Browsing articles in "Blogging"
Sep
22

Guía blogging compacta

By Isra Garcia  //  Blogging  //  No Comments

guía blogging efectivoImagina que te acabas de decidir a entrar en el mundo de los blogs y lo haces un día como hoy, a puertas de 2017 cuando casi todo el mundo dice que los blogs están acabados. Sí, como la publicidad, el social media y cualquier otra cosa. Entonces andas detrás de una especie de guía blogging.

Guía blogging efectivo

Imagina que quieres empezar y no sabes por donde, o imagina que ya empezaste pero quieres poder tener una guía sencilla, compara y directa. La guía blogging compacto y efectivo, son como unos 22 o 23 puntos.

Pues sí, si me preguntaras a mí, esta sería la guía blogging que crearía:

1. Obtén un blog. WordPress con tu propio dominio por favor.

2. Encuentra entre una y dos áreas donde centrar tus esfuerzos y estrategia de blogging. Una área en la cual tengas experiencia y puedas aportar utilidad y valor, un área que sea lo suficientemente amplia como para poder escribir largo y tendido. Por ejemplo: economía digital para PYMES o innovación en retail.

3. Empieza a escribir algo y créetelo, eso te dará poder.

4. Planifica: empezar escribiendo un post a la semana es una estrategia ganadora.

5. A los cuatro meses, si no has desistido, atrévete y empezar a publicar dos o tres posts a la semana.

6. Haz que tus publicaciones posean entre 400 y 600 palabras, como norma general.

7. Relee el post una vez (o dos veces en mi caso) para asegurarte que no hay errores gramaticales. Otra opción sería utilizar un corrector.

8. Elimina textos que no importen. No escribas para rellenar huecos, escribe para aportar.

9. Interésate por las publicaciones que han ayudado a otras personas y de las cuales se hablaron más de lo normal. Escribe más sobre eso.

10. Obvia publicaciones “lo siento, esta semana no he escrito un post”. Nunca te sientas con la obligación de escribir, sí con una bonita responsabilidad.

11. Escribir sobre posts que comentan sobre otros posts son una perdida de tiempo. No interesan.

12. Utilidad no va sobre escribir sobre la última tendencia o tecnología, sino sobre cómo utilizarla para obtener resultados.

13. Escribir sobre herramientas está bien, de vez en cuando.

14. Copiar el estilo de otras personas es un error. En lugar de eso, trata de copia aquello que les hace mejores que nadie.

15. Los mejores posts son a menudo los más claros des escribir.

16. Puedes escribir posts de 60 o 90 palabras, no serás quedado en la hoguera.

17. Aquellas publicaciones en las cuales te pontificas son las menos populares.

18. Las imágenes ayudan a asociar conceptos e ideas.

19. Nunca trates de inspirar con tus posts, trata de equipar.

20. Si sientes que posees el “writer’s block”, cámbiate a la petanca.

21. Esto toma tiempo, más del que nunca imaginarías. Persevera.

22. El SEO importa, como las analíticas, solo no te vuelvas muy loco/a con todo eso.

23. Cualquiera de estos puntos podría ser rebatible y criticado. Cierto. Hazlo a tu manera, pero hazlo.

Equipado

Ya. Escribe. Para de hacer lo que haces. No comentes. No compartas. Lee. Ve, escribe. Borra, re-formula, pero escribe. Escribe.

Photo credit: Tristan.

Jul
29

¿Sobre qué escribes en tu blog?

By Isra Garcia  //  Blogging  //  2 Comments

sobre qué escribes en tu blogEn el aeropuerto, rumbo a Miami con escala en Estambul, mientras respondo a cometerlos de mi blog y leo otros blogs, empiezo a pensar sobre mi blog y quizá el tuyo. Me (y te) pregunto “Sobre qué escribes en tu blog”.

¿Escribes sobre marketing? ¿Escribes sobre la economía digital? ¿Escribes sobre social media? ¿Escribes sobre ventas?

¿Centras los esfuerzos de tu blog sobre algo concreto, o es una colección de ideas que te van llegando a ráfagas? ¿Es un diario de abordo sobre lo que vives en tu trabajo y fuera de él? ¿Es una simbiosis entre lo que eres como persona y como profesional? ¿Es un lugar donde compartir el resultado de tus negocios, proyectos, experimentos, aventuras, desafíos, etc? ¿Es el subproducto del conflicto entre lo que hay ahí dentro y lo que sucede ahí afuera?

Sobre qué escribes

¿Qué es exactamente tu blog? ¿Qué quieres que sea? ¿Por qué escribes? ¿Para quien? ¿Cuando y cómo escribes? ¿Qué retorno obtienes o esperas obtener? ¿Cómo lo mides?

Pregúntate a ti mismo preguntas similares a estas. Pregúntate que vería alguien si lee tu último post. Pregúntate qué pensaría alguien que cae por primera vez en tu página de inicio. Pregúntate que pensaría alguien que lee en la sección “sobre mí”. Pregúntate cómo de fácil sería para alguien, a través de tu blog (o sitio web), contratar tus servicios o comprar tus productos. Pregúntate cómo de alineado está lo que hay en tu blog con la persona terrenal que eres.

Pregúntate que vería y pensaría alguien que leyera tus últimos 12 posts.

Mis últimos 12 posts eran sobre:

  • Marketing.
  • Productividad.
  • Experiencias vitales.
  • Digital / social media.
  • Alto rendimiento / productividad.
  • Cambio.
  • Educación.
  • Liderazgo.
  • Motivación.
  • Estilo de vida.
  • Cambio.
  • Reflexiones personales.

Formúlate todas estas preguntas, o haz que tu jefe, colega, empleado, amigo o pareja te las formule. Y respóndelas todas en una hoja en blanco. O Evernote para ser Ultraproductivos.

Un poco de mucho

Si haces esto, te darás cuenta de que hay muy poco de marketing. Excepto como en mi caso, todo lo es. Va también sobre ventas. Cambio. Va sobre la economía disruptiva. Liderazgo. Internet y digital. Estilo de vida. Creatividad. Experimentos. O aventuras, lo cual va a tomar mucho protagonismo en estos días, en mi caso. En definitiva, tu blog va sobre muchas cosas, eso espero.

Tu creas es “este blog va sobre…” cuando tomas la idea desde la plataforma y la llevas al interior de tu cabeza, no a la inversa.

Iniciativa, trabajo, intento (incluye experimento / prueba / error), propósito, resultados y comunicación. Acompañado de generosidad, vulnerabilidad, dignidad, coherencia y honestidad. Esta es la fórmula que funciona para cualquier blog. Es por eso que tú y yo conectamos. Aunque no sepa que me lees, sé que lo haces y que en alguna ocasión te sacude algo de lo aquí escrito.

Esta es la razón por la que podrás considerar escribir, permitir que tu esencia toque a otras personas.

Photo credit: Nilufer Gadgieva.

May
23

No SEO, no analítica

By Isra Garcia  //  Blogging, Marketing, SEO  //  6 Comments

Esto es lo que cada día me repito a mí mismo cuando trabajo en este blog.

El compromiso está en aparecer cada día. Durante años. Sin fallar. Y si fallas, justificarlo y aportar el doble cuando vuelvas a aparecer al día siguiente.

La parte importante del trabajo de un blog – o tu trabajo, sea el que sea, excepto si te dedicas al SEO y a las analíticas – va sobre servir, ser útil y aportar un valor que las personas que resuenan contigo raramente puedan encontrar en otro lugar, en otro producto, en otra empresa, en otro servicio, en otro blog. Ese es el trabajo por el cual merece la pena comprometerse y aparecer cada día, ese es el trabajo que hace que tus servicios sean adquiridos a un precio superior, que las marcas te busquen para hablar de ellas, que los ceros de los honorarios de consultorías o conferencias, suban a tres o cuatro cifras. ¿A cinco? No es imposible, dependerá de cómo de escaso, impactante, cambiante y transformador sea lo que eres capaz de entregar.

por que no me importa el SEO o las analíticas

¿Por qué no me fijo SEO de este blog?

Nunca he prestado atención al SEO, es posible que un profesional de este área encuentre deficiencias en este blog, es cierto que de cuando en cuando recibo la ayuda de Jaime, Juan y Dámaso para que cuando los algoritmos, las leyes y las reglas cambien, no vaya en una dirección demasiado equivoca. Reconocimos y a continuar. Mi decisión, cuando empecé, fue no dejarme llevar por la tendencia, por las palabras claves o por los días, festividades señaladas y mucho menos por las modas baratas y perecederas. Mis títulos no serán los más optimizados, los textos no serán los más “SEO friendly” y mi blog no estará “full equipe”, claro, no escribo para el SEO, escribo para ti.

¿Por qué no me importan las analíticas de este blog?

Hace dos años que empecé a cada vez preocuparme menos por las analíticas de mi blog (que no la de mis – nuestros – clientes, procesos de Ultraproductividad, cuadros de mando de experimentos, etc). Sé cuando un post es popular, primero cuando lo estoy escribiendo, luego cuando recibo emails y finalmente cuando lo escrito trae una oportunidad bajo el brazo. Recuerdo cuando comprobaba cada semana Google Analytics como un poseso, siempre preocupado por los números, buscaba las mejores conversiones, los mejores indicadores, que los números siempre fueran hacia arriba. Eso estaba distrayéndome de lo que sobresalía de veras, servirte a ti de al una manera, menos, más, poco, mucho, pero ser de utilidad. Los números siempre iban a estar y siempre iba a ser una guerra contra el incremento de los mismos. Hoy, apenas me fijo en ello, centro los esfuerzos en causar impactos positivos y en recibir oportunidades de negocio por ello.

¿SEO? Seguro, funciona, mira a tu alrededor, hay un buen número de blogs que destacan, monetizan y fidelizan. ¿Analíticas? Sí, claro, nunca hay que perder de vista el objetivo. Solo que en mi caso, más personal, me dan bastante igual, en lugar de eso, concentraré mi energía en intentar descubrir excelentemente distintas (y espero algunas disrptivas) maneras de aportarte acción, incomodidad, inquietud, perspicacia, malestar, utilidad, despertar y otras formas similares de traer valor encima de la mesa.

Photo credit: Sean McEntee.

May
13

Cómo crear un negocio disruptivo: 14 factores clave

economia disruptiva Isra GarcíaEste es el primer artículo que escribí para un nuevo proyecto que recién se lanzó a principios de semana, mi blog personal (profesional) dentro de Expansión.com. Llamado “Economía Disruptiva“, el objetivo de este espacio es analizar, cuestionar, trabajar y explicar semanalmente, el impacto de la economía disruptiva y conectada sobre personas, organizaciones, cultura y en contextos como la innovación, el lifestyle, la educación, el marketing y la comunicación, transformación digital e Internet, cultura, tecnología, cambio y liderazgo. Cómo emerger a la superficie de este nuevo mundo.

Aquello por lo que estás leyendo estas líneas – el artículo en cuestión – se titula “cómo crear un negocio disruptivo: 14 factores clave” y lo puedes leer al completo (y sin costes) aquí mismo.

Si resuena contigo, quizá puedas considerar seguir mi espacio en Expansión, prometo traer cosas frescas, útiles y que impulsen, justo como aquí, pero allí de forma semanal.

Gracias por leerme, por ato atención, por tu compromiso, por tu capacidad para sobresalir. Seguimos.

Dic
30

Qué he aprendido escribiendo 368 posts en un año

By Isra Garcia  //  Blogging, Cambio, Equipar  //  2 Comments

qué he aprendido escribiendo 368 postsOtro año acaba y con el artículo de hoy y mañana, habré sobrepasado la barrera de los 368 posts en todo este año. Sin contar los de isragarcia.com, Social Media Today, Social Media Examiner y Medium, plataformas en las que también escribo.

10 aprendizajes sobre 368 posts escritos en un año

De todo ello me llevo mucho, pero voy a compartir contigo y de manera no muy extensa, lo que más me ha marcado:

1. He aprendido que cada uno de los posts que he escrito me ha hecho mejor en algo, he afianzado un conocimiento, he encontrado un punto de mejora en algo que ya había hecho, he profundizado más sobre una reflexión lo cual me ha llevado a nuevos enfoques. He adquirido algún hábito, habilidad o método. Los efectos de mi dislexia han ido disminuyendo poco a poco, he escrito mejor, he aprendido a interioridad mejor mis sentimiento para luego poder expresarlos con más claridad, mi caudal léxico ha aumentado, de una manera u otra me he vuelto mejor en algo, algunas veces más insignificante y otras grandioso, pero siempre hacia arriba. He crecido, y eso no tiene valor con el cual cuantificarlo.

2. He aprendido que escribir aquí cada día no es solo parte de mi trabajo, si no de mi vida y mi crecimiento como persona y profesional, la razón es el punto de arriba. Escribir aquí me calma, me inspira, me lanza, me pone a mil por hora por la autopista de las ideas. Cuando no estoy inspirado, en bastantes ocasiones, solo tengo que empezar a escribir, es sorprendente.

3. He aprendido, gracias a la conexión individual con cada lector que ha contactado personalmente conmigo explicándome su historia, inquietudes o cómo algo de lo que he escrito y compartido ha creado algo en él, ella o ellos, que no importa a cuantas personas trates de impactar, tan pronto como lo que haces cambie (a mejor) un poco el mundo de una sola persona, todo el esfuerzo posible habrá merecido la pena.

4. Hay miles de rankings empeñados en encasillar blogs dentro de una categoría, cuando lo fantástico de un blog es la sorpresa y en encantamiento que viene con ello. Gracias a una conversación con Cris Urzua me he dado cuenta de que tengo algo más que un simple blog, tengo a la extensión de lo que vivo, experimento y trabajo en Internet, este lugar en el que ahora estás. Como las personas, no hay nada más apropiado que un blog (o algo) que no pueda ser categorizable.

5. He aprendido que a mayor autenticidad y vulnerabilidad en mis posts, lo que es lo mismo, a mayor esencia de uno mismo, ya sea en lo profesional o en lo personal, más cambio, más oportunidades de negocios y más ingresos.

6. He aprendido que las visitas y los suscriptores no tienen nada que ver con el volumen de ingresos que recibo, mis visitas han disminuido algo más con respecto a 2014, los suscriptores han aumentado y mis ingresos, a través del blog en oportunidades materializadas, han crecido exponencialmente. Cuanto más escribo en mi blog más subo el valor de lo que valen mis servicios, no me importa que esto tenga lógica o no, cada día más marcas y organizaciones pagan ese coste.

7. He aprendido que no puedo pasar un solo día sin escribir un post, no por ti únicamente, es más por mí, me encanta, me relaja, me hace evadirme del mundo, desconectar.

8. He aprendido que cada año que pasa en el cual no fallo ni una sola ocasión en escribir un post, fortalezco mi disciplina y esto es algo que busco cada día, cuanta más disciplina más éxito interior y exterior obtengo.

9. He aprendido que no pasa absolutamente nada si un día no escribo un post, el mundo no se acaba y yo no desaparezco, quizá tu vives más tranquilo incluso.

10. He aprendido a fijarme cada vez menos en la analítica y cada vez más en mi cuenta bancaria, hey, parece que no está funcionando mal del todo.

11. He aprendido en escribir un post como este en 17 minutos.

Gracias, gracias, porque muchos de estos aprendizajes no hubiesen sido posibles sin ti, otros quizá sí. Por otro año de 365 posts, o más.

Photo credit: stef’g.

Nov
23

Siete mil

By Isra Garcia  //  Blogging  //  2 Comments

En 2008 nació israelgr.worpress.com, en Inglés, fue mi primer blog, unos meses antes de partir para Estados Unidos a estudiar y trabajar. Hoy ese blog es isragarcia.com, escribo ocasionalmente, más bien de “uvas a peras” en este último año. ¿La razón? Mi estrategia y objetivos, de momento, no pasan por ahí. Aunque eso no significa que información esté desactualizada.

Unos meses después del nacimiento de mi primer blog, nació israelgarcia.wordpress.com, lo que hoy es este blog (isragarcia.es).

Primero

Durante el primer año escribía una vez a la semana como mucho, si lograba llegar a mantener ese compromiso. Hablaba sobre marketing. Trataba de obtener feedback sobre el máximo número de personas posibles, que le faltaba a mi blog, a mis contenidos, a mi escritura (a esto mucho). Solo visitaba mi blog aquellos contactos a los que le golpeaba con él. No llegaba a las mil visitas al mes, con suerte. Definitivamente hice spam, bastante. Mi presencia era inexistente.

Segundo y tercero

Al segundo y tercer año empecé a escribir de manera más regular, una o dos personas como mucho, pero ya con un ritmo marcado, una hora de publicación fijada. Fui añadiendo otros temas al mix, comunicación, branding, algo de redes sociales y entorno online. En este tiempo traté de colocar mi blog en cuantos lugares online pudiera. Fui pesado, en algunas ocasiones practiqué de nuevo el spam. Al final, en estos dos años logré llegar a las cinco o siete mil visitas al mes y apenas treinta o cuarenta personas suscritas a mi blog entre RSS y vía email, empecé a ganar algo de tracción, por llamarlo de alguna manera. Gracias a todos ellos. Sin embargo, por aquel entonces era un tipo que lo intentaba, depositaba mucho tiempo y llegaba ahí al lado, no muy lejos.

blog isra garcia antiguo

Cuatro y quinto

El cuarto y quinto año fueron una bonita explosión controlada, decidí escribir tres veces a la semana regularmente, esforzarme por dar más al lector. Las publicaciones sobre social media marketing y la temática conocida como Mapmakers aparecían más menudo. En ese momento seguí promocionando mi blog, cierto con algo más de criterio y menos intrusión. Google Analytics decía que mi blog llegaba a las diez o quince mil visitas al mes, guau ¿te lo puedes creer? Lleno de momentum, me apasionaba todavía más por ello, al mismo tiempo que me daba cuenta de que escribía mejor, mi blog crecía, en secciones, en menús, en oportunidades y elecciones. Un día del cuarto año, creo que mi madre se enteró de que tenía un blog. Algunas personas incluso contactaban a través del formulario. Pasé a tener 400 suscriptores. Estaba flipando, a pesar de que no tenía mucho. No sabía muy bien donde llegaría, pero sí tenía claro que iba a continuar empujando mi trabajo, experiencias, proyectos, resultados plasmados en el blog hacia delante. a media de oportunidades de negocio alcanzadas en e blog era de un cero perfectamente redondo.

Sexto y séptimo

El sexto y séptimo año (el pasado y el anterior) fueron una especie de recompensa por nunca desistir. Más a finales del quinto año (2012) de cara hacia el sexto, decidí escribir 365 días al año. El sexto año llegué a las treinta, cuarenta y cincuenta mil visitas al mes. Llegué a dos mil suscriptores. En el séptimo llegué a sobrepasar las cien mil visitas y lograr casi los cinco mil suscritos. En esos dos años, el blog se había convertido en la puerta de entrada principal de las oportunidades de negocio más relevantes y resultantes. La media de oportunidades de negocio era de 0,7 al día. A final del mes materializaban una media de once, principalmente conferencias, talleres o consultorías y un libro, Mapmakers.

Octavo

Ayer domingo, octavo año, cerca del noveno, llegué al suscriptor número siete mil. Más de ciento veinte mil visitas al mes. Una media de oportunidades de negocio que entran a través el blog de 0,9, materializando a final del mes cuatro de media (mis estándares son mucho más altos a día de hoy).

Solo me importas tú

El brillo que producen estas siete mil personas que han decidido premiarme con su atención constante, ciega cualquier otra métrica como las visitas o visitantes únicos. Me preocupan los emails privados que recibo de cada uno de vosotros, mis lectores, también me entusiasman los comentarios cuando llegan. ¿Eres mi lector? Lee esto, trabajo para ti, para nadie más, seguiré invirtiendo el tiempo y mi pasión en que te lleves de mí cada día lo mejor que puedo dar. Aquí, para ti, por ti, porque tú. Sin costes.

Nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince…

Para mí, este blog no es solo una forma de vida, una vía muy potente de negocio o una extensión online de quien soy, o donde empiezan y acaban la mayoría de ideas, proyectos, negocios, experimentos, fracasos, experiencias y vivencias o aventuras. Este blog me hace crecer cada día, superando incluso la dislexia, cada día que escribo en él soy mejor persona y profesional y haciendo eso tengo la oportunidad de cambiar algunas cosas y vidas, esa es la razón por la cual nunca pararé de hacerlo funcionar.

Gracias por tu atención, compromiso y por impulsarme a hacer el trabajo que importa.

Nov
18

No es solo lo que tus palabras dicen, sino donde aparecen

By Isra Garcia  //  Blogging, Marketing, Nueva economía  //  2 Comments

el final del bloggingParece como si tu blog y el mío (y otros más de los blogs sobre negocio más populares) se estuvieran convirtiendo el cajón del sastre para el contenido de un escritor, pero el destino real está sucediendo cuando estos creadores de contenidos eligen lugares como Facebook Notes, Medium, Huffington Post, LinkedIn posts o incluso Google+ para ser su primer lugar de defensa. Y no tiene por qué ser algo malo. Seguro, algunos profesionales del marketing dirán que nunca deberías depositar tus palabras en espacios que no te pertenecen, pero este momento podría ser la “uber-ización” de las palabras y los blogs.

Quizá es el momento de colocar esas palabras, ese contenido, esos blog posts, en el lugar donde los lectores están, en lugar de forzarlos a tomar la posición que nosotros deseamos – “entra en mi blog y consume mi contenido”. Quizá es el momento de invertir más tiempo en ser más estratégicos sobre donde nuestro contenido es depositado y distribuido, en lugar de pasar más y más tiempo tratando de idear maneras para que los lectores acudan a nuestros blogs. ¿Podría ser?

¿Significa esto que la resistencia es fútil? No lo creo. Esto es lo que los creadores de contenido necesitan saber y darse cuenta ahora más que nunca: no es solo lo que tus palabras dicen, sino donde aparecen. Manipular a los lectores – día sí y día no – es una manera mucho más difícil de construir tu plataforma, más que simplemente colocar tu contenidos en una miríada de lugares que puedan abrirte a nuevas y vibrantes audiencias.

Es cierto que cuando has cultivado una audiencia de lectores durante muchos años – es inevitable que algunos llegarán y otros se marcharán – siempre poseerás esa ventaja competitiva, pero ¿qué sucede con aquellos que empezaron hace un año o dos o más preocupante, los que hoy se lanzan al blogging?

Durante todos estos años, he estado probando a distribuir mi contenido en muchos lugares (extendiendo incluso a libros de negocios, conferencias y más). Personalmente, tengo curiosidad por ver que es lo que podría pasar si contenido como el que estás leyendo ahora aparece por ejemplo en las Notas de Facebook primero. ¿Lo verá, compartirá, añadirá su feedback y crearán sus propios contenidos más gente que si lo hubiera publicado en este blog? Pronto lo descubriremos.

Photo credit: Scott Beale.

Jun
15

Arquitectura de un gran post

By Isra Garcia  //  Blogging, Estrategia  //  4 Comments

En este artículo voy a tratar la arquitectura para diseñar un gran blog post, resaltando las partes clave para hacer que sobresalga del resto, y tratándolas una a una para sacarle el máximo partido y que tu mismo puedas ponerlo en práctica tanto en tu negocio como tu propia marca personal.

El post como epicentro

Rockea el título

Empiezo con el título, SEO friendly y apetecible, pero al mismo tiempo simple y entendible. Un título para un gran post ir más allá de los posts “Cómo hacer / conseguir / mejorar…” y concentrarse más en algo simple y directo, que además sea más concreto. El principal problema de algunos posts “How to” es que al acabar de leerlo la practicidad parece que no es tan aparente. El título es fiel a su contenido.

Aquí hay varios ejemplos: como el de:

Jeremiah Owyang:

Jeremiah Owyang

Seth Godin:

seth godin

Brian Solis:

brian solis

Cuerpo donde ocurre la acción

Engancha o muere:

El primer párrafo siempre va sobre la historia detrás del post, a veces en forma de retórica o pregunta, pero siempre es más personal, me ayuda mucho a conecta con el lector. Puedes utilizar hasta 60 palabras para llegar a tu audiencia (este ejemplo justamente tiene 60, menos mal)

engancha o muere - isra garcia

Lego-secciones:

Divide el post en secciones con titulares poderosos y provocadores, los cuales, al mismo tiempo, ayudan considerablemente a hacer la lectura más cómoda y amena al diseccionar el posts en pequeñas piezas de lego, más fácilmente consumibles, de esta manera le das descanso al lector, además de refrescarlo. Muchas veces cambiarás varias veces tanto el título como los titulares dentro del post, a medida que escribes y acabas la publicación en modo de edición.

Captura de pantalla 2014-11-16 a la(s) 23.36.34

Viñetas y pasos: claridad, comprensión y simpleza:

Es cierto que las viñetas y los pasos o puntos ayudan mucho a que un lector conecte con tu contenido y lo comprenda de forma más clara y simple. Uno de los maestros en hacer esto es Seth Godin y Chris Brogan. De Seth destaca la facilidad para usar las viñetas para impactar al lector, en muchos de los casos limitando sus posts sólo a viñetas o utilizando viñetas de dos o tres palabras. Aquí hay un ejemplo de un post únicamente con tres puntos:

ejemplo viñetas seth godin

Aquí uno de Chris Brogan, con viñetas:

ejemplo chris brogan

Este ejemplo me ayuda además a explicar una arquitectura más completa, mezclando las viñetas con puntos muy simples, juntos con las lego-secciones y títulos sexis. Esto mezclado con un estilo muy personal, provocador, humano y con un toque de humor, crean lo que sería una armonía casi perfecta entre el post y el lector.

Hazlo visual:

Busca una imagen para el post, esto lo ayuda a ser más entretenido. Experimenta con las imágenes, a mi me dan muy buenos resultados las imágenes fuera de lo común, atrevidas o divertidas como puede ser esta que muestro aquí abajo:

imagenes para posts

Suelo buscar las imágenes en Flickr dentro del Creative Commons Area (a menos que tenga una propia), incluye y utiliza el “Photo credit” para hacer la atribución.

Menos es más:

Cada día tenemos menos tiempo para leer y según estudios y fuentes somos más perezosos a la hora de leer atentamente, así que si enfrentamos a un lector con un post significantemente largo, va a haber una alta probabilidad de que éste no sea leído, en el mejor de los casos compartirá sin leer, una práctica muy común hoy en día. Para evitar esto, asegúrate de que el post es breve, eso te ayudará a que los lectores lo vean asequible de consumir y entonces lo lean rápido, si es muy largo, pero interesa, quizás lo guardarán en favoritos y lo leerán después.

Algo que te ayudará mucho con los posts es escribir muchos títulos, ideas e incluso párrafos en lugares como evenote, para luego volver a ellos para darles forma y asociarlos. Esto te ayudará a crear secciones que dan formas a un post.

Trata siempre de acabar con una pregunta o llamada a la acción.

Periodicidad:

Escribir todos los días da vértigo, pero mantiene los niveles de atención cada vez más alto a cada día que pasa. He encontrado mucha gente que piensa que sólo hay que bloggear cuando tienes algo bueno, y que sino pierdes el tiempo, pues estoy en completo desacuerdo con todos ellos. Creo que siempre tenemos algo que merece la pena contar, algunas veces puede ser más valioso y otras no tanto, pero siempre algo de lo que dices impacta y cambia alguna persona que lee tu post. Por lo tanto, y antes que nada, my creencia es que la frecuencia importa. Cuanto más publicas, más rápido sube tu lector de RSS y si paras baja.

Tono:

Es muy ok hablar de manera personal. De hecho, es mejor que no blogees si vas a escribir como si fueras un robot, los robots no son sexys. No obstante, mantén un tono personal y útil para equilibrar.

Impacto:

Pon tus posts a dieta: todos sabemos escribir mucho, adornar, embellecer las palabras y engatusar a la audiencia con “humo.” Cuando tengas tu post listo, re-léelo con tu audiencia ideal en mente. ¿Llegarías a tocarlos? quita palabras innecesarias, si le das nocilla a tu blog, va a engordar.

Diseño:

¿Es tu fondo leíble? ¿demasiados colores? ¿son tus fuentes lo suficientemente claras y fáciles de leer incluso a una buena distancia? ¿son tus elecciones de colores apropiadas e intuitivas para una lectura cómoda? cuida tu manual de look & feel

Y revisión:

Revisa tus posts mensualmente para ver de que hablas regularmente ¿estás especializándote? ¿diversificando? ¿estas alineado con tus objetivos iniciales? quizá podrías crear un calendario de publicaciones en Google calendar o en un excel que imprimas y veas todas las mañana cuando abres lo ojos, de esta no te solaparás y no repetirás temas muy a menudo.

¿Qué otras partes incluirías para diseñar la arquitectura de un gran post?

Nota: este post apreció primero en Social Media Examiner.

Jun
14

El poder de un blog

By Isra Garcia  //  Blogging, Equipar, Human Media  //  9 Comments

el poder de un blogTe voy a contar un secreto. ¿Sabes que es para mí lo más fantástico de escribir todos los días en este blog? Escribir algo sabiendo que hay una persona al otro lado a la cual tengo la oportunidad de causar un impacto. Ese es el poder de un blog, más bien uno de los multiples poderes.

Amo tomar tiempo para leer algo que voy a publicar y hacerlo como si fueras tú, me gusta cuidar cómo llegar a ti, qué decirte y qué utilidad o valor pienso que puedo ofrecerte. Estoy engatusado por la idea de intentar colocarme en tu piel y leer estas líneas como si fueras tú, a ti, mi lector o lectora, me gusta conocer a la gente con la que conecto.

Qué gran lugar para contarte lo que hay detrás del trabajo que no ves. El trabajo importante que ocurre cuando nadie te presta atención. Qué gran espacio íntimo y personal para crecer durante el camino, para mostrar los resultados de lo que haces cada día. Qué gran oportunidad para hablarte sobre mis fracasos, temores o aprendizajes. Qué magnífica plataforma para liderar con el ejemplo.

Cuantas historias, cuantas personas, cuantas conexiones.

El poder de un blog – ¿cómo este?

Un blog significa autoconciencia y eso ejerce un poder inmenso en ti que lo construyes y en otras personas que conectan con ello. El poder de un blog es que cambia vidas.

Nunca podré dejar de recordarme lo acertado que fue empezar a escribir en un blog. No estoy seguro de que algún día pare de hacerlo. Te agradezco que estés aquí, honraré tu compromiso cada día con lo mejor que sé hacer, aquí, en este blog.

Photo credit: [AndreasS]

May
6

Postcomunicación

By Isra Garcia  //  Blogging, Comunicación, Guest  //  4 Comments

postcomunicación

Después de conocer a Nacho Ibernón y su desbocada pasión, vasta experiencia y exultante insania sobre la comunicación y poder seguir más de cerca cómo este tipo ve, interpreta y reproduce el mundo, sentí estrictamente necesario que escribiera para este blog. Hoy te dejo en manos de Nacho, una de las personas que actualmente me impactan.

NO escribas un post sobre el mundo de la comunicación, imagina MEJOR un mundo postcomunicación.

No yo probablemente, que soy ya tan mayor que cuento treinta y siete años escritos en letra, pero sí desde luego algunos de los profesionales púberes que vienen persiguiéndonos como hienas salvajes. Puede que ellos sean ya mestizos mañana y no conozcan la comunicación como la ha conocido yo, es decir presa en compartimentos más o menos impermeables, escrita en letras mayúsculas, con más o menos propensión a filtrarse y contagiar y cambiar departamentos y áreas y familias y profesionales de su alrededor. Hoy hay un área de Comunicación de piedra, regia, que se levanta sobre profesionales de la comunicación, periodistas en muchos casos como yo, pero puede que mañana logremos que la comunicación sea aún más, se convierta en un veneno que llevemos todos dentro, que sepamos manejar o esconder a demanda.

Porque todos somos una trama que contar. Qué obviedad. Y “todos” es una marca personal, una compañía transatlántico, una start up, una start down, una nueva novela, una serie documental, un artista flamenco, un ganador de un premio del que nadie se acuerda, una heladería offline, una tienda online de submarinismo, un conferenciante, una secretaria de estado que quiere ser superhéroe o una ong dirigida por superhéroes invisibles de verdad.

Hay que dar primero con el tono, acertar por tanto con el género, y después saber interpretar el tempo. Saber ver el  momento, el timing, los distintos partidos que hay dentro de un partido de fútbol. Mirar dentro, escuchar mucho, pensar, tomarse el tiempo para mascullar cuál es la historia que hemos de contar, con qué asuntos rima, imaginar qué ideas pide, cuánto puede crecer o menguar. Encontremos la historia y acertaremos. Desde luego no yo, que cuento ya casi cuarenta años y sigo y sigo envejeciendo, pero sí todos aquellos jóvenes profesionales que van a ser creativos o wild marketers o autores o emprendedores empresarios emprendimientos o agentes del cambio o deportistas o curiosos o artistas o promotores o abogados o parlamentarios.

Hienas feroces, aterradoras, agresivas, tremendas: encontrad la historia que queréis contar y decidid qué coloratura tiene, cómo queréis bramarla o sugerirla, si con titulares de prensa o con acciones en bolsa, si más bien sonido envolvente o susurro, si es mejor o no letra impresa, o líquido, como Internet. Escuchadme, alimañas. Deteneos un instante y pensad en la historia vuestra, en la que habéis trazado ya y en las nuevas trayectorias que queréis dibujar. Pensad mucho en vuestra historia y en contarla. Hay cuentos que se cuentan primero y después se protagonizan. Bebed veneno comunicación. Entrad velozmente en el mundo de la postcomunicación. Adelantad a los dinosaurios como yo. Engullid comunicación para desarrollaros más porque el gen comunicación es más que vuestra propia carrera, así seréis más rápidos y más listos, y averiguaréis qué trabajo sois en realidad.

Hacerlo sin contarlo no sirve. Contar la historia de otro no vale. Dejar que otro cuente a su modo lo tuyo, no. Pedirle ayuda a otro, no, qué va. Ni buscar patrones fáciles. No.

Mirad esto que pasa hoy, niños velociraptores, y adelantadlo. Sed valientes. No leáis un post, vivid en el mundo post de la semana próxima.

Nacho Ibernón, jefe de comunicación de CANAL+.

Photo credit: Lea Duckitt.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+