Un cliente no puede (ni debe) comprar tus principios

Un cliente no puede (ni debe) comprar tus principios

El viernes pasado encontré una situación en la que poder sobresalir de mí mismo. Una situación que ratificó que no estoy aquí por el dinero y que un cliente no puede comprar mis principios. La historia Ocurrió en el mediodía. A las 15h, estábamos esperando una reunión...