Browsing articles in "Cambio"
Mar
18

Castígate

By Isra Garcia  //  Cambio  //  No Comments

Culparte, insultarte, infravalorarte, auto-sabotearte, mentirte o derribarte. Eso es. todavía no te has machacado lo suficiente. ¿No te das cuenta? Protégete. Poténciate. Recompense. Más.

Perdónate por darte cuenta de que no eres tan bueno como pareces.

Indúltate por no haber hecho lo que sabías que debías hacer.

Despreocúpate por haber causado una impresión diferente a la que los demás invitados esperaban de ti.

Exímete de las brutal responsabilidad que “yo nunca fallo” lleva de la mano.

protégete y no te castigues

Desmárcate de ser el profesional influyente que es admirado por el número de ceros que posee en sus plataformas sociales.

Discúlpate a ti mismo por no estar siempre a la cabeza, incluso no estar ni algunas veces. O muy pocas. Discúlpate y protégete de fallar en exámenes, decepcionar a tu madre. O no ser la pareja que la otra parte esperaba.

Huye de las comparaciones.

Excúlpate cuando tu ego te gane la batalla y tú seas consciente.

Aléjate del resultado del trabajo que no te pertenece.

Protégete por favor

Casi en la mayoría de las ocasiones somos demasiado duros con nosotros mismos. Nuestro peor enemigo no vive ahí fuera, sino en nuestro interior. Somos la razón de lo mejor y de lo peor. Aquello que no ves es aquello que más daño causa, nosotros a nosotros mismos.

El cambio empieza por permitirte ser cada día un poco más simple e ignorante. Cada vez que te veas a ti mismo castigándote por cualquier cosa (usualmente entre 2 y 7 cosas al día), recompensare inmediatamente por otras (oscilando entre 25 y 37 cosas)

Ese es el factor que destroza la balanza. Somos mejores de lo que pensamos que somos, por estadística y logros. Solo que una parte de la mente nos engaña para que no lo veamos. ¿Hasta cuando seguirás castigándote?

Protégete de ti mismo.

Poto credit: Juan Ramón Martos.

Mar
12

Descúbrete

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  4 Comments

Descúbrete, quiero preguntarte algo…

¿Cómo te sientes?

¿Qué peso llevas cargado a la espalda?

¿Cuál es la responsabilidad que no pudiste llevar a cabo?

¿Qué lágrimas todavía no has dejado escapar?

¿Cuánto tiempo va a seguir ese genio encerrado en lo más profundo de ti?

¿Qué dolor, indecisión o frustración te guardas para ti sola/o?

¿En qué momentos vas a sobresalir finalmente?

¿Cuál es esa idea que llevas años maquinando y no te atreves a lanzar?

¿Qué es eso que te gustaría hacer en tu trabajo y todavía no has hecho?

¿Cuál es tu sueño en voz alta?

Una vez que (te) has respondido a estas preguntas no es necesario seguir reteniendo su resultado. Solo debes empezar, milímetro a milímetro.

descúbrete

Hay cosas que se escapan a mi control cada día. Igual que te pasa a ti. Hay dos opciones, entenderlo y continuar o ignorarlo, pensar que puedes controlarlo y entonces abandonar cuando el asunto / negocio / problema / miedo te supere.

Estoy muy bien

Cuenta cuantas personas que te dicen cosas como “me gustas”, “me importas”, “te quiero” o “te necesito”, te miran a los ojos cuando te hablan. Y viceversa.

Cuando te preguntan “¿cómo te sientes?” ¿qué respondes? “Genial”, “muy bien” o “bien”. ¿En serio?

Ahora te preguntaré otra cosa; ¿qué buscas?

Si te diera 500.000 euros ¿serías feliz? ¿Posiblemente? ¿Y si algún ser querido tuyo muriera esta noche? ¿Serías feliz? No. Todo el dinero del mundo no te haría feliz, el dinero no cura, no restaura el tiempo.

Descúbrete

Piensa en tus amigos, familiares, clientes o equipo, empieza a mirar a la gente en los ojos. Te darás cuenta de que no son tan felices como se proclaman. En el cine, en fiestas, en actos sociales, en la televisión o en los centros comerciales, descubre lo que la mirada de cada persona dice sobre ella misma. Te darás cuenta de que se están haciendo daño, de que tratan de cubrirse y protegerse bajo una falsa apariencia que irradia alegría. Eso es algo contra lo que no debes luchar.

Sin embargo, hay algo que sí puedes hacer ¿puedes animar a tus amigos? ¿Puedes incentivar emocionalmente a tu equipo? ¿Puedes empujar a tu padre a hacer algo que le haga sonreír de verdad? ¿O puedes impulsar a tu hermana a conseguir su sueño? ¿Puedes apoyar el negocio de tu pareja? ¿Puedes ayudar a tus clientes fuera del trabajo?

Toma la decisión hoy de hacer algo por ese tipo de personas, descúbrelas.

Descúbrete y descubrirás.

Descúbrelo

Imagina que alguien 15 años más joven que tú se acerca a ti y te dice, “sé cómo te sientes, he pasado por ahí. He pasado por todo eso que estás pasando ahora mismo. Y todavía sigo aquí”. ¿Ayudaría? Claro que sí, pero primero tendrías que descubrirte. Así que descúbrete.

Una última pregunta, si descubrieras que tu trabajo cada día puedes ayudar / cambia a una persona ¿pensarías que esto merece la pena?

Descúbrete.

Photo credit: ArTeTeTra.

Feb
5

Corre

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Merodear es un hábito dañino que pasamos por alto. Muy a menudo pasamos por las cosas sin intención, sin grandeza. Apresúrate a dejarlo atrás, intercámbialo por la excelencia. Corre.

corre

Pregúntate:

¿Estoy trabajando de la forma más óptima posible de manera que pueda hacer más con menos?

¿He diseñado rituales que me ayuden a sacar la mejor versión del profesional y persona que puedo llegar a ser?

¿Estoy haciendo marketing de manera que pueda impactar positivamente en mis clientes y aportar valor a su vida cotidiana?

¿Está mi empresa contando la historia que mis clientes quieren oír o la historia que nos interesa escuchar a nosotros mismos?

¿Estoy dispuesto a buscar mi pasión y hacerla mi especialidad profesional?

¿Está mi negocio enfocado a micro-segmento que demanda la rareza que estamos dispuestos a entregar?

¿Es mi profesión lo realizadora que necesito que sea?

¿Estoy viviendo como realmente querría vivir?

Selecciona “iniciativa”

Prefiero quedarme a medio camino a ni siquiera empezar.

Opto por fallar delante de una audiencia multitudinaria a si quiera subir al escenario.

Elijo perder los ahorros que tengo a no perseguir aquello que sacude mi estómago.

Decido ser criticado por atreverme que a ser barrido por la mediocridad de no hacer nada.

Pienso diez veces más grande y a lo lejos de donde estoy y quien soy, que a conformame con lo que un puñado de aristócratas y diplomáticos argumentan que debería ser la mentalidad del éxito.

Prefiero dibujar mi mapa y acabar perdido que a seguir el mapa de otro y quedar a salvo, protegido y resguardado.

Corre

La ética del trabajo y la vida elimina el miedo a ir más allá de nosotros mismos, a maravillar, a sorprender, a sobresalir, a ganar. Corre delante del destino, no detrás. Corre por delante del fracaso, no por detrás.

Exprimirme lo que sea que tienes entre manos hasta no poder más. No hay otro camino posible.

Corre. Date prisa.

Photo credit: Mycatkins.

Ene
28

La generación suave

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Formamos parte de la generación suave. Considera lo siguiente:

  • Dejar de lamentarte.
  • Parar de abandonar aquello en lo que eres rechazado/a por primera vez.
  • Dejar de llegar tarde.
  • Para de divagar.
  • Deja de fustigarte por no pasar el examen de ___________.
  • Para de ser una víctima porque tu padre o tu madre no pudieron ir a la universidad.
  • Deja de contarte la historia en la que siempre fracasas.

Nunca he sido bueno

No soy bueno en matemáticas, cierto. Nunca me preparé para ello. No era nada bueno escribiendo, ahora, cada día, soy un poco mejor en ello. Porque entreno cada día. Mi oratoria era bastante mediocre, ahora ya no lo es, me gano una buena parte de mi profesión con ello. En 2011 – 2012 trabajé con profesionales logopedas en mejorar mi expresión oral. Además de entrenar hasta día de hoy, cada día. En 2005 no tenía ni idea de lo que era el marketing. Hoy es mi actividad profesional principal y es mi especialidad. Los resultados y mi instinto así me lo de muestran.

Cuando tú sabes que no eres bueno en algo, estás en lo cierto. Eso, en la mayoría de las ocasiones, significa que no has entrenado para ser bueno en cualquiera que sea la habilidad, especialidad profesional, hábito, deporte o hobby. Quizá no seas bueno sobresaliendo, claro, porque no estás acostumbrado a sobresalir.

Toda una generación suave

generación suave

Sentimos dolor, incomodidad, injusticia, frustración o incertidumbre y abandonamos. Somos demasiado suaves. Somos la generación suave. Abandonamos casi enseguida. The Dip explica que hay un vacío entre conseguirlo y no, es vacío está en el punto álgido cuando el fracaso se hace más pronunciado. En ese punto casi el 90% abandona, los que siguen, lo consiguen.

Entiende que tienes que dar todo lo que tienes. No hay otro camino, el 120%. No un 70%, no un 50%, no, un 120% 365 días al año. Esta mentalidad, esta forma de concebir las cosas, tu trabajo, tus estudios, tu familia, hará que despegues desde un escenario mediocre hasta llegar a la grandeza.

Yo, ya firmé este compromiso. Trabajaré las horas que sea necesarias. Fallaré en todas las cosas que sean necesarias. Haré tantas horas de ciclismo en rodillo como sean necesarias. Diré “no” tantas veces como sean necesarias. Viviré tan intensamente como sea necesario. Volveré a empezar desde cero tantas veces como sean requeridas.

Estás aquí o allá. Mediocre o grande. 30% o 120%. No hay término intermedio. Abandona está generación suave y mediocre y súmate a la cultura del entrenamiento al 120%. diario. Te esperamos.

Photo credit: Pedro Simoes 7.

Ene
22

Cuando terminamos

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  No Comments

La función no puede terminar hasta que el último cliente haya abandonado la sala. Hasta que el artista no haya tocado su último hit una última vez mas.

cuando terminar

El combate no termina mientras haya un solo oponente en pie.

La carrera no ermita hasta que no hayas cruzado la meta o hasta que literalmente no puedas llegar a ella.

El concurso no termina hasta que la persona más perspicaz no resuelva el acertijo.

La intensidad no termina hasta que no te vas de este lugar sagrado.

La resistencia no termina hasta que el imperio haya sido derrocado.

El intento no termina hasta que no consigamos aquello que merece la pena.

La clase o termina hasta que la lección y su aprendizaje hasta llegado a los alumnos.

El desafío no termina hasta que no sientas que te hayas superado a ti mismo y hayas saltado alto.

La enfermedad no termina hasta que no la hayas erradicado, o te erradique ella a ti.

La idea no termina hasta que no impacta contra el mercado.

La canción no termina hasta que la hayas bailado.

La explicación no termina hasta que todo el mundo lo haya entendido.

El amor no termina hasta la flama siga prendida, incluso aunque solo queden las cenizas.

El vacío no termina hasta que des de bruces con él.

El proyecto no termina hasta que haya sido desarrollado por completo. Hasta que no haya sido lanzado, probado y aplicado.

La vida no termina hasta que la hayas experimento. O al menos no debería terminar.

Terminar es cosa tuya

Esto no debe terminar hasta que tu lo decidas. Hay una elección que separa a las personas inconformistas, mapmakers y que sobresalen, del resto. Es una declaración de intenciones que dice así: “esto no termina hasta que yo no lo decida”.

¿Terminamos?

Photo credit: Hitchster.

Ene
21

No quiero entender

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  1 Comment

no queremos comprenderAntes de ayer iba en tren, camino a Alicante desde Málaga, conexión con Ciudad Real. Había nevado fuerte en una buena parte del país. Al pasar por Albacete detuvieron el tren, las vías estaban bloqueadas y no era posible continuar hacia Alicante. Debíamos bajar en Albacete. El 90% de las personas que habían en el tren cargaron contra el anunciante de semejantes noticias, entre otras acciones, quejas, lamentaciones y victimismo. Escuchabas comentarios como “hace 30 minutos lo sabían y no lo dijeron”, “puedes comprar billetes ahora incluso si no puedes viajar”, “ahora quien nos devuelve el dinero o las horas que perdemos” o incluso “esto solo pasa en este país”. Esto fue emperorando a medida que iban avanzando las horas. Esto evolucionó, hasta llegar a presenciar incidentes desagradables y denigrantes para los profesionales al otro lado. Personas que están haciendo su trabajo lo mejor que pueden. No queremos comprender.

Al darme cuenta y de forma instintiva, decidí adoptar una posición de observador mientras todo el embrollo durase, que tan acertada decisión. Ver este tipo de situaciones desde fuera, te da una perspectiva casi única y bastante reveladora.

No queremos comprender la otra historia

En ocasiones, estamos tan preocupados por tener una ocasión que evadimos el paso de trabajar para comprender el contexto. ¿Por qué ha sucedido de esta forma? ¿Cuáles son los problemas a los que la otra parte se enfrenta? ¿Por qué las personas actúan de la forma que actúan? ¿Por qué nos comportamos de la forma en la que lo hacemos? No queremos comprender.

Evitamos comprender cómo otras personas ven el mundo, porque eso supondría quitar la atención en nosotros mismos para otorgársela a los demás. Falso.

Esquivamos leer el documento al completo, porque es fácil asumir que sabemos lo que el creador quería decir. Erróneo.

Evadimos conectar con clientes o consumidores porque es más rápido asentar que sabemos lo que quieren. Estamos equivocados.

Evitamos hacer el trabajo que importa porque ya pensamos que lo estamos haciendo. Qué engaño.

Ignoramos hacer la fórmula, examinar las recomendaciones o recrear el experimento, porque podría no resultar de la manera que esperábamos. Fracaso.

Huimos de la pregunta, porque vivimos convencidos con la idea de que la respuesta es lo importante. ¿En serio?

¿Para qué empatizar? Mejor démonos prisa, porque la primerísima, más oportunista, alta y enfurecida opinión agitará la multitud. No queremos comprender.

Y por supuesto, es más fácil maldecir cualquiera que sea la cosa que debemos maldecir, de esta forma nosotros no tendremos que bailar.

Photo credit: Wes Peck.

Ene
7

¿Quién te salvará de esta revolución?

By Isra Garcia  //  Cambio, Nueva economía  //  No Comments

¿Quién salvará a los managers?

¿Qué salvará a las discográficas?

¿Quién salvara a los medios de comunicación tradicionales?

¿Qué salvará a las agencias de publicidad que subcontratan trabajo a profesionales independientes?

¿Quién salvará a los colegios que no empujan a los estudiantes más allá de los estudios?

¿Quién salvará a los oportunistas?

Qué salvará a la satisfacción inmediata que representa el corto plazo?

¿Qué salvará al trabajo en plantilla?

¿Quién salvará a los intermediarios?

Antes que nada ¿cuál es el significado de “salvar”?

Salvar el statu quo no es una opción

salvar al statu quoSi por “salvar” te refieres a “aquello que mantendrá las cosas como han funcionado hasta ahora”. Entonces, la respuesta es “nada logrará salvarlos”. Se ha acabado. Fin de la historia.

Si con “salvar” quieres decir “quién se asegurará de mantener a flote los trabajos, responsabilidades y privilegios de esos que se han aprovechado del statu quo. Esos que han hecho del sistema industrializado y mediocre, su habitat para vivir mejor que del resto”. Entonces, la respuesta es “nadie lo hará tampoco”. Ni Apple, ni Amazon, Tesla o la legislación lo conseguirá.

Por otro lado, si con “salvar” lo que quieres decir es “quién o qué estará dispuesto a cambiar con el cambio. Adaptarse al nuevo entorno disruptivo. Tomar decisiones a la velocidad de la luz, mientras innova, permanece humano, generoso y creando un arte que genera utilidad a otras personas”. La respuesta sería distinta aquí. La respuesta sería “podrías ser tú quien rete al statu quo. De lo contrario, será otra persona que venga detrás de ti”.

Necesitamos dejar atrás esa idea de salvar el pasado, porque el statu quo ha abandonado el juego, de forma rápida. No solo en algunas industrias, sino en todas.

No es necesario ser salvados

Si quieres saber quien salvará la satisfacción de leer algo interesante. Quien salvará la posibilidad de sacar la mejor versión de los trabajadores. Quien salvará los actos de humildad, autenticidad y honestidad que vienen con hacer las cosas porque te importan otras personas. Qué salvará el error del trabajo para siempre. Quien salvará la posibilidad de convertirte en tu propia agencia o negocio. Entre otras cosas más que salvar. Entonces, no te preocupes, nadie necesita salvar todo esto y más. De hecho, este es el momento exacto para encontrar cómo aumentar esos beneficios multiplicándolos por diez. Precisamente, porque no tenemos que emplear muchos recursos en la parte de salvar algo o alguien.

Cada revolución destroza lo que hay en medio y habilita lo que hay en los extremos. No hay lugar donde esconderse.

Photo credit: Denis De Mesmeaker.

Ene
4

Todo lo que necesitas

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  2 Comments

Podrías necesitar más cosas de las que piensas. O no.

¿Tienes amigos?

¿Familia?

¿Amor?

¿Tiempo?

¿Salud?

¿Un trabajo digno que te proporcione el suficiente dinero, para cubrir al menos tus necesidades primarias?

Estadísticamente, de forma primitiva y básica, gozas al menos de cinco cosas, seis si tienes un poco de suerte.

Si es así y no me equivoco mucho…

Podría ser diferente

¿Qué haces malgastando casi a diario las oportunidades que tienes para cambiar las cosas que te importan aunque sea un poco?

¿Qué haces quejándote?

¿Por qué echas la culpa a la sociedad, a los políticos o al vecino?

¿Para qué te fustigas?

¿Por qué no te mereces?

No puedes generalizar. Claro que no.

Todos somos diferentes. Lo que aplica a uno no aplica a todos. Claro. Por supuesto que nada será como yo digo o como tu imaginaste. Nada será como los sabios predijeron, como tu mereces.

Vale ¿entonces qué?

Podrías aprovechar lo que tienes

podrías¿Reaccionarás o responderás? Podrías reaccionar con escepticismo, cinismo o incredulidad. Encontrarás a gente que culpar. Excusas que dirigir. Podrías amplificar tu crítico interno fácilmente. Dejar que la negatividad gane la batalla. Podrías afilar tus palabras y acciones para crear un vacío entre lo que tienes entre tus manos y lo que imaginaste que tendrías.

O quizá eres un inconformista de los nuestros. Una/o de esas/os que responderá a esta oportunidad centrándose en las oportunidades que la divergencia presenta. Qué oportunidad tan preciosa de celebrar aquello de lo que gozas. Incluso mejor aún, encontrar una forma de hacer algo grande con lo que ya posees.

Abre los ojos, despierta. Ya tienes lo que necesitas.

Photo credit: +fan.

Dic
30

No tiene sentido

By Isra Garcia  //  Cambio, Disrupción  //  No Comments

No tiene sentido leer 104 libros en un año.

Tiene sentido demostrar a los críticos que se equivocan.

No tiene sentido leer todos los correos que cualquier persona pueda enviarte.

Tiene sentido estar pendiente del timeline de Twitter

No tiene sentido que Donald Trump sea presidente de los Estados Unidos.

Tiene sentido que montes una startup.

no tiene sentido

No tiene sentido que busques ser humillado al menos una vez a la semana.

Tiene sentido que no te pierdas ni un episodio de cada serie que Netflix o HBO producen.

No tiene sentido que aprendas las enseñanzas del Tao.

Tiene sentido que cada día les al menos 15 blogs.

No tiene sentido buscar el “no” casi el 80% de las veces.

Tiene sentido correr detrás de un toro.

No tiene sentido escribir en Medium o LinkedIn Pulse.

Tiene sentido prepararte para cumplir expectativas.

No tiene sentido ignorar el business plan de toda la vida.

Tiene sentido ser emprendedor.

No tiene sentido ser una persona contradictoria.

Tiene sentido hacer lo que hacen los que están por delante de nosotros.

No tiene sentido apostar contra el mercado.

Tiene sentido seguir a la masa.

No tiene sentido tomarte uno o dos años entre el instituto y la universidad para explorar nuevos caminos.

Tiene sentido trabajar más que nadie.

No tiene sentido escribir esto.

Tiene sentido seguir haciendo lo que haces de la manera en la que lo haces.

No tiene sentido tiene sentido

Ve y busca todo aquello que no tiene sentido, en la mayoría de las ocasiones resulta ser lo que acaba teniendo sentido. Aunque no estemos contentos, de acuerdo o no sea justo, es lo que acaba imponiéndose como un estándar. En los mejores casos (no en todos), descubrirás que es el principio de márgenes inexplorados. Perspectivas por ser libearadas. Disrupción que ser causada.

Trabajamos en y por lo que no tiene sentido.

Photo credit: André Nordstrand.

Dic
28

Superman cotidiano

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo, Mapmakers  //  No Comments

Una forma ser Superwoman o Superman es darte cuenta de la naturaleza de la historia: un chico llega a un nuevo mundo, se enamora de su familia adoptiva, y se da cuenta de que debe usar sus súper-poderes para ayudar a aquellas personas que hay a su alrededor.

superman / superwoman

Otra forma de ser Superwoman (o Superman) es entender la otra naturaleza de la historia: la chica crece hasta convertirse en una mujer. Entonces se da cuenta de que no encaja, de que no es cómo el resto. Es diferente, no pertenece a ese espacio tiempo. Desconoce incluso hasta las nociones más simples. Incluso aunque haya vivido entre personas que creen que ella es una más.

Otra manera de ser Superman (o Superwoman) es comprender el contexto: una familia envía su tesoro mas preciado para ofrecer una esperanza en un mundo lleno de violencia y caos. Un escenario donde Superwoman debe crecer y mejorar sus destrezas. Desarrollar sus talentos ocultos. Vivirá con la consciencia de las esperanzas y sueños de los padres que nunca le vieron triunfar.

Hay otra forma más de ser Superman (o Superwoman). Es comprar su disfraz y hacerlo que él (o ella) hace sin preocuparte por cualquier otra cosa.

Superman / Superwoman de a pie

La Superwoman (o el superman) que hoy esperamos encontrar, vive entre nosotros. Tiene un don – o varios – que ha trabajado hasta transformarlo(s) en súper-poderes que cambian vidas. Estos hombres o mujeres fantásticos ven sus vidas como una oportunidad y una obligación, la cual aceptan. Superman (o Superwoman) podrían acabar fácilmente con los malos de la película, pero nunca lo hacen. Para ella (o él), cada desafío es una oportunidad para curar, perdonar y liderar con el ejemplo. Ella / él cree en la redención y encuentran la realización en ayudar a otros con su talento.

Photo credit: Ben Grey.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+