Menu
Browsing articles tagged with "éxito archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Dic
18

No tendrás éxito

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  6 Comments

El éxito no es solo tener dinero. Muchas personas como mucho dinero llevan vidas infelices y radicalmente desequilibradas. No tendrás éxito porque no estás siendo exitoso en loq ue más importa.

Una parte del éxito, una parte importante, es mejorar continuamente cómo eres, cómo vives, cómo trabajas para otros y cómo te relacionas. Así que, ¿por qué mucha gente no tendrá esa clase de éxito?

¿Por qué la mayoría de personas no evolucionan?

Cuanto más evolucionas, más centrado puedes estar en esas pocas cosas que realmente marcan la diferencia. Aún así, como Jim Rohn dijo: “muchas personas no tienen éxito simplemente porque se especializan en hacer lo no importante”.

Para tener éxito, no puedes relacionarte con personas de baja frecuencia durante un argo periodo de tiempo.

No puedes continuar alimentándote con comida basura, a pesar de los gustos de tu pareja o colegas.

Tus días deberían estar llenos de actividades de alto valor, de lo contrario no tendrás éxito.

No tendrás éxito, lo siento

Cuanto más exitoso te vuelves menos puedes justificar las actividades de baja calidad. Con exitoso/a me refiero a equilibrar las cuatro dimensiones del ser humano (física, espiritual, intelectual y emocional) y eliminar todo lo restante. Greg McKeown dijo una vez: “no puedes sobreestimar la poca importancia de prácticamente todo”.

Antes de que evoluciones, puedes emplear tiempo con casi cualquier persona, y no tendrás éxito.

Puedes comer casi cualquier cosa que te apetezca, pero no tendrás éxito.

Puedes justificar actividades y comportamientos que son, francamente, mediocres. Sí, pero no tendrás éxito.

Sin embargo, cuando la visión de ti mismo empieza a expandirse, comienzas a darte cuenta de que hay cosas que tienes que ajustar. Eliminar gastos innecesarios en entretenimiento vacío. Te das cuenta de que tienes que servir más a otras personas, e invertir más en tu educación y en lo que venga después.

Cuanto más éxito tengas, menos podrás justificar la baja calidad. Más enfocado deberás ser. Más necesitarás la alta calidad e incrementarla de forma consistente.

No hablo de perfección. Tampoco estar ocupado todo el tiempo. En realidad, el equilibrio del éxito requiere de aquello que Tim Ferriss llama “mini-retiros” o sabáticos de corta duración.

Aún así, si tus comportamientos diarios son de baja calidad, ¿cuál esperas que sea el resultado de tu vida?

Tus elecciones deben convertirse en elecciones de alta calidad.

Lo mismo con tus relaciones.

Alto valor y nada más

Cada área de tu vida afecta a otra área de tu vida. He aquí el dicho, “cómo haces cualquier cosa es cómo lo haces todo”. Este es un mantra perfecto para le alto rendimiento. Y solo tendrá sentido para las personas que se han deshecho de todo aquello que odian o les pesa en sus vidas. Es vivir bajo este principio: tu vida normal diaria solo pueden contener cosas de alto valor para ti.

Cuando tus días están llenos de esas cosas esenciales – y obtienes grandes resultados en esas áreas – entonces estás dominando “todas” las áreas de tu vida. Porque las cosas que realmente cuentan son las cosas que son de alto valor para ti.

Todo lo demás es secundario. Estarás viviendo con intención y congruencia. Tendrás capacidad de trascendencia y equilibrio.

Estarás siendo quien de verdad quieres ser, cada día.

Hacerlo no solo lleva tiempo, sino que además es duro y difícil llevarlo a la práctica cada día.

Decir “no” a oportunidades geniales y relevantes es duro.

Eliminar los malos hábitos es duro.

Cambiar tu sistema de creencias y expandir tu visión requiere coraje. Es tan fácil volver al pensamientos mediocre. Sin embargo, tan pronto como alineas tus valores con tu vida, lo increíble empezará a suceder. Te sentirás más feliz. Vivirás más despierto. El tiempo será mejor aprovechado. Perseguirás sueños más grandes, ambiciones más imposibles. Serás más resiliente en los desafíos que se te presentarán. Vivirás el alto rendimiento porque tendrás una alta frecuencia. Y todo lo que hay a tu alrededor reflejará eso.

no tendrás éxito

Por lo tanto, muchas personas no serán exitosas. Muchas personas no evolucionarán y progresarán.

Pero tu sí. Lo sabes, y lo puedes sentir. Ya has empezado. Y cada día, estás un paso más cerca.

Muy pronto estarás completamente comprometido con quien sabes que puedes ser. Una vez pases el punto de no retorno, serás imparable.

Atribución Imagen: Fumiferro.

Nov
25

El problema de triunfar

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

Es que pensamos que triunfar es la clave…

La mayoría de las personas tambalean.

Incluso las personas que triunfan.

Es muy pero que muy común quedarse estancados para esas personas que están triunfando.

Piensa sobre algunos de tus deportistas favoritos, autores preferidos, o actores icónicos. Músicos, emprendedores, incluso empresas.

En algún momento, cada uno de ellos, han dejado de ser innovadores, divertidos y creativos.

Todos tenemos esa banda de música que amamos, cuyo primer álbum fue el mejor. A partir de entonces, una vez triunfaron y fueron famosos, pasaron a ser dóciles y predecibles.

el problema de triunfar

Lo mismo sucede con los mejores chefs del mundo.

Una vez que un restaurante es reconocido como uno de los mejores, éstos empiezan a introducir menos mejoras e innovaciones en los menús.

Una vez que algo funciona, es difícil empezar desde cero.

En términos psicológicos, tu motivación puede pasar de orientado al enfoque a orientado a la evasión.

Específicamente, todas las metas son defensivas u ofensivas.

Si buscas avanzar en tu profesión actual, estás “enfocado”.

Si buscas mantener tu posición laboral, o evitar que algo malo suceda, estás “evitando”.

Cuando enfocas, estás menos preocupado sobre los riesgos y más centrado en las recompensas. Estás dispuesto a tomar riesgos. Dispuesto a fracasar.

Estás siendo empujado hacia delante.

Cuando estás evitando, estás menos preocupado por las recompensas y más centrado en los riesgos. Entonces, aparece el deseo por enfrentar esos riesgos.

Lo que sucede es que estás tratando de protegerte de cualquier problema que pueda surgir en tu camino.

Reinventar es triunfar, atacar es triunfar

He visto esto tantas veces, en proyectos, en clientes, en familia, amigos y en mí mismo. Esta fue una de las razones por las cuales he decidido lanzarme a buscar el rechazo y fracaso durante 200 días consecutivos.

Piénsalo, puedes verlo en tu trabajo. Te vuelves más conservador.

Empiezas a depositar menos intentos ideológicos en tu tarea. Por lo tanto, tu trabajo se vuelve más convencional. Obviamente calculado y menos inspirador e intuitivo.

Cuando empiezas a triunfar, tu enfoque puede cambiar de POR QUÉ a QUÉ. En lugar de operar desde tu esencia, lo que haces es intentar mantener ese estado triunfante. El tan perjudicial éxito.

Así es cómo acabamos encallados.

Así es cómo acabamos confundidos y perdemos nuestra identidad.

¿Estás en la defensa o en el ataque?

¿Enfocas o evitas?

¿Estás llegando a ser la persona que quieres ser? ¿O sigues enganchado a la persona que piensas que eres?

Imagen atribución: Rui Kuroki.

Oct
19

El concepto “éxito” está idealizado

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Vida  //  1 Comment

Tu misión, la aceptes o no, es encontrar la forma de hacer un trabajo que lo disfrutes más que te disguste. Es estar ahí para la gente que amas, y encontrar y alcanzar tus propias métricas para felicidad y satisfacción. No es ser Gary Vaynerchuk, Tim Ferriss o Richard Branson. Es ser tu mismo.

ser tu mismo mejor que el éxitoSolo tienes una vida que vivir, además es corta y limitada. Tienes que utilizar esta vida para hacer lo que te apetezca, no para seguir la mierda que otros venden y que normalmente te hace sentir miserable, porque no obtienes los resultados que éstos te explican que deberías obtener.

Intenta recordar esto siempre. Aunque muchas veces lo olvides, recuérdalo a menudo. No hagas las cosas por popularidad, atención o relevancia, hazlas porque encuentras significado en ellas.

Crear tu vida entorno a likes, comentarios y tráfico web (o incluso leads) es la peor definición de éxito que he conocido nunca.

Hazlo a tu manera, con honestidad, dignidad y propósito. Ser tu mismo es el éxito que buscas.

Atribución imagen: Jaywillis1.

Ene
4

Cómo construir tu éxito – el método

cómo construir tu éxitoAntes de escribir este post, estuve pensando en dos opciones diferentes, la primera sería escribir algo relacionado sobre los nuevos propósitos de cara al 2016, el año en el que justamente acabamos de entrar. La segunda opción sería crear un texto inspirador para comenzar en año (después de esto no tengo mucho más que decir), ninguna de las dos me convencieron demasiado, así que compartiré contigo un sistema (dentro de mis métodos de trabajo) que creé, llamado “construir tu éxito“.

Antes de empezar, merece la pena considerar lo siguiente; hablar de lo ocupado que estás es una perdida de tiempo. Si estás siempre muy liado, es que no has aprendido a dominar el tiempo y trabajar inteligentemente.

Construir tu éxito

Esta es mi matemática extendida para construir tu éxito:

1. No duermas mucho (casi) durante los 3-4 primeros años. En lugar de eso sé mejor que nadie en tus habilidades núcleo. Fórmula.

2. Después de eso, duerme 8 o 9 horas si puedes, principalmente porque:

  • Reconstruye tu cuerpo internamente.
  • Te ayuda a mantener tus funciones vitales en plena forma.
  • Te ayuda a perder peso.
  • Potencia tu cerebro.

3. Examínate a diario y evalúa donde empleas tu tiempo y que es lo que falla si no llegas a todo lo que necesitas llegar. Si no tengo tiempo, es mi culpa, fue una mala decisión, probablemente.

  • No tuve un plan.
  • No trabajé el plan

4. Parte del éxito viene al no dejarte llevar por la mediocridad externa, ni por las adulaciones, reconocimientos o premios sin importancia. Por ejemplo, cuando alguien te pregunta: “¿Cómo encuentras el tiempo para hacer todo lo que haces?” Esta es mi táctica: encógete de hombros, sonríe y da una respuesta casual y vaga, algo esperado. Explicarlo es una perdida de tiempo, la otra persona no va a aprender, ni espera que le des una lección. Habla como un tonto, piensa como un listo.

5. Mindfulness. Meditación: respiración (dentro y fuera), prácticas diarias que te ayuden a encontrar la paz dentro de ti. Invierte el máximo tiempo posible en ti, pasa tiempo en soledad – bastante. Viaja mucho, habla contigo mismo, crea ese dialogo interior sano que te enfrenta a tus conflictos y trivialidades, busca y encuentra respuestas, sobre todo las que no quieres obtener.

6. Recuerda cuanto tiempo pierdes cuando te enfureces. Pasado o futuro son impuestos en las horas que te quedan restantes en este planeta. Deja que el mundo siga su curso, no eres prescindible, ni tampoco imprescindible. Tu opinión sobre política, deporte, religión, no cambiará nada y posiblemente creará conflictos con muchos otros. Huye todo lo posible de cualquier persona negativa, aíslala hasta hacerla desaparecer. Sin miramientos.

7. Trabaja contra la procrastinación.

8. Crea un plan de objetivos a largo plazo (objetivos como unidad de medida). Aquí va un ejemplo:

A 5 años:

  • Que mi empresa X sea adquirida por un fondo de inversión por 200.000 €.
  • Mi emprendimiento X sea comprado por 500.000 €.
  • Incrementar el caché de mis conferencias a 20.000 €.
  • Mi agencia X facture 2.000.000 € anualmente.

A 3 años:

  • Facturar 500.000 € al año en mi PYME.
  • Lograr 15.000 suscritos a mi newsletter.
  • Llegar hasta los 8.000 suscritos en mi blog.
  • Facturar un total de 50.000 € en libros.
  • Ganar 5.000 € mensuales.
  • Obtener 1.000 participantes a mi programa de formación en 10 ediciones.
  • Incrementar el caché de mis conferencias a 10.000 €.

A 1 año:

  • Obtener 5.000 suscritos a mi newsletter.
  • Tocar los 4.000 suscritos en mi blog.
  • Facturar 300.000 euros en mi negocio.
  • Conseguir que mi agencia esté desarrollando 6 proyectos simultáneamente.
  • Hacer que mi programa de webinars facture 100.000 €.
  • Facturar un total de 15.000 € en libros.
  • Ganar 3.000 € mensuales
  • Obtener 220 suscritos a mi programa de formación en 3 ediciones.
  • Llegar a una media de caché de 7.000 € por conferencia.
  • Realizar 6 ediciones de mi evento por 6 ciudades diferentes.

A 6 meses:

  • Obtener 2.000 suscritos a mi newsletter.
  • Ganar 2.000€ mensuales a través de mi profesión.
  • Alcanzar los 1.500 suscritos a mi blog.
  • Facturar 40.000 € a través de mi programa de formación online.
  • Cerrar 26 suscritos a mi programa de formación en 3 ediciones.
  • Concluir 4 proyectos para mi joint-venture.
  • Cerrar 1 conferencia al mes por 4.000€
  • Realizar 4 workshops para grades compañías.

A 3 meses:

  • Lanzar mi proyecto X.
  • Cerrar mi programa de formación con 32 alumnos.
  • Firmar 2 proyectos para mi agencia.
  • Cerrar 2 proyectos para la empresa que he creado con otros socios.
  • Realizar 2 ediciones de mi evento.
  • Organizar un workshop “in company” para una gran empresa.

A 1 mes:

  • Pagar la renta y los recibos sim aplastar la tarjeta de crédito (2.500 € / mes)
  • Cerrar el acuerdo con sponsor.
  • Lograr 2 conferencias.
  • Acabar las fases de trabajo de 4 proyectos personales en los que trabajo.

A 1 semana:

  • Trabajar en la creación de mi newsletter.
  • Preparar y acabar 3 nuevas presentaciones para conferencias.
  • Finalizar los artículos para FastCompany y Forbes y enviarlos para revisión.

10. Ahora crea uno de objetivos que tengan menos que ver con números y más con calidad. Voy con algunos ejemplos:

  • Dar la vuelta al mundo.
  • Escribir tu primer libro.
  • Crear tu canal de televisión online.
  • Lanzar tu start-up.
  • Aprender a cocinar comida japonesa, o comida decente.
  • Mejorar tus habilidades comunicativas.
  • Hacer un retiro espiritual.
  • Viajar al espacio.
  • Acostarte con otras dos personas, o tres, o cuatro.
  • Estar en Tomorrowland con tus mejores amigos.
  • Finalizar el Maratón Des Sables.

Aplica la misma línea del tiempo para estos objetivos: 5 años, 3 años, 1 años, etc.

11. Desarrolla e implementa un plan de trabajo (a diferentes plazos; 1 semana, 1 mes, 3 meses, 6 meses, 1 año…) para intentar alcanzar, o acercarte, a todos los objetivos que marcaste. Puedes empezar por aquí.

El plan para construir tu éxito.

Importante sobre construir tu éxito

Sobre construir tu éxito: si no consigues los objetivos que marcaste, no has fracasado, seguramente te quedaste muy cerca definiste un objetivo demasiado pretencioso y alto, quizá en 10 años, ahora no. Nunca te castigues, nunca te lamentes, nunca te minimices, estás haciendo algo que otros no hicieron, siéntete orgulloso y continúa. Si das lo mejor de ti, nunca perderás, como mínimo fallarás o empatarás.

Me gustaría que te ayudara tanto como me ha ayudado a mí, a personas de mi entorno, a clientes y a participantes de Stand OUT Program.

Photo credit: Bernard Goldbach.

Dic
2

6 hábitos diarios y accesibles para el éxito personal

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  1 Comment

seis hábitos accesibles diarios de exitoEl éxito en uno mismo va sobre aquello que puedes controlar y no perder la cabeza sobre lo que no puedes llegar a controlar. El tiempo, la economía global, el tráfico hacia el trabajo o el juego de la ruleta. Sin embargo, si podemos controlar nuestros hábitos accesibles diarios. Nuestras rutinas o rituales más personas son los que definen quienes somos y lo que hacemos. Aquí hay seis hábitos diarios que considero importantes para llegar a esa clase de éxito personal.

Hábitos accesibles diarios número 1: tiempo para ti

Es imprescindible tener tiempo para ti, cada día. Ya sean treinta minutos, una hora o dos horas, para hacer lo que te apetezca, meditar. Hacerte preguntas incómodas, tumbarte en el sofá y escuchar música, pintar cuadros, jugar a la petanca o aprender a hacer algo nuevo. Tiempo para ti, solo para ti. Trata de no compartido con nadie más. Si lo haces, no será tiempo para ti, sino tiempo compartido. lo cual no está mal, pero eso va en otra categoría. Si inviertes tiempo en estar bien, tu relación con el trabajo, el deporte, otras personas, mejorará.

Hábitos accesibles diarios número 2: haz deporte

Ya sea correr cuarenta minutos todas las mañanas, nadar 20 minutos en la piscina, salir a rodar treinta kilómetros con la bici de montaña o carretera. Una hora de DeRose Method, escaparte al rocódromo o quizá una partida de padel o tenis al mediodía o crossfit al caer la noche. Aquello que más pleno te haga sentir, prueba hasta encontrar el deporte que mejor te sienta y practícalo cada día. Si no puedes una hora, treinta minutos, pero todos los días. No hay excusas para no hacer diariamente veinte o treinta minutos. No las hay ni siquiera para una hora.

Hábitos accesibles diarios número 3: fija tiempo para leer

Ya sea antes de dormir, en el tren o metro hacia el trabajo, en el baño (mi momento preferido) o en el desayuno. Marcar algo de tiempo en tu día para perderte a ti mismo dentro de un libro tiene inmensos beneficios mentales y emocionales. Hay estudios como este que demuestran que una novela puede mejorar tus funciones cerebrales. Otros estudios como este de Liverpool demuestran que treinta minutos de lectura a la semana. Solo treinta minutos a la semana, pueden ayudarte a mejorar tu estado de ánimo ¿te imaginas cada día?. Desde que he vuelto a leer cada día duermo mejor. Aquí puedes encontrar otros seis motivos científicos por los cuales deberías considerar leer.

Habitos accesibles diarios número 4: tiempo quieto en soledad

Este es diferente al hábito número uno. Aunque pienses que podría ser lo mismo, no lo es.

Cada persona de éxito que he conocido toma deliberadamente tiempo para estar quieta y evadirse de la conexión digital, del whatsapp y de la masa. Albert Einstein (no, no lo conocí) era famoso por esconderse una semana sin hablar con nadie para estar solo con sus pensamientos. Cada día dedico 30 minutos al despertar y antes de acostarme para estar solo conmigo mismo pensando, sin nada más.

Emplear tiempo en soledad, meditando, o si estás solo con tus pensamientos. Eso te permite restaurar tu cerebro y refrescarte. Esto puede ayudarte a salir de problemas complejos que puedas experimentar. la concentración funciona mejor que el ruido.

Hábitos accesibles diarios número 5: haz tus tareas del hogar

Parece algo absurdo, pero no lo es, esto que siempre nos han enseñado en casa nuestros padres o abuelos. Sacar la basura, hacer la cama por la mañana, lavar los platos, poner la lavadora, tender la ropa, barrer el suelo. Todo ello no es más que un firme compromiso por ti. Es respeto por tu propio espacio. Te conecta con el modo ultraproductivo y te hace ver las cosas de una manera más adecuada. Todo está en su sitio. Cada día empleo tiempo en hacer las tareas del hogar. Principalmente por la mañana, al comenzar el día, me ayuda a tomar una dirección.

Hábitos accesibles diarios número 6: escribe más

Escribir tus planes, objetivos, acciones que vas a tomar, llamadas que vas a hacer, reuniones que vas a mantener, fechas límite que vas a cumplir, pagos que vas a realizar, etc. Eso es el cemento de tu compromiso hacia cumplir todo ello. Hazlo simple, antes de hacer algo. Piénsalo y escríbelo. No reacciones a estímulos externos, causados tú. Lo fácil es estar distraído. Justo como estaba hace diez minutos respondiendo a los emails que iban entrando en mi bandeja de correo electrónico.

Photo credit: Daily Motivation.

Sep
9

Qué ofreces

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Equipar, Habilidades  //  2 Comments

¿Qué sucede cuando ofreces… Tus servicios a un cliente, o…

  • Tu trabajo a un posible contratante.
  • Tu perfil profesional a un responsable de recursos humanos.
  • Tu especialidad a un grupo de degustadores.
  • Tus resultados a la jefa de sección.
  • Tu business plan a los inversionistas

cliente¿Has prestado alguna vez atención en el proceso? El “qué” y el “cómo”, o lo que es lo mismo, las claves para salirte con la tuya y lograr el éxito en tu iniciativa.

Ofrece valor

Cuando alguien me ofrece una oportunidad para colaborar o participar en algún proyecto. Cuando llega un profesional y me ofrece sus servicios. Cuando un negocio, evento u organización pretende contratarme para una conferencia o taller. Cuando un blogger contacta para una entrevista. Cuando un medio instiga para que publique una nota de prensa. Cuando algunas de estas situaciones tienen lugar y estas mismas propuestas llegan con coherencia, siempre formulo una pregunta que me funciona estupendamente bien, es la siguiente:

“¿Qué es exactamente aquello que me llevo yo, mi equipo, cliente o agencia por aceptar tu propuesta y qué es exactamente lo que pretendes que yo haga a cambio y qué esperas que esto te reporte a ti, tu agencia, negocio o cliente?”

Quien gana la carrera

En un promedio de 300 personas a las que he formulado esta pregunta, un 50% nunca ha respondido a la pregunta, la ha esquivado. Un 30% ha salido con un argumento irrelevante y que no aportaba nada. Un 13% ni siquiera ha respondido al email de vuelta. Y un 5% se ha ofendido por la naturaleza de la pregunta. Nos quedamos con un 2% que han aportado pruebas y hechos concluyentes. Ese 2% ha conseguido mi atención y mi trabajo.

Un poco de contundencia

Con todos mis respetos y honestidad, deja de “pajarear”, deja de “ilusionarte”, incluso deja de soñar, dejar de “volar alto” y empieza a entregar el trabajo que el mundo, tus clientes, tus jefes y yo buscamos en ti. Todo lo otro, es lo que recibimos a diario, lo que todo el mundo ofrece. Nada nuevo, nada útil.

Si quieres algo más, debes estar dispuesto a ir más allá.

En caso contrario, esto será lo que ocurrirá:

1. Responderemos dándote las gracias y te diremos que consideraremos tu propuesta (nos olvidaremos completamente de la misma).

2. Ignoraremos tu respuesta y ni si quiera contestaremos.

3. Ninguna de las dos.

El impulso detrás de todo esto es tu cliente

Sin embargo, este post no es solo un latigazo, quiero que crezcas y obtengas lo que buscas, por eso pienso que si fuera una empresa que te querría contratar, buscaría puntos de atención / utilidad / valor en tu propuesta para destacar del resto. Si yo quisiese trabajar contigo, te diría que es lo que quiero, sin pelos en la lengua y que voy a ofrecerte (acciones puntuales, concretas, certeras), eso sería un intercambio justo.

Espero no desanimarte con estas líneas, no son palabras suaves, no soy un tipo suave. Principalmente porque siendo suave tú no creces, y yo traiciono a mi naturaleza. Me comporto únicamente como hubiera deseado haber sido tratado.

Tip: cuando quieras algo, idea un plan, esquematízalo, transfórmalo en acciones y explica cómo lo vas a conseguir. Eso sería bastante mejor que intentar contar una bonita historia (que la es) que detrás no tiene un sustento pragmático.

Éxito en tu siguiente intento.

Photo credit: Caro Wallis.

Jun
28

Cómo llegar al éxito

resultadosHaz aquello que sabes hacer durante más de 8 años sin parar de mejorar los propios resultados del trabajo que una y otra vez produces. Rinde cuentas a la excelencia durante todo este tiempo y por el camino cuenta (o comunica) el viaje que estás viviendo. Fracasos, resultados, teorías, prácticas, logros, vulnerabilidad, aprendizajes, reflexiones, impresiones, colisiones, riesgos.

Trabaja de manera implacable, piensa que lo que vas a hacer tendrá efecto dentro de 4 años y vas a tener que trabajar el resto de tu vida en ello, día y noche, 10.000 horas + 500 noches sin dormir. Si todavía quieres continuar, eso es exactamente lo que marcará la diferencia. Dicho de otra manera, haz lo que haces de manera sobrecogedora durante 7-10 años. Sé hacer lo que mejor sé hacer, trabajar por cambiar el resultado.

Este es el proceso que he ido utilizando y perfeccionando hasta conducir la mayor parte de mi vida profesional, lo he aplicado en mi blog, mis conferencias y mi trabajo como consejero, y de momento funciona. Ser implacable en aquello que realmente te importa… Empujar hasta crear el cambio que deseas ver, es lo único que hace que marques la diferencia. No hay atajos.

Si te trazas una meta, el asunto es que llegues hasta el final y que en ese trayecto tengas la capacidad de dar el 1oo por ciento siempre. Luego, cuando vengas los resultados de tu entrega es que sabrás que habrá valido la pena todo ese esfuerzo, todas esas noches sin dormir, todos esas fiestas a las que no asististe. Se verá, finalmente, premiado el camino del esfuerzo que has venido transitando.

Te invito a que trabajes por ser la mejor versión de ti mismo y extiendas esa visión a cada aspecto de tu vida, a cada plan que te hayas trazado. Es hora del cambio, de sobresalir de ti mismo y hacer las cosas que realmente importan. No te detengas.

Photo credit: Eva Renaldi.

Feb
2

La religión del éxito

By Isra Garcia  //  Negocio, Vida  //  1 Comment

la terrible religión del éxitoEl éxito es fantástico. Todos lo buscamos (sea cual sea su significado para cada uno de nosotros). A todos nos gusta, todos lo queremos. Nos pasamos la vida tratando de encontrarlo.

El problema empieza cuando empieza a depender de otras personas, situaciones, factores o estados emocionales.

De repente, empezamos a creer el éxito como algo material y externo y empezamos a comportarnos como el mismísimo Jordan Belfort. Empezamos a actuar como si tuviéramos un derecho especial sobre todas las demás personas, empezamos a preocuparnos si hemos sido invitados a las fiestas adecuadas o no, si conducimos un Ferrari o un Maserati. Rolex o Bvlgari, Krug o Bollinger 007.

Lo cual hace que nos desviemos fatalmente del camino, perdemos la atención en la pelota para concentrarnos en los aplausos o silbidos de las gradas. Lo cual nos hacer perder aquello que nos hizo exitosos, la persona en la que nos hemos convertido. Mírate, no, mírate de nuevo, ¿quién eres? ¿en que te has convertido? ¿estás seguro?

El éxito, que bueno que llegue, el único pero es que ha creado toda una religión de personas sometidas a su voluntad.

Photo credit: Kevin T. Houle.

Mar
26

Cómo tener éxito

¿Pensando en tener “éxito”?

  • Ve con el rebaño. Sé uno más, no sobresalgas, es la mejor manera de pasar desapercibido.
  • Sigue las instrucciones, no te salgas del mapa y lee atentamente el manual para encajar en el sistema.
  • No hagas nada, eso cuesta esfuerzo, mejor habla, ser un parlanchín es bastante aceptado.
  • Debes haber nacido con un único y significante talento.
  • Busca la comodidad.
  • Escóndete detrás de social media, eso te ayudará a que el hombre del saco no te encuentre.
  • Trabaja 8h.
  • Compite contra tu competencia, todos son tus enemigos.
  • Trabaja para pagar el préstamo del Mercedes/BMW/Audi y el chalet de la playa.
  • Asegura un puesto fijo en tu empresa y jubílate, luego vete a Benidorm, eso es como estar en el Dorado.
  • Obedece, agacha la cabeza y no hables muy alto, ni tomes posiciones por lo que defiendes.
  • Los nuevos héroes nacen con un teclado y ratón bajo el brazo.
  • No rockees demasiado.

Probablemente hace 20 años hubieras tenido éxito siguiendo esas prácticas. Sin embargo, ahora no estoy muy seguro de que funcionen y te lleven al escenario del triunfo, sea cual sea tu re-definición de la palabra éxito. cómo tener éxito

Cómo cambiarlo todo y tener éxito

  • Nunca dudes en compartir una bonita palabra cuando sea merecida.
  • Céntrate en aquello que te produce cosquillas en la barriga.
  • Estudia con gente más inteligente, pilla y entrometida que tú.
  • Practica cada vía de tu vida.
  • Haz que suceda, eso es muy sexy.
  • Cuando tengas empleados actúa como Sir. Branson a él le funciona, sea lo que sea lo que hace.
  • Vive hoy haciendo algo para lanzarlo ayer.
  • Adquiere la habilidad de trabajar de manera más sobrecogedora y directa que ninguna otra persona cuando la situación lo requiera.
  • Haz aquello que otros no harían, ve donde otros no irían, haz aquello que podría no funcionar. Crea conexiones y busca el contacto humano.
  • No es sobre la web social. No, es sobre si estás dispuesto a esforzarte más que nadie.
  • Altera el sistema, interrumpe el status quo.
  • Toma tus proyectos como medida de evaluación y progreso.
  • Visualiza cosas, transfórmalas en ideas accionables e implacablemente lánzalas contra el mercado.
  • Intenta, intenta e intenta, hasta que hagas que algo suceda.
  • Rockea mucho.

Abiertamente, no estoy muy seguro tampoco, si hacer todo esto de aquí arriba te llevará a la cima, pero de lo que si estoy seguro es que esto te permitirá cambiarlo todo, a partir de ahí, el éxito ya depende de ti.

Photo credit: marsmet546.

Dic
1

La Fórmula del Éxito

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Lifestyle, Mapmakers, Reflexiones  //  7 Comments

mapmakersLa suerte. Al menos eso es lo que se apresura la gente a decir cuando haces que algo suceda, dibujas tu mapa y creas tu oportunidad. Suerte, suerte, suerte, suerte, todo es suerte cuando el cambio, el arte, el trabajo que importa y la disrupción ocurre en tu vida y no en la de ellos.

El Cambio es Rechazo

Es sorprendente observar como desmerecemos los esfuerzos, el trabajo, la ilusión y la pasión de los demás por su propio arte y por la vida. Algunas veces no es culpa nuestra, no sabemos comprender esa clase de arte, es ok. Sin embargo en otras ocasiones, no queremos verlo, ni aceptarlo, tenemos miedo a que ese arte creado por otra persona nos cambie, mueva las cosas de su lugar y abra nuevos caminos, tan sólo de pensarlo podría ser espeluznante.

Suerte

Hay otra alternativa, esconderse detrás de la excusa y la mediocridad, o lo que es lo mismo, la suerte. Pensar que otra persona es feliz porque ha tenido mucha suerte en su vida o que ha conseguido desarrollar el proyecto con el que tanto tiempo ha soñado porque ha tenido suerte o tal vez que su marca despegue a ritmo vertiginoso porque ha caído un a rayo divino de suerte. Quizás Richard Branson ha tenido suerte y ahora tiene un holding con empresas en más de 25 sectores diferentes repartidas por todo el planeta, incluido una compañía de viajes espaciales, este tipo ha tenido mucha suerte. Ve, da un paso al frente, dona tu energía a la causa que amas, trabaja duro, da todo lo que sabes y tienes, haz que algo suceda, ten éxito y luego vendrán u te dirán que has tenido suerte. Es ok.

Nuestra Suerte

Lo que tu llamas suerte, yo – permíteme utilizar “yo,” me va a ayudar a ser más claro – lo llamo 500 noches sin dormir. Lo que tu llamas casualidad, yo lo llamo determinación. Lo que tu llamas inspiración, yo lo llamo 10.000h de trabajo. Lo que tu llamas intento, yo lo llamo intentar diferente. Lo que tu llamas ángel de la guarda, yo lo llamo Internet. Lo que tu llamas simple, yo lo llamo intento número 345.

No te equivoques, lo que tu llamas destino o suerte, yo lo llamo hacer que suceda.

La Fórmula

La fórmula del éxito: hacer lo que amas + 10.000 horas de trabajo + 500 noches sin dormir + creer en ti y en lo que haces cada una de esas noches + el resultado final de lo que hagas debería producir cambio positivo y sonrisas en el público final. Formula 100% asegurada, no hay posibilidad de fallo.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+