Menu
Browsing articles in "Actitud imparable"
Sep
21

Empuja de nuevo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Y cuando te canses, empuja otra vez. Porque no vas a tener otra opción.

¿No me crees?… ¿Qué sucede en una mente con miedo? Usualmente empiezas preguntándose qué pasaría sí…

¿Qué pasaría si algo terrible sucede?

¿Qué pasaría si no consigo trabajo?

¿Qué pasa si no consigo demostrar mi valía delante de la gente que me importa?

¿Qué pasaría si no consigo tantos likes o comentarios en Instagram o Facebook?

¿Qué pasaría si no acabo la universidad a tiempo y con todo aprobado a la primera?

¿Qué pasaría si decepciono a la gente que quiero?

Entonces, algo curioso sucede, la pregunta se convierte en algo real sin en realidad llegar a suceder. Es decir, ocurre en nuestra mente y se desarrolla como si hubiera pasado.

Los miedos se convierten en unos ácidos alucinógenos (como el LSD) que, literalmente, engañan a nuestra mente para que crea que no podemos cambiar, mejorar, aprender, dejar marchar o lo que sea.

Empuja otra vez

La razón por la que muchas personas quedan paralizadas o atascadas, es que no están dispuestas a empujar otra vez y de nuevo más allá de sus miedos atravesando la incomodidad más pura y perturbadora.

empuja otra vez

¿Por qué crees que esto sucede? Porque en uno cierto momento, sentiste decepción, te sentiste dolido o engañado. Es ahí donde está el punto gatillo emocional.

Entonces, todo lo que puedes hacer a partir de ese momento es empujar otra vez, ir de nuevo, lanzarte más.

Lo sé, no es nada placentero, es un trastorno hacerlo, y muy agotador. Pero no tienes otro remedio, tienes que ir de frente, empujarte hasta que rompaa la barrera, sea la que sea.

No existe la incomodidad como tal. La ansiedad, El miedo. El problema, incluso la muerte. Siempre van a estar ahí. No se irán, la pregunta es ¿quién tiene el control? La cuestión es: ¿están ellos al mando o lo estás tú?

¿Son ellos el capitán o lo eres tú? ¿Juegas el papel de víctima o el de líder?

Esa es la pregunta interesante.

Aplica esto.

Empuja otra vez.

Empuja de nuevo.

Encuentra algo que te motive a empujar otra vez.

Atribución imagen: David Goehring.

Sep
9

Decide serlo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Mapmakers  //  No Comments

Es algo imperativo saber que nos enfrentamos a lo que se enfrenta todo el mundo. No somos los únicos que andan por el camino de la indecisión y de:

  • Frustración.
  • Ansiedad.
  • Incertidumbre.
  • Duda.
  • Miedo.
  • Inseguridad.
  • Necesita económica.
  • Falta de amor.
  • Soledad.

Somos lo que decidimos ser. Actuamos como elegimos actuar. Reaccionamos como optamos por reaccionar.

Es una decisión tras otra, empezando por la primera lo que transforma costumbres, procesos, comportamientos, personas y hasta el mundo.

Ayer terminó la segunda edición del Programa de Excelencia en Madrid. Entraron personas que decidían estar donde estaban. Salieron personas que han decidido ir a por lo que venga, pero además ir sin mirar atrás, sin considerar la opción de dejar de probar, y sin que nada merme la capacidad de crear una versión excelente de ellos mismos, como profesionales y como personas.

Es la decisión de hacerlo lo que cambia todo.

Fuera del camino de la indecisión

el camino de la indecisión...

“Tengo lo que se necesita para hacer que algo suceda”, cuando alguien lo decide dentro de sí mismo/a, todo cambia, todo se transforma. Esto es algo que he aprendido en estas dos primeras ediciones de PEIG (Alicante y Madrid)

Este tipo de personas no tienen miedo del mañana, porque saben que pase lo que pase se tienen a ellos mismos. Por lo que sienten que ellos merecen, lo que justamente tienen, lo que son y a por lo que van.

Por lo que ellos sienten que pueden crear con sus propias manos.

Porque esta clase de personas toman decisiones, y porque han decidido transformarse y transformar.

Ellos saben y ven que hay un camino, por cómo afrontan el presente y el futuro, y por cómo se valoran a ellos mismos. Por la decisión que están tomando de ir a por todas.

Donde hay voluntad, hay un camino para que gente como tú dibuje un camino allí donde no existe.

Cuando tienes esa autoconsciencia, ese espíritu, esa actitud, nada puede detenerte.

Nada.

Atribución imagen: Thomas Hawk.

Sep
7

Despierta el potencial dormido

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Alto rendimiento  //  No Comments

Esto es lo que sé y cada día veo más claro, la clave está en ir a fondo. Porque hay una potencia dormida dentro de ti, una que puede ser liberada, o puede seguir oculta. Solo podrás desbloquearla si realmente te lanzas a explorar y a experimentar.

Hoy estoy en Madrid, en la segunda edición del programa de excelencia para personas en desempleo. Es el segundo día, y de nuevo, veo que el problema no es en realidad el problema. Es decir, lo que de verdad nos limita, no es el no encontrar empleo, no ser querido, estar solo, conseguir clientes o superar el miedo a la muerte. Nada de eso, la gran limitación es saber que crees en ti mismo, que no estás sacando el potencial que sabes que tienes, que no puedes, que no vales. Es solo eso, una limitación.

Ir a fondo como filosofía de vida

Despertar esa potencia humana ilimitada va justo sobre eso, ir a fondo con todo aunque no quieras ir a fondo. Aunque no te apetezca, y sobre todo, aunque no creas en que ir más allá es la solución. Da igual. Hazlo. Lánzate.

Ir a fondo, tanto como puedas

Deja de hacer las cosas a medias. Deja de pensar si vas o no vas. Y deja de hacer todo lo que esté en el término medio.

Lo único que importa es que hagas lo que tengas que hacer, aunque signifique sufrimiento, enfermedad, aislamiento, incomprensión, obsesión, demencia, desgaste, decadencia, peleas. Lo único que importa es que te levantes, crezcas, mejores y vayas a por ello, y no de manera cualquiera, sino de manera vehemente, salvaje y ciega.

Si lo haces, como decía Bukowski “ve hasta el fondo”.

Ve a fondo.

Ve hasta las entrañas. Hasta lo prohibido. Hasta el cielo, hasta el infierno. Y hasta los confines de lo desconocido.

Nunca escatimes. Entrega tu alma a tu fin (a todo), la plenitud – y/o la locura – se apoderarán de ti, vivirás en un estado de gracia permanente y eso beneficiará a la humanidad. Irremediablemente.

Un llamamiento a tu despertar

por qué debes ir hasta el fondo

Este es un llamamiento para que despierte esa bomba atómica que hay dentro de ti. Una llamada para ti, si estás leyendo esto es que tienes algo dentro de ti que desea explotar. El potencial humano ilimitado.

Lo he visto en Stand OUT Program, en el micro-MBA Inconformistas. Y ahora, desde ayer en el PEIG Madrid, donde 25 personas se han dado cuenta de lo que hay dentro de ellas.

No es fácil, requiere determinación, voluntad, capacidad de resistencia y disciplina, pero una vez que empiezas a superar tus límites físicos primero, luego mentales, para dejar paso a superar los emocionales y finalmente los espirituales. Cuando empiezas a destapar ese potencial oculto, ya no hay retroceso, solo progreso.

Descúbrete

Fuérzate cada día a prestar más atención y depositar más dedicación a cultivar tu cuerpo, tu alimentación, tu descanso, tus reacciones, tu consciencia, tu memoria, tu concentración, tu percepción. Si lo haces cada día durante un año, notarás una gran diferencia, y lo que todavía es mejor, empezarás a andar por un camino tan inhóspito como fabuloso. Eso es empezar a ir a fondo.

Te animo con todas mis fuerzas a eso, a ir a fondo. Lánzate a descubrir de qué estás hecho y que hay dentro de ti.

Ve hasta las mismísimas entrañas, ahí estás tú, y tu potencial humano ilimitado.

Sep
5

La mentalidad es el enemigo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Educación  //  No Comments

El problema de (casi) todos nosotros, no son nuestras habilidades, pasión, talento, motivación o valía, no. El problema está dentro, en nuestra cabeza, la mentalidad (inadecuada) es el enemigo. Perdemos antes de empezar porque nos hemos entrenado a ello.

Es bastante común encontrar algo como esto:

  • “¿Por qué hacerlo si nadie lo hace?”
  • “¿Para qué llevarlo a cabo si no va a funcionar?”
  • “No veo porque tengo que esforzarme si los demás no se esfuerzan”.
  • “Llevo mucho tiempo intentándolo y si no lo he conseguido ya, no lo conseguiré”.
  • “Si ella/él no lo ha conseguido, ¿cómo lo voy a conseguir yo?”
  • “¿Otra vez a correr?”.
  • “Hace mucha calor para mí”.

La mentalidad – negativa, autosaboteadora e inadecuada – es el enemigo número uno de que los parados no encuentren trabajo, de que las víctimas no dejen de ser víctima, de que la negatividad gane la batalla una y otra vez, de que los cínicos tengan razón y en definitiva, de que estemos en la situación que estamos.

No es nada frecuente quejarse sobre nada. Siempre hay algo que parece estar mal y sobre lo cual nosotros, o no podemos hacer nada, o no es nuestra responsabilidad o es imposible.

La mentalidad es el enemigo a batir

Es rara la vez que encuentro personas que hablan sobre cómo rebasar límites y lo buen momentos que es ahora para hacerlo. O sobre las oportunidades que van a aprovechar y cómo las harán suceder. Es difícil encontrar a personas que aceptan lo que sucede no como conformismo, sino como una perspectiva inteligente hacia poder cambiarlo la próxima vez.

Lo más fácil es externalizar la culpa, hablar sobre la falta recursos, la injusticia del sistema, la mala suerte profesional o el infortunio amoroso. O la queja de que tu superior (o empresa/empleador) no lo permitirá.

Todas las quejas están basadas en una visión del mundo que requiere permiso y fácil acceso.

El activo que cuenta es la habilidad núcleo de avanzar, uno de los pilares maestros del Programa de Excelencia para desempleados que ayer noche terminó en Alicante con unos resultados muy por encima de los que esperábamos. Cuando podemos iniciar, hacer que algo suceda y ganar confianza, no solo creamos valor, si no creamos una vida.

Así que cuando abandonamos la obediencia, nos damos cuenta de que el mundo entero está disponible, no solo los límites que conoces. Esto significa que los mejores trabajos están fuera de las posibilidades conocidas, y que los límites de cualquiera (cada) individual u organización son en realidad fronteras inexploradas (y mágicas, de una forma u otra), porque saber donde están las hace fáciles de cruzar.

Y cruzar esas barreras es justo donde sobresalimos, donde nos liberamos y desatamos nuestro potencial. Esto es justo lo que ha pasado en estos tres días de formación en excelencia personal y profesional.

A partir de aquí, la mentalidad ya nunca más será el enemigo.

La mentalidad es el enemigo - programa de excelencia isra garcia para desempleados - Alicante

Pd. Dejando Alicante, mañana segunda edición del programa en Madrid. Infórmate de todo aquí.

Atribución imagen: Ricardo Cuppini.

Sep
4

Lunes perpetuo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Cada día es lunes. Este fue uno de los mensajes clave ayer en el segundo día del Programa de Excelencia para personas en desempleo en Alicante.

Hoy no es día de lamentaciones, excusas o miedos. Tampoco es momento para apenas demasiado.

cada día es lunes

Cada día es día de acción.

Día de final de la Copa Mundial.

Cada día es concierto multitudinario.

Cada día es el instante en el que debes entregarlo todo.

Es día de ganarte tu existencia en el mundo.

Cada día es el día de paga vacacional.

Estamos ante un evento que sucede todos los días donde el artista y el protagonista eres tú. Y donde se requiere de tu ingenio, talento y magia.

Es el día de la final.

Hoy es el día más importante de tu vida, y mañana, y pasado y al otro, al siguiente, y así cada uno los días que vivas.

Cada día es lunes, no solo día de empezar a moverte, sino hacerlo de forma consistente, eficiente y con vista a los siguientes días, porque tendrás que darlo todo para cerrar una gran semana. Pero adivina, cuando acabes volverás a empezar, volverá a ser lunes y tendrás que repetirlo de nuevo, por eso, cada día es lunes, y debe serlo.

Cada día es un nuevo comienzo.

Cada día es una nueva vida pero con lo que ya acumulamos del día anterior, de la vida anterior si prefieres.

Y cada día es una nueva oportunidad de encantar, maravillar, fascinar, sorprender, curiosear, interesar, provocar, inquietar, incomodar, crecer, percibir, sonreír, amar, comprometerte.

Cada día es lunes

Es una vida extra. Es un nuevo poder, un nuevo intento.

Cada “lunes” es una oportunidad de llegar a un punto donde no haya retorno. Donde actúes como una persona poseída por el Diablo de Tasmania.

Esto que enfrentas hoy, y cada día, es la posibilidad de atacar el día sin piedad.

Cada día, en siete años llegarás a un sitio, ¿Qué pasará cuando llegues si no te has preocupado de poner empeño en todo lo que eres capaz de crear en un solo día?

La mejor forma de lanzar tu vida por la borda es confiar en el destino y esperar que todo funcione.

No necesitas dejarlo al azar, tu vida puede ser una grandiosa elección diaria.

Puedes elegir donde quieres, la llave están los pequeños pasos que das a diario.

Tienes el poder. El impacto y tienes el control.

Hoy, pon la presión sobre el día, y sobre ti mismo.

Sé la persona que ataca.

Y no te detengas.

Cada día es lunes. Hoy también.

Es día de vaciarte.

Atribución imagen: Ampersand72.

Sep
1

El único espejo que importa, el de tu alma – superhábito de alto rendimiento

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Alto rendimiento  //  No Comments

Este es uno de los superhábitos de alto rendimiento holístico más poderosos que practico, mirarte fijamente a los ojos en el espejo durante tres o cuatro minutos.

Cada día cuando me levanto, dentro de mi Gran Mañana, casi desnudo, me coloco frente al espejo y fijamente me quedo mirando a mis ojos durante un corto pero intenso espacio de tiempo.

¿Por qué mirarte a los ojos importa tanto?

Mirarte fijamente a los ojos en un espejo todas las mañanas - superhábito

Porque es imposible verte a ti mismo como los otros te ven.

Y porque nunca es tarde para estar a gusto con la persona que ves reflejada en él.

Porque al mirarte a los ojos fijamente, lo que ves es el reflejo de tu alma.

Y porque es la mejor forma que he encontrado de encontrarte, analizarte, comprobarte, reconocerte, sentirte y verte.

No meramente porque el medio en el que vivimos es imperfecto, pero, cuando hablamos de nosotros mismos, procesamos lo que vemos de forma diferente al resto del mundo.

Este es el error que cometemos con los espejos físicos. Aunque no solo, eso, ahora también con los espejos ubicuos que representan lo que la gente dicen a nuestras espaldas en las redes sociales. Mal interpretamos cómo vemos ese vídeo o cuál es el mensaje de este post.

Lo primero que hacemos es observarnos a nosotros mismos cuando miramos una foto de grupo. Cuando pasamos un espejo, volvemos y comprobamos si estamos bien, sí, pero no prestamos atención en cómo triste está nuestra mirada o caídos nuestros hombros. Diseccionamos lo que alguien escribe sobre nosotros online, ya sea una reseña, feedback o lo que sea. No dejamos de buscar ese germen de la verdad que nos ayude a vernos finalmente como los otros nos ven.

Nunca lo encontrarás. ¿Por qué?

Si nadie te entiende, entiéndete tú

Porque nadie entiende tu auto-narrativa, tu historia en tu cabeza. A nadie le importa tanto como a ti, nadie comprende verdaderamente lo que es ser tú. Esa bacteria pura que buscas no está donde estás buscando, da igual lo residente que seas, no estás mirando en el espejo adecuado.

Mírate en espejo de tu alma, el de mirarte fijamente a los ojos cada mañana. Sin distracciones, sin penas, sin reproches, sin complejos.

Porque no eres tan malo/a (o bueno/a) cómo piensas que eres.

Atribución imagen: tschundler.

Ago
31

Consistencia, nada más

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Habilidades  //  No Comments

Cuando alguien demuestra consistencia, lo que muestra es que es imparable desde su propio interior. Ser consistente te llevará donde tú desees, porque el tiempo pasará a jugar a tu favor.

Fallamos al lograr algo excepcional porque pensamos que nuestro trabajo es hacer todas esas tareas grandes y ocasionales. No, es algo diferente, llevar a cabo esas pequeñas cosas cotidianas, consistentemente.

Vas al gimnasio, haces deporte, y al acabar, en los vestuarios, te miras en el espejo ¿y qué es lo que ves? Nada. Si vas al día siguiente, y vuelves a repetir el proceso, seguirás sin ver nada. No hay resultados, no puede medirse, no debe ser efectivo, es lo que piensas. Así que abandonamos.

Consistencia una gran habilidad núcleo y una virtud

Sin embargo, verás resultados. Principalmente, si fundamentalmente crees que lo que haces es lo que debes hacer y que no importa el día uno, sino el seiscientos setenta y nueve y los que vengan después. Entonces, no estoy seguro cuando, pero empezarás a destacar. Sobre todo, cuando adquiere ese tipo de compromiso y te ejercitas sin descanso, de forma inteligente e integral un día tras otro.

Ahora aplica esto con tus relaciones familiares, tu crecimiento personal, tus objetivos laborales o proyectos empresariales, mismo efecto.

La consistencia crea (y mantiene) todo lo bueno

No hay un solo evento que sea el decisivo. Es una acumulación de muchas y muchas pequeñas cosas, que por sí mismas son invisibles e inocuas. Pero si aplicas consistencia al proceso, combinando con otras muchas pequeñas cosas, serán esas cosas inocuas que haces una y otra vez, las que importarán más que nada. Es algo que me he dado cuenta al trabajar durante más de cuatro años en cosas que pensé que no funcionaban tanto o no me llevaban a ningún sitio, suerte que no desistí.

Cuando eres consistentemente bueno y verdadero, hacia ti, hacia tus palabras y valores. Cuando lo que dices y haces es consistente, y cuando hay un sentido de cohesión entre tus pensamientos y tus acciones, y todo eso se combina, es entonces cuando los demás dicen “creo en esa persona“, “voy donde ella vaya”, “compro lo que me venda”.

Es por eso que la confianza no llega, porque la consistencia no aparece.

Atribución imagen: Carlos Donderis.

Ago
27

Cómo practicar el arte de conseguir cualquier cosa que te propongas

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Podcast  //  No Comments

Querer conseguir cosas es una molestia continua más que una bendición. Eso es lo que he aprendido en todos estos años.

Si no tienes algo que conseguir, un objetivo (ya sea corporativo, cuota de mercado, objetivos personales, atléticos, de estilo de vida, familiar…) entonces, lo único que puedes hacer es hacerlo lo mejor que sepas. Puedes tomar lo que viene como viene. Puedes repriorizar de forma regular. Si no tienes metas, nunca tendrás que preocuparte por la posibilidad de no alcanzarlas. Si consigues cosas porque las consigues y no porque vas detrás de ellas como un poseso, no necesitarás excusas cuando no las consigas. 

cómo conseguir cualquier cosa - Isra García

No tener objetivos, o no obsesionarte con amasar tener, alcanzar o conseguir, es la clave para conseguir tanto como quieras, al menos es mi clave. Porque eso te permite meterte en grandes líos, experimentar, sobrepasar límites, divertirte y centrarte en lo que importa ahora, lo cual es lo que merece la pena.

El secreto sobre cómo lograr cualquier cosa es que vivir sin intentar lograr cualquier cosa es mucho más interesante y ultraproductivo, a corto plazo.

Sin embargo, parece que la gente que tiene éxito, que lidera, que es popular y que impacta… Esas personas tienen que conseguir cosas cada día.

Disrupt Everything #94 – Cómo conseguir cualquier cosa

En este nuevo episodio del podcast sobre reinvención personal y profesional, abordo cómo conseguir cualquier cosa desde una perspectiva diferente a la que usualmente nos enseñan. Disecciono qué es lo que lleva a personas como tú y como yo a lograr imposibles, a ser imparable, a alcanzar más rápido y mejor, a conseguir mucho en muy poco tiempo y a seguir sumando con más energía que antes. Todo, por supuesto, sin dejar de disfrutar el camino, no nublarse por el objetivo y arrasar con todo, sino poder ser un huracán pero consciente y autocontrolado.

cómo conseguir cualquier cosa - Isra García

Escucha directa:

Índice de contenidos

  1. Cuando más difícil mejor.
  2. Para conseguir más hay que dejar de conseguir.
  3. Sobre lograr lo que te propongas: un esquema.
  4. Sistema cómo conseguir cualquier cosa: 9 pasos.
  5. Por qué puedes hacerlo.
  6. Cada día es día uno.
  7. Tendrás que saltar por encima del sistema.
  8. Haz lo que creas.
  9. Tirar la toalla y abandonar.
  10. Fin.

Recursos:

El método del Alto Rendimiento Holístico.


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: PKL Group.

Ago
25

“Me da igual” – una filosofía de vida

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Me da igual son las tres palabras más importantes y decisivas que he aprendido en mis 36 años de vida.

¿No sé, no llego, no puedo, no tengo o no estoy preparado? Me da igual.

¿Puedo quedar en ridículo o hacer el hazmerreír? Me da igual.

¿Nadie confía en mis posibilidades? Me da igual.

¿He fracasado de nuevo? Me da igual.

¿He hecho algo que no debía op se suponía que no debía hacer? Me da igual.

Un concepto que lo traspasa todo

¿Es mi competencia mejor que yo, o soy yo mejor que ellos? Me da igual.

Me da igual - Isra García

Me da igual no es pasotismo, no es optar por ignorar a los demás o hacer como si los problemas no fueran contigo. Esas palabras bien utilizadas significan que has superado la barrera de los críticos. Significa que vas galopando en un pura sangre por el camino de tu verdad. Es adquirir, por fin, un compromiso a muerte contigo mismo, practicar la única autenticidad que te importa, la de hacer lo que dijiste que harías, y la de decir lo que hiciste. Y hacerlo no por decirlo, sino porque es lo que retumba desde tu alma hacia el exterior.

¿No te gusto, te incomodo o te parezco demasiado ______________? Me da igual.

¿Te parece que soy extremo, intenso o _________________? Me da igual.

¿Crees que debería hacer menos esto y más lo otro? Me da igual.

¿Piensas que podría ganarme la vida mejor haciendo las cosas de otra manera? Me da igual.

¿Me quedan pocos o muchos días de vida? Me da igual.

¿Sigo cometiendo los mismos errores? Me da igual.

¿No estoy tan alienado como parecía antes de que me conocieras en persona? Me da igual.

¿Podría parecer que no practico lo que predico? Me da igual.

¿Estoy haciendo un experimento que no tiene sentido o no estoy encontrando resultados interesantes? Me da igual.

¿Pierdo más que gano? Me da igual.

¿Me distraigo enseguida cada vez que medito cada día? Me da igual.

¿No encuentro una solución? Me da igual.

¿Estoy frustrado, anulado o bloqueado? Me da igual.

¿No soy creativo? Me da igual.

¿No consigo aplicar las enseñanzas estoicas que adquiero? Me da igual.

¿Mi mente me sabotea? Me da igual.

¿Me siento menos que el resto o no me siento digno de ______________? Me da igual.

Me da igual tampoco positivo

Ahora, esto no solo aplica cuando pasas por momentos negativos…

¿Conseguí hacer algo que me hizo avanzar más rápido que habitualmente? Me da igual.

¿He tenido éxito? Me da igual.

¿Mi empresa ha facturado un 60% más que el año anterior? Me da igual.

¿Aparezco en una lista que dice que son un referente en ______________? Me da igual.

¿Recibo halagos y alabanzas? Me da igual.

¿Conozco a una persona con la que conecto como nunca antes había conectado? Me da igual.

¿Encuentro un enfoque absoluto que me ayuda a entrar en estado de flow? Me da igual.

¿Me creo mejor porque he aprendido a dominar el Alto Rendimiento Holístico? Me da igual.

¿Fui más ultraproductivo hoy que ayer? Me da igual.

¿Soy reconocido y buscado por _______________________? Me da igual.

¿Pude cobrar por mi trabajo 10 veces lo que cobraba hace 5 años? Me da igual.

¿Morir? Me da igual.

El día que aprendes a ser quien eres, y sientes que lo único que te importa es ser fiel a tus principios y a ti mismo, ese día entiendes el verdadero propósito de me da igual.

Me da igual como mentalidad y estilo de vida neutraliza todo aquello que puede herirte y hacerte daño, lo externo y lo interno.

Me da igual es imparable como ninguna otra cosa en el mundo, y no distingue entre bien y mal, porque entiende que tales extremos no existen.

Me da igual es ecuánime, porque entiende que nada es permanente, todo cambia, sobre todo la perspectiva, la interpretación y el sentimiento.

Solo hay tres cosas que no dan igual, tú, lo que te mueve por dentro y lo que eres capaz de cambiar ahí afuera.

El resto, te tiene que dar igual.

Atribución imagen: Sebas Romero.

Ago
24

La enfermedad de esperar

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  1 Comment

Casi todo el mundo está infectado con la enfermedad de esperar.

Esperar a estar listo, a que sea el momento perfecto, hasta que sientas el compromiso necesario, a que llegue la oportunidad que mereces. Esperar a que llegue el amor, a que tus finanzas se arreglen y vuelvas a estar en números positivos, esperar a que algo suceda. Sí, esperar al fin y al cabo.

Eso no es más que la muerte de tus sueños. Es la muerte de todo lo que siempre has querido ver materializado en tu vida.

Esperar a tener el dinero suficiente. A perder peso. A activar tus relaciones familiares, a lanzar tu negocio en amazon, a que alguien te enseñe cómo crear una gran vida. Esperar a recuperarte del trauma o vencer la negatividad que hay en ti.

Tienes que estar dispuesto a hacerlo con miedo, con preocupación y con duda.

Estoy tan preocupado que no sé si debería moverme“.

Muévete igualmente.

Hoy es el día que paras de esperar

La enfermedad de esperar

Mejor morir saltando que permanecer en el filo del precipicio rezando para obtener el coraje que te ayude a saltar.

No vamos a esperar, vamos a hacer lo que tengamos que hacer. Porque cada vez que lo haces, obtienes las mismas consecuencias, un retorno, un resultado. Una recompensa.

Ve y tómalo. No huyas más.

Ve y toma ese aprobado en el examen de conducir.

Ve y toma esa información que te ayuda acceder a un nuevo nivel en tu especialidad.

Tienes que ir y hacerlo.

Nelson Mandela lo hizo, incluso aunque no sabía si estaba bien hecho.

Mahatma Gandhi lo hizo sin saber si era lo adecuado.

La Madre Teresa de Calcuta lo hizo, sin buscar afirmación o confirmación si estaba en lo cierto o no.

Martin Luther King también lo hizo, incluso sin saber si pasaría antes de que su vida acabara.

Lo que resulta interesante es que cuando te comprometes y tienes la valentía de empezar a hacer lo que sientes que debes hacer, podría no ser perfecto, pero lo increíble es que sabrás cómo hacerlo mejor y mejor hasta lograrlo.

Atribución imagen: Vadim Timoshkin.

Ago
17

Allá a lo lejos – donde nadie alcanza

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Hay tanta que gente que pasa por la vida dejando las cosas al azar. Tantas personas que prefieren esperar a que algo suceda. Y tantos profesionales que deciden que la reacción de forma a sus resultados… Muchos de nosotros hacemos lo justo para pasar el filtro, dejando el resto a alguien que venga y lo remate.

Esa mentalidad es lo que nos lleva a considerarnos fracasados. Si piensas que hace el trabajo bien hecho es suficiente eso es que todavía vives en el año 2005.

Es crítico que sepas lo importante que es vaciarte. Darlo todo. Ir más allá, sobrepasar el límite.

sobrepasar el límite...

Hacer las cosas de esa manera es lo que fuerza a que el mundo te preste atención.

Cuando miras a los ojos a alguien, puedes saber si está dando un 30, 50, 60, 75%. Rara vez me encuentro con personas que dan el 150%, algo que brilla en sus ojos. Cuando las encuentro me doy cuenta de que poseen una actitud dispuesta a ir lejos, arriba y más allá de lo que se espera de ellos.

Tendrás que sobrepasar el límite

Cuando recorres ese kilómetro extra (excelencia) fuerzas el resultado inédito. ¿Sabes qué es lo que te separa de llegar a este punto? Tu inhabilidad para reconocer que tienes el control de ese último y definitivo empujón que te lleva a sobrepasar el límite. Entonces te ves en control de depositar un gran esfuerzo en algo que otros reconocerán.

Sí. Tienes que ir así de lejos. Tienes que estirar tu capacidad de esfuerzo. Si la extiendes más allá de la media, sin tú buscarlo, tendrás las miradas sobre ti. Harás que la gente diga “Fascinante, este/a hombre/mujer es el candidato ideal para el trabajo, mírale, es mucho mejor que cualquiera, mucho más preparado, dispuesto y determinado”.

Lo que está en juego aquí es el recorrer el kilómetro extra, el sobrepasar el límite. Los 10 kilómetros extra de carrera, las 15 series extra en el gimnasio, los 30 minutos extra satisfaciendo al cliente. Hablamos de cómo de limpia está tu casa cada día cuando sales para el trabajo, lo limpio que está tu puesto de trabajo, y no solo eso, el organizar el de otros. Va sobre ir más allá en tu vida y en la de otros, y hacerlo porque puedes.

Toma el control

Todo esto es tomar el control, y no dejar las cosas en el aire. Es una habilidad, no algo con lo que naces como un don. Es excelencia pura, es algo que aprendes, que practicas, y con el tiempo, sí, puede convertirse en un gran superhábito.

Sobrepasar el límite no es una habilidad núcleo que tú o yo poseemos de forma automática. Tienes que ganarla, adivina cómo…

Tienes que ir más allá.

Hasta el fondo.

No escatimar.

Desgastarte.

Quedarte sin respiración.

Abandonar.

Si quieres ganar, tienes que ir a por ello, siendo capaz de arriesgarlo todo. Hacer todo lo que puedas, aunque no esté a tu alcance. Cada vez, cada día.

Es lo único que te hará destacar.

Atribución imagen: Chris Ford.

Ago
16

Intentar deliberadamente cualquier cosa – una habilidad núcleo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Habilidades  //  No Comments

Imagínate poder intentar algo aunque no te apetezca hacerlo. Intentar aunque no sepas cómo hacerlo. Intentar aunque vayas por detrás y nadie te mire. Hacer las cosas aunque no funcionen, empujarte a ti mismo aunque haga frío. Merece la pena.

Imagina ser la persona que se mancha las manos cuando no hay necesidad de hacerlo. Ser el primero que da un paso, incluso para esa tarea que todo el mundo evita. Hablo de ir en serio a por todo contra todo, de no dejar que la pereza, la cobardía, el ridículo o lo absurdo te coaccione.

Esta es la habilidad núcleo de intentar sin importar nada más que lo que nacerá de ese intento.

intentar de forma deliberada

Cuando te impulsas a ti mismo a través de situaciones por las que no pasarías, adquieres una resiliencia, iniciativa y autodisciplina fuera de lo convencional. Porque empiezas a entender que hay cuando superas la barrera de la norma social. Vivimos anulados por lo que se puede o no se puede hacer, por lo que se debe o no se debe intentar. Sin embargo, algo significativo cambia – en personas y empresas – una vez empiezas a probar con lo incierto y a experimentar con lo inusual.

Intentar o intentar, o intentar

Llevo años realizando todo tipo de experimentos, pruebas, tests o intentos. La mayoría de ellos podrían parecer como algo absurdo y sinsentido, el resto caerían en la categoría de sorprendentes, graciosos o disruptivos. Pero la realidad, es cualquiera de esos intentos supone un avance exponencial en alguna área de mi vida personal o profesional.

Llevamos años mirando en el cajón equivocado, el del éxito, la popularidad, influencia, la certeza, seguridad, admiración, lógico, normal y razonable. Cuando lo que se necesita de nosotros, para sobresalir hoy, es mirar unos cajones más abajo y abrir el de lo simple, incierto, fracaso, vulnerabilidad, ilógico, irrazonable y ridículo. Una vez entremos ahí, podremos ver el mundo con una óptica diferente y necesaria.

El mensaje, por si no ha quedado claro, es intenta.

Aunque no tenga sentido.

Aunque pierdas.

Incluso aunque seas puesto entredicho.

Aunque te cueste, no sepas, o no puedas.

Aunque no me creas.

Intentar o intentar. No veo, ni conozco, otra salida posible.

Atribución imagen: PKL Group en Universidad EAN.

Ago
12

El punto de ruptura

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

En tu empresa, familia, equipo, club o pandilla estás conectado a otras personas. No solo conectado, sino también sintonizado. O al menos, tratándolo de estar. Porque necesitas esa conexión para trabajar en un proyecto, lanzar un negocio, rediseñar un producto, implementar un servicio, ganar un partido, crear una familia, ayudar a otros a sobresalir, hacer marketing o aprender.

Te confieso algo, intentar crear, mantener y extender esa resonancia es agotador, es sobrecogedor, es inaguantable en muchos casos.

Ya, se supone que debe ser así. 

No te preocupes. No es una carrera. Tampoco un campeonato juicio final de ninguna clase.

Es algo normal.

Y el punto de ruptura aparece

el punto de ruptura

Justo cuando sientes que es el momento de abandonar, debes saber que en ese momento, estás en el punto de ruptura. Es ese instante que ocurre antes de que hagas que algo genial suceda, donde abandonas justo antes de que vaya a pasar. Bien, puedes y debes convertirte en un maestro en dominar ese tipo de situaciones, porque puedes sobrevivir cuando ocurra, y además puedes destacar.

Persiste.

No hace mucho, he perdido dos de los proyectos más grandes en los que estaba trabajando, justo los dos que más ingresos nos proporcionaban.

Hace un año vi como se desvanecían (de forma involuntaria) un millón de euros que había ganado y que me correspondían por mi labor. Un proyecto en el cual había estado trabajando desde marzo a octubre sin apenas parar.

He sentido momentos donde he sido dejado atrás por “amigos”, socios y colegas.

Cuando pienso “quizá he perdido mi ‘magia’ y quizá esta nueva ‘magia’ que estoy buscando no funcione”

A veces no me he sentido seguro sobre dónde me llevarían tantos esfuerzos y horas depositadas en Stand OUT Program.

Todo el mundo me desaconseja llevar adelante el programa de excelencia para personas en desempleo en 36 ciudades de España. Demasiada responsabilidad, demasiados recursos invertidos sin recibir nada a cambio, un coste de oportunidad demasiado alto.

Estoy entrando en un campo que no domino tanto, creo que es el camino, pero no tiene nada que ver con aquello que me ha ayudado y ha posibilitado que yo pueda estar aquí hoy: marketing, digital, disrupción y estrategia.

Lo siento, pero solo puedo ver momentos donde el punto de ruptura está presente.

¿Y tú? ¿Logras ver el punto de ruptura antes de que aparezca?

Atribución imagen: Alex Bellink.

Ago
8

Atraviesa el muro

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Golpea la pared.

Adivina, vas a golpearte contra con una pared, duramente. Vas a chocar contra un muro de titanio. Es una gran noticia, porque significará que has decidido llegar así de lejos.

La mayoría no llegará nunca al punto donde sufran semejante golpe. Porque no están ni preparados, ni decididos, ni dispuestos a golpearse contra nada.

Pero espera, no importa, porque todo el mundo acaba estampado contra una pared, tarde o temprano. Quieras o no quieras, te golpearás contra el muro. En la vida, en el trabajo, en las relaciones, con el dinero, con amistades, con el dolor, la pérdida, las esperanzas o quién sabe qué más.

Vas a golpearte contra la pared. Nadie está exento de este hecho, ni siquiera tú.

Golpea la pared

Hay un periodo donde chocarás más que nunca. Te cuento cómo funciona, cuando las cosas van realmente bien, cuando empiezas a despegar, crees que tienes el control, pero no es así. Es solo la vida que está jugando contigo. Las cosas te van bien, estás animado, motivado, te confías, y de repente…

¡Zas! Chocas contra la pared. Una que deja a la gente atontada de por vida, a otra aturdidas y a otra se la lleva para siempre. A otras las desanima tanto que ya nunca más levantan cabeza.

El muro es doloroso. Nadie quiere hacerlo.

Bien, pues esta es mi sacudida para ti:

Ve y golpea la pared

Tanto como puedas y tan duro como puedas.

Algunos elegirán retroceder y no volver a golpearla. Sin embargo, hay un pequeño número de todos nosotros que cuando golpean la pared dicen “espera, debería haber atravesado esa pared”. Este tipo de persona rechaza rendirse. No importa el dolor producido al colisionar. ¿Cómo es eso? Ese tipo de personas saben algo, golpear la pared es necesario.

Así que esa persona volverá una y otra vez a intentarlo, día tras día, oportunidad tras oportunidad. Y si continúa haciéndolo, esto es lo que sucederá: tumbarás la pared o la traspasarás, y entonces conseguirás algo sin precedentes. Un gran avance tecnológico, innovación, descubrimiento científico, una nueva capa de consciencia, entrar en el subconsciente, dominar tus impulsos, ser tu propio maestro…

Entonces el mundo te dirá: “vamos a ayudarle. Admiramos ese tipo de tenacidad. Vamos a echarte una mano”.

Lo que en realidad ha sucedido es que, durante el proceso te has convertido en una persona imparable. Si aguantas, si sigues, si resistes, si perseveras, y golpe tras golpe, choque tras choque, continúas, si pasas por encima de ese muro, no habrá nada que pueda detenerte.

Si consigues llegar al otro lado, tendrás una mirada diferente, una donde todo el mundo sabrá que eres imparable.

Ve, golpea la pared, hasta que caiga.

Atribución imagen: Michael Shaeen.

Ago
2

Cómo conseguir un objetivo a largo plazo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Cuando empiezas algo y persigues un objetivo a largo plazo, el primer paso es estar animado, motivado y entusiasmado. Dices cosas como “genial“, “voy a hacerlo“, “la voy a partir“. Entonces das un paso, otro y otro, y de repente tu narrativa cambia “mierda, esto es demasiado complicado, no sabía que se dificultaría tanto“.

El optimismo y confianza que tenías al principio empieza a decaer.

cómo conseguir tu objetivo a largo plazo...

Pierdes la meta porque pierdes el foco

Lo que ha sucedido aquí es que perdiste de vista el objetivo a largo plazo, entonces se fue desvaneciendo.

Se desvaneció en tu memoria, en tu corazón y en tu espíritu. Entonces la pasión se resecó, por eso detuviste toda esa corriente de tareas diarias que te estaban ayudando a conseguir tus objetivos.

Por lo tanto, empiezas a racionalizar: “quizá es cierto, no puedo hacerlo“, “quizá no quiero hacerlo“, “quizá esta meta no es para mí, demasiado alta“. El resultado es el abandono, permites que se escape, y te conformas con lo que tienes.

Te conformas con el statu quo, con el camino fácil. Conformidad pura; “bueno“.

No.

No hagas eso.

Porque perderás el control sobre tu vida.

¿No me crees? Bueno… Si no compruebas tu concentración a diario. Si no dejas de ir de un sitio a otro distraído, si estás continuamente esperando a que aparezca algo nuevo para fijarte en ello. O si continuas probando todo todo el tiempo. Si no dejas de decir “sí” a todo. Y si continúas haciendo caso a las quejas de cualquiera, si sigues haciendo lo que todo el mundo te dice que debes hacer. Perderás tu vida.

El objetivo a largo plazo debe estar en tu mente y en tu alma

Así que, sea lo que sea lo que quieras hacer, incrusta en tu mente esa meta a largo plazo, y grábala a fuego en tu alma.

Piensa día y noche sobre ese objetivo a largo plazo. Escribe sobre ello, habla sobre ello. Márcalo en tu calendario, o píntalo en la pared de tu casa. Sin embargo, y más importante, haz algo para acercarte cada día un poco más.

Quiero que ese objetivo a largo plazo esté tan incrustado en tu mente que nunca lo pierdas de vista. Nunca.

Y esas pequeñas tareas, proyectos, y objetivos a corto plazo con los que tienes que lidiar, todos ellos necesitan guiarte hacia una victoria estratégica. Ganando el juego a largo plazo.

Empieza a trabajar un plan para llegar allí, y minimiza todo lo demás. Necesitarías una misión bien clara primero.

¿Entonces? ¿Todo lo demás que llegue a mí? ¿Qué hago con todo eso?” Fácil, decir “no”.

Haz las cosas de forma intencional. Muévete en la dirección que debes ir.

No atajos, no ayudas, no manuales, solo requiere tiempo.

Enfócate en lo que sabes hacer. Sé lo mejor que puedas. Invierte tiempo. Paga el precio que debas pagar. Eventualmente, la magia empezará a suceder.

Haz algo que te mueva cada día hacia ese objetivo a largo plazo. Eso es lo único que puede mantenerla a flote. No importa lo pequeño o insignificante que pueda parecer el paso, dalo.

Hazlo, haz que suceda, porque ese gran objetivo no se va a alcanzar solo.

Está todo en ti.

Atribución imagen: Simon James.

Jul
27

El miedo a lo desconocido es la razón

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Alto rendimiento  //  No Comments

Allá donde quiera que miro, veo potencial humano ilimitado. Hay mucha gente que podría ser mucho más de lo que es… Más segura, más confiada, más ecuánime, más estoica, más exitosa en sus relaciones, más resoluta en su trabajo, más triunfadora en sus negocios. De una forma u otra, estamos ocultando nuestro verdadero poder. A veces sin querer, y otras a cosa hecha. La razón, el miedo a lo desconocido.

Ocultando todo el potencial humano

Ayer iba en tren, viajando desde Valencia a Barcelona y varias personas con las que interactúe eran conscientes del potencial que llevaban dentro, Y luego en avión a Dusseldorf, dos personas con las que hablé tenían miedo de hacer lo que sabía que debían hacer. Hoy y mañana estaré presentando, moderando y guiando una serie de charlas y debates en The Monastery, posiblemente el festival que más y mejor respira la esencia de Burning Man. Y posiblemente, entre tanta gente ecléctica y “trabajada”, solo un 5% está desatando todo su potencial humano.

El miedo a lo desconocido oculta el potencial humano ilimitado...

Las personas podemos crecer a la velocidad de la luz, lo mismo que impactar a otras. Sin embargo hay algo que nos detiene. Algo que escuchamos demasiado a menudo. Miedo, quizá de algo trágico que alguna vez vivimos. Sin embargo, en realidad casi nunca es un miedo lógico, sino, primordialmente, sobre lo desconocido.

  • ¿Qué pasaría si no facturo en los próximos meses?
  • ¿Qué pasaría si no me llaman para la entrevista?
  • ¿O qué pasaría si tengo mucho éxito?
  • ¿Y si fallo más de lo permitido?
  • Y esa mutilación psicológica continúa y continúa.

Es como preocuparte de ti mismo dentro de una espiral. Es algo desesperante.

“Estoy preocupado de lo que pueda pasar cuando falle, ¿qué pensarán mis amigos cuando vuelva con las manos vacías? ¿Qué voy a pensar de mí mismo?”

Lo entiendo, todo el mundo lo entiende. Esa preocupación nunca desaparecerá. Es solo cuestión de responder correctamente a esta pregunta “¿Qué vas a hacer con ese miedo?”

¿Vas a dejar que te domine, o vas a conseguir que el miedo sea tu guía personal hacia la libertad?

Cómo vencer a lo desconocido

La estrategia número uno para superar el miedo a lo desconocido es lanzarte a ese “desconocido”. Haz aquello que más miedo te da hacer.

No es sobre estar seguro, es sobre estar en esa situación. Tampoco sobre saber si va a funcionar o no, ni siquiera sobre tener el mejor plan, sino sobre hacerlo, una y otra vez.

Coraje, valentía, bravura, eso es lo que sentirás, y lo que crecerá en ti cuando la duda aparezca, pero tú lo hagas igualmente.

El éxito no es más que una realización progresiva de una meta que vale la pena. Eso solo significa que estás haciendo cosas que no sabes cómo hacer. Es entonces cuando la duda en ti mismo desaparecerá.

Nunca he permitido que algo que no conozco determine mi futuro. No lo hagas tú tampoco.

Me da igual lo desconocido. Lo único que debe importarnos es cómo poder utilizar las habilidades que poseemos para empujar hacia delante hoy.

No empleo tiempo en pensar sobre lo que podría pasar. No intento enfocarme en lo que debería ocurrir. Estoy enfocado en lo que es y en trabajar tan intensa e inteligentemente como puedo. Además de asegurarme que aunque esté frustrado, cambiaré esos sentimientos por acciones ultraproductivas.

Atribución imagen: Omar Chatriwala.

Jul
18

Demasiado asustados

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Mapmakers  //  No Comments

Hace cientos de años estamos corriendo por los campos luchando por nuestra supervivencia más básica. Teníamos que atacar o seríamos atacados. O corríamos detrás de nuestra presa o nuestra presa corría detrás de nosotros. Todo lo que teníamos entonces eran nuestros instintos más básicos, no había lugar para el miedo, era un batalla a todo o nada. Cada uno era responsable de sobrevivir por sí mismo, excepto cuando tenías hijos.

Poco a poco se formaron las tribus, entonces nos reuníamos entorno a manadas. Cuidado, porque si abandonabas el rebaño serías devorado por alguna bestia. El tiempo fue pasando, año 1.010, año 1.535, año 1.958, año 2001, año 2019, y aquí seguimos, todavía demasiado asustados.

todavía demasiado asustados

Todavía demasiado asustados

Todavía demasiado asustados para salirnos fuera de la zona de pensamiento común y actuar de forma insolente.

Estamos todavía demasiado asustados para dejar de citar a “los grandes” y apropiarnos de nuestra propia narrativa, encontrar nuestra propia voz y dar un paso al frente a defender a muerte en aquello que creemos, sea lo que sea.

Demasiado asustados todavía para ir detrás de nuestros sueños, materializar nuestros deseos y hacer posibles esos imposibles.

Seguimos demasiado asustados como para vivir siendo fieles a nuestros valores, no a los que no dijo nuestro padre que tendrían que ser, no a los que nos vendían en la televisión. No, nuestros propios principios, tenga el precio que tenga.

Demasiado asustados como para luchar con todo hasta el fin de tus días, e interiorizar esa idea por muy trágica, dura y agotadora que parezca.

Demasiado asustados para abrir nuestro corazón, dejar ver todos esos moratones emocionales y esas heridas psicológicas que tanto daño nos han hecho y que más necesitamos sanar.

Estamos demasiado asustados como para ser la persona que hay dentro de tu pecho diciendo “déjame salir”.

¿No estás cansado de estar tan asustado? ¿De no tomar la acción que debes? ¿De no decidir? ¿De recular? ¿De hacerte pequeño ante cualquier confrontación?

¿Por qué estamos tan asustados?

Te lo voy a decir, porque estás demasiado preocupado por lo que los demás puedan decir de ti, amigos, familiares o desconocidos en social media.

Ignóralos.

Caza. Ataca. Devora. Brilla. Despunta. Aválanzate.

Muestra al mundo la valentía que hay detrás de ese miedo imaginario.

Atribción imagen: Eyesplash.

Jul
13

Cómo motivarte a ti mismo y que eso genere un gran impacto

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Podcast  //  No Comments

Respuesta: automotivación.

Una manzana no puede crecer sin las pepitas que contiene dentro. Los tomates no crecen fuertes si no usas una estructura de cañas que sirva como instigación para aguantar su peso al cultivarse.

Lo mismo sucede con cómo usamos la motivación. ¿Ese entrenador de fútbol incitando a su equipo en el vestuario al terminar la primera parte del partido? No hay forma alguna de que un jugador se motive si no posee automotivación. El cambio sucede dentro.

automotivación cómo usar la lmotivación que importa - Isra Garcia

¿Y la motivación que sucede con un buen líder o con Josef en nuestro microMBA Inconformistas, con los profesores de SOP o con las dinámicas de PEIG? La teoría es la misma. Tu preparación para la próxima presentación, la voz que escuchas en tu cabeza cuando dudas, el conocimiento que te lleva a tomar decisiones, el resultado de las acciones que realizas. Todo eso acaba siendo la versión futura de ti mismo.

Motívate

La clave que trato de establecer aquí es, que solo es posible motivarte a ti mismo, la automotivación. El desarrollar superhábitos, estándares y habilidades núcleo internos que te ayuden a impulsarte allá a lo lejos, a fuego lento, pero a fuego. Sin embargo, parece haber muchas dudas de que esto sea posible, principalmente por el mercado de autoayuda y motivación que hemos construido. Parece que estamos alejados de marcar la diferencia, sobre todo cuando te encuentras solo ante un proyecto, solo en un departamento, o aislado de un buen liderazgo, o preguntándote qué hacer ahora. Nos han hecho creer que la semilla, y la pepita, se planta fuera para que crezca dentro, eso es tan improbable como que una cereza nazca sin hueso.

Toda la motivación es automotivación, antes o después. El desafío y la oportunidad está en encontrar las fuerzas externas que nos ayuden a crear las fuerzas internas. 

Automotivación: cómo automotivarte tú solo – Disrupt Everything #88

De eso va este nuevo episodio de podcast, de dejar atrás la motivación para empezar a creer, hacer aparecer y practicar la automotivación, en ti mismo primero, y luego, si es posible, en los demás.

Es un episodio que grabo después de la experiencia “cambia vidas” que viví el pasado miércoles en Ibiza, el resultado del trabajo interno que floreció a través de varios factores que se dieron en la meditación sónica que vivimos. Son alrededor de 45 minutos de instigación contra lo que significa motivarse hoy en día, y lo que necesitamos en realidad para poder tener nosotros el control de los que nos pertenece, el resultado de nuestra vida y nuestro trabajo.

automotivación cómo usar la lmotivación que importa - Isra Garcia

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Intro: por qué la automotivación en lugar de la motivación.
  2. Dependencia en la motivación externa.
  3. Un momento especial.
  4. Qué nos motiva a tomar acción.
  5. Algo sobre estar motivado.
  6. No es sobre motivarte.
  7. La motivación es finita.
  8. Automarketing.
  9. Obsesión.
  10. “Ve y hazlo“.
  11. Nadie excepto tú.
  12. 86.400 segundos.
  13. Fin.

Recursos:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web…

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Milan Goldbach.

Jul
11

El lugar seguro donde acudir siempre que lo necesites

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Mapmakers  //  No Comments

El espacio de vulnerabilidad que dos o más personas pueden crear entre sí.

Piensa en tus relaciones personales y profesionales, piensa en cómo te relacionas con tu madre, con tu pareja, con tu jefe, con tu hermano, con tus “enemigos” (si los tienes) ¿qué ocurre en todas esas relaciones?

Si eres humano, y prestas la suficiente atención, te darás cuenta que hay mucho que queda oculto, justo eso que más tarde acaba en conflicto.

Son esos momentos donde no nos permitimos que ese pequeño, desprotegido, frágil y sensible tú (de pequeño o de amor) se exprese y salga tal y como es. Es únicamente en esos espacios donde podemos crecer junto a otros y crear relaciones verdaderamente auténticas, duraderas y resonantes. No hay resonancia sin vulnerabilidad.

Haz espacio para la vulnerabilidad

Crea ese espacio.

Espacio sagrado y seguro de la vulnerabilidad

Piensa cada vez que:

  • No expresas tu disconformidad por miedo de herir a alguien o herirte a ti mismo.
  • Evitas la confrontación por miedo a ser ridiculizado.
  • Soportas una injusticia sobre ti u otra persona y la callas interiorizándola.
  • Evitas decirle a tu pareja que su comentario te hizo daño precisamente por un trauma que viviste en el pasado.
  • Ignoras la conversación que necesitas mantener con esa persona sobre el tema tan delicado que os afecta.
  • Ocultas bajo la indiferencia o una sonrisa aparente la falta de amor que te gustaría pedir.
  • Te enfureces porque al final todo lo que querías es que esa persona te diera un poco de atención.
  • Ocultas todos tus defectos para gustar a esa persona.

Cada vez que ocurre algo de esto, no estás creciendo, no estás siendo mejor, no estás progresando. Y no piensas que estás convirtiéndote en una persona imparable o invencible. Todo lo contrario, estás retrocediendo, estás perjudicándote, estás dañándote y estás tirando por tierra cualquier avance que hayas podido hacer. Pero, sobre todo, estás desperdiciando sea la relación que sea, personal o profesional. El motivo es que estás destruyendo el espacio sagrado que la vulnerabilidad crea entre una, dos o más persona que vibran bajo esa sintonía de confianza suprema.

La vulnerabilidad no es más que ese lugar donde realmente estar seguro siendo esa persona frágil que todos tenemos dentro.

Esto es lo que he ido aprendiendo poco a poco. Anteayer aprendí un poco más gracias Natasja Pelgrom. Amiga y guía espiritual, con quien coincidí en el preludio de lo que ayer noche fue una gran experiencia vital; The End of Time Sonic Meditation. Próximamente compartiré contigo lo aprendido.

Atribución imagen: Bryan Ledgard.

Jul
9

Tocarás fondo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Y acabarás en lo profundo del abismo.

Algo muy interesante sobre lo que significa estar vivos es que no es fácil conseguir lo que deseas. No es fácil hacer algo épico, crear un legado, cambiar tu historia, lanzar un negocio que funcione, ser un gran creativo o publicista o vivir el sueño que persigues.

La otra cosa más interesante todavía es que no puedes ganar siempre.

Acabarás en lo profundo del abismo

Seguro.

En lo profundo del abismo

Hay un punto, en algún momento, donde la fortuna va a decidir golpearte. Algunas veces, quizá la mayoría, de forma suave. Sin embargo, llegará un día donde te golpeará brutalmente. Sin piedad.

  • La persona que amas no te ama, o te abandonará – o morirá.
  • Te despiden del trabajo de tu vida. O te despiden justo en el momento más dulce, o que más lo necesitas.
  • No encuentras trabajo (aquí la solución), llevas meses en el paro, años ya. Tienes que volver a casa de tus padres, pedir ayuda para comer.
  • Te detectan un tumor cerebral.
  • Un familiar o mejor amigo muere en un accidente de tráfico. O pierdes a casi toda tu familia en una tragedia.
  • Pierdes toda tu fortuna por una estafa, o una mala apuesta en negocios.

Hazte una idea de todo lo que va (o puede) suceder.

Va a haber un punto en tu vida en el que vas a caer a lo profundo del abismo.

Estarás paralizado.

Te preguntarás “¿Por qué?”. Bien, ese por qué puede destruirte por completo. Cuando te preguntas “¿Por qué yo?, ¿por qué no otros?” estás cometiendo un suicidio emocional.

Te dices, “Si soy una buena persona…”, “nunca hice nada malo para merecer esto”, “¿por qué la vida me golpeó tan duro?” Tengo la respuesta:

Porque eso es vivir. La vida es injusta. Caprichosa. Incontrolable.

Tocar fondo es el principio de una vida digna

Pero escucha esto otro, una vida gloriosa no se mide por los días en los que el sol brilla, sino por los días que pasas en la oscuridad. Los días de tempestad. Y si no puedes absorber esto último, nunca te encontrarás con lo que es la victoria.

A veces, como principio del caos, es necesario que las cosas se destruyan para que otras nuevas se construyan.

A veces, tendremos que andar por el camino más infernal, para llegar al lugar más celestial.

Tienen que haber malos días, tienen que haber días oscuros. Y tienes que rendirte a ellos.

Porque eso es justamente lo que te hará fuerte, cuanto más los enfrentes, más resistente todavía. Quizá llegue un día donde seas inmune a todas estas desgracias, pero no ocurrirá sin antes haber tenido que haber caído en lo profundo del abismo en muchas ocasiones.

Una vez te des cuenta de que en lo más profundo del abismo hay la misma luz que en el sol, entonces, no dejarás de emerger.

Nunca verás el propósito de la tormenta hasta que veas el crecimiento que causó.

Nunca entenderás por qué fuiste a través de lo que pasaste, hasta que veas la fuerza, el poder, la resiliencia, persistencia y estoicismo que se ha cultivado dentro de ti.

Nos vemos pronto, en lo profundo del abismo.

Atribución imagen: Mark Seton.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+