Menu
Browsing articles in "Entrepreneurship"
Feb
9

Estrategia de choque para profesionales independientes

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship  //  2 Comments

Estoy obsesionado con la palabra “sobresalir” en su más extenso, completo e integral significado. Desde dentro primero, obvio. Luego desde fuera. Me obsesiona encontrar formas de sobresalir para otras personas y colectivos. Por ejemplo, si eres un profesional independiente (¿freelance?) o un emprendedor, pequeño empresario o alguien a quien le gusta empezar cosas y fallar y volver a intentar. Si eres alguna de estas personas, tu pregunta es “¿Cómo sobresalir?” porque responde a la pregunta “¿En qué sobresales?”

profesional independiente

Cómo cuestionarte como profesional independiente

En ese caso traigo una pequeña estrategia de choque, tranquilo, no te lanzaremos a la vía del tren o te dejaremos sin comer durante diez días. Solo te plantearé algunas preguntas, eso será suficiente:

  1. ¿A quién tratas de encantar?
  2. ¿Estás intentando vivir dignamente o marcar la diferencia sobre el resto?
  3. ¿Qué cambiará a tu alrededor cuando logres cumplir tus objetivos profesionales? (debería cambiar algo más que tu estatus o cuenta bancaria)
  4. ¿Qué es más importante para ti: deleitar a tus clientes actuales o captar nuevos? ¿Cuál es el método?
  5. ¿Con quien elegirías trabajar de forma que potenciar tu trabajo y te convirtiera en una opción infalible? ¿Cómo conseguir formar ese equipo?
  6. ¿Prefieres un gran proyecto o muchos pequeños? (Define qué es un gran proyecto y qué es un proyecto pequeño)
  7. ¿Estás preparado y sabes cómo vender lo que produces / ofreces o optas porque tus futuros compradores se acerquen a ti y compren? ¿De qué pasos cuenta esa estrategia?
  8. ¿Qué argumentario de servicios periféricos (valor adicional) has desarrollado para que cada cliente consiga percibir que lo que compra está muy por encima de lo que recibe?
  9. ¿Competir en el mercado de “todo el mundo” o entrar en uno raro, específico y poco conocido de “unos pocos”?
  10. ¿Serías capaz de dejar tu empresa en las manos de un inversor?
  11. ¿De qué formas esperas que tu proyecto / negocio / idea te mejore como persona y en qué dimensiones?
  12. Elige: hacer lo justo o ir siempre un poco más allá cada vez… ¿Por qué y cómo?
  13. ¿Cuanto estás dispuesto a esperar hasta sentir que estás haciendo algo significante con tu trabajo y estás contribuyendo a algo bonito (maldita sea)?
  14. ¿Qué es perfección en tu negocio / actividad / profesión?
  15. ¿Cuantas veces has tenido que fallar para aprender lo que sabes ahora?
  16. ¿Qué pasado necesitas ejecutar para empezar a crear una comunidad comprometida, vibrante y humana?
  17. ¿Cuantas humillaciones, críticas y fracasos estás dispuesto a soportar para llegar donde visualizas?
  18. ¿Con qué insistencia vas a pedir un feedback desagarradoramente honesto?
  19. ¿Cuanto tiempo te queda haciendo lo que haces?

Podría no funcionar

Somos buenos ignorando estas preguntas y centrándonos en:

  1. “¿Qué hacer que funcione bien?”
  2. “¿Cómo evitar los problemas?”
  3. “¿Qué hacer de forma que no pueda fallar?”

El problema, por supuesto es que si quieres sobresalir y eres profesional independiente, vas a tener que vencer a tus demonios. Ni tú ni yo sabemos que va a funcionar dentro de un rato, ni sabemos cómo evitar los problemas del mañana. Tampoco tenemos la fórmula del éxito seguro.

Lo que sí podemos hacer es cuestionarlo todo y crecer mediante la incertidumbre.

Photo credit: Azkin.

Feb
4

Arriesga, arriesga, arriesga

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Liderazgo  //  6 Comments

arriesga, arriesga, arriesgaHay un agujero en tu estómago, estas paralizada, te cuesta respirar, no sabes qué hacer y además, te das cuenta de que no hay vuelta atrás. Tines que decidir, tienes que arriesgar. Estás decidida a lanzarte al vacío. Estás enamorada con la idea y el ideal. Arriesga.

Cuando actuamos con la cabeza nos arrepentimos, cuando actuamos con el corazón, tenemos miedo de que no sea la decisión correcta, miedo a ser heridos. Decidimos en base a nuestro pensamiento racional, el que nos dice que hay que jugar seguro, no arriesgar demasiado y cubrirnos con escudos para no ser golpeados. Entonces, algo grandioso no sucede, estamos reteniendo el potencial que poseemos para hacer que cosas impensables sucedan. Cuando tomamos decisiones basándonos en nuestro instinto, cuando seguimos ciegamente a la intuición, algo especial ocurre, un alineamiento entre lo que de verdad persigues y lo que de verdad vas a intentar. El resultado de tu decisión es algo desconocido, aún, pero ya has iniciado una búsqueda.

No puedes perder si no intentas

A veces es amor, otras pasión, miedo, o en mi caso, inconsciencia. A menudo es una oportunidad que viste. Algo que puedes hacer mejor. Algo que puedes diseñar mejor, o algo donde puedes crear una realidad alternativa. En otras ocasiones es una mirada que cruzaste con una persona desconocida. Un gesto, o palabra cómplice con alguien que acabas de descubrir. Otras veces es algo que soñaste o intuiste, algo que imaginaste. Entonces esperas que un día tengas la oportunidad de que suceda, no, arriesga, toma esa decisión, hazlo, puedes fallar, pero no perder algo que todavía no has intentado.

Cada vez que no tomamos una decisión, no sabemos, no podemos o no creemos, estamos tomando una decisión. Estamos arriesgando a la inversa – olvidando, ignorando, obviando. Pensamos que cualquier decisión o riesgo requiere haberlo pensado al menos 20 veces más que algo que no implica ningún peligro. No hay nada más costoso en esta vida que el tiempo que invertimos en tomar una decisión que nunca tomaremos.

Hay un vacío en tu estómago, estás a solas, es difícil respirar, no hay vuelta atrás. Ante ti, el vacío. Estás enamorado con la idea y el ideal. El riesgo.

Arriesga, vamos

Tomamos riesgos porque amamos el sentimiento de la oportunidad, hay pocas formas de excitación más sublimes que el riesgo.

Arriesga, porque la única forma de desatar el potencial que hay dentro de ti, es sintiendo que hay algo que puede hacerte perder mucho.

Arriesga, porque tener algo que perder lo hace más real. Hazlo, arriesga, porque vivimos por el miedo que viene junto a hacer algo grandioso. Arriesga, porque al final serás recompensada/o. Arriesga, porque es el mayor test personal donde demostrare a ti mismo de lo que eres capaz.

Photo credit: Sophia Louise.

Ene
24

Inconformismo

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar  //  8 Comments

¿Por qué conformarte con lo que tienes si ahora tienes la oportunidad de hacer algo más? Abraza el inconformismo, otras/os ya lo han hecho antes que tú.

inconformismoSi ____________ ha podido crear una base de suscriptores lo suficientemente amplia e importante como para vivir de ella. Tú también podrías hacerlo.

Si _____________ ha sido capaz de levantar un negocio tradicional de la nada y hacerlo funcionar en la era conectada. Claro que tú podrías ser capaz también.

Si ______________ ha inventado un producto que no existía, lo ha patentado y ahora está siendo distribuido a medio mundo. Estamos seguros de que tú también podrías inventar uno y lanzarte al mundo entero.

Si _____________ ha pasado de ser un desempleado a ser su propio jefe. Nos parece que tú también podrías realizar esa trepidante transición.

Si _____________ ha mejorado en un 60% el grado de satisfacción en sus clientes. Creemos que tú y tu empresa también podríais incrementarlo en ese mismo o en mayor medida.

Si _____________ ha viajado de idea a ejecución en menos de una semana, ¿qué es lo que te retiene para que todavía sigas abrillantando tu idea? Seguramente, puedes hacerlo en el mismo o menor tiempo.

Si _____________ estaba en la universidad viendo las oportunidades pasar y ahora las oportunidades las crea ella misma. Tú podrías imitarle, o incluso superarle.

Si _______________ trabajaba en el servicio de limpieza en la estación de Atocha y ahora es consejero delegado en un fondo de inversión. Tú podrías llegar también allá a lo inexplorado todavía.

Si _______________ ha hecho historia por todo lo que ha hecho por otras personas. Tú puedes ser recordada/o también.

Inconformismo

Si alguien ha podido, tú también podrás. Si alguien lo ha hecho, tú también lo harás. Si alguien ha innovado. Tú también innovarás. Si alguien ha sobresalido, tú también sobresaldrás. Inconformismo positivo.

Es un espíritu inconformista, pero honesto y digno, aquel que hace que tengamos el mismo derecho, que otra persona que vino antes que nosotros, a alcanzar la grandeza. Eso no significa que antes de eso no haya que luchar, jugar inteligente, romper algunas normas y aprender a ser distuptivos.

Los inconformistas ganan, los conformistas pierden.

 

Artwork: Mamen Díaz.

 

Nov
23

Nuevo libro: Inconformistas

By Isra Garcia  //  Educación, Entrepreneurship, Proyectos  //  2 Comments

libro InconformistasEn noviembre de 2014, mientras Josef y yo estábamos en Chile por trabajo, creamos nuestro primer proyecto juntos. Inconformistas, nuestro “micro-MBA” particular. Hemos estado dos años trabajando, aprendiendo, enseñando y desarrolando que significa y cómo ser un/a inconformista. Sobresalir en la vida y en el trabajo. Crear negocios que destaquen. Entender la correlación entre el fracaso y el éxito. Bailar con el momento y enamorarte de la incertidumbre. Todas esas interacciones nos han llevado a el libro Inconformistas.

Libro Inconformistas

Este nuevo libro va sobre saltar por encima del miedo, fracaso, mediocridad o incluso el temido éxito, y sobresalir en la vida y el trabajo. Utilizando los mismos principios que hemos utilizado nosotros para hacerlo. El libro se hace eco de nuestras ideas, proyectos, estrategias, trucos y claves, en una gran variedad de áreas, de los últimos años. Es fácil de leer, diseñado para Inconformistas. Lo escribimos para ti y para nosotros, para ayudarnos a darnos cuenta que es lo que importa y lo que deja una marca inborrable.

En el libro intentamos capturar alguna de la energía que podemos transmitir en el propio programa o en nuestras conferencias en vivo. Esperamos que al leerlo encuentres la puerta que buscas y te pueda empujar a pensar de forma diferente sobre que es lo que más necesitas para destacar, en la vida profesional y/o personal.

Pre-reservas y lanzamiento

El libro sale el 29 de noviembre. La presentación oficial es el día después, el día 30 de noviembre. En Barcelona. En la invitación están todos los detalles. Estás invitado/a. La próxima presentación será en Madrid, el 25 de enero, en la Casa del Libro en Gran Vía. Anunciaremos a mitad de Enero.

invitacion_ libro inconformistas

Plataforma Inconformistas

Hemos diseñado una plataforma especial para Inconformistas. Donde podrás encontrar todos los detalles sobre futuras presentaciones, descargar el primer capítulo gratis. El guión del libro. Testimonios. Enlaces de compra a los diferentes sitios de venta. Próximos cursos. Contacto. Etc. Inconformistas.org.

Escribimos este libro con la esperanza de que te ayude tanto como nos ha ayudado a nosotros. Quien sabe, si funciona, podremos ver el cambio que buscamos crear incluso más rápido. Más Inconformistas.

Gracias por tanto.

Foto & Artwork: Editorial Planeta. – Portada: Charlie Abad Estudio.

Oct
23

Hacer que algo suceda ocurre a diario

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship  //  2 Comments

hacer que algo sucedaEs más fácil que nunca hacer que algo suceda. Ya, pero la mayoría al final del día, pocos acaban haciendo que las cosas sucedan. ¿Entonces?

Nadie empieza haciendo mucho

Imagina ser una joven emprendedora que acaba de terminar una carrera de ADE y colabora en proyectos con la universidad. Desde ahí, obtienes la oportunidad improbable de ser financiada por una gran marca o un angel investor. Trabajas con ellos durante un año y luego algunas de tus ideas empiezan a despegar. Eventualmente, empiezas a obtener repercusión e influencia, tu blog es leído por miles de personas. Tus podcasts descargados por hispanohablantes de todo el mundo, como tus vídeos en Youtube que encandilan a audiencias masivas, te contratan para conferencias en grandes eventos de la industria, talleres para grandes organizaciones. Tus ideas cada día son más valiosas y perseguidas. Sin embargo, esto sucede años después. Y entonces, quince años más tarde, te conviertes en una empresaria y en inversor de otros emprendimientos, que además tiene su propio espacio en la televisión.

Quince años después, tu valor de marca es de alrededor de mil millones de euros, eres una persona de éxito contrastado y poseedora de millones de euros. Quince años de hacer que algo suceda.

No tengo tiempo para esperar

Necesito una solución ya. Seguro que has escuchado algo similar a esto. Querido o querida, nadie tiene tiempo. De hecho, esto es cierto, cualquiera tiene menos tiempo del que piensa. Esto si tienes la fortuna de hacer un trabajo digno. Sin distraerme, cuando dices que no tienes tiempo para hacer que algo importante suceda, lo que en realidad estás diciendo es esto: “cuido mi alimentación, pero voy a parar en McDonalds para cenar algo”.

El “Tiempo” se gana con muchos pasado dados durante mucho tiempo haciendo que cosas grandes, pequeñas o medianas sucedan.

¿Cuanto tiempo pasa desde que emprendes tu idea hasta que despega como un negocio que produce ganancias sustanciales? Dime ¿Cuanto tiempo te lleva en crear una comunidad online valiosa para tu empresa? ¿Cuanto tiempo te lleva hacer que tu trabajo sea reconocido en tu sector? Ninguna de las preguntas serían respondidas con “unos meses, ni siquiera un año”. Toma su tiempo. No puedo ver una forma más rápida de conseguir hacer que algo suceda, algo grande, que haciendo que suceda cada día. Con intención. Propósito. Descaro.

La parte buena es que dedicarte a disfrutar de los pequeños logros diarios no toma mucho tiempo. Todo eso es lo importante, porque es la gasolina para lanzarte hacia la próxima meta.

Tengo que comer y pagar recibos

Demasiado obvio amigo/a. Esta es la verdad: los granjeros no se mueren de hambre si tienen gallinas en sus corrales. Y si no tienen gallinas tienen cerdos, o maíz o verduras. Este es el fundamento para conseguir algo grande. Comes lo que tienes mientras vas sembrando (o criando) y cuidando lo que venga después. No hay otra forma, creo. Comprar hoy el pase hacia el futuro es adquirir una mentira muy costosa que no te dará nunca de comer.

El problema es de valentía

Aquí la confusión: parece que siempre tenemos tiempo para aquello que nos haga conseguir el triunfo. Vamos y lo encontramos, con el tiempo, no hoy, no mañana. Cuando obtenemos feedback y ese feedback es positivo, hacemos más de eso. Sin embargo, lo que pasa cuando empiezas la carrera hacia cualquier cosa que persigas, es que solo estás tú, empujándote a ti mismo/a y combatiendo contra el miedo. No puedes escuchar el clamo de la multitud porque todavía no has llegado al escenario.

Hacer que algo suceda ¿Sí?

Sí, valentía para empezar, consciencia para no desistir y disciplina para cada día mejorar. Toma tiempo, pero el valor está ahí.

Photo credit: neliO.

Oct
19

Ve y hazlo

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar, Stand OUT Program  //  No Comments

Vengo a este evento porque necesito motivación para poder hacer algo que merezca la pena. Ve y hazlo no es necesario aún.

¿Motivación? ¿En serio? Ya hay demasiado de eso en el mundo.

Quiero emprender algo. Sin embargo no sé muy bien por donde empezar.

Stop. No empieces a emprender, todavía.

Estoy pensando en montar un negocio, pero tengo dudas sobre que productos o servicios debería vender.

Detente. No inicies ningún negocio, de momento.

No sé en qué soy bueno/a, no sé a que podría dedicarme. Me cuesta mucho elegir una dirección, no sé que podría funcionar. ¿Podrías ayudarme?

No.

¿Cómo hacerlo?

Si tu fueras yo: ¿qué harías? ¿cómo lo harías?…

No soy tú. Tú eres tú. Yo soy yo.

¿Quieres hacer algo que realmente importe en tu vida? ¿Marcar la diferencia? ¿Sobresalir? ¿Triunfar? (sea cual sea el significado de la palabra). Esto todo lo que puedo decirte:

Ve y hazlo

ve y hazloDe forma consciente, hacia el lugar donde tu talento, personalidad, pasión, ambición y oportunidad única, se entremezclen.

Este mundo es algo más que deambular. Muchos estudiantes piensan que emprendiendo, innovando o montando una APP podrán crear un gran impacto en sus propias vidas. Podría ser. Sin embargo, la parte difícil, la parte por la cual serás recompensado/a, es buscar y trabajar dentro de ti, ser auténtico/a, honesto/a y digno/a con tu verdadero “tú”. Solo esa es la manera de empezar a construir algo que todo el mundo quiera e importe tanto como para cambiar las cosas que nos importan.

La razón por la cual es difícil enseñar a alguien a sobresalir, innovar y aprender es que no enseñamos tácticas o habilidades. No entrenamos a que seas buena/o en excel o finanzas, ni incluso en marketing. No y no, cuando equipamos a que otras personas sobresalgan, emprenden, crean algo valioso y lideran tribus. Esto sucede porque en realidad, lo que estamos haciendo es lanzar a las personas fuera del limbo, un lugar donde son vulnerables, genuinas y están convencidas de que pueden colocarse al frente e intentar hacer que las cosas sucedan.

No vengas y me preguntes qué es lo que deberías hacer. Dime qué hiciste para cambiar las cosas.

Ve y hazlo. Tú.

Photo credit: Laura Veronesi.

Oct
16

La cultura del entrenamiento de alto rendimiento

Ha pasado más de un año desde que empecé el experimentoHigh Performance” [el alto rendimiento] junto a Ricardo Soares, quien durante todo este tiempo ha estado ayudándome con su dominio en el arte del alto rendimiento. El experimento consistía en trabajar las cuatro dimensiones del cuerpo: espiritual, emocional, intelectual y física, para alcanzar el alto rendimiento en cada una de ellas.

Como emprendedor, empresario o incluso como trabajador, necesitas entender cómo viajar triunfalmente desde un trabajo (y vida) el cual está liderado por otros, a uno en en el cual tu eliges las capacidades y conexiones necesarias para adueñarte de tus propias elecciones y resultado de tu trabajo. No puedes adueñarte de tu arte, ni de tu mejor actuación, si no te adueñas de tus emociones, de tu espíritu, de tu físico y de tu intelecto. Si no te adueñas de tu estilo de vida y de tu tiempo.

Esto era algo que siempre he tenido claro, sabía que tenía que encontrar la forma de moverme desde ese sentimiento de “no arde en lo más profundo de tu alma” a ese otro que significa “encontrar tu esencia y estar sintonizando con toda ella”. Sentir que aplicas todo tu arte en lo que haces, reconocer que estás dando lo mejor tanto en tus relaciones personales, como en la intensidad de tus prácticas deportivas, la calidad del trabajo que realizas, o el empeño con el que tienes un detalle con un empleado o colega de trabajo.

el alto rendimiento entrenamiento

Hoy, imagina cómo sería esto dentro de una organización, grande, mediana o pequeña. Revolución. Logro. Piensa, hoy, a todos los niveles que menciono ¿Cual es tu rendimiento? ¿El de tu organización? ¿Qué necesitas para construir una cultura de alto rendimiento en individuales y organizaciones?

La cultura del alto rendimiento

Permíteme que acuñe un término anglosajón para referirme a esto – los “high-performers” [algo así como estas personas – y organizaciones – que buscan y practican el alto rendimiento] saben que el entrenamiento y la práctica es tan importante como comer y dormir. No aceptas acabar de aprender algo y llamarlo “buen logro”. Entrenar es más que un proceso continuo, es disciplina, una forma de elevar tus habilidades a habilidades núcleo y hábitos a súper-hábitos. Entrenar es el pilar central del alto rendimiento. Y eso sucede cada día.

La diferenciación entre aprender y entrenar es que el aprendizaje está en cualquier lugar a cualquier momento. El entrenamiento solo sucede cuando el aprendizaje es adquirido y es aplicado para seguir un camino. Puedes aprender a bailar Tango, puedes aprender a hablar Argentino, pero a menos que entrenes para ser un bailarín de Tango, solo estás aprendiendo.

Retén estas dos ideas contigo y practícalas (entrénalas) a diario y serás más poderoso que el día anterior, en lo que sea:

  • Entrenar es un evento diario, como lavarte los dientes y trabajar. Entrena a diario.
  • Entrenar es un aprendizaje aplicado a una necesidad específica. Aplica a diario.

El alto rendimiento es crecer rápido, efectivo y consciente

Hay una gran diferencia entre las personas que van a un gimnasio a hacer una hora de deporte, o a una escuela de negocios durante un mes a realizar un curso avanzado de (coloca el nombre que te apetezca…) versus las personas que están en estos sitios para cumplir un(os) objetivo(s) específico(s). El concepto “alto rendimiento” significa hacer algo con la intención de vaciarte por dentro en todas tus dimensiones a todos los niveles posibles. Alcanzar un mayor estado de consecución y capacidades más allá del previamente adquirido. Es un turbo inconmensurable. Te lo prometo. Requiere estar en búsqueda continua de nuevos métodos de aprendizaje y ejecución, experimentando cada día, con cualquier cosa, y conectando con nuevos entrenadores y desafíos potenciales.

Aplica el alto rendimiento a tu trabajo – o a tu persona

Claro. Imagina aplicar esto a tu trabajo, a tu empresa, a tus amigos, trabajadores o a ti misma/o. ¿Quién no querría hacer su trabajo mucho mejor? ¿Quién no desearía desarrollar sus especializaciones, habilidades, productividad, hábitos y métodos?

Cómo aplicarlo, hemos visto las dos claves más arriba. Otras vías:

Si eres un negocio o parte de él ¿Te fijas en el alto rendimiento y en qué niveles alcanzas actualmente? ¿Entrenas a diario? Como experiencia personal, puedo decir que ha sido duro, pero ha sido de lo mejor que he aprendido. Desde que empezara a trabajar en ello ella por septiembre de 2015.

Si tuvieras que creer algo de lo que digo, cree esto por favor: entrena el alto rendimiento.

Photo credit: LCBROS.

Oct
15

Si quieres ser emprendedor, baila con el riesgo interno

By Isra Garcia  //  Cambio, Entrepreneurship  //  No Comments

Emprender, en boca de todos, pretendido, pero poco practicado. Casi nada predicado con el ejemplo:

  • Quiero ser empresario, pero no quiero correr riesgos montando una empresa.
  • Quiero montar una startup, pero necesito estar seguro de que alguien va a venir y va a comprar mi idea.
  • Es importante crear un nuevo producto para salvar la marca, pero no estamos dispuestos a que sera rechazado.
  • Lanzaré mi nuevo proyecto, solo si estoy seguro de que funcionará.

emprenderEs poco probable que cualquiera de nosotros solo trabaje en la parte buena y fácil de las cosas. Por supuesto. De hecho, no elegirías este camino si alguien te garantizará que funcionaría cada vez que lo intentaras.

Baila con el riesgo

Esto es lo sorprendente sobre la economía disruptiva en la que vivimos: cuando los momentos duros surgen, acompañados por el rechazo, la incertidumbre, el error, el miedo y la injusticia. Tiene sentido darles la bienvenida y bailar con el riesgo. Eso en lugar de maldecir la política, la crisis o los funcionarios del ayuntamiento, entre otros colectivos o contextos. Entiende que lo qué está sucediendo es que has elegido realidad, no una fantasía sostenible. Significa que estás haciendo el trabajo complejo, valioso y digno, no entreteniéndote a ti mismo.

En el filo de lo (im)posible

El próximo logro que estás buscando se encuentra entre la frontera de lo que podría funcionar y lo que no. Existe porque es real. No podemos negar los obstáculos y las caídas del camino. No hay más remedio alguno que aceptar y aprender a ser bueno esquivando los agujeros para caer cuanto menos mejor.

Emprender: el coste interno

Es cómo querer ser pianista sin tocar delante de una audiencia o incluso peor, querer cantar sin saber la música.

El coste de establecer un negocio (proyecto, organización, lo que sea) es casi 100% interno. Hasta que no te enfrentas al miedo, riesgo e incomodad de permanecer erguido ante el mundo y decir, “sí, he sido yo, voy a volver a hacerlo, intentando diferente, y funcionará, y maravillará”. Hasta entonces serás imposible que entiendas nada sobre lo que significa ser un empresario o un emprendedor, es sobre emprender. O un agente del cambio (Mapmaker).

Entrevista: Cadena SER – Radio Valencia.

Photo credit: Elias Bizannes.

Sep
20

Tienes que montar una startup

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Nueva economía  //  No Comments

tienes que montar una startupY tienes que lanzarla con 16 años. Y tienes que buscar inversores que compren tu idea para entonces poder financiar esa startup.

Luego tienes que venderla por 10 millones de euros. Y entonces volver a montar otra startup y volver a empezar el ciclo, solo que esta vez ya no podrás volver a tener 16 años. Así hasta que algo no funcione bien, fracases y entonces aparezcas en las listas de las jóvenes promesas que más rápido ascendieron al éxito y más rápido todavía descendieron a los infiernos.

La mayoría de startups que nacen en estos días están en peligro. Las razones:

Sin colisión es solo una idea

La idea, negocio o servicio o producto no se puede sostener por si mismo, necesita financiación externa para ser viable. Por lo tanto, con todos nuestros respetos, no es una startup, solo es una posible buena idea esperando ser puesta en marcha.

Larga vida a la auto-financiación

Los inversores son cada vez más selectivos y cautos sobre en qué, cómo y donde invertir. Esto precede el punto de dolor que arriba mencionábamos. Una startup con una posible buena idea tiene menos probabilidades de conseguir financiación externa, que una que ya está articulando su producto o servicio y éste produce un resultado y retorno actual. Esto es medible y real, lo cual atrae a inversores dependiendo de esos dos factores.

Startup por obligación

Es idéntico al caso de ser emprendedor por obligación, porque no hay otra salida, porque no sabes qué hacer si no. Esto, de forma lógica, es una muerte anunciada por anticipado. Si no creas tu startup (o emprendes) porque así lo sientes, porque piensas que puedes cubrir un micro-segmento con una utilidad real y tienes experiencia en ese área, un equipo apasionado y recursos para todo ello. Mejor cambia de estrategia.

Startup / emprendedor/a versus empresario/a

El sistema nos ha indoctrinado para creer que la próxima revolución vendrá de un chaval de 16 años con una idea genial en forma de startup que construye desde el garage de su casa. Eso es un error fatal. Puede que una gran y muy válida y aceptable idea venga de ese o esa joven, pero ¿Y la puesta en marcha? ¿El desarrollo del negocio, productos y servicios? ¿El crecimiento sostenido del negocio en los primeros y luego posteriores años? ¿Qué pasará cuando venga una crisis y las cosas no funcionen bien? ¿Sabrá reaccionar a ello?

Un emprendedor no es un empresario, o un verdadero emprendedor, hasta que no pasa por ese momento donde el negocio (o startup) cae en picado, debe despedir a sus trabajadores, rediseñar el producto, reflotar las finanzas y cambiar de estrategia para entonces hacer resurgir al negocio. Es decir, la mayoría de startups, emprendedores y nuevos negocios quedan fuera de este grupo, ya que el primer vendaval se los lleva por delante para siempre

Tienes que montarla

¿En serio? Poder lanzar algo no significa tener el deber de hacerlo. Aunque es más fácil enfrentarte a lo que no entiendes con la suerte de romper la piñata, que ser mejor en lo que haces haciendo el trabajo importante. El que es escaso, requiere de ingenio y artesanía y te enfrenta contra esa pared en blanco.

¿Startup? Sí, claro. Esa que consigue vender su propio producto y demostrar la validez de su idea antes de ser bendecida por cualquier vara mágica.

Photo credit: gunarsg.

Sep
1

Haz lo que creas

Hacer todo ¿Posible o no? Una buena y quizá aconsejable lista de cosas que no puedes, no debes y no tienes que hacer.

No:

  • Cuestiones.
  • Chilles.
  • Llores.
  • Engañes.
  • Alardees.
  • Te creas más que nadie.
  • Sobresalgas.
  • A contracorriente.
  • Suspendas.
  • Seas expulsado.
  • Robes.

hacer todo, claro, haz lo que creasLa mala noticia es, sí, esto es todo lo que es.

La buena noticia es sí, esto es todo lo que es.

¿Sabes? no pasa nada, la vida es corta. eso es lo que lo cambia todo.

¿Empleas tu tiempo en la universidad haciendo lo que tus padres te dicen que hagas, asintiendo con la cabeza todo lo que dicen tus profesores y siendo lo que todo el mundo debe esperar de una persona sensata y cuerda como tú? ¿O eres de esas personas que no llevan una trayectoria estudiantil ejemplar, pero si una muy intensa vida, en el amplio sentido de la palabra? Elecciones.

¿Estás gastando tu tiempo en ser el último que sale de la oficina y el primero que entra para intentar ganar un ascenso? ¿O inviertes tu tiempo trabajando desde una playa en las Islas Mauricio o en Daytona? Elecciones.

Hacer todo es posible

Sí, puedes hacer todo, solo que no todo al mismo tiempo, pero sí puedes hacer de todo, siempre te dará más recorrido.

A veces es muy bueno adentrarse en qué es todo lo que no debes hacer y hacerlo, es una pregunta más importante que qué hacer.

Hay una lista muy larga de cosas que no debes hacer. Si fuera conservador, te diría que no hicieras la mayoría, pero al carajo, haz lo que creas.

Ve, haz esa lista, escribe arriba del todo aquellas cosas que más te mueres por hacer. Sean buenas, regulares o malas. Quien dice qué es cada cosa, tú, solo después de haberlo probado.

Photo credit: Sushicam.

Ago
30

El mito de la zona de confort

la zona de confortEl problema no está en la zona de confort. El problema está en la zona de seguridad, la cual siempre había estado alineada con nuestra zona de seguridad.

Tampoco está en pensar sobre la zona de confort y en salir de ella, el problema está en que esa zona ya no existe y tú todavía sigues pensando en ella.

El problema no está en quejarte sobre el mito de la zona de confort, el problema es que mientras que sigues malgastando palabras y lamentándote hay algo o alguien instigando y probablemente, pasándote por encima.

El problema no está en creer en la zona de confort o no, tampoco en si existe de verdad o no y en realidad es un cuento del persona de RR.HH. El problema ni siquiera reside en si estás dentro o fuera de ella. El problema está en los siguientes tres factores: primero, no identificar en que zona estás. Segundo, no saber en la cual necesitarías estar. Tercero, saber cómo moverte hacia la zona que venga después de la que deberías estar ahora.

El problema no está en la zona de confort

Problema más grande aún: el área de seguridad – el lugar donde permanecíamos tanto tiempo resguardados, familia, trabajo fijo, agencia de publicidad, promotora / constructora, etc – Ese área se ha desplazado bruscamente hacia un margen y la zona de confort – el lugar donde hacías los suficientemente bueno para vivir bien – no se ha movido del sitio, o en el peor de los casos, ha ido a parar al extremo opuesto del área de seguridad. Por lo tanto, ambas están desalineadas. Hasta qué no aprendamos a alinearlas de nuevo no habrá nada que hacer. Y adivina qué, nadie va a venir y lo va a hacer por ti.

¿Cual será tu próxima excusa al respecto?

Photo credit: Lars Plougmann.

Ago
3

Equivocarte hoy para acertar mañana

By Isra Garcia  //  Cambio, Entrepreneurship, Habilidades  //  No Comments

Estás equivocadoToda esa energía empleada en intentar acertar siempre es un desperdicio. Admítelo, estás equivocado. Genial.

Grandes empresarios, autónomos, freelances y súper-empleados han aprendido que es más fácil equivocarse de vez en cuando. El proceso de equivocarte puede ser un muy buen sistema de Ultraproductividad que agilizará el descubrimiento de aquello que acaba siendo lo correcto. En mi caso, está incrustado en mí, es así cómo hago las cosas, para bien o para mal, de otros y mío propio.

Tienes que equivocarte

Casi tienes que equivocarte primero antes de encontrar qué es lo que funciona. Casi siempre tienes que andar por el camino erróneo, hacer aquello que todo el mundo te dijo que no hicieras, trabajar en aquello que no funcionaría, construir algo que acabaría siendo un desperdicio. Damas y caballeros, os propongo establecer el siguiente sistema: “haz esto, descubre que te equivocaste, y entonces ve y hazlo bien, y luego más que bien”. Este es mi sistema y me gustaría que fuera el tuyo.

Cuando tu exigencia es ardiente como el infierno, solo tu “bien hecho” es algo que pocas personas pueden ver como “bien hecho”, a menos de que sea obvio. Or tu “excelente” podría ser un contraataque al “bien hecho” de otras personas y organizaciones. O estarás equivocado, pero por un set diferente de razones que al final te harán estar en lo cierto. Vaya, guau, esto no tiene mucho sentido todavía.

Equivócate

Aprendemos haciendo, pero además como en Stand OUT Program estamos comprobando, aprendemos arriesgando, fallando y decepcionado. En muchas ocasiones, aprendemos cuando nos desbordan y nos sobrepasan.

Hablar sobre algo o teorizarlo o leer un libro o recitar mejores prácticas en una conferencia, tiene el menor valor posible comparado con hacer algo y producir un resultado. Sin embargo, si haces algo mucho antes de aprender bastante sobre el tema, podrías (podrás) fracasar estrepitosamente.

Llevo en marketing desde 2007, en el mundo digital desde 2008, escribiendo en el blog desde finales de 2008, trabajando en mi propia agencia desde 2010. He estado equivocado por años y años, de hecho si me preguntas, creo que sigo equivocado en la mayoría de cosas que hago, sincero y honesto. Algunas veces acierto y voy en el camino correcto, qué raro me siento cuando esto ocurre.

Hoy, en estos días, siento que estoy equivocándome en algunas cosas sobre mi profesión y otras en mi forma de pensar y en mi vida. Estoy equivocado sobre la innovación disruptiva como los profesionales la conocen. Equivocado sobre la manera de entender y aplicar el marketing que todo el mundo concibe.  También sobre la forma de crear negocios escalables. Estoy equivocado sobre cómo manejo las relaciones personales.

Estoy equivocado sobre muchas cosas.

Hey, pero la esencia de la historia que te cuento (si no me he ido demasiado por las ramas) es por estar equivocado, seguro que pronto estaré en lo cierto.

Estás equivocado

No te pregunto, te lo digo porque sé que lo estás ¿te das cuenta? ¿Sabes en qué? ¿Qué significa para ti estar equivocado? ¿Qué pasas cuando haces algo y no funciona? ¿Cuál es tu predisposición a intentar cosas que no entiendes?

Estás equivocado/a ¿cómo lo interpretas?

Photo credit: Joel Bez.

Jul
21

El trampolín

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Liderazgo, Mapmakers  //  9 Comments

el trampolínSé honesto/a. ¿Cómo de frecuente te saboteas a ti mismo/a antes de ni siquiera poner un pie en el trampolín?

En cualquier día, tienes responsabilidades que te gustaría terminar porque sabes que impactarán positivamente en tu negocio, y luego están otras responsabilidades que son las que en realidad acometes.

Espera, espera, espera

Te engañas a ti mismo pensando que “funciona” el estar actualizado con las últimas noticias de la industria, leer los últimos posts sobre “cómo aumentar ________” o “10 trucos para __________” y atender conferencias y eventos para hacerte más visible.

Sabes mejor que nadie que no es el camino, tu intuición te lo dice, aunque no puedas escucharla con nitidez, pero tu mente, en especial tu amígdala, te hace creer que solo por leer un libro de ____________ o _____________ te ayudará a generar tracción delantera y hacer mejor tu negocio o tus habilidades profesionales.

Es más fácil esconderte detrás de poseer un profundo entendimiento sobre marketing, comunicación, start-ups, coaching, diseño gráfico, publicidad online, big data o cualquier otra especialización, te ayudará a posicionarte cuando llegue el momento indicado. Cuando este momento ideal llegue, serás el jefe supremo de tu industria, porque tu estás tan bien preparado que nadie podrá sobrepasarte.

Ese tiempo nunca llegará y quedarás en un cubo con la etiqueta “otro/a que quedó esperando”.

El trampolín

Más que a menudo, algo te retiene y no sabes lo qué es. No puedes apuntar con certeza a esa carga que te hace más lento, que te evita saltar más alto. Algo que te hace caer sin motivo aparente.

Así que en lugar de moverte rápido y tomar acción. Te excusas en que no puedes, no estás preparado, no eres lo suficientemente bueno o que no sabes lo que necesitas saber. O un millón de excusas más. Justificas tus razones para no moverte del sitio en el que permaneces.

Podrías tener una excusa; podrías tener varias. Está bien. Lo entiendo.

O podrías dar un paso al frente, colocarte en la línea de fuego, buscar dentro de ti. Abrir la puerta y salir ahí afuera y andar al camino hasta llegar al trampolín donde saltar al vacío.

El trampolín te está esperando, no hay excusas si estás dispuesto a dar el salto.

Photo credit: el coleccionista de instantes.

Jun
23

Empieza a hacer

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar, Lifestyle, Mapmakers  //  2 Comments

empieza a hacerHago una cosa nueva por primera vez cada día desde el 7 de julio de 2015. Simplemente por que empieza a hacer es mi mantra.

Hace unos meses me inscribí a una prueba deportiva llamada Titan Desert sin haber montado en bicicleta de montaña más que cinco veces exactas. Ahora voy a aprender a bailar (buscando profesor/a), cocinar, tocar un instrumento musical (no he decidido aún cual) y en 2017, si llego, mi idea es aprender 12 nuevas especialidades profesionales, una por mes.

Por supuesto, justo después de inscribirme en la Titan Desert, me di cuenta de que no podría realizar la carrera porque estaría entre Madrid – Málaga – León, pero no fue así, pude hacerlo. Sucede lo mismo con todo lo otro que voy a aprender a hacer.

Ahora te cuento lo que hace que esto de verdad valga la pena: cada día quedo paralizado pensando que es eso nuevo que voy a hacer que nunca antes haya hecho – cada día – nunca practiqué MTB, hay cosas que no sé hacer y hay otras que si sabía un poco, las he olvidado. Incluso he dejado de hacer otras cosas.

Empieza con algo

Inscribirme en la academia, inscribirme en Ultraman, comprar el billete de ida para una aventura que empiezo los primeros días de agosto, firmar el contrato del próximo libro para noviembre. Escribir aquí que lo voy a hacer es decir que lo voy a hacer.

Cuando lo haces, en realidad estás enviando un mensaje parecido a este: “es mejor que vayas y practiques. Más te vale adquirir la forma adecuada para poder disfrutar de la carrera, instrumento, música o pareja con la que practiques”, esto es hacerlo, esta es la parte bonita de esto, es un mensaje para ti, no para los que hay afuera. Es apretar el botón. Es hacer que algo deje la fase teórica y se desplace hasta la realidad actual, la práctica.

Empieza a hacer

Una vez que empiezas a hacer algo, te digo que eso que haces se vuelve real, puedes tocarlo, sentirlo, analizarlo y disfrutarlo. Cometes errores. Aprendes. Intentas. Practicas. Una vez que empiezas a hacer, puedes interactuar con otros sobre lo que has hecho – ahora viene lo mejor – obtienes resultados que hablan mejor que todo lo bueno que tú podrías decir.

De repente, de manera mágica, te unes a la fraternidad de aquellos que han hecho algo similar a ti (Ultraman, Titan Desert, Big Data, emprender el primer negocio, APP, una red social, etc.). Una vez que empiezas a hacer, puedes medir tus propias habilidades núcleo, y puedes intentar mejorar probándote contra ti mismo – nunca contra otros.

Antes de que empieces a hacer algo, antes de que lo hagas, mientras que solo sea una intuición (aunque sea muy buena y noble), lo único que estás haciendo es hablar. Planificas, diseñas, preparas. Seguro, es genial hacer todo esto y estar enfocado, pero si planificas mucho y no haces mucho, no estás haciendo.

Jugar, sí, es divertido, pero te digo algo, hacer – acción – es todavía más divertido. Piensa, hacer algo cada día.

¿Qué vas a hacer? ¿Que es aquello que no has hecho que sientes que necesitas hacer? ¿Cuál sería el primer paso para empezar?

Empieza a hacerlo. Verás.

Photo credit: Hansel and Regrettal.

Jun
13

16 aprendizajes sobre cómo utilizar el dinero para conseguir tus sueños

By Isra Garcia  //  Cambio, Entrepreneurship, Equipar, Lifestyle, Mapmakers  //  No Comments

16 maneras de ahorrar dinero para conseguir tus sueños

Muchos de nosotros trabajamos a diario sin tener claro cómo vamos a conseguir nuestros sueños. En ocasiones pensamos que la oportunidad va a venir de un inversor que descubrirá nuestra idea mientras la contamos a un amigo en la cafetería, o vendrá de intentar complacer a nuestro jefe o cliente con el fin que tengamos la oportunidad de oro, aquella que nos permita hacer una fortuna. Incluso nos han hecho pensar que podríamos ser aquellos afortunados por “El Gordo”, “EL Sorteo del Niño” o un “Cuponazo”, vaya. La sociedad en la que vivimos toma ventaja de nuestra ilusión sobre reunir el dinero suficiente para alcanzar nuestros sueños. Hemos sido seducidos para ignorar la letra pequeña, hemos sido educados para actuar con una necesidad suicida por la gratificación instantánea y sobre todo ello, poseemos una conexión emocional conflictiva con el dinero. ¿Para qué preocuparse mañana si puedo quedar satisfecho ahora? ¿Para que ahorrar?

Utiliza el dinero y el ahorro para cambiar lo que te importa

Algunos aprendizajes que tener en cuenta para conseguir tus sueños utilizando el ahorro y el dinero de manera adecuada:

1. La cantidad de dinero que poseas no tiene nada que ver con cómo lo hayas ganado. Cuando te esfuerzas, creas cambio, lideras, arriesgas, intentas, fracasas, vuelves a intentar, no desistes e impactas positivamente a otras personas, y cómo resultado de todo haces algo de (o mucho) dinero, definitivamente estás consiguiendo ese sueño.

2. Ser bueno gastando dinero es como ser bueno al blackjack cuando eres el croupier y todas las bolas son negras y todos los números que hay en la ruleta son el dos. En cambio, ser bueno invirtiendo el dinero en aquello que podría impulsarte hacia tus objetivos de vida y de trabajo, es una habilidad cada día más escasa y que te convierte en uno de los candidatos a ganar la carrera.

3. El dinero gastado en una cosa es todavía lo mismo que el dinero gastado en cualquier otra cosa. 500€ de comisión en una hipoteca de 100.000€ es tanto dinero como una propina de 500€ en la discoteca Amnesia Ibiza.

4. Si pides dinero prestado para hacer dinero, has hecho algo maravilloso. Por otro lado, si te endeudas para pagar tus recibos, irte de vacaciones o comprarte un coche que no puedes permitirte, has hecho algo bastante estúpido. Estúpido y corto placista, has cedido tu libertad a algo que cada día te aleja más de tus sueños.

5. Si estás endeudado por alguna razón, salir de ello tan rápido como puedas es la cosas más inteligente que puedes hacer con el dinero del que dispongas. Si necesitas una prueba para confirmar esta categoría, pregunta a cualquiera con dinero

6. Invierte el dinero que posees en crear un ahorro que te permita ir unas cuantas veces, no demasiadas, a a la bancarrota (es decir, que te permita intentar conseguir aquello que podrías no conseguir, lo cual podrían ser tus sueños) y te permita resistir para levantarte y volver a intentar otra cosa diferente. Asegúrate de que los fondos son suficientes para no desanimarte mucho cuando caigas y puedas levantarte sin que sea el trauma de toda una vida. (Uno de los mejores consejos que he recibido en mi vida)

7. No estoy muy seguro que necesites crédito, si un sistema inteligente de ahorro (timing sobre inversiones; tiempo, cantidades, periodos, carencias y motivaciones de ahorro). Piensa en esto, las compañías de tarjetas de crédito obtienen más beneficios en un año que cualquier otro negocio en el mundo.

8. No hay diferencia (en término del dinero que ahorras) entre gastar dinero y no ganar dinero, no hay diferencia alguna entre no gastar dinero y obtener un aumento (en realidad, a causas de los impuestos, estás lejos de no gastar). Si tienes televisión de pago, tarifa de datos y cuota de gimnasio, estás gastando entre 3.000 – 6.000 euros más impuestos.

9. Si ahorrar es imposible para ti porque vives tu vida al límite y al día, presente, no te culpo, en parte soy como tu, pero no me quejo, porque gracias a crear mi propio ahorro a través de mi propio trabajo, consigo el 95% de sueños que tengo, de manera frecuente.

10. Si estás considerando encontrar (más que buscar) la mejor alternativa para crear ese ahorro, considera COINC. Facilidad, accesibilidad, metas, planes, sistemas, agilidad, versatilidad, realidad.

11. Si ahorrar dinero es un tema emocional para ti, tienes un gran problema. No conozco un solo constructor de viviendas que tenga un problema emocional con el cemento, los ladrillos o arquitectos. Lleva tus problemas personales donde deben estar y enfócate en ver crear tu ahorro como una herramienta.

12. Ahorrar para crecer como persona y profesional en formación útil, disruptiva y transformadora, es la peor manera que conozco de malgastar tu dinero. A corto, medio y largo plazo.

13. En la cultura de las personas que hacen que las cosas sucedan ahorrar lo suficiente para hacer que “eso” suceda se ve como ganar, y ganar es lo que buscamos.

14. Más dinero, más gastos, más deuda, no hace a la gente feliz. No conozco a nadie insatisfecho por ahorrar para cumplir sus propósitos.

15. Aprende a ahorrar no para llegar a viejo, no para tener más que tu vecino, no para vivir tranquilo, aprende a ahorrar para cambiar las cosas que te importan ahora y con suerte, mañana.

16. A largo plazo, hacer el trabajo que importa lleva a más dinero, el dinero bien utilizado lleva a un ahorro más consciente, un ahorro más consciente está directamente relacionado con el tiempo que te queda para alcanzar tus sueños, creo.

Sigue gastando. Otros seguiremos cumpliendo sueños.

Photo credit: Chris Potter.

Abr
17

Cómo saber cuando tu gran idea no es tan grande

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Marketing, Negocio  //  No Comments

Cómo saber cuando tu gran idea no es tan grandeEmprendedores, freelancers, estudiantes, incluso empresarios. En la mayoría de ocasiones, en el entusiasmo de una nueva idea, sobreestiman su potencial real.

Cuando una idea aparece, parece que es buena, o grande. ¿Siempre? ¿Es tan grande? ¿Funcionará? ¿Dónde está la línea? ¿En qué punto los pequeños detalles que pasamos por alto podrían matar esa gran idea? ¿Cuando es suficiente suficiente?

Decidir cuando asesinar una “gran idea” es una de las más difíciles y críticas habilidades que un profesional puede adquirir.

Para mí, desde mi experiencia, propia, en proyectos, negocios y con clientes, va casi todo sobre intuición e instinto. Pensando en esto, me doy cuenta de posiblemente no te será de mucha utilidad, así que voy a compartir un proceso de tres pasos para determinar si tu gran idea es en verdad tan grande.

1. ¿Sobresale desde el núcleo?

Imagina que decides lanzar una plataforma deportiva para competir contra Strava, Sportlyzer o Nike+. Todas las plataformas poseen sus debilidades y eso puede ser explotado por el cuarto jugador, la realidad es que si tardas dos años en lanzar tu producto y empezar a funcionar, no hay duda que los consumidores interesados en este tipo de servicio, ya habrán elegido otra plataforma o dado el paso al siguiente nivel.

Para evaluar la validez del núcleo de tu idea y determinar si sobresal o no, pregúntate:

  • ¿Existe todavía una audiencia para mi producto o servicio?
  • Si existen, ¿están todavía buscando lo que voy a ofrecer, y son propensos a buscarlo cuando estemos preparados para lanzar?
  • ¿Hay alguna nueva tecnología que haya desplazado mi idea lo la vaya a desplazar pronto?
  • ¿Hay alguna otra implicación sobre mi idea que puedan ser retadas de manera que pueda suponer un gran obstáculo?

Considera donde podría fallar tu idea y si las condiciones de mercado son favorable para un lanzamiento futuro.

2. ¿Cómo mis finanzas pueden soportar mi idea?

Empresas, startups, emprendimientos y demás iniciativas fracasan porque pocos dibujan el camino de que es lo que esa idea necesita para despegar al largo plazo.

Dale un vistazo a este análisis de CB insights, la segunda razón por la cuales la start-ups fallan en por “falta de fondos” y la primera es “no existe necesidad en el mercado”.

Así que piensa por adelantado. Escribe un obituario para tu idea antes de que despegue. Concluye las razones potenciales por las cuales tu idea podría fallar repentinamente y crea una lista comprensiva de todas esas razones. Además, pregúntate esto:

  • ¿Poseo los suficientes fondos?
  • ¿Excederán mis beneficios netos los costes de la adquisición de clientes?
  • ¿Cómo puedo hacer más provechosa mi idea?

3. ¿Estoy personalmente interesado en el negocio que producirá la idea o solo es la idea?

A veces nos apagamos antes de que nuestro negocio lo haga. El trabajo emocional es crucial. Si una gran idea no te vuelve loco, o sientes que tu pasión sobre ella disminuye, podría ser el momento idóneo para cargarte esa idea concepto.

Las grandes ideas no siempre fallan porque son malas.

Photo credit: Helgi Halldórsoon.

Abr
15

Magia para trabajar

De manera esencial, hay varias maneras de avanzar en el trabajo t hacer que funcione, de entre ellas dos muy simples:

  • Una más rápida: no parar de lanzar, fracasar y analizar cómo hacerlo bien la siguiente vez.
  •  Una más lenta: ir poco a poco dando pasos lentos y seguros, sin fallar. Perfeccionar perfecto. Tardar una eternidad y lograrlo al final de los días.

Sea cual sea la manera esto es lo que propongo hacer:

1. Plasma tus ideas / proyectos / acciones / APPs / tácticas de negocios / plan de ventas / estrategia de RRHH / operativa de RRPP… en una hoja

2. Comparte tu visión con personas que admires o respetes, pide feedback sobre lo que cuentas, cómo hacerlo para que funcione mejor, limitaciones, expectaciones, etc.

3. Haz magia – no trucos, me explico – pasa de idea a realidad: trabajar en ello; toma decisiones y actúa sobre ellas, evita reuniones, envía emails con llamadas a la acción, haz llamadas para solventar problemas, fija un timing, fechas límite, responsables, etc. y empieza con el project management tu mismo.

funcione

Espero que seas consciente de la realidad del resultado, hay que trabajar duro para que funcione. La fórmula del éxito; determinación, constancia, disciplina y mucho mucho mucho mucho trabajo. Y entre medio de todo esto, estar dispuestos a fallar mucho, rápido, levantar más rápido aún y volver a intentar, pero diferente.

El asunto está determinado por nuestra actitud. Es nuestra actitud la que determina la calidad de los resultados. Si paramos antes de ver frente a nosotros lo que queremos, habremos perdido. La clave es continuar, sin parar, hasta lograrlo… Hasta ver las metas realizadas. Es hora de que determines tus objetivos y vayas en busca de su cumplimiento. Es hora de que hagas que funcione.

Magia. Resultado. “Tachán”.

Photo credit: Dana.

Mar
29

Crecer es algo que sucede a diario

By Isra Garcia  //  Cambio, Entrepreneurship, Equipar  //  No Comments

como subir al siguiente nivelTu próximo nivel no aparece un día de forma mágica. No es algo que haces y entonces, de repente, avanzas com si de magia se tratase. Tus siguiente nivel requiere realizar estiramientos, empujar límites pasados y previos, y en algunas ocasiones, clasificar desde lo más básico, empezar de nuevo e ir sumando.

Acción: haz la prueba. Responde a estas ocho preguntas.

  • ¿Estás satisfecho con la posición que ocupas tú o tu empresa en los negocios?
  • ¿En qué aspectos o áreas permaneces estancado?
  • ¿Qué es aquello que se te resiste?
  • ¿Qué es aquello que mas necesitas revisar / eliminar / abandonar?
  • ¿Hacia donde te diriges ahora?
  • ¿Cómo vas a llegar hasta ese punto?
  • ¿Cuál es el paso número 1?
  • ¿Y el paso número 2?

Toma 5 minutos para pensar sobre las respuesta a cada una de estas preguntas. No van a ser fáciles y la respuesta no aparecerá sin más. Merece la pena intentarlo. Puedo decirte que este simple ejercicio me ha garantizado más trabajo que atender y nuevas formas de ser más útil a las personas que sirvo.

Photo credit: hndrk.

Mar
13

Una idea sola no marca la diferencia

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar  //  2 Comments

tu idea no es lo más importanteUn día descubres el poder de las ideas, en ese momento todo cambia, hasta el día – posiblemente más tarde en el tiempo – en el que te das cuenta de que una idea tiene valor, utilidad, retorno e impacto cero, hasta que no se convierte en un proyecto, iniciativa, negocio, producto, servicio, dibujo, escultura, canción, sonido, widget o diseño.

Una idea puede venir de cualquier cosa; arte, ciencia, negocios, amor, política, cultura, tecnología. Puede venir de alguien, o puede ser tuya propia – no importa mucho esto. Lo que importa es que te impulse lo suficientemente fuerte como para llevarla a cabo, sin importar mucho el resultado – al principio. Esto te elevará, hará que tu vida merezca la pena.

En ese momento, empiezas a darte cuenta de lo esencial que es transformar ideas en hechos. Esto, eventualmente y quizá, te llevará a ganarte la vida decentemente, si apuntas por ello. Espera, de repente, estás rodeado por personas aduladoras que valoran ideas más que ejecución. No.

Mira, tiene sentido. Quiero decir, la mejor idea en el mundo es aquella que intentas.

Así que después de que empieces a ignorar a la creencia de las grandes, medianas o pequeñas ideas, considera en accionar cada una de esas ideas que tienes, empieza a monitorizar todo durante el proceso.

Para de leer tantos libros. Para de descargas tantas APPs. Para de descargar tantos informes. Empieza a diseñar una parte del día donde aplicas tu idea y mides el resultado que genera.

La verdad y la belleza no se pueden reemplazar por indicadores. Cierto. Eso es el núcleo de una idea, pero debes seguir hacia la profundidad, entrar en la idea y sacarla fuera. De lo contrario, dedícate a otra cosa.

La próxima vez que alguien te diga “¿Cuál es tu idea?”, hazte un favor y piensa en pasos para no llamarlo idea, sino realidad. En unos meses o un año, te lo agradecerás.

Photo credit: jarito.

Mar
6

Empieza. Sigue. Sigue. Sigue.

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar  //  4 Comments

Empieza. Sigue. Sigue. Sigue.“Pero tú eres ____________”, “claro como es ______________”, “si yo fuera _______________”, “_______________ puede trabajar para quien quiera”, “seria más fácil si me llamara ___________”. Escucho esto en muchas ocasiones (la mayoría de las ocasiones porque son personas que conozco, incluso en raras ocasiones aparece también mi nombre).

Dices

Dices, “quiero ganar dinero con mi blog”, aquí digo “bloggea”, entonces dicen “nadie me leerá”. Otros dicen “quiero escribir un libro”, aquí digo “empieza a escribir”, entonces dicen “no sé sobre qué escribir”. Algunos otros dicen “quiero empezar mi propia empresa”, aquí digo “créala”, entonces dicen “cuesta mucho trabajo, no sé por donde empezar”. Dicen “quiero dar conferencias”, aquí digo “empieza a darlas”, entonces dicen “nadie me contratará”. Dices “quiero hacer deporte”, aquí digo “mañana es un buen día”, entonces dices “mañana no me viene bien”. Me han dicho “mi trabajo no me hace feliz”, aquí digo “renuncia mañana”, entonces me dijeron “¿y qué voy a hacer entonces?”.

Cuando empecé…

Cuando empecé a dar conferencias, nadie me contrataba. Cuando empecé con IG nadie demandaba nuestros servicios. Como quise ser advisor nadie me hacía caso. Cuando empecé a hacer deporte, siempre era el último elegido a tener en un equipo. Cuando empecé este blog, solo yo me leía a mí mismo. Cuando empecé, en cualquier cosa, lo hice gratis, en el lugar donde pudiera hacerlo gratis y ser visto por otras personas. En algunas ocasiones tuve que crear ese espacio llamado “gratis”. En otras ocasiones tuve que aceptar condiciones injustas, no en muchas ocasiones, pero acepté.

Sigue

Cuando lo hice por primera vez y sabía que seguía queriéndolo hacer, porque lo amaba, porque me apasionaba, porque quería, porque me apetecía, porque sentía que era una oportunidad, porque sobresalía de mí mismo y porque me lanzaba a lo incierto, desconocido y temeroso. Cuando lo hice porque sentía y sabía todo eso, lo único que hice fue no parar de seguir haciéndolo.

Cuando cualquier persona – que desees colocar en esos espacios en blanco de arriba – empezó, no era nadie. Cuando tú empezaste en la guardería no eras nadie. Cuando tu ídolo empezó su carrera, no era nadie. Cuando tu profesor llegó a la universidad, no era profesor. Cuando Pete Cashmore tuvo la idea de crear Mashable, no era nadie. Cuando yo empecé no era nadie. No era “Isra García”, era solo Isra García.

Seguimos

Y todos ellos y yo, seguimos haciendo cualquiera que fuera la cosa que pensábamos que nos haría sobresalir, nos divertía y nos hacía ganarnos la vida. En cada espacio o hueco, lo hacíamos. Sin coste, gratis, más que barato. Miles y miles de veces. A toneladas. Y entonces un día lo hicimos a cambio de pagarnos con dinero. Entonces, más tarde, nos pagaron un poco más todavía en otra ocasión, en unas cuantas siguientes todavía un poco más de dinero. Y entonces, un día, pasamos de cuatro cifras a cinco, porque habíamos ganado ese derecho.

Y ahora, no muchos años después, seguimos demostrando resultados, por lo cual hemos podido cobrar todavía más.

Por qué…

Porque empezamos. Porque un día no fui el profesional que hoy soy. Porque un día mis conferencias no eran las que son hoy. Porque siempre seguimos. Porque una día tu no fuiste un _____________ ¿Y entonces?

Empieza. Ahora. Repite. Sigue. Sigue. Sigue.

Photo credit: Lenore Edman.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+