podrías estar solo.

Estoicismo como parte del estilo de vida

estoicismo estilo de vida

Pensar y actuar de forma contraria en cada una de estas situaciones, es uno de los principales motivos por el cual los seres humanos sufrimos y vivimos sumergidos en una nube que muestra solo proyecciones de un futuro surrealista.

Me temo que hacer que suceda, sea lo que sea, es solo cosa tuya. Hasta que no se demuestre lo contrario. Permite que cero factores y objetos externos perturben tu alma.

Aprende a mostrar (a ti mismo/a) fortaleza y maestría sobre ti mismo/a, especialmente ante las desgracias, decepciones, frustraciones y otras dificultades. El secreto

Abraza el estoicismo, es muchas ocasiones es mejor que la alternativa.

Photo credit: Afrika Burn.

Abr
11

6 cosas que haría si quisiera cambiar radicalmente

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Cambio  //  4 Comments

Si tuviera que reaccionar a la urgencia: “Isra, cómo cambiar radicalmente ya”, posiblemente empezaría por aquí:

cómo cambiar radicalmente

1. Miedo

Me sentaría delante de una hoja en blanco y haría dos columnas, “miedos profesionales” y “miedos personales”, entonces escribiría las tres cosas que más me atemorizan en estos momentos en cada una de esas dos columnas. Seguidamente, desarrollaría un plan para lanzarme a por todos esos miedos a la vez desde desde hoy mismo. ¿Estresante? Claro, pero esto va sobre cómo cambiar radicalmente, no “cómo cambiar comodamente”.

2. Ligereza

Anotaría en algún lugar lo siguiente:

  • Todas las experiencias amargas que siento como muy profundas.
  • Cualquier experiencia frustrante que haya permanecido en mi mente.
  • Las personas que me han causado alguna clase de daño, hasta el más pequeño, si lo recuerdo es porque ha sido importante.
  • Aquello que solo de recordarlo me duele el corazón.
  • Humillaciones, decepciones, insultos, motes, denigraciones, etc.

La mayor parte del peso que llevamos cargado a nuestras espaldas, proviene de esta lista y de estos elementos.

Volvemos, una vez plasmadas en algún lugar. Primero, reconocería o me diría a mí mismo, que soy quien soy es porque este tipo de infortunios sucedieron. Segundo, aceptaría lo que sucedió como sucedió. Tercero, al lado añadiría la persona responsable de que eso sucediera como sucedió. Cuarto, buscaría a esas personas para contarles la historia que hay en mi mente, no para descargar mi ira, sino para compartir cómo me he sentido hasta el día de hoy, no y saber qué piensan o conocer la historia en su cabeza sobre cómo interpretan los hechos, si los recuerdan. Quinto, miraría a esa persona y con dignidad y honestidad le daría las gracias por brindarme esa experiencia que tanto me ha marcado.

Seguiría buscando todas las cosas que siento que me pesan, entonces iría de frente, contra todas ellas.

3. Vulnerabilidad

Antes de explotar por ataques de ego, impotencia, prepotencia o inseguridad (al final todos acaban en ego). Antes de construir una historia en mi cabeza sin conocer la mitad de hechos. Muy seguramente, antes de todo eso, explicaría a la(s) otra(s) parte(s) que estoy desarrollando una historia en mi cabeza que posiblemente no coincide ni con la historia en la mente de la otra parte y por supuesto tampoco con la que tiene lugar en realidad.

4. Incomodidad

Marcharía un año (uno, tres o seis o nueve meses) fuera del país a buscarme la vida a otro país donde todavía sea más difícil hacerlo que aquí. Otro idioma, otra cultura, otro trabajo, otra visión del mundo.

5. Súperhábitos

Haría una lista con todos los malos hábitos que poseo y los reemplazaría por súperhabitos.

6. Impulso externo

Haría una lista con las 6 personas que conozco, más respeto, admiro y aprecio. Les pediría por favor que me ayudaran con feedback y permitiéndome estar más cerca de ellas. Durante un buen tiempo ignoraría al 98% restante de los humanos.

Estos seis pasos serían un buen principio sobre cómo cambiar radicalmente.

Photo credit: Medialab Katowice.

EL PODCAST

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+