Browsing articles tagged with "excelencia archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
May
14

Sé primero y último

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo  //  6 Comments

¿Sabes por qué no consigues llegar donde quieres? Porque sigues haciendo lo mismo que hacías hace tres años. Tienes que enamorarte con la grandiosidad que hay en ti. Primero y último, primero en moverte y último en descansar.

La razón por la que no trascendemos es porque pesamos por la vida sobreviviendo. En muchos casos en una situación económica, en otra de opresión política y en otros muchos casos es cuestión de la cárcel mental en la que vivimos atrapados. Esto es debido a un trauma, a la familia, el sistema o el trabajo.

primero y último

La historia que creamos a diario

Como tú vives la vida, como la vivo yo, el el resultado de la historia que cada día nos repetimos a nosotros mismos. Llegamos a convertirnos en aquello que nos repetimos a diario. Algunas personas hablan de “selfmade” (hecho a uno mismo), todos estamos hechos a nosotros mismos, esa es la verdad. La diferencia es que la historia que cada uno se cuenta es distinta y poderosa o peligrosa. Solo las personas que creen y admiten que son hechas a sí mismas acaban llegando más allá del resto.

Estas últimas personas estarán dispuestas a empujarse a si mismas para llegar donde el resto no lo intentaría. Nuestras mentes son máquinas, es necesario que restauremos el sistema y reprogramemos el programa operativo. Diseñemos nuestras acción para respirar y practicar la grandeza.

Opta por primero y último

Tienes que ir a por ello. Tienes que hacerlo. Es necesario, de lo contrario no levantaras cabeza. Innovar es un requisito. Ejecutar y accionar es dedicación constante.

Aprende a serlo todo. Sé primero y último.

Sé primero en atacar y el último en contraatacar.

La primera en levantarte y la última en acostarse.

El primero en lanzarte hacia desafíos y el último en esconderte de ellos.

Sé la primera en aprender de tus errores y la última en salir con excusas.

El primero en declarar victoria y el último en rendirse a la derrota.

Sé la primera en sufrir el sacrificio de alcanzar tus metas y serás la última en permanecer a lo alto de la montaña llamada grandiosidad. Primero y último, los dos, no lo olvides.

Photo credit: shang jing.

May
13

El 5%

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Si ayer decidiste trabajar en ser un profesional más determinado, especializado y contundente. Casi seguro, hoy no solo serás esa clase de profesional, sino que te habrás llevado algunas cuantas habilidades más.

Si hoy centras tu energías en trabajar por ser una persona empática, consciente, autodisciplina y vulnerable. Mañana probablemente no solo serás esa clase de persona, sino que además habrás ganado en experiencias vitales.

Incluso si no has conseguido los propósitos marcados pero te empleaste a fondo. Intentaste materializar lo que soñaste pero fracasaste. Permaneces en medio de una batalla campal con tu propia mente. Resistes a bajar los brazos y cada día te mueves, inicias y accionas. Si hiciste esto, de una manera u otra, has triunfado.

Quizá decidiste optar por este tipo de estrategias. Enhorabuena, ya estás doce pasos por delante del 95 por cien del mundo.

el 5%

Imagínate que tu ídolo (coloca el nombre de quien desees) tuviera miedo de fracasar. Nunca lo hubiera intentado.

Piensa en tu mayor icono (quien sea, coloca aquí el nombre), ¿y si hubiera prestado atención a las críticas? La magia nunca hubiera sucedido.

El 5 por cien

Aquí viene aquello que lo cambia todo: cuando…

  • Solo rindes cuentas a la excelencia y entregas lo mejor que tienes.
  • Fallar útilmente es algo que tienes que claro que va a pasar casi a diario.
  • Te enamoras de intentar cosas de forma distinta.
  • El trabajo que haces está diseñado para aportar utilidad.
  • Realizas por lo menos una acción al día que va encaminada a tus objetivos / sueños.
  • Desarrollas tus aprendizajes en base a tus debilidades.
  • Lo negativo solo sirve para potenciarte más.
  • Conviertes tus miedos en ventajas diferenciales.
  • Tu foco queda fijado en enriquecer tu intelecto, físico, emociones y espíritu.
  • Aceptas tu virtuosidad.
  • Aprecias lo invisible.

Es cuando formas parte del 5 por cien que llegará a cambiar el significado de lo que el 99 por cien podrá crear, conseguir y vivir.

Solo un 5 por cien intenta trabajar menos, producir más y vivir mejor hasta convertirlo en realidad.

Hay solo un 5 por cien que practica a diario la autodisciplina, la autoconsciencia y una iniciativa descomunal. Hasta reinventarse.

Solo un 5 por cien continúan perdiendo y fallando hasta que un día tienen éxito.

Hay solo un 5 por cien de personas que arriesgan aunque pudiera perder el 90% de todo lo que tienen.

Todo esto (y más) no quiere decir que debas actuar como el 5 por cien, quiere decir que no puedes comprarte como el 95 por cien restante.

Photo credit: Robert Worstell.

Abr
29

El trabajo digno

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  No Comments

Nunca volverás a lo que eras, serás lo que eres. Eso te hará elegible para realizar el trabajo digno.

el trabajo digno

Usarás algo de tiempo cada día tratando de ser más sabio que cuando despertaste.

Llevarás a cabo tus responsabilidades de manera fiel y excelente.

Progresarás paso a paso pero en lapsos rápidos, crearás disciplina al prepararte para esos lapsos.

Te esforzarás pulgada por pulgada cada día.

Un día harás algo que encenderá una luz, abrirá una puerta o creará una conexión.

Nada es tan perfecto como habíamos imaginado. Aunque muchas cosas serán mejor de lo que imaginamos.
Las decisiones serán tomadas. Los riesgos serán corridos. Los fallos serán cometidos. El aprendizaje será latente.

Ese proyecto sin resultados en el que has estado trabajando durante tiempo, empezará a retribuirte de formas que no esperabas. Si estás dispuesto a ver esas oportunidades.

Empezarás algo. Y abandonarás algo.

Ese hábito inútil que ni siquiera disfrutas seguirá siendo inútil.

Seguirás, con mucha posibilidad, sin descubrir el talento que te hace sobresalir.

Esa persona tóxica que crees que tanto te aporta y quieres seguirá restándote.

Las reuniones, el teléfono, las redes sociales y el whatsapp, siguen siendo tu mayor problema.

El email es tu aliado, no tu enemigo, cambia el chip.

Esa costosa mentalidad negativa te está costando años de auto-saboteamiento. Esa es la razón por la cual sientes que no avanzas.

Olvidaremos que todo va sobre la auto-disciplina, auto-consciencia y la iniciativa. No importa, lo aprenderemos a la fuerza.

Ignoraremos los momentos difíciles, pero vendrán más.

El trabajo digno sobresaldrá

Si al final del día si lo has hecho lo suficientemente bien, tú lo sabrás y la gente de tu alrededor también. Ambos recibiréis lo que os merecéis. Es es el trabajo digno, y honesto. El trabajo de los agentes del cambio.

Nota: penúltimo día de desconexión en Afrika Burn – este es un post programado días antes.

Photo credit: txarli san.

Mar
3

Rápido no puede ser mediocre

By Isra Garcia  //  Brillantez, Marketing  //  No Comments

rapidez contra excelenciaLa idea es genial, bonita, deslumbrante, pero necesitamos algo rápido que choque contra el mercado. Es la batalla de rapidez contra excelencia.

Esta es la parte más complicada, cuando eres emprendedor, empresario o cuando perteneces a la industria del marketing. No es una cuestión de ideas de calidad, éstas siguen muriendo igual de bien. Lo que el primer párrafo significa, es la erosión de la puesta en marcha y ejecución. Al mismo tiempo que la relación y la oportunidad de negocio perdida. Cuando afirmaciones como esa o como:

  • “Tu gran idea ya no vende”.
  • “Necesitamos algo más que una idea”.
  • “Debemos ejecutar ideas prácticas, no buenas intenciones”.
  • “Estamos aquí para la acción, no para lanzar ideas”.

Cuando esto sucede, es el principio del final. Y, cómo afecta esto a la calidad y rendimiento del trabajo, es solo el principio. Rápido es importante. Ser rápido es ser inteligente. Tener ideas, es solo tener ideas.

Aun así, ser demasiado rápido puede ser mucho peor que hacer algo común. Es decir, rápido puede destrozar el concepto de excelente. Ambos son de todo menos diametralmente opuestos.

Rapidez contra excelencia

Cuando el trabajo se hace solo para ser rápidos, nunca ganaremos, ni en marketing, ni emprendiendo, ni innovando, ni liderando. El cliente, el producto o el inversor empuja algo debido a presiones internas. El proceso empieza a bloquearse. La relación se endurece, comienzan las tensiones. La conversación y el trabajo empiezan a valorarse no por términos de eficiencia, sino por cómo de rápido se puede revisar y aprobar algo internamente. La parte que está contra la pared (agencia, emprendedor, líder de equipo o manager) podría tener fortuna. Las cosas podrían despegar y funcionar. Sin embargo, más a menudo que no, no funciona, falla. Entonces, la otra parte quiere saber que ha sucedido, de forma inevitable la parte impuesta aparece como la culpable.

Esta es la cara interna. De cara al mercado (la parte externa), aboca trabajo mediocre con su consiguiente mal resultado. Ese output no ayuda al negocio a atraer más clientes y vender más. El equipo interno entonces, culpará a los responsables de poner el trabajo mediocre en el mercado y no cuidar el proceso para que fuera excelente. Al final, todo falla.

Rápido no debe ser mediocre

Esta es la lección que hemos aprendido en IG sobre rapidez contra excelencia, las ideas preliminares que poseemos son ideas caprichosas y envidiosas. Los negocios y las personas tratamos de mantener el ritmo de la gente que admiramos, perseguimos o con quién contra competimos. Así que respondemos con demasiada velocidad a algo que no es una idea original y accionable. Una cosa es “vamos a lanzarlo y después tratamos de mejorarlo sobre la marcha” y otra cosa es “lancemos ya la mejor versión posible que previamente hemos probado, vayamos ejecutando el plan, testando, modificando y mejorando sobre el resultado”, una puede funcionar, la otra a medio plazo morirá. Porque la velocidad en las campañas de las ideas que no generan impacto positivo no funcionan. Nadie invierte un buen dinero después de haber invertido un mal dinero. Alguien tendrá que responsabilizarse por la caída o el fracaso, adivina quien.

Photo credit: JD Hancock.

Feb
15

Sobresalir de uno mismo va primero

By Isra Garcia  //  Brillantez, Stand OUT Program  //  8 Comments

sobresalirLas personas, marcas y empresas que sobresalen de sí mismas ganan en el largo plazo, sin apenas excepciones. Sobresalir de si mismos significa volverte vulnerable y accesible. Significa conectar con personas y clientes a un nivel humano y auténtico, individual. Significa poseer unos principios, exponerlos y defenderlos, pase lo que pase. Sobresalir de si mismos es aceptar, admitir, observar, reflexionar y ajustar para ser una mejor persona, marca, equipo o empresa. El resultado de este trabajo ayuda a construir confianza, hace que sea fácil gestionar las expectativas y facilita el proceso de toma de decisiones. También es más divertido hacer tu trabajo cuando algo te hace sobresalir de ti mismo. La razón: porque tienes una misión, hacer algo en lo que crees y que sientes. Por supuesto, hay un coste. No puedes obtener algo por nada.

Sobresalir de resto vs de mí mismo

Es algo frustrante observar a profesionales de marketing, políticos y empresarios, fallar en la trampa inteligente de intentar sobresalir del resto antes (o al mismo tiempo) de sobresalir de ellos mismos. Nunca sucederá.

No puedes crear cambio en tu ciudad si primero no creas el cambio que tu mismo necesitas. No podrás ayudar a tus clientes si primero no encuentras la ayuda que tú mismo necesitas. Liderar a tu equipo o empresa no será viable si primero no aprendes a cómo liderar tu vida y/o tu familia hacia donde necesita estar.

Esto también aplica al amor (ayer fue San Valentín), no puedes amar a alguien, si primero no aprendes a cómo amarte a ti mismo/a.

Tampoco puedes mejorar la vida de otras personas, si primero no averiguas como mejorar la tuya propia. No puedes enseñar a otros a cómo ser ultraproductivo, si tú no dominas antes la ultraproductividad.

No puedes exigir trabajadores inconformistas si tú no estás abierto al inconformismo.

Sobresalir, en realidad

Para hacerlo, debes comprometerte contigo mismo, tomar decisiones dolorosas, mayormente sobre lo que no haces. No trabajo para ti, no contratamos a personas que no respiran nuestros principios, no ofrecemos ese tipo de servicios. No hacemos nada que no hayamos dominado primero nosotros.

Nadie nos ha enseñado a sobresalir de nosotros mismos, a comprometerse, a no abandonar el camino, a no perder la confianza o dejar de ser mediocres. Es el momento de aprender a cómo sobresalir de uno mismo.

Si tienes que sobresalir del resto para sobresalir de ti mismo, vas a perder. Nadie es capaz de destacar del resto hasta que primero no lo ha hecho de si mismo.

Si quieres ser una persona, marca o empresa inolvidable, olvídate del resto, trabaja en ti, invierte en ti, cree en ti. Necesitarás principios, autenticidad, vulnerabilidad y excelencia hoy, mañana y pasado.

Photo credit: Dorothy Joan.

Feb
10

Ser excepcional

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  4 Comments

ser excepcionalSer excepcional. Fácil, o complicado, depende de quien, cómo, cuando se observe.

Más

Entiende que no queda tiempo para lamentaciones. No queda tiempo para ir despacio. No queda tiempo para esperar. La única forma de crecer es trabajar en aquello que podría no funcionar. Probar cosas continuamente. Experimentar con variables las cuales desconoces su resultado por completo. Hacer algo diferente a lo que hiciste ayer. Mejor, más rápido, con júbilo y disfrutando por completo.

Ser excepcional para los demás

Excepcional no significa excepcional para ti. Significa excepcional para otras personas, para él, para mí. ¿Voy a hacer algo cuando sea impactado por tu arte / idea / personalidad / humor / valentía? Si la respuesta es no, no eres excepcional, en absoluto.

Tú excepcional

Estar en un gran cargo directivo en una multinacional de ensueño no es ser excepcional. Ser diferente no es ser excepcional. Poseer un gran numero de seguidores no es ser excepcional. Ser visible no es lo mismo que ser excepcional. Ser famoso no es ser excepcional. Correr detrás de un toro te hará visible, pero no te volverá excepcional. Copiar te hará parecer interesante, pero no te hará excepcional. Deja de ser un doble y sé tu mismo, es el camino para ser excepcional.

Obsesión por los ideales

La obsesión, el extremismo y el idealismo hacia la búsqueda e la excepcionalidad es algo sano. De hecho, es el requisito más valioso y escaso que existe. Algo que muy pocas personas asimilan. Esas personas que hoy marcan la diferencia en el mundo, son los que consiguen lo que visualizan y para eso necesitas vivir en los extremos, obsesionarte con el proceso y el objetivos e idealizar tu causa.

Impacto

Necesitas impactar positivamente en la vida de las personas, con tu producto, servicios, hechos, palabras.

En el extremo

La excepcionalidad, para mí, va después de sobresalir de ti mismo. Está en lo extremo. Lo mejor, mas rápido, más lento, más fácil, más complicado, más óptimo, más increíble, más brillante. Lo que importa no es siempre en qué extremo, sino si estás en el extremo (o más allá).

Esfuerzo inconmensurable

No todo el mundo aprecia el esfuerzo que requiere ser alguien excepcional. No todo el mundo está dispuesto a serlo. Casi nadie quiere andar ese camino tan rocoso. ¿Y qué? Igualmente, si estás en el camino hacia la excepcionalidad, lee esto: casi nadie va ayudarte, casi nadie va a impulsarte y casi nadie va a creer en ti ¿Y? Tu objetivo no es ser excepcional por esa gente. Tu meta es ser excepcional para la gente que sabe apreciar lo que ser excepcional representa.

Desconocido, primero y mejor

Si puedo decirte como ser excepcional, si puedes encontrarlo en un post como este, si hay un manual para ello. Si hay una sabiduría aceptada sobre ser excepcional, o si puedes encontrarlo en una versión para Dummies. Adivina. No es excepcional, es normal. Ser excepcional es ser el primero, ser extraño, ser desconocido, incómodo y no demostrado todavía, serlo al mismo tiempo que brillante. Piensa en una categoría, recuerda a la primera persona que fue la primera. Seguro que hubieron personas después, más rápidas, productivas o populares, pero no mejores.

Escaso y perseguido

Da miedo, al principio. Si creemos que apuntar por algo así de excepcional es peligroso, es que estamos sucumbiendo en la trampa. Claro, ojalá todos fuéramos excepcionales, pero en realidad no es así, solo unos pocos, los que se atreven a perseguirlo. ¿Quién tiene problemas económicos? ¿A quién le cuesta encontrar clientes? ¿Quién cobra por debajo de lo que debería? No la gente excepcional, absolutamente.

Dura muy poco

Lo que hoy funciona pronto dejará de hacerlo. Lo cual significa que si eres excepcional, dejarás de serlo si no te reinventas. En lugar de descansar demasiado, deberías comprometerte a ser excepcional de nuevo muy pronto.

Photo credit: David Rosen.

Ene
28

La generación suave

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Formamos parte de la generación suave. Considera lo siguiente:

  • Dejar de lamentarte.
  • Parar de abandonar aquello en lo que eres rechazado/a por primera vez.
  • Dejar de llegar tarde.
  • Para de divagar.
  • Deja de fustigarte por no pasar el examen de ___________.
  • Para de ser una víctima porque tu padre o tu madre no pudieron ir a la universidad.
  • Deja de contarte la historia en la que siempre fracasas.

Nunca he sido bueno

No soy bueno en matemáticas, cierto. Nunca me preparé para ello. No era nada bueno escribiendo, ahora, cada día, soy un poco mejor en ello. Porque entreno cada día. Mi oratoria era bastante mediocre, ahora ya no lo es, me gano una buena parte de mi profesión con ello. En 2011 – 2012 trabajé con profesionales logopedas en mejorar mi expresión oral. Además de entrenar hasta día de hoy, cada día. En 2005 no tenía ni idea de lo que era el marketing. Hoy es mi actividad profesional principal y es mi especialidad. Los resultados y mi instinto así me lo de muestran.

Cuando tú sabes que no eres bueno en algo, estás en lo cierto. Eso, en la mayoría de las ocasiones, significa que no has entrenado para ser bueno en cualquiera que sea la habilidad, especialidad profesional, hábito, deporte o hobby. Quizá no seas bueno sobresaliendo, claro, porque no estás acostumbrado a sobresalir.

Toda una generación suave

generación suave

Sentimos dolor, incomodidad, injusticia, frustración o incertidumbre y abandonamos. Somos demasiado suaves. Somos la generación suave. Abandonamos casi enseguida. The Dip explica que hay un vacío entre conseguirlo y no, es vacío está en el punto álgido cuando el fracaso se hace más pronunciado. En ese punto casi el 90% abandona, los que siguen, lo consiguen.

Entiende que tienes que dar todo lo que tienes. No hay otro camino, el 120%. No un 70%, no un 50%, no, un 120% 365 días al año. Esta mentalidad, esta forma de concebir las cosas, tu trabajo, tus estudios, tu familia, hará que despegues desde un escenario mediocre hasta llegar a la grandeza.

Yo, ya firmé este compromiso. Trabajaré las horas que sea necesarias. Fallaré en todas las cosas que sean necesarias. Haré tantas horas de ciclismo en rodillo como sean necesarias. Diré “no” tantas veces como sean necesarias. Viviré tan intensamente como sea necesario. Volveré a empezar desde cero tantas veces como sean requeridas.

Estás aquí o allá. Mediocre o grande. 30% o 120%. No hay término intermedio. Abandona está generación suave y mediocre y súmate a la cultura del entrenamiento al 120%. diario. Te esperamos.

Photo credit: Pedro Simoes 7.

Ene
2

Haz un mejor trabajo

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  No Comments

Haz un mejor trabajo. Ese es otro de mis mantras.

Si el mercado no está ahí, haz un mejor trabajo. Si tu jefe no te respeta. O si la gente no te entiende. Haz un mejor trabajo…

haz un mejor trabajo

Si tus clientes no vienen a comprar tus productos o a utilizar tus servicios, haz un mejor trabajo o cambia de producto o servicio, tu decides. Si lo que haces para mejorar tu vida no funciona, quizá deberías cambiar lo que haces o quizá debería hacerlo mejor. Haz un mejor trabajo…

Haz un mejor trabajo

Cuando apenas ninguno de los visitantes que llegan a tu sitio web convierte, es momento de preguntarse si hay que cambiar de estrategia o hay que hacer un mejor trabajo. Allá donde no hay resultados es allá donde un mejor trabajo es necesitado. Siempre que hay demasiadas explicaciones hay carencia de un mejor trabajo. Tan pronto como los objetivos no son alcanzados, está claro el mejor trabajo no fue llevado a cabo.

Si tu trabajo es bueno, pero piensas que no lo suficiente. Entonces necesitas hacer tu mejor trabajo:

  • Hazlo auténtico.
  • Sigue trabajando.
  • Prueba a volar alto.
  • Empieza a soñar en grande.
  • Materializa algo de lo que sueñas.
  • Mantente iniciando cosas que te motiven.
  • Continúa escribiendo en el mapa.
  • Vive sin tener ni idea de que vas a hacer mañana.
  • Invierte tiempo en moverte el punto uno al punto dos, progresar.
  • Produce cosas que te asombren.
  • Encuentra formas de luchar contra ti misma.
  • Permanece en la oscuridad un poco, luego salta a la luz,
  • Crea tu propio combustible.

Si no estás en el camino, no es nada grave, solo necesitas hacer tu mejor trabajo.

Extra: antes de que acabara el año, el pasado 31 de diciembre lancé mi último proyecto. “El chispazo mensual”, un impacto útil y de valor en tu email una vez al mes. si estás suscrito ya sabes lo qué es. Si no lo estás y quieres recibirlo, suscríbete aquí y podrás disfrutar de ello sin coste. A partir del próximo 31 de enero.

Photo credit: JD Hackock.

Dic
11

A una acción de distancia

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio, Liderazgo  //  4 Comments

Estás a un pensamiento de hacer que las cosas sucedan. Todavía más apropiado, estás a una acción de hacer que las cosas que te importan sucedan.

A muy poca distancia…

Estás a una acción de escribir un libro.

De ganar la competición.

Estás a una acción de empezar una revolución.

De iniciar una nueva vida.

A una distancia corta de convertirte en una persona multimillonaria.

De hacer un gran descubrimiento.

Estás a un paso de conseguir el trabajo que nunca imaginaste.

De crear tu propio negocio online.

Estás a un milímetro de dar la vuelta al mundo.

A una acción de dejar atrás el sistema.

A un paso de la transformación digital de tu compañía.

De sobrepasar lo que pensaste que eran tus límites.

Estas una sola decisión de crear un imperio.

De curar el SIDA.

La cura del cáncer, injusticias, pobreza, maltrato está tan solo a una acto de iniciativa.

acción resultado

A una acción

Un pensamiento. Una idea. Una estrategia. Un equipo. Una acción y la voluntad de hacer que suceda. Eso es lo cerca que estás de cualquier cosa que puedas imaginar ahora mismo.

Los estándares que estableces para ti mismo, ya sea en el trabajo o en tus amistades o cuando estás a solas con tus pensamientos, influyen en el resultado de todo lo que haces. Esperar cualquier cosa menos que lo mejor, debería ser una señal de alarma.

Actuar cada día buscando tu mejor rendimiento es un viaje hacia la excelencia. Es entender que hacer que las cosas sucedan es más que solo el resultado: es el proceso y el resultados juntos.

Demuestra que te importas a ti mismo, tu equipo, tu comunidad. Crees en la acción y eso desencadenará el resto.

Estás a una solo paso de accionar lo mejor que jamás puedas haber hecho en tu historia.

Si piensas en pequeño, serás pequeño. Si piensas débil, serás débil. Eres mejor de lo que piensas. Créeme. Estás a una acción. Solo.

Photo credit: Delphine Savat.

Ago
3

Equivocarte hoy para acertar mañana

By Isra Garcia  //  Branding, Cambio, Enterpreneurship, Habilidades  //  No Comments

Estás equivocadoToda esa energía empleada en intentar acertar siempre es un desperdicio. Admítelo, estás equivocado. Genial.

Grandes empresarios, autónomos, freelances y súper-empleados han aprendido que es más fácil equivocarse de vez en cuando. El proceso de equivocarte puede ser un muy buen sistema de Ultraproductividad que agilizará el descubrimiento de aquello que acaba siendo lo correcto. En mi caso, está incrustado en mí, es así cómo hago las cosas, para bien o para mal, de otros y mío propio.

Tienes que equivocarte

Casi tienes que equivocarte primero antes de encontrar qué es lo que funciona. Casi siempre tienes que andar por el camino erróneo, hacer aquello que todo el mundo te dijo que no hicieras, trabajar en aquello que no funcionaría, construir algo que acabaría siendo un desperdicio. Damas y caballeros, os propongo establecer el siguiente sistema: “haz esto, descubre que te equivocaste, y entonces ve y hazlo bien, y luego más que bien”. Este es mi sistema y me gustaría que fuera el tuyo.

Cuando tu exigencia es ardiente como el infierno, solo tu “bien hecho” es algo que pocas personas pueden ver como “bien hecho”, a menos de que sea obvio. Or tu “excelente” podría ser un contraataque al “bien hecho” de otras personas y organizaciones. O estarás equivocado, pero por un set diferente de razones que al final te harán estar en lo cierto. Vaya, guau, esto no tiene mucho sentido todavía.

Equivócate

Aprendemos haciendo, pero además como en Stand OUT Program estamos comprobando, aprendemos arriesgando, fallando y decepcionado. En muchas ocasiones, aprendemos cuando nos desbordan y nos sobrepasan.

Hablar sobre algo o teorizarlo o leer un libro o recitar mejores prácticas en una conferencia, tiene el menor valor posible comparado con hacer algo y producir un resultado. Sin embargo, si haces algo mucho antes de aprender bastante sobre el tema, podrías (podrás) fracasar estrepitosamente.

Llevo en marketing desde 2007, en el mundo digital desde 2008, escribiendo en el blog desde finales de 2008, trabajando en mi propia agencia desde 2010. He estado equivocado por años y años, de hecho si me preguntas, creo que sigo equivocado en la mayoría de cosas que hago, sincero y honesto. Algunas veces acierto y voy en el camino correcto, qué raro me siento cuando esto ocurre.

Hoy, en estos días, siento que estoy equivocándome en algunas cosas sobre mi profesión y otras en mi forma de pensar y en mi vida. Estoy equivocado sobre la innovación disruptiva como los profesionales la conocen. Equivocado sobre la manera de entender y aplicar el marketing que todo el mundo concibe.  También sobre la forma de crear negocios escalables. Estoy equivocado sobre cómo manejo las relaciones personales.

Estoy equivocado sobre muchas cosas.

Hey, pero la esencia de la historia que te cuento (si no me he ido demasiado por las ramas) es por estar equivocado, seguro que pronto estaré en lo cierto.

Estás equivocado

No te pregunto, te lo digo porque sé que lo estás ¿te das cuenta? ¿Sabes en qué? ¿Qué significa para ti estar equivocado? ¿Qué pasas cuando haces algo y no funciona? ¿Cuál es tu predisposición a intentar cosas que no entiendes?

Estás equivocado/a ¿cómo lo interpretas?

Photo credit: Joel Bez.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+