Qué aprendes cuando realizas un retiro experimental en tu propia casa: 21 lecciones

jueves, Abr 30

Como ya explicaba en el previo, era un retiro diferente a los que estamos acostumbrados hacer, y en los que solo nos embarcamos cuando estamos tensos, estresados, saturados o rotos. Hay que saber retirarse cuando uno está en un punto tan álgido y alineado que necesita poder digerirlo, disfrutarlo y apropiarse de ello. Y retirarse con uno mismo, en uno mismo. No hay mejor retiro, como bien apuntaba Marco Aurelio, uno de mis estoicos favoritos.

ómo hacer un retiro experimental contigo mismo - Isra García

Desconectar para conectar

Estaba acostumbrado a desconectar 10 días cada 6 meses, lo que siempre coincidía con Afrika Burn y Burning Man. Además de algún Vipassana anual que también hacía que desconectase por unos 12 días (en Navidad fue el último que realicé).

En esta ocasión vi claro que mi retiro en el desierto de Tankwa Karoo no iba a suceder; evento cancelado. Lo mismo ha sucedido con el de Black Rock, suspendido. Aunque espero poder estar en noviembre en Kyoto para otro Vipassana.

Como hay que convertir en nuestro camino lo que aparece en nuestra vida, elegí desconectar de todo en mi propia casa, desde el pasado jueves a las 22h hasta ayer miércoles a las 10am. Cero Internet (salvo contenido instructivo no relacionado con trabajo), trabajo, redes sociales, teléfono y mensajes.

Qué ha sucedido y he aprendido en este retiro tan particular

Esto es algo que podrías aprender si decides retirarte en ti mismo durante unos días, al menos en algo de lo que yo he aprendido. Aunque algo me dice que tú te llevarías incluso mucho más:

  1. Dejas de combatir contra el tiempo. He visto esta esa lucha inútil para entonces bajar los brazos.
  2. Conectas con lo que te mueve, en mi caso con la meditación, ayunar, Tai Chi, Qi Gong, cantar, escribir, tocar música, bailar y permanecer en quietud.
  3. Tienes tiempo para pensar y para no pensar, así como para escribir sobre lo que piensas y sobre lo que crees que no piensas.
  4. Te das cuenta que “tú” no importas demasiado, y eso es algo bueno, porque cuando el “yo” está en el centro, el sufrimiento está asegurado.
  5. La acción profesional o personal es muy diferente a la acción no-acción. Ambas de suma importancia, sabiendo cuándo utilizar cada una,
  6. Ves con más claridad que hay bajo tu control y qué no, lo cual te ayuda a optimizar tu vida mucho mejor.
  7. Comprendes qué prioridades y personas estabas descuidando y eran vitales, entonces les das esa importancia que merecen.
  8. Puedes escuchar mejor a tu cuerpo y a tu intuición. El primero te dice cómo cuidarle mejor para un mejor rendimiento. La Segunda te susurra qué es lo que debes hacer hoy, y hacia donde poder dirigirte mañana.
  9. Tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de ti en tu templo, tu casa, como pocas veces lo habías hecho. Te sacas partido a ti y a tu casa.
  10. Restringir el placer, por ejemplo de comer, o de dormir en una cama cómoda mientras haces este retiro, te ayuda a desapegarte de ansias y aversiones.
  11. Puedes darte el premio de hacer lo que más te apetezca sin sentirte mal, de hecho no puedes sentirte mal por recompensarte (sanamente) con lo que más necesitas, a nivel físico (en mi caso 3h de deporte todos los días). En lo emocional (mucha charla conmigo mismo, más que de costumbre). En lo intelectual (devorar y diseccionar este libro sobre filosofía y este otro sobre estoicismo, este documental sobre el Taoísmo, y una multitud de entrevistas y lecciones de maestros del Zen – así como escribir) y en lo espiritual (meditando y permaneciendo en quietud durante media docena de veces al día)
  12. Al tomar perspectiva donde estabas atascado y por qué, así cómo encuentras formas de ser más ágil y efectivo donde antes no veías ni entrada ni salida.
  13. Te das cuenta de que todo movimiento es mutuo: el bien implica el mal, el deseo implica el sufrimiento, la pregunta implica la respuesta, el negro el blanco.
  14. La mentalidad “no sé” es la mejor mente que podemos adquirir frente a las vicisitudes de la vida, así como a los juicios vacíos, las falsas impresiones o las apariencias engañosas.
  15. Sea la idea, proyecto, campaña, informe o negocio o problemática que sea, mejora exponencialmente cuando te das unos días de reposo absoluto y retomas el asunto. Tu perspectiva fresca cambia cómo eres capaz de enfocarlo, esto es debido al desapego psicológico del trabajo.
  16. La quietud da sentido a todo, porque te ayuda a darte cuenta de que estás dando sentido a todo lo equivocado.
  17. Hay muchas ocasiones en las que no hacer nada es más poderoso y eficiente que estar haciendo cosas sin parar.
  18. No necesitamos más tiempo para hacer más cosas, necesitamos el mismo tiempo de siempre para estar en lo que estamos haciendo.
  19. Es necesario romper rutinas de vez en cuando, como dos o tres veces al año. De lo contrario acabarás asfixiado por tus propios hábitos.
  20. La autodisciplina es realmente útil cuando sabes el momento de detenerla y descansar.
  21. El descanso completo y separación de todo lo que implique una responsabilidad o compromiso, te hace ver lo reparador que resulta despegarse de todo por un tiempo.

No hay mejor retiro que en uno mismo, aislado del ruido, de la contaminación emocional, la putrefacción informativa y la toxicidad de ideales e idólatras.

De vuelta a la otra acción

Han sido cinco días con sabor a dos semanas, eso sí, de no ser por los compromisos profesionales que había adquirido, habría alargado unos días más seguro.

Así que de vuelta a esta otra acción, ayer empezaron los talleres online de Imparables en Tiempos de Crisis con Salva Fernández, hoy Charo Val y mañana Rafa Llopis (puedes encontrarlos en el Campus). Y el sábado organizamos una fiesta online, dos horas de celebración enriquecimiento, ensalzamiento y diversión. Estás invitado/a, pases únicamente para la gente de mi ecosistema, personas como tú, solo que las plazas son limitadas a 300 asistentes. Hazte con una entrada aquí (unos días más tarde recibirás el acceso vía email).

Ahora, alternaré la acción con la no-acción más a menudo. La clave, el desapego de todo, la no dualidad e interdependencia de todo y crear espacio para contemplar, respirar y permanecer quieto.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.