Browsing articles tagged with "inconformistas archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Oct
26

Cada día

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  1 Comment

Cada día mejoro, crezco, aprendo, fallo y soy consciente de tanto como puedo.

Cada día me desafío, experimento conmigo mismo y con lo que hay a mi alcance. Con cosas que tienen sentido y otras tantas estúpidas y ridículas.

cada día - isra garcíaSí, cada uno de esos días me frustro, venzo y gano, pierdo, bajo los brazos, los alzo, me presiono hasta la extenuación. Si creo que es demasiado, me detengo y me recompenso, si creo que no es suficiente, sigo un poco más.

Cada día me exijo más que le exijo a ninguno otro en este mundo. Entonces, me desanimo, me animo, me contengo, me desato, me inclino hacia delante y me lanzo, reculo y reflexiono, destapo mi consciencia e inconsciencia. En cada uno de los días. Consistencia e inconsistencia.

Ahora, cualquier día es todo, cada día todo sucede, así que ni siquiera estoy todo el tiempo en un extremo ni en el otro, estoy en ambos, cada día, de forma constante, coherente, leal y auténtica, desde dentro. Al nacer de un nuevo día me encuentro con la oportunidad de hacer pequeñas modificaciones. Esas modificaciones son como un test A/B, la cuestión es probar que soy capaz de crear y hacer.

Ese es mi día y eso es lo que cuenta para mí, nada es duradero, nada es corto, nada es total, nada es siempre, nada es nada. No hay un peor ni un mejor, hay un Isra, un todo y un nada.

Cada día. Es día uno.

Ojalá siga así.

Sep
23

Genial

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  1 Comment

genial¿Lo planes cambian y nadie te avisó? Genial, ahí tienes una oportunidad para adaptarte.

¿Hay un problema y no tiene solución? Genial, ya puedes dedicarte a otra cosa.

¿Has perdido todos tus ahorros y te encuentras en la bancarrota? Genial, esto te preparará mejor para lo que venga después.

¿Nadie te elige, estás solo y no tienes recursos? Genial, es la hora de elegirte a ti mismo.

¿El marketing que realizas no funciona, no impacta y te está costando una fortuna? Genial, intenta diferente.

¿Hace meses que no puedes llevar una vida tranquila? Genial, abraza el desconcierto.

¿Estás en medio de graves problemas financieros y no sabes cómo vas a llegar a final de mes? Genial, esto te ayudará a ser más ingenioso, creativo y perspicaz.

¿Muere un familiar de forma inesperada y trágica? Genial, un recordatorio que la vida es más corta que nunca.

¿Pierdes tu trabajo y a tu pareja a la misma vez? Genial, todo pasa por alguna razón.

¿No fuiste promocionado en tu trabajo? Genial, busca uno nuevo en que que sí te valoren.

¿No obtuviste la recompensa que merecías? Genial, esto significa que hay algo que falló.

Alguien te cuenta sus problemas, vives algo complicado. “Genial”, sigues vivo. Aprovecha.

Genial

Sí, “genial”. Porque para hundirnos en la porquería ya está el resto del mundo.

Siempre que alguien venga a ti, con cualquier complicación, complejidad o problema, responde “genial”. Porque de la otra manera solo vas a conseguir agrandarlo y dificultarlo.

No necesitamos más barreras de las que ya hay, lo que necesitamos son personas que las levanten o las salten sin miramiento alguno.

Cualquier cosa que suceda puede ser genial si la enfocamos desde la perspectiva correspondiente. Todo viene y va, nada es grave a menos que tu permitas que lo sea.

Imagen atribución: Wikimedia.

Sep
10

Inconformistas extraordinarios que realizan trabajos ordinarios

By Isra Garcia  //  Brillantez, Mapmakers  //  No Comments

inconformistas extraordinarios - inconformidadNo importa dónde, ya sean jornadas de trabajo con equipos multidisciplinares, con consejos de dirección, con gerentes, directivos, incluso con colegas o público, siempre encuentro una estadística alarmante. Al menos un 50% de personas son profesionales que están bastante más por encima del trabajo que realizan. Ya sea por capacitación, especialización, principios, ética o consciencia. Se esfumó su inconformidad,

Estamos en medio de la poco fructífera búsqueda de personas inconformistas dispuestas a aceptar trabajos ordinarios.

A partir de publicar el libro Inconformistas, hemos recibido muchas preguntas similares a estas:

  • “¿Cómo podría encontrar y contratar a este tipo de personas para mi empresa?”
  • ¿Cómo me convierto en ese tipo de inconformista que posee un mejor trabajo?”
  • “Cómo obtener el trabajo que merezco?”
  • “¿Cómo desarrollar puestos de trabajo que encajen con esos perfiles?”

¿Cómo responderías a todas esas preguntas?

Inconformidad empezando por nosotros mismos

Es poco razonable esperar un trabajo extraordinario de alguien en quien no confiamos que pueda crearlo.

Es ilógico encontrar alguien con mucho talento que ayude a tu negocio, cuando tu organización está optimizada para contratar y mantener en plantilla a personas que solo quieren trabajar para ser pagadas.

Es impensable esperar que entrenarás a increíbles personas cuando no les das el espacio para cambiar, fallar y crecer.

Y sobre todo, es absurdo pensar que encontrarás agentes del cambio e inconformistas, si inviertes la más mínima cantidad de tiempo (y dinero) en encontrar a personas que son como el resto, buenas y ya.

Construir un negocio extraordinario requiere instinto, valentía y atrevimiento. El instinto de confiar en el equipo, tratantes con respeto e invertir unos recursos extensos en encontrar, retener y alimentar a inconformistas que buscan la grandeza. La valentía de arriesgar, practicar estos pasos y creer en ello aunque tengas dudas. Y el atrevimiento de ser el inconformista que te gusta cuando lo ves en los demás.

Atribución imagen: Mamen Diaz.

Sep
3

Estoy dispuesto

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  2 Comments

estoy dispuesto a sobresalir¿Estás dispuesto a crear un lugar digital que posea tu propia voz? ¿Dónde escribas con el corazón? ¿Dónde defiendas tus posiciones y te expongas al mundo? Puede ser una web, un vlog o un podcast.

¿Dispuesta a llegar a tiempo con un trabajo sobresaliente?

¿Dispuesto a convertir tu inquietud en algo valioso para ti y otras personas?

¿Estás dispuesta a utilizar tu tiempo libre para crear las oportunidades con las que sueñas?

¿Vas a estar dispuesto a aprender una lección diaria? ¿Con los fallos y errores que vendrán detrás?

¿Sigues dispuesta a usar Internet como una herramienta para conectar con personas?

¿Estás dispuesta a crear algo con tus manos? Algo provocador.

Me gustaría escucharte decir algo como esto

Estoy dispuesto a dejar mi trabajo actual si es necesario. No me importa mientras eso me haga andar el camino que me pertenece.

Debo estar dispuesto a fallar, a no ser aceptado, a ser rechazado, a ser ridiculizado. A no ser suficiente, a ser minimizado, a autosabotearme. Sí Isra, estoy dispuesto a nadar contra un mas de cínicos y críticos destructivos, incluso a pelear a diario con el anymore de todos ellos, yo mismo. Sí Isra, estoy más que dispuesta, no tengo otro remedio si quiero marcar la diferencia y apropiarme del lugar que mi vida tiene reservado para mí.

Estoy dispuesto

Si tuvieras que hacer alguna de estas cosas, o estar dispuesto a dejar todo lo que más aprecias, si tuvieras que tomar esa decisión ¿Lo harías? Si…

La respuesta es sí, genial. Toma la decisión como si ya estuviera pasando.

La respuesta es no, empieza a entrenar ahora mismo, porque esa podría ser la respuesta de tu insatisfacción.

Si trabajo cada día en este tipo de decisiones y punto de vista durante 20 minutos al día, en seis meses no solo estarás dispuesto/a, sino preparado/a y habrás avanzando más que la mayoría de tus colegas, jefes o referentes.

Estoy dispuesto es más determinante que soy capaz.

Extra

Estoy en Santo Domingo, el lunes comienza una semana de conferencias y talleres de la mano de la Vicepresidencia de la República Dominicana. La mayoría son abiertos al público. Si estás en Santo Domingo o alrededores y/o conoces a alguien que pudiera interesarle asistir, contacta a través de los comentarios de este post. No, no hay streaming, y no, no lo siento.

Atribución imagen: Louiscrusoe.

Ago
20

El daño de las esperanzas

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo  //  No Comments

ganar por casualidadLa esperanza en el mundo de los negocios es algo esencial pero a menudo perjudicial. Nos lleva a seguir el mapa de otros. Nos desenfoca en el proceso hacia ser inconformistas. Son ese tipo de esperanzas que nos lanzan al fracaso. Es la esperanza de que las cosas cambien mañana. Hay mucha de ese tipo de esperanzas. Todas ellas son más dañinas que útiles. Ganar por casualidad no es una opción.

Es la esperanza de ganar un juego en el que no estás participando.

Como emprendedor te acercas a un inversor potencial. Dices: “disculpa” y entonces, lanzas un pitch de entre quince y veinte minutos que nunca (lo siento, nunca) logrará que el inversor diga: “genial, aquí tienes una inyección de dos millones de euros para que los utilices a tu manera”.

Piensa sobre la idea, esa que ha sido rechazada en doce ocasiones. Piensa en enviar un resumen de la idea a treinta marcas potenciales. ¿Qué esperas de todo esto? Quizá, estás esperando ganar el juego al que ni siquiera has decidido participar. Ese juego que te toca ganar de forma aleatoria entre diez millones de posibilidades.

Pienso que merecemos algo mejor que la esperanza evanescente de ganar en el juego equivocado.

Si como yo luchas contra las falsas esperanzas, lucha contra la probabilidad remota de ser golpeado por una cada vez más caprichosa fortuna. Entonces te darás cuenta que nuestro instinto se basa en estar dispuestos a establecer una alternativa positiva para integrarla en un sistema que te permitan lograr metas. Confundiendo la matemática de la situación con otra persona intentando cerrar la puerta en tus narices.

Ganar por casualidad

Puedes, o bien trabajar en ti mismo hasta un punto donde no necesites una esperanza, o puedes jugar un juego diferente. Lo que ese seguro es que depositar tus vida en esperanzas no merece el esfuerzo que has hecho hasta ahora.

Nespresso no se ha convertido en Nespresso porque fue descubierto por George Clooney cuando empezaron. No, Nespresso conectó. Crecieron exponencialmente, reinventaron la experiencia del café y empezaron abriendo una tienda detrás de otra. Reajustaron, corrigieron, midieron, mejoraron y repitieron. Día a día, rediseñaron su camino hacia el triunfo. No ganaron solo por casualidad.

¿Qué oportunidad hay de que Pete Cashmore o Brené Brown accedan a ser tus mentores? ¿Qué probabilidad tienes de que Warren Buffer invierta en ti? ¿Cómo invertir tus energías esperando y deseando que llegue el hada madrina? Tienes prisa, pocos recursos y estás en un camino sin salida.

Cuando alguien te anima a evitar el hecho de ganar por casualidad, no es que estén criticando que tu idea o cohibir tu fe o robarte tus esperanzas. Lo que sucede es, que en lugar de eso, están dejándote saber, que ese tipo de “atajos” son raramente dependientes (o muy cortos). Y que entonces, si quieres triunfar, quizá, deberías seguir el camino más largo, menos deliberado y menos mágico.

Si tu libro, música, local o cualquier negocio merece realmente tu energía y tu pasión, no lo devalues dejando su futuro en una lotería al azar.

Puesto de otra manera: encanta a la comunidad que ya posees, maravilla a los clientes potenciales que puedes alcanzar. Asombra a los pequeños inversores que ya te conocen lo suficiente como para escucharte. Toma tu propio permiso y trabajo. Los saltos imposibles solo quedan bien en las películas, porque de hecho, el triunfo no vendrá de ganar por casualidad, sino de encontrar un camino que se anda un paso detrás del otro.

Atribución imagen: Freaktography.

Ago
15

Convencido sin remedio

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Mapmakers  //  4 Comments

Estoy convencido de que la solución al problema está a nuestro alcance.

Estoy cada día más convencido que estamos en el camino correcto.

Estoy cada día más convencido de que podemos ser fascinantes durante 5 minutos al día.

Estoy convencido de que se puede sentir más.

Estoy convencido de que se pueden desarrollar nuestras habilidades hasta unos límites todavía insospechados.

Estoy cada más convencido que podemos vivir mejor.

Estoy convencido de que podemos diseñar nuestro estilo de vida a nuestro complejo antojo.

Estoy convencido de nadie te puede parar si tú no lo decides.

Estoy cada día más convencido de que podemos hacer más de lo que otros que vinieron por detrás hicieron

Estoy convencido que hay que trabajar con gente más preparada y especializada que tú.

Estoy convencido de que para amar a otra persona hay que sentir admiración

Estoy cada día más convencido de que cada vez hay más personas dibujando su mapa.

Estoy convencido de que la batalla está dentro de nosotros.

Estoy totalmente convencido de que puedes cambiar lo que sea, pero pagarás un precio por ello.

Estoy más convencido que nunca que si ganas la mañana, ganarás el día.

Estoy más convencido que nunca que si encantas a tus clientes no tendrás que preocuparte por hacer demasiadas promociones.

Estoy más convencido que el alto rendimiento es la llave maestra.

Estoy convencido de que cuidar a tu equipo es la forma más astuta y efectiva de cuidar a tus clientes.

Estoy más convencido que nunca de que puedes llegar a todo lo que te propongas.,

Estoy más convencido que antes de que cualquier proyecto es realizable si lo divides en micro bloques.

Estoy convencido de que las luces se apagarán antes de lo que imaginamos.

Estoy convencido de que no somos lo libres que presumimos.

Estoy más convencido que nunca que seas cual sea tu trabajo, puedes ser excelente.

Estoy convencido de que no necesitamos nada, lo tenemos todo.

Estoy mucho mucho más que convencido de que si piensas hacer algo importante, vas a tener que elegirte.

Estoy más convencido que nunca que no sabemos hasta donde nuestro cuerpo, mente y espíritu puede llevarnos.

Estoy convencido por demostración

estoy convencido

Hace tiempo que dejé de creer, imaginar o soñar, me forcé a mí mismo a creer a base de resultados. A través de tests e intentos, convertí mi vida en un gran experimento que a su vez contenía diferentes micro-experimentos, fallidos y exitosos. La suma de todo esto es el resultado de cada uno de mis días. Eso me ayudó a dejar de esperar y empezar a producir cosas que ayudarían a convencerme de lo que sí funciona y lo que no. Lo que puedo hacer con lo que sé y lo que no. Aquello que puedo llegar a saber y aprender para llegar un poco más lejos, y las barreras que todavía no entiendo. Muchos mitos fueron derrumbados, en su lugar emergieron nuevos desafíos. Comprendí los límites reales de nuestras vidas, ninguno.

Busqué y encontré. No he dejado de ser consciente, tampoco he dejado de ser obsesivo. Cuando digo que estoy convencido de algo, lo digo porque lo he probado. Cuando hablo de algo es porque lo he vivido y lo he practicado. Cuando creo es porque lo he hecho. El resto de cosas son una incógnita para mí, ni imposibles, ni posibles. No me planteo abandonar, ni empezar. Si no lo sé, o me callo y escucho o digo “no tengo ni idea”. Si lo sé, probablemente me calle, no es necesario hablar o decir tanto.

Estoy convencido de voy a seguir experimentando con cualquier cosa que encuentre en este viaje.

¿Tú?

Atribución imagen: El País con Tu Futuro.

Ago
5

Saltar da miedo cuando saltas por primera vez

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Sí, saltar da miedo. Da miedo cuando saltas por primera vez. Cuando saltas por primera vez y tu paracaídas no se abre, demonios, claro que da miedo. Atemoriza. Cuando saltas por tercera y cuarta vez y tu paracaídas no se abre, no pierdes los nervios, sabes que puede ser algo esperado y trabajas con calma para remediarlo, todavía te quedan unos dos mil metros para aterrizar. Ya, pero saltar da miedo.

saltar da miedo cuando saltas por primera vez

Saltar da miedo

Da miedo cuando abandonas tu trabajo por la oportunidad remota de seguir tu pasión. Igual que cuando abres una tienda, está llena de clientes y nadie compra. O cuando intentas ser habilidoso en cualquiera que sea el arte o materia. El paracaídas no se va a abrir a la primera de cambio. Incluso ocurrirá que en ocasiones no se abra en absoluto y te golpees más de una vez contra las rocas. Solo espero que no sea demasiado fuerte. Saltar da miedo porque podrías quedarte en el intento. Si piensas eso es porque quizá nunca has saltado.

Si nunca saltas nunca podrás abrir tu paracaídas. Estarás a buen recaudo. No tendrás que arriesgar. Permanecerás sentado en la butaca con el paracaídas comprimido y adherido en tu espalda, listo para ser abierto. Algún día. Todas esas habilidades, todo ese talento, genialidad, perspicacia y capacidades, empaquetadas y encerradas. Nunca te golpearásá contra el suelo, no sufrirás contusiones, pero si no saltas, nunca sabrás que pasará su lo haces.

Ellos saltaron antes que tú

Piensa en cada una de las personas que admiras, cada una de ellas saltó. Winston Churchill dijo una vez que la verdad es incontrovertible, maligna, ignorante, tácita, loca y ridícula, pero al final aquellos que la conocen y practican serán libres. Y la verdad es que todavía no has saltado, que todavía alguien controla tu destino. La verdad es que no estás dando tu máximo rendimiento. Es verdad es que no estás obsesionado con ser mejor. La verdad es que no sueñas con vivir la vida que mereces.  La verdad es que no eres un/a inconformista. No estás dibujando tu mapa, esa es la verdad.

Lo cierto es que la verdad te cazará, antes o después. Llamará a tu puerta y no tendrás más escapatoria. Ya no podrás saltar, pero de momento, si puedes levantarte de la cama cada mañana, puedes saltar, puedes poner tu alma en ello.

No puedes perder

Podría no estar aquí. Abandoné los estudios en bachiller. No llegué a obtener un graduado universitario. Tuve que comer pasta durante dos meses todos los días. Pedía aceite de oliva al restaurante Español que había al lado de mi casa en Brighton. He tenido 1€ en el banco en al menos ocho ocasiones que pueda contar. Nunca había tenido recursos, ni plan B o vía de escape. Sin embargo, nunca dejé de saltar, primero porque sabía que el riesgo de no hacerlo era mayor y segundo, no podía perder lo más importante, yo mismo. Desde entonces nunca he parado de saltar a nuevos lugares, aceptando el miedo que viene incluido. Ya no es novedad.

Saltar da miedo, solo cuando lo haces por primera vez, siguiente excusa.

Atribución imagen: santimolina.

Jul
23

Algún día

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  3 Comments

algún díaAlgún día te darás cuenta de que estás en problemas. Te darás cuenta de que no eras quien pensabas que eras, te darás cuenta de que no eras lo buenos que creías que eras. Aprenderás que eres mediocre. Reconocerás que estás roto. Fantástico, cuanto más pronto llegues a cualquiera de estas conclusiones (o a todas juntas) más pronto empezarás a mejorar.

Algún día te darás cuenta de que tienes sobrepeso y apenas puedes moverte del sofá o de la silla de la oficina. Ese es el día que despertarás, te levantarás y empezarás a cambiar tus hábitos saludables. Hay dos motivantes para el comportamiento humano, recompensa o dolor.

Algún día sabrás que esforzarse no va sobre trabajar más, sino trabajar mejor. Es estar dispuesta a abandonar algo, quizá importante, para obtener algo más grande. Algún día conocerás que las personas que más marcaron la diferencia siguieron mientras tú estabas de fiesta. Respondieron mientras tú estabas de vacaciones. Lanzaron mientras tú hacías la siesta. La paradoja es que no se privaron de ninguno de esos lujos tampoco.

Un día vivirás el sueño que ansías si no paras de intentarlo. Sin embargo, si te pasas el día leyendo revistas, viendo la televisión, frecuentando lugares de moda o viendo vídeos en Youtube, nunca vivirás nada interesante. No hay tiempo para descansos, todavía, si esperas tener un gran negocio, optar a un alto puesto directivo, ser dueño de tu tiempo o ser una artista revalorizada. Necesitas estar en el campo de batalla, no en las gradas. ¿Lo entiendes?

Pensarás ¿qué hay de vivir la vida? Y yo te diré ¿qué hay de no vivir la vida porque no ganaste los recursos necesarios para vivirla? Resuelve lo que tienes que resolver.

Muchos deciden que van a hacer cosas grandes, pero antes, establecen que van a irse de vacaciones a una preciosa isla llamada la “isla algún día”. De acorde a mi propia estimación, más de un 80% de las personas viven en esa isla.  Algún día desarrollaré mi talento. Algún día empezaré a ejercitarme. O studiaré lo que me apasiona. Algún día dejaré este trabajo que tanto me desgasta. Algún día dejaré de gastar con mi tarjeta de crédito. Viviré mejor. Si quieres lograrlo, es simple, sal de esa isla tan pronto como puedas.

Deja atrás esa isla y haz lo que tengas que hacer. Algún día te quedarás sin días.

Atribución imagen: Thomas Hawk.

Jul
10

El arte de abandonar

By Isra Garcia  //  Estrategia, Liderazgo  //  2 Comments

el arte de abandonarSi tuviera que señalar el punto de dolor que más daño hace a las organizaciones y marcas hoy en día. Sin duda sería el de no abandonar en el momento adecuado una estrategia que no está funcionando. El factor de no aceptar que hay que cambiar de estrategia. En estos tres últimos años, he visto miradas desesperadas de ejecutivos dispuestos a hacer cualquier cosa menos admitir que estaban equivocados. He intentado ayudar a empresas que reconocían que algo no estaba funcionando, pero eran incapaces de retroceder y empezar desde otro punto distinto. He conversado con equipos frustrados por el gran coste (tiempo, recursos, emociones, psicológico) que suponía abandonar y cambiar de estrategia. Al menos he conocido 35 emprendedores / emprendedoras suicidas que avanzaron con su idea / proyecto / negoció aún sabiendo que iban a fracasar y a caer con todo ello.

En ocasiones no es necesario persistir para hacer las cosas bien. El arte está en saber cuándo hay que abandonar y cuando no.

Hay cientos de personas y negocios que a diario deberían abandonar y no lo hacen. Para todas esas personas, para ti y para mí, hay un libro que es una obra maestra en el arte de abandonar. The Dip (Seth Godin). Qué fortuna haber comprado este libro en 2010.

La clave: saber cuando abandonar

Hay un momento adecuado en el que abandonar o seguir con más fuerza. Un momento en el cual dejarlo todo y partir o quedarse y defender la fortaleza hasta el final. El truco, el gran y complicado truco, es saber identificar cuándo optar por una estrategia o la otra.
Algo que es seguro es que puedes saberlo con más exactitud y rapidez experimentando de forma frecuente, a menudo en privado y otras muchas en público, e iterando en los fracasos. Así aprendes a saber cuando abandonar y cómo hacerlo. Aprendes a “cargarte” cualquier cosa que no funcione. Aprendes a ser un/a inconformista.

Te insto a pensar largo y tendido sobre esto. Revisa tu trabajo, tu estilo de vida, tus relaciones, tus proyectos y/o tu negocio y pregúntate – con una franqueza salvaje – que deberías abandonar y en qué deberías depositar más energías.

Mantra inconformista

Recuerda que la rendición forma una parte vital de cualquier estrategia, tanto como la victoria. Conocer cuándo rendirse o perder una pequeña batalla ha sido parte de cualquier gran triunfo. El truco es saber que importa de veras y no dejarlo escapar. El problema que tenemos viene por dos hechos: pensamos que todo importa y creemos que una partida es el juego.

¿Abandonar? Claro, bastantes veces, pero mantén tu foco en el primer premio.

Atribución imagen: Susanne Nilsson.

Jul
1

Poco común

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Mapmakers  //  No Comments

Es poco común apreciar cosas como estas:

Tender una mano de generosidad al fallar, en lugar de intentar dar una lección sobre cómo se deben hacer las cosas.

Evitar estallar de rabia ante un ataque a tu ego.

Aplacar el ansia de demostrar lo gran profesional que eres a la mínima oportunidad.

Equivocar “soy el número uno en mi trabajo ___________” con “estar haciendo bien las cosas en el campo de _________________”

Evitar caer en las pequeñas trampas.

Esquivar la decepción de las expectativas.

No permitir que emociones externas cambien tu estado de ánimo.

Planificar qué vas a fallar en tu mejor intento y aún así seguir.

Personas que trabajan en su inteligencia, su físico, sus emociones y espíritu, por partes iguales.

Profesionales que siguen a su corazón.

Intentar cosas diferentes durante los próximos 70 días, diferentes a la de los pasados 70 días.

Trabajar más duro en sí mismos que lo que trabajan en su ocupación profesional.

No desear que fuera más fácil, sino desear ser mejor.

Ignorar por completo las tendencias.

Aislarte de cualquier noticia sensacionalista.

Evadir las corrientes religiosas, políticas o deportivas.

Enfocarte solo en las cosas que se tiene la potestad de poder cambiar.

Crear nuevos estándares.

Perseguir la excelencia.

poco común

Poco común es el atajo

Poco común no está reservado para unos pocos, solo para los que son lo suficientemente valientes. Lo paradójico reside que estar fuera de lo convencional está al alcance de cualquiera. Justo como las cosas que más merecen la pena.

Decide ser poco común, es tu derecho ser poco común si buscas el riesgo y no la seguridad. Si rechazas ser un ciudadano zombie.

Las personas poco comunes no son distintas a ti, son más como tú, como yo. Solo que deciden adherirse a unas normas, valores, estándares, comportamientos o actuaciones fuera de lo visto regluarlmente.

Atribución imagen: Steve Bennett.

Jun
24

Déjalo salir

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Mapmakers  //  2 Comments

Encuentras un trabajo que sabes que es tu especialidad, de repente cuando empiezas te das cuenta de que no estás preparada. ¿Qué haces entonces? Hay algo que te dice: déjalo salir.

déjalo salirVas a una entrevista de trabajo con un cazador de talentos [Headhunter] para una oportunidad directiva única. Llegas y después de haber preparado dicha entrevista durante días, de repente encuentras un planteamiento que no imaginabas ni esperabas. ¿Cómo reaccionar entonces?

Llegas a visitar a un cliente para presentar una propuesta de servicios de empresa. El cliente está interesado, han habido varios acercamientos, hoy es el día crucial, el sí o el no. Una vez en la reunión, cuando empiezas a recitar de memoria el pitch preparado, el cliente dice “detente, esto no me interesa, ya me lo sé, quiero que vayas directo a resolver todas estas preguntas y a contarme cómo tu servicio va ayudarme en mis esfuerzos empresariales”. En ese instante, petrificado, te das cuenta de que no habías valorado la posible defensa de tu propuesta, entonces te quedas en blanco. ¿Qué vas a hacer después de quedarte paralizado?

Veintiocho años, acabaste la carrera, el máster y te ves en la puerta del INEM, desempleado/a. Toda una vida quejándote, montando manifestaciones, echando la culpa a los políticos. Subiendo fotos en Instagram y “chupando del bote” todo lo que puedes. Un día, el emisario de la miseria llega y te arrebata a la(s) persona(s) que más amas en este mundo. ¿Cuál será tu siguiente movimiento?

Cuarenta años, una posición profesional estupenda, una familia envidiable, tres hijos, una bonita casa, un buen coche. Toda una vida ahorrando y posponiendo hacer que cosas que sueñas sucedan, esperando a los 60 y retirarte. Un día, tocan a tu puerta y te encuentras con el mensajero de la muerte, ha venido a avisarte. En dos meses viene a por ti ¿Cómo vas a utilizar el poco tiempo que te queda?

¿Qué estás dispuesto hacer con tantas oportunidadecomo tienes a tu alcance y tan poco tiempo restante?s

Déjalo salir, ya

Si no te reposicionas a ti misma/o, vas a perder el mejor tiempo de tu vida.

Si quieres sacar partido de “esto” vas a tener que cambiar la forma en la que piensas, en la que funcionas. Cómo sientes, la manera en la cual lidias con las dificultades. Y la la razón de hacerlo es porque vivimos atascados entre compases de creencias y pensamientos limitados. Sí, y personas limitadas. Ideas limitadas. Filosofías limitadas. Trabajos limitados.

Escucha dentro de ti, con atención. Hay algo ahí adentro que dice: déjalo salir.

Deja que haya sentimientos.

Deja que haya vulnerabilidad.

Y cambios en las personas, libros, viajes.

Deja que haya luz.

Deja que haya genialidad. Inconformismo.

Todavía no has cantado tu mejor canción, no has cosido tu mejor vestido, no has realizado tu mejor actuación. No has jugado tu mejor partido, no has ideado tu mejor idea, no has diseñado tu mejor producto. Ni siquiera has soñado tu mejor sueño, has encontrado tu mejor amor o has soltado tu mejor sonrisa.

Estoy seguro que sea lo que sea aquello que está por salir, está en algún lugar dentro de ti. Déjalo salir.

Atribución: Ray López.

Jun
17

Pequeñas victorias y grandes derrotas

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  No Comments

pequeñas victorias y grandes derrotasTodo lo que somos y cómo somos proviene de pequeñas victorias y grandes derrotas. Cuando alguien se da cuenta de que has marcado la diferencia, es un éxito, parece como algo grande. Se siente como un gran momento. Sin embargo, siempre, esta vez sí es absoluto, siempre, viene de una serie de pequeñas victorias y grandes derrotas. Haz una lista con todos los éxitos que has tenido en tu vida hasta día de hoy. ¿Vinieron todos juntos? ¿Llegaron porque tuviste éxito antes de ese éxito? ¿Llegaron sin trabajar y no caer al saltar de cuerda en cuerda? ¿O llegaron desde derrotas dolorosas y significativas que te hicieron mejor, más disciplinado, consciente o aplicado.

Un día te das cuenta de que apenas tienes tiempo para vivir como deseas. No sabes quién eres y tu trabajo actual te mata por dentro. Entonces, tomas una decisión, voy a cuidar mi cuerpo, mis emociones, mi mente y mi espíritu. A la vez, voy a ponerle horas. Empiezas. No sabes cómo hacerlo. Te desesperas. No encuentras resultados. Te sobrepasa. No adquieres los hábitos. No llegas a nada. Entonces un día decides ir a por todas. Empiezas a perder peso. A ver las cosas como son, a darte cuenta del momento. A encontrar un poco de equilibrio. Y a partir de ahí, vas ganando cada día. Un día estás corriendo un maratón, meditando, cambiando a un trabajo que disfrutas y con dos giras libres cada día. No llegas a esa cumbre sin antes pasar por grandes derrotas y pequeñas victorias.

Pequeñas victorias – Empieza por hitos

Una forma de alcanzar cosas importantes es saber que esperas conseguir. Por ejemplo, si odias tu trabajo, establece un hito que dice “voy a cambiar de industria tres meses”. Ese sería un gran hito. Si quieres lograr más, sé más específico, añade pequeños pasos, recursos y pequeños objetivos.

Luego establece hitos más pequeños. Por ejemplo, ahorra algo de dinero para formación extra y aguantar mientras cambias de un trabajo al otro. ¿Cómo ganar ese dinero más rápido? Quizá con marketing de afiliados, o vendiendo en Amazon. Con ingresos extras alcanzaras pequeñas victorias y seguro alguna gran derrota. Esto te dirigirá hacia delante.

Entiende el proceso, no el fin. Establece pequeños hitos y ve a por pequeñas victorias, entre medio, asegúrate de experimentar grandes derrotas. Luego, asegúrate de conducir tus esfuerzos hacia hitos más grandes, la forma de conseguir grandes victorias.

Atribución: Sam Chua.

Jun
3

Nuestro problema contra la obsesión

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  1 Comment

El mensaje es, obsesiónate.

obsesiónateAsí es, vas a tener que obsesionarte quieres conseguir tu sueño. Si quieres alcanzar esa meta inalcanzable, adivina, vas a tener que obsesionarte. Si deseas alcanzar tu más alto rendimiento, vas a tener que obsesionarte.

Obsesiónate, haz lo que tengas que hacer, arrasa. Llévate por delante lo que tengas que llevarte. Destruye barreras, tumba muros, obvia todos los permisos, crea enemistades. Vas a tener que hacerlo si pretendes llegar donde desearías llegar en el más salvaje de tus sueños.

La mayoría de los nuestros no está de acuerdo con que la obsesión es algo positivo. No sirve para formar grandes equipos, no sirve para crear negocios que sobresalen. El problema es que no es exactamente así.

Piensa en cada empresario, actriz, músico, político o icono que ha marcado la diferencia y ha conseguido algo que otros no han conseguido. ¿Talento? En algunos casos. ¿Obsesión? Casi siempre. Cada día fallamos porque pensamos que si queremos hacer historia no debemos obsesionarnos con ello. ¿En serio? Usamos la información que tenemos para manejarla a nuestra manera y convencer a pequeños y mayores que con un poco es bastante. No.

Obsesiónate o descansa en paz

¿Quieres inventar algo que cambie de forma radical el cambio climático? Tendrás que obsesionarte con ello y apartar todo lo demás a un lado. ¿Vas a convertirte en la persona que inventó la cura definitiva para el ébola? Necesitarás ser esa persona obsesiva que se ha aislado durante años de familiares y amigos. ¿Deseas ser el profesional que reinvente Internet y la próxima frontera? Deberás obsesionarte con ello hasta casi perder la cabeza.

Personas de diferentes contextos étnicos, hombres y mujeres o mayores o pequeños. Cualquiera puede alcanzar la habilidad de obsesionarse con cambiar las cosas que importan.

Está demostrado, las personas que se obsesionan con lograr algo que beneficiará a otras miles de personas viven una vida más plena e intensa. Obsesiónate por algo que ensalce tu alma. Obsesiónate por el próximo avance científico. Por la siguiente mejora dramática en la seguridad de los niños en un coche. O por el nuevo empujón extremo en la calidad de la educación actual.

Cada vez que alguien me pregunte, “¿cómo crear una mueca en el mundo?” Voy a tener muy clara la respuesta.

Photo credit: .scooter.

May
26

Lo mejor de ti

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Brillantez  //  No Comments

Es muy fácil bajar los brazos. Es todavía más fácil dejar que alguien nos haga bajarlos. Seguro, es fácil conformarnos con algo un poco más relevante de lo que hubiéramos pensado que podríamos alcanzar. Es facil desistir de hacer lo mejor que podamos. Es fácil escuchar algo como:

  • “Hiciste lo que pudiste”.
  • “Ya cambiaste algo, no fue mucho, pero hiciste algo que otro no hicieron”.
  • “Hey, lo hiciste lo mejor que pudiste”.
  • “No fue tal mal del todo”.
  • “No te culpes, fue tu mejor intento”.
  • “Nadie podría haberlo hecho mejor que tú”.
  • “Al menos pusiste pasión”.
  • “Para ser sinceros, fue mejor de lo que esperábamos”.

Lo mejor de tiSi, aunque no es un gran consuelo, porque falla al explicar cómo podrías mejorar y hacer algo serio y magnífico. Conformarte con hacerlo lo mejor que otros esperaban de ti, no te garantiza un récord mundial. Tampoco te ayuda a romper barreras si lo que has hecho ha sido no poner mucho más esfuerzo en superarte a ti mismo. Intentar algo sin hacerlo a fuego te hace como el resto. Probar algo sin ser tu mejor versión posible, no es la mejor forma de invocar una cantidad de energía descomunal para crear algo que nunca sido creado antes. Sin tu mejor tú, no habrá manera alguna de poder inyectar el cuidado y amor que los seres humanos necesitan para ser salvados.

Lo mejor de ti mismo es necesario

Tengo miedo de que te falles a ti mismo/a. Sobre todo cuando defines “lo mejor de mí” como aquello que haces cuando depositas mucho esfuerzo en una tarea. Solo eso no sirve como indicador.

De hecho, podríamos no necesitar mucho esfuerzo, sino una cantidad inmensa de esfuerzo. Una cantidad irrazonable de preparación y una cantidad absurdamente elevada de enfoque. Espera, incluso así, podría no haber mucha oportunidad para que lo lograses.

Es muy posible que no merezca la pena tanto compromiso. O incluso el riesgo o el miedo de quedarnos solos y aislados en construir algo que pudiera ser lo mejor de nosotros mismos. Sin embargo, cuando nos comprometemos a eso, cambiamos las cosas, no hoy, no mañana, pero las cambiamos.

Estás aquí para cambiar las cosas

“No merece la pena cambiar las cosas” o “¿para qué intentar dar lo mejor de mí mismo/a?” es en realidad más honesto y poderoso que fallar mientras apuntamos hacia ser demasiado mediocres. O nos enfocamos en algo sin ganas.

Stand OUT Program podría ser un buen lugar para empezar. Aquí puedes ojear algunos momentos destacados en Alicante.

Si no lo haces, no pasa nada, pasarás sin pena ni gloria, porque pasarás. Desde el minuto que naces estás muriendo, lo mires como lo mires. Cambia las cosas, porque no vivirás demasiado.

Vídeo: Félix Pascual. – Foto: Juanjo Ferres.

May
14

Sé primero y último

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo  //  6 Comments

¿Sabes por qué no consigues llegar donde quieres? Porque sigues haciendo lo mismo que hacías hace tres años. Tienes que enamorarte con la grandiosidad que hay en ti. Primero y último, primero en moverte y último en descansar.

La razón por la que no trascendemos es porque pesamos por la vida sobreviviendo. En muchos casos en una situación económica, en otra de opresión política y en otros muchos casos es cuestión de la cárcel mental en la que vivimos atrapados. Esto es debido a un trauma, a la familia, el sistema o el trabajo.

primero y último

La historia que creamos a diario

Como tú vives la vida, como la vivo yo, el el resultado de la historia que cada día nos repetimos a nosotros mismos. Llegamos a convertirnos en aquello que nos repetimos a diario. Algunas personas hablan de “selfmade” (hecho a uno mismo), todos estamos hechos a nosotros mismos, esa es la verdad. La diferencia es que la historia que cada uno se cuenta es distinta y poderosa o peligrosa. Solo las personas que creen y admiten que son hechas a sí mismas acaban llegando más allá del resto.

Estas últimas personas estarán dispuestas a empujarse a si mismas para llegar donde el resto no lo intentaría. Nuestras mentes son máquinas, es necesario que restauremos el sistema y reprogramemos el programa operativo. Diseñemos nuestras acción para respirar y practicar la grandeza.

Opta por primero y último

Tienes que ir a por ello. Tienes que hacerlo. Es necesario, de lo contrario no levantaras cabeza. Innovar es un requisito. Ejecutar y accionar es dedicación constante.

Aprende a serlo todo. Sé primero y último.

Sé primero en atacar y el último en contraatacar.

La primera en levantarte y la última en acostarse.

El primero en lanzarte hacia desafíos y el último en esconderte de ellos.

Sé la primera en aprender de tus errores y la última en salir con excusas.

El primero en declarar victoria y el último en rendirse a la derrota.

Sé la primera en sufrir el sacrificio de alcanzar tus metas y serás la última en permanecer a lo alto de la montaña llamada grandiosidad. Primero y último, los dos, no lo olvides.

Photo credit: shang jing.

May
13

El 5%

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Si ayer decidiste trabajar en ser un profesional más determinado, especializado y contundente. Casi seguro, hoy no solo serás esa clase de profesional, sino que te habrás llevado algunas cuantas habilidades más.

Si hoy centras tu energías en trabajar por ser una persona empática, consciente, autodisciplina y vulnerable. Mañana probablemente no solo serás esa clase de persona, sino que además habrás ganado en experiencias vitales.

Incluso si no has conseguido los propósitos marcados pero te empleaste a fondo. Intentaste materializar lo que soñaste pero fracasaste. Permaneces en medio de una batalla campal con tu propia mente. Resistes a bajar los brazos y cada día te mueves, inicias y accionas. Si hiciste esto, de una manera u otra, has triunfado.

Quizá decidiste optar por este tipo de estrategias. Enhorabuena, ya estás doce pasos por delante del 95 por cien del mundo.

el 5%

Imagínate que tu ídolo (coloca el nombre de quien desees) tuviera miedo de fracasar. Nunca lo hubiera intentado.

Piensa en tu mayor icono (quien sea, coloca aquí el nombre), ¿y si hubiera prestado atención a las críticas? La magia nunca hubiera sucedido.

El 5 por cien

Aquí viene aquello que lo cambia todo: cuando…

  • Solo rindes cuentas a la excelencia y entregas lo mejor que tienes.
  • Fallar útilmente es algo que tienes que claro que va a pasar casi a diario.
  • Te enamoras de intentar cosas de forma distinta.
  • El trabajo que haces está diseñado para aportar utilidad.
  • Realizas por lo menos una acción al día que va encaminada a tus objetivos / sueños.
  • Desarrollas tus aprendizajes en base a tus debilidades.
  • Lo negativo solo sirve para potenciarte más.
  • Conviertes tus miedos en ventajas diferenciales.
  • Tu foco queda fijado en enriquecer tu intelecto, físico, emociones y espíritu.
  • Aceptas tu virtuosidad.
  • Aprecias lo invisible.

Es cuando formas parte del 5 por cien que llegará a cambiar el significado de lo que el 99 por cien podrá crear, conseguir y vivir.

Solo un 5 por cien intenta trabajar menos, producir más y vivir mejor hasta convertirlo en realidad.

Hay solo un 5 por cien que practica a diario la autodisciplina, la autoconsciencia y una iniciativa descomunal. Hasta reinventarse.

Solo un 5 por cien continúan perdiendo y fallando hasta que un día tienen éxito.

Hay solo un 5 por cien de personas que arriesgan aunque pudiera perder el 90% de todo lo que tienen.

Todo esto (y más) no quiere decir que debas actuar como el 5 por cien, quiere decir que no puedes comprarte como el 95 por cien restante.

Photo credit: Robert Worstell.

May
7

Solo unos pocos, ya

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship, Liderazgo  //  No Comments

Una periodista me preguntó lo siguiente: ¿Cuáles son los rasgos inherentes que hacen a una persona Inconformista? Todo el mundo no puede ser Inconformista. Solo unos pocos poseen el talento, la destreza y la posición social para hacerlo.

solo unos pocos

Esta pregunta fue como un clavo que atravesaba mi corazón.

Solo unos pocos ¿En serio?

¿De verdad que sólo unos pocos?

¿Cómo nos podemos atrever a decir que algunas personas, de una manera otra, no están reparadas para sobresalir de ellos mismos y redefinir cualquier aspecto de sus vidas? ¿Quiénes nos creemos que somos para apuntar a alguien como no cualificado porque no están genética o culturalmente arraigados a unas raíces de prosperidad? ¿Cómo podemos vivir creyendo que otras personas con menos recursos, capacidades u oportunidades no pueden desear cambiar el mundo, inventar nuevas técnicas o desarrollar ideas propias de Fortune 500? Me resisto a pensar que hay seres humanos que piensan que no cualquier persona puede elegirse a sí misma, conseguir todo lo que se proponga y construir el imperio que sueñe.

Claro que necesitamos personas que trabajen 12 horas en fábricas, limpian calles y respondan al teléfono, pero esas personas han trabajado duro para que tú obtengas el destino que ellos no tuvieron.

Estoy cansado de oír gente que dice que no puede. Peor todavía, personas que dicen que no tuvieron suerte o que no tienen talento. Ojalá hubiera nacido en una familia adinerada, ojalá su pareja no le hubiera abandonado. Creo que todo esto es una bazofia.

La familia de Messi apenas podía permitirse pagarle el autobús para para jugar con su equipo. Sir Richard Branson es disléxico. Usain Bolt corría descalzo. Bruce Springsteen fue aconsejado no seguir con su carrera musical. Gary Vaynerchuck trabajaba más de 15 horas en la tienda de licores de su padre. Esto no va sobre iconos o rockstars. Internet también posibilita que un diseñador en Yugoslavia o un narrador en Nicaragua puedan originar un impacto masivo en un gran número de personas.

Lavado de cerebro y listo

Has sido culturalmente seducido y manipulado para creer que tienes que conformarte con aquello mediocre a lo que puedes aspirar (vivir en tu pueblo / ciudad, trabajo fijo de oficina, consumismo como vía de escape y obediencia y enfoque en que la vida es una m*****) y este es el único camino disponible para ti. Incierto.

Somos inconformistas cuando vamos un paso más allá de lo que se esperaba. Cuando maravillamos con nuestro servicio sin tener la necesidad de hacerlo. Cuando rompemos las normas. En el momento que diseñamos un producto para atender un micro-nicho. O cuando buscamos una alternativa rentable para monetizar nuestras redes sociales. Me cuestas mucho aceptar que solo unos pocos pueden hacerlo. Sí, lo sé, la baraja no ha sido repartida de una manera generosa o justa, a la mayoría nos ha tocado la combinación desafortunada. Sí, hay muchos obstáculos, tu familiar ha muerto de una enfermedad, nadie de tu alrededor lo ha logrado, nunca has recibido apoyo. Y no, tu habilidad para construir la vida que jamás soñaste no está determinada en el nacimiento.

Es una decisión.

Photo credit: Isra García.

May
1

¿Puedes respirar?

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  1 Comment

puedes respirarEs la pregunta que deberíamos plantearnos cada día al despertar. La respuesta es más que obvia. Sí, puedes respirar.

¿Puedo respirar? Sí. Entonces puedo hacer cualquier cosa. Poseo riqueza. Tengo (algo de) tiempo y libertad. Entonces puedo cambiar cualquier cosa que me proponga. Puedo lograr, ser o aportar lo que esté dispuesto a lograr, ser o aportar. Entonces puedo aprovechar esta oportunidad que tengo de respirar hoy. Oportunidad y privilegio del que otros no pueden gozar.

Si estás leyendo estas palabras es que puedes respirar.

Por esas personas que conoces que han dejado de respirar.

Honra a todos aquellos y aquellas que pronto dejarán de respirar, tu sigues respirando.

Afortunada/o, aprovéchalo.

Photo credit: Shirren Lim.

Abr
30

No fallar no significa nada

By Isra Garcia  //  Equipar, Mapmakers  //  2 Comments

Último día en Afrika Burn. Días intensos y llenos de paz al mismo tiempo. Reflexiono sobre las energías que empleamos en no fallar nunca, qué desperdicio.

El departamento de marketing trabaja cada día para no fallar.

El profesor obliga a los estudiantes a no fracasar.

La asociación requiere no errar en las convocatorias.

En cada puesto de trabajo en cada organización es mandatorio no hacerlo mal.

El fracaso es algo desolador, pero es una opción. Una buena opción

no fallar

Hasta que no se demuestre lo contrario, nuestros cerebros saben cómo manejar el fracaso, solo que no lo hemos acostumbrado lo suficiente. El problema no está en la mente, el problema verdadero está en que nuestro ego no tolera fracasar, fallar o errar.

El mecanismo más efectivo de aprendizaje que tenemos se llama fracaso. Piensa en cada uno de los fallos que cometiste estas dos últimas semanas, analiza y examina las experiencias y te darás cuenta que has aprendido más de los fracasos que cometiste que de no fallar. Los resultados de un estudio en Scientific American sobre la correlación entre el aprendizaje y el fracaso concluye, que el cerebro aumenta su tamaño cuando aprendemos y fallamos. Y aunque al final acaba volviendo a su tamaño original, permanecen los caminos neurológicos creados durante el proceso de aprender / fallar.

No fallar es absurdo

Piénsalo, si no hubiera fracasado en tantas cosas, no estarías aquí. Sin el fracaso no tendríamos la oportunidad de progresar. No nos detendríamos a examinarnos y cambiar las cosas que nos ayudarán a dar los siguientes pasos.

No fallar significa que no arriesgamos a lo grande.

Significa que no hiciste nada nuevo.

Evitaste saltar a lo desconocido.

No cuestionaste lo que estaba pre-establecido.

Ignoraste nuestro consejo no-solicitado.

No fallar es una señal de que estás actuando (o pensando) demasiado pequeño.

No fallar no significa nada.

El fracaso es una decisión positiva.

Photo credit: imelda.

Abr
28

Sinsentido

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  No Comments

un sinsentidoEscucha esto, todo es un sinsentido.

Es un sinsentido levantarte a las 5 am

Es un sinsentido salir a practicar deporte cuando está lloviendo o nevando y menos ganas tienes de entrenar a fondo. A no ser que busques endurecerte, fortalecer tu disciplina y mejorar tu rendimiento en condiciones anormales.

Claro, no tiene sentido diseñar y lanzar el producto que tus clientes comprarán mañana. Anticipándote a tu competencia y posiblemente a las tendencias.

No tiene sentido trabajar en Semana Santa cuando todo el mundo está descansando o rompiendo huevos de Pascua. Sin embargo consigues hacer el trabajo que importa y avanzar en el proyecto / idea que te ayudará a salir del camino en el que estás para entrar en uno nuevo.

Es un sinsentido mantener relaciones amorosas cortas, bellas, valiosas y esporádicas, cuando lo que te conviene que hacer es apuntar por relaciones aburridas, odiosas y falsas a largo plazo.

Imagina, no tiene sentido pensar que puedes enseñar a tus hijos a cómo diseñar su vida mejor que en el colegio o la universidad.

Es un sinsentido ofrecer una sorpresa a cada consumidor con el que interactúes.

No tiene sentido embarcarte en dos proyectos paralelos mientras estudias tu carrera universitaria. Además de poseer un blog donde escribes cada tres días.

También carece de sentido montar una start-up que se autofinancie a sí misma.

Es un sinsentido seguir escribiendo a pesar de que hace tres años que llevan augurando que nadie los lee.

No tiene sentido montar y demostrar negocios en cuestión de meses.

Mira, es un sinsentido esperar que un funcionario nos brinde una experiencia de invitado memorable.

Es un sinsentido decir no a una oferta de trabajo que podría hacerte ganar mucho dinero.

Tiene cero sentido dejar el trabajo para toda la vida por empezar una idea demasiado atrevida.

Lee, es un sinsentido que los profesores esperen que niños con trastornos de la conducta o generalizados del desarrollo sean capaces de hacerlo igual de bien o mejor que sus compañeros.

Es un sinsentido dar cursos de formación para la competencia.

No tiene sentido creer que puedes cambiar todo aquello que te propongas.

Cuidado, es un sinsentido mantener conversaciones en voz alta contigo mismo.

Emplear años de trabajo en preservar un trabajo artesano no posee sentido alguno.

Y es un sinsentido andar por el camino más inhóspito e incierto.

Pero…

Por suerte, el mundo está lleno de personas que actúan sin sentido. Por desgracia, te toca medirte contra esa gente.

Photo credit: spackerle.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+