Browsing articles in "israporelmundo"
Sep
8

Burning Man: lo bueno y lo malo

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo, Lifestyle  //  No Comments

Escribo esto en el éxodo de Burning Man 2016, lunes 5 de septiembre, 18:36h. Una caravana de más de 6 horas de espera. Después de 8 días desconectados 100% del mundo. Sin acceso a Internet, teléfonos, familia, amigos. En el camp IDEATE, junto a otras 148 personas.

Burning Man. Explicarlo si no has estado, es como tratar de explicar a una canción de Frank Sinatra a alguien que no puedo escuchar. Este ha sido mi segundo año, el primero fue Burning Man Quest (descarga el libro de forma gratuita y conoce la aventura y la experiencia). La forma de vivirlo ha cambiado, por muchas razones: mi forma de pensar y actuar, las experiencias que he vivido, el entendimiento sobre lo que representa esta cultura, objetivos, consciencia, el cambio en sí, etc.

burning man: lo bueno y lo malo

Aprendizaje casi holístico

De conexiones, workshops, encuentros, trabajo físico, personas excepcionales (y no tanto), experiencias trascendentales, soledad, trabajo en equipo, deporte, juerga y más, me llevo cosas que moldear en las siguientes áreas:

  • Experimentos.
  • Lectura.
  • Proyectos.
  • Habilidades núcleo.
  • Valores.
  • Sistemas.
  • Desarrollo profesional.
  • Desafíos.
  • Relaciones personales y amorosas.
  • Desarrollo personal.
  • Negocio.
  • Amistad.

Si, es genial, creces, si lo buscas. Aunque también podrías acabar hasta arriba de LSD durante dos días enteros alucinando por la playa. Alguien podría decir que también es otra forma de crecer. Bueno.

Burning Man, fantástico y no tanto

Hablarte de lo fantástico que es Burning Man es sencillo, solo tienes que colocar la palabra “Burning Man” en Youtube. Verás esa parte que te atrae, seguro. Esta ha sido mi segunda edición como decía antes, he intentado ser lo más consciente, crítico y objetivo posible. Entre tanta magia, psicodelia, arte, fiestas, espiritualidad y más, he corroborado otras cosas que ahora te cuento.

Exclusividad – comunitaria y económica

No cualquiera puede ir a Burning Man (aunque hablemos del Low Income Tickets Program). Primero porque conseguir una entrada es realmente complicado, una demanda de casi tres millones de personas para más de ochenta mil tickets que al final se distribuyen, aproximadamente. Segundo, por los gastos que conlleva llegar allí. Aunque elijas la opción tienda de campaña y no caravana (o “RV” como las llaman en Estados Unidos). Eso sin mencionar el pertenecer a un camp (y el cargo que pagas por ello dependiendo el camp), y que además seas admitido por ellos. Burning Man y sus 10 principios – sobre los cuales compañías como Google se asientan – habla de inclusividad, uno de los principios. Es lo que se habla y casi todo el mundo predica, pero si te fijas, si realmente te fijas con una mirada pura, si estás allí y te relacionas con diferentes campamentos y personas, te das cuenta de que es bastante selecto y exclusivo, en su mayoría. Algo así como solo para unos pocos, pero unos pocos de los nuestros.

Ego

Por mostar el camp más “guay”, por ser los que mejores conferenciantes llevan a sus talleres. Por tener las mejores fiestas. Los eventos o sucesos más extravagantes y esotéricos. O el vehículo mutante más despampanante. Ego por querer demostrar que no hay ego.

En el momento que intentas manifestarte todo el tiempo y cuando eso que manifiestas, encaja con lo que realmente perciben otras personas sobre ti. Eso tiene un nombre diferente a autenticidad, eso se llama hipocresía.

El club del elitismo

Campamentos donde pagas 15.000 dólares y no tienes nada más que hacer que llegar, tienes tu caravana lista, compra hecha, bebidas, personas que limpian el continuo polvo que se produce en tu habitáculo, tener un espacio VIP en el vehículo mutante o las fiestas. ¿Es eso Burning Man? No.

Esto no es una rabieta, ni mucho menos. Cada año me siento más integrado entre el grupo de personas entre las que convivo en IDEATE y en Burning Man, mantengo buenas relaciones con First Camp, incluso gracias a Burning Man he progresado a nivel personal y profesional. En fin, con unos conectas más, con otros menos, como en la vida misma. Lo que digo es un fiel reflejo de la otra realidad de Burning Man, la que no te cuentan, pero contrastas con hechos y personas, antes, durante y después, y ves cómo todo encaja. Elitismo puro. Otro tipo de “postureo”, pero “postureo” igualmente. Aparentar y no ser. Al final, somos humanos y por mucho que hablemos, lo que acaba diciendo lo que somos, es o que hacemos.

Burning Man, me gustaría…

Me gustaría ver un Burning Man en e que cada persona que asiste, entendiera, compartiera y aplicara esos 10 principios. Si es algo tan potente, creo que lo es, porque no puede llegar a todos los que lo deseen, no solo aquellos que pueden costearse 3.000 euros (muy mínimo) por 7 días en el desierto. Te lo dice alguien que posiblemente vuelva a ir el próximo año, o al siguiente, probando diferentes opciones y campamentos.

Adáptalo y adóptalo

Sigo enamorado de lo que representa la cultura que Burning Man acerca al mundo poco a poco. De hecho, voy a tratar de ser mas radical a la hora de inculcar a la gente de mi alrededor, los valores de esta cultura. En IG, familia, Stand OUT Program, Raptor, etc. Es esa la razón por la cual siento que debo ser honesto con las personas sobre aquello que parece reluciente e inalcanzable para la mayoría.

 

Sep
7

El valor detrás de Burning Man

Vengo de Burning Man. Es un sitio divertido. Un lugar de gran creatividad e innovación. Como lo entiendo yo, es un campo de pruebas para negocios, comunidades, personas – para el arte, música, tecnología, auto-expresión, supervivencia incluso, relaciones humanas. Intensidad. También juergas, claro. Cultura Burning Man.

Burning Man resumido

Para mí, por ejemplo, es el segundo año en Burning Man, segundo en el campamento IDEATE, una comunidad inquieta de constructores, creadores, mapmakers, agentes del cambio, emprendedores (sociales también) y personas que intentan cosas. Personas con las que resueno. Tienes que vivirlo, al menos una vez en la vida. Bien experimentado, enriquece tu cuerpo, mente, alma y espíritu. Va sobre conectar de manera adecuada con la gente adecuada en el entorno adecuado.

cultura burning man

Participación y trabajo

Este año he estado involucrado en programación, eventos, ayudar a montar el bar y el equipo de música junto a Jaime y organizar las fiestas dentro de IDEATE. Además de trabajar en la cocina, recoger el “MOOP” (como lo llaman a los restos de basura) y el “Strike” (desmontarlo todo antes de ir a casa para que no queden restos de absolutamente nada). Ha sido una experiencia gratificante y he aprendido bastante sobre cómo mis compañeros de camp trabajan. Métodos, habilidades, sistemas y herramientas.

La cultura de hacer algo

Un campamento de Burning Man, los de verdad, está basado en “Do-Ocracy”. Apoyando y recompensando a cada persona por contribuir con sus mejores habilidades. Cómo un equipo de en sueño, como un gran negocio / compañía.

La contribución

Este año, el campamento al que pertenezco ha hecho una gran contribución a toda la comunidad de Burning Man, en relación a la sostenibilidad medioambiental: The Thirval Guide (creada por Julian Nadel y algunos otros intrépidos más). Esto es una aplicación web ,en beta, para encontrar recursos / ideas sobre cómo construir un campamento responsablemente medioambiental en Burning Man. Las ideas y acciones generadas desde ese proceso significan, en parte, el trabajo que nuestra comunidad está desarrollado en sostenibilidad no solo en Burning Man. sino en ciudades, negocios u hogares, no solo unos días, sino todo el año.

Cultura Burning Man

Eso es, Burning Man no es una fiesta amigos y amigas. Hay una exclusividad en el evento por su naturaleza – eso es algo innegable y esto es algo que explicaré mañana largo y tendido. sin embargo, de esa manera, el objetivo es convertir la experiencia en algo que aporte valor fuera de los 7 días que dura Burning Man, y fuera del propio evento, que trascienda. Pienso que eso es una victoria. Realmente. Pienso que es la victoria que debe perseguir Burning Man y todas las personas que participan.

Ago
28

Encuentra la chispa

By Isra Garcia  //  israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Reflexiones, Retos  //  No Comments

Lo admito. Estoy obsesionado con la chispa. Por ejemplo, alucino cuando veo este vídeo. Estoy obsesionado por una razón. Estoy viviendo como si este año fuera el último de mi vida. Ayer finalicé Live the Possibility [vive la posibilidad] y hoy estoy cruzando Nevada con mi amigo Jaime, en caravana, camino a Burning Man.

La gran distancia entre hacer y la chispa

He estado trabajando durante muchos años, haciendo muchas cosas, algunas han salido bien, otras muchas salieron mal, en ocasiones empaté. Estos tres últimos años, fuera de mi profesión, empecé con la Ultraproductividad. Empecé a darle más importancia a mi estilo de vida y con ello (gracias en parte a Ric) descubrí eso del alto rendimiento [High Performance]. Fui más consciente con mis aventuras, experiencias vitales y experimentos. Aquellos de vosotros que veis lo que hago en Instagram, sabéis de lo que hablo.

Hoy, después de terminar un viaje / aventura que empezó en Miami y ha terminado en Las Vegas. Con más de 3.700 millas de viaje en coche, recorrer 9 estados, 35 ciudades, seguir la Ruta 66 desde Missouri hasta el límite de Arizona con California. Sumar más de 980 kilómetros con una Ajram Bikes (fat bike) en más de 60 horas. Una bonita soledad, paz, instinto, disfrute y momentos imborrables que guardo para mí. Después de todo eso, esto es algo de lo que me llevo y he aprendido y sí compartiré (un 5% de lo vivido).

encuentra la chispa

No sigas un plan, no existe un mapa

Obvio ¿cierto? Esto es algo que ha ido fallando poco a poco en este último año. Cuando pienso en ello, me doy cuenta de que no me di cuenta de que eso estaba sucediendo y se supone que soy un Mapmaker y vivo sin mapas, paradójico.

En el momento que te enamoras de un plan (incluso aunque sea uno perfecto) fallas, el plan cambia y en la mayoría de ocasiones, no quieres cambiar con el plan, quieres seguir con la idea inicial. No hay idea inicial que no sea modificada durante el viaje. Cuando eres admirador de la planificación flexible, cuando persigues una misión, una visión y un objetivo, las mejoras son inminentes. Cuando creas un plan (trabajo, clientes o estilo de vida) en el cual los indicadores son la misión y el objetivo, progresas.

Hazlo (trabajo, respirar, amar, etc.) con la chispa

Hay una enorme diferencia entre hacer las cosas y hacer las cosas con pasión. Entre amar y amar con intensidad. Entre vivir y vivir con la chispa. Magnificando el nivel de esfuerzo, intensidad y fluidez que depositas en las cosas, empujas tus barreras mentales – las situaciones no convencionales, el cambio brusco y los desafíos o aventuras ayudan. Eso consigue que tus habilidades emocionales e intelectuales puedan ser amplificadas para obtener resultados más profundos. Eso es la chispa.

Busca la chispa

Hasta que lo hagas. Mejor, hasta que estés ahí, en un lugar donde no hay un plan, un mapa o alguien que te diga lo que hacer, hasta que no te digas a ti mismo “es lo que siento y voy a hacerlo, no importa lo que suceda luego”. Hasta que te dejes llevar a hacer cosas, quizá estúpidas, sin sentido, o llenas de significado, actos aleatorios irracionales. Mira, hasta que no hagas caso a tu intuición. Hasta que no sigas tu instinto. Nunca lo sabrás. No encontrarás la chispa.

No lo habrás sentido. Una vez que lo hagas, aunque sea una vez, sabrás que se siente, lo harás de nuevo. Y repetirás. Habrás encontrado la chispa.

Ni lo sueñes

Alguien te dirá que no lo puedes hacer, alguien más perspicaz te dirá porqué no lo puedes hacer. Alguna persona me dirá que no puedo hacer lo que hago, que el exceso no es bueno, que no puedo hacer tantas cosas. Alguien te dirá que lo que haces te pasará factura o no es bueno para tu salud.

Te dirán que trabajas demasiado, que mereces un descanso. O dirán que no trabajas demasiado, trabaja más. La palabra “mereces” viniendo de otros significa algo así como “no estoy haciendo tanto como tu lo estás haciendo”. Es tu mapa. Dibújalo de la manera que lo desees mientras puedas permanecer en pie y respirando.

Salta de cuerda en cuerda

Si me preguntaras la semana pasada sobre Live the Possibility, te hubiera dicho que solo estaba preocupado por el mismo momento, por eso desconecté de todo y todos durante esos 23 días. Si hoy me preguntas, te diré que estoy disfrutando lo que he vivido y me lo voy a guardar y llevar conmigo para que florezca.

No pares. No pienses “ok, lo hice, bien, ya está”. Disfrútalo y utilízalo, descansa y ve a por algo que te emocione. Ve a por ello. Ahora.

Encuentra la chispa, y no la sueltes.

Ago
11

Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Hoy es el séptimo día de Live the Possibility, estoy en Huntsville. Ayer, a mi paso por parte una de Alabama, además de hacer noche en Montgomery, recorrí una pequeña parte de la ciudad en Fat Bike hasta llegar a la primera Casa Blanca de la confederación de estados. A continuación, seguí con la acertada estrategia de recorrer más naturaleza, pasé por Talladega National Forest, Rocky Mount, Cheaha Mountain y Noccalua Falls. Una bicicleta y yo, descubriendo, sintiendo y aceptando cualquier cosa que pudiera venir. Viviendo estos momentos, no es sobre la intensidad, más sobre el disfrute, diría yo.

ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Evadido del presente

El día anterior pensaba en cómo terminaría el sistema “el último año de mi vida” en diciembre, se me ocurrían algunas ideas. Eso me hizo dar cuenta de que no estaba en el momento, en el presente. Entonces empecé a pensar si recordaba y sentía todo lo que había pasado en este tiempo. La intensidad en ocasiones no te deja pensar.

Resultados derivados de la intensidad

Cuando giro la vista y pienso en diciembre del año 2015, me parece que han pasado 8 años. Cada una de las experiencias vitales y experimentos que he vivido este año, han aportado nuevos y distintos ángulos a todo lo que hago, en cualquier área de mi vida, a todos lo niveles. Enriqueciéndome, perjudicándome o cambiándome de una manera que nunca pudiera haber imaginado. Los ejemplos más claros:

Más acción

He dejado de hablar más de lo necesario. Decir palabras para llenar espacios vacíos. Palotear sobre temas que no dominaba o no conocía, prometer cosas que acababa no cumpliendo, crear expectativas sobre situaciones personas que no dependían de mí. Incluso, contrastando con quien me conoce y me da feedback fidedigno, he pasado a apenas hablar. En lugar de eso, me he dedico a hacer sin parar, a transformar aquello que podría ser una intención, seseo o palabra, en algo material, hecho, probado y listo para lanzar.

Sobrecogido

He quedado superado, en algunas ocasiones, por tanta intensidad, tantas cosas nuevas, tantas experiencias. Afectando esto negativamente a mi Ultraproductividad, rendimiento profesional, relaciones y bienestar. Llegando demasiado justo a demasiadas cosas.

Menos comunicación, más utilidad

He dejado de comunicar paja, adornos y confetti, para entonces referirme a lo que podría importarte a ti y a mí, llamándolo únicamente por su nombre. No “increíble”, no “fascinante”, sino “aquí está, juzga tu mismo”.

He dejado de aparecer tanto, para aparecer solo cuando pienso que puedo marcar la diferencia de un modo considerable. Aparece cuando puedes ser de gran utilidad, cuando podrías causar un valor que te convirtiera en alguien echado de menos cuando no está.

Más autenticidad

He dejado de ser un poco social para ser más familiar. Nunca me han importando los actos sociales, nunca me ha movido ser el alma de la fiesta y estar en lugares llenos de gente interesante. Siempre me fueron los lugares llenos de personas que amo, aprecio y respeto y con las cuales estoy dispuesto a invertir el tiempo. He dejado de quedar bien, he dejado de estar. He dejado de hacer acto de presencia para llenar mis bolsillos de aquellos eventos que siempre he querido vivir con la gente que he querido vivirlos. El resto, son y serán ignorados, a toda costa.

Más contundencia

He dejado de estar rodeado de personas importantes en mi vida, para estar rodeando de personas vitales, nobles, dignas y con valores. He eliminado varias relaciones profesionales y personales. Eso ha sido lo más difícil que he enfrentado en este 2016, lo he cerrado, sin opción a re-compra.

Más atención

He empezado a darme cuenta de más cosas que pasan a mi alrededor (no lo suficiente) y también dentro de mí. He empezado a estar más atento (no lo suficiente), a prestar más atención, a escuchar mucho más fuera (no lo suficiente todavía) y más dentro. Me importan las cosas mucho más que me importaban antes. El tiempo, las personas que amo, cómo otros ven el mundo o qué voy a hacer después de lo que estoy haciendo ahora.

Más consciencia

He empezado a ver cosas que antes no veía, unas me han alegrado y otras inquietado. A reconocer señales que no reconocía, unas más agradables y otras menos. He empezado a entender un lado sobre ser consciente que me gustaría decir que entiendo, pero no es así.

Más complejidad

He añadido capas de complejidad a cosas insignificantes tan pronto como sumaba más experiencias. En ocasiones se llegaban incluso a mezclar y confundir.

Más problemas

He tenido más problemas que nunca. Sí, más cosas de las que estar pendiente, más recursos (económicos y humanos). Más tiempo invertido y cosas que hacer, más probabilidad de que algo falle, más incendios que apagar cuando algo fallaba. Más cosas en la cabeza que suprimían el tiempo para poder desconectar. Pensar con claridad y disfrutar más de las cosas.

Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Ni todo lo que ha pasado es tan bueno, ni todo es tan malo. Ha pasado, te llevas aprendizajes, momentos, experiencias, inigualables. No las cambiarías por nada del mundo, ni re arrepentirías, ni las harías diferentes si las volvieras a hacer. Porque entonces no sería tú ni estarías viviendo con intensidad.

Ago
10

No vendas productos, vende movimientos

By Isra Garcia  //  Aventuras, Branding, israporelmundo, Marketing  //  2 Comments

no vendas productos, vende movimientosSexto día de aventura, desde Tallahassee a Montgomery, atrás queda Florida, entramos en Alabama. Ayer, día 5, fue la primera incursión por la naturaleza; Ochlockonee Wildlife y Miccoosukee Trial, parajes forestales libres de ruidos, de personas, de negocios, de transacciones y sobre todo de los millones de mensajes que te acribillan desde que pones un pie en Estados Unidos. Quedas aislado. Es lo bueno de la naturaleza, es virgen y te ayuda a encontrar contrastes tan chocantes como la necesidad de consumir, comprar y vender, como si se tratase de respirar. ¿Qué vendemos? Vende movimientos.

Vende humanidad

Nike no vende zapatillas, vende victoria. Adidas tampoco vende zapatillas, vende alcanzar metas inalcanzables. BMW no vende coches, vende placer y disfrute en la carretera. Cala Bandida no vende paellas ni copas, vende el estilo de vida vividor. Harbor Ithaka no vende gestión de patrimonios, vende tranquilidad y rentabilidad para sus clientes. Ushuaia no vende habitaciones, comidas o copas, vende experiencias integrales individualizadas. No compramos el utilitario, compramos la humanidad que va con ello.

Vende movimientos

No vendas productos o servicios, vende movimientos“. Este es el marketing mantra que más relevancia ha obtenido en estos pasados años.

Por ejemplo, alinea tu marca con algo más grande (positivismo), y entonces vende el algo más grande (el positivismo). Si las personas empiezan a asociar tu producto con algo que les importa, ganas.

La campaña de Martini de la chica o el chico Martini es un buen ejemplo. No venden alcohol, venden, a través de una persona, una vida épica para personas atrevidas y que disfrutan de la vida.

¿Funciona? Quizá no con todas las personas a las que se dirige, pero sus campañas siguen siendo exitosas después de tanta años, sin mencionar que se ha extrapolado a todo el mundo. Por lo tanto, parece que sí funcionó.

Cómo vender movimientos, el cómo

Aquí es donde el marketing impacta y crea ese cambio en el cliente, en el prospecto, en el mercado, e incluso si lo ejecutas realmente bien, en la industria (¿En el mundo?):

  • Re-diseña los valores de marca (o hazlos visibles), estos valores necesitan ser lo más humanos posibles y que ellos resuenen fuertemente con un público muy determinado (Buyer Persona) – Ejemplo: valores de Burning Man.
  • Crea una historia humana en torno a la marca, algo que cualquier miembro de comunidad pueda personificar. – Ejemplo: humanización Cala Bandida.
  • Enlaza tus acciones y campañas a los valores y a la historia. Debe haber un “win-win” claro para tu comunidad y siempre debe estar asociado a un retorno positivo en forma no de retribución económica (oferta, descuento, 2×1), sino más con una recompensa emocional (sentido pertenencia, empoderamiento, motivación, educación).

Sin embargo, como puedes imaginar, esta técnica de los movimientos es arriesgada. Puede girarse sobre ti si las personas piensan que tú marca es oportunista y no auténtica.

La manera más fácil de evitar que esto ocurra, es en realidad creer ese “algo más grande” que sale de tu boca. Vende movimientos que imparten positivamente en la audiencia, pero que estén completamente alineados con lo que tu marca representa, la utilidad que entregas y el retorno que el cliente se lleva por ello.

Photo credit: Shahab.

Ago
7

Odio mi trabajo

odio mi trabajoAyer, segundo día de viaje, escribo desde la playa de Daytona, en un Starbucks justo en primera línea. El único lugar que pude encontrar acceso a Internet, conexión para la fuente de energía del portátil y agua caliente para mi desayuno particular (infusión hepática, digestiva y renal, té de kukicha, sopa de miso y un zumo orgánico “super-green”). Son las 14:18h, durante 3:30h he recorrido en fat bike una gran parte de la costa. Cuando estaba en el mostrador, la mujer en la caja me miró y me dijo “odio mi trabajo”.

Llego a la mesa después de tener mi pedido y destino 90 minutos a trabajar, no porque odio mi trabajo. No, sino porque me apasiona, porque me gusta, porque me llena, porque escribir este post me hace crecer, porque amo mi trabajo.

Odio mi trabajo

Muchas personas odian su trabajo, porque:

  • No es realizante.
  • No es motivador.
  • No se aprende nada nuevo.
  • No se sobresale como persona – ni como profesional.
  • No fue deseado, fue impuesto.
  • No hubo otra opción.
  • No ganas lo que mereces.
  • No hay una cultura basada en la meritocracia.
  • No se potencia el talento, sino se manipula.
  • No hay espíritu de equipo, solo competición individual.
  • No hay recompensas emocionales.
  • No se impulsa a emprender aventuras personales.

Las personas odian su trabajo por todo esto y más que me dejo, pero sobre todo porque sus responsabilidades profesionales diarias les hacen sentir como una gallina en un gallinero, como un robot en una máquina de ensamblaje, como un borrego dentro del rebaño, como diría Seth Godin.

Ama tu trabajo

Esto no tiene porque ser malo, hay muchas personas que son perfectamente felices en su trabajo, sea cual sea, en las condiciones que sean. Y ello no son nada de lo de arriba, no son son borregos, robots o gallinas. ¿Cómo puede ser eso? Podrías preguntarte.

¿Por qué? porque este último segmento, de una manera u otra, aprendió a adueñarse de la experiencia de su propio trabajo, empezaron a ser conscientes sobre lo que eran y serían. Entonces empezaron a establecer imágenes.

Mientras otros, se quejan cada día de jefes, politicos, clientes o el hombre / mujer del tiempo. Sienten una miseria ajena o cualquier otra desgracia.

Muchas personas piensan que el éxito y la felicidad son el resultado de factores externos, mientras otros muchos piensan, diría que la mayoría, demuestran que son factores internos; como vencer el trauma interno, potenciar la actitud y la iniciativa y desarrollar la perspectiva. Sobresalir desde dentro.

Simple. Sí. Fácil. No, hay una distinción. Hay una diferencia.

Cambia lo que te apetezca

En acabar este post, mi tiempo de trabajar se extenderá 50 minutos más y finalizaré por hoy. Lo que venga después, será descanso, desconexión, hacer nada, leer, no sé. Oye, incluso podría volver a hacer algo de trabajo. ¿Por qué? De nuevo, porque amo lo que hago y no me lleva todo un día hacerlo, si lo hiciera, ¿crees que me importaría? Tengo márgenes, pero en ocasiones me gusta romperlos y saber porqué lo estoy haciendo.

Recuerda donde estás

Hoy cuando rodaba con la bici por la playa, un hombre mayor se puso a mi lado y estuvimos hablando, yo estaba desbordado por la inmensidad y la belleza de las playas de Daytona, cuando le hablé de esto, el hombre me respondió “¿Sí? Vaya, creo que lo doy por descontado y no lo valoro como debería” Esto nos pasa a todos, por eso es tan fácil que un día pienses “odio mi trabajo” ¿En serio? Entonces me pregunto que haces todavía ahí. No eres un borrego, ni un robot, ni una gallina, ni un número de un CRM (¿Lo eres?). Hoy es un buen día para recordármelo y de paso recordártelo a ti también.

Extra: mientras escribía decidí que no pasaré noche en Daytona, esta tarde-noche marcho a San Agustín.

Photo credit: Churl Han.

Ago
5

Un viaje, un destino, muchos caminos

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  16 Comments

live the possibility - aventura, viaje, Isra garciaImagina que te preguntan qué vas a hacer mañana. Seguro que sabes lo que vas a hacer, o tienes una ligera noción de lo que podrías hacer, pero dime, será eso lo que con toda seguridad harás. La verdad es que nadie lo sabe. Solo te queda vivir la posibilidad – ‘live the possibility’.

Es como planificar todos los servicios o productos que tu StartUp venderá sin tener ni siquiera una manera de auto-financiarte, solo con la esperanza de ser potenciada con alguno(s) grande(s) inversor(es/as). Bastante improbable e iluso.

Es como querer montar una agencia sin apenas tener un cliente. Algo parecido a querer obtener resultados sin trabajar.

Live the possibility

¿Mañana? No sé bien. Hoy estoy en Brickell (Miami) conduciendo y con una Fat Bike en la parte de atrás, para viajar desde Miami a Las Vegas en aproximadamente 23-24 días. El solitario, con lo justo, sin efectivo. Sin mapas, sin prisas o limitaciones de tiempo, ni distancias que recorrer cada día. El único requisito es llegar desde el punto A (Miami) al B (Las vegas) antes del día 28 de agosto. Punto de partida hoy 5 de agosto.

Quizá pase por San Agustín o por Orlando. A lo mejor entró en Nuevo Méjico o paso por Oklahoma. Es probable que el viaje me lleve a Georgia o mi instinto me dirija a reengancharme a la Ruta 66 que va desde Chicago a Los Ángeles. No sé, imagina que encuentro lugares que desconozco y decido explorarlos. Recorrer Jacksonvile o Alburquerque, guau. ¿Quién sabe? Vivir la posibilidad, esa posibilidad, resulta algo estremecedor.

Cuando el viaje consiste en vivir la posibilidad [‘live the possibility’] cualquier cosa deja de ser impensable. Estos lugares:

  • Death Valley.
  • National Park.
  • Walnut Canyon.
  • Barringer Meteor Crater.
  • Painted Desert/Petrified Forest.
  • Carlsbad Cavern.
  • White Sands.
  • Big Bend National Park
  • Shiloh Battlefield.

U otros, se convierten en una posibilidad del viaje, de la aventura.

Crea movimiento, el resto vendrá solo

Sea lo que sea aquello que suceda, sucederá hoy, en el ahora. Eso moverá el compás y la brújula, y entonces eso guiará el viaje. El instinto y la intuición harán el resto.

Una aventura, un viaje, un destino, muchos caminos. Solos el mapa y tú. Sin búsquedas, sin objetivos, sin preocupaciones, solo sentir. Hoy. Ahora. Es el momento.

Artwork: Charlie Abad Estudio. – Photo: Looker Photography.

Ago
4

Live the possibility: la aventura

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  6 Comments

En diciembre del pasado año pensé en hacer justamente lo que mañana voy a emprender. Se me ocurrió un “¿Y por qué no?” dentro del “último año de mi vida”. Quise emprender una aventura diferente, un viaje en solitario, fuera de lo de siempre. Sin mucha planificación, sin promoción previa, que no fuera comunicado a bombo y platillo, sin obligaciones, ni compromisos. Totalmente “off the map”. No campaña de lanzamiento, no expectación. Más sobre tener una idea y ponerla en práctica. “Live the possibility” [‘vive la posibilidad’], no existe un mapa.

Aquí estoy, a falta de un día para llevar a cabo esa visión que dejó de ser un pensamiento para ser un viaje consciente, intenso, desconcertante, incómodo, excitante y enriquecedor.

Es personal

Quise apropiarme de mi aventura, algo que creado de manera personal, pero esta vez con un propósito diferente al que usualmente estoy acostumbrado a perseguir. Porque en esta ocasión no iba a pretender nada, fluir, no programar, no preparar. Dejar el pensar a un lado, ponerle corazón al sentir y dejarte llevar el máximo que fueses capaz. Aparcar esa búsqueda sin tregua y dejarte ser encontrado por aquello que sea lo que te encuentre. Hoy estoy en Miami, listo para lo que podría ser la aventura más auténtica y transformadora que he emprendido hasta ahora.

Vive la posibilidad – el viaje, la aventura

Esto es “Live the possibility” [‘Vive la posibilidad’] y en este vídeo cuento, en poco más de dos minutos, de que trata:

Todo empieza cuando das el primer paso, cuando te lanzas a lo desconocido. En solitario, contigo como tu mejor recurso. Al mismo tiempo es una desconexión, un reencuentro, una manera de vivir mientras creces y descubres.

Cualquier cosa que merezca la pena sentir será una aventura: arriesgada, incierta, preocupante, emocionante, inquietante, alucinante y más allá de lo creíble.

Live the possibility. Ahora.

Jun
1

Titan Desert. Final: aprendizajes, reflexiones y conclusiones

By Isra Garcia  //  Aventuras, Experimentos, israporelmundo, Retos, Vida, Videolog  //  4 Comments

Conseguido, finalizado. Llegamos al final del experimento / aventura Titan Desert – Ajram Bikes. Este es el último vídeo de la serie de 7 capítulos, aquí cuento no solo aquello sucedido en la última etapa de 79 kilómetros, sino también hago un resumen de todo lo que he vivido, las personas que he conocido y cómo han impactado en mí. Hablo sobre los aprendizajes, sobre la historia detrás de embarcarme en este tan demandante desafío y reflexiono sobre el antes, durante y después de esos 6 días de infierno. Esta es la historia que hay en mi cabeza y en mi experiencia.

Agradecimientos:

Todos ellos, de una manera u otra, me enseñaron algo valioso, me impulsaron a ir más allá, lo suficiente como para llegar hasta el final. De menos a más. Cualquier movimiento, cualquier fuerza, cualquier propósito, siempre será más potente cuando se actúa en conjunto, gracias a la suma de otras personas.

Vídeo: LookerPhotography.

May
22

Titan Desert día 6, 96km: navegar sin mapas, de manera literal

By Isra Garcia  //  Aventuras, Experimentos, israporelmundo, Retos, Vida, Videolog  //  No Comments

¿Navegar sin mapas? ¿Dibujar el camino? ¿Seguir a tu propio instinto? ¿Rechazar seguir las instrucciones? Seguir tu filosofía de vida hasta el final, ser fiel a ello cueste lo que cueste, aún sabiendo que eso podrían significar obstáculos añadidos, pero también más intensidad y aventura. Esto es lo que decidí al meterme de lleno en el experimento / aventura de correr la Titan Desert con una Ajram Bikes, sin llevar GPS ni tracks para completar los seis días de prueba, ni si quiera en la etapa reina de la Titan, la etapa de navegación de 96 kilómetros entre dunas y desiertos, sin pista alguna de por dónde rodar.

Instinto, intuición, perspicacia, pillería y bastante inconsciencia. Este vídeo es el resultado final de todo ello y más.

Dibujar mapas significa estar dispuesto a correr el riesgo de quedar perdido en el mapa, si eso te proporciona la excitación de navegar por donde tu corazón te guíe.

Vídeo: Looker Photography.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+