Menu
Browsing articles tagged with "habilidades núcleo archivos - Página 2 de 9 - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Ene
4

Solo ecuanimidad

By Isra Garcia  //  Habilidades, Vida  //  No Comments


La ecuanimidad es una palabra, una forma de vivir, sentir, pensar y actuar demasiado trascendente como para pasarla por alto:

Dar o recibir.

Juzgar o aceptar

Acertar o errar.

Dudar o confiar.

Pensar o sentir.

Odiar o amar.

Insistir o Desistir.

Esperar o desesperar.

Arriesgar o jugar seguro.

Conectar o desconectar.

Enfocado o distraído.

Presente o futuro.

Dentro o fuera.

Decidido o indeciso.

Motivado o desmotivado.

Líder o seguidor.

Trabajador o empresario.

Más rápido o más lento.

Introvertido o extrovertido.

Positivo o negativo.

Extremo o comedido.

Cuerdo o loco.

Importancia o indiferencia.

Entendimiento o desentendimiento.

Inteligente o necio.

Maestro o aprendiz.

Resistir o rendir.

Todo o nada.

Principio o final.

¿Permanente o impermanente?

Todo es bueno, y todo es malo. O nada es bueno, ni nada es malo.

¿Y acaso importa estar un sitio o en otro, o incluso en el medio?

Sobre la neutralidad de la ecuanimidad

¿Qué pasaría si no hubiera nada que buscar?

La ecuanimidad y la neutralidad como estilo de vida...

¿Cómo te sentirías si cuando llegas donde esperabas resulta que no encuentras nada?

¿Cómo reaccionarías si te dieras cuenta que el propósito es no haber un propósito? ¿Y si de repente los objetivos desaparecieran?

¿Y si llegas a un punto donde comprendes que nada tiene sentido pero que nunca nada ha significado tanto como ahora?

Nada puede tener sentido hasta que lo tiene. Y todo puede tener todo el sentido del mundo hasta que nunca más lo tiene.

Buscamos etiquetas, categorías, nombres, sentimientos, emociones, marcas, apellidos para creer que todo tiene un sentido lógico. Creemos que todo es de una forma o de otra.

Pero lo cierto es que no es así. Podría ser ecuánime, neutral.

¿Y si todo no fuera más que una misma cosa? ¿Y si “yo” y “mí” estuviera unido y fuera inseparable?

¿Y si el sentido estuviera en un lugar neutral?

No hay nada más vacío y lleno que la ecuanimidad, en lugar donde todo se detiene, todo se unifica, y todo pierde sentido, por eso tiene tanto sentido.

Busca la ecuanimidad.

Atribución imagen: JetSetMag.

Dic
31

Ese día que esperas es hoy

By Isra Garcia  //  Cambio, Habilidades  //  No Comments

Hoy es el último día del año, a mí me quedan unas pocas horas menos que a ti. Estoy en Bangkok y son las 11:10am del día 31 de diciembre. Me hubiera gustado estar en la piscina con mis compañeros, o irme a dar una vuelta luego, pero no voy a hacerlo. Tengo un compromiso, primero conmigo mismo, con mi trabajo, con mi proyección, valores y mi misión, y luego contigo, claro. ¿Cómo mantenerlo? Con fuerza de voluntad intencionada.

Intenciones preparadas (para fallar)

Te habrás dado cuenta de que hoy no había tanta gente en el gimnasio.

Seguro que ya te han empezado a llegar algunos artículos, podcasts o vídeos sobre cómo preparar las metas para 2019.

Incluso es posible que ya tengas tu lista con propósitos e intenciones para el año que entra.

Quizá has visualizado el poder hacer las cosas a tu manera y que el próximo año sea el año de tu vida. Ya sabes, que puedas decir “este va a ser mi año”…

Apuesto que ya tendrás claro tu plan de nochevieja y año nuevo, claro, es hoy el día.

Mucha gente que conozco está deseando que sea el 1 de enero para desear lo mejor, empezar con nuevos hábitos, dirigirse hacia un nuevo objetivo profesional o hacer algo nuevo y diferente que no se han atrevido a hacer.

Quedan tan solo unas horas para que acabe el año y los propósitos, buenas intenciones y deseos ya han comenzado a quebrar. Claro que sí. No puedes cambiar algo arraigado con tan solo unos días de fuerza de voluntad. Que es al final de lo que se trata.

Fuerza de voluntad intencionada y sostenida

Fuerza de voluntad intencionada y sostenida en el tiempo

La fuerza de voluntad es permanente, no ocasional, hoy no creo que celebre la nochevieja, porque no siento que deba celebrar nada especial hoy, lo celebro todos los días, y además hoy, tengo trabajo que hacer. Hoy, el día 31, he cumplido con mi Gran Mañana, he llevado a cabo mis superhábitos, estoy escribiendo el post de hoy, y el de mañana, tengo tan solo unas horas para acabar las siete últimas lecciones del The Marketing Seminar, y hoy es la fecha límite. Las celebraciones externas me dan igual si no van precedidas de las internas.

Mañana empezará el 2019 y estaremos donde estamos. Encontrando un nivel y una rutina para entonces protegerlos. El progreso que va después del cambio no es fácil, sino todo el mundo progresaía y cambiaría. Encontrar más responsabilidad, marcar una diferencia mucho mayor, hacer qué cosas impensables sucedan, saltar a un nuevo camino. Se necesita tiempo, ayuda, guía, fuerza de voluntad, autodisciplina, iniciativa y autoconsciencia para cambiar esos patrones.

Esa es la razón por la cual Stand OUT Program dura casi 80 horas en cuatro días. La misma razón por la cual cree un programa de excelencia para personas desempleadas que duró 12 días con más de 150 horas. Cada día durante muchas horas por día. Así es cómo trabajo, con diferentes proyectos, con personas que cambian las cosas. Programas formativos que funcionan.

Quizá te interese participar este año, si lo haces, escríbeme aquí y te facilitaré información sobre cómo lo hacemos.

Olvida las buenas intenciones, enfócate en lo que puedes cambiar ahora, que no es poco.

Gran último día del año.

Atribución imagen: Javier Pérez Viu.

Dic
9

Rutina diaria para mejorar la autoconsciencia: prácticas contemplativas

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  No Comments

En este post, y sacudida diaria, (suscríbete aquí si todavía no las recibes y quieres recibirla) voy a compartir contigo varias prácticas contemplativas para mejorar la autoconsciencia.

Paso 1 – empieza con un retiro

Primer paso, y previo, es encontrar un retiro, por supuesto contigo mismo. Elige cuántos días, dónde, qué propósitos para el retiro, qué vas a hacer para que sea un retiro en su esencia.

Paso 2 – las intenciones

Cuanto más tiempo pases en la fase de preparación, más material orgánico tendrás a tu disposición para trabajar. Estas prácticas de autoconsciencia te enseñan cómo ir a lugares donde no habías estado y donde no habías mirado antes. Como resultado, empezarás a sentirte más cómodo con aquello que no has estado dispuestos a sentir, comprender, ver o trabajar en todo este tiempo. Para mejorar la autoconsciencia necesitarás establecer las intenciones de cada rutina diaria.

cómo mejorar la autoconsciencia - rutina y prácticas contemplativas

Paso 3 – cómo mejorar la autoconsciencia (la rutina)

Estas prácticas forman parte del algoritmo de alto rendimiento que he diseñado cuando entro en modo autoconsciencia/retiro/aislamiento-desconexión:

  • 30 minutos al día de meditación vipassana al día (lo primero que hago al salir de la cama)
  • 10 minutos al día de meditación “loving kindness” y autocompasiva (si tienes algún tipo de práctica de apreciación o gratitud, o rezo, puedes hacerlo adicionalmente)
  • 5 minutos al día de meditación estoica: enfocando las cosas que están fuera y bajo mi control. Aquello que podría no funcionar como espero y eso que podría escaparse a mi alcance.
  • 30 minutos, una o dos veces a la semana, de paseos contemplativos (sin música, sin dispositivo móvil, sin Internet, preferiblemente en la naturaleza, vale en la playa)
  • 10-15 minutos al día de journaling consciente. También puedes revisar entradas diarias en diarios antiguos (después de meditar y/o antes de ir a dormir)
  • Compartir con alguien todo lo nuevo que ves (o te das cuenta) que antes no veías.
  • Fomularte al menos una vez al día una pregunta incómoda, al mismo tiempo que tratas de responderla.

Paso 4 – recomendaciones no solicitadas adicionales

¿Quieres “ver” mejor?

  • Absténte de la comida pesada y química. Así como de sexo fortuito, alcohol y drogas recreacionales.
  • Evita consumir televisión, noticias, blogs de actualidad, redes sociales, etc.. 
  • Come de forma tan saludable como puedas; aquí para referencias.
  • Descansa y duerme tanto como puedas.

Cuidado, una vez que aprendas a ver, ya no serás capaz nunca más de dejar de ver.

Hacia lo más profundo: próximo experimento

Así es cómo yo lo hago, y así es cómo soy preparando lo que se presenta como una nueva experiencia vital y nuevo experimento, el retiro Synthesis, un espacio controlado y legal donde la ciencia y la práctica de los psicodélicos se unen para optimizar el desarrollo personal, el crecimiento espiritual y avances exponenciales.

Atribución imagen: Esparta Palma.

Nov
25

Ensimísmate

By Isra Garcia  //  Habilidades, Lifestyle  //  No Comments

Vivir ensimismado es algo que descubrí por primera vez en mi primera (y única, de momento) experiencia en el retiro de meditación Vipassana. Es aislarte de lo irrelevante, superficial y que carece de valor, y centrarte en lo que importa, tú.

Si te sientes intrépido, haz el siguiente ejercicio por pasos:

  1. Anota durante un día todas las veces que pierdes el enfoque debido a las distracciones que hay a tu alrededor mientras estás trabajando. Anótalo en algún lugar. Al lado anota también que te distrajo.
  2. Ahora haz lo mismo mientras no haces nada. Suponiendo que dediques al día algunos minutos a contemplar, meditar, permanecer quieto, o simplemente observar. Hazlo exactamente igual que #1.
  3. Repite #1 y #2 durante una semana.
  4. Ahora responde, ¿cuántas de esas distracciones fueron debido a algo importante? Cuando hayas terminado no necesitarás las anotaciones para darte cuenta de que el 90% de las distracciones eran irrelevantes. Es decir, eran y son impulsos inconscientes que nos hacen estar todo el rato mirando a nuestro alrededor, pendientes de que algo pueda suceder y entonces escaparse a nuestra vista o resto de sentidos.

Una vez terminamos este ejercicio te sentirás bastante frustrado. Es completamente normal, llegados a este punto pasamos la vida distraídos. Lo único que sucede es que ahora te has dado cuenta. Hay una palabra bastante denigrada en estos tiempos, me refiero a la palabra ensimismamiento. Lo cual según la RAE significa recogimiento de uno mismo en la intimidad, desentendido del mundo exterior. Se opone a alteración. Eso es justamente lo que necesitamos.

Cómo vivir ensimismado, el ensimismamiento

Estar ensimismado no tiene nada de malo, todo lo contrario, estás dentro de ti, contigo. Ahora, presta atención cuando esto pase.

Cómo vivir ensimismado

Primero, dirige toda tu atención, energía y cuidado a ti mismo durante un tiempo. Ignora, evita, evade, huye de cualquier mínima distracción. Aíslate de lo que te rodea por un tiempo, cuanto más impasible seas mejor. Abstráete de cualquier irrelevancia (aunque primero deberás analizar y distinguir que es algo irrelevante para ti).

Segundo, si lo logras, entonces será más simple vivir pleno y en paz y por lo tanto, será fácil darte al resto con autenticidad y valor. Por lo que rodearte de lo que de verdad importa vendrá (casi) solo.

Práctica el superhábito del ensimismamiento. Rechaza el mal hábito de mirar a todos lados buscando algo o alguien con quien hacer contacto y poder así evitar el enfrentarte a tus pensamientos, a tus emociones, y a tus sensaciones. Fíjate en tu alma, convive con todo lo que hay dentro de ti. Eso es lo único que importa, al principio.

¿Has probado alguna vez a pasar un día ensimismado? Si lo has probado, ya sabes lo que vas a encontrarte, si no lo has probado, ya tienes un nuevo reto por delante.

Nov
20

Puedes aprenderlo

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

Puedes aprender a tocar el piano. Puedes aprender ciencia. Puedes aprender escalada. Puedes aprender Cantonés. Puedes aprender a liderar, a ser autodisciplinado. Puedes aprender a arriesgar, a ser autoconsciente. Puedes aprender a ser tu propio maestro, a educar, a crear cosas. Puedes aprender a ser libre, a montar negocios, a programar, a cantar, a vivir mejor.

También puedes aprender a tener más empatía, a aprender de forma más eficiente, a ser más resiliente, a instigar, a intentar diferente, a ser la persona “no importa qué”, o la persona “me da igual”. Puedes también aprender a ser imparable, excepcional o mágico, a formularte las preguntas que necesitas responder.

Incluso puedes aprender todavía a ser tu mejor versión jamás creada, hasta a desatar todo tu potencial.

Puedes aprender seguro a ser mejor cada día de tu vida y aprender a experimentar.

Si puedes aprender algo que te hace mejor, cualquier cosa que te haga destacar, que puedes, entonces es una habilidad. Si puedes mejorar esa habilidad entonces es una habilidad núcleo.

Puedes aprender a ser mejor si así lo deseas

Y si es una habilidad (núcleo), es tuya si tú quieres que sea. Y si quieres que así sea es porque está en tus manos. Y si está en tus manos es que está bajo tu control. Si está bajo tu control, no necesitas la aprobación de nadie. Y si no necesitas la aprobación de nadie quiere decir que nada podría detenerte.

Lo cual es una noticia genial ¿no es así?

Puedes aprender a hacer lo que te propongas, puedes aprender cualquier cosa, puedes aprender cualquier habilidad núcleo que necesites... lo único que te retiene es tú mismo...

No importa que tienes, o que dices, importa que haces y hasta dónde estás dispuesto a llegar.

Pd. El viernes pasado estuve en Alicante participando en ALCTITUD, una iniciativa del departamento de juventud de la Diputación de Alicante para impulsar a la gente joven. Allí trabajamos la importancia de desarrollar las habilidades núcleo necesarias para ser imparables en cualquier cosa.

Atribución imagen: Grupo IDEX.

Nov
1

La incomodidad es el camino

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

¿Te sientes incómodo? Bien, no te preocupes demasiado. Solo porque te sientas así de incómodo no significa que estés haciendo algo mal.

¿Cuántas veces te has sentido detrás del resto? ¿Cuántas veces has sentido que no llegabas a los mínimos requeridos? Debes de saber lo siguiente: tu trabajo es bueno, lo que haces es bueno, sentirte incómodo no quiere decir lo contrario.

Queremos sentirnos cómodos, y eso no siempre es bueno. Piensa en el camino que has recorrido hasta ahora. Piensa de dónde han venido los logros más grandes, de los momentos en los que arriesgaste, de esas situaciones en las que te sentías inseguro, de navegar en la incertidumbre. El progreso ocurrió porque decidiste saltar a un espacio desconocido.

Abraza lo incómodo

¿Por qué no creces? Porque no te mueves. Haz el siguiente ejercicio, lista todas las cosas que no han cambiado en 6 meses, en un año y en dos años. Entonces te darás cuenta de que vives en una burbuja. Necesitas hinchar esa burbuja hasta que explote. Expándate, empújate a lo incierto. Lánzate a lo incomprensible. Exponte al riesgo. Cualquier cosa que merezca la pena no viene dada a través de un procedimiento cómodo.

La clave: sentirte cómo haciendo lo incómodo. Esa incomodidad no es más que un kit de nuevas herramientas que te servirán como recursos ante los miles de situaciones impredecibles que la vida te presenta.

Lo sé, lo incómodo da miedo, pero también sé que no hay otra salida.

Puedes vivir cómodo, o no

Ahora, si quieres andar el camino de la comodidad, no hagas caso a lo que escribo. Si crees que la comodidad está bien, es genial, hay mucha gente buena viviendo cómoda. Sin embargo, si estás leyendo estas líneas y tienes aspiraciones extraordinarias, bueno, entonces vas a tener que vivir en modo incómodo. No hay otra forma, lo siento.

Decide si estás dispuesto a colocarte en la categoría “incómodo”, o en la categoría “cómodo” es cosa tuya. Una te llevará a la ruina, la otra al progreso, adivina cuál es cuál.

Hoy empieza en Bogotá, Stand OUT Program Colombia. 10 personas respirarán y trabajaran en la incomodidad durante más de 15 horas al día durante cuatro días sin descanso.

Vivir incómodo, lanzarte a lo incómodo, trabajar en lo incómodo, sobresalir en la incomodidad. Elige incómodo...

Atribución imagen: Stand OUT Program.

Oct
20

Aprendiendo a “ver”

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

Si quieres crear algo nuevo, si quieres generar el cambio que sea, si quieres sobresalir, todo empieza por entender, por ver. Entender que es lo que hay ya presente, y ver las oportunidades que hay en lo que todavía no lo está. En resumen, aprender a ver es donde acaba todo.

Puedes lanzar un proyecto, puedes rentabilidad un negocio, puedes desarrollar un programa de educación disruptiva, puedes ayudar a personas en desventaja. Sin embargo, hacerlo no significa que seas mejor, ni peor, sino aprendes a ver. Ya que la parte compleja no es hacerlo, sino mejorarlo, y mejorarte. Es lograr ver y darte cuenta.

¿Tendrías las agallas de ir más lento? ¿Tendrías lo que hay que tener para ser más atrevido en tu feedback? ¿A combinar astucia, perspicacia, filosofía y ciencia en tu trabajo? Cualquiera de estas respuestas, si es positiva, implica aprender a ver.

Cómo aprender a ver cuando no sabes ver, cómo entender cuando no sabes entender, cómo comprender cuando no comprendes...

Historia real y personal

He aprendido a ver cómo estaba siendo incoherente e incongruente en forma, discurso y acciones, me he dado cuenta de mi falta de consideración, de mi fuerte ego. l mundo, o la sociedad, te hace ver que tienes el control, pero si aprendes a ver te darás cuenta de que no lo tienes. Te confías y eras terriblemente, esto es algo que he vivido recientemente en SOP BCN, en mis carnes, por mí mismo.

Cuando todo el mundo tiene las mismas oportunidades, la diferencia entre ser mejor y ser uno más, depende de una cosa, la habilidad de aprender a ver. Más claro; cuando todo el mundo tiene el mismo Mac y la misma conexión, la habilidad entre un diseño fulgurante y vanguardista y uno del montón, dependen de una sola habilidad núcleo, aprender a ver.

Ver, a pesar del propio nombre, no es algo meramente visual. Veo como personas que conozco como Eric Gortefeld, Valentino Barrioseta o Alexandre Tannous, ven en palabras, sensaciones, conceptos, y sonidos. Las personas que crearon Blockchain, vieron como Internet y unos circuitos muy simples podrían ser conectados para crear algo todavía más grandioso. Otros tenían las mismas herramientas, pero no la misma visión.

Aprender a ver lo que no ves

Estamos rodeados de límites, desastres, pesimismo. Algunas personas ven en eso una oportunidad y un hueco para crear su espacio y algo positivo. Otros, ven una oportunidad ara esconderse, conformarse y guardar silencio.

El mejor futuro que podemos construir, es aquel en el que trabajemos de forma diligente para aprender a ver los unos a los otros.

Muchas personas pasan por alto esta habilidad núcleo. Otros, ven cualquier cosa como una oportunidad a una puerta que conduce a cientos de nuevas puertas. Aprender a ver empieza ahí. Las posibilidades están a nuestro alrededor. No solo los clics, el dinero y la influencia, sino la oportunidad de ser valientes. Si solo tuviéramos las agallas de aprender a ver.

Atribución imagen: Odosdesign.

Oct
12

Acción masiva

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo  //  No Comments

Empieza el día uno de Stand OUT Program. Empieza el curso de educación disruptiva transversal. Más de 15 horas al día, 13 personas que desean sobresalir. Un grupo de personas comprometidas, un equipo, unos profesores. Hay un denominador común entre todos, un objetivo, el más importante de todos, tomar acción masiva. Practicar y ejecutar al mismo tiempo.

Siempre que intento que alguien sobresalga, tengo clara cuál es la fórmula para empezar:

  • Invertir solo el 10% del tiempo en pensar, reflexionar, dudar, cuestionar, planificar o  calcular.
  • Invertir el resto, el 90%, en tomar acción. Dedicar 9/10 de tiempo y esfuerzo en crear movimiento, en lanzar, poner en marcha, practicar, entrenar o acometer.
  • Comprometerte a cumplir tres objetivos cada día, y para hacerlo, desarrollar tres acciones para cada objetivo. De esa forma garantizarás que lo consigues.
  • Cambiar “tengo una idea” por tengo un “plan de acción”. Tengo un “deseo” por tengo un “plan táctico”. Cambiar “me gustaría” por “voy a…”
  • Concretar cada palabra, cada intención, cada meta. Ser exactos en la definición. Explicar una estrategia, operativa o planteamiento tanto, que hasta una persona ajena a la acción sepa cómo hacerlo sin ayuda

Piensa sobre la acción, piensa sobre lo que esto empujará a otras personas y empresas.

Tomar acción masiva

Tomar acción masiva es lo mas que necesitamos para sobresalir, para lograr metas, para fulminar retos, para vivir más experiencias...

En la mayoría de las ocasiones nos detenemos, no empujamos. No accionamos, no practicamos. Pasamos demasiado tiempo en la zona del pensador, en la zona segura, no nos atrevemos a saltar a la zona de riesgo. Entonces los días pasan, las semanas pasan, los meses pasan, los años pasan. Y nosotros seguimos en el mismo sitio, en la zona de seguridad, sin tomar acción masiva. Sin movernos hacia delante, la única dirección donde merece la pena ir.

Cada vez que miro a los ojos a personas con las que me encuentro dentro y fuera de eventos o talleres, veo a personas ansiosas por emprender, hacer, activar o actuar. Sin embargo, lo que en realidad hacen, es todo lo contrario, esperar, vacilar, dudar, parar.

No hay elección, me gustaría que la hubiera, pero no la hay. La única forma de salir en el agujero en el que te encuentras para seguir subiendo es tomar acción masiva.

Oct
4

Cómo entrar en estado de “flow”

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento  //  No Comments

¿Te imaginas alcanzar un estado parecido al del protagonista de la película Sin Límites? ¿Es posible alcanzar la súper inteligencia? ¿Se podría alcanzar un estado de gracia parecido sin tener que tomar sustancias químicas como el famoso (y ficticio) NZT de la película? La respuesta es sí, y la solución se llama entrar en estado de flow.

Este post es un recurso que explica qué es el estado de flow, cómo entrar en estado de flow, por qué entrar en estado de flow y qué se necesita para entrar en este estado y algunos trucos para dominar el flow...

Hay un gran revuelo sobre cuánto porcentaje de capacidad de nuestro cerebro estamos utilizando. Definitivamente no es solo un 10%, pero dudo mucho que sea ni siquiera un 50%, ¿un 20% o un 30%? Lo que sí está más claro es que el estado de flow es una habilidad núcleo del alto rendimiento que nos puede ayudar a sacar más partido de nuestras funciones cognitivas. Hablo de un estado casi divino, enfoque radical, plenitud máxima y conexión entre alma, mente, emociones y cuerpo. Aunque es una tarea algo dantesca. Esto es algo que ya llevo más de seis meses experimentando, en parte gracias a las enseñanzas de Eric, y los experimentos microdosis de LSD, y Neurohacking.

Como todo es cuestión de trabajo, entrenamiento y ser conscientes.

Cómo entrar en estado de flow (muy simplificado)

Es posible mejorar nuestro estado cognitivo, es posible potenciar nuestro coeficiente intelectual, así como el enfoque y energía, y maximizar sus resultados. ¿Cómo hacerlo? La ciencia dice que es posible, la mejor y más asequible forma de hacerlo es entrando en el estado de flow. Un concepto que proviene de la psicología positiva. “Flow” está completamente respaldado por la ciencia, es un estado mental operativo en el que puedes entrar mientras realizas cualquier actividad. Entrar en estado de flow es como cuando, en la película, Eddie toma el NZT.

Hay nueve factores a considerar para entrar en este estado “místico”…

  1. Combinar la acción y la consciencia.
  2. Intensificar el enfoque y la concentración en el momento presente.
  3. Pérdida de del auto-consciente reflexivo.
  4. Una distorsión temporal de la experiencia.
  5. Un sentimiento fuerte del control de uno mismo sobre la actividad.
  6. Un gran satisfacción intrínseca en la actividad.
  7. Feedback inmediato.
  8. Sentir que puedes tener éxito en la acción que estás realizando.
  9. Olvidar tus necesidades más básicas.

El mejor ejemplo son los vídeo-juegos, casi todos reúnen estos factores. Pruébalo, es como ganar un sexto sentido, formas parte del videojuego, o sea lo que sea aquello que estés haciendo.

Qué sucede cuando entras en flow

Cuando entras en este estado, esto es lo que sucede:

  • Disfrute máximo: sientes que disfrutas como cuando eras un niño.
  • Involucración integral: te sientes completamente conectado con lo que estás haciendo.
  • Enfoque energético y supremo: todo desaparece, no hay nada más que tú y una sola actividad. 
  • Espacio y tiempo se detienen: es entonces cuando sabes que has entrado en estado de flow. De nuevo, piensa en lo que sucede con los videojuegos que más te gustan, o en tu actividad favorita.
  • Súper-creatividad: desarrollas una capacidad para conceptualizar y asociar que desemboca en una mayor agilidad y agudeza mental.
  • Plenitud y euforia: es la sensación posterior que sientes cuando has salido del estado.

He identificado que entro en estado de flow más rápido y fácilmente cuando escribo, cuando presento o expongo o cuando creo proyectos, planes y campañas o negocios.

La clave del estado de flow

Hay cuatro condiciones que se deben reunir sí o sí:

  1. Debes estar practicando “algo” que tenga objetivos claros y definidos. Así como una línea comprensible de progreso.
  2. La actividad o tarea debe obtener feedback inmediato. Como las actividades deportivas por ejemplo.
  3. Debe haber un equilibrio entre el desafío que representa la actividad y el nivel de tus propias habilidades. Es decir, debes tener la confianza absoluta de que puedes lograrlo. El reto debe estar dentro de tu alcance. No muy fácil, no muy difícil.
  4. Antes de entrar en este estado, debes eliminar tantas distracciones como te sea posible.

Si tienes problemas en entrar en estado de flow, presta atención a tus emociones. Quizá es algo que no te interesa, o muy aburrido, o demasiado complejo. 

Si quieres profundizar en esto, tendrás que seguir a Steven Kotler o Jamie Wheal. En mi caso voy a contarte lo que he aprendido hasta ahora y cómo lo estoy llevando a cabo.

Oct
2

Las habilidades núcleo personales más esenciales que he encontrado (registro propio)

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

He ido recogiendo cada habilidad núcleo esencial que he ido encontrando en estos tres últimos años. Algunas vienen de mis experiencias personales, otras de las más profesionales. Hay otras habilidades núcleo esenciales que vienen de Stand OUT Program, Inconformistas o el Programa de Excelencia para desempleados. Otras muchas han aparecido en aventuras, desafíos o experimentos. Y otras han sido aprendidas o enseñadas por otras personas.

Las he dividido en cuatro grupos de habilidades definitivas esenciales: en este post/recurso voy a empezar por la que considero que va primero, la parte de sobresalir desde adentro.

Un registro de habilidades núcleo esenciales definitivas: las internas y personales, un listado de las habilidades más importantes que existen...

Registro de habilidades núcleo esenciales internas

  • Aceptación radical.
  • Acción explosiva (y masiva).
  • Adaptabilidad a requerimientos cambiantes.
  • Agilidad ante obstáculos inesperados (bailar con el momento)
  • Amor propio.
  • La habilidad de empezar y parar rápido.
  • Autenticidad desde dentro y coherencia entre lo dicho, hecho y pensado.
  • Autodisciplina.
  • Autoconsciencia.
  • Autoconocimiento.
  • Autodominio y autocontrol.
  • Autoconfianza.
  • Fracasar útilmente.
  • La habilidad de entrenar y el deseo de entrenar a otros.
  • Mentalidad y actitud imparable.
  • Capacidad exagerada de colaboración.
  • Capacidad de contemplación.
  • Compasión y autocompasión.
  • Competitividad interna.
  • Curiosidad incesante.
  • Intensidad consciente.
  • Insistencia en mantener promesas.
  • Predisposición para maravillar.
  • Disposición para aprender de la crítica.
  • Inteligencia emocional y social.
  • Resistencia de largo recorrido.
  • Instinto para diferencia trabajo importante y perspicacia para llevarlo a cabo.
  • Ética y moral sin ser puesto a prueba. Solo porque es parte de tu credo.
  • Espíritu de equipo.
  • Excelencia como modo de vida.
  • Perseverancia inteligente.
  • Habilidad para permanecer imperturbable.
  • Elegancia cuando nadie te ve.
  • Admiración de la planificación flexible.
  • Honestidad y contundencia, con uno mismo y con el resto.
  • Dignidad ante decisiones complejas.
  • Enfoque radical primero.
  • Equilibrio obsesivo en practicar el alto rendimiento.
  • Mantener las conversaciones que tratas de evitar.
  • Enfrentar desafíos 10 veces más grandes que uno mismo.
  • Pasión pragmática.
  • Inclinación desmesurada hacia crear tracción delantera.
  • Resiliencia.
  • Habilidad para tomar riesgos donde el resto huiría.
  • Sentido del humor hacia uno mismo.
  • Pensamiento estratégico y táctico al mismo tiempo.
  • Capacidad de reinvención.
  • Gestión del estrés, el conflicto y la ansiedad.
  • Estoicismo aplicado a cada día.
  • Pensamiento disruptivo.
  • Rendición a la experiencia.
  • Habilidad de superación personal constante.
  • Tolerancia a la incertidumbre.
  • Trabajar la paz interior.
  • Silencio inteligente – e inamovible.
  • Habilidad de instigar.

Imagina qué es lo que sucedería si cada institución educativa o profesor diera prioridad absoluta a este listado de habilidades núcleo esenciales.

¿Qué otras habilidades consideras que serían indispensables en esta lista?

Atribución imagen: Penagate – Flicklr.

Sep
30

Por qué ser obsesivo

By Isra Garcia  //  Habilidades, Liderazgo  //  No Comments

Sé obsesivo.

Cada día es algo que tengo más claro. La obsesión es buena. Matizo, la obsesión por crear algo que genere un efecto positivo en personas o empresas es genial, es una gran herramienta. Merece la pena ser obsesivo siempre y cuando lo que te obsesiona pueda producir un beneficio a la sociedad, y a ti mismo.

Sé obsesivo, es la mejor manera de honrar la vida que vives, marcar la diferencia y cumplir tu misión en este mundo... por qué ser obsesivo

obsesivo en casa

En casa nos educan para que seamos comedidos, no puedes ser un descarado, pero tampoco puedes quedarte callado todo el rato. Nos educan en saber cómo estar en la media, no te desmarques mucho hacia delante, ni mucho hacia detrás. No seas el más listo, pero tampoco el más tonto. No des muchos dolores de cabeza, pero tampoco permanezcas en silencio.

La alternativa: hacer todo lo contrario. Sé obsesivo con aquello que te haga feliz, videojuegos, baloncesto, leer, escribir, jugar con figuras de acción, lo que sea. Céntrate solo en esos momentos que te producen satisfacción. Es posible que tu estado de flow más pronunciado haya sido ese, tú de pequeño, haciendo lo que más alegría te producía. Recuérdalo y dime si me equivoco.

Sé obsesivo en el colegio

En el colegio nos entrenan para no ir demasiado lejos, solo un poco está bien. Si hay una marca deportiva en tu colegio, es para que sepas que esa es la marca límite, no puedes pasar de ahí. Empiezas a conocer los límites, muy abajo y muy arriba. La regla de oro es que debes aprobar todo, debes ser más o menos bueno en todo, equilibrar tu conocimiento. Incluso aunque no importe. Necesitas saber practicar bien algún deporte, leer bien, escribir bien, hablar correctamente, presentar de forma adecuada, y tener un comportamiento bueno.

La alternativa: aíslate de cualquier cosa que te genere el mínimo conflicto con lo que te hace olvidarte del mundo. Ignora profesores que te restan, apártate de compañeros escépticos. Elimina cualquier barrera que genere estrés y esté desalineada con la única cosa que te interese (por ejemplo, el Tenis, el ajedrez o las matemáticas) 

Sé obsesivo en la universidad

Llegas a la universidad, y cuando llega el momento de obsesionarte por algo que podría apasionarte, te dicen que antes de centrarte en desarrollo de negocios, hay más cosas que deberías saber y profundizar. Debes especializarte un poco de todo. Empiezas a practicar cosas que son de todo menos críticas para aquello que te gustaría hacer o ser. Te das cuenta de que más del 80% de lo que haces es irrelevante y no mantiene conexión alguna con lo que en realidad arde en tu interior. Si haces un MBA especialidad, te dirán que el mejor profesional es el especialista, incluso aunque después de todo este tiempo, hayas sido disuadido de especializarte en algo. Es bastante paradójico, porque ese fuego que ardía por dentro está medio apagado, confundido. Claro, has sido zarandeado por tantos mecanismos de mediocridad, que ya no sabes en qué dirección ir ni sobre que ser obsesivo.

La alternativa: céntrate en las materias que están conectadas con tu obsesión (o pasión desenfrenada) independientemente de las notas en los exámenes. Si no funciona, deja la universidad y persigue esa obsesión como si tu fuera la vida en ello. Porque en realidad así es.

Sé obsesivo en el trabajo

Cuando por fin encuentras un trabajo, resulta que no tienes ni idea de la especialidad que deberías estar ejercitando. Has hecho tantas cosas inservibles, has pasado por tantas etapas de lavado de cerebro, que estás más confundido que estabas cuando tenías uso de razón. El trabajo es la culminación de la absurdez en creencias con la que has crecido.

La alternativa: obsesiónate solo en ese trabajo que sabes que te fascina y estarías dispuesto a hacer incluso gratis. Hazlo día y noche, sin parar. Prueba-error, una y otra vez, mejora, repite, intenta diferente. Tienes que ser obsesivo en aquello con lo que quieres despuntar en tu profesión, negocio, servicio o emprendimiento. No por el dinero, no por el éxito o la fama, sino porque te lo debes, y nadie más que tú lo hará de esta manera.

Sé obsesivo, todo lo que puedas

Sé obsesivo, es la mejor manera de honrar la vida que vives, marcar la diferencia y cumplir tu misión en este mundo... por qué ser obsesivo

Conozco a muchas personas obsesivas, tienen su lado enfermizo, incomprendido, insensato, solitario y a veces hasta estúpido. Podría ser, pero eso no es tu problema, es el de ellos, porque así lo eligieron. Ninguno de los que conozco está a disgusto con la decisión tomada. Todas estas personas están ayudando a miles de personas, todo porque un día decidieron ser obsesivos por algo. 

Lo bueno de la obsesión es que después, encontrar el equilibrio es un proceso más rico, completo, interesante y pleno. Sí, y más fácil. En cambio, a la inversa va a doler mucho.

Sé obsesivo primero.

Atribución imagen: Benoit Tremblay / Alexis Nyal.

Sep
22

Domina el esfuerzo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  No Comments

Carl Von Clausewitz dijo una vez: “persigue una gran y decisiva meta con capacidad de esfuerzo y determinación

Si quieres sacar algo más de lo que ves, bueno, vas a tener que usar la determinación, la perspicacia, la autodisciplina, y la autoconsciencia, pero sobre todo, tu capacidad de esfuerzo, esa fuerza que te servirá de reactor. Sea aquello que quieras hacer en tu vida, si tienes el más mínimo interés en hacer algo extraordinario, en lograr alcanzar tu mejor versión. Quizá en ayudar a miles de personas sin recursos. O quizá en implantar una columna vertebral digital, en actuar en Hollywood, impulsar una startup revolucionaria, vencer la metástasis que recorre tu cuerpo, superar los abusos, combatir el maltrato, generar los ingresos pasivos que te den la libertad financiera que buscas. Vas a necesitar entrenar la capacidad de esfuerzo.

Si quieres ser recordado, elige y hazlo con capacidad de esfuerzo y determinación.

Ya encontrarás el equilibrio más adelante

Esforzarte de forma obsesiva es la única forma de pasar por encima de las montañas de obstáculos que van a intentar que desistas. No siempre encontrarás un propósito, está bien. No siempre gozarás de una claridad mental privilegiada, si la sentiste alguna vez. No, no siempre se sabe lo que se quiere ser. Es posible que sigas perdido con 34 años, a lo mejor nunca encontastre tu pasión y piensas que ya es demasiado tarde. Nada de eso importa mientras sigas esforzándote cada día y empujando hacia delante. No te preguntes por qué, solo cree en seguir, solo continúa, con fuerza, con energía, con decisión, cree, en algo más allá que toda la basura que cuentan, cree en ti mismo por el amor propio que te mereces.

La capacidad de esfuerzo te llevará a lograr cualquier cosa que te propongas...

Cuando eso suceda, cuando no entiendas porque sigues, cuando comprendas que no necesitas una motivación. Cuando te des cuenta de que no hay nada más, cuando veas que no hay límites, cuando te sientas imparable, entonces, querido amigo/a, habrás dominado la capacidad de esfuerzo. Entonces derribarás cualquier obstáculo, entonces serás inquebrantable. 

Capacidad de esfuerzo maníaca

¿No sabes por dónde empezar? Empieza por aquí: 

En esos pequeños momentos, en esas decisiones fáciles, en esos trabajos insignificantes, en esos esfuerzos innecesarios, nunca elijas el camino fácil. Ve al que más esfuerzo requiera. Haz eso cada día, durante 2 o 3 años. Lo que descubrirás te asombrará. De repente dejarás de ser la persona que solías ser. Será jodidamente difícil, pero si puedes hacerlo, serás una persona completamente diferente y más preparada para el viaje.

Y ese viaje solo será la excusa para la meta final, auto-transformación.

Te espero.

Ago
19

Si decides dar lo mejor de ti al resto, el mundo podría imitarte, y entonces cambiar las cosas de verdad

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Mapmakers  //  No Comments

Escribí estoy ayer, desde el centro de Los Ángeles, estaba en un Whole Foods, miré a mi alrededor… caminamos por la vida tomando, consumiendo, queriendo, deseando. Cuando podríamos caminar por la vida dando, ofreciendo, regalando, compartiendo. Hace unos años que me di cuenta de esto, hace unos años que decidí dar tanto o más como tomara. A día de hoy la balanza sigue sestando desequilibrada, sigo tomando más que dando, porque a más doy más parece que tomo. Estoy viviendo el sueño de mi vida, viajar, trabajar y vivir por el mundo, pero se está viendo superado por la epifanía de alcanzar, cada día, literalmente, cada día, la mejor versión de mí mismo, para darla, compartirla y, en cada vez más ocasiones, hasta regalarla a los demás. Me refiero a practicar la generosidad desmedida.

¿Qué pasaría si cambiáramos las cosas?

Somos infinitos. Con potencial ilimitado. Con una grandeza imparable. No, no estoy motivado, solo estoy llamando las cosas por su nombre. Pero… ¿qué pasaría si cada uno de nosotros estuviéramos motivados por la curiosisad? ¿Por la aventura? ¿Por el riesgo? ¿Por el desconcierto? ¿Por la complejidad? ¿Por los problemas? ¿Por las injusticias? ¿Por la pobreza? ¿Y por practicar la generosidad sin medida? Si fuese así, creo que, quizá, podríamos ver la posibilidad y grandeza en lugar de miedo y mediocridad. ¿Qué pasaría si cada uno de nosotros donara una o dos semanas de su año para crear un proyecto significante con personas que lo necesitan de veras?

practicar la generosidad

Estrategia: practicar la generosidad desmedida

Estoy comprobando esto de primera mano, con las 33 acciones sociales, los 34 imapctos educativos, el Programa de Excelencia para desempleados. Con Burning Man Quest 2014 o Ride to Afrika Burn. Incluso hoy mismo, que empiezo el desafío social más potente al que me he enfrentado jamás, Burning Man Quest (modo autosuficiencia). Cuando la gente hace algo por amor a la causa, primero hay una pausa tímida, luego una reacción en cadena. Cuando un insensato e insolente como tú (o yo) empieza a conseguir cosas impensables, el mundo se detiene y te presta atención. Entonces, la postura cambia, la mentalidad también. Las personas se dan cuenta de que hay otro tipo de motivación, una que genera un resultado que de verdad significa algo. Es practicar la generosidad desmedida.

Estamos ante la elección de nuestras vidas, la de cambiar el transcurso de las cosas. Espero y deseo que ojalá te des cuenta de todo lo que puedes mejorar. Tu elección no solo determinará lo que pase mañana, sino cómo se harán las cosas pasado. Esto cambiará la historia, la de otros y la tuya. La que hay fuera y la que ocurre dentro de tu mente.

Hoy es el día de que algo suceda. La magia de la vida qe nos ha tocado vivir es que la motivación depende de nosotros. Y si queremos, podemos cambiar la historia triste de mucha gente, incluida la nuestra, obvio.

Si decides hacerlo, el resto del mundo podría imitarte.

Obtenemos más de aquello a lo que respondemos.

Extra: Por favor, considera apoyar esta causa, ya sea con una donación pequeña o grande, toda contribución cuenta y será tomada con gratitud.

Atribución imagen: Toni Villen.

Jul
29

Presta atención

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

Estamos en el cuarto día del Programa de Excelencia para Desempleados. Hemos pasado por preguntas afiladas, por auditoría personal y profesional. Por superhábitos, habilidades núcleo, diseño de propuestas de empleo y ahora Ultraproductividad. Además de haber tenido a Aitor Contreras el viernes y ayer mismo un grandísimo Cesar Mariel, que aportó luz en proyectos, empresas, cultura start-up, disrupción y design thinking. Imagina cuánto valor, tanto que he querido disfrutar de todo esto como si fuera un participante. ¿La clave? Prestar atención.

prestar atenciónVivir despiertos empieza por prestar atención

La atención es clave como decía. De César y de Aitor aprendí varios hacks. Esto me hizo pensar en cómo puede ser que cada vez que hago algo, salga bien, o mal, absorba y aprenda tanto. La respuesta, de nuevo, prestar la atención. Justamente la atención a la atención es algo que he venido echando en falta en estos cuatro días de programa. Si lanzo una crítica constructiva hacia los participantes, veo poca atención, en detalles, en compañeros, en compromiso, en trabajo, en uno mismo, en el contexto. En todo vamos.

Consumimos y creamos tanto que no queda tiempo para darse cuenta de las cosas. No estamos presente durante la creación, tampoco durante la ejecución, e incluso ni siquiera en el proceso.

Hacer las cosas es importante, sí, claro, pero hacerlas sin prestar atención es como no hacerlas.

La persona que establece lo que haces, recibes o a lo que respondes, es la persona que controla tu mejor trabajo. A veces puede ser una persona, y a veces puede ser un dispositivo, medio o problema.

Otra hora más en el abismo

Ahí va otra hora. Una hora respondiendo a tu bandeja de entrada en el el correo electrónico. Ahí va otra hora. Otra hora en una serie de televisión en la que yo no pinto nada. Ahí va otra hora. Otra hora observando la vida de las otras personas en redes sociales, mientras yo, observando, sin movimiento. Ahí va otra otra. Otra hora preocupándome por problemas que no peudo solucionar, personas que no puedo ayudar, estadísticas que no importan. Ahí va otra hora, otra hora esperando una respuesta que debería estar creando.

Si pasamos los días sin darnos cuenta de las cosas, pasamos los días en tierra de nadie.

Elige con sabiduría. Prestar atención es quizá la decisión más importante que podrías tomar, cada día.

Jul
23

Auto-aceptación radical: intentar ser “guay” es la peor trampa

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

Estamos traicionándonos a nosotros mismos. Sí, cuando valoramos el tener el control sobre permitirnos la libertad de ser quiénes somos. A menudo románticos, apasionados, alocados, ignorantes. Son esos momentos donde nos traicionamos, porque matamos la expresión de quiénes somos. Necesitamos abrazar la auto-aceptación radical.

La auto-aceptación radical (y esto sabe Brené Brown mucho más que yo) significa tener el coraje de mostrarte tan vulnerable, auténtico y digno como realmente eres. Significa no esconder tus heridas, ni tus esquinas ásperas, significa vivir sin máscaras. De hecho, cuando entras en el modo auto-aceptación radical, te das cuenta de que el mundo es más ligero de lo que parecía. Las personas que no te aceptan no importan porque su validación no es un factor determinante para ti. Te vuelves selectivo, solo sobre las opiniones que te importan.

auto-aceptación radical

Quién nos va a enseñar la auto-aceptación radical

Tristemente no aprendemos algo así en el colegio, ni en la universidad, ni siquiera en un lugar de negocios. Como resultado, los niños que se sienten poco “populares”, sienten que son invisibles, y poco “guays”. Entonces acaban obligados a protagonizar o bien un tiroteo, o bien una paliza a otro, o bien acaban suicidándose. Quizá el camino a esa salvación es educar a jóvenes y pequeños a gestionar su psicología y su “yo” interior.

Es increíble cuánta energía y esfuerzo ponemos en ser percibidos como gente “molona”. Filtramos nuestras cuentas de Instagram, de forma deliberada, cuidamos con mucho tacto el contenido que subimos a Facebook. Somos precavidos sobre qué elegimos que otros conozcan sobre nosotros, lo que sea menos ser categorizados como “normales”. Ese esfuerzo tiene un precio, es agotador. Desafortunadamente colegio, universidad y escuela de negocios tampoco nos enseñan esto. No nos enseñan a manejar nuestra propia historia. En lugar de eso, nos enseñan a buscar validación de personas que no tienen relevancia alguna en nuestras vidas.

Cómo no ser “guay”

Tengo claro que tengo muchas cosas que me hacen una persona “no molona” o “guay” o “cool”.

  • No es guay no querer participar en actos sociales, presentaciones, entregas de premios, cenas, comidas, etc.
  • No es guay explotar emocionalmente por auténticas chorradas. Sobre todo cuando en mi casa me cambian las cosas de lugar.
  • No es guay no tener filtros a la hora de hablar o decir lo que piensas. Aunque no soy candidato a presidente del gobierno. Esto es algo que ya acepté hace tiempo.
  • No es guay ser tan directo, orgánico (o crudo) y contundente. Pero lo soy, y me siento bien así.
  • No es guay pasar del 95% de las personas. ¿Lo es?
  • Tmpoco es guay vivir en una burbuja casi absoluta. No estoy seguro de si es guay o no, pero me funciona.
  • No es guay estar dispuesto a pagar el precio de sea lo que sea que tenga que pagar por llevar la vida que llevo.
  • Y no es guay perder mi interés por las cosas (o personas) tan pronto.

La lista sigue y sigue.

Eres poco “guay”

Me doy cuenta de lo poco “guay” que somos todos. A día de hoy solo me fijo, y me siento atraído por la gente vulnerable por decisión. Da igual que seas la persona más famosa del mundo, el mejor jugador de La Liga, o el emprendedor del año, debajo de todo esto, todos tenemos un gran nivel de poco “guays”.

Requiere más coraje el ser vulnerable que el ser invulnerable. Todo se desvanece cuando nos apropiamos de nuestros defectos, idiosincrasia, el lado oscuro y las máscaras que solemos vestir. Ser “popular” viene con una carga de vivir basándonos en las expectativas de otras personas. Ser “normal” viene con la ligereza que nos libera de esas expectativas.

La extraña paradoja de sentirse bien siendo “poco guay” está en que te darás cuenta de que eres todo lo contrario a eso. Cuando te apruebas como eres, lo que haces es atraer a personas que te aprobarán. En cambio, cuando te valoras poco, inevitablemente atraerás a personas que te valorarán poco.

Ojalá alguien enseñe la auto-aceptación radical a las generaciones más jóvenes. Y a las adultas.

Jul
8

El arte del intento imparable

By Isra Garcia  //  Aventuras, Lifestyle  //  No Comments

El Viaje alrededor del mundo continúa – parte VI: Grecia. Atrás quedan Italia, Egipto, Tanzania, Namibia, Sudáfrica, Japón, Australia. Y atrás, pero siempre presente, todo lo que ha sucedido. Llevo 35 años de aventura, descubrimiento y experimentación sinparar de practicar el arte de intentar, insistir y vencer, aunque fracase. Ha sido difícil, como seguro que lo ha sido para ti, no hay más difícil, es difícil para todos igual. Pero, ¿a qué ha merecido la pena llegar hasta aquí?

Nunca he parado de intentar, experimentar o probar. Mira, de 20 cosas que intento cada día, 16 resultan un fracaso, esa es la razón por la cual cada día mejoro a un ritmo exponencial. Llevo haciendo esto cada día durante más de 10 años, de más inconsciente y desatado, a más consciente y perspicaz. Digamos que la suma total podría apuntar a unas 400.000 cosas que he intentado, dicho, hecho o pensado, de las cuales 300.000 he fallado, y 100.000 he sacado algo interesante. Esto además de lo obtenido (aprendizajes) en todos esos cientos de miles de fallos. Se puede decir que he intentado diferente.

el arte de intentar

El arte de intentar cualquier cosa

Ha sido una combinación entre resiliencia y perseverancia, una creencia ciega de que cualquier cosa que sucediera, podría ser resuelta.

Es la voluntad a enfrentar desafíos, miedos o riesgos, en lugar de evitarlos. Sin importar el poder conquistarlos o no. Esa es la belleza de todo esto. Hacerlo porque algo te arde ahí adentro.

Intentar es un arte. Vivir es un arte, como lo es trabajar o persistir. Es incierto, incontrolable, estremecedor, caótico, pero hermoso, porque nadie puede predecir qué va a ser de ti y de mi dentro de unas horas.

Es posible que en algún momento quieras tirar la toalla y abandonar, o quizá ya lo hayas hecho. O la hayas tirado y estés pensando en volverla a recoger. Hazlo. Tómala de nuevo, o mejor, aguántala, no tires esa toalla ni cuando salgas de la ducha.

Cuando trabajaba de aprendiz de fontanero nunca pensé que viviría la vida que estoy viviendo ahora mismo. Cuando trabajaba en una fábrica de textil 12h al día, nunca pensé que crearía la persona que hoy soy. O cuando en UK no tenía ni para comprar aceite de oliva para comer pasta o ensalada nunca pensé que un día estaría viajando libre, viviendo pleno y trabajando de forma ultraproductiva por el mundo. Siendo mi propio jefe, mi mejor amigo y mi gran chamán.

Nadie te va a regalar nada. No importa, no necesitas permiso, ya lo tienes, solo necesitas actuar como respiras.

Nadie escala una montaña para quedarse a la mitad.

Ni tú ni yo.

Practica el arte de intentar, hasta que logres lo que ni siquiera buscas.

Sigue escalando.

Jul
7

Aguanta

By Isra Garcia  //  Mapmakers  //  No Comments

Aguantar el tipo.

No dar holgura alguna.

Esa es la autodisciplina que importa.

cómo aguantar el tipoSí, es difícil, aunque hay una cosa que podría decirte para hacerlo fácil. Visualiza cómo te sentirá cuando acabes. Cuando acabas el entrenamiento te sientes genial. Cuando lanzas el proyecto te sientes fenomenal. O cuando acabas los exámenes, te sientes desahogado, te sientes libre.

Vayamos ahora al lado opuesto. Visualiza cómo te sentirás cuando permitas que la autodisciplina afloje. Conoces esa sensación. Te sientes débil y sabes que estás fallándote a ti mismo, y quizá al resto.

Pregúntate, en los próximos 15 minutos cuál de las dos opciones quieren sentir cuando hayas terminado.

No dejes espacio para la mediocridad. ¿Cómo? dando lo mejor de ti cada día. Vaciándote.

Gánale más y más terreno a la pereza. ¿Cómo? Levantándote cada día un poco más temprano, aunque sea un minuto.

Cede cero poder a la comodidad. ¿Cómo? Buscando y haciendo una cosa que te incomode, al menos, una vez a la semana.

Prohíbe que el miedo tome el control. ¿Cómo? Lanzándote a por lo que el miedo te dice que huyas.

Tu objetivo: aguantar el tipo (sea como sea)

Lucha contra la tentación. Aguantar el tipo es lo que necesitas.

No es fácil, pero merece la pena.

Donde te enfoques, la energía fluirá. No importa que sea lo más complicado, enfócate, céntrate, y aguanta. Resiste.

Cómo aguantar el tipo

Necesitas claridad.

La claridad es poder, cuanto más claro tengas qué es exactamente lo que quieres, más claro tendrás cómo llegar.

Clarifica tanto qué es lo que quieres y cómo vas a llegar, que cuando te levantes por la mañana, no tengas otra cosa en la cabeza que ir a por todas. Cuando haces eso con tu cuerpo, emociones, finanzas, proyectos o estudios, o cualquier cosa, empiezas a tener energía, enfoque y empuje para aguantar, resistir y continuar.

Si no aguantas el tipo, si no resistes, la vida te comerá.

Y adivina, si no actúas siguiendo tus principios, será prácticamente imposible aguantar el tipo cada día de tu vida. Es por eso que la mayoría de personas acaban arrolladas y aplastadas.

Atribución imagen: Eric Venrier.

Jun
16

Los ingredientes más decisivos en cualquier puesto de trabajo nunca creado

By Isra Garcia  //  Habilidades  //  No Comments

El Viaje continúa, ahora en La Toscana, en Italia… Escuchando el otro día a Will Smith, me quedé con algo que dijo. Venía a ser algo como esto: “el positivismo debería ser parte de nuestro plan de trabajo diario”. Sin duda, me hizo pensar sobre las habilidades determinantes a incorporar en tus responsabilidades diarias (personales y profesionales)

Listado de habilidades determinantes obligatorias

  • Mentalidad positiva: ver lo mejor y no lo peor.
  • Estilo de vida experimental: probar e intentar cualquier cosa que pienses que podría funcionar.
  • Inconformismo: nunca conformarte con lo que se supone que debes tener, ser o desear.
  • Amor propio: ser tu mejor amigo, tu más querido amigo, tu más respetado amigo, tu más importante y leal amigo.
  • Autodisciplina: nunca fallarte a ti mismo en cualquiera que sea la tarea. Hacer cualquier cosa y hacerla hasta el final.
  • Iniciativa: moverte a diario del lugar dónde estás, por voluntad propia. Empujar tanto hacia delante que nadie pueda seguirte.
  • Riesgo: lanzarte hacia las cosas que te hagan dar un paso hacia atrás.
  • Auto-disrupción: buscar excelentemente extrañas maneras de pensar y actuar.
  • Incomodidad: estar conectado con las cosas que siempre tratabas de evitar. Trabajar en todo lo que no te gusta o te sienta bien.
  • Aceptación: decir sí a una vida imperfecta. Decir sí a un mundo vulnerable, decir sí a la debilidad, decir sí al malestar, decir sí a la realidad más cruda.
  • Autoconsciencia: darte cuenta de lo que sucede cuando te das cuenta de las cosas.
  • Rendición: darte por vencido cuando sea necesario. Permitirte “morir” siempre que así lo sientas.
  • Egoísmo sano: invertir todo lo que tienes (y lo que no) en crear la mejor versión posible de ti mismo. Luego, donar esos resultados al mundo.
  • Fracaso útil: aprender cómo fallar exitosamente. Hacer de cada fallo un aprendizaje esencial.
  • Estoicismo (o filosofía): el arte de vivir de acorde a la naturaleza. El arte de cambiar tu interacción con lo que no puedes controlar o cambiar.
  • Perseverancia: el no tirar la toalla ni cuando sales de la ducha, siempre y cuando veas la luz que te mantenga ahí.

habilidades determinantes

Todos y cada uno de estos ingredientes (o habilidades determinantes, como prefieras llamarlo), deberían formar parte de lo que somos como personas (y profesionales, obvio).

Extra: si eres desempleado/a, vives y resides en España, y quieres aprender estas habilidades determinantes y usarlas para encontrar trabajo en 60 días. Participa en el Programa de Excelencia para desempleados que estoy preparando para finales de julio.

Mar
18

Cómo hacer florecer la autoestima dentro de uno mismo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Liderazgo  //  No Comments

Para funcionar como personas sanas, necesitamos sentirnos bien con nosotros mismos. Para sentirnos bien con nosotros mismos, necesitamos sentir que invertimos nuestra energía y tiempo de forma significativa. Ese es el significado es la gasolina de nuestras mentes. Cuando se acaba, todo se detiene. Es por eso que necesitamos hacer florecer la autoestima en nuestro interior.

La mayoría de nosotros tenemos problemas con la autoestima. Muchos de nosotros tenemos la fortuna de darnos cuenta de esto, y muchos de nosotros trabajamos en intentar solucionarlo.

El problema, sin embargo, es que los recursos disponibles son muy escasos – especialmente online. Seguro que hay artículos sobre autoestima que están 100% escritos por personas que tienen problemas con la autoestima, eso no cuenta como ayuda. Es por eso que ahora estoy poniendo mucha atención en cómo desarrollar técnicas para potenciar la autoestima para que muchos de vosotros podáis aplicar. Siempre desde mi experiencia personal y profesional, Esto se puede trabajar en mis programas:

Incluso así, no es cómo la autoestima funciona.

sobre la autoestima y sobre potenciarla isra garcia

No es autoestima

Primero no engañarnos, identificar qué es autoestima y qué no.

Veamos qué no es la autoestima.

A. No es egoísmo o narcisismo

Tener que decir esto me hace parecer impaciente, porque si las personas no lo “entienden”, lucharán ciega y emocionalmente. Lo comprendo, porque hay muchas emociones en juego. Así que voy a decir:

El amor propio y la autoestima no tienen nada que ver con ser egoísta.

Todo lo contrario. Las personas egoístas tienen una muy baja autoestima y amor propio, razón por la que compensan, demandan y no tienen nada que dar a otros.

B. No es una serie de “no’s”

Muchos de los aprendizajes que nos transmiten sobre la autoestima sugieren cosas como “no te hables de forma negativa. No te compares con otros. No te minimices. Y no dudes de ti mismo” Eso es coaching barato, si en algún caso yo supiera lo que es en realidad el coaching.

Nada de eso son soluciones.

El cerebro se esfuerza con la palabra “no”, y cuando nos centramos en el negativo, seguimos enfocados en lo mismo. El cerebro interpreta la frase como un imperativo. Ejemplo:“vale, no ser negativo conmigo mismo, lo sé”.

Cosas como “elimina la baja autoestima” y ya está no son soluciones.

La forma en la que hablamos con nosotros mismos es un reflejo de la autoestima, no es la raíz. Es el efecto, no la causa. Ayuda, claro, pero no es el núcleo donde debemos dirigirnos. Si arreglamos ese núcleo, arreglaremos cómo pensamos y hablamos de nosotros

Lo malo es que si no tenemos algo positivo listo, las cosas viejas y saboteadoras aparecerán rápido.

C. No viene de otros

No es el trabajo de otros que alguien se sienta bien sobre sí mismo. Solo puede venir de uno mismo, de ti, de mí.

Algunos profesionales sugieren que leamos libros, y que aprendamos a aceptar cumplidos. Hay otros que incluso van más lejos, sugieren que te acerques a otras personas y preguntes que les gusta sobre ti.

Intentar mejorar tu autoestima a través de los cumplidos de otros es como intentar aprender a ir en bici cuando es otro el que pedalea.

Solo nosotros controlamos nuestra auto-aceptación y nuestro amor propio.

D. No es “autoayuda”

Es una extensión.

La autoayuda refuerza la percepción de la inferioridad y la pena. Va sobre inseguridades y fabrica soluciones que no sirven a necesidades reales. Incita a esquivar lo importante.

Es cómo si una marca farmacéutica n0s convenciera de que estamos muriendo más rápido de lo que en realidad estamos, pero ellos son los que remedian esos problemas. No somos más poderosos de aquello a lo que le damos atención.

La autoayuda reemplaza una influencia externa por otra. Seguimos necesitando otra figura de autoridad, una voz omnipotente, que nos diga qué hacer.

Esto por supuesto incluye este mismo post. Lo cual es irónico, pero al menos honesto y cálido, porque escribo esto después de haber leído mucho y haber escrito mucho. Y sobre todo, haber vivido mucho. Espero que escribir todo esto lo solucione, al menos para mí, y unos pocos.

E. La autoayuda nunca ayuda

Cuando vivía con un euro en el banco (hay capturas de pantalla todavía), cuando no sabía quien era, después de haber sido criticado, de no conseguir nigua trabajo, una persona me preguntó “¿Qué haces para estar motivado?”, “ver vídeos de motivación” respondí.

Joder, esos vídeos no me han servido para nada – bueno, quizá para una motivación momentánea.

¿Quieres saber lo que propulsó mi autoestima? Cuando empecé a trabajar duro y conseguir resultados, con mis propias manos. Nunca he tenido un maestro, mentor, o padrino. He estado solo, y he tenido que construir y destruir infinidad de veces.

Cuando me di cuenta de esto, no hace mucho, dejé de ver vídeos y dejé de lamentarme porque nadie me había ayudado.

F. Autoestima no es recibir “mimos”

Si detuviéramos las indulgencias y los placeres cotidianos. Mejoraríamos nuestras vidas si pudiéramos pensar sobre el “amor propio” como “tratarnos con respeto”.

Los padres que marcan la diferencia no son indulgentes con sus hijos, Les apoyan, les ayudan con técnicas para mejorar sus resultado en el colegio, incluso les ayudan con con copiar en los exámenes. Les lanzan a crecer sin remedio.

Eso es lo que amor propio significa. No es sobre indulgencias diarias. Es sobre identificar y perseguir valores a largo plazo.

G. No son afirmaciones

Que le jodan a las técnicas de motivación, autoestima y autoayuda.

No sé quien llegó con la idea de escribir tus mejores cualidades para darte cuenta de ellas. Qué inútil que es eso. Considera por un momento, piensa en la persona que más confía en sí misma que conozcas ¿crees qie se sienta cada día y escribe sus mejores cualidades? Quizá lo hace, pero lo dudo mucho.

Las personas que sea aman a sí mismas no lo hacen. Y las personas no se convierten por arte de magia en alguien con una confianza aplastante por seguir este tipo de técnicas. Solo las personas con poca confianza en sí mismas se estancan en estos círculos compulsivos.

El amor propio no va sobre afirmaciones.

Puedes llevar a cabo cuántas estrategias quieras, no ganarás ni un 10% de autoestima. Qué digo, ni un 0% a largo plazo.

La solución real: consciencia, autenticidad y acción.

Autoestima, cómo crearla, cómo hacerlo bien

Primero, tres factores que alteran, de forma externa, la autoestima mucho más de lo que nsotros podríamos hacerlo:

  1. El éxito o fracaso de tu padre o madre en la vida. Si tienes que medirte con el gran éxito de tu padre o madre, es probable que la autoestima te golpee más duramente.
  2. Que han hecho y conseguido los amigos y amigas con los que creciste. Si tienes un amigo presidente, o una amiga multimillonaria, tendrás un impacto más negativo en la autoestima.
  3. El amor que recibiste cuando eras pequeño.

No puedes controlar ninguno de estos tres factores, pero sí puedes identificarlos y cambiar tu postura frente a ellos.

Ahora vayamos a por los cuatro activos decisivos para hacer crecer la autoestima dentro:

1. Responsabilidad

Amor propio es tomar responsabilidad.

Muchos profesionales, artículos y libros nos incitan a mantener la autoestima a la merced de fuerzas externas. Aconsejando “piensa sobre qué es lo que está afectando tu autoestima” y sugiriendo, “la confianza en ti mismo podría haber sido dañada por una serie de situaciones negativas, tales como: insultos, abusos, perder tu trabajo, estar sometido a estrés o no encontrar trabajo. Enfermedades mentales, problemas de saludo, separaciones o divorcios

No. A toda esta gran lista: no.

No digo que todas estas adversidades no puedan ocurrir – ocurrirán, con toda probabilidad. Porque este tipo de cosas pueden pasarle a cualquiera. Sin embargo, la vida no va sobre ser la víctima, o comparar a ver quien ha sufrido más. La vida tiene todo tipo de situaciones preparadas para todo el mundo. Incluso a los iconos que más admiras. La diferencia entre aquellos que tienen autoestima y los que no, es que el primer grupo eligió tomar responsabilidad por sus vidas, sus respuestas, y sus acciones.

Entonces, cuando pienses sobre “aquello que está afectando tu autoestima”, la respuesta es siempre “tú”.

Tienes el control de tu autoestima, incluso aunque no lo creas.

Tienes el control.

2. Es consciencia

Esto es importante y no lo tratamos lo suficiente.

Sal de tu cabeza. Sé, permanece presente.

Para de evadirte. Para de bloquearte. Detén ese silencio que viene cuando te sientes incómodo, inseguro o ansioso. Para de volver al pasado, o pensar sobre el futuro, o divagar mentalmente en cualquier sitio que no sea el ahora mismo.

He escrito abiertamente sobre mis mayores dificultades conmigo mismo, sigo trabajando en ello. Así que hablo desde una perspectiva de experiencia, empatía y compasión.

Hemos aprendido que cerrarnos y poner escudos ofrece seguridad. Es fácil si no entramos en profundidad, pensamos que hay menos riesgo.
Sin embargo, eso nos cuesta dejar escapar momentos de nuestras vidas. Lo cual es el por qué, en esos momentos enterramos la cabeza bajo la arena, estamos llenos de pánico y no nos damos cuenta de que estamos viviendo. Pero entonces, muchos, respondemos buscando reafirmación o soluciones que no llegamos a tomar, y al final, retrocedemos.

¿Primer paso? Ser consciente sobre tu respiración. Segundo, consciente de tu cuerpo en el lugar que se encuentra; lo que sientes físicamente. Desde ahí, te darás cuenta de lo que estás sintiendo emocionalmente hablando. Acepta esas emociones cómo llegan y cómo son, la clave de las claves, para mí al menos.

Despierta. Date cuenta de lo que estás haciendo y dónde estás. Y lo más importante: date cuenta de lo que sientes y sobre lo que piensas…

3. Es autenticidad

Es saber lo que quieres.

Esta es probablemente la peor parte, pero la más decisiva. Porque “la naturaleza no admite vacunas”.

Si la autoestima no viene de fuentes externas, sino de nosotros mismos, entonces tenemos que hacer el trabajo de identificar lo que queremos y necesitamos.

Autoestima es responder a la pregunta “¿Qué pienso?” sin pregunta antes “¿Qué es lo que otros piensan?”. Esto es más complejo de lo que podría parecer porque estamos adoctrinados.

Hace unas semanas estaba en Japón, segunda etapa de El Viaje. Estaba pensando qué significado tiene para mí el día de San Valentín. No pude responder a la pregunta. Amo ser amado, amo amar, cuando resueno con una mujer y ella conmigo. Espera, ¿pienso eso en realidad? ¿o me gusta cómo suena cuando lo pienso? ¿quiero amar realmente? ¿Me gusta ser amado? En ocasiones hacemos cosas que no queremos hacer, pero hacerlo “queda bien” y eso nos ahorra el riesgo de arrepentirnos por no haber hecho algo.

Al final, quería descansar y darme cariño, fui a un masaje japonés, hablé con mis abuelos, leí, escribí y fui al Onsen. Eso era lo que quería y me apetecía. No amor del otro.

Hacemos esto con todo. Elegimos donde viajar, qué comprar, y dónde comer, todo basado en otras personas. La mayoría de cosas que hacemos están influenciadas por otras personas. A menudo elegimos ropa, coches, casas, y actividades de ocio pensando “qué pensarán los demás”. Y tristemente, incluso elegimos trabajos y hasta pareja.

En ocasiones nos preguntamos: “¿Qué harías si no pudieras no fallar?

Y ahora viene una mejor, “¿Qué harías si no pudieras decirte a ti mismo – o que otros te dijeran – que has fallado?

¿Te casarías si tuvieras que decir a otras personas que no lo hiciste? ¿Conducirías el mismo coche si nadie pudiera verlo? ¿Harías lo mismo los fines de semana, si no tuvieras que contarle a nadie en el trabajo que hiciste durante el sábado y el domingo? ¿Irías de vacaciones a los mismos sitios si nadie lo supiera?

¿Trabajarías en lo mismo, con tu misma pareja, si tuvieras que decirle a tus amigos que tenías un trabajo y una pareja totalmente diferente – y ambas cosas no impresionaban?

¿Qué quieres? No ahora, sino dentro de unos años. ¿Cuales son tus valores? ¿Cuál es tu versión de plenitud a largo plazo?

Si es muy difícil o no te atreves a especular: empieza con un trozo de tu estilo de vida. No tu tiempo libre, sino tu vida actual. ¿Qué momentos recuerdas en los que eres feliz en el trabajo? Si tu respuesta tiene que ver con otras personas (ejemplos: “cuando reconocen mi trabajo”, “cuando obtengo un extra en el salario”, “cuando ayudo a los demás”) Vaya, tendrás que darle una vuelta al tema para encontrar preguntas que te sirvan a ti. Quizá ni siquiera te gusta tu trabajo. Deberías explorarlo.

Si estás pasando por un momento complejo y quieres más “ayuda” para “saber cómo superar esta situación”: estás en problemas entonces. El trabajo de superar el momento que vives no puede ser hecho por nadie más que tú. El trabajo eres tú. Hazlo.

Si te has perdido tanto que todavía te sientes perdido incluso sabiendo qué es los que quieres: has ignorado la autoconsciencia. No estás prestando atención. Vuelve al paso #2.

Evitar este paso es el por qué de que “hazlo” solo no sirve.

Nuestro esfuerzo (y reluctancia) por encontrar respuestas hace que no funcionen consejos como “hazlo” o “inténtalo y averigua que sucede”. Estos acaban siendo un desaire. Si no estás conectado con lo que quieres y con lo que te hace feliz, no hay, ni habrá manera de saber si lo que intentas te lleva donde quieres ir. Seguirás cayendo en un vacío. A pesar de lo que los expertos e inexpertos te digan.

No puedes saber lo que amas si no sabes lo que es el amor, si no estás conectado con tus sentimientos, nunca lo sabrás. Esto es algo que digo desde la experiencia propia.

Maldita sea, tenemos que saber quien demonios somos, y qué queremos. Experimentar y tomar acción es el paso dos, el paso uno es aprender desde dentro.

4. Es acción, ¿lo dudabas?

Este paso solo funciona una vez que entiendes lo que quieres – lo que realmente te hace sentir pleno/a – a largo plazo.

La acción va sobre tomar decisiones. Va sobre comprometerte. Va sobre elegir. Es asertividad. Pedir y luchar por las cosas que quieres y necesitas. La acción va sobre dar pasos, pequeños pero firmes, y pensar de forma positiva, y concluir también de forma positiva. Es decir, va sobre verbalizar los pensamientos positivos.

Este tipo de acción es también ser consciente. Estar alerta y despierto y activo en nuestras vidas. No va sobre ser pasivos, obedientes y/o sumisos.

Finalmente

Vivir de forma consciente significa ser responsables de los resultados y reacciones de la acción que nos encontramos realizando. Esto, sobre todo lo demás, es la base de la autoconfianza, autorespeto y autoestima.

Y para ser más claro y finalizar:

La diferencia entre baja autoestima y alta autoestima es la diferencia entre pasividad y acción.

Lo que sucede es que saber que acción llevar a cabo requiere saber qué es lo que quieres, fuera de lo que otros quieren (la mierda de la autenticidad impuesta por otros). Lo que a su vez demanda una gran responsabilidad por vivir tu vida. Que a su misma vez requiere que desechemos todas las suposiciones y modelos sobre el amor, sueños y deseos externos, para entonces potenciar el fuego de lo que llevamos dentro.

Atribución imagen: Chema Solís.

Mar
15

Persiste

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades  //  No Comments

Cuando algo no funciona, persiste y lo harás funcionar.

Cuando no sé cómo hacerlo, persisto y aprendo a hacerlo.

Siempre que fallo, me levanto, persisto, y después de unos cuantos intentos probando diferente, logro hacerlo bien.

persisteSi quiero lanzar un proyecto que se escapa a mis posibilidades, persisto, poco a poco, y finalmente, al tiempo, lanzo ese proyecto.

Cuando un negocio no funciona, persisto, persisto y persisto. Si después de una persistencia coherente, no levanta el vuelo. Abandono. En cambio, si al persistir veo una pequeña luz al fondo, no escatimo recursos en llegar hasta esa luz.

Si persistir por lograr algo que puede ayudar a otros significa pagar un precio, lo voy a pagar, y voy a persistir.

Elige persistir primero

Hoy en un correo electrónico a través del libro Ultraproductividad, un lector, José Ramón Cañizares, preguntaba “Eres un tipo muy disciplinado, pero… ¿no crees que sería súper divertido “dejarte llevar” en la parte personal más que profesional?

Esta ha sido mi respuesta:

José Ramón, incluso diría que es vital más que súper divertido dejarse llevar.

Prefiero ser ultra-disciplinado primero y luego tener que esforzarme por “fluir”, que al revés. Porque hacer o intentar aprender dos cosas contrarias en naturaleza entre sí, eso se llama ansiedad. Primero una, y después la otra, elige cual, y buen viaje“.

Me decanto por persistir primero, incluso aunque los demás me lo desaconsejen. No ahora por supuesto, que me encuentro en medio de los 20 días siguiendo cualquier recomendación o consejo que se presente ante mí, pero eso ya es otra historia.

Persisto en la vida, en mi trabajo. En mis debilidades, en mis fortalezas. En la alimentación, en el descanso, en el estilo de vida, en el inconformismo, en al alto rendimiento, en la diversión. Persisto, persisto y persisto. Al final, aunque sea al final del todo, casi siempre, en un 95% de las ocasiones, gano. En cambio, si mido el persistir a un mes vista, casi siempre pierdo.

Persiste

Mi mensaje para ti, persiste.

Persiste aunque no puedas mover ni un solo músculo de tu cuerpo.

Persiste aunque te cueste respirar.

Y persiste aunque lo hayas perdido todo.

O persiste aunque lo tengas todo de cara y estés saboreando el mayor de los éxitos.

Persiste, pase lo que pase.

Persiste contra toda adversidad posible y desarrollarás en ti una fuerza que a la larga traspasará cualquier barrera habida y por haber.

Hoy, el día después de una operación, un día duro, aquí estoy, persistiendo.

Los pilotos de avión buscan siempre despegar y aterrizar con el viento en contra.

Recuerda esto cuando estés cara a cara contra el viento.

Atribución imagen: Retis.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+