Browsing articles tagged with "cambio archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
Ago
12

Necesitarás saber bailar cuando llegue la próxima revolución

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Stand OUT Program  //  No Comments

Asume que de aquí a seis años …

Anticiparse al cambio será una obligación incluso para los más pequeños.

Los algoritmos de las redes sociales seguirán cambiando. Casi a menudo. Mantener el ritmo se pagará a un precio muy caro.

Las nuevas generaciones (las más recientes y digitales) estarán más preparadas que tú para hacer lo que se denominará como nuevo trabajo.

La conexión a Internet será gratis y accesible en casi cualquier parte del mundo.

anticiparse al cambio

Casi cualquier persona tendrá en la palma de su mano un ordenador realmente potente con todas las prestaciones posibles.

Las habilidades núcleo evolucionarán.

Los superhábitos tendrán como fin devolver humanidad, presencia, consciencia y carisma.

El número de productos y servicios que se lanzan cada día será al menos seis veces más grande que ahora.

Más de diez mil personas estarán trabajando en tu misma idea.

El índice de endeudamiento será cuatro veces mayor.

La jubilación será a los setenta años en lugar de a los sesenta.

El diseño con más de cuatro años de antigüedad se venderá a bajo precio.

El espacio en la nube será gratuito.

Tendrás menos tiempo libre.

Dormirás menos.

Trabajarás más.

Las relaciones personales / sociales serán más escasas.

Es posible que nos acerquemos a una sociedad que puntúa por Likes como en BlackMirror.

Tu profesión actual estará a punto de ser extinguida.

¿Entonces qué?

No podemos garantizar un futuro en el que estemos a salvo, pero sí podemos crear un presente con intención. Diseñado para poder hacer el trabajo que más importa y cambia y vivir cada día con dignidad, autoconocimiento y júbilo.

Esa es una de las razones por las cuales decidimos llevar Stand OUT Program fuera de las fronteras de España. Chile, Estados Unidos, Sudáfrica, Reino Unido, México y ahora, en un mes, Colombia.

Anticiparse al cambio

Esta es una entrevista sobre lo que significa el modelo Stand OUT Program y la disrupción que necesitamos. Entrevista entre Javi Pacheco (líder de SOP Colombia) y yo mismo.

Nadie nos va a salvar de las próximas revoluciones, seguro. Sin embargo, podemos trabajar para aprender a cooperar con el riesgo, sobresalir entre la incertidumbre y destacar en el desconcierto. Esto ayudará cuando lleguen los cambios repentinos, bruscos y agresivos.

Anticiparse al cambio, no parece una mala idea. Baila.

Atribución imagen: doctorho.

Jul
4

Pequeños cambios generan grandes resultados

By Isra Garcia  //  Cambio, Stand OUT Program  //  No Comments

¿Cuál es el secreto del impacto a largo plazo de una educación / formación disruptiva? El mix compuesto entre acción constante, pequeños pasos, iniciativa progresiva, autodisciplina y autoconsciencia.

No es nada nuevo saber que nos gusta la comodidad, que rechazamos el cambio. Huimos de la incomodidad y tememos la incertidumbre. Especialmente aquellas personas que se hacen llamar agentes del cambio (los que dicen que aman el cambio). Es completamente razonable. El cambio que importa viene con una curva de aprendizaje, y el cambio, con el tiempo, te hace ir más lento.

Aún así…

Impacto a largo plazo: pequeños cambios

Son los pequeños cambios que a diario se generan los que logran un mayor impacto. No es sobre cambiar de forma radical todos tus hábitos por súperhábitos. Tampoco sobre potenciar cuatro habilidades núcleo a la vez o dedicar cinco horas al día al alto rendimiento. Ni siquiera es sobre construir algo inmenso. A estas alturas todos, incluido empleados, clientes, estudiantes o el mercado, quieren ver cambios pequeños pero más efectivo. Ese tipo de cambio pequeño que te permite aferrarte a lo que amas mientras lo mejoras.

En Stand OUT Program en lugar de obsesionarnos con la gran pregunta o la hazaña épica, presentamos preguntas como: “¿Cuál es el cambio más pequeño que podrías implementar en tu producto, tu servicio, tu logística, marketing, estructura de negocio, comunicación o estilo de vida?” Incluso todavía mejor, esas preguntas que te fuerzan a añadir por sustracción: “¿Qué podrías reducir y sintetizar de esas áreas de manera que pudieras simplificar, optimizar y potenciar el proceso / negocio / productividad / vida?”.

Kick OFF Stand OUT Program Colombia

27 de julio en Bogotá será el día del lanzamiento y presentación de Stand OUT Program Colombia 2017. Un evento con siete profesionales, yo mismo entre ellos. Siete de los profesores que formarán el programa que sucederá en Septiembre. Siete exposiciones y siete experiencias y visiones del mundo sobre cómo crear ese pequeño cambio de gran impacto positivo. las 7pm en Hub Impact Bogotá. Inscripciones sin costo y abiertas hasta llenar el cupo, aquí.

impacto a largo plazo

Los cambios significantes no tienen porqué suceder a merced de tu vida o tu trabajo. El cambio positivo de tu servicio ocurre cuando lo aceptas tal y como es. Es amplificar sus fortalezas. Es acercarte a tu propio núcleo. El impacto a largo plazo se crea con movimiento diario.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Mar
12

Descúbrete

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  4 Comments

Descúbrete, quiero preguntarte algo…

¿Cómo te sientes?

¿Qué peso llevas cargado a la espalda?

¿Cuál es la responsabilidad que no pudiste llevar a cabo?

¿Qué lágrimas todavía no has dejado escapar?

¿Cuánto tiempo va a seguir ese genio encerrado en lo más profundo de ti?

¿Qué dolor, indecisión o frustración te guardas para ti sola/o?

¿En qué momentos vas a sobresalir finalmente?

¿Cuál es esa idea que llevas años maquinando y no te atreves a lanzar?

¿Qué es eso que te gustaría hacer en tu trabajo y todavía no has hecho?

¿Cuál es tu sueño en voz alta?

Una vez que (te) has respondido a estas preguntas no es necesario seguir reteniendo su resultado. Solo debes empezar, milímetro a milímetro.

descúbrete

Hay cosas que se escapan a mi control cada día. Igual que te pasa a ti. Hay dos opciones, entenderlo y continuar o ignorarlo, pensar que puedes controlarlo y entonces abandonar cuando el asunto / negocio / problema / miedo te supere.

Estoy muy bien

Cuenta cuantas personas que te dicen cosas como “me gustas”, “me importas”, “te quiero” o “te necesito”, te miran a los ojos cuando te hablan. Y viceversa.

Cuando te preguntan “¿cómo te sientes?” ¿qué respondes? “Genial”, “muy bien” o “bien”. ¿En serio?

Ahora te preguntaré otra cosa; ¿qué buscas?

Si te diera 500.000 euros ¿serías feliz? ¿Posiblemente? ¿Y si algún ser querido tuyo muriera esta noche? ¿Serías feliz? No. Todo el dinero del mundo no te haría feliz, el dinero no cura, no restaura el tiempo.

Descúbrete

Piensa en tus amigos, familiares, clientes o equipo, empieza a mirar a la gente en los ojos. Te darás cuenta de que no son tan felices como se proclaman. En el cine, en fiestas, en actos sociales, en la televisión o en los centros comerciales, descubre lo que la mirada de cada persona dice sobre ella misma. Te darás cuenta de que se están haciendo daño, de que tratan de cubrirse y protegerse bajo una falsa apariencia que irradia alegría. Eso es algo contra lo que no debes luchar.

Sin embargo, hay algo que sí puedes hacer ¿puedes animar a tus amigos? ¿Puedes incentivar emocionalmente a tu equipo? ¿Puedes empujar a tu padre a hacer algo que le haga sonreír de verdad? ¿O puedes impulsar a tu hermana a conseguir su sueño? ¿Puedes apoyar el negocio de tu pareja? ¿Puedes ayudar a tus clientes fuera del trabajo?

Toma la decisión hoy de hacer algo por ese tipo de personas, descúbrelas.

Descúbrete y descubrirás.

Descúbrelo

Imagina que alguien 15 años más joven que tú se acerca a ti y te dice, “sé cómo te sientes, he pasado por ahí. He pasado por todo eso que estás pasando ahora mismo. Y todavía sigo aquí”. ¿Ayudaría? Claro que sí, pero primero tendrías que descubrirte. Así que descúbrete.

Una última pregunta, si descubrieras que tu trabajo cada día puedes ayudar / cambia a una persona ¿pensarías que esto merece la pena?

Descúbrete.

Photo credit: ArTeTeTra.

Ene
4

Todo lo que necesitas

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  2 Comments

Podrías necesitar más cosas de las que piensas. O no.

¿Tienes amigos?

¿Familia?

¿Amor?

¿Tiempo?

¿Salud?

¿Un trabajo digno que te proporcione el suficiente dinero, para cubrir al menos tus necesidades primarias?

Estadísticamente, de forma primitiva y básica, gozas al menos de cinco cosas, seis si tienes un poco de suerte.

Si es así y no me equivoco mucho…

Podría ser diferente

¿Qué haces malgastando casi a diario las oportunidades que tienes para cambiar las cosas que te importan aunque sea un poco?

¿Qué haces quejándote?

¿Por qué echas la culpa a la sociedad, a los políticos o al vecino?

¿Para qué te fustigas?

¿Por qué no te mereces?

No puedes generalizar. Claro que no.

Todos somos diferentes. Lo que aplica a uno no aplica a todos. Claro. Por supuesto que nada será como yo digo o como tu imaginaste. Nada será como los sabios predijeron, como tu mereces.

Vale ¿entonces qué?

Podrías aprovechar lo que tienes

podrías¿Reaccionarás o responderás? Podrías reaccionar con escepticismo, cinismo o incredulidad. Encontrarás a gente que culpar. Excusas que dirigir. Podrías amplificar tu crítico interno fácilmente. Dejar que la negatividad gane la batalla. Podrías afilar tus palabras y acciones para crear un vacío entre lo que tienes entre tus manos y lo que imaginaste que tendrías.

O quizá eres un inconformista de los nuestros. Una/o de esas/os que responderá a esta oportunidad centrándose en las oportunidades que la divergencia presenta. Qué oportunidad tan preciosa de celebrar aquello de lo que gozas. Incluso mejor aún, encontrar una forma de hacer algo grande con lo que ya posees.

Abre los ojos, despierta. Ya tienes lo que necesitas.

Photo credit: +fan.

Nov
15

Las maravillosas restricciones

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Habilidades  //  No Comments

restricciones son oportunidadesEstoy leyendo el libro “A Beautiful Constraint” [una bella restricción / limitación] y me está gustando mucho, no solo por convertir las restricciones en oportunidades, sino por cómo el libro está escrito. Convirtiendo algo que podría ser pesado o arduo de leer, en resúmenes finales que te permiten leer el libro en menos de 30 minutos. El mismo libro ya es un ejemplo de cómo hacerlo. Recomendado.

Allí puedes encontrar una historia sobre las restricciones de espacio para tocar que tenían los Rolling Stones cuando empezaron y cómo eso dio nacimiento al peculiar y a veces incómodos estilo de baile de Sir. Mike Jagger. Curioso.

Cuando jugaba a fútbol y vivía en alcoy, miles de años atrás. Recuerdo un entrenador que en los entrenos, lo que siempre buscaba era colocarnos a todos en la peor situación posible, futbolísticamente hablando. Entonces decía “inventa recursos para convertir las situaciones negativas en positivas”. Es una forma de decir, convierte las restricciones en oportunidades.

Sobresal entre las restricciones

Con tantas cosas que hacemos en la vida, surge este pequeño dilema. Empezamos con poco o nada, entonces nos adaptamos y desarrollamos algo nuevo o mejor o más grande o más. Empiezas con un iPhone como cámara y luego pasas a una Canon XF305. Después de eso necesitas una objetivos / lentes de más de 2.500€. Entonces, en algún momento, das un giro de 180º y piensas, algo como esto, “creo que podría volver a algo más básico y seguir grabando grandes vídeos”.

Piensa cuando trabajas con clientes que apenas tienen recursos, la mejor creatividad e innovación aflora, consigues logros más sabrosos, dejan un sabor de boca más placentero. En cambio, cuando hay un gran presupuesto, no es difícil hacer algo que impacto, no es tan difícil. Lo curioso de esta situación es que las restricciones bien utilizadas te podrían llevar de presupuesto cero a presupuesto 100, no al revés.

Las restricciones son mágicas, desatan el potencial de las personas y las empresas. Si aprendes a cómo utilizarlas y transformarlas. Aprender a crear un blog es bueno. Combatir tu dislexia a través de escribir en un blog cada día durante 5 años es maravilloso. Aprender a cómo grabar vídeos profesionales con un iPhone es magnífico. Y aprender a cómo crear campañas que encanten a clientes con presupuesto cero, es también maravilloso. Puedes aprender esto y más diciendo esta frase mágica: “esto es lo que tengo, esto es lo que soy, esto es lo que hay. Perfecto. Hagámoslo así”. Hay otro libro que defiende esta filosofía, Rework.

Las restricciones son oportunidades

Tienes un presupuesto ajustado. Tienes poco tiempo. Te cuesta escribir. Eres malo en vídeo. Cantas desafinando. Enumera todas las restricciones que tienes en tu trabajo. Por ejemplo, estás limitado por tu falta de conocimiento en programación. Sabiendo eso, puedes encontrar maneras de que otras personas trabajen eso por ti, para tú trabajar la parte que sabes hacer bien.

Piensa esto: hay restricciones que tienes (como la falta de conocimiento en alguna materia) y hay restricciones que eliges para ti misma/o: no iniciar tu proyecto por que podrías fallar.

Esa es la conversación que debes mantener.

Photo credit: Phil Roederer.

Ago
30

El mito de la zona de confort

By Isra Garcia  //  Cambio, Enterpreneurship, Mapmakers, Nueva economía  //  No Comments

la zona de confortEl problema no está en la zona de confort. El problema está en la zona de seguridad, la cual siempre había estado alineada con nuestra zona de seguridad.

Tampoco está en pensar sobre la zona de confort y en salir de ella, el problema está en que esa zona ya no existe y tú todavía sigues pensando en ella.

El problema no está en quejarte sobre el mito de la zona de confort, el problema es que mientras que sigues malgastando palabras y lamentándote hay algo o alguien instigando y probablemente, pasándote por encima.

El problema no está en creer en la zona de confort o no, tampoco en si existe de verdad o no y en realidad es un cuento del persona de RR.HH. El problema ni siquiera reside en si estás dentro o fuera de ella. El problema está en los siguientes tres factores: primero, no identificar en que zona estás. Segundo, no saber en la cual necesitarías estar. Tercero, saber cómo moverte hacia la zona que venga después de la que deberías estar ahora.

El problema no está en la zona de confort

Problema más grande aún: el área de seguridad – el lugar donde permanecíamos tanto tiempo resguardados, familia, trabajo fijo, agencia de publicidad, promotora / constructora, etc – Ese área se ha desplazado bruscamente hacia un margen y la zona de confort – el lugar donde hacías los suficientemente bueno para vivir bien – no se ha movido del sitio, o en el peor de los casos, ha ido a parar al extremo opuesto del área de seguridad. Por lo tanto, ambas están desalineadas. Hasta qué no aprendamos a alinearlas de nuevo no habrá nada que hacer. Y adivina qué, nadie va a venir y lo va a hacer por ti.

¿Cual será tu próxima excusa al respecto?

Photo credit: Lars Plougmann.

Ago
7

Odio mi trabajo

odio mi trabajoAyer, segundo día de viaje, escribo desde la playa de Daytona, en un Starbucks justo en primera línea. El único lugar que pude encontrar acceso a Internet, conexión para la fuente de energía del portátil y agua caliente para mi desayuno particular (infusión hepática, digestiva y renal, té de kukicha, sopa de miso y un zumo orgánico “super-green”). Son las 14:18h, durante 3:30h he recorrido en fat bike una gran parte de la costa. Cuando estaba en el mostrador, la mujer en la caja me miró y me dijo “odio mi trabajo”.

Llego a la mesa después de tener mi pedido y destino 90 minutos a trabajar, no porque odio mi trabajo. No, sino porque me apasiona, porque me gusta, porque me llena, porque escribir este post me hace crecer, porque amo mi trabajo.

Odio mi trabajo

Muchas personas odian su trabajo, porque:

  • No es realizante.
  • No es motivador.
  • No se aprende nada nuevo.
  • No se sobresale como persona – ni como profesional.
  • No fue deseado, fue impuesto.
  • No hubo otra opción.
  • No ganas lo que mereces.
  • No hay una cultura basada en la meritocracia.
  • No se potencia el talento, sino se manipula.
  • No hay espíritu de equipo, solo competición individual.
  • No hay recompensas emocionales.
  • No se impulsa a emprender aventuras personales.

Las personas odian su trabajo por todo esto y más que me dejo, pero sobre todo porque sus responsabilidades profesionales diarias les hacen sentir como una gallina en un gallinero, como un robot en una máquina de ensamblaje, como un borrego dentro del rebaño, como diría Seth Godin.

Ama tu trabajo

Esto no tiene porque ser malo, hay muchas personas que son perfectamente felices en su trabajo, sea cual sea, en las condiciones que sean. Y ello no son nada de lo de arriba, no son son borregos, robots o gallinas. ¿Cómo puede ser eso? Podrías preguntarte.

¿Por qué? porque este último segmento, de una manera u otra, aprendió a adueñarse de la experiencia de su propio trabajo, empezaron a ser conscientes sobre lo que eran y serían. Entonces empezaron a establecer imágenes.

Mientras otros, se quejan cada día de jefes, politicos, clientes o el hombre / mujer del tiempo. Sienten una miseria ajena o cualquier otra desgracia.

Muchas personas piensan que el éxito y la felicidad son el resultado de factores externos, mientras otros muchos piensan, diría que la mayoría, demuestran que son factores internos; como vencer el trauma interno, potenciar la actitud y la iniciativa y desarrollar la perspectiva. Sobresalir desde dentro.

Simple. Sí. Fácil. No, hay una distinción. Hay una diferencia.

Cambia lo que te apetezca

En acabar este post, mi tiempo de trabajar se extenderá 50 minutos más y finalizaré por hoy. Lo que venga después, será descanso, desconexión, hacer nada, leer, no sé. Oye, incluso podría volver a hacer algo de trabajo. ¿Por qué? De nuevo, porque amo lo que hago y no me lleva todo un día hacerlo, si lo hiciera, ¿crees que me importaría? Tengo márgenes, pero en ocasiones me gusta romperlos y saber porqué lo estoy haciendo.

Recuerda donde estás

Hoy cuando rodaba con la bici por la playa, un hombre mayor se puso a mi lado y estuvimos hablando, yo estaba desbordado por la inmensidad y la belleza de las playas de Daytona, cuando le hablé de esto, el hombre me respondió “¿Sí? Vaya, creo que lo doy por descontado y no lo valoro como debería” Esto nos pasa a todos, por eso es tan fácil que un día pienses “odio mi trabajo” ¿En serio? Entonces me pregunto que haces todavía ahí. No eres un borrego, ni un robot, ni una gallina, ni un número de un CRM (¿Lo eres?). Hoy es un buen día para recordármelo y de paso recordártelo a ti también.

Extra: mientras escribía decidí que no pasaré noche en Daytona, esta tarde-noche marcho a San Agustín.

Photo credit: Churl Han.

Ago
3

Equivocarte hoy para acertar mañana

By Isra Garcia  //  Branding, Cambio, Enterpreneurship, Habilidades  //  No Comments

Estás equivocadoToda esa energía empleada en intentar acertar siempre es un desperdicio. Admítelo, estás equivocado. Genial.

Grandes empresarios, autónomos, freelances y súper-empleados han aprendido que es más fácil equivocarse de vez en cuando. El proceso de equivocarte puede ser un muy buen sistema de Ultraproductividad que agilizará el descubrimiento de aquello que acaba siendo lo correcto. En mi caso, está incrustado en mí, es así cómo hago las cosas, para bien o para mal, de otros y mío propio.

Tienes que equivocarte

Casi tienes que equivocarte primero antes de encontrar qué es lo que funciona. Casi siempre tienes que andar por el camino erróneo, hacer aquello que todo el mundo te dijo que no hicieras, trabajar en aquello que no funcionaría, construir algo que acabaría siendo un desperdicio. Damas y caballeros, os propongo establecer el siguiente sistema: “haz esto, descubre que te equivocaste, y entonces ve y hazlo bien, y luego más que bien”. Este es mi sistema y me gustaría que fuera el tuyo.

Cuando tu exigencia es ardiente como el infierno, solo tu “bien hecho” es algo que pocas personas pueden ver como “bien hecho”, a menos de que sea obvio. Or tu “excelente” podría ser un contraataque al “bien hecho” de otras personas y organizaciones. O estarás equivocado, pero por un set diferente de razones que al final te harán estar en lo cierto. Vaya, guau, esto no tiene mucho sentido todavía.

Equivócate

Aprendemos haciendo, pero además como en Stand OUT Program estamos comprobando, aprendemos arriesgando, fallando y decepcionado. En muchas ocasiones, aprendemos cuando nos desbordan y nos sobrepasan.

Hablar sobre algo o teorizarlo o leer un libro o recitar mejores prácticas en una conferencia, tiene el menor valor posible comparado con hacer algo y producir un resultado. Sin embargo, si haces algo mucho antes de aprender bastante sobre el tema, podrías (podrás) fracasar estrepitosamente.

Llevo en marketing desde 2007, en el mundo digital desde 2008, escribiendo en el blog desde finales de 2008, trabajando en mi propia agencia desde 2010. He estado equivocado por años y años, de hecho si me preguntas, creo que sigo equivocado en la mayoría de cosas que hago, sincero y honesto. Algunas veces acierto y voy en el camino correcto, qué raro me siento cuando esto ocurre.

Hoy, en estos días, siento que estoy equivocándome en algunas cosas sobre mi profesión y otras en mi forma de pensar y en mi vida. Estoy equivocado sobre la innovación disruptiva como los profesionales la conocen. Equivocado sobre la manera de entender y aplicar el marketing que todo el mundo concibe.  También sobre la forma de crear negocios escalables. Estoy equivocado sobre cómo manejo las relaciones personales.

Estoy equivocado sobre muchas cosas.

Hey, pero la esencia de la historia que te cuento (si no me he ido demasiado por las ramas) es por estar equivocado, seguro que pronto estaré en lo cierto.

Estás equivocado

No te pregunto, te lo digo porque sé que lo estás ¿te das cuenta? ¿Sabes en qué? ¿Qué significa para ti estar equivocado? ¿Qué pasas cuando haces algo y no funciona? ¿Cuál es tu predisposición a intentar cosas que no entiendes?

Estás equivocado/a ¿cómo lo interpretas?

Photo credit: Joel Bez.

Jul
17

Cómo decides marcar la diferencia

como decides marcar la diferenciaDesde que tenía once años, nunca he sido un tipo de amigos que no haya conocido en persona y nos una algo profundo, En toda mi vida. Algo que te conecta con aquello que haces sobre cómo decides marcar la diferencia,

Cómo decides marcar la diferencia

Cómo decides marcar la diferencia e importar es simple: importas porque si eres el tipo de persona que lee y reacciona y responde a lo que escribo. Entonces no hay duda que eres el tipo de persona que busca ser útil para otras personas. Quizá serías una de las personas más conscientes que conozco. Eres el amigo entre tus amigos que siempre intenta añadir algo nuevo, interesante y en ocasiones, espero, valioso. Esa es la persona que eres. De eso, no tengo ninguna duda.

Tienes defectos como cualquier buen humano, pero tú, eres el tipo de persona que sé que esta ahí fuera tratando de crear un mundo mejor.

Otra vez, es personal, es arte

¿Yo? Trabajo para ti, para mis personas, mis clientes y mi familia, obvio ¿no crees? No escribo para complacer, no trabajo para llevarme una ovación, no vengo aquí para sacarte una sonrisa, no realizo consultorías para ganarme un puñado de euros. Sé sobre lo que pienso, o al menos creo saberlo. Me gusta compartir contigo lo necesario para hacer que tu propio mundo sea un poco interesante.

Si pudieras seguir el rastro de las personas que se “desuscriben” de mi blog, sabrías que mis esfuerzos van a todas las personas excepto aquellos que piensan que trabajo para la masa. Mi objetivo es hacer que las cosas funcionen bien. Ya está.

¿Hay algún intento de construir auto-estima en la mayoría de cosas que hago? Jodidamente sí. Mira, hay una cosa muy importante para mí, que la gente sea feliz siendo quien es. ¿Por qué? Porque entonces puedes aportar algo único a otras personas. Claro, eso es.

¿Tiene sentido? Quizá para ti lo tenga o no, para mí, lo tiene, maldita sea que si lo tiene.

Photo credit: Valerio Spisani.

Jul
8

¿Por qué lo haces?

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  2 Comments

¿Haces tu trabajo porque alguien te dijo que lo hicieras, o porque algo dentro de ti te empujó a hacerlo? ¿Por qué lo haces?

¿Haces más cosas porque la disfrutas, o porque eso te evita tener que pensar o enfrentarte a ti mismo?

¿Haces las cosas porque te hacen sentir vivo, o porque así puedes comunicarlas y difundirlas en tus redes sociales?

¿Haces el bien porque te llena por dentro, o porque de esa manera vas a parecer alguien respetable?

por que lo haces

¿Haces deporte todos los días por la sensación que produce fuera y dentro de ti, o para llegar a verano con una bonita y esculpida silueta?

¿Haces vida con tu pareja porque te completa y es la persona con la que deseas compartir tu tiempo, o porque es una bonita forma de no estar solo/a?

¿Haces las tareas de casa porque es parte de tu compromiso, o porque podrías ser visto como un/a egoísta?

¿Haces que las cosas cuenten y te importen porque es tu filosofía, o porque es una buena técnica de RSC?

¿Haces los encargos de tu grado o master porque quieres aprender algo que no sabes, o porque es lo que necesitas hacer para sacar una buena calificación?

¿Haces algo porque amas hacerlo, o porque sobre el papel queda bonito?

¿Haces lo que haces cada día porque es lo que quieres hacer, o porque la amígdala quiere?

¿Haces que las cosas sucedan porque estás aquí para eso, o porque resonó contigo cuando lo viste en una conferencia?

¿Quién quieres ser? ¿Qué es lo que quieres ser? ¿Es la misma respuesta para cada una de las dos preguntas? ¿Son salvajemente distintas la una de la otra?

¿Hay preguntas acertadas y preguntas equivocadas? Más interesante todavía ¿Hay respuestas correctas y respuestas incorrectas? ¿Por qué lo haces?

No hay nada erróneo, hasta que algo lo es.

Photo credit: Karl Baron.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+