Browsing articles tagged with "ultraproductividad archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
May
22

Cómo hacer un social media DETOX

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

Aunque creas que no eres adicto a social media, no estaría nada mal que te dieras cuenta de las señales sutiles de estar “enganchado”. La idea es empezar pequeño con esto: empieza por comprobar las redes sociales 10 minutos cada cuatro horas. Luego establece una alarma o elige a un colega a quien contactar para asegurarte que no estás utilizando social media. Es un punto de partida para el social media DETOX.

social media DETOX

Social media DETOX

Otros métodos serían elegir un día a la semana para usarlas o establecer unas reglas que te permitan usarlas en ciertos momentos. Quizá solo utilizarlas para propósitos profesionales. Algunas personas poseen el sistema “no utilizar redes sociales durante las comidas y las cenas”. Otros usan el sistema “vivir sin teléfono durante el fin de semana”. Hay sistemas como el de “social media una sola vez un día a la semana”, hace dos meses establecí el sistema “desconectar de Internet un día cada dos semanas”. Estos y otros sistemas ayudan a la gente a recordarles que se debe estar realmente presentes. Si extendemos, perfeccionamos e implementamos nuevos sistemas alternativos y complementarios a estos, ni siquiera nos daremos cuenta de que tenemos un smartphone y estaremos fuera de social media por horas e incluso días.

Como mínimos desconecta todas las notificaciones que hay en tu smartphone, portátil o pc. Incluyendo mensajes, llamadas y otros mecanismos o herramientas. Somos seres sociales – seres sociales y adaptables, ese tipo de notificaciones, sonidos o visuales (o ambas) captan nuestra atención, nos distraen y nos llevan lejos desde donde estábamos en ese momento. Si eres capaz de empezar a alinear todas las señales sociales de tu vida, como prioridades de otros, notificaciones de amistad, urgencias por redes sociales y otros, entonces te sentirás desintoxicado y libre.

Muchos psicólogos argumentan que social media debería ser utilizado como una actividad de tiempo extra, no como una actividad que se lleva a cabo durante nuestras horas de trabajo. A no ser que te dediques única y exclusivamente a ello.

Lleva a cabo el social media DETOX

Un buen ejemplo del detox social media lo pusimos en práctica en la primera Guateque Opening Jarana este pasado viernes. Prohibidas las fotos, los vídeos, las redes sociales, llamadas y conexión a Internet con smartphone. El resultado, gente más presente, disfrutando al máximo, viviendo el momento, bailando con el instante. Personas que estaban en una fiesta bailando, conectando y divierténdose. No vi a nadie sentir que se estaban perdiendo algo en Instagram o Facebook. Tampoco al día después, ya que no habían recuerdos, más que en la memoria, que retener.

Permíteme avisar: estamos predispuestos al FOMO. Nos cuenta tomar un descanso y desconectar al 100%. Empecé a descubrir esto cuando empecé con ele experimento de 20 Días en Silencio, luego en el de Sobreconectados y ahora en el experimento social media OFF. Cada cosa que vivo se vuelve más real, más presente y más duradera.

Plan express social media DETOX

Receta rápida para hacer social media DETOX.

  1. Elige cinco días en el calendario.
  2. Márcalos y anota Plan Social media DETOX.
  3. Cuando lleguen los días desconecta de todas las redes sociales durante esos cinco días.
  4. Anota cada vez que tengas la tentación de entrar en una red social.
  5. Anota cada vez que acabes entrando al servicio.
  6. Si no puedes evitar entrar, elimina las aplicaciones de tu smartphone.
  7. El tiempo que inviertes en social media, dedícalo a tu tiempo libre o alguna de tus actividades profesionales.
  8. Aplica este plan cada tres o cuatro meses.

Photo credit: Practical Cures.

May
19

Objetivo: trabajar menos, producir más y vivir mucho mejor

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Productividad  //  No Comments

No hay duda, hoy tenemos más opciones que nunca antes nadie ha tenido, no estoy seguro de que nos esté garantizando el vivir mejor, en absoluto. Si quieres rediseñar tu vida, si quiere ser ultraproductivo, si quieres aprender cualquier especialización o sea lo que sea aquello que tienes en la mente, puedes hacerlo. Posees Internet, más tiempo, más capacidad de esfuerzo y más disposición de intento.

No hay solo unas cuantas opciones accesibles, hay miles (o incluso más).

Puedes invertir tu presupuesto de marketing de los próximos cinco años en más acciones y no repetir ni una sola. Vivir en mças lugares que antes y aún así hacer el trabajo que importa. O puedes lanzar más proyectos que nunca antes, con peculiaridades, tipos de cliente y características que antes no estaban disponibles. Puedes crear más equipos de profesionales excelentes y comprometidos. Puedes materializar tus ideas de formas que antes eran impensables. Incluso puedes iniciar tu propia revolución sin el permiso de nadie.

Muchas opciones, demasiadas.

Si pensar en ello y todo lo que tienes por delante te entusiasma, entonces ve a por ello.

Si tantas opciones, elecciones y alternativas hacen disminuir tu velocidad y no te ayudan a conciliar el sueño, considera limitar tus elecciones y movimientos, de forma artificial.

  • No mantengas tantas reuniones.
  • Limita las llamadas de teléfonos cuatro al día.
  • Relaciónate (de forma auténtica y por placer) con 10 personas al día.
  • Di “no” 15 veces más al día.
  • No viajes en avión.
  • Elimina el 90% de las distracciones que te apartan de hacer el trabajo que importa.
  • Rechaza trabajar para cretinos.
  • No acompañes la triste práctica de hablar mal de alguien cuando no está delante.
  • Enfréntate 2 horas más al día a una pared en blanco.
  • Desconecta por completo un día cada dos semanas.
  • Pasea durante 20 minutos al día.

Sea la regla que sea, adquiérela para ti mismo. Crea sistemas, crea eficiencia. Sé más, haz más, en menos tiempo, para vivir mejor. Lo que sea.

No importa qué, pero no te quedes quieto y no malgastes el tiempo. Vivir mejor es el objetivo.

 

Entrevista Ultraproductividad, reinvención, vivir mejor y excelencia

Esta es la entrevista que mantuve con Edgar Medina de El Tiempo. Fue una conversación sobre cómo articular diferentes factores de forma que podamos vivir mejor.

vivir mejor el tiempo

vivir mejor isra garcia

vivir mejor

vivir mejor

vivir mejor

 

vivir mejor

vivir mejor

vivir mejor 1

 

Entrevista original: El Tiempo.

Mar
22

Cómo vencer la procrastinación

By Isra Garcia  //  Productividad  //  2 Comments

Busca esa tarea de la que huyes. Eso se llama procrastinar. ¿Cuál es esa responsabilidad que nunca consigues eliminar de tu lista? Procrastinación.

procrastinar¿Procrastinación? La próxima vez que sientas la urgencia de procrastinar, intenta usar alguna de estas técnicas:

Tareas de 10 minutos

Trabajar durante 10 minutos en algo que procrastinas puede ayudarte a dejar de hacerlo. En muchas ocasiones te darás cuenta de que esos 10 minutos se convierten en 30 o 40 minutos. Cuando empieces, te darás cuenta de que la tarea no era demasiado difícil, aburrida o tediosa. Una vez empiezas te das cuenta de que no era tan odiosa como imaginabas. Incluso si paras a los 10 minutos, será un paso hacia delante.

Divide fechas límite

Procrastinamos porque la tarea parece inconcebible, interminable o demasiado dantesca. Si es el caso, divide la tarea en pequeños bloques, estableciendo fechas límite para cada paso.

¿Por qué?

En ocasiones la procrastinación es información de que algo está ocurriendo. Pregúntate si necesitas recursos o datos para completar el proyecto o tarea. Quizás necesitas conocer mejor algunos pasos o tener supervisión de alguien sobre unos avances. Hay veces que la procrastinación te está diciendo que no estás preparado para hacer la tarea, saber verlo es una habilidad. ¿Tienes miedo de acabar el proyecto porque podrías fallar? Eso no es procrastinación, es falta de autoestima.

Lista de consecuencias

Haz una lista de consecuencias sobre qué pasaría si retrasas la tarea. Haz también otra positiva.

  • Si lanzo el podcast, podría multiplicar el poder de mi content marketing.
  • Si visito a más clientes, podría generar más negocios.
  • Si empiezo con el vídeo-blog, podría emplear mucho tiempo para no obtener resultados.
  • Si no ensayo cada día en ser mejor en __________, no mejorará lo suficiente para llegar a ________. Incluso perder mi especialidad.

Procrastinación arriba del todo

Si has estado procrastinando con algo, colócalo en la primera posición de las prioridades para el día siguiente. No hagas nada más que eso como primera tarea del día.

Procrastinación creativa

Haz la tarea pero en un orden diferente. Si tienes que hacer una presentación por ejemplo, pero estás bloqueada en la introducción, empieza por el final y otras partes. De esta manera irás preparándote para cuando llegues al principio.

Procrastinar a propósito

Sustituye la responsabilidad en la que procrastinas por otra tarea prioritaria, después vuelve a ella. Para asegurarte que lo haces, márcate un tiempo de espacio entre una y otra. Ejemplo: 20 minutos de espacio para hacer algo diferente como meditar o realizar estiramientos, o dar un pase. Si te das permiso para evitar la tarea en la que procrastinas, pero haces un pacto contigo mismo de volver a enfrentarla cuando es el momento.

Recompénsate

Colocar al lado de la tarea que procrastinas cual será la recompensa te motivará a completarla. Haz que la recompensa siempre sea más apetitosa que el trabajo que lleva dejar de procrastinar.

Photo credit: Sophie Scatterbrain.

Mar
7

Justo 24 horas

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  No Comments

24 horasEl reto de encontrar la ultraproductividad es relativamente nuevo, y es un artefacto de un mundo donde te pagan por estar 8 horas en el trabajo de as 24 horas que dispones. Obtienes un salario por las horas que empleas haciendo algo, ganas dinero por trabajar. En ese mundo ideal, es claramente una ventaja poseer un equipo que trabaje más horas que la competencia. Trabajar más que nadie era una forma de ser mejor mejor freelancer del diseño gráfico, empleado en alguna empresa de transporte o logística o consultor de algún gran grupo como KPMG. Después de todo, eso te hacía más productiva, más tiempo para trabajar más, para producir más resultados. Siempre y cuando definamos productividad como el resultado de euro gastado.

Déficit de horas

Sin embargo, hay un problema, nos estamos quedando sin horas. Vivimos en el momento en la historia que más causas hay para que una persona desaparezca de este planeta. Ah, y hemos descubierto que no hay una hora número 32, ni siquiera 25, solo hay 24 horas. No quedan más que esas. De repente, no puedes ir más allá de esas 24 horas para trabajar más que alguien que trabaja 24 horas. No puedes trabajar más que Gary Vainerchuck porque el tipo trabaja casi 19 o 20 horas. Es decir, si yo trabajo 20 horas y tú trabajas 20 horas, solo nos quedaría empujarnos hacia las 24 horas. Entonces estaríamos en el límite, Newton nos marcaría el tope.

Menos mal, mira a tu alrededor, el mundo en el que vivimos recompensa instinto, consciencia y apreciación. Recompensa aquellos que deciden dar importancia suprema a una parte de su tiempo, para producir el mejor trabajo / resultado posible en el menor tiempo que puedan. Eso les permitirá adueñarse de más tiempo para lo que deseen. Ese tipo de trabajo no se mide por el reloj, sino por el impacto.

24 horas, solo

Josef Ajram no trabaja más que tú. Tampoco Brené Brown o Tara Brach. El equilibrio entre el trabajo y la vida es una pantomima, lo mismo que el equilibro entre comida y deporte o respirar y el estrés. En lugar de olfatear los resquicios, intenta trabajar el 50% menos de lo que trabajas, pero potenciando el trabajo intelectual, emocional y espiritual que eres capaz de hacer. Trabajo inteligente. Justo en 24 horas. Solo o tanto.

Photo credit: Mike Mozart.

Feb
22

Romper con todo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Lifestyle, Video  //  2 Comments

Es imprescindible romper con todo, aunque sea tan solo por unos días.

Es necesario para:

  • Pensar y actuar con claridad.
  • Diferenciar entre trabajo importante y trabajo prescindible.
  • Poder desarrollar mejor tu arte (especialidad / talento)
  • Desconectar tu racionalidad y conectar con tus emociones.
  • Seguir motivado e inspirado a largo plazo.
  • Lograr la ultraproductividad y sentir que eres dueño de tu tiempo.
  • Darte cuenta de las cosas que no ves cuando no te detienes a apreciar el viaje.
  • Encontrar un equilibrio entre los extremos.

En ocasiones confundimos disciplina, éxito, mérito y felicidad con:

  • Estar siempre disponible.
  • Amasar cosas.
  • Trabajar, trabajar, trabajar y trabajar sin parar.
  • Poner horas y horas y horas, aunque el sentido y/o enfoque se esté perdiendo.
  • La inhabilidad a tomar perspectiva sobre el camino recorrido.
  • Una resistencia a ver el mundo que no estás viendo.
  • La poca (o nada) voluntad a comprometernos con lo simple.
  • El apego a una vida material. A la ciudad.
  • Desviar la mirada cada vez que tenemos que escarbar dentro de nosotros mismos.
  • Poseer la publicación en Facebook que más “compartidos” y “corazones” tenga.
  • Reunir cientos de miles de seguidores e Instagram.
  • Ser un yotuber o un blogger excesivamente popular.
  • Mentir a nuestro “yo” cada noche sobre por qué hacemos lo qué hacemos y quien somos en realidad.
  • Políticas, estructuras, empresas, economías, productos o servicios.
  • Ser un/a estirado/a.
  • Complacer y obedecer.

Bien, una vez lo ves de esta manera, está bastante claro que ninguna de estas cosas son signo de triunfo. De hecho son síntomas de estrés, agobio, ansiedad, descontrol y exigencia radical. No hay descanso, no hay tiempo para lanzarte a un vacío de nada y estar unos días en caída libre dentro de tu propio vacío. Falta esa desconexión pura y total que todos necesitamos cada no mucho tiempo. Fatla romper con todo.

Burning Man 2016 – romper con todo

Esta fue mi desconexión. 9 días sin Internet, sin “mi vida y mi trabajo”. Fue la culminación a la aventura Live the Possibility. Cuando acabó Burning Man y volví a conectarme a la mejor versión de mí mismo, suficiente para lo que tuviera que hacer, soportar, venir, pasar, recibir o luchar.

No fue por Burning Man, claro que no. Sí es cierto que las circunstancias, el contexto y la cultura ayudan mucho. Es más una elección (volvemos a la elección), la de desaparecer y estar contigo mismo. Así es como tomé mi segunda vez en el desierto de Black Rock City. Armado con una GoPro grabé momentos de forma muy amateur. Momentos que Looker ha tratado de montar en forma de una pequeña historia que aquí comparto contigo.

Una vez cada 6 meses desaparece, rompe con todo durante 3, 4, 8 o 10 días, los que puedas. Esfúmate por completo, en Burning Man, en tu casa, en un albergue rural en la montaña, en el desierto, en Japón o en Muro de Alcoy. Haz cosas que no tengan nada que ver con lo que haces a diario. Restrinje cualquier contacto con el trabajo o con Internet. Crea el estilo de vida que más te apetezca para esos dias. Cuando vuelvas, estarás con la carga de poder (mental, físico, espiritual y emocional) al máximo. Esto es alto rendimiento. Esto es Ultraproductividad. Es necesario, por tu bien.

¿Próxima desconexión? A finales de abril, en Afrika Burn.

Vídeo: Looker Media.

Feb
13

Dejando atrás lo que ya no sirve

By Isra Garcia  //  Nueva economía, Productividad  //  No Comments

El trabajo como antes era concebido no era más que algo masivo, sistemático y productivo. Eso es porque el objetivo era producir lo más barato, suficientemente bueno y rápido posible. Todo giraba entorno a esta idea. El trabajo administrativo necesitaba estar cerca de la línea de productividad, de esa forma la gerencia podría seguir el proceso.  El trabajo de oficina.

Problemas

157 años más tarde, ¿por qué trabajar en un mismo espacio físico?

1. Es donde está la fuerza de trabajo.

2. Allí están los ítems que necesito para trabajar.

3. Mi jefe necesita seguir mi rendimiento profesional.

4. Hay reuniones que atender, hay llamadas que hacer.

5. Es como ha venido haciéndose hasta ahora ¿quién soy yo para cuestionar lo contrario?

6. Las personas con las cuales formo equipo están allí todo el día.

7. Necesito algún lugar donde ir, mi casa no parece un lugar apropiado.

8. He estado preparándome toda una vida para esto.

Sin embargo…

Soluciones

1. Si tienes un ordenador portátil, ya tienes la fuerza de trabajo contigo, vayas donde vayas.

2. Si haces tu trabajo con un teclado y un ratón, los ítems que necesitas están dentro de tu ordenador portátil, no en la oficina.

3. Tu jefe puede seguir tu rendimiento profesional de forma remota.

4. ¿Cuantas reuniones son importantes? ¿Qué pasaría si no fueras a la mayoría de ellas?

5. En un momento de incertidumbre y posibilidad como este, podría ser el mejor momento para cuestionar y cambiar todo.

6. ¿Con cuanta gente colaboras codo con codo en toda la oficina?

7. Pues ve a otro lugar: cafetería, parque, museo, biblioteca, no es necesario que sea la oficina.

8. Había comprado una ganga de futuro que salió defectuoso.

Fuera trabajo de oficina

Si empezaremos de nuevo con lo que nos ha traído aquí (masificación, intrusismo, industrialización, indoctrinación, productividad y mediocridad), es inconcebible que pagarámos en tiempo / renta / desplazamientos / labor emocional el coste de lo que todo ello nos está costando.

Cuando necesites mantener una reunión, mantén una reunión. cuando necesites colaborar, colabora. El resto del tiempo, haz el trabajo que importa, donde te apetezca.

El aumento en velocidad, productividad y felicidad es superlativo. Los puntos que fallan son el 7 y el 8, algún lugar donde ir y he entrenado mucho para esto. Una vez que solucionemos estos dos puntos, la oficina está muerta. El trabajo de oficina habrá casi desaparecido.

Photo credit: Craige Moore.

Ene
23

Cómo mejorar el uso del email

By Isra Garcia  //  Comunicación, Marketing  //  No Comments

¿Mejorar tu envío de emails? ¿Más respuesta? ¿Necesitas más impacto en tu email marketing? ¿Más tiempo? ¿Mejores resultados?

mejorar el uso del email

El uso del email

Dependiendo de tu situación de trabajo, el email ha evolucionado más allá de sus orígenes.

  • Sistema de mensajería instantánea.
  • Herramienta de reuniones no presenciales
  • Sistema para no dar la cara.
  • Base de datos e información.
  • Lista de tareas.
  • Red social privada.
  • Herramienta de im(productividad)

¿Solo malos usos? no especialmente. Lo que sucede es que usar esta tecnología para todos estos y otros propósitos, desmantela la habilidad que posee el email para ser efectivos y obtener resultados y respuestas.

Estas son algunas prácticas que mejorarán el uso del emailing.

La acción en el asunto

Coloca la acción (una acción solo) en e asunto. Ejemplos:

  • Propuesta de negocio sobre ____________
  • ¿Comemos / cenamos ________ a las ____________ en _______?
  • Sí o no: ________
  • 2 minutos para leer: ______ (y el tema principal, en cuatro palabras)
  • Necesito tu decisión / respuesta en ___________
  • Quiero que aportes _________________ a cambio de _____________

Este cuenta como hay acción en cada ejemplo. Ahora ve a tu bandeja de entrada y dale un vistazo a los emails que hay, mira los asuntos de lo que recibes y lo que envías. Te darás cuenta de que no lo estamos haciendo de forma apropiada.

Pide al principio, no al final

¿Qué es aquello más importante por lo que has decidido enviar el email? Máximo tres cosas, aunque mejor que sea una. Bien, colócalo al principio del email. El emailing no está hecho para el storytelling, está hecho para acción / reacción / resultado / ya / sin perder tiempo / por favor.

Puedes usar este formato:

Asunto: ¿Participarías en esta conferencia / proyecto?

Cuerpo: Hola __________

Te escribo porque nos gustaría que dieras una conferencia / proyecto en nuestro evento ________________ del ___________ en __________. Podríamos pagar hasta un máximo de __________ €, además de incluir desplazamientos, alojamientos y dietas. Si estás interesado, por favor, responde “SÍ”, y contacta con nosotros de vuelta. Empezaremos de inmediato. Si quieres conocer más, abajo del todo hay varios enlaces que podrán darte más información:

Contexto: bla, bla bla…

Recordatorio

Hay formas adecuadas y formas inadecuadas de recordar a alguien que responda. Esta es una de las formas más inadecuadas: “Email seguido por un email / tweet inmediato de seguimiento”.

No hagas email de seguimiento a menos que la otra parte te lo pida. Los emails “no leídos” y los indicadores que les acompañan, están por alguna razón.

Otra cosa diferente que pasados entre dos y cuatro días, decidas enviar el recordatorio. Entonces es perfecto enviar un mensaje (si puede ser, mejor por otra vía) para confirmar si la personas recibió el mensaje o no. También puedes reenviar el email y decir algo así como “este mensaje es de todo menos un mensaje estresante, es más un email-aviso que dice ‘¿viste y leíste el último mensaje?’

Alguna gente se ofenderá, otra se molestará. Otros te lo agradecerán.

Cómo obtener atención

Esta es la forma de evitar recordatorios

  • Da más de lo que pides.
  • Escribe emails de menos de 100 palabras.
  • Sé la persona que conduce negocios. No recomendaciones, presentaciones. Tratos.
  • Responde siempre que otros te envíen emails
  • Incluye al menos un detalle humano. Una mención sobre algo personal que demuestre que de forma genuina estás interesado en la persona.

Consideraciones

  • No te molestes a enviar tres veces el mismo email a alguien, te diría que hasta incluso dos.
  • Si alguien no responde a tu email: está demasiado ocupada, no está interesado o no eres su prioridad, o pasa de ti.
  • Es mejor enviar un email y pensar “no responderá” que no enviarlo.

Photo credit:mattwi1sOn.

Ene
19

5 nuevas modificaciones para lograr una mejor ultraproductividad

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  3 Comments

Estas son cinco nuevas alteraciones (“hacks”) que estoy integrando en mi ultraproductividad…

mejor ultraproductividad

Sistema de reuniones de 12 minutos

Desde hoy mismo empiezo a trabajar con reuniones de 12 minutos, por agilidad, comodidad, enfoque y trabajo expansivo. Porque la idea es ir reduciendo y con suerte, llegar a reuniones de 5 minutos antes de que acabe 2017. Sueño con ello y un secreto, un sueño todavía mayor, eliminar las reuniones de mi vida.

Acción: ¿podrías recortar en 5 o 10 minutos las reuniones que llevas a cabo diario?

Teléfono off

Llevo varios días probando con esto y está siendo bastante útil. Desconecto el teléfono mientras realizo lo que yo considero como mi trabajo importante. Esto evita distracciones innecesarias cuando debo producir la clase de labor que mejor debo realizar. Apuntar por mayor excelencia y eficiencia en los puntos clave que generan mayo retorno. Sin teléfono y otras distracciones ya eliminadas y dejadas atrás, es más fácil, dentro de lo complejo.

Acción: muy simple, desconecta el teléfono en el momento que sepas que vas a realizar el trabajo más decisivo del día.

Correcto electrónico off

Esto es algo obvio, quizá, pero no lo había probado hasta hace unos días. Desconectar el email en el momento en el que identifico mi ventana de eficiencia y la hago encajar con mi trabajo importante. Ya hace un mes desconecté todo tipo de sonidos, indicadores o mensajes que pudieran llevar mi atención hacia el email. Principalmente, porque de por sí ya siento una gran atracción por la bandeja de entrada de mi correo electrónico, imagina con pequeños recordatorios. Trabajo sin email en el pc, y obviamente, si tengo el teléfono desconectado, tampoco tengo que preocuparme por ello.

Acción: desconecta tu correo electrónico cuando trabajes en tu trabajo importante, no caigas en la tentación. Si quieres ir un poco más allá, compruébalo en cuatro veces al día, mañana, mediodía, tarde y noche.

Desconectando iMessage

Hasta hace unas semanas era una de las pocas formas de contactar conmigo. Si estás dentro de mi círculo de amistades, contactos profesionales y familia. No uso whatsapp desde abril de 2014. Respondo y reviso las redes sociales una vez por semana. No tengo notificaciones en pc, ni en smaprthone, ni en tablet. Bien, desconecté iMessage (las notificaciones, el sonido ya estaba desconectado hace casi un año). Y sobre todo, lo desconecté del pc, de forma que solo pueda verlo en smartphone cuando sea tiempo libre. De esta manera logro una mejor concentración no solo en el trabajo, sino en el momento presente.

Acción: desconecta tus sistemas de mensajeria instantánea. Al menos todas las notificaciones de cualquier tipo.

Ayuno intermitente: 1 día a la semana

Esto también es ultraproductividad, claro. No es solo relacionado con el trabajo, sino con el estilo de vida. Trabajar menos, producir más y vivir mejor, ese es el fin. Meses antes de empezar el ya pasado experimento 20 días de ayuno, mi profesor de alto rendimiento Ricardo Soares, me recomendó el ayuno intermitente de un día a la semana con agua alcalina solamente. Fue sobre septiembre, entonces empecé un día a la semana con el ayuno, al acabar el experimento he continuado. Los resultados son magníficos. Especialmente por la Cetosis, la vitalidad, enfoque y consciencia que está devolviéndome este súperhabito semanal.

Acción: si crees que es para ti, quizá podrías intentar el ayuno intermitente y ver cómo evolucionas.

Subiendo de nivel

Estoy probando casi a diario (no te miento, sigo con el experimento 20 días sin mentiras) con prácticas, hábitos, técnicas, estrategias e incluso experimentos que modifiquen mi estilo de vida. Esto impacta en lo que hago, diego, pienso, vivo y produzco.

Taller exclusivo ultraproductividad

Si quieres trabajar conmigo durante 6 horas desarrollando tú ultraproductividad, esta es la oportunidad única de hacerlo. Este sábado en Business World Alicante impartiré un taller exclusivo, que solo se realizará una vez, de 6 horas. Es de pago, son 250€ por persona, pero hagamos algo de valor para ti. Si contactas con info@bwalicante.es con el asunto “trabajar menos, producir más, vivir mejor” y te inscribes en el taller, pagarás 180€ en lugar de tener que pagar la inscripción completa. Tu ganas, por estar ahí cada día.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Ene
5

Cómo vencer al reloj cuando trabajas

By Isra Garcia  //  Productividad  //  9 Comments

cómo vencer al relojUna forma de vencer al reloj, ser ultraproductivo y hacer el trabajo que importa es trabajar más horas que nadie, 24/7, 365 días al año. Sin parar, sin dar opciones a la competencia. A fuego. Tal y como defiende Gary Vainerchuck. Sobrepasar a cualquier otro trabajando más tiempo, más duro. Él lo llama “Hustle“. Un esfuerzo excesivo, un tipo de trabajo que es capaz de quemar a más del 90% de las personas que intentan seguir esa estela. Creo que menos de un 5% de todas las personas que optan por esa estrategia, al final logran ese meritorio resultado.

La clave en contra de esto, si estás ganando porque trabajas todas las horas posibles que hay en el reloj, estás haciendo trampa. No estás “hackeando” el tiempo. No estás siendo ultraproductivo. Estás haciendo de todo menos el trabajo inteligente.

El problema con usar el tiempo como tu atajo para el triunfo laboral, es que el mismo tiempo no escala muy bien. 19 horas de trabajo al día no son el doble de efectivas que 16. Además de que seguramente no puedes ir mucho más lejos de 24 horas.

¿Qué pasaría si te prohibieran trabajar más de seis horas al día? ¿Qué tareas llevarías a cabo? ¿Cuáles serían tus prioridades? ¿Qué proyectos llevarías a cabo y qué otros no? ¿Cómo usarías esas seis horas para hacer el trabajo importante? No tendrías más remedio que desarrollar el trabajo inteligente.

Cómo vencer al reloj

Este es el reto que te lanzo:

  1. Vas a prohibirte trabajar por más de seis horas al día.
  2. Puedes hacer tres horas por la mañana y tres horas por la tarde. O seis horas seguidas cuando desees.
  3. Durante catorce días.
  4. Descansarás sábado y doming. Y si quieres ir un poco más allá, el viernes trabajarás tres horas.
  5. Definirás qué trabajo es importante y qué otro no para llevarlo a cabo.
  6. Medirás el progreso de tu trabajo en un excel.

Ve. Pruébalo. Solo por dos semanas. Comprueba que sucede. Incluso aunque luego vuelvas a tus once o doce horas, descubrirás que has cambiado la forma en la que compites.

Photo credit: Freaktography.

Dic
23

Un kit para empezar cualquier cosa

By Isra Garcia  //  Disrupción, Productividad  //  2 Comments

empezar cualquier cosaHay algo valioso en la insolencia, ignorar recomendaciones generalistas. Obviar el feedback pedante. Pasar por alto consejos no solicitados. Incluso aunque esto venga de gente que admiramos. Toma solo aquello que te sirva y transfórmalo bajo tu esencial, principios y propio pragmatismo. Esto va sobre lanzar y empezar cualquier cosa.

Diseccionar imposible

Seguro que ya conoces el consejo tan repetido de trocear los grandes desafíos y hacerlo pequeños y alcanzables.

Trabaja una cosa a la vez.

Da pequeños bocados.

No está muy equivocado nada de esto, porque funciona.

¿No estás seguro de cómo vender más tu producto o cómo hacer tu servicio más popular? Disecciona tu producto o servicio por un lado, y la forma de ayudar y maravillar a clientes por otro. Fíjate si funciona y encajan. Intenta algo diferente si no. Para de planificar demasiado. Dispara. ¿Alcanzaste tu objetivo?

Sobre empezar cualquier cosa

Es un tema que ya he adorado antes, así que no me detendré mucho aquí. Lo único que puedo añadir es que “voy a lanzar”, “voy a hacer”, “a punto de decidirme” o “quiero empezar”. Eso es parecido a “todavía recogiendo información” o “analizando”. Nadie está empezando, están haciendo nada.

Para empezar cualquier cosa, debes lanzar cualquier cosa, así de fácil.

El kit para lanzar cualquier cosa

Elige algo y lánzalo. Este es mi kit de lanzamiento versión simplificada:

  1. Selecciona un proyecto ue tengas en mente y pienses que podría ser excitante e inquietante. Quizá lanzar un curso, un podcast. Escribir un libro o una iniciativa social. Trabajar para una empresa.
  2. Escribe la lista de las listas:
    1. 10 temas que necesito desarrollar para profundizar en el “proyecto”. Sea cual sea.
    2. 15 elementos clave que necesito dominar antes de continuar.
    3. 8 amenazas que necesito prever de alguna manera.
    4. 6 debilidades en las que necesito trabajar hasta que no sean más debilidades.
    5. Los 10 próximos pasos que necesito tomar antes, durante y después de lanzar.
  3. Reservar 45 minutos diarios para actuar en cualquiera de esas lista. ¿Qué podría medir como indicador de progreso primero, y se éxito en segundo lugar?
  4. ¿Quién puede ayudarme a avanzar más rápido? Haz una lista y contacta con esas personas si tienes preguntas o dudas sobre cómo continuar.
  5. ¿Quién podría colaborar conmigo de manera que mi “proyecto” fuera más sólido y potente? Busca a esas personas o negocios y alíate.

Estoy bastante obsesionado con tomar acción. Aquello que precisamente nos evita de esa acción es pensar que nuestros problemas o desafío son gigantescos. Tanto que no seremos capaces de afrontarlos, todo esto antes de empezar. Este proceso tan simple de disecciones y encontrar puntos de entradas es muy útil. Principalmente, porque nos permite dejar atrás la resistencia al cambio y al riesgo.

2017, puede ser tu año, o no. Depende de la acción que decidas tomar.  Aquí tienes un kit para equiparte a lanzar cualquier cosa.

“Go”.

Photo credit: Vergard Iglebaek.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+