Menu
Browsing articles tagged with "habilidades y competencias archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Abr
21

Las 21 habilidades núcleo más destacadas que existen para practicar la influencia que importa

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

La influencia de impacto y el término influencer son dos conceptos más serios, importantes y trascendentales de lo que parecen. Va mucho más allá de cualquier profesional que anuncia o vende cualquier cosa. En cierto modo, todo tenemos la capacidad de influenciar a otros con nuestras acciones-reacciones, comportamientos, palabras, pensamientos y hasta emociones. Por lo tanto, todos somos influencers, lo que no estoy seguro es que estemos aprovechando esta colosal oportunidad como necesitaríamos.

En estos once años de experiencia trabajando, impulsando, equipando y conectando con personas y profesionales de casi todo el mundo, de diferentes culturas, de distintas clases y estatus, he aprendido mucho sobre la verdadera influencia. Algo simple pero estremecedor, que no tiene nada que ver con la que nos gustaría practicar.

influencia de impacto - habilidades para influencers de éxito...

La actividad que realizo en el mundo digital: escribir en blogs, columnista, grabar podcast, producir vídeos y servir-actuar-interactuar en plataformas social media han ayudado a profundizar todavía más sobre el impacto de la influencia y el comportamiento de un individuo, una comunidad y una masa.

Por otro lado, las consultorías, conferencias y talleres, así como Stand OUT Program, Inconformistas y el Programa de Excelencia para personas en desempleo, han servido como una plataforma para practicar la influencia de impacto positivo. ¿Cómo? A través de un set de habilidades núcleo que han sido definidas por todas las personas y empresas con las que he colaborado hasta día de hoy.

Las habilidades núcleo de la influencia de impacto positivo

Muchos sensacionalistas podrían llamarlo las “habilidades imprescindibles para un influencer”, o “las habilidades de un influencer de éxito”, o las “habilidades para cualquiera que quiera triunfar como influencer”. En fin, en realidad son las habilidades más destacadas y latentes para crear una influencia que importe.

  1. La habilidad para ofrecer una crítica clara y útil.
  2. Asertividad ante las ideas que importan.
  3. Lenguaje corporal (en lectura, presentación y no actuación).
  4. Carisma y la habilidad de influenciar a otros sin hacer ruido.
  5. Claridad en el lenguaje, visión y expresión.
  6. Resolución empática y eficaz de disputas.
  7. Otorgar feedback sin ego.
  8. Influencia.
  9. Inspirar a otros con tus propias acciones – liderar con el ejemplo.
  10. Habilidades interpersonales.
  11. Liderazgo conectado.
  12. Habilidades de negociación.
  13. Destreza al conectar y resonar.
  14. Capacidad de presentación y exposición.
  15. Persuasión.
  16. Pericia al hablar en público.
  17. Habilidades de venta inteligente.
  18. Storytelling.
  19. Gestión del talento.
  20. Construcción de equipos.
  21. Escribir para impactar.

Ahora viene un ejercicio útil y revelador, ¿podrías listar cuántos de los influencers que conoces manejan y practican estas habilidades?

Pd. ¿Quieres trabajar sobre estas habilidades de influencia de impacto y otras en un programa de 2 días ultra-condensado, en otro de 4 días más extenso o algo más individualizado? Contacta aquí, con asunto “habilidades núcleo“.

Atribución imagen: Crash Symbols.

Ene
6

Rescata la ética del trabajo y colócala en el centro

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades  //  No Comments

Este año he conocido a 135 personas talentosas – sí, he anotado todas y cada una de ellas en Evernote. ¿Sabes cuántas de ellas han podido hacer despegar su talento? ¿Sabes cuántas de esas personas talentosas se sentían satisfechas con el ratio talento-acción-resultados? 18 personas. Podemos nacer con un don o un talento, que no siempre ocurre, o podemos encontrarlo más adelante. A pesar de ello, el talento no será lo que nos ayude a ganar el juego, sino la ética del trabajo.

La ética del trabajo importa...

Nadie nace siendo un campeón mundial, en cambio los que llegan a serlo, hacen lo que deben y lo que pueden para ser los mejores. El resto no les importa.

Obsesión por la ética del trabajo

Lee esto, necesitas estar tan ocupado, tan consumido, y necesitas obsesionarte tanto con la actividad en la que quieras destacar, que no te enterarás de lo que ocurre en la noticias, no sabrás que está pasando en Twitter. No habrás seguido la última trastada de la celebridad de turno. No entenderás las bromas o los clichés de actualidad.

Cuando alguien me pregunta sobre algo que ha ocurrido, siempre respondo que no tengo ni idea, porque en realidad no sé lo que sucede a mi alrededor. ¿A quién le importa? ¿Por qué? Porque estoy obsesionado haciendo lo que hago cada día. No miro a los lados. Miro en alguna ocasión hacia atrás – para no perder el norte, y acordarme de donde vengo. Miro continuamente hacia delante, y sobre todo, tengo una fijación absoluta por lo que sucede en el centro. Ahí empieza mi ética del trabajo.

Lo que hagas va a venir de una sola fuente, del trabajo que realices, por eso la ética del trabajo es crucial. Tienes que estar tan metido en ello que seas capaz de perder la noción del tiempo. Es ese tipo de determinación que te lleva a hacer lo que el 95% no estaría dispuesto a hacer. Por que tu trabajo, tu responsabilidad, tu profesión, sea lo que sea aquello que hagas como profesional, es un valor ético.

Si pones empeño en trabajar, en hacerlo de forma obsesiva, con alma, con intención, mejorarás y harás mejores a los demás. Lo que haces, correctamente hecho, tiene un beneficio moral, si se hace con diligencia, coherencia y esfuerzo.

Me gusta vivir pleno, pero soy consciente que estaría lejos de lograr esta meta, si no pusiera el trabajo en el centro de todo. Es tan importante como vivir, porque con ello cambias vidas y te cambias a ti.

Atribución imagen: Francis Toms.

Pd. Estoy diseñando un programa de Alto Rendimiento holístico. Será privado, presencial y de pago, entre dos y tres días, en un lugar donde estaremos aislados de todo, tú, yo y unos cuantos maestros, y compañeros trabajando en algo que creo que puede tener un enorme impacto. Si estás interesadoa/o, contacta aquí conmigo dejando el siguiente mensaje: “estoy interesado en participar en el programa de Alto Rendimiento holístico que Isra está preparando“.

Pd 2. Si quieres recibir en tu email mis sacudidas diarias y chispazos mensuales, deja tu correo aquí.


Nov
20

Puedes aprenderlo

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

Puedes aprender a tocar el piano. Puedes aprender ciencia. Puedes aprender escalada. Puedes aprender Cantonés. Puedes aprender a liderar, a ser autodisciplinado. Puedes aprender a arriesgar, a ser autoconsciente. Puedes aprender a ser tu propio maestro, a educar, a crear cosas. Puedes aprender a ser libre, a montar negocios, a programar, a cantar, a vivir mejor.

También puedes aprender a tener más empatía, a aprender de forma más eficiente, a ser más resiliente, a instigar, a intentar diferente, a ser la persona “no importa qué”, o la persona “me da igual”. Puedes también aprender a ser imparable, excepcional o mágico, a formularte las preguntas que necesitas responder.

Incluso puedes aprender todavía a ser tu mejor versión jamás creada, hasta a desatar todo tu potencial.

Puedes aprender seguro a ser mejor cada día de tu vida y aprender a experimentar.

Si puedes aprender algo que te hace mejor, cualquier cosa que te haga destacar, que puedes, entonces es una habilidad. Si puedes mejorar esa habilidad entonces es una habilidad núcleo.

Puedes aprender a ser mejor si así lo deseas

Y si es una habilidad (núcleo), es tuya si tú quieres que sea. Y si quieres que así sea es porque está en tus manos. Y si está en tus manos es que está bajo tu control. Si está bajo tu control, no necesitas la aprobación de nadie. Y si no necesitas la aprobación de nadie quiere decir que nada podría detenerte.

Lo cual es una noticia genial ¿no es así?

Puedes aprender a hacer lo que te propongas, puedes aprender cualquier cosa, puedes aprender cualquier habilidad núcleo que necesites... lo único que te retiene es tú mismo...

No importa que tienes, o que dices, importa que haces y hasta dónde estás dispuesto a llegar.

Pd. El viernes pasado estuve en Alicante participando en ALCTITUD, una iniciativa del departamento de juventud de la Diputación de Alicante para impulsar a la gente joven. Allí trabajamos la importancia de desarrollar las habilidades núcleo necesarias para ser imparables en cualquier cosa.

Atribución imagen: Grupo IDEX.

Dic
26

Hablar en público de forma poderosa: 5 trucos

By Isra Garcia  //  Equipar, Speaking  //  No Comments

Cómo hablar en público, no voy a ser yo quien descubra este arte. Ni siquiera voy a enfundarme una corona que diga que sé mostrarte cómo hablar en público. Sin embargo, cada día sigo creciendo en esta faceta profesional, hasta tal punto que se ha convertido en un buen negocio para mí. Aquí cinco trucos propios que he desarrollado con la experiencia…

1. Cambia “em”, “pues”, “vale”, “um”, por palabras más determinantes

Estas palabras son utilizadas cada vez que tratamos de ordenar nuestros pensamientos. El secreto no está en evitarlas, sino en reemplazarlas con palabras más potentes. Palabras como: “ahora”, “¿ves?”, “claro”, “eso es”, “sin embargo”, “por supuesto”.

Suena más intencional y la intención desprende confianza.

2. Conoce y utiliza el poder del silencio

Despreocúpate de que la sala se quede en silencio durante unos momentos. Respira de forma calmada, una, dos e incluso hasta tres veces. Siéntete confortable y úsalo para tu ventaja.

El silencio no premeditado puede ser visto como un error o señal de incertidumbre. En cambio, el silencio intencional, queda impactante e incluso más importante que algunas palabras o hechos.

En lugar de ver los momentos de silencio como tomas de preocupación, haz que funcionen mejor consiguiendo que la próxima declaración tome más fuerza. Usa el silencio para profundizar en tus puntos y tu audiencia recibirá el mensaje de manera más clara todavía.

3. Mantra: simple es sexi

La forma más rápida de saber si alguien sabe sobre lo que está hablando es prestar atención a cuantas palabras específicas de la industria utiliza.

Si el vocabulario es una pasarela de adjetivos de moda, todo dice que se está hablando más desde una perspectiva teórica que desde experiencias.

Lo crucial: llévalos al objetivo final cuanto antes posible y fácilmente.

No divagues.

No utilices palabras “tendencia”. Yo utilizo disrupción, ultraproductividad, alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo y alguna que otra más, y creo que puedo simplificarlo muchísimo más, Tengo deberes.

Di lo que tengas que decir y no añadas nada más.

Si usas un lenguaje que deje a tu audiencia confundida, no les impresionarás. Todo lo contrario, estarás frustrándoles. Simple es muy sexi.

cómo hablar en público de forma poderosa: 5 trucos - Isra García

4. Cuidado con el lenguaje vulgar

A menos que hayas creado una reputación a través de tu imparable personalidad (como Gary Vaynerchuck) por ejemplo, nueve de diez veces, es mejor cuidar esas palabras malsonantes.

Mantener la energía y flujo positivo es mejor que utilizar el lenguaje vulgar para simpatizar. Eso a menos que conozcas a tu audiencia muy pero que muy bien.

Di lo que tengas que decir, de forma que necesite ser dicho.

5. Lo de siempre, la maldita historia, claro

Nunca verás una llamada a la acción más potente que una historia bien contada.

Las historias van sobre cómo nos relacionamos los unos con los otros. Son la forma de iniciar nuestra imaginación y convertir un pensamiento en sentimiento, una idea en realidad.

Da igual si utilizas información técnica, resultados políticos o hipótesis científicas. Seguro que puede ser explicado de forma descriptiva.

Usa palabras sensitivas: tocar, probar, oler, un sentimiento, un sonido. Dale vida a aquello de lo que hablas, y permite a la gente que participe en la historia.

Añadir un elemento de storytelling a una presentación, discurso o conferencia, o incluso a una frase, convertirá la acción en una experiencia.

Cómo hablar en público e impactar es algo que se consigue con cada vez que lo intentas.

Atribución imagen: So Lovely.

Oct
14

El esquema más simple y efectivo para estructurar un discurso

By Isra Garcia  //  Habilidades, Speaking  //  No Comments

desarrollar un discursoCómo director, empresario, profesional del marketing, autor y orador público he aprendido a la fuerza a estructurar y desarrollar un discurso. Ya sea para una presentación ante clientes, una exposición ante alguno de mis equipo, un taller para los participantes, un conferencia para los asistentes o una intervención pública para los medios. En estos 7 años de experiencia me he dado cuenta de que un discurso / oratoria / exposición / charla / conferencia que se disfrute y sea efectiva, necesitaría tener esta estructura…

Cómo desarrollar un discurso – esquema simplificado

Debe ser cada día vez más corto. Si eres de los que escriben y transcriben (antes yo lo hacía en situaciones clave) vendría a ser entre una y tres páginas escritas, como si también es un discurso que leerás. Si prefieres ensayar (he dejado de creer en ensayar qué voy a decir, aquí las razones), hazlo por diez o doce minutos. Esto sería lo más efectivo para tu intervención, entre quince y veinte minutos. Esto minimizará el riesgo de perder la atención de la audiencia, ya que todos tendemos a distraernos muy fácilmente. No es un accidente que los “Toastmasters” demanden que los discursos sean entre cinco y siete minutos.

Fácil de entender, para cualquiera. Debe ser llevada a cabo con palabras simples y poca o ninguna jerga. La “llamada a la acción” puede ser práctica o filosófica, pero la narrativa necesita ser simple, llana y clara.

Es factual. Presentamos a través de eventos que tienen poca o ninguna teoría abstracta. Aunque la lección debe ser más amplia y profunda que los propios hechos.

Incluye contenido emocional. Te toca, tiene significado para ti, te mueve a ti, el que lidera. La menta entonces es tocar también a la audiencia.

Tiene un giro final inesperado. La última línea o parte no es obvia y hacer que todo el resto cobre sentido.

Es irresistible. Hace que las personas estén centradas porque quieren escuchar cada detalle hasta llegar al final.

Listo. Avisé de que era simplificado.

Atribución imagen: VicerDO.

Oct
2

Por qué no consigues que te paguen lo que mereces por una conferencia

By Isra Garcia  //  Habilidades, Speaking  //  No Comments

Quizá eres una de esas personas con talento, resultados, experiencia y mucho valor (y verdadero) que aportar al mundo como conferencista. Es posible que hayas empezado ahora, o hace algún tiempo, a dar charlas, exposiciones, conferencias y seminarios. Probablemente, sobre todo si vives en este país o en otro de Latinoamérica, no seas valorado, no te tomen en serio y/o tengas que aportar tu conocimiento en charlas, de forma gratis. O incluso que ni siquiera te contraten para exponer gratuitamente.

Ser mejor pagado y más contratado como conferencista

Si esa fuera tu situación, esto es lo que yo haría en tu lugar:

ser mejor conferencista

[Nota: este mensaje va dirigido al/la conferencista que hace seis veces más de las que habla]

Especializar en algo concreto

Casi todo el mundo está en social media, SEO, marketing digital, productividad, innovación, liderazgo, coaching o motivación. Ya hay unos muy demandados profesionales en lo alto de cada categoría. Posiciónate en una donde tengas oportunidades, o mejor aún, crea tu propia categoría.

Emerge desde un tema que muestre tu contexto único, y asegúrate de que es coherente con tu persona y tu profesión. Muestra una perspectiva fresca, distinta y que sea un tema del que la gente desee escuchar.

Excelencia en títulos / descripciones / ejemplos

No es lo mismo decir “conferencia sobre motivación” que “cómo vivir plenamente cuando has superado el dolor de perder a tu familia”. Tampoco es lo mismo “aprenderás sobre el liderazgo” que “aprenderás liderazgo jugando a videojuegos, deportes extremos,  aventuras en solitario fuera de tu país y haciendo cosas que no sabes hacer”. Sin storytelling no conseguirás nada.

Concreta, exactitud, propiedad

Enviar una propuesta de 45 minutos de conferencia a un evento que requiere 20 minutos, va a devaluarte. Decir “sí” a una propuesta cuando en realidad deberías decir “no” porque no cumple con tus requisitos, va a devaluarte. Ir a una conferencia y vender tu libro, tus servicios o consultorías en medio de la propia conferencia, eso va a devaluarte todavía más si cabe. Hablar de términos vagos como “innovación”, “coaching”, “cambio” sin ejemplos ilustrativos que tu audiencia pueda utilizar como punto de utilidad. Más devaluación si cabe.

La mayoría de las veces antes de participar ya te has devaluado, porque vas a lo genérico. Imagina: “Insensatez como ventaja competitiva: 5 formas obsesivas, insensatas y contundentes de escalar un negocio más rápido”. Esto y lo que contiene, ya es un diferencial.

Terminología

Cuando simplificas lo que haces, los demás te pueden entender mejor. Antes era el tipo de persona que utilizaba vocablos complicados, hasta que me di cuenta de que me restaba más que sumaba. En ocasiones todavía caigo en la trampa que mi ego me pone, pero cada día lo evito con mayor soltura. Ser simple es vender mejor, es comprender mejor, es llegar mejor. Eso aplica a los títulos profesionales, ejemplos en otros idiomas, palabras enrevesadas. Etc.

Valor

Si lo que dices se queda en el aire y no tiene ninguna tangibilidad, ni siquiera te contactará para poder exponer. Poco más que añadir aquí.

Sal

De tu ciudad, comunidad o incluso país. Si crees que lo mereces y lo vales, busca la oportunidad en otro lugar. A menudo las personas no son tomadas muy en serio por su propio entorno. Imagina en un tema tan subjetivo como este.

Esperar demasiado

Si eres un/a conferencista que sigue esperando a dominar todas las técnicas, a perder el miedo escénico, a dominar más la materia. Esperar te hace ir por detrás. Siempre.

Imagen atribución: PRO Marketing Day.

Sep
6

Prepara tu discurso para ser profesional

By Isra Garcia  //  Habilidades, Nueva economía, Speaking  //  2 Comments

1. Motívate

Si no estás motivado antes de dar tu discurso, conferencia o presentación, no vas a conectar de una manera significativa con la audiencia a la que te dirijas. Esencial a la hora de hablar en público.

2. Cuida el proceso

Necesitas llegar al máximo de energía y concentración, es parecido al punto de arriba, solo que más importante. Duerme bien, haz deporte, un masaje, una práctica de Bikram Yoga, sea lo que sea aquello que te deja en tu condición óptima. Eso se nota, se transmite y marca la diferencia.

3. 90 segundos

Son los que tarda alguien en decidir si has conectado o no. Centra tu parte más potente en esos primeros 90 segundos.

hablar en público para encantar

4. “Human speaking”

Una extrapolación de Human Media al arte de hablar en público. Es decir, individualiza tu discurso, conferencia o presentación a la audiencia a la que te dirijas, cada vez. Olvida eso de crear una conferencia y replicarla allá donde vayas.

5. Las tres preguntas clave

A. ¿Qué quiero que sepan?

B. ¿Cómo quiero que se sientan?

C. ¿Qué quiero que hagan después de que acabe con esto?

6. Branding al hablar en público

Cómo y qué visites, cómo hueles, cómo te mueves, qué palabras utilizas y qué has como apoyo en tus presentaciones, tiene un mensaje poderoso detrás. Es cosa tuya conducirlo hacia donde quieres que vaya.

7. Silencio

Puede ser algo determinante, si lo usas en el momento adecuado y no abusases de él. Otra cosa, no sobre-escenifiques.

8. Yo

Es una mezcla entre “otros”, “vosotros”, “nosotros”, “ellos” y una parte de “yo”. Si trabajas únicamente el lo último, has perdido.

9. Conexiones

Haz preguntas, interactúa, toca a alguna persona, ve a donde estén y acércate a ellos. Muévete, cambia y sé diferente cada 10 minutos.

10. Nadie mejor que tú

La autenticidad con la que cuentas la historia es todo lo que deberías hacer.

Photo credit: El País con tu Futuro.

May
28

8 maneras de practicar la escucha activa

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades  //  2 Comments

8 maneras de practicar la escucha activaDesde pequeño, escuchar y permanecer atento e interesado por algo durante un tiempo, siempre ha sido una tarea muy complicada para mí. Al principio no parece muy importante esto, pero a medida que creces la escucha activa se vuelve más necesaria. Cuando atiendes reuniones, presentaciones, congresos, conversaciones u otros eventos. Estas habilidades núcleo van siendo más críticas y decisivas.

Cómo practicar la escucha activa

Como fui dándome cuenta de eso, cree un sistema de 8 pasos para resolver esa carencia, practicar la escucha activa. Como cualquier habilidad, escuchar activamente lleva tiempo y práctica. Estos son los 8 pasos que puedes utilizar antes, durante y después de una conversación, reunión de trabajo o presentación de ventas.

1. Estudia el acontecimiento

Entiendo que nunca recibirás una agenda completa de la reunión, evento o entrevista, no de manera debidamente organizada y definida. No en este país, pero si puedes pensar en aquello que necesitas sacar de la situación en particular. Entonces puedes designar a qué puntos tienes que prestar verdadera atención.

2. Nunca pierdas de vista el centro

En este caso es la persona que lleva la conversación, la reunión, la comunicación, el speaker, el gerente, tu colega, compañero, pareja. Si quieres estar presente en el momento y escuchar activamente, una de las cosas que más funcionan es seguir a quien sea el que habla. De esta manera tendrás menos posibilidades de distraerte.

3. Pregúntate que aprenderás, de forma continua

La mayoría de las desconexiones ocurren porque pensamos que lo que las personas dicen no es importante para nosotros. La verdad es que eso es cierto en un 75% de las veces diría yo. Sin embargo, si cuando esa desconexión ocurre, te preguntas “¿Qué puedo aprender de esta persona?” y buscas esos aprendizajes. Te sorprenderás cómo cambia el contexto y lo que obtienes a cambio. Además de escuchar activamente.

4. Toma notas

Esta es la que más me ayuda a estar concentrado y escuchar activamente a alguien, muy perdido debes estar para dejar de escuchar. Cuando quiero escuchar a alguien de manera activa y profunda, tomo notas de lo que dice. Eso no significa enviar emails o tweets mientras otra persona habla.

5. Conecta con la persona que habla

Muchas personas dirían que hay que asentir y sonreír a la persona que habla, yo no diría tanto, yo diría que hay que conectar, pero de manera sincera, si estás de acuerdo asiente o dilo, si no lo estás dilo también. Prestar atención no significa complacer a la otra parte, significa preocupante por ellos. Incluso si permaneces callado durante toda la conversación y luego añades feedback o sensaciones sobre lo ha hablado, mostrará que has conectado.

6. Cuidado con las respuestas físicas y mentales

Tanto si eres consciente como no, tu cuerpo y mente reaccionarán a aquello que escuches. Esas reacciones no son más que pistas sobre lo que deberías decir o preguntar a continuación. Poseer auto-consciencia sobre lo que piensas y lo que sientes es extremamente útil para escuchar activamente y conectar para añadir valor.

7. Los sesgos son un peligro

En la mayoría de ocasiones acabas más influenciado por tus sesgos y forma de ver las cosas que por la intención, propósito y acciones de la otra parte, por lo tanto, todo lo que esa persona añada será irrelevante. Asume el intento positivo y que aquello que la persona dice es correcto – y pretenden ser útiles y compartir algo contigo que les importa y que moverá tu proyecto u organización a algo mejor. De lo contrario no estarías escuchando a esa persona.

8. Remata resumiendo y ejecutando cuando todo acabe

Toma 5 minutos al acabar para hacer un sumario de todo lo que has escuchado que pienses que podría ser útil para tu equipo o empresa o para ti. Luego compártelo con los implicados, añadiendo sugerencia de ejecución a los puntos y posibilidad de feedback para el resto. Aquí no solo demostrarás escucha activa, sino iniciativa.

Photo credit: Wes Pek.

Abr
7

7 habilidades núcleo imprescindibles que son invisibles para la mayoría

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades  //  No Comments

habilidades imprescindibles invisiblesSi alguien te pregunta por una lista de habilidades que te diferencien de los demás, posiblemente no menciones ninguna de las que de verdad te hacen único, porque en la mayoría de los casos son invisibles, pero también imprescindibles. Lo he visto en muchos profesionales, mujeres, hombres, lo he visto en participantes en Stand OUT Program, en Inconformistas, lo he visto en Estados Unidos, en España, por Europa, en LATAM, lo he visto a las personas que me inspiran y en muchas con las que trabajo a diario.

No lograrás reinventar tu trabajo si no reinventar tu definición de las palabras habilidad y destreza.

La mayoría de las personas piensan y utilizan las palabra “habilidad” de manera demasiado vaga, asumiendo que el algo que ganas en un MBA, una universidad, un curso de liderazgo, e incluso si me apuras en SOP, pero no, no te engañes. Las habilidades son más que eso, son cosas esenciales que apenas vemos.

Todo lo que haces en los negocios y en tu trabajo, es una habilidad amiga o amigo, y son invisibles, son fáciles, no vistas y la mayoría de las personas las pasa por alto. Sí, lo entiendo, estas habilidades no son sexis porque no las puedes sacar a relucir en tu curriculum ¿a caso importa?

Habilidades núcleo invisibles pero que necesitas

Estas son esas habilidades.

1. Añade el valor en la forma que tu cliente busca. Cada cliente, negocio, producto o servicio o proveedor poseen una moneda de cambio (y no me refiero al dinero), por la cual te elegirán como primera opción, descubre cual es y añade ese valor que buscan.

2. Toma responsabilidad por tus actos. Perder un cliente, en la mayoría de las ocasiones, es un resultado directo de tu actitud. Demasiado a menudo los negocios poseen la estúpida creencia de que los clientes volverán porque nos necesitan. Qué idiotas. Es tu trabajo hacer que vuelvan, no el suyo.

3. Deposita interés y atención en las cosas menos divertidas. Si tu trabajo fuera 100% descubrimiento, propósito e inspiración, serías Richard Branson o cualquier filósofo griego, y posiblemente no estarías leyendo estas líneas. Cada transacción, experiencia de servicio, entrega o demostración de producto o venta están llenos de aspectos mundanos que no te harán vivir una experiencia religiosa, acéptalo, determina esos momentos y hazlo lo mejor posible para llegar al siguiente escalón.

4. Dignidad. Qué habilidad tan poco tomada en serio y qué tan crítica es. La dignidad del “no”, del “sí”, del “lo merecemos”, la de rechazar la oferta o la e agachar la cabeza si llega el momento.

5. Expresar gratitud. Tantas veces nos acostumbramos a algo bueno y tantas veces lo demandamos y lo esperamos a pesar de incluso no merecerlo. Es más fácil quejarte que estar entusiasmado. No. Elige la excitación sobre lo que haces y lo que tienes. No te quejes sobre el café que recibiste en la reunión con el cliente, no pagaste nada por él.

6. Prestar atención a las cosas. Para mí la más decisiva, cuanto más me doy cuenta de las cosas que suceden a mi alrededor mejor me desenvuelvo con ellas, más interesante, fascinante y enriquecedor se vuelve todo. Reuniones, interacciones, reacciones de clientes, ventas directas, discursos, marketing directo, discusiones, comportamientos, etc. Vive presente y enfocado al momento.

7. Contundencia. Cada persona que he conocido que ha sobresalido del resto, ha destacado por su contundencia en trabajo, trato, manejo de situaciones, negociaciones, resolución de conflictos, management o clientes. No va sobre ser cruel, va sobre ser directo, recto, conciso y transparente.

Momento de hacer visible lo invisible.

Photo credit: Mark Turnauckas.

Mar
10

9 formas para cambiar de tema sin que otros se den cuenta

By Isra Garcia  //  Comunicación, Disrupción, Equipar, Habilidades  //  3 Comments

cómo cambiar de tema cuando no te interesaHacerte “el sueco” es una gran habilidad cuando sabes cuando y cómo usarla. Ser un tonto a conciencia es una técnica realmente provechosa. Te voy a contar 9 maneras de evadir situaciones comprometidas, temas tabúes, momentos embarazosos o intimidantes o simplemente cambiar de tema porque no te interesa, no te apetece, no sabes o cualquier otra razón.

Cómo cambiar de tema

En mi caso, llevo tiempo empleándolas y funciona, ya lo creo que si funciona.

1. Aprovecha el hueco: cuando el que te pregunta o habla tome una pausa, pregúntale sobre algo que pueda interesarle y que no esté muy lejano de la conversación. Ejemplo: “¿Cómo llegas a este tipo de conclusión?”. Cuando haces esto nunca se dan cuenta de que el tema cambió, y siempre parece que ellos mismos fueron la fuente del cambio de ese tema. Perfecto.

2. Pregunta sobre la historia inicial: cuando la otra persona lleva la conversación, en el momento en el que pause, pregúntale “¿Qué es aquello que te atrae sobre este tema?” Tan pronto como elaboran más sobre ello, sigue preguntando sobre la línea de pensamiento que sigues. Encontrarás un signo que lleva a otro tema que puedes seguir para continuar con la evasión.

3. Transiciones naturales: si quieres salir de una conversación tóxica, el primer paso es neutralizarla. El contenido es importante para la persona que lo porta, así que una de las claves es reconocer que estás escuchando lo que dicen. Puedes usar una transición neutral como “Todo el mundo tiene desafíos”. Eso neutraliza el tema y también refuerza a la persona del hecho que estás escuchando.

4. Preguntas neutrales: puedes cambiar de tema formulando preguntas neutrales. Por ejemplo: “Trabajamos en diferentes proyectos que podrían generar impacto. ¿Cuáles son tus recomendaciones sobre cómo afrontarlos?” Cuando haces este tipo de preguntas, como con el punto de arriba, estás pidiendo un pensamiento perspicaz en el nuevo tema, lo cual quiere decir que su mente solo seguirá ese nuevo tema planteado.

5. Actúa como si fuera un recordatorio: puedes cambiar de tema usando el tema actual como un “recordatorio” de algo más que querías mencionar. Di algo como esto: “me alegro de que sacaras el tema. Eso me recuerda que hay una pregunta que deseo formular”. Entonces empieza con el nuevo tema.

6. Usa un pivote: ciertas frases pueden cambiar el flujo cuando un tema topa algo incómodo. Frases como “no puedo hablar sobre eso, pero si puedo debatir sobre  ______” o “aquí está la manera en la que enfoco este tema…” o “Es una pregunta interesante, pero pienso que la pregunta real que necesitamos hacernos es…”

7. Autenticidad + honestidad: sea lo que sea, si sientes presión sobre un tema que no dominas, es mejor decir “No soy la mejor persona para hablar sobre esto, aunque estaría encantado de que conocieras a ______, que es toda una experta en el tema”

8. Movimiento físico: encuentra nuevas perspectivas a la conversación, creando una razón para ir al baño, ayudar a un compañero, hacer una llamada. O decir algo como “voy a por una copa de champagne ¿quieres una?”. Aléjate un poco y permite que haya un vació en la conversación, momentáneo.

9. Herramientas no verbales: puedes cambiar de tema fácil si lo haces con confianza. A la hora de cambiar de tema, el lenguaje corporal y el tono son a menudo más influyentes que lo que dices. Nunca pierdas el contacto visual y no titubees ni tiembles.

Ahora tienes nuevas técnicas que incluir en tu estrategia de hablar como una tonta y pensar como una lista.

Photo credit: Maryland GovPics.

Dic
23

Ignora el feedback cuando…

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo  //  No Comments

cuando ignorar el feedback1. Sea vago, comentarios como, “no es tan potente como podría haber sido”, lo cual no te ayuda a mejorar en absoluto, pero sí puede frustrarte con ese tipo de “ayudas”.

2. Provenga de una fuente dubitativa, como alguien que ni siquiera te conoce, pero le parece bien pasarte su feedback porque Internet ha facilitado que pueda hacerlo. Resumiendo, considera siempre la fuente cuando pienses que hacer con el feedback.

Esto es importante, el feedback sobre el desarrollo personal o profesional siempre debería ser cuidadosamente considerado, ya que el feedback equivocado tendría la oportunidad de desviarte de los objetivos importantes. Cuando el feedback venga de una fuente fiable y creíble y pienses que debería escucharlo, haz siempre lo siguiente:

  • Formula preguntas de “follow-up”. Incluso si es tu supervisor o jefe, presiónale para ser específico por ejemplo cuando dice que el informe debería estar mejor y más completo.
  • Apuesta siempre por tu instinto. Es un sentido o sentimiento que sabes, y como empresario, emprendedor, manager o empleado, necesitas saber que es lo que va ayudarte a ti o al negocio y que es aquello con lo que quieres experimentar y aplicar.

3. Sea personal, no debería serlo. Toma las críticas en serio, no personalmente. En otras palabras, cuando las críticas se parezcan a algo que te golpea directamente en tu intuición, busca la manera de detenerlo para que no asesine a tu confianza. En lugar de eso, considera lo que la persona dijo, desmárcate (junto a tu auto-estima) de la situación y piensas sobre que parte de la crítica (o feedback) es útil. Considera escribirlo de manera que puedas encontrar ideas para mejorarlo.

Photo credit: Dave Gray.

Ene
26

El desafío de los 90.000 euros

desafio 90.000 eurosDigamos que vas a dar una presentación a 20 personas, defender un plan de negocio, un taller sobre innovación y transformación digital para altos directivos o un entrenamiento eh habilidades núcleo y superhábitos para tus empleados. Antes de la presentación llego y te ofrezco 90.000€ en efectivo y te digo: “el dinero es tuyo con una única condición. Después de tu intervención, me acercaré a cuatro o cinco personas de la audiencia y preguntaré que me repitan tus mensajes clave. Si los cuatro o cinco pueden hacerlo, ganas el dinero, si no lo pierdes”.

Si esas son las condiciones, seguramente quieras ganar este plus, por lo tanto limitarás tu presentación a unos pocos mensajes clave. Serán cortos, directos y contundentes. Y además los repetirás a menudo, y liderando con ejemplos.

Cualquier presentación, discurso, charla o clase magistral, debería dejar a la audiencia con unos pocos mensajes memorables, lo suficientemente impactantes como para hacer que su mente no pare de darle vueltas incluso habiendo pasado 3 o 4 días. Esto no es difícil de hacer, la parte complicada es que siempre quieres decir más de lo que necesitas. Pregúntate: “¿qué cuatro cosas mi audiencia debería aprender?”

Estuve trabajando con un equipo de directivos de una agencia de marketing preparando un proyecto sobre innovación y su presentación ante un fondo de inversión. Cuando les pedí repetir los cuatro mensajes que los inversionistas debería recordar, ninguno de ellos dudó:

  • Resultados positivos y crecientes los últimos 5 años.
  • Potencial de crecimiento.
  • Mejorar la estructura organizacional.
  • Aportar impacto positivo al mundo.

Centrarte en cuatro puntos (la mayoría aconseja tres puntos, en mi caso prefiero uno “extra”) es simple y efectivo. A pesar de lo complejo que sea el tema, siempre se puede concluir en cuatro puntos exactos, de lo contrario lo que dices o haces se convierte en irrelevante.

Photo credit: Beth Jusino.

Dic
15

5 hábitos que adquirir si quieres impactar a otras personas

By Isra Garcia  //  Cambio, Habilidades  //  3 Comments

5 hábitos que adquirir para impactar en otras personasAunque pase el tiempo, sigo recordando a todas las personas que a lo largo de mi vida me han impactado. De todas ellas podría destacar 5 hábitos que adquirir para impactar que se repiten como patrón común en todas ellas:

1. Depositan la importancia en otras personas

Estas personas actúan como portavoces de la humanidad, más que enfocarse en sus propias necesidades, se enfocan en las necesidades de otros basándose en la idea de que pueden mejorar considerablemente la vida de otra persona. Se interesan genuinamente por otras personas, aprenden cosas sobre ellos y buscan las conexiones que podrían existir.

2. Entienden el poder de una conversación

Estas personas dominan el arte de las conversaciones. La mayoría de las conversaciones siguen un patrón predecible, la mayoría de las personas no entienden el patrón o fallan al empezarlo.

3. Toman el control de su propia vida

Es difícil hacer algo valioso si estás sentado en el sofá o esperas instrucciones, que tu jefe te diga las tareas que necesitan ser hechas hoy, que tus colegas te llamen y te digan cual es el mejor plan para hoy o que tu chica te diga donde ir de vacaciones. Las personas que sacuden el sistema no necesariamente son las personas que más populares, aquellas que llevan una agenda social frenética o aparecen en todos, son aquellas que se adueñan del permiso que necesitan para hacer cualquier cosa que implique un movimiento, interacción, deseo o necesidad.

Estas personas transmiten seguridad, convicción, claridad y marcan una dirección, cada una de sus palabras son certeras y contundentes, eso se traduce en un gran impacto en otras personas. Este es sin duda uno de los mejores hábitos que adquirir.

4. Poseen un set de habilidades núcleo muy marcadas

Las personas que causan impactos en otras personas son conscientes del poder que tienen entre manos, y sorprendentemente lo que hacen es transmitir cercanía. No son las personas que en una fiesta están en los VIPs apartados del resto, ni las personas que continuamente están más pendientes de su teléfono que te la conversación en la que están, cuando llegan ante un grupo nuevo de personas, no se esconden en un rincón. Estas personas se interesan por otras personas y son excelentemente buenos escuchando. Usualmente hacen de puente entre otras personas a través de oportunidades afines entre ambas partes.

  • Conectan personas con oportunidades.
  • Escuchan cuatro veces más de lo que hablan.
  • Poseen un carisma no agresivo.
  • Son proactivas al ayudar.
  • Empáticos, extrovertidos, asertivos y cercanos.
  • Comunicativas y simples.

5. Cambian las cosas, utilizan amabilidad, generosidad y dignidad

Finalmente las personas que impactan, lo hacen porque practican actos humanos de amabilidad, generosidad, dignidad, actos que les muestran personas vulnerables y desinteresadas. Estas personas se dan cuenta de las carencias que tiene el mundo, su vecindario, su compañero de clase, su colega de trabajo o la persona con la que comparten asiento en el metro y entonces hacen algo por convertirla en algo más reluciente y positivo. Personas que desde ceder el sitio en transporte público a otra persona, o poner su mejor conocimiento a disposición de desempleados, hasta encabezar un movimiento local solidario por los vecinos con necesidades financieras, ejercen tracción delantera.

Los hábitos que adquirir están en ti

La clave para impactar en otras personas es liderar con el corazón. El impacto no se gana a través del poder, se ganar con la generosidad.

Photo credit: Egor Korotkov.

Jun
21

Cómo adquirir la habilidad de hacer grandes cosas siendo pequeño

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle  //  9 Comments

cómo hacer cosas grandes siendo pequeñoEnseñan y repiten que tienes que pensar en grande, sí, está genial, pero de nada sirve si no actúas igual – o más de grande – el problema es que en muchas ocasiones esto es realmente complicado, por falta de recursos, conocimiento o habilidades o que sabe uno más. La solución reside en aceptar que eres pequeño (esto no es conformismo) y empezar pequeño cambiando cosas grandes de manera pequeña.

Cada imposible es una oportunidad de hacerlo posible, no hay excepciones. Esto que viene a continuación podría ser una manera válida de conseguir que aún siendo pequeño consigas cosas grandes. Esa por lo menos ha sido una de mis estrategias:

1. Radica cualquier expectativa

No esperes demasiado de los inputs externos, las mayores desilusiones al tratar de conseguir nuestros objetivos vienen de factores externos, personas, trabajos, recompensas, etc. Si depositas menos ilusiones en aquello que no puedes controlar y más en ti, tus habilidades, tu especialidad profesional y la felicidad como tu propia elección (y de nadie más), te darás cuenta de que no importa quien trate decidir qué puedes o no puedes hacer, no está en ellos, sino en ti.

2. Ten algo importante que hacer

Pequeño o grande, si no tienes algo por lo que arriesgar, creer, liderar o apasionarte, nunca conseguirás absolutamente nada, hablo de una iniciativa social, un proyecto educativo, una idea de negocio revolucionaria en el mundo del retail o una APP que facilitará la vida a personas con discapacidades. Cuando tienes ese algo por lo que hacer todo esto y más, entonces cualquier esfuerzo, acción o estrategia cobran sentido.

3.  Lidera con un único propósito (declaración)

Es bastante improbable que seas bueno haciendo varias cosas: marketing, operaciones, finanzas, diseño, producto y distribución, vaya eso suena más a mediocre o como dicen “en la media”. Si quieres salir de ese agujero sin retorno, busca un único fragmento en el que destacar, diseño de interfaces para APPs de ecommerce para restaurantes o marketing “for good” (marketing para ONGs) y entonces conduce horas y horas de trabajo hacia ese micro-segmento.

4. Busca el “flip side”

En lugar de ser el voluntario para hacer algo que todos quieren hacer, es fácil, no conlleva riesgos y te mantiene en tu zona de confort. Sal de ahí y toma el camino opuesto. Si todo el mundo dice que hay que hablar para la multitud, crea un discurso válido sólo para unos cuantos. Si la única manera de conseguir clientes es compitiendo por precio, sube los precios lo más algo que puedas y cierra tu trabajo al 80% de los clientes de tu mercado.

5. Ignorante, ingenuo y curioso

Casi todo el mundo se cree inteligente, sabio y experto, así que no es de extrañar que la mayoría de negocios, organizaciones y profesionales se inmolen a sí mismos. Evita hablar sobre ti mismo (o tu organización), haz preguntas que te ayuden a conocer muy bien a la otra parte – ya sea negocio, competidor, cliente potencial o ligue. Evita hablar demasiado, escucha más. Sé siempre la persona (o negocio) que interviene en el momento crítico. De esta manera serás echado en falta cuando no estés, la clave.

Es tiempo

Honra aquello que te ha tocado vivir, Internet, crisis, desarrollo cultural e intelectual o educación y haz algo valioso con ello. Este tiempo no pide necesariamente dioses, sino pequeños héroes que muestren al mundo sus marcados e individuales superpoderes.

Photo credit: Gregoire_Venuze.

Jun
16

Qué hacer cuando todo te sale bien

By Isra Garcia  //  Cambio, Entrepreneurship, Habilidades, Lifestyle  //  1 Comment

qué hacer cuando todo te va bienSí, exacto, has leído bien. Has tenido éxito con tu tienda online de alimentos orgánicos, has arrasado con tu APP de recetas de cocina o has conseguido 8 veces más inscritos de los que esperabas en tu plan de formación online sobre cómo construir una start-up. Bueno, cuando todo vaya bien disfrútalo, celébralo y compártelo, trata de extender ese estado de gracia todo lo que puedas. Sin embargo (y aquí es donde quería llegar), pregúntate qué es lo que va a pasar después o qué pasaría si sigues confiado disfrutando sin seguir trabajando por hacer que las cosas sucedan.

Cuando todo sale bien: claves

Encuentra la respuesta al éxito de tu proyecto o negocio: entrar en un segmento cerrado con un producto definido, la atención al cliente y tu política de devoluciones y envíos gratuitos, la historia que has creado entorno a tu servicio y cómo eso ha resonado en tu audiencia y en los medios de comunicación. Si no sabes cual es la razón del éxito de tu trabajo, entonces no has sido tan exitoso como pensabas.

Pregúntate ¿Y ahora qué?: hacia donde vas a mover tu vida, trabajo o cualquier cosa que te importe. En un entorno tan cambiante y alterable la mejor manera de seguir caminando por la línea adecuada es permanecer dentro de la curva de la beta continua. Si tus cursos sobre blogging o podcasting o el ebook que lanzaste sobre técnicas de venta en un nuevo entorno, han sido una verdadera bomba en el mercado, posiblemente no tardarás en tener competencia o en ser estrictamente copiado o quizás que tu audiencia te pida algo más – y diferente. Necesitarás trabajar en lo nuevo, esa es la curva que necesitas entender.

Recompensa, acredita y reconoce a las personas: es muy probable que lo que estás viviendo ahora mismo no sea únicamente responsabilidad tuya (aunque podría ser así), por eso es tu obligación identificar a esas personas que te han ayudado en el camino y tener un gesto de agradecimiento y generosidad con ellos. Si has ascendido a director general por el gran trabajo del responsable de marketing y de ventas, quizás podrían ser los nuevos directores de marketing y ventas o quizás podrían recibir un buen incentivo (tangible o emocional, o los dos). Si los resultados que ofreces en tu conferencia snob gracias a parte de tu equipo, podrías mencionarles y hablar del gran trabajo que hicieron, o podrías hacer que intervinieran contigo en la conferencia y lo explicaran ellos mismos.

Obsesiónate con la imperfección: por muy bien que hagas tu informe de resultados sobre la analítica web de tu empresa o la auditoría estratégica online, es prácticamente imposible que logres la perfección (pista: no existe), lo cual quiere decir que siempre habrá un hueco para mejorar. Con la práctica aplicada al tiempo ese hueco se vuelve más pequeño, pero eso no significa que no esté, solamente que al hacerse más pequeño es más difícil de detectar. Sin embargo, cuanto más pequeño se vuelve y más complicado es de encontrar, más valioso es el resultado de ir puliéndolo.

Cuando to salga bien, es el momento de saborear tu esfuerzo e ilusión, pero con el rabillo del ojo izquierdo apuntando hacia el inconformismo.

Photo credit: carnagenyc.

Jun
9

Difícil es solamente difícil

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Habilidades, Lifestyle  //  1 Comment

diíficl es difícilTodos tenemos que sobresalir, y no es fácil hacerlo, es duro, pero es duro para mi para todos, tú, los tuyos, los míos y ellos. No hay diferencia en cuanto a la dificultad que implica, todos necesitaremos sacrificar algo, trabajar muchas más horas de las que nunca hubiéramos imaginado, estar dispuestos a arriesgar y lanzarte hacia la oportunidad que no conoces.

Seguro, podría darte cien razones que muestren que sobresalir de mi mismo es más difícil que sobresalir de ti mismo, pero aquí está la clave, difícil no es relativo, difícil es difícil. ¿Quién puede decirme que explicar a uno de tus trabajadores que vas a hacer un ERE es más difícil que decirle a tu mejor amigo que le has traicionado? ¿Quién puede decirme que tu historia personal es más difícil que decirle a tu hijo de 5 años que te vas a divorciar? No existe más difícil, solamente es difícil. En orden de sobresalir de nosotros mismo, es necesario parar de puntuar nuestro difícil contra el difícil de cualquiera, para hacernos sentir mejor o peor si no somos felices con lo que tenemos. Es difícil para todos por igual.

Muestra al mundo que eres más grande que difícil.

Photo credit: JD Hancock.

May
2

Unos y otros

By Isra Garcia  //  Cambio, Lifestyle, Mapmakers, Nueva economía  //  6 Comments

unos y otrosMientras unos piensan en engrosar su base de fans y followers, otros construyen relaciones  auténticas con 100 o 150 clientes potenciales. Unos convierten y otros traen a mas clientes potenciales.

Mientras unos buscan, durante años, la belleza impoluta del trabajo perfecto, otros salen ahí fuera todos los días a marcharse las manos con pequeñas acciones que van obrando el milagro que habilita lo imposible.

Mientras unos persiguen algoritmos de búsqueda en Google, unos deciden cual es el trabajo que necesita ser hecho para impactar positivamente en la vida de las personas.

Mientras otros hacen siestas, descansan el fin de semana, acaban su jornada a la hora que dice su contrato y  desconectan del trabajo que importa tan pronto como nadie les paga por ello, otros, en ese mismo momento, están aprovechando para re-escribir la historia.

Mientras unos comparan su felicidad con la de una página de inicio de Facebook, otros pierden la cuenta tratando de recordar el número de experiencias sin aliento que han vivido, por ahora,

Mientras otros rechazan cualquier punto de vista o realidad que no sea la suya propia, otros otros descubren nuevas formas de pensar y actuar gracias a ignorancia e insolencia.

Mientras unos dejan escapar sus pasiones y sueños por culpa de que es lo que dirán los críticos, otros están creando algo valioso y lo suficientemente potente como para alimentar las vidas de esos pobres diablos (críticos) y parece que disfrutan del resultado.

Mientras unos están esperando esa llamada, email, tweet o whatsapp que les cambie la vida, otros han decidido elegirse a sí mismos y actuar de manera maquiavélica.

Me pregunto quien de estos dos grupos estará cambiando las cosas.

Photo credit: Stefanog.com.

Abr
7

Cómo crecer y mejorar como speaker

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  7 Comments

cómo actuar como speakerEs interesante ver cómo los grandes speakers se mueven y actúan, cómo conectan con la audiencia, te envuelven en la historia y te conducen hacia nuevas perspectivas. En esta charla de Nancy Duarte para TED, Nancy explica cómo los grandes líderes inspiran a las masas a través de sus discursos.

Ver las últimas charlas de TED estos días, esta conferencia de Seth y esta otra de Chris, me han hecho pensar sobre hablar en público y actuar como un speaker.

Los speakers cuentan historias

Un speaker profesional no predica desde el escenario. Crea cambio mediante historias y dan un punto de vista único. Dan Pallota habla sobre una nueva manera de entender las ONGs y usa su experiencia en el sector como ejemplo, incluyendo algunas ideas que ha puesto en práctica. En esta otra charla Bono comparte sus propias sensaciones sobre la pobreza en el mundo y cuenta cómo la historia le toca personalmente.

Los speakers fallan

Mis mayores fallos como speaker profesional son dos, el primero es que a menudo entro demasiado en profundidad en temas que podrían conectar con la audiencia olvidando así la narrativa de mi presentación. El segundo, es la prolongación de mis presentaciones, en muchas ocasiones me extiendo más de lo que realmente debería, pensando en aportar más valor y dar lo mejor de mi vaciándome desde el primero hasta el último minuto de mi intervención. Sin embargo no siempre aplica, trato de recordarme siempre que menos es más y que más largo no siempre quiere decir más valioso.

Fallar pre-requisito de crecimiento. Aquí y en cualquier sitio.

Los speakers conectan

Si llegas al punto donde encuentras el equilibrio entre tu presentación y la conexión con la audiencia, ya lo tienes. Aquello que marca la diferencia es tocar emocionalmente a las personas y eso parte de la naturalidad, espontaneidad  y autenticidad. Muestra que estás frente a ellos y vuélvete vulnerable.

Los speakers crean cambio

Esto es lo más importante y es en lo que creo que debería enfocar mis mayores esfuerzos, entregar ideas accionables. Conceptos que la audiencia pueda llevar a la práctica justo después de salir de la presentación. Herramientas para hacer que las cosas sucedan. No sólo inspiración, es vital sí, pero eso es sólo la chispa, sí, motivación también debe estar presente y por supuesto, educar, pero el núcleo debería estar compuesto por “trabajo aplicable”. De esta manera los asistentes pueden llevarse estas ideas tácticas y hacer que algo funcione.

La clave: practicar es victoria

Practica, practica, practica, practica y la brillantez vendrá a visitarte, incluso aunque tu contenido sea fluido y tengas grandes aptitudes, necesitas dominar este arte para convertir tu presentación en algo artístico. Asegúrate de que eres extremadamente auto-crítico con tus intervenciones. Cuanto más trabajes en todo esto, mejor será tu discurso.

Con esto y mucho trabajo – como ya hemos visto – podrías estar listo para tocar a tu audiencia con una conexión real.

Me queda mucho por practicar y crecer. Las personas a las que pretendo llegar merecen lo mejor que puedo dar.

Photo credit: zigazou76.

Mar
24

Cómo desarrollarte profesionalmente sin tener que retroceder

By Isra Garcia  //  Habilidades, Productividad  //  2 Comments

cómo aprender sin retroceder - desarrollarte profesionalmenteCreo firmemente que es posible adquirir un set de habilidades y darle un vuelco a tu vida profesional. Eso sin la necesidad de volver a una universidad o escuela de negocios. Desarrollarte profesionalmente es cosa tuya. Podría no ser el camino más usual y fácil, pero no es tampoco nada del otro mundo. Ya que hay algunas áreas donde esto sucede frecuentemente. Por ejemplo en los campos de creatividad técnica como diseño web, la web social o el liderazgo. También en otros campos como management, finanzas, idiomas. Incluso RRPP, áreas llenas de profesionales con habilidades específicas y títulos en cualquier cosa desde filosofía a bellas artes a económicas. Cada día somos más buenos cambiando caminos profesionales.

Desarrollarte profesionalmente

Necesitas enfocarte no sólo en aprender lo que necesitas saber sino en construir tu credibilidad con un trabajo que lo soporte. La conexión escalable que hoy nos proporciona Internet a cada nivel es crítica. Estos son algunos puntos específicos para aprender sin tener que retroceder:

Encuentra tu inspiración

Encuentra alguien que sea un líder cercano en tu campo o alguien que sientas un profundo respeto por su trabajo. Si lo conoces, trata de poder reunirte (por teléfono, hangout o en persona) siempre y cuando tenga tiempo y hayas ganado su atención. Cuando llegue el momento asegúrate que estás preparado, mejor aún, sobre-preparado. Prepara preguntas, escucha con detalle, escribe si es necesario. Sé el aprendiz, no vayas de listo sabelotodo, tampoco trates de venderle lo bueno que eres o lo acertado que sería tener a alguien como tú trabajando a su lado. No lo digas, demuéstralo. Deja espacio, sé un amigo (no de los pesados) y aparece siempre que esa persona pueda necesitarte. Esto, prolongado en el tiempo, podría convertirse en que acabes con un mentor o gran apoyo, aunque no siempre tendría por qué darse esa situación.

Construye tu educación online

(Gratis o enormemente más económica)

Plataformas como Udemy, Inbound University, Open University, edX o Rcampus podrían ser buenos lugares donde empezar a construir tu formación online en los cursos que tu desees. Algunos profesionales ofrecen cursos online gratuitos a través de sus propios blogs o incluso en Google+. Luego puedes encontrar plataformas como Skillshare donde incluso Seth Godin imparte su propio curso. Como todo, algunas opciones son gratis, otras cuestan un poco e incluso algunas bastante más, pero la cuestión es que a través de una planificación puedes crear un programa propio que te desarrolle en la dirección que deseas ir.

Comunidades y eventos

La cena, el vino de honor o el catering no es exactamente la parte más enriquecedora del networking, sino las conexiones interesantes que extraes del evento o de la comunidad. Encuentra organizaciones profesionales, personas que conozcas que trabajan en el mismo campo que tú o cualquier evento que pueda ayudarte a conectar con otros. Pregunta que están haciendo y cómo lo están haciendo. Trata de intercambiar sugerencias para aprender en tu campo y ganar experiencia. Vuélvete visible y muestra que tu interés es serio. Asiste a eventos que crean cambio.

En el mundo real

Podría ser interesante tomar un periodo “off” en tu actual trabajo y abrir fronteras fuera de tu país. Esto te permitirá desarrollar nuevas habilidades, conocimientos y formas de trabajar. Si esto no fuera posible, ofrécete a ayudar en proyectos especiales, iniciativas sociales o trabajo de apoyo. Esto te dará una nueva perspectiva de trabajo, y quizás una oportunidad de usar tus habilidades en nuevos contextos y por supuesto, potenciar tu portafolio. El área de las organizaciones no-gubernamentales es ideal para adquirir experiencia y nuevos insights.

Crea tu propia oportunidad

Define un número de personas con las que tengas afinidad, te complementes en las áreas de trabajo y si es posible que tengan más experiencia. Puestos de trabajo más importantes y que admires o respetes, intenta persuadirlos para que sean tus mentores o consejeros. Los cuales puedan darte feedback continuado y progresivo tan pronto como aprendes y trabajas con ellos.

Aprende del cambio

Desarrollar una marca personal creíble, potente e interesante. Al igual que aprender una habilidad que te haga sobresalir y construir la clase de profesional que destaque en un campo específico. Bueno, esto toma su tiempo. No te impacientes, pero tampoco te duermas ni seas demasiado paciente. Si crees que debes dejarlo todo y empezar de cero y es algo que merece la pena, y crees en ello, hazlo. Un segundo, hazlo sin suicidarte, es decir, prepara ese cambio. Busca nuevos caminos de conseguir el dinero con el que vas a vivir la vida. Mientras aprendes algo nuevo. Pasos pequeños en la dirección adecuada llevan a un gran impacto.

Desarrollarte profesionalmente en el camino que sientes puede ser extremadamente difícil. En ocasiones dantesco, pero si logras mantenerte enfocado, determinado y apasionado en el objetivo que hay al final de cada paso. No hay duda de que está a tu alcance.

Photo credit: Judy Duperon.

Mar
21

Cómo no impresionar y entonces ser rechazado

By Isra Garcia  //  Equipar, Explorando la curiosidad, Habilidades  //  9 Comments

Cómo no impresionar y ser rechazadoTendemos a hablar 20 veces más de las que escuchamos, nada nuevo. Ahora, cuando estamos delante de alguien de quien pretendemos obtener alguna clase de oportunidad, por alguna razón pasamos a hablar 10 veces más de las normales y además empleamos 20 de esas 30 veces en vendernos ferozmente. En muchos casos tratando de ser elegantes y sutiles, pero desafortunadamente el ansia por el triunfo ciega el intento y a la quinta vez ya hemos perdido esa suavidad y sin darnos cuenta estamos actuando apenas sin escrúpulos.

Es mejor huir de impresionar y no ir de cabeza al rechazo. Hay que buscar otra vía para llegar donde deseamos.

Cómo ser rechazado

Por eso pienso que aunque contarte cómo impresionar a alguien sería algo útil, profundizar sobre cómo no hacerlo sería salvajemente interesante.

  • Cuando te acerques a alguien que no conoces, nunca, le cuentes la historia de tu vida. Dale un poco de tiempo antes de contar algo tan personal. Incluso aunque parezca que esa persona te entenderá y quiere escucharla. Incluso aunque sepas con certeza que le va a gustar. Crea una conexión breve, original y divertida. Luego, da un paso atrás y valora si sería el momento a al siguiente vez.
  • Si conoces a alguien a quien respetas, admiras o te gusta su forma de trabajar, no le hables de lo bueno que eres haciendo justamente lo que tu haces y que esa persona podría necesitar. Incluso aunque sepas que eres bueno. Incluso aunque sepas que esa persona está buscando a alguien como tú para ocupar el puesto de trabajo que tu desarrollarías genialmente. En lugar de eso interésate por la persona que tiene frente a ti, haz preguntas, empieza con aquellas más generales y luego ve derivando a más específicas y relacionadas con el trabajo. Si conectas esa persona te preguntará a ti también y entonces tendrás oportunidad de responder. Trata de ser neutral en tu respuesta cuando se trate de ti, incluso diría que hables de tus defectos y bromees sobre ello. Es un gran gesto de humildad y vulnerabilidad.
  • Hacer un reproche, una crítica dura o un feedback demasiado contundente a alguien con el que quieres conectar, no tienes la suficiente confianza y hacer eso por el mero hecho de llamar su atención, bueno, eso es una técnica bastante desagradable. Aunque creas que podría ayudar y tuvieras todo el fundamento para hacerlo. Piénsalo unas veces más antes de hacerlo, si de todas maneras estás decidido a hacerlo, suaviza todos los bordes, sé lo más empático que puedas, piensa en cómo te gustaría que te dijeran algo que podría resultar amargo.
  • Impactar a alguien contando tus “batallitas”, tu historia, tus logros, tu empresa o marca, los servicios revolucionarios que ofreces o lo que la gente dice que te pareces a la persona que tratas de impactar no es lo más recordable. Precisamente esto causa el efecto contrario. Rechazo. Empieza por ser tú mismo, habla como si le hablaras a alguien que respetas, que te conoce, con quien te gusta hablar y compartir cosas y con quien sabes que vas a pasar mucho tiempo juntos. La mejor manera de impactar a alguien es siendo tu mismo.

En un entorno donde cada vez somos más selectivos con nuestras conexiones y el tiempo del que disponemos (donde cada segundo es extremadamente caro), el resultado del primer impacto es cada vez más decisivo. De ello dependerá la atención que ganemos del mundo.

Photo credit: Ryan Lane.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+