Menu

Las 10 estrategias de la persona imperturbable

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo

La imperturbabilidad significa permanecer inalterable a pesar de los estímulos externos. Esa es la definición de la palabra. Es la habilidad de permanecer inamovible ante cualquier suceso – un rasgo muy marcado de los grandes estoicos.

Si hoy tuviera que elegir una habilidad núcleo para navegar en este mundo interrumpido por el COVID-19, sin duda sería la imperturbabilidad seguida de la magnanimidad, la Ataraxia, y mis queridas e inseparables autodisciplina, autoconsciencia e iniciativa (ya que estas tres son el tridente perfecto para integrar cualquier cosa que te propongas).

Sin embargo, hasta que no seamos capaces de cuestionar nuestros propios pensamientos, trabajar sin el “yo” por delante, actuar de forma consciente y entender aquello que nos limita, aceptarlo y utilizarlo como una ventaja. Sí, hasta que no logremos – como personas u organizaciones – dominar estos campos, no podremos ser imperturbables.

Cómo practicar la imperturbabilidad

La imperturbabilidad solo se trabaja atacando aquello que te puede perturbar. Lo más desafiante, lo más terrorífico.

10 estrategias para alcanzar la imperturbabilidad

Estas son algunas de las estrategias que he utilizado para trabajar la imperturbabilidad:

1. Sé pequeño haciendo grandes cosas

Haz cosas que requieren un esfuerzo titánico, y hazlas muy en pequeño. Esa intención te aplastará, porque sabes que tendrás que dedicarte durante cientos de días a algo hasta conseguirlo. Es ahí donde empiezas a desarrollar una actitud imperturbable.

2. Lánzate al miedo, búscalo, vívelo

No solo basta con encontrar tu miedo, si no tienes que atacarlo e ir a por él. No importa si es el miedo al ridículo o hablar en público, expresar tus sentimientos o a no ser correspondido. Una vez llegues ahí, tienes que vivir ese miedo ¿cómo? Permaneciendo en el miedo, quizá es invertir, invierte más. A lo mejor es estar solo, pasa una gran cantidad de tiempo solo. Puede que sea salir de tu trabajo y empezar algo incierto, conviértelo en tu estilo de vida. La parte clave es sentarte, literalmente, todos los días con ese miedo y solo escucharlo, nada más.

3. Aprende a ver y validar lo que te resistes a ver y entonces darlo como válido

No puedes ser perturbado por algo que aceptas tal y como es. Lo que resistes acaba persiguiéndote y aumentando de tamaño. A más resistencia más difícil es deshacerte de ella. Cuando identificas ese punto de dolor y le das la aceptación que merece, ya nunca más volverá a molestarte.

4. Encuentra el pensamiento que te turba o frustra y en lugar de alimentarlo, asédialo dándole más de lo que te pide

Si pienso o actúo como si no me lo merezco, y trato de huir de esa creencia sintiendo pena sobre mí, las probabilidades dicen que voy a acabar asfixiado. En cambio, paradójicamente, si la alimento dándole más indignidad, llegará el punto que lo veré tan claro que no tendré más remedio que desistir.

5. Busca el desacuerdo y entiéndelo fuera de tu cámara de eco

Discutimos o nos perturbamos en la mayoría de veces que entramos en desacuerdo. Cuando en realidad, es la ocasión perfecta para encontrar la imperturbabilidad, sobre todo en ver cómo tratas, o bien de convencer o bien de manipular, el otro punto de vista para que encaje con el tuyo. Si buscas convencerte sobre lo que estás equivocado ganarás un buen trecho hacia ese estado inalterable. Sobre todo porque estar de acuerdo tampoco te hace imperturbable, solo que te calma los humos.

6. Permanece cerca de quien, o lo que, te causa fricción

Esta estrategia es la reina, puesto que la imperturbabilidad solo puede ser entrenada en los momentos de tensión y flaqueza. Si eres puntual, trabajar con gente impuntual y adaptarte a sus cambios sería un buen ejemplo.

7. Haz todo aquello que te disgusta, de forma planificada

Una cosa es acabar haciendo una cosa que no te gusta sin saberlo. Otra muy diferente es montar un calendario diario donde te expones a cosas que sabes que no quieres hacer. Esta estrategia ha sido definitiva para ganar imperturbabilidad.

8. Sé, piensa y actúa ridículo, absurdo, insensato y vulnerable

Llegará el día que no tendrás ideas, que fallarás, que caerás desquiciado o te encontrarás a ti mismo devastado. No hay nada de esto que no aparezca en el camino antes de llegar, meses o incluso años después, a la imperturbabilidad. Si das por supuesto todo esto, y te lanzas a lo que menos sentido tiene, te darás cuenta ese que has avanzado más que ningún otro.

9. No pienses en vivir presente, acciona (y no-acciona) desde que abras los ojos hasta que los cierres

Al final todo se demuestra con hechos, y si no tienes ninguno que contar, ¿qué estás viviendo? Cuando entras en la acción estás viviendo, porque estás aquí, y estás sometido a todo tipo de estímulos que tratarán de desestabilizarte, es ahí donde crecerás.

10. Ignora los textos, audios, vídeos, y por supuesto, consejos del 98% del mundo. Incluyendo los tuyos propios

¿Sabes por qué crees que los maestros son maestros? Porque tú piensas más que ellos. ¿O por qué crees que la gente es feliz? Porque tú piensas en la felicidad y ellos no, y por lo tanto si piensas en ella es que no la tienes. Si te aíslas de las convenciones sociales, los clichés, las modas y en definitiva, todo lo externo, si le quitas el poder que tienen sobre ti, te darás cuenta de que, no pueden afectarte ni lo más mínimo.

La imperturbabilidad solo puede llegar desde un gran autocontrol, que es justamente lo que entrenas y obtienes con estas estrategias.

Atribución imagen: Mikel Pierre.

Summary
Cómo ser una persona imperturbable - cómo practicar la imperturbabilidad
Article Name
Cómo ser una persona imperturbable - cómo practicar la imperturbabilidad
Description
He reunido 10 estrategias para convertirte en la persona que practica la imperturbabilidad, la persona imperturbable ante cualquier evento o emoción externa
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+