Menu
Browsing articles tagged with "productividad archivos - Página 2 de 5 - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Mar
22

Cómo acabar lo que empiezas

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Productividad  //  7 Comments

proyecto o negocioToda aquella persona que alguna vez a empezado un proyecto o negocio, conoce el sabor que deja no acabar algo. La mayoría somos buenos en completar todas casi todas las tareas y responsabilidades, pero pocos las acabamos todas a tiempo, igual que como pocos tienen cero correos en su buzón de email en todas las cuentas (esto último merece una explicación a parte en otro post.)

En el camino hacia la Ultraproductividad, pregunté a personas que es tener éxito, el 75% respondieron que en el año pasado dejaron un buen número de proyectos sin acabar.

 

5 maneras de acabar tu proyecto o negocio

Si eres una de esas personas que ha iniciado algún proyecto o negocio y tu lista de tareas o compromisos incompletos se alarga cada día más, estos cinco tips podrían ayudarte a darle la vuelta a la situación.

1. Stop a comprometerte. Usa el “no”: cuidado con lo que empiezas. Pensamos que todo es importante, que podemos llegar a todo, que o bien es una responsabilidad u oportunidad, no. No te comprometas a nada a menos que sepas que hayas invertido lo suficiente como para verlo revertido al final. De esto se trata tener un proyecto o negocio. Llevo monitorizando mi trabajo desde hace años, en ese tiempo me di cuenta sobre tareas, reuniones, responsabilidades o citas, que 70% de esos compromisos que adquiría no era prioritarios para mí, no eran importantes, en la mayoría de ocasiones eran urgencias o prioridades de otros. Ni eran oportunidades ni responsabilidades. Cuando corté esto, la Ultraproductividad comenzó a nacer, además de estar en el sitio adecuado, siempre.

2. Planifica para trabajar más de lo que hubiera imaginado: hay dos puntos en cada proyecto o negocio, iniciativa, actividad o deporte donde deberías emplear más tiempo del que nunca imaginaste: al principio y al final. En ambos extremos es donde podrás marcar la diferencia, trabajando más, no menos. O trabajando inteligentemente, pero más. ¿Por qué? Porque arrancar es lo que más cuesta y donde la mitad se quedan paralizados. Y la recta final es donde usualmente te relajas y te confías. Planifica esto antes de empezar, dedica un 20% de esfuerzos extras para el principio y final.

3. Considera imprevistos y contingencias, especialmente muchas pequeñas y alguna bastante grande: cuando entras en un camino nuevo (proyecto, negocio, formación, etc.) es fácil pensar que todo va a ir como la seda. Esta es una de las razones por las cuales no acabamos lo que empezamos. Cuando estás cerca del 5% del final, bajas la guardia, es entonces cuando pequeños y medianos problemas pueden fastidiar la fiesta. Puede sonar duro, pero es así, no dejes de empujar ni cuando bajas cuesta abajo.

4. Guarda energías y enfoca: cuando pierdes, pierdes o bien porque había algo mal hecho, porque no sabías lo que debías saber, porque no empujaste lo suficientemente fuerte o porque llegaste al final cansado. El final es importante, para terminar necesitas enfoque, tanto si fracasas como si no, concentra todas tus energías en terminar, luego ya pasarás a lo siguiente. Soy muy multi-tasking y me funciona, excepto cuando llego a la recta final de un proyecto, ahí desayuno, como y ceno ese proyecto. Ejemplo: Stand OUT Program edición Valencia, es el próximo 31 de marzo. Nuestra estrategia es dejar las otras ediciones a un lado y el último mes enfocarnos todo el equipo, todos los recursos a esa edición. Incluso candidaturas para otras ediciones las estamos dejando a un lado, 100% para no hacerlo bien, sino de manera brillante.

5. Empieza con el principio en fin: esto es algo que puedes aplicar a muchas otras cosas, a mi me sirve para objetivos, proyectos, visualizar, negocios. Antes de empezar (lo que sea) analiza:

  • Cuanto tiempo te llevará empezar y acabar.
  • Pros y contras de empezar y acabar.
  • Recursos con los que dispones ahora y cuando acabes.
  • Qué problemas podrías encontrar cuando empieces y cuando acabes.
  • Qué pasara el último día.
  • Cómo cambará esto tu estado actual: vida, finanzas, profesión, etc.

Esto te ayudará a saber si empiezas para acabar o simplemente empiezas.

Nunca olvides; “casi acabado” equivale a “casi nada”.

Photo credit: Hans Engel.

Mar
11

Las 7 listas definitivas que necesitas en tu día

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  No Comments

7 listas definitivas para hacer masPodrías crear una lista diaria de “cosas qué hacer” (un buen sistema). La alternativa es todavía mejor ¿has considerado listas de proyectos o listas de trabajo subcontratado? Aquí están las 7 listas que más necesitas tener en cuenta si quieres ser ultraproductivo.

Las 7 listas más decisivas

1. Lista de “cosas específicas y objetivas qué hacer”: solo tareas para hacer las cuales posees tiempo y recursos.

2. Lista de “subcontratas”: aquellas tareas que pueden ser hechas por otras personas a parte de ti.

3. Lista de “objetivos a largo plazo”: los grandes logros y sueños, para ti y tu empresa. Añade recordatorios para examinar y evaluarla periódicamente.

4. Lista de “ventajas y desventajas”: pros y contras de decisiones, cuando la completes, deja pasar un día y vuelve a ello.

5. Lista de “proyectos”: cuando trabajas en un proyecto con otros, desarrolla listas de proyectos que describan tareas y asignen responsabilidades.

6. Lista de “lifestyle”: tareas relacionadas con aquello que mejora tu vida y te hace sentir bien.

7. Lista de “puntos sobre los que conversar”: una lista que convierte tus reuniones, llamadas, encuentros o debates más eficientes, porque estarás seguro de que no olvidarás nada y cubrirás todos tus puntos.

Listas efectivas

La magia de esto es hacer funcionar esta lista dentro de una sola, con uno o máximo dos ítems en cada lista.

Tu cerebro es para pensar, no para almacenar largas listas de cosas aleatorias que necesitas hacer algún día.

En lugar de ser la persona que hace listas, sé la persona que hace las listas adecuadas, la persona estratégica que consigue completar el trabajo que destaca.

Photo credit: Alex Hutnik.

Ene
5

5 maneras llegar a más con menos esfuerzo

By Isra Garcia  //  Disrupción, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  No Comments

5 hábitos para llegar a más en menos esfuerzo¿Llegar a hacer más cosas con menos esfuerzo? Claro que sí, ese eso el principio de la ultraproductividad y eso es una de las cosas en las que invierto algo de mi tiempo cada día, en mejorar ese principio, extenderlo y hacerlo una forma de respirar que me permita llevar la vida que deseo vivir, profesional y personal.

Más con menos esfuerzo

Aquí presento 5 maneras probadas para conseguir llegar a realizar más tareas con menos esfuerzo y posiblemente mejores resultados:

1. Permanece en el “punto justo” de sueño

No es sorprendente que conseguir ser ultraproductivos empiece con una buena noche de sueño, pero parece que dormir demasiadas horas es tan malo como dormir poco. Un estudio de los investigadores de the Finnish Institute of Ocupacional Health analizó los hábitos de 3.760 personas durante siete años, finalmente concluyeron que los que duermen muy poco y los que duermen mucho eran las personas con más probabilidad de caer enfermos.

Ya sabes, el punto justo de sueño, equilibrio.

2. Persigue el sol y las vistas

Una oficina con vistas parece que podría ser una receta para distraerse. En realidad, el acceso a luz natural y al sol aumenta la productividad. En un estudio de la Asociación de Energía de California, los trabajadores que estaban cerca de una venta con vistas y sol, realizan un mejor trabajo, precisando llamadas de 6% a 12% más rápido y de 10% a 25% mejor en pruebas que implicaban función mental y memoria.

Busca un lugar iluminado con luz natural y bonitas vistas.

3. ¿Motivar? Permanece humano

Empuja a tus trabajadores o equipo definiendo claramente expectaciones y ofreciendo feedback positivo de manera rutinaria. De acorde a un estudio realizado por Gallup, las empresas que motivan a su fuerza de trabajo experimentan un 65% en volumen de negocio, un 21% aumento de productividad, y un 10% en aumento de valoraciones positivas de clientes.

trabaja codo a codo con tu equipo, que puedan sentirte.

4. Queja + solución o mejora

Nunca te lamentes, quejes o gimotees sin hacer algo al respecto, este es uno de los mayores aniquiladores de la ultraproductividad (llegar a más en menos tiempo). Si te quejas, hazlo de la manera adecuada. Presenta tu queja con una idea para solucionarla o mejorarla. Encuadrar cosas en términos de soluciones disminuye la concentración en el problema o sobre quien podría recaer la culpa. Rescata emociones positivas en lugar de esas negativas que causan fatiga mental.

5. Duro con tu práctica deportiva

El ejercicio, no te voy a descubrir nada nuevo aquí, mejora la salud y aumenta el resultado que obtienes en lo que haces. Tranquilo, no debes asesinarte a ti mismo/a haciendo Crossfit o un Ironman. Los investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda descubrieron que 20 minutos diarios de deporte, ayudaron a personas a resolver más rápido problemas asociados con sus responsabilidades, y de manera más eficiente, que aquellos que no practicaron deporte.

Photo credit: Yasmeen.

Dic
8

11 hábitos para transformarte en una persona ultraproductiva

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  2 Comments

hábitos persona ultraproductivaHace mucho tiempo empecé a preguntar a gente que primero admiraba y me impresionaba y segundo, personas que consideraba más que productivas, como lo hacían, cuáles eran sus secretos. Empezó como un juego, pero poco a poco empecé a anotar las respuestas y a estudiar que tenían todas esas personas en común, patrones de actuación comportamientos. etc. Entonces encontré una serie de hábitos que se repetían en la mayoría de esas personas y que calificaría como algunos de los hábitos más determinantes para ser ultraproductivo. La persona ultraproductiva.

Hábitos de la persona ultraproductiva

Las personas que trabajan menos, producen más y viven mejor, no son súper humanos, lo que pasa es que dominan una serie de habilidades, entre ellas la disciplina y unos cuantos hábitos muy poderosos para ellos. Algunos simples. Otros sorprendentes. De esto hablaré en profundidad en mi próximo libro, Ultraproductividad, pero aquí, como siempre, compartiré algo lo más valioso gratis.

De todo lo que he descubierto de esas personas, he concluido 11 maneras de convertirte en una persona ultraproductiva a través de los siguientes hábitos:

1. Desatasca tu entorno

La creatividad surge del caos, como la innovación, pero una oficina, casa o puesto de trabajo desastroso no te ayudará a hacer más con menos. La atención está programada para responder a lo que es nuevo. Muchos papeles te recordarán a tareas no finalizadas. Un libro sin leer es una tentación para la procrastinación. Incluso si piensas que el desorden no te afecta, daña tu habilidad para ganar concentración.

En cambio las personas con lugares de trabajo limpios son más persistentes, menos frustradas y no se cansan tanto. Un estudio de Neurociencia de la Universidad de Princeton argumenta que un lugar limpio te ayuda a trabajar concentrado en una tarea más allá de una hora y media. Mientras puede parecer cómodo relajarte en tu caos, un entorno desorganizado puede ser un obstáculo real.

2. 20%

No importa como loco, intenso, caótico o frenético sea tu día, asegúrate de que dedicas el 20% de tu jornada laboral para las responsabilidades más importantes. La razón es que si procrastinas, te despistas o simplemente pierdes el tiempo durante el otro 80% del tiempo restante en tu día, todavía puedes hacer un gran progreso si dedicas ese 20% a tus objetivos o prioridades.

3. Trabaja menos

¿Todavía piensas que puedes hacer más que nunca trabajando más horas que nunca? Podría funcionar, hasta que sucumbes. El 80% con la gente que contrasté opiniones trabaja menos de 40 horas a la semana, entre 34 y 38 para ser exactos. ¿Cuantas trabajas tú?

Aquí comparto contigo las últimas estadísticas de mi Rescue Time:

isra garcia ultraproductivo

4. Adiós teléfono

Es posible que pienses que no eres un adicto a tu iPhone, o incluso pienses que lo ignoras, ilusa o iluso. A menos que esté completamente apagado, es la mayor distracción que jamás se ha invitado hasta ahora. He analizado comportamientos de más de 400 personas con las que he estado, en estos últimos meses con 50 más, ninguna de ellas pudo resistir la tentación de estar más de 20 minutos sin ojear su smartphone. A menos de que no lo llevaran encima. Lo más preocupante es que ninguno tenía la percepción de que lo estaban comprobando asiduamente. Hay un estudio de Florida State exponiendo que aunque no mires a tu teléfono cuando suena, el sonido te hace pensar.

Pienso, esto es mi pensamiento después de estar desde abril sin smartphone, que nunca puedes saber lo mucho que te quita un smartphone (o en su más pequeño defecto, una tablet) hasta que no lo posees por un tiempo prolongado.

5. Truco definitivo para evitar distracciones en un email

Yo tengo mi propio método, infalible para mí y otros que han probado. Es un compendio de todo lo que he ido aprendiendo, mi experiencia y la de otros que he ido recogiendo. Aunque quiero aportarte más valor, atenta/o.

A. Encuentra el formato email de sms para tu proveedor de telefonía con una búsqueda rápida en Google. Movistar por ejemplo es número@correo.movistar.net, si tu telefono es 656 234 456, su dirección es 656234456@correo.movistar.net.

B. Usando es dirección, configura tu email para que te envíe por SMS a tu teléfono los mensajes de las personas específicas que desees.

C. Desconecta tu bandeja de entrada e ignora los emails mientras te enfocas en tareas que son más decisivas, saber que serás notificado cuando los mensajes importantes lleguen te da la seguridad suficiente para saber que no te tocará el gordo de Navidad sin que te enteres.

6. Actividades de alto valor, solo

Las personas que he ido “encuestando” son auténticas, hacen las cosas con naturalidad, es por eso que son tan eficientes en lo que hacen, esto hace que lo contrario te impida progresar. Si puedes, delega las responsabilidades que sientes como una obligación pesada o esfuerzo demasiado grande para el retorno, y en lugar de eso céntrate en las actividades de alto valor. Estas actividades son parte de tu misión, potencian tus fortalezas y crean impacto positivo, cambian cosas. También crean claridad y abre tu calendario a otras cosas nuevas. Delegar tus AAV también ayuda a crear comunidad, después de todo siempre hay personas mejores que lo hacen mejor que tú.

7. Conecta inteligentemente

Esto es algo que he aprendido de personas como Valentino, Ed, Julian o Tim y cualquier persona ultraproductiva. Rodéate de personas que te aporten mucho, que te haga cuestionarte y te empujen a crecer porque ellos mismos se empujan más de lo que te empujas o tú les empujarías a ellos.

8. Optimización de reuniones

Después de todo lo que ya se ha dicho en este tema, he encontrado más cosas interesantes.

Aquí hay tres maneras para hacerlo bien:

A. Plan: cuando estás con alguien por alguna razón y no por el mero hecho de tomar un café y conoceros. A no ser que sea tu próximo ligue, ante del encuentro define que es lo que quieres conseguir y ve a por ello de la manera más honesta, directa y digna posible. Muchas de las personas que conozco y hablé, me respondieron que siempre van a esas reuniones con dos cosas en la mente, no más, no menos.

B. Distracciones: crea una sección llamada “parking para grandes ideas” con el fin de colocar cualquier idea que no esté relacionada con los objetivos de tu conexión. La idea no es perder esas ideas, sino todo lo contrario, utilizarlas, cuando están anotadas y acaba la reunión. Asigna un seguimiento de pasos para llevarlas a cabo.

C. Movimiento y creatividad: muchas de estas personas mantienen reuniones andando, o haciendo deporte como es el caso de Josef que hay veces en las que queda en bici con clientes para hacer negocios. El otro día probé por primera vez el juego de la silla y la música antes de una reunión, éramos siete personas, el resultado fue una revolución, todo el mundo enchufado, alegre y con ganas de entrar a hacer los que habíamos venido a hacer.

9. Ladrones de tiempo, cuidado

Ser consciente sobre las distracciones es el primer paso para evitarlas. Aquí los 5 ladrones de tiempo más destructores, por orden de importancia.

1. Smartphones / SMS / WhatsApp.
2. Internet.
3. Chismes y noticias del corazón
4. Social media.
5. Email.

Una persona ultraproductiva domina a estos cinco ladrones.

10. Consciencia de la prioridad

Para hacer más no necesitas hacer más, sé consciente de las elecciones diarias, esa es la clave.

A. Sigue tu cerebro: el cerebro no puede operar todo el día a su máxima capacidad, no puedes ser increíble las 24 horas del día. Si puedes utilizar cuando trabajar a fondo o qué 30 minutos ser fascinante. Cuando te sientas bien, concéntrate en las actividades más críticas para ti. Cuando te sientas débil o cansado, haz lo justo y no fuerces demasiado. Yo hago exactamente esto, tiene que ver con seguir a tu cerebro y escuchar a tu cuerpo.

B. Aplica la procrastinación estratégica: para enfocarte en actividades significativas o urgentes, permite que otras cosas se retrasen. Por ejemplo, abre tu correo postal una vez por semana; esos días nada urgente llega. Cuando hagas reuniones importantes, reduce el número de llamadas telefónicas que realices. O cuando escribas un libro, escribe menos noticias para tu sitio web.

11. Trabaja tu estilo de vida y llegarás a todo

Esta última es mía, la razón por la cual yo llego a todo lo que me propongo y cada día que pasa abarco más es porque cada día trabajo más en mi bienestar y la salud en todos sus aspectos, física, mental, emocional e intelectual. Así es la persona ultraproductiva. Cuanto más horas invierto en esto, mejores resultados obtengo, más vitalidad, más energía, más fuerza, más concentración, más capacidad de dar lo máximo de mí durante más tiempo prolongado. Si tuviera que quedarme con uno de estos 11 hábitos, elegiría este, sin duda. Con él a mi lado, puedo llegar a los otros 10, sin olvidar la disciplina, obvio.

¿Cómo lo ves? ¿Añadirías algún otro hábito al mix para ser esa persona ultraproductiva que podrías llegar a ser?

Photo credit: quickmeme.

Dic
2

6 hábitos diarios y accesibles para el éxito personal

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Lifestyle, Productividad  //  1 Comment

seis hábitos accesibles diarios de exitoEl éxito en uno mismo va sobre aquello que puedes controlar y no perder la cabeza sobre lo que no puedes llegar a controlar. El tiempo, la economía global, el tráfico hacia el trabajo o el juego de la ruleta. Sin embargo, sí podemos controlar nuestros hábitos accesibles diarios. Nuestras rutinas o rituales más personas son los que definen quienes somos y lo que hacemos. Aquí hay seis hábitos diarios que considero importantes para llegar a esa clase de éxito personal.

Hábitos accesibles diarios número 1: tiempo para ti

Es imprescindible tener tiempo para ti, cada día. Ya sean treinta minutos, una hora o dos horas, para hacer lo que te apetezca, meditar. Hacerte preguntas incómodas, tumbarte en el sofá y escuchar música, pintar cuadros, jugar a la petanca o aprender a hacer algo nuevo. Tiempo para ti, solo para ti. Trata de no compartido con nadie más. Si lo haces, no será tiempo para ti, sino tiempo compartido. lo cual no está mal, pero eso va en otra categoría. Si inviertes tiempo en estar bien, tu relación con el trabajo, el deporte, otras personas, mejorará.

Hábitos accesibles diarios número 2: haz deporte

Ya sea correr cuarenta minutos todas las mañanas, nadar 20 minutos en la piscina, salir a rodar treinta kilómetros con la bici de montaña o carretera. Una hora de DeRose Method, escaparte al rocódromo o quizá una partida de pádel o tenis al mediodía o crossfit al caer la noche. Aquello que más pleno te haga sentir, prueba hasta encontrar el deporte que mejor te sienta y practícalo cada día. Si no puedes una hora, treinta minutos, pero todos los días. No hay excusas para no hacer diariamente veinte o treinta minutos. No las hay ni siquiera para una hora.

Hábitos accesibles diarios número 3: fija tiempo para leer

Ya sea antes de dormir, en el tren o metro hacia el trabajo, en el baño (mi momento preferido) o en el desayuno. Marcar algo de tiempo en tu día para perderte a ti mismo dentro de un libro tiene inmensos beneficios mentales y emocionales. Hay estudios como este que demuestran que una novela puede mejorar tus funciones cerebrales. Otros estudios como este de Liverpool demuestran que treinta minutos de lectura a la semana. Solo treinta minutos a la semana, pueden ayudarte a mejorar tu estado de ánimo ¿te imaginas cada día?. Desde que he vuelto a leer cada día duermo mejor. Aquí puedes encontrar otros seis motivos científicos por los cuales deberías considerar leer.

Hábitos accesibles diarios número 4: tiempo quieto en soledad

Este es diferente al hábito número uno. Aunque pienses que podría ser lo mismo, no lo es.

Cada persona de éxito que he conocido toma deliberadamente tiempo para estar quieta y evadirse de la conexión digital, del whatsapp y de la masa. Albert Einstein (no, no lo conocí) era famoso por esconderse una semana sin hablar con nadie para estar solo con sus pensamientos. Cada día dedico 30 minutos al despertar y antes de acostarme para estar solo conmigo mismo pensando, sin nada más.

Emplear tiempo en soledad, meditando, o si estás solo con tus pensamientos. Eso te permite restaurar tu cerebro y refrescarte. Esto puede ayudarte a salir de problemas complejos que puedas experimentar. la concentración funciona mejor que el ruido.

Hábitos accesibles diarios número 5: haz tus tareas del hogar

Parece algo absurdo, pero no lo es, esto que siempre nos han enseñado en casa nuestros padres o abuelos. Sacar la basura, hacer la cama por la mañana, lavar los platos, poner la lavadora, tender la ropa, barrer el suelo. Todo ello no es más que un firme compromiso por ti. Es respeto por tu propio espacio. Te conecta con el modo ultraproductivo y te hace ver las cosas de una manera más adecuada. Todo está en su sitio. Cada día empleo tiempo en hacer las tareas del hogar. Principalmente por la mañana, al comenzar el día, me ayuda a tomar una dirección.

Hábitos accesibles diarios número 6: escribe más

Escribir tus planes, objetivos, acciones que vas a tomar, llamadas que vas a hacer, reuniones que vas a mantener, fechas límite que vas a cumplir, pagos que vas a realizar, etc. Eso es el cemento de tu compromiso hacia cumplir todo ello. Hazlo simple, antes de hacer algo. Piénsalo y escríbelo. No reacciones a estímulos externos, causados tú. Lo fácil es estar distraído. Justo como estaba hace diez minutos respondiendo a los emails que iban entrando en mi bandeja de correo electrónico.

Photo credit: Daily Motivation.

Nov
27

Cómo curar la procrastinación (la lista)

By Isra Garcia  //  Equipar, Productividad  //  4 Comments

Acerca de parar de procrastinar… ¿Quieres curar tu procrastinación? Ahí va la lista.

parar de procrastinar

1. Abre los ojos.

2. Gírate en la cama y dale un beso (o haz algo más) a la persona que hay durmiendo a tu lado.

3. Levántate, medita, haz estiramientos, ve al baño, conecta una lista de spotify de ópera aria, adagios, música acústica, o chill-lounge, desayuna.

4. Habilita tu espacio de trabajo si trabajas desde casa o conmuta para llegar a la oficina o despacho (lee un libro o escucha un podcast mientras tanto). Llega, bromea, y prepárate para empezar. Bien, ahora llega el paso decisivo.

5. Crea una lista con las dos o tres responsabilidades o tareas más importantes que deseas evitar. ¿La tienes? Estás lista para el último y más decisivo paso.

6. Para parar de procrastinar y no hagas nada más que eso que tienes en tu lista, cuando lo acabes, entonces tu día puede empezar a contar.

7. Repite esto cada mañana, sobre todo el punto cinco y seis, los demás son puntos para embellecer y que vivas algo mejor, pero eso ya es elección de cada uno.

¿Un poco más allá sobre parar de procrastinar?

Diseña una estructura para cada tarea con ítems debajo de cada tarea. Encuentra a continuación un ejemplo basado en preparar propuesta de trabajo. Aquí te presento otra lista que puede serte de gran utilidad:

1. Obtener info para el briefing.

2. Acordar los objetivos, servicios y costes

3. Comprar con tu equipo

4. Enviar a tu cliente

5. Confirmar reunión para trabajar la propuesta

6. Cerrar.

La procrastinación depende de que acción decidas afrontar en cada momento. Si conviertes estos consejos en hábitos, nunca más volverás a caer en este hábito que merma tu productividad y tus capacidades de impactar día a día.

Photo credit: Emilie Ogez.

Nov
17

No

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Negocio, Productividad, Vida  //  5 Comments

practica el noTengo una gran debilidad por la gente que dice no a casi todo. Podría decir que admiro a esa clase de personas. Ocasionalmente coincide ser la gente que más éxito tiene en la vida (sea cual sea el significado de éxito para ti). Practica el no.

Es justo

Digamos que por doscientas veces que he recibido un sí, dos mil fueron un no. Invitaciones rechazas, colaboraciones en proyectos rechazadas, candidaturas para grandes eventos rechazadas, propuestas para nuevos negocios rechazadas, proposiciones algo indecentes rechazadas también. Hace dos semanas rechazaron una entrevista conmigo. La semana pasada quise reunirme con alguien y fui rechazado. Es justo.

“No” es oxigeno

Haces lo que te apasiona y con ello te ganas la vida honesta y dignamente, intentas dominar tu tiempo. Buscas días de 48 horas, ligeras un equipo de grandes profesionales, sigues un estilo de vida equilibrado, pasas el tiempo con tu pareja o familia, encantas a tus clientes, practicas deporte cada día, lees, posees unos hábitos que te llenan y profundizas en tus relaciones personales con amigos y familiares. Sin olvidar todo lo que me podría dejar en el camino.

Quieres ser una persona entregada, intensa y útil. Cuando estás en el camino adecuado, inspiras a otras personas y hasta cambias algunas vidas, tienes una tendencia a maravillar a las personas con las que conectas. Sin embargo, posiblemente no has encontrado una manera sana de establecer limites a tu vida, esa es la razón por la cual frecuentemente te encuentras sobre-comprometido con todos.

Por ejemplo, decides trabajar en 33 iniciativas sociales durante un año, pero al mismo tiempo te involucras en cada causa social que llega a ti. No es cuestionable hacerlo, claro que no, que ser tan valioso como puedas para otras personas, aún así, ceder demasiado tiempo a otras personas significa que vas a necesitar tomarlo de otro lugar, esto prologado te llevará a sentirte bastante ansioso, angustiado y succionado porque siempre llevarás contigo la sensación de que comiste más de lo que podías masticar. Practica el no.

Valor tangible de negocio

Henry Ford solía decir que cuando tenía un problema en sus factorías al hombre más ocupado de todos y lo pondría a trabajar en solucionar el problema. Hay sabiduría aquí, esta gente ocupada (realmente) está comprometida porque son buenos en lo que hacen, son innatamente competentes y eficientes. Cuanto más competente te vuelves en la vida más te demandará el mundo.

La capacidad de decir un contundente “no” es la clave. Warren Buffet dice “necesitamos ralentizar el ‘sí’ y acelerar el ‘no’” Seth Godin dice “no trabajes para todo el mundo, hazlo solo para unos pocos” o “esto no es para ti”.

Practica el no

Las personas que dominan la claridad del saludable, rápido y definitivo no, hacen más, llegan a más, lo hace mejor y son más felices. Conoce tus límites. Una vida saludable de negocio demanda un sentimiento constante de márgenes. Para mí mismo, nunca he sido una “persona encantadora” para todo el mundo, solo que al tiempo he sabido canalizarlo todavía mejor.

Quiero estar en muchos los sitios, aprender de todo lo que pueda, hacer de todo lo que me apasiona, colaborar con la gente que me encandila, amar a los que amo, trabajar para unos pocos clientes, contar mi historia solo a quien resuene con ella. Continuar ganándome la vida sin ser esclavo de nadie, aumentar los ingresos en un porcentaje que sé que puedo alcanzar, ser exitoso para mí, no para el mundo. La habilidad de decir un apropiado, agradecido (y a veces crudo) “no” es un valor de negocio (y vida) tangible, y a la misma vez es una habilidad núcleo y un componente esencial de la ultraproductividad. Recuerda, practica el no.

Violencia contra ti mismo

Cada día veo personas que no llegan a nada por querer llegar a todo. Al menos no llegan a casi nada de lo que pretenden. En un sentido extenso, hay una vitalidad agradecida e incluso amor en dominar el apropiado no. El compromiso excesivo es inapropiado y casi siempre lleva a un acto de violencia contra uno mismo. Necesitas decir no al penúltimo para hacer bien aquello que venga en último lugar.

El ritmo frenético, la conectividad online y la presión de la vida moderna es una forma, quizá la forma más común, de su innata violencia. Permitir a uno mismo rendirse a demasiadas peticiones, a responder demasiados emails, atender a demasiados contactos anónimos, a comprometerse uno mismo con demasiados proyectos, querer ayudar a todo el mundo en todo, es sucumbir a la violencia. Más que eso, es cooperación en la violencia.

Hoy la economía, tu negocio, el mundo y tu propia vida, suplican por “no”.

Photo credit: Gran Hutchinson.

Nov
16

Dos tipos de trabajo

By Isra Garcia  //  Equipar, Negocio, Productividad  //  No Comments

Hablando del tipo de trabajo, está el trabajo por el cual ganarás y el trabajo por el cual no pasará nada.

Tipo de trabajo 1:

  • Crear una APP y conseguir que sea descargada por muchas personas.
  • Escribir y publicar un libro explicando tu arte o método de aquello que te apasiona (sí, aquello que has estado postergando).
  • Desarrollar una presentación de ventas para captar inversores potenciales que pudieran estar interesados en lo que haces.
  • Implementar un set de tácticas que aumenten las ventas de tu tienda online.
  • Lanzar la marca en la que tanto tiempo llevas pensando.
  • Actuar con acciones concretas para ayudar a combatir las injusticias.

Tipo de trabajo 2:

  • Pasar el tiempo explorando la página de inicio de Facebook sin ningún objetivo.
  • Leer y enviar tweets.
  • Parecer ocupado (sin realmente estarlo en lo que importa).
  • Preocuparte por el número de seguidores que te dejan de seguir en Instagram (lo cual es bastante superficial).
  • Seguir con estricta atención el número de visitas que recibe tu sitio web o blog.
  • Publicar mensajes de apoyo o críticas y quejas en las redes sociales.

tipo de trabajoEs tu misión identificar cual es “tu trabajo” ese que cambia cosas, puede ser que no sea el trabajo por el cual te pagan y tengas que descubrirlo, o puede que sea una pequeña parte del trabajo que haces actualmente y otro tipo de trabajo esté evitando que hagas ese trabajo decisivo.

Una vez que te centras en lo que verdaderamente importa, podrás ver una evolución exponencial en todo lo que haces, en tu vida en general.

Toma un bloc de notas y un bolígrafo y anota cuál es “tu trabajo” y cuál no lo es, haz solo el primero. Enfócate en aquello que verdaderamente redunda en beneficios y deja de procrastinar o distraerte en aquello que resta en tu vida.

Photo credit: Charlie Wollborg.

Nov
5

10 hacks para crear una Gran Mañana

By Isra Garcia  //  Disrupción, Equipar, Lifestyle, Productividad  //  2 Comments

gran mañanaUna “gran mañana” no solo establece el tono de un gran día, si no que además te llena de energía y te hace sentir feliz y con suerte, pleno. En cambio una mala mañana puede hacerte querer abandonar y no salir de la cama. ¿Cómo entonces tener más grandes mañanas?

La gran mañana

Antes de empezar debo decir, que no hay una plantilla para todo el mundo, no hay una solución maestra, cada mañana para cada persona es diferente. En mi caso, he ido construyendo mi “gran mañana” poco a poco con el paso del tiempo.

Para diseñar tu gran mañana, aquí hay 10 “hacks” que seguro te ayudarán:

1. ¿Por qué lo haces?

Cierto, entiendes que una gran mañana te beneficia, pero eso solo no te motivará a hacer nada más.

Entiende porque haces algo. Anota en tu agenda o Evernote las cosas que desearías lograr cada mañana y lista todas las razones que te llevarían a ello. Si en algún momento te encuentras descarrilado, saca tu lista y revisa tus aspiraciones. Fijarte en tu lista puede ayudar a entender tus prioridades, y te sentirás peor si sales del camino que si no tuvieras esa lista.

2. Empieza anoche

Para mí, las mejores rutinas de las “grandes mañanas” empiezan la noche de antes.

Prepara la ropa que usarás, la playlist con la cual empezarás el día, tu rutina de entrenamiento, especifica todos tus compromisos y responsabilidades profesionales y personales, planifica tus cenas. Asegúrate que todo esta listo para empezar una gran mañana, de esta manera, cuando llegue la mañana, no tendrás que pensar que necesitas. Tu día puede tener un gran comienzo su has planificado ese punto de partida.

Nota: esto es perfectamente complementario con “no existir un mapa”, planifica cómo, luego lo que ocurra durante el día ya es otra cosa.

3. Madruga

Debo admitir que este es el punto que más me cuesta de adoptar, ya que es por la noche cuando alcanzo mi punto de productividad y creatividad máxima. Sin embargo, cuando madrugo, mi “gran mañana” es todavía más “gran mañana”.

Las mañanas son frecuentemente eléctricas porque siempre llegas justo. Levantarte 30 minutos antes de lo previsto eliminará el sentimiento de ir siempre a contrarreloj.

La mañana es uno de los mejor lugares donde encontrar tiempo extra. Utilizar esos 30 minutos extra que arriba mencionaba significa que puedes meditar, leer o hacer deporte.

4. Estado físico

Si no eres una persona de mañana, como yo lo era hasta hace dos años, una rutina para alcanzar la “grana mañana” puede ser dura, lo sé. Para lograr la transición hacia el modo productivo hay que cambiar tu estado.

Una ducha de agua fría alteraría ese estado inmediatamente. Hacer deporte justo recién levantado también ayuda. Practicar sexo definitivamente es una de mis mejores elecciones y recomendaciones. Meditar y realizar una sesión de estiramientos podría ser una buena fórmula también.

5. Cronometra tu rutina

Descubre cuanto tardan las cosas cronometrando la rutina responsable de tu “gran mañana”.

Aquí podrías pensar que puedes darte una ducha, cepillarte los dientes, vestirte y desayunar en cinco minutos. No puedes. Usa un contador para monitorizar cuando tiempo demanda cada paso de tu rutina matinal para hacer un “gran mañana”, luego determina que tiempo necesitas para llevarla a cabo basándote en los resultados que has ido obteniendo. Nuestros cerebros son bastante malos al estimar el tiempo transcurrido.

6. Huye de las distracciones

El mayor problema llega al realizar una “gran mañana” llega cuando aparecen las distracciones.

Creer que aprovechar tu mañana para comprobar el email, social media, las noticias o hacer llamadas es productividad parte de una gran mañana” es un fuerte error. Lo que estás haciendo es distraerte de lo que necesita ser hecho primero. No te permitas hacer ninguna de esas tareas hasta que no hayas finalizado la rutina matinal hacia “tu gran mañana”.

7. Elimina elecciones

Esto es algo que descubrí hace más de medio año. Viste siempre las misma ropa, mismo color, como siempre lo mismo, diseña el mismo set de actividades ridículas. Usa plantillas para responder emails.

¿Aburrido? No lo sé, para mí no. Sin embargo, el objetivo aquí es minimizar la toma de decisión de cosas que tienen un impacto insignificante sobre nuestras vidas y pasar a través de la rutina matinal de una “gran mañana” con el mínimo output mental posible. Cuantas menos decisiones tengas que tomar recién levantado, menos fatigado estará tu cortex prefrontal, liberándote así para concentrarte en aquellas ideas, decisiones y acciones que importan. Eliminar elecciones es un gran hack de ultraproductividad.

8. Fija las prioridades para el día

Creo mi agenda diaria el día anterior en la noche, pero utilizo la mañana siguiente para identificar que es lo más importante que tengo que hacer. Conocer las cuatro cosas más importantes que necesito completar en un día me proporciona momentum y me ayuda a cumplir con el objetivo.

9. Todo recompensas

Particularmente es una de las mejores prácticas para la “gran mañana”, empieza la mañana dándote el máximo número de recompensas sanas que puedas. Escuchar tu música favorita, desayunar tu comida favorita, practicar tu deporte favorito, sexo con tu persona favorita (si es el caso). Lo que más te guste y te siente bien, ofrécetelo en la mañana.

10. Commutar

Sé que esto es una preocupación para muchas personas. Mi sugerencia para una “gran mañana” es, nunca conduzcas.

Tomar el autobús, tren, metro, tranvía o taxi te dará tiempo extra para lo que quieras, andar serviría igualmente y además es más saludable. Si vas en bicicleta podrías utilizar podcasts que te interesen o responder llamadas de trabajo.

Con esto podrías estar más que equipado para construir tu ritual matutino de la “gran mañana”. A por ello.

Photo credit: Sacha Chua.

Nov
4

El poder de los micromomentos

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  5 Comments

Durante estos dos últimos años he venido creando y practicando un sistema de lifestyle llamado micromomentos.

micromomentosCada día, esté donde esté y haga lo que haga, creo o encuentro (al menos) uno o dos momentos íntimos, que pueda saborear, donde sea consciente sobre el instante, es sobre estar más presente que nunca, en el ahora y hacer que eso importe para ti. Ignorar urgencias, posponer prioridades, desconectar de otras personas y dejar a un lado obligaciones o responsabilidades. Un pequeño instante consigue que todo tu día merezca mucho la pena.

Los micromomentos aparecen de la nada. No puedes planificarlos. Dependen del lugar, la situación y tu estado de ánimo en un momento puntual. Debes ser consciente de esos tres factores para que puedan ocurrir. Ya que cuando vas a 300 km/h no tienes tiempo para evaluarlo. Ni siquiera darte cuenta

Micromomentos explicado

Por ejemplo, algunos de mis últimos micro-momentos han sido:

  • Terminar de una sesión de running en Barcelona, subir a las 11:30h a lo alto del edificio a tomar un baño y a disfrutar de unos pocos, pero intensos, rayos de sol.
  • Interrumpir la jornada de trabajo en casa para bajar a la playa de la Patacona (Valencia) y practicar yoga.
  • Pasear por la Zona Norte (Alcoy), mi barrio de toda la vida, a las 23:45h, recordando mil historias vividas.
  • Trabajar en el Café de las Letras (Madrid) mientras disfruto de una o dos – o tres – copas de champagne.

Cuando integras esos micro-momentos dentro de tu rutina diaria, entonces empiezas a tomar más control sobre tu tiempo y tu vida. Por ejemplo:

  • Tomar una copa de champagne a media tarde mientras escribo o leo algún blog o libro.
  • Tomar 30 minutos cada mañana, justo al abrir los ojos, para meditar y hacer un set de estiramientos.
  • Escuchar Opera Aria cuando acabo la parte de meditación y estiramientos por la mañana.
  • Salir a explorar corriendo cada nueva ciudad que visito.

La parte interesante de los micromomentos es que además de mejorar tu lifestyle – te ayudan a sentirte mejor y conectar contigo mismo – te ayudan a ser más productivo.

Nota: un “micromomento” no necesariamente debe ser en las cataratas del Niágara, en el campo base del Everest o en Necker Island de Richard Branson, puede ser en la terraza de tu casa o en el parque de tu barrio.

Photo credit: Riccardo Romano.

Nov
3

11 maneras de rechazar propuestas de trabajo

By Isra Garcia  //  Equipar, Habilidades, Productividad  //  2 Comments

como rechazar propuestas de trabajoFelicitaciones, consigues lo que te propones, cumples tus compromisos. Los proyectos funcionan y el beneficio que viene con ello no para de entrar por la puerta. Tus clientes están contentos. Tu equipo está contento. El único pero es que tu carga de trabajo incrementa justo cuanto más funcionan las cosas. Claro, todo el mundo sabe que eres bueno, es por eso que siempre eres la primera elección a ser escogida. Recibes peticiones para participar en multitud de eventos, emails de extraños que solicitan tu participación en su proyecto, ofertas de inversores. Necesitas rechazar propuestas

Técnica infalible: no

Esto que te cuento a continuación es una estrategia de éxito probada. La próxima vez que alguien contacte contigo para tratar de acaparar algo de tu tiempo que no esté escrito en tu lista de prioridades, estas pequeñas respuestas (o plantillas) te harán sonar lo educado, respetuoso y elegante – y profesional, y a la misma vez mantendrán a raya a quien desees.

1. Me encantaría ayudarte con eso, pero mi concentración necesita estar ahora mismo fijada en [inserta el nombre de la tarea, responsabilidad o proyecto].

2. Mi prioridad es [inserta el nombre de la tarea, responsabilidad o proyecto] hasta [inserta fecha]. Después de esa fecha podríamos sentarnos a hablar sobre ello.

3. Desearía poder ayudar, pero sé que no podría entregarle el tiempo que tu idea / proyecto y tú mismo merecéis.

4. Sé que [inserta el nombre] estaría realmente dispuesto a involucrarse en esta clase de proyecto / negocio. Podría conectar a ambas partes si te interesa ¿Qué te parece la idea? – Nota: usa esta respuesta si conocer a alguien por el / la quien puedas dar tu voto de confianza. Alguien hambriento por la clase de reto que podrías plantearlo sin dejarte mal.

5. Podría valorarlo [inserta una fecha muy realista]. Permíteme conocer si te cuadra. – Nota: únicamente usa esta respuesta si el proyecto te interesa de verdad y ahora no encuentras hueco para empezar a trabajar en ello.

6. Sigo una política estricta de trabajo, en ella delimito los lugares en los cuales deposito mi tiempo, lugares como [inserta proyectos, personas o tareas] en este momento. Lo que propones no estaría en sa lista, de esta manera tengo que rechazarte tu ofrecimiento. – Nota: esta es una respuesta más casual, seguro, ideal para usarla en un entorno más cercano con el cual tengas más confianza.

7. Desafortunadamente no trabajamos para más clientes o en más proyectos de momento, pero gracias por pensar en nosotros. – Nota: esta es una respuesta bonita si eres un freelance con el plato lleno. Si trabajas en una oficina, ignora esta respuesta.

8. Desafortunadamente, hemos cerrado todas nuestras vías de colaboración debido a la vasta carga de trabajo que poseemos. No obstante, podría recomendarte [inserta nombre de persona que recomendar]. Similarmente, esta es una buena respuesta si eres un fotógrafo, fisioterapeuta, planificador de eventos o cualquier otro tipo de consultor. Recomendar a alguien significa dar algo que seguro que pronto recibirás.

9. Vaya, esto suena muy bien, una oportunidad excitante, pero mi calendario está completo, esta vez tendré que dejarlo pasar. – Nota: perfecto cuando alguien quiere que asistas a un evento o conferencia.

10. Sí, interesante. No, no me interesa, no resuena conmigo, no es afín a mi trabajo y a mi visión del mundo. No trabajaré en ello. De ninguna manera. – Nota: esta es muy válida cuando trabajas con personas que saben aceptar “no”, muy pocas.

11. Seguro va a ser un gran proyecto. Sin embargo, no veo el “win-win”, es por eso que tendré que declinar la propuesta.

Rechazar propuestas es necesario

¿Cuál es la tendencia aquí? Empieza con algo positivo. Dejarías ayudar si fuera algo atractivo para ti, luego recházalo sin sentir que debas ofrecer muchos detalles o explicaciones. No lo necesitas ni debes.

Di no rápido, claro y directo a rechazar propuestas, de esta manera ambas partes podrán evolucionar.

Photo credit: Lucas Moratelli.

Nov
2

5 pasos para conseguir el trabajo importante

By Isra Garcia  //  Equipar, Productividad  //  No Comments

sistema para hacer el trabajo importanteEsta es posiblemente una de las técnicas más potentes que he encontrado para lograr ser ultra-productivo. Esto te permitirá hacer lo que más necesita ser hecho por ti, para dejar a un lado todo aquello que no te hace progresar. Estructura para realizar solo y tan solo el trabajo importante, presta atención al sistema:

Sistema de 5 pasos para hacer el trabajo importante

 

1. Lista todas las tareas que hagas al día, profesionales y no profesionales, absolutamente todas: llamadas de teléfono, reuniones, mensajes por whatsapp, comer, cenar, hacer deporte, comprar, leer un libro, mantener una conversación con un amigo, etc. cualquier cosa en la que emplees tu tiempo, sí, lo que sea.

2. Añade al lado de cada tarea el tiempo que has depositado en cada una de ellas. Es decir, cuanto tiempo te ha llevado hacer esa reunión, llamada o edición de vídeo, o preparar esa entrevista, o dar esa charla. Otro paso más allá es anotar las sensaciones al terminar. Cuesta un poco más de tiempo pero es un gran indicador semántico. Luego te servirá para poder evaluar el sentimiento de la tarea realizada.

3. Repite los pasos uno y dos durante 20 o 30 días, mi recomendación es 30. Principalmente porque cubrirás mucho más trabajo y días. Es factible que intervengan nuevas tareas y factores dentro de esa extensión de 10 días de tiempo. 20 o 30 días anotando todo, con tiempo y sensaciones, aunque las tareas se repitan de un día a otro, no importa, lo que pretendemos aquí es monitorizar para luego evaluar.

4. Después de la fase de análisis (punto 4) tendrás una especie de mapa con treinta días dibujados. Allí podrás divisar todo en lo que has invertido tu tiempo. Habrá tareas repetitivas, otras que ocurren ocasionalmente, algunas periódicamente y otras quizá más esporádicas. Al mismo tiempo te darás cuenta de que has estado llevando a cabo responsabilidades que no eran prioritarias, ni si quiera eran importantes, o algunas que si no las hicieras nadie se enteraría. Por otro lado, reconocerás aquellas cosas críticas para que tu negocio, proyecto, idea o vida continúe evolucionando. Esas son las únicas tareas que requieren de tu máxima concentración y determinación. Necesitas identificarlas claramente y colocarlas como prioridad absoluta en cada día. Tu día debe empezar con ese trabajo importante primero.

5. Rehaz tu agenda con el 60% de trabajo que antes, solo incluye aquellos ítems que te permiten hacer el trabajo importante, descarta el resto. Si lo haces, solo tendrás que trabajar y disfrutar con el resultado que lograrás.

Photo credit: Lars Plougmann.

Oct
14

Cómo innovar a más velocidad

By Isra Garcia  //  Habilidades, Innovación, Productividad  //  3 Comments

como innovar a mas velocidadCómo innovar puede tener que ver con estas preguntas: ¿Cómo haces más en menos tiempo? ¿Cómo ir más rápido que tu competencia? ¿Cómo saltar más alto? ¿Cómo te vuelves más eficiente sin violar las leyes de la física? ¿Cómo ahorrar más tiempo, dinero y frustración? ¿Cómo hacer más cosas nuevas y diferentes?

Cómo innovar: decidir mejor y más

Todo ello acaba en estos seis puntos que he aprendido en los últimos años:

1. Toma decisiones más rápido que nadie. Raramente necesitas más tiempo. Mayormente, meramente deberías elegir decidir más a menudo y con mayor velocidad. Un test muy simple: ¿se necesita más tiempo para obtener información útil o tener más tiempo es meramente una manera de posponer la decisión?

2. Toma decisiones en el orden adecuado. Trabaja primera y primordialmente en las decisiones más costosas y que más tiempo consuman. No preguntes a tu jefe que contenidos debería tener el portafolio si tu eres el responsable, no preguntes a tu colega qué parámetros incluiría en el informe si él no pertenece a tu departamento, no lances un negocio a menos de que sepas que es algo que sabes, puedes y te apetece hacer, no empieces a fallar si no sabes cómo aprender de ello.

3. Toma decisiones una única vez. A menos de que hayan nuevos datos que te proporcionen una razón beneficiosa para cambiar de opinión.

4. No preguntes a todo el mundo que te ayude a decidir. De hecho, no preguntes apenas. Pregunta a las personas que te ayudarán a mejorar la decisión o a aquellos que tengan el input que logrará que probablemente no tengas que volver al punto de inicio más tarde.

5. Criba decisiones. Algunas decisiones no importan, en absoluto. Algunas decisiones so tan poco importantes que son genialmente arrolladas por la velocidad. Pocas decisiones son las que merecen toda nuestra atención. ¿Tienes claras cuáles son? ¿Priorizadas?

6. Opta por las micro-decisiones. Son fáciles de rehacer si te equivocas, trabajar en decisiones magnánimas solo hará que desgastarte y emplear más tiempo del necesario en tomarlas y luego en arreglarlas si no funcionan como debían.

No es sobre la innovación

Cómo innovar a más velocidad tiene más que ver con la rapidez, consciencia y eficacia con la que tomas decisiones que con cualquier software u otra tecnología.

No necesitas un consejero o consultor que te ayude a innovar o ser más eficiente, tampoco un montón de dinero para mejorar la velocidad necesaria para vender. Irás cada vez a más velocidad tan pronto como te habitués a ser cada vez más veloz tomando decisiones.

La innovación, como el trabajo que importa, tiene que ver más con postura, intención y elección, que con tecnología, herramientas o start-ups.

Photo credit: Jim Purbrick.

Oct
6

La clave para todo: los sistemas

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación, Productividad  //  4 Comments

la clave para todo, los sistemasEscribo esto desde un avión. Cuando la asistente de vuelo se acercó a mí, tuve un comentario divertido, ella sonrió y cambió su lenguaje corporal hacia mí. Mientras, observé como otras personas se crispaban o incomodaban con ella, su reacción aquí fue bastante diferente a la que tuvo conmigo. Yo conseguí mi objetivo, las otras personas solo empeoraron la situación. Esto va sobre sistemas.

Cada día soy más consciente de las estructuras y los sistemas. Algunas veces me parece divertido y excitante, otras veces, es frustrante y desesperante.

La regla de los sistemas

Los sistemas existen para eliminar dolores de cabeza y no tener que pensar innecesariamente. Es por eso que hay un sistema. Piensa sobre un examen. Es un sistema. Hay unas pautas marcadas para saber si eres bueno aprendiendo la lección o no. Piensa en conducir. Es un sistema. A nadie le gustaría saltar a la carretera y darse cuenta de que no hay señales, semáforos o líneas en la calzada. Necesitas todo ese set. Necesitas todas las normas y reglas. Esto hace que una gran cantidad de pensamiento sea eliminado.

Consecuencia

Cuando eliminas la cuestión, o la necesidad de repensar lo que haces, retrasamos la posibilidad de que la gente piense creativamente dentro de un sistema. Hay una razón por la cual un cajero de supermercado te repite una y otra vez las mismas palabras, o el recepcionista o el banquero, están entrenados para hacer precisamente eso, si alguien salta el sistema, todo colapsa porque ya no hay un guión, entonces aparecen los problemas. Aunque por otro lado, si ese problema surge, esos mismos sistemas tienden a restringir cómo la persona entrenada pensará dentro del sistema. Consecuencia, inmovilidad. Parálisis. Manos atadas.

Cómo esto te impacta

Bastante a menudo, nos encontramos operando fuera de sistemas, o ignorando que existe uno, o sin la sintaxis apropiada para ejecutar dentro de otros sistemas. Sabemos qué es lo que son. Sabemos los resultados deseados que queremos conseguir. Solo que no sabemos cómo actuar para que el sistema del otro participante obtenga nuestro resultado. Y es ahí cuando falla todo. Esta es la solemne razón por la cual te sugiero que dejes seguir sistemas de otros y crees los tuyos propios, para todo.

Ejemplo: ayer fui al banco. Quería abrir otra cuenta de negocios para IG. La persona nos hizo esperar 30 minutos (me molesta esperar 30 minutos en un lugar donde no hay no hay nadie más para ser atendiendo, está vacío). Entonces nos pidieron “documentos”, como si el término fuera muy claro, muy entendido. No tuve la sintaxis adecuada para entender a la persona. Ella no tuvo la habilidad para hablar fuera del guión y ayudarme a saber qué era todo lo que haría que pudiéramos legar a nuestros objetivos. Marché frustrado 10 minutos más tarde, sin nueva cuenta bancaria.

Interrumpe, hackea, altera, modifica, juega con los sistemas.

El oro en todo esto. Evaluar y ser consciente rápidamente sobre los sistemas que hay a nuestro alrededor y nos impiden llegar a nuestros objetivos, es una gran manera de empezar a cambiarlos por aquellos que sí los cumplen. Tres acciones críticas:

1. Encontrar a alguien libre de sintaxis en sus sistemas.
2. Mimetizar las sintaxis para alcanzar los resultados deseados.
3. Ejecutar, experimentar, evaluar, volver y contrastar con el último intento y de nuevo, ejecutar hasta pulir el sistema.

Todo dependerá de la severidad del sistema, ya sea alterarlo o mimetizarlo, pero el paso tres es obligatorio siempre.

En todos los casos, la seguridad y convicción ayuda. Cuando más actúes con ambos rasgos, más personas te asignarán el valor de la confianza (la merezcas o no). En todos los casos, la empatía ayuda. Cuando te acercas a una meta desde la perspectiva de otra persona, siempre ganas porque habilitas una ruta más rápida hacia el objetivo. Creo que los factores determinantes siempre serán “contexto” y “sintaxis”, bien llevados, crearás el sistema que desees.

Veo muchos profesionales y personas insatisfechos con la manera de hacer lo que hacen porque no se dieron cuenta de que todo depende del tipo de sistema que adoptes, y que siempre hay una alternativa al sistema actual. No hay valor en romper un sistema de tu empresa. Funciona mejor cuando permites que estén enfocados en su sistema, pero tu cambias el tuyo.

Photo credit: Andrew Watt.

Sep
30

Los errores no hacen aprender

By Isra Garcia  //  Equipar, Mapmakers, Productividad  //  No Comments

El fracaso es mi musa, el fallo la razón por la cuales muchos han tenido éxito, pero en el caso de los errores (un fallo que se repite varias veces) puede llevar a consecuencias desastrosas, incluso a dudar sobre tus propias habilidades, y sobre todo a volver a repetirlo de nuevo.

los errores no te hacen aprender

Aquí te sugiero que en lugar de usar un error como mejora, date cuenta de por qué el error se repite y trabaja en erradicarlo. De lo contrario, no conseguirás aprender, lo cual es la panacea detrás de todo esto ¿verdad?

Empuja hacia delante

Si quieres mejor auto-control, lo necesario para no repetir errores, empuja hacia delante en lugar de estar mirando continuamente por el retrovisor. No rumia decisiones pasadas con demasiada frecuencia, diría que con una sola vez, bien concienzudamente, sobra.

Piensa positivamente porqué fallaste de nuevo en el examen de conducción. Mira como las decisiones difíciles que tomaste pueden ser más fáciles de tomar mañana, no hoy ni ayer, mañana.

La única cavidad disponible para el pasado es en el caso de que puedas recordar las partes buenas de la historia sin colocarte demasiada presión por ello, igual que con los fracasos, solo sirve recordarlos si aportan algo positivo al contexto, de lo contrario se llama ansiedad.

Acción: crea una lista de cosas que no haces bien y hoy o mañana puedes solucionar con una acción contrapuesta.

Los errores te devastan

Enfocarte en errores (o fracasos o fallos) pasados – ya sean diez o dos – pueden hacer sentirte fracasado o desanimado. Hay estudios que tienen descubrimientos robustos y dicen que si sientes emociones negativas, rendirás por debajo y perderás más rápido tu chispa.

Acción: realiza acciones pequeñas que puedan hacerte sentir bien en menos de una hora, de esta manera siempre tendrás buen control sobre un estado anímico positivo. Lo llaman algo así como “retail therapy”

La historia (casi) siempre se repite

Mientras siempre hemos sido educados para aprender de nuestros errores, yo el primero – puesto tengo sistemas de trabajo donde todos los días anotó los fallos que he comí todo y por cada uno de esos fallos, dos o tres aprendizajes para no repetirlo, en el 85% de las veces funciona – cada vez que surgen, o recordamos el contexto donde ocurrieron, lo que sucede es que los ínter alisamos y pensamos en nosotros mismos como personas con comportamientos negativos.

Acción: asocia esas historias a finales positivos, siempre, repito, siempre puedes encontrar lo positivo dentro de lo negativo, ese es tu trabajo de verdad. Empieza a decirte a ti mismo qué cosas haces bien (¡anótalas, demonios!) y las repites. Es mejor que dejar marchar el aprendizaje para trabajar un futuro que no está definido.

Cambia tu comportamiento presente para impactar positivamente en el futuro, de lo contrario siempre continuarás cometiendo el mismo error una y otra vez.

Photo credit: Herman Yung.

Sep
21

Cómo crear tu propio sistema de aprendizaje continuo

By Isra Garcia  //  Educación, Lifestyle, Productividad  //  8 Comments

como crear un sistema de aprendizajePosiblemente añoras la sensación de aprender cosas nuevas, empezar algo que no sabes hacer, descubrir algo que pudiera aportar valor. Añadir más utilidad a tu vida. No caer en lo mismo una y otra vez. Esto podría formar parte de un sistema de aprendizaje continuo que tú mismo crees.

Sistema de aprendizaje: 12 claves para no dejar de aprender

Para esto he creado un sistema de aprendizaje continuo llamado “vuelta al colegio”. Es más una mentalidad que otra cosa. Una que te ayudará a volver a aprender y seguir educándote en lo que te importe. La clave de esto es construir oportunidades dentro de tu vida. Este sistema de aprendizaje continuo está compuesto por 12 de claves:

1. Empieza con el podcasting: adquiere el compromiso de escuchar un podcast cada mañana (o audio libros) que te enriquezcan. Como posiblemente no tendrás tiempo de buscar la mejor selección por la mañana, dedica unos cuanto minutos el domingo en la noche para descargar material para escuchar durante toda la semana.

2. Compañero de aprendizaje: encuentra a un colega, pareja o familiar con el que verte una o dos veces por semana para encontrar, compartir y contrastar varios puntos de aprendizaje adquiridos durante la semana. Es recomendable trabajar en una carpeta compartida en Evernote o en Google Drive, para extender esta práctica. Esta relación probablemente se vuelva sanamente competitiva, esa es la clave.

3. Bocados de tiempo: si tienes 12 minutos al día puedes mejorar tu vida. También podrías comprobar tu bandeja de entrada del correo electrónico, ver las noticias a ver si u meteorito caerá sobre la tierra, o peor aún, comprobar que pasa en Twitter o Facebook. La alternativa a todo esto, son prácticas como Woby, TED o Khan Academy. Otras como DailyLit, FastCompany o Now I know.

4. La hora importante: mira, bueno, lee, hay 168 horas en una semana. Puedes dedicar una de esas horas semanalmente a participar en un webinar. Atender un taller práctico sobre alguna de tus especialidades. Intercambiar acciones con otros profesionales de tu sector – o de otro distinto. Quizá podrías leer el blog de Seth Godin o Tim Ferris. Una vez al mes, dedica en lugar de una hora, medio día o un día entero para trabajar en una versión más larga de la hora importante.

5. Suscríbete a la utilidad: no veo todos los días TED. No estoy pendiente a cada vídeo de Gary Vainechuck. No hago click a todas las newsletters que Chris Brogan en vía a la semana. Sin embargo, cuando lo hago, me esfuerzo en aprender y encontrar utilidad sobre algo que me ayude a mejorar en lo que hago. Por ejemplo, si estoy trabajando en campañas crowdfunding, intento aplicar por los menos tres prácticas que encuentre en las fuentes a las que estoy suscrito.

6. Biblioteca a la hora de comer: incluso si no tienes un carnet de biblioteca o no compras nada, ver los títulos de los libros y leer pequeños extractos de cada uno de los que te interesen, puede ayudarte a expandir tu marco de referencia, Salir de la oficina y cambiar hacia un sitio estimulante es bueno para el cerebro.

7. Lee algo nuevo cada día: ¿Obtienes newsletter a las que no recuerdas haberte suscrito? Elimina las suscripciones que no leas y encuentra nuevas fuentes que sí leerás (últimamente estoy leyendo Smartbrief y AdAge para estar al tanto de noticias de la industria)

8. Empieza un club de trabajo: los clubs sociales son divertidos. Sí claro, si los haces girar entorno a una pasión todavía lo son más. Si al mismo tiempo son sobre algo profesional, es más útil y aporta más beneficios, aunque juntar a personas ocupadas una mañana al mes es más difícil. Ya que tienes que ir al trabajo, esto será más sencillo, te reunirás en torno al trabajo y avanzarás en él junto a otra persona inquieta por lo mismo que tú.

9. Habla a alguien nuevo: entonces (esta es la clave) escucha a esa persona más de lo que le hablas. Frecuentemente en las conversaciones, estamos tan obsesionados por convencer a otras personas, que perdemos aquello que podría ser interesante. Descubre aquello que fascina a tu compañero de conversaciones y aprende lo que puedas sobre el tema.

10. Optimiza tu estilo de vida: si viajas, aprendes cosas, si vas al cine, aprendes cosas. Si lanzas un proyecto, aprendes cosas. Si fracasas en algo, aprendes cosas. Adivino que ya has captado mi mensaje. Graba todas estas cosas en algún lugar, verás que poco a poco vas aprendiendo cómo optimizar todo lo que haces de manera que cuando viajas estás más atento a oportunidades o cuando fracasas piensas en cuál va a ser el próximo movimiento.

11. Escribe, escribe, escribe: centra tus esfuerzos en producir una pieza de tu trabajo importante (informe, investigación, micro-ebook, experimentos, etc.) al mes que pueda ser compartida con otras personas, ya no por el valor que aportarás, que será bastante alto, sino por lo que aprenderás construyendo esos proyectos.

12. Expande la definición de rutina: una vez a la semana introduce dos actividades de ocio que no practiques usualmente. Clases de cocina, visitar galerías de arte, jugar al ajedrez, aprender a tocar el violín o aprender a hablar chino. Además de aprender algo nuevo, el cambio de hábitos mejorará tus enfoques.

Este sistema de aprendizaje continuo es una buena de aprender. Por supuesto, sin la necesidad de dedicarte en cuerpo y alma a cursos, programas o volver sentarte en pupitre de tu colegio, algo poco probable si tienes de 20 años hacia arriba.

Photo credit: Marcel Moré.

Sep
18

Cómo lograr ser ultraproductivos

By Isra Garcia  //  Entrevistas, Productividad  //  6 Comments

Artículo para la Revista Triatlón sobre cómo lograr ser ultraproductivos en el trabajo, en la vida y en el deporte mientras preparar un Ironman, Ultraman o prueba de ultradistancia. Bueno, o en realidad, ser ultraproductivo en cualquier cosa que te apetezca hacer.

Lo interesante de este método que llevo tres años desarrollando (y que en 2016 verá la luz en forma de libro) es que puede aplicarse a cualquier estilo de vida, profesión y persona, siempre con matices, obvio, pero siempre altamente aplicable.

Aquí encontrarás cómo hacerlo, quizá más centrado a deportistas, pero estoy seguro de que encuentras valor y utilidad ahí más abajo.

Cómo lograr ser ultraproductivos

como lograr ser ultraproductivosUltraproductividad-isra-garcia-segunda-pagina

como lograr ser ultraproductivos como lograr ser ultraproductivos

 

como lograr ser ultraproductivoscomo lograr ser ultraproductivos

Entrevista original: Revista Triatlón.

Sep
12

Sistema simplificado para mejorar tu estilo de vida

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Productividad  //  4 Comments

sistema mejora estilo de vidaEn estos momentos, me encuentro experimentando con diferentes variantes para lograr crear un sistema de estilo de vida que te permita dar el 100% en todo aquello que tienes por delante, y que además sirva para lograr llegar a todos tus objetivos. Esto es la piedra angular de mi nuevo experimento: 80 días para probar lo improbable.

De todo eso y algo más de experiencia, he comprendido la importancia de lograr un estilo de vida para ser feliz y tener éxito (lo segundo es la consecuencia de lo primero, creo).

Cómo crear tu sistema estilo de vida

Digamos que tú querrías crear una estructura de trabajo, hábitos y habilidades que te permitiera mejorar considerablemente tu estilo de vida. Empezando por deporte, alimentación, ocio, trabajo y relaciones personas, por ejemplo. En este caso, el primer paso sería crear un escenario con la situación en la que te encuentras actualmente.

Paso 1 – realidad

Sería algo como esto:

Tiempo

  • ¿Dónde y en qué invierto mi tiempo? ¿Qué me distrae? ¿Qué me roba el tiempo? ¿Invierto mi tiempo en lo que realmente quiero / necesito / busco?
  • ¿Cuanto tiempo dedico a cada cosa que hago diariamente? ¿Es suficiente, insuficiente o más que suficiente?
  • ¿Quién tiene ganada mi atención y mi tiempo? ¿Por qué? ¿Lo merece verdaderamente?

Trabajo

  • ¿Qué imagen tiene para mi el trabajo importante? ¿Cuanto de él produzco a diario?
  • ¿Cuantas horas trabajo? ¿Qué resultados obtengo a cambio?
  • ¿Cómo podría ser más productivo?

Descanso

  • ¿Cuantas horas duermo? ¿Cómo me levanto cada (o la mayoría) de días, cuáles son esas sensaciones?
  • ¿Cómo mido la calidad de mi sueño? ¿Sobre qué tiene consecuencias?

Alimentación

  • ¿En qué está basada mi alimentación? ¿Cómo me hace sentir? ¿Qué cosas no funcionan bien en mi cuerpo?
  • ¿Estoy satisfecho y realizado con cómo me alimento cada día? ¿Qué debería dejar de comer? ¿Qué debería comer más?

Deporte

  • ¿Qué deporte practico? ¿Cuantas horas?
  • ¿Cómo me siento? ¿Qué resultados obtengo por ello?

Ocio

  • ¿Qué actividades “extra-excolares” practico que realmente me llenen? ¿Cuantos y qué hobbies llevo a cabo?
  • ¿Con qué frecuencia me dedico a ello? ¿Lo hago solo o acompañado?

Hábitos y habilidades

  • Lista todos tu hábitos. Dentro de todos ellos ¿Cuáles son buenos hábitos y qué otros son malos?
  • ¿Qué habilidades te definen? ¿Son las que necesitas?

Paso 2 – destino

Ahora necesitarías identificar que dirección quieres tomar, para eso necesitarías saber:

  • Qué deportes te gustan y te apetecería practicar.
  • Qué hobbies te gustaría añadir a tu rutina.
  • Preferencias alimenticias y en medida de lo posible, aquellas que fueran beneficiosas para tu forma de vivir.
  • Lista qué actividades profesionales necesitas hacer más y mejor para producir el output más decisivo que puedas producir.
  • Qué son las cosas que no quieres en tu estilo de vida y qué cosas no harías bajo ningún concepto.
  • Nombra los hábitos necesitarías adquirir para mejorar tu estilo de vida y o que haces.
  • Qué habilidades todavía no tienes pero sientes que necesitas aprender.

Paso 3 – transformación estilo de vida

El siguiente paso es colocar todo esto en un mismo lugar para analizar que es lo que necesitas dejar a un lado y suprimir, y qué es lo que necesitas añadir a tu día a día. Es transformar lo que sabes que no te funciona por aquello que mejorará la manera en la que heces todo aquello que comprende tu vida.

En la mayoría de ocasiones esto tiene mucho que ver con la disciplina para evitar lo que te perjudica y lanzarte a lo que te potencia. Ello te llevará a crear el set compuesto por super-hábitos, habilidades núcleo, métodos disruptivos y ultra-productividad, que necesitas para mejorar tu estilo de vida y ser esa persona que sabes que eres.

Photo credit: Jordanhill School D&T Dept.

Ago
23

Tienes prisa porque estás ocupado

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Negocio, Vida  //  2 Comments

tienes prisa porque estás ocupadoTrabajo, familia, amigos, flirteos, hobbies. Nunca llegas a estar del todo presente. Siempre hay prisa por empezar y terminar, cierto. Estás ocupado.

Lee este post sobre estar demasiado ocupado. Probablemente escribiría este mismo post veinte o treinta veces más. Primordialmente porque:

1. Tenía que hacerlo, no dominas tu tiempo, todo lo contrario, el tiempo te domina a ti.

2. Todo lo que haces es andar desde el comienzo hacia el final de tu vida. Acabar antes de empezar.

Tu atención y tu tiempo son dos activos valiosos y tú (nosotros, ellos) estás malgastándolos. Estás difundiéndolos, no viviéndolos. Estás revocando el mismo poder que puede atravesar dos pulgadas de acero y convertirse en la misma luz suave que calienta un campo de margaritas.

Y esa es la razón por la cual no eres tan exitoso como quieres ser. Piénsalo.

Photo credit: César.

Ago
8

Sal de ahí

By Isra Garcia  //  Entrepreneurship, Equipar, Productividad  //  No Comments

tracciónSé que en ocasiones me obsesiono con la tracción y puedo llegar a tu cabeza con demasiadas ideas, proyectos, iniciativas o intenciones. Puedo parecer demasiado difuso. De manera culpable, en ocasiones me digo a mi mismo “lo sé, lo estoy haciendo de manera equivocada. Tengo que centrar mis esfuerzos en una sola cosa” (Nota: la frase “tengo que” significa que nunca lo harás). Segundo, el enfoque no es la solución. Sal de ahí.

Para ya

Encuentra un camino. Permanece en él. Sé realmente bueno andándolo y conócelo realmente bien. Haz lo que los alemanes, los libros, los profesores y los expertos dicen con el camino que tienes frente a ti.

No, encuentra lo que hace que tu camino realmente merezca ser recorrido, si es necesario, salta de uno al otro, absorbe todo lo bueno que puedas. Busca la alegría y el disfrute que va con ello. Haz únicamente el trabajo que te empuja hacia delante, el que genera tracción delantera. El resto, es irrelevante. Para de hacer “todas las demás cosas” que no estén relacionadas con lo que has leído antes en este párrafo.

Para de “comprobar”, “verificar”, “reafirmar” e incluso “preguntar” por permiso. Para.

Tracción: haz lo que funciona (para ti)

Cada vez que leo o veo a alguna persona hablando sobre “probando Snapchat, Periscope o Merkaat” es algo así como decir “haciendo que Google Buzz, DigIn o Reddit funcione”. Según he construido lo que hago a diario, rechazo la idea de hacer algo que no está relacionado con lo que persigo, incluso aunque pueda estar equivocado y estar en Periscope de repente me proporcione un nuevo súper-poder, o consiga que sea contratado para aconsejar a una multinacional o participar en la eMarketing Summit de San Francisco. Mira, esto no es sobre si me importa o no una tecnología o herramienta en particular. Es solo que no hará crecer mi negocio, ni tampoco mejorará mi estilo de vida, probablemente. No va a traer a un nuevo cliente a la puerta de tu negocio (alguien que compre y vuelva), con casi toda probabilidad. No te ayudará a aterrizar otra venta (ni siquiera online), no creo.

Deberías desempolvar tu compás interno (en tu negocio y en tu vida) y vaciar nuestra mochila mental, para únicamente colocar las cosas que generarán tracción delantera. DEBEMOS ignorar todas las cosas superfluas, de manera que podamos centrar nuestros esfuerzos y tiempo en aquello que necesita ser hecho.

Y si mi blog, trabajo, conferencias, libros (o cualquier otra cosa con la que te tropiezas a diario en el exterior) no es parte del camino que buscas (o en el que ya estás), para y elimínalo. Sal de ese camino y vuelve a entrar al tuyo, el único. Muestra no piedad en este proceso y entonces verás el progreso que hasta ahora habías eludido.

Photo credit: Bonnie Natko.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+