Menu
Browsing articles tagged with "hábitos archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Ene
18

Los hábitos de los inconformistas

By Isra Garcia  //  Habilidades, Lifestyle, Social Media  //  2 Comments

hábitos inconformistasCualquier persona que se lo proponga puede establecer el fundamento de un estilo de vida Inconformista. Empezando por los hábitos, esto siempre será la base. Estos hábitos servirán sobre todo cuando la situación le arrastre a la conformidad o complacencia. Desarrollar un set de hábitos inconformistas ayudarán a no caer en la mediocridad y a no confundir disciplina con obediencia.

Son pequeñas pero importantes acciones, que te ayudarán a ser quien eres, alguien inconformista.

Eso es.

Hábitos inconformistas

Aquí hay unos cuantos de esos hábitos inconformistas:

  • Aprender a crear cosas que lleven tu nombre y firma.
  • Pedir perdón por lo que hiciste mal, no pedir perdón por ser quien eres.
  • Exponerte al riesgo delante de otras personas.
  • Hacerte visible justo en el momento que otros dan un paso hacia atrás.
  • Sacar al menos una lección positiva de cada caída.
  • Entender que hay un mundo más vasto, más rico, más intrigante y más diferente del que tu ves.
  • Educar a otras personas a sobresalir.
  • Practicar cada día con algo que no sabes hacer.
  • Liderar al menos una causa.
  • Hacer el trabajo de forma que quedes satisfecho con su resultado, aunque siempre se pueda mejorar.
  • Involucrarte en iniciativas que sean equivocadas para la mayoría de personas.
  • Pensar de forma estúpida sobre aquello que podría ser obio para el resto.
  • No evitar los momentos embarazosos.
  • Emplear el 60% de las energías en crearse a uno mismo.

Si te comprometes con estos hábitos inconformistas (o con otros que resuenen contigo) y los haces parte de tu obligación diaria. Entonces serás una persona inconformista que gozará de un estilo de vida a su medida.

Por el contrario, si tus hábitos son reactivos, si significan procesar respuestas, esperar oportunidades, y actuar en base a las direcciones de otras personas. Si todo eso y más del mismo estilo sucede, habrás cedido al conformismo; habrás sacrificado la habilidad de hacer y vivr cosas que el 75% de las personas no se atreven a hacer o vivir.

Artwork: Mamen Díaz.

Nov
17

Hábitos de impacto positivo en los negocios

By Isra Garcia  //  Habilidades, Negocio  //  2 Comments

hábitos de impacto positivoHace una semana lancé la plataforma web de IG, finalmente. Ha sido fantástico poder hacerlo, pero no por lo que otros dirán o porque así puedo mostrar lo que somos y todo lo que hemos hecho. Ha sido más porque hemos ganado la batalla a la procrastinación, hemos crecido y se ha tomado acción. Seguro que cuando trabajas con un cliente, un negocio, proyecto o campaña, vives algo parecido, hábitos.

Hábitos y no-hábitos

Somos criaturas de hábito y rutina. Nos encanta. Algunos hábitos son geniales. ¿Ducha fría recién levantado? Magnífico, hazlo. ¿Beber la cantidad de agua que necesitas beber cada día? ¿Hacer deporte a diario? Maravilloso. ¿Dejar para el final del día el proyecto más importante? ¿Estar pendiente de los servicios de mensajería instantánea? ¿Permanecer continuamente encima de tus empleados machacando con emails y llamadas? No Tan genial. ¿Inmiscuirte en las tareas de otros miembros del equipo y estar dando feedback en cada parte para dejarlo como a ti te parece que es mejor? Tampoco un gran hábito. ¿Estar trabajando en tareas y proyectos que no generan ingresos? No es una buena elección tampoco.

Hay hábitos que ayudan y hábitos que no, como es comprensible. Es parte de nuestro trabajo identificarlos, separarlos. Estos son 4 hábitos que cambiarán positivamente el resultado de tu negocio.

La comodidad aniquila

Cuando estés en lo más alto de tu carrera, cuando tu negocio facture más de lo que hubieras imaginado. Cuando tu libro sea uno de los más vendidos. Y cuando tu hora de consultoría alcance las cuatro cifras o más. En ese momento tendrás que decir más “no” que “sí” porque tendrás tantas oportunidades que no sabrás que hacer con ellas. En esos momentos tendrás que trabajar en el siguiente paso, disfrutar del momento sin dormirte en los laureles. De lo contrario, en el mundo que vivimos, no durarás más de dos años.

Adquiere y luego practica, el hábito de estár al menos en un 60% de las veces en situaciones incómodas. No te acomodes, nunca. Sigue la brújula hacia tus objetivos (de proyectos, de relaciones, de familia, de habilidad, de hábitos, de viajes, de lectura, de música, de deporte, etc). En el momento que pienses que tu empresa o vida seguirá siendo así por más de un año. Ese será el momento en el que las cosas cambiarán y tú no estarás preparado para cambiar con ellas.

Es sobre a quien sirves

Hace cuatro años casi todo el mundo necesitaba ayuda en social media. Eso era un buen negocio. Hoy, la mayoría lo hacen un poco bien, hay unos pocos que lo hacen excelentemente bien. Hoy sigue siendo negocio, pero no como lo era antes, sino como parte más de la transformación digital de pequeñas, medianas y grandes empresas. Se ha pasado de liderar, desarrollar y gestionar plataformas sociales en empresas, a educar a personas dentro de esas mismas empresas, para que obtengan valor empresarial por la actividad digital que realizan.

Tus clientes se irán, vendrán nuevos. Tu audiencia cambiará. El público será otro. Tu comunidad mutará. Eso es porque sus necesidades cambian. Hay dos opciones. Primera, preverlo y tratar de predecirlo para evolucionar junto con todos ellos. Segunda, quedarte en el mismo sitio con la esperanza de atender a un nuevo público potencial. Un riesgo innecesario.

Escribir historias bonitas para tu comunidad, no es suficiente. Ayudar a tu cliente a hacer más y a obtener más, sí es suficiente. Ayudar a empresas a conseguir eso, es una buena oportunidad. Adquiere y practica el hábito de buscar y satisfacer las necesidades cambiantes de tus clientes.

Ajusta sin parar, respetando los principios

Una lección que te lleva años aprender: sigue el plan, si falla, revisa la misión y los principios, reajusta el plan, mantenlo simple y continúa. El error que emprendedores y PYMES cometen es este: una vez que puedes hacer más, haces más, no importa si tiene sentido o no. Ese es el momento donde todo se derrumba.

Preserva los principios de lo que piensas hacer, tan pronto como crezcas y adaptes y hagas lo de arriba. Permanece alerta y vigilante para poder reajustar la raíz, mezclada entre ayudar a tus clientes a crecer y preservar el núcleo de tu misión, incluso aunque el plan o la expresión de la misión cambie.

Adquiere y practica el hábito de reajustar tu trabajo respetando la raíz.

Dream team

Es una de las razones por la cuales no quiero trabajar en más de lo que necesito. La primera – y más importante – razón, es vivir la vida que vivo y tener lo suficiente para disfrutarla. La segunda, concepto “dream team”. El hábito de rodearte de personas mejores que tú, que con su arte individual y colectivo complementen tu trabajo y lo que eres capaz de conseguir. Cuanto mejor hagas esto, mejor trabajo y resultado podrás producir.

Photo credit: Sophie.

Mar
14

10 hábitos a largo plazo de las personas exitosas

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Liderazgo  //  5 Comments

El tiempo no es aquello que debes gestionar – sino tus actividades. Aquí hay 10 hábitos a largo plazo que podrían ayudarte a conseguir ser una persona que hace y logra cosas importantes.

10 hábitos a largo plazo

10 hábitos a largo plazo de las personas exitosas

1. Adquieren el hábito de trabajar en lo que otros no quien hacer.

2. Levantarse realmente pronto.

3. Pueden realizar el multi-tasking solo cuando es necesario.

4. Siguen, evalúan, miden y potencian las tareas que normalmente desarrollan.

5. Escriben todo, absolutamente todo.

6. Evitan la mayoría de las reuniones posibles.

7. Practican mindfulness.

8. Poseen una disciplina inquebrantable que les permite añadir o eliminar cosas.

9. Son conscientes de sus fracasos, grandes o pequeños, trabajan continuamente en aprendizajes.

10. Invierten en si mismos como mayor activo, la finalidad conocerse, cambiar y mejorar lo de dentro y con eso, cambiar lo que hay fuera.

Photo credit: Thomas Hawk.

Ene
30

Hábitos, distinto a Súper-hábitos

By Isra Garcia  //  Habilidades, Productividad  //  8 Comments

super-hábitos - cambiando hábitosMuchas personas han empezado el año con una sonrisa, determinación y ganas de hacer que las cosas sucedan. Empiezan el gimnasio a fondo, cuidando la alimentación, no procrastinando, durmiendo 8 horas, desconectando el teléfono y sus distracciones mientras trabajamos. Cambiando hábitos. Todo esto es maravilloso. Aunque pienso que necesitamos unos cuantos pasos más si quieres crear súper-hábitos que duren hasta final de año.

Sin sistemas no hay súper-hábitos

Hacer algo durante 21 días sin descanso, definitivamente mejora tu habilidad por adquirir un nuevo hábito, pero no estoy muy seguro que te ayude a mantenerlo a largo plazo, ni hacerlo mejor. Sin embargo lo que realmente cambia el juego y reemplaza hábitos por súper-hábitos es entrar en el juego de los sistemas combinados con la práctica, el tiempo de trabajo y la monitorización de resultados.

Cambia lo que quieras cambiar que mejore tu vida dramáticamente, de manera efectiva y contundente. Eso es un súper-hábito. ¿Quieres realizar un Ultraman? Establece un sistema “no importa qué, voy a entrenar a esta hora a esta todos los días, incluyendo sábado y domingo”, “días de descanso y cuidado” y otro “todo lo que voy a sacrificar” (y solo permítete romper las reglas una o dos veces)

¿Quieres mejorar tu estado físico, intelectual, espiritual y emocional? Fija un sistema “mindfulness”, “macrobiótico” y otro “auto-consciente”. Escribe los pasos a seguir. Los próximos objetivos. Desarrolla una lista con los pasos que tomarás, como un mini plan de proyecto.

Cambiando hábitos – necesitarás reiniciar

Perecerás. Fracasarás. Sucederá antes o después. Empieza de nuevo. Tengo un mantra personal para los súper-hábitos, “día uno”. Digo esto cuando la he cagado. Cada día es día uno. Significa “empieza ahora”. Significa “Bien, caíste. Levántate”

Menos emociones y más trabajo inteligente

Si empleas tu tiempo entre el orgullo y la culpa, no estás haciendo el trabajo importante, ni el inteligente. Estás considerando si alabarte o criticarte a ti mismo. Ninguna de las dos cosas ayudan. Ambas son enemigos de conseguir alcanzar los súper-hábitos.

No hay súper-hábitos sin recompensa

Si tu objetivos son “trabajar en 6 proyectos” al día, entonces apunta por trabajar en uno o dos al principio. Apunta por hacer los proyectos que se te dan mejor. Apunta por el momento, “mira, estoy trabajando en siete proyectos a la vez”.

Súper-hábitos son logros y continuidad

Muchas personas obtienen “suficientemente bueno” para rus objetivos. Eso no es para ti, tu buscas “brillante, excelente”. Perdí 30 de 50 oportunidades. Suficientemente bueno. Hice 10 llamadas de ventas en 40 días. Suficientemente bueno.

Alcanza el objetivo. Y mantén los resultados.

Mantenimiento

Si vas a hacer algo en serio, deberías hacer aquellas cosas que te hacen ir en serio. Los súper-hábitos son aquello que hacen que los mejores sean los mejores. Nunca paran de entrenar para sus victorias. Nunca detienen los esfuerzos que les llevan a sus metas. Siempre continúan hacia delante.

Estoy trabajando en súper-hábitos, cambiando hábitos por estos últimos. ¿Tú?

Photo credit: erin m.

Dic
8

11 hábitos para transformarte en una persona ultraproductiva

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  2 Comments

hábitos persona ultraproductivaHace mucho tiempo empecé a preguntar a gente que primero admiraba y me impresionaba y segundo, personas que consideraba más que productivas, como lo hacían, cuáles eran sus secretos. Empezó como un juego, pero poco a poco empecé a anotar las respuestas y a estudiar que tenían todas esas personas en común, patrones de actuación comportamientos. etc. Entonces encontré una serie de hábitos que se repetían en la mayoría de esas personas y que calificaría como algunos de los hábitos más determinantes para ser ultraproductivo. La persona ultraproductiva.

Hábitos de la persona ultraproductiva

Las personas que trabajan menos, producen más y viven mejor, no son súper humanos, lo que pasa es que dominan una serie de habilidades, entre ellas la disciplina y unos cuantos hábitos muy poderosos para ellos. Algunos simples. Otros sorprendentes. De esto hablaré en profundidad en mi próximo libro, Ultraproductividad, pero aquí, como siempre, compartiré algo lo más valioso gratis.

De todo lo que he descubierto de esas personas, he concluido 11 maneras de convertirte en una persona ultraproductiva a través de los siguientes hábitos:

1. Desatasca tu entorno

La creatividad surge del caos, como la innovación, pero una oficina, casa o puesto de trabajo desastroso no te ayudará a hacer más con menos. La atención está programada para responder a lo que es nuevo. Muchos papeles te recordarán a tareas no finalizadas. Un libro sin leer es una tentación para la procrastinación. Incluso si piensas que el desorden no te afecta, daña tu habilidad para ganar concentración.

En cambio las personas con lugares de trabajo limpios son más persistentes, menos frustradas y no se cansan tanto. Un estudio de Neurociencia de la Universidad de Princeton argumenta que un lugar limpio te ayuda a trabajar concentrado en una tarea más allá de una hora y media. Mientras puede parecer cómodo relajarte en tu caos, un entorno desorganizado puede ser un obstáculo real.

2. 20%

No importa como loco, intenso, caótico o frenético sea tu día, asegúrate de que dedicas el 20% de tu jornada laboral para las responsabilidades más importantes. La razón es que si procrastinas, te despistas o simplemente pierdes el tiempo durante el otro 80% del tiempo restante en tu día, todavía puedes hacer un gran progreso si dedicas ese 20% a tus objetivos o prioridades.

3. Trabaja menos

¿Todavía piensas que puedes hacer más que nunca trabajando más horas que nunca? Podría funcionar, hasta que sucumbes. El 80% con la gente que contrasté opiniones trabaja menos de 40 horas a la semana, entre 34 y 38 para ser exactos. ¿Cuantas trabajas tú?

Aquí comparto contigo las últimas estadísticas de mi Rescue Time:

isra garcia ultraproductivo

4. Adiós teléfono

Es posible que pienses que no eres un adicto a tu iPhone, o incluso pienses que lo ignoras, ilusa o iluso. A menos que esté completamente apagado, es la mayor distracción que jamás se ha invitado hasta ahora. He analizado comportamientos de más de 400 personas con las que he estado, en estos últimos meses con 50 más, ninguna de ellas pudo resistir la tentación de estar más de 20 minutos sin ojear su smartphone. A menos de que no lo llevaran encima. Lo más preocupante es que ninguno tenía la percepción de que lo estaban comprobando asiduamente. Hay un estudio de Florida State exponiendo que aunque no mires a tu teléfono cuando suena, el sonido te hace pensar.

Pienso, esto es mi pensamiento después de estar desde abril sin smartphone, que nunca puedes saber lo mucho que te quita un smartphone (o en su más pequeño defecto, una tablet) hasta que no lo posees por un tiempo prolongado.

5. Truco definitivo para evitar distracciones en un email

Yo tengo mi propio método, infalible para mí y otros que han probado. Es un compendio de todo lo que he ido aprendiendo, mi experiencia y la de otros que he ido recogiendo. Aunque quiero aportarte más valor, atenta/o.

A. Encuentra el formato email de sms para tu proveedor de telefonía con una búsqueda rápida en Google. Movistar por ejemplo es número@correo.movistar.net, si tu telefono es 656 234 456, su dirección es 656234456@correo.movistar.net.

B. Usando es dirección, configura tu email para que te envíe por SMS a tu teléfono los mensajes de las personas específicas que desees.

C. Desconecta tu bandeja de entrada e ignora los emails mientras te enfocas en tareas que son más decisivas, saber que serás notificado cuando los mensajes importantes lleguen te da la seguridad suficiente para saber que no te tocará el gordo de Navidad sin que te enteres.

6. Actividades de alto valor, solo

Las personas que he ido “encuestando” son auténticas, hacen las cosas con naturalidad, es por eso que son tan eficientes en lo que hacen, esto hace que lo contrario te impida progresar. Si puedes, delega las responsabilidades que sientes como una obligación pesada o esfuerzo demasiado grande para el retorno, y en lugar de eso céntrate en las actividades de alto valor. Estas actividades son parte de tu misión, potencian tus fortalezas y crean impacto positivo, cambian cosas. También crean claridad y abre tu calendario a otras cosas nuevas. Delegar tus AAV también ayuda a crear comunidad, después de todo siempre hay personas mejores que lo hacen mejor que tú.

7. Conecta inteligentemente

Esto es algo que he aprendido de personas como Valentino, Ed, Julian o Tim y cualquier persona ultraproductiva. Rodéate de personas que te aporten mucho, que te haga cuestionarte y te empujen a crecer porque ellos mismos se empujan más de lo que te empujas o tú les empujarías a ellos.

8. Optimización de reuniones

Después de todo lo que ya se ha dicho en este tema, he encontrado más cosas interesantes.

Aquí hay tres maneras para hacerlo bien:

A. Plan: cuando estás con alguien por alguna razón y no por el mero hecho de tomar un café y conoceros. A no ser que sea tu próximo ligue, ante del encuentro define que es lo que quieres conseguir y ve a por ello de la manera más honesta, directa y digna posible. Muchas de las personas que conozco y hablé, me respondieron que siempre van a esas reuniones con dos cosas en la mente, no más, no menos.

B. Distracciones: crea una sección llamada “parking para grandes ideas” con el fin de colocar cualquier idea que no esté relacionada con los objetivos de tu conexión. La idea no es perder esas ideas, sino todo lo contrario, utilizarlas, cuando están anotadas y acaba la reunión. Asigna un seguimiento de pasos para llevarlas a cabo.

C. Movimiento y creatividad: muchas de estas personas mantienen reuniones andando, o haciendo deporte como es el caso de Josef que hay veces en las que queda en bici con clientes para hacer negocios. El otro día probé por primera vez el juego de la silla y la música antes de una reunión, éramos siete personas, el resultado fue una revolución, todo el mundo enchufado, alegre y con ganas de entrar a hacer los que habíamos venido a hacer.

9. Ladrones de tiempo, cuidado

Ser consciente sobre las distracciones es el primer paso para evitarlas. Aquí los 5 ladrones de tiempo más destructores, por orden de importancia.

1. Smartphones / SMS / WhatsApp.
2. Internet.
3. Chismes y noticias del corazón
4. Social media.
5. Email.

Una persona ultraproductiva domina a estos cinco ladrones.

10. Consciencia de la prioridad

Para hacer más no necesitas hacer más, sé consciente de las elecciones diarias, esa es la clave.

A. Sigue tu cerebro: el cerebro no puede operar todo el día a su máxima capacidad, no puedes ser increíble las 24 horas del día. Si puedes utilizar cuando trabajar a fondo o qué 30 minutos ser fascinante. Cuando te sientas bien, concéntrate en las actividades más críticas para ti. Cuando te sientas débil o cansado, haz lo justo y no fuerces demasiado. Yo hago exactamente esto, tiene que ver con seguir a tu cerebro y escuchar a tu cuerpo.

B. Aplica la procrastinación estratégica: para enfocarte en actividades significativas o urgentes, permite que otras cosas se retrasen. Por ejemplo, abre tu correo postal una vez por semana; esos días nada urgente llega. Cuando hagas reuniones importantes, reduce el número de llamadas telefónicas que realices. O cuando escribas un libro, escribe menos noticias para tu sitio web.

11. Trabaja tu estilo de vida y llegarás a todo

Esta última es mía, la razón por la cual yo llego a todo lo que me propongo y cada día que pasa abarco más es porque cada día trabajo más en mi bienestar y la salud en todos sus aspectos, física, mental, emocional e intelectual. Así es la persona ultraproductiva. Cuanto más horas invierto en esto, mejores resultados obtengo, más vitalidad, más energía, más fuerza, más concentración, más capacidad de dar lo máximo de mí durante más tiempo prolongado. Si tuviera que quedarme con uno de estos 11 hábitos, elegiría este, sin duda. Con él a mi lado, puedo llegar a los otros 10, sin olvidar la disciplina, obvio.

¿Cómo lo ves? ¿Añadirías algún otro hábito al mix para ser esa persona ultraproductiva que podrías llegar a ser?

Photo credit: quickmeme.

Dic
2

6 hábitos diarios y accesibles para el éxito personal

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  1 Comment

seis hábitos accesibles diarios de exitoEl éxito en uno mismo va sobre aquello que puedes controlar y no perder la cabeza sobre lo que no puedes llegar a controlar. El tiempo, la economía global, el tráfico hacia el trabajo o el juego de la ruleta. Sin embargo, si podemos controlar nuestros hábitos accesibles diarios. Nuestras rutinas o rituales más personas son los que definen quienes somos y lo que hacemos. Aquí hay seis hábitos diarios que considero importantes para llegar a esa clase de éxito personal.

Hábitos accesibles diarios número 1: tiempo para ti

Es imprescindible tener tiempo para ti, cada día. Ya sean treinta minutos, una hora o dos horas, para hacer lo que te apetezca, meditar. Hacerte preguntas incómodas, tumbarte en el sofá y escuchar música, pintar cuadros, jugar a la petanca o aprender a hacer algo nuevo. Tiempo para ti, solo para ti. Trata de no compartido con nadie más. Si lo haces, no será tiempo para ti, sino tiempo compartido. lo cual no está mal, pero eso va en otra categoría. Si inviertes tiempo en estar bien, tu relación con el trabajo, el deporte, otras personas, mejorará.

Hábitos accesibles diarios número 2: haz deporte

Ya sea correr cuarenta minutos todas las mañanas, nadar 20 minutos en la piscina, salir a rodar treinta kilómetros con la bici de montaña o carretera. Una hora de DeRose Method, escaparte al rocódromo o quizá una partida de padel o tenis al mediodía o crossfit al caer la noche. Aquello que más pleno te haga sentir, prueba hasta encontrar el deporte que mejor te sienta y practícalo cada día. Si no puedes una hora, treinta minutos, pero todos los días. No hay excusas para no hacer diariamente veinte o treinta minutos. No las hay ni siquiera para una hora.

Hábitos accesibles diarios número 3: fija tiempo para leer

Ya sea antes de dormir, en el tren o metro hacia el trabajo, en el baño (mi momento preferido) o en el desayuno. Marcar algo de tiempo en tu día para perderte a ti mismo dentro de un libro tiene inmensos beneficios mentales y emocionales. Hay estudios como este que demuestran que una novela puede mejorar tus funciones cerebrales. Otros estudios como este de Liverpool demuestran que treinta minutos de lectura a la semana. Solo treinta minutos a la semana, pueden ayudarte a mejorar tu estado de ánimo ¿te imaginas cada día?. Desde que he vuelto a leer cada día duermo mejor. Aquí puedes encontrar otros seis motivos científicos por los cuales deberías considerar leer.

Habitos accesibles diarios número 4: tiempo quieto en soledad

Este es diferente al hábito número uno. Aunque pienses que podría ser lo mismo, no lo es.

Cada persona de éxito que he conocido toma deliberadamente tiempo para estar quieta y evadirse de la conexión digital, del whatsapp y de la masa. Albert Einstein (no, no lo conocí) era famoso por esconderse una semana sin hablar con nadie para estar solo con sus pensamientos. Cada día dedico 30 minutos al despertar y antes de acostarme para estar solo conmigo mismo pensando, sin nada más.

Emplear tiempo en soledad, meditando, o si estás solo con tus pensamientos. Eso te permite restaurar tu cerebro y refrescarte. Esto puede ayudarte a salir de problemas complejos que puedas experimentar. la concentración funciona mejor que el ruido.

Hábitos accesibles diarios número 5: haz tus tareas del hogar

Parece algo absurdo, pero no lo es, esto que siempre nos han enseñado en casa nuestros padres o abuelos. Sacar la basura, hacer la cama por la mañana, lavar los platos, poner la lavadora, tender la ropa, barrer el suelo. Todo ello no es más que un firme compromiso por ti. Es respeto por tu propio espacio. Te conecta con el modo ultraproductivo y te hace ver las cosas de una manera más adecuada. Todo está en su sitio. Cada día empleo tiempo en hacer las tareas del hogar. Principalmente por la mañana, al comenzar el día, me ayuda a tomar una dirección.

Hábitos accesibles diarios número 6: escribe más

Escribir tus planes, objetivos, acciones que vas a tomar, llamadas que vas a hacer, reuniones que vas a mantener, fechas límite que vas a cumplir, pagos que vas a realizar, etc. Eso es el cemento de tu compromiso hacia cumplir todo ello. Hazlo simple, antes de hacer algo. Piénsalo y escríbelo. No reacciones a estímulos externos, causados tú. Lo fácil es estar distraído. Justo como estaba hace diez minutos respondiendo a los emails que iban entrando en mi bandeja de correo electrónico.

Photo credit: Daily Motivation.

Dic
10

14 hábitos peculiares que definen a los Mapmakers

By Isra Garcia  //  Cambio, Habilidades, Mapmakers  //  5 Comments

Los dibujantes de mapas son conocidos por su insolencia, atrevimiento, creatividad y tenacidad, pero además por unos hábitos fuera de la convencionalismo, rasgos que les hacen escasos, pero valiosos.

14 habitos mapmakers

Son raros, hacen cosas raras, adquieren hábitos raros

Aquí 14 peculiares hábitos que caracterizan a un Mapmaker:

1. Hacen el trabajo que les hace felices, el que les realice y les inspire. Quizá no sea el mejor pagado o más “top”, pero esa es su mejor obra.

2. Establecen cada 6 meses un periodo de una semana, dos o un mes donde pueden marcharse a algún lugar en solitario. Allí reflexionan sobre todo lo que ha ocurrido durante ese tiempo y encuentran maneras de re-dibujar todo lo que pueden mejorar.

3. Leen libros que no tienen nada que ver con su trabajo. Escuchan podcasts de historias que puedan no resonar con ellos mismos. Miran atentos charlas TED diferentes a las que podrían gustarles. Escuchan música diferente a su personalidad y frecuentemente estado de ánimo. Hacer cosas contradictorias les aporta nuevos ángulos para entender el mundo más abiertamente.

4. Continuamente hacen cosas que no saben hacer, de ese modo aprenden a hacerlas.

5. Se convierten en el puente entre lo que la gente de su alrededor, busca, necesita o quiere. Conectan personas con oportunidades.

6. Trabajan sus habilidades núcleo, no las redes sociales.

7. Encuentran la situación incómoda lejos del trabajo mediocre. Están en nuevos líos bastante a menudo.

8. Crean listas de cosas para las cuales no necesitan permiso. Pista: casi cualquier cosa.

9. Construyen proyectos con personas que trabajan – más brillantemente- que ellos.

10. Empujan a sus profesores, jefes o padres a ver más allá de sus sesgos. Si no pueden empujarlos más, encuentran a alguien que sí puede.

11. Se levantan más temprano que la media – o se acuestan más tarde que la media.

12. Abrazan la responsabilidad de sus actos pasados, presentes y futuros.

13. No esperan milagros: reconocen  que el hada madrina no aparecerá a las 00:00h y la calabaza seguirá siendo una calabaza, no un Rolls Royce.

14. Intentan, lanzan, sobresalen, acometen, inician y saltan lejos. Empiezan y acaban el día dando lo mejor de si mismos, entienden que eso se ocupará del resultado final.

¿Qué otros hábitos peculiares piensas que hacen a un Mapmaker? ¿Cuáles son los hábitos que te hacen ese dibujante de mapa que cambia las cosas?

Photo credit: Beatriz Rosa.

Jun
18

Cómo rendir mejor – por dentro y por fuera

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  8 Comments

mejores resultadosLograr mejores resultados, hacer que tu cuerpo funcione, al igual que lograr una concentración óptima, pueden ser algo dantesco de conseguir en un mundo que cada día dispone de más artefactos creados para distraer nuestra atención y dañar el organismo. ¿Cómo evitarlo?

Aquí algunas cosas que me sirven para que mi cuerpo rinda mejor y cuando tengo que encontrar ese foco. Esto te ayudará primero a sentirte mejor y segundo, a ahorrar tiempo que después podrás emplear en las cosas que realmente deseas hacer.

Optimiza tu cuerpo y tu mente para obtener mejores resultados

1. Desayuna fuertemente (y equilibradamente) – mientras desconectas: un desayuno fuerte y muy sano es una gran (e importante) manera de empezar el día. No sólo previene el hambre, sino ayuda a que tu cerebro funcione. Cuando desayunes desconecta tu teléfono, apaga el pc y olvida los tweets.

2. Bebe agua Kangen (agua ionizada): el cual contiene la neutralidad exacta que necesitan tus células para recargarse y renovarse. El agua que actualmente bebemos, no consigue penetrar nunca en las células.

3. Escucha más música clásica: Masaru Emoto en su teoría sobre el mensaje del agua, explica que cuando el agua es expuesta a la música clásica toma formas delicadas y simétricas, impacta positivamente. Estamos compuestos por un 85% de agua.

4. No tomes trigo (industrial): el trigo produce pesadez en el estómago además de falta de concentración, además de producir unos estragos considerables en el intestino (lee más aquí). Cuando no tomas trigo te sientes increíblemente más ligero y ágil de mente. Sustituye el trigo por el kamut, la espelta o centeno.

5. Crea una lista de tareas prioritarias sobre la prioridades: la noche de antes anota tus tareas prioritarias, todas. Luego, de todas ellas, anota en una lista diferente las que tienen prioridad sobre las prioritarias. Esas son las que debes atacar, no deberían ser más de 6 como mucho.

6. Mejora tu entorno: busca el sitio donde te sientes inspirados, si trabajas mejor sólo, busca un lugar donde haya nadie o explica que no te molesten. Si trabajas mejor en un café, explícale a tu jefe que obtendrás mejores resultados (si no te hace caso, busca otro trabajo). Mantén tu entorno limpio, aseado y recogido, te ayudará a no distraerte con montañas de papeles. Rodea tus paredes con imágenes de mensajes positivos, esto te ayudará a radiar una mejor energía.

7. Come siempre a la misma hora: aunque esto es algo que me cuesta una infinidad hacer, cuando acostumbras a tu cuerpo a tomar alimentos siempre a la misma hora, le ayudas a digerir apropiadamente la comida, a no distraerte demasiado y a establecer un ritmo de reparto de energía durante todo el día.

8. Trabaja de manera implacable – pero inteligentemente: es cierto que en Stand OUT Program hemos trabajado cerca de 18 horas al día durante 8 días (algunos incluso más), pero eso no quiere decir que trabajes  toda esta cantidad de horas como algo común. Aprende a que sabe ese tipo de trabajo, sí, para saber que estás listo y preparado para hacerlo. Sin embargo, busca siempre atajos para ser igual de productivo en 4 0 5 horas, como lo eres trabajando 17. Justo lo que hice primero con Ironman y luego con Ultraman.

9. Haz deporte diariamente: trabaja una rutina deportiva que preferiblemente cambie cada día, Yoga, carrera, bicicleta, natación, pilates, circuito de fuerza + abdominales, step, elíptica, etc. No es necesario machacarte 2 horas al día, con 30 o 45 minutos concentrados tienes más que suficiente. De esta manera conseguirás mejores resultados al estar continuamente cambiado, como en la vida y el trabajo, el cambio continuado da su recompensa.

Nota: actualización en punto 1, 2 y 4 gracias a NutreLos.

Photo credit: Rom Somblion.

Ago
20

Hackeando hábitos para formar nuevos

La razón por la cual es tan difícil crear unos hábitos que marquen la diferencia es la misma por la cual estos hábitos son tan importantes: la voluntad de hacer que sucedan. Estamos hackeando hábitos para crear nuevos.

Cómo hacker hábitos - hackeando hábitosCon voluntad, intento y perseverancia puedes alterar, interrumpir o cambiar – hackear – cualquier cosa, incluso hábitos. Es más, puedes crear un nuevo concepto, una nueva palabra, una nueva forma de ver el mundo, una nueva manera de educar, jugar a un juego o cantar una canción.

Da pasos pequeños

Una gran manera de engañar a tu cerebro. La voluntad viene de la misma reserva de energía que usas cuando tomas una decisión. Lo cual tiene un gran impacto en cómo los hábitos se forman o se abandonan.

No es fácil formar un hábito, porque cuando intentamos crearlos, hay que pagar una transacción de voluntad y propósito inicial. Además, cómo somos innatamente vagos y perezosos, nuestro dark side trata de evitarlo por todas las maneras posibles. Solución, la mejor herramienta que tenemos, actuar ahora para poder pensar en el futuro.

Toma acciones pequeñas y entiende como estás forman tu mañana, esto te ayudará a crear intenciones como aprender una habilidad, cambiar de profesión o buscar lo que quieres.

Hackeando hábitos con acciones más fáciles

Tomando pequeños pasos como hemos visto arriba, podemos alterar nuestros hábitos. Lo que necesitamos es trabajar o mejor aún, explotar nuestra más dormida y ridícula naturaleza en lugar de trabajar en contra.

Increíblemente específico

La especificación y capacidad de síntesis a la hora de crear tus hábitos te ofrece el feedback más rápido y listo. En lugar de decir “¡haz más deporte!” puedes decir “¡corre 1h durante 5 días a la semana!” Entonces, al final del día o la semana, puedes girar la vista atrás para verificar si efectivamente hiciste esa progresión o no.

Divide sueños en micro-objetivos

Establecer grandes objetivos mola, pero empezar con metas pequeñas y quizás aburridas. Probablemente te lleve al éxito.

Si no te gusta nadar, quizás deberías nadar 2 veces a la semana. o Si quieres aprender a hacer pilates, empieza por 15-20 minutos al día, con estiramientos fáciles. Si no eres un gran creativo, colocarte delante de una hoja o pared en blanco durante toda una noche no va a ayudar. Empieza por escribir todo lo que se te pase por la cabeza durante el día.

Los micro-objetivos ayudan a re-patronizar tus sesgos ya que tu subconsciente disfruta controlando todo. Un gran cambio alarma el subconsciente, pero lo puedes engañar con uno más pequeño.

Comprende cuanto tiempo te va a llevar

He escuchado muchas veces que para implantar un hábito tienes que hacerlo repetidamente cada día durante 100 días. Otros dicen que 21 días incluso 66 días. Un estudio del University College of London así lo dice. Pero en mi opinión, no existe una métrica exacta para que una acción llegue a ser algo que haces sin pensar. Para unos pueden ser 80 días en el caso de meditar. Otros 15 días el lavarse todos los días los dientes y otros casi un año en dejar de comprobar Facebook, Twitter o el email nada más levantarte.

¿Estás hackeando hábitos de forma constante? ¿Cómo interrumpes tus hábitos y formas nuevos?

Photo credit: Filippo Venturi.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+