Menu
Browsing articles tagged with "inconformistas archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Mar
15

Por qué sobresalir es difícil

By Isra Garcia  //  Educación  //  No Comments

Por la enorme presión que la demostración social e inercia ejercen sobre nosotros…

De pequeños, casi cualquiera aprende a atarse los zapatos usando el “nudo estándar”.

Si quieres atarte las zapatillas, ese nudo es el peor que puedes elegir. Es posible que cada 10 minutos te toque atar de nuevo las zapatillas. Eso te quitaba tiempo de juego. Imagina cuando estabas en movimiento, el nudo duraba 5 minutos. Aunque hicieras doble nudo, eso no ayudaba.

Lo creas o no, había y hay una mejor manera de atarte las zapatillas. Después de años de estudios y experimentación, Ian Fingen creó un nuevo nudo, uno que está diseñado para ser seguro y fácil de atar. Desde que sigo ese método para atar zapatillas, nunca he tenido que volver a atarlas. Prometido.

No conozco a nadie que disfrute del viejo nudo – ya conocemos los problemas. Si ese es el caso, ¿por qué la mayoría de gente todavía se sigue atando las zapatillas de esta forma tan ineficiente si hay una alternativa mejor? ¿Y por qué se sigue enseñando a las generaciones más jóvenes?

Hay dos razones por las que esto pasa:

Demostración social e inercia

Demostración social e inercia los enemigos de sobresalir y el inconformismo

Ser una persona que sobresale es difícil.

La demostración social es una resistencia muy poderosa – es fácil hacer lo que todo el mundo está haciendo. Piensa cómo de incómodo es ir a una reunión con inversores o asistir a un evento social y darte cuenta que tu vestimenta no es la adecuada. O lo difícil que es quedarte parado en un cruce de peatones cuando todo el mundo está cruzando, incluso aunque el semáforo esté en rojo. O no reconocer y alabar (o criticar) a alguien cuando todo el mundo lo está haciendo. Parece que nadie quiere ser el raro de turno, incluso aunque sea demostrablemente mejor siendo raros y haciendo las cosas de forma diferente.

La inercia por otro lado, es el esfuerzo que lleva aprender algo nuevo y detener lo que hacíamos antes. Teclear utilizando los teclados Dvorak puede ser mucho más eficiente que el QWERTY (el cual fue creado para ralentizar a los mecanógrafos), pero ¿cuántos de nosotros tomarían el tiempo para rediseñar las teclas y sufrir durante unas cuantas semanas de reprogramación en nuestro cerebro? No muchos, incluyéndome a mí.

La demostración social y la inercia, como decía aquí, son dos fuerzas poderosas que nos alejan de cambiar lo que importa. Incluso aunque sepamos que es mejor. La razón por la cual la gente no acepta el nudo de Ian es porque es más fácil quejarse sobre el nudo estándar que aprender cómo hacerlo diferentemente.

Y eso es lo que sucede en casi cualquier aspecto de nuestra vida, educación, innovación, relaciones, trabajo, familia.

Atribución imagen: Alexandre Duret.

Mar
13

Cómo saltar por encima del sistema

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  No Comments

Elegir ser inconformista va sobre retar lo convencional y lanzarse cada vez un poco más lejos. Para hacer eso, tendrás que saltar sobre la mediocridad de las reglas del sistema. Aquí hay un breve sumario de las expectaciones sociales más comunes que saltar (y vencer):

  • Acabar la carrera.
  • Jugar a fútbol – o quizá a baloncesto.
  • Ir a la universidad.
  • Hacer un MBA..
  • Trabajar para una empresa que te pague.
  • Contraer matrimonio.
  • Comprar una casa.
  • Ver el partido de la Champions League.
  • Tener familia.
  • Ver la serie de turno, la popular.
  • Soñar con algo que se escapa a tus posibilidades.
  • Trabajar 40 horas o más a la semana, 50 semanas al año.
  • Ir al cine los domingos, y después al McDonalds.
  • Escalar en la empresa tan rápido y alto como puedas.
  • Jubilarte cuando tengas 60 años y tumbarte en una hamaca a tomar el sol (cuando este salga)
  • Pagar el fondo de jubilación. Pagar el seguro de muerte o de enfermedad.

Cómo elegir ser inconformista

elegir ser inconformista

Cada uno de estos ítems carga con el peso de décadas de prueba social e inercia. Incluso aunque no quieras saber de ellas o seguirlas, aunque conozcas una forma mejor de hacerlo, no importa. ¿Por qué? Porque sentirás presión implícita y explícita de otras personas para encajar en el estándar y así ignorarte fácilmente como al resto. ¿Cómo, entonces, tener la entereza de elegir “el camino menos explorado”?

Simple: práctica. Piensa en esto como un entrenamiento intensivo inconformista. El propósito es construir la velocidad de escape necesaria para poder romper la gravedad social.

Empieza con las cosas pequeñas, como leer un libro, meditar o escribir por 5 minutos al día cada cosa. Luego pasa a cosas más grandes, como aprender Japonés o aprender una nueva especialidad profesional. Esto te ayudará cuando sea el momento de abandonar tu trabajo, que lo abandonarás al elegir ser inconformista. Entonces será más fácil resistir la prueba social e inercia que inevitablemente vivirás cuando decidas reinventarte, crear tu propia causa o negocio, y/o viajar a Groenlandia.

Atribución imagen: Akbar Sim.

Mar
12

Aprendizajes clave de Inconformistas Mallorca

By Isra Garcia  //  Equipar  //  No Comments

Algunos aprendizajes clave que me llevo de Inconformistas microMBA de guerrilla para la agencia We-Four aquí en Mallorca.

  • La experiencia de hacerlo con un equipo de trabajo es diferente de hacerla con 25 emprendedores, autónomos, profesionales y directivos.
  • Desconfía de las suposiciones.
  • Cuidado con lo que no dices pero se queda dentro de ti.
  • Entiende a tu equipo mejor de lo que te entiendes a ti mismo.
  • Construye productos que elijan al cliente y el cliente elija.
  • La persona que quieres ser y la persona que eres debería ser la misma.
  • Crece mediante el análisis.
  • Testea sin parar siempre que el coste de inversión no suponga un riesgo para tus finanzas.
  • No puedes crecer como profesional si no creces como persona.
  • Ve el primero, antes que nadie.
  • Para lanzarte solo debes lanzarte, sin pensar una segunda vez.
  • No somos tímidos en realidad, lo que sucede es que dejamos que otros nos definan.
Aprendizajes clave de Inconformistas microMBA con Isra García y Josef Ajram...
  • Las barreras son solo una ilusión que nosotros creamos para poder escondernos.
  • Los aprendizajes clave ocurren más en lo absurdo, en lo ridículo, en lo inhóspito o insólito, que en lugares destinados para ello.
  • Los problemas repetitivos con otra persona son el fruto de un efecto espejo.
  • No tenemos problemas en escuchar, sino problemas de ego.
  • Buscamos herramientas pero no sabemos qué herramientas ni qué hacer con ellas.
  • Sabemos en qué somos buenos, aunque no lo creamos, pero seguimos empeñados en que no lo sabemos.
  • No necesitamos mejorar lo que ya es mejor (uno mismo).
  • No comunicamos por que no escuchamos y hablamos lo suficiente.
  • Nunca podrás llenar un vacío personal con uno profesional.
  • La agresividad, ira, furia, chulería, prepotencia o ego, son solo sinónimos de una profunda sensibilidad a ser heridos.
  • Tratamos de controlar el 95% de lo que jamás podremos controlar, de ahí la gran frustración del ser humano.
  • Vulnerable es infranqueable, mientras invulnerable es totalmente franqueable.
  • Las relaciones entre equipos determinan el éxito, progreso y trascendencia del mismo.
  • “Obviamente” es una de las expresiones menos obvias que hay en la actualidad.
Aprendizajes clave programa Inconformistas...

Cada programa, proyecto, negocio, consultoría o conferencia en la que participo viene cargada de estos aprendizajes clave, aprendo casi más que comparto. De hecho, casi cualquier cosa que vivimos contiene esos aprendizajes clave, lo que sucede es que no lo vemos como tal.

Pd. Próximas ciudades y fechas: Valencia (18-19 junio), Madrid (28 y 29 octubre) y Barcelona (12 y 13 diciembre). Info y detalles contactando conmigo.

Mar
6

Elimina cualquier vía de escape y abraza tu instinto de supervivencia

By Isra Garcia  //  Equipar, Liderazgo  //  No Comments

El mundo se mueve para los que nunca abandonan, para esos que siempre persisten. Para esos que usan el instinto de supervivencia.

utiliza tu instinto de supervivencia...

¿Cuántos planes de alimentación crees que necesitas para encontrar tu rendimiento óptimo?

Uno solo, aquel que llevas a cabo y en el que persistes.

¿Cuántas dietas crees que necesitas para bajar de peso?

Una sola, la que llevas a cabo cada día no importa qué.

¿Cuántos libros y vídeos sobre productividad necesitas leer para ser productivo?

Con uno tienes bastante si lo llevas a la práctica cada día.

¿Cuántas veces tienes que reorganizar tu oficina, tu mesa o casa antes de que te sientas cómodo?

Una ocasión sería suficiente si te comprometes a fondo con ello.

¿Cuántos intentos necesitas para reinventar tu trabajo, tu negocio, tu carrera o tu producto para empezar a ver los resultados que deseas?

Solo un intento. Ese en el cual perseveras de por vida.

¿Cuántos entrenamientos y entrenadores necesitas para completar ese desafío deportivo?

Solo un tipo de entrenamiento y un entrenador, el que te hace ser autodisciplinado cada día.

¿Cuántos managers, coaches, padrinos, líderes o mentores necesitas para alcanzar la mejor versión personal o profesional de quién eres?

Solo uno, lo tienes frente al espejo cada mañana cuando te cepillas los dientes.

Usa tu instinto de supervivencia

Si quieres progresar, no necesitas atajos, no necesitas Stand OUT Program, ni Inconformistas, no necesitas este blog, ni a mí, ni a nadie. Lo que sí necesitas es empezar a mirar la vida de distinta forma. Tienes que decir algo así como “tengo que tomar control de este proceso, y no esperar que funcione por pura probabilidad“. Es ahí cuando cortas con cualquier posibilidad u oportunidad, excepto con aquello que te comprometiste.

Si quieres conquistar la isla, quema los barcos. Porque si los quemas, eso significa que ya no hay vuelta atrás. Entonces es cuando encontrarás la manera de hacer funcionar lo que sea. El grandioso instinto de supervivencia que aparece cuando sabemos que no hay otra salida.

Atribución imagen: Lina C.


Mar
5

El problema de soñar despiertos

By Isra Garcia  //  Equipar  //  No Comments

La gente bohemia habla sobre soñar despiertos. Yo, pienso que soñar despiertos nos hace más daño que nos ayuda.

Toma papel y bolígrafo, ayúdame a cuantificar lo siguiente… Tiempo aproximado invertido en:

  • Quejas y excusas.
  • Lamentaciones.
  • Fuentes de información.
  • Esconderte detrás de miedos e inseguridades.
  • Leer.
  • Hablar.
  • Escribir.
  • Accionar: proyectos, causas, responsabilidades, campañas, productos, negocios.

Saca un estimado semanal por cada ítem de la lista. Verás el problema rápidamente.

Tenemos un problema: soñar despiertos

el problema de soñar despiertos

Verás que pasas la mayor parte del día soñando despierto. Todos lo hacemos. Soñar, imaginar, idealizar o simplemente hablar (o publicar en las redes sociales) es fácil. Demasiado fácil. La parte difícil es convertir todo eso en realidad. Y eso no es un sueño. Es empuje constante en el campo de batalla. El truco, creo, es empujar sabiendo que podría no funcionar y que podría alejarte de tu sueño más que acercarte. Esto es más complejo de lo que parece. Aunque mucho mejor que la alternativa mediocre a la que los tiene acostumbrados este mundo penoso y falso. Al final es tu elección.

¿Y cómo continuamos cuando nos enfrentamos a algo que podría mermar todas nuestras defensas? Lo tengo claro, conectándolo a tu propósito y valores. Eso hará que a la larga destaques en agilidad, innovación y espíritu de equipo – las métricas reales de la rentabilidad. Hay muchas empresas y profesionales que ya están dándose cuenta. Toma el ejemplo de WeWork, Amazon, Techstars o personas como Maria Popova, Ismael Cala, Jason Fried, Krista Tippett o A.J. Jacobs, personas que dejaron de soñar para soñar despiertos. Aunque no creo que tenga que irte a alguna de estas personas, en tu ciudad o barrio encontrarás a alguna de estas personas inconformistas.

Creo que el truco, en realidad, es hacer el trabajo sucio y duro cada día sin dejar escapar tus sueños. Es más arduo de lo que parece, pero más preferible que la alternativa. Es tu elección, al fin y al cabo….

Si estás soñando, no estás accionando. Lo mires por donde lo mires.

Atribución: Jared Tarbell.

Mar
1

Actúa como tal

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Si quieres crear algo único con tu vida. Eso es algo especial, es un 1%. Muchos lo intentan, pero es más complejo de lo que parece. Es como intentar jugar al baloncesto, todo el mundo puede intentarlo, pero jugar en la NBA como los Gasol es otra historia. Intentar ser artista de música es viable, ser uno de los más reconocidos es misión 1%. Ser jugador de tenis es algo que con persistencia podrás lograr, ser Rafa Nadal, bueno, eso requiere ser extraordinario. Con la suficiente dedicación, cualquiera puede ser emprendedor, y hasta empresario, pero ser Elon Musk requiere mucho más.

Sea como sea, no conozco a nadie que se haya hecho convertido en un ser extraordinario desde el sofá.

Tampoco conozco a nadie que de repente se haya convertido en fenómeno por criticar a otras personas que están intentando cosas nuevas y diferentes.

Todavía no me he cruzado a nadie que haya alcanzado la genialidad fijándose en la vida que las personas que admira (o envidia incluso) llevan en Instagram o en los medios de comunicación.

Ser extraordinario no ocurrió por casualidad

Cómo ser extraordinario

Oscar no ha llegado ser el profesional que hoy es, con una agencia como la que tiene, esperando a que otros le digan cómo hacer las cosas. Incluso aquí en Cuba, en su viaje de 40 cumpleaños, sigue instigando, empujando y tratando de quitar trabajo a sus compañeros.

Personas de mi alrededor que cada día intentan y consiguen cosas, no lo hacen por tratar de complacer a su alrededor. Lo consiguen porque saben que hay un propósito más importante que la muchedumbre, el cambio positivo.

Lucrezia no llega a ser nominada por Forbes solo por su nombre, sino por todo el trabajo de impacto que está realizando. Es algo parecido a Pep Sánchez, no llegas a completar las pruebas más imposibles del mundo entrenando solo unas horas.

Jesús y su agencia de Medios y Proyectos, no ganan el premio a la mejor Web por pura casualidad. Llevan años y años haciendo un fantástico trabajo invisible para cientos de marcas.

Grupo IDEX, Miguel y Rubén no se convierten de repente en una de las consultorías de comunicación y eventos experienciales más demandadas del país. Han hecho tantas consultorías y tantos de esos eventos, como si fueran el último proyecto de su vida cada uno, que el mundo no ha tenido más remedio que prestarles atención.

NBOCA, Carmen, y Adriana, no llegan a crear una agencia de relaciones públicas versátil, adaptable y que realmente funciona, por tener buenas conexiones. Ellas y su equipo han creado resonancia, valor y utilidad, tanto para clientes, como anunciantes, medios y agencias, desde el primer día. Y me consta que lo siguen haciendo.

Huye de la “suerte”

Nadie se convierte en extraordinario deseándolo, sino persiguiendo, día y noche, lo que requiere ser extraordinario. Es algo así como sentarte y esperar que la suerte te regale un cupón de lotería premiado.

Nunca he escuchado a una persona extraordinaria decir: “has tenido suerte” o “he tenido suerte”. Un término que no existe cuando hablamos de acción-reacción. Creo que estas sabias personas lo sabían mucho antes que yo.

Eres más extraordinario de lo que jamás podrías pensar. El problema es que te han vendido justo lo contrario, porque el negocio está ahí. Hay mucho dinero en decirnos que no somos suficiente todavía.

Olvida esa patraña, quiero decirte que ya eres extraordinario/a.

Actúa como tal.

Atribución imagen: Sam Leighton.

Feb
10

Una lista de gente increíble (y cómo aparecer en esa lista)

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar  //  No Comments

Aquí tengo una lista de gente increíble, personas que son muy interesantes (y algunas importantes) para mí:

  • Rosa Escandell.
  • Juan Romera.
  • Douglas Wood.
  • Lucas del Paso.
  • Lennert Luypaert.
  • Grytt Young.
  • Shishi Meriwani.
  • Roberto González Moreira.
  • Nacho Ibernón.
  • Rafa Llopis.
  • César Mariel.
  • Yossi Hanson.
  • Juan Arnau.
  • Miguel Quintanilla.
  • Gary Vaynerchuk.
  • Javier Pérez Viu.
  • Andrés Campo.
  • Edu Imbernón.Kevin Rose.
  • James Altucher.
  • Paul Austin.
  • Martijn Schirp.
  • Mel Robbins.
  • Gaby Castellanos.
  • Ismael Cala.
  • Chase Jarvis.
  • Vicente Úbeda.
  • Magali Dalix.
  • Alain de Botton.
  • Jeff Bullas.
  • Salva Fernández.
  • Eric Fraile.
  • Alexis Ril.
  • Lucas Gisbert.
  • Johnny Hulbert.
  • Jeremy Q.
  • Manuel Castro.
  • Carlos Gutiérrez.
  • Troy Swanson.
  • Toni Úbeda.
  • Vanessa Lengies.
  • Jens Cromer.
  • Roberto Palomo.
  • Julian Davis.
  • Marc Sanz.
  • Álvaro Torralba.
  • Uri Sabat.
  • Pep Sánchez.

Personas “ejemplo”

Aquí otra lista de gente increíble que suponen un ejemplo a seguir

  • Tim Ferriss
  • Richard Branson.
  • Seth Godin
  • Eric Grotefeld.
  • Frank Blake.
  • Michael Pollan.
  • Steven Kotler.
  • Jamie Wheal.
  • Ryan Holiday.
  • Brené Brown.

Personas que impactan

Aquí otra lista de personas que impactan:

  • Chris Brogan.
  • Peter Attia.
  • Jocko Willink.
  • Joe Rogan.
  • Wim Hof.
  • Tony Robbins.
  • Kevin Kelly.
  • Neil Strauss.
  • Dr. Rhonda Patrick.
  • Natasja Pelgrom.
  • Jordan Peterson.
  • Robert Greene.
  • Maria Popova.
  • Alexandre Tannous.
  • Tim West.
  • Santi Millán.

Equipo y colaboradores

Aquí una lista de personas con las que trabajo y colaboro:

  • Valentino Barrioseta.
  • Nacho Cabrera.
  • Charly Sánchez.
  • Víctor Ronco.
  • Javier Elipe.
  • Oscar Valdelvira.
  • Aitor Contreras.
  • Álvaro Villa.
  • Eli Gratti.
  • Álex Rubio.
  • Luisangel Mendaña.
  • Esther Pérez.
  • Lola Blanquer.
  • Javier Reina.
  • Rubén Ferrández.
  • Eric Morera.
  • Joaquín López.
  • Eli García.
  • Katie Hayley Knight.
  • Joan Jove.
  • Rubén Núñez.
  • Charlie Abad.

Personas con las que además disfruto, aprendo, crezco y soy mejor cada día.

Circulo de atención

Aquí otra lista de personas que tienen mucha de mí atención

  • Javi García.
  • Dolores Rodríguez.
  • Francisco García.
  • Tomás Rodríguez.
  • Juana Romero.
  • Aitor Rodríguez.
  • Unai Castelló.
  • Marc González.
  • Nacho Vidal.
  • Nacho Capela.
  • Joan García.
  • Diego Infante.
  • Los participantes de todas las ediciones de Stand OUT Program.
  • Los inconformistas de los programa microMBA.
  • Mapmakers.
  • Cualquier persona que lee este blog, escucha los podcasts, ve los vídeos o ha leído cualquiera de los libros que he escrito.
  • Aquellas personas que han pasado por el programa de excelencia.

Hace unos años hice un ejercicio parecido y este fue el resultado.

Una lista de gente increíble

Cómo aparecer en una lista de gente increíble

Aquí viene lo provocador, conozco a muchas de estas personas, a otras no. Sin embargo, sé lo suficiente sobre todas ellas para asegurar que ninguna de ellas tiene una fórmula mágica para estar en esta (y otras listas). Ninguno de ellos ha utilizado una solución fácil para estar donde está. Te invito a que les contactes y lees preguntas.

No hay un atajo, no hay un hack para ser quiénes son.

Para de racionalizar. Cuéntate la verdad. Esa es la única forma de llegar donde quieras llegar o ser quién quieras ser. Sí, cuando haces lo que sabes que deberías hacer, cuando prestas atención a esos detalles “invisibles” que convirtieron a esas personas en esas personas. Y los que te convertirán a ti en la personas que puedes llegar a ser. Cuando implementes la verdadera autodisciplina en tu vida, esa no aflictiva y esa no mitigada. Es cuando dejas de admitir excusas como que esas personas que hay en esta lista, o estos imparables, son personas increíbles e inimitables, eso es cierto, pero no que tú no podrás ser como ellas, o mejor que ellas.

La diferencia entre ellas y tú, es que ellas no se mienten a sí mismas, saben donde están. Muchas veces no en el lugar adecuado, no importa, si saben que están ahí, entonces pueden planificar el ataque hacia el lugar donde sí deben estar. Entrar en ese camino, el de la verdad, el de la autodisciplina, el de la aceptación, de la autocompasión y del trabajo implacable.

Te veo en la próxima lista de gente increíble.

Atribución imagen: Paul Cone.

Feb
1

Insensible a las emociones negativas

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship  //  No Comments

Somos criaturas emocionales, eso ya lo sabes. Sin embargo, lo que pocos te dirán es que puedes convertirte en una persona insensible al fracaso y a otras emociones negativas.

Tengo grandes emociones en mi vida, pero he aprendido a distinguir que hay ciertos sentimientos que no tienes que escuchar. Hay veces en las que debes continuar no importa que digan tus emociones. Principio estoico.

Insensible al fracaso: intento indiscriminado

Cuando un cliente cuenta conmigo como consultor o agencia, no vale con ir y cumplir, sé que tengo que hacer mi mejor trabajo.

Cuando alguien invierte en Stand OUT Program, no vale con cumplir sus expectativas, sé que tengo que estar a máxima alerta todo el rato, sé que tengo que excederlas.

Cuando alguien me contrata para una conferencia o taller, no vale con crear valor y utilidad, sé que tengo que ir 100 kilómetros más allá, sé que tengo que fascinar.

Cuando alguien confía en el microMBA Inconformistas, Josef y yo no nos conformamos con lo que hicimos la vez anterior, sabemos que tenemos que mejorar lo actual x10 veces.

Cuando una persona desempleada presenta su candidatura para el Programa de Excelencia, no me vale decir, “es gratis, haré lo que pueda”. No, sé que voy a empujarle como nunca nadie ha empujado a esa persona.

Cuando escribo aquí en el blog, no escribo para rellenar días y decir, “he cumplido, he publicado hoy”, busco retarme a mí y a ti, con estas sacudidas diarias.

Cuando preparo mi chispazo mensual, no me guardo lo más impactante para mí como algo codicioso, sé que tengo que compartir – gratis – lo que más me ha ayudado durante el mes.

El mensaje: hay que hacer lo que tienes que hacer, hasta el final, sin rechistar. Sin miedo. Sin emoción negativa alguna. Pase lo que pase. Ganes o pierdas.

No es sobre entusiasmo, es sobre insitir

Insensible al fracaso y a otras emociones negativas

“Ya, pero hay que vivir felices…”, a la m**** vivir felices. Hay que sonreír incluso aunque pierdas, eso no se consigue con la felicidad. Otra emoción inservible que te aboca al fracaso.

Necesitas hacer algo, primero 10 veces, luego 100 y entonces 1000 veces. Si lo haces las veces suficientes, ganarás. Ve, una y otra vez, hasta que te vuelvas insensible al fracaso y pierdas el miedo al rechazo.

No tengo salsa secreta que compartir contigo, todo lo que digo es tan obvio que hasta duele. No soy el tipo más inteligente o exitoso, pero te garantizo que pocos empujan con tanta fuerza, insistencia, coherencia y determinación como yo.

No conozco otra forma de eliminar el sentimiento que produce fallar más que no parando de fallar. Lo mismo sucede con cualquier cosa que nos crea conflicto.

Elimina toda emoción negativa, vuélvete insensible al fracaso no dejando de lanzarte una y otra vez. Cuando se trata de la negatividad, conviértete en un robot despiadado.

Atribución imagen: David Goerhing.

Ene
27

Muéstrame tus 10.000 intentos

By Isra Garcia  //  Enterpreneurship  //  No Comments

Todo el mundo tiene días en lo que preferiría no abrir el ordenador. Días en los no quieres reír por mucho que te lo pongan fácil. Tú y yo tenemos días en los que no nace hacer lo que se supone que tenemos que hacer. Sin embargo, hay que hacerlo hasta que mejores.

Vale, ahora que tenemos esos días, y son para todos iguales. Hay una diferencia mínima pero crucial entre esos dibujantes de mapas, inconformistas, conseguidores, vividores y agentes del cambio, y entre los que sienten que no dejan de caer en un vacío interminable. ¿La diferencia? Simple; que los primeros van a por el día aunque no haya ganas, y los segundos se quedan de brazos cruzados preguntándose porque nunca avanzan.

Dime cuál es tu problema…

(El problema es que no estas preparando para hacerlo hasta que mejores…)

“Isra, tengo miedo a escribir. Miedo a que no tenga nada que escribir o lo que escriba no sea interesante”. Aquí te diré enséñame escritos que no interesen a nadie. Creo que no has escrito lo suficiente amigo o amiga. No puedes decirme que no eres interesante o estás bloqueado, hasta que no me muestres 100.000 palabras de escritura no-interesante.

La moraleja: hazlo, mal, muchas más veces de las que piensas. A medida que pase el tiempo tus textos (o trabajo o lo que sea) empezarán a ser mejores y más interesante.

“Isra, quiero ser fotógrafo, pero no sé hacer buenas fotos, no tengo nada especial, no sé cómo poder destacar”. Aquí te diré, la magia de la cámara reflex es que por 280€ cualquiera puede tener una herramienta que cree arte, pero tú amigo, eres un fotógrafo perezoso ¿sabes por qué? Porque todavía nos has hecho las suficientes fotos. Enséñame 30.000 fotografías, hazlas públicas, cada día, una a la vez, a ver que sucede. Haz más fotos, haz más fotos, ahora no cuesta nada tomarlas. Después de eso vuelve y dime que no tienes talento fotográfico.

Moraleja: haz el trabajo que tienes que hacer. Repítete a ti mismo “estoy aquí para mejorar en el arte que me apasiona y me hace único”.

Hacerlo hasta que mejores

Tienes que hacerlo hasta que mejores...

Si no sabes cómo hacer algo, hazlo 400 veces, probando diferente cada vez. ¿Sabes cuál será el resultado final? Dominio, maestría, mejora exponencial.

¿Sabes que me digo a mí mismo cada día? “No voy a parar de hacer lo que hago, incluso aunque no crea en ello. Incluso aunque no me lleve a ningún sitio o me haga retroceder. Voy a seguir mejorando, escribiendo, grabando, ensayando, presentando, conceptualizando, asesorando, planificando, entrenando, corriendo, nadando, pedaleando, preguntando. Tarde o temprano veré los resultados

En efecto, si intentas ser mejor cada día, llegará el día en el que serás mejor, por eso tienes que hacerlo hasta que mejores.

Si no te veo intentando 10.000 veces, no tienes derecho a quejarte porque no mejoras. Cuando realices esos 10.000 intentos y nada funcione, entonces podrás decir que era imposible.

Atribución imagen: Alan Levine.

Ene
26

Cinco días

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Aquí estás, con un gran listado de propósitos, intenciones, acciones, desafíos, experimentos, proyectos, ideas. Mucho de lo que no conseguiste hacer el año pasado, junto con lo nuevo que pretendes hacer este año. Todas esas grandes cosas que vas a lograr, todo lo especial que va a pasar, todo lo que has decidido hacer en estos próximos 12 meses. En camio, por mi parte, solo te pido cinco días…

¿Te detuviste una sola vez?

Genial, pero antes:


¿Cuántos de vosotros habéis decidido quedaros una hora más en la cama?

¿Quién ha faltado un día a clase?

¿Cuántos han dejado de entrenar su habilidad aunque sea un solo día?

¿Quién no ha asistido al ensayo?

¿Quién ha procrastinado en entregar aquello con lo que se había comprometido?

¿Cuántos han decidido no invertir una hora más en el proyecto y cambiarla por una actividad de ocio o entretenimiento?

¿Cuántos han cambiado los 10 kilómetros de carrera por la serie de turno?

¿Quién no ha cumplido su palabra de leer el libro, anotar el aprendizaje, practicar el arte o meditar cuando dijo que lo haría?

O todas esas cosas más extra que dijiste que harías.

¿Tienes cinco días, para empezar?

Piensa en toda esa gente que dice “un día, cuando tenga o consiga ______, haré _______” ¿Qué quieres decir “cuando tengas o consigas ______”?, no lo entiendo, ¿por qué no vas y lo haces suceder tu mismo? ¿Acaso necesitas algún permiso especial otorgado por el cosmos? Lo que sí necesitas son al menos 5 días.

Si no puedes comprometerte a algo durante cinco días, mereces mediocridad. No voy a hablarte de cinquenta años para llegar a la maestría. Ni de los cinco años sin parar que probablemente cuesta crear una especialidad que empiece a despuntar. No voy a mencionar los cinco implacables meses que necesitarás para rediseñar tu estilo de vida. Y no, no trataré las cinco semanas que tardarás en instaurar un superhábito.

Te hablo de cinco días, cinco tristes días. Si no puedes mantener la autodisciplina, la consistencia, la coherencia, el esfuerzo, el sacrificio por cinco días. Entonces, ¿qué crees que es lo que te mereces?

Te lo voy a decir, mereces exactamente lo que obtendrás.

Acción (el mismo cuento de siempre, ya lo sé)

Esto amigo o amiga es lo que tus amigos no te dirán cuando rechistes sobre la basura de vida que llevas. Al mismo tiempo que bebes una cerveza o te bebes el gin tonic número ocho. Esto es lo que tu madre no te dirá cuando te quejes sobre lo injusta que es la vida mientras juegas al Halo.

Todo el mundo que conozco vive enamorado con la idea de triunfar, pero no muchos con la idea de entrar en la jungla, crear un camino para atravesarla, y recorrerlo día a día.

Te gusta lo fácil, lo que no te incomoda, no que no te asusta, lo que no necesita dedicación. Todo lo que no te hace ir contra lo que no quieres ir cuando no lo quieres hacer.

Esto que tienes en tus manos, se llama vida, se llama oportunidad. Si las quieres, necesitarás acción día a día, de por vida.

Ene
5

Metas realistas y alcanzables: una falta de respeto

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Mapmakers  //  No Comments

Creo que no deberías conformarte con fijar objetivos realistas, creo que te mereces más, creo que te mereces lo mejor, creo que te mereces lo inalcanzable. De hecho, pienso que cualquier persona lo merece, pero no cualquiera lo alcanzará ¿y sabes por qué? Porque hemos creído que no todas pueden alcanzar las grandes metas. Hemos hecho caso a todas las personas que han pensado que tenía la autoridad para decirnos algo así como:

  • “Puedes ser lo mismo que fue tu padre. Eso sería un orgullo y así cumplirías con las expectativas de tu familia”.
  • “Un buen trabajo, uno para toda la vida, un buen piso, un buen coche y una pareja conformista, como tú”.
  • “¿Escultor, músico, científico, metafísico, filósofo, empresario o piloto? Baja a la tierra.
  • “Ser el mejor en ______________. Vamos, baja a la tierra”.
  • “Fija metas que puedas alcanzar, así no te decepcionarás”.
  • “No vayas a lo grande, podrías no conseguirlo”.

Si tienes que ir, ve a por las grandes metas, o no vayas en absoluto

Nunca he sido de tener muy pequeñas o grandes metas, porque nunca he pensado que hubiera un techo, un límite que establece cuánto de poco podríamos alcanzar o cuánto de mucho.

Ve a por las grandes metas

Cuando alguien te recomienda establecer metas realistas y posibles, esa gente, sin darse cuenta te está faltando al respeto, a ti y a ellos mismos. La razón inconsciente, es que no piensan que tú (su) pequeño y frágil ego, pueda soportar el dolor del fracaso y decepción.

Mi mensaje para ti es que establezcas metas colosales, no solo porque creo que las puedes lograr. Has miles de ejemplos en los que poder basarse (desde personas de tu barrio a iconos legendarios). Si no porque si no logras alcanzar esas metas, que podría darse el caso, sentirás el dolor de las expectativas no cumplidas. Y esto, con el tiempo, te convertirá en una persona extraordinaria.

El dolor, decepción y miedo que sientes cuando estableces grandes metas y nos las logras, es justo los que te permitirá alcanzarlas más adelante.

Establece grandes metas. Sé colosal en tus intentos. Glorioso en tu resistencia. Real sobre las expectativas (que casi nunca se cumplen). Consciente sobre lo insconsciente. Y heroico en tu perseverancia.

Ene
1

Sube, sube y sube

By Isra Garcia  //  Educación, Enterpreneurship  //  No Comments

Buenas noticias en un día como hoy. Asciende:

No encontrarás un camino fácil que merezca la pena.

Baja tus expectativas.

Puedes contribuir a crear el impacto de nuestras vidas.

Sube las expectativas.

No hay atajos realmente efectivos.

Baja las expectativas.

Si aprendes sobre tecnología te darás cuenta de que puedes hacer lo imposible.

Sube las expectativas.

Utilizar la venganza no servirá. Cualquier ataque o reacción de ira acabará contigo.

Baja las expectativas.

El ser humano posee un potencial ilimitado.

Sube las expectativas.

El hada madrina se quedó si carruaje para venir a rescatarte.

Baja las expectativas.

Es fascinante lo que puede hacer una persona con ganas de darle un bocado al mundo.

Sube las expectativas.

La educación no te salvará el culo. Tu jefe tampoco y un master menos.

Baja las expectativas.

No te imaginas el turbo que genera la desesperación.

Sube las expectativas.

Nada de lo que digo es tan grande, importante o trascendente como parece.

Baja las expectativas.

Las personas normales son grandiosas.

Sube las expectativas.

Parece que todos somos dioses en las redes sociales.

Baja las expectativas.

Es posible vivir sin miedo, el camino hacia una vida imparable. Olvida el resto de mentiras.

Sube las expectativas. Y sigue subiéndolas cuando establezcas metas concretas sobre cada hito que decidas perseguir, porque eso evitará que te escondas.

Sube las expectativas de lo que importa, asciende

Asciende, salta alto y trasciende, sube las expectativas...

Sube, sube, y sube. Todo lo que hago, escribo y siento gira alrededor de destrozar lo perfecto y habilitar lo imposible. Mi trabajo va sobre transmitir la idea de que somos capaces de cualquier cosa, capaces de tomar decisiones, marcar la diferencia y de subir o bajar nuestras expectativas.

Ya estamos en 2019, creo que es un día perfecto para saltar a un nuevo nivel. Para recapacitar sobre lo que significa marcar la diferencia y sobresalir de nosotros mismos.

Tú y yo tenemos en común una cosa, hemos tomado decisiones. Nos hemos dado cuenta de que somos capaces de hacer que las cosas sucedan.

Aprende a ver diferente. Ayuda a que otros tomen acción. No seas un mero espectador, por favor.

Es el momento de tu ascensión. Espero que seas consciente este hecho.

Feliz 2019.

Dic
15

Solo hay una vida, creo

By Isra Garcia  //  Reflexiones  //  No Comments

No importa desde qué ángulo trates de verlo, solo hay una vida. Hasta el momento no hay una completa certeza que diga que hay algo más después de la muerte. No sabemos si nos mienten o no, no sabemos si la reencarnación es verdadera o no, podemos sentirlo, presentirlo o intuirlo, pero no hay una ciencia o resultados exactos individuales que puedan ser veraces. Queremos creerlo incluso, pero todavía no ha sido demostrado.

Solo hay una vida. Entonces, si eso es cierto, lo que significa es que solo venimos una vez aquí, luego nos vamos y ya no volvemos.

Entonces, si eso es así… ¿por qué esperar? ¿Por qué no empezar ahora? ¿Por qué no materializar tu sueño? ¿Por qué no ejecutar tu idea? ¿Por qué no viajar hoy mismo? ¿Por qué no cambiar ya lo que quieres cambiar? ¿Por qué no vivir una experiencia vital (como yo voy a hacer) hoy mismo?

No importa cuál sea tu situación, ni cómo de frustrante o compleja sea. No importa cuantos recursos te hagan falta, no importa.

Un día, estarás muerto/a.

Porque solo hay una vida

Vive la vida porque solo hay una vida - Isra García

¿Por qué no ir a por ello con todas tus fuerzas? ¿Por qué no ser más consciente, determinado, optimista, cariñoso o brillante? ¿Por qué no hacer que suceda? ¿Por qué no ahora? Porque te garantizo que si no empiezas ahora, las probabilidades dicen que no empezarás mañana tampoco. Y al final, la vida pasará y habrás progresado. Yo no pienso dejar escapar ni u solo minuto sin ser consciente de ese mismo instante, sin exprimirlo, sin absorberlos y sin reflejarlo en mi vida y en la de todos los que me pueda “llevar por delante”. Escribo esto en el avión desde Alicante a Amsterdam, camino del retiro de psicodélicos Synthesis, un lugar seguro, legal y controlado, donde, durante tres días, científicos, expertos y personal cualificado utilizan la psilocibina como herramienta para la auto-mejora, destapar y desarrollar el potencial humano, estirar el alto rendimiento y ayudar a originar avances disruptivos.

¿Yo? Voy a seguir explorando los límites, viviendo en los márgenes, es ahí donde encuentro lo que busco. Mi vida es un experimento y estoy bendecido de que así sea.

Cada vez que decides no hacer algo, ya sea algo que te da miedo o no, estás más cerca de la tumba. O vives en el “filo” o no vives en absoluto. Recuerda, solo hay una vida.

Dic
12

Quiero más, quiero ser inconformista

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo  //  No Comments

Ayer acabó el microMBA Inconformistas Madrid, más de 18 horas en dos días con 23 personas que compartían un denominador común, quiero más, soy inconformista…

Soy un inconformista, quiero más, programa inconformistas Madrid

Quiero más, soy inconfomista…

  • En el tiempo libre y actividades de ocio.
  • Persiguiendo la pasión.
  • Creando una marca que llegue a las personas.
  • Diseñando un mejor producto creando para encantar a los clientes que lo buscan.
  • Desarrollando un servicio que maraville a sus usuarios.
  • Mejorando la oferta empresarial de forma que pueda crear un negocio sostenible.
  • Delegando y confiando en personas que puedan mejorar las áreas que uno mismo no puede.
  • Tiempo de calidad con familia, amigos e hijos.
  • Fuera de la vida y tiempo que dedicas a tus hijos.
  • Conceptualizando y lanzando un proyecto que funcione.
  • Siendo más ultraproducitvo, es decir, optimizar mis funciones y trabajo de forma que pueda vivir mejor la vida.
  • Haciendo un marketing más efectivo.
  • Teniendo un mejor control de mis finanzas.
  • Aprendiendo y posteriormente, dominando las habilidades núcleo más determinantes.
  • Experimentando con nuevos métodos de trabajo.
  • Adquiriendo superhábitos que propulsen el estilo de vida.
  • Retándote para llegar a lugares donde nunca antes pensaste que podrías llegar.
  • Encontrando un rendimiento óptimo espiritual, emocional, físico e intelectual.
  • Haciendo el trabajo que importa y descartando el irrelevante.
  • Apartando las distracciones a un lado.
  • Pensando menos, actuando más.
  • Encontrando la esencia de tu ventaja competitiva, tu propuesta única de valor, tu misión, tu visión, tu valores.
  • Desplegando una serie de micro-objetivos y micro-decisiones que te fueran acercando hacia nuevos horizontes.
  • Innovando más para los clientes.
  • Destinando más tiempo, recursos y consciencia hacia la vida fuera del trabajo.
  • Entendiendo el lado oscuro primero para luego ignorarlo y progresar más rápido.

Nunca tendrás problemas para encontrar a personas que te digan cómo conformarte con lo que tienes, cómo encajar y cómo ser como el resto. Quiero más entonces no será la norma…

No quiero más, quiero encajar

Te dirán qué comer en ese restaurante, qué vestir en ese acto, que decir en esa conferencia o qué carrera estudiar. No es nada difícil darte cuenta cómo encajar, cómo hacer lo de siempre, cómo ser inconformistas. Si es tu meta encajar, si es ser un conformista y ser uno más, entonces no deberías leer este blog nunca jamás, ni hacernos caso, ni a Josef ni a mí, y seguro. No deberíais considerar participar en Inconformistas.

Si por otro lado, pretendes, ser esa persona insurgente que instiga, bueno, el proceso es más complicado, no te voy a mentir. Si eres demasiado inconformista será considerado como un “flipado” o un asno.

La ropa no es lo que importa. La etiqueta no es lo que importa. El discurso no es lo que importa. La comida no es lo que importa. Tienes la elección de redefinir cualquier cosa que hagas, desde tu carrera, al sentimiento que pones en lo que haces.

Lo que importa: quiero más y mejor, soy inconformista y yo elijo.

¿Sigues conformándote con ser uno más, o saltas al otro lado?

Dic
4

Viajando a través de un momento infinito

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo  //  No Comments

Después de cuatro semanas en España estando con mi gente preferida. Lanzando el nuevo libro, abriendo nuevos proyectos, cerrando otros, participando en varios eventos públicos y en otros privados. Disfrutando de estar en casa, y de irme de juerga… Después de tanto compromiso en tan poco tiempo es momento que El Viaje Alrededor del mundo continúe, las parte VIII tiene como destino Israel. Marcho a este país guiado por mi instinto y nada más que mi instinto, es un viaje corto, de menos días que de costumbre, pero no importa, lo que importa es cuánto podré exprimirlo.

Nuevo destino para el viaje alrededor del mundo, Israel, guiado por mi instinto...

Dichoso momento

Fue dicho y hecho, el pasado viernes compré el billete, ¿Y por qué esperar? ¿A quién le importa hacer algo cuando sea el momento oportuno? Nunca es el momento oportuno, solo un momento que se sucede eternamente. Solo tenemos ese momento, y precisamente ese momento es lo único que se puede aprovechar. Ese momento es el culpable y el bendito de todo lo que sucede, pero adivina, el momento va a pasar contigo o sin ti. Así que si no te responsabilizas de que ese momento importe, estarás muerto antes de que te des cuenta. Y créeme, no todo el mundo acaba dándose cuenta, pero sí todo el mundo acaba muerto.

El viaje dentro del momento

No podemos escapar del momento, de hecho piénsalo, es lo único que tenemos. Ese momento que se sucede de forma infinita es lo que crea lo que sucede posteriormente. Si no vivimos viajando dentro del momento infinito, no vivimos en absoluto.

Solo hay una alternativa aceptable, tomar este momento y saltar dentro de él con todo lo que tengas, sin resistencia, sin juicios, sin miramientos. Solo funciona si te entregas como si te fuera la vida en ello, porque en realidad así es.

Confía en tu instinto.

Abraza la incertidumbre.

Salta al desconcierto.

Vive despierto. 

Sé la aventura.

Sé el viaje, sé el momento.

Haz lo impensable, baila con este momento. De por vida, hasta que vengan a por ti, porque vendrá.

Dic
1

De roto a irrompible

By Isra Garcia  //  Cambio  //  No Comments

¿Qué hacer cuando no puedes más, cuando estás roto, quebrado, sin moral?

Cuando estás roto, bueno, entérate de qué está sucediendo. Disfrútalo.

Eso es lo que vas a hacer, vas a usarlo, porque si estás jodido es porque encontraste tu límite. Y hasta que no sepas cuál es tu límite ¿cómo vas a empujarlo más a lo lejos? Si no sabes dónde están tus barreras ¿cómo vas a poder romperlas? Si no tocas fondo, ¿cómo puedes mejorar exponencialmente?

Sin embargo, una vez encuentres tu límite, una vez te des de bruces contra tus barreras, una vez toques el techo, entonces podrás atacar. Una vez encuentres esa quiebra, esa rotura, entonces sabrás donde actuar. Es ahí cuando podrás solucionar ese problema, curar esa herida, llenar ese vacío, reforzar ese puente.

Cuando estás roto piensas que es el final, no, no lo es. Ese acto es tan solo una señal que significa que es hora de fortalecer tu voluntad.

Mira, hay muchas formas diferentes de romperte; puedes romperte físicamente, mentalmente, emocionalmente o espiritualmente. Ninguna de esas roturas no son divertidas, todas ellas dejarán una marca, positiva (de victoria) o negativa (de derrota).

Cada vez que algo se rompe en ti hay una oportunidad de rendirse y derrumbarse, pero hay también una opción de reconstrucción. De sobresalir, de volverte más fuerte y resistente, más inteligente, mejor.

Cuando te rompes y no puedes más, es entonces cuando tienes la oportunidad de mostrarte primero a ti mismo y luego al mundo, de lo que estás hecho.

Solo puedes llegar a ser irrompible cuando estás roto

Solo puedes llegar a ser irrompible cuando estás roto

Así que, si te rompes, o estás ya roto, la lucha no ha terminado. De hecho, eso estás rota o te rompes, la lucha no ha hecho más que empezar. Estarás paralizado, sentirás dolor, miedo, angustia, entiéndelo, acéptalo y absórbelo, no hay nada de malo. La clave para salir de ese lugar tan rígido, crudo y triste donde te encuentras es gatear, arrastrarte, revolcarte, pero avanzar, milímetro a milímetro. Entonces irás ganando confianza y fuerza, eso te permitirá levantarte, y pronto superarás la situación donde te encuentras.

Cuando eso suceda, irás tomando la forma de quien se supone que eres, entonces te volverás y permanecerás irrompible.

Atribución imagen: David Masters.

Nov
24

Sé imparable, o actúa como si lo fueras

By Isra Garcia  //  Liderazgo  //  No Comments

Hay áreas dentro de ti mismo donde no puedes transigir. Cosas con las que no puedes vacilar ni un segundo. Pensamientos que no debes conceder ni la más mínima oportunidad. Sentimientos que debes erradicar sin miramientos. Entiende que la única forma de ser imparable es trabajando para serlo. Yo solo conozco una forma de hacerlo, actuando como si fuera imparable, aunque no lo sea.

Voy a trabajar más duro cada día.

Voy a entrenar más duro cada día.

No voy a dormirme en los laureles.

No voy a bajar los brazos aunque esté cansado.

Voy a mejorarme a mí mismo cada día.

Voy a adueñarme de mis fracasos y los voy a reconocer en público.

No voy a dejar que mi amígdala me diga que puedo o no puedo hacer.

No voy a pedir permiso a nadie.

Voy a confrontar cada miedo, cada frustración, cada complejo, cada inseguridad.

No voy a abandonar, huir, ceder o arrepentirme, aunque sienta que debo hacerlo.

Voy a enfrentar todos mis demonios, uno por uno, o a la vez.

Voy a permanecer de pie, aunque no pueda mantenerme erguido.

No voy a mirar hacia atrás, ni tampoco hacia demasiado adelante, aunque no tenga otro lugar donde mirar.

Voy a mantener mi autodisciplina, aunque me cueste la vida.

Voy a hacerlo mejor, voy a aprender más, crecer más, ser más. 

Ser imparable es cuestión de actitud y mentalidad

Ser imparable no requiere serlo, solo actuar como si fueras imparable, pensar como si fueras imparable, sentir como si fueras imparable, enfrentar como si fueras imparable, no deternete como si fueras imparable...

Si no sales de la zona de seguridad donde te encuentras y no entras en la zona de combate, nada de lo que hagas contará. Tienes que situarte en un lugar donde tengas que luchar, donde tengas que escarbar profundo, un lugar donde encuentres confianza, determinación y resiliencia.

La vida te golpeará cuando menos te lo esperes, de formas que no puedes anticipar. Es entonces cuando debes estar preparado/a. Es por eso que necesitas desarrollar una actitud y mentalidad imparable.

Repito, no habrá transigencias.

No ahora.

No nunca.

Querrás abandonar, pero no lo harás.

Ser imparable viene después de sentirte imparable y actuar como si lo fueras, aunque posiblemente no lo seas. Todavía.


Nov
1

La incomodidad es el camino

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

¿Te sientes incómodo? Bien, no te preocupes demasiado. Solo porque te sientas así de incómodo no significa que estés haciendo algo mal.

¿Cuántas veces te has sentido detrás del resto? ¿Cuántas veces has sentido que no llegabas a los mínimos requeridos? Debes de saber lo siguiente: tu trabajo es bueno, lo que haces es bueno, sentirte incómodo no quiere decir lo contrario.

Queremos sentirnos cómodos, y eso no siempre es bueno. Piensa en el camino que has recorrido hasta ahora. Piensa de dónde han venido los logros más grandes, de los momentos en los que arriesgaste, de esas situaciones en las que te sentías inseguro, de navegar en la incertidumbre. El progreso ocurrió porque decidiste saltar a un espacio desconocido.

Abraza lo incómodo

¿Por qué no creces? Porque no te mueves. Haz el siguiente ejercicio, lista todas las cosas que no han cambiado en 6 meses, en un año y en dos años. Entonces te darás cuenta de que vives en una burbuja. Necesitas hinchar esa burbuja hasta que explote. Expándate, empújate a lo incierto. Lánzate a lo incomprensible. Exponte al riesgo. Cualquier cosa que merezca la pena no viene dada a través de un procedimiento cómodo.

La clave: sentirte cómo haciendo lo incómodo. Esa incomodidad no es más que un kit de nuevas herramientas que te servirán como recursos ante los miles de situaciones impredecibles que la vida te presenta.

Lo sé, lo incómodo da miedo, pero también sé que no hay otra salida.

Puedes vivir cómodo, o no

Ahora, si quieres andar el camino de la comodidad, no hagas caso a lo que escribo. Si crees que la comodidad está bien, es genial, hay mucha gente buena viviendo cómoda. Sin embargo, si estás leyendo estas líneas y tienes aspiraciones extraordinarias, bueno, entonces vas a tener que vivir en modo incómodo. No hay otra forma, lo siento.

Decide si estás dispuesto a colocarte en la categoría “incómodo”, o en la categoría “cómodo” es cosa tuya. Una te llevará a la ruina, la otra al progreso, adivina cuál es cuál.

Hoy empieza en Bogotá, Stand OUT Program Colombia. 10 personas respirarán y trabajaran en la incomodidad durante más de 15 horas al día durante cuatro días sin descanso.

Vivir incómodo, lanzarte a lo incómodo, trabajar en lo incómodo, sobresalir en la incomodidad. Elige incómodo...

Atribución imagen: Stand OUT Program.

Oct
24

Cállate, escóndete, anúlate, sabotéate, confórmate

By Isra Garcia  //  Reflexiones  //  1 Comment

Quizás deberías considerar conformarte. Es posible que necesites no hablar cuando quieras hacerlo. Quizá deberías echarte a un lado, quizá deberías Ser uno más, quizá no deberías ser una persona inconformista.

¿Recuerdas cuando alguien te dio una oportunidad de hacer algo grande y tú te conformaste? ¿Te acuerdas del momento en el que te pidieron que fueras tú la persona que cierre el discurso anual de tu empresa y entonces reculaste? ¿Y la vez en la que tuviste en tus manos la posibilidad de cambiar el rumbo estratégico de tu negocio y decidiste no hacerlo por temor a fracasar? ¿O recuerdas la ocasión en la que pudiste sobresalir de ti mismo y te echaste atrás por inseguridad? ¿Y te acuerdas todas las situaciones en las que sabías que debías enfrentarte a ti mismo y al resto y entonces decidiste sentarte y callar? Quizá, después de todo, tiene sentido que te sientes y te escondas.

Si estás haciendo algo que no te gusta, pero tampoco quieres ser visto como alguien problemático. Bueno, pienso que no deberías ser una persona inconformista. A lo mejor estás nervioso, has trabajado duro, tienes todo planificado e interiorizado, pero tu objetivo es no cuestionar, no arriesgas y no ser polémico. No hacer nada peligrosamente memorable. Nada que pueda exponerte lo más mínimo. Vaya, entonces ¿por qué hacerlo o decirlo?

Ser una persona inconformista

Si tu trabajo es actuar como relleno o muñeco de pruebas. Si lo que haces es conformarte con lo de siempre, no arriesgar a lanzar ese negocio que podría no funcionar. O si tu trabajo es solo aparentar, o quizá que el management sepa que existes. Si eso es lo que ocurre, apuesto a que hay mejor formas de hacer las cosas.

Imagina cuanto tiempo malgastas haciendo las cosas que no te benefician. Multiplica eso por cada día de tu vida. Si estás presentando ante 4.000 personas durante cuatro horas y no consigues removerlos primero su mundo por dentro y luego cómo ellos ven el mundo de fuera, permíteme decirte que has malgastado muchas horas de este tiempo tan caro. Esto no es lo que ha pasado trabajando con 16 personas en Valencia, en el programa microMBA de guerrilla Inconformistas que hoy finaliza. Más de 18 horas en 2 días.

Cómo ser una persona inconformista y hacer mejor las cosas, vivir mejor, trabajar mejor y ser más...

Cuando alguien decide ser una persona inconformista, no hay duda de que algo va a cambiar. Algo va a doler, algo va a retumbar, algo va a ser sacudido. Los cimientos temblarán, pero la persona despegará donde sabe que puede llegar.

La conclusión está clara: si todo lo que quieres es hacer lo de siempre, comer en el mismo sitio, llevar la misma vida y pensar o actuar como el resto, entonces es mejor que te sientes y te escondas.

Atribución imagen: Inconformistas Valencia.

Sep
30

Por qué ser obsesivo

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo  //  No Comments

Sé obsesivo.

Cada día es algo que tengo más claro. La obsesión es buena. Matizo, la obsesión por crear algo que genere un efecto positivo en personas o empresas es genial, es una gran herramienta. Merece la pena ser obsesivo siempre y cuando lo que te obsesiona pueda producir un beneficio a la sociedad, y a ti mismo.

Sé obsesivo, es la mejor manera de honrar la vida que vives, marcar la diferencia y cumplir tu misión en este mundo... por qué ser obsesivo

obsesivo en casa

En casa nos educan para que seamos comedidos, no puedes ser un descarado, pero tampoco puedes quedarte callado todo el rato. Nos educan en saber cómo estar en la media, no te desmarques mucho hacia delante, ni mucho hacia detrás. No seas el más listo, pero tampoco el más tonto. No des muchos dolores de cabeza, pero tampoco permanezcas en silencio.

La alternativa: hacer todo lo contrario. Sé obsesivo con aquello que te haga feliz, videojuegos, baloncesto, leer, escribir, jugar con figuras de acción, lo que sea. Céntrate solo en esos momentos que te producen satisfacción. Es posible que tu estado de flow más pronunciado haya sido ese, tú de pequeño, haciendo lo que más alegría te producía. Recuérdalo y dime si me equivoco.

Sé obsesivo en el colegio

En el colegio nos entrenan para no ir demasiado lejos, solo un poco está bien. Si hay una marca deportiva en tu colegio, es para que sepas que esa es la marca límite, no puedes pasar de ahí. Empiezas a conocer los límites, muy abajo y muy arriba. La regla de oro es que debes aprobar todo, debes ser más o menos bueno en todo, equilibrar tu conocimiento. Incluso aunque no importe. Necesitas saber practicar bien algún deporte, leer bien, escribir bien, hablar correctamente, presentar de forma adecuada, y tener un comportamiento bueno.

La alternativa: aíslate de cualquier cosa que te genere el mínimo conflicto con lo que te hace olvidarte del mundo. Ignora profesores que te restan, apártate de compañeros escépticos. Elimina cualquier barrera que genere estrés y esté desalineada con la única cosa que te interese (por ejemplo, el Tenis, el ajedrez o las matemáticas) 

Sé obsesivo en la universidad

Llegas a la universidad, y cuando llega el momento de obsesionarte por algo que podría apasionarte, te dicen que antes de centrarte en desarrollo de negocios, hay más cosas que deberías saber y profundizar. Debes especializarte un poco de todo. Empiezas a practicar cosas que son de todo menos críticas para aquello que te gustaría hacer o ser. Te das cuenta de que más del 80% de lo que haces es irrelevante y no mantiene conexión alguna con lo que en realidad arde en tu interior. Si haces un MBA especialidad, te dirán que el mejor profesional es el especialista, incluso aunque después de todo este tiempo, hayas sido disuadido de especializarte en algo. Es bastante paradójico, porque ese fuego que ardía por dentro está medio apagado, confundido. Claro, has sido zarandeado por tantos mecanismos de mediocridad, que ya no sabes en qué dirección ir ni sobre que ser obsesivo.

La alternativa: céntrate en las materias que están conectadas con tu obsesión (o pasión desenfrenada) independientemente de las notas en los exámenes. Si no funciona, deja la universidad y persigue esa obsesión como si tu fuera la vida en ello. Porque en realidad así es.

Sé obsesivo en el trabajo

Cuando por fin encuentras un trabajo, resulta que no tienes ni idea de la especialidad que deberías estar ejercitando. Has hecho tantas cosas inservibles, has pasado por tantas etapas de lavado de cerebro, que estás más confundido que estabas cuando tenías uso de razón. El trabajo es la culminación de la absurdez en creencias con la que has crecido.

La alternativa: obsesiónate solo en ese trabajo que sabes que te fascina y estarías dispuesto a hacer incluso gratis. Hazlo día y noche, sin parar. Prueba-error, una y otra vez, mejora, repite, intenta diferente. Tienes que ser obsesivo en aquello con lo que quieres despuntar en tu profesión, negocio, servicio o emprendimiento. No por el dinero, no por el éxito o la fama, sino porque te lo debes, y nadie más que tú lo hará de esta manera.

Sé obsesivo, todo lo que puedas

Sé obsesivo, es la mejor manera de honrar la vida que vives, marcar la diferencia y cumplir tu misión en este mundo... por qué ser obsesivo

Conozco a muchas personas obsesivas, tienen su lado enfermizo, incomprendido, insensato, solitario y a veces hasta estúpido. Podría ser, pero eso no es tu problema, es el de ellos, porque así lo eligieron. Ninguno de los que conozco está a disgusto con la decisión tomada. Todas estas personas están ayudando a miles de personas, todo porque un día decidieron ser obsesivos por algo. 

Lo bueno de la obsesión es que después, encontrar el equilibrio es un proceso más rico, completo, interesante y pleno. Sí, y más fácil. En cambio, a la inversa va a doler mucho.

Sé obsesivo primero.

Atribución imagen: Benoit Tremblay / Alexis Nyal.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+