Browsing articles in "Alto rendimiento"
Ene
23

El superhábito (versión micro) de sonreír con propósito

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

sonreír con propósitoDesde que he llegado a Australia no he parado de recibir sonrisas de extraños, ahora en Tazmania también, incluso más, mucho humor, mucha alegría y mucho positivismo, tanto que acaba cargándote de energía positiva. Definitivamente, sonreír con propósito cambia el juego, esto es algo que comprobé en el experimento 31 días sonriendo a todo el mundo. Cambia el juego porque cambia la interacción, con los demás y contigo mismo. No importa si es un cliente, un troll / cínico / escéptico, familiar, subordinado, superior, pareja o desconocido. Altera primero, la señal que envías a otra persona, ya sea primera impresión, segunda o última. Y segundo, altera el mensaje que otros reciben de ti. En los 31 días de experimento, no tuve más que un 6% de respuestas negativas, 15% de respuestas neutrales y el resto, un 79%, fueron respuestas mucho más positivas que si no hubiera sonreído.

Las respuestas positivas que obtuve vinieron de todos los flancos, desde reuniones (la mayoría online) con equipo, clientes y proveedores, hasta cruzarme con completos deconocidos en la calle, en un comercio, cine o un medio de transporte.

El superhábito de sonreír con propósito

Cuando el experimento terminó, quise no perder esa “mejora”, pensé que la mejor forma de hacerlo era desde dentro. Es así como se cambian las cosas importantes. Entonces decidí condensar todo lo aprendido en crear un microhábito que pudiera ejecutar todos los días sin abrumarme o que supusiera una gran carga. Esto fue lo que hice, crear un microsistema:

  1. Despertar, abrir los ojos (todavía en la cama)
  2. Pensar en una cosa que me produzca plenitud, alegría y me dibuje una buena sonrisa.
  3. Prolongar ese pensamiento / sensación durante aproximadamente un minuto.
  4. Respirar hondo, exhalar profundamente, y saltar a lo siguiente que venga.

Empecé hace ya unos meses. El resultado, para mí, es más positivo que antes, porque me hace que me acuerde lo importante que es sonreír. Sea lo que sea lo que venga después, lo afronto con una sonrisa. Luego, con consciencia, trato de llevar esa sonrisa siempre que pueda. En efecto, cuando sonríes porque sí, cuando estás alegre en lugar de enfadado, cuando cambias tu humor cuando no tenías por qué hacerlo. En esos momentos abres puertas que otros no abren, y a la larga, te tomas los problemas o sucesos negativos con mucha menos trascendencia. Esencial cuando quieres ser ultraproductivo/a.

Lo sé, lo sé, algunos ya hacen esto cada día. Esto es para los que somos más “pensadores” y menos “sentidores”. No obstante, si ya lo practicas, quizá podrías mejorarlo, como por ejemplo en los momentos que pierdes el temperamento.

Disrupt Everything web series #14

De esto, y algo más, va el episodio #14 de las series de vídeos sobre cómo reinventarte a ti mismo y cambiar lo que importa ahí afuera. Sobre el superhábito (versión micro) de sonreír cada mañana e impregnar más energía a tu día.

Hoy en día, el microhábito de sonreír co propósito forma parte del algoritmo de alto rendimiento que llevo años diseñando y mejorando.

Ene
7

¿Eres mejor que ayer?

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

Estoy obsesionado con la práctica, con el entrenamiento diario, experimentos de estilo de vida y profesionales. Obsesionado con jugar siempre en la zona de alto rendimiento. ¿Por qué? Por que no conozco mejor forma de crecer y progresar. Aquí unas preguntas que formular para situarte:

¿Estás aprendiendo cada día?

¿Mejoras en algo cada semana?

¿Sientes que estás en un estado de decadencia o sientes que estás pagando el precio que conlleva mejorar de forma continuada y progresiva?

¿Trabajaste hoy más contundente y de forma más inteligente que lo hiciste ayer?

¿Cómo fue tu concentración, mejoró o empeoró?

¿Te alimentaste mas sano y de manera más óptima?

¿Fuiste más amable, agradecido y considerado con otros? ¿Y contigo mismo?

¿Mostraste compasión hacia las personas en desventaja y les ayudaste a mejorar en algo? ¿Y autocompasión, hacia ti?

¿Está la flama que arde dentro de ti – tu propósito – más viva que nunca o se ha apagado un poco?

¿Estas cada día trabajando por alcanzar la mejor versión de ti mismo/a?

¿Eres consciente de al menos un fallo que cometes al día y tratas de encontrar un aprendizaje y una solución para que no se vuelva a repetir? ¿Y con los logros?

¿Cambió positivamente tu labor profesional diaria al menos a una sola persona?

Si no permanecemos despiertos y atentos a esas preguntas, fallaremos en todas ellas. Es algo natural.

práctica alto rendimiento entrenamiento - preguntas

Práctica. Entrenamiento. Propósito. Ensayo

Cuando me levanto, hay una cosa que, ante todas las demás, se abre paso desde lo más profundo de mi alma; cada día significa práctica. Todo lo que haces es entrenar. Cada área de tu vida afecta cada área de tu vida. Cuando empiezas a realizar mejoras en un área, todas las áreas se ven afectadas.

Hoy significa práctica. Ahora mismo estás entrenando.

Todo es un entrenamiento. Todo es práctica. Sí, todo es aprendizaje. Todo es mejora. Todo lleva al alto rendimiento.

Ene
3

Controla tus principios y no necesitarás controlar nada más

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

No controlas los resultados de tu vida.

No controlas la reacción de otras personas

No controlas tu salud.

No controlas cuánto dinero eres capaz de hacer.

los principios lo controlan todoSolo tus principios pueden controlar este tipo de cosas.

En palabras de Stephen R. Covey, “somos capaces de controlar nuestras acciones, pero no las consecuencias que surgen a raíz de esas acciones. Eso es algo que solo los principios pueden controlar”.

Si tomas comida basura, tu cuerpo sufrirá daños. El cuerpo es un sistema natural gobernado por una serie de principios.

Si no pagas el precio que toma desarrollar tu mente a través del aprendizaje constante, tu mente se volverá torpe y poco clara. La mente es otro sistema natural gobernado por una serie de principios.

En el libro Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas, Covey define un principio como “una ley natural, idéntica a la gravedad. Es algo diferente a los valores. Los valores son subjetivos; los principios son objetivos. La gravedad… si lanzas algo hacia arriba, la gravedad tomará el control”.

Principios son consistencia

En la universidad muchos empollan en el último momento para aprobar los exámenes. Sin embargo no puedes hacer eso si eres granjero. ¿Podrías olvidar plantar en primavera, desconectar todo el verano, y entonces trabajar duro solo durante el invierno?

Claro que no. Una granja es un sistema natural gobernado por principios.

Igual que tú y que yo.

La ley de la cosecha está siempre en acción. Aquello que plantas, recogerás. Además, lo que plantes de forma consistente, acabará dándote una cosecha exponencial y provechosa.

En muchas ocasiones no experimentamos las consecuencias de nuestras acciones de forma inmediata. Lo cual puede resultar engañoso. Si fumas un cigarro, no te llevará a padecer cáncer. Gastar 10 euros al día en café no te arruinará. Sin embargo, estos hábitos generarán resultados drásticos. Ejemplo: 10 euros al día durante 50 años con un interés del 5%, se convierten en 816.000 euros. Imagina fumando un paquete de cigarros al día durante otros 50 años… Vaya.

Dada la oportunidad de elegir, ¿qué preferirías tener: un millón de euros o un euro que doble su valor en 31 días? La mayoría de nosotros elegimos el millón. Sin embargo, el euro que se dobla acabaría convirtiéndose en un poco más de diez millones de euros. Aún así, no vemos ese hecho porque la mayoría del crecimiento sucede casi al final, y muchos de nosotros no tenemos la suficiente paciencia para esperar el gran retorno. La cultura de vivir al día y en el momento hace que las personas no invirtamos.

Todo lo que importa empieza (siempre) pequeño

Aquí está el origen de la expresión “éxito de la noche a la mañana”. Cualquier cosa que importe, tiene una curva que al principio es muy pequeña y muy poco pronunciada hacia arriba. Cuando empiezas a ensayar una habilidad núcleo, los efectos son casi invisibles. Pero, con el tiempo, agrandan más y más. Es así como alguien que viene de ningún sitio emerge y marca la diferencia. Lo que no viste fueron los años de preparación consistente que llevaron a esa persona donde está ahora. Los principios mandan.

Lo mismo sucede al contrario. Obesidad, ansiedad, estrés, mediocridad, identidad confusa, desamor, rupturas matrimoniales. Son cosas gobernadas por los principios, el efecto compuesto por las decisiones que cada día tomamos y las premisas equivocadas.

Las cosas pequeñas acaban haciéndose grandes.

Atribución imagen: Brian Lamb.

Ene
2

Que los principios controlen todo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

Hay una razón por la cual todo lo que haces importa. Los principios, como la gravedad, lo rigen todo. No puedes escapar a tus principios. Las personas en las que inviertes tu tiempo. La forma en la que distribuyes, ahorras y gastas dinero. Las cosas que le das a tu cuerpo. La información que a diario consumes.

los principios y la consistencia con la que aplicarlosBasura dentro, basura fuera. Calidad si, calidad no. Tú controlas tu comportamiento pero los principios controlan el resultado. Soy consciente de que esto puede ser terrorífico para algunos leyendo estas líneas ahora mismo. Nada más lejos de la realidad, esta misma realidad es completamente liberadora. El desafío en el mundo de hoy: aprender y aplicar los principios correctos.

Como dicen en el estoicismo, no puedes controlar los resultados que generas. Es más, al final acabarás adepto a intentar predecir los resultados de tu comportamiento. De esta forma, serás el diseñador de tu destino. Elegirás el efecto que generan en ti los principios que te gobiernan. Haz lo que sientas que es correcto, luego apártate y permite que la consecuencia aparezca.

Los principios te harán único

Si puedes cultivar superhábitos diarios, puedes estar seguro de que tendrás una abundante recogida.

Si escuchas podcasts con gran utilidad para ti, cada día, con el tiempo experimentarás cambios exponenciales en tu forma de pensar y actuar.

O si te vas a la cama pronto y te levantas pronto, cada día, con el tiempo experimentarás cambios exponenciales en tus niveles de energía.

Si puedes llevar una alimentación óptima, hacer una hora de deporte al día. Y realizar un masaje descarga a la semana, cada día, con el tiempo, experimentarás cambios exponenciales en tu cuerpo.

Si plantas y cosechas grandes sueños, debidamente diseccionados y desfragmentados, y haces el trabajo que importa en la dirección adecuada hacia conseguirlos. Pasará algo, y es que con el tiempo, experimentarás un progreso exponencial hacia tus sueños.

Y si cada día eres consciente, amable y grato con cada una de tus relaciones personales, con el tiempo, gozarás de relaciones excepcionales.

La consistencia es el vehículo

La llave de todo: la consistencia.

De acorde a la Segunda Ley de la Termodinámica, una tendencia natural de cualquier sistema aislado, es la inclinación a degenerar hacia un estado más desordenado. Es decir, si no mantienes el alto rendimiento y el ritmo de aprendizaje diario, en no mucho tiempo te encontrarás en un estado de declive. Un jardín desatendido siempre criará malas hierbas. Entonces, nuestra tendencia natural es atrofiarnos y morirnos – física, emocional, espiritual, intelectual y financieramente.

Aquello que ahora mismo eres en este exacto instante, es el producto de un cierto conjunto de principios puestos en acción.

Atribución imagen: Mathieu Bertrand Struck.

Dic
29

Cómo pensar y actuar como nadie más que tú

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Disrupción  //  2 Comments

Si buscas excelentemente extrañas maneras de pensar y actuar, tendrás que ir más allá de los convencionalismos. Además de rechazar admitir como válido un solo dogma, necesitarás abrazar cualquier corriente filosófica como elemento válido.

Ayer estaba con María Maestro trabajando en Madrid en uno de los dos libros que publicaré en 2018, en un descanso comenzamos hablar sobre el desapego, la ecuanimidad, la austeridad del estoicismo, autoconocimiento, autodominio, autodisciplina y otros temas. En el intercambio y con la pregunta de María; “Isra, ¿Y cual es tu filosofía de vida?” Me di cuenta de que ésta estaba compuesta por todo lo que he ido aprendiendo de otros dogmas, corriente filosóficas y vivencias vitales que ido viviendo a través de mis 35 años. Siendo todo absorbido por quién soy. Es decir, los momentos que creamos, son las experiencias que nos definen.

Autoxpresión sobre imitación

Pienso, cada vez con más firmeza, que la esencia de una vida auténtica, plena y real está en elegir la autoexpresión radical sobre la imitación.

En ocasiones quedamos tan prendidos de nuestros iconos, jefes, pareja, familiares o héroes, que nos convertimos en copias casi exactas de ellos mismos. Mi preocupación – y la tuya – debería estar en elegir un estilo particular de acción que no deje espacio a la autoexpresión radical que cada uno de nosotros, seres humanos, necesitamos para manifestar la esencia de grandeza que todos poseemos. En mayor o menor medida.

La mejora y el desarrollo de uno mismo no tiene porque estar relacionado con copiar una historia de éxito. No, tiene que ver con observar e iterar de forma individual e íntima.

Entendiéndote primero a ti mismo, tendrás una mejor idea de aquello que es útil y aquello que no. Y desde ahí, entonces, podrás construir solo sobre lo que es relevante.

Aprender no es mera imitación, ni tampoco la habilidad de acumular y conformar conocimiento fijo. Aprender es un proceso constante de descubrimiento, un proceso que nunca concluye.

Cualquier persona puede aprender casi de cualquier cosa, y merece la pena desarrollar este tipo de mentalidad. Dicho esto, con algunas excepciones, la mejora siempre debería formar tu propia expresión. Eso en lugar de moldear lo que extraigas de la lección aprendida.

Cualquier desarrollo valioso empieza en la capa de quién eres y quién sabes que eres de verdad. Esto no significa que esas partes no puedan cambiar a mejor y que no debas buscar mejorarlas. Significa que hay que empezar de forma interna.

Una vez que tienes una base sólida de confianza intelectual, tu meta debería ser iterar y mejorar, no abandonar y no intentar ser alguien que no eres.

Las personas, muy a menudo, quedamos estancadas en los ejemplos de nuestros aprendizajes. Y aunque en ocasiones puede ser algo bueno, la mayoría de veces nos roba nuestro extraordinario ADN.

Si buscas, busca para observar el aprendizaje, pero sin apego.

Pensar y actuar como nadie más que tú

como pensar y actuar diferente

Si piensas como todos los demás, estarás cometiendo los mismos errores que ellos. Pensar y actuar por ti mismo no es solo lo óptimo para alcanzar el alto rendimiento, sino es también la forma de llevarte siempre adelante.

¿Sabes qué es lo que cambia? No tu trabajo, no tu producto, no tus servicios, sino tu estilo independiente de pensamiento y actuación. Eso es lo que dejarás y cambiará las cosas.

Saber cómo encontrar excelentemente extrañas formas de pensar y actuar no va sobre rechazar ideas existentes, por favor no. Va sobre ser crítico, cuidadoso y bravo cuando tomes decisiones importantes.

Tu mente es la responsable de cualquier cosa que aparezca en tu vida. Dale la ventaja adecuada.

Atribución imagen: Huawei – Guateque Valencia.

Dic
28

La confianza intelectual

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

Una de las fortalezas de los sistemas de pensamiento y vidas de hoy, es que la mayoría han sobrevivido al paso del tiempo. Generalmente hablando, si una idea, creencia o comportamiento ha estado entre nosotros a través de la historia, es justo asumir que, sea lo que sea, tienes una buena razón por la cual ahora mismo existe. No es siempre el caso, pero es una regla aceptable que muchos han soportado. Como tal, si quieres refutar una parte de un dogma existente, entonces necesitas confianza intelectual para hacerlo.

Necesitas creer que tu razón. Ya sea para rechazar o aceptar una parte de algo más, es bueno y honesto y que no va a llevarte al vertedero. De lo contrario, será demasiado costoso.

Construye confiaza intelectual

Incluso alguien como Bruce Lee estaba seguro de que su confianza en sus habilidades físicas empezaban con la confianza intelectual que él mismo cultivó en su mente. En una carta que escribió cuando tenía 20 años, hablaba sobre una “fuerza espiritual y creativa” que llevaba dentro y que guiaba todo lo demás. En su casa se encontraron más de 1.000 libros justo después de morir.

Ganaremos si antes que nada somos pensadores y afilamos cada día muestra mentalidad. Ganaremos una confianza intelectual que será la catalizadora, que nos permitirá confiar en nuestra forma peculiar, extraña e independiente de pensar y actuar. No solo formularás preguntas, sino que innovarás creando nuevos caminos. Tal y como Bruce lo hizo creando un nuevo estilo de combate (Jet Kune Do).

Es fácil romantizar el pensamiento independiente, por una razón. Es la forma más efectiva de progresar. Aunque, todo sea dicho, es una contingencia que en realidad depende de que tú seas un pensador/a efectivo/a.

confianza intelectual

Para pensar por ti mismo/a y desarrollar tus cualidades más allá de la media, primero tienes que realizar el trabajo de confiar en tu propio proceso. El alto rendimiento exije ese tipo de confianza intelectual, la cual se extrapolará al físico, espíritu y a nuestras emociones. Consiguiendo así un mayor estado de plenitud y equilibro.

Atribución imagen: Matthias Weinberger.

Dic
27

No hay un solo dogma que contenga todas las respuestas

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Disrupción  //  No Comments

Dependiendo de la parte del mundo en la que vivas, recibirás una serie de creencias, sesgos, enfoques y experiencias sobre lo que significa el comportamiento, principios, el trabajo, la familia, la pareja, los amigos, la mentalidad y aquello que significa vivir de forma digna. El aprendizaje va más allá de un solo dogma.

Si todo lo que ha sucedido en tu corta o larga vida está relacionado con ser expuesto a un solo sistema cultural o ideológico, todo apunta a que muchos de tus patrones de pensamiento estarán construidos en base a una serie de valores regimentados. Valores vistos desde una sola perspectiva, no cuestionados y no cuestionables.

no hay dogma definitivos - Isra GarcíaHay multitud de creencias y principios sobre lo que está bien y lo que está mal. Sobre todo en diferentes países, culturas, e incluso ciudades. ¿Cómo saber lo que hay que respetar y qué no? Qué es cierto y qué es falso. En muchas ocasiones, esas diferencias son demasiado sutiles. En otras veces, es como una distinción entre el día y la noche.

Recoje el dogma de tantos como puedas

Imagina ser influenciado por Platón, Zenón de Citio, Lao Tzu, Alan Watts, Benjamín Franklin, Margaret Thatcher. O por Adam Grant, Ryan Holiday, Krista Tippett, Alain de Botton, Sun Tzu…

Esto es lo que ocurrirá… verás la belleza que hay detrás de la conexión y desconexión entre sistemas de valores diferentes. A día de hoy, para mí y los grandes pensadores, no hay técnica para pensar y actuar de forma insólita.

Darte cuenta de las limitaciones de una sola tradición o cultura te ayudará a mezclar y cuadrar diferentes ideas para dar con tus propias conclusiones personales.

Cada dogma pretende hacernos creer que tiene todas las respuestas. Aún así, si miramos a través de las lentes de la historia, veremos que cada dogma tiene sus éxitos y sus fracasos.

La mayoría del tiempo, la razón por la cual muchas personas apoyan y siguen un dogma particular es por pura probabilidad. Muchos son nacidos en medio de ese dogma o había una influencia predominante. Lo cual acaba inculcándose en sus propias vidas.

No es necesario decir que no puedes creer en un sistema de creencias que esté apoyado por una larga estructura que otros también vean como verdadera. No, va sobre pensar con precaución.

Cada cultura o ideología tiene algo que enseñarnos, pero ninguna lo sabe todo.

Atribución imagen: Jake Guild.

Dic
23

Cómo sentirte imparable: 42 principios definitivos

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle  //  4 Comments

Conozco a muchas personas que son buenas en lo que hacen. Algunas incluso son élite, excepcionales, extraordinarias. Sin embargo, solo unas pocas seleccionadas son portadoras del adjetivo imparable.

Los principios que me han ayudado a ser imparable

Si a día de hoy y tal como explicaba en el podcast “cómo no tener miedo a nada” me siento imparable es por los siguientes principios básicamente:

1. Actúo más de lo que pienso. Sé, veo y actúo.

2. Estoy listo y preparado de esa forma tengo la libertad de actuar guiándome por mi instinto (en un 98% de las ocasiones)

3. El dinero no me motiva. No pretendo cosas materiales.

4. Nunca estoy satisfecho, siempre quiero un poco más. Soy inconformista e imparable.

5. Tengo el control de mi mundo. Controlo lo que depende de mí, dejo marchar el resto.

6. Soy jodidamente auténtico y verdadero conmigo mismo.

7. Ejerzo una presión sobre mí mismo casi inaguantable.

8. No estoy preocupado por las consecuencias del fracaso.

9. Evito competir contra nadie que no sea yo mismo.

10. Nunca dejo de experimentar, probar, ensayar, lanzar e intentar.

11. El éxito es algo que no me atrae, solo lleva a angustia y ansiedad.

12. Mi meta no es la felicidad, es la plenitud.

13. Me apropio – en público y ante desconocidos – de mis errores con la mayor vulnerabilidad posible.

14. Dejo que mi trabajo hable por si mismo.

15. Hago 35 veces más de lo que cualquier persona que siga mi actividad puede apreciar.

16. Trabajo cada día en fortalecer mi mente, cuerpo, emociones y espíritu.

17. La confianza, la contundencia y el autoconocimiento son mis grandes ventajas.

18. Me rodeo de personas que me hacen crecer, personas que saben cuando darme una bofetada de realidad.

19. He aprendido a fluir con las cosas. He entendido el autosaboteamiento interno.

soy imparable - soy Isra García

20. He reducido a un 5% el apego que tengo por personas y cosas.

21. Perdono, pero no olvido.

22. Tengo objetivos claros y definidos, aunque no me machaco si no los consigo, porque tengo la certeza de que un día, antes o después, los alcanzaré.

23. Decido a una velocidad vertiginosa. Luego analizo y medito.

24. Elijo simplicidad en lugar de complejidad.

25. Me alegro y bendigo los éxitos y logros de amigos, colegas e incluso quién podría considerarse como mi competencia.

26. Aprovecho los recursos que tengo lo mejor que sé.

27. No quedo atrapado en los resultados de lo que hice o lo que haré. Permanezco centrado en lo que me hace moverme cada día: el trabajo que importa.

28. Estoy obsesionado por mejorar cada día, aunque sea de forma absurda o ridícula.

29. Invierto más que casi nadie en invertir en mí mismo.

30. Soy consciente de que no soy el mejor, ni el que más sobresale, ni el más talentoso, eso me da la perspectiva para no detenerme ante nada.

31. He trabajado para eliminar todos los miedos que existían en mi vida.

32. Me recompenso tres veces más de las que me castigo.

33. Empiezo antes de estar preparado.

34. Rindo cuentas a la excelencia, y a mi abuela, y a nadie más.

35. Si es necesario, soy capaz de llevarme a lo que sea y a quién sea por delante.

36. He dado el mismo precio al dolor que al placer, a la alegría y a la desgracia, el precio de un sentimiento, sin más.

37. Me recuerdo cada día, y cada día es cada día, que estoy un paso más cerca de la muerte que ayer.

38. No hago excepciones, pero si las hago, no me frustro por ello.

39. Estoy hecho de valores, principios e integridad, sin todo ello, no tiene sentido seguir en este mundo. Nunca los he quebrantando y nunca lo haré.

40. Me sirvo del ego como propulsor.

41. Expreso lo que siento.

42. Prefiero ser visto como ignorante, inculto o desinformado que lo contrario.

Esos que somos imparables lo somos en nuestro propio mundo. No competimos con nadie más que contra nosotros. Nunca sabemos que haremos, solo sabemos que estamos forzados a actuar antes de reaccionar. Soy imparable porque no me he dejado opción alguna. Serás imparable cuando pongas tu vida en ello para serlo.

Atribución imagen: Looker media.

Dic
21

Cómo aprender a fallar más y mejor

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades, Podcast  //  No Comments

El problema de evitar fallar es que te alejas de aprender a fallar, nunca conseguirás aprender nada valioso. Lo cual te llevará, probablemente, a cometer más fallos todavía… más importantes, más críticos y más desastrosos. Es un círculo vicioso que no acaba nunca, bueno sí, cuando has fracasado innumerables veces.

Aprender a fallar útilmente es la clave

Ahora, compara esta idea con lo que la educación (institucional y familiar) actual promueve… tienes que acertar todas las respuestas, sacar las mejores notas en los trabajos y exámenes. Si fracasas, aunque sea una vez, dirán que eres un fracasado, serás un fracasado durante toda tu vida. Si aciertas serás el mejor, el más exitoso y el más popular. Este es el cuento que generación tras generación hemos escuchado. Compáralo también con las grandes empresas y agencias…. culturas empresariales que no admiten el error o el fallo, a la mínima estás despedido/a. El fracaso te castiga. Una victoria te promociona. Hay mucha ansiedad en estudiantes y trabajadores que respiran estas culturas.

Ahora compara esta idea con lo que hacen algunas grandes empresas, instituciones, familias y/o equipos… esas personas que están cambiando el juego, sus productos, sus resultados, sus modelos de negocios, sus perspectivas, ponle el nombre que desees.

Todos ellos saben que es esencial cometer fallos, por defecto.

Con la excepción de que cuenta con ese fracaso antes de que ocurra. Y aprenden del error después de que ocurra.

Las buenas noticias son, que no necesitas ser una gran persona o gran empresa para aprender esta lección. Las malas noticias, que duele demasiado no aprender la lección rápido.

Disrupt Everything podcast series #19

En este episodio número 19 de Disrupt Everything podcast series disecciono el fracaso. Además de profundizar en el riesgo y la resiliencia. Explico técnicas, claves, fundamentos y experiencias propias sobre cómo aprender a fallar útilmente, más y mejor.

Aprender a fallar - Disrupt Everything podcast series by Isra García

[“Clic” en la imagen para ir directamente al podcast]

Índice de contenidos:

  1. Aprende a fallar.
  2. El significado de no fallar.
  3. Dejarte ver.
  4. He fallado y seguiré fallando.
  5. Cómo fallar útilmente.
  6. Cómo aprender a ser resilientes.
  7. Hazlo.
  8. Culpable de fallar valiosamente.
  9. Arriesga, arriesga, arriesga.

Y alguna reflexión final más…

Escucha, descarga, suscríbete: iTunes, RSS o reproductor

Escúchalo y suscríbete via iTunes, o suscríbete por RSS…

Disrupt everything iTunes disrupt everything RSSdisrupt everything web series

Accede y escúchalo en cualquier reproductor o dispositivo desde aquí: episodio #19 Disrupt Everything Podcast (con posibilidad de descarga).

Atribución imagen: Charlie Abad Estudio.

Dic
18

No tendrás éxito

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  6 Comments

El éxito no es solo tener dinero. Muchas personas como mucho dinero llevan vidas infelices y radicalmente desequilibradas. No tendrás éxito porque no estás siendo exitoso en loq ue más importa.

Una parte del éxito, una parte importante, es mejorar continuamente cómo eres, cómo vives, cómo trabajas para otros y cómo te relacionas. Así que, ¿por qué mucha gente no tendrá esa clase de éxito?

¿Por qué la mayoría de personas no evolucionan?

Cuanto más evolucionas, más centrado puedes estar en esas pocas cosas que realmente marcan la diferencia. Aún así, como Jim Rohn dijo: “muchas personas no tienen éxito simplemente porque se especializan en hacer lo no importante”.

Para tener éxito, no puedes relacionarte con personas de baja frecuencia durante un argo periodo de tiempo.

No puedes continuar alimentándote con comida basura, a pesar de los gustos de tu pareja o colegas.

Tus días deberían estar llenos de actividades de alto valor, de lo contrario no tendrás éxito.

No tendrás éxito, lo siento

Cuanto más exitoso te vuelves menos puedes justificar las actividades de baja calidad. Con exitoso/a me refiero a equilibrar las cuatro dimensiones del ser humano (física, espiritual, intelectual y emocional) y eliminar todo lo restante. Greg McKeown dijo una vez: “no puedes sobreestimar la poca importancia de prácticamente todo”.

Antes de que evoluciones, puedes emplear tiempo con casi cualquier persona, y no tendrás éxito.

Puedes comer casi cualquier cosa que te apetezca, pero no tendrás éxito.

Puedes justificar actividades y comportamientos que son, francamente, mediocres. Sí, pero no tendrás éxito.

Sin embargo, cuando la visión de ti mismo empieza a expandirse, comienzas a darte cuenta de que hay cosas que tienes que ajustar. Eliminar gastos innecesarios en entretenimiento vacío. Te das cuenta de que tienes que servir más a otras personas, e invertir más en tu educación y en lo que venga después.

Cuanto más éxito tengas, menos podrás justificar la baja calidad. Más enfocado deberás ser. Más necesitarás la alta calidad e incrementarla de forma consistente.

No hablo de perfección. Tampoco estar ocupado todo el tiempo. En realidad, el equilibrio del éxito requiere de aquello que Tim Ferriss llama “mini-retiros” o sabáticos de corta duración.

Aún así, si tus comportamientos diarios son de baja calidad, ¿cuál esperas que sea el resultado de tu vida?

Tus elecciones deben convertirse en elecciones de alta calidad.

Lo mismo con tus relaciones.

Alto valor y nada más

Cada área de tu vida afecta a otra área de tu vida. He aquí el dicho, “cómo haces cualquier cosa es cómo lo haces todo”. Este es un mantra perfecto para le alto rendimiento. Y solo tendrá sentido para las personas que se han deshecho de todo aquello que odian o les pesa en sus vidas. Es vivir bajo este principio: tu vida normal diaria solo pueden contener cosas de alto valor para ti.

Cuando tus días están llenos de esas cosas esenciales – y obtienes grandes resultados en esas áreas – entonces estás dominando “todas” las áreas de tu vida. Porque las cosas que realmente cuentan son las cosas que son de alto valor para ti.

Todo lo demás es secundario. Estarás viviendo con intención y congruencia. Tendrás capacidad de trascendencia y equilibrio.

Estarás siendo quien de verdad quieres ser, cada día.

Hacerlo no solo lleva tiempo, sino que además es duro y difícil llevarlo a la práctica cada día.

Decir “no” a oportunidades geniales y relevantes es duro.

Eliminar los malos hábitos es duro.

Cambiar tu sistema de creencias y expandir tu visión requiere coraje. Es tan fácil volver al pensamientos mediocre. Sin embargo, tan pronto como alineas tus valores con tu vida, lo increíble empezará a suceder. Te sentirás más feliz. Vivirás más despierto. El tiempo será mejor aprovechado. Perseguirás sueños más grandes, ambiciones más imposibles. Serás más resiliente en los desafíos que se te presentarán. Vivirás el alto rendimiento porque tendrás una alta frecuencia. Y todo lo que hay a tu alrededor reflejará eso.

no tendrás éxito

Por lo tanto, muchas personas no serán exitosas. Muchas personas no evolucionarán y progresarán.

Pero tu sí. Lo sabes, y lo puedes sentir. Ya has empezado. Y cada día, estás un paso más cerca.

Muy pronto estarás completamente comprometido con quien sabes que puedes ser. Una vez pases el punto de no retorno, serás imparable.

Atribución Imagen: Fumiferro.

Dic
4

Un experimento para ti: el desafío de los 40 días

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  3 Comments

Lo llamo el experimento de los 40 días…

Dado que tu identidad es fluida y maleable, tienes una enorme oportunidad de redefinir quién eres.

Todo lo que tienes que hacer es remodelar tu comportamiento, bajo una tendencia consistente y atrevida.

Puedes hacerlo como si se tratara de un experimento de 40 días, o incluso el desafío de los 40 días.

¿Qué es aquello que siempre has querido hacer pero no has hecho?

O, ¿qué es aquello que claramente te llevará al lugar que te gustaría llegar?

el experimento de los 40 días

Podría ser 40 días de salud y fitness. Eso definitivamente cambiaría las cosas.

Podría ser 40 días sin tabaco ni alcohol (ni drogas – para algunos/as). Esto sería determinante, sin duda.

Otra idea, enfrentarte al miedo extremo: 40 días llamando a puerta fría para vender tu empresa o bien, venderte a ti mismo.

Podría ser 40 días escribiendo tres horas al día. O grabar y publicar un podcast o un vídeo al día durante 40 días.

Cómo mejorar de forma cuántica

Sea lo que sea, si lo intentas durante 40 días y no desistes, tu identidad cambiará, a mejor.

Neutralizarás miedos.

Te adaptarás a nuevos comportamientos.

Cambiará tu estado psicológico.

¿Será un camino fácil? No. Tendrás que lidiar con emociones negativas. Necesitarás resistir contra la propia resistencia y el miedo. Querrás abandonar. Sí.

Sin embargo, hacerlo te permitirá separarte de la inmensa mayoría.

Con esta técnica realizarás un progreso cuántico. Mientras otras personas progresan de forma incremental.

Así es cómo rediseñarás tu estilo de vida y reentrenarás a tu mente. Esto impactará sobre el resultado de lo que haces.

Me pregunto donde estarás si decides tomar en serio el experimento de los 40 días. ¿Quién serás entonces?

¿Te imaginas dentro de un año? ¿Qué habilidades núcleo habrías fortalecido? ¿Qué nuevos superhábitos habrías adquirido y desarrollado? ¿Hasta dónde habrías sido capaz de empujar tus límites profesionales y personales?

Fija un desafío y empieza con el experimento de los 40 días.

Nov
30

El secreto del progreso está en los experimentos de bajo coste y a corto plazo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  2 Comments

Hace algún tiempo que dejé de hacer lo que me hace feliz. Hago lo que me estimula, lo que me hace sentir y estar pleno. Y aún así sigo consistente y enfocado a mi visión suprema. Vivo sin planes a largo plazo, no los tengo, no los necesito. La mayoría de mis esfuerzos están depositados a 3 – 9 meses vista. En ese periodo de tiempo desarrollo una serie de experimentos donde empleo toda mi energía, intención y propósito. Hay algunos de 20 días, otros de un mes y otros de 90 días o el último y más largo que he hecho a día de hoy, 200 días. La parte excitante de los experimentos, que van desde personales hasta profesionales, es que no tengo ni idea de que puertas podrían abrir como resultado. Así que ¿qué sentido tiene desarrollar planes a largo plazo?

Prefiero responder a las mejor y más resonantes oportunidades que surjan. Oportunidades que me llevarán a aprendizajes impensables y a lugares inexplorados.

Los experimentos son la nueva arma definitiva

los experimentos profesiones y de estilo de vida son el arma definitiva

Este tipo de experimentos de bajo coste y corto plazo pero de gran impacto, se han convertido en parte de mi estilo de vida. Son un hobby que tomo tan, o más, en serio como mi trabajo. Los experimentos son una forma divertida de perseguir metas porque nos permite volvernos disruptivos y atrevidos.

Los experimentos son a corto plazo – y por lo tanto de bajo riesgo – es por eso que deberían ser lo más pretenciosos posible.

¿Porque jugar en pequeño? ¿Qué es lo peor que podría suceder? ¿Pierdes un mes y aprendes una barbaridad mientras lo llevas a cabo?

Si no has intentado esta mejora suprema de alto rendimiento, Ultraproductividad y cualquier cosa que desees, te reto a reconsiderar tu enfoque. Intenta incluso un experimento de una semana.

¿Qué es aquello que siempre has querido hacer? Desfragméntalo en algo que puedas hacer de forma sostenible durante los próximos 7 días. Establece un objetivo claro. Limpia tu agenda de prioridades de bajo coste y haz espacio para el experimento. Haz que suceda y diviértete haciéndolo. Se atrevida/o.

¿A quién le importa lo que la gente piense si busco 200 días de rechazos, vivo sin redes sociales durante 113 días, no voy a un restaurante durante 90 o, digo sí a todo durante 20 días o permanezco 20 de ayuno absoluto?

Las personas que opinan no importan en absoluto.

Las personas que sí cuentan para ti te apoyarán. Y si no te apoyan, sigue igual.

Empieza.

Y vive tus sueños. Experimenta. Con todo.

Enfréntate a lo que sea.

Buen viaje.

Atribución imagen: Eelke.

Nov
19

El ansia sí es nuestro enemigo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Liderazgo  //  No Comments

Si tuviera que elegir una de esas palabras claves que necesitamos para crecer en cualquier ámbito que nos propongamos. Sin duda elegiría el ansia. Una palabra con un significado y contexto todavía más profundo, y oscuro.

  • Quieres más de lo que tienes, a toda costa.
  • Estás dispuesto a pasar por encima de quien sea necesario para alcanzar tu meta.
  • No consideras ir paso a paso, solo llegar del uno al diez en un solo paso, lo más rápido y barato posible.
  • Ves a alguien hacer bien las cosas (date cuenta como no utilizo la palabra éxito) y eso te carcome por dentro.
  • Pretendes estar en muchos sitios y llegar a todo a la vez. Si no lo haces sientes que estás perdiendo tu oportunidad.
  • Cuando alguien hace lo mismo – o parecido – que tú, sientes una amenaza que te estrangula el cuello.
  • En tu búsqueda hacia sea cual sea la respuesta, pierdes modales, formas y valores.
  • Comes / criticas / bebes / fumas de forma desmedida y muy perjudicial.

¿Te suena? Claro, dirás. He visto a mucha gente así. Ahora, si eres lo suficientemente honesta/o, te reconocerás a ti mismo/a en estos comportamientos llenos de ansia y frustración.

No cabe la menor duda de que somos muy buenos dándonos cuenta cuando alguien se consume por el ansia. Es una buena técnica para apartar la vista del ansia que nos consume por dentro a nosotros mismos. Principalmente porque el ansia sí es el verdadero enemigo.

el ansia es el enemigo

Domina (tu) el ansia

Solo puedes crecer cuando centras tus energías en detectar y profundizar en tus ansias, no en las de los demás.

Llevo trabajando un poco de tiempo en las mías:

El ansia por controlar las cosas que hay a mi alrededor. ¿Por qué? Porque quizá no confío en mí mismo tanto como creo, por eso no confío en los demás. Antídoto: vulnerabilidad, imperfección y estoicismo práctico.

El ansia por hacer, hacer y hacer. ¿Por qué? Porque mientras mantengo a mi mente ocupada con lo que le gusta evito tener que enfrentarme a ella y a mi ego, porque es una magnífica distracción. Antídoto: meditación Vipassana, micropausas y desconexión.

Ansia por llegar a más. ¿Por qué? Por mi exigencia estrema, por la indignidad, por no ser lo suficiente, porque no he conseguido nada. Antídoto: micromomentos, aceptación radical y nombrar cosas por su nombre.

Una vez identificas el ansia, el siguiente paso es encontrar la raíz y trabajar en un antídoto. Poco a poco irás mejorando, hasta curarte del todo.

Atribución imagen: Pabak Sarkar.

Nov
17

Vigílate

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle  //  No Comments

Vigílate a ti mismo y a nadie más que tú…

vigílate

“Es condición y característica de una persona no instruida no esperar nunca de sí mismo provecho ni daño alguno, sino solo del exterior. Es condición y característica de un filósofo esperar todo provecho y daño de sí mismo.

Los signos de quién está haciendo progreso son estos: no censura a nadie, no alaba a nadie, no critica a nadie, no acusa a nadie, no dice nada acerca de sí mismo como si se considerara alguien o conociera algo; cuando se siente contrariado o en dificultad, se censura a sí mismo; si alguien le alaba, ridiculiza para sí a quien lo hace; si alguien le critica, no se defiende; camina como los enfermos, procurando no mover nada de lo que está colocado antes de que esté firmemente asentado.

Aparta todo deseo de sí mismo, y transfiere su aversión solo a aquellas cosas que, dependiendo de é mismo, son contrarias a la la naturaleza; despliega un movimiento moderado hacia todo.

Si se le considera necio o ignorante, no se preocupa; y, en una palabra, se vigila a sí mismo como si fuera un enemigo perpetuamente al acecho.”

(Epicteto – Libro Enquiridión)

Cuando tengas dudas sobre ti mismo, vuelve a leer este texto.

Vigílate.

Atribución imagen: Jens Schott.

Nov
12

Cómo he rediseñado mi mente para encontrar respuestas y vencer adversidades

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Disrupción  //  No Comments

A lo largo de los años he trabajado en entrenar la mente para vencer adversidades y mejorar cada día. He diseñado un sistema de alto rendimiento compuesto por cuatro factores críticos, Comparto aquí contigo mi experiencia y resultados:

entrenar la mente y vencer adversidades - isra garcia

1. Retar suposiciones

Sí, y repensar mi percepción desde diferentes puntos de vista. No importa que situación tenga que enfrentar, muy seguramente estaré atascado dentro de un set de suposiciones predefinidas. Desafiar estas suposiciones clave me permite extender mi concepción y conciencia sobre las posibilidades que no he considerado hasta ahora. Siempre empiezo preguntando “cómo” y luego “por qué” y entonces profundizo preguntando de nuevo “cómo” y “por qué” a cada una de las respuestas. Usando esta técnica siempre acabo encontrando nuevos y mejores caminos.

Así es cómo me lancé a realizar la prueba Ultraman.

2. Reformular el problema

Eso e intentar enfocarlo desde una perspectiva más distante. Expresando el problema en voz alta me ayuda a identificarlo y llamarlo por su nombre, eso y darle otras formas a menudo me lleva a diferentes ideas para solucionar el problema. Lo que hago para replantear mis problemas es identificar la adversidad desde diferentes ángulos:

  • ¿Por qué necesito solucionar este problema?
  • ¿Es un problema real?
  • ¿Qué retos y obstáculos tengo que superar para solucionar este inconvenientes?
  • ¿Cuáles serán las consecuencias de no solucionarlo?
  • ¿Qué precio pagaré por solucionarlo?

Formular estas preguntas me ayuda a encontrar perspicacia útil. Solucionar nuevos problemas me ayuda a generar ideas para el problema inicial. Así es cómo desarrollé Human Media.

3. Provocarme para entrenar la mente

Y tomar mis pensamientos y acciones al extremo. Para mí, esto es la clave para entrenar la mente: invertir las convenciones ordinarias o considerar alternativas radicales. Si parece que no puedo descubrir algo nuevo, entonces intento poner las cosas del revés. Es decir, en lugar de centrarme en el problema o el contexto, potenciar las ventas o mejorar mi servicio o producto, mi práctica habitual es considerar cómo podría crear ese mismo problema, descender las ventas o perjudicar mi producto o servicio. Es sorprendente la cantidad de recursos e ideas que me proporciona el revertir ideas es entrenar la mente a salir de la zona de seguridad. Cuando las obtengo, les doy la vuelta de nuevo como soluciones factibles para la situación original.

Así es como nació el método de la Ultraproductividad.

4. Expresarme a través de diferentes medios

Sí, y descubrir nuevas posibilidades que moldeen mi idea. De acorde al psicólogo Howard Gardner, todos poseemos inteligencias múltiples y no una inteligencia general. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a desafíos complejos, tendemos a expresarnos, de forma única, a través de nuestra habilidad de razonamiento verbal. Cuanto perdemos ahí.

Cada vez que enfrento algún “imposible”, intento usar diferentes medios para comunicar mis pensamientos. Desde conversar conmigo mismo en voz alta, escribir sobre el asunto, compartirlo con mis 5 consejeros, o con alguno de ellos, presentarlo como pregunta en Twitter y ver preguntas. Desarrollar un vídeo sobre mi inquietud, transmitirlo vía podcast. Intento ser creativo, el experimento de hacer una cosa nueva al día por 520 días me benefició mucho. Hay muchas maneras de hacerlo. Por ejemplo, también utilizo lápices de colores, masilla, bloques de lego, música, asociación de palabras o pintura, hasta el sexo.

Lo más importante, no intento solucionar (o crear algo) problemas en esta fase de expresión. Solo expresarlo y divertirme descubriendo nuevos resultados. Sé que mi cerebro continúa trabajando de forma inconsciente en el problema (o creación o idea) inicial. Lo hace intentando procesar la información de distintas maneras. Haciéndolo, desencadena nuevos patrones de pensamientos, los cuales generarán resultados más creativos y disruptivos.

A través de este sistema llegué a la idea de crear Stand OUT Program.

Entrenar la mente es cuestión de eso, entrenar, prueba, error, prueba, error. Consistencia, insistencia, autodisciplina.

Nota: cuando hablo de ideas o problemas se pueden extrapolar a: proyectos, negocios, productos, experimentos, superhabitos, sistemas, productividad y estilo de vida.

Atribución imagen: Looker Media.

Nov
2

Ventaja competitiva: mejorar a diario y potenciar lo que sea

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  1 Comment

Cómo mejorar a diario es una de mis ventajas competitivas. Buscar, encontrar y aplicar formas de potenciar a otras personas y a mi mismo es otra de mis ventajas diferenciales. Es algo que he visto con claridad durante el retiro Vipassana. Es algo que no he parado de hacer y aplicar cada día a mayor ritmo y con más eficiencia desde hace al menos 10 años. He ido mejorando en aprender a cómo mejorar cada día, de forma inconsciente he ido potenciando cómo me potencio a mí y a otras personas.

Invierte en otros y en ti mismo

cómo mejorar- ventaja competitivaEn una práctica de meditación, tratando de calmar mi mente, me di cuenta que la mayoría de inputs que mi mente enviaba eran mejoras. Cómo mejorar mis prácticas diarias, cómo mejorar el programa de Stand OUT Program, cómo potenciar al equipo en IG, cómo mejorar mi relación con mis amigos y familiares. Mejorar como un vicio sano. Cada día, sin parar, pero sin grandes dolores de cabeza, de forma cómoda, pero con resultados. Milímetro a milímetro.

La realidad es que la mayoría de personas quedan estancadas y no avanzan, no hay mejoras porcentuales. Principalmente, porque no están dispuestos a hacer lo que tú o yo estamos dispuestos a hacer…

Emplear más tiempo aprendiendo y practicando fuera del tiempo destinado a aprender y actuar.

Cómo mejorar sucede fuera del limbo

Esto va para cualquiera, universitarios, trabajadores directivos, líderes, desempleados o funcionarios. O estás aprendiendo, o estás trabajando o no haces nada. Durante esas tres fases, puedes aprender. Puedes crecer. Puedes mejorar ciertas habilidades núcleo o potenciar tu negocio. Incluso puedes ganar dinero. Sin embargo, las personas que hacen que las cosas sucedan ven el tiempo del que disponen como algo estándar diario. No como “el final”. Yo no acabo mi trabajo y pienso “genial, hora de tumbarme en el sofá y descansar”.

Rediseño del tiempo libre

Exacto. Aprovecho cada micromomento. Me recompenso tres veces por una que me castigo. Y utilizo el “tiempo libre” para reinvertirlo en mí mismo.

Trabajo en proyectos personales, o profesionales.

Practico sobre lo que me apasiona: experimentos, estilo de vida, alto rendimiento, deporte, disrupción, juerga.

Mejoro mis habilidades núcleo y potencio superhábitos. Estudio, analizo y evalúo a aquellos que pueden ayudarme a ser mejor.

No veo las cosas como “tiempo libre”, sino como “tiempo de mejora”.

Mejorar te lleva a lugares que nunca hubieras imaginado. Lo que buscas viene y entonces te busca a ti. Potenciarte te dispara hacia otros escenarios.

Aquí tienes un buen ejemplo de lo que argumento:

Estado permanente de mejora

Tú y yo, espero, vemos cada situación como una oportunidad irrepetible para cumplir las cosas que queremos hacer en la vida. No damos ni un minuto por perdido. En cambio, hay otros muchos que tratan de escapar en cada momento de su propia realidad. La diferencia aquí es abismal.

Mejorar no es perfección, porque mejorar te lleva a un punto donde parar y disfrutar del resultado de las mejoras. Intentar mejorar significa que un día, dos o tres o más, no avanzarás. Incluso retrocederás, aceptado, pero la tracción que siempre empuja hacia delante. No tiene más remedio que llevarte hacia delante. Disfrutarlo es cosa de darse cuenta, porque no se trata de ser mejor en todo, sino ser mejor en lo que sea, cada día.

Cuanto más buscas cómo mejorar y potenciar a otras personas, más cosas buenas irán apareciendo.

Atribución imagen: We Can Dance.

Nov
1

El superhábito de romper rutinas

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

Esta es una de las técnicas que más me ayudan a fortalecer los sistemas de alto rendimiento, rituales o habilidades núcleo, y con ello mi estilo de vida. Es sin duda el superhábito de romper rutinas. Frenar en seco y cortar con todo lo que estoy haciendo durante un periodo de tiempo. El periodo puede ser largo o corto, a más duración mejor contraste y mayor efecto. Es algo que he aprendido al contrastar mis últimos tres periodos de desconexión, que suelo hacer cada 6 meses aproximadamente. El primero fue entre la aventura Live the Possibility y Burning Man. El segundo en Afrika Burn. Y el tercero, hace unos días en el retiro de meditación Vipassana.

el superhabito de romper rutinas

Reinventar tu día mejorando cada día

Cada uno de mis días está compuesto de un gran sistema que engloba Ultraproductividad, habilidades núcleo, superhábitos, mis actividades profesionales, aprendizaje, pequeños “hacks” (mejoras) incrementales, micromomentos, descanso y desconexión. Esto es debido a mi profesión, a mi pasión y entusiasmo por los experimentos (personales y profesionales), y mi rediseño constante y progresivo de todo lo que engloba mi estilo de vida. La parte más divertida, para no aburrirse o cansarse, es que cada día altero algún parámetro. Es casi una obsesión, una bendita obsesión.

Cada vez que realizo una desconexión o aislamiento completo, suelen ser entre 6 y 10 días, este gran sistema se resetea. Me permite introducir nuevos “hacks”, invertir órdenes de ejecución, discernir entre lo pensaba que antes importante y lo que importa ahora. Mañana no me preocupa mucho. Además, me permite descartar, renovar y mejorar todo lo que hago cada día. Como sabes, detener todo lo que haces y de repente hacer cosas diferentes, refresca no solo tu intelecto, sino tus emociones, tu alma y con ello tu cuerpo. Cuando vuelves, empiezas con una nueva mirada, una más creativa, más consciente (dependiendo la experiencia previa), más ecuánime (con en mi caso después de Vipassana), más energía y sin duda más iterante y resolutiva.

Para poner en práctica este superhábito de romper rutinas, lo “único” que debes hacer es estar dispuesta/o a detenerlo todo durante unos días y dar un giro de 180º al timón. Virar al máximo y dejar lo que hacías aparcado durante un periodo de tiempo. Cuando vuelvas, tu visión cambiará y con ello tus próximos pasos y cómo afrontas todo lo que haces y tienes por delante. Si llega ese momento, despreocúpate de todo, nada ni nadie es imprescindible. Todo es impermanente, nada es perpetuo, solo el propio cambio. Enfócate solo a romper tus rutinas de forma lo más drástica posible.

Cómo romper rutinas

Estas son las 6 prácticas que más ayudan a hacerlo:

  1. Ve a un sitio que desconozcas y donde no tengas el control de la situación.
  2. Involúcrate en actividades que no sepas hacer.
  3. Dedícate a ir en contra de tus propias creencias.
  4. Crea nuevos problemas.
  5. Plantéate nuevas preguntas.
  6. Lánzate hacia las cosas que te generan miedo.

Esto no solo conseguirá romper rutinas. No, sino que rediseñará tus patrones mentales y de comportamiento y te hará crecer en todos los sentidos.

Atribución imagen: Fio.

Oct
29

Cambiar tus deseos para reflejar tus valores

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

El primer paso de la evolución es parar de desear las cosas que evitan que evolucionemos. Los deseos que no encajan con nuestra naturaleza.

Cuando nuestros pensamientos son puros, no necesitamos nada impuro” – James Allen.

cambiar deseos para reflejar valoresAscender a nuevos y mejores escenarios significa realizar mejoras permanentes, no temporales.

Si quiero mejorar mis finanzas, tengo que cambiar mis deseos sobre el dinero (empecé a cambiarlo con 30 años y funcionó de forma dramática). No puedes seguir gastando dinero en materialismo y consumismo. La alegría no puede depender de si tienes más o menos dinero, no puedes estar estrenado siempre por el dinero.

Mi vida (y la tuya) y mi entorno (y el tuyo) son un reflejo de mis (tus) deseos. Cuando mis deseos cambian, adapto mi entorno para que entonces encaje con mis nuevos deseos. No necesitaré justificar aquello con lo que antes estaba conforme.

Cambiar los deseos cambia el resto

Una vez los deseos cambian, cambiar el comportamiento sucede de forma inmediata y si apenas esfuerzo. Estoy con el experimento Alimentación Óptima y los resultados a casi ya un mes, son radicales. Si no deseo comida mínimamente perjudicial, no es nada difícil resistirme a ello. La fuerza de voluntad es para personas que no están mentalizadas.

Si no deseas mediocridad, no serás mediocre, apuntarás a la excelencia, a la autenticidad. Aquí hay una verdad encantadora y sutil, todo lo que tienes en tu vida es lo que quieres. Si quieres algo diferente, tendrías algo diferente. Tus circunstancia revelan lo que eres.

Incluso tu set actual de creencias que componen tu visión del mundo. Sin darte cuenta estás, de forma activa, eligiendo esas creencias. Y las usas para justificar tu comportamiento.

En lugar de creer que es “real”, crees lo que quieres creer.

Si yo quisiera creer algo diferente, buscaría aprender en alterar y reemplazar mis creencias actuales.

Entonces no tendrías que justificar más tu comportamiento. También serías más abierto, honesto y auténtico sobre donde estás y quién eres. Irónicamente, te aceptarías más. Y la aceptación es el primer paso hacia el compromiso.

Compromiso es el prerrequisito de crear cambio positivo. Si estás comprometido con algo al 150%, harás lo que necesites hacer. Cambiar tu mismo, tus circunstancias, y tu vida si es necesario.

No hay excusas

Si necesitas aprender algo nuevo, lo aprenderás.

Si necesito actuar de forma diferente, actuaré de forma diferente.

O si necesitas un nuevo entorno, necesitas reformular tus circunstancias.

Estas son las señales verdaderas de una persona que cambia. El cambio interno no ocurrirá hasta que ocurran estas manifestaciones. Ya que lo externo es un reflejo de lo interno. Y si quieres un cambio interno potente, necesitarás rediseñar lo externo para solidificar deseos, valores y objetivos hacia tus deseos.

Atribución imagen: Sergio Fabara.

Oct
10

El gran poder de una idea ridícula: la Energía de Activación

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  3 Comments

La regla de los 5 segundos. No, no la regla que dice que si eres lo suficientemente rápido puedes comer algo del suelo si tardas menos de 5 segundos… Hace un tiempo vi esta fabulosa charla TEDx de Mel Robbins y quedé fascinado por el concepto de la Energía de Activación. Muestra lo imposiblemente simple, pero extrañamente efectiva que es la Regla de los 5 Segundos, donde cuentas de forma regresiva del 5 al 1 para hacer algo que deseas hacer, pero para la cual no tienes la motivación necesaria.

El ejemplo clásico es cuando tu despertador suena, en lugar de apagarlo y seguir durmiendo, cuentas 5, 4, 3, 2, 1 y te levantas.

Es ridículo pensaba. Genial, entonces seguro que funciona. Si es ridículo o estúpido, pero funciona, entonces es genial.

Contar hacia atrás y luego hacerlo.

Hay incluso un libro que cuenta cómo las personas usan los 5 segundos para mejorar sus vidas. Es una idea simple, tan simple que parece estúpida, una idea ridícula, pero que funciona.

¿Por qué funciona?

Primero, porque cuando cuentas del 5 al 1, sientes que llegas al final. Eso, de forma instintiva, te inclina a decirte a ti mismo/a “vamos”, “salta” o “despega”. Y eso al final es lo importante para empezar. Asociar la cuenta atrás con tomar acción.

La segunda razón es porque te comprometes a no mentirte a ti mismo/a ni a otros. Cuando le dices a alguien “soy puntual”, tiendes a actuar en concordancia con esa afirmación. De lo contrario serás percibido como un mentiroso, aunque la persona que te escucha nunca conozca la verdad. Es cuestión de principios.

La energía de activación

Una idea ridícula nada estúpida al aplicarla:

energía de activación - regla 5 segundos - idea ridícula

Lo mismo sucede cuando dices que tomarás una decisión al llegar a uno cuando cuentes desde cinco hacia abajo. Si te lo dices a ti mismo, lo harás. Sentirás el empuje para empezar. Tanto si tienes miedo, como si no sabes que hacer o si quieres no hacerlo. Es por eso que el sistema de Ultraproductividad de las decisiones de 5 segundos funciona tan bien. O el de materialización de ideas, porque se sirven de la Energía de Activación.

Este tipo de impulso puede funcionar realmente bien para comprometerte de forma financiera, saludable, laboral o personal. Depende el fin y el uso.

¿Cómo y dónde más usarla?

La uso casi a diario.

Contando del 5 al 1 cuando creo que voy a tener una reacción emocional negativa.

O cuando no quiero empezar a escribir el nuevo libro.

En los momentos que me cuesta conceptualizar proyectos.

Incluso cuando estoy bloqueado en los podcast o webseries.

Hasta cuando no quiero hacer una llamada de teléfono contundente.

A veces ha servido para no comer algo que sabía que no iba a ser beneficioso para mi salud.

5, 4, 3, 2, 1 y propulsión.

Lo que en realidad estás haciendo es introducir un nuevo superhábito en tu rutina. Estás construyendo la identidad de ese tipo de persona que hace la tarea que necesita ser hecha a través de la Energía de Activación.

Atribución imagen: Energía de Activación – Wikipedia.

Oct
3

Impacta en lo que necesita ser impactado

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Videolog  //  No Comments

La mayor parte de las veces que buscamos cambiar algo, estamos buscando en el lugar adecuado. Causar impacto es cuestión de cambiar lo que podemos y lo que más necesitamos…

Mejorar tu productividad cuando casi siempre llegas tarde.

Desarrollar un trabajo excelente cuando eres perezoso.

Practicar el marketing de barrio cuando no estás dispuesta a mancharte las manos.

Dormir mejor cuando trasnochas.

Ganar el día cuando lo primero que haces al despertar es conectarte al WhatsApp, fumar un cigarro y ver las noticias.

Perder peso cuando cada mañana comes bollería, en el mediodía comes en un McDonald o similar y en la noche te pones fino de Coca-Cola y Lays.

Abanderar causas sociales cuando sabes que lo haces por alcance y proyección.

Educar a otros cuando no te conoces a ti misma.

Causar impacto requiere autoconsciencia

Si eres de los que quieren causar impacto, necesitarás saber:

  • Qué es lo que deseas impactar
  • Cómo lo deseas impactar
  • Por qué causar el impacto
  • Qué pagarás a cambio
  • Qué es aquello que más posibilidades tiene de ser impactado por ti
  • Cómo alcanzar las personas que desean ser impactadas.
  • Vamos que necesitas ser específico, coherente y congruente.

Debe haber un objetivo, realista.

Ese objetivo tiene que ver con tu propia naturaleza, con otras personas y con las emociones de ellos y tuyas.

Piensa en cualquier cosa importante, ninguna de ellas puede suceder sin una emoción. La emoción y los sentimientos son los comandantes de todos nosotros. Determinan aquello que hacemos y lo que se queda en nosotros.

Ya, pero causar un impacto junto a una emoción es duro, ya pero no puedes crear un impacto sin una emoción. Es difícil, conlleva compromiso, tuyo principalmente. Entonces, ¿cómo causar impacto emocional? (en mí y en otros)…

Hay tres opciones, en escala:

1. Al final están las cosas que no cambian o son casi imposibles de cambiar. Cosas (o personas) que se resisten, no están interesadas. Es okay. Puedes invertir una gran cantidad de energía en intentar cambiarlas, o pasar a la siguiente opción.

2. Al principio del todo están las cosas que siempre puedes cambiar. Son fácilmente maleables. Son amorfas. Va a ser fácil cambiarlas, si quieres impactarles.

3. En el medio están las cosas (o personas) abiertas al cambio, pero necesitan un propulsor. Son cosas que todavía no has descubierto que puedes cambiar, porque todavía no tienes las herramientas, conocimiento o consciencia necesaria. Son cosas que no cambian por sí mismas; necesitan lo adecuado en el tiempo adecuado, Estas son las cosas (o personas) que merece la pena impactar.

Alto rendimiento con Ricardo Soares

En esta nueva web serie, estoy en Manhattan con Ricardo Soares, especialista en Alto Rendimiento y profesor avanzado en el Método DeRose. Explicando cosas que sí puedes cambiar en tu día a día y tendrán un fuerte efecto en cómo vives y trabajas.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+