Browsing articles tagged with "disrupción archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
Sep
4

Cómo retar tus creencias para cambiar lo que importa

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

desafiar tus creenciasHasta que no seamos capaces de cuestionar nuestros propios pensamientos, trabajar nuestro ego, actuar de forma consciente y entender aquello que nos limita, aceptarlo y utilizarlo como una ventaja. Hasta que no logremos – como personas u organizaciones – dominar estos campos, no podremos cambiar las cosas que importan. Desafiar tus creencias es una habilidad núcleo crítica.

Estas algunas de las estrategias que he utilizado para retar mis pensamientos y desafiar tus creencias:

Pequeño en grande

Hoy las ideas viajan a la velocidad de la luz, lo mismo sucede con las conexiones entre personas, comunidades, eventos, negocios, etc. Buscamos gustar a cuantas más personas mejor, pero la oportunidad no está en crear una gran audiencia compuesta por números y no por personas. La oportunidad está crear una comunidad pequeña de personas con las que podamos interactuar, una comunidad con propósito. El valor está en la gente que confía en ti, en las personas que piensan como tú, que te entienden y te apoyan. El resto, es bastante irrelevante. Ese tipo de comunidades se crean a base de confianza, hacer lo que decimos y decir lo que hacemos, cumplir nuestras intenciones y actuar de acorde a los valores de esa comunidad.

La atención es la clave

En un mundo donde parece que queda menos tiempo, no necesitas más posibilidades, necesitas más atención. Desde hace siete años, el spam de atención se acorta cada día más. En cambio la demanda por la atención crece sin parar y cada vez más rápido. Se ha convertido incluso en una economía, ya que los clientes, público, espectadores, lectores o consumidores demandan el “retorno de la atención” que les corresponde. Si no hay retorno, se marcharán y nos volveremos menos relevantes (o peor aún, totalmente irrelevantes, hasta que seamos invisibles). Reta a tu pensamiento, porque estás malgastando la atención de la gente que te escucha. Estás perdiendo confianza y atención a cada instante.

Modifica el enfoque de marketing

Desafiar tus creencias significa admitir que muchos de nuestros esfuerzos se van a perseguir mercados de productos y servicios que luego vender a nuestros clientes. Estrategia errónea, cuando la gente confía en ti, cuando has ganado su atención, cuando eres valioso para ellos. Entonces es el momento de desarrollar productos o servicios que ellos necesiten. Eso en lugar de crear “cosas” que alguien compre algún día. Si cambiamos la óptica y centramos las energías en sus necesidades, deseos, expectativas e intereses, y no en los nuestros, el beneficio y el resultado será positivo.

Crea tu propio “producto”

Una práctica equivocada común es producir contenidos para generar actividad en las redes sociales. Cuando una vez por semana reviso mis plataformas sociales y durante minutos veo algunos contenidos, lo que veo es empresas y personas intentando duro para generar contenidos que gusten. Es una perdida de tiempo y esfuerzo. En lugar de eso, genera tu propio producto / servicio. Desarrolla una historia alrededor y empezó a comunicarla. Eso dará, a medio o largo plazo, muchos mejores resultados que estar compartiendo tus fines de semana, viajes de trabajo, citas de personajes famosos o contenido de otros que siempre están creando sus propios “productos”. Cuando hablo de productos, hablo de proyectos, por supuesto basados en pasiones, actividades, hobbies. No actúes para ser popular, gustado o aceptado, actúa para cumplir propósitos, causar impacto positivo y actúa para ser real.

¿Qué estás cambiando?

Plantéate de forma muy seria esta pregunta, tanto si tienes un podcast, un canal de Youtube, como si tienes un restaurante, una zapatería o una consultoría estratégica. De una manera u otra, tu trabajo tiene que cambiar algo a la gente. Cambiar hábitos de compra, estilo de vida, comunicación, el viajar, comer, relacionarse. Si no estás cambiando aunque sea un poco las cosas, no estás haciendo el trabajo que has venido a hacer.

Vive en el desconcierto

Si todo el mundo te ama, vives en un mundo engañoso. Si nadie te cuestiona, la mayoría te está mintiendo o estás haciendo el trabajo mediocre. Nuestro pensamiento debe reinterpretar el significado de incomodidad, desconcierto, incertidumbre, inquietud, tensión e intercambiarlo por sus antónimos. Debemos entender que dominar esos activos sí nos dará la paz y la libertad que queremos, ir por el camino de siempre solo nos llevará al hecatombe. Busca personas que estén en desacuerdo contigo, personas que te critiquen y te devuelvan a la vulnerabilidad. Si no trabajas en los márgenes, es que estás jugando seguro, y seguro es arriesgado.

Olvida los números

La analíticas, las estadísticas, los visitantes a tu blog, las descargas del podcast, los followers en Instagram y Twitter. Los fans que ganaste. ¿Cuál es la utilidad de tener números vacíos? ¿De no saber quién descarga el podcast? ¿De no saber cuantos de tus fans son clientes? ¿Saber si los que te compran te signe en las redes sociales? Pienso que todo ello son números que quedan bien frente a los ojos de personas que admiran nuestra grandeza. Conozco demasiadas personas con números diez veces más altos que tú y que yo y que apenas llegan a final de mes. Retar a nuestro pensamiento es rodearte de pocas personas y que esas personas valoren lo que tu valoras. Imagina que cada día impactas a una persona que luego conoces, 365 impactos y personas al año, más que suficiente ¿no te parece?

Desafiar tus creencias

Es poco probable que puedas reinventarte a ti mismo/a, si no comprendes el mundo en el que vives. Los hay que viven con esperanzas de que todo encaje. Luego hay otros (los disruptores, los agentes del cambio, los Inconformistas), que lo están cambiando todo, retando su propio pensamiento y con ello retando el sistema. Cambiando las cosas que importan.

¿No crees que es el momento de desafiar tus creencias, confiar e invertir en ti y reinventarte?

Imagen atribución: Darwin Bell.

Ago
23

Cómo desarrollar un plan de negocio disruptivo y eficaz

By Isra Garcia  //  Estrategia, Marketing  //  No Comments

No creo en los planes de negocio convencionales. No funcionan como creemos, son mal interpretados de forma frecuente. Además, solo sirven para ofuscar, aburrir y mostrar la habilidad de cumplir expectativas. Si quiero la verdad real sobre un negocio (u oportunidad del mismo) y hacia dónde se dirige, es mejor buscar en otro sitio que no en el plan de negocio de siempre. A día de hoy, con lo que sé, con lo que he aprendido y con lo que desarrollamos en Inconformistas, construiría un plan de negocio disruptivo que dividiría en seis secciones:

  1. Perspectiva auténtica.
  2. Intenciones y objetivos.
  3. Plan de opciones.
  4. Humanos.
  5. Magnitudes económicas.
  6. Impacto positivo.

Vayamos en profundidad…

plan de negocio disruptivo

1. Perspectiva auténtica

La sección de la perspectiva auténtica describe el mundo como es. Cuenta el mercado al que entras. Las necesidades que existen. Los competidores que hay. Los estándares tecnológicos. Las formas en las que otros han hecho las cosas bien. Cuanto más específico mejor. Cuanto más trabajo de campo mejor, cuanto más visceral sean las historias, mejor. El objetivo de esta sección es tener claro que las lentes con las que ves el mundo son las correctas. Que tus suposiciones encajan. Esta sección no es parcial, no toma ninguna posición. Es neutral. Solo define cómo son las cosas.

La perspectiva auténtica está ligada a la verdad y puede ser tan larga como tú necesites explicarla. Puede incluir hojas de excel, cuota de mercado, histórico, tendencias y cualquier cosa que necesitas saber sobre cómo funciona este mundo particular.

2. Intenciones y objetivos

Esta sección es nuestra oportunidad de describir cómo vas a cambiar las cosas. Haremos “esto”, y entonces pasará “eso”. Construiremos X con ____ presupuesto en “este” tiempo. Presentaremos el producto “X” al mercado y entonces los potenciales responderán tomando “esta” acción.

Este es el corazón de un plan de negocio disruptivo. La única razón para lanzar un proyecto es cambiar las cosas, aunque sea un poco. Quiero saber cómo vas a hacerlo.

3. Plan de opciones

Por supuesto la sección #2 no será perfecta. Harás suposiciones y asunciones que no cuadran con lo que suceda ahí fuera. No acertarás con los presupuestos, perderás fechas límite y no llegarás a los objetivos de ventas. Así que esta sección de plan de opciones te ayudará a definir qué pasará si eso sucede. ¿Cuánta flexibilidad tiene tu equipo y tu servicio? Si tus intenciones y objetivos no se cumplen, ¿Es el fin del negocio?

4. Humanos

Una sección que remarca el elemento clave, las personas…

  • ¿Quién forma tu equipo?
  • ¿Quién va a unirse a tu equipo?
  • ¿Qué consejeros y expertos lo respaldan?

“Quién” no significa su curriculum, quién significa sus habilidades, dominios, actitudes y resultados en aquello que han hecho y conseguido.

5. Magnitudes económicas

La penúltima sección es sobre el dinero.

  • ¿Cuánto necesitas?
  • ¿Cómo y en qué lo vas a invertir?
  • ¿Cómo se ve el flujo de efectivo?
  • Pérdidas y ganancias.
  • Balances generales.
  • Márgenes.
  • Estrategias de salida.

Como sabes, este punto es determinante en un plan de negocio.

6. Impacto positivo

Y la última sección va ligada al punto #2, qué impacto positivo vas a causar con el cambio que vas a crear.

Para finalizar el plan de negocio disruptivo

Los inversores, bancos, jefes e instituciones no resonarán mucho con este formato, pero apuesto que ayudará a tu equipo a solucionar de forma clara los aspectos más complicados del negocio.

Ago
12

Necesitarás saber bailar cuando llegue la próxima revolución

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Stand OUT Program  //  No Comments

Asume que de aquí a seis años …

Anticiparse al cambio será una obligación incluso para los más pequeños.

Los algoritmos de las redes sociales seguirán cambiando. Casi a menudo. Mantener el ritmo se pagará a un precio muy caro.

Las nuevas generaciones (las más recientes y digitales) estarán más preparadas que tú para hacer lo que se denominará como nuevo trabajo.

La conexión a Internet será gratis y accesible en casi cualquier parte del mundo.

anticiparse al cambio

Casi cualquier persona tendrá en la palma de su mano un ordenador realmente potente con todas las prestaciones posibles.

Las habilidades núcleo evolucionarán.

Los superhábitos tendrán como fin devolver humanidad, presencia, consciencia y carisma.

El número de productos y servicios que se lanzan cada día será al menos seis veces más grande que ahora.

Más de diez mil personas estarán trabajando en tu misma idea.

El índice de endeudamiento será cuatro veces mayor.

La jubilación será a los setenta años en lugar de a los sesenta.

El diseño con más de cuatro años de antigüedad se venderá a bajo precio.

El espacio en la nube será gratuito.

Tendrás menos tiempo libre.

Dormirás menos.

Trabajarás más.

Las relaciones personales / sociales serán más escasas.

Es posible que nos acerquemos a una sociedad que puntúa por Likes como en BlackMirror.

Tu profesión actual estará a punto de ser extinguida.

¿Entonces qué?

No podemos garantizar un futuro en el que estemos a salvo, pero sí podemos crear un presente con intención. Diseñado para poder hacer el trabajo que más importa y cambia y vivir cada día con dignidad, autoconocimiento y júbilo.

Esa es una de las razones por las cuales decidimos llevar Stand OUT Program fuera de las fronteras de España. Chile, Estados Unidos, Sudáfrica, Reino Unido, México y ahora, en un mes, Colombia.

Anticiparse al cambio

Esta es una entrevista sobre lo que significa el modelo Stand OUT Program y la disrupción que necesitamos. Entrevista entre Javi Pacheco (líder de SOP Colombia) y yo mismo.

Nadie nos va a salvar de las próximas revoluciones, seguro. Sin embargo, podemos trabajar para aprender a cooperar con el riesgo, sobresalir entre la incertidumbre y destacar en el desconcierto. Esto ayudará cuando lleguen los cambios repentinos, bruscos y agresivos.

Anticiparse al cambio, no parece una mala idea. Baila.

Atribución imagen: doctorho.

Jun
27

Cómo tener “suerte”

By Isra Garcia  //  Brillantez, Disrupción  //  No Comments

Unos esperan la suerte, otros la fabrican. Si quieres tener suerte de la segunda clase…

como tener suerte

1. Establece objetivos controlables

No es sobre tener objetivos, sino sobre tener los objetivos adecuados. La mayoría de veces son demasiado grandes y lejanos. Incluso aunque nos gustaría pensar de otra manera, todos somos como niños, preferimos gratificación instantánea.

En lugar de establecer objetivos como ganar más dinero, establece objetivos como controlar tu concentración y enfoque mental. Imagina comprometerte a dedica tu máxima atención a algo para evitar cometer errores innecesarios.

2.Desarrolla tu intuición

La intuición es como cualquier otra habilidad, se puede mejorar con el entrenamiento.

Los jugadores de Poker escuchan siguen a sus sentidos más instintivos en lugar de fijarse en su competencia. El siguiente paso es confiar en la intuición y actuar de acorde. Si preguntas a uno de estos jugadores profesionales, te dirán que su primer impulso a menudo se convierte en la acción correcta.

3. Conecta con la gente adecuada

En los negocios, como en la vida, los momentos especiales ocurren gracias al contacto entre personas. No solo amigos, sino contactos.

Las posibilidades de tener suerte son directamente proporcionales al número de personas que conoces. Desarrolla un círculo de amigos y conocidos, en la vida y en el trabajo. Ese tipo de suerte que buscas fluye por una cadena de personas conectadas hasta que un día explota y cumple su cometido. Es una especie de serendipia básica.

Cuando generas movimiento, las cosas cambian de lugar, para tener suerte, crea nuevas rutinas. Encuentra nuevas maneras de conocer a gente y embarcarte en nuevos proyectos / ideas. La tracción no discrimina basándose en experiencias, coeficiente intelectual o estudios académicos – simplemente recompensa la acción espontánea y energética.

4. Entra en el juego

Poder visualizar tu triunfo es una forma de empezar a ganar. Empieza por desarrollar un mantra, “vamos a ello”, “haré que suceda” o “no existe el límite” podrían actuar como tu propulsor.

Esto no es más que un punto de enfoque inicial, deja el pasado y el futuro fuera, lanzándote solo contra el presente y el ahora. Esto mejora la intuición. También gana a las distracciones, resalta lo que es posible y genera confianza. Es simple, pero poderoso para la mente subconsciente.

5. Abre los brazos a lo desconocido

Los planes a largo plazo son importantes, aunque también es esencial no tomarlos demasiado en serio y pensar que son inamovibles. Si quieres tener suerte necesitarás dejarte llevar por lo desconocido.

Date cuenta que la vida casi siempre va a ser algo turbulento que cambia de forma radical y aleatoria en todas las direcciones posibles. Si te ciegas solo con una dirección, estarás perdiéndote lo que podrías encontrar en las demás. Perderás casi todo lo bueno. Un plan es como una guía al futuro, pero nunca debería ser una obligación.

Si buscas tener suerte, permanece alerta y presente, incluso cuando hagas cosas que no tengan que ver con tu profesión. Nunca sabes que va a pasar mañana y que puede venir bajo el brazo de ese futuro má cercano.

6. No hay negativos, solo positivos

No importa cómo de suertudo / a pueda ser alguien, va a tener que bailar con la adversidad. Así que en lugar de rumiar sobre la mala suerte, busca la parte brillante o la nueva oportunidad que aparece.
Un campeón de verdad se define a sí mismo por su capacidad de convertir los hechos negativos en positivos.

Puedes esperar a tener suerte o trabajar en crearla.

Atribución imagen: Richard Bates.

Jun
2

3 formas de ser una persona más innovadora

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

1. Entornos de innovación

Sí, colócate a ti mismo en entornos que son propicios para la innovación.

No es ninguna sorpresa que tu entorno juega una parte importante al desarrollar las características innovadoras que posees. Además determina cómo de frecuente podrás usarlas.

Depende mucho de tu experiencia y dónde naciste y también a qué estuviste expuesta. Si tus familiares son muy inteligentes, es probable que tengas más rasgos innovadores. Si vienes de una familia de emprendedores, tu predisposición a innovar y ser una persona disruptiva, será mayor que la de otros que no vienen del mismo contexto.

Por supuesto que nadie viene determinado de cuna. Como tampoco puedes cambiar las circunstancias de tu educación, de pequeño. Sin embargo, como adultos, tenemos más opciones de cambiarlo cambiando las personas y los entornos de los cuales nos rodeamos.

Quizá escuchaste el dicho que dice que eres la media de las cinco personas con las que más te relaciones. Esta idea también aplica a la innovación – y ser disruptivo. Cuando te rodeas de otros que poseen altos niveles de rasgos innovadores y los usan de forma constante, eres más propones a imitarlos.

2. El ego es un turno para innovar

El ego está visto como algo negativo. Después de todo hemos visto demasiados ejemplos de emprendedores que perdieron la cabeza debido al ego.

Sí, aunque por otro lado, bajo mi experiencia y conocimiento, un poco de ego puede ayudar a innovar. El ego consigue que las personas hagan cosas que normalmente no harían. Si un grupo de individuales intentan resolver un problema o crear una solución, el ego puede motivarte a concentrarte más y mejor. A trabajar duro, a hacerlo mejor que otras personas de tu entorno. A ir esos kilómetros extra y apretar el acelerador a fondo. Estas personas logran más porque ese ego les ayuda a sentirse superiores, más que la mayoría de las personas.

Aquí un pero importante, hay un punto donde el ego para de ser beneficios. Puedes ir fácilmente al otro extremo, y pensar que eres grandioso cuando no es cierto.

3. Entrena la innovación

como innovar

Los innovadores, los disruptores, ninguno nace con estas capacidades. Podrían tener talento y don para serlo, pero también pueden construirse y entrenarse. Michelangelo, Hedy Lamarr, Thomas Edison o Melitta Bentz se entrenaron a si mismos probando casi todas las formas en las que sus inventos podrían no funcionar. Nosotros podemos entrenarnos a innovar cultivando ciertas características y rodeándonos de las personas adecuadas en el entorno adecuado.

Photo credit: Dave Stone.

May
19

Objetivo: trabajar menos, producir más y vivir mucho mejor

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Productividad  //  No Comments

No hay duda, hoy tenemos más opciones que nunca antes nadie ha tenido, no estoy seguro de que nos esté garantizando el vivir mejor, en absoluto. Si quieres rediseñar tu vida, si quiere ser ultraproductivo, si quieres aprender cualquier especialización o sea lo que sea aquello que tienes en la mente, puedes hacerlo. Posees Internet, más tiempo, más capacidad de esfuerzo y más disposición de intento.

No hay solo unas cuantas opciones accesibles, hay miles (o incluso más).

Puedes invertir tu presupuesto de marketing de los próximos cinco años en más acciones y no repetir ni una sola. Vivir en mças lugares que antes y aún así hacer el trabajo que importa. O puedes lanzar más proyectos que nunca antes, con peculiaridades, tipos de cliente y características que antes no estaban disponibles. Puedes crear más equipos de profesionales excelentes y comprometidos. Puedes materializar tus ideas de formas que antes eran impensables. Incluso puedes iniciar tu propia revolución sin el permiso de nadie.

Muchas opciones, demasiadas.

Si pensar en ello y todo lo que tienes por delante te entusiasma, entonces ve a por ello.

Si tantas opciones, elecciones y alternativas hacen disminuir tu velocidad y no te ayudan a conciliar el sueño, considera limitar tus elecciones y movimientos, de forma artificial.

  • No mantengas tantas reuniones.
  • Limita las llamadas de teléfonos cuatro al día.
  • Relaciónate (de forma auténtica y por placer) con 10 personas al día.
  • Di “no” 15 veces más al día.
  • No viajes en avión.
  • Elimina el 90% de las distracciones que te apartan de hacer el trabajo que importa.
  • Rechaza trabajar para cretinos.
  • No acompañes la triste práctica de hablar mal de alguien cuando no está delante.
  • Enfréntate 2 horas más al día a una pared en blanco.
  • Desconecta por completo un día cada dos semanas.
  • Pasea durante 20 minutos al día.

Sea la regla que sea, adquiérela para ti mismo. Crea sistemas, crea eficiencia. Sé más, haz más, en menos tiempo, para vivir mejor. Lo que sea.

No importa qué, pero no te quedes quieto y no malgastes el tiempo. Vivir mejor es el objetivo.

 

Entrevista Ultraproductividad, reinvención, vivir mejor y excelencia

Esta es la entrevista que mantuve con Edgar Medina de El Tiempo. Fue una conversación sobre cómo articular diferentes factores de forma que podamos vivir mejor.

vivir mejor el tiempo

vivir mejor isra garcia

vivir mejor

vivir mejor

vivir mejor

 

vivir mejor

vivir mejor

vivir mejor 1

 

Entrevista original: El Tiempo.

May
15

Cultiva tus rasgos disruptivos

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  2 Comments

rasgos disruptivosComo en la creatividad, hay una creencia de que las personas disruptivas han nacido transgresoras, disruptivas especiales. Esto no es del todo cierto, he conocido a personas que han aprendido a ser disruptivas con el tiempo y el trabajo. Todos conocemos a grandes iconos que han ido despuntando poco a poco hasta que un día cambian algo importante. Este es el hecho, casi todo el mundo tiene rasgos disruptivos. Algunas personas lo saben y los usan. Otras personas no lo saben y lo usan de forma instintiva. Hay otras que no lo saben y no los usan. Otras personas trabajan para sacarlos a la luz.

Es parte de mi trabajo (y el tuyo también, si quieres) hacer que las personas se den cuenta de que rasgos son. Despierta esos rasgos disruptivos adormecidos que ni siquiera conoces, y prueba la utilización y el valor de esos rasgos.

Algunos rasgos disruptivos

Algunos de estos rasgos incluyen los siguientes:

  • La habilidad de pensar de forma abstracta.
  • Poseer un conocimiento profundo y extenso.
  • Curiosidad desmedida.
  • Predisposición al riesgo.
  • Un estado mental que produzca un estado invencible (el “Grit”)
  • El Flow.
  • Descontento con el statu quo.

Trabajando en cultivar los rasgos disruptivos que ya existen en cada individual podemos llegar a una gran habilidad a ser todavía más disruptivos, creativos, innovadores. En Stand OUT Program llevamos desde 2013 educando y entrenando a profesionales a hacer justamente eso.

Si reconoces en ti mismo/a algo de lo expuesto arriba, deberías buscar experiencias y situaciones en las que puedas usar esos rasgos disruptivos. Por ejemplo, si piensas que posees Flow, pero quieres fortalecerlo y aprovecharlo mejor, conviértelo en un súperhabito para trabajar en un proyecto u objetivo justo en tu mejor momento de Flow. Y prepárate para identificar nuevos caminos de inspiración si el que intentas no funciona tan bien como pensabas.

Photo credit: Joshua Zamrycki.

May
11

Cómo ser disruptivos: 22 ideas para cualquier empresa

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  No Comments

Podríamos hablar de cómo ser disruptivos como personas, pero eso sería otra historia. Así que explicaré unas cuantas técnicas para ayudarnos a ser más disruptivos como empresas…

Ser disruptivos: 22 ideas

cómo ser disruptivosIdea 1

Una vez al mes, haz que todos tus empleados, y tu mismo, completes este proceso con la acción o estrategia que más éxito haya tenido.

Idea 2

Incita (u obliga) a cada director, empleado, manager, supervisor, coordinador incluso si eres CEO, a crear algo nuevo mínimo cada dos semanas. Hablo de un nuevo servicio periférico, una nueva política que beneficie al cliente, idea de actualización de producto, prototipo de producto, rediseño de interacción con consumidor. Una vez al mes reúne todas las creaciones y fuerza a tu empresa a poner en marcha entre 5 y 10 de las ideas desarrolladas.

Idea 3

¿Quién es tu cliente tipo? Por cada cliente tipo, desarrolla al menos 3 formas diferentes de crearle valor por cada compra o incluso interacción.

Idea 4

Crea un protocolo para que al menos cada empleado de tu compañía establezca una relación profesional marca – cliente cercana y cálida con al menos 10 clientes / consumidores.

Idea 5

Crea una competición a la idea útil alineada con los objetivos empresariales más transgresora, atrevida y por qué no, loca. El/la ganador/a se lleva un incentivo y además el consejo asegura que será llevada a cabo y dirigida por el creador y los tres finalistas por detrás.

Idea 6

Una vez a la semana sorprende a un cliente habitual con alguna recompensa, premio o favor.

Idea 7

Una vez cada dos meses realiza una serie de preguntas a clientes comprometidos sobre cómo mejorar tus productos. Luego una vez decidas optimizarlos, permíteles hacer un “test de producto” extra y gratis.

Idea 8

Una vez a la semana alcanza a clientes que ya no te compran y pregúntales cómo podrías ayudarles sin ningún coste adicional. O sin la necesidad que vuelvan a ti como clientes.

Idea 9

Cada empleado de tu organización debe estar comprometido al menos una vez a la semana a superar los resultados de su propio trabajo. Más ventas, mejor porcentaje de satisfacción en la atención, mayor número de peticiones atendidas, más gran número de incidencias resueltas, etc. Puedes controlarlo a través de un dashboard.

Idea 10

Consigue que cada uno de tus empleados (a todos los niveles) emprenda un proyecto personal. Ya sea deportivo, con su pareja o profesional. Esto ayudará a ser disruptivos.

Idea 11

Cada uno de tus trabajadores debe implantar al menos una vez cada tres semanas una acción pequeña insignificante que mejore la vida de sus compañeros y sus clientes. Una lista de acciones a las cuales no llegas y que otros podrían tomar (interno) o insertar una nueva anécdota que contar a clientes ( externo)

Idea 12

Desarrolla un canvas donde cada uno de tus empleados pueda incluir cómo sigue la norma de “underpromise” y “overdeliver” y entonces ir un paso más por debajo en la primera y un paso más por arriba en la segunda. Valor añadido inesperado. y genuino.

Idea 13

Haz una jornada de trabajo semestral para identificar cuales son las debilidades de tu negocio y de cada una de las áreas de trabajo, una vez estén identificadas, haz un research para contratar a profesionales independientes o empleados que cubran cada una de esas áreas.

Idea 14

Designa un responsable de ultrproductividad dentro de tu empresa y poco a poco, con cada uno de los empleados, desarrolla un plan de ultraproductividad para que finalmente, trabajen menos, produzcan más y vivan mejor, Esto impactará de sobremanera positiva a la empresa y al trato con tus clientes / consumidores.

Idea 15

Cada año crea cursos intensivos de entre 1 y 3 días de más de 15 horas de trabajo. Donde cada uno de tus empleados intercambien sus roles con el compañero más opuesto posible. Seguidamente, desarrolla un plan personal de trabajo, para que cada integrante trabaje en cosas que no sabe, no puede o no quiere hacer. Al mismo tiempo apoya el trabajo con materias, dinámicas, activaciones y prácticas que descoquen, incomoden y saque de las casillas a todos los participantes.

Idea 16

Anima, impulsa y ayuda a que tus trabajadores realicen experimentos que tengan que ver con cualquiera de estas cuatro dimensiones: física, emocional, espiritual e intelectual

Idea 17

Responsabilízate por trabajar con restricciones: reduce los presupuestos en publicidad y aumenta el objetivo de leads, quita una hora de tu jornada de trabajo para hacer un 20% más que actualmente hacías. Haz que los creativos ejecuten y los ejecutores inventen. Elimina la palabra “no” a la hora de atender a un cliente, etc.

Idea 18

Crea la siguiente política de empresa – que aplique a cada uno de tus empleados: un sistema de project management donde cada empleado tendrá su espacio para cada día anotar al menos un fallo (profesional) cometido durante el dí. Esto junto a una solución para que ese fallo no se convierta en un error. Entonces, un aprendizaje que será compartido con el resto de la organización en una base de conocimiento común.

Idea 19

Incluye lo siguiente en la filosofía de tu empresa: “aquella persona que se queje más de una vez al día será despedida”.

Idea 20

Crea un evento anual donde clientes y empleados compitan. En una carrera de autos-locos, un salto al mar desde una plataforma montados en un aparato construido por cada equipo. Bailen tango o __________ por parejas, o cocinen un plato determinado.

Idea 21

Intenta meterte en todos los líos que pueda,s personales y profesionales

Idea 22

Organiza experiencias vitales junto a los trabajadores y clientes que mejor rendimiento han mostrado durante el año.

Ser disruptivos está a tu alcance

Cómo ser disruptivos es cuestión de propósito, trabajo, creatividad e insolencia. Poco más.

Nota adicional: el viaje continúa, Bogotá – Madrid, mañana seminario táctico Stand OUT Program. Viernes, sábado y domingo concresgo sobre liderazgo Cum Lauder.

Photo credit: Visual Omelette.

May
8

No esperes a que la disrupción llegue, créala

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

idea disruptivaCuando pensamos sobre una persona disruptiva, nuestra atención a menudo va a los logros, casi siempre. Cómo han cambiado su industria, cómo su idea tan atrevida está posibilitando nuevos caminos, o el impacto de las prácticas disruptivas que su trabajo ha desatado.

Lo que no consideramos es el proceso / sistema por el que han pasado hasta llegar ahí. Escuchamos que necesitamos innovar y ser disruptivos, pero no sabemos cómo podemos hacerlo.

Buscamos una idea disruptiva sin pensar sobre el método que hay detrás. Esa idea disruptiva que luego se convierte en ventaja competitiva, no aparece como por arte de magia. Hay cinco pasos que seguir:

1. Inspiración.

2. Creatividad.

3. Motivación.

4. Acción

5. Transgresión

La idea disruptiva está en el proceso

Una idea disruptiva puede aparecer de forma espontánea o sistemática, pero a menudo ocurre después de que que alguien piense sobre algo que desearía cambiar a mejor. Por ejemplo, podrías esforzarte inútilmente para encontrar la solución a un problema del trabajo con el cual te enfrentas. Digamos que eres responsable de organizar la parte de campañas creativas, pero te das cuenta de que no eres capaz de ser lo creativo e innovador que necesitas ser, ya que no puedes fluir siempre que quieras de manera que tengas la inspiración necesaria para que la disrupción aparezca. Hablas con tu equipo, y entonces unos días después, te das cuenta de que la mejor solución sería obtener ideas de la gente menos escuchada, más inexperta y con un mayor grado de ignorancia sobre el tema al completo.

La solución no apareció de repente como si fuera aire. Lo que hiciste fue permitir a tu cerebro absorber información, pensamientos y contexto, para que entonces pudiera conectar con tu creatividad y recursos. Así encontraste la solución. Sobre el papel, la creatividad (el principio de la disrupción) es definida como la habilidad de pensar sobre el mundo de forma diferente. Pensar de forma clara, abierta y nada trivial, y no ser cohibidos por el conocimiento y experiencias propias.

A menudo, la clave está en el tiempo que necesitas para divisar esa perspectiva, porque estar demasiado cerca del problema puede prevenirte de la solución más obvia.

Photo credit: mattwalker69.

Abr
27

No somos lo disruptivos que pensamos

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

negocios disruptivos¿Es difícil que nuestro negocio sepa reinventarse y adaptarse a los cambios que suceden continuamente? Nos consideramos negocios disruptivos, pero estamos lejos de esa frontera.

La respuesta común es – casi siempre

Si no nos reinventamos, si no creamos negocios disruptivos, alguien vendrá y lo cambiará todo antes que nosotros. La innovación disruptiva es algo cultural que llega desde arriba y atraviesa toda la organización, forma parte de la mentalidad de cada uno de los empleados del negocio. Somos negocios disruptivos porque eso nos hace crecer y nos sentimos cómodos entre el riesgo y la creatividad.

La respuesta real es – casi siempre

La competencia se está reinventando, han aparecido nuevos disruptores que están cambiando el juego por completo. La industria, la oferta y os clientes están cambiando más rápido de lo que nunca hubiéramos imaginado. Somos reticentes al cambio y además lentos cuando queremos movernos rápido. Nuestro modelo de ingresos es sólido, pocos prestan atención a la innovación, no es necesario si continuamos generando ventas y exprimiendo el modelo de negocio que tenemos. Además, cualquier acción disruptiva que intentamos al final se queda en tierra de nadie. Los más disruptivos son ignorados cuando vienen con ideas o estrategias de crecimiento nuevas.

El cambio es más difícil que estas palabras

Hemos visto esto antes. Estamos cansados de ver profesionales y marcas que exponen su innovación y creatividad de forma constante. El mundo está lleno de disruptores, pero nosotros no estamos entre esa selecta élite. Entonces llegamos a casa y pasamos a ser un consumidor más de la marca disruptiva de turno. Buscamos a esas marcas en nuestros smartphones y entonces nos encontramos con experiencias mobile abominables. Descubres que su página oficial de Facebook es una herramienta bastante descuidada. En resumen, la marca disruptiva deja mucho que desear el el mundo de las personas, tecnología y la cultura de la conexión. Podrías pensar que es algo anormal, pero no lo es. ¿Te suena? Seguro. Si no lo crees, haz tu propia investigación, busca esas experiencias de marca en organizaciones disyuntivas de primer nivel mundial.

La oportunidad de ser disruptivos es para los pequeños también. En estrategia y ejecución, permite florecer las ideas atrevidas, trátalas con importancia suprema, ya sea si vienen desde el director o de la nueva persona en prácticas. Anima y potencia la innovación y la creatividad, recompensala. Premia el fallo, incita a que suceda, reta a experimentar.

La lección sobre los negocios disruptivos

Incluso las marcas disruptivas no están a salvo. Incluso las marcas que están vistas como innovadoras necesitarán esforzarse para dar una vuelta de 90ª al timón e ir en una dirección inesperada. Hasta las marcas más “molonas” y “queridas” no puede permitirse el lujo de esperar a qué es lo que va a venir luego, mira Nokia o Kodak. Hasta marcas como Facebook están sufriendo. No basta con ser disruptivo, no basta con innovar, necesitamos practicar la disrupción constante, la reinvención permanente, con el desgaste que conlleva.

Photo credit: Alexander OsterWalder.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+