Menu
Browsing articles tagged with "ultraproductividad archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Ago
11

5 mitos de la productividad puestos en entredicho

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

La búsqueda por una mejor productividad se ha vuelto una obsesión para la mayoría de nosotros. La cantidad disponible de consejos, trucos y estrategias que puedes encontrar son sobrecogedoras. Ve a buscar en Google “productividad”, saldrán como unos 68 millones de resultados. Quizá pienses que con tantos resultados los gurús de la productividad estarán en plena forma. Destrozando fechas límite. Ganando más. Haciendo menos. Y entregando trabajo de más calidad en menos tiempo. Ojalá. incluso los mitos de la productividad son mitos.

Después de todo, seguimos tratando de optimizar nuestro tiempo y controlar nuestra concentración, tanto como antes. Hay algo que no está claro. Factores como el estrés, el multitasking, procrastinación y muchas otras cosas pasan a ser los peores enemigos de cualquier persona luchando por ser productiva. La verdad, sin embargo, no es tan simple. Tomar esas preconcepciones y seguir lo que todo el mundo recomienda puede alejarte de la verdadera productividad, la ultraproductividad.

¿Cómo entonces decidir entre el mérito real y la ficción? Bueno, vayamos en contra de todo eso, desmitifiquemos los mitos de la productividad.

Los mitos de la productividad desmitificados

los mitos de la productividad

1. El multitasking no funciona

Es un hecho científico el que demuestra que el cerebro no puede realizar de forma eficiente dos tareas mentales al mismo tiempo. Así que sí, cambiar de una cosa a otra no ayuda a mejorar tu productividad. Pierdes enfoque, no hay fluidez, no estás centrado.

Sin embargo, saltar entre tareas no es lo mismo que multitasking. Lo que multitasking significa es hacer más de una cosa al mismo tiempo.

De hecho, un estudio llevado a cabo en la Universidad China de Hong Kong demuestra que el multitasking, a veces, puede ser beneficioso.

La clave está en encontrar las tareas que se complementan las unas a las otras. Como escuchar un podcast mientras cocinas, o planificar tu semana mientras practicas deporte.

Como ves, uno de los mitos de la productividad, no es tan mito.

2. La procrastinación es el enemigo

La procrastinación es el mayor de la productividad, solo porque es una excusa para la pereza y el comportamiento indisciplinado. Hay mucha verdad en esa afirmación. Sobre todo cuando estás viendo vídeos en Youtube o explorando la página de inicio de Facebook en lugar de hacer el trabajo importante. Ahí es cuando la procrastinación no nos hace ningún bien.

No obstante, hay veces que dejar cosas para luego puedes hacerte igual o más productivo.

John Perry de Stanford, admite que hay una diferencia entre la procrastinación y la “procrastinación estructurada“. La primera es no hacer lo que deberías estar haciendo. Mientras la segunda significa no perder el tiempo. Y hacerlo mientras evitas una tarea particular, haciendo algo de igual importancia mientras tanto.

3. Hacer el trabajo rutinario primero

Es muy común empezar tu día completando las tareas rutinarias antes que nada: responder emails, el buzón de voz, papeleo, trabajo administrativo.

Tiene sentido hacer el trabajo rutinario antes que nada, así puedes dedicar el resto del día a las tareas más arduas. De acorde a la ciencia, es mejor idea empezar el día con el trabajo importante primero.

Nuestros recursos mentales no son ilimitados. Entonces, cuando decidimos utilizar el precioso poder mental que tenemos en cosas triviales al principio del día, que es cuando estamos más enfocados y en alerta, lo que hacemos es tener menos energía para hacer aquello más significativo.

Si haces el trabajo que importa al principio del día, podrás maximizar tu productividad.

4. Madrugar es la clave

Si eres de esas personas que tiene problemas al levantarse con el despertador, creo que es justo decir que quien llega primero gana.

Si tratas de levantarte a las 5 am cada día, seguro que tendrás más tiempo para tener tu mañana épica, con todo lo que ello conlleva. Ahora, a menos que seas una persona madrugadora, lo que sucederá es que acabarás muy cansado. Y como resultado, te volverás muy improductivo antes de que el día llegue a su meridiano.

Una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Liege, añade dudas serias sobre esa idea tan popular de levantarte tan pronto para ser más productivo. Estudiaron la actividad cerebral de dos grupos de personas con diferentes patrones de sueño (los nocturnos y los madrugadores) mientras seguían unas pruebas de reacción una hora y media y luego 10 horas y medias después de levantarse.

Para sorpresa de todos, se descubrió que en la mañana, justo después de tener que despertar, no había diferencia entre el funcionamiento cerebral entre los nocturnos y los madrugadores. Lo que es todavía más fascinante, fue que los nocturnos estaban mucho menos cansados y tenían reacciones mucho más acertadas que los madrugadores. En otras palabras, esos que se levantaban más tarde, podían enfocarse mentalmente con más facilidad y durante más tiempo antes de que mostraran síntomas de cansancio.

No estoy diciendo que deberías empezar a dormir hasta mediodía. Solo que antes de cambiar tu rutina establecida, asegúrate de que será beneficioso para ti. Hay madrugadores y nocturnos, unos son más productivos en la tarde, y otros en la mañana. Otros incluso en el medio del día. Encuentra cuál es esa ventana de eficiencia.

5. Ocupado es sinónimo de productivo

Es casi trágico saber cuánta gente cae en esta trampa. Confundimos estar ocupados con ser productivos. No hay nada de malo si estás ocupado, pero asumir que eres productivo porque vas de un lado a otro o estás liado con mucho trabajo, asumir eso es un gran fallo.

Seguro que tienes mucho que hacer, seguro que has hecho mucho tachando todos los ítems de tu lista de tareas. Sin embargo, si esa lista estuviera llena de tareas de bajo coste, lo que habría sucedido es que habrías malgastado una hora de tu tiempo en cosas poco importantes. Una hora que podría haber sido en un mayor progreso.

Para de buscar cantidad, porque la calidad es lo que importa. Tener un inbox cero es algo que te hará sentir bien, pero acabar tu libro, o informe o diseño, te hará sentir incluso mejor.

Qué haría si fuera tú

Consejo no solicitado: nunca tomes nada como un dogma. Solo recuerda que no una una verdad universal. La efectividad de cualquier método depende del individual en cuestión. Si lo que has hecho te ha funcionado y te funciona, no lo cambies, solo mejóralo, si sientes que necesitas y(o puedes mejorarlo. Los mitos de la productividad son mitos solo si tú quieres que así lo sean.

Atribución imagen: Advice Shinetext.

Jul
30

Cómo distribuir tu tiempo para lograr un trabajo eficiente: 6 fases

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Ayer dejamos atrás el cuarto día del Programa de Excelencia, dónde acabamos de cubrir el segmento de ultraproductividad. En estos días me había dado cuenta de que lo que muchos necesitaban era estructurar su tiempo para encontrar eficiencias. Son esas horas que no distribuyes a cosas que no son prioridades. A veces podrían llegar incluso a las 7 horas. Es por eso que decidí diseñar un plan para romper las rutinas improductivas, y crear lo que la eficiencia que se necesita:

A. Planificar día a día

Primero, nunca planifiques de forma semanal, las tareas, responsabilidades y objetivos cambian a diario. Es difícil identificar tendencias cuando se mira de forma granular. Así que piensa en planificar de forma diaria.

B. Apagar fuegos y hacer trabajo arduo

Deposita un 20% de tu tiempo a resolver problemas (apagar fuegos). Esto incluye temas familiares que podrían aparecer, asuntos profesionales, o cualquier acto aleatorio que podría tocarnos y no estar identificado. ¿Piensas que un 20% es mucho tiempo? No lo es.

C. Correspondencia en las rutinas improductivas

Aquí me refiero al porcentaje del tiempo que podría estar escapándose. Estaría repartido entre el email, el buzón de voz, los comentarios del blog, Instagram, WhatsApp o software de project management. Piensa que es la conversación que se genera. ¿Qué porcentaje deberías distribuir aquí? ¿Un 10% quizá?

como romper rutinas improductivas

D. El trabajo que importa, en realidad (o contenido)

Esto podría equivaler a contenidos o cualquiera que sea es parte imprescindible que forma tu responsabilidad profesional. Es lo más crítico que haces en el día. ¿Eres médico? Tú eres la tarea número uno. ¿Cantante? Más de lo mismo. Aquí colocaría un 30% (nos queda un 40%)

F. Experimentación / aprendizaje / rendimiento

Leer el material que necesitas, realizar cursos orientados, llevar a cabo “ensayos”, pruebas prácticas. Son ese tipo de cosas que son imprescindibles para crecer hacia quien eres. Es el pasar de acción a práctica nueva de aprendizaje con el fin de crecer hacia nuevas direcciones. Aquí dejaría un 20%.

F. “Gandulear”

El 20% final iría a la diversión, desconexión o entretenimiento. Considera este como el momento “tiempo muerto” de tu plan. Si te sientes satisfecho y no necesitas este 20%, deposita 10% en el trabajo que importa, y otro 10% en experimentación.

El total suma un 100% del tiempo que normalmente dediques a tu trabajo. ¿Cómo sería tu estructura / calendario de trabajo siguiendo este plan? ¿Cuántas horas dejarías a cada actividad? ¿Qué más se te ocurre para romper rutinas improductivas de forma valiosa?

Jul
6

La evolución de la productividad en 309 palabras

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

¿Qué es en realidad la productividad que conocemos? Esta ha sido su evolución:

Paso 1 – medir tiempo y resultados

La productividad es una forma de medir un resultado en el tiempo. La productividad es invertir tiempo en producir resultados. Cuanto más produces por minuto, más productivo eres. Y la economía y el sistema premian ese tipo de productividad. Los economistas entienden que la riqueza (para una empresa, comunidad o individual) se basa en mejorar esa clase de productividad.

Paso 2 – trabajar más

Entonces, la mejor forma de propulsar la productividad se concentra en ser mejor en la responsabilidad que te fue asignada. Trabajar más, de forma más habilidosa e implacable.

Paso 3 – más barato (que tú)

El siguiente paso entonces es encontrar personas que sean más baratas que tú en tu trabajo. La teoría es que más personas baratas trabajando juntas pueden triplicar la productividad.

Paso 4 – tecnología

Lo siguiente es invertir en tecnología para potenciar la productividad conjunta. Comprar un ordenador aumentará el resultado si solías escribir a mano.

Paso 5 – innovación

¿El paso después del anterior? Inventar una nueva tecnología. Esto generará grandes avances en los que encuentren la siguiente innovación.

Paso 6 – liderar

El paso final, el cual eludimos la mayoría de nosotros: encontrar mejores y más grandes cosas en las que trabajar. Crear tu propia lista, no porque estás reaccionando a algo o alguien.  Aquello más productivo que podemos hacer es parar de trabajar en el trabajo de otro y encontrar una aportación personal más preciada.

Esto es lo que separa a los negocios de los realmente buenos negocios. O a las carreras frustradas de las extraordinarias. O a los buenos profesionales de los brillantes.

la productividad

La productividad que importa

El desafío es que el paso final requiere desestabilizar la productividad a corto plazo. Aunque, si al encontrar un nuevo camino fallas al invertir tiempo y esfuerzo, es improbable que lo encuentres.

Jun
27

Cómo ser productivo ya sin tener que preocuparte por la productividad

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Si tuvieras que empezar a ser productivo hoy, te diría que es una pérdida de tiempo. Incluso si quieres entrar en la ultraproductividad. Por eso traigo tres estrategias que evitaran que tengas que preocuparte por la productividad.

1. Equípate para lanzar

Este mundo nos entrena para ser perfeccionistas, lo cual es un problema.

Piénsalo, ¿a quién le gusta empezar, publicar o lanzar algo con lo que no está 100% satisfecho? Despierta, nunca lograrás estar 100% de acuerdo con lo que hagas. Necesitas entrenar esto.

El problema es que nos centramos en crear algo perfecto en lugar de crear algo que pueda ver la luz, mejor cuanto más rápido posible. Empieza practicando. Escribe un artículo cada día y publícalo. O un podcast, o un vídeo. Ninguno será una pieza maestra, pero cada día estarás dando salida a tus ideas, proyectos y pensamientos.

Cuando haces algo así, no puedes preocuparte por hacerlo perfecto. Solo tienes que pensar en crear y lanzar. Ser una persona perfeccionista va mano a mano con pensar demasiado, con procrastinar.

Si hay algo que quieras hacer, para de darle vueltas y empieza. Ser productivo empieza aquí.

ser productivo

2. Evita los ladrones de tiempo

Esto aplica para personas y cosas.

Enfócate en el “aquí y ahora”. Para hacer eso, evita lo siguiente:

  • Reuniones de más de 15 minutos.
  • Emails de más de dos frases.
  • Ver la televisión.
  • Consumir más de 2 artículos al día.
  • Leer más de un tipo de prensa al día.
  • Escuchar más de un podcast al día.
  • Ver más de 3 vídeos en youtube al día (duración: 5/6 min. por vídeo)
  • Comprobar y responder a las redes sociales un día a la semana.
  • Atender tareas (y personas) que no están en tu agenda del día.

Cuando haces esto, usas el tiempo para realizar las actividades que sientes como productivas. No es sobre intentar hacer el máximo posible, sino intentar permanecer en un estado de mentalidad productiva.

3. Aprieta el botón de la acción

En un concurso, cuando todo el mundo sabe la respuesta ¿quién es el primer que gana? el primero que aprieta el botón de responder.

Esto significa que a veces debes de apretar el botón antes de saber la respuesta. Parece como algo poco recomendable, mucha gente no lo hace por miedo o por vergüenza. Nada más lejos de la realidad. Apretar ese botón antes de hora te dará la motivación necesaria para pensar la respuesta.

Un poco de presión, incluso bastante (a intervalos) puede ser buena para reaccionar. Algo que venimos probando y demostrando en Stand OUT Program (próxima edición Chile). Y próximamente en el Programa de Excelencia para Desempleados (participa aquí). Creo que la presión es un buen mensaje. Si empleas demasiado tiempo esperando hasta que estés preparado, lo que sucederá es que acabarás perdiendo tu oportunidad.

Ser productivo es más fácil de lo que parece, olvida los libros, manuales, y listas interminables de consejos. Estas tres cosas son lo que más necesitas.

Atribución imagen: Joseph Xuereb.

Jun
25

La clave de la tecnología está en el equilibrio

By Isra Garcia  //  Nueva economía  //  No Comments

El uso irresponsable de la tecnología está desconectándonos. Haciéndonos mediocres. Menos productivos. Más lentos. Y menos presentes.

¿Usas tu portátil, tablet o smartphone o te usan ellos a ti?

¿Puedes dejar de usarlos? ¿Puedes estar el 50% de tu día sin usarlos?

Si no lees las noticias estás desinformado, pero si llas ees estás mal informado. Si no consumes contenidos no aprendes o evolucionas, pero si los consumes, quedas saturado.

¿Qué haces entonces?

Es una buena pregunta, ¿no crees? ¿Te has parado a pensar cuáles son los efectos a largo plazo de demasiada información?

Uno de esos efectos es la necesidad de llegar o ser los primeros. Sin importar la verdad. Entonces, ¿cuál es tu responsabilidad? Solo una, la verdad. No ser el primero, no, contar la verdad. Vivimos en una sociedad donde parece que una de las cosas que más importa es “ser el primero”, en comunicar, en llegar, en contar, en publicar, en hacer marketing ¿A quién le importa realmente? Un claro ejemplo es este libro de Ryan Holiday.

Saca la noticia. No importa a quién dañes o perjudiques. Tampoco si destruimos la vida de alguien. No importa ni siquiera si es verdad o no, solo saca la noticia. ¡Véndelo!

Una de mis mayores preocupaciones: uso irresponsable de la tecnología

Es el acceso ilimitado al mundo social media y a los dispositivos móviles. Ambas cosas son tan adictivas como el alcohol, la nicotina o los las apuestas.

uso irresponsable de la tecnología

Ahora mismo, mientras tú y yo leemos estas líneas, hay una familia comiendo, o cenando en un restaurante. Sin disfrutar de la compañía de cada uno, sino absorbidos por lo que hay en sus pantallas. Distantes y fuera de una relación sana, conectada, humana y cálida. Empezando por el padre, y acabando por los hijos. Sacando fotos a los platos, haciendo selfies, enviando mensajes a una amiga, o comprobando las últimas noticias del fin de semana.

Peor todavía, ahora mismo, mientras lees estas líneas, hay un niño pequeño que está recibiendo su primer smartphone. Aprendiendo a deslizar, teclear y babear con el dispositivo. 92% de los niños de 2 años están jugando a vídeojuegos en su smartphone o tablet. Porque eso es lo que los padres ponen delante de sus preciados hijos para que estén entretenidos.

La mayoría de plataformas o empresas que se dedican a las redes sociales ahora contratan a lo que se llaman ingenieros de la atención. Estos profesionales han tomado los principios de apuestas y juegos de Las Vegas y otros lugares, con el fin de hacer sus productos tan adictivos como sean posibles.

El uso irresponsable de la tecnología es una droga. En Corea del Sur la adicción a Internet está clasificada como una adicción reconocida, junto al Alcohol, tabaco y apuestas.

La clave está en el equilibrio

La clave es el equilibro. Nada es malo ni nada es bueno, de forma inherente. No son los WhatsApp, ni deslizar tu timeline en Instagram. El problema es cuando se desequilibra su uso y consumo.

Si llevas tu smartphone allá donde quiera que vayas, sientes como si sintieras ansiedad cuando lo colocas en el bolsillo, y no puedes dejarlo en casa. Estás jodido. O si estás con tus amigos y tienes que estar mirándolo continuamente. Estás jodido. Cuando te levantas por la mañana y compruebas tu teléfono antes de decir “buenos días” y besar a la persona que tienes a tu lado. Estás jodido.

No estoy diciendo que te deshagas de tu smartphone. Lo que sí propongo es que dejes de hacer un uso irresponsable de la tecnología, que te preguntes ¿en qué me está convirtiendo mi smartphone o las redes sociales? ¿me hace mejor o me hace peor de lo que era ayer? (esta es mi respuesta a esas preguntas)

Atribución imagen: Samir Patino.

Jun
1

Minimalismo digital: 6 trucos

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Estoy convencido de que el saqueamiento digital es más peligroso que el saqueamiento físico. Al menos por todo lo que puedes, o no puedes, hacer con el tiempo. El minimalismo digital requiere equilibrio, como casi todo en la vida. Primero empieza por rechazar el FOMO y centrarse en el uso intencional.

Aquí hay algunos trucos para empezar a andar el camino del minimalismo digital

minimalismo digital: trucos

1. Monitorizar tu ratio C:P (consumo:producción)

Escuché esto en Quora por primera vez. Incluso hasta el contenido educacional puede llegar a no aportar nada. Esto es duro para todos. Hay muchos que usan APPs para hacer seguimiento de sus hábitos y asegurarse si cumplen su “consumo intencional” a diario. Mi método para hacer esto, pero a nivel más transversal, es a través del algoritmo de alto rendimiento que sigo todavía diseñando, desde 2016.

2. Usar una APP que analiza tus hábitos

La APP Coach.me es ideal para este propósito. Soy de los que viven bajo el mantra “no flirtees en absoluto con la complejidad a menos de que sea necesario” y “usa la tecnología para usar menos tecnología”. Pienso que este truco es un intento de usar la tecnología para impulsarte. La mayoría de las actividades de alto retorno en el plan digital son esas en las que puedes tomar ventaja de Internet para mejorar los aspectos importantes de tu vida offline.

3. Practica la dieta de la información

El humano moderno emplea alrededor de 11 horas, de las 24 que posee, en modo consumo incesante de información. Fascinante. No hablamos de comer, dormir, sino consumir contenidos sin cesar. Desde las pantallas a los altavoces o auriculares. Tan preocupante como la obesidad y el azúcar, hemos desarrollado una obsesión compulsiva por textos, mensajes instantáneos, emails, redes sociales, descargas, vídeos, actualizaciones y tweets.

Los consumidores necesitan tomar responsabilidad por la comida con la que se alimentan. Claro, pero también hay que crear un movimiento sostenible de consumo de información, tal y como el que hemos creado en la alimentación.

He crecido pensando que las noticias nos hacen mejores ciudadanos. Ahora me parece una idea absurda. En cambio, consumir un determinado tipo de información en una cantidad delimitada, sí te ayuda a ser más reflexivo, informado y hasta sabio llegados a un punto.

Prueba Raptitude. Mi truco final aquí es que pruebes ser intencional con la información y contenidos que consumes al día.

4. Retiro de meditación

Definitivamente, en mi caso, Vipassana, va a ser algo que practique todos los años. La idea de desconectar 10 días al año y estar aislado de todo, incluso de mantener contacto visual con las personas, Es un fuerte potenciado para el minimalismo digital. Simplificando: ojos cerrados, silencio, sin hablar, meditación, estar contigo y tu mente, darte cuenta de las cosas, hacer las cosas con una lentitud asombrosa.

Las únicas palabras que deberías escuchar una vez al año durante 10 o 20 días, deberían ser las tus guías meditadores.

5. Realizar un sabático en social media

El mío duró 120 días y se llamó experimento Social Media OFF. Tu “experimento” hacia el minimalismo digital puede variar: 30 días, 60 días, 3 meses, medio año. Hay personas como Patrick Rhone o Ed Sheeran han desconectado por 12 meses incluso. Neil Gaiman lo hizo en 2013.

¿Te atreverías a probarlo?

6. Eres una persona, no un producto.

Y al final, pero no menos importante, este es el gran truco PRO que me recuerdo a mi mismo cada día.

Atribución imagen: Freedom Matters.

May
30

Eres una persona no un producto

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Eres el producto cuando usas Internet. Eres información que se vende a anunciantes. Que luego utilizan para vender más cosas que no necesitas. Piensa esto la próxima vez que abras Facebook (bueno, cada vez que lo abras). Recuerda que estás haciendo lo que quieren que hagas. Y cuánto más tiempo permanezcas en la plataforma, mejor todavía. Más sesiones de usuario, más minutos al día, más información, más publicidad, más ingresos. Eres el producto.

eres el producto

Este “juego” ya ha sido cubierto con mucha sátira por “The Onion“: una nueva y sorprendente APP permite a los usuarios ser peones dentro del juego de un CEO de 26 años”. Tenemos suerte que hay muchas buenas almas luchando en contra de este movimiento tecnológico desalmado…

No eres el producto

Sep Kamvar de MIT Media Lab habla sobre lo que llama la tecnología auto-limitadora. En lugar de que la tencnología sea útil al principio, pero después nos manipule cambiando directamente la forma en la que vivimos, la tecnología debería solo solucionar el problema que necesita solucionar y luego desaparecer. Un buen ejemplo sería los sitios online de citas como Match, Edarling y otros.

Tristan Harris, era un especialista de ética en Google, abandonó su puesto para crear una empresa llamada “Time Well Spent” [tiempo bien invertido]. Un movimiento para alinear la tecnología con la humanidad. Podríamos decir que es una evolución mucho más estructurada e integral que Human Media. Tristan es también conocido como “aquella persona más cercana a una consciencia real dentro de Silicon Valley”. Su empresa, se centra en transformar la carrera y obsesión por la atención, revelando como la tecnología altera nuestras mentes. Y demostrando cómo unos mejor incentivos y prácticas conscientes, pueden crear un mundo que nos ayude a emplear nuestro tiempo de forma más sabia.

Eres la persona

Si esto no es suficiente para provocarte, te recomiendo que escuches este podcast entre Tristan y Sam Harris, donde ambos debaten temas como:

  • La atención humana
  • Las éticas de la persuasión.
  • Las consecuencias de vivir en una economía basada en la publicidad.
  • La mecánica del arrepentimiento.

En 1931, Albert Einstein dijo en el Instituto de Tecnología de California: “¿Por qué esta gran y magnífica ciencia aplicada, la cual potencia el trabajo y ayuda a que la vida se mejor, no nos ayuda a ser felices? La respuesta es simple: porque no hemos aprendido todavía hacer de ella un uso sensible”

Atribución imagen: Golden Frog.

May
24

Cómo reducir el ruido digital

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Si entras en Internet, vas a poder encontrar muchos trucos para reducir el ruido digital. La mayoría de listas repiten las mismas recomendaciones – las cuales son muy positivas, Sin embargo, muchos recursos se olvidan incluir algunos de mis trucos favoritos para reducir el ruido digital. Pocos y poderosos:

Ciego y sordo al ruido digital

Apaga, desconecta o elimina cualquier notificación, ya sea auditiva o visual. Empecé con esto en 2014, poco a poco fui en profundidad. A día de hoy, no tengo ninguna notificación en ningún sitio. Ni siquiera los símbolos en el ordenador que dice cuantos emails tengo o cuantas actualizaciones hay pendientes. Nada. Teléfono siempre en silencio, mensajes, y cualquier otra cosa. Esto solo ya reduce en un 80% todo el ruido digital que llega a ti. Según he leído, toma entre 23 – 25 minutos volver a lo que estabas después de haber sido interrumpido.

cómo eliminar el ruido digital

Desuscríbete de todo

Desuscríbete de tantas newsletters como puedas. Vivo desde 2016 con inbox cero, todo empieza por no recibir correos que no te interesan.

Bloquea anuncios

Instala un adblocker. Mi recomendación es “Intently“, el adblocker más inspiracional que existe. Más de 1/4 de usuarios usan este tipo de software.

Al palco

Cuando no sepas qué hacer, “DELETE” y empieza a abandonar, y mejorar en eso. Darte cuenta de que la autodisciplina es más fácil de lo que parece, eso es el primer paso. Empieza a pulsar el botón “ELIMINAR” tanto como puedas: APPs, newsletters, redes sociales inútiles, “hot people” en Instagram, tareas no importantes, etc. He dejado de usar la línea telefónica, la TV por cable, no uso Netflix, no compro ropa, solo comida. He eliminado (archivarlas más bien) más de 4.000 publicaciones en Instagram. y estoy pensando en hacerlo con todas, dejando solo la última que publiqué durante unos días. Voy a eliminar también miles de tweets. He dejado de seguir todas las páginas de Facebook que no añaden valor a mi vida.

Al palco más todavía

“ELIMINA” más. Elimina todas las APPs que compruebas de forma compulsiva todos los días. Y elimina amigos digitales que requieren mucho tiempo de ti. Extermina cualquier desviación, interrupción o distracción de ruido digital. Suprime para salvarte de ti mismo. ¿Cuántas cosas inservibles estás dispuesto a eliminar?

Desconexión “day”

Instaura el día de la desconexión semanal. Esto es, de forma literal, una desconexión digital a la semana de 24 horas. Si crees que puedes ir a por dos días, será mejor que uno, claro que sí.

Internet -40%

Apártate de internet durante el 40% del tiempo que utilizas mientras trabajas. Esto sin duda te hará más ultraproductivo y hará que puedas evadirte de tanto ruido digital. Además te servirá para estar más enfocado y trabajar mejor y más rápido.

Atribución imagen: Motion Elements.

May
22

La belleza es el enemigo

By Isra Garcia  //  Productividad, Social Media  //  No Comments

Te sugiero una técnica de ultraproductividad para social media que te va ayudar, seguro, a vivir mejor: entra a Instagram, revisa tu feed ¿qué es lo que ves? ¿Qué te ofrece todo lo que ves de la gente que sigues? Si estás en la media, posiblemente estés viendo lo mismo que el resto, falsa belleza. Una belleza que no aporta nada.

la falsa belleza es el enemigoAhora, haz lo siguiente: entra a tus seguidores y empieza a dejar de seguir a cada celebridad, instagramer o cualquier personalidad que no sume nada a tu vida. Entonces, en el lugar de seguir a este tipo de personas, comienza a seguir a personas que con sus contenidos te ayudan a ser una mejor persona o profesional. Sigue a personas que te inspiren, a personas que hagan algo por la sociedad, personas que cambien las cosas, que añadan algo puntual, exacto y concreto que mejore tu trabajo, estilo de vida, relaciones o cualquier otra cosa.

Aniquila la falsa belleza

Es un buen momento para dejar de malgastar tu tiempo y vida con belleza aparente. Encuentra la belleza real en la gente simple, ordinaria y vulnerable. Esas personas que son imprescindibles para ti. No permitas que social media te atrape en sus garras, en lugar de eso, úsalo para mejor lo que haces.

Es tipo de belleza, esa que no respira unos valores alineados con lo que buscas en la vida. No merece la pena ni un segundo de tu tiempo.

Hemos creado un culto entorno a la belleza que está liderando hacia la infelicidad a toda una generación. Una infelicidad que genera envidia, comparación, vacío y deferencia. Esto está costando a caro a jóvenes y mayores, está generando una frustración casi irreparable. No podemos permitirlo.

La falsa belleza es hoy uno de nuestros grandes enemigos.

Atribución imagen: Waking times.

May
19

Haz la cama: todo un superhábito

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

¿Quiéres un superhábito de ultraproductividad que forma parte de la Gran Mañana, y además es de Alto Rendimiento? Haz la cama. Parece ridículo, no, lo es, por eso funciona tan bien.

No hay nada como una victoria pequeña, rápida y muy temprana. Y adivina, hacer la cama es la mejor para empezar el día.

haz la camaHacer tu cama es el chute de dopamina para más rápido y fácil que puedas conseguir – después del sexo. Es el “hack” más efectivo para enfocarte hacia la Mañana Épica. Y además, te ayuda a mejorar tu rendimiento, ya que cuando haces la cama sientes esa liberación emocional de decir, “cama hecha, ¡vamos!”.

Tu madre, y la mía, tienen razón, hacer la cama es importante.

No, no me refiero a obsesionarte con los pliegues perfectos. Con la almohada en el centro de forma milimétrica, o ni una arruga en las sábanas y nórdico.

Me refiero al esfuerzo más mínimo posible para obtener el resultado deseado. El PMV – el producto minimal viable. Eso es ser ultraproductivos y al mismo tiempo trabajar en el alto rendimiento.

Haz la cama

Sí, airea la cama, estira las sábanas, organiza las almohadas y coloca la funda o el nórdico, o lo que sea.

Fácil, hecho, por debajo de dos minutos.

Hecho cuente más que perfecto.

Aprendí esto cuando era pequeño, las culpables, mi abuela y mi madre.

Sé que puede parecer una cosa de la que se puede prescindir fácilmente, pero el efecto de empezar el día con una victoria rápida y fácil, revoluciona el día.

Me siento extraño (pero puedo vivir sin remordimientos) cuando no hago la cama, incluso aunque esté en un hotel. No importa lo que pase, siempre hago la cama.

¿Por qué? Porque tan pronto como empieza el día he ganado, la cama está hecha. Luego desencadeno una serie de otras pequeñas victorias, que me hacen seguir ganando más. Adivina cómo empiezo el día, sea lo que sea, estoy preparado.

Creo “momentum” a cada momento.

Esto es útil, muy útil, cuando trabajas desde casa por ejemplo. Siempre que estoy en mi casa, o en El Viaje, por ejemplo hoy que estoy durmiendo en la habitación de un castillo en Edimburgo. Cuando tu alrededor está desordenado, eso se traslada a tu cabeza, y dejas de ser tan resolutivo y eficiente.

Hay dos alternativas: o lideras tu día, o el día te liderará a ti.

Así que, haz la cama.

Haz la cama, hoy y mañana.

Atribución imagen: Colleen Davis.

May
12

Una vida épica requiere una mañana épica

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Productividad  //  No Comments

Todo el mundo busca una vida épica el negocio, el cuerpo, el dinero en el banco y la plenitud. ¿Se puede conseguir todo eso a la vez? Diría que si buscas eso, sí, se puede conseguir, pero no todo al mismo tiempo. ¿Y cómo se puede empezar? La respuesta es simple: las vidas épicas (y todo lo que incluyen) empiezan con una mañana épica.

Si tomas el control de tu mañana, ganarás tu día, ganarás en tu trabajo y ganarás en tu vida.

la mañana épica

La rutina reactiva y desafortunada

La mayoría de nosotros tiene un trabajo, pareja, y familia con pequeños que criar, y el deseo por llevar una gran vida social y un estilo de vida ganador.

Con todas esas obligaciones (y las que me dejo), parece que vivimos en un estado permanente de reacción desde que la alarma del reloj suena cada mañana.

Levantarte justo de tiempo, correr como un desesperado para ducharte, cambiarte, desayunar (si puedes), levantar a los pequeños, hacerles y darles el desayuno, preparar sus mochilas, llevarlos al colegio. Salir disparados para el trabajo, estar presentes y hacer el trabajo que importa, volver a casa, recoger a los niños, preparar la cena y comida de mañana, hacer tareas en casa y trabajo pendiente, darte una ducha, irte a dormir.

Repite esto cada día durante el resto de tu vida y tendrás la fórmula de una vida que no te mereces, si quieres.

He llegado a estar en ese proceso (excepto sin los niños)

Hay un alto coste en permanecer en un estado de reactivada en lugar de ultraproductividad.

  • Te costará tu salud.
  • Te restará tiempo con tu pareja, amante o socio.
  • No tendrás apenas tiempo de calidad con tus hijos.
  • Te costará mucha salud mental y la habilidad para adaptarte al estrés.
  • Pagarás a cambio los objetivos que querías conseguir en tu vida.

La mañana épica

Necesitas crear la mañana que te ayudará a crear la vida épica que deseas. La mañana épica.

Rituales sagrados, ritmos que te ayuden a calmarte y conectar contigo mismo, rutinas ultraproductivas y superhábitos, lo que se conoce como alto rendimiento. Enseñarte a estar presente, afilar tu mente, fortalecer tu mentalidad, activar tu cuerpo, enriquecer tu alma, y sobre todo, propulsarte hacia las metas que has establecido.

Practicar estos rituales, ritmos y técnicas de forma regular, tiene efectos positivos en el resto.

Tu comportamiento pausado y calmado será percibido por la gente con quien convives. Verán tu interés en el autodominio, autoconocimiento y alto rendimiento, y es será un “normal” para ellos.

Principalmente con los más jóvenes, ya que internalizan y modelan mejor los comportamientos de padres o hermanos.

Tu actitud, comportamiento, pensamiento y acciones también serán percibidas por el resto. Esto habilitará nuevos niveles de conexión y crecimiento que antes no ocurrían.

Disminuirás tu estrés.

Te sentirás bajo control. Imperturbable.

Te sentirás satisfecha, y pleno.

Piensa en la mañana épica como en el alto rendimiento. No obtienes un equilibrio exponencial general solo por ir al gimnasio dos veces a la semana. Se obtiene trabajando mente, cuerpo, espíritu y emociones con persistencia, con entrenamiento cruzado extendido en el tiempo, cada día.

No comes sano aunque estés comiendo una ensalada. Las prácticas que sí te benefician son aquellas que se mantienen extendidas en el tiempo.

Lo mismo sucede con la mañana épica y sus rituales, y los efectos positivos que llegarán.

La mejor manera de activar tu cerebro es entrenándolo para ser eficiente. Por ejemplo descargando todos los pensamientos que tienes en la cabeza, para entonces crear espacio para nuevos.

Para conseguir crear la mañana épica, crea un grupo de prácticas que te hagan sentir bien y sepas que son sanas para tus cuatro dimensiones, emocional, espiritual, física e intelectual. Y al comienzo de la mañana, entrénalas. Madruga todo lo que sea necesario madrugar para crear tu mañana épica.

Atribución imagen: Kelly Garrigan.

May
3

La técnica para formatear tu trabajo: agenda cero

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Hace dos semanas descubrí, por casualidad, una nueva técnica de ultraproductividad. Fue de forma involuntaria y hasta dolorosa, pero sucede como algunos grandes descubrimientos. Pasan por accidente pero crean un gran precedente. Es la técnica que he bautizado como agenda cero.

Cómo funciona mi planificación de agenda

la tecnica de la agenda ceroLa noche de antes elijo cuáles serán las cuatro o cinco responsabilidades críticas (trabajo importante), las dos o tres responsabilidades prioritarias, las dos urgentes y la responsabilidad que más me llena. Todas a nivel personal y profesional. Entonces, llega el día siguiente y empiezo por el trabajo importante (las críticas), siempre primando por las más aburridas y complejas primero.

Cómo descubrí la técnica de agenda cero

Actualmente he cambiado de sistema de planificación diaria, a pesar de que sigo creando mi agenda de trabajo el día anterior. Ahora ya no lo hago en una libreta Moleskine a mano, ahora llevo mi agenda en una hoja en Evernote llamada “To-Dos”. Dentro de esa hoja está el trabajo que necesito hacer ese día, el día siguiente, y quizá, algunas responsabilidades que voy derivando para algunos días posteriores, al no querer llenar demasiado cada día. Usualmente son tres o cuatro días como máximo. Estoy acostumbrado a no hacer planificaciones con antelación. He aprendido que trabajar en el presente es mucho mejor, más efectivo y ultraproductivo que planificar lo que vas a hacer.

Bien, dentro de este sistema de trabajo, sucedió algo fuera de lo común. Mientras limpiaba el monitor de mi ordenador portátil y el teclado, al estar encendido cuando lo hacía, borré todo el contenido de la hoja “To-Dos”. Todo lo que había. De repente sentí una especie de turbación, mezclada con tranquilidad y serenidad. De repente, no tenía agenda para los próximos días, cero tareas, cero responsabilidades. Podía permitirme empezar de nuevo, desde cero.

La técnica: agenda cero

Imagina, tomar tu agenda y formatearla por completo ¿qué pasaría? ¿cómo te sentirías? ¿qué serías capaz de conseguir y hacer? ¿cuánto tiempo te llevaría? Lo que he descubierto haciéndolo, es que el número de tareas, a todos los niveles que debo hacer, se ha reducido en un 40%. Esto sucede porque he roto un patrón, una rutina que llevaba pasando por meses y meses, y quizás años. Al hacerlo me he olvidado de tareas no relevantes, he hecho sitio para nuevas, y lo más esencial, he respirado aire nuevo. Es una nueva forma de aprender a cómo hacer agendas. Piénsalo.

Pruébalo, toma tu agenda y bórrala, o tírala a la papelera si es física. Empieza de cero, resetea tu trabajo diario, empezando por la agenda cero.

Atribución imagen: lindalawen.

Abr
28

Deshazte de lo que te pesa (otro sistema de ultraproductividad)

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Libertad de tiempo, libertad económica, libertad en relaciones, libertad de propósito, libertad sexual, libertad profesional. Libertad productiva; deshazte de lo que te pesa.

Dan Sullivan dice que 10X es más fácil que 20X. Esto significa que la mejor forma de potenciar lo que haces es ahorrando energía.

Sistema deshazte de lo que te pesa

Es un sistema que defiende la clave de eliminar “cosas materiales” y reemplazarlas por “energía”. Todo medido en “cosas”. Cada tres meses vas a deshacerte de tres “cosas” y a cambio vas a ganar tres “energías”.

Lo que hace que este sistema sea fácil, simple y efectivo es lo siguiente… Recibes un chute de energía, cada vez que te cargas algo que no sirve o no necesitas. El sentimiento que produce merece mucho la pena.

Una vez que das ese primer paso. Una vez que apartas a esa persona que está robándote el tiempo, es fascinante ver que puedes descartar y descargar. Y al mismo tiempo qué y cuánta energía puede entrar en su lugar.

Práctica: deshazte de una cosa que te pese a la semana. Empieza por lo más sencillo, y ve planificando cómo eliminar las cosas más “complejas” de semana en semana. Podría ser dejar de fumar, el alcohol, la persona tóxica, las reuniones que no aportan, el teléfono.

Sabes dónde empiezas pero no donde acabarás

isra garcia - deshazte de lo que te pesa

Es curioso dónde te puede llevar una acción como está, y dónde puedes finalizar. Recuerdo cuando empecé con el 90 minutes plan de Tony Schwartz, cuando en Ibiza preparaba la prueba Ultraman. Hoy, he creado una infinidad de sistemas y he dado muchos pasos hacia delante. Casi a diario dejo algo atrás.

Tengo 35 años, y me gustaría vivir 145. Aunque acepto irme cuando tenga que irme, aunque sea mañana. Si finalmente me quedara aquí mañana, me gustaría hacer 10 veces más cosas de las que hice hoy, para hacerlo, necesito dejar ir otras muchas cosas.

Creo que lo que nos lleva a lograr imposibles, es esa curiosdad por lo que podemos hacer, ese deseo de explorar nuevos caminos.

Es normal que acabemos logrando lo que nos proponemos.

Atribución imagen: Looker Media.

Abr
15

Cómo persisto (y venzo) cuando no puedo más [guía paso a paso]

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  No Comments

Son las 19h. Ahora, quería escribir algo aleatorio. Pensando en cómo persistir.

Ayer amanecí en Ibiza, llegué a Valencia a las 14.

A las 15:30 tuve una sesión de trabajo con mis asesores y tesorero.

16h encuentro de trabajo con Álex, Óscar, Víctor y Aitor para acabar de rematar el feedback final de cada uno de los capítulos del libro, sobre marketing digital, que estamos escribiendo juntos. Nos dimos cuenta de que nos habíamos dejado unos capítulos por escribir. La fecha límite de entrega es el 1 de mayo.

A las 16:30h entrábamos Aitor, Víctor, Óscar y yo en otra jornada de trabajo con Cryptosolar y Kryptobits, esta vez con Eric, Noemí, Lola y Luis Ángel. Fijamos un timeline de proyecto para mapear el trabajo a hacer desde la Pre-ICO a finalizar la ICO. Report fe trabajo, estrategia de bounties, influencer marketing, flujos de comunicación y próximos pasos.

Aprovecho para despejar lista de prioridades y hacer un ejercicio de respiraciones y relajación.

18:30h entrevista a Luis Pasamontes para Disrupt Everything Podcast series. Tuvimos que aplazar sin embargo, debido a problemas de conexión. Pero hablamos un buen rato.

19h hago mi primera y única comida del día. Brócoli, cebolla, zanahoria, pimientos rojos y verdes, calabacín, coliflor, todo asado y con aceite de oliva virgen.

Entre medio trabajo importante. Luego paseo para desconectar 5 minutos.

20h. Hablo con Lola para desarrollo de proyectos

20:15h encuentro con Oscar Padial, SOPer y amigo, para intercambiar impresiones sobre su próxima aventura / proyecto.

21:30h reunión de trabajo con Pao Maggiorani, recién incorporada a IG como guerrilla sidekick. Revisión de tareas y dudas.

22:15h escribo, escribo y escribo. Por placer y por trabajo.

Me acuesto a las 1am. Antes, hice mi jornada de autoreflexión, autocrítica, autoconsciencia y autoaprendizaje como cada noche antes de acostarme. Anoté mis aprendizajes, pequeñas victorias, fallos (y soluciones), las cosas de las que me había dado cuenta. Anoté el rechazo del día (experimento), completé mi cuadro de mando de estilo de vida. Leí un fragmento del libro Meditaciones, extraje una conclusión y la anoté en mis propias palabras. Cómo persistir estaba en mi mente, sigue en mi mente.

cómo persistir

Un nuevo día a día

Me he despertado a las 6:30h con tres decisiones que tomar hoy, un propósito y una obsesión. Sabía que no me iba a dormir. Así que puse en marcha mi algoritmo de alto rendimiento. Empezando por la Gran Mañana: mantras, técnica de respiración de Wim Hof y técnica de aceptación. Pasé a 31 minutos de meditación, agradecimientos y bendiciones y respiraciones de energía. Me enfrenté al espejo y me dije lo que necesitaba decirme, sin apartar la vista. Sabía que hoy iba a ser un día duro.

Salí mentalizado, después de darme una ducha de agua fría durante 3 minutos. Pasé a tomar el pre-probiótico diario y mi desayuno de superalimentos. Mientras hervía unas infusiones preparaba el rodillo y la bici.

A las 9h subía a la bicicleta, aproveché para hacer ultraproductividad: llamadas, escribir, publicar post en Medium, subir contenidos a social media, hacer project management. Me olvidé de que era sábado (un secreto: me da igual el día).

Antes de acabar tuve que notificar a un colaborador de IG que no volveríamos a trabajar juntos. Estoy en contra de las segundas oportunidades. Es una pérdida de tiempo. Es sábado. Bien.

11h acabé del rodillo, almorcé, un batido de proteína vegana, tostadas de centeno puro con aceite extra-virgen, té de Kukicha y zumo de manzana, zanahoria y pera. Junto a almendras, arándanos y pasas. Vi contenidos que me hicieron reír. También unas repeticiones de capítulos de Dragon Ball Súper.

12h, cambie las ruedas a la bicicleta y me preparé para salir a hacer ruta. Antes de salir tuve que solucionar varios problemas en varios proyectos de IG. Esto me llevó casi una hora. A las 13:10h estaba saliendo a rodar por Valencia.

Mientras rodaba tuve una conversación de 45 minutos con Oscar sobre un nuevo proyecto, y otra con Aitor y Álvaro sobre Teatro Marbella y Dreamers Marbella, proyectos existentes que lideramos desde IG.

Cómo persistir aunque no puedas más

A medida que iba rodando iba notando el agotamiento extenderse por mi cuerpo. Llevo desde el 13 de marzo sin mover ni un solo músculo, la razón, una operación que me ha tenido en dique seco un mes. El periodo más largo que recuerdo sin hacer nada de deporte (lo he agradecido por cierto). Hoy es el primer día. Conforme me acercaba a casa tenía menos fuerzas.

Las 18h. He llegado “tocado” como pocas veces. Al llegar a casa solo quería tumbarme o sentarme. He recordado que tenía un propósito y una obsesión. He subido a la máquina de inversión para editar la espalda. Y he comido una barrita energética vegana y he tomado aminoácidos.

A las 18:40h estaba cambiando las ruedas de la bici, me he vuelto a subir al rodillo. Sin ganas, roto, sin energías. He puesto la cuenta atrás en 2 horas y he empezado a pedalear tanto fuerte y consistente como he podido. Mientras tanto he hecho dos llamadas, he escrito una recomendación en LinkedIn a mi querido capitán Andrew Grant. He fichado a un nuevo integrante para IG (llamada de teléfono). Seguidamente he empezado a escribir, primero sobre educación. Y luego estas mismas líneas que estás leyendo ahora mismo.

Empecé a escribir sin rumbo, pero a medida que iba avanzando, me iba dando cuenta de que estaba escribiendo mi subconsciente. Estaba escribiendo para recordarme quien soy y qué me ha hecho ser la persona que soy hoy. Ahora, sigo pedaleando, pero me encuentro con más energía, y con ganas de seguir. Oye, cómo persistir funciona, o es un efecto placebo.

Cómo persistir y vencer

una guía sobre cómo persistir

En una hora acabaré de pedalear en el rodillo, empezaré una clase de Power Yoga. Luego enviaré el Chispazo mensual, comeré (o cenaré), acabaré el trabajo restante. Volveré a mi trabajo introspectivo de cada noche, y finalizaré el día con un baño relajante.

Hoy no he escrito para ti. He escrito para mí. Para recordarme que no hay que tirar la toalla ni cuando salgo de la ducha. Para recordarme que la batalla está en la mente.

Mañana volveré a intentar autosabotearme, pues me esperan más horas de entrenamiento. Genial, estaré preparado para soportar cansancio, dolores, voces negativas y latigazos. Así he sido forjado. Así he desarrollado la fuente de todo lo que tengo, autoconsciencia, autodisciplina y principios.

El próximo 22 de abril estaré saliendo de Ciudad del Cabo para recorrer 320 kilómetros en ayunas y sin descanso, por una causa (ese es el propósito del que hablaba) que merece mi mayor esfuerzo. No quiero tener tiempo para bajar los brazos, no sé hacerlo. Nunca he querido ver otra alternativa. Y ahora menos todavía. (¿Me ayudas a ayudar?)

Este soy yo. Isra en la historia de mi vida; cómo persistir.

Sí. Persisto, trabajo y venzo. Aunque quiera abandonar.

Atribución imagen: Fundación ATRES MEDIA.

Abr
6

Cómo potenciar tu productividad a través de las promesas (sistema de trabajo)

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

compromiso y promesas son productividad en el trabajo y en la vidaUn compromiso honesto vale más que cualquier otra acción, ¿por qué entonces fallamos a no comprometernos más? La productividad en el trabajo y en la vida, va también sobre promesas. Es un gran turbo.

Productividad en el trabajo y en la vida

En ocasiones parece que estamos pidiendo permiso. En lugar de eso, lo que deberíamos hacer es mantener una conversación honesta que negocie el compromiso. Esta estrategia creará una cultura de responsabilidad, autodisciplina y confianza. Todo lo que necesitamos para ser productivos en el trabajo y en la vida.

He diseñado un sistema para alcanzar esta meta:

1. (Establece) pocos pero mejores compromisos

El primer paso es entender que necesitamos o que necesita nuestro equipo. Si planificas cambios de cualquier tamaño o enfoque, necesitas entender que los demás quieren saber si ese cambio durará. Es un paso simple para comprometerte por lo más valioso para ellos.

2. No pierdas de vista los compromisos clave

esto no es muy complicado. Simplemente crea una lista de las personas que depende de tu trabajo para que ellos puedan avanzar. Entonces, lista tu promesa a cada una de esas personas. Por ejemplo: “Enviaré los informes directos con los recursos que ellos necesitan”. Y, debajo, la promesa específica: “contrataré nuevos consultores antes de que llegue el próximo mes”.

3. Pide compromiso

Las promesas funcionan de dos maneras diferentes, pero tenemos que pedir lo que queremos. Podría ayudar – y mucho, una afirmación de lo que solicitamos y una sugerencia de cómo podríamos avanzar. Ojo, las necesidades deberían ser explicadas de forma que se ofrezca a la propia persona, o a la otra parte, una elección para aceptar ese compromiso. No se puede obligar a la promesa, de ser así, diríamos sí, o dirían sí, y al poco tiempo se dejaría a un lado.

compromiso y promesas son productividad en el trabajo y en la vida

4. Crea conexiones entre compromisos

Una forma de que las personas se comprometan y logren lo que necesitan lograr, la productividad en el trabajo y en la vida, es facilitar una colaboración directa con otras personas. Una técnica que yo utilizo en IG es comunicar cómo cada persona encaja en la contribución oficial a un proyecto o cliente, y agencia. Esto siempre aumenta el compromiso y la motivación para seguir avanzando.

5. El proceso trunca los esfuerzos heroicos

Si confías demasiado en actos heroicos estás destinado al fracaso. En lugar de eso, crea procesos que faciliten el camino a conseguir las metas. Si inviertes en suavizar las grandes caídas, podrás crear más compromiso y producir mejores resultados.

6. Consistencia

Para poder respirar compromiso en un equipo de trabajo, es importante que todo el mundo esté alineado. La consistencia es cómo alguien decide si eres sincero y pueden confiar en ti o no. Si siempre haces lo que dices, si eres claro y único en tu mensaje principal y si evitas las contradicciones, llegaremos al compromiso que facilitará la productividad en el trabajo y en la vida.

Cuando prestamos más atención a comprometernos y cumplir esos compromisos, entonces generamos trascendencia. Un principio de la ultraproductividad. La propia trascendencia nos da el coraje de decir “sí” o “no”. Esas decisiones son promesas que se mantienen en el tiempo, lo cual alivia el trabajo emocional y potencia el impacto en lo que haces.

Atribución imagen: Jaco Ferreira / Chema Solís.

Mar
7

La nueva productividad

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

la nueva productividadLa razón por la cual las mejoras de productividad no funcionan, es porque el 90% de ellas están relacionadas solo a un resultado profesional. Están estrictamente ligadas a productividad empresarial. Manufacturas, management, producción, operativa y operaciones. Empresas, empresa, y empresa. Negocio, negocio y negocio. Es por eso que vemos a equipos caer, empresas no ser lo productivas que presumían y negocio ser de todo menos eficientes. La nueva productividad lo cambia todo…

Da igual el método que elijas, GTD, planes de 23 minutos, software para desarrollo de proyectos, organización de departamentos, sistemas o carpetas archivas. Ninguno funcionará como te gustaría.

La razón es simple: no tienes que trabajar más. Porque no quieres trabajar más, quieres vivir mejor. Creo.

Trabajar más significa invertir más horas en el trabajo. Invertir más horas en el trabajo significa restarlas de algún otro sitio. Descansar, familia, actividades preferidas. Para mí esto tiene una palabra, fracaso.

Hasta que no te comprometas a llevar el estilo de vida que sabes que mereces, no el que actualmente llevas, ningún experto de productividad podrá mejorar tu empresa o negocios, sus procesos, tu equipo, ni a ti mismo. Y adivina, la productividad no se necesita cuando hablamos de compromiso.

No necesitas un plan de productividad. Necesitas compromiso para crear un mejor estilo de vida.

La nueva productividad que necesitamos

Es por eso que la productividad necesita ser redefinida tal y como la conocemos:

Si acudes a cualquier definición académica, encontrarás que la productividad es fácil, desde un punto de vista económico. El dinero crea un resultado. Si usas menos mano de obra, o tu sistema crea más resultados, tu negocio será más eficiente.

Por eso las máquinas son más productivas que las personas, porque una vez que las programamos, crean más resultados por euro gastado. Bajar la mano de obra es la otra “ventaja competitiva” aparente, porque a corto plazo. Recortar jornales incrementa la productividad.

Luego te preguntas como se ha llegado a la situación decadente, frustrante, estresante y mediocre a la que se ha llegado. Arriba tienes una parte de la respuesta.

La ultraproductividad es diferente:

Decide que vas a hacer, y hazlo. Toma decisiones sobre aquello en lo que piensas hacer un buen trabajo, en el menor tiempo posible, produciendo el mayor impacto posible, de forma que puedas vivir la vida que más te apetece.

La decisión de apropiarnos de nuestra propia vida es la clave. Como empresa, facilitarlo es crucial para nuestros equipos y empleados. Más que cualquier otra cosa. Las empresas ultraproductivas son las que hacen un gran trabajo creando personas ultraproductivas. Esa es la nueva productividad.

Atribución imagen: Schill.

Mar
2

10 nuevas técnicas de ultraproductividad

By Isra Garcia  //  Podcast, Productividad  //  No Comments

¿Eres más productivo que ayer? ¿Más que la semana pasada? ¿Y más que el mes pasado o el año pasado? ¿Más que hace dos años? La respuesta es sí. Ahora, ¿dónde te ha llevado ser más productivo? ¿Vives mejor? ¿Tienes más horas para emplear en lo que te apetezca? ¿Gozas de más privilegios y ventajas personales y profesionales que antes de ser tan productivo?

Pensamos que seremos más productivos con mejores tecnologías (tablets, gadgets, wearables, etc.), con más trucos, con más libros como ultraproductividad. O con más técnicas, debates, o con nuevos sistemas como los que encontrarás en el episodio 26 de Disrupt Everything.

¿Seguro? ¿Cuánto de productivo podrías ser más?

No es sobre las técnicas de ultraproductividad, para ser honestos

Me pregunto cuanta ultraproductividad viene de las técnicas que compartimos, como por ejemplo las diez técnicas de ultraproductividad que contiene este podcast. Por otro lado, me pregunto cuánta ultraproductividad viene de parar de obsesionarte con ganas más tiempo, o hacer más, y meramente mejorar la calidad de tu vida haciendo el trabajo que importa. Ahora mismo.

Las personas que conozco que quieren hacer que las cosas sucedan:

  • Pasar más tiempo de calidad con su pareja.
  • Cuidar mejor a sus clientes.
  • Viajar más.
  • Disponer de más tiempo libre.
  • Hacer más deporte.
  • Sentirse más sanos.
  • Iniciar más negocios.
  • Hacer crecer su marca.
  • Leer más libros.
  • Formar a más personas.

No necesitan más técnicas que algunas pocas. En ocasiones, ni siquiera necesitan herramientas modernas de productividad.

Dsrupt Everything #26

Seguro, los superhábitos (o microhábitos) importan, y mucho. Lo mismo que apartar de tu camino lo inútil – o poco útil. Aunque si quieres seguir escondido, si quieres seguir buscando nuevas excusas. Aquí tienes diez nuevas técnicas de ultraproductividad que no encontrarás en el libro.

nuevas técnicas de ultraproductividad

 

Escucha directa:

índice de contenidos:

  1. Energía de activación.
  2. Eliminar mediocridad
  3. “Alimentar” el intelecto.
  4. Reinvención del entorno.
  5. Rituales.
  6. Microlistas.
  7. Control de envío y recepción de emails.
  8. Cuadro de objetivos.
  9. Microbloques.
  10. Cómo aprender y crecer.

Si estas prácticas no te ayudan a esconderte, todo lo contrario. Vaya. No importa, si quieres seguir escondiéndote, encontrarás otra forma de hacerlo.

La pregunta del podcast: ¿cuál es tu mejor técnica de ultraproductividad hasta el momento?


Escucha, descarga, suscríbete: iTunes, RSS o reproductor:

Escúchalo y suscríbete via iTunes, o suscríbete por RSS…

Disrupt everything iTunes disrupt everything RSSdisrupt everything web series


Recursos y enlaces:


Artwork: Charlie Abad Estudio.

Mar
1

Las cuatro mejores formas de invertir tu tiempo y esfuerzo

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo  //  No Comments

Estas son las cuatro mejores formas de invertir el tiempo y esfuerzo que conozco, por orden de importancia:

  • Invertir en ti mismo, en tu crecimiento y desarrollo, en amarte, en educarte, en construirte.
  • Invertir en las personas que amas. En empujarles, en escucharles, en compartir momentos juntos. En ayudarles a alcanzar sus sueños.
  • Invertirlo en toda esa gente que no conoces (o sí) y tiene considerablemente muchos menos recursos que tú.
  • Invertir el tiempo y esfuerzo en desarrollar proyectos que transformen personas y profesionales en algo más de lo que creen que son.

Llevo casi toda una vida dedicada al punto #1, al menos 10 años al punto #2, 4 años en el #3 y 5 años trabajando con el #4. Esta es la cuestión, si no hubiera trabajado de manera obsesiva en mí mismo, no me hubiera dado cuenta de que no estaba invirtiendo casi nada en #2. Además, si no hubiera seguido incidiendo en el #1 y enfocándome en el #2, no hubiera estado lo suficientemente preparado para entrar el #4. Sin la suma del #1, #2 y #4, no llegas a la plenitud suficiente como para darte al #3 sin condiciones.

Invertir el tiempo y esfuerzo en lo que importa

Esto es lo que he aprendido en todos estos años. ¿Y lo mejor? Hacerlo porque lo sientes, sin demostrar nada a nadie, sin hacer demasiado ruido. Desde un pequeño piso en La Patacona (Valencia), o desde un hostel en Nagoya (Japón).

Utilizamos nuestro tiempo construyendo cosas, desde cero. Nuevas ideas, nuevas iniciativas, nuevas conexiones. Cosas que no existían antes.

Fallamos, intentamos, rompemos cosas, las arreglamos. Creamos nuestros propios recursos. Descubrimos límites.

El mundo necesita personas como tú y como yo.

Esto es para ti

Cuatro preguntas:

  1. ¿En que invertir el tiempo y esfuerzo que dedicas a cosas que no te aportan?
  2. ¿Dónde podrías crear un impacto significativo?
  3. ¿Dónde te encuentra en cada uno de los cuatro puntos?
  4. ¿Cuanto tiempo y esfuerzo estás dedicando a cada uno de ellos?

Si quieres trabajar en cada uno de estos cuatro puntos, por favor, considera la opción de participar en Stand OUT Program 2018. En el enlace podrás encontrar las convocatorias con las ciudades, fechas y detalles. Este año volvemos a rediseñar la experiencia para seguir mejorando lo que logramos desde hace cinco años. La semana que viene lanzaremos oficialmente el programa, pero ya puedes adelantarte, si estás preparado.

Todavía sigo maravillando viendo lo que personas como los SOPers (ex-participantes de Stand OUT Program) siguen logrando. Juntos y por separado. Muchos de ellos siguen reuniéndose años después para seguir haciendo que las cosas sucedan. Algunos de los participantes de la edición de Valencia 2017 se vuelven a encontrar mañana. Esto me recuerda el esfuerzo de profesores y equipo para crear este movimiento.

invertir el tiempo ---stand-out-program

Feb
9

Micro

By Isra Garcia  //  Habilidades, Productividad  //  No Comments

Ayer dejé Gold Coast, la última ciudad hasta donde llegué antes de volver a bajar para Sídney. El próximo lunes vuelo a Japón, vuelta a empezar, desde cero. Sin mapa, sin planes, sin contactos, sin expectativas y sin límites. Sé cómo empezar desde cero en cualquier sitio, circunstancia o contexto, el ingrediente principal se llama micro.

Cada día estoy más seguro de la importancia de los pequeños comienzos. De las pequeñas acciones, de los pequeños pasos, de los pequeños objetivos. Cuanto más pequeños mejor, “micro” es la palabra.

Si solo apuntamos a lo gigante, a lo pretencioso, a lo magnífico, no tardaremos en darnos cuenta cómo aparece la baja autoestima, el miedo y la frustración. Para mí, la clave está en ser lo suficientemente honesto como para saber que mis piernas no pueden correr tan rápido, mi mente no puede procesar tantos números, mis dedos no saben tocar tantas partituras de esa manera tan perfecta.

Empieza micro y terminarás macro

micro movimientos

Esto solo significa que lo único que puedo hacer es empezar aquí mismo y premiarme con cada micro-paso que sea capaz de dar en la dirección que visualicé.

Lo que empieces no tendrá nada que ver con aquello en lo que te conviertas. No permitas que la gente te juzgue y te mida por tu punto de entrada (de hecho no permitas que te midan ni te juzguen en absoluto). Porque de algo pequeño (o micro), algo grande (macro) surgirá.
Hablo sobre el proceso, el método. Hablo sobre desarrollo, crecimiento, hablo sobre el resultado, sobre llegar a ser. Sí, hablo sobre crear una gran ventaja en tu vida, pero si acabas frustrado durante el proceso, nunca llegarás a la promesa. Esta es una de las mayores razones por las cuales no somos más de lo que somos, no conseguimos más de lo que conseguimos.

Vas a pasar por cambios, metamorfosis, arreglos, esfuerzos, vergüenza, pena. Hazlo paso a paso, siendo micro. Tienes que tener miedo en algunas ocasiones, tienes que perder tiempo en algunas ocasiones, tienes que desistir en algunas ocasiones, pero hazlo pequeño, micro.

El Viaje continúa, claro.

Feb
6

Encuentra la Ultraproductividad en 30 días: 17 prácticas básicas

By Isra Garcia  //  Productividad  //  No Comments

Y sí, El Viaje continúa, acabo de llegar Byron Bay. Una de mis tareas importantes del día es preparar una jornada de trabajo de Ultraproductividad para un grupo empresas que trabajan entre España, Reino Unido y Latinoamérica. Dentro del bloque principal del plan de ultraproductividad, hay una sección para empleados denominada sistema “encuentra la ultraproductividad en 30 días”. Pues bien, algunas de esas prácticas de ultraproductividad son las que encontrarás a continuación…

practicas de ultraproductividad

17 prácticas de ultraproductividad fácil

Ahí van:

  1. Bloquea, sea como sea, dos franjas de 90 minutos al día, para trabajar sin descanso, ni distracción en las responsabilidades más determinantes del día. Estamos hablando del 40% de una jornada de trabajo de 8 horas.
  2. Limpia tu espacio de trabajo, déjalo únicamente con los elementos imprescindibles para trabajar y aquellos que te produzcan bienestar. No añadas nada, en lugar de eso, quita algo todos los días.
  3. No trabajes más de 49 horas a la semana, más horas de trabajo no te hacen ultraproductivo, todo lo lo contrario. Menos horas mejor ejecutadas te llevan a la meta.
  4. Apaga tu teléfono durante las horas del trabajo importante. Desconecta tu teléfono en el 50% de la jornada de tu trabajo. Y en tu tiempo libre, lleva el teléfono el 50% del tiempo.
  5. Reenvía emails a tu smartphone para leer mientras conmutas, viajas o realizas tareas de bajo impacto.
  6. Enfoca tu tiempo, solo, y en nada más, que en las tareas de alto impacto. Aquellas que generan un resultados directo con tu negocio, empresa, puesto de trabajo o estilo de vida.
  7. Crea mejores reuniones acortando el tiempo a 10 minutos y marcando dos objetivos principales a cumplir.
  8. Si eres de descanso a mitad del día, vea a por la s microsiestas de 10 minutos.
  9. Delimita tres momentos en el día para comprobar las redes sociales y responder a mensajes o whatsapp.
  10. Prioriza, tus rituales diarios van delante de cualquier cosa.
  11. Duerme alrededor de 7.5 horas al día.
  12. Trabaja en un lugar con buena luz natural, poco ruido, y donde se respire calma y buen olor.
  13. Argumenta cada problema o queda con una buena solución.
  14. Consigue realizar al menos 30 minutos de deporte al día.
  15. Realiza algún tipo de desconexión diaria de al menos 10/15 minutos diarios.
  16. Encuentra una sola cosa que te haga sentir realmente bien y hazla todos los días.
  17. Enfréntate a algo incómodo de vez en cuando.

Lo sé, he sido directo, no he profundizado sobre ninguno de las prácticas. Ese es tu trabajo, no el mío, aquí tienes una guía, el camino es cosa tuya, y cómo de profundo quieras llegar, también.

¿Interesado en más prácticas de ultraproductividad para sobresalir? ¿En aplicarla en tu negocio, tus empelados y en ti mismo? connect@isragarcia.com.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+