Menu
Browsing articles tagged with "status quo archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Mar
15

Por qué sobresalir es difícil

By Isra Garcia  //  Educación  //  No Comments

Por la enorme presión que la demostración social e inercia ejercen sobre nosotros…

De pequeños, casi cualquiera aprende a atarse los zapatos usando el “nudo estándar”.

Si quieres atarte las zapatillas, ese nudo es el peor que puedes elegir. Es posible que cada 10 minutos te toque atar de nuevo las zapatillas. Eso te quitaba tiempo de juego. Imagina cuando estabas en movimiento, el nudo duraba 5 minutos. Aunque hicieras doble nudo, eso no ayudaba.

Lo creas o no, había y hay una mejor manera de atarte las zapatillas. Después de años de estudios y experimentación, Ian Fingen creó un nuevo nudo, uno que está diseñado para ser seguro y fácil de atar. Desde que sigo ese método para atar zapatillas, nunca he tenido que volver a atarlas. Prometido.

No conozco a nadie que disfrute del viejo nudo – ya conocemos los problemas. Si ese es el caso, ¿por qué la mayoría de gente todavía se sigue atando las zapatillas de esta forma tan ineficiente si hay una alternativa mejor? ¿Y por qué se sigue enseñando a las generaciones más jóvenes?

Hay dos razones por las que esto pasa:

Demostración social e inercia

Demostración social e inercia los enemigos de sobresalir y el inconformismo

Ser una persona que sobresale es difícil.

La demostración social es una resistencia muy poderosa – es fácil hacer lo que todo el mundo está haciendo. Piensa cómo de incómodo es ir a una reunión con inversores o asistir a un evento social y darte cuenta que tu vestimenta no es la adecuada. O lo difícil que es quedarte parado en un cruce de peatones cuando todo el mundo está cruzando, incluso aunque el semáforo esté en rojo. O no reconocer y alabar (o criticar) a alguien cuando todo el mundo lo está haciendo. Parece que nadie quiere ser el raro de turno, incluso aunque sea demostrablemente mejor siendo raros y haciendo las cosas de forma diferente.

La inercia por otro lado, es el esfuerzo que lleva aprender algo nuevo y detener lo que hacíamos antes. Teclear utilizando los teclados Dvorak puede ser mucho más eficiente que el QWERTY (el cual fue creado para ralentizar a los mecanógrafos), pero ¿cuántos de nosotros tomarían el tiempo para rediseñar las teclas y sufrir durante unas cuantas semanas de reprogramación en nuestro cerebro? No muchos, incluyéndome a mí.

La demostración social y la inercia, como decía aquí, son dos fuerzas poderosas que nos alejan de cambiar lo que importa. Incluso aunque sepamos que es mejor. La razón por la cual la gente no acepta el nudo de Ian es porque es más fácil quejarse sobre el nudo estándar que aprender cómo hacerlo diferentemente.

Y eso es lo que sucede en casi cualquier aspecto de nuestra vida, educación, innovación, relaciones, trabajo, familia.

Atribución imagen: Alexandre Duret.

Ene
21

No quiero entender

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  1 Comment

no queremos comprenderAntes de ayer iba en tren, camino a Alicante desde Málaga, conexión con Ciudad Real. Había nevado fuerte en una buena parte del país. Al pasar por Albacete detuvieron el tren, las vías estaban bloqueadas y no era posible continuar hacia Alicante. Debíamos bajar en Albacete. El 90% de las personas que habían en el tren cargaron contra el anunciante de semejantes noticias, entre otras acciones, quejas, lamentaciones y victimismo. Escuchabas comentarios como “hace 30 minutos lo sabían y no lo dijeron”, “puedes comprar billetes ahora incluso si no puedes viajar”, “ahora quien nos devuelve el dinero o las horas que perdemos” o incluso “esto solo pasa en este país”. Esto fue emperorando a medida que iban avanzando las horas. Esto evolucionó, hasta llegar a presenciar incidentes desagradables y denigrantes para los profesionales al otro lado. Personas que están haciendo su trabajo lo mejor que pueden. No queremos comprender.

Al darme cuenta y de forma instintiva, decidí adoptar una posición de observador mientras todo el embrollo durase, que tan acertada decisión. Ver este tipo de situaciones desde fuera, te da una perspectiva casi única y bastante reveladora.

No queremos comprender la otra historia

En ocasiones, estamos tan preocupados por tener una ocasión que evadimos el paso de trabajar para comprender el contexto. ¿Por qué ha sucedido de esta forma? ¿Cuáles son los problemas a los que la otra parte se enfrenta? ¿Por qué las personas actúan de la forma que actúan? ¿Por qué nos comportamos de la forma en la que lo hacemos? No queremos comprender.

Evitamos comprender cómo otras personas ven el mundo, porque eso supondría quitar la atención en nosotros mismos para otorgársela a los demás. Falso.

Esquivamos leer el documento al completo, porque es fácil asumir que sabemos lo que el creador quería decir. Erróneo.

Evadimos conectar con clientes o consumidores porque es más rápido asentar que sabemos lo que quieren. Estamos equivocados.

Evitamos hacer el trabajo que importa porque ya pensamos que lo estamos haciendo. Qué engaño.

Ignoramos hacer la fórmula, examinar las recomendaciones o recrear el experimento, porque podría no resultar de la manera que esperábamos. Fracaso.

Huimos de la pregunta, porque vivimos convencidos con la idea de que la respuesta es lo importante. ¿En serio?

¿Para qué empatizar? Mejor démonos prisa, porque la primerísima, más oportunista, alta y enfurecida opinión agitará la multitud. No queremos comprender.

Y por supuesto, es más fácil maldecir cualquiera que sea la cosa que debemos maldecir, de esta forma nosotros no tendremos que bailar.

Photo credit: Wes Peck.

Sep
13

Haz que esto cuente, maldita sea

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación, Liderazgo, Negocio, Vida  //  No Comments

haz que esto cuenteCuando la palabra crisis apareció en España, no recuerdo exactamente el año, yo trabajaba de encargado de almacén en Arteco, una pequeña empresa de creaciones textiles, ahí ya había dejado Urdidos Jordi, la fábrica donde trabajaba 12 horas al día de lunes a viernes y algunos sábados de 6h a 14h. La situación empeoraba a medida que pasaba el tiempo y lo que se suponía que era el efecto de la crisis, golpeaba fuertemente al país, su cultura, mentalidad y por supuesto al 90% de los habitantes. Marché a Manchester, volví para dos años donde me especialicé en marketing y comunicación con un post-grado y un máster en Fundesem y obtuve una beca para continuar con un intercambio MBA internacional en Estados Unidos, en todo ese proceso de exploración, crecimiento y descubrimiento, siempre estuve atento a la situación en mi querido y añorado país.

Seguía asombrado los efectos devastadores de la crisis, no el desempleo, la bancarrota, el ladrillo o el textil, ninguna de esas burbujas, lo que realmente me dejaba petrificado era el efecto del mensaje negativo que cada persona lanzaba. Quejas, criticas, maldiciones, victimismo, frustración auto-impuesta, agonía auto-infringida, impotencia basada en el futuro, no en el presente.

Sí, esto es fácil decirlo, pero hay que vivirlo. Cierto, lo viví en mis carnes, familiares en desempleo, dos tíos que perdieron sus negocios y con ello mucho mucho y más importante que su estabilidad económica detrás. Amigos que nunca han conseguido levantar cabeza. En cierta manera la crisis me hizo despertar al verme con cero posibilidades de poder progresar.

Negativo antes que positivo

Esto era lo que todavía me sorprendía (y actualmente me sorprende) más, qué fácil (y frecuentemente más efectivo) era (y es) lanzar un mensaje negativo que uno positivo.

Ejemplo: “el desempleo no levanta cabeza, vamos a pique”, “este país es una basura”, “la culpa es de los políticos”, “no tenemos cultura empresarial ni emprendedora” era mucho más fácil de enmarcar dramáticamente que tomar la iniciativa y mostrar las oportunidades que esto podría crear, y trabajar por ellas hasta hacerlas florecer. Entonces mostrar esos resultados al resto. Sí se puede.

El conflicto vende más

Aunque ahora, mirando hacia atrás, es fácil de entender. Negatividad suplica por conflicto, conflicto suplica por drama, drama suplica por solución, solución suplica por personas que encajan en el sistema, personas que encajan en el sistema suplica por no cambiar el resultado.

La otra alternativa

No existe conflicto cuando en la TV o diarios aparece gente que está cambiando las cosas, organizaciones que están sobresaliendo en entornos hostiles, pequeños héroes que realizan acciones anónimas, el lado importante de eventos como Burning Man (ese en el que trabajan durante todo el año en mejorar el mundo). Si aparece todo este tipo de gente, alegre, brillante e insolente, es bastante difícil hacerlo encajar en lo que el sistema significa para el resto de población. Durante años.

Así que es fácil que el statu quo sea ignorado. Justamente lo que sucede a las personas anónimas que hoy están moviendo el mundo, las personas positivas y optimistas que con su trabajo muestran que cualquier cosa es posible. Esto aplica a cualquier mercado o industria.

Acentuar lo positivo (“hemos incrementado la felicidad de nuestros trabajadores”) obtiene generalmente un resultado mejor que acentuar lo negativo (“Hacemos que nuestros empleados odien menos su trabajo”), incluso si es un beneficio menos nebuloso.

Puestos a maldecir, que cuente

Esta es la razón por la cual muchas conversaciones de negocios finalizan con un resultado tan poco significativo. Porque cuando afilas tu elección de palabras, a menudo te arriesgas a amedrentar a otras personas.

Maldito si lo haces, maldito si no lo haces.

¿Cuál es la respuesta? ¿Dónde está la tierra prometida?

Lo siento, no hay ninguna de las dos. Solo existe la prueba y error. Los resultados podrían variar, pero si te puedo asegurar algo, permanecer positivo y optimista hará que esto cuente. Ganarás.

Photo credit: BK.

Feb
23

Un conflicto interesante

un conflicto interesanteAntes de que envíes a alguien un email con recomendaciones o consejos, considera que la pregunta sobre cómo deberías vivir tu vida o maximizar tu trabajo es una cuestión diferente, una que debería ser tratada y en la mayoría de las ocasiones de manera íntima. La pregunta de cómo (o si) deberías pasar a la acción es algo que se elige, se decide, no es algo que tenga que ver con una responsabilidad o lista de tareas, de nuevo es personal.

La tendencia que es verdaderamente preocupante es la noción de que tenemos el derecho de molestarnos cuando la verdad no está alineada con nuestro punto de vista, y entonces los sesgos y expectativas crean un guión individualizado que te enfrenta a la realidad que sucede ahí fuera.

¿Crees que al hombre del tiempo le importa lo que piensas? No, sólo le importa cómo le haces sentir después de ser escuchado.

Photo credit: Isaac Silver.

Ene
8

Esto se desmorona y tú no ayudas

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación, Nueva economía, Reflexiones  //  1 Comment

esto se desmoronaCulturalmente hablando somos una sociedad que no es capaz de sostener sobre sus hombros los aspectos fundamentales necesarios para crear una economía (y comunidad) sostenible, los valores humanos y principios éticos y por supuesto, la educación. Posiblemente los pilares maestros de cualquier sociedad y definitivamente los más determinantes.

Valores humanos y principios éticos

El panorama es el siguiente, vives esperando al fallo de otra persona para aprovecharte de a debilidad y entonces atacar. Eso en lugar de crear tu mejor trabajo u ofrecer a mejor verso´n de ti mismo, sin la necesidad de ocupar el puesto de nadie. Vas al trabajo a pasar las horas, a completar toda la lista de tareas por la cual te dijeron que serías pagado a final de mes, no vas al trabajo a entusiasmar clientes, a tratar de cambiar vidas, mejorar la conexión con tu audiencia o crear algo sorprendente. La televisión se ha convertido en un concurso de banalidad y popularidad por una bochornosa ridiculez, en lugar de ser un medio capaz de entregar al espectador algo único, valioso y digno. Twitter es ahora un canal de comunicación masivo uno a muchos donde el oportunismo, el cinismo y la gracia fácil importan más que la rapidez e impacto de las que las ideas que merecen la pena sean conocidas. Los estereotipos ha cambiado dramáticamente, de querer ser Michael Jordan, Steve Jobs, Bruce Springsteen o Isabel Allende o Beatrix Potter, personas que hacen cosas increíbles, que marcan la historia, a un nuevo estereotipo formado por pobres diablos que no poseen arte más que el del infortunio y posar ante las cámaras. Atacas a personas que viven la vida que siempre desearon porque no tienes la tenacidad y determinación suficiente para hacer los que ellas hicieron.

Preguntas a otros respuestas que después haces tuyas. Plagias vidas que están lejos de ser la tuya. Sueñas con revoluciones que no serán encabezadas por ti. Has confiado tus valores y principios a un líderes lamentables y decadentes que intercambiaron su identidad y fundamentos por un puñado (bastante grande) de euros y popularidad ante los focos.

Definitivamente, has cambiado respeto, dignidad, honradez y honestidad, por decadencia, mediocridad y banalidad.

Educación

No hay nuevas noticias aquí, seguimos educando a las generaciones basándonos en la industrialización, una época que nunca más pertenecerá a este tiempo, esto fomenta la mediocridad y por lo tanto escasez de talento, autenticidad y liderazgo, entre otras cosas. Seguimos esperando que cada niño que entra en el colegio sea el más inteligente de la clase, la crueldad viene cuando pretendemos medir justamente eso por la cantidad de respuestas que el niño sea capaz de recitar de memoria sin fallar ni una sola vez. Repetición en lugar de comprensión, obediencia en lugar de insolencia, complacencia en lugar de inconformismo.

Un cultura que confía todo lo que representa a una educación desafortunada, no encontrará más que incoherencias e incomprensión.

¿Y todavía te preguntas porque todo se desmorona?

La economía (y el mundo) no es estática, pero actuamos como si lo fuera, esa es la razón por la cual nunca saldremos de una crisis que tiene que ver más con valores humanos, que con valores económicos. No te preocupes, en 20 años recibirás una nueva bofetada que te desencajará la mandíbula (o con suerte tu próxima generación). Cuando esto pase, no es la frase adecuada, sino como esto ha cambiado.

La parte maravillosa, a pesar de esto hay gente excepcional y rara que se levanta cada día y sobresale, esperanzador.

Photo credit: Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Oct
5

Sacude el sistema, opta por intentarlo

By Isra Garcia  //  Cambio, Disrupción, Enterpreneurship  //  8 Comments

sacude el sistemaEl crecimiento va sobre dar un paso al frente, empezar un proyecto, montar un lío, correr lo que podría parecer un riesgo y sentir la incomodidad que produce no saber que va a pasar cuando intentes hacer algo nuevo, ya sabes, hacer algo que te importe por primera vez.

Cuando compartes contenido personal y auténtico ¿Qué pasa? Cuando conectas con personas a través de tu blog o Twitter ¿Qué pasa? Cuando aportas valor con acciones desinteresadas y anónimas, ¿Qué pasa? Cuando siempre respondes a tu audiencia de manera humana, ¿Qué pasa? Cuando emprendes un proyecto que te apasiona, ¿Qué pasa? Cuando arriesgas por aquello que podría parece una oportunidad, ¿Qué pasa? Cuando fallas profundamente, ¿Que pasa? Cuando trabajas por el cambio positivo ¿Qué pasa?

Sólo imprimiendo potencia hacia delante, probando, modificando y entendiendo, podemos verdaderamente tener influencia, control o confianza en nuestro trabajo, a partir de ahí sabremos como el sistema responderá la próxima vez que lo sacudamos.

Photo credit: Brandon Whetherbee.

Feb
21

Tienes el derecho

By Isra Garcia  //  Cambio, Educación, Vida  //  4 Comments

tienes el derechoNos han hecho creer que tenemos el derecho de acceder a cualquier oportunidad que tengamos a nuestro alcance tan sólo porque ahora cualquiera puede hacerlo. Nos han llevado a pensar que no hace falta que hagamos más de lo que estamos haciendo porque no vamos a cambiar nada. Nos han adormecido para que no nos demos cuenta de que todo depende de nuestra elección. Nos han manipulado para dejar de soñar increíble porque no puedes conseguir más de lo que te dijeron en el test de habilidades directivas. Nos han seducido para que no intentemos hacer eso que podría apasionarnos y hacernos sonreír. Nos han educado como han educado a todo el mundo porque así no instigaremos el sistema. Nos han lavado el cerebro porque así es mucho más fácil vendernos la fábula de la hormiga versus la cigarra. Y en todo esto, tan sólo unos pocos han cuestionado si no había otra opción. Nos han dicho que usemos las redes sociales porque así crecerán nuestros negocios. Nos han vendido el curso de liderazgo porque así ascenderemos en nuestra empresa.

Se han empeñado en que creamos que no tenemos más talento que la grandes personas que antes que nosotros crearon revoluciones. Parece que no tenemos derecho a hacer algo más que lo que hicieron otros que vinieron antes. Ahora mira de nuevo ¿Quién decide si tienes derecho o no?

Nos han hecho creer que no podemos hacer más de lo que han hecho nuestros padres, abuelos, gente de alrededor, profesores o jefes, no tenemos el derecho. Actualmente, sí lo tenemos.

Photo credit: UNDP.

Feb
4

El delirio de la Superbowl

By Isra Garcia  //  Análisis, Explorando la curiosidad  //  8 Comments

el delirio de la superbowlLa Superbowl, perdona mi ignorancia pero no sé ni siquiera quienes fueron los dos equipos que la jugaron ¿ignorancia o interés y valor?

Es la primera vez que escribo sobre este tema y francamente, me parece difícil porque no tengo ni idea de la Superbowl, ni tampoco es mi intención aprender más sobre ello, verdaderamente no. Algo sobre lo que si puedo escribir es sobre el contexto que crea entorno a un movimiento social.

De repente, aparece la Superbowl y todos son fans de uno de los dos equipos que juegan la final. Todos conocen sus estadísticas, los grandes jugadores, los millones que se han gastado en marketing y el nombre de su entrenador. Eso nos gusta, nos permite estar sincronizados con personas como nosotros. Formamos parte de la tribu y eso reconforta, encajamos.

¿Qué hay para ti?

Quizás deberías preocuparte de crear contenidos relacionados con los mejores anuncios de la Superbowl. Cuales te hicieron sonreír, cuales emocionarte o aquellos que fueron los peores. Sobre que marca gasto más millones de dólares, debatir la creatividad o exaltarte por la tecnología aplicada a la campaña. Podrías también hablar sobre “cómo conseguir un ‘Trending Topic’ sin jugar la Superbowl” o de “10 aprendizajes social media sobre la Superbowl” o incluso algo como “los top momentos más embarazosos de la Superbowl”. Seguro recibirás un buen montón de visitas, comentarios y Tweets. Contribuirás a la delirante hipérbola que creamos en torno a movimientos masivos y habitualmente exagerados. El marketing no es estúpido.

¿Qué te llevas?

Quizás sería mucho más interesante el análisis de ejemplos de jugadas estratégicas por parte de los equipos durante el partido, cómo jugaron cada uno de los jugadores estrella, la ejecución de la táctica por parte del equipo y cómo respondió el entrenador a los contratiempos del partido. Básicamente, sería interesante incluso saber cual fue el resultado final y quien ganó el partido, porque con tanto escándalo,interrupciones, show y “performances”, acabas preguntándote si a alguien le preocupa el resultado final de la Superbowl. Es como ir a un concierto de los Rolling Stones o a Coachella tan sólo para sacarte unas fotos y subirlas a Instragram, Facebook y Twitter diciendo que has estado ahí. Descorazonador.

Encaja o te ignoraremos (te ignorarán igual)

Si buscas temas interesantes de los que hablar o mejor aún, movimientos interesantes a los que unirte, evita temas como “los 5 mejores anuncios” o movimientos como la Superbowl o Halloween. Son modas socio-culturales ligadas a nuestro instinto de pertenencia y comunidad más allá de ser un sentimiento el cual merece la pena seguir. Es precisamente como cuando en fútbol se juega un partido entre F.C. Barcelona Vs. Real Madrid, todos son de uno o de otro equipo, todos los bares y peñas se llenan de aficionados anónimos que corean el nombre de uno o de otro equipo, incluso sin gustarles el balompié o siendo hinchas de cualquier otro equipo.

Es más fácil dejarse arrastrar por la corriente macro-socio-cultural y pertenecer a algo que nos haga sentir incluidos, lo que sea, pero que nos haga ser admitidos en “un algo” que pueda parecerse a un movimiento con muchas personas. Es más fácil, cómodo y estándar todo eso, que resistirse a la macro-avalancha del mercado y crear vibrantes micro-comunidades en torno a causas donde cada persona sea responsable de hacerlas funcionar.

Post inspirado por la lectura de este post de Seth Godin.

Photo credit: Peter T.

Ene
18

Ojalá todo fuera diferente

By Isra Garcia  //  Cambio  //  8 Comments

ojalá todo fuera diferenteOjalá la televisión no estuviera llena de basura y hablaran más sobre cosas que pudieran aportar valor. Ojalá las noticias de los periódicos fueran menos depresivas y más alegres y optimistas. Ojalá los noticiarios no fueran tan catastrofistas. Ojalá nuestros hijos gozaran de una educación que les enseñara a ser mejores personas y no monos reemplazables.

El trabajo no cubre mi vida personal. El fee que recibo como freelance es demasiado bajo. Mis condiciones laborales son pésimas. No encuentro trabajo. No me gusta el trabajo que hago ahora mismo. No aguanto a mi pareja. Estoy harto de vivir en casa de mis padres. Mi jefe es un c*****.

Los posts que escribe ese blogger son demasiado largos. Este conferenciante siempre cuenta la misma historia. El profesor no explicó debidamente los temas que impartió. Este consultor sólo vende humo. El título universitario no me ha servido ni para subirlo a LinkedIn. Los futbolistas ganan demasiado dinero. Si lees un post de Isra García seguro que encuentras faltas de ortografía.

Que hace una mujer como ella con un hombre así, seguro que tiene él tiene dinero o viene de una buena familia. Ha tenido suerte con el negocio, le va bien y no hace más que ganar dinero, no comparte con los demás, ya ha olvidado de donde viene y cómo empezó.

Ojalá todo fuera diferente.

Ahora que en este punto tengo tu atención: ¿ojalá? esto no es un cuento de princesas y príncipes con melena rubia y capa blanca. Nada será diferente, es lo que ahora mismo estás viendo y no va a cambiar, a menos que tu hagas algo por cambiarlo.

Todo será diferente antes de que tu lo cambies.

Photo credit: Mohammad Keshvary.

Dic
15

La economía de la navidad

By Isra Garcia  //  Cambio, Lifestyle, Reflexiones, Vida  //  5 Comments

La economía de la navidad¿Por qué molestarte en prestarle atención a la navidad? ¿para qué montar un belén, un árbol de navidad, decorar tu casa con luces de navidad? ¿cuál es el motivo de hacer todo esto durante más o menos un mes? Comprendo si la respuesta es la ilusión, desconcierto, inocencia, descubrimiento y magia de tus hijos entorno a lo que significa el concepto navidad. Sin embargo, ¿podríamos lograr este mismo objetivo sin usar el adjetivo “navidad” y entonces prolongarlo durante 365 días del año? o por lo menos intentar llevarlo más allá de 30 días.

¿Por qué pregunto todo esto? bueno, después de todo, montar todo este lío en casa, depositar nuestras esperanzas en gustar a otras personas mediante regalos, salir a comer o cenar casi cada día, abrir el corazón y nuestros sentimientos a ser más solidario con la gente del barrio o incluso invertir algunos euros en alguna campaña benéfico-navideña. Hacer todo esto – y más – y luego dejarlo de hacer tan repentinamente. Un economista se preguntaría: ¿qué te llevas a cambio?

Un cuento momentáneo

La misma contribución no-económica ocurre en Internet, cada día que pasa. Más y más del marketing intrusivo y ruido que ocurre en Internet se crea para nada y es gratis. Qué opino de todo esto:

Amamos la sensación que produce vivir en una comunidad llena de casas decoradas, personas bondadosas e increíbles deseos y más aún fantásticas palabras. Disfrutamos de los regalos, compras y abrazos que damos mientras paseamos y vemos las calles adornadas. Todos queremos formar parte de ello, queremos contribuir y ser vistos como tal.

La paz de nuestra mente y auto-realización son cosas increíblemente valiosas para nosotros, y entusiásticamente pagamos por ello, a veces contribuyendo en la comunidad para así poder a acceder.

Cero no es economía

Internet está dando a las personas (quizás con menos recursos) maneras más y más altamente influyentes, baratas de compartir, conectar, impactar y devolver. No cuesta dinero, sólo requiere instinto, generosidad, dignidad y humanidad.

No importa que muchos nos preocupemos por tener más visitas en nuestros blogs, que paguen por enviar tweets o tener más likes que nuestra competencia.

Dos cosas más: primero, es interesante darse cuenta de que nadie (cero) cobra por vivir, fomentar y hablar de las navidades, pero el mundo está lleno de la navidad. Bueno, nadie excepto el status quo.

Segunda cosa, pienso que es más fácil crear una contribución con los mismos sentimientos, buenos actos y generosidad a largo plazo, que preocuparte por quedar bien y gustarle a todo el mundo en un periodo corto de tiempo, con toda la felicidad, productividad y beneficio que van con ello.

Photo credit: Daniel Go.

Oct
12

No es justo

Por supuesto que esto no es justo:

  • Entrenar durante años.
  • Pagar la tasa el miedo.
  • Invertir en una casa.
  • Confiar en la educación.
  • Creer en la universidad.
  • Trabajar para tu jefe.
  • Hacer lo que te dijeron que hicieras.
  • Inscribirte en un curso de Community Manager.
  • Optar por un MBA.
  • Prestar atención a los críticos.
  • Agachar la cabeza.
  • Comprar el BMW.
  • Lanzar un negocio inmobiliario.

Y entonces, de repente, ver como todo desaparece.

No es justo

Photo credit: Susana Maldonado.

Sep
28

Nunca desaparecerán, siempre estarán ahí

By Isra Garcia  //  Cambio, Lifestyle, Mapmakers  //  8 Comments

siempre estarán ahíCríticos: los necesitas para hacer tu mejor trabajo. Significa que estás molestando y alterando el ritmo normal de hacer las cosas ¿a quién molestas? por qué si no molestas a nadie o no eres criticado es que no estás creando cambio.

Escépticos: nunca cambiarán, siempre tendrán algo sobre lo que ser escépticos. ¿para que esforzarte en complacerlos o en demostrar que estaban equivocados si puedes dedicarte enteramente a la gente que sí está dispuesta a escucharte, darte feedback, compartirte e incluso abrazarte? no malgastes tu tiempo con ellos.

Cínicos: en la mayoría de los casos las experiencias de la vida les han convertido en personas que abrazan la negatividad, el derrotismo, la duda y la ironía negativa. Los cínicos son eso, cínicos, para ellos la negatividad ya ganó la batalla hace tiempo, ignóralos.

Haters: no les gustas, ni les vas a gustar nunca. Quizá hiciste algo tan importante y cambiante que nunca podrán aguantarte, puedes tratar de encantar a los que nunca gustarás y te rechazarán o complacer a aquellos que vinieron a ver tu mejor actuación a aplaudirte.

Pobres diablos: son críticos, escépticos, cínicos y haters – y trepas – a la vez pero sólo a tus espaldas. Las malas noticias – para ellos – es que si prestas un poco (sólo un poco) de atención en ellos se descubren ellos mismos, el ansia y su ego vencen la batalla continuamente.

Indiferentes: el grupo más preocupante, lo que no están en un lado ni en el otro. Hay que hacer algo para decantar la balanza hacia un lado o el otro, si es posible que sea al lado de aquellos que te aman. Si desafortunadamente caen al otro lado, bueno, creo que podrás seguir durmiendo a pierna suelta por las noches.

Ahí están todos ellos, nunca desaparecerán de tu vida, habrá más o menos, pero siempre estuvieron, están y siempre estarán. Sin embargo, estás tú. Qué bueno que llegaste a tiempo.

Photo credit: Santiago Plata.

Sep
25

Deja atrás el sistema

deja atrás el sistemaDejas el interior de tu madre para salir ahí fuera, al mundo, donde te espera lo inesperado, la mayor incertidumbre del universo. Tu unes estrechamente a tu madre y en poco tiempo ya estás explorando territorio “comanche” por tu propia cuenta, primer de una manera menos ortodoxa y luego más elitista diría yo. Entonces llegas a la guardería cargado de rotuladores de colores bajo el brazo, aquí todo es felicidad, juego y descubrimiento.

Colegio en blanco y negro

Entonces llega el colegio, aquí empiezas a darte cuenta de que el mundo no es como tu pensabas que era, no es de colores, sino de un blanco y negro que personas con autoridad en frente de ti pretenden que memorices. Extraño y difícil de asumir, te resistes, te niegas, serás castigado, apartado e incluso serás tachado de problemático y socialmente intratable. Pero sigues creciendo, porque conoces gente fantástica, tus amigos del colegio, aunque ellos también son castigados y obligados a entender unas normas que limitan su creatividad, pero claro tu no te das cuenta de nadas de eso, así que te preguntas que debes hacer para encajar. Aquí te enfrentas a trabajos y exámenes que te obligan a responder a preguntas como “¿quien ganó la segunda guerra mundial?” o a decir de “carrerilla” todos los elementos de la tabla periódica. Son años locos, no te preocupes, sólo una cosa, no seas normal, no encajes.

Enséñame lo qué no sabes hacer

Pasas a la universidad, ahora si que no entiendes nada, se supone que aquí te preparan para afrontar ese gran mundo que hay ahí fuera, pero lo único que haces es memorizar libros como si episodios de “Dragon ball” se tratasen. Luego, te topas con tipos llamados profesores los cuales tratan de que aprendas a dirigir una empresa cuando ni siquiera ellos lo han hecho. En ese momento empiezas a cobrar consciencia de lío en el que te has metido. Bienvenidos.

Paradoja como algo usual

En el mejor de los casos, finalizas la universidad – o la abandonas – si el plan Bolonia te deja, porque ahora parece que muchos no dejarán la universidad hasta los 30-32 años. Tu piensas: “¿pero a esa edad no debería haber trabajado en una gran compañía, hacer, fallar, levantarme rápido y aprender, intentar diferente, hacer y crear conexiones, haber dejado el trabajo y lanzado mi propia idea?” qué paradójico ¿verdad?. Finalizas por fin y tratas de elegir un negocio de tu gusto para trabajar, estás lleno de juventud, energía y optimismo.

Trabajas durante una década o dos en ser tremendamente fascinante – ahora sí – aprendes, fallas, vuelves a intentar, haces que suceda y lanzar, haces cosas y las cambias y de repente te encuentras en lo alto de tu profesión, en la cabeza. Rockstar, tú.

¿Y después qué?

Cuando estás en todo lo alto, la última cosa que quieres que te digan es que el “top” no es tan “top” como pensaste la primera vez. De hecho, no hay “top”. Era sólo una ilusión del sistema. La hemos vuelto a liar. ¿Y ahora qué hacemos?

El mundo está cambiando más rápido que nunca, el sistema con el que te topas no necesariamente debe ser el sistema en el que elijas vivir, crea tu propio sistema y deja atrás ese en el que siempre han pretendido que encajes. El cambio masivo ha estado con nosotros desde el día que nacimos, es la constante máxima en nuestras vidas. Y aún así, todavía nos atemoriza crear aquello que no se ha creado antes y empezar a vivir nuestra vida fuera del sistema. ¿Por qué no aceptar el cambio y el viaje que viene con ello y entonces ver dónde nos lleva?

Photo credit: Fernando Sergio Molina Torres.

Ago
25

Sobresales o encajas

By Isra Garcia  //  Cambio, Human Media, Mapmakers  //  5 Comments

sobresales o encajas¿Sobresales o encajas?

Sobresalir se refiere a cuando usas una paltaforma para salir a la superficie por ti mismo. Encajar es cuando sacrificas lo que eres para llegar a ser parte de algo más.

Encajar es lo que el sistema industrializado quiere de ti. Abandonar tus sueños y tu identidad para alcanzar los objetivos del sistema. Los managers empujan a los empleados para encajar dentro de la empresa.

Sobresalir es lo que una plataforma y apoyo y liderazgo te permiten hacer y eso es justamente lo que esta nueva economía conectada coloca en la puerta de tu casa. Sobresalir es lo que necesitamos de ti.

¿Todavía te preguntas por qué te sientes incómodo? Sobresal.

Photo credit: Daniel Horacio Agostini.

Jul
6

Juega tu juego

juega tu juegoEs muy probable que a menudo nos enfrentemos a dificultades que están diseñadas por la sociedad para ser sólo eso. Dificultades, impedimentos, complejos o sesgos. Es decir, nos han educado para ver lo que no somos. Reconocer problemas, saber lo que no debemos o podemos hacer y aceptar la obediencia y complacencia que viene con ello. Juega tu juego.

No hay un juego predefinido

Si quieres ser artista, te dirán que mejor ser abogado o economista, que tiene futuro. O si practicas skate, alguien vendrá y te dirá que es mejor que juegues a fútbol, podrías llegar lejos así. Si quieres empezar tu carrera profesional como DJ de música electrónica, alguien vendrá y te dirá que porque no mejor probar suerte en el el Pop o famoseo, tiene más salidas.

¿Qué pasaría si no jugaras ese juego? ¿y si ignoraras las reglas impuestas por el status quo? No es necesario que lo hagas sino quieres, pero haznos un favor. Por lo menos plantéate esas preguntas antes de aceptar ver el mundo como los demás dicen que debe ser.

También es jugar el juego

Hugh Mcleod es uno de los artistas más revolucionarios del momento. Dibuja caricaturas en el mundo de los negocios y no le va realmente mal. Tony Hawk (skater) probablemente gane 10 veces más que muchos jugadores de la liga de fútbol Española. Richie Hawtin es considerado no un DJ, sino un artista visionario de la música que reserva fechas de año en año y no son precisamente fechas de 5-6 cifras.

El problema de estar en la media, es que formarás parte de la media, nada más.

Juega tu juego.

Photo credit: Laaia.

May
13

Sobre la nueva economía y tendencias: el mundo está boca abajo

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers, Marketing, New Media, Social Media  //  47 Comments

En este mundo cambiante, la economía disruptiva, los agentes del cambio y  la conectividad de la web social han puesto el mundo completamente boca abajo. Sí, el mundo ha cambiado:

Irrazonable ahora es lo razonable

Irrazonable es que un camarero llame por su nombre a un cliente y conecte de manera personal. Ahora eso es justamente lo que esperamos.

Arriesgado ahora es seguro en este mundo cambiante

Arriesgado es seguir pensando que tus clientes van a estar ahí siempre y que no necesitas sorprenderles, impulsarles o ser tremendamente útiles. Tus clientes jamás han tenido tantas elecciones disponibles, accesibles y baratas y al lado de casa.

Incierto es el nuevo futuro

Incierto es pensar en que va a pasar mañana obviando el agente que produce el resultad

o, el ahora. El futuro nunca antes había sido tan volátil, cambiante e incierto como hasta ahora, acostúmbrate a ello. Ahora esperamos que trabajes en aquello que tienes en frente de tu nariz, no en lo que vendrá mañana, eso es frustrante y está sobrevalorado.

Aventureros son los nuevos expertos

mundo cambiante

 

En este mundo cambiante, los aventureros son aquellos que abrirán caminos y crearán algo escaso y por lo tanto valioso, ellos descubrirán lo que funciona y cómo hacerlo funcionar, precisamente porque ellos centrarán sus esfuerzos en aquello que podría no funcionar, fallarán, intentarán diferente, harán que suceda y luego lo colocarán en el mundo, al alcance de cualquiera. Los expertos, pues eso, seguirán siendo expertos y seguirán pensando que el mundo gira alrededor de lo grande que es su ombligo.

Difícil es lo fácil

Difícil es que tu campaña de marketing online sea simple, directa, obvia, elegante, sin demasiados pasos para llevar al target desde dónde está hasta donde quieres que vaya, para finalmente ofrecerle valor real.

Brillante es el nuevo bueno

Brillante es el trabajo que ahora te hará salir a la superficie. En una economía donde todos tienen las mismas posibilidades que tú, mismos recursos, misma accesibilidad a información y conocimiento, lo que importa no es sólo lo bien que lo hagas, sino que lo hagas produzca cambio en aquellas personas que colisionen con tu trabajo.

Insubordinados son los nuevos jefes

Insubordinados son aquellos que levantan la barrera si el jefe no la levanta. Son aquellos que se responsabilizan por lo que hacen, creen en ello y están dispuestos a llevarlo a tan increíble que si el jefe no lo permite, en el mejor de los casos buscarán otro jefe que lo haga, o lo harán ellos mismos. Estamos en un mundo cambiante.

Personas son la nueva tecnología

En un mundo donde todos compiten tecnológicamente, pierdes si haces lo mismo, la única manera de competir hacia arriba es competir lo más humanamente posible. Las personas son las que crean transacciones de negocios, no Facebook o Twitter.

Irreverentes son los nuevos líderes

Irreverentes son aquellos que se colocan en la línea de fuego y donan toda su energía en la causa por la que viven, sea una o cien mil. Son aquellos que navegarán a contracorriente, dibujarán un mapa donde otros puedan dibujar e inspirarán a las nuevas generaciones. Ellos liderarán porque poseen una causa por la que estarían dispuestos a morir. Iron man, descubrió que estaba dispuesto a morir por salvar lo único que amaba, su chica.

Herejes son los nuevos héroes

Herejes son los que han renunciado al futuro que el status quo reservaba para ellos. No están aquí por el aplauso, aceptación o tu conformidad. No trabajan para obtener tu voto. Hacen lo que hacen porque alguien tiene que hacer que algo suceda. Ellos hackearán las reglas y decidirán cambiar lo que hay a su alrededor. Spiderman tenía dudas, desconfianza y miedo, pero sabía que tenía que hacer algo. Batman tenía en sí mismo su peor enemigo y utilizó el murciélago que tanto le aterrorizaba como fortaleza para enfrentarse a los enemigos.

Mira a tu alrededor, el cambio es ahora la realidad y lo inesperado, es lo que más necesitamos. El mundo cambiante está boca abajo, afortunadamente.

Photo credit: sonríeme por favor.

Abr
28

Reafirmación para maravillar

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Lifestyle, Mapmakers, Reflexiones  //  49 Comments

reafirmación para maravillarSi no te gusta lo que hago, lo que digo, o lo que pienso, o según tú no soy coherente con lo que digo y hago, estás permitido a ignorarme, es asumible. Algo a lo que hay que enfrentarse todos los días cuando te expones al mundo y das un paso hacia delante. Si en el peor de los casos lo haces, no será ninguna tragedia porque voy a seguir haciendo lo que hago: dibujar mapas, hacer que algo suceda, ayudar, equipar, vivir intensamente, intentar crear cambio y ser feliz. Si un “follow” es la razón por la que piensas que te ignoro, es que no has entendido de que va esto.

No estoy aquí por el aplauso, ni por satisfacer a todo el mundo, tampoco por gustar o ser guay, nada de eso importa realmente, sino conseguir realizar el trabajo importante que crea cambio.

Viviendo fuera del limbo

Soy Isra y eso implica que a veces – mejor a menudo, es más apropiado – en algún momento, voy a hacer algo que no guste a alguien. Seguro, en algún momento, voy a fallar al cliente potencial que tanto había oído hablar de mi. Seguro, decepcionaré a quien vino a ver mi conferencia. Seguro, desilusionaré a esa persona que esperaba de mi el consejo que salvara su carrera profesional. Seguro, no seré humano para aquella persona a la que responde Saray o Nando en lugar de servidor. Seguro, no lideraré con el ejemplo para la persona que busca de mi un follow o incluso seré una estafa para el que me contacta por email con el objetivo de llamar mi atención para desarrollar una estrategia online para su negocio – gratis.

Quizá mi comportamiento o la forma en la que uso Internet no siente bien a alguien, es altamente ok, estoy dispuesto a correr ese riesgo, después de todo crear cambio es peligroso. Ups, no estoy aquí por el follow.

Decepcionantemente maravilloso

Cuando sabes por lo que estás aquí, no necesitas la aceptación ni aprobación de nadie. Estás aquí por el resultado que produce el cambio. No por el like, el RT o follow, ni menos por el “crack”, aplauso, adulación o reconocimiento.

Quizá decepcione, prefiero eso a ser deshonesto primero contigo y luego conmigo mismo. No necesitas reafirmación para maravillar.

Photo credit: punto de cruz.

May
11

El Sistema Está Roto

By Isra Garcia  //  Mapmakers, Reflexiones  //  3 Comments

status quo - Isra GarcíaEl sistema se está alterando, está siendo interrumpido, entramos en la edad de la disrupción. El Status Quo está siendo abolido.

En esta edad de la disrupción lo que el mundo pide no son políticos, ni personas con pensamiento “jornada-8-horas-de-trabajo”, tampoco millonarios, ni celebridades. Tampoco profesores universitarios o smokemakers. Todo ha dejado de funcionar como lo hacía hasta ahora.

Ahora el mundo busca nuevos héroes, revolucionarios, líderes humanos, artistas de a calle, conectores, locos, intentadores, lanzadores, irreverentes, herejes y disrtupores.

Te estamos buscando, el mundo te necesita.

Photo credit: el mundo.

Feb
5

Recuperemos esa Mochila

By Isra Garcia  //  Aventuras, Equipar, Mapmakers, Reflexiones  //  4 Comments

recuperemos esa mochila - isra garciaAunque cuando toques tu espalda no la puedas ver, todos tenemos una mochila que nos acompaña durante toda nuestra vida. Apenas puedes ver esa mochila cuando naces, pero a medida que vas creciendo se hace más grande: la familia, amigos, pareja, experiencias, trabajo, educación, creencias, valores, significado, visión y percepción y la enriquecen y la hacen cada vez más y más grande. Esa mochila se te acompaña a todos lados y te va suministrando pasión, amor, sueños, ilusión, esperanza, felicidad, voluntad, caridad, honestidad, humildad, autenticidad, valor, coraje, determinación, inspiración, motivación ¿sigo? Es tu recurso, tu fuente de energía.

La Mochila

Cada día que pasa estoy más convencido y si alguna vez dudo, la vida, mi vocecita – y las palabras de una persona que conocí recientemente – vuelven a susurrarme al oído que sí, que es cierto. Estamos aquí para ver que hay dentro de esa mochila, utilizar todo lo que hay dentro y lo más importante, ayudar a recuperarla a los que la ha dejado olvidada, la han perdido o les ha sido arrebatada.

El Status Quo Tiene tu Mochila

A menudo malgastamos nuestro tiempo tratando de conseguir calmar esa sed insaciable que tenemos por abrazar el sistema en el que vivimos. Más dinero, más fama, más lujos, más proyectos, más conferencias, más clientes, más ventas, más beneficios, más nuevos productos, más horas trabajando, más viajes de negocios, más reuniones, más llamadas de teléfono, más para mi, más ambición desmesurada. Empuja tus valores hacia el sistema y perderás aquello que te hizo llegar aquí y no conseguirás aquello a por lo que viniste. El propósito es seguir viajando por la vida con una mochila llena de valores y significado, no dejarnos llevar por el sistema y cargarla de reglas, reafirmación, inseguridad, etiquetas, prejuicios, ansiedad o frustraciones,es decir no permitas al status quo adueñarse de tu mochila.

O el Dark Side…

Todos vivimos vidas totalmente diferentes, por mucho que queramos comparar, igualar, medir o ponerle un nombre a lo que hacen los demás, nunca lo conseguiremos, lo siento, pero tu no dispones de ese derecho. Sólo la misma persona que vive su vida tiene el permiso para hacerlo. Cada vez que juzgas, pierdes. Cada vez que intentas criticar la forma de hacer las cosas de una persona, pierdes. Cuando en una situación intentas dar una lección al alguien, pierdes de nuevo. Cuando antes una situación conflictiva intentas reconducirla a través de una experiencia personal diciendo “pues a mi me paso algo parecido y…”, ¡ups, otra vez! ha perdido. Cuando hablas demasiado sobre ti, lo que haces, como lo haces y lo que vas a hacer, adivínalo, pierdes una vez más. El Dark Side podría tener tu mochila en su poder.

Dibuja y Lidera

¿Qué quiero decir con esto? Algo muy simple, ahora que ya sabemos que las cosas pueden ser diferentes a como nosotros las vemos y creemos que podrían ser, una interacción diferente puede ocurrir. Una que es sobre “nosotros”, no sobre “yo”, sobre aportar el significado y propósito necesario para inspirar a los que han perdido su mochila, a luchar por recuperarla. Pero, esto sólo sucederá si cesas de manipularnos e intentas ayudarnos verdaderamente a recuperar nuestra mochila ¿Cómo? sólo tienes que dibujar tu mapa, liderar con el ejemplo y mostrarme que no existe un mapa dibujado, pero si una posibilidad de dibujarlo, nosotros te seguiremos.

Es tu Trabajo

El trabajo que verdaderamente importa es el que impacta al mundo cuando haces algo por los demás y nadie está mirando, cuando todos miran para otro lado y nadie te ve, cuando todo está en calma. Justamente ahí es cuando algo sucede, algo maravilloso que cambia a las personas, gracias por traer luz a lo que podría ser, gracias por ayudarnos a recuperar la mochila.

Cuando ayudas a las personas de tu alrededor a recuperar esa mochila y entiendes el propósito de la que tu llevas en la espalda, crear cambio y hacer algo de lo que merezca la pena hablar, llega sin apenas darte cuenta.

Pd. Dedicado a quien me inspiró.

Photo credit: Azahar en Camino.

Ene
14

Los Grandes Inventos del Status Quo

Estos son algunos de los grandes inventos del status quo:

– Manuales

– Estereotipos

– Estándares

– Mass marketing

– Spam

– Patrones de conducta

– TV

– Email

– Instrucciones

– Reglas

– Normas

– Factorías

– Asumir

– Listas

– Managers

– Rankings

– Reuniones

– Puntuaciones

– Clasificaciones

– Etiquetas

– MBAs

– Ansiedad

– Comodidad

– Comfort

– Dark Side

– Universidad

– Política

– Crisis

Es muy fácil que alguno de estos inventos caigan en nuestras manos. Es tan fácil como ignorar las oportunidades diarias que tienes para cambiarlo todo.

Úsalos y no tendras que pensar, no será necesario que te esfuerces.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+