Browsing articles in "Productividad"
Sep
10

Sistema social media 1×7

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Productividad, Social Media  //  No Comments

sistema social media una vez por semanaCuando empecé Live the Possibility hace ya cinco semanas, un día por casualidad, decidí comprobar las plataformas sociales donde tengo presencia digital una vez por semana, una sola vez. Es decir, responder mensajes privados, comentarios o tweets una sola vez, una vez por semana. Por otro lado, seguí publicando diariamente pero a un ritmo bastante más bajo, como un 60% menos. Era una prueba, un pequeño experimento en búsqueda de un nuevo sistema social media más eficiente.

Sistema social media 1×7

Los resultados obtenidos me han convencido a seguir con este experimento – convertido ya en sistema – de manera indefinida. Porque sigo utilizando las plataformas sociales para lo que importa: permanecer humano, compartir lo que me importa y presentar lo que hago cada día. Sigo conectando con personas. Porque he aumentado la Ultraproductividad sin perder eficiencia, alcance o repercusión. Y porque va mucho con la personas que soy hoy, con mi estilo de vida, trabajo y objetivos. Lo he denominado sistema social media 1×7

Esto me da que pensar sobre tu uso de las plataformas sociales. La periodicidad con la cual las compruebas. Cómo de atento estás a lo que pasa allí. Qué pasa si te pierdes algo. ¿Entras todos los días? ¿Cada hora? ¿Cada dos días? ¿Cambia las cosas algo de lo que haces para tu empresa o profesión? ¿Has probado algo diferente en términos de uso, objetivos y periodicidad?

Este blog es lo que me preocupa, por eso seguimos los dos aquí. Gracias.

Photo credit: RedTouchMedia.

Sep
1

Haz lo que creas

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Equipar, Liderazgo, Productividad  //  No Comments

Hacer todo ¿Posible o no? Una buena y quizá aconsejable lista de cosas que no puedes, no debes y no tienes que hacer.

No:

  • Cuestiones.
  • Chilles.
  • Llores.
  • Engañes.
  • Alardees.
  • Te creas más que nadie.
  • Sobresalgas.
  • A contracorriente.
  • Suspendas.
  • Seas expulsado.
  • Robes.

hacer todo, claro, haz lo que creasLa mala noticia es, sí, esto es todo lo que es.

La buena noticia es sí, esto es todo lo que es.

¿Sabes? no pasa nada, la vida es corta. eso es lo que lo cambia todo.

¿Empleas tu tiempo en la universidad haciendo lo que tus padres te dicen que hagas, asintiendo con la cabeza todo lo que dicen tus profesores y siendo lo que todo el mundo debe esperar de una persona sensata y cuerda como tú? ¿O eres de esas personas que no llevan una trayectoria estudiantil ejemplar, pero si una muy intensa vida, en el amplio sentido de la palabra? Elecciones.

¿Estás gastando tu tiempo en ser el último que sale de la oficina y el primero que entra para intentar ganar un ascenso? ¿O inviertes tu tiempo trabajando desde una playa en las Islas Mauricio o en Daytona? Elecciones.

Hacer todo es posible

Sí, puedes hacer todo, solo que no todo al mismo tiempo, pero sí puedes hacer de todo, siempre te dará más recorrido.

A veces es muy bueno adentrarse en qué es todo lo que no debes hacer y hacerlo, es una pregunta más importante que qué hacer.

Hay una lista muy larga de cosas que no debes hacer. Si fuera conservador, te diría que no hicieras la mayoría, pero al carajo, haz lo que creas.

Ve, haz esa lista, escribe arriba del todo aquellas cosas que más te mueres por hacer. Sean buenas, regulares o malas. Quien dice qué es cada cosa, tú, solo después de haberlo probado.

Photo credit: Sushicam.

Ago
26

Quietud

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad, Vida  //  2 Comments

Practica la quietud¿Cuál dirías que es una de las acciones cotidianas más complejas hoy en día? ¿Qué es lo que, con toda probabilidad, más aterra al ser humano? ¿Aquello que menos podemos soportar? ¿Algo increíblemente fácil y al mismo tiempo exageradamente difícil? Todas las preguntas llevan a la misma respuesta. Quietud.

Observar, ser, estar

Hoy es el día veintidós de aventura, camino del Valle de la Muerte (California). Justo acabo de despertar, he permanecido quieto, luego he meditado – una forma de permanecer quieto, o intentarlo – mente y cuerpo. Hace dos días estuve en el Gran Cañón (Arizona), nunca pensé que llegaría allí, fruto de vivir la posibilidad. Salí a rodar con la fat bike unas tres horas. Cuando acabé de comer y antes de salir para Kingman (Arizona), ya estaba atardeciendo. Antes, me apetecía volver a asomarme al cañón y permanecer quieto, nada más. Observar, admirar, contemplar y practicar la quietud.

La idea de mi acto era estar allí, ser en ese momento lo que tuviera que ser. Nada de vídeos con la GoPro, no fotos espectaculares de tan fascinante escenario. Ver sin moverme mucho. Sin hacer demasiado ruido. Incluso sin la necesidad de mencionar una sola palabra. Un momento particular y personal que compartes con nadie más que tu mismo. Quietud de mente y cuerpo.

Mientras, un alboroto, no, mejor una desbandada de personas absorbidas por ver la foto mañana cuando lleguen a casa, ansiosas por el retrato, por la postal. Buscando la postura. Perdiendo el momento. Cosas que descubres, cuando permaneces quieto y tienes tiempo para mirar a tu alrededor.

La quietud cuesta

Mira en Bikram Yoga, la quietud, en la “postura del muerto” es una de las más importantes, ya que es donde recibes todo el beneficio de la postura previa que realizaste. No en vano es la postura que más veces practicas durante una práctica de Bikram. Permanecer quito, inmóvil, sin moverte, es esa la postura que usualmente cuesta. Siempre hay un movimiento que hacer, secarte el sudor de la frente, ajustar la toalla, subir el Mat, rascarte. todo menos practicar la quietud. Eso es un gran indicador.

Hace un tiempo, vi en TED esta charla y me marcó bastante. De ella saqué el sistema de Ultraproductividad “stand still” que practico todas las mañanas.

Permanece quieto (‘Stand still’)

Esta es mi píldora de valor para ti, espero:

Elige dos momentos al día, si puedes aquellos que más actividad mental tengas. Enciérrate en alguna habitación donde no haya televisión, teléfono, música, dispositivos móviles, internet, objetos que se muevan y puedan distraerte, o cualquier otra cosa que no seas tú como el epicentro. Entonces, o bien de pie, o bien sentado, permanece quieto e inmóvil durante cinco minutos. No es mucho, prueba con esos cinco y luego cada mes ve aumentando cinco más, Veinte minutos es algo bastante atrevido. No voy a hablarte sobre el resultado, prefiero que lo descubras tú misma/o.

Permanecer quieto/a – y despierto/a – funciona para entender cómo funciona tu trabajo, tu vida, el impacto en otras personas y sobre todo, cómo funciona lo que hay dentro de ti. Básico para sobresalir.

Photo credit: Looker Photography.

Ago
25

Simple

By Isra Garcia  //  Disrupción, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  No Comments

simpleEn este día veintiuno de Live the Possibility, he cometido un acto bastante simple, perder el tiempo a propósito. Hace tres días realicé otro “acto simple”, dormir sin despertador, este lo practico al menos seis veces al mes. Ayer un nuevo “acto simple” permanecer inmóvil en una de las rocas del Gran Cañón observando el paisaje, no sé cuanto fue el tiempo, no lo conté, quizá cuarenta minutos.

Conozco personas que llevan a acabo más “actos simples”. Andar o correr sin zapatos o zapatillas. Meditar por las mañanas. Ser reales y hablar solo la verdad, aunque no guste. Actuar siguiendo a sus emociones. Y mucho más como esos, actos simples.

Cuando estamos desbordados, tendemos a sobre-complicarlo todo. Cuando lo que la situación demanda es actuar simple, pero en ese momento no sabes cómo hacerlo, porque no lo hiciste en los momentos habilitados para ello. Tan pronto como estoy escribiendo estas líneas se han publicado 20 libros sobre marketing, 85 sobre economía digital, 15 sobre innovación y 110 sobre liderazgo, por no hablar sobre artículos o informes. Bien, cuenta todas las versiones que hay sobre cómo deberías hacer marketing, innovar, liderar, etc. Todas ellas harán tu negocio mejor y tu vida más feliz. Nuestros antepasados no lo hicieron tan mal con tan poca información. No necesitaron tantos libros, tantas opciones, tanta posibilidad. Tan complicado. Más simple.

Simple es un negocio

Este es el truco: simple se ha vuelto una elección, y algo que tienes que elegir una y otra vez sin parar. Simple es algo que deberías no perder de vista y preocuparte por ello. Puedes comprar el equipamiento para triatlón más avanzado, la mejor bici de montaña, la última. Puedes usar todas las plataformas sociales para objetivos diferentes. Cualquier pregunta tiene una respuesta simple y otra compleja. Los restaurantes que mas gustan, usualmente, son aquellos que tienen tres o cuatro opciones en lugar de veinticinco.

¿No quieres pagar por el café en starbucks de camino al trabajo? Llévatelo hecho de casa. ¿No sabes cuales de los blogs que estás suscrito leer cada día? Desuscríbete de todos. Incluso del mío (si estás suscrito). ¿No obtienes los clientes suficientes? Reduce todo hasta que puedas vivir bien con lo que tienes. ¿Quieres parar de crecer? Detén la maquinaria y quédate con lo que te gusta. Simple es un negocio. En mi caso, uno que elegí hace tiempo. Es una elección.

¿La clave de simple?

Es la clave de la mayoría de cosas de las cuales no sabemos lo suficiente: si puedes, pruébalo en ti mismo y aprende que sucede. Si no puedes intentarlo sin una base de conocimiento, aprende sobre alguien que sabe. Si no puedes hacer eso, lee algo y prueba basado en eso.

¿Adivinas que tienen de nuevo los libros de productividad que no tengan los viejos? Nuevas herramientas, ¿Internet?. Y algunos nombres anglosajones. A veces, una nueva línea de pensamiento y práctica. Y hay ocasiones en los que encuentras re-diseños brillantes de viajes ideas.

Simple es algo que ya sabemos, pero no confiamos en nosotros para creerlo.

Acto simple

Este fin de semana. El domingo para ser precios. Entraré en Burning Man y estaré desconectado, cien por cien del mundo, hasta el día siete de septiembre. Mientras, estoy escribiendo posts extra para este blog. Eso garantizará que mientras yo no estoy, tú puedas seguir recibiendo lo mejor de mi trabajo (y parte de vida) cada día.

Simple.

Ago
8

Sé egoísta primero

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo, Lifestyle, Productividad  //  6 Comments

sé egoísta primeroAcabo de llegar a Jacksonville Beach, estoy escribiendo este post desde un supermercado Target. Es la cuarta parada en el viaje ‘Live The Possibility’. Ha sido un buen día en Saint Augustine, una ciudad preciosa y con un importante legado hispano. He recorrido ciudad, montes y playas durante 3:45h, he podido descansar alrededor de 9 horas, he leído, comido. He escuchado música, paseado, escrito (para mí). He grabado notas de voz, he ido a comprar algunas cosas, respondido algunos emails. He conducido por tres horas y he cumplido con mi bloque de trabajo diario de 90 minutos y todavía tengo tiempo para meditar, desconectar y hacer algo más. He vuelto a pensar sobre la Ultraproductividad, sobre llegar a todo, desde donde viene, cómo sucede. Me repito “sé egoísta primero”

¿Cómo equilibras tu tiempo? ¿Cómo __________ puede dirigir dos compañías, escribir para varios blogs, estar lanzando continuamente nuevos proyectos, tener familia (y para nada rota), escribir dos libros, realizar pruebas deportivas o aventuras y todavía tener tiempo para ella / el misma/o? Puedes llegar a todo. Claro. Mejor todavía, puedes hacerlo de manera que la mayoría de personas implicadas en estos procesos sientan que estás atenta/o y que les dedicas tu tiempo? esto no es fácil hacerlo, es como hacer tres cosas a la vez mientras alguien te habla y no perder detalle de lo que dice. La manera de lograrlo es siendo egoísta primero.

Sé egoísta primero

¿Has escuchado alguna recomendación con esta frase? Hace un tiempo hablé con Josef Ajram sobre la gestión del tiempo, me dijo que dormir era sagrado. Arianna Huffington dice que la mejor productividad es dormir. Ismael Cala me confesó que para él dormir era una de las claves para sentirse tan enfocado. Mike Arrington, Sting, Springsteen, Matt Damon, Robert Downey Jr, todos coincidían. En cambio, hasta hace ya casi tres años, yo era el tipo de persona que hasta incluso presumía de no dormir apenas 4 horas al día. Esto cambió.

Cuando más empecé a dormir, más descansado empecé a estar, sin horarios exactos, pero siempre forzándome a dormir mínimo 8 horas. Lo hice un hábito y vi que llegaba a más cosas sin perder la esencia de porque las hacía y sobre todo tratando de disfrutar lo que hacía. Esta fue una de las primeras cosas – conscientes – que hice para ser egoísta. Antes vinieron otros actos inconscientes como trabajar en mí mismo, qué suerte de haberlo hecho.

Fíjate en las personas que realmente sobresalen del resto, son egoístas ante todo, en las primeras etapas, lo son mucho, se pagan a ellos mismos primero. Inconsciente o conscientemente, un día se dijeron a ellos mismos: “si en algo vas a trabajar hasta morir, será en ti mismo y todo lo que te rodea” Así que, sé egoísta primero.

Dónde deberías ser egoísta

Si quieres mejorara mucho en lo que haces, si quieres equilibrar tus prioridades y tiempo, esta es mi pequeña receta para ser egoísta primero:

  • Acércate tanto como puedas a las 8 horas de sueño.
  • Marca entre 3 o 4 micro-momentos al día.
  • Crea un sistema diario llamado “tiempo de familia – no molestar”.
  • Haz una lista “stop a” y síguela.
  • De momento, siguiendo el punto de arriba, corta con lo siguiente: comida basura, compras y consumo y entretenimiento (TV, etc.).
  • Establece márgenes y cúmplelos.
  • Di no muy a menudo, más que las veces que dices que sí, sobre todo a aquello que te roba el tiempo.
  • Sopesa todas y cada una de las oportunidades de negocio contra el coste de impacto en tu calidad de vida.
  • Pide lo que vales, de manera que puedas trabajar en un número de responsabilidades coherentes con el estilo de vida que deseas para ti y para tu familia.
  • Trabaja en tus proyectos núcleo / internos antes que en los proyectos externos.
  • Date cuenta de que la actividad física potencia la actividad mental y hazlo una prioridad en cada día.
  • Escucha las señales de aviso (tu cuerpo te dice cuando hay algo que no estás haciendo bien).
  • Audita como estás invirtiendo tu tiempo y valida si está funcionado o no.
  • Ve al campo, montaña o playa un día a la semana. La naturaleza es la mejor pantalla con alta resolución.

El truco

¿A caso piensas que hay uno? No, trabaja las horas adecuadas y aprópiate de ti tu tiempo, domínalo. Sé egoísta primero.

Photo credit: mariuskluonis.

Jul
27

No hay tiempo

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  2 Comments

no hay tiempoNo hay tiempo, claro. Ocho cosas sobre el tiempo:

0. Tu ídolo, tu padre, la canguro, el conserje, el camarero, tu jefe, tú, mi amigo Oscar y yo tenemos el mismo tiempo. Cuenta para todos igual. No se detiene para nadie, misma cantidad, misma velocidad. Otra cosa diferente es cómo lo inviertes.

1. Tu tiempo no vale más que el mío, el mío no vale más que el tuyo. Cuando el valor percibido por cada una de las partes es ignorado, va a haber un problema. Cuando el valor es percibido de diferente manera por cada persona que interactúa, va a haber un abuso. Cuando el tiempo es percibido solo en una dirección, va a haber una injusticia.

2. Aprovechar el tiempo no tiene que ver con estar ocupado o ser productivo, tiene que ver con hacer aquello en lo que importa invertir el tiempo del que dispones.

3. Si no dominas “tu” tiempo, “el” tiempo te dominará a ti, será doloroso. mucho. Para dominarlo debes empezar a detener aquello (personas y cosas) que se apodera de tu tiempo sin tu permiso.

4. Procrastinar es la mayor forma de malgastar tiempo valioso que existe. Seguido de cualquier distracción.

5. Echar carreras contra el tiempo es una manera inapropiada y poco interesante de malgastar tu preciosa y corta vida. Te aplastará.

6. No, no hay tiempo, mañana, o pasado, todos estaremos muertos.

7. Sí, si se puede llegar a todo, hay tiempo para todo cuando sabes que no hay tiempo.

No hay tiempo

¿En serio? Podría plantearte una hora entera hablando de excusas y pleitos, podrías escribir cerca de 10.000 palabras para intentar convencerte de que no hay tiempo. He vivido esto tantas veces. Tienes tiempo.

De hecho, tienes todo el tiempo, recursos, conocimiento e iniciativa para ser fascinante, para llevar una vida apoteósica.

Ser bueno, no, ser fascinante, eso es una elección.

Es una elección estar en movimiento siempre y no detenerte si tu alma no te lo dice. Es una elección verte a ti mismo como un ser sin límites. Es una elección no parar de hacer cosas hasta que todo el mundo sepa tu nombre. Es una elección parar y disfrutar del camino.

Sin ninguna duda, un día te quedarás sin tiempo. Eso está claro.

Entonces ¿A qué esperas?

Ve.

Fascina. Encanta. Maravilla. Tienes tiempo.

Supera el tiempo. Domina tu tempo. O sigue pensando que no tienes tiempo.

Tan simple como eso.

Photo credit: Wes Peck.

Jul
24

Cómo eliminar interrupciones constantes

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo, Productividad  //  1 Comment

Con el flujo de emails y llamadas que recibe un profesional a diario, se puede completar un día entero de trabajo sin haber hecho nada más que eso. Esto dejaría tu trabajo real sin tocar cuando acaba el día, quedaría fuera del juego sin ni siquiera jugar. ¿Te suena?

Cómo eliminar interrupciones constantes

Sobre eliminar interrupciones constantes

¿Quieres lograr un paso más allá en tu ultraproductividad en el camino hacia tu más alto rendimiento? Debes eliminar interrupciones constantes. Aquí voy a explicarte 5 maneras de hacerlo:

1. Haz multitask solo en el trabajo importante

Si todo lo que haces es responder emails, llamadas de teléfono, abrir la puerta para que otros vengan a ti a preguntarte, estar pendiente de las redes sociales. Y todo al mismo tiempo, estás perdido. Cuando probamos a hacer diferentes cosas al mismo tiempo es difícil tener éxito si no estás enfocado por completo, vale, imagina si esas cosas además son esas distracciones de las que hablamos. Estás perdido.

2. Entiende cual es tu responsabilidad núcleo

Cuando empiezas el día, antes de que dediques el tiempo a alguien o algo, escribe en un papel cual será la tarea que liderará tu día. Si tu núcleo no es escribir emails, desconecta tu correo, si no es hacer llamadas, silencia tu teléfono. Si no es atender ninguna de las reuniones programadas, cancélalas. Haz lo que necesites hacer para permitirte enfocarte en esa tarea núcleo, por ejemplo: ampliar las áreas del business plan que estás desarrollando.

3. Programa tu trabajo

Cuando conoces tu núcleo de responsabilidad para el día, reserva el tiempo necesario para trabajar en ello. Importante: protege tu calendario contra el resto del mundo. No es solo sobre desconectar whatsapp, rechazar invitaciones a reuniones, eventos y presentaciones o colocar “ocupado” en tus días.

Necesitas que la gente de tu alrededor conozca tus prioridades y limitaciones. Cuando haces saber lo que te preocupa y te despreocupa, el mundo se adapta (no tiene más remedio) a ello. En mi caso programo por lo menos tres horas de trabajo núcleo al día y poseo objetivos y barreras.

4. Confía, delega y lidera

La mejor forma que conozco de eliminar distracciones y ser muy eficiente con tu trabajo importante es delegar trabajo innecesario, confiar en que otros lo hará mejor que tú y liderar equipos hacia objetivos comunes que aglutinan todas las tareas que no son críticas para ti, ni para todos.

He conversado con muchos directivos que piensan que delegar les llevará a más interrupciones, qué gran equivocación. Un claro signo de que no hay confianza ni liderazgo real.

Necesitamos educar al management (y más arriba) en hacer un mejor trabajo. Partiendo desde asignar responsabilidades, instruir en que preguntas realizar para comprobar el trabajo y cuando hacerlas, y en pensar sobre la inversión en tiempo a largo plazo.

5. Evita eventos (de cualquier clase) no alineados

Reuniones, presentaciones, cafés, comidas de negocios, conferencias, eventos de networking, bodas y otros actos sociales similares. Si no están alineados con tus responsabilidades núcleos, di no y continúa haciendo tu trabajo.

Si preguntaras a todos y cada uno de los asistentes a todos estos eventos si su presencia allí está estrechamente conectada con su responsabilidad núcleo, te darías cuenta de que por lo menos el 70% está allí siguiendo un rumbo erróneo.

No hay ninguna ciencia misteriosa en eliminar interrupciones constantes, básicamente tiene que ver con ignorar el “solo un momento”.

Photo credit: Zak Cannon.

Jul
18

12 súper-hábitos para alcanzar el alto rendimiento

By Isra Garcia  //  Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  No Comments

¿Conoces esas personas que alcanzan su más alto rendimiento, son ultraproductivas y poseen un estilo de vida y trabajo que sobresale del resto? Consiguen lo que consiguen porque han desarrollado varios súper-hábitos que les hacen mucho mejor que al resto.

alto rendimiento - 12 súperhabitos

Sé el high performer – 12 súper-hábitos para conseguirlo

El “high performance” empieza con mentalidad y consciencia que se traslada a cosas que haces. Una vez que lo tienes, adquirirás los comportamientos, y entonces se convertirán en acciones. Te aseguro que cualquiera puede convertirse en un “high performer”, para hacerlo debes hacer estas 12 cosas.

1. Se centran en lo que marca la diferencia

Los high performers son ultraproductivos, poseen objetivos claros para lo que quieren y una visión para aquello que quieren conseguir a largo plazo. Se centran en lo que importa y se dan cuentan que solo el 20% del trabajo es el trabajo importante. El 80% restante no marca la diferencia.

2. Trabajan en importante, no en urgente

Si te dejas llevar por las urgencias que no son decisivas, acabarás invirtiendo tu tiempo en luchas innecesarias y no en hacer justo ese 20% que maravilla.

3. Pasan tiempo planificando sus días

Sé meticuloso en planificar tus items “to-do” alrededor de tus compromisos, citas, reuniones o eventos. Establece objetivos sobre lo que quieres conseguir en todos ellos, para asegurarte de que cada uno de esos actos merecen la pena.

4. Entienden donde encontrar lo que necesitan cuando lo necesitan

No necesitas hacer crossfit, o Bikram Yoga, o seguir una alimentación macrobiótica para alcanzar el alto rendimiento. No necesitas tener 27 APPs que midan de todo, lo que necesitas es una estructura de trabajo que te permita poder optimizar tus esfuerzos. Mide aquello que tiene más impacto sobre tu rendimiento y coloca al principio todo aquello que más impacta.

5. Emplean sistemas

Cuando sistematizas los aspectos más mundanos de tu vida, liberas tu cerebro, ganas tiempo y poder. Te hablo de colocar en rutina las cosas que no aportan significado pero son necesarias. Lavar la ropa, cocinar, doblar y guardar la ropa, comprar, cepillarte los dientes o vestirte. Piensa cuanto rendimiento pierdes cuando te enfocas en qué vestir o qué vas a desayunar. Reclama de vuelta esos recursos tan valiosos creando sistemas que piensen por ti.

6. Cada segundo cuenta

Esos 10 minutos antes de la siguiente reunión, las tres horas que pasas en el aeropuerto porque tu avión se retrasa, los 30 minutos que esperas en el coche hasta que tu ligue aparece, el tiempo que empleas en el taxi, todo eso es un impulso para trabajar en todo aquello que te haga alcanzar el máximo rendimiento. Para mí los aeropuertos son el lugar idóneo para meditar, practicar DeRose Method o incluso – en los más amplios – para hacer algunas sesiones de running. Si fuera tú, llevaría una lista llamada “cada segundo cuenta”, en ella llevaría las cosas que te hacen alcanzar tu máximo rendimiento: dormir, comer, meditar, etc.

7. Solo conversaciones con propósito

Pues eso.

8. Hacen las cosas que no quieren hacer

Aveces necesitas besar a la rana. Sobrepasar la procrastinación – por lo menos la mayoría del tiempo – es esencial para alcanzar el high performance (alto rendimiento).

9. No son perfeccionistas

En el corazón de la procrastinación, esta es la raíz: perfeccionismo. Deja que fluya, aunque suene bonito, así es. La perfección es inalcanzable y solo conseguirás quedarte petrificado en el momento que tengas que empezar algo en serio. Ejemplo: tu lugar de trabajo no necesita estar perfecto todo el tiempo si no quieres, y tu propuesta no necesita 10 borradores.

10. Permiten vacíos en su agenda

A veces te pierdes cuando vas a una reunión. A veces las reuniones se alargan. A veces surge un incendio con tu cliente. A veces necesitas rehacer algo por completo o solo remodelarlo. A veces necesitas tiempo para pensar. Las personas que trabajan en el high performance dejan tiempo para improvistos y planes de contingencia. Cuando encajas tu agenda sin dejar espacio libres, no hay duda que quedarás aplastado por el tiempo, porque si una cosa no funciona bien, tu agenda va corromperse por el resto del día. Date tiempo, el cual luego puedas emplear de manera inteligente.

11. Multi-tasking inteligente

Multi-tasking es vital cuando quieres ser Ultraproductivo y alcanzar tu alto rendimiento, pero para hacer que funcione deberías encontrar las actividades que emparejar. No prepararías un informe mientras conduces de camino a casa, pero si puedes comprobar tu email o escribir un recordatorio mientras te encuentras en una llamada. Las tareas deberían ser complementarias el sentido que usualmente, una tarea es más importante que la otra, y la otra pueda ser realizada con una cantidad limitada de energía y diversión.

12. Abandonan de forma estratégica

Los “high performers” no son aquellos que “nunca abandonan”. Los ganadores son los que abandonan en la mayoría de las ocasiones – son reflexivos y conscientes sobre abandonar. Abandonar de forma estratégica significa elegir las cosas que no deberías o no querrías estar haciendo porque no merecen tu tiempo. O delegar esas cosas que pueden ser completadas con mayor eficiencia por otra persona. Y eso significa algo más que liberar el tiempo.

Alto rendimiento, que fluya

Cada día que pasa, el alto rendimiento toma más protagonismo en empresas y personas. Es un torrente de energía que fluye a través de unos súper-hábitos, esa energía está canalizada en las cosas que realmente importan.

Photo credit: Christopher Ludtke.

Jul
14

El mejor turbo hacia la Ultraproductividad

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Lifestyle, Productividad  //  No Comments

Entrevista sobre Ultraproductividad para el Diario Levante EMV. Seis respuestas a seis preguntas relacionadas con el mejor turbo hacia la Ultraproductividad:

  • Qué significa la Ultraproductividad.
  • La improductividad de España.
  • Cómo trabajar mens producir más y mejor.
  • Cómo hacer multi-tasking si quedar sobrecogidos por la situación.
  • La importancia del egoísmo.
  • Por qué ser una persona Ultraproductiva.

El mejor turbo hacia la ultraproductividad

Cuando presento, escribo, expongo, discuto o explico la esencia de la Ultraproductividad, la mayoría de personas quedan sorprendidas. Esto sucede porque no va sobre lo que piensan que es obvio, encontrar trucos para ser más productivos en el trabajo, lograr mejores resultados empresariales. Encontrar maneras de optimizar las tareas que se agolpan a diario en nuestra profesión. Esto es importante, sí, pero es tan solo una parte del todo.

El mejor turbo hacia la Ultraproductividad es tu propia salud y aquello qué hagas para mejorarla cada día, es también el estilo de vida que seas capaz de crear, entorno a tu forma de vida, dentro y fuera del trabajo. Hablo de acciones diarias como los micro-momentos, mindfulness, wellness, deporte, alimentación, descanso, etc.

Entrevista Ultraproductividad Levante

entrevista-ultraproductividad-Is-garcia El mejor turbo hacia la ultraproductividad

Si logras colocarte a ti mismo al frente de tus prioridades, alcanzarás la Ultraproductividad, con práctica, trabajo, análisis y esfuerzo, con mayor rapidez.

Entrevista original: Diario Levante.

Jul
7

Cuatro formas de dar un NO

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Lifestyle, Negocio, Productividad, Vida  //  No Comments

cuatro formas de dar un no¿Por qué “dar un no“? Hay una razón por la cual aprender a dar un “no” es vital. La vida nunca para de lanzarnos ofertas y oportunidades que necesitamos rechazar.

Dar un no, imprescindible

Cada día hay más de todo, más trabajo, más posibilidades, más herramientas, más ventajas, más, más, más. Ante todo, encontrar maneras de dar un NO educadamente, es esencial.

Aquí hay cuatro formas de dar un NO, son cuatro tipo de “noes”, para cuatro tipos de ocasiones diferentes. Aprende cada uno de ellos y luego elige la ocasión para usarlos dependiendo del contacto y la fuerza – o debilidad – de tu interés.

1. No contundente

En ocasiones te encuentras en situaciones donde está claro, donde tu respuesta es un definitivo “no gracias” o “no, no soy interesado” o “no” (sin nada que añadir), eso es todo. En esos casos, muchos de nosotros tenemos problemas en ser tan categóricos en la forma de rechazo como deberíamos ser, preocupados de que estropeemos la relación, la otra parte se enfade o herir la reputación o credibilidad.

Decir esa clase de no no es algo que sale naturalmente de la mayoría de las personas. Este “no” no es personal, es una exhibición del dominio de tu vida. Además, decir no claramente y rápidamente hace un favor a la parte que ofrece. La libera del compromiso contigo y puede buscar otra alternativa.

Ejemplo:

No quiero estar en un nuevo equipo de trabajo. Estoy feliz haciendo lo que hago ahora, mi papel con el nuevo equipo está repleto de tareas que no son de mi dominio y estarán cargadas de demasiado estrés. No quiero sacrificar mi felicidad, mi confort y tiempo con mi familia por un mayo retorno económico.

“No contundente” sin sonar muy duro.

2. No moderado / suave

Esta es la situación más común. Es cuando finalmente acabas haciendo las cosas que no te gustarían hacer, tristemente.

No quieres mostrar que estás a la defensiva. La clave para entregar el “no moderado / suave” es reunir las razones de tu escepticismo y explicar que información necesitarías para dar una buena respuesta.

Ejemplo:

Si tengo que participar en este proyecto, necesitaría entender más sobre todo lo que representa, equipo, roles, proyección, qué vendemos, objetivos, retribución económica, entonces podré pronunciarme sobre la decisión final que tomaré.

Aquí muestras tus dudas de forma educada, evitando de nuevo cualquier aspecto personal, y dejando claro qué necesitarías saber para tomar una posición final.

3. No, pero…

Este es más condicional y tiene que ver con una serie de requisitos que la otra parte debe cumplir para tú acceder y convertir el “no” en un “sí”.

También sirve como un “no” que tiene probabilidades de convertirse en un “sí” si tu varías el significado de la oferta u oportunidad que te presentan.

4. No, ahora…

A veces dices “sí” a algo que sabes que no va a resultar pero podría funcionar con condiciones o incluso más adelante. Muchas veces las ofertas u oportunidades que se nos plantean vienen con fecha de caducidad. Sin embargo, hay maneras de extenderlas o renovarlas más adelante.

Se trata de explicar que es lo que te previene de aceptar la oportunidad ahora, porque sí te interesaría próximamente. Di no y sugiere términos para revisarla más tarde y encuentra un punto intermedio que funcione para la otra parte y para ti.

Este “no” manejable porque refleja la importancia que el tiempo juega en tu vida. Nuestro trabajo tiende a enviarnos en la dirección opuesta, ver blanco o negro, y no siempre es así.

Pase lo que pase, esto solo son algunas maneras de decir no, la clave está en evitar como sea ese “sí” del cual nunca dejarás de arrepentirte.

Photo credit: Marc Falardeau.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+