Menu
Browsing articles tagged with "Marketing archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Jul
27

Sobre el amor (empatía, y marketing de impacto)

By Isra Garcia  //  Amor, Marketing  //  No Comments

“Este es todo el amor que he recibido, pero es más que suficiente

“Tengo un poco de amor, `pero soy consciente que otros tienen incluso menos que yo, así que me doy al mundo”

“Quiero todo el amor que pueda tener, lo quiero todo”

“No quiero todo el amor del mundo, solo quiero el tuyo”

“Tengo la mayor cantidad de amor posible – ¿quieres verlo?”

“El amor que hay no es suficiente para todos, así que voy a trabajar para que sea expansivo, universal y nos cubra a todos”

“Tengo más amor todavía que el de arriba, – ¿quieres probarlo a ver qué te parece?”

“Tengo la parte de amor más importante que alguien puede recibir, pero no es suficiente, así que voy a intentar robarte el tuyo”

“Si no puedo tener el amor que merezco, voy a obstruir el camino para que nadie más reciba amor”

sobre el amor, marketing y empatía

“Si retraso la gratificación y espero un poco, mi amor será grandioso, real y puro”

“Mi amigo/a ___________ tiene más amor que yo, así que voy a pagar el precio que sea para tener más que el/ella”

“Si exigimos menos, damos más y tomamos de todos los sitios que aparecen de forma natural, nunca más tendremos que preocuparnos por él”

“Si invertimos en amor ahora, luego recibiremos mucho más del que podamos digerir”

“La única cosa justa que se me ocurre es darle un poco de amor, de forma igualitaria, a cada persona que encontremos en el camino”

“No puedo absorber todo el amor que hay circulando por mi vida cada día, pero aun así rechazó la idea de compartir el que me sobra”

“¿Dar? ¿Por qué no mejor recibir?”

“Puedo hackear las reglas para acabar con el triple de amor que cualquiera”

“No importa cuánto amor haya disponible, no es suficiente, deberíamos arriesgarlo todo para conseguir más”.

“Sea quién sea el responsable de darme amor es un interesado”

“Más amor ahora es mucho mejor que la promesa de un mejor amor después”

“¿Amor? Yo no lo necesito”

Una pregunta interesante: ¿qué pasaría y cómo quedaría si cambias la palabra “amor” por cualquier otra?

Atribución imagen: Gerald Oskoboiny.

Jul
8

Dos tipos de esfuerzos frente a un mismo rechazo

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Vivimos en una sociedad que no considera el esfuerzo frente a un rechazo casi cierto. Aunque también respiramos en el mismo tipo de sociedad que aborda un éxito sin un esfuerzo perspicaz, ni siquiera esfuerzo, ah, y tampoco perspicaz.

Intentamos que resultados improbables ocurran, cada día. Enviamos un curriculum a alguien que no sabemos si podría interesarle. Tratamos de vender nuestro libro a una editorial que no concibe ese género en su colección. Pedimos una donación a quien defiende otra causa. O entramos en una red social a ver si suena la flauta…

Entendiendo el esfuerzo frente a un rechazo

el esfuerzo frente a un rechazo

Hay dos formas de hacerlo:

UNA: tener en cuenta las probabilidades que van en tu contra e ir a por volumen, masificar. Esto significa que deberías rociar y rezar que ocurra el milagro. Eso puede hacerse depositando muy poco o ningún esfuerzo en cada posible interacción, lo cual te dará los recursos de tener tantos movimientos como puedas. Esto es contratar una asistente virtual para spamear tus contactos, o enviar 200 correos de venta, o etiquetar a todo el mundo cada vez que publicas en Facebook. Esta es tu reacción a un mundo injusto, en el cual hacer ruido es la mejor forma de lidiar con el ruido.

DOS: invertir más en cada conexión que lo que cualquier ser racional recomendaría. Hacer tu trabajo, cumplir tu compromiso. Invertir más tiempo en crear una oferta de lo que tú esperas que el cliente potencial invierta en responderte. No personalices, permanece humano. Crea un desequilibrio de esfuerzo y cariño. Aparece. Responsabilízate. Esto es saber la historia y nombre de las 60 personas con las que he trabajado durante meses en la 1ª edición del Método Ultraproductividad.

Pd. Hace unas horas que cerramos la 2ª edición. Más de 100 días trabajando juntos, creando interacciones humanas que lo cambian todo, diseñado para ayudarte a ser ultraproductivo/a. Gracias a las más de 100 personas que han dado el salto y están dentro. Si esto resuena contigo, escríbeme aquí, porque tengo un As en la manga para ti.

Atribución imagen: bionicteaching.

Jun
30

Mucho ruido y muy poca señal

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Hay 2 formas de hacer marketing, marketing sucio y ruidoso, y marketing limpio, claro y con una gran señal.

Ejemplos de lo segundo:

  • Voy a persuadirte siendo claro, directo o contundente.
  • Quizá no te gusten mis formas, mejor eso a que yo trabaje para gustarte.
  • Si no hay resonancia no hay forma de que hagamos nunca nada, a menos de que un día surja esa sintonía.
  • Te voy a vender cuando acabe la masterclass gratuita.
  • Puedes abandonar el lugar cuando te haya dado todo el valor que necesitas.
  • No tienes por qué comprar nada, estoy aquí para ti.
  • Trabajo para ti durante un mes, comparto contigo lo que más creo que puede impactarte. Y sí, lo hago porque puedo, me apetece y debo.
  • No dejes ningún mensaje que no tenga tu esencia, es incluso mejor que no digas nada.
  • Las críticas son oportunidades y los reconocimientos distracciones.
  • Cada día, personas que apuntan a mis errores en público y con negatividad, me ayudan a mejorar más que el resto.
  • Seguir lo que hace todo el mundo para vender porque todo el mundo así, es algo que pagarás caro.
  • Crear es un acto más personal que empático, aunque la creación, si es humana, acabará conectando con los demás.
  • Cuando alguien me critica, ataca o muestra cinismo u odio contra mí, solo sé que hay algo en el marketing que hago que funciona, porque incomoda y molesta.

2 formas de hacer marketing: ¿Ruido o señal?

2 formas de hacer marketing: hacer ruido, o ser la señal

Estamos equivocados sobre cómo hacer marketing de impacto (señal) y cómo vender (ruido)

Es improbable que vendas mucho online, porque estás vendiendo como venden todos. Demasiado ruido.

Es casi imposible mantener una conversación sustantiva en un campo de fútbol. Demasiado ruido.

Ver a los políticos hablar es algo que cansa, porque no dicen nada. Demasiado ruido.

La relación señal-ruido sirve para medir cuánta aspereza tenemos que limar para llegar al corazón del mensaje.

El debate que hay que mantener cuando tu mensaje no llega es: ¿Hay demasiado ruido en el mundo, es mi señal demasiado débil o estoy escondiendo algo?

Internet es el canal de comunicación más ruidoso que nunca se ha desarrollado. Además de que posee una señal muy pequeña, una que hace difícil apreciar los pequeños y valiosos detalles.

Cuando todo el mundo tiene un micrófono y la capacidad de vender e impactar (positiva o negativamente), entonce puedes esperar lo que sea, incluso aunque estas personas no tengan nada que añadir o lo que aporten sea basura.

Una solución es encontrar un lugar calmado y quieto donde tengas algo que decir. Otra solución es que lo que digas trascienda silos, sea vulnerable, imperfecto, honesto e íntegro (ambas soluciones podrían implementarse perfectamente). Ahora (en este espacio lleno de chillidos, lleno de spam) podría no ser tan apropiado como después, sobre todo en un lugar que tú te has ganado, haciendo algo que marca la diferencia, diciendo lo que te importa, a las personas que están escuchando.

Corta el ruido, elimina los escondites, mejora tu señal, sé la verdad, aunque duela.

Eso es marketing bien hecho.

Atribución imagen: buterfly nihon.

Jun
17

El marketing no importa

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Vivimos en la era de la disrupción tecnológica, lo que significa que vivimos en una era construida mayormente por ingenieros, cada vez en un mundo más centrado en la ingeniería.

Y algo que a los ingenieros les encanta decir es que el marketing no debería importar. Solo el producto importa. Si necesitas marketing, es porque no has diseñado el producto que deberías.

Podríamos llamarle “window dressing marketing”. Es decir, cuando el marketing sirve como un anexo. Marketing como el pensamiento después del pensamiento.

el marketing importa

Este pensamiento es muy común y no solo entre ingenieros, sino entre empresarios, gerentes y profesionales de otros gremios. “El marketing no importa”.

En eso se convierte el marketing.

No te conozco muy bien, pero sí lo suficiente como para decirte lo siguiente, no podemos ignorar el marketing. Nuestro marketing debe importar. Nuestro marketing debe llevarnos al compromiso, impacto positivo y la conexión, de lo contrario estaremos fuera de juego.

No ignores el gran marketing

El marketing, como la ingeniería, o funciona o no; no importa demasiado la “gran teoría” que haya detrás.

Lo que cuenta es la acción, el resultado, la idea, la intención y el propósito. Importa poco o nada lo que los académicos o especialistas de despacho digan, porque lo que está en juego no es su hipoteca, sino la nuestra.

El truco es siempre el mismo. Encontrar el universo donde el producto o servicio encaje. ¿Por qué es importante esto? ¿Por qué no lo iba a ser? ¿Y por qué debería preocuparse la gente por lo que haces si no encaja en su escala de necesidades o deseos? ¿Qué es aquello que va a tener tanto peso como para hacer que la gente se detenga y considere tu oferta como la opción a elegir?

La gran innovación necesita un gran marketing, la gran ingeniería necesita un gran marketing, la gran tecnología necesita un gran marketing. 

Sin embargo, hay un paso antes de que vayas aquí y sigas los pasos hacia un gran marketing, y es que tu marketing debe importarle seres humanos reales, o lo que hagas será un desperdicio.

Y hacer justamente esto es más complejo de lo que parece… Pero la recompensa es inmensa si lo haces de forma correcta, porque el marketing importa.

Atribución imagen: B2B lead blog.

Jun
6

Estoicismo moderno, marketing de impacto y Ultraproductividad = ser el cambio que hoy necesitas

By Isra Garcia  //  Cambio  //  No Comments

La única forma de tener éxito como profesional, emprendedor, autónomo, freelance o directivo es que evoluciones casi tan rápido (o más) que el propio cambio. Ser el propio cambio al mismo tiempo que sucede.

2020 va a tener ninguna consideración por tus expectativas. 2021 va a ignorar aquello que ansías o deseas para ese año. El primer caso, como puedes ver, está haciendo lo que quiere cómo quiere, y el segundo, va a venir como le dé la gana, lo quieras o no.

Ser el propio cambio y cambiar rápido y entonces ser la Ultraproductividad

Aquí voy a mezclar tres temas: estoicismo, marketing y ultraproductividad, para sacar tres estrategias que ayuden a cualquiera que esté pasando tiempos difíciles en esta nueva crisis económica:

1. Estoicismo – acepta el cambio

Para poder triunfar hoy, debes deshacerte de todas las ataduras del pasado. Tanto del método, como plataformas, estrategias – ya sea una sola técnica o un modelo de negocio entero. Incluso debes desvincularte de tu visión existente del futuro, eso no va a traerte más que problemas. Si Epicteto o Séneca vivieran hoy, creo que lo compararía con el surf: mañana la ola será diferente, algo maravilloso, porque eso es parte de ser un surfista, tener que surfear.

2. Marketing – encuentra a tu tribu

Solo necesitas importarle a unos cuantos, no a tantos como crees. Asegúrate de que estás entregando el producto o servicio adecuado en el momento adecuado a las personas adecuadas (quiénes entonces, idealmente, le dirán a los suyos quién eres y qué haces). Encuentra a esa tribu entregada, una audiencia mínima viable, dicho de otra manera, el grupo de personas mas pequeño posible que pueda sostener tu trabajo. Cuando tengas dudas, vuelve a la razón de porqué empezaste tu negocio.

3. Ultraproductividad – olvídate de la autenticidad y permanece humano

La mejor forma de conectar con los demás es conectando primero contigo mismo. Lo que la gente quiere de nosotros es consistencia y compromiso, autoconsciencia y autodisciplina, lo que lleva a excelencia. Esta es parte de la promesa de Ultraproductividad, llegar a más con menos para poder ser lo que quieras ser y vivir a máximo rendimiento, tanto como trabajas. Esto es también la esencia de permanecer humano, un concepto sobre el cual escribí mi primer libro, Human Media.

Tenemos que actuar dentro de una lógica, está claro, la de nuestros valores y los de nuestra empresa, y la empatía tiene que ser uno de los más prominentes. Tú debes encontrarte donde estás, entenderte, respetarte y cuidarte tal como eres, lo mismo sucede con tus clientes.

Recuerda esto, los anuncios no ganan la confianza de la gente, la resonancia entre humanos sí.

Tienes que ser el propio cambio, y para serlo, necesitas mínimo lo que acabas de leer. Luego, aquí tienes otras estrategias.

Atribución: Linh Nguyen.

Jun
1

El marketing de intentar vender no vendiendo pero queriendo vender

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Es un fenómeno muy curioso y cada vez más dañino, intentar hacer el marketing de no vender pero con el objetivo de vender.

hacer el marketing de no vender pero con el objetivo de vender

Date una vuelta por Internet, mira la formación online, los infoproductos, los servicios de coaching sin coste, los ebook gratuitos, las guías definitivas, las consultorías gratuitas, las clases maestras gratuitas ¿dónde acaban todas las acciones? En la venta, y no te equivoques, no hay nada de malo en eso, es legítimo.

Sin embargo, no es honesto, y es muy egoísta, cuando fanfarroneas de que vas a hacer algo de forma gratuita, como regalo o recompensa a la gente que te sigue, o que ha asistido, y luego al final, sin avisar, metes la venta de tu producto o servicio.

Cómo hacerlo bien – cómo utilizar el marketing de no vender y vender

Honestidad. Transparencia. Vulnerabilidad. Empatía. Esta es la única forma de crear resonancia, conectar y acabar vendiendo, a parte de la utilidad y servicio de lo que vendes.

Si vas a vender, déjalo claro al principio o antes de empezar. Puede que pierdas a alguien por el camino, pero quien se quede hasta el final, sabrás que está interesado en al menos escuchar lo que tienes que vender. Piénsalo, si tú fueras la otra parte ¿no querrías que fueran honestos y te mostraran sus intenciones al inicio? ¿Que te hace pensar entonces que a tu audiencia, comunidad o clientes potenciales no?

Sé claro, contundente, y hasta duro, dejando claro que estás vendiendo. No tengas miedo en decir el precio, y no justifiques nada con excusas lamentables o intentar maquillar lo que haces. Cuando te apropias con dignidad y autenticidad de lo que vendes, lo que vale (o vales) y lo haces que valentía, las personas conectan con tu mensaje y entonces ganas credibilidad y respeto. Si tú no respetas lo que vendes, o a ti mismo, ¿cómo te van a respetar otros?

Utiliza la empatía

Si no sabes cómo vender, dilo. Si te da vergüenza, exponlo. A las personas nos gusta tratar con gente como nosotros que tiene los mismos problemas, inseguridades y conflictos que nosotros, muchas veces la gente me pregunta “¿qué hago cuando me siento de esta manera o la otra cuando voy a vender y no estoy seguro de que decir o __________?” La respuesta más común que vendrá de mí será algo como esto: “¿Qué pasaría si les cuentas a ellos el problema o frustración como me lo cuentas a mí?”. Cuando te abres a la gente, la gente te acepta tal y como eres, y hay una alineación y un cambio.

Cuando vayas a hacer el marketing de no vender intentando vender, pregúntate:

  • ¿Quiero engañar a alguien? ¿Por qué?
  • ¿Por qué le quiero vender ocultando que le quiero vender?
  • ¿Cuánto me valoro a mí mismo y a mi empresa/producto?
  • ¿Y a la gente a la que me dirijo?
  • ¿Cómo les gustaría a ellos ser tratados, vendidos y servidos?

El marketing no va sobre tener a la gente donde quieres y que hagan lo que más te interesa, sino estar todos juntos en un lugar favorable y encontrar una forma de que todos ganemos.

Atribución imagen: Yi Chen.

May
25

Marketing, ahora más que nunca

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Porque los que lo practicamos hacemos que sucedan cosas positivas. Cuando lo que creas mueve a la gente o a las organizaciones hacia un lugar más próspero y satisfactorio para ellos, entonces estás haciendo marketing de verdad. 

Impacto a mejor.

Ese es el único trabajo. No bombardearte con anuncios, no engañarte con gratis para luego venderte, no ofrecerte algo que no necesitas, no confundirte o manipularte.

el marketing de verdad

Como dice Seth Godin y afortunadamente he aprendido de él, el marketing crea cambio.

Por lo tanto, todo lo que haces es marketing. Y si no estás contento con ello, ve y encuentra algo de lo que estés orgulloso y te sientas digno.

No hay duda alguna de que el marketing humano, empático y perspicaz es mucho más efectivo que la parte contraria. Cuando apareces en el lugar adecuado con el producto/servicio adecuado para la gente adecuada con la postura adecuada, entonces has creado algo fascinante.

El otro tipo de marketing es el que estamos acostumbrados a ver, el egoísta e hipócrita.

Sin embargo, el marketing de verdad hace a todos mejores, al que lo practica y al que lo recibe.

Salta al marketing de verdad

Puedes descubrir cómo practicar este tipo de marketing en los talleres de Marketing de Impacto y Automarketing que impartí en exclusiva para el proyecto Imparables en Tiempos de Crisis (14,70€ por taller – incluye donación para varias ONGs)

Llevo desde 2008 haciendo marketing, cualquier cosa que ves en mí o mis proyectos, lleva impregnado el marketing de verdad, el del impacto.

Si lo haces, tu jefe, tus clientes, tus alumnos, tu familia y tu gente lo agradecerán.

Y si quieres ir todavía más allá, y te manejas genialmente con el Inglés, te recomiendo el Marketing Seminar de Seth. Es el único curso que he realizado en años, y sobra. El mejor curso de marketing que he conocido jamás.

Atribución imagen: Eva Rinaldi.

May
18

¿Dónde está el problema?

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

La pereza es un problema de marketing.

El desconcierto es un problema de marketing, el ansía también.

La inseguridad es un problema de marketing, igual que la mediocridad y el estrés.

La política es un problema de marketing.

El cambio climático es un problema de marketing.

Ninguno de estos problemas son asuntos sociales, psicológicos de ingeniería o económicos: definir el impacto que causas en el mundo, hacer crecer tu empresa, encontrar a las personas que quieren saber de ti e incluso comprarte, correr la voz sobre el cambio positivo que produce tu servicio o producto, hacer el trabajo que importa y del cual te sientes orgulloso ¿verdad? Todos son problemas de marketing.

tienes un problema de marketing

¿Inquieto al leer esto? Simplificando, los seres humanos tomamos decisiones y tenemos preferencias – eso es marketing. El trabajo humano de contar una historia que resuene, aportar una serie de promesas consistentes y coherentes a las personas que quieren creerlas.

Va todo sobre hacer el trabajo que importa

Si estás aquí para cambiar las cosas, entonces haces marketing, y para eso necesitamos entender cómo las personas eligen. Consecuentemente, si has pensado en crear/cambiar algo, lo único que necesitas hacer es invertir tiempo y recursos en ser mejor llevando la historia (producto/servicio) adecuada a la gente apropiada.

Estoy encantado de anunciar que el taller online de Marketing de Impacto ha sido comprado por más de 500 personas en tan solo tres semanas, una hora larga sobre cómo hacer el marketing que importa, por 14,70€ (2.15€ por persona donados a una ONG)

El marketing no va sobre atajos o engaños. Marketing es el arte (y ciencia) de encantar a la gente que buscas encantar, hacer que las cosas sucedan y encontrar y satisfacer necesidades.

Marketing significa crear impacto positivo creando un trabajo digno, honesto, íntegro y empático, si te sales de ahí, entonces tendrás un problema de marketing.

Atribución imagen: Emprendedores.

May
6

Somos marketing

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Marketing es hacer el trabajo que importa para la gente que te importa.

Principalmente porque las personas como nosotros vamos más allá de la mera transacción.

Solo cuando aprendes a hacer las cosas y a tratar a las personas con amabilidad, compasión y gentileza. Solo entonces puedes crear un impacto sustancial a tu alrededor y en ti mismo. Cuando decides ver a otros antes que verte a ti, cuando el respeto va antes que la venta, y la humildad es tu forma de comunicar, es entonces cuando todo se transforma. Y eso es lo que hacen las personas que de verdad practican esta disciplina.

somos marketing de impacto

Cuando impactas haces marketing, y cuando lo haces (el auténtico), impactas, porque éste es acción.

Tomar acción es marketing

Si necesitamos persuadir a alguien a pasar a la acción, entonces estamos haciendo marketing de impacto.

Si perseguimos algo, o si escribimos, somos marketing.

Si hacemos algo con intención o conversamos con alguien, somos marketing. Si ayudamos a los demás, si nuestro trabajo mejora, si hay un cambio positivo en lo que entregamos y reciimos, si somos empáticos, entonces somos marketing.

Esta (no sé si nueva) forma de concebir el marketing (de impacto) va mucho más allá de la publicidad, la venta, el precio, el producto o la promoción, de hecho no creo que ni siquiera tenga nada que ver con esto, ni el dinero.

Estamos rodeados de una economía que busca nuestra atención y tiempo, también quiere nuestra confianza y mucha de nuestra acción. Todo nos hace marketing, y si lo sabemos ver, podemos observar que ese hecho nos da la oportunidad de saber qué estamos haciendo bien (y que no).

Si alguien te dice “yo no lo hago” está mintiendo sin darse cuenta. O bien podría significar “no gasto dinero en anuncios publicitarios” o “no envío emails para vender nada”. Conceptos muy diferentes.

Nuestra cultura está liderada, ahora más que nunca, por el marketing. Los enlaces a los que accedemos, las series que vemos, las personas con las que nos identificamos, los gustos y pasiones que poseemos, todo ello son subproductos de la mercadotecnia.

Solo cuando tomemos responsabilidad por el marketing que hacemos y el que recibimos, solo entonces tendremos la oportunidad de contribuir a un mundo mejor (haciéndolo mejor).

Puedes empezar por aquí ayer. Y por aquí hoy. Ambas opciones cambiarán tu trabajo a mejor.

Atribución imagen: rvncreative.

May
3

Intercambio mi alma por un poco de influencia y seguidores ¿me compras?

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  No Comments

Día de vulnerabilidad y actitud imparable (porque las dos van juntas). Va sobre tragarnos la mentira de la influencia y amar lo que tienes, porque es lo que mereces.

Hoy te voy a contar algo que no me preocupa en absoluto pero que por alguna razón nadie quiere contar o admitir. Me refiero al número tan bajo de likes que recibo, sobre todo en Instagram y teniendo en cuenta que soy una cuenta verificada y hay 33.000 personas que han resonado conmigo. Es la mentira de la influencia, no te engañes, porque yo lo tengo claro.

La mentira de la influencia en las redes sociales y los influencers

Aunque si vas a Facebook, LinkedIn, Pinterest o Twitter, verás que más o menos se sigue una tendencia similar.

No sucede así en mi podcast o en el canal de YouTube, donde seguimos creciendo a un ritmo considerable. En el podcast estamos cerca de los 2.5 millones de escuchas y 70.000 descargas al mes en 124 episodios. Youtube vamos camino de 20.000 suscriptores, algo que ha sucedido en los últimos meses, después de años y años de trabajo. En el blog isragarcia.es hemos remontado lo que perdimos en 2017-2018 y ya estamos cerca de las 100.000 vistas al mes y 12.000 suscriptores. Por otro lado, es sorprendentemente, en isragarcia.com, después de seis años publicando en Inglés y sin apenas visitas, ya estamos en las 20.000 al mes.

Te cuento todo esto para decirte que…

No me importa. Me da igual, en esencia

El otro día hice el ejercicio de fijarme en todas las estadísticas de todas estas plataformas para conocer crecimientos, pérdidas, alcances, repercusión, impresiones, descargas, visitas, suscripciones, etc. Es más, lo hice con la idea de ver qué impresiones y juicios extraía de todo ello. El objetivo era comprobar lo apegado o desapegado que estaba a toda esta gran turbación ocasionada por la aceptación social.

Al terminar sonreí, porque me di cuenta de que estoy dónde debo estar, haciendo lo que debo hacer y siendo quien debo ser, tengo lo que ecuánimemente merezco. Ah, sí, y publicando lo que debo publicar, es decir, lo que me apetece.

¿Vives para publicar lo que a otros les gusta?

Respóndete a esta pregunta ¿Cuándo publicas y/o compartes con que fin lo haces? ¿Con el de entretener y gustar o con el fin de sacar la magia singular que hay dentro de ti y con eso impactar positivamente a quien resuene con tu mensaje? Porque no puedes hacer las dos a la vez.

La mentira de la influencia en las redes sociales - caso real

Opción bufón social

Una te convertirá en hombre/mujer-orquesta, tratando de llamar la atención y ser gustado, lo que intercambiará tu autenticidad por un encantador de multitudes anónimas, y eso entierra tus valores y con ello apagará tu alma. Aunque esta te dará muchos likes, comentarios, popularidad, entrevistas y en algún caso alguna mención de los grandes influencers. Y hasta remotamente, un día, podrías conseguir alguna oportunidad de negocio.

Opción agente del cambio

La otra opción, menos popular, menos sexi, prolongada en el tiempo, te convertirá en lo que hay dentro de ti, pura genialidad. Serás algo único y genuino, con carácter, personalidad y esencia. Algo que atraerá a personas que respiren los principios, estilo de vida y visión del mundo que tú. Tú alma brillará, siempre que no te dejes llevar por la sabiduría convencional (haz lo que todo el mundo hace), siempre que ignores al 98% de las personas que encuentras en tu camino. Esto te llevará a impactar a unos pocos, los suficientes para llevar una buena vida, sabiendo que tu trabajo es valioso para ti y útil para otros.

Esquiva la mentira de la influencia

Desde que empecé en 2008, siempre he hecho un trabajo férreo en no dejarme engañar por el falso brillo de esta economía conectada. Si hubiera sucumbido no sería el Isra García que hoy soy, y sabiendo lo que hoy sé, y todo lo que he hecho por el camino, eso sería un crimen contra mí mismo – y contra otros.

Animo e incito a todos los que estáis conectados a mí en todas esas plataformas digitales a que dejéis de seguirme, darme “aprobaciones sociales” y validación como si pudierais juzgar mi trabajo y mi persona. Por favor no me permitáis ser “popular”, porque ese es el mejor regalo que podéis hacer para seguir el camino que sigo. El entrenamiento está siendo letal, y los resultados hablan por sí mismos.

Por mi parte, haré lo mejor que sé hacer, seguir haciendo lo que hago, yendo un poco (o a veces bastante) más allá cada día. Todo ello mientras sigo saboreando este sabor sin gusto de lo que algunos llaman realidad.

No cambiaré nada, no cederé ante la mentira de la influencia, no a estas alturas. Ahora, si alguna vez me doy cuenta de que tengo más o menos impacto en Instagram u otras redes, sonreiré y me diré a mí mismo, “cualquier camino es el camino Isra, seguimos”. Aunque es curioso, porque hasta día de hoy nunca he tenido la noción de nada que tenga que ver con esa aprobación o validación externa. La clave, no pienso en ello, porque si lo hiciera, no haría todo lo que soy capaz de hacer a diario cada día de mi vida.

Si tú lo piensas, tanto conmigo o contigo mismo, solo puedo decirte, que lo piensas porque piensas demasiado. Yo solo puedo decirte que tengo el privilegio saber quiñen tengo frente a mí cada vez que me miro al espejo.

Seguimos.

Atribución imagen: Awaken With JP.

Abr
14

Cómo trabajar el automarketing en 3 pasos

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  No Comments

El automarketing es el marketing que más importa de todos.

Porque ¿cómo vas a impactar de forma positiva a otros si tú no predicas con los atributos, cualidades y características que intentas desarrollar en tus clientes?

trabajar el automarketing

¿Tiene sentido?

Pues entonces empecemos a trabajar el automarketing primero:

Paso 1. ¿Qué historia te cuentas sobre ti mismo? 

Sé, y tú también, que el marketing va de historias – algo que Seth Godin nos ha enseñado de forma meticulosa. Contamos esas historias (impactos) a los clientes, a los prospectos, a nuestros superiores, a socios, proveedores, votantes, hijos y pareja. Entonces, tenemos éxito, pero solo si la historia resuena, se esparce y seduce.

Sin embargo, ¿qué la historia que te cuentas a ti mismo/a?

Es más importante que la que cuentas a los demás. Comprueba que te dice, cómo lo dices, cuando lo dices y por qué lo dices.

Paso 2. El discurso de ventas propio

¿Tienes un “elevator pitch” que te recuerde que eres un fraude que seguro va a fallar? ¿Te haces el marketing de “no me lo merezco”? ¿La técnica de ventas del impostor? O por otro lado ¿Le das marketing a una perspectiva positiva y una actitud de generosidad? ¿Aplicas la estrategia de la empatía, la apreciación y la autocompasión? Cuando te hablas para ti, ¿qué te dices? ¿Hay alguien escuchando – incluido tú mismo?

Paso 3. Sé egoísta primero

Primero te tiene que ayudar a ti, no al cliente.

A veces confundimos nuestras necesidades con las del cliente, pero te puedes ahorrar muchos disgustos y tiempo y sudor si empiezas con el foco en darte el servicio que necesitas.

A largo plazo, pagarás el precio de no haber sido sanamente egoísta al principio. Porque día a día todo sale a la luz.

Estoy seguro de que ya has aprendido que la frecuencia funciona. Que una menta puede ser reclableada. Que las historias vulnerables, reales y de esfuerzo tienen su recompensa.

Entonces, el desafío es usar estas mismas herramientas contigo mismo.

Dos anuncios extra:

  1. Miquel Baixas ha sacado su primera publicación editorial, El Gran Libro de los Negocios Online. A tener en cuenta ahora mismo, sobre todo de alguien que sabe tanto y con tanta experiencia como él.
  2. Desde Hello Demo hemos lanzado un nuevo producto de la empatía consecuente de trabajar el automarketing, se llama HD Link – es una especie de mini-sitio web donde puedes tener todos tus enlaces, música, portfolio, webs, identidad de marca personal y más, almacenado en una landing page que puedes personalizar. Aquí el ejemplo con mi propia página. Ojalá se de utilidad para ti.

Atribución imagen: Fabrikbrands.

Abr
7

El poder de afirmar

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Marketing  //  No Comments

La empatía que transfroma las cosas ocurre cuando te sorprende.

Los impactos más importantes llegan sin avisar.

Los cambios más notorios llegan de forma inesperada.

Las revoluciones más bestiales llegan cuando nadie lo espera.

Las disrupciones que lo interrumpen todo vienen cuando todo está en el momento perfecto.

Los clientes más encantadores vienen sin darnos cuenta.

Las tendencias que moldean industrias llegan cuando creemos que lo sabemos todo.

Los momentos más extraordinarios vienen cuando no existe un mapa.

Esa es la razón por la cual debemos preocuparnos lo suficiente como para decidir hacer afirmaciones.

el poder de hacer afirmaciones

Nos han educado a seguir instrucciones, a evitar el riesgo que debemos enfrentar, buscar las respuestas en los demás, preguntar para saber cómo hacerlo en lugar de hacerlo tu mismo. Sin embargo, podemos aprender a hacer afirmaciones

Hacer afirmaciones cambia esperar por liderar

Ahora, en este momento, todavía más que nunca, estamos viendo cientos de grandes cambios produciéndose simultáneamente, cambios en los cuales tenemos la oportunidad de participar y contribuir. Podemos trazar un mapa y un plan y decidir cómo proceder. Tenemos la oportunidad de liderar con nuestra propia iniciativa.

Es por eso que hemos creado Imparables en Tiempos de Crisis. Para ayudar a las personas a desarrollar la actitud, mentalidad, iniciativa, ánimo y habilidades necesarias para afirmar, decidir y liderar en medio del caos. Un lugar donde aprenderás lo que casi seguro no aprenderás en cualquier otro sitio. Puedes preguntarlo a cualquiera de los 450 miembros de la tribu Imparables que lo han vivido durante 7 talleres.

Una afirmación (y una decisión) empiezan con nuestra percepción del mundo. Tiene que estar abierta a ser prototipada. Alguien a quien lideras, o te acompaña en el camino, debe tener todo el derecho a cuestionarte, y es esa interacción y vinculación, lo que creará en ti una postura más perspicaz y poderosa.

Pero no es fácil.

Si haces una afirmación, lideras y decides, podrías equivocarte.

Y si haces otra afirmación, alguien podría pedirte que profundices, o que la lleves a cabo y lideres.

Y si tomas acción (por favor), podrías fracasar.

Y caer en ese pozo no es nada divertido.

Hacia delante, incluso sin mapa

Pero las afirmaciones forman parte del trabajo real. Defender lo que defiendes y no titubear ante la oposición o negación. No es un asunto de opiniones, sino tu posición de liderazgo, incluso aunque no tengas un mapa a mano.

Eso es lo que encuentras en cada sesión online de Imparables (1h de taller práctico + 40 min de contexto y preguntas y respuestas). Talleres intensivos, con una comunidad vibrante, con maestro en su arte. Eminentemente práctico, una oportunidad de ver, decidir y accionar de forma diferente, elegir diferentemente y aprender a cómo desarrollar una actitud, resiliencia y trabajo imparable.

A partir de hoy mismo, lanzaremos un taller cada día; a las 19h lideraré el taller 08 sobre Estoicismo Moderno. Los participantes registrados previamente y que se registren en cada taller, podrán acceder a un campus virtual donde entrarán en la sesión y luego podrán disponer de la grabación. Los talleres dejan de ser 100% gratuitos para pasar a tener un coste significativo de 14,90€ P.V.P. por taller, del cual una parte va destinada a una ONG elegida por la tribu. El resto de detalles en el grupo de Facebook que hemos creado.

No esperes demasiado, por favor. Este es el mejor momento para decidir ser imparable.

Atribución imagen: Alisdare Hickson.

Mar
31

Las suscripciones son la señal…

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

… Inequívoca de que quiero ser de los tuyos, o tú quieres ser de los míos. Es el marketing de la confianza, el marketing que solo puede girar entorno a las suscripciones.

¿A quién estás suscrito?

¿Y quién se suscribe a ti?

Estas preguntas tan simples determinan qué es lo que sabes y qué es lo que aprendes. Y además, influencian que un producto, iniciativa social, proyecto educativo o marca personal, tenga éxito. Decide incluso si hay vidas que serán cambiadas o no.

Los grandes hits son una pasada. Los lanzamientos históricos, las fechas límite donde una acción creativa rompe el mercado, las victorias legendarias… Cualquiera de nosotros como marketers o creadores, firmaríamos algo de esto, sin duda. Sin embargo, lo que funciona son las suscripciones.

El marketing de la confianza: suscripciones

La prensa ha descubierto el sabor amargo de la otra parte, sin suscriptores no pueden hacer su trabajo correctamente. Las voces online que eran seducidas por la promesa de una audiencia masiva, están volviendo al hecho esclarecedor de que el núcleo de su negocio, reside en la habilidad de entregar su mensaje a las personas que quieren recibirlo. Buscar a quien te busca, encantar a quien desea ser encantado, entretener a quien desea ser entretenido por ti, rendirte a quién está ahí por ti. Ese es el único marketing que de verdad importa.

El marketing de la confianza: suscripciones

Amazon, Apple, HBO, Netflix, Youtube, UCG, Flores Para Todos, Try The World… Todos ellos ponen en el centro lo que interesa, las suscripciones. Estas sacudidas (aquí la suscripción) no existirían sin personas como tú que confían en mí lo suficiente como para leerlas cada día.

Considera el ejemplo de las ONGs. Si recaudan dinero de sus donantes, lo hacen casi siempre en diciembre, o gracias a un gran evento externo. Y la mayoría de gente que dona, no lo vuelve a hacer. Fuera de la vista, fuera de la mente. No funciona.

entonces bordémoslo:

¿A quién te suscribes y por qué? ¿Cómo recompensarlos y cómo aprovecharlos mejor?

¿Quién está suscrito a ti? ¿Cómo premiarlos y cómo serles de más utilidad?

Atribución imagen: Mike Cohen.

Mar
25

El marketing de la confusión

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

En las últimas décadas, ha habido muchas campañas dedicadas a sembrar el marketing de la confusión entorno a cambio climático, posibles guerras y nuevas enfermedades.

Todos tenemos acceso a más datos que nunca en cada una de las tres áreas, información más concreta, y pruebas infinitas sobre las teorías originales. Los análisis son más preciosos y las fuentes más fiables de lo que nunca antes han sido. El mundo se está recalentando peligrosamente, cada vez más. Las guerras desestabilizan y solo con la intención ya siembran el miedo que algunos quieren causar. Y las nuevas enfermedades aparecen en el momento más inesperado, y nos sorprenden a todos (COVID-19)

El marketing de la confusión

Sin embargo…

Seguimos creyendo todo lo que no importa mientras ignoramos todo lo que sí. Nos equivocamos al negar o creer lo que deberíamos creer. Como decía cierto filósofo estoico: “mantenemos opiniones equivocadas sobre las opiniones que deberíamos tener”. 

Hay una gran lista de razones para crear aturdimiento, caos, desorientación y trastornos. Muchos de los cuales se contradicen los unos a los otros. La excepcionalidad es que la confusión no necesita ser correcta para ser confusa.

Lo que merece la pena destacar es que el alboroto nunca se crea alrededor de cosas que son mucho más complicadas o científicamente conflictivas (como la gravedad o la materia oscura). Es la combinación de un impacto visceral y la cohesión tribal lo que lleva al deseo de negar.

La industria del tabaco estaba entre los principales negacionistas (aseguraban que los cigarros no tenía nada que ver con el cáncer de pulmón, no les salió muy bien la jugada), por eso se usan hoy muchos de sus trucos de confusión. Sobre todo en temas como el Coronavirus.

El marketing de la confusión no es la solución

¿Con qué fin? El marketing de la confusión podría servir a algunas industrias o causas, siempre a corto plazo, pero ¿a dónde lleva eso? Trabajar en convertir hechos en argumentos o problemas políticos no los hace creíbles o veraces.

Si este tipo de prácticas ganan, si estos pobres diablos ganan ¿qué se llevan? En este mundo post-científico, donde la física y los hechos comprobables están siempre abiertos y sujetos a cualquier opinión, ¿cómo son las cosas? ¿Cómo se puede tardar un año en crear una vacuna para un virus?

Sé lo que el punto de vista científico nos da si prevalece, si desnudamos a la “guerra” y vemos que solo es miedo, si las vacunas se democratizan y se extiende viralmente, si los gobiernos y las multinacionales empiezan a cooperar y preparar al mundo para un cambio de clima mundial.

Lo que es un misterio es lo que los practicantes del marketing de la confusión se llevan si prevalecen. ¿Qué sucede si, cuando vivimos una situación como la de ahora, no nos unimos y no subimos nuestro nivel de consciencia colectiva, así como el compromiso como ciudadanos todos parte de una familia mundial? Y lo único que hacemos es cerrar los ojos, seguir construyendo y comprando viviendas y plasmando nuestra falsa vida en Instagram. A la gravedad no le importa si tú crees en ella, así como el cáncer, incluyendo el de pulmón.

La próxima vez que alguien que practica el marketing de la confusión, la próxima trate de vender una cortina de humo a corto plazo, pregúntale “¿Qué pasaría si ganamos en esta carrera para ser los más manipulados, desinformados y más pasivos?”

Atribución imagen: Pulpolux.

Mar
17

La impaciencia y su sabiduría práctica

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

La impaciencia, la tensión, la fuerza y el miedo me han enseñado mucho estos días, dentro y fuera del marketing.

Hace un mes fallaron los altavoces del equipo de sonido que tengo en casa. Por primera vez desde que lo compré, este fin de semana no tuve buen sonido. Sé por qué fue, porque los forcé durante bastantes horas, mientras aprendía a mezclar música uno, y luego, durante 8 horas en una ceremonia de meditación que realicé. Entonces lo que presioné más, lo cual fue peor.

Hace una semana también falló la silla ergonómica de oficina que utilizo, dejó de poder regularse en altura. Y también soy consciente del motivo, me subí en ella para arreglar el estor de la sala principal. Entonces lo que hice después, fue regularlo a la fuerza, y adivina, otra mala decisión.

impaciencia como virtud y estrategia de marketing

Ayer a mediodía, el arroz salvaje con verduras, no salió como siempre, una de mis especialidades. Mi sistema falló, por primera vez en mucho tiempo.

Sé por qué… Lo apresuré demasiado. No permití que se cocinara lo suficiente. Entonces, en un esfuerzo para ponerlo al punto, lo que hice fue darle más fuerza al fuego, así mientras podría realizar varias microreuniones online. Así no es como se hace el gran arroz. Está listo cuando está listo, no cuando tú necesitas que esté preparado.

La impaciencia te anulará

Por supuesto, la analogía es obvia. Mucho del trabajo que hacemos como creadores, como líderes, como agentes del cambio, como inconformistas y como empresarios – necesita fermentar, no ser forzado, presionado o manipulado. Ese “arte” necesita crear su propio carácter, tensión e impacto. Como el marketing. Y no obtendremos nada, si lo apresuramos y le metemos urgencia.

Pero espera, todavía hay otra perspectiva, una reversa.

Pero también te podría propulsar…

A veces, creemos de forma muy errónea, que estamos creando algo que requiere tiempo, pero lo que en realidad estamos haciendo es escondernos. Nos excusamos, nos estancamos y divagamos, y nos apoderamos de las distracciones, no porque el trabajo nos necesita, sino porque tenemos miedo a la acción y lo que la misma genere.

Hoy más que nunca, en este momento de máxima tensión, la impaciencia puede ser una virtud si lo que hace es ayudarnos a atravesar el miedo que tanto nos retiene.

Atribución imagen: aehdeschaine.

Mar
9

Las 13 claves para empezar a hacer marketing de impacto

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Cualquier producto, servicio, negocio, profesional o empresa que exista, necesita – hoy más que nunca – hacer un marketing humano, empático, útil, honesto, simple y consistente. O lo que es lo mismo, necesitas hacer marketing de impacto.

Cómo hacer marketing de impacto – claves

cómo hacer marketing de impacto - las claves

¿Por dónde empezar? Aquí las claves del marketing de impacto:

  1. Realiza una auditoría inicial de dónde estás (honestamente), cómo has llegado aquí (paso por paso), a dónde vas (sé realista), cómo vas a llegar (especifica) y qué vas a hacer una vez llegues. Nota: las personas que han pasado por SOP o Inconformistas ya tenéis este documento que creamos juntos.
  2. Determina qué es lo que vendes, qué cambio crea lo que haces, cómo mejoran tus clientes y cómo mejoras tú con lo que ofreces, y en qué se convierten tus clientes cuando usan tu solución.
  3. ¿Cuál es la promesa de marketing de impacto que le transmites a tu mercado potencial? “Si compras _____________ obtendrás _____________”
  4. Delimita el posicionamiento que tienes, no el que tú crees que tienes o quieres tener. Si no el que tu audiencia idónea tiene ya creado sobre ti, o alguien con tus características.
  5. Describe el impacto positivo que tu servicio o producto causa, o el que tratas causar.
  6. Nombra todos los activos de marketing de impacto que posees (bases de datos, seguidores, carteras de clientes, etc), así como canales para poder crearlo (Podcast, email marketing, LinkedIn, eventos, etc.)
  7. Busca a los clientes que están buscándote a ti, y desgrana cuáles son todos sus rasgos demográficos y psicográficos. Una vez los tengas, diseña estrategias y tácticas para llegar a ellos a través de los activos y los canales arriba listados.
  8. Haz un ejercicio de empatía: primero, realizándote las preguntas que tus clientes te harían antes, durantes y después de la transacción comercial. Segundo, exigiéndote lo que un cliente te exigiría para quedar satisfecho por el servicio. Y tercero, preguntándote lo que un cliente potencial se preguntaría para cambiar de alternativa de suministro y elegirte a ti… (Puedes empezar por aquí, este ejercicio tiene muchas variantes)
  9. Diseña las ventajas diferenciales que van a ayudarte a crear el impacto que buscas crear en las personas o empresas que están buscándote.
  10. Ahora refuérzalo construyendo un ecosistema de servicios periféricos. La clave es entender el marketing por capas.
  11. ¿Qué problema crees que solucionas con todo lo que haces? Llegados a este punto ¿crees verdaderamente que estás en disposición de solucionarlo?
  12. Partiendo de toda la información extraída en los puntos de arriba, ahora trabaja en un listado de al menos 20 acciones de marketing de impacto.
  13. Establece seis indicadores para medir el éxito de tu marketing de impacto, tres deben ser de marca y los otros tres más cuantitativos.

Da igual que seas B2C, B2B, no importa si eres start-up, freelance, autónomo, si eres 100% digital, o analógico, necesitas hacer marketing de impacto, un tipo de marketing que no aprenderás en ninguna universidad, escuela de negocio o máster.

Atribución imagen: Ben Bawden.

Mar
2

El mejor boca a boca del mundo: tensión y acción

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

No hay impacto sin tensión, y no hay tensión sin acción.

El santo grial del marketing: la tensión, la acción y el impacto positivo

Recomendar. Boca-oreja. Persuadir a una comunidad afín. Sugerir tu producto a influencers. Correr la voz de tu servicio ante una audiencia hambrienta por algo como lo que tú ofrecer.

Para muchos, este es el santo grial del marketing.

Si solo más personas supiesen lo que tú sabes.

Si solo prestaran un poco de atención a lo que tienes que ofrecer, del trabajo, tiempo y complicaciones que pueden ahorrarles. Del resultado tan positivo que puedes generar para su prosperidad.

Quizá, es posible, que puedas hacer que más gente haga clic en tu vídeo. Un título más atractivo, unas palabras clave inteligentemente colocadas, las etiquetas que congenian con lo que busca, una gran calidad de imagen, un magnífico sonido. Hasta una entrada casi de cine, y una salida con una llamada a la acción clara y definida.

Pienso, creo, que puedes lograr que más gente comparta tus tweets. Que sean más ingeniosos, con más sátira, ironía, titulares llamativos, frases y más de 140 caracteres de motivación e inspiración. Incluso pedir que lo compartan, eso además de hacerles preguntas para involucrarse en tu marketing.

Me parece, con casi toda seguridad, que puedes conseguir que mucha más gente vea tu perfil de Instagram, y que por supuesto, te siga. Aparecer con más “famosos”, más frases motivadoras, pero sobre todo más imágenes de ti mismo/a, de tu producto o servicio, del cliente “cazado” interactuando con la marca. Dejar entrever algo sugerente y pretender minimizarlo con una frase perspicaz.

La tensión y la acción llevan al impacto que el marketing necesita

Pobre de mí, había olvidado que la percepción (awareness) no se canjea por acción y lo que va posteriormente.

Cualquier persona que lea esta sacudida está segura de que Laos es un país. Sí, pero eso no significa que lo hayas visitado recientemente, ni tampoco tengas planes de hacerlo.

Todos los que estáis siguiendo este escrito está al corriente de que el jengibre es una raíz. Sin embargo, saber que existe, no quiere decir que la vayas a tener par cenar.

La percepción y consciencia (awareness en marketing) es importante, pero es insuficiente.

La acción sigue reinando, hasta en marketing. Y la acción viene de la tensión, el deseo, la incertidumbre y el miedo. 

¿Quieres llegar a más personas? Enfócate en la acción, la parte difícil, y el verdadero santo grial del marketing.

Atribución imagen: Holger Vaga.

Feb
25

Cambia el impacto de tu marketing y cambiarás el juego

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Es tiempo de salir del social media marketing que da vueltas sobre sí mismo, cada vez más rápido, pero en realidad nos lleva a ningún sitio.

Tiempo de parar de interrumpir, martillear y forzar.

Tiempo de detener el marketing masivo, indiscriminado e impersonalizado.

Tiempo de pretender que eres bienvenido donde no te ha invitado nadie.

Tiempo de no crear más productos o servicios mediocres para personas mediocre, pero esperando que puedas cobrarles mucho más de lo que cargarías a un producto mediocre.

Tiempo de dejar de mendigar a la gente que se conviertan en tus clientes.

Tiempo de decir “stop” a sentirte mal por poner el precio que sabes que tu trabajo merece.

Tiempo de no pensar más sobre cómo encontrar atajos para entonces insistir en el camino largo y viable.

Tiempo de poner en marcha los valores humanos y no los económicos.

El marketing de impacto

Hay muchas formas de hacer el marketing de impacto, lo que no hay duda es que tú serás mucho mejor cuando lo practiques, así como los de tu alrededor.

el marketing de impacto

El marketing de impacto es la práctica de hacer algo con el objetivo de crear impacto positivo a personas, planeta, seres vivos y a ti mismo. Es desarrollar empatía, apreciación y entendimiento por esa gente (microsegmento) que buscas servir, y hacerlo de manera que te echen de menos si aparecieras mañana.

Hoy podría ser el primer día para cambiar cómo negocias, vendes, distribuyes, cooperas y aportas. En estos doce años que llevo dedicándome al marketing de impacto he asesorado 60 empresas. También hemos desarrollado servicios para 58 y he ayudado a un buen número de individuales (más de 5.000) de forma personal o grupal o en talleres. El resumen es que todos han evolucionado, han creado un impacto sustancial con el marketing que han creado. No es magia, lo que funciona (y lo que no) es el resultado del compromiso, la excelencia, el cariño, la empatía, el desafío y la acción.

Quizá lo que necesitas es este tipo de marketing, apuesto a que sí, porque estamos sedientos de él.

Es tiempo de cambiar cómo resuenas con el mercado. Ojalá decidas cambiarlo.

Pd. He decidido abrir una ventana de 3 meses para consultoría de marketing de impacto. Así que si estás interesado en llevar el marketing humano y eficiente a tu empresa o a tu vida/profesión, puedes contactar conmigo aquí para agendar una llamada exploratoria.

Atribución imagen: Aftab Uzzaman.

Feb
10

¿Qué es lo que ves?

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

Una mejor pregunta sería, ¿qué es lo que eliges o decides ver?

Esto es lo que pasa si llevas a cuatro profesionales al museo Guggenheim:

El arquitecto ve el edificio, las líneas, la estructura, las sombras, la forma en la que las personas y la luz fluyen.

El enmarcador se da cuenta de la artesanía y el gusto con el que los cuadros están enmarcados y colgados.

El diseñador de interiores no puede hacer otra que comentar sobre la distribución de los muebles.

Y el vendedor de arte ve los nombre de cada artista y maravilla con lo que podría hacer si cada una de esas obras cayeran en sus manos.

¿Qué es lo que ves cuando ves un post/sacudida como este?

¿Qué es lo que ves cuando recibes mi chispazo mensual?

¿Qué es lo que ves cuando entras en un programa formativo?

¿Qué e lo que ves cuando alguien te dice “no” compro tu proyecto, producto o curso?

¿Qué es lo que ves cuando ves a alguien triunfar? ¿Y fracasar?

¿Qué ves cuando lees un libro?

¿Qué ves cuando reaccionas? ¿Y cuando observas?

¿Qué es lo que ves?

ver las cosas como son

¿Ves las emociones, el miedo, la valentía y el esfuerzo de las personas que hay detrás de todo ese trabajo?

¿Ves la estrategia, el detalle y el alto nivel de análisis que se ha requerido para hacerlo posible?

¿O ves la ejecución y la técnica?

¿Ves la parte negativa o repelente del asunto?

¿O ves la gratitud, apreciación, amabilidad, entrega y amor depositado por el creador?

Ver es solo ver

Algunas personas son voluntariamente ciegas ante una metáfora, viendo cada ejemplo como un caso especial. Otros deciden conectar los puntos y encontrar lo que necesitan en casi cualquier lugar.

Es posible que no necesites más exposición a lo nuevo, diferente, disruptivo o innovador. Podría ser, que en lugar de eso, mereciera más la pena optar por ver de nuevo lo que ya hay a tu alrededor.

Aprende a ver y todo lo que veías cambiará.

Atribución imagen: Aftab Uzzaman.

Feb
7

4 perspectivas que considerar cuando tu trabajo no resuena

By Isra Garcia  //  Marketing  //  No Comments

No resueno con tu trabajo; no resueno con tu producto; no resueno con tu servicio.

Eso no significa que no resuene contigo como persona.

no resueno con tu trabajo

La diferencia entre ambos conceptos es crítica. Si crees que es lo mismo o insistes en unirlos, te digo que es imposible que seas un profesional ultraproductivo y de alto rendimiento que se dedica al marketing de impacto.

No resueno con tu trabajo

Aquí hay cuatro perspectivas útiles que considerar:

  1. Hay mucho trabajo con el que no resueno (y cosas) donde ni siquiera conozco al creador. No resueno con Daddy Yankee, y nunca he llegado a conocerle, seguro que es un gran tipo. Es posible que encuentres disonancia con algo sin la necesidad de conocer a la persona que hay detrás de la obra, espero que podamos aceptar el hecho de que son cosas inconexas.
  2. Si necesitamos que todo el mundo resuene con nosotros para sentirnos conectados al mundo, eso solo significará que sacrificaremos lo mejor que podríamos crear para adormecerlo o atontarlo con el objetivo de gustar a la masa que nos dirijamos. Lo cual hará que nuestro trabajo esté incluso debajo de la media (nivel mediocre) y por lo tanto, eliminaremos cualquier magia que deseemos crear.
  3. Es mejor buscar la resonancia que el gusto, gustar a alguien o ser gustado tiene que ver más con creencias, estereotipos, expectativas e impresiones. En cambio, resonar tiene que ver más con la energía, la perspectiva, la empatía y la afinidad de valores y principios.
  4. “No resueno con tu trabajo” es diferente a “tu trabajo no me resuena”, una postura es egoísta, otra empatiza ¿adivinas cual es cuál?

Si alguien se preocupa lo suficiente como para no resonar con nosotros y decírnolso, “gracias” es la mejor respuesta que dar.

Gracias por tomar el tiempo de considerarlo, gracias por importarte tanto que me lo hiciste saber…

¿Siguientes pasos? Tú eres el que decide si recibir (o no) el resto del feedback, pero todo lo esencial que aprenderás es que una persona reaccionó a algo que construiste y lanzaste.

Atribución imagen: Aleksandar Lazovski.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+