Browsing articles tagged with "lifestyle hacking archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, innovación, estilo de vida, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media."
May
18

Un mes sin redes sociales: experimento Social Media OFF

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Social Media  //  8 Comments

A día de hoy, hace 34 días que no uso Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest o Google+. He dejado de ser activo a estar completamente inactivo. He dejado de estar en contacto con amigos, colegas, familiares y comunidad. Social Media había dejado de ser una distracción hace tiempo cuando decidí usarlo para fines profesionales y cuando activé el sistema de entrar a publicar y revisar, comprobar, responder una sola vez una vez a la semana. Sin embargo, lo que estoy viviendo estos días, desde que decidí empezar con el experimento Social media OFF, es extensamente mejor que vivir dentro de social media o usar redes sociales. Llevo más de un mes sin social media y voy a seguir desconectado durante un tiempo.

un mes sin social media

El trabajo sin social media

Mi porcentaje de ultraproductividad antes era de un 65%, ahora sin social media, es de un 85%. Como no lo he explicado antes, mis indicadores de la productividad son los siguientes:

1. Cuanto trabajo y responsabilidades, proyectos, negocios, iniciativas e ideas soy capaz de crear, materializar, lanzar y mantener.

2. En cuento tiempo soy capaz de llevar el cabo #1, cuál es el menor tiempo posible que puedo alcanzar sin perder la atención por el detalle, la consciencia y una ejecución de acorde a los estándares de calidad que yo considero son más que aceptables.

3. Como resultado de #1 y #2 cuánto tiempo puedo ganar para vivir mejor la vida. Dedicarme a descansar, estar con la gente que amo, tener tiempo personal para mí, poder invertir más horas en experimentos y en el alto rendimiento y en muchos más micro-momentos al día.

La cuestión es que ahora tengo cero excusas para procrastinar, por lo tanto no lo hago. No estoy pendiente de cosas que podrían distraerme de hacer lo que sé que es lo que importa, para otros y para mí. Sin social media vivo despreocupado, de la corriente, de las tendencias, de las modas y de las noticias, estoy desconectado y el tiempo deja de obsesionarme tanto, porque he ganado horas adicionales. La experiencia es liberadora, esa es la palabra.

La ansiedad de estar conectado

Desde el día 15 de abril a día de hoy no he tenido, ni siquiera una vez, la tentación de abrir ninguna de las APPs en mi smartphone o en el pc. Esto me sorprende, porque pensé que la atracción y el estímulo podría conmigo en más de una ocasión. El día me sentía raro, días después pensaba que tenía que comunicar algo, pero luego me daba cuenta de que no había nada que comunicar, ni opción para hacerlo. Ahora estoy más encima de mi correo electrónico y de todas las tareas que realizo para producir trabajo importante. Poco más. Realizar el experimento Social Media OFF no ha hecho que lea más blogs, que esté enganchado a series o que utilice otra adicción sutil para suplantar las redes sociales.

Me siento aislado, para lo bueno y para lo malo, aunque cada vez lo veo como algo positivo más que negativo. Sé que estoy perdiéndome muchas cosas y estoy alegre de ello. Hay algo que no sé, genial. No empecé este experimento por ninguna fatiga social media, pero al realizarlo me he dado cuenta de que está siendo una decisión que está armando una gran diferencia en mi vida.

Si sientes ansiedad o intranquilidad porque no has comprobado tu plataformas sociales o no has publicado nada en dos días. O quizá porque no sabes nada de lo que está pasando, es entonces cuando debes desconectar.

El experimento social media off continúa

Parte de mi experimento (y a veces desafío, aunque no lo veo mucho así) es que trabajo de forma remota en la mayoría de las ocasiones. Mis equipos, colegas, familiares y amigos y clientes, conectan a través de plataformas sociales (incluyendo WhatsApp o Telegram). No conmigo, ni yo con ellos. La conexión es buena, sí, siempre que no reemplace las interacciones cara a cara. En mi caso, he multiplicado el número de encuentros con amigos, familiares, colegas y clientes, la razón, vivir sin social media.

Cada vez más y más estudios explican que la adicción a social media es un fenómeno real, con síntomas similares a otras adicciones. El otro día estuve leyendo en WebMD que los investigadores están encontrando cambios químicos en ciertas áreas de placer del cerebro. Parece como algo bueno, pero es como otras adicciones. Se convierte en un problema cuando un poco de placer empieza a alterar y corromper el resto de tu vida.

Resultados y estadísticas

Sobre las redes sociales no sabría decirte, no he entrado y no pienso entrar, no tengo ningún interés de hacerlo hasta que acabe el experimento. Así que poco puedo decirte.

Oportunidades de negocio: han aumentado, estoy seguro que no es por el experimento. Si no por la inercia de trabajo, la continuidad y la progresión e ir rodando a un ritmo cada vez más eficiente e intenso. ¿Sería exponencial con social media? Ni idea.

Suscripciones: he pasado de una media de 460 suscriptores al mes a 765 suscriptores solo en este mes pasado de abril. El mes que más suscriptores he recibido en años.

Visitas y datos de tráfico web: los indicadores de tráfico han descendido en un 20% en todo el mes de abril. Han aumentado el número de visitantes únicos y usuarios nuevos. El tráfico “mobile” ha superado con creces al de escritorio. El porcentaje de estancia ha subido. Tengo curiosidad por ver el comportamiento y estadísticas del mes de mayo al completo.

¿Sacrificar?

No, todo lo contrario. Desde el 15 de Abril a día de hoy, estoy viviendo igual de intenso. Con la excepción de que cualquier cosa que hago, trabajo, siento, digo o vivo, se nota como más real, más presente, más auténtica. Eso recarga el alma, sin duda alguna.

No sé qué va a pasar dentro de un rato ¿quién lo sabe? Imagínate mañana, la semana que viene, el mes próximo o al siguiente año ¿estaremos todavía aquí? Lo que sí sé, es que no quiero volver a perderme ni una sola hora de mi vida. Gracias al experimento Social Media OFF y a todo lo que he hecho hasta día de hoy, he aprendido (y he adquirido el compromiso inquebrantable conmigo mismo) de darme cuenta de cada día de mi vida. Retener todos los momentos que suceden en un día, ser consciente de ellos y poder vivirlos mientras suceden.

Sin social media he sacrificado el ego de comunicar, de decir que estoy aquí, allá, estoy haciendo esto, lo otro. Estoy dando una conferencia ante xxxx personas. Estoy trabajando con esta, esta y esta otra marca o profesionales. Mira, estoy en este diario, o en la TV, mira, este es el nuevo proyecto, evento o fiesta que he ideado, desarrollado y puesto en el mundo. Hey, mira, estoy viendo aquí, aquí o aquí. Estoy con este, este y este otro. Estoy haciendo esto, soy esto, pienso esto, creo esto, he hecho esto. Pregúntate, en ese mundo conectado ¿Por qué haces las cosas que haces? ¿Por placer, disfrute, alegría, sentido, propósito, misión y regocijo? ¿O por tener una historia sensacional que poder contar a otros? ¿Haces las cosas para sentir o para comunicar? Cuando Ayahuasca me llevó a esta pregunta, mi mundo tembló.

Cuando volveré a social media

A día de hoy no tengo ni idea, todo prometía que sería el 15 de mayo. Sin embargo, cuando el momento llegó, miré a mi alrededor, a mí mismo y me dije: ¿volver a usar las redes sociales y acabar el experimento mejorará lo que está sucediendo ahora? La respuesta fue rotunda, no. Así que no tengo intención alguna de hacerlo, voy a seguir sin social media, de momento.

Sigo estando abierto a quien desee contactar conmigo.

si quieres y lo deseas, puedes:

Como ves, hay muchas vías para seguir permaneciendo humanos.

Extra 1: el libro Ultraproductividad llega a su 3ª edición, gracias.

Extra 2: mañana es el día de Guateque Opening Jarana, si no has conseguido invitación y quieres asistir, deja un comentario en el post con tu email y contactaremos contigo con la invitación y las instrucciones.

Photo: Afrika Burn.

Abr
14

Experimento Social Media OFF

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Social Media  //  2 Comments

social media off experimentoPróximo experimento: Social Media OFF. Abandonar por completo, durante al menos un mes, el 100% de mi actividad profesional (personal es apenas inexistente) en las plataformas sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram, Twitter, Google+ y Pinterest.

Es un experimento que llevo tiempo queriendo llevar a cabo. Después del experimento Social Media 150 y Vivir Sin Smartphone, este era el más comprensible para mí, me apetece. Es este tipo de experimentos absurdos en los cuales parece que no hay mucho trasfondo y luego resulta que acaba siendo un aprendizaje provocador y experiencia profunda.

Por qué Social Media OFF – objetivos

Estas son las razones:

  • Descubrir el contraste que puede haber entre vivir conectado a social media y vivir completamente desconectado al medio.
  • Comprobar el impacto que tiene en mi trabajo y profesión no utilizar social media en absoluto.
  • Seguir el resultado de lo que hago y medir el alcance del mismo desarrollando mi actividad diaria sin plataformas sociales.
  • Estudiar si la ultraproductividad aumenta o disminuye.
  • Ser más conscientes sobre la otra realidad que social media podría estar no dejándonos apreciar.
  • Analizar la reacción frente a las distracciones cuando las reduces de forma drástica.
  • Vivir más presente, más despreocupado, más ignorante, más simple.

Otro objetivos que persigo

  • Canalizar toda mi actividad, valor y comunicación “digital” y “social” a través del blog, podcast y vídeo.
  • Comunicar menos y mejor.
  • Hacer un marketing menos marketing.
  • Invertir más tiempo en crear, construir, desarrollar, intentar y diseñar. Menos tiempo en hablar, compartir, mostrar o decir.
  • Ganar más horas de vida, más horas invertidas en otras personas y en mí. Ganar más tiempo analógico.
  • Seguir rediseñando mi estilo de vida y perfilando mi alto rendimiento.
  • Mejorar la auto-disciplina y la auto-consciencia.

Cuando empieza y acaba Social Media OFF

Empieza mañana mismo.

Cuando acaba, no tengo la certeza de saber cuándo acabará, pero como mínimo será un mes, hasta el 15 de mayo.

Implicaciones

  • Desde mañana mismo dejaré de compartir, comunicar y hacer marketing en social media. Lo cual significa que proyectos, iniciativas o campañas en las que estoy trabajando, desarrollando y lanzando no tendrán ese impulso que podrían tener.
  • No responderé a ninguna de las preguntas, peticiones, dudas, mensajes, propuestas o solicitudes que sean enviadas a través de cualquiera de las plataformas que al principio del experimento mencionaba. Cuando vuelva responderé, prometido.
  • La mejor (y única) forma de seguir conectados será a través de este blog – puedes suscribirte aquí a los “chispazos” diarios y al “chispazo de utilidad” mensual. Aquí seguiré ofreciendo lo mejor que sé cada día. Eso no cambiará, espero que mejore. También puedes estar conectado a Disrupt Everything Podcast Series, donde publicaré con más frecuencia. O al canal de vídeo en Youtube, donde también aumentará la frecuencia y valor de los contenidos audiovisuales que voy publicando.
  • Perderé tráfico, seguidores, visibilidad, alcance, exposición, engagement y oportunidades de negocio. Lo sé, soy consciente, lo asumo, no podré contarte que estoy en Afrika Burn o en Colombia o haciendo esto o lo otro. No tendér la oportunidad para “marketearme”, vale, entendido. Estoy más que dispuesto a bailar con ese riesgo.
  • Lo único que podrás encotrar son unos cuantos tweets programados ya quedaron hechos antes de empezar Social Media OFF, antes de abandonar las redes sociales.

Desconectar para conectar

Vivimos cada día con el miedo a perdernos cualquier cosa (FoMO). La idea que persigo desde hace tiempo es precisamente la contraria, perderme el máximo de cosas que vienen de ahí afuera. Dejar escapar lo irrelevante. Ignorar tantas toneladas de información. Decir no a conocimiento que podría estar entrando de forma forzada. Obviar a más personas, profesionales y estrellas. Evitar más preocupaciones. Descartar más opciones u oportunidades. Estoy casi seguro de que si dejamos de estar tan pendientes del mundo, podremos servir mejor al mundo (clientes, familia, comunidad, amigos, etc.) Si no nos perdemos parte de la vida que ocurre en la sociedad sobre-conectada, no podremos retomar la nuestra propia y quizá ganar más y mejor. De esa manera podrás podrás estar más atento a todas esas cosas que pasan ahí dentro de tu vida y empezar a tomar más acción para crear un mejor resultado.

No sé que ocurrirá durante el experimento Social Media OFF, lo que sí sé cierto es que encontraré nuevas preguntas y con ellas respuestas. Eso es.

Abr
4

Sí versus No – contrastes y conclusiones finales

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  No Comments

Sí y no, no y sí… ¿Cuál es la diferencia? ¿La hay? ¿Importa?

sí y noHace unas semanas terminé el experimento Sí VS No. 10 días diciendo sí a todos seguido de otros 10 días diciendo no a todo. Pasando de un extremo a otro para apreciar las diferencias y contrastes de una vida dedicada a complacer, el sí, y otra dedicada a complacerte, el no.En lo que se refiere a conclusiones finales, me gusta darme unas semanas para reflexionar y ver qué ha cambiado en mi comportamiento y actuaciones diarias.

Primero, este es el vídeo del final de la primera fase, los 10 días de sí a todo. Este otro pertenece a la segunda fase, 10 días de no a todo. Hoy desarrollo las diferencias, contrastes y conclusiones finales de ambos, la mezcla de todo.

Cuadro de mando al completo

Como en cada experimento, he utilizado un cuadro de mando que ha permitido realizar un seguimiento a cada día. Los parámetros estaban explicados en los anteriores informes, pero el cuadro de mando no, aunque podrás encontrarlo aquí.

Cuando ojeo el cuadro de mando, a simple vista, he vivido con más problemática cuando he practicado el “sí a todo”. Esa sería una de las conclusiones rápidas de apreciar.

Contrastes

  • El “sí” te somete, mientras el “no” te libera.
  • Cuanto más dices “sí” más propenso eres a romper emocionalmente hablando. Por lo contrario, el “no” te aterriza, te estabiliza, te permebiliza.
  • El “no” te garantiza el control, mientras el “sí” significa dejar marchar ese poder.
  • En esencia, “sí” es sinónimo de vulnerabilidad, desprotegido. En cambio “no” de una manera u otra, te hace más invulnerable. Levantas una barrera.
  • “Sí” te hace ser menos valorado, mientras “no” te hacer ser más tomado en cuenta.
  • Utilizar el “sí” logra que abandones tus prioridades, el “no” las retoma.
  • “No” es decepcionar ahora para encantar luego, en muchas ocasiones. “Sí” es encantar ahora para decepcionar luego, en muchas más ocasiones que en el lado opuesto.
  • Dar un “no” cuando debes decir “sí” cuesta menos que dar un “sí” cuando necesitas decir “no”.
  • Las personas que saben usar “no” viven más tranquilas interiormente que las personas que solo saben decir “sí”.
  • “Sí” para personas “no” es complicado, como lo es “no” para personas “sí”.

Sí y no, conclusiones finales

  • Decir “no” a todo no te hace mejor ni peor, solo te habilita con la habilidad de ganar más tiempo para ti.
  • Responder con “sí” a todo te sitúa como una opción interesante para hacer cosas nuevas. Te hace válida para ser seleccionado. Si lo que esperas es eso, ser elegido.
  • La incomodidad que he sentido diciendo a todo “sí” no ha he sentido cuando he tenido que trabajar con el “no”.
  • A más “no” más soledad, a más “sí”, más gente a tu alrededor.
  • Aquello más importante que he aprendido de este experimento no es aprender a dar un “sí” o “no”. Sino a saber cuándo y cómo utilizarlo, sí y no, ambos son poderosos. El secreto está en valorarlos por igual y entonces darles el peso necesario dependiendo de la situación y persona.
  • Ni todo es “si” siempre, ni todo es “no” siempre. Como decía arriba, cuando te mueves en los extremos de ambas cosas, tan pronto como seas consciente de la elección y utilización de un “sí” o un “no”, podrás reconocer cuando debes utilizar uno u otro.
  • Después de esos 20 días de experimento, me quedo con el “no” en mayor proporción. Se aprende más, se crece más, se es más y se vale más que con el “sí”.

Sí y no, dos armas efectivas y dolorosas al mismo tiempo, las dos.

Photo credit: richoz.

Mar
16

No a todo durante 10 días

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  No Comments

no a todo¿Qué sucede cuando vives 10 días diciendo no a todo lo se cruza por delante de ti? Esta era la respuesta que he tratado de responder en los últimos 10 días. La segunda parte del experimento Sí a todo VS No a todo.

De todos esos 10 días y lo que ha sucedido, he concluido una serie de parámetros e indicadores que ya utilicé en los 10 día de sí a todo.

En este informe detallo lo más destacado de esta segunda fase de experimento:

Definición parámetros de seguimiento

Parámetros cuantitativos:

  • “No” en lugar de “sí”: cada vez que decía “no” a algo que en una ocasión normal hubiera dicho “sí”.
  • “No”: un “no” natural decir “no” porque toca.
  • “Sí”: respuestas afirmativas sin ser forzadas.
  • Evitar situación: las ocasiones que he tratado de esquivar un “no”.
  • “Sí” en lugar de “no”: situaciones en las que he dado un “sí” cuando debía ser un “no”.
  • Rectificaciones: corregir y enmendar un “sí” que debía haber sido un “no”.

Parámetros cualitativos:

  • Destacable: sucesos importantes de resaltar referentes al “no”.
  • Anecdótico: anécdotas en las que acaba inmerso por decir “no”.
  • Infraganti: situaciones que me pillaron desprevenido.

Resultados dentro del cuadro de mando

Estos son los resultados de los parámetros cuantitativos:

  • 35 veces “no” en lugar de “sí”.
  • 70 “no” dichos.
  • Un total de 7 “sí”.
  • Una sola vez he he evitado situación.
  • 5 veces “sí” en lugar de “no”.
  • 3 rectificaciones.

Destacable de los 10 días no a todo

  • Di un “sí” a una mujer que tenía problemas en el corazón y necesitaba ayuda para cargar una serie de maletas. Es algo que volvería a hacer, cuando vi la cara de la mujer, estaba en apuros. Rompí el experimento aquí.
  • Dije cuatro veces seguidas “no” a cuatro favores que me pidieron cuatro personas diferentes, durante un mismo día. Uno tenía que ver con recoger a una persona, el otro con enviar una información. Otro con prestar dinero y el último con dar una recomendación.
  • Decir “no” a una propuesta de trabajo que nos interesaba. Además de ver como se escapaba hasta perderla.
  • Rechazar dar feedback y opinión a todos los temas profesionales que surgían en un equipo de trabajo durante dos días.
  • Darle un “no” a la pregunta de un cliente de si íbamos a trabajar más en el proyecto.
  • Ofrecer un “no” a dos posibles propuestas de conferencias que preguntaron si sería posible que diera una conferencia para sus eventos. Sin saber más detalles.
  • Cuando preguntaron si iba a compartir la información de los estudios que estaba realizando, dije “no” sin dar más explicaciones.
  • Dar un “no” en forma de “sí” a una pregunta a la inversa.
  • Ver un “sí” como un “no” cuando la pregunta que te plantean es inversa.

Anecdótico

  • Siete “no” a una misma persona en un mismo día. Resultando en un conflicto con esa persona.
  • Cualquier persona de mi alrededor dejó de pedirme favores a partir del tercer día de experimento.
  • Nadie de mi entorno más cercano se atrevió a preguntarme si quedábamos o compartíamos algún momento juntos.
  • No he llegado tarde a ningún compromiso en ninguno de estos 10 días.
  • Cuatro peticiones denegadas a prestar dinero a cuatro personas diferentes. Resultado: cuatro personas escépticas con “mis experimentos”.
  • Ofrecer una tortilla de patatas en lugar de una pizza a una mujer que pedía comida en la puerta del Open Cor en Valencia.
  • Un “no” (dolido) a emprender un nuevo experimento.

Infraganti

  • Te das cuenta como tienes el “no” más controlado y asumido y sale solo de forma más rápida.
  • Tener tan incrustado el no al octavo día que dices “no” cuando quieres decir “sí”.
  • Perderte una fiesta y a un viaje  por decir “no” y ni siquiera haberte entera de haberlo dicho.
  • Sorprenderte cuando acabado el experimento dices “sí” como si hubieras hecho algo malo.

Los experimentos son una fuente de aprendizajes. Al mismo tiempo que vives situaciones y momentos que no vives de otra manera.

10 días de No a todo

En este vídeo extiendo los resultados, impresiones y reflexiones sobre el experimento centrado en el “no”…

Es curioso comparar los resultados entre el sí y el no. Ver cuando estás en un lado y cuando estás en otro, lo que sucede en ambos y sus contrastes. Estar antes en el “sí” me ha dado una perspectiva diferente del “no”, me pregunto qué hubiera pasado si hubiera empezado a la inversa.

Photo credit: Duncan C.

Mar
5

Sí a todo durante 10 días

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  10 Comments

Antes de ayer viernes, terminaba la primera fase del experimento Sí a todo VS No a todo. Han sido 10 días de sí a todo. Todo el “sí” que he sido capaz. He aprendido más de lo que imaginaba, he vivido en polos contrapuestos con contradicciones bastante provocadoras.

10 días de sí a todo - experimento

Parámetros de seguimiento

Estos son los parámetros cuantitativos que seguí:

  • “Sí” en vez de “no”: cuando decía “sí” a algo que usualmente hubiera dicho “no”.
  • Sí: “sí” que no fueron forzados y sí naturales.
  • No: “no” no forzados, simples.
  • Evitar situación: cuando trataba de evitar alguna situación que requería un “sí”.
  • “No” en vez de “sí”: cuando daba un “no” que debía ser un “sí” por la fase del experimento en la que estaba.
  • Rectificaciones: cuando decía “no” primero, me daba cuenta y entonces ofrecía un “sí”.

Parámetros cualitativos:

  • Destacable: hechos destacados dentro del “sí”.
  • Anecdótico: anécdotas y momentos que consideraba como genuinos dentro del “sí”.
  • Infraganti: situaciones en las que era pillado con la guardia baja y entonces cedía sin darme cuenta.

Resultados en el cuadro de mando

Aquí los resultados cuantitativos obtenidos al finalizar los 10 días de sí a todo:

  • 20 “sí” en vez de “no”.
  • 50 sí.
  • 11 no.
  • 2 situaciones evitadas.
  • 7 “no” en vez de “sí”.
  • 4 rectificaciones.

Y aquí los cualitativos…

Destacable de los 10 días:

  • Pagar en metálico un producto que normalmente hubiera pagado con la tarjeta o por empresa.
  • Donar toda la compra de la semana a una persona que pidió comida a la salida del supermercado.
  • Agendar una reunión con una empresa de marketing de multi-nivel.
  • Dejar conducir mi coche a Borja.
  • Ingresar 50€ a Joel Tornero por pedírmelos a través de Instagram.
  • Acceder a organizar una conferencia y evento en Castellón con Eduardo Reyes.
  • Comprar un cupón de la ONCE en la Gasolinera. Y un paquete de chicles, y un salchichón de oferta. Y una barra de pan de trigo. Además de un pack de ambientadores para el coche. (Sin consumir ninguno de estos alimentos)
  • Comprometerme a trabajar en tres nuevos proyectos de los cuales no tengo ni idea y no cuadran con mis objetivos ni pretensiones.
  • Confirmar una conferencia online En World Escape Day.
  • Escuchar las ofertas de la telefonía móvil, cambia de plan, adquirir dos nuevos paquetes y contratar una nueva línea.

Anecdótico de los 10 días:

  • Utilizar de escudo a compañeros míos para no tener que decir “no”.
  • Viajar a la otra punta del país para dar una conferencia gratuita.
  • Ayudar a mi vecino a colgar cuadros cuando no tengo mucha idea de ello.
  • Comprometerme con Borja a ir vestido de mujer al próximo Stand OUT Program, en Alicante.
  • Reconocer un “no” en lugar de un “sí”.
  • Decir un “sí” a mentirme a mí mismo.
  • Reconocer innecesariamente que son “pelota”.
  • Asumir responsabilidades que no me pertenecen por el mero hecho de decir “sí”.
  • Escuchar durante 30 minutos a un comercial que vendía tarjetas de crédito y acabar firmando un plan.

Infraganti sobre los 10 días:

  • Decir “no” a un compromiso que debía haber dicho “sí”.
  • Dar un “sí” a una plaza para Stand OUT program Málaga.
  • Donar 10€ a un indigente.
  • Tener que comer fideuá, aquí sí me la jugaron buena.
  • “Sí” a probar y comprar un producto que nunca utilizaría.
  • Trabajar gratis durante 4 horas.
  • Dar un “no” al picante que Javi Macías me ofreció.
  • Lidiar y acceder a una reunión no planificada.

Como decía, ha sido algo poco común, raro, extraño, bastante incómodo y desconcertante a veces. Nada divertido, creo.

10 días de Sí a todo

He grabado un vídeo para contarte el resto de la experiencia vivida en la primera fase de sí a todo durante 10 días, de primera mano.

Hoy empiezan los 10 días de “No” a todo, vamos a ello.

Photo credit: Hyte.

Feb
20

10 días todo sí VS 10 días todo no – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  8 Comments

Antes de empezar a explicar de que trata el nuevo experimento, me gustaría hacer referencia al experimento sobre el miedo que anuncié esta semana anterior. La respuesta ha sido masiva, profunda, vulnerable y muy valiosa. Tanto que he decidido trabajar durante un mes más para prepararlo mejor. Gracias. Mientras tanto, seguiré investigando, observando, reflexionando y ajustando sobre el miedo. Y por supuesto, mientras tanto, realizando un nuevo experimento. Una bonita batallo, sí versus no.

10 días de SÍ a todo – 10 días de NO a todo

sí versus noAsí es. Este es el nuevo experimento. Sí versus no. Durante los 10 primeros días voy a decir “sí” a todo lo que llegue a mí. Luego, en los 10 últimos días de experimento, cambiaré de forma radical a un enfoque “no” a todo lo que venga. Voy a enfrentar el sí más extremo con el no más extremo y ver qué es lo que sucede, durante y después de los 20 días del experimento. Empezando hoy mismo con la primera fase, 10 días de todo SÍ.

Razones del experimento

Vivimos en una sociedad complaciente, donde no sabemos decir no. Donde el sí es en realidad un no cohibido. Donde el sí duele, donde el no es un lujo. Allí donde el “sí” no es “sí”. Donde el “no” no es “no”. La línea que separa el sí del no parece haberse diluido. Hay pocas personas que dominan un sí certero, real y confiado, pero hay menos personas que dominan un no contundente, respetuoso, educado y agradecido. En mi caso, no sufro de carencia de no, diría que a día de hoy me da más alegrías que tristezas, muchas más, no podrías imaginártelo. En estos últimos meses, incluso he llegado a cuestionarme si debería decir más “sí”. No por quedar bien, tampoco por necesidad, sino más por vulnerabilidad, descubrimiento y curiosidad. Así como por lanzarme hacia mi propia incomodidad.

He creado una zona de confort en torno al no, eso creo. Así que voy a salir drásticamente fuera de ella durante 10 días, para luego entrar de forma todavía más drástica al corazón de ese no. En la segunda fase con “no” a todo. Es un sí versus no, claramente.

Objetivos

Objetivos principales que el experimento persigue:

  • Comprobar en cuantos y en qué líos puedes meterte diciendo a todo sí. Versus diciendo a todo no.
  • Cómo te sientes cuando complaces o agradas a todo el mundo. Versus cuando desagradas a todos.
  • Qué impacto genera en uno mismo el “sí” siempre y que otro impacto genera el “no” siempre.
  • Qué sucede en tu exterior cuando todo es “sí” y qué es lo que sucede cuando todo es “no”. Cómo reaccionan las personas que hay en tu entorno, cuando cambias de padecer de forma tan exagerada entre unos días y otros.
  • Comparar y medir los resultados personales y empresariales que lograr con una estrategia u otra.
  • Encontrar aprendizajes, sistemas y formas de actuar que desconozco hasta ahora.
  • Descubrir cómo (y quien) algunas personas tratan de aprovecharse de la situación, en ambos casos.
  • Donde puedes legar diciendo a todo sí y donde puedes llegar diciendo a todo no.
  • Comprobar si podría haber conflicto interno e inconsistencias de comportamiento y/o principios.

Algo que me llama mucho la atención y me intriga, la reacción y el resultado a hacer algo que no esté dispuesto o no quiera hacer. Esto solo, me tiene completamente enganchado.

Sí a todo

Esta es la parte que más me echa para atrás. hablando claro, la parte que más vulnerable me vuelve. Es por eso que la coloqué al principio, será una buena oportunidad para enfrentar demonios. Sí a todo es sí a todo, por alguna razón pienso que va a ser veinte veces más duro que decir a todo que no. Aunque también dependerá de las circunstancias, personas, contexto, momentos. Veremos, la única forma de comprobarlo es lanzándote.

No a todo

Quizá esté demasiado confiado en los siguientes 10 días, quizá sea más duro de lo que espero. Voy a mentalizarme y pensar de forma más realista, de lo contrario mis expectativas podrían jugarme una muy buena mala pasada. Estos diez días serán los últimos. Una de las claves del experimento es el resultado del contraste de un extremo al otro en poco tiempo.

Sí versus no

Desde hoy empiezo con la monitorización, seguimiento, observación y estudio de comportamiento dentro y fuera del trabajo. Reacciones. Soluciones. “No” cuando deben ser “sí”. “Sí” cuando deben ser no. Feedback, resultados y otros parámetros que irán surgiendo.

Que comience el (combate) experimento.

Feb
16

Buscando el miedo, de verdad

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Mapmakers  //  20 Comments

buscando miedosTodos tenemos miedos. Eso es algo indiscutible. ¿Te has parado a pensar en cuales sonlos tuyos? Yo llevo unos días pensando en los míos, pensaba que tenía pocos, pero voy dándome cuenta de que tengo más de los que pensaba. Vulnerable al mismo tiempo que fantástico.

Para algunos son miedos en forma de frustraciones, para otros son complejos, comportamientos o fobias. Miedos que arrastramos desde la niñez o desde que somos más adultos. Los hay emocionales, más intelectuales, físicos e incluso surrealistas o ficticios. Miedos más grandes o más pequeños. A lo mejor son animales o el hombre del saco. Son enfrentar relaciones personales o laborales. Más creíbles o más increíbles. Sin embargo, son todos miedos. Busco esos miedos.

Estoy preparando mi próximo experimento y me gustaría contar con tu participación. Necesitaría que respondieras a esta pregunta: si tuvieras que enfrentar el miedo que más necesitas vencer; ¿Cuál sería? Es decir, ¿Qué miedo te aparta de hacer algo importante?

Puedes compartir tu miedo de forma pública conmigo en los comentarios de esta publicación. También puedes hacerlo de forma privada a través de email: isragarcia@standout.es.

Cómo encontrar tus miedos más importantes

He desarrollado una serie de preguntas que pueden ayudarnos a encontrar nuestros miedos más importantes. Justo esos que más necesitamos descubrir y combatir.

  • ¿Qué es aquello que nos detiene desde hace tiempo?
  • ¿Qué es aquello que siempre has visto como un obstáculo que nunca te has atrevido a saltar?
  • ¿Cuantos y qué temores nunca tratamos de compartir con otras personas?
  • ¿Qué es lo peor que podría pasarnos si nos lanzáramos hacia eso que hemos estado pensando en hacer durante mucho tiempo pero nunca hemos tenido el valor a hacer?
  • ¿Cuál es el miedo que más nos preocupa de todos?
  • ¿Qué temor tratamos de evitar por todos los medios?
  • ¿Qué fracaso nos aterroriza tanto?
  • ¿Cuáles son los pavores más llamativos, espeluznantes e inquietantes de todos los que hemos obtenido?

El experimento, un desafío al miedo

Busco conocer esos miedos, sé que es algo bastante personal e íntimo, eso es lo que más me excita. Es una tarea para personas atrevidas e intrépidas. Personas que buscan sobresalir de si mismos y convertirse en la mejor versión de ellos mismos. Estoy retándote a que compartas conmigo, y con otros de forma pública, o privada solo conmigo, eso que más te atemoriza. Esto será la base de mi próximo experimento, prometo honrar tus miedos.

Si estás dispuesta/o, espero tu miedo, Quedas desafiado/a.

Photo credit: monfa.

Ene
30

Experimento 20 días sin mentir: informe final

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  12 Comments

20 días sin mentirEl sábado llegué al final del experimento 20 días sin mentiras. En realidad, viéndolo con perspectiva, el experimento trataba de intentar permanecer viviendo 20 días sin mentir. No mentiras externas, no mentiras internas. Este es el informe final donde voy a explicar los resultados finales. Un informe que complementa el que publiqué en el meridiano del experimento.

Este es un informe dividido en diferentes secciones para una mejor comprensión.

Contexto del experimento

El objetivo de estar 20 días sin mentir era:

  • Demostrar si es posible o no localizar el tipo de mentiras que decimos al exterior y las que dejamos en el interior.
  • Comprobar si se puede ser totalmente honesto y no mentir ni una sola vez, refieriéndonos a las mentiras blancas.
  • Observar, analizar y trabajar las reacciones (internas y externas) que podrían derivar del experimento.

Qué se buscaba aprender:

  • Ser más consciente sobre los momentos en los que mentimos.
  • Ganar honestidad con uno mismo. Ganar aceptación pura.
  • Lograr un mayor domino del “no”.
  • Vivir más auténtico con uno mismo y con el alrededor.
  • El impacto de no mentir versus el impacto de mentir.

Cómo ha sido llevado a cabo:

  • A través del siguiente cuadro de mando. (Contiene los resultados de cada día)
  • Midiendo, monitorizando, anotando y trabajando, los resultados diarios incluidos en el cuadro de mando.

Cómo puede ayudar a otras personas:

  • Realizando una auto-crítica accionable sobre si vedaderamente no mentimos como decimos o si nos engañamos a nosotros mismos como de costumbre.
  • Encontrando esas pequeñas trampas que a diario nos minimizan como personas y profesionales.

¿Cuáles fueron las motivaciones para realizar el experimento?

  • El crecimiento personal y profesional.
  • Modificar patrones de comportamiento y actuación.
  • Seguir perfilando el estilo de vida.
  • Lograr una nueva técnica de alto rendimiento.
  • Seguir explorando márgenes.

Descripción

Qué tipo de preparación necesitas para realizar el experimento 20 días sin mentir:

  • Ninguna específica.
  • Honestidad.
  • Consciencia.
  • Auto-crítica y auto-evaluación.
  • Métricas objetivas (ver cuadro de mando)
  • Disponer de al menos 30 minutos diarios para la revisión.

Riesgos a destacar:

  • Posibles confontaciones con otras personas.
  • Ambigüedad.
  • Malentendidos y malasinterpretaciones.
  • Diferencias notables con otras personas.
  • Dilemas éticos y morales.

Métricas (representadas en el cuadro de mando):

  • Número de mentiras totales: 45 mentiras.
  • Tipos de mentiras (métrica cualitativa)
  • Número de personas con las que han habido interacciones: 504 personas.
  • Número de interacciones resultantes con el total de personas: 884 interacciones.
  • Reacciones internas / externas (métrica cualitativa)
  • Tentaciones (métrica cualitativa)
  • Observaciones (métrica cualitativa)
  • Feedback (métrica cualitativa)

Aprendizaje válidado 20 días sin mentir

Descubrimientos primarios 20 días sin mentir:

  • Tan pronto como las personas dejan de mentir por completo, se puede lograr un mayor aceptación de quiénes son ellas mismas. Así como la aceptación de otras personas y cirncustancias.
  • A menos mentiras, más empatía.
  • La mayoría de personas que dicen que no mienten y son honestas, se están creyendo una historia que en parte es una mentira, no es real. Es muy posible que esas personas mientan menos que otras, pero sí mienten. La clave es la etimología de la mentira. El tipo de realidad que ver y cómo encajan las cosas para que esa mentira pase desapercibida.
  • Las personas que reconocen mentir en ocasiones, lo admiten y tratan de solucionarlo, son personas más honestas, dignas y auténticas que las personas que dicen no mentir en absoluto.
  • Reconocer la mentira al mismo tiempo que sale y hacer el ejercicio en público, ayuda a crear una conexión más genuina con la gente del entorno. Además de ayudar a que la gente confíe más.
  • Las mentiras más duras son esas que no vemos. Esas que llevan toda una vida dentro de nosotros. Las que vienen de familia, educación, sociedad, la publicidad. Son las mentiras que no huelen a mentiras, sino a realidad. Son las mentiras más peligrosas y complejas.
  • Puedes no mentir y decir lo que piensas sin perder la elgancia. Sin embargo, hay otras ocasiones más emocionales, más espontáneas donde es fácilmente ocasionar molestias o disgusto.
  • Cuando no se miente, se puede distinguir con más claridad cuando otras personas mienten.
  • El número de mentiras está relacionado con el número de personas nuevas con las que interactues.

Descubrimientos adicionales

  • Se comunica de forma más simple y entendible.
  • Se presta mucha más atención a las personas con las que uno se relaciona.
  • Al principio se pierde cierta fluidez en el lenguaje, expresión  y el enganche de momentos que relatan historias.
  • La tentación a decir mentiras piadosas mientras expones o presentas un tema es mucho mayor. Porque ese tipo de mentiras responden a detalles que a menudo pasan desapercibidos.

Limitaciones:

  • No se pudo extrapolar las reacciones con otras personas que podrían estar en la misma situación.
  • Sería interesante poder ver este experimento aplicado a más personas. Esto ayudará a comprar resultados y comportamientos.

Observaciones

Resultados esperados:

  • Se puede vivir con cero mentiras. Cero de verdad.
  • Mentir está dentro del ser humano, esto tiene muchos matices. No la mentira mala, amarga, traicionera y desleal. Sino la mentira cortés, la noble e íntegra. Es la mentira solidaria.
  • Se miente más de lo que uno cree.
  • Mentimos para no incomodar, para no molestar o no ser vistos como personas indeseables o poco amistosas. Mentimos para encajar.
  • Hay personas escépticas que creen que no es posible vivir sin mentir.
  • No se encontró a ninguna persona que realizará una anotación cada vez que miente.

Comportamientos

  • Cuando no mientes recibes mejores inputs.
  • Estás más tranquilo, no hay apenas perturbación en la mente.
  • La sensación de liberación y paz (sobre todo interior) es máxima.

Siguientes pasos

A partir de estos 20 días sin mentir:

  • Rectificar en público cada vez que diga una mentira.
  • Obligarme a no “quedar bien” y a no ser demasiado “cortés” cuando serlo implique mentir.
  • Nombrar cada situación repetida en la que miento. Identificar ese patrón, averiguar el origen y entonces, eliminar la mentira.

Photo credit: Sr. X.

Ene
20

11 días sin mentir – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  10 Comments

Ayer llegué a los 11 días sin mentiras. Vivir sin mentir durante 20 días, ese es el experimento que estoy realizando.

Aquí encontrarás un pequeño informe sobre lo que ha sucedido en esta primera fase del experimento.

Descubrimientos

Estos son los hallazgos obtenidos a raíz de lo primeros 11 días sin mentiras:

  • Cuando tratas de eliminar la mentira, sucede que sientes una fuerte inclinación a ser más honesto. Serlo de forma abierta y no buscada, si no más decidida y voluntaria.
  • Ha llegado un momento en el que te ves a ti mismo pensando durante 2 segundos si tienes una duda sobre lo que vas a decir. Quizá porque entonces es como si fueras a decir una mentira.
  • En parte, te vuelves más vehemente porque cuando dices todo lo que piensas, lo expresas como lo piensas. Esto es un descubrimiento que estoy disfrutando.
  • Pensar algo y decirlo tal cual lo piensas, en ocasiones puede resultar incluso preocupante al principio. Sin embargo, una vez sorteas el obstáculos varias veces, se hace liberador y necesario.
  • Sucerde que con bastantes personas, sobre todo si no saben que estás en medio de este tipo de experimento, ser más honesto se convirtte en ser más maleducado.
  • Cuando cuentas lo que realmente sientes y no lo que otras personas quieren escuchar, sucede algo que no esperaba. La gente se abre y conecta más y mejor contigo.
  • Al intentar vivir sin mentir, los actos reflejos, reacciones y comportamientos inconscientes son más difíciles de prever y entonces manejar. Ya que la primera reacción del cerebro es mentir de forma que no quedes compemetido, riduclizado y estés a salvo.
  • De todas las mentiras que he dicho, el 90% del total de las mentiras iban sobre quedar bien enfrente a una persona.
  • Es más difícil mentir a un grupo de personas que a una persona. Sin embargo, cuando logras ser honesto y reconoces abrtamente que has mentido delante de un grupo de personas, la sensación de liberación es mayor. A más riesgo, más miedo. A más aceptación ante mayor riesgo, más transformación.
  • Escribir y hablar es más fluido, suena más auténtico y conecta más cuando consideras cero mentiras piadosas.

Aprendizajes

El experimento puede ser más o menos enriquecedor, podrá fallar o no salir como esperabas. No importa, siempre seguiárs llevándote habilidades, experiencias y aprendizajes distintos:

  • He aprendido a dejar de justificarme cuando miento porque estoy haciendo el experimento, es una excusa.
  • Se puede mentir sin mentir. En ocasiones omitir es una forma de mentir. Callar es una forma de mentir, no decir es una forma de mentir. Obviar es una forma de mentir.
  • Rectificar antes de decir la mentira es posible con un poco de práctica, atención y consciencia. Lo he logrado hacer en al menos doce veces. Incluso algo más poderoso, invertirla y decir la verdad opuesta que tienes en tu mente.
  • Cuando sigues las cosas cómo las percibes y entonces quieres expresarte, puede parecer crudo lo que sueltes. Puedes tratar de suavizarlo y pensar “¿Estoy mintiendo?” o puedes seguir con el plan.
  • En estos 11 días he logrado aprender que una cosa es la mentira y otra la historia en tu cabeza. Una cosa es lo que piensas y otra diferentes es cómo lo ves.

Progreso y seguimiento

En este cuadro de mando, encontrarás el seguimiento diario que estoy llevando con el experimento vivir sin mentir durante 20 días. Este es mas cualitativo que cuantitativo. Hay apreciaciones íntimas, profesionales, cotidianas y mundanas.

Es bastante personal, no voy a negar que eso me incita a hacerlo público. Me permite vivir más en paz conmigo mismo, aceptándome y apreciándome tal y como soy. Además de ser honesto contigo, por tu atención y compromiso, lo mereces. Qué bueno sería que todos nos liberarámos un poco. Más vulenrabilidad amigas y amigos.

  • La evolución de las mentiras guarda relación con las personas que me rodeo. He sido más propenso a mentir con gente nueva que con gente que ya conozco.
  • Es más probable mentir cuanto más tiempo pasas con una misma persona. Más que si vas “saltando” de persona en persona.
  • El feedback que recibes a diario cuando no mientes es más significativo, las personas se abren y no te mienten -piadosamente – tampoco.

Conclusiones de vivir sin mentir

vivir sin mentirComo punto y seguido…

Han habido conflictos directos con clientes, por no “quedar bien”. El trabajo colaborativo ha funcionado con más tensión, porque lo que dices o haces podría no ser gustadoa más abiertamente que nunca. En las relaciones y en lo personal ha dado pie a momentos muy delicados. Dudo entre si estar contento o no, porque hay pocas que han aprovechado la oportunidad, el otro día lo comentaba entre un grupo de amigos y ellos argumentaban que esta forma es incluso más violenta para quien pregunta que quien responde.

En realidad no veo un gran abismo de cambio entre antes de comenzar el experimento y mientras estoy sumergido en vivir sin mentir. He preguntado en personas que han estado a mi lado y en sus palabras, no ha habido una gran diferencia. El instinto me dice que la razón es que cuando desde dentro sabes lo que eres, con todo lo bueno y lo malo que viene en ello, da igual la dificultad, necesitas algo que vaya en tu contra más radical. En eso trabajaré para futuros experimentos.

Lo que si veo como una ventaja total es la prueba de serte fiel a ti mismo. Vivir sin mentir, no miento tanto como pensaba, pero si hay espacio para ser más honesto con uno mismo.

Ene
19

5 nuevas modificaciones para lograr una mejor ultraproductividad

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  3 Comments

Estas son cinco nuevas alteraciones (“hacks”) que estoy integrando en mi ultraproductividad…

mejor ultraproductividad

Sistema de reuniones de 12 minutos

Desde hoy mismo empiezo a trabajar con reuniones de 12 minutos, por agilidad, comodidad, enfoque y trabajo expansivo. Porque la idea es ir reduciendo y con suerte, llegar a reuniones de 5 minutos antes de que acabe 2017. Sueño con ello y un secreto, un sueño todavía mayor, eliminar las reuniones de mi vida.

Acción: ¿podrías recortar en 5 o 10 minutos las reuniones que llevas a cabo diario?

Teléfono off

Llevo varios días probando con esto y está siendo bastante útil. Desconecto el teléfono mientras realizo lo que yo considero como mi trabajo importante. Esto evita distracciones innecesarias cuando debo producir la clase de labor que mejor debo realizar. Apuntar por mayor excelencia y eficiencia en los puntos clave que generan mayo retorno. Sin teléfono y otras distracciones ya eliminadas y dejadas atrás, es más fácil, dentro de lo complejo.

Acción: muy simple, desconecta el teléfono en el momento que sepas que vas a realizar el trabajo más decisivo del día.

Correcto electrónico off

Esto es algo obvio, quizá, pero no lo había probado hasta hace unos días. Desconectar el email en el momento en el que identifico mi ventana de eficiencia y la hago encajar con mi trabajo importante. Ya hace un mes desconecté todo tipo de sonidos, indicadores o mensajes que pudieran llevar mi atención hacia el email. Principalmente, porque de por sí ya siento una gran atracción por la bandeja de entrada de mi correo electrónico, imagina con pequeños recordatorios. Trabajo sin email en el pc, y obviamente, si tengo el teléfono desconectado, tampoco tengo que preocuparme por ello.

Acción: desconecta tu correo electrónico cuando trabajes en tu trabajo importante, no caigas en la tentación. Si quieres ir un poco más allá, compruébalo en cuatro veces al día, mañana, mediodía, tarde y noche.

Desconectando iMessage

Hasta hace unas semanas era una de las pocas formas de contactar conmigo. Si estás dentro de mi círculo de amistades, contactos profesionales y familia. No uso whatsapp desde abril de 2014. Respondo y reviso las redes sociales una vez por semana. No tengo notificaciones en pc, ni en smaprthone, ni en tablet. Bien, desconecté iMessage (las notificaciones, el sonido ya estaba desconectado hace casi un año). Y sobre todo, lo desconecté del pc, de forma que solo pueda verlo en smartphone cuando sea tiempo libre. De esta manera logro una mejor concentración no solo en el trabajo, sino en el momento presente.

Acción: desconecta tus sistemas de mensajeria instantánea. Al menos todas las notificaciones de cualquier tipo.

Ayuno intermitente: 1 día a la semana

Esto también es ultraproductividad, claro. No es solo relacionado con el trabajo, sino con el estilo de vida. Trabajar menos, producir más y vivir mejor, ese es el fin. Meses antes de empezar el ya pasado experimento 20 días de ayuno, mi profesor de alto rendimiento Ricardo Soares, me recomendó el ayuno intermitente de un día a la semana con agua alcalina solamente. Fue sobre septiembre, entonces empecé un día a la semana con el ayuno, al acabar el experimento he continuado. Los resultados son magníficos. Especialmente por la Cetosis, la vitalidad, enfoque y consciencia que está devolviéndome este súperhabito semanal.

Acción: si crees que es para ti, quizá podrías intentar el ayuno intermitente y ver cómo evolucionas.

Subiendo de nivel

Estoy probando casi a diario (no te miento, sigo con el experimento 20 días sin mentiras) con prácticas, hábitos, técnicas, estrategias e incluso experimentos que modifiquen mi estilo de vida. Esto impacta en lo que hago, diego, pienso, vivo y produzco.

Taller exclusivo ultraproductividad

Si quieres trabajar conmigo durante 6 horas desarrollando tú ultraproductividad, esta es la oportunidad única de hacerlo. Este sábado en Business World Alicante impartiré un taller exclusivo, que solo se realizará una vez, de 6 horas. Es de pago, son 250€ por persona, pero hagamos algo de valor para ti. Si contactas con info@bwalicante.es con el asunto “trabajar menos, producir más, vivir mejor” y te inscribes en el taller, pagarás 180€ en lugar de tener que pagar la inscripción completa. Tu ganas, por estar ahí cada día.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+