Menu
Browsing articles tagged with "experimento archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Jun
24

Macrodosis de Psilocibina durante 52 días – experimento

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Hace unas semanas terminé un experimento que consistió en tomar una macrodosis de psilocibina (y psilocina) cada dos días durante 52 días – 250 microgramos por toma. Para simplificar, lo he denominado el experimento macrodosis de psilocibina. Una prueba que viene un par de años después de haber tomado una microdosis de LSD durante 40 días seguidos. Además de haber hecho varias incursiones médicamente supervisadas con otro tipos de psicodélicos (psilocibina). En esta ocasión, creo que estoy ante uno de los experimentos más extensos, desarrollados y detallados que he hecho hasta la fecha. El seguimiento realizado durante cada uno de los días fue exhaustivo, mediante vídeo (más experienciales y efecto placebo) lo cual ha dado para un documental. En cuadro de mando (cualitativo y cuantitativo), esta vez utilizando escala de valores del 1 al 10 para una mejor medición, y por informe escrito (siguiendo una parte del método científico).

experimento macrodosis de psilocibina

Análisis de sensaciones, observaciones, comportamiento y cognitivo:

Índice de contenidos

Para dar rigurosidad y una cierta solidez, y como va siendo habitual en los experimentos que realizo, he tratado de ser lo más fiel posible a la estructura base del método científico. Por eso, en este informe del experimento macrodosis de psilocibina, se podrán encontrar las siguientes secciones:

  1. Observación.
  2. Formulación y contexto.
  3. Medición – analítica con cuadro de mando por sentimiento y escala de valores (del 1 al 10)
  4. Experimentación – el paso a paso del experimento macrodosis de psilocibina.
  5. Hipótesis.
  6. Falsabilidad.
  7. Aprendizajes validados.
  8. Conclusión.

1. Observación

Que se ha observado – este experimento ha observado el comportamiento, rendimiento, sensaciones y actitud que he llevado durante 52 días tomando 250 microgramos de la substancia conocida como psilocibina cada dos días. He tratado de observar de forma subjetiva, ecuánime y analítica los resultados recogidos a lo largo de todo el periodo. Es lo que se conoce como una Mmacrodosis de psilocibina.

Para qué se ha observado – el objetivo de la observación era concluir que sucede antes, durante y después de tomar una macrodosis de psilocibina durante un tiempo tan prolongado. Estableciendo así un precedente casi inédito en cuanto a una investigación no profesional de este tipo. Siendo claramente un estudio de auto-experimentación y empírico.

Los datos se han registrado mediante vídeos, mediante un cuadro de mando con sensaciones y escala de valores (del 1 al 10) y a través de conclusiones al finalizar cada día del experimento.

La observación ha sido lo más cuidadosa y crítica posible, teniendo en cuenta el contexto dentro del que se realiza este experimento, pudiendo ser no todo lo riguroso que podría haber sido en caso de hacerlo con un grupo de investigadores.

En las siguientes partes del informe se puede acceder a los datos observados, así como a las interpretaciones.

La conclusión de la observación es la siguiente: una microdosis de psilocibina (50 microgramos) equivale a un pequeño susurro en la alteración de consciencia, pero una macrodosis de psilocibina (250 microgramos como ha sido el caso) se traslada a un gran chillido con todo lo que esto conlleva. Es por eso que se ha tratado de observar los efectos de esta “macrodosis” repartidos en 52 días de actividad normal, en lo laboral (reuniones, conferencias, presentaciones, trabajo creativo, venta, edición, comunicación, desarrollo estratégico o trabajo de campo) y en lo personal (estilo de vida, relaciones sociales, deporte, meditación, alimentación o descanso), siendo esta la parte donde un efecto tan pronunciado puede causar un mayor efecto en la consciencia, en la percepción, en los sentidos, en la actividad cerebral y neuronal y por lo tanto en el comportamiento y actuación del individuo, en este caso yo.

Se observa que individuos que toman microdososis aumentan su creatividad, así como otros efectos beneficiosos que se le atribuyen. Es por eso que este experimento nace con el fin de observar qué efectos es capaz de crear el tomar una macrodosis de psilocibina (250 microgramos) durante 52 díaas, con un periodo de integración entre día y día.

2. Formulación y contexto

Este experimento se formula mediante un protocolo de ingesta de 250 microgramos de psilocibina cada dos días, añadiendo el Protocolo de Paul Stamets (compuesto por Niacina y Melena de León) desde el día número 15 en adelante. Todo mientras se realiza una actividad profesional y personal de alto rendimiento, sin bajar los niveles de trabajo, ni de deporte, descanso o relaciones y compromisos, sino más bien esperando poder mejorarlos gracias a los efectos de la macrodosis de psilocibina.

El contexto es auto-experimental, en la actualidad cuento con una amplia experiencia en ser tratado con sustancias psicoactivas (psilocibina en la mayoría de casos), 45 sesiones para ser exactos desde que empezara en 2017. Habiendo además pasado por un experimento previo consistente en tomar una microdosis de LSD, como indicaba más arriba, durante 40 días seguidos. Otras experiencia similares incluyen ayahuasca en una ocasión y 5MeODMT en cuatro sesiones.

3. Cuadro de mando, seguimiento y medición 

Se ha diseñado un cuadro de mando, para poder extraer resultados coherentes. Dicho cuadro cumple la función de seguimiento, medición y análisis de los indicadores necesarios para la evaluación de los datos recogidos durante cada día.

  • Se ha estimado oportuno medir y monitorizar 
  • Día: número del día en cuestión.
  • Dosis: número de tomas.
  • Hora: en la que se administró la dosis.
  • Duración: tiempo que duró los efectos de la macrodosis.
  • Cantidad: tamaño de la macrodosis suministrada.
  • Graduación: valoración global del efecto.
  • Ayunas: si se tomó sin nada en el estómago o durante los días de ayuno semanal.
  • Complementos: administración, o no, de elementos potenciadores.
  • Efectos inmediatos: que se observó a corto plazo (entre los primero 20-50 minutos)
  • Efectos posteriores: observaciones a resaltar a partir de las 3-4 horas.
  • Impacto positivo: que cambió a mejor.
  • Impacto negativo: qué pasó a una parte más negativa.
  • Rendimiento: nivel de “performance” personal.
  • Productividad: el nivel de hacer con enfoque, producir con calidad y disfrutar de lo que se hace.
  • Creatividad: índice del estado de mente creativa.
  • Enfoque: nivel de concentración y aislamiento mental.
  • Flow state”: índice que muestra cuánto de profundo fue la conexión con uno mismo y el alrededor.
  • Claridad mental: nivel de capacidad para ver, ejecutar, hacer, pensar, decidir, sentir y ser sin oposiciones de ninguna clase.
  • Estado místico: se refiere a los estados alterados de consciencia.
  • Toma de decisiones: nivel para definir la rapidez y facilidad para decidir.
  • Percepción: índice que muestra la precisión para ver, entender y comprender con nitidez lo que va más allá de lo que solemos ver.
  • Resonancia: nivel de conexión emocional y espiritual con otras personas o seres vivos.
  • Empatía: índica que marca la habilidad de empatizar con otras personas.
  • Sensibilidad: indicador que sirve para medir el estado de fragilidad, vulnerabilidad y ternura.
  • Alucinaciones: medidor para efectos visuales producidos por el consumo de la macrodosis de psilocibina.
  • Consideraciones: posibles elementos que puedan causar anomalías, positivas o negativas que interfieren en el experimento.
  • Sensaciones: conclusiones objetivas sobre lo que el individuo (yo) siente al finalizar el día.
  • Observaciones: anotaciones adicionales relacionadas con el experimento macrodosis de psilocibina.

4. Experimentación – Análisis experiencial día a día

Esta es la sección que más peso tiene en todo el experimento macrodosis de psilocibina, primero por tamaño y luego por el detalle de lo experimentado cada día. Es un día a día de lo que he ido viviendo y anotando, en ocasiones al día siguiente y en otras en el mismo día, antes de ir a dormir.

qué sucede cuando tomar una macrodosis de psilocibina por 52 días - experimento

He tratado de reflejar con la mayor honestidad, transparencia y objetividad sensaciones, momentos de ruptura, estados místicos, problemáticas, anomalías, consideraciones, ventajas, desventajas, efectos positivos, negativos, impacto en el exterior y en el interior. Todo lo que ha podido significar algo relacionado con integrar y navegar una macrodosis de psilocibina mientras hacer vida normal.

El análisis va día a día, del uno al cincuenta y cuatro, indicando “toma” como el día de la macrodosis de psilocibina, y utilizando en ocasiones la referencia “día de descanso” o “día OFF” al día siguiente cuando no la suministraba.

Día 1 – jueves 05/03/20 – toma 1

Tomé la macrodosis de psilocibina a las 17h, seguidamente fui a pedalear en bicicleta estática, era un día con muchas reuniones online y llamadas de proyectos. Cuando estaba en la bici atendí dos llamadas complejas… Una sobre la continuidad de un socio en una de las empresas que dirijo, y la otra para confirmar un nuevo proyecto, una recomendación a un posible cliente, y la revelación de una problemática con un cliente. Todo eso mientras estaba en la bicicleta, lo que sigue es una gran empatía por las otras personas y un gran cuidado tanto en cada palabra que utilizaba como en cada reacción a lo que escuchaba de la otra parte. En ambas conversaciones acabé con un acto de generosidad y reconocimiento, porque así me nació. 

Al bajar de la bici me di cuenta de que no me sentía como habitualmente, claro, entonces caí en la cuenta de que era la macrodosis de psilocibina que estaba surtiendo efecto “macro”. Seguidamente pasé a realizar yoga con música especial para ello, y esto me ayudó a conectar y entrar en un estado de flow calmado y sosegado, lo que abrió las puertas a una ducha que sentí especialmente. Era consciente de casi cada gota que recorría mi cuerpo, una sensación que me acompañó a las siguientes cuatro reuniones, las cuales empezaron con micromeditación, y yo no tomando el liderazgo como de costumbre. Además de preguntar el tiempo que llevarían para fijarlo y acabar cuando llegáramos al tiempo establecido. Algo que nunca había hecho. En estas reuniones también acabé reconociendo y ensalzando el trabajo de todos, me notaba mucho más cercano, amable, cariñoso.

A partir de ahí, comí algo y el efecto disminuyó considerablemente, en momentos de tensión, no salté. Desconecté de hacer cosas que no debía, me centré en las tareas que tenía que hacer y sin darme cuenta me fui hasta las 00:30h y no había cenado. Las sensaciones sutiles de cada movimiento y pensamiento me acompañaron hasta que fui a dormir.

El descanso ha sido totalmente placentero, con un baño de agua relajante previo. Descansé tanto que desperté a las 12h al día siguiente.

Día 2 – viernes 06/03/20

Día de descanso en la macrodosis de psilocibina. Uno en el que pensaba que no iba a tener mucha “resaca” hasta que me he levantado y me he visto completamente decidido a hacer todo lo que tenía en mente, y lo he hecho. El espacio de tiempo entre decidir que hacer, deporte o trabajo ha sido casi inexistente, me he visto con una dirección muy marcada en todo momento, así como luego en el trabajo, donde he hecho 1:45h más rápido, las cosas que suelo hacer al día Sobre todo teniendo la sensación de hacerlo con más detenimiento y atención.

La sorpresa ha sido en la ópera, donde he podido tener una conexión mucho mayor con la actuación. La atención con respecto a otras ocasiones, ha sido de un 9 en una escala del 1 al 10. Estaba allí, presente, desde principio a fin, eso combinado con la gran obra que he presenciado “Il Viaggio a Reims” ha hecho que disfrutara de la mejor ópera hasta la fecha. La capacidad de percibir y procesar el entorno es diferente a la de otros días.

Hoy es día de ayuno completo, solo he bebido agua alcalina, por lo que parece que eso ha hecho que los efectos perduraran un poco más.

Día 3 – sábado 07/03/20 – toma 2

Según fijaba en el cuadro de mando, tomé la macrodosis de psilocibina a las 15h, justo antes de empezar a hacer unos trabajos de edición y escritura, los cuales se dificultaron mucho más de lo que hubiera imaginado. El foco era tan estrecho e intenso en cualquier cosa, que apenas me dejaba pensar en nada más que una cosa, llegando incluso a bloquearme y no pensar con nada de claridad, porque quedaba absorto por los pequeños detalles. No pudiendo así estar enfocado en lo más general o amplio. Tuve varias conversaciones muy muy lúcidas con Javi que estaba en casa conmigo. Un paseo por la playa esclarecedor, donde resolví varios dilemas que habían estado en mi mente por semanas, pero quedé prácticamente anulado ante la productividad en el trabajo “mundano”, lo que tardaba 10 minutos se convirtió en 45 minutos.

El resto del día, con una ceremonia de meditación, quietud, silencio, yoga y taichi fue entrar en puro estado de flow, con atención plena y dedicación en cada pequeño movimiento, por muy minúsculo que fuese. Era como ir durante al menos 4 horas en cámara lenta. Recuerdo todo con una nitidez inédita.

Veamos la capacidad del cuerpo para adaptarse en estos días y regular la tolerancia de la macrodosis.

Día 4 – domingo 08/03/20

Amanecí bloqueado mentalmente, incluso meditando. Cosa que desapareció de raíz en cuanto me senté expuesto al sol por 3 minutos, el resto fue pura dicha. Una sensación de bienestar, conexión y alineamiento conmigo mismo como estar en el día 8-9 de un Vipassana. Fuimos a hacer deporte y era consciente de cada zancada. Luego tenía una gran atención cuando realizamos HIIT, power yoga, baños de agua congelada, todo con una gran sonrisa, solo sentía gratitud.

El enfoque y facilidad para realizar tareas que con la macrodosis no podía, era mucho mayor, puedo decir que me encontraba en un estado de flow muy sutil haciendo cosas que no te producen estado de flow. Eso se acrecentó cuando por la tarde fui a aprender a mezclar música. Entonces, con Javi como profesor, puede mejorar la concentración y la forma de manejar lo que estaba aprendiendo. Era más intuitivo y digerible, a la hora estaba mezclando canciones como si llevara semanas haciéndolo.

Otra cosa digna de destacar fue la capacidad de tomar decisiones que me afectan para bien, como dejar absolutamente todo y centrarme solo en lo que me hace bien a nivel de bienestar. Dejando cosas que no suelo dejar, centrarme en lo que sé que tengo que hacer antes de ir a dormir por ejemplo, e ir a cuidarme y dormir mucho antes en la cama.

He visto las cosas más claras.

Día 5 – lunes 09/03/20 – toma 3

Día cargado de deporte, mindfulness, llamadas, reuniones y trabajo de escribir, desarrollar y preparar proyectos. Así como entrevistas, hice la toma a las 19h, el efecto fue menos fuerte, no sé si porque el organismo está empezando a tolerar mejor la dosis o porque comí a las dos horas porque tenía apetito. Y sé que con la comida se diluye antes el efecto, pero la clave es hacer vida normal. Desde ahí en adelante he estado más lúcido que de costumbre, pudiendo operar a una gran agilidad mental y física. He estado muy conectado en la clase de yoga y luego de Tai Chi que he realizado. Y he abarcado, después de cenar, un proyecto que iba procrastinando desde hace días, y en 30 minutos he dejado el 90% resuelto.

Creo que comer algo es ideal porque rebaja el efecto y la intensidad de la macrodosis de psilocibina. He podido interactuar sin problema en las reuniones y entrevistas que he hecho, conectando con más empatía y atención plena en cada interacción.

Si siento que cada vez que lo ingiero vía oral, tengo algunos problemas de gases y estomacales.

Día 6 – martes 10/03/20

Observo un comportamiento más abierto, simpático, sensible y atento, tanto con otras personas como conmigo mismo. El carácter es más suave, cálido y menos reactivo. La capacidad para decidir y accionar ha aumentado considerablemente respecto antes de empezar el experimento.

Busco más huecos para conectar conmigo, y en las meditaciones, momentos de quietud o micromeditaciones, puedo dejar pensamientos y emociones a un lado y enfocarme en la respiración con gran detalle y continuidad. Cualquier interacción que ayer tuve fue pausada, consciente, atenta y muy coherente con la persona que soy.

En materia de trabajo, realicé el 90% de mis tareas antes de las 18h, tanto personales como profesionales, algo que usualmente no ocurre con tanta rapidez. Además descarté un 20% de tareas que no consideraba relevantes, cosa que en ocasiones normales no ocurre, porque me comprometo a hacer todo lo que dije que hay, porque aparece en la agenda.

Sorprendido por entrar en estado de flow en tareas más rutinarias y monótonas como reuniones, llamadas, enviar emails, editar y extraer conclusiones de análisis en los negocios de mis clientes.

Día 7 – miércoles 11/03/20 – toma 4

A las 15h, justo antes de bajarme a la playa a tomar una siesta, tomar el sol, pasear, relajarme y retirarme en mí mismo. Ha sido un momento de dicha total, porque he podido entrar en una especie de sueño lúcido, trance y descanso/siesta mientras estaba en la playa tumbado al sol, escuchando las gaviotas, las olas al romper y una breve brisa que movía la arena. Era totalmente consciente de todo lo que había a mí alrededor, así como el tiempo que he estado sumergido en ese sutil pero intenso viaje de percepciones.

La toma de hoy ha sido la más débil, a pesar de que ha sido la misma macrodosis de psilocibina, puede que el cuerpo empiece a asimilar y tolerar y adaptarse a la reacción. Sin embargo, me he notado más sensible que los otros días, hipersensible diría, así como con cosquilleos y sobre todo, a partir de la activación del Qi Gong de ayer, lo he sentido más fluir por mi cuerpo sin estar en la práctica de Tai Chi o Qi Gong. He notado la energía subir y bajar por mi cuerpo. He estado más capacitado a hacer el trabajo mecánico, y no he sentido ese enfoque tan estrecho y absorbente. 

He reaccionado con más calma, menos ímpetu y más libertad y confianza en las reuniones y llamadas. Actuando solo cuando sabía que era necesario, muchas menos veces que de forma usual.

Día 8 – jueves 12/03/20

Observo en mí mismo una mayor capacidad para no distraerme y para no participar en todo lo que pueda perjudicar, distraer o ser mínimamente nocivo. No encuentro ningún motivo para negatividad, sabotaje o boicot. Nada ronda mi cabeza, tampoco positivo, solo estoy, me permito y avanzo.

Noto una mayor firmeza en las decisiones, noto más estabilidad emocional y mental, así como estar más atento y “en control” del momento. He eliminado tareas y he afrontado cosas que tenía que afrontar, siempre con decisión. El día de después estás como en un estado más elevado, es difícil de explicar en conjunto, por separado se podría dividir en una mayor optimización emocional, más capacidad cognitiva, una mejor sensación para sentir como te sientes y actuar de acorde.

Si me pregunto ¿Cuál es la diferencia entre un día normal y un día normal después de una macrodosis de psilocibina? la respuesta sería la percepción, la tranquilidad, la claridad mental, el enfoque, el sutil desarrollo en sensibilidad, en empatía y en amor, en una dosis no demasiado grande, pero no demasiado pequeña.

Día  9 – viernes 13/03/20 – toma 5

El día ha transcurrido con una fluidez, efectividad y conexión excepcional, incluso al principio de tomar la macrodosis de psilocibina, sobre las 15:30h, antes de un encuentro profesional vital que decidiría la mayor parte de mis ingresos en 2020 y 2021. Durante la mañana he estado muy centrado, enfocado, haciendo cada cosa con plena atención, sin distracciones y con una claridad mental mayor a la de ayer, y ayer era alta.

Una vez en la reunión, me he sentido en estado de gracia, atento, escuchando, dejándome recomendar, tranquilo, sereno, sosegado, y ha llegado el momento de explicar cuáles son mis proyectos, los pasos que quiero tomar, por qué y cómo voy a hacerlo. Y entre medio de una explicación donde he perdido la noción del tiempo, de cualquier cosa que no fuera lo que sentía dentro de mí, he acabado soltando algo que nunca había conceptualizado, mi propósito profesional, la misión y visión de porque estoy haciendo lo que estoy haciendo y porqué me dirijo hacia donde me dirijo. Además lo he hecho liberado, dejando claro que no hay límites en mi camino a conseguirlo, y a ir todo lo gigante que deba ir. 

No hay un obstáculo o barrera que delimita la grandeza y magnitud que el estudio, proyección, enseñanza y divulgación del Alto Rendimiento Holístico va a generar, la democratización y accesibilidad de un estado de plenitud, logro, sentimiento, alineamiento y dicha reservado para unos pocos.

Este momento ha sido estelar, siendo completamente engullido por estado de flow-místico acrecentado por mi pasión y motivación sobre el tema. El cual ha cuajado y hemos confirmado y cerrado.

Lo que me ha chocado, es que a los tres minutos de terminar, estaba entrando en micromeditación con el equipo del Programa de Excelencia para personas en desempleo. Bajando la intensidad y la euforia a un estado casi Zen, entrando a estar enfocado, sosegado y ecuánime sobre lo que ahora teníamos entre manos, la continuidad del programa más allá de este compromiso de 36 ciudades, el proceso, las próximas ciudades que se ven alteradas por el COVID-19, el evento final  de cierre y sensaciones hasta la fecha. Empatía, comprensión y simpatía con todos y cada uno de los 6 asistentes. 

Cuando después he parado para trabajar, y entrar en materia de elegir el regalo de cumpleaños de mi padre, de editar el post que publicaba mañana, ahí sí he visto una cierta incapacidad, o al menos rigidez mental para continuar. He tomado distancia, he salido a pasear y de ahí a Caermen (fisioterapeuta), con quien he conectado mucho dejándome llevar, ese tiempo de desconexión en el tratamiento, me ha ayudado a rescatar la importancia de lo que había sucedido hace unas horas… Había encontrado algo que no había sabido darle forma antes, la misión y visión de mi camino en el Alto Rendimiento Holístico. En ese momento mis emociones han aflorado y he notado el júbilo recorrer hasta los pelos de mis cejas, incluso derramando unas pocas lágrimas durante la sesión. Lo mejor es que me apetecía compartirlo y lo he hecho, con ella, Carmen y su marido, Javi, grandes amigos.

El día de hoy ha sido muy emocional, muy sensible, y muy relacional, cada vez que he tenido interacción con alguien, sea digital o personalmente, solo quería compartir, escuchar y conversar, incluso hablar más de lo que debería.

La macrodosis de psilocibina ha sido misma dosis que cada día. La clave está en que cuando conectas con lo que te mueve, esto se eleva a la máxima potencia.

Día  10 – sábado 14/03/20

He dormido 12 horas, me he levantado sin agitación mental ni emocional de ninguna clase. A veces suelo tenerla, sobre todo cuando me despierto a las 13h. Estaba tranquilo, confiado y decidido a por el momento. De hecho he aprovechado el tiempo para salir a tomar el sol, estar quieto y meditar en cuanto he tenido 45 minutos, algo que no es nada normal. Lo que sucede, es que acabo aprovechando ese tiempo para trabajar. Luego he venido y he empezado a hacer una buena sesión de deporte, estoy en ayunas en enlace día de hoy.

Lo más relevante hasta la fecha es que estoy en lo que estoy, es asombrosa la capacidad de desconectar de algo para conectar con lo que sea, a un nivel de enfoque máximo. Y permaneciendo inalterable, ni siquiera cuando he recibido por mensaje que mi chica (que vive en Venezuela) me dejaba porque había conocido a alguien allí. He leído el mensaje, y sin juicio he sentido empatía y comprensión por ella, he reflexionado sobre el asunto, y solo he visto aceptación y respeto. Así que lo he cerrado sin más, nada de remordimiento, vacío o apego, solo buenos momentos vividos, fin del capítulo. A seguir con el viaje en el que me encuentro.

A nivel profesional no ha sido uno de los días de más rendimiento o productividad, pero no me importa, las claves están hechas, hoy he sacrificado descanso por trabajo, salgo ganando.

El efecto posterior de la macrodosis de permite una integración más óptima al día siguiente.

Día  11 – domingo 15/03/20 – toma 6

El ayuno es sin duda alguna un gran conductor y estimulante para prolongar y pronunciar el efecto de la macrodosis, y poder entrar en un estado místico más profundo. Eso es lo que he observado y notado hoy. Además, hoy he utilizado el Lion’s Mane Mushroom (Melena de León) en te, que es un conocido potenciador cognitivo que ayuda a neurogénesis epigenética. Dicho de otra forma, propicia y potencia el que ocurra un mayor estado de consciencia alterado.

Según unos estudios combinar el Lion’s Mane y la psilocibina ayuda a poder crear nuevas neuronas y caminos neuronales, y también repara el daño neurológico existente.

Lejos de este primer test, el resto ha sido entrar en un estado místico e inspiracional más profundo y pronunciado de lo normal. Llevando el efecto de una media de 3:20h a 5:10h hoy. Así como la intensidad de la dosis, la cual la catalogaría de un 9/10 para macrodosis.

En este día he podido canalizar sus efectos mejor, a pesar de seguir repitiendo los patrones de, primero la salud y bienestar personal. Luego el profesional, lo cual no viene nada mal. He redactado algo que llevo desde que tenía 27 años queriendo hacer, una carta escrita a mano para Sir Richard Branson, donde entre otras cosas me ofrezco a trabajar con él (hasta gratis) y entrevistarle para el podcast y conocerle en persona, eso entre todo lo que ha supuesto en mi vida.

He notado que cada interacción, mayormente digitales, por la cuarentena que vivimos (gracias al COVID-19) han sido mucho más elaboradas, calmadas, intencionadas, con cariño, más profundas, más delicadas, sensibles y reconocidas. Ahora escribo estoy con una sensación de paz, calma y plenitud mayor a la de costumbre, y eso para mí es mucho.

Día  12 – lunes 16/03/20

Primero, he despertado antes de lo que estoy acostumbrado. Segundo, he aprovechado el día desde el minuto uno. Tercero, no he dejado que ninguna decisión externa influyera en mí. Cuarto, he notado un estado de autocontrol mayor que de costumbre, como si todo estuviese controlado, cuándo digo todo, me refiero a todo lo que puedo controlar. He escuchado más atento y plenamente que de costumbre.

He parado para ver bien a las personas con las que impactaba. Prácticamente he hecho de todo en el día de hoy, desde 3h de deporte, 30 motos de  Tai Chi y Qi Gong, mezclar música, reuniones, microsiesta, trabajo profundo, etc.

A parte de eso, no mucho más que resaltar, solo añadiría un estado de sosiego, tranquilidad y buen humor, ajeno a todo lo que está pasando. Es más, diría que estoy en mi mejor momento, porque es ahora cuando estoy testando y comprobando los frutos de mi trabajo, pero eso ya es otra historia.

Día  13 – martes 17/03/20 – toma 7

Día conducido de forma excepcional y ultraproductiva hasta tomar la macrodosis de psilocibina (16:15h) y luego intentar ir a hacer un micro-descanso. Entonces he estado relajado y desconectado, pero sin llegar a dormir, durante 35 minutos. Después he meditado por 10 minutos y al terminar he realizado una clase de Tai Chi de 15 minutos, en todo ese tiempo el efecto de la dosis era más bajo de lo que había sido hasta ahora. Eso mismo me llevó a sacar conclusiones prematuras de que quizá mi organismo estaba regulando mejor la cantidad administrada. No fue así, una hora después empezó a intensificar su efecto, más por sorpresa.

En esta ocasión, noté como mi mente iba a cámara lenta, dificultado así tareas más funcionales como escribir, tomar decisiones o crear y coordinar equipos. Además de que acababa fácilmente distraído y evadido por casi todo. Dándome cuenta unos minutos después, cuando ya formaba parte de la distracción. Han habido ciertos momentos que no he recordado donde estaba antes de quedar distraído, bastante en el limbo. Esto ha partido el ritmo de día que llevaba.

Incluso grabando el podcast, ha habido un momento, que estaba tan metido en la conversación, que he olvidado que estaba grabando el podcast, por eso hay un silencio de unos 15-20 segundos, hasta que he vuelto y me he dado cuenta. Guau. 

En modo macrodosis de psilocibina, y ya se repite, tiendo a elaborar más mis interacciones con las personas, ya sea vía email, teléfono, vídeo, o en persona. Así como ser más emocional, sensible y desenfadada, como sin tener la mochila de responsabilidad. Tengo la inclinación a preocuparse por las personas más, mucho más, que de costumbre.

Además, he recibido un rechazo editorial y ha sido más sentido que de costumbre, y eso que, de una forma u otra, lo esperaba.

Día  14 – miércoles 18/03/20

Gran ligereza mental, muy despierto, enfoque, trabajo radical y no distraído apenas. Alcanzar un estado de flow mucho mayor mientras exponía en un taller online que realicé, así como una mayor apertura y naturalidad a la hora de explicar y conectar con la gente. Por mucho que intentara, sentía que no podía dejar ser yo mismo tal y como era, abrazar cada instante, gesto, palabra e interacción. Esto fue muy pronunciado y consciente para mí en el taller y en dos reuniones posteriores que tuve, y no tanto durante el día, pero de una forma u otra era muy consciente.

Día  15 – jueves 19/03/20 – toma 8

Primer día de combinación entre la Melena de León (Lion’s Mane) en cápsulas esta vez, un hongo que se utiliza a nivel terapéutico en el sistema nervioso, así como para conseguir sueño reparador, y también en el sistema digestivo, y la Niacina (o vitamina B3), un nutriente esencial necesario para numerosos procesos fisiológicos, la Niacina es esencial para el cerebro. Todo ello junto con la macrodosis de psilocibina. Lo que se conoce dentro de la comunidad psicodélica como el llamado protocolo Niacina-Melena de León-Psilocibina o protocolo Paul Stamets, una fórmula nootrópica para mejorar la función cognitiva y la neurodegeneración. 

He encontrado un estado de claridad y precisión a la hora de transmitir, traducir emociones, sentimientos y gestos, mucho mayor de lo que había experimentado hasta aquí en este experimento, incluso en otros como la microdosis de LSD. He tomado la macrodosis de psilocibina tarde, a las 20h, en medio de una jornada de trabajo online en el programa online Método Ultraproductividad que lidero. El efecto ha sido mucho más rápido, pero menos “estrecho” o introspectivo, sino todo lo contrario, he observado cómo mi percepción y empatía aumentaban todavía más con los asistentes lo que ha logrado, que a su misma vez ellos lo hicieran, todo ello sin notar una diferencia tan extrema como para notar que algo se salía de lo normal. 

La agudeza en pensamiento, expresión, ilustraciones, metáforas o comunicación era tal, que en ciertos momentos, todos hemos llegado a momentos de absoluto asombro, a causa del desarrollo de los temas y donde nos iban conduciendo, era como quitar todas las limitaciones a lo que una mente puede elaborar en un determinado tema, sin ego, con humildad, pero con profundidad.

Hoy ha sido uno de los días menos productivos en años que recuerde, y al levantar, y durante el día, he tenido una actitud alegre, sana y de máximo apoyo a mí mismo, y por supuesto para otros también.

Sería interesante, cuando acabe el experimento, preguntar a los asistentes de UP, que sintieron en este día, algo que haré. Recogeré sus impresiones como retroalimentación y lo incluiré en el experimento.

Día  16 – viernes 20/03/20

El día ha comenzado teniendo que ser remontado, he despertado a las 12:45h y he ido directo a una reunión, sin meditar, sin volcar pensamientos, sin ducha, ni afirmaciones, ni preparar gran mañana ni nada, hacía años que esto no ocurría. He estado con sangre fría, calmado y aceptando lo que se escapaba y trabajando sobre lo que no. He iniciado y despejado las tareas más importantes, y he vuelto a las 16h a hacer la gran mañana, luego deporte (tres modalidades), seguidamente, he saltado a un taller online el cual tenía que liderar sin previo aviso (en Inglés) de 1:30h, que he alargado a casi 2:15h, teniendo un impacto sensacional. 

Todo es porque en todo momento sabía que a pesar de no tener el control, controlaba lo importante, yo, en toda mi extensión. Y haciéndolo con confianza, visualización, toma de decisiones, actitud y estado de ánimo. Eso ha resultado determinante para el taller, abordar todo el día, y acabar antes de lo previsto con una gran sensación de alineamiento y conexión conmigo mismo.

Día  17 – sábado 21/03/20

Primera prueba al prolongar la asimilación de la macrodosis de psilocibina por un día más (pasando a dos). Pudiendo observar (y disfrutar) de un estado de elevación cognitivo y emocional pronunciado, así como de agudeza en cuanto a mis valores intuición e instinto. He conectado con mi estado de flow mucho más profundamente que un día después de la macrodosis de pislocibina, mucho más controlado y consciente. He perdido la noción de todo lo que no estaba haciendo en los momentos que me dedicaba a algo, fuese lo que fuese, incluso comprar, hablar por teléfono, ducharme, meditar, pedalear, responder a un comentario en Instagram o enviar un email.

He llegado a lo que normalmente no llego, y es porque he tenido cero dudas en todo lo que he hecho, incluso saltar a un taller sobre fortaleza mental con cero preparación. Taller donde el resultado e impacto ha sido máximo, más incluso que lo ocurrido con la macrodosis en el taller del día 15.

Día  18 – domingo 22/03/20 – toma 9 (x4)

Toma enmarcada dentro de un ritual místico, lo que se conoce como una ceremonia de medicina. Es decir, la creación de un espacio sagrado, protegido y controlado, que reúna las características óptimas para poder entrar en estado místico (véase set and setting – en el vocabulario de los psicodélicos), con una serie de sonidos armónicos, frecuencias, música, esencias como aromas, lugar. El set es la información e intención del viaje. El setting el contexto adecuado, el estado de la persona y el guía (yo mismo). De esta forma puedes confiar para rendirte mejor a la experiencia, sin duda esta macrodosis de psilocibina que aumenté en 3 veces su tamaño, tenía el objetivo de encontrar un espacio de calma, crecimiento, desarrollo y trabajo espiritual, emocional e intelectual.

Así fue, 4:40h, tomé la macrodosis en una sola toma, usualmente se puede fasear, la primera al empezar, y lo que llaman “el potenciador” a la hora. En esta ocasión fue todo de una vez, lo que consiguió un efecto de “viaje” más rápido, tuvo un pico considerablemente elevado. Ese efecto ocurrió bastante rápido, y una caída que fue más que progresiva, a un ritmo también más acelerado que las macrodosis habituales. También es cierto que la dosis era tres veces más grande en esta ocasión, un experimento dentro del experimento.

Los resultados fueron una gran introspección y entrar en un estado, gracias a la macrodosis de psilocibina y al set and setting, donde pude desbloquear tensiones emocionales, frustraciones mentales, así como el control externo oprimido, y darme cuenta de cosas que no conseguía ver. Por ejemplo, la predisposición indirecta de trata de controlar el tiempo, cómo las cosas ocurrían y cómo debía comportarme antes de que sucediese el próximo momento. Tuve varios fallos como dejar la lavadora puesta, o no poner en silencio el pc, y ambos ruidos me desestabilizan bastante, lo cual inició una batalla dentro de mí, si dejarlo ir o cambiarlo, hasta que decidí, que no es nada que debes dejar pasar si en realidad está en tu poder cambiarlo, por eso lo solucioné en ambos casos. Fue muy introspectivo, sin duda alguna estuve en consciente en el subconsciente, viendo cosas que no logro ver desde el consciente, pudiendo darle forma y atar los cabos. Fue una parte muy interesante. Luego salte a la perspectiva del “observador” donde no ocurría nada, solo estaba ahí, en el momento y con atención plena, mientras veía como el momento sucedía y pasaba uno detrás de otro, y yo presenciaba todo desde una perspectiva más en tercera persona. Así estuve un par de horas. Al terminar, ya en fase de cierre de ceremonia, tuve varias realizaciones de esas que te sacuden toda tu vida.

  • La primera: todo lo que sucede es lo mejor que puede suceder.
  • La segunda: he vivido tanto, a todos los niveles, desde todas las perspectivas he hecho tanto, sentido tanto, pensando tanto, fallado tanto, intentado tanto, que parece que he vivido tres vidas.
  • Tercera: me he dado cuenta de que todo lo ocurre dentro y fuera de mí, entre personas, en el mundo, con otros seres vivos, todo, es un acto de amor. Debo admitir que esto me ha impacto como pocas cosas que he visto, porque si todo es un acto de amor, no hay lugar para juicios, ira, ansiedad, etc.

Empecé a las 19:09h y acabé a las 23:34h, haciendo luego una clase de yoga, Tai Chi y un baño relajante todo en silencio, donde conecté todavía más, primero a través del movimiento y luego a través de la relajación y el calor.

Día  19 – lunes 23/03/20

Hoy podría decirse que ha sido un día productivo, con buen rendimiento, fácil, simple y tranquilo. Ha sido un día de integración donde al comenzar la mañana he escrito muchísimo sobre todo lo sucedido ayer, incluso he cambiado el artículo que escribo a diario en el blog, por uno sobre “todo es un acto de amor”. He compartido en una llamada con Ed Zaydelman, un gran amigo, explorador y experimentador, sobre la experiencia y hemos intercambiado impresiones por más de 30 minutos. Luego el haber tenido una gran sesión de deporte y trabajo y luego fisioterapeuta, me ha dejado en un estado bastante relajado. Poco más que añadir en este día.

Día  20 – martes 24/03/20 – toma 10

Un día tranquilo, bien aprovechado, completo y muy rico en todos los apartados. He tomado la macrodosis de pislocibina a las 17:09h, después de 35 minutos de siesta, 10 minutos de meditación y 5 minutos de quietud y antes de una clase de Tai Chi y el tercer taller online de un proyecto que lidero en estos días llamado Imparables en Tiempos de Crisis. Es la primera macrodosis que tomo antes de enfrentarme a una audiencia tan grande, unas 250 personas. He notado el punto álgido cuando llevaba poco más de una hora.. Eso sí, lo que he ido observando, y anotando en un papel al lado al mismo tiempo que impartía el taller, era la facilidad con la que era capaz de expresar ideas, conceptos y enseñanzas, y explicarlos paso a paso, sin perder la consciencia donde estaba, cuando saltaba de tema en tema, uniendo el hilo. Era como abrir un libro e ir entendiendo las palabras al mismo tiempo que las lees, y que acabes adivinando lo que vas a leer después.

He observado también un carácter más relajado, amable, sensible, tranquilo y sosegado, así como más cercano, espiritual y asertivo. El sentido del humor sobre mí mismo ha sido mayor, también la presión de mi ego (una ilusión), que he sentido más liviana. La facilidad para esquematizar en mi cabeza y desarrollar era algo que no había percibido tan pronunciado nunca antes hasta hora, quizá por la situación, y también por seguir el protocolo de Paul Stamets (Melena de León y Niacina – con la macrodosis). He notado la capacidad de discernir con claridad entre mi mente, emociones y alma, eso al mismo tiempo que impartía el taller y utilizaba cada una de estas tres partes cuando mejor lo necesitaba. Sin embargo, lo mejor ha sido pensar en conectar las tres y dejar que fluyera todo.

Al terminar, he tomado un tiempo de meditación, de reenfoque, centrarme y volver a lo que estaba antes del taller, algo que ha costado bastante. Luego he comido unos palillos y los efectos ha disminuido considerablemente – pudiendo estar más situado para seguir escribiendo el libro sobre estoicismo moderno que preparo. Además de desarrollar varios planes de trabajo para clientes y el guión de un nuevo programa online.

Día  21 – miércoles 25/03/20

Un día “post” macrodosis de psilocibina realmente productivo, desde el trabajo, el ocio y el descanso. Los días después de la macrodosis pasan a una velocidad vertiginosa, y aunque me doy cuenta de ello, siento que pasan incluso más rápido, no importa cómo de consciente y atento permanezca. Incluso aunque haga menos cosas.

He tomado decisiones para no hacerme esclavo de mis propios hábitos y rutinas, algo que sorprendentemente hoy he visto más claro que ningún día. He tomado decisiones sobre mi ocio, bienestar y desconexión que no suelo tomar. He hecho cosas no previstas y he improvisado más que de costumbre. Noto un gran estado de sosiego.

Día  22 – jueves 26/03/20 – toma 11

He administrado la macrodosis de psilocibina a las 18h, antes de unas reuniones y taller online de un proyecto formativo que desarrollo. He explicado a mis socios y colaboradores el experimento, para que puedan estar atentos antes durante y después, y que entonces, puedan pasarme feedback sobre lo que observaron diferente en mi comportamiento, actitud, así como la forma de presentar e interactuar.

Por otro lado, noto que el compuesto químico no está ayudando a mi sistema digestivo… Observo que cada vez que lo tomo crea inflamación en el estómago (a pesar de ser un sola gota) y también en mis cuerdas bucales. Voy a investigar porqué ocurre esto y que puedo hacer para mitigar estos efectos, porque si sigue ocurriendo esto y estas molestias aumentan, considero dejar el experimento y terminarlo donde me quede.

Por la otra parte, hoy he notado un enfoque muy definido que me ha permitido desenvolverme bien en las interacciones y en las exposiciones, pero no en el trabajo rutinario. Tampoco en seguir escribiendo el libro, he observado una gran facilidad para distraerme, a pesar de asimilar muy bien lo que leía y comprendía, pero era una posición más pasiva y vaga, nada activa. Los pensamientos de querer dejar todo como estaba y acabar el día se han sucedido varias veces hasta que he me he dicho a mí mismo que acabaría cuando yo lo decidiese. He notado una hipersensibilidad agrandada porque me sentía pesado y molesto en el estómago, así como la voz demasiado forzada y rasgada, llegando incluso a doler las cuerdas bucales.

Mañana iré a consultar a un especialista farmacéutico y a mi doctor de cabecera, a ver cómo puedo continuar sin tener estos efectos secundarios más fisiológicos. 

Feedback de mis compañeros:

“Ayer no percibí que estuvieras bajo efectos de la psilocibina. Te vi sabio, solemne, ecuánime, en tu tiempo y observador. Siendo ésta una versión tuya, como decía, tampoco hubiera adivinado que tenías la consciencia alterada.Estabas más observador, mirando desde una forma más curiosa, distinta, atenta, estuviste más en la línea del resto viendo a ver qué pasaba, y mostrándote algo más vulnerable – eras como un gran aprendiz. Diría que era una vertiente poco manifestada pero al mismo tiempo seguías siendo tí” – Víctor Ronco.

“Vi que a diferencia de otras veces, hilabas todo con una exactitud inédita, no había saltos de ideas u otros temas, todo estaba perfectamente concatenado y con mucho sentido y profundidad” – Luisangel Mendaña.

” Isra, creo que aun no te conozco lo suficiente como para algo más profundo. Pero sí creo que te veía un poco como desorbitado, la mirada la tenias diferente, como más euforia en el habla. Eso sí percibí” – Lucas Marion.

Día  23 – viernes 27/03/20

No he ido a consultar los especialistas, iré mañana a ver su diagnóstico.

He decidido descansar todo lo que pudiera, ayer fui dormir a las 2:40am… Es lo que tiene tomar la macrodosis tarde, por eso estoy considerando tomarla después de desayunar lo más temprano posible, algo que no he probado todavía. Por lo cual hoy he despertado varias veces y he decidido dormir hasta que pudiera y ver qué impacto tenía. Es decir, quería ver cómo podía “rescatar” el día, bien, he despertado a las 16h y he conseguido hacer todo con una soltura y poca presión fuera de lo normal para la situación. – Incluso he creado un mini experimento entorno a esto.

Por otro lado, mencionar que es sin duda el segundo día cuando aparecen los efectos más cotidianos y aplicables, sobre todo para un funcionamiento “normal”.

Día  24 – sábado 28/03/20 – toma 12

Hoy he diluido la macrodosis de psilocibina en un té, el efecto nocivo e inflamatorio del químico ha desaparecido, y he podido llevar el día con normalidad, incluso a pesar de que hoy era el primer día de ayuno semanal de dos días que realizo. El efecto de la macrodosis también fue más moderado, pudiendo así llevar el día con más soltura y normalidad, y desenvolverme mucho mejor que cuando se toma directamente en gota y sin mezclar.

La tomé antes de salir a hacer la compra  e ir a la farmacia y empecé a notar efectos de estado de conciencia alterado a los casi 40 minutos. Muy sutiles, sobre todo en la percepción del entorno, los colores más cálidos, una mayor empatía, sensibilidad y conexión all que me rodeaba, efecto que se han venido repitiendo con anterioridad en las anteriores tomas.

He conducido una sesión de trabajo en un taller sobre Ultraproductividad y he descubierto que el efecto era menor, pero no tan menor como imaginaba. De nuevo una gran soltura en la exposición, si bien he notado que me he detenido excesivamente en los detalles iniciales (contexto, consideraciones, etc) y me ha tomado el doble de tiempo. También me he dado cuenta de que podía perderme en otros detalles que no eran esenciales, afortunadamente era lo suficientemente consciente. También noté, por mi parte, un cierto grado de transparencia, honestidad y sinceridad mayor al de costumbre.

Lo positivo de esta toma cuando tomo la macrodosis de psilocibina, es la regulación con otra sustancia, el haber superado el efecto negativo de la inflamación en garganta y estómago, el poder haber continuado con tareas rutinarias con mucha mayor atención y enfoque de costumbre. La próxima toma, probaré a diluirlo en una porción de líquido menor, para comprobar si el efecto y duración cambian de intensidad.

Día  25 – domingo 29/03/20

Rendimiento máximo mental, físico, espiritual y emocional, he dormido 9:30h de tirón. He realizado 3:40h de deporte, 2:30h de mindfulness, he completado el 95% de todo lo importante que debía completar, y eso en segundo día de ayuno semanal. Día sin ningún efecto inflamatorio, diluir la macrodosis en líquido ha sido una gran solución.

En estos días logro ver como un experimento de estos, eleva al cuadrado tus capacidades, habilidades y ultraproductividad. Más detalles como en cada día, en el vídeo-documental y en el cuadro de mando.

Día  26 – lunes 30/03/20 – toma 13

He descubierto que diluir la macrodosis de psilocibina en 25 cl de agua multiplica su efecto por dos, y prolonga su duración como una hora más. Esto es lo que he descubierto hoy cuando he realizado la toma a las 14h. Afortunadamente, en todo este tiempo he aprendido, un poco, cómo navegar este tipo de situaciones y experiencias, con calma tranquilidad, meditación, descanso, relax, movimientos cortos y lentos y sin ninguna prisa de ningún tipo.

Es la primera vez que la tomaba de esta manera y justo antes de comer, lo que sorprendentemente, antes de que la macrodosis activara sus propiedades. Ha sido como si el estómago de repente se cerrara, y venía de dos días de ayuno. He tenido que dejar el desayuno a medias, seguidamente, he puesto música Japonesa Shakuhachi y me he dejado llevar, primero en quietud durante unos 10 minutos, luego en meditación durante 15 minutos, luego como unos 20 minutos recostado en el sofá, únicamente respirando y en un gran estado místico (estado de consciencia alterada – sin alucinaciones y con la percepción de donde estaba). Luego, he pasado a realizar 20 minutos de yoga lento, el cuál ha sido una auténtica delicia, la conexión que he podido realizar con cada paso, con cada movimiento, la sincronización con la respiración, de las mejores sesiones de mi vida. Luego otros 20 minutos de Tai Chi, otro tipo de respiración y movimientos, que me ha ayudado a entrar en un calor (Chi) más de energía que de temperatura.

Posteriormente, he descansado en postura meditativa durante 10 minutos, y he sentido la necesidad de ir frente al espejo, a mirarme y a hablarme, y lo que sigue puedo considerarlo como uno de los 10 mejores momentos de auto-realización, auto-afirmación y amor propio de mi vida. Una conversación sincera, solo con el alma, de lo que siento sobre mí. Solo este momento ha valido la pena todo el experimento. Ya estoy pagado con este “extra”, la conversación más bonita, real y sincera que recuerdo conmigo desde al menos 2017.

Luego he pasado a una reunión con  Valentino, con quien he compartido el experimento, los pasos dados, la situación de hoy, hemos hablado un rato sobre ello, y eso me ha ayudado a asentarlo. Luego ducha de agua fría y caliente, y al sitio, porque lo siguiente era un nuevo taller de 2h donde sí he estado mucho más tranquilo, sosegado y con vitalidad. Más tarde he tenido un gran problema, que he sorteado con total tranquilidad y ecuanimidad, no sé si la macrodosis de psilocibina ha tenido algo que ver. A partir del taller he podido trabajar y rendir a un muy buen nivel, siendo consciente, estando en flow, y con mucha percepción de lo interno y externo y la interacción entre ambos.

Día  27 – martes 31/03/20

Estoy ahora teniendo más facilidad para madrugar, mucho más que lo habitual.

Este ha sido un día donde me he dado tanto al momento que me he olvidado incluso que estaba haciendo el experimento, lo he recordado ahora, a punto de ir a dormir, cuando he recordado que tenía que hacer la monitorización diaria.

Concluyo que he experimentado mucha fluidez durante el día, desde lo personal, Qi Gong, Tai Chi, conversaciones con amigos y familiares, hasta lo profesional, lanzando un nuevo proyecto online, perfilando los últimos retoques del libro y desarrollando lo que va a ser un proyecto nuevo online y una plataforma online para otro proyecto.

Día  28 – miércoles 01/04/20

Un día extraño, empezando porque he almorzado a las 17:30h, he ido añadiendo tareas, tareas, tareas, y eran pequeñas, y el tiempo ha ido pasando y he llegado a esa hora, después. Luego he pensando en tomar la macrodosis y he decidido que lo mejor sería dejar otro día de descanso, porque si la tomaba sobre las 18:30h, el efecto se prolongará e iría tarde a dormir, y quería no hacerlo.

Por lo demás, he trabajado como una bestia, además de tener cuatro conversaciones enriquecedoras y estar tomando el sol en la terraza. Finalmente, he hecho un poco de todo, ha sido un día rico, donde no he sentido que me faltara algo, excepto el tiempo extra para un poco de ocio y entretenimiento mío (sobre todo tocar música), pero nada que reprocharme.

Día  29 – jueves 02/04/20 – Toma 14

Toma a las 15h diluida en 75cls de infusión, junto a 2,5 gr de melena de león y 500 mg de Niacina, de nuevo un efecto pronunciado pero no tan elevado como la pasada macrodosis de psilocibina. Puede ser posible a la tolerancia, así como al haber tomado un batido de proteína vegana y haber almorzado justo después, un zumo de frutas y cereales con avenas y almendras, arándanos y pasas. El efecto ha sido moderado, muy llevadero y con momentos de encantamiento, contemplación y enfoque máximo mientras contemplaba el sol pasar por el hueco de mis zapatillas mientras estaba acostado en el sofá. He notado como buscaba momentos de silencio, observación, reflexión y meditación, pero sin nada en la mente, era como conectar de nuevo con la nada, y al mismo tiempo haber todo. Estado místico sin duda, pero no tan alejado, observé también que tan pronto como me descuidaba estaba con la mirada fija y perdida en objetos sin interés o atención alguna, sin ningún pensamiento en la mente.

En lo que sigue, escribir, grabar el taller, responder preguntas, escribir libro, desarrollar dos proyectos y tener tres llamadas intensas, he notado energía, conexión, empatía, y una gran escucha activa.

Por otro lado, he notado efectos nocivos en el estómago de nuevo, a causa del químico, considero regularlo en líquido, añadiendo más, para la próxima toma.

He podido hacer una mayor “navegación” mientras estaba bajo los efectos de la macrodosis, y una asimilación más rápida al integrarlo justo al ir descendiendo en cuanto a efectos de la toma.

Día  30 – viernes 03/04/20

El día de hoy he empezado normal, con energía, fuerza, enfoque, he dormido 8:13h. No he visto ningún gran desgaste, y lo que ha ocurrido es que sobre las 22h he detectado un gran cansancio, más allá de lo normal. Así que he parado todo y me he activado algo con un HIIT, power yoga y luego Tai Chi, he comido y he ido a descansar. poco añadir este día más que veo una gran capacidad para reflexionar, percibir y observar y evaluar como estoy por dentro y lo que veo fuera.

En este día llego a la conclusión de que hay que cuidar el espíritu tanto, o más, como la mente y el cuerpo. Y me doy cuenta de que cada vez, en mi caso, lo hago mejor.

Día  31 – sábado 04/04/20 – toma 15

Toma a las 12h, después de haber dormido como 10:30h, cada día descanso más y mejor, y más largo, eso sí, me quedaría todo el día en la cama. Algo no muy provechoso ni tampoco óptimo, pero me encuentro bien en la cama. Aunque a veces me da pereza pensar en todo lo que viene después, no cuando lo estoy haciendo, y con la macrodosis de psilocibina esto lo estoy viendo mejor, me refiero a desde que empecé el experimento. Como estoy más sensible a identificar todas las cosas que me hacen sentir bien o no lo hacen, y estoy viendo de forma más clara y pronunciada que cuando miro al frente me frustro, y pienso que es algo normal, porque estoy mirando a algo que no va a pasar todavía, por lo tanto estoy creando un escenario prematuro e ilusorio. Cuando, en realidad, el único escenario que importa es el presente, el cual creará una plataforma para el siguiente momento, futuro.

Hoy he creado un nuevo contexto para la macrodosis de psilocibina, en ayunas, disuelta en agua y limón y pomelo exprimido, al principio del día. Luego he vuelto a mi habitación a continuar con mi ritual de la gran mañana. He observado con al recitar mis mantas iba más lento y sentía más cada una de las palabras, y su efecto al recorrer mi cuerpo, mi mente e impactar en mi espíritu, era como conectar con ello a un nivel de profundidad superior. Era como si al nombrarlo y pensar sobre ello, lo asimilase a la perfección, lo mismo ha sucedido con mis preguntas matutinas que revisan el día anterior (verbalizadas) y luego con los 50 minutos de meditación, donde he dejado que entrara luz natural en el cuarto (normalmente medito a oscuras) y donde he utilizado palo santo y en completo silencio, era algo que quería probar en meditación mientras estaba en lo álgido de la macrodosis. He dejado de pensar, o al menos que recuerde, y me he fusionado con la respiración, hasta un punto que no sabía si estaba sentado meditando, si tenía la espalda recta o si estaba curvado, era respiración, notaba como si estuviera fusionado con el silencio. 

Seguidamente he procedido con mi técnica de journaling, la cual, se ha prolongado más en el tiempo y lo que iba surgiendo a medida que escribía era más profundo que de costumbre, y eso ya es decir, humildemente. A partir de ahí he decidido conectar más en ejercicios de respiración como el del Qi Gong, una ducha de agua fría, y de nuevo, un momento potente delante del espejo mirándome fijamente. Esta vez otras sensaciones y sentimientos, me veía más serio, con algo de pena, con una lucha interna, como no queriendo verlo, lo veía en mis ojos, en mi mirada, en el rostro, más dureza y más crudo. Ha sido muy interesante.

Concluyo que al empezar el día, tienes que darte mucho más espacio para pensar y trabajar, así como estar acostumbrado a navegarlo, pero que el estado desde el que empiezas, te da una perspectiva diferente a todo lo que tienes por delante, sea lo que sea lo que tengas que lidiar, además, de sentir el haber vivido casi dos días antes de que empiece el primero.

Se repiten los efectos de más sensibilidad, empatía, vulnerabilidad y alineamientos contigo mismo y con otras personas.

Día  32 – domingo 05/04/20

He dormido 10:45h casi de tirón, como ya decía, noto que descanso más y mejor desde que tomo la macrodosis, los resultados así lo dicen, así como la estadística de la APP Sleep Cycle. Los momentos de quietud, silencio y meditación se prolongan a siete u ocho a lo largo del día. Esto me permite tomar perspectiva y conciencia de todo lo que sucede, dentro y fuera, aprendo a ver mejor y con más detenimiento. 

El meditar en día de descanso de la toma, es más fácil y sereno. Encuentro tranquilidad mental más rápido, a pesar de que la mente sigue sin parar, pero es más fácil enfocarse en la respiración, así como la práctica deportiva, eres más consciente. Precisamente esto hoy me ha llamado la atención, cómo utilizo los músculos, las partes del cuerpo, que ya las utilizaba antes, pero ahora observo que estoy más atento a todo ello. En días como hoy, de ayuno, me doy cuenta lo mucho que puedo exprimir un día, a pesar de haberme levantado a las 12:30h, he terminado absolutamente todo, incluyendo 3 horas de parte física.

El resto, una gran claridad mental y enfoque en tomar las decisiones que sabía que tenía que tomar mucho mucho autocontrol y gestión propia.

Día  33 – lunes 06/04/20 – toma 16

Toma a las 16:30h, un día agitado e intenso, donde me ha tocado navegar de nuevo. Cada macrodosis de pislocibina, observo y experimento, que es diferente, en cuanto a sensaciones, efectos, estado de ánimo, mental y espiritual. Puesto que nunca estás igual, algo comprensible. El día de hoy fue de los más cortos en duración, me pregunto si fue por no tomar la melena de León y la Niacina, volveré a contrastar dentro de dos días cuando junte a los 3 elementos. 

Hoy ha sido la primera vez que he hecho deporte, a buena intensidad en medio del efecto de la macrodosis de psilocibina. En concreto, bicicleta indoor, debido a la cuarentena, 1:10h y luego 15 min de Yin Yoga, la verdad que la sensación de sudar tanto en este estado era rara, notaba como el sudor recorría mi cuerpo. Eso además de que creo que sudé más de lo normal, bastante más. Esto me ha llevado a pensar la capacidad de adaptarte y navegar en estados alterados de consciencia que se puede llegar a desarrollar, incluso convirtiéndolo en algo normal. Aunque no me planteo seguir con el experimento después de terminar, no lo veo óptimo ni necesario.

Ha durado la toma como unas 2 horas, y entre medio he podido concentrarme en tareas como en confeccionar una newsletter mensual y enviarla, incluso a empujarme a trabajar en cosas más mecánicas como también la analítica de blogs y webs.

Han habido momentos de “dicha” (o Bliss en Inglés, que cada más cool, pero poco práctico) son micromomentos que escoger y decidir, porque veo con claridad lo fácil que es entrar en estado místico, y aquí llega el mejor descubrimiento del día… La fuerza de autodisciplina de la que dispongo que incluso me abstraigo de los momentos de ensimismamiento y místicos para seguir de vuelta al día normal, lo que me permite vivir el experimento. Además he comparto con mis compañeros Josef y Dani el experimento y lo que vivo, así como recibir por su feedback que me ven más sensible pero también más “desaparecido” en términos de lo complicado que es dar conmigo estos días.

Día  34 – martes 07/04/20

Día de fluidez absoluta, de tranquilidad, de conexión, he notado a pesar de no estar bajo los efectos de la macrodosis de psilocibina, la sensación es como si estuviera más sensible, atento, muy calmado. He tomado el día como ha venido y me parece que el día ha durado como tres días, he observado como cada vez que era consciente estaba en el momento. Ha sido un día donde he lidiado con todo con una gran facilidad.

Día  35 – miércoles 08/04/20 – toma 17

Toma a las 17:35h, hoy he notado por primera vez que estaba tolerando la macrodosis, he navegado con total normalidad las 3:40h que ha durado su subida, desde la ascensión, mantenerse en el pico por 45 minutos y luego bajar. He estado muy tranquilo, han habido momentos de “dicha” cuando la he buscado frente al sol, en silencio, en quietud y con los mantras. Sin duda alguna la niacina y la melena de león influyen mucho en un efecto más prolongado, pronunciado y mucho más envolvente. He tenido tres llamadas con clientes, y he presentado y conducido un nuevo taller del proyecto online que he lanzado.

No destacaría mucho más del día de hoy, si es cierto que los patrones de sensibilidad, apertura, vulnerabilidad y conexión se incrementan en estos días, así como el enfoque y la interconexión de ideas, conceptos y visiones.

Día  36 – jueves 09/03/20

Hoy he decidido que extenderé el experimento a los 50 días para tener una muestra más amplia, más análisis, más inputs y espero luego más outputs. Eso destacaría como lo más relevante. Lo otro es que veo más y mejor las decisiones que tomo y soy más consciente de ellas.

Día  37 – viernes 10/04/20 – toma 18

El peor día de experimento hasta el momento. He tomado la macrodosis de psilocibina al empezar el día, justo al despertar, con limón exprimido, vinagre de sidra de manzana y agua, una gota. Hoy ha sido día de ayuno total. También he tomado al mismo tiempo la melena de león y la niacina, creo que la tensión y malestar que llevaba al despertar, por que me encontraba sin ganas y sobre todo influido negativamente por el tiempo. Me ha pesado mucho, he sentido como no tenía ganas de trabajar, sentía demasiada presión y malestar, mucha pesadez, como una carga inaguantable. No tenía ganas de seguir, así que he seguido como he podido hasta que he parado y he me he tumbado en el sofá respirando, he notado como la negatividad que tenía iba siendo descargada a medida que respiraba y me dejaba llevar por las melodía chamánicas que iban sonando. Ha habido hasta un momento en el que mi cuerpo, guiado por el ritmo de unos tambores y sonidos étnicos, se ha dejado llevar sacudiéndose, mientras yo era consciente, muchas veces, como soltando lo que no quería.

Ha sido una gran descarga emocional, donde han habido altos y bajos, donde he sentido agobio, he sentido ansiedad, he sentido mucha negatividad, si bien es cierto que era porque estaba dentro de mí y la macrodosis de una forma u otra me ha ayudado a sacarla, y luego el deporte me ha ayudado a sacar todo lo que faltaba. No esperaba esto, cosa que me lleva a concluir que nunca puedes esperar nada con esta medicina, nunca sabes lo que te va a mostrar, pero una cosa si hay segura, te mostrará y te llevará donde necesites ir.

Por otro lado creo que tiene que ver el levantarme algo ofuscado con el tiempo, las cosas que hacer, obligaciones, presiones innecesarias y mi propio sabotaje, y entonces haber tomado justo después la macrodosis. He sentido como soltar unos grandes lastres que me pesaban, luego he tenido que conducir un workshop en Inglés donde soy consciente de que mi fluidez en el idioma era peor que lo habitual, me costaba encadenar palabras y pensamientos en el idioma anglosajón. En cambio, después ha sido el turno de hacerlo en castellano y me he desenvuelto mucho mejor. Luego de esa “descarga emocional” que ha sido como a las 15h, he estado muy calmado, tranquilo y suave durante todo el día, también llegando muy cansado a la noche, algo que no es normal, parece que por el grado de trabajo emocional hecho.

Día  38 – sábado 11/04/20

Confirmado un día ON de macrodosis es como un día OFF en realidad, pero el día OFF es un día totalmente ON, donde todo está conectado, donde fluyes, das, recibes. He notado una gran atención plena en el 80% del día, lo que me ha llevado a un estado de flow como pocas veces había experimentado. Lo cual tiene relación a la intensidad del trabajo hecho ayer en la macrodosis. Los indicadores de rendimiento, productividad, claridad mental y toma de decisiones han estado por las nubes.

En estos días es donde me doy cuenta de la montaña rusa que supone un experimento así, preparados para cualquier cosa, literalmente.

Día  39 – domingo 12/04/20 – toma 19

Podría decirse que hoy he usado – o navegado – por el día “perfecto” de la macrodosis de psilocibina. La toma ha sido a las 16:10h, disuelta en un poco de agua, mientras permanecía en el tercer día de ayuno. En realidad he tenido la sensación de normalidad pero nada normal, podría decirse que es como sentirte más elevado de lo normal, desde el interior, pero en realidad no parecer que estás elevado. Sin embargo, cuando llegaba el momento de hacer algo, conversar, meditar, escuchar música, apreciar, sonreír, escuchar, transmitir, escribir o trabajar, era como tener “superpoderes”, podías estar más atento, más enfocado, más conectado, más empático, más claro de mente y de corazón, con tu mayor vulnerabilidad y autenticidad. He podido observar esto en cuatro conversaciones que he mantenido con cuatro personas diferentes, y las cuatro de cuatro contextos totalmente diferentes, y conversaciones de más de 30 minutos cada una. La calidad de escucha, atención, cuidado y trato era diferente al de costumbre, no habían prisas, no habían egos, no había intenciones, solo se estaba.

Es el día en el que más elevado e igualado están todos los indicadores medidos en el cuadro de mando. Es como hacer que todos los indicadores: claridad mental, creatividad, rendimiento, productividad, claridad mental, toma de decisiones, resonancia, sensibilidad, empatía, estado de flow, enfoque, estado místico se igualen casi en lo más alto.

A medida que avanzan los días del experimento encuentro más profundidad.

Día 40 – lunes 13/04/20

Ha sido uno de los días que más temprano me he levantado durante el experimento – 6:45am, y ha sido uno de esos días, de nuevo, “ON” a máximo rendimiento con tiempo para todo, espacio mental para todo, viendo la no dualidad, no siendo mi mente, no siendo mis emociones y no siendo mi cuerpo, solo siendo lo que era.

Rendimiento, claridad, capacidad de conceptualización, comprensión, rapidez y efectividad en las decisiones, a penas me he dado cuenta de que ha pasado el día pero se sienten como 36 horas.

Día 41 – martes 14/04/20 – toma 20

Toma de macrodosis de psilocibina a las 11h, antes del almuerzo fuerte, estado místico medio, con momentos de conexión fuerte, regulando y tolerando mejor la toma. Eso me ha permitido navegar con mucha más claridad a través del día, durante el efecto “pico” entre 2:50h y 3:20h, pero dejando luego una suave “brisa” de dicha que me ha acompañado casi todo el día. Decidí almorzar en el “pico” escuchando a Alan Watts sobre el “yo” y fue una gran experiencia poder interioridad todos esos conocimientos que el discurso contenía.

He notado mucha más empatía en la entrevista posterior con Skye, a las 19h, así como mi nivel de Inglés no se ha visto tan perjudicado como en la presentación del taller en la toma 18 de hace unos días – donde ese mismo día, al compartirlo con mis socios me confirmaron que claramente no era mi nivel de inglés y que era muy difícil entenderme.

Podría decirse que ha sido un día de regulación de la macrodosis de psilocibina. Donde los efectos principales han sido el enfoque, la empatía y la conexión emocional con otros, así como conmigo, a un nivel menor, y la espiritual en determinados momentos del día, donde he decidido parar y meditar y luego estar en quietud. Algo que ahora, cada día, hago más desde que comenzó el experimento.

He tenido una jornada de 1:35h de desarrollo de proyectos y he visto con claridad y con soluciones muy creativas, cómo solventamos problemas para dos proyectos que estamos desarrollando. También me he visto más indeciso para tomar decisiones y he pedido más feedback de lo normal.

Día 42 – miércoles 15/04/20

Un día que destaca por el gran nivel de autoconsciencia sobre mis decisiones, mis comportamientos, mis pensamientos sobre mis pensamientos, las emociones externas y lo que pasaba con las internas. He rendido al máximo a pesar de haber trabajado menos horas que un día normal, como 4 menos. Muy despierto y alerta y conectado a mi intuición en la mayoría del día. Siempre he ido dejando un hueco para lo que venía y lo he tomado con contundencia, pero gentileza y gracia al mismo tiempo. Eso es lo que destacaría.

Día 43 – jueves 16/04/20 – toma 21

Toma a las 15h, pero sin mucho efecto, aunque me he sentido vulnerable, emocional, desprotegido y sensible. Notaba como me llegaba todo mucho más el espacio, la luz, la música, las sensaciones, los olores, las conversaciones con la gente, el teclear, enviar email, sentía doble cada cosa. Estaba más integrado en lo que hacía, como más pleno, pero no sentía esa sensación de estar más elevado, como he experimentado últimamente.

He sentido malestar y algo de negatividad, sobre todo cuánto más me exigía a mí mismo trabajar y estar en lo que debía hacer, cumplir con cinco compromisos, tres entrevistas y tener que llegar a todo lo que tenía atrasado por no medir bien los tiempos. Me doy cuenta de que la medicina de la psilocibina te devuelve el estado en el que te encuentras antes de tomarla, por eso el set & setting es tan importante. Porque si llegas cargado, vas a explorar, si llegas con negatividad, la vas a sentir mal, sea como sea, fijaras hacia cómo estás y dónde estés y por qué estés como estés. La tolerancia sigue produciéndose, pero no por eso deja de surtir efecto.

Lo que sí es cierto es que no siento esos cambios de temperatura tan repentinos. Aunque esta vez mezcle la macrodosis con una cantidad mayor de líquido y tomé la melena de león y la niacina como una hora antes. No es fácil llevar vida normal así, definitivamente, pero cada día aprendo a navegar mejor, identifico más cómo enfrentar cada pequeño paso que ves de forma diferente mientras tomas la macrodosis.

Día 44 – viernes 17/04/20

Día lento por la atención, consciencia y delicadeza que he puesto a cada cosa que he hecho. Día en el que he cambiado mis rutinas, planes, forma de trabajo, procesos y órdenes de tareas y todo ha estado ok.

Poco más apreciable en el día de hoy, buen rendimiento, buen estado mental y de ánimo y conexión y alineamiento.

Día 45 – sábado 18/04/20 – toma 22

Día de ayuno, esta ha sido la macrodosis de psilocibina que más tarde he tomado, a las 22:15h. El día de antes ha sido enfocado, y comprometido con las cosas, decidiendo y actuando, encajando bien el tiempo con lo que iba viviendo. Habiendo descansado 9:30h.

Después de la toma, a los 30 min, empecé a ver el efecto de conexión con mi respiración, las sensaciones, la percepción extra, la sutileza extra, el estar más abierto a los cinco sentidos. Empecé a sentir ese “rechazo” a estar delante del ordenador, haciendo lo que sea, da igual, así como estar más envuelto en la música, en los pequeños sonidos, en los pequeños detalles. Todo lo pequeño se magnifica como si estuvieras viendo una gota del polvo a través de un microscopio. Todo se ralentiza, se hace más pausado, va más despacio, mente, comportamiento, acciones, y lo mejor de todo, pensamientos.

Por la noche me ayudó a llegar a un gran estado de relajación. La intensidad era mucho más baja, quizá por las energías en ese momento, quizá por que el cuerpo ya trata de ir bajando el ritmo… Lo noté mucho más gentil, suave, invitando al sosiego y a la amabilidad conmigo mismo y con el entorno.

Estuve haciendo estiramientos, con luz baja, calmado, luego un baño de agua caliente, en un estado de relajación donde sentía cada músculo destensarse, dejaba de pensar, estaba solo en estado de absoluta tranquilidad. Luego al ir a dormir, tardé un poco más de lo normal en dormir, como 15-20 min, pero el sueño ha sido reparador y profundo, 9:30h, no de una vez, eso es debido a que el primer día de ayuno semanal, suelo ir al baño porque expulsas muchos líquidos.

Día 46 – domingo 19/04/20

He despertado con gran energía, seguidamente, he ido a por el trabajo y luego con una gran sesión de mindfulness, deporte, Tai Chi, y luego a dos sesiones de trabajo online.

En este día he notado una conexión más notable respecto a los días de “descanso”, no sé si tiene que ver con asimilar el efecto de la macrodosis de psilocibina mientras duermes, pero he estado más sensible, abierto, profundo y resonante que cualquier día donde no he tomado macrodosis. Además de con mucho más foco, y entrando en estado de flow varias veces, eso además de tener más energía que de costumbre para estar en día de ayuno dos.

Día 47 – lunes 20/04/20 – toma 23

Toma a las 19:30h, antes de dos conversaciones con dos personas importantes en mi vida, incluyendo la toma de Melena de León y Niacina. 

La toma ha sido diluida en agua, poco menos de medio vaso (50-75cl), he notado conexión, momentos de flow, pero apenas he entrado en estado místico o un estado de conciencia tan alterado como de costumbre. Puedo decir que esta sido la toma más suave de estos últimos 15 días, así como la que he sentido mejor llevada y más leve. Se queda un bienestar general que se siente mucho mejor que toda la intensidad que se genera en los días de toma. No ha habido nada de subida ni bajada, ha estado estable por cuatro horas, en un nivel muy llevable, una fase de tranquilidad y autocontrol, pensar lento, hablar con prudencia, actuar con consciencia, sentir con deleite. Ha sido muy interesante observar y monitorizar este estado.

Profunda paz es lo que queda al final del día.

Día 48 – martes 21/04/20

Flow absoluto durante todo el día, sorprendido con el comportamiento, acciones, emociones, estado anímico, potencia intelectual, capacidad para recordar, tener claridad mental, decidir, crear, instigar. 

Choca sentir y vivir un cambio tan considerable de un día al otro. La verdad que ha sido un día donde podría decir que era día de toma, cuando era el día de descanso, pero sin sentir la incomodidad, o responsabilidad y compromiso que se siente al tomarla. Porque no es un juego ni un entretenimiento. El resultado lo veo en mí, en mis interacciones con otros, en mis retornos profesionales, en los personales, en la capacidad de producir, de empujar, de estar, ser, de ver y vivir.

Día 49 – miércoles 22/04/20 – toma 24

Siguiendo la dinámica del día anterior, toma a las 17h, efecto un moderado, ondulado y bien asimilado. Se confirma lo observado en las dos anteriores tomas, de acorde a los comportamientos, el cuerpo ha entrado en modo tolerancia. Muy controlado, muy instaurado en el día y en todos los vaivenes que puedan haber, son esperados, porque se añade más consciencia, comprensión y empatía.

No tendría mucho más que destacar, solo que casi siempre prefiero hacer la toma a partir de pasar la mitad del día, porque me siento más confiado, sabiendo que si me lanzo a un mar en tempestad, tengo lo básico conmigo.

Día 50 – jueves 23/04/20

Día fluido, de integración, conexión, agudeza mental, tranquilidad emocional, ecuanimidad y con mucha energía. Cerrando todo para hacer un retiro en mí mismo desde esta noche hasta el próximo miércoles. Razón por la cual voy a alargar dos días más.

Día 51 – viernes 24/04/20

Segundo día de integración antes de la última macrodosis de psilocibina, la número 25 mañana. He dormido 10 horas, ha sido el primer día de retiro donde me he dedicado a mí, a meditar, a practicar la quietud, casi 4 horas de deporte, aprender sobre Taoísmo, filosofía Zen y la tradición Bon del Tíbet. Ha sido un día de cultivación espiritual e intelectual, así como física, además de escribir bastante.

Día 52 – sábado 25/04/20 – toma 25

Último día de experimento y última toma, en día de ayuno, realizada a las 16:50h, tomando en esta ocasión ocho cápsulas de Melena de León (3 gr) y 500 mg de Niacina (según Paul Stamets la dosis perfecta para actuar como nootrópico), dentro del retiro que he creado en mí mismo durante 5 días. 

He realizado la toma después de haber dormido 10 horas, haber meditado por 1:15h, hecho Qi Gong, ciclismo indoor, HIIT, estiramientos, máquina de inversión, justo después de un encuentro con los participantes del Mastermind de Ultraproductividad de Alto Rendimiento y antes de una sesión de yoga de 20 minutos. En la misma, y rápidamente, debido al ayuno, he ido contando una mayor resonancia con el entorno, con la música, así como sincronización en los movimientos y en la respiración, lo cual me ha ayudado a llegar a un momento de flow y sobre todo a un estado místico que ha ido expandiéndose gracias a unos mantras, al mirarme en el espejo y hablar, y a salir a la terraza a tomar el sol. Luego con una ducha de agua caliente, he entrado un estado muy reconfortante.

Seguidamente, he iniciado la quedada online de Quietud Global que tenía lugar hoy, una hora de quietud total y pura contemplación. Bien, lo que sigue aquí es que he conseguido separar mi experiencia de la experiencia por un buen rato, y verme como el que veía al que veía que estaba pasando. Eso me ha permitido identificar las sensaciones (que podrían llamarse molestias e incomodidades) como por ejemplo el “dolor”en la espalda, o en el cuello al haber elegido mirar fijamente durante una hora a una vela que había colocado a la altura del suelo, así como también sentir las piernas dormidas, todo ello ha carecido de importancia, porque en realidad he visto las sensaciones como sensaciones, dejando que aparecieran y se fueran, siendo ese espectador que ve al espectador que ve el partido. Esto ha sido poderoso, mi mente ha dejado de operar, al menos eso recuerdo. Solo sabía y veía que el momento estaba pasando y no dejaba de pasar, ahí he perdido la noción del tiempo y del espacio.

Al volver he decidido, justo al terminar la quietud, meditar, y eso ha servido de integración más sutil de esa hora de quietud. Luego, durante el día, he sentido un calor interno fuera de lo normal. He aprovechado para hacer Tai Chi y he sudado mucho más que nunca antes. Sentía alegría y paz, pero era como no sentir nada, he aprovechado para bailar y cantar al menos seis canciones y me ha permitido ir conectando todavía más he acabado fascinado por la liberación total que he sentido en este último día. Ha sido una gran forma de culminar el experimento.

No siento mucho más nuevo de lo que ya he ido sintiendo, lo que siento es que voy cada vez más profundo en el consciente y el subconsciente. Creo que podría perfectamente ir a por 50 días más, siento que no hay fin, las capas son infinitas. Sin embargo, por rigurosidad y por coherencia, es momento de terminar y cerrar la toma de macrodosis de psilocibina. El resto lo cuento a continuación, en aprendizajes validados, descubrimientos y conclusión. Hasta aquí, fin del experimento.

5. Hipótesis

La proposición aceptable para este experimento es ver dónde es capaz de llevarte una macrodosis de psilocibina (250 microgramos) administrada cada dos días en un periodo de 52 días. Puede suceder que el individuo acabe con ansiedad, estrés, perturbación mental e inestabilidad emocional por no saber cómo navegar días “normales” mientras permaneces en un estado de consciencia alterado bastante pronunciado y que definitivamente no es el indicado para abordar las situaciones de la vida cotidiana y el trabajo. Sin embargo, por otro lado, podría ocurrir el efecto contrario, que el sujeto (yo) reaccione positivamente a los estímulos, sentidos, actitudes, mentalidad y comportamiento que conlleva lidiar con el día en un estado psicoemocional de este calibre. Incluso podría suceder que empezara reaccionando negativamente y se fuera estabilizando hasta ir ganando entereza y experiencia, o a la inversa. Podría incluso darse que fuese en ritmo ascendente desde el primer día o también descendiente.

La hipótesis central es ver lo positivo (o contraproducente) que puede llegar a ser una macrodosis de psilocibina en la vida de un individuo que decide tomarla por un periodo prolongado, mientras hace vida normal fuera del control y supervisión médica. Lo que se pretende validar son las aptitudes, rasgos y capacidades que se desarrollan durante y después de la navegación requerida, así cómo los descubrimientos y aprendizajes que se extraen al tratar con todos los inputs y outputs que ocurrieron durante el periodo de tiempo que dura primero el efecto de cada macrodosis y luego el experimento en su globalidad. “¿Cómo actúa, reacciona y cambia (a mejor o peor) antes, durante y después una persona que pasa por algo así?” Es la respuesta que este experimento trata de responder, ya que no ha sido detectado un precedente similar, o al menos experimentado en abierto, de esta naturaleza.

6. Falsabilidad

Esta sección está creada para establecer que toda proposición experimental debe ser susceptible de ser falseada o refutada.

Este experimento no supone ninguna verdad absoluta ni mucho menos, ya que se podrían diseñar otros experimentos similares o iguales a este con subconjuntos específicos de parámetros que arrojen resultados distintos a los predichos en este experimento, lo cual negaría la hipótesis para estos parámetros, por lo cual ningún resultado, aprendizaje, impresión o suposición puede considerarse indiscutibles y/o absolutamente verdaderos.

La toma y el individuo son susceptibles al efecto placebo.

Soy consciente de que estos resultados son meramente autoexploratorios y empíricos, siendo el experimento no extrapolable a un grupo de sujetos que pudiesen ser sometidos a unas pruebas como las de este experimento.

Sería totalmente falso si dijese que con una macrodosis de psilocibina uno mejora su estado de flow y enfoque o su salud mental y emocional.

Lo que trato de establecer en este experimento es lo que he vivido de forma individual y personal pasando por 52 días donde he tomado 250 microgramos de psilocibina cada dos días mientras trato de desarrollar con normalidad el estilo de vida y trabajo que llevo. Y entonces ver las diferencias, mejoras/deficiencias o puntos de dolor/deficiencias durante el periodo establecido. Siempre teniendo en cuenta que el estado mental, físico, espiritual y emocional con el que empiezas y sigues, va determinando cómo se va desarrollando el experimento.

7. Aprendizajes validados

Ya que la hipótesis principal del experimento se centra en identificar qué es lo que sucede cuando navegas con una macrodosis de psilocibina durante 52 días, teniendo en cuenta que los efectos de la microdosificación con estos hongos o con LSD:

  • Incrementan la percepción y el estado consciente.
  • Mejoran la atención plena y el enfoque.
  • Aumentan la creatividad.
  • Generan más energía de lo habitual.
  • Se logra un aumento del vigor y la fuerza cuando se hace ejercicio.
  • Se adquiere un mejor nivel de concentración y coordinación.
  • Se goza de un estado emocional mejorado, así como mejores vínculos afectivos con familiares y amigos.
  • Alivio de síntomas depresivos.
  • Apertura emocional y sensibilidad.
  • Sentirse agradecido y sentir fascinación por la vida (estado místico)

Por lo tanto una macrodosis causaría un efecto más pronunciado de todos estos efectos, de igual manera como otros que no figuran en la lista anterior, pero que ya se pueden apreciar en el análisis experiencial desglosado día a día.

Estos son los aprendizajes validados después de la experimentación, extraídos del análisis del cuadro de mando y el seguimiento día a día:

  1. El efecto de macrodosis de psilocibina ha oscilado entre las 3:20h-3:30h, siendo más prolongada y de mayor intensidad cuando era suministrada en una pequeña cantidad de líquido, agua o infusión en este caso. Tomándose en la mayorçia de ocasiones entre las 15h y 17h.
  2. Podemos concluir que una dosis de 250 microgramos, repartida en 25 tomas, tiene una graduación medio-alta como media. Hay una correlación entre los periodos de ayuno (dos días seguidos a la semana) y el aumento de su fuerza y efectos, pasando a una graduación alta.
  3. Se introdujo la niacinia y Lion’s Mane a partir del día 14, y como se puede observar en el cuadro de mando, el pack nootrópico extendió la duración y los efectos positivos, así como subir los indicadores de enfoque, productividad, estado de flow, estado místico, empatía, sensibilidad y claridad mental.
  4. Los efectos inmediatos, en menos de 45 minutos, han ido variando desde sosiego y autoconsciencia hasta enfoque radical y autocontrol. Esto nos muestra que la macrodosis genera estados de ser, conciencia, sentimiento y cognitivos que son favorables para el funcionamiento humano.
  5. Los efectos posteriores, a partir del “descenso”, pasando las 3:30h-4h, tienen más relación entre sí que los inmediatos. La tranquilidad, la relajación, introspección, buen humor, empatía y fluidez han predominado.
  6. Lo que, según el análisis, podemos destacar como impacto positivo, es mayor conexión con uno mismo y con el entorno, así como entrar en estados de atención plena de forma más regular, una gran capacidad de reflexión y una inclinación hacia disfrutar, vivir y estar en el ahora.
  7. Cuando se mide el impacto negativo, caben destacar los siguientes resultados: perderse en los detalles, ser demasiado expresivo, comunicativo y disperso. Es muy fácil quedar distraído o diluido por pequeños detalles, así como mencionar la gran complejidad de realizar tareas rutinarias y mecánicas, tanto personales o de casa, como profesionales. La distracción y el enfoque han sido de los factores más comunes que han aparecido.
  8. El cuerpo ha empezado a tolerar la macrodosis administrada a partir del día 46, donde las últimas dosis apenas han causado el efecto que previamente causaron.
  9. Es altamente retador el navegar por el día, sin restricciones, en cuanto a normalidad en tareas, trabajo, compromisos, cuando te encuentras en un estado místico (o de conciencia alterado) y saber que vas a integrar lo que estás experimentando con interacciones humanas, con lidiar con problemas, con solucionar asuntos, poner tu atención, requerir de tus capacidades. Todo esto cuando tu grado de sensibilidad, apertura, percepción y atención está desmesuradamente más desarrollado que de costumbre. Es fácil queda sobrecogido, sobrepasado, perplejo, perdido o desviado. Es sorprendente el poder mental y espiritual, y emocional también, que he tenido sobre mí mismo en situaciones insostenibles, en momentos oníricos o en contextos surrealistas.
  10. Cada día ha supuesto tener que recorrer caminos diferentes, nunca la misma narrativa, ni los mismos amigos o enemigos, siempre con el común denominador de que te encontrabas cosas que no esperabas que sintieras, vieras, percibieran o reaccionaras de esa forma, o que al cambiar te afectarán tanto, el comportamiento en todos los casos ha sido positivo, excepto un día que todo me ganó.
  11. Se comprueba que navegar una macrodosis es algo que te desestabiliza y no es apto para cualquier persona que sufra de estrés, angustia, ansiedad, depresión o cualquier trastorno o enfermedad mental. No es recomendable para absolutamente nadie.
  12. La media del indicador de rendimiento, que mide lo que se ha podido dar de sí personal y profesionalmente, ha sido de un 7.3 sobre 10, lo cual indica que el rendimiento ha sido alto. Productividad, capacidad de hacer un mejor trabajo en menos tiempo y con mejores resultados, un 7.1, mostrando que se puede ser productivo incluso estando en estados de consciencia alterados, la clave de que haya salido un promedio tan alto es que antes de tomar la macrodosis, sobre 14-17h, ya había estado trabajando más de media jornada, de lo contrario el indicador habría variado.
  13. El parámetro de creatividad se queda en una media 6.4 sobre 10, este experimento y la macrodosis de psilocibina no han servido para que tuviese explosiones creativas, si he conceptualizado, he creado y he desarrollado, la cifra total conseguida hace justicia a lo vivido. Interesante el parámetro de enfoque, con un 7.4 de media en los 52 días, la macrodosis definitivamente ha servido para ganar mucha concentración y precisión en lo que hacía antes, durante y después de los efectos generados por la toma. Luego saltamos al indicador de “estado de flow” que mide los momentos que he estado “en la zona”, es decir, donde todo sale de forma mágica, sin darte cuenta, estás absorbido, aquí se ha obtenido un 6.1 de media, corresponde a que los estados de fluide han sido muy intermitentes y no tan sostenidos, y los más poderosos han ocurrido en los días “OFF”, los días que he descansado y no he realizado toma, porque los días de “acción” el estado místico anulaba el flow.
  14. Interesantemente, el parámetro “claridad mental” es el que presenta una media más alta que el resto, un 7.7 sobre 10. Cabe destacar que la lucidez mental es sin duda uno de los aprendizajes validados más contrastados, dicha claridad se presentaba tanto en los días de toma como en los días de “descanso”, en la forma en la que se presentaba era la facilidad para pensar, actuar, decidir, reflexionar y sobre todo no darle vueltas a las cosas ni marearse a uno mismo con tantos pensamientos, ni siquiera lugar a la negatividad que nuestro cerebro límbico nos acostumbre.
  15. El siguiente parámetro, el “estado místico” no se refiere a la transformación de Gohan en Dragon Ball. Sino en el idioma de los psicodélicos, se refiere al estado alterado de consciencia, porque este tipo de experiencias se comparan con las vivencias que describen los místicos, estado en el que también se puede llegar a través de la privación sensorial o control de la respiración. En este caso se refiere a la sinestesia, percepciones inusualmente intensas, y una elevación del psyche que literalmente, eleva el alma. Este parámetros resulta el más bajo de todos, con un 3.7 sobre 10, porque a excepción de algunas ocasiones puntuales en día OFF, solo se ha activado, eso sí, fuertemente en los días de toma de macrodosis de psilocibina. Han habido algunos días como el 18, 26 y 39 que el estado místico ha llegado a un 10/10, viviendo experiencias que podrían categorizarse del estado “Sin Vuelta” como lo llaman los budistas, sobre todo cuando lo trabajas junto a respiración, meditación o quietud.
  16. Otro parámetro medido y monitorizado ha sido la toma de decisiones, correspondiente a la facilidad o dificultad, rapidez o lentitud sobre la cual se ha decidido. La media está en un 6.7. He de decir que ha sido más fácil decidir en el día de no toma y antes de la toma o después de haber pasado el efecto, pero con mucha mayor ligereza y claridad, que durante la toma, que ha sido más complejo.
  17. En “percepción” se ha tratado de evaluar cómo de mejor se puede ver, es decir, estado de consciencia, con respecto a antes del experimento. De hecho, a día de hoy, más de un mes después, destaco que sigo viendo con más sutileza que antes de iniciar este test. El promedio es de un 7.4, siendo también medio-alto, queriendo indicar un gran aumento en la percepción y la capacidad de ver lo que antes pasaba por alto.
  18. En resonancia se ha medido cómo era capaz de sintonizar con las personas de mi alrededor en cualquier tipo de interacción, la media ha sido de 7.03. Durante el experimento, he sentido afinidad con casi todo el mundo, por no decir todo el mundo. La conexión en lo personal y lo profesional ha sido mayor, he observado por mi parte y por la otra, cómo creaba mejores relaciones el mayor interés y atención que he puesto de forma genuina en cada persona. Muy interesante la apertura. La cual lleva al siguiente medidor, empatía, con un 7.1, sin duda uno de los aprendizajes validados sorpresa, la macrodosis de psilocibina ha creado “un nosotros” más que yo, mucho menos forzado que usualmente, que a pesar de practicarla, a veces tenía que buscarla, aquí ha fluido naturalmente, y eso ha generado cientos de conexiones y momentos memorables con personas de mi entorno y conmigo mismo. Así mismo, ha sido determinante en reuniones, jornadas de trabajo, talleres y comunicados.
  19. Un indicador que me ha sorprendido ha sido el de la “sensibilidad”, porque cada día que he tomado la macrodosis de psilocibina, mis sentimientos han aflorado de forma considerable. No diría que de forma excesiva, porque siempre era la forma adecuada para un mejor relacionamiento con otros, reconocer el cariño de personas de mi alrededor, conectar con clientes o audiencia, pero sobre todo entrar en una profunda armonía conmigo mismo, es cómo estar expresando lo que tu alma necesita decir y permitirlo el 99% de las veces. El promedio está en un 6 sobre 10 por la misma razón que el estado místico, que su efecto ha sido más notorio en los días de toma, salvo que en este caso también se ha mantenido los días de descanso.
  20. Por último, en el parámetro de alucinaciones, o efectos visuales producido por los estados alterados de consciencia, destaca la nitidez de los resultados, un promedio de cero en los 52 días. Esa es la bondad de la psilocibina frente al LSD que no crea tantas alteraciones visuales. Paul Austin, a quién entrevisté en mi podcast, y es considerado un líder mundial en psicodélicos, se refería al LSD como al café psicodélico y a la psilocina como el té, curioso, pero cierto.
  21. El último parámetro que tiene cabida en los aprendizajes validados es el de “sensaciones” un indicador muy sentimental y experiencial, en el que, alrededor de los 52 días de experimento, predomina la conexión (espiritual y emocional) conmigo y con el entorno, el alineamiento integral, la tranquilidad y bienestar, sentimiento de plenitud y gracia, energía interior y ese estado de “bliss”. 
  22. Los siguientes parámetros se pueden encontrar en el cuadro de mando que diseñe y completé, y corresponden a consideraciones y observaciones.

Concluiría esta sección confirmando lo que suponía en la hipótesis, la maximización y exageración de todos los efectos que se consiguen con una macrodosis, y los que obtienes en una toma dentro de lo que se conoce como una ceremonia (ensayo que incluso realicé dentro del experimento con una toma x4 de macrodosis – véase análisis experiencial y cuadro de mando día 18). La parte que se puede considerar como descubrimiento es toda la estabilidad emocional, espiritual y mental que consigues (si) cuando eres capaz de navegar alteraciones tan inestables como las que sufres cuando integras una macrodosis de 250 microgramos con tu actividad rutinaria personal y profesional, esto es indescriptible, y no apto más que para astronautas (navegantes) altamente experimentados – tal y como decía Natasja Pelgrom al compartir mis sensaciones durante los últimos días.

8. Documental Experimento 52 días de Macrododosis de Psilocibina:

Un práctica común a mis experimentos son los vídeos que voy grabando cada día para poder obtener datos, perspectivas y reflexionar sobre lo que voy experimentando. Para mí es una de las partes más importantes porque me permite verbalizar y exteriorizar pensamientos, impresiones, puntos de vista y sensaciones que van apareciendo a medida que voy avanzando en el experimento. Lo que no esperaba es que un vídeo, que usualmente pueden ser entre una hora y máximo dos horas, se extendiera a más de 5 horas, por lo que ya pasa a ser un documental.

Este documental explica el experimento y mi experiencia desde el día cero a último día, incluyendo el fin con las conclusiones, un análisis a los ocho días después de terminar, y el último añadido a los 35 días, el cual sirve como cierre de experimento.

Puedes visualizarlo a continuación:

(Puedes verlo directamente en Youtube)

Recursos adicionales (idioma Inglés)

Disclaimer experimento Macrodosis de Psilocibina – y psicodélicos

A pesar de que no puedo ni debo recomendar terapeutas o facilitadores, es cierto que podrías encontrar tu propio camino a través de comunidades cerradas y “meetups”, contactando con practicantes de respiraciones holotrópicas y asistiendo a conferencias organizadas por la Asociación Multidisciplinar de Estudios de Psicodélicos (MAPS) y organizaciones de carácter similar. Seguro que hay muy buenos terapeutas y facilitadores, los cuales pueden ayudarte a procesar o integrar experiencias psicodélicas pasadas y presentes. MAPS proporciona aquí una lista comprensiva.

Puedes también ojear Psychedelics Today, que ha publicado consejos y recomendaciones muy útiles y coherentes. Para aquellos que buscan facilitadores, substancias y terapia, aquí hay algunas pistas.

Por otro lado, y más importante, hay un puñado de retiros que trabajan con psicodélicos, legales y médicamente supervisados. Los más contrastados son Psychedelic Experience de The Psychedelic Society, Synthesis Retreats (Holanda), y Atman Retreat (en Jamaica). Esta información no es una recomendación o un acuerdo publicitario, es meramente indicativo.

El experimento Macrodosis de Psilocibina, al igual que el de Microdosis de LSD, relata la investigación y auto-experimentación que he realizado con la psilocibina, la psilocina y LSD (Ácido Lisérgico Dietilamida). Poseer, manufacturar o suministrar algunas de estas sustancias supone una ofensa criminal en muchos países. que pueden acabar en prisión y/o con multas, salvo en los casos de conexión con investigaciones experimentales. Debes por lo tanto entender que este experimento está diseñado para compartir los resultados auto-experimentales del sujeto, con el fin de proporcionar contexto, rendimiento e investigación sobre estas sustancias.

Este experimento no pretende animar ni motivarte a romper la ley. Por lo tanto, no debe hacerse ningún intento en usar estas sustancias, excepto dentro de pruebas clínicas autorizadas.

Yo, Isra García, así como el experimento realizado, rechaza cualquier responsabilidad, pérdida, o riesgo, personal o cualquier otro caso, que sea incurrido a consecuencia, directa o indirecta, de los contenidos de esta prueba.

Una cosa más, considera tomar precauciones para proteger tu privacidad tan pronto como decidas explorar estos temas.

Atribución imagen: Plasticbrain Blog / Psychedelic Review / Microdose Mushrooms.

Jun
19

Fin experimento Ayuno de Alto Rendimiento (40 días)

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Ayer acabó el experimento Ayuno de Alto Rendimiento con Lou Mateos. Han sido 40 días desparasitando, limpiando, activando, regenerando y reciclando tanto el cuerpo, como el organismo y las células. El experimento ha sido magistralmente conducido, asesorado y monitorizado por la misma Lou.

Ayuno de alto rendimiento con Lou Mateos

Al terminar la fase 5, terminamos también con el periodo más duro de todo el experimento, entrar en Autofagia, lo cual significaba restringir absolutamente casi todo excepto el agua, infusiones y alguna pequeñez como el agua salada, agua de coco o algún kombucha. Ahora empiezo una nueva fase fuera del experimento, que es la de adaptación. Un proceso elaborado y cuidadoso donde voy a ir integrando paso a paso la nueva alimentación que voy a tomar a partir de ahora también guiado por Lou.

Fase de adaptación – plan provisional

Este es el plan (formato borrador) que voy a seguir desde hoy en adelante y por los próximos 15 días:

Día 1 (solo líquidos)

  • Licuados de zanahoria.
  • Licuados verdes.
  • Batidos protéicos.
  • Infusiones.
  • Caldo de huesos.
  • Caldo de verduras.
  • Multivitamínico.
  • Probióticos.
  • Minerales: magnesio de bisglicinato sobre todo.

Plan general para los siguientes 14 días:

  • Aguantar comer hasta bien entrado el mediodía.
  • Hacer una comida fuerte al día, a mediodía.
  • Probióticos.
  • Magnesio, L-lisina.
  • Antioxidantes: Ubiquinol.
  • Fruta, verdura y hortalizas.
  • No hidratos de carbono, no azúcares.
  • Todo tipo de alimentos vivos y verdes.
  • Aceite macerado con ajos negros, y mezcla de aceites de gran calidad.
  • Cucharadas de aceite de coco.
  • Mantequilla de almendras.
  • Tahín.
  • Kombucha, Kéfir y sopa de Miso.
  • Proteína vegana alcalina.
  • Pan de harina de coco.
  • Caldos de huesos (dos al día)
  • Huevo, aguacate u otro tipo de grasa para cenar.

Consideraciones:

  • No volver a la gran cantidad de superalimentos y suplementos naturales que tomaba.
  • Seguir con el ayuno intermitente (aquí el que hice en 2016 y en adelante).
  • Cambiar mi alimentación macrobiótica por una Plant-Based Food.

Consulta final del experimento Ayuno de Alto Rendimiento con Lou Mateos

Ayer Lou y yo nos reunimos por última vez para hacer un repaso a lo más destacado de la última fase y diseñar la integración en la que hoy entro. Por lo cual volvimos a grabar la consultoría online que Lou lideró y en la que yo le hice preguntas sobre aprendizajes, descubrimientos, sorpresas, cosas que funcionaron cosas que no, etc. Puedes encontrar el vídeo con la grabación a continuación:

En breve publicaré un informe completo con el análisis y los resultados día a día, así como aprendizajes validados conclusiones y toda la medición cualitativa, cuantitativa y experimental.

Si tienes alguna duda o pregunta sobre el Ayuno de Alto Rendimiento con lou Mateos, por favor, háznosla saber en los comentarios de este post.

Jun
13

Autofagia – fase 5 experimento 40 días Ayuno de Alto Rendimento

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Día 35, ayer acabó la fase 4 del experimento Ayuno de Alto Rendimiento que llevo a cabo con el asesoramiento de Lou Mateos. Hoy empieza la quinta y última etapa, la fase 5: Autofagia.

Ayuno de Alto Rendimiento – final fase 4: regeneración mitocondrial

Según Lou, he dejado atrás un protocolo creado para desechar todo lo que mi cuerpo no necesitaba y optimizar la energía vital del organismo partiendo desde el centro, la mitocondria. Han sido 7 días reduciendo todavía más las ingestas. Este ha sido el día tipo de la fase 4:

  1. Agua tibia con agua marina.
  2. Shilajit con las vitaminas y minerales recomendados por Lou:
    1. Multivitamínico Spectro.
    2. Vitamina D2 + K3.
    3. Niacina.
    4. Magnesio de bisglicinato.
    5. L-lisina.
  3. Infusión.
  4. Aceite de oliva extra virgen macerado con ajos negros, aceite de coco y aceite de aguacate.
  5. Caldo de huesos orgánico – res Australiana.
  6. Zumo verde.
  7. Batido de proteína vegana alcalina.
  8. Té Kombucha o agua de coco.
  9. Caldo de huesos de nuevo para acabar el día.

Lo que hemos buscado, y por lo que parece conseguido, es que el cuerpo produjera energía más limpia de forma eficiente. Lou se refería a lograr una mejor combustión energética y una mejor salud para la mitocondria.

Ayuno de Alto Rendimiento – comienzo fase 5: Autofagia

Autofagia Ayuno de Alto Rendimiento - Isra García

Ahora entramos en la fase final, la autofagia, un proceso natural donde la propia célula es la que elimina componentes disfuncionales o innecesarios. Es una especie de reciclaje de los propios componentes celulares, las células activas y sanas se alimentan de las células inactivas y dañadas, lo cual consigue fortalecer a nuestro sistema y organismo contra todo tipo de enfermedades: cancerígenas, neurodegenerativas, cronológicas y cardiovasculares. Es una regeneración masiva a nivel celular por la cal Yoshinori Ohsumi ganó el premio Nobel por su investigación en el tema.

La clave es cómo y cuándo entrar en autofagia, la realidad es que los estudios indican que los beneficios más poderosos ocurren después de pasar la marca de las 72 horas. Para seguir este proceso, me embarco en un ayuno total durante los últimos 5 dias con el fin de encontrar una regeneración celular completa.

El plan para esta semana es simple: agua alcalina e infusiones. Y algún té de kombucha, agua de coco o caldo de huesos si fuese necesario.

El resto de detalles, objetivos y buenas prácticas, incluyendo los avances y resultados de la fase anterior, está en la siguiente grabación. Correspondiente a la quinta asesoría online con Lou Mateos:

Histótico del experimento

Aquí puedes acceder a las diferentes fases del ayuno:

Si tienes alguna duda o pregunta, déjala en los comentarios y tanto Lou primero, como yo, si puedo aportar, responderemos.

Atribución imagen: cinvestav.

Jun
5

Regeneración mitocondrial – fase 4 del experimento Ayuno de Alto Rendimiento (extensión a 40 días)

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Ayer acabó la fase 3, activación metabólica, de los ahora 40 días de Ayuno de Alto Rendimiento que estoy realizando, asesorado por Lou Mateos. En la pasada asesoría de seguimiento (a la que puedes acceder aquí), y debido a la gran forma holística en la que me encuentro después de 28 días de ayuno, decidimos ir a por 10 días más de ayuno, es decir, pasar de 30 a 40 días.

40 días de Ayuno de Alto Rendimiento

Ahora entramos en la fase 4: regeneración mitocondrial, pero antes…

Plan fase 3 – 40 días de Ayuno de Alto Rendimiento

En esta fase 3 que ya hemos dejado, los objetivos principales eran cambiar la forma de que el organismo generara energía a través de una combustión más limpia ara que no haya oxidación.

Aquí tienes el plan completo, y confeccionado por Lou, después de haberlo probado, testado y maximizado:

A. Ayuno de líquidos permitidos: agua, kombucha, agua con gas y limón, caldo de huesos, batidos vivos y un proteico.

B. Prácticas dentro del proceso del Ayuno de Alto Rendimiento – justo al despertar:

  1. Limpieza lingual.
  2. Oil pulling con aceite de coco.
  3. Cepillado en seco.
  4. Ducha de contrastes frío/calor – usa el aceite de coco para ponerlo en tu piel.
  5. Beber agua templada

C. Aquí vendría tu rutina diaria.

D. Recomendado y casi obligado, dos veces al día el caldo de huesos (aquí el mejor que hemos encontrado).

E. Consideraciones:

  • Un batido o licuado verde, a mediodía, si lo necesitas, no va a romper el ayuno.
  • Durante la tarde/noche puedes tomar el caldo de huesos y todo el líquido que necesites.
  • Toma un chupito de agua de mar y si te sientes muy cansado o mareado, sal con agua y limón o sal debajo de la lengua.
  • Seguimos con los mismos suplementos.

F. Batidos o licuados verdes

  1. Batido verde: 2/3 taza de espinacas frescas, ½ aguacate deshuesado, ½ cucharadita de té verde en polvo matcha, opcional una cucharadita de extracto de vainilla sin azúcar y una cucharada de aceite MCT o aceite de coco. Todo ello junto a 1/2 de agua de coco o 2/3 taza de agua
  2. Batido verde 2: un pepino, 1/2 bulbo de hinojo, 5 hojas de lechuga u hojas verdes, una taza de espinacas tiernas, 1/2 manzana verde, 1/4 taza de cilantro, un trocito de raíz de jengibre, raíz de cúrcuma o polvo y agua.
  3. Batido 3 – arándanos y frutos rojos: un vaso de arándanos o frutos rojos frescos, fresa, etc, zumo de un limón y un vaso de agua de coco o agua 

Empieza nueva fase – Regeneración mitocondrial

El objetivo de esta cuarta fase es limpiar todo tipo de desecho metabólico, y eliminar todas las células enfermas y defectuosas. Esto y más es lo que Lou cuenta en la asesoría online que hemos realizado y encontrarás mas abajo.

Resumen y plan de la nueva fase – consultoría con Lou Mateos

Ayer, como hacemos en el cierre de cada fase, mantuvimos una consultoría Lou y yo donde, ella explica que hemos hecho, el progreso y los próximos pasos, y yo hago escucho, aprendo y hago preguntas.

Atribución imagen: Alimente El Confidencial.

May
26

Activación metabólica – fase 3 experimento Ayuno de Alto Rendimiento

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Hoy acaba la segunda fase del experimento Ayuno de Alto Rendimiento, asesorado, guiado y monitorizado por Lou Mateos, experta en Alimentación de rendimiento óptimo y alimentos que dan vida. Es día número dieciocho, hemos pasado por la fase uno – eliminación de parásitos; y ahora acaba la fase dos – regeneración. Entramos en la fase tres, activación metabólica.

el ayuno de alto rendimiento

Sin embargo, antes revisemos el plan de la fase de regeneración:

Ayuno de Alto Rendimiento – plan fase 2: regeneración

Confeccionado por Lou Mateos, lo dejo tal y como ella lo ha enviado:

  1. Isra, solo harás una comida al día de alimentos vivos. Hojas verdes, fermentos, grasas, semillas, frutos secos, germinados, verduras bajas en hidratos y almidones. Si lo consideras podrás añadir como proteína, el huevo.
  2. Podrás tomar en forma de batido también la mezcla de hojas verdes y verduras con agua o agua de coco. 
  3. Caldo de huesos regenerador y potenciador. Lo tomarás durante todo el día, todo lo que necesites. 
  4. Puedes beber té kombucha y agua con gas y limón. 
  5. El objetivo es hacer ayuno hasta la hora de comer y dejar de comer a las 19h. A partir de esa hora, si lo necesitas, puede tomar líquidos. 
  6. La ventana abierta a la ingesta será de 12h a 19h. 
  7. Seguiremos los ciclos circadianos.
  8. Te harás un enema con 1 cápsula de probiótico y una cucharada de aceite de coco. Con un litro de agua. Hacerlo 2 veces por semana.
  9. En ayunas, harás limpieza de lengua y enjuague bucal con aceite de coco. 
  10. Cepillado corporal en seco antes de los baños de contrastes en la mañana. Frotarás tu cuerpo de forma diaria antes de la ducha con un guante de crin o un cepillo de cerdas vegetales. Siempre empezando desde los pies hacia el corazón. 
  11. Seguimos con los mismos suplementos que en la primera fase, sumando el multivitamínico.

Aquí el plan de la primera fase.

La verdad es que no siento que esté haciendo un ayuno de tal magnitud, y que ya vayamos casi por el día 20. Por otro lado, sigo haciendo actividad con toda normalidad, con una gran energía, muy limpia, pura, orgánica y que es holística, con alguna excepción como explico en el vídeo más abajo.

Empieza la fase 3 – activación metabólica

En esta fase eliminamos toda ingesta sólida y nos centramos en líquidos, sobre todo agua alcalina, caldos de hueso e infusiones hechas de tomillo, jengibre, salvia, menta, orégano, artemisa y clavo. Eso, además de algunos suplementos indispensables.

El objetivo aquí es entrar en ayuno completo las 24 horas del día y activar el metabolismo, esto facilitará la producción de energía para optimizar las funciones vitales de manera natural.

Resumen fase dos y detalle de la nueva fase

Ayer realicé un seguimiento completo con Lou en la asesoría de seguimiento semanal. Lo hicimos por vídeo-llamada para grabarlo y explicar la evolución desde un punto de vista más técnico:

Atribución imagen: Wilson Hamamura.

May
19

30 días de Ayuno de Alto Rendimiento – experimento fase 2: regeneración

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

El experimento Ayuno de Alto Rendimiento, que realizo con el asesoramiento y supervisión de Lou Mateos, sigue su curso. Hoy es el día número once. Hace dos días que dejamos la fase 1 atrás (puedes acceder aquí). Han sido 9 días realizando un ayuno diseñado para eliminar los parásitos que pudieran haber en mi organismo. Como Lou mencionaba, “esta ha sido una fase de arrastre y limpieza, el protocolo y comienzo perfecto para reiniciar el sistema completo”.

Ayer entramos en la fase 2 del experimento con un nuevo protocolo centrado en la regeneración celular, articular, muscular, también a nivel de organismo, incluyendo mucosas, colágeno, cartílago, etc.

experimento ayuno de alto rendimiento - fase 2: regeneración celular

El domingo, en el último día de la primera fase y antes de empezar la segunda, quise invitar a Lou a una entrevista que sirviera como consulta y asesoramiento suyo para explicar en estos días y los próximos pasos en este nuevo protocolo. La “entrevista” explica con todo detalle todo lo acontecido y en qué se va a basar este nuevo plan de Ayuno de Alto Rendimiento. También abordamos beneficios, alimentos vivos, suplementación y resultados hasta la fecha.

Al ser tan completa y descriptiva, he decidido, en esta ocasión, intercambiar el texto por el vídeo:

Experimento ayuno de alto rendimiento – la fase 2

Básicamente, como decía Lou en la entrevista, cero azúcares, cero carbohidratos, nada que no sea agua (tomo alcalina), infusiones o caldo hasta las 12h-18h, que podré tomar una ensalada verde de alimentos vivos con muchas grasas. Luego, a partir de esa hora, en la tarde, caldos de huesos y verduras e infusiones.

La suplementación de la mañana: magnesio de bisglicinato, L-lisina, multivitamínico/multimineral Spectro y Shijalit. Y antes de ir a dormir más magnesio y melanina natural.

Por otro lado, sigo con el análisis cuantitativo y cualitativo, así como el experiencial, para publicar el informe final al terminar los 30 días de Ayuno de Alto Rendimiento.

May
12

Un experimento imperfecto sobre publicación de contenidos en redes sociales: 7 aprendizajes

By Isra Garcia  //  Experimentos, Marketing  //  No Comments

Hace un par de años empecé a realizar un pequeño experimento de marketing digital. Dicho experimento estaba relacionado con social media (comúnmente conocido como las redes sociales). Que consistió en probar diferentes formas de publicar contenidos, a diferentes horas, desde diferentes plataformas, con diferentes copys.

experimento publicación de contenidos en redes sociales

Sobre el Experimento Publicación de Contenidos

El rango de pruebas fue tan extenso como pude y supe. Desde probar publicaciones sin texto y solo imágenes, hasta solo textos, o una sola palabra, preguntas, retórica, posts de 500 palabras con o sin imagen, solo vídeos (desde YouTube o subidos en la propia plataforma) y aprovechando todas las cualidades de cada plataforma social media.

Recuerdo cuando en 2008 empecé a especializarme en redes sociales, aprender era cuestión de lanzar y probar y ver qué sucedía entonces. No había un recurso en Google que te dijera cómo desarrollar una estrategia o te facilitara ideas creativas para crear contenido.

Aprendizajes de un experimento incompleto

El experimento, que debería haber acabado, se quedó a medias porque desapareció la persona responsable de sacar e introducir los datos que yo iba extrayendo, entonces decidí detenerlo.

Soy un fiel seguidor de la filosofía cierra lo que empieces. Es por ese motivo que retomé lo que ya habíamos analizado y preparé unos cuantos aprendizajes y conclusiones que aquí comparto contigo:

  1. En realidad, según, los datos que he extraído y ponderado y luego he ido cotejando con diferentes estudios y profesionales que hablan sobre la ciencia de optimizar publicaciones, no hay una ciencia cierta que determine el éxito (en cuanto a alcance y publicación) de tus contenidos. Si quieres ciencia tienes que crear la tuya propia.
  2. Se observa, que usualmente, los usuarios que reaccionan a los contenidos con menos texto, tienen menos probabilidades de hacer “clic” (convertir) en las llamadas a la acción. Por el contrario, a más elaborado es el contenido mayor es la tasa de conversión hacia generar leads.
  3. Los horarios y días no importan tanto como la calidad y – para tu sorpresa – cantidad del contenido. Algo en lo que coincido plenamente con Juan Merodio y Gary Vaynerchuck.
  4. Los mensajes más humanos fueron los que más impacto tuvieron (en términos de impresiones, alcance y clics). Es decir, aquellos en los que se contaban historias humanas.
  5. Realizar las publicaciones “nativas” (copia y pegar el post o lo que sea) en cada plataforma tiene entre tres y cuatro veces más impacto que colgar el enlace. Las personas queremos consumir el contenido en el sitio que lo vemos, y no que nos lleven a otros lugares.
  6. Tan pronto como empiezas a analizar, medir y seguir, el proceso de aprendizaje se multiplica. Es entonces cuando ves las ventanas de oportunidad y eficiencia.
  7. No acabar algo y que se quede a medias te puede pesar más que lanzar algo imperfecto e inacabado.

Puedes encontrar aquí el Experimento Publicación de Contenidos en redes sociales no finalizado.

Cerrar este capítulo es tan importante como lo aprendido, no me importa ser perfecto, me importa ser lo que soy (no sé muy bien qué, pero me dejo llevar por ello)

Atribución imagen: Carney.

May
11

30 días Ayuno de Alto Rendimiento – Experimento

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Después de acabar mi último experimento, que pronto haré público, decidí empezar un experimento que llevaba algún tiempo rondando. Aunque algo modificado de la versión original, quería replicar el ayuno total de 20 días que realicé en 2016, pero extendiéndose a un mes. Sin embargo, cambié de idea después de ser asesorado por Lou Mateos, experta en alimentación óptima plant-based. Así que entre ambos creamos el experimento ayuno de Alto Rendimiento.

Algo de contexto

Lou me explicó que un ayuno solo agua alcalina de 30 días podría o perfeccionar el metabolismo o bien destrozarlo, sobre todo sin un seguimiento exhaustivo a diario con un equipo cuidándote y monotorizándote. Como eso es algo inviable en estos tiempos, le pedí ayuda profesional para diseñar algo que sirviera para seguir yendo varios pasos más allá, en realidad tan lejos como pudiéramos ir sin poner en riesgo nuestra salud. Lou accedió y empezamos a diseñar este ayuno de Alto Rendimiento de 30 días.

Inicio y objetivos

Un ayuno que se divide en varias fases y que iré explicando cada semana a medida que Lou Mateos vaya diseñando cada fase. Ya que como ella dice, vamos a ir creando día a día a medida que experimentamos, analizamos y contrastamos resultados y sensaciones.

Los objetivos principales detrás de este Ayuno de Alto Rendimiento es entrar en Autofagia durante un periodo de tiempo más prolongado. Además de potenciar el metabolismo, maximizar la energía que el cuerpo produce y aprovechar los beneficios de los alimentos y líquidos vivos que vamos a ir dándole en estos 30 días. Todo al mismo tiempo que no sometemos al organismo al gran estrés que supone un ayuno severo de agua.

Otro de los objetivos de este ayuno es que luego, al terminar, podamos ajustar, sobre todo Lou que es la profesional, y que entonces con la versión final, cualquiera pueda hacerlo, teniendo formulación y aprendizajes validados.

Ayuno de Alto Rendimiento – fase 1

ayuno de alto rendimiento de 30 días con Lou Mateos

Ahora mismo estamos en la primera fase Ayuno de Alto Rendimiento con el protocolo para eliminar todo parásito innecesario en mi organismo. Uno de los principios que estoy siguiendo es beber más de 1,5 litros de zumo de zanahoria orgánico licuado, propóleo, concentrado de pomelo, así como aceites macerados y un gran número de infusiones y probióticos.

En unas semanas compartiremos los planes completos, y a diario, iré explicando el progreso a través de mi canal en Instagram. También conectaremos con Lou para que ella, desde toda su maestría nos vaya desgranando el experimento.

A propósito de Lou, esto es lo que ella añade: Isra está tomando probióticos a través del Kéfir, Chucrut, la Kombucha y de la hoja verde. Hemos añadido alimentos vivos con fibra y clorofila a través de la ensalada. Hemos añadido una comida al día además del zumo. Estamos empezando un ayuno con una ración contundente de comida de alimentos vivos, de alimentos energéticos, porque lo que estamos metiendo es energía.

El resto lo explico en este vídeo inicial sobre el Ayuno de alto rendimiento:

La vida es un experimento, al menos la mía, y va a seguir siéndolo hasta el resto de mis días.

Pues vamos a ello.

Atribución imagen: Simplyfaster.

May
2

¿Qué sucede cuando permaneces una hora en quietud absoluta?

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Pregúntale a las 95 personas que este pasado sábado nos reunimos en la primera quedada online de Quietud Global. Un encuentro donde el objetivo era permanecer en quietud total durante una hora.

Una hora de contemplación, ojos abiertos, mirada fijada en un solo punto, y a practicar la quietud total.

permanecer en quietud absoluta

Podías sentir la energía y vibración de todos ellos, conectando desde diferentes partes del mundo, Argentina, Colombia, Reino Unido, Perú, España, Irlanda, Bélgica.

Contexto y preparación

Antes de empezar fijamos las instrucciones de vuelo y la integración posterior, tan o más importante que el propio “viaje”. Algo imprescindible de hacer en toda experiencia vital o experiencia “pico”, porque una hora de quietud definitivamente lo es.

La música

Seleccioné una playlist para la ocasión, compuesta por una canción de Ashana para el inicio, y otra de Shakuhachi (Riley Lee) de 15 minutos repetida cuatro veces, ya que la música también debía incitar a la quietud. Finalmente, dejé un mantra de 30 minutos por lo que pudiera pasar después.

Permanecer el quietud absoluta – la experiencia

Sobre mi experiencia diré una sola cosa, que por primera vez vi al observador que observaba a la persona viviendo la experiencia (también llamada “yo”). Es decir, me convertí en el observador que observaba desde fuera. Previamente tuve la oportunidad de lidiar con varias cosas que se presentaron durante esa hora:

La cera derramada de la vela que se acercaba al pc desde donde transmitimos.

Haber elegido colocar la vela que iba a observar durante toda la hora en el suelo, lo que hizo que mi postura del cuello estuviese inclinada hacia abajo durante una hora, con todas las molestias que pudiese conllevar.

Colocar el volumen de la música bastante algo y que eso, en ocasiones, generó cortes estruendos.

Escuchar la fortuna de que alguien dejara el micro abierto y no previamente permaneciera en quietud.

Las piernas dormidas, ambas, más o menos a la mitad del viaje. Así como dolor en la espalda. Elegí la postura de meditación en media flor de loto, lo cual bendigo.

Esto me ayudó a ver las sensaciones y experiencia que iba y venía, llegaban y desaparecían. Me embriagué de ello y lo que sé es que desaparecí de la ecuación, “yo” no existía, incluso después de escuchar la alarma que decía que habíamos terminado.

Algunos testimonios después de permanecer en quietud

El resto, y lo que importa, es el testimonio de personas que lo practicaban por primera vez y pensaban que no aguantarían. He tomado algunos testimonios del grupo Imparables en Tiempos de Crisis, donde muchas y muchos han compartido la experiencia, y los comparto aquí contigo.

Esto es algo de lo que sucede al permanecer en quietud durante una hora:

“Descubrir cómo formas parte de un todo, cómo acoplas perfectamente con toda la energía universal, cómo el amor es la única herramienta expansiva, cómo parar cada instante y reconocerte la suma del todo…” – Beatriz Abril.

“Cogí la llama de una vela como referencia y me ha acompañado por un sinfín de pensamientos que me han ayudado a recordar ciertas vivencias que hasta había olvidado. Algo que no solo me han dado fuerzas para recordar quien soy sino además no olvidarlo… No voy a negar que he tenido algún pensamiento negativo e incluso alguna flaqueza que me ha hecho pensar en mitad de esta experiencia que no lo iba a conseguir… Pero de pronto se hace la magia y suena la alarma… lo que parecía imposible es sólo parte de una meta más conseguida. Cada día un paso más” – Paloma TP.

“Y decidí que para no centrarme en el dolor iba a hacer un recorrido por todas las partes de mi cuerpo, porque había otras que no dolían, y pensé que si me focalizaba en el conjunto, el dolor de esos puntos que se habían llevado mi atención durante un rato, dejaba de tener protagonismo. Porque soy un conjunto y no unas partes por separado. Y entonces, sonó la alarma y el final de la sesión” – Débora Pascual.

“Ojos abiertos enfocados a lo alto de la pared frente a mi. Comienza una psicodelia con los elementos alrededor mío, en blanco y negros, parpadeando… Me sube un calor por todo el cuerpo, parece que me voy hinchando, me muevo en alguna ocasión al tragar… Me daba la sensación que me quedaba sin aire y sin saliva… Entré como en un círculo acompasado con la música, y entre que me empiezan a dar pinchazos en varias zonas del cuerpo, una diferente en cada círculo… No me muevo… Vienen recuerdos o flashes con personas con las que apenas tengo relación, incluyendo a Isra y a Eduard… No quiero entender solamente fluir, ahí veo luces, calor en mi cuerpo, siento la respiración” – Elena del Real.

“¿Cuánto tiempo estuve? Me da igual. ¿Respiré bien? Me da igual. ¿Mantuve una postura correcta? Me da igual. ¿No pensé en nada? Me da igual. ¿Alcancé la quietud total? Me da igual. Lo único importante es que «lo hice»” – Rafael SO.

Puedes acceder al resto de testimonios aquí.

Adicionalmente, hemos subido la grabación a Youtube con la grabación completa de la sesión. Va desde el inicio al fin de la quietud absoluta, porque quizá pueda servirte como referencia, inspiración o recordatorio:

Al terminar

En mi caso, al terminar, decidí honrar e integrar lo vivido con una meditación (ojos cerrados), en la cual casi la mitad de los participantes me acompañaron hasta el final. Cuando los abrí, es cuando me di cuenta de que allí estábamos 50 personas.

Atribución imagen: Listening partnership.

Abr
30

Qué aprendes cuando realizas un retiro experimental en tu propia casa: 21 lecciones

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos  //  No Comments

Como ya explicaba en el previo, era un retiro diferente a los que estamos acostumbrados hacer, y en los que solo nos embarcamos cuando estamos tensos, estresados, saturados o rotos. Hay que saber retirarse cuando uno está en un punto tan álgido y alineado que necesita poder digerirlo, disfrutarlo y apropiarse de ello. Y retirarse con uno mismo, en uno mismo. No hay mejor retiro, como bien apuntaba Marco Aurelio, uno de mis estoicos favoritos.

ómo hacer un retiro experimental contigo mismo - Isra García

Desconectar para conectar

Estaba acostumbrado a desconectar 10 días cada 6 meses, lo que siempre coincidía con Afrika Burn y Burning Man. Además de algún Vipassana anual que también hacía que desconectase por unos 12 días (en Navidad fue el último que realicé).

En esta ocasión vi claro que mi retiro en el desierto de Tankwa Karoo no iba a suceder; evento cancelado. Lo mismo ha sucedido con el de Black Rock, suspendido. Aunque espero poder estar en noviembre en Kyoto para otro Vipassana.

Como hay que convertir en nuestro camino lo que aparece en nuestra vida, elegí desconectar de todo en mi propia casa, desde el pasado jueves a las 22h hasta ayer miércoles a las 10am. Cero Internet (salvo contenido instructivo no relacionado con trabajo), trabajo, redes sociales, teléfono y mensajes.

Qué ha sucedido y he aprendido en este retiro tan particular

Esto es algo que podrías aprender si decides retirarte en ti mismo durante unos días, al menos en algo de lo que yo he aprendido. Aunque algo me dice que tú te llevarías incluso mucho más:

  1. Dejas de combatir contra el tiempo. He visto esta esa lucha inútil para entonces bajar los brazos.
  2. Conectas con lo que te mueve, en mi caso con la meditación, ayunar, Tai Chi, Qi Gong, cantar, escribir, tocar música, bailar y permanecer en quietud.
  3. Tienes tiempo para pensar y para no pensar, así como para escribir sobre lo que piensas y sobre lo que crees que no piensas.
  4. Te das cuenta que “tú” no importas demasiado, y eso es algo bueno, porque cuando el “yo” está en el centro, el sufrimiento está asegurado.
  5. La acción profesional o personal es muy diferente a la acción no-acción. Ambas de suma importancia, sabiendo cuándo utilizar cada una,
  6. Ves con más claridad que hay bajo tu control y qué no, lo cual te ayuda a optimizar tu vida mucho mejor.
  7. Comprendes qué prioridades y personas estabas descuidando y eran vitales, entonces les das esa importancia que merecen.
  8. Puedes escuchar mejor a tu cuerpo y a tu intuición. El primero te dice cómo cuidarle mejor para un mejor rendimiento. La Segunda te susurra qué es lo que debes hacer hoy, y hacia donde poder dirigirte mañana.
  9. Tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de ti en tu templo, tu casa, como pocas veces lo habías hecho. Te sacas partido a ti y a tu casa.
  10. Restringir el placer, por ejemplo de comer, o de dormir en una cama cómoda mientras haces este retiro, te ayuda a desapegarte de ansias y aversiones.
  11. Puedes darte el premio de hacer lo que más te apetezca sin sentirte mal, de hecho no puedes sentirte mal por recompensarte (sanamente) con lo que más necesitas, a nivel físico (en mi caso 3h de deporte todos los días). En lo emocional (mucha charla conmigo mismo, más que de costumbre). En lo intelectual (devorar y diseccionar este libro sobre filosofía y este otro sobre estoicismo, este documental sobre el Taoísmo, y una multitud de entrevistas y lecciones de maestros del Zen – así como escribir) y en lo espiritual (meditando y permaneciendo en quietud durante media docena de veces al día)
  12. Al tomar perspectiva donde estabas atascado y por qué, así cómo encuentras formas de ser más ágil y efectivo donde antes no veías ni entrada ni salida.
  13. Te das cuenta de que todo movimiento es mutuo: el bien implica el mal, el deseo implica el sufrimiento, la pregunta implica la respuesta, el negro el blanco.
  14. La mentalidad “no sé” es la mejor mente que podemos adquirir frente a las vicisitudes de la vida, así como a los juicios vacíos, las falsas impresiones o las apariencias engañosas.
  15. Sea la idea, proyecto, campaña, informe o negocio o problemática que sea, mejora exponencialmente cuando te das unos días de reposo absoluto y retomas el asunto. Tu perspectiva fresca cambia cómo eres capaz de enfocarlo, esto es debido al desapego psicológico del trabajo.
  16. La quietud da sentido a todo, porque te ayuda a darte cuenta de que estás dando sentido a todo lo equivocado.
  17. Hay muchas ocasiones en las que no hacer nada es más poderoso y eficiente que estar haciendo cosas sin parar.
  18. No necesitamos más tiempo para hacer más cosas, necesitamos el mismo tiempo de siempre para estar en lo que estamos haciendo.
  19. Es necesario romper rutinas de vez en cuando, como dos o tres veces al año. De lo contrario acabarás asfixiado por tus propios hábitos.
  20. La autodisciplina es realmente útil cuando sabes el momento de detenerla y descansar.
  21. El descanso completo y separación de todo lo que implique una responsabilidad o compromiso, te hace ver lo reparador que resulta despegarse de todo por un tiempo.

No hay mejor retiro que en uno mismo, aislado del ruido, de la contaminación emocional, la putrefacción informativa y la toxicidad de ideales e idólatras.

De vuelta a la otra acción

Han sido cinco días con sabor a dos semanas, eso sí, de no ser por los compromisos profesionales que había adquirido, habría alargado unos días más seguro.

Así que de vuelta a esta otra acción, ayer empezaron los talleres online de Imparables en Tiempos de Crisis con Salva Fernández, hoy Charo Val y mañana Rafa Llopis (puedes encontrarlos en el Campus). Y el sábado organizamos una fiesta online, dos horas de celebración enriquecimiento, ensalzamiento y diversión. Estás invitado/a, pases únicamente para la gente de mi ecosistema, personas como tú, solo que las plazas son limitadas a 300 asistentes. Hazte con una entrada aquí (unos días más tarde recibirás el acceso vía email).

Ahora, alternaré la acción con la no-acción más a menudo. La clave, el desapego de todo, la no dualidad e interdependencia de todo y crear espacio para contemplar, respirar y permanecer quieto.

Abr
24

Retiro en uno mismo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Experimentos  //  No Comments

Llevo desde el 01 de marzo, incluso antes de que empezara la cuarentena sin parar de llenar mi día con todo lo que puedo potenciar: trabajo, cuidado emocional, ejercicio físico, desarrollo intelectual, potenciación cognitiva, ensalzamiento espiritual, mimos integrales. Es como si un sentido arácnido me avisara de que era el momento de ir a fondo más que nunca. Un aviso para que uno se arme hasta los dientes con todo lo que pueda suponer una optimización positiva desde cualquier perspectiva posible a considerar.

A muerte…

No he parado ni un solo día, ni uno. Durmiendo una media de siete horas, algunos días he dormido cinco horas, otros seis, muchos días ocho horas y otros nueve, hasta algunos diez. Suelo acostarme entre las doce y las dos de la mañana. Uno se asombra lo que es capaz de dar cuando se está así de alineado con su sistema de valores, con su espíritu y desde la más profunda ecuanimidad y magnanimidad.

… Por eso el retiro en mí mismo

Es precisamente por ese motivo por el cual hoy mismo decido parar en seco, porque lo siento, me nace, lo escucho, me escucho, me apetece y lo necesito. Desde ayer noche a las 22h entro en modo retiro en mí mismo. He elegido crear un refugio en mi casa por unos días, en concreto hasta el próximo miércoles 29 de abril a las 10am. Ese día vuelvo porque empiezan de nuevo los Talleres de Imparables en Tiempos de Crisis en directo, en el cual aprovecho el descanso para hacer este retiro íntimo en mi propia casa, conmigo mismo.

retiro en mí mismo y conmigo mismo - isra garcia

En este retiro en mí mismo no usaré las redes sociales, tampoco el teléfono, ni el correo electrónico, tampoco nada relacionado con trabajo. La única excepción será los compromiso sque ya tenía cerrados antes de embarcarme en este pequeño retiro experimental.

  • Viernes: un taller sobre autodominio (en Inglés), una reunión con Nueva York, una entrevista para el podcast con el ex-Navy SEAL Brandon Webb.
  • Sábado: encuentro con los participantes del Mastermind del Método Ultraproductividad (quiénes van a hacer este retiro en mí mismo también) y encuentro/quedada online Quietud Global (¿Quieres participar?).
  • Lunes: consultoría uno a uno (20 min) y reunión con un colega.
  • Martes: consultoría de Ultraproductividad de 20 minutos.

En ese espacio voy a crear un mix entre la técnica de meditación Vipassana, sesiones prolongadas de Tai Chi y Qi Gong, prácticas Zen, realizar deporte, ayuno escribir y leer sobre cualquier cosa que no tenga que ver con mi actividad profesional, pero sobre todo a contemplar y permanecer en quietud.

Refúgiate sin necesitarlo

Aprovecho para retirarme precisamente ahora. En este momento, donde quizá mejor me encuentro mental, física, emocional y espiritualmente. Cuando más alineado y conectado estoy  conmigo mismo y con todo mi ser. Lo hago sabiendo y comprendiendo que la mejor forma de conocerse a uno mismo es prestando atención a todo lo que pasa dentro y fuera, tanto en los peores momentos, como en los grandes como este, y tratar a ambos por igual. No darte demasiada importancia cuando vives la turbulencia, pero tampoco en la dicha.

Solo voy a hacer una cosa, observar.

Cuanto más nos entendemos más podremos quitarnos de en medio para entonces ver lo que importa, las cosas como son. Hay un proverbio de un maestro Zen que dice así: “olvidarse de uno mismo es ser iluminado por todas las cosas”.

Nos vemos en unos días.

El viaje continúa.

Mar
12

Un experimento de Alto Rendimiento – objetivo: maximizar y optimizar vida y trabajo

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Podcast  //  No Comments

Conocí a Ric Soares gracias a mi amigo Ed Zaydelman (ambos entrevistados en Disrupt Everything). Fue después de mi primer Burning Man, me habló de un método llamado DeRose Method, una herramienta de alto rendimiento, me dijo Ed, que llevaba ya unos años siendo entrenado por Ric. En 2015, Ric y yo, coincidimos exponiendo en unas charlas en San José (Costa Rica). El experimento de alto rendimiento basado en la herramienta DeRose Method, un trabajo equilibrado, optimizado e integral en lo físico, mental y emocional.

Experimento Alto Rendimiento - DeRose method

Fue allí cuando el experimento Alto Rendimiento tomó forma, y fue allí donde adquirimos el compromiso para llevarlo durante más de dos años trabajando codo a codo. Un trabajo mental, físico, emocional y espiritual que me ayudó a maximizar mis capacidades y sobre todo, a entender que era el alto rendimiento en la vida y en el trabajo, para año después, poder desarrollar el método del Alto Rendimiento Holístico.

Disrupt Everything podcast #118 – Experimento Alto Rendimiento

En este nuevo episodio de disrupción personal y profesional disecciono, reconstruyó, y prácticamente desgrano, cómo empecé a trabajar en alcanzar un estado de máximo rendimiento en cuerpo y mente. Fue el primer paso a lo que hoy es la forma de vida que llevo, a lo que me dedico en cuerpo y alma, a toda la evolución, reinvención y crecimiento exponencial que he ido experimentando desde 2015 a día de hoy.

Escucha directa:

Índice de contenidos

  1. Introducción y contexto.
  2. DeRose Method – herramienta de alto rendimiento.
  3. Avance, progreso y preparación – 2 semanas.
  4. Profundidad – 3 semanas.
  5. Optimización – semana 4.
  6. Cómo subir de nivel – 2 meses.
  7. Plan de alto rendimiento – 8 meses.
  8. Los pilares del Alto Rendimiento Holístico.

Recursos:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Mar
10

Un experimento sobre qué sucede cuando te sobreexpones a lo que te supera

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Justo después de terminar el experimento Haz lo que Odias, decidí aprovechar la inercia y realizar un pequeño, pero retador, test. Fue el de encontrar la forma de estar en el lugar más incómodo posible, incluso más allá, conseguir anular mis defensas y mis fortaleza mental ¿cómo? Forzándome a acostarme tarde y levantarme muy tarde, porque sabía que eso me desestabilizaría, y al hacerlo sería mucho más propenso a sentirme perturbado y ser susceptible ante cualquier situación cotidiana o persona con la que interactuara.

Así que en el espacio de tiempo entre que acabé el pasado experimento y empezaba el nuevo con el que ya estoy (diré de qué se trata dentro de 40 días), me lancé a por 7 días para desestabilizar mi rutina de alto rendimiento holístico, superhábitos, ultraproductividad.

estar en el lugar más incómodo posible - buscar la incomodidad para crecer

El objetivo: estar en el lugar más incómodo posible.

El despertar

Estas fueron las franjas horarias en las que salí de la cama cada día:

  • 11:30h el martes 24/02.
  • 12:30h el miércoles 25/02.
  • 12:50h el jueves 26/02.
  • 13:10h el viernes 27/02.
  • 12:50h el sábado 28/02.
  • 13:30h el domingo 29/02.
  • 14:10h el lunes 01/03.

El acostar

Aquí los horarios de apagar e ir a dormir:

  • 02:20h el miércoles 25/02.
  • 02:15h el jueves 26/02.
  • 01:50h el viernes 27/02.
  • 02:10h el sábado 28/02.
  • 02:33h el domingo 29/02.
  • 01:44h el lunes 01/03.
  • 02:30h el martes 02/03.

Cómo manejar lo que no sabes manejar – más incertidumbre por favor

¿Qué pasó al cambiar una parte importante de mi estilo de vida? Pues que sentía que llegaba tarde, que no me daba tiempo, que ya iba por detrás, que estaba perdiendo. Era todo un sabotaje constante, sobre todo al principio. Aunque eso era lo que esperaba y quería que sucediese, porque solo si me sentía así podría evolucionar y vencer una situación que seguro un día se daría de forma fortuita.

Durante los primeros tres días no hubo manera de aclararme, hasta las sacudidas como esta se vieron afectadas, que las escribía la noche de antes, las tenía que hacer el mismo día que las publicaba, lo que hizo que dejara de publicar entre las 9-9:30h. Mi índice de ultraproductividad descendió por debajo del 20%. Perdí totalmente mi foco, cero claridad mental, emocionalmente aturdido, cero motivado.

Salir de la cama me parecía una tortura, despertaba casi estresado, había días que no hacía ni La Gran Mañana, principalmente por la presión que suponía ser ya las 14h o 15h, imagínate, hasta dejé de meditar el día dos y el tres. Estaba donde quería, desquiciado, desestabilizado, dominado por el tiempo, por las emociones, por mis pensamientos. Era de todo menos un estoico, era una marioneta fácilmente manejable. Mal humor, inseguridad, estrés, frustración, crispación, un espectáculo.

Para vencer, toca el fondo

Es entonces cuando decidí seguir, aumentar a más tardar la hora a la que iba a dormir, y la hora que me despertaba, o esto acababa con todo lo que había tardado una vida en construir, o acababa yo dominándolo. El fuego se combate con más llamas.

En efecto, empecé a tomar más consciencia, a aceptar la hora que despertaba y lo que pasaba, empecé a observar cómo mi mente me boicoteaba, la historia que me contaba para desesperarme. Cuando te conviertes en el observador nada te afecta, porque no va contigo, eres la tercera persona, entonces decidí no mirar el reloj, imaginar que eran las 6am y no las 14:40h. Relajé mi lista de tareas, corte el 80% de la comunicación externa que llevaba a diario.

Reentrena tus creencias y dales el miedo del que buscan huir

El gran problema era pensar en la hora y sentir que era “tarde” (una maldita etiqueta) y lo cambie por “son solo las 16h”, momento en el que empieza mi jornada laboral. Y a partir de ahí, fui reentrenándome en cada momento para renombrar ese tipo de categorías y creencias (limitantes) que nos bloquean y noquean.

  • Cambiar “voy tarde” por “voy al ritmo que puedo ir”.
  • “No puedo con esto” con “ha aparecido en mi camino, interesante”.
  • “Me supera” por “qué buen reto para aprender”.
  • “No soy ultraproductivo” por “estoy en medio de algo que propulsará mi método”.

Y empecé a ganar el día como si me hubiera levantado a las 5am y me acostara a las 21h.

Cambia la historia y la historia cambiará

¿Qué sucedió? Que al cambiar la historia que te cuentas cambia la narrativa que vives, así de sencillo. Si tu cuento es un cuento fatal, adivina qué sucederá, ¿y si es un cuento mágico?

Otra de las ventajas fue poder enfrentarme a algo que odiaba hacer y repetirlo cada día por mucho que lo odiara, con la intención de volverme insensible a esa sensación, y adivina qué, así fue. La alta sobreexposición a estímulos abrumadores, llevada con consciencia, consistencia, perseverancia y autodisciplina, se convierte en un motor de crecimiento y desarrollo.

Busca estar en el lugar más incómodo posible

Ahora domino el levantarme tarde y acostarme tarde como si despertara y fuera a dormir pronto. No hay diferencia, ecuanimidad, eso es.

Dije que era de todo menos un estoico. Todo lo contrario, en realidad estaba pasando por ello para poder vivirlo y entonces quitarle todo protagonismo.

Experimenta la incomodidad, exponte a la incertidumbre, pasar por lo que tengas que pasar, es la única forma de atravesarlo, campo a través.

Busca eso, estar en el lugar más incómodo posible.

Si tuvieras que hacer algo así ¿con qué probarías?

Atribución imagen: Guedo.

Mar
7

Por qué el Ayuno Total Intermitente es el mayor truco que conozco para hackearse a uno mismo

By Isra Garcia  //  Experimentos, Podcast  //  No Comments

Cuando alguien me pregunta cuál es el mejor truco, hack o súperhabito que tengo para rendir al máximo, estar alineado y tener energía ilimitada, mi respuesta es siempre la misma, el tipo de ayuno que realizo. Puedes llamarlo ayuno intermitente, ayuno semanal o ayuno total.

el ayuno total intermitente

En realidad la pregunta completa y con matices sería, “haber experimentado con el ayuno desde 2016 hasta hoy, y haber aprendido todo lo que he descubierto”. Así que con esta intención y ánimo, he recopilado todo en un nuevo podcast de alto rendimiento holístico y disrupción personal. He diseccionado cada hito clave desde que lo descubriera de la mano de Ric Soares y Lou Mateos y empezara con el primer test, un ayuno de 100 horas. Hasta llegar a 2020 después de haber pasado el conocido Experimento Ayuno de 20 días, y hacer entre dos y tres días seguidos de ayuno completo a la semana. Junto, por supuesto, a todo lo que cada paso ha significado y cómo ha sido llevado a cabo.

Esta recopilación me ha servido como una revisión de los pasos seguidos, puesto que con Lou, estamos preparando lo que será uno de mis próximos experimentos, un ayuno óptimo de 30 días.

Disrupt Everything #117 – Experimento Ayuno Total Intermitente

Episodio donde explico paso a paso todas las fases por las cuales he pasado desde no tener conocimiento alguno sobre el ayuno intermitente total, menos practicarlo. Todo ello hasta llegar a haber reiniciado por completo mi metabolismo y poder entrar, semanalmente, en estados de cetosis avanzada, activando el proceso (y reconocido con un Premio Nobel) conocido como la autofagia.

Escucha directa:

Índice de contenidos:

  1. Introducción y contexto.
  2. Ayuno de 100 horas.
  3. Experimento Ayuno: pruebas iniciales.
  4. Inicio experimento Ayuno Total Intermitente.
  5. Primeros 7 días.
  6. Meridiano 14 días.
  7. Final.
  8. Conclusiones.
  9. Ayuno, autodisciplina, miedo, amígdala y más.

Recursos:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Steven Corey.

Mar
4

Qué pasa cuando haces lo que odias, no te apetece y no te gusta, durante 20 días – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Habilidades  //  No Comments

Hace ya más de 20 días que decidí empezar un nuevo experimento. En esa ocasión, de estilo de vida y desarrollo personal. Uno que no estaba seguro si hacer, por eso mismo no dudé un instante en ponerlo en marcha… Lo titulé Haz lo que Odias en versión corta, y Haz lo que Odias como si lo Amases durante 20 días en versión más larga y descriptiva.

Haz lo que Odias – el experimento

Pues aquí estoy, 30 días después, con un informe sobre lo que he pasado durante y después una veintena de días intentando que todo lo que no me gustaba hacer fuese mi nuevo normal. Mentalizándome de que lo que no me apeteciera hacer fuese lo que obligatoriamente más debía hacer. Asegurándome que encontraba todo lo que no quería hacer para entonces, adivina, hacerlo. Siendo concienzudo y disciplinado en identificar eso por lo que odiaba pasar para entonces ir, vivirlo y en medida de lo posible, amarlo. No pensaba que esto me iba a llevar tan lejos.

haz lo que odias - Isra Garcia - experimento estilo de vida y desarrollo personal

En esta ocasión he creado un informe más directo y menos estructurado que de costumbre. A pesar de que he seguido el método científico, lo he dividido en tres partes: antes, durante y después.

Antes “voy a hacerlo” – parte 1

Aquí está explicado el punto de partida de Haz lo que Odias; el por qué empezar este experimento, por qué hacer lo que odias, por qué ir en contra de mí mismo, por qué ir al polo opuesto de donde debería ir. Bueno, en realidad ese y otros “debería” son bastante relativos y subjetivos. Por qué… ¿Cómo sabes si es lo que tienes que hacer o no? ¿Qué guía la decisión de lo que te apetece o no? ¿Cuál es el motivo real de gustarte o disgustarte algo? No están nada claras las líneas que delimitan una realidad u otra en nuestras vidas, aunque parezca lo contrario.

La idea de llevarlo a cabo apareció en navidades, mientras estaba en mi tercer retiro de meditación Vipassana.

Antes no tenía una consciencia tan profunda sobre por qué hacía algo que no me gustaba o por qué lo hacía.

Durante “lo estoy haciendo” – parte 2

En esta sección de Haz lo que Odias primero, encontrarás lo que he hecho día a día durante todo el periodo. Son las acciones que he llevado a cabo, podría decirse que en contra de mi voluntad. Lo que en situaciones normales no hubiera hecho, lo que hubiera evitado, aquello que lo que seguro no hablaría, tocaría o enfrentaría. Cosas que me horripilan, rechazo, odio (palabra demasiado fuerte) o cualquier ítem que no resuena conmigo, por la razón que sea.

Lo cierto, y adelanto aquí una conclusión, es que todo es un espejismo, una gran mentira en nuestra mente. Un prisma que hace que consideremos todo en forma dualista, una dualidad inexistente. Me he dado cuenta de que no hay nada que no me guste, no me apetezca, no quiera hacer, odie o incluso no sepa hacer. Lo único que sucede es que no nos enfrentamos a ello.

20 días haciendo lo que nunca haría

Haz lo que Odias explicado por cada acción que lleve a cabo:

Día 1:

  • Salir por Albacete a hacer deporte con pantalones super cortos y sin camiseta, 6º de temperatura.
  • Llegar a la habitación y tomar una ducha bien fría.
  • Llegar 20 minutos tarde al curso que imparto.
  • Llegar después de estar trabajando en el Programa de Excelencia para personas en desempleo de 9am a 00 h y trabajar hasta las 1:38am, precisamente porque quería ir a dormir.
  • Dar besos sentidos y abrazos profundos a todos los participantes del PEIG Albacete.

Día 2:

  • Despertar una hora más temprano de lo que debía.
  • Parar por 25 minutos cuando más enfocado y con energía me sentía.
  • Leer en una conferencia.
  • Hacer algo que sabía que no tenía que hacer al presentar en una conferencia.
  • Quedarme dos horas y media más cuando no quería trabajar.
  • Quedarme activo cuando tenía ganas de echar una siesta.

Día 3:

  • Quería despertar a las 8am  y desperté a las 11am.
  • Quería beber agua en la mañana al despertar, así que no he tomado agua hasta las 15h.
  • Iba a hacer ayuno de todo el día y decidí romperlo en el momento que entendí que no quería romperlo.
  • No quería dejarme influenciar por nadie antes de la charla que he dado en Tarragona y he pedido a una persona que me dijese de qué le gustaría que fuera la charla, entonces la he montado a raíz de esa opinión.
  • Quería prestar atención mientras otro ponente presentaba, y lo que he hecho ha sido ponerme a trabajar.
  • Cuando he llegado no quería comer antes de ir a la cama, así que he comido y bastante, hasta el punto de no sentarme bien.

Día 4:

  • Querer levantarme a las 7am y acabar levantándome a las 11am, estando (despierto) dos horas en la cama sin hacer nada ni moverme.
  • Romper mi Gran Mañana y no hacer nada, solo porque tenía muchas ganas de hacerla, sí como meditar (hacía años que no dejaba de meditar así por que así – de hecho desde que empecé en 2013)
  • Cambiar radicalmente mi charla en Zaragoza en cuestión de minutos, después de llevar en la mente una dinámica y tema sobre el que iba a girar – improvisar en cuestión de minutos.
  • Tener hambre y querer romper el ayuno y no hacerlo.
  • Ser invitado a un restaurante con todo el equipo de WITL y tener ganar de ir para pasar un rato con amigos, y decir “no” y venir a la habitación.
  • Llevar un baño de agua caliente con sales para relajarme y postergarlo 2 horas para trabajar mientras tanto de 22h a 00:14h.

Día 5:

  • No comer ni beber nada desde el despertar hasta el siguiente despertar. Viniendo de un ayuno el día anterior, sobre todo cuando detecté que tenía sed y apetito.
  • Querer hacer deporte durante el día y no hacer nada de deporte, en lugar de eso, trabajar más.
  • Querer descansar y trabajar.
  • Justo cuando más enfocado estaba profesionalmente hablando, parar todo y meditar por 30 min.
  • Volver a dar una charla completamente diferente (en San Sebastián) de lo que llevaba en mente.

Día 6:

  • Tener frío al llegar a casa, querer encender la calefacción y no encenderla.
  • Tomar decisiones que sabía que me perjudicarían.
  • Invertir el tiempo en distracciones interrupciones para así no tener tiempo a hacer las cosas que quería hacer.
  • Alargar una 1:20h más la 3ª jornada online de seguimiento del Método Ultraproductividad.

Día 7:

  • Durante la noche de ayer, necesitaba dormir cómodo, así que me lancé a dormir en el suelo.
  • Hoy tenía frío y no me apetecía salir a hacer nada, así que lo que hice fue salir a correr sin camiseta y pantalones – lo más cortos posible. Finalizando con un baño en el mar durante 4:50 min.
  • No me apetecía correr por la arena mojada, así que corrí descalzo y además me revolqué por ella.
  • Al acabar, durante el día 4 de ayuno, me apetecía romper el ayuno así que he continuado y continuaré hasta que mañana despierte.
  • He hecho una hora y media de bicicleta que no tenía prevista, solo porque estaba cansado.
  • He incrementado a dos minutos de plancha, abdominal concéntrica y la postura perro boca abajo (yoga) porque quería acabar rápido.

Día 8:

  • No me apetecía ducharme antes de hacer deporte en la mañana con agua congelada, pro eso lo hice antes y después.
  • No quería ir por las escaleras cuando vine cargado con la compra, por eso subí las escaleras cargado.
  • No quería ir en moto (no tengo apenas experiencia) a la sesión de shiatsu, por eso descargué una APP, y alquilé una moto y fui en moto.
  • No quería hacer una reunión a las 1:30am, así que la programe para esa hora.
  • No quería mantener una reunión e más de 15 min, así que mantuve una de 44min.

Día 9:

  • Despertarme a las 7 am y obligarme a estar dos horas en la cama despierto sin hacer nada.
  • Dejar de trabajar cuando más lanzado y entusiasmado estaba, y no hacer nada por una hora entera.
  • Hacer un baño frío en la noche antes de dormir, en lugar del baño relajante de agua caliente.
  • Querer afeitarme la cabeza antes de salir de casa porque ya tenía el pelo largo de unos días atrás, no me gustaba, y entonces lo he dejado sin afeitar y he salido con la disconformidad.
  • No querer salir de casa en pijama y acabar saliendo en pijama.
  • El compartir esto no me agradaba, así que lo publiqué en las redes sociales

Día 10:

  • Despertar a las 6am, meditar, hacer la Gran Mañana, activarme y cuando iba a trabajar, ir a dormir 2 horas más (aunque para algunos esto es un placer, o puede apetecer, a mí no me apetecía en absoluto)
  • Buscar las tareas más insignificantes y poco prioritarias del día y depositar el triple de tiempo del que depositaría normalmente, lo cual me ha llevado a una improductividad que hacía años que no experimentaba, hasta tal punto que ha llegado a desestabilizar mucho.
  • Estar agotado, emocional y mentalmente por el gran esfuerzo de perder tanto el tiempo y luego recuperarlo, y seguir hasta el final del día (1am) cuando he querido dejar y cerrar el día en cuatro ocasiones.
  • He ido a hacer tareas que no tenía para hoy para así desenfocarme.
  • He movido las cuatro reuniones de hora casi con no tiempo para reaccionar ni yo ni las otras personas.
  • He hecho todo lo posible por desquiciarme.

Día 11:

  • Publicar cuatro vídeos seguidos en un día en Instagram era algo que no quería hacer.
  • Querer levantarme a las 9am-10am y acabar haciéndolo a las 5:55am.
  • No apetecerme cenar y cenar a propósito un gran plato de arroz con verduras, quinoa, huevo y humus con tartas de arroz.
  • Tener sueño y querer ir a dormir y quedarme 90 minutos con los ojos cerrando hasta que literalmente no he podido más.
  • No querer entretenerme y ver por primera vez cuatro series desde tarde a la noche.
  • Quitar el despertador y la alarma y despertar cuando despierte, lo cual me genera una gran incomodidad, por la posibilidad de no madrugar.

Día 12:

  • Despertar a las 11am.
  • Salir a correr y pasar frío, no estar a gusto, por eso me quité la sudadera y la camiseta para ir con la parte del torso desnuda sobre las 18h.
  • Querer sentarme un rato en el sofá sobre las 22h y quedarme trabajando hasta las 1am.
  • No querer invertir tiempo en personas que no me aportan y llamar a todas ellas entre 10 y 15 minutos.
  • Recibir llamada de operador telefónica y conversar por 20 minutos sin apetecerme.
  • No querer responder los mensajes de Instagram hoy viernes y hacerlo durante 1:10h.
  • Dejar todo lo que tenía que escribir, proyecto personal, redacciones para textos de varios proyectos, contenidos web y proyecto editorial (1h) para mañana porque me veía mejor para hacerlo, y acabar haciéndolo todo hasta finalizarlo.

Día 13:

  • Hacer un segundo día de ayuno cuando me apetecía solo hacer uno.
  • Madrugar, hacer mi gran mañana, y estar alineado con la hora, el trabajo y el enfoque, y acostarme de nuevo durante 90 minutos más para levantarme tarde y no estar a gusto con la sensación.
  • Cambiar mi rutina efectiva de trabajo y empezar por lo más inefectivo e improductivo.
  • Justo cuando más en “flow” estaba, desconectar todo a las 19h y no hacer nada hasta las 01 am, meditar, escuchar música, contemplar y estar tumbado.
  • Dejar todo desordenado antes acostarme, a pesar de que me apetecía y quería recogerlo antes.
  • Dejar marchar mi propio control sobre la música que iba a escuchar y lo que iba a hacer en ese periodo de “no hacer nada”.

Día 14:

  • Vestir de rojo, ir a H&M, comprar suéter rojo, pantalones rojos y pedir unas zapatillas rojas en Amazon.
  • Ir a pasear con mi madre y mi abuela en pijama.
  • Desmontar todos los muebles que no he querido desmontar en un año, de 16h a 21h.
  • Comer fideuá, la comida que he evitado comer durante toda mi vida.
  • Ver Sálvame, como, desafortunadamente, me han recomendado en Instagram.

Día 15:

  • Había decidido no entretenerme por eso vi Sálvame por 30 minutos.
  • Quería ser productivo, por eso fui a comprar un codificador y un cable para ver la TV por 2 horas.
  • Quería ir en taxi de vuelta a casa cuando llegue de Alzira a la estación, por eso fui andando hasta, aunque tardé 1:20h andando.
  • No fui a tres citas que tenía para por la tarde, por eso no fui.
  • Quería tomar un baño relajante, por eso no la tomé.

Día 16:

  • No querer responder entre semana a las personas que me preguntan en las plataformas social media, y acabar respondiendo durante dos horas en Twitter durante un día como este.
  • No querer responder a 25 preguntas a las 22:05h de la noche, y acabar respondiéndolas todas, de forma meticulosa.
  • Querer comer a las 14h y aguantar sin comer hasta las 23h.
  • Querer ir al grano en una reunión e instar al cliente que se enrollara todo lo que pudiese y diese todo tipo de detalles.
  • Decirme a mí mismo “haz lo que odias” y seguidamente, hacer cinco cosas que amaba.

Día 17:

  • Vestir la ropa que más incómoda me parecía y la ropa que menos me apetecía ponerme, y el color de todos que más incómodo me apetecía.
  • No hacer el 60% de todas las tareas que quería hacer y tenía programadas.
  • No acostarme pronto a pesar de querer acostarme pronto, a las 2am.
  • No querer comprobar redes sociales, email y social messaging a partir de las 21h como de costumbre y hacerlo hasta ya en la cama antes de ir a dormir.
  • Querer decir “sí” a una propuesta de negocio y acabar diciendo no.
  • No apetecerme dar una conferencia gratuita de alguien que probaba suerte, y acabar dando un “sí”.
  • No querer iniciar una colaboración con alguien que sabía que no me va a beneficiar y acabar haciéndolo.

Día 18:

  • Meditar tumbado cuando me apetecía meditar sentado como de costumbre.
  • Despertar a las 7am y volver a dormir hasta las 11am, después de activarme en la mañana.
  • Entrar a una reunión de trabajo sin apenas haberme aclimatado en la mañana, nunca hago reuniones hasta que no he trabajado, he hecho la gran mañana, estoy adaptado y puedo dejar que lo externo entre, esta vez lo he hecho a la inversa y estaba muy incómodo, ha habido un momento que he querido hasta salirme de la reunión. Lo he identificado y lo he amado, y he continuado.
  • Explicar a los participantes e la reunión la gran incomodidad que estaba sintiendo, algo que no me apetecía en absoluto.
  • Querer explotar emocionalmente debido a tres sucesos importantes que sentía que impactaron en mí negativamente, respirar, y no hacerlo, dejándolo marchar todo.
  • Cambiar toda la rutina de mi día y mezclarla al máximo posible para poder “desbaratarme” lo máximo posible, porque pienso que no hay nada que pueda apetecer menos.
  • Me apetecía seguir trabajando por la noche, por eso a las 22h, a pesar de saber que no había hecho todo lo que debía, desconecté todo.

Día 19:

  • Mi preferencia era madrugar, me levanté a las 6am, hice la Mañana Épica, exposición al agua fría, todo mi trabajo cognitivo, y justo cuando estaba listo para trabajar, he parado durante 100 minutos, dejando que toda la agenda se corriera y sintiera la sensación de que llegaba tarde.
  • Hacer llamadas y envío de emails de seguimiento y ventas a personas interesadas para Inconformistas microMBA y Modo Extremo, algo que identifiqué que nadie había hecho, no me gusta hacer, no quiero hacer y se tiene que hacer.
  • Quería desconectar a las 21h y aquí estoy a las 1am sin parar.
  • Quería disfrutar de estar en casa, y me forcé a salir cada dos horas desde las 14h en adelante hasta las 22h.
  • Quería trabajar en el regalo de mis amigos para su cumpleaños y no he hecho nada.
  • No quería poner en marcha una idea que había tenido esta mañana meditando y me he obligado a depositar tanto tiempo como fuese necesario para llevarla a cabo.
  • No quería recibir llamadas telefónicas y me obligado a llamar cada 15 minutos a personas con las que no hablaría.
  • No tenía nada de ganas de grabar el podcast hoy y lo que he hecho ha sido grabarlo.
  • No quería hacer una clase de Taichi de 5 minutos a las 00:45h y entonces he hecho una de 20 minutos.

Día 20:

  • Dar consejos solicitados como si fuera un médico, empezar a dar rectas de qué debes hacer otros.
  • Quedarme hasta las 1:30am trabajando en unos proyectos para amigos cuando quería estar en la cama pronto.
  • Grabar unos vídeos de trabajo hoy sábado por la tarde cuando me apetecía grabarlos el martes.
  • Cenar pizza cuando no me apetecía cenar nada.
  • Hablar por hablar durante 30 minutos cuando me apetecía estar en silencio.
  • No dormir siesta cuando me moría de sueño y me apetecía.
  • Gastarme dinero en comprar cosas que no me apetecía y no necesitaba.

Claro, antes de empezar este experimento te hubiese dicho que son cosas no haría en una situación normal, pero lo mejor es que ya nada es normal. Ahora considero cualquier cosa, que tenga una mínima lógica, y que no pongan en peligro inminente mi vida ni la de otras personas.

En este post, escrito a los 13 días de experimento, me sinceraba sobre lo que estaba viviendo, cómo me sentía y qué estaba cambiando en mí. Básicamente y en resumen, más ecuanimidad, más neutralidad, más autoconsciencia, determinación y una gran eliminación de juicio (interno y externo), dudas y limitaciones.

Haz lo que odias, claramente.

Después “lo he hecho” – parte 3

Primero, y empezando siempre con el fin en mente, al terminar cada día, grababa las impresiones de lo que había hecho, qué había sucedido y cómo estaba actuando y reaccionando. Todo ello lo he unido día por día, más el vídeo final, y he publicado una especie de informe/documental que narra el transcurso del experimento Haz lo que Odias. Aquí va:

¿Cómo lo ves?

Conclusiones sobre el experimento Haz lo que Odias

Todo lo que parece que odias es una película que te cuentas a ti mismo para no enfrentarte a la realidad. Ejemplo: ver Sálvame (durante 30 minutos) puede llegar a gustarte, sobre todo porque te ayuda a darte cuenta de lo que una cultura mediocre y vulgar representa.

Hacer lo que no te gusta es igual que hacer lo que te gusta, la diferencia no es solo la preferencia por hacer algo más o menos alineado tu sistema de gustos. No, la diferencia está solo en una etiqueta llamada “me gusta” y en otra que dice “no me gusta”. No te gusta levantarte a las 3am pero sí a las 12h, o al revés, pero la estadística dice que vas a pasar por los dos extremos, y cuando lo hagas vas a sufrir. En cambio, si no diferencias entre un extremo y otro, ¿cómo puedes perder? No puedes.

Tus preferencias, favoritismos o gustos son lo que puede estar impidiendo que estés destacando en un trabajo o excediendo expectativas con familiares o clientes. Principalmente porque te ciegan, te ponen una venda sobre tu capacidad de considerar como válida cualquier perspectiva. Aquí tienes una buena puerta hacia la sabiduría práctica.

Querer o no querer es irrelevante si es necesario para tu alma. Y tú sabes cuando lo es, si lo ignoras, padecerás.

No hay límites para aquel que no sabe cómo parar. No hay barreras para la persona que no las tiene. Tampoco obstáculos cuando no sabes que se llaman de esa forma.

Haz lo que odias y nunca más volverás a tener que preocuparte por un problema. Haz lo que no te gusta y dejarás de estar angustiado por obtener lo que te gusta. Haz lo que no quieres hacer y nada podrá impedir que consigas lo que quieres. Empléate, por puro deleite, en lo que no te apetece y perderás la noción de la preocupación.

Amigo, amiga, lector, lectora, haz lo que odias. Repito, haz lo que odias, y hazlo a diario, a varias veces, al principio cuesta. No es nada apetecible, pero te vas dando cuenta que puedes hacerlo, entonces, te empieza a gustar, y es ahí cuando harás que suceda todo lo que necesitas hacer y no haces por que no te gusta, no te apetece o no quieres hacerlo.

Haz lo que odias como si lo amases, porque no tienes otra si quieres sobresalir.

Haz lo que odias durante 10 días y verás lo que sucede.

Atribución imagen: Looker Media.

Mar
1

Identificar y eliminar quejas, excusas, culpas, victimismo, fustigaciones y autolimitaciones por 30 días…

By Isra Garcia  //  Experimentos, Podcast  //  No Comments

Hace un tiempo me sometí a un experimento que pensé sería fácil. Vivir durante 30 días alejado de las 6 grandes trampas de nuestra sociedad: las quejas, las excusas, las lamentaciones, autolimitaciones, la culpa y el victimismo. Lo llamé el experimento cero venenos del nuevo mundo, porque durante este tiempo, estaba teniendo una batalla muy interesante con las quejas. Principalmente con mi ex-pareja, a la quien yo, muy equivocadamente acusaba de estar todo el día quejándose.

experimento cero venenos del nuevo mundo

Lo cierto es que ella andaba todo el día quejándose, cargada de negatividad sobre esto y lo otro. Cada día era una historia nueva, o repetitiva, de quejas sobre personas. Mi acusación era equivocada principalmente porque no era ni soy nadie para juzgar a nadie por lo que hacía y decía, ni siquiera a alguien que te daba todos los motivos para hacerlo.

Entonces decidí hacer algo al respecto, primordialmente al ver y darme cuenta de que estaba cayendo en esa misma negatividad solo por participar como juez, consejos o incluso ser parte del público.

Cuando dudes, experimenta

¿Qué es lo que hice?

  1. Dar un paso hacia atrás para dejar de reaccionar.
  2. No tomar parte en ese juego tan venenoso, pasar a ser un mero y curioso observador.
  3. Más importante todavía, mirar hacia dentro y trabajar lo que salga de ahí. Porque si algo suena, la señal siempre está en el interior.
  4. Contabilizar, analizar y medir, durante 30 días, cuántas veces me quejaba al día y sobre qué. Porque quejarte de la queja sigue siendo una queja.
  5. Añadir los otros cinco venenos: plantear excusas, hacer el papel de víctima, echar o recibir culpas, autolimitarme y lamentarme.

Así empezó un experimento de estilo de vida y desarrollo personal que me enseñó mucho, que me hizo crecer interiormente mucho más y que me ayudó a ganar todavía más autoconsciencia.

Disrupt Everything #116 – Combatir los venenos del nuevo mundo (experimento)

Un nuevo podcast que disecciona un experimento que llevé a cabo hace algunos años. El experimento Cero Venenos del Nuevo Mundo. Un intento de identificar, reducir e incluso acabar con esas trampas saboteadoras en forma de quejas, excusas, culpas, victimismo, fustigaciones y autolimitaciones. Lo aprendido antes, durante y después, ha sido tan valioso y transformador que he decidido desgranarlo y explicártelo paso por paso en este nuevo episodio de disrupción personal.

Las claves: autoconsciencia, autodisciplina, autocontrol, coherencia, consistencia, atención plena y autodominio.

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Eres lamentable.
  2. Experimento cero venenos del nuevo mundo.
  3. Objetivos.
  4. Mecánica.
  5. Primera fase.
  6. Segunda fase.
  7. Tercera fase.
  8. Estás en problemas serios.
  9. Es tu culpa.
  10. Equivócate.
  11. No aceptes la queja.

Recursos:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

Atribución imagen: Jaula de Ardilla.

Feb
22

Qué pasa al alimentarte de arroz y sopa de miso durante 31 días – experimento Macrobiótica Extrema

By Isra Garcia  //  Experimentos, Podcast  //  No Comments

La alimentación macrobiótica ha sido una ayuda fundamental en mi vida, una gran recomendación que recibimos Lucas y yo de la mano de David Ferrer cuando preparábamos nuestro primer Ironman. Una que, llevada rigurosamente es sin duda un enorme aliado hacia lograr un alto rendimiento físico, mental y emocional. Esto fue lo que me animó a realizar mi primer test alimenticio, el experimento Macrobiótica Extrema.

Es decir, 31 días comiendo arroz y sopa de miso, nada más.

Y así fue.

experimento sobre la alimentación macrobiótica

Antes, merece la pena considerar dos aspectos:

Principios básicos de la Macrobiótica

  • Comer tan solo cuando se tiene hambre y solo la cantidad necesaria.
  • Tomar alimentos provenientes del medio en el que se vive y de temporada.
  • Evitar tomar cosas extremadamente fuertes, pesadas y químicas, con el fin de favorecer la fortificación del sistema nervioso autónomo.
  • Tomar alimentos lo menos manipulados posible.
  • Masticar concienzudamente cada bocado.

El experimento pretendía profundizar en los principios más avanzados.

Beneficios de la macrobiótica

La clave está en comer aquello que equilibre nuestra condición actual, eso es la macrobiótica. Los beneficios que obtienes a cambio es más.

  • Energía, resistencia y vitalidad.
  • Regularidad.
  • Estabilidad.
  • Menos acidez.
  • Pérdida de peso.
  • Claridad mental.
  • Calma

Fuente: El libro de la vida Macrobiótica de George Oshawa – doctor Sagen Ishizuka. 

Disrupt Everything #115 – experimento Macrobiótica Extrema

Este nuevo episodio de reinvención y transformación disecciona el primer experimento alimenticio que realicé en el año 2016. Recuerdo que fue cuando por aquel entonces, comenzaba con el alto rendimiento (y todavía lejos de lo holístico). En el podcast que acabo de grabar explico por qué comer miso y arroz por 31 días, qué experimenté, sentí y descubrí desde que empecé, y concluí al terminar. Incluyendo reflexiones y avances años después.

experimento macrobiótica extrema - isra garcia

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Experimentación.
  2. La macrobiótica y su contexto.
  3. Introducción al experimento.
  4. Objetivos.
  5. Plan de alimentación.
  6. Seguimiento.
  7. 10 días.
  8. 20 días.
  9. 32 días.
  10. Conclusiones.

Recursos

31 días comiendo arroz y sopa de miso

Este vídeo explica, dos años después, los efectos y resultados posteriores del experimento:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Joi Ito.

Feb
3

Hacer lo que odio durante 20 días – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

¿Piensas que cualquiera de los que consideras los más grandes no tuvieron que hacer lo que odiaban pensando que les gustaba? La mayoría de esos que se han convertido en iconos eran los primeros en llegar y últimos en irse. Los “clase mundial” son los que más entrenan. Aquellos que marcan la diferencia son los que se desafían de forma salvaje. Los disruptores son los que colocan en la posición más incómoda que existe. La vida me ha enseñado que si quiero ir más allá, tendré que hacer un sacrificio que no me gustará. Tendré que hacer lo que odio como si lo amase.

Hacer lo que odio

Después del experimento Vida Estoica, que empezó en noviembre y acabó hace unas semanas, hoy empiezo el primer experimento del año. Voy a comprobar cómo me siento, cómo actúo, cómo me comporto y cómo pienso antes, durante y después de hacer lo que odio hacer durante 20 días seguidos.

hacer lo que odio como si lo amase

Esta es la hipótesis: hacer lo que no me gusta ha sido el propulsor durante una buena parte de mi vida. He crecido cada vez que he hecho lo que no me ha apetecido. Mi ventaja competitiva a día de hoy es que soy capaz de hacer lo que odio como si lo amase hasta que deje de respirar. Así que ahora voy a experimentar qué es lo que sucede cuando lo haces con toda la intención. Creo que esto podría empujar mi autodisciplina mucho más allá, así como mi resiliencia, lo veo como un gran entrenamiento contra la parte saboteadora, perezosa, mediocre y débil de mi mente. Es una forma de ejercitar mis emociones a no tener el control. En parte, es un experimento bastante estoico, podría ser considerado como una práctica de sufrimiento planificado.

Por qué ir en contra de mí mismo

Quiero saber qué cambia en mí cuando me enfrento a lo que me causa rechazo, a lo que no me gusta, a lo que me crispa y trato de ignorar. Es por eso que, a partir de hoy estaré exponiéndome a hacer lo que odio, no me gusta, no me resuena, no quiero o no me apetece hacer.

Así que aquí estoy, una vez más, dispuesto a probarlo en primera persona, hoy empiezo a hacer lo que odio como estilo de vida experimental durante 20 días. Haré seguimiento cualitativo y cuantitativo, monitorizaré las acciones que llevo a cabo, grabaré vídeos y aceptaré lo que venga.

Vamos a ello.

Atribución imagen: The Gardens of Babylon.

Ene
15

Cómo vivir como un estoico actual – una guía día a día sobre cómo llevar una vida estoica durante 50 días (experimento)

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Hace unos días que terminé la fase experimental de Vida Estoica, un experimento de estilo de vida (más humanista y filosófico-accionable diría) que buscaba tres cosas: primero probar cómo se siente alguien antes, durante y después de pasar 50 días viviendo como un estoico aplicado en el mundo actual. Segundo, comprobar cómo se puede vivir abrazando la filosofía estoica de forma radical. Y tercero, crear una guía sobre estoicismo moderno, paso a paso, comprensible, real y testada.

cómo vivir estoico - cómo ser un estoico - gumía sobre estoicismo

Para llevarlo a cabo decidí poner en práctica los preceptos y enseñanzas más útiles y prácticas que he ido aprendiendo desde que en 2017 empezara a iniciarme en la filosofía estoica, el fin vivir cómo un estoico y crear una guía sobre estoicismo – moderno que me sirviera a mí y a personas con quien pueda resonar.

Desarrollo del proceso: 50 días tratando de vivir cómo un estoico

Estas cuatro fases explican lo vivido durante el experimento con parámetros, aprendizajes, descubrimientos y conclusiones:

  1. Fase inicial.
  2. Fase 10 días.
  3. Fase 22 días.
  4. Fase 34/50 días.

Esto formaría parte, como anexo, de esta guía sobre estoicismo moderno.

Indice de secciones – experimento estoico

Han sido 50 días viviendo estoico (en realidad más), solo interrumpidos por el retiro de meditación Vipassana en el que entré cuando llevaba 48 días. El experimento consta de diferentes secciones y formas de análisis – aplicando y adaptando el método científico como vengo haciendo en anteriores experimentos:

  1. Observación.
  2. Formulación y contexto.
  3. Medición – cuadro de mando con el análisis más cuantitativo.
  4. Experimentación – análisis experiencial día a día, parte más cualitativa.
  5. Hipótesis.
  6. Falsabilidad
  7. Aprendizajes validados.

* He tratado de respetar al máximo los parámetros de la forma más fiable posible.

1. Observación

Se observa que las personas estoicas viven mejor la vida, menos irritables y estresadas, más tranquilas, sosegadas, íntegras y en un estado de paz mental, emocional y espiritual casi imperturbable. Dicha observación se basa en los diferentes ejemplos que se pueden encontrar tanto en las diferentes fuentes que representan las obras de Séneca, Marco Aurelio, Epicteto, así como Daily Stoic y Cómo ser un Estoico, y en personas de rasgos estoicos que poblaron y pueblan la tierra.

2. Formulación y contexto del experimento Vida Estoica

Este experimento se formula a través de seguir una serie de “preceptos” y enseñanzas que vienen desde los más grandes maestro del estoicismo, como de estoicos modernos como Robert Greene, Massimo Pigliucci, Tim Ferriss, Ryan Holiday, y por su puesto de un proceso prueba-error muy personal mezclando técnicas, hábitos, comportamientos y acciones.

El contexto se da en un individuo, que soy yo mismo, ya iniciado en la filosofía y arte estoico, con bastante autodisciplina, autoconsciencia y familiarizado con este tipo de experimento, a pesar de no haber sido la primera experiencia que ha implicado rediseñar mi estilo de vida.

3. Medición – Cuadro de mando

Para poder vivir como un estoico es necesario analizar, por eso he diseñado un cuadro de mando. Es decir, una tabla de excel donde he ido analizando hasta un máximo de 34 parámetros cualitativos y cuantitativos:

  1. Fecha.
  2. Día.
  3. Dormir en el suelo.
  4. Ritual matutino estoico.
  5. Comidas.
  6. Reconocimiento y apreciación alimentos.
  7. Ayuno.
  8. Críticas.
  9. Halagos.
  10. Opiniones.
  11. Entretenimiento.
  12. Distracciones.
  13. Uso redes sociales.
  14. Emoción en decisiones.
  15. Aceptación.
  16. Ojos cerrados.
  17. Gratificación retrasada.
  18. Visualización negativa.
  19. Dicotomía del control.
  20. Hablar, pensar, actuar lento.
  21. Agradecimiento vital.
  22. Conversaciones sobre terceros.
  23. Risa fácil/cinismo/sátira.
  24. Silencio en conversaciones.
  25. Actos/eventos sociales.
  26. Austeridad.
  27. Cosas necesarias para vivir el día.
  28. Necesidad.
  29. Ritual serenidad.
  30. Qué no he podido controlar.
  31. Que he podido controlar.
  32. Observaciones.
  33. Amor Fati.
  34. Meditaciones estoicas.

4. Análisis experiencial día a día

Esta es la parte que más oro tiene de todo el experimento y de esa guía/informe.

A diario, he ido recogiendo todo tipo de aprendizajes, lecciones y descubrimientos fruto de todas las enseñanzas y preceptos estoicos que he ido llevando a cabo con rigurosidad. Y también relacionados con llevar una vida estoica, comportarme como un estoico y practicar el estoicismo, empezando por el día de situación (el 0) hasta el día 50 que terminó el experimento.

cómo vivir como un estoico - guía sobre estoicismo

Cada día  es una mezcla de acciones, aprendizajes, fallos, logros, resultados y descubrimientos. En ocasiones cito a grandes estoicos y a que aprendizaje o técnica me ha llevado eso. Además, he desarrollado cada uno de los días en formato “puntos clave” para una mayor compresión.

Día 0 – 07/11/19: queriendo ser estoico

  • Reaccione a lo que creí que eran.
  • Entré en conversaciones de terceros.
  • Me reí cuando otro estaba siendo confrontado por otro, algo impropio de un estoico.
  • Tuve un ataque de celos, envidia y falta de cariño.
  • Cené en un restaurante, un lujo innecesario.
  • Dormí en una cama cómoda en un hotel.
  • Anduve sin ir en taxi, solo andando.
  • Decidí no comer en un restaurante.
  • Comí de más – avaricia y ansia.
  • Trabajé de más cuando no tenía la necesidad.
  • Me irrité fácilmente.
  • No controlé lo que podía controlar, aunque lo intenté.
  • Estuve pendiente de otros y no de mí.
  • Dije “no sé”, “no me importa” cuando alguien vino a mí a sacar cosa, atacarme o a jugar.

Día 1 – 08/11/19: empezando a ser estoico

  • Me auto-impuse un ayuno cuando no tocaba.
  • Reaccioné con calma cuando me olvidé el portátil en el avión.
  • Pensé antes de criticar a una tercera parte, y no lo hice.
  • No alabé, ni critiqué, algo muy estoico.
  • Seguí vistiendo la misma ropa.
  • No bajé los brazos ante el cansancio.
  • Estuve atento a pesar de no querer estarlo.
  • No di opiniones, ni consejos.
  • He permanecido  en silencio todo el día, excepto en la entrevista a Dan Brown y en los vídeos que grabé.
  • Actué de forma productiva sin esperar reacción ni siquiera.

Día 2 – 09/11/19: siendo estoico

  • Decidí hablar más lento, actuar más lento, pensar más lento.
  • No salí de casa en todo el día.
  • Dormí 12h en el suelo con la cama al lado.
  • Haber comprado menos de lo que debía, pretender que no tenía dinero.
  • Escuchar a mi amigo sin ningún juicio, ni alabar, ni criticar.
  • No comprobar ninguna red social, solo entrar para publicar.
  • Cero entretenimiento burdo, solo vi un documental sobre enseñanzas de Epicteto, lectura de libros, escribir y ver documental sobre chamanes.
  • Desayuno a las 8pm, fruta y cereales y miso. Comida a las 23:50h, tofu con verduras.
  • Tres duchas de agua fría en el día.
  • Agradecimiento por estar vivo.
  • Incluyendo el ritual de la serenidad como hack estoico.
  • Más calmado en mis acciones y pensamientos.
  • Menor pérdida de tiempo, menos distracciones. Más enfocado.
  • Más consciente sobre decisiones y elecciones.

Día 3 – 10/11/19: intentando pensar como un estoico

  • He actuado como si no tuviera comida hasta las 21h.
  • Andé ligero de ropa con frío durante 30 minutos.
  • He practicado al completo el ritual de la serenidad.
  • Lista de las cosas que puedo y no puedo controlar para enfocarme en la primera lista.
  • 90 minutos de retiro en mí mismo.
  • He interactuado con personas en redes sociales sin ser llevado por distracciones, pasiones o decisiones emocionales.
  • Me doy cuenta de que el ansia por comer llega a última hora de la noche.
  • Rectitud de espíritu intocable por las tentaciones.
  • He pretendido actuar como si hoy no hubiera agua caliente, todo agua fría.
  • He visto como conversaba conmigo mismo com tratando de poner más atención, ser más consciente, y no, no se trata de eso, sino de entrenar la mente, las emociones el espíritu.
  • He dormido 6 horas en el suelo. He meditado 48 minutos y he practicado las oraciones estoicas.
  • Hoy lo veo más asequible que ayer.

Día 4 – 11/11/19: viendo como un estoico

  • Hablar con no tan entusiasmo cuando recibo una gran noticia.
  • Ser escéptico y prudente cuando persigo un proyecto donde no todo está bajo mi control, de hecho, el resultado no está bajo ni control. Aunque daré lo mejor que tenga por el puro placer a la acción.
  • Quitar el entretenimiento de la música entretenida y cambiarla por la más apropiada: podcasts sobre estoicismo.
  • Dormir cómodamente en el suelo por 7 horas.
  • No atender llamadas cuando no es el momento.
  • Dedicar dos minutos para pensar en todo, esperar todo.
  • Resistir mi mente ante impulso de ir a comprar – pretender que no tengo dinero.
  • Darme la vuelta en dos ocasiones que mi mente me había hecho levantarme del puesto de trabajo para distraerme con algo.
  • Trabajar la visualización negativa con cosas que podrían suceder y no sucedieron, pero que me prepararon para otras que sí sucedieron.
  • Mantenerme alejado de cualquier estímulo de entretenimiento.
  • Comer leyendo un libro.
  • Comer sin aceite, ni salsas de ningún tipo. Comer austero.
  • Alegrarme por el éxito de otro aunque sea a mi costa – cambiar el estado a contento a pesar de saber que lo ha hecho utilizando mis bienes y ni siquiera lo consultó.
  • Resultado de tiempo; es que estoy acabando de trabajar mucho más pronto que en los últimos meses, así como con la mente despejada y las emociones fuertes, y sobre todo el alma ensalzada.

Día 5 – 12/11/19: actuando como un estoico

  • Cerrarme a hacer halagos, no criticar tampoco, incluso a pesar de que podrían haber habido bastantes críticas por ambas partes.
  • No entrar en juicios de valor por el comportamiento de otras personas, aunque han habido motivos, o al menos eso creo.
  • Empezar a practicar un poco el sufrimiento planificado, y de una forma u otra la austeridad planificada.
  • He reaccionado más lento ante las interacciones en las reuniones.
  • He manejado bien tres situaciones de estés donde yo no tenía el control en absoluto.
  • He visto mi forma de actuar desde fuera y he actuado de acorde.
  • He creado cuatro momentos para retirarme en mí mismo.

Día 6 – 13/11/19

  • Cada vez que reacciono contra algo mi espíritu se resiente y yo lo noto.
  • He negado tres veces reaccionar negativamente situaciones con las que no estaba de acuerdo.
  • He visto momentos donde iba a criticar o halagar y no lo he hecho.
  • He obviado tres opiniones.
  • He abierto mi coraza para decir que no tenía ni idea de algo que no sabía y de lo que solo hubiera dicho algo inválido.
  • He centrado las energías en tratar de todo lo que podía controlar y dejar marchar el resto.
  • Aprendiendo sobre la pobreza, vergüenza y sufrimiento planificado.
  • La visualización negativa hoy ha sido clave para controlar situaciones que han sucedido, y otras de gran calibre que podrían suceder si me confío en que todo suceda como mis expectativas dicen que sucederá. El destino la fortuna están muy por encima de eso.
  • Evité utilizar el coche haciendo gala de vivir con la restricción innecesaria, pero necesaria, de no utilizar el coche como un lujo.

Día 7 – 14/11/19: observando como un estoico

  • Aprender a observar de una forma más atenta y sabiendo que en cualquier momento podría reaccionar.
  • Aplicar en cinco ocasiones cosas que vienen a mí y no puedo controlar y las he dejado marchar.
  • Eliminar la etiqueta de el frío no me gusta y he dicho “el frío es el frío”.
  • Trabajar en lo que creo que es necesario para mi día y dejar lo otro a un lado.
  • No preocuparme por las impresiones que me creo de las cosas, solo por el acto natural de las mismas.
  • Darme cuenta de que estaba en el sitio que estaba haciendo lo que quería hacer.
  • Vigilarme como un enemigo y a la vez, como un amigo.
  • Saber que lo que va a pasar es el fruto de los actos que yo realizo, al menos los que puedo controlar, dejando el resultado al libre albedrío.
  • Darme el gusto, que no placer, de comer algo diferente. Porque lo merezco.
  • Estar más calmado y sosegado en las interacciones con las personas.

Día 8 – 15/11/19

  • Nada es personal o al menos no debía serlo.
  • Día donde no he reaccionado, solo he ido visualizando lo que iba pasando.
  • Día donde cuando he reaccionado lo he hecho más pausado.
  • Me he sorprendido a mí mismo intentando controlar a personas.
  • La pregunta “¿Qué regalo no estoy viendo?” me ha salvado en una ocasión de caer en una explosión emocional.
  • He aplicado el mantra “dame lo que quieras, llévate lo que te plazca
  • Nada se consigue con nada, sí como todo tiene un precio.
  • Destacar el entrenamiento de la justicia tomando las acciones que más adecuadas fueran para todos.
  • Utilizar el coraje para hacer lo adecuado sin importar el resultado.
  • La templanza para no acabar sobrecogido por toque no puedo controlar.
  • Utilizar la sabiduría práctica para navegar situaciones complejas que han surgido en el programa de excelencia, utilizando la razón y la calma.

Día 9 – 16/11/19

  • Observando con detenimiento lo que puedo controlar y lo que no.
  • Parando más segundos antes de responder, reaccionar o actuar frente a otra persona, al saber que no puedo controlar su reacción, acción, etc, pero si la mía.
  • Aplicando el “observar” y no “reaccionar”.
  • El hablar sobre terceras personas ha sucedido a pesar de haberlo visto y saber que no lo iba a hacer, la tentación me ha podido y me ha vencido.
  • He tomado espacios de tiempo para estar dentro, cuando otras veces no los hubiera aprovechado.
  • Alegre por la alegría y avance de un amigo, pero sin alabar ni criticar.
  • No sentir nada de envidia o celos por otros éxitos o triunfos.
  • Pausar mi comunicación, ir más despacio, pudiendo utilizar los pensamientos y palabras más adecuadas.
  • Cuando hay programas o proyectos como PEIG, es un vendaval de emociones, decisiones y trabajo que cuando me doy cuenta me gana por sorpresa, tengo que estar muy al acecho.
  • Me vigilo cada día un poco mejor y más cercanamente.

Día 10 – 17/11/19

  • Añado un día de ayuno extra.
  • Pretendo que no tengo ropa de abrigo, a pesar de los 5º grandos de temperatura.
  • No digo a los demás qué deben hacer, dejo que ellos lo descubran.
  • No hablo a menos de que me pregunten.
  • Miro a las apariencias como apariencias y no dejo que me cuenten la historia.
  • Duermo siesta en el suelo.
  • Hablo de mí con hechos y nada más.
  • No hago el ritual de la serenidad.
  • Estoy preparado gracias a la visualización negativa.
  • Añado amor y lo demuestro, y no odio.
  • No intercedo en las emociones o decisiones de los demás.
  • No retengo nada en mi mente, actúo como pienso y soy honesto con todos y con todo.

Día 11 – 18/11/19: pobreza planificada

  • Andar por Valencia como si no tuviera dinero para desplazamiento, o si no tuviera coche.
  • Comer “micro” sin hacer nada más que el mero acto de comer.
  • Recorrer desde Talavera hasta Valencia, en un día entero, viniendo a mí mismo que no tenía dinero y actuando en consecuencia.
  • No alterarme en absoluto cuando he recibido una mala noticia, porque no la he visto como mala.
  • Estar sereno cuando he tenido que hablar sobre temas complejos y emocionales con otra persona.
  • Hablar muy objetivamente de una tercera persona.
  • Utilizar los paseos para conectar con el entorno y hablar conmigo en voz alta.

Día 12 – 19/11/19

  • Actuando como Séneca aconsejaba, “como si nuestros pensamientos estuvieran sometidos a escrutinio público”.
  • He actuado con prudencia siempre que he tenido que responder, intervenir y aportar en consultorios, reuniones, jurado de startups e incluso en mi propia conferencia.
  • Ha sido difícil evitar halagos, pero nos los he dado, así como las críticas, las he contenido.
  • Negación a conducir y a andar, por supuesto me han llevado a un sitio y a otros. 
  • He rechazado romper mi plan de alimentación en dos ocasiones, e incluso cambiarme de ropa.
  • He aguantado la risa floja.
  • He actuado a la inversa de la venganza cuando he tenido la oportunidad de devolverle a alguien un ataque.
  • Ante una situación de incomodidad, he ayudado a la otra persona y he dejado que la apariencia se disolviera.

Día 13 – 20/11/19

  • Día donde he caído en cuanto he tenido que explicar qué hacía, porqué lo hacía y cómo lo hacía.
  • He visto como mi inercia me llevaba a justificaciones.
  • Quejas, lamentaciones y algo de ira o envidia por haber estado y no haber podido trabajar.
  • Saltarme el estoicismo en las comidas.
  • Ser prudente ante hacer algo con alguien de poder.
  • Hablar con calma, no con falta de certeza.
  • No he aplicado mucho estoicismo hoy.
  • Me ha podido una situación donde no he podido trabajar lo que deseaba, luego entendido que así ha debido de ser, así lo ha querido la fortuna.
  • He visto cómo enfocar mejor el feedback al no hacerlo personal.
  • He percibido la forma de ser más honesto con la gente.
  • Me he visto siendo dominado por las fuerzas externas y he reaccionado a tiempo.
  • He visto las cosas desde otra perspectiva, incluso aún cayendo he podido ser más virtuoso.

Día 14 – 21/11/19: esquema mental estoico

  • Día de contención, no dejando escapar emociones, ni reacciones.
  • En este día he creado el esquema mental estoico. Donde he conceptualizado y he trabajado sobre el poder de la mente.
  • He estado más atento a mis impulsos, no dejándolos reinar sobre mi principio rector.
  • Refrenando todo impulso de comida, de reacción, de trabajo, de desconexión, impulsos de enfado, ira, rabia o injusticia.
  • He parado mucha de la conversación conmigo mismo, la interna saboteadora que a menudo aparece.
  • No tomar nada como personal, es decir, no intentar controlar lo que se escapa a tu control, y no hacerlo tuyo, ni guiarte por las meras apariencias hace que no te preocupe apenas nada.
  • Baño con agua congelada al principio de la mañana sin queja alguna.
  • Es más difícil no halagar que no criticar. Es entonces cuando te das cuenta de la falsedad que hay entorno a alabar a alguien.
  • He contado tres ocasiones donde las apariencias y las suposiciones me han llevado a juzgar a alguien, excepto que no he acabado haciéndolo porque he identificado el proceso antes de reaccionar.

Día 15 – 22/11/19

  • La historia de ira que había dentro de mí ha desaparecido cuando he visto que solo podía enfadarme conmigo mismo por no haber estado a tiempo, que no era que yo tuviera menos tiempo, era que yo me había comido el tiempo.
  • Aceptando la historia que pasa como está pasando, la de que se marchen dos personas de SOP Madrid, la de que tengan que despertarme a primera de hora de la mañana para comunicármelo y tener que mediar en una de las bajas. Así como la de que los obstáculos en forma de tiempo y retrasos.
  • He dejado cosas a un lado que veía que estaban entreteniéndome sin propósito alguno.
  • He resistido cosas que podrían alterarme o hacer que cambie mi emoción, las he visto y las he dejado pasar.
  • Entiendo la crítica y el halago, peor no lo comparto.
  • Paro y tomo respiro ante cualquier momento imprevisto.
  • Pienso en lo que puede molestarme y pienso que me puede pasar a mí.

Día 16 – 23/11/19

  • Veo claramente los rasgos que me hacen perder el control.
  • No actúo como una marioneta de sus propios impulsos.
  • Callo cuando no tengo que aportar o no puedo aportar.
  • No muestro placer o dolor, tolero a los dos por igual.
  • Me muevo por valores  principios y eso lo siento.
  • Reflexiono con acierto sobre lo que está dentro de nuestra naturaleza y lo que está fuera.
  • Veo con más calma lo que pasa a mi alrededor.
  • Tomo más lentitud en la acción que me aparta de las cosas y la gente.
  • Veo con más claridad y distingo mejor entre lo que controlo y lo que no.

Día 17 – 24/11/19: manteniéndome estoico

  • Practicando el insomnio planificado.
  • Practicando la autodisciplina férrea.
  • Aplicando el ser prudente en mis respuestas.
  • Viendo los errores que cometo y pidiendo perdón.
  • No dejarme llevar por lo que no conozco.
  • Ponerme en ridículo, hacer cosas impropias para ser juzgado y criticado.
  • No quejarme a pesar de no haber descansado.
  • No cargar contra nadie excepto por mci mismo, porque contra mí es la molestia.
  • Los impulsos me han manipulado.

Día 18 – 25/11/19

  • Empieza la semana de hambruna planificada, 7 días pretendiendo no tener comida.
  • Conecto con la rectitud de mi espíritu, veo todo lo que hago alineado con el universo, conmigo mismo, con mis valores y con mi razón.
  • Veo las decisiones con más calma, las reviso y las examino tanto como a mí mismo, no depositando demasiado emoción, y cuando la deposito, es interna, la que puedo controlar.
  • Valoro cada bocado de comida con la que me alimento.
  • No pongo expectativas en nada que escapa a mi control más absoluto.
  • Dejo que lo que ocurre me embadurne con ello y me revuelva en su suceso, no opongo resistencia.

Día 19 – 26/11/19

  • Decido no comer y no tengo un pensamiento saboteador que me aparte de ello.
  • Me implico en los procesos de no quejarme, no aportar cosas negativas y no restar.
  • Trabajo en no estar desconectado, en hablar más lento, en actuar de acorde a los preceptos estoicos.
  • Inicio conversaciones con una mujer desde el resto, la admiración, los valores y la virtud, en lugar del sexo.
  • Llevo 20 días sin masturbarme y me encuentro muy entero, igual con las duchas de agua fría, todo lo que puedo.
  • Dejo que las cosas lleguen a mí, y filtro lo que me interesa.
  • No opongo resistencia ni a lo interno ni a lo externo.
  • Me centro en ser el héroe ahora, no mañana, no pasado.
  • Investigo y trabajo en mi cultivación personal.
  • Debo seguir trabajando en erradicar expectativas.
  • No debo confiarme por nada externo.

Día 20 – 27/11/19

  • Nada se consigue por nada, todo tiene un precio.
  • Veo a mi alrededor que el precio que creo que la gente está pagando no es el que siempre había creído.
  • Entiendo que hay otra apariencia más que la que hay, la que no es tan vibrante y llamativa.
  • Aplico la forma de hablar cauta y prudente para no dejar mi ego y lo no necesario salir, no es necesario.
  • Veo que no debo hablar tanto.
  • Cada interacción la tomo como en armonía completa con la naturaleza.
  • Percibo cada acto como algo potente que cambia el resultado.
  • Siento que todas las personas están actuando de acuerdo al universo, nadie está cometiendo una falta o está actuando mal o contrariamente.
  • Sé el precio que hay que pagar y decido pagarlo.
  • Tomo con amabilidad, gracias y despreocupación los pequeños detalles dentro de mi casa que solían sacarme de quicio.
  • No tomo cosas en cuenta sobre alguien en mi casa que antes sí tenía muy en cuenta.
  • Veo la bondad en más partes que nunca.

Día 21 – 28/11/19

  • Hoy entiendo que es lo que debo hacer como debo hacerlo.
  • En conversación en directo en un webinar me he dado cuenta de que estoy alineado con todo lo que pase, cómo pase, cuando pase, porque sí tiene que pasar, y lo mejor que podemos hacer es reaccionar.
  • Estoy en lo cierto cuando digo que la repetición consigue lo que sea.
  • Veo cómo la mente me ayuda a darme cuenta y pausar cuando tengo que pausar, dejo que mi facultad rectora guíe mis movimientos, instintos, palabras y aportes, así como la conversación interna, y dejo que me embriague y me haga uno mismo.
  • Hoy llego al día cuatro de hambruna planificada.
  • Desde hoy he aprendido que tampoco tengo que utilizar un mal lenguaje.
  • Veo que puedo utilizar cualquier herramienta que mi alma me dicte en el momento adecuado.
  • He sentido mayor control sobre mis emociones a medida que avanzo con el experimento y sigo los preceptos y parámetros.

Día 22 – 29/11/19: pilares estoicos

  • Justicia. Razón. Filosofía. Si hay un mensaje central en el estoicismo es este: impulsos de toda clase van a aparecer, y tu trabajo es controlarlos. Puesto de forma más simple: piensa antes de actuar, pregúntate: ¿Quién está en control aquí? ¿Qué principios me están guiando?
  • Ver qué es lo que pasa dentro de la mente y dentro del alma es una necesidad diaria, ver la mente actuar desde fuera y el alma también.
  • He rechazado todo placer, he ido a propósito a comprar al supermercado una gran compra, estando en mi quinto día de hambruna planificada, y no he bajado los brazos, el deseo me ha empujado, pero he aguantado, me he puesto a prueba y he lidiado con ello. No he tocado nada de comida en todo el día.
  • Sé distinguir el hambre del ansia, de la mente, del hambre de la necesidad.
  • He ido andando a todos sitios y me ha tomado horas, lo cual he aprovechado para ver las ventajas del camino y no pensar en lo rápido que hubiera ido en coche.
  • Trabajo, me gusta trabajar, sé que estoy aquí para eso, y no renuncio nada de lo que es como es.

Día 23 – 30/11/19

  • Coloca el bien y el mal solo en aquellas cosas que dependen de ti.
  • Es imposible, entonces, para una persona que se cree dañada deleitarse con lo que parece ser la causa del daño, como le es imposible sentirse complacido por el daño mismo.
  • Donde hay interés también hay devoción.
  • Entro en modo estoico cuando estoy con otras personas sin darme cuenta, actúo más pausado, reflexivo, calmado, de mente,e de comportamiento, decisiones y habla.
  • No entro en nada que pueda parecer un juicio barato contra cualquier alma.
  • Conozco más sobre la magnanimidad e intento aplicarla en el día, es la grandeza de ánimo, el ver las cosas con amabilidad, dulzura y armonía en lugar de entrar a ser irritables, molestos o negativos. Hoy en práctica en dos ocasiones, siendo noble de alma y moviendo ningún mal gesto cuando podría ser fácil haberlo visto.
  • no he sacado ningún juicio, ni opinión ni punto de vista infectado por nada que pueda corroer.
  • “Busquemos algo bueno, no en apariencia, sino sólido y duradero, y más hermoso por sus partes escondidas; descubrámoslo. No está lejos: se encontrará; sólo hace falta saber hacia dónde extender la mano; mas pasamos, como en tinieblas, al lado de las cosas, tropezando con las mismas que deseamos.” – Séneca

Día 25 – 01/12/19: estoico impterturbable

  • ¿Qué es aquello a lo que hay que estar pendiente durante el día dentro de nosotros? Lo moral, lo natural y la razón, y permitir que la suma de las tres cosas nos guíe.
  • Las cosas que no dependen de nosotros, es absolutamente seguro, que no serán ni buenas ni malas. No vayas ni con deseo ni con aversión; si así lo haces, te acercaras con miedo. Ve con la idea clara en tu mente de que todo lo que pueda ocurrir es indiferente y no te concierne.
  • Nadie debería dejar de trabajar la magnanimidad, la grandeza del alma en tiempos de crisis.
  • Cuando algo te azota, deja que te azote y no te muevas, solo míralo, obsérvalo y intenta sacar que es lo positivo que puedes extraer, no dejes que tu ego se engatuse con ello, mantente distante.
  • Hoy he mantenido conversaciones que sentía que debía hacer.
  • He visto la imperturbabilidad de mi espíritu cuando he sido atacado emocionalmente.
  • Si no reacciones, si te quedas quieto, ganas.
  • Es vital no entrar en discriminaciones con nadie, incluso aunque puedas pensar que lo merecen.
  • Nadie es mejor que nadie, nadie es peor que nadie.
  • Mírate en todo momento, sobre todo cuando vas a hablar o interactuar con alguien, vigílate.
  • Lo que duele, ataca, hiere o angustia solo está en nuestra mente.

Día 26 – 02/12/19

  • Observa gravedad y equilibrio y evita cualquier comportamiento desagradable.
  • “Cuando vayas a ver a una persona que ocupe un cargo importante, hazte a la idea de que no lo encontrarás en su casa, que se te impedirá acceder a él, que ni siquiera se te abrirá la puerta, o que el personaje en cuestión no querrá atenderte. Y si con todo esto, tu deber es visitarlo, acepta lo que suceda, y nunca te digas a ti mismo que la respuesta no ha sido la adecuada” – Epicteto sobre la recompensa retardada.
  • He tratado problema como una solución, he mirado al problema como lo que es nada más que una vía para sortear un obstáculo, y entonces visto fácil como solucionarlo.
  • Ha surgido un problema en casa, un ruido (molesto) que no paraba, entonces he empezado a escucharlo, a observarlo de manera diferente y a contar los ruidos, entonces su molestia ha dejado de ser una molestia, lo he ido entendiendo, hasta que he seguido con el ruido como si forma parte de la tranquilidad. Luego, cuando estaba totalmente normalizado, me he levantado y lo he arreglado.
  • No he hablado sobre temas que no debía hablar y he permanecido en total silencio con clientes, equipo, y Sven (compañero en casa por unas semanas).
  • En la bici por la noche casi 2 horas más y en ocho días de hambruna planificada, he olvidado el hambre y la comida, y el apetito por siete días. Cuando el espíritu es fuerte, la mente no tiene nada que hacer.
  • He llamado las cosas por su nombre, no he concluido números altos, ni bajo, solo he hablado con propiedad y he dicho lo justo.

Día 27 – 03/12/19

  • Que el silencio sea la norma general, o que se diga solo lo necesario con parquedad de palabras. Y raras veces, solo cuando la ocasión lo demande, dirás algo” – Séneca.
  • Excluye todo lo que es motivo de ostentación o lujo.
  • Cuando has decidido que una cosa debe ser hecha y la estás haciendo, nunca evites que te vean.
  • “Cuanto estés comiendo con otros, acuérdate de pensar no solo en el valor que para el cuerpo tienen las cosas que se te ofrecen, sino también en el valor de la conducta que se debe observar con el anfitrión” – Epicteto.
  • La comida es el mejor test de autocontrol y templanza que existe, porque se presenta ante nosotros cada día, y es entonces, cuando cada día tenemos la oportunidad de trabajar la fortaleza mental. El placer de la comida se revela cuando lo asimilamos en la digestión.
  • El fallo es natural, el arrepentimiento es inútil y absurdo. Como decía Marco Aurelio “el impedimento de la acción avanza a la acción”
  • No he sido perturbado por molestias como repetir las cosas, tener muchos contactos, cinco imprevistos que han ocurrido y me han hecho modificar los planes más de seis veces y todas las interrupciones que han aparecido y no he podido controlar. Ha sido como debía ser, lo h agradecido y lo he visto como la oportunidad de trabajar la templanza.

Día 28 – 04/12/19: el alma de un estoico

  • “Ten cuidado de no dañar la parte recorta de tu alma; si observas esta norma en todos sus actos emprenderás con mayor seguridad.” – Marco Aurelio.
  • Usa el carácter como tu herramienta número uno, que te defina, que sea tu escudo, tu tarjeta de visita y que se algo que te mida y mida a otros también.
  • La trampa del “no te voy a mentir”, “te voy a decir la verdad”, “honestamente”, es que no podemos ser más exagerados o llamativos, solo tenemos que hablar como cada momento sea así, no solo hablar, sino  actuar y pensar.
  • Hoy la fortuna me ha embestido con errores que he tenido que enmendar que otros han cometido y me perjudicaban a mí, mi imagen, marca y credibilidad, pero que es eso sino apariencias, expectativas, promesas y palabras en el aire. Soy mucho más que eso, y si mis virtudes van delante y los mantengo eso se verá ensombrecido por la grandeza de mis acciones.
  • La fortuna me ha puesto pruebas como soportar el cerrajero, como tener el teléfono si funcionar, el ordenador que daba problemas.
  • Y por si fuera poco, como momento final, antes de salir en vivo todo ha fallado y no he podido ejecutar la presentación y grabación, lo cual he convertido en una grandísima oportunidad para no solo salvar los muebles sino hacerlo mejor que inicialmente.
  • He calmado mis impulsos, presión y ansiedad y he hecho lo mejor que sé hacer, ir a por todas a pesar de las circunstancias. 
  • He estado alineado con lo que pasaba sabiendo que lo único que lograría sería ir por debajo si reaccionaba, solo tenía que dejarlo fluir.
  • Como decía Epicteto, que pasa, que pase, que cambia, que cambie, que molesta, que moleste, yo seguiré igual con mi templanza.
  • Hoy todo se ha torcido, pero yo no he visto que se torciera nada.

Día 29 – 05/12/19

  • “Cuando alguien te trata mal o habla mal de ti, recuerda que lo dice o lo hace porque piensa que debe hacerlo. Si un hombre supone que un proposición verdadera es falsa, no es la proposición la que resulta perjudicada por ello, sino el hombre que se equivoca en su juicio. Actúa así porque le parece así” – Epicteto.
  • No hay que juzgar el comportamiento de otras personas, sino el nuestro propio.
  • Si me rindo a la evidencia, acepto lo que soy y lo admito y obro así delante de cualquiera, eso es lo más cercano a la libertad que estaremos.
  • Decir a alguien algo sin complejos o tapujos es no engañarse a uno mismo.
  • No he entrado a trampas fáciles que requerían de tu implicación emocional.
  • No he decidido de forma irracional sino desde la razón.
  • He tratado conexiones humanas con respeto y admiración.
  • He conversado con mujeres siempre desde los valores estoicos.
  • No he reaccionado con cosas que siempre me hacen salir de mis casillas.
  • He borrado comentarios emocionales que iba a publicar.
cómo practicar el estoicismo - guía sobre estoicismo moderno

Día 30 – 06/12/19 : obrar como un estoico

  • Antes de determinar la intención de alguien, ¿cómo sabes que está actuando mal? Así no te sucederá que, al percibir algunas apariencias, asientas otras.
  • He encontrado la diferencia entre criticar y establecer hechos, nombrarlos sin sentimientos, ni ira, ni desprecio o culpabilidad.
  • Cuando evaluó los hechos y no los juzgo estoy ganando porque no me dejo llevar por lo que creo que son al suceder.
  • Hoy iba a comer, por eso he decidido no comer en todo el día.
  • No he mantenido ni una sola interacción con una distracción en todo el día.
  • Al dar feedback lo he hecho sin pensar que alguien puede ofenderse o que alguien puede ofenderme, lo cual me ha permitido ser mucho más cordial y objetivo.
  • He visto cosas que poder controlar y he dejado de intentar controlarlas, porque mi mente solo quería eso.

Día 31 – 07/12/19: Amor Fati

  • “No busques que todo suceda como dejarías que sucediese, si no desea que todo pase como actualmente es – entonces tu vida fluirá” – Epicteto – Los estoicos lo llaman el “arte de la aquiescente”, aceptar más que luchar por cada pequeña cosa. Disfrutar lo que ha sucedido, sea lo que sea.
  • Amor Fati (el amor por el destino) no es solo aceptar, es amar todo lo que suceda. Desear que lo que ha sucedido suceda es una manera inteligente de evitar la decepción porque nada es contrario a nuestros deseos. Sin embargo, ¿sentir gratitud por lo que sucede? ¿Amarlo? Eso es una receta para la alegría y felicidad.
  • Aprender a permanecer en silencio más, sin tener que sacar lo que sabes o lo que crees ahí afuera si no sientes que es necesario.
  • Crear espacios sagrados llenos de ecuanimidad.
  • Hablar desde lo más profundo que tengo.
  • Mostrar mi más profunda vulnerabilidad ante una persona que admiro, respeto y amo.
  • He dejado que las emociones internas florecieran sin tener que preocuparme por lo que las externas podrían afectar.

Día 32 – 08/12/19

  • Has hecho todo lo que podías – y ahora, lo que deba pasar pasará, estarás listo para aguantar lo que tenga que pasar.
  • El resultado pertenece a alguien o algo más grande que tú.
  • No importa cuánta preparación, no importa cómo de habilidoso o inteligente seas, el último resultado depende de algo que está fuera de tu alcance. Cuánto antes lo sepas, mejor irá todo.
  • Hoy he reaccionado toscamente a ataques emocionales de fuerza he dejado que las emociones externas me dominaran.
  • Los impulsos me han controlado y he cedido ante las opiniones externas.
  • Han habido dos momentos donde estaba en mi cosas en lugar de con mi gente.
  • El teléfono me ha desconectado por unos instantes pero bastante.
  • He incumplido mi compromiso de llegar a tiempo por ser demasiado optimista.
  • Las cosas externas me han dominado en bastantes momentos: distracciones debates, opiniones, consejos, juicios, etc.
  • He logrado ver todo esto al examinarme, aunque sea a posteriori.
  • Disfrutar del placer por no desearlo, tener el placer pareo no valorarlo.

Día 33 – 09/12/19

  • Utiliza las enseñanzas (recordatorio).
  • “Si me limito a admirar la exposición, ¿en qué me habré convertido sino en un gramático en lugar de un filósofo?” – Epicteto.
  • Hoy me he desentiendo de cualquier opinión, juicio y recomendación. Lo he visto claro. Empezando por mí mismo antes que nadie.
  • He quitado cualquier importancia  los sucesos que podrían haber sido considerados como desagradables. Eran como debían ocurrir.

Día 34 – 10/12/19

  • Y si cualquier cosa, penosa o no penosa, gloriosa o no gloriosa, se te presenta, recuerda que es ahora el combate. Y que de uno depende la derrota y que esa posibilidad de progresar se consume o se pierda.
  • “Aunque todavía no seas un Sócrates, debes vivir como quien quiere ser un Sócrates” – Epicteto.
  • Hoy, preparo las preguntas de la entrevista que voy a hacer a uno de los estoicos más influyentes del mundo, Massimo Pigliucci, que próximamente entrevisto para el podcast,
  • Estoy en tranquilidad y no me altero cuando las cosas no salen como espero, porque como espero es lo que sale, así que no hay nada por lo que uno debe preocuparse, todo sale como debe salir, no deseo que pase algo diferente, deseo que pase lo que está pasando.
  • Soy capaz de evaluarme con más cuidado y detalle cada día gracias a los ejercicios de examinación por la mañana y por la noche.
  • Introduciendo las “meditaciones estoicas” por las noches, escuchar un fragmento del podcast “Stoic Meditations” y extraer una idea aplicable por cada uno de ellos, algo que hago en boli y libreta.

Día 35 – 11/12/19: valor estoico

  • He sido guiado por la honestidad, integridad y coherencia, he hecho a personas desistir de mi proyecto, por convicción.
  • Mis valores me han hecho perder dinero, y estoy contento de que así sea.
  • He admitido errores en público que duelen, y me alegro de que así sea.
  • He entendido que el estoicismo es solo estar tranquilo con lo que uno es. Y he sido cercano y amable con más gente de la que podía asumir en un día.

Día 36 – 12/12/19

  • “Primero estudiemos en qué consiste la felicidad que apetecemos: una vez conseguido esto, hemos de mirar y examinar las cosas que nos rodean, con el fin de encontrar el camino más corto donde podamos llegar a ella.” – Séneca.
  • Ninguna cosa nos proporciona mayores desgracias que aquello que se decide por los rumores: convencidos, además de que lo mejor es aquello que ha sido aceptado por la mayoría de las gentes.
  • Vivimos no según dos da la razón, sino por imitación.
  • El error, que va pasando de mano en mano, nos hace dar vueltas y no apresurarnos al abismo, pareciendo por los malos ejemplos de los otros. Acertaremos tan pronto como nos separemos de los demás. La multitud se ha plantado en contra de la razón, como defensora de su perdición.
  • No hay nada que me tome personal porque sé que la voluntad de la persona con la que tengo la fricción no es crear esa fricción.
  • Añado antes de hacer un comentario la coletilla de “sin acritud, no es personal y desde el respeto”.
  • Actúo de forma estoica pero con mi personalidad.
  • Miro por el bien de los demás.
  • Pienso cuando algo viene y me “golpea” porque me siento golpeado, entonces la perspectiva cambia.
  • Tomo los errores como lecciones pero no dejo que vayan a más, corto con buena actitud, sin tomarlo como personal, y con tranquilidad y templanza.
  • Recibo la crítica como un estoico, como una buena oportunidad si es interesante y viene de buena voluntad.
  • He admitido el levantarme tarde, el no llegar a todo, el olvidarme una cosa, el ir más lento, el ir por detrás, he entendido que era como decía pasar.
  • Con Massimo Pigliucci, he errado en la hora de la entrevista y hemos tenido los dos un gran intercambio estoico, yo honestamente diciendo cómo había sido y él dejándolo pasar sin darle más importancia que la que tiene.
  • He borrado en dos ocasiones dos críticas sobre el trabajo de personas del equipo de mis partners, y he quitado lo que a mis valores no le resonaba.

Día 36 – 13/12/19

  • “He conquistado la necesidad de conquistar el mundo” – Filósofo Escéptico
  • El control sobre uno mismo: significa haber alcanzado el autodominio requerido para el poder real y duradero. Hacer eso significa enfocarnos y trabajar el interior más que el exterior.
  • Me he dado cuenta gracias a josef que estaba criticando cuando podía y debía ser generoso.
  • He estado ante una situación violenta de forma ecuánime.
  • He controlado lo que podía controlar, el boicot interno de mi mente.
  • He restringido mi comida, me he privado de esta necesidad porque he querido, para fortalecer mi mente y espíritu.
  • Cuando quería ir a la cama he vuelto y he trabajado durante 90 minutos más.
  • No doy importancia a nada externo o material, lo prefiero pero no lo ansio.
  • El lugar y la vida en la que me encuentro es una parada no un destino. ¿Estaremos estancados sin ni siquiera saberlo?
  • Reemplaza la ira por lo contrario. Actúa con lo opuesto a la furia cuando esta te encuentre.

Día 37  14/12/19: tu rol como estoico

  • Juega el papel que se te ha encomendado. Si lo aceptas y lo nutres, llegarás lejos.
  • Pasaré por alto las opiniones de los demás.
  • Tengo un criterio mucho más amplio que todo esto.
  • Conforme la naturaleza de las cosas; no apartarse de ella y formarse según sus leyes, tomándola como modelo, eso es la sabiduría.
  • “Después de haber desterrado aquellas cosas que nos irritan o nos causan terror, se consigue una tranquilidad perpetua y libertad” – Séneca.
  • En lugar de los placeres, en lugar de otras satisfacciones que son insignificantes y frágiles, además de perniciosas, por su misma carrera de desconcierto, surge un inmenso gozo, inquebrantable y continuado; entonces viene la paz en bella armonía con el espíritu, y la grandeza, en estrecha unión con la mansedumbre.
  • Tres superhábitos estoicos:
    • Diario moral estoico.
    • Privación del placer, comodidad y lujo.
    • Meditación matutina.
  • No prestar atención a nada que crea que me ataca.
  • Detenerme más en lo que hay a mi alrededor y observarlo sin prisas.
  • Ver la oportunidad en la adversidad.
  • Ser amable cuando sean duros o maleducados conmigo

Día 38  15/12/19

  • “El universo es cambio. La vida es opinión” – Marco Aurelio. Nuestro entendimiento de lo que algo es es solo una captura de pantalla – una opinión efímera.
  • La felicidad de la vida consiste en tener el espíritu libre y elevado, sin miedo y seguro y colocado fuera del alcance del temor y la ambición; un espíritu para quien el único bien está en la honestidad, y el único mal está en la vileza.
  • He dejado de hacer las cosas porque me he comprometido con ellas y su ritmo natural, practicar el Wu Wei.
  • He fluido con lo que ha pasado y mi día ha cambiado por completo en una dirección que no esperaba y a pesar de no cogerme de forma cómoda, me he adaptado a la perfección.
  • Cuando han surgido imprevistos los he celebrado y me he alegrado e incluso los he verbalizado, eso ha hecho que disminuyera su importancia.
  • Me he retiro en mí mismo, y he revivido el momento mori, he escrito sobre ello y lo he compartido.

Día 39  16/12/19

  • No he juzgado a nadie para bien o mal.
  • No he dejado que nada dictara mi alegría, no la paz, no la tristeza, no el júbilo o el placer.
  • El corazón manda pero con la lógica apoyando.
  • Sigo privándome de todo placer mundano.
  • Me aparto de los vicios, lo material, lo burdo, y me acerco a lo humano y virtuoso.
  • He estado todo el rato comprometido con el trabajo que he sido capaz de hacer.
  • No hay nada que me haya importado más que mi capacidad de hacer las cosas que debía hacer porque hacían el bien.

Día 40  17/12/19

  • Vivir bien, no más, debemos vivir lo que creamos, no lo que podamos.
  • Si te ofenden es cierto ¿por qué deberías ofenderte? Y si no es cierto ¿por qué deberías ofenderte por la verdad?
  • No juzgar a otra persona por algo que no me parecía bien, preguntarme ¿quién soy yo para que me parezca bien algo que no depende de mí? Esto lo ha cambiado todo.
  • Ver con amabilidad, compasión y bondad las acciones malhumoradas de otros. Entender el malestar de otros.
  • Tomar las cosas como algo personal sin la necesidad de que sea personal.
  • Adaptarme a la voz en mi cabeza y dejar que lo que diga esté bien.
  • Lo que tenemos es lo que hemos cosechado.
  • Dormir en el suelo en casa de mi a abuela, ser estoico explicándole a mi abuela porque duermo en el suelo y porque visto poca ropa a pesar del frío que hace.

Día 41  18/12/19: elección razonada

  • Resistir la tentación del sexo.
  • He sucumbido a la tentación de la comida fuera de lugar.
  • He ido al dulce, he comido por ansia, me he castigado a mí mismo, he dejado que mi mente me saboteara.
  • He vuelto al espíritu recto gracias al ejemplo de personas con mi abuelo.
  • He despachado cordialmente a pasiones que he encontrado en el camino.
  • Días como hoy son los que cuesta mucho seguir el ritmo.
  • Es fácil caer en la trampa de la gratificación instantánea, como me ha pasado hoy.
  • El día ha sido encauzado gracias a volver a la elección razonada de mi principio rector en cuanto a decisiones, pensamientos y sentimientos. Ella nunca se engaña.

Día 42  19/12/19

  • “No busques que todo suceda como dejarías que sucediese, sino desear que todo pase como actualmente es – entonces tu vida fluirá” – Epicteto
  • Hoy, como estoico, me he encontrado retado, hoy he tenido que superarme a mí mismo, a la fuerza y sin ayuda, como cada día.
  • Hoy he estado calmado frente a sobresaltos que yo mismo he creado.
  • He rechazado la negatividad,d me he sobrepuesto a la adversidad.
  • Cada día, cuanto más cultivo el espíritu, más imparable me siento.
  • No hay que dar explicación, tampoco hay que callarse, hay que ser cómo se es y a por todas.
  • El estoicismo te alinea el alma.
  • La alimentación, los problemas, el descanso, deporte metas, éxito, fracaso, todo es lo mismo.
  • Puedo darme a la gente porque primero me he dado a mí mismo, y antes me he dado todo a lo que ha ido más allá de mí mismo.

Día 43 20/12/19

  • Es la observación que hacemos sobre las cosas lo que lo cambia todo.
  • Fijarte sobre los juicios que haces mientras los haces y no reaccionas a ellos o los llevas a cabo, es interesante.
  • El supremo bien en el juicio mismo y en el hábito de la mejor intención.
  • ¿Qué hay más allá de la virtud? Nada, ella misma.
  • El Amor Fati te ayuda a reencontrarte con lo que ocurre y verlo como lo que debe ocurrir.
  • Lo que vives es lo que tienes que vivir.
  • Hoy la elección razonada ha conducido todas las decisiones, esfuerzos y sensaciones que he experimentado durante el día.
  • Cuando dejas que tu facultad rectora decida sin emociones y tomas consciencia de que lo que se tiene que hacer, tiene que ser hecho por ti, no queda nada más que se pueda atravesar en el camino, lo superarás.
  • Pienso que siempre podré encontrar una parte de lo que hago si sé mirar más allá de las apariencias o las observaciones que hacemos sobre lo que vemos.
  • No hay una parte equivocada, solo hay un suceso.
  • A veces para no turbarnos tanto, solo no debemos escucharlo todo ni prestarle atención a todo, sino adivina qué, veremos la parte que resta antes que la que suma, así somos.
  • ¿Cómo sabes que estás haciendo progreso? Lo sabrás por tus acciones, eso sí, no esperes siempre acertar y hacerlo todo de una. Irá muy poco a poco, pero progresarás.
  • Acepto que voy a estar peor y tendrá que ser lo que tenga que tocar.
  • El asunto del podcast tenía que ser vivido tal y como ha pasado, tenía que eliminar, que me costara no encontrar la solución, investigar, y ver que es el disco duro y las cosas que quiero hacer. Cuando no logras algo, que sí sea.

Día 44 – 21/12/19: soy estoico

  • Hoy he frenado todo antes de acuáticos contra alguien, he visto la reacción, he visto la negatividad.
  • Hoy la visualización negativa ha funcionado, alguien ha aparecido que ha podido boicotear el programa, he vivido una situación de tensión, y en un principio he dudado, he caído, he reaccionado, he creado un juicio, he juzgado, y luego me he dado cuenta, incluso he coaccionado para que abandonara el programa, pero he visto que no era el camino de la virtud, y lo he puesto todo en el sitio.
  • Choques emocionales que han surtido efecto y otros que no.
  • Ecuanimidad a la hora de ver las cosas hacerlas ver y reflejarlas en otros.
  • No valorar sobre bien ni mal, o sobre bueno o peor, ni sobre me gusta o no me gusta.
  • Quedar atacado por las apariencias. Quedar sobrepasado por mi propio ego.
  • Me preparo a aceptar cualquier crítica y no la veo como una crítica, sino como una ayuda.

Día 45 – 22/12/19: vivo estoico

  • Hoy he hecho un ejercicio muy importante de ecuanimidad estoica, sin juzgar, sin opinar, sin entrar a batallas, estando en el lado neutro.
  • Decido cuando una emoción o sentimiento de otro penetra, y por qué, y cómo, sobre todo cuando me encuentro en medio de situaciones de pena o alegría que vienen de otros.
  • Me doy cuenta de que la virtud está por encima incluso de los sentimientos.
  • Me doy cuenta de que las personas tienen una capacidad de sobreponerse a la adversidad que es increíble.
  • Estoy donde debo estar, cuando pasa algo a lo que me resisto acabo viéndolo por las sensaciones que recorren mi cuerpo.
  • Aceptación del cambio que sufre el programa, lo reconozco, lo abrazo y lo dejo fluir como tenga que fluir, solo así se que no tengo esa crispación mental.
  • Veo las reacciones y no reacciono, camino hacia atrás y me siento.

Día 46 – 23/12/19

  • “La pasión nunca puede penetrar una mente bien desarrollada” – Buda
  • Cuando encuentras confrontación emocional es cuando el estoicismo funciona, si lo practicas, porque te ayuda a ver más allá de tu propia reacción, porque te conecta con lo que está pasando dentro de ti, pero antes de explotar te examina.
  • En este día y ante situaciones adversas, o de enfrentamiento veo la utilidad de esta filosofía de acción, al poder parar antes de actuar y ver que no hay nada contra mí aunque pueda parecerlo, así como no sentir que nada está perturbando a mi espíritu, está tranquilo y sosegado, está confiado porque estamos haciendo el bien, porque estamos conectados con lo que la naturaleza nos depara, y porque estamos en control sólo de nosotros, aceptando lo que pasa como algo que pasa, nada más.
  • Cerrando el PEIG Valencia y dándome cuenta de que algo que me perturbaba era yo intentando ganarle al tiempo, algo imposible, he estado corriendo y angustiado para hacerlo, y eso me ha abstraído del momento, en bastantes ocasiones.

Día 47 – 24/12/19: el bien estoico

  • Vamos a alinear nuestras mentes con estos cuatro hábitos estoicos críticos
    • Aceptar solo lo que es verdad.
    • Trabajar para hacer el bien.
    • Encajar nuestras necesidades y quereres solo solo que está en nuestro control.
    • Aceptar lo que la naturaleza tiene reservado para nosotros.
  • Hoy he vivido una prueba de fuego definitiva de estoicismo, he tenido que lidiar con algo que estaba sucediendo y se escapaba de mi control. La prueba ha sido cuando un coche me ha golpeado y el conductor iba borracho y drogado, agresivo y a punto de agredirme. He mantenido la calma, he examinado lo que estaba sucediendo y no no he reaccionado en absoluto can he observado, he dado un paso atrás, he visto que no podía y no debía controlar nada externo que estaba sucediendo, solo mi reacción que debía ser sabia, templada, justa y perspicaz. He anotado la matrícula y me he marchado sin alterarme emocionalmente ni lo más mínimo, he hecho las gestiones y he dejado el asunto en funcionamiento. Para más genialidad, hoy es nochebuena, así que los servicios de partes no están activos, y mañana entro en un retiro 10 días, así que a fortuna me ofrecía otra oportunidad para ser un estoico y ver que debía ser así, y que yo no debía molestarme, sería arreglado de otra forma.
  • Durante el día han aparecido esos sucesos que tanto tememos y que trato de visualizar en las visualizaciones negativas. A pesar de que no los puedes predecir exactamente, puedes prepararte para algo que te intentará golpear, el incidente ocurrido y algunas llamadas inesperadas, levantarme un poco más tarde de lo normal, y algunas distracciones, hacen que no cumpla mi día, excepto que sí lo estoy cumpliendo, porque he entendido que el día debía desarrollarse de esta manera, es el camino.
  • Mandar mensajes serios, no tener muchas reacciones, medir mis impulsos, cuidarme de las apariencias, refugiarme en mi mismo, estar calmado y tranquilo.

Día 48 – 25/12/19

  • Estas son las máximas
    • Tolerancia.
    • Flexibilidad.
    • Aceptación.
  • Cuando alguien cree en un poder más grande, no hay tal cosa como un evento que va contrario al plan.
  • Pretende que cada evento, deseado o inesperado – sucedió para pasar de esa forma, específicamente para ti. Nunca lucharías contra eso ¿o sí lucharías?

Día 49 – 06/01/20: la virtud estoica

  • Que la virtud sea la primera y que ella lleve la bandera. No por eso tendremos menos placer, pero iremos nosotros quiénes lo dominemos y moderemos.
  • Solo enfocándome en la tarea a mano.
  • Como un estoico, despreciando las distracciones, contactos externos y toda realidad exterior.
  • No prestando atención a nada que no aparece en mi camino inmediato.
  • Estando aquí y ahora con todas mis energías.
  • No dejo que ningún cambio de agenda, de reunión, de decisión que me afecta pero que no puedo controlar, me afecte negativamente, lo que me digo a mí mismo y a las otras partes es “esto es la vida en su máximo esplendor”.

Día 50 – 07/01/20: encendido el modo estoico

  • Quizá hoy será el día en el que vivas la felicidad o la sabiduría. Si fuese así, no intentes agarrarte a ella y no soltarla. Cuánto dura no está bajo tu control. Disfrútalo, reconócelo, recuérdalo. Tenerlo durante un momento es lo mismo que tenerlo para siempre.
  • Memento Mori: recuerda que vas a morir, que no durarás mucho y que los honores, méritos, derrotas, enfermedades, reconocimientos, éxitos, tristezas, muertes y cualquier otra cosa, ya han sido vividas por otros que han venido mucho antes que tú ¿y dónde están todos? Muertos.
  • Amor Fati: ¿alguien muere? Ama ese hecho. ¿Alguien nace? Ama ese hecho. ¿Te despiden? ama ese hecho. ¿Te levantaste más tarde y no hiciste lo que debías hacer? Ama ese hecho. ¿Has dejado pasar una gran oportunidad? Ama ese hecho. ¿Has hecho algo de lo que no estás orgulloso? Ama ese hecho.
  • No puedo controlar el tiempo, el resultado, a otras personas, las redes sociales, a mi familia, el mercado, los clientes, las tendencias, los medios de comunicación, los servicios de atención al cliente, el tráfico, la suerte, l valor del euro, pero sí puedo controlar como juego, si puedo controlar mis acciones y si me centro en esto, será suficiente porque tendré más energía y vivirá más conectado con lo único que importa y puede crear nuevos resultados.
  • Ahora veo el aprendizaje de cualquier persona con la que me cruzo, siempre saco algo positivo de esa persona que a mí me sirve, incluso de las personas que me critican, dudan de mí o me atacan.
  • Estoy centrado solo en las tareas esenciales.
  • La devastación – ese sentimiento de que estamos absolutamente rotos y en shock por un suceso – es un factor de cómo probablemente consideramos ese suceso en primer lugar. Nadie puede estar roto por el hecho de que estar nevando en el verano, porque hemos aceptado (e incluso anticipado) ese tipo de eventos o sucesos. ¿Qué hay sobre las ocurrencias que nos sorprenden? Podríamos no estar tan impactados si tomaremos el tiempo necesario para considerar la posibilidad antes de que ocurriese.

Cómo ser estoico y cómo vivir estoico (50 días – 50 vídeos)

Adicionalmente, aquí puedes encontrar la lista de vídeos en Youtube con los 50 vídeos sobre el estoicismo moderno, ser un estoico y vivir cñomo un estoico, que he grabado durante el experimento:

En realidad encontrarás más vídeos, porque he seguido grabando vídeos sobre llevar una vida estoica aún habiendo terminado el experimento.

5. Aprendizajes validados

En esta sección encontrarás los aprendizajes validados más relevantes fruto de esta experimentacion de 50 días para vivir estoico y ser estoico:

  • Identifica el deseo por más, mejor, algún día y míralo por lo que es: el enemigo de tu alegría y plenitud. Elígelo o elige tu felicidad. Los dos nos son compatibles. Controla tus impulsos.
  • No examines lo que otra gente (incluso tu hermano, padre, madre, amigo) está haciendo, sino lo que tú debes hacer para que tu voluntad sea de acorde con la naturaleza. Pues los otros no te harán daño a no ser que tú así lo decidas; pero serás dañado cuando pienses que se te hace daño.
  • Usa el carácter como tu herramienta número uno, que te defina, que sea tu escudo, tu tarjeta de visita y que se algo que te mida y mida a otros también.
  • Cada día por la mañana, ama lo que sucedió el día anterior y desea que lo que suceda en el día de hoy suceda tal cual como suceda.
  • No importa lo que suceda, lo que suceda no dependerá de mí, sobre todo el resultado, porque habrá algo siempre que se escapará a mi fuerza, control e influencia, algo que solo puedo aceptar y doblegarme a ello, o mejor todavía, actuar con ello, dejándome llevar por la corriente.
  • Lo que el destino nos depara es como la prescripción de un doctor, es bueno para nosotros y para nuestra vida, y destino.
  • El cambio no es bueno, como el status quo no es malo. Ambos solo son. Los eventos son objetivos. Es solo nuestra opinión  la que dicta si algo es bueno o malo (y por lo tanto si merece la pena luchar por ello o en contra) ¿Una mejor actitud? Decidir aprovechar todo. Pero para hacer eso, primero debes cesar el luchar. Así que para poder cambiar con el cambio y acepta rol que sea lo que venga, primero debes dejar de resistirte, y luego no ir con lo bueno o lo malo, solo con lo que es, y eso es todo.
  • Sea lo que sea lo que percibas como déficits, recuerda que hay cualidades positivas que puedes desarrollar y que no dependen de accidentes genéticos. Tienes la elección de ser verdadero. Tienes la elección de ser digno. Puedes elegir ser resistente. Puedes elegir ser feliz. Puedes elegir ser incorrupto. Puedes elegir ser frugal y próspero. Puedes elegir ser amable hacia los demás. Puedes elegir persistir ante situaciones difíciles. Puedes elegir evitar el cotilleo. Puedes elegir ser gracioso.  Y honestamente, ¿no son estos rasgos, el resultado del esfuerzo y la habilidad, más impresionantes que los genéticos? Así que muestra las cualidades del alma, los rasgos de la virtud, los principios y valores que cualquier ser humano puede desarrollar, cultívalos y hazlos florecer, no hay nada más poderoso y admirable.
  • La única forma de tener poder es tener poder sobre uno mismo, es controlarse, dominarse, amaestrarse a uno mismo, el trabajo interior.
  • El universo está en constante estado de cambio. Nuestras uñas crecen, así como el pelo, nos los cortamos y vuelven a crecer. La nueva piel reemplaza a la vieja. Las viajeras memorias reemplazan a las nuevas. Nada es excepto de cambio de esta fluidez que se llama vida y universo, ni siquiera las cosas más sagradas. Entonces, si todo es cambio, cambiemos con ello a su misma velocidad, o incluso más el resto es solo una gran opinión de lo que creemos que es como es.
  • Las personas fuertes resisten la noción de creer que algo nuevo pasará. Sabes que con unas pocas excepciones, las cosas son casi como siempre han sido y siempre serán. Eres como la gente que vino antes que tú, y no eres más que una pequeña contribución antes de que gente como tú llegue después. La tierra está para siempre, pero nosotros venimos y vamos. No importa lo que suceda, hay algo que no cambiará. nacemos y morimos.
  • Aunque en realidad seas una víctima de algo, enfermedad, injusticia, maltrato, puedes erradicarlo – casi inmediatamente – si erradicas la mentalidad de víctima. No confundamos aceptación con pasividad. La clave es que no importa la debilidad o desventaja, está más en tu mentalidad que en los hechos en el mundo, si eliminas el juicio, perderá toda fuerza e importancia.
  • Somos los presidentes de nuestras vidas – y sabiendo que nuestros poderes empiezan y acaban encuentra elección razonada – haríamos bien sin internailizáramos esa misma actitud.  No controlamos las cosas que está fuera de nuestra esfera, pero sí controlamos las actitudes y respuestas hacia esos mismos evento so sucesos – y eso ya es mucho. Es suficiente con que vayamos a por cada día sabiendo que no hay nadie a quien pasar la responsabilidad. Acaba en nosotros. Todo empieza y acaba en nosotros, no en otras personas, la economía, las circunstancias, los políticos o tu pareja, eres tú, todo tú, solo tú.
  • Las barreras de la responsabilidad son inmensas. Es tan fácil quejarse sobre esto o lo otro, o intentar excusarte y justificarte por las cosas que has hecho. Pero eso no te lleva a ningún sitio y nunca alivia la carga. Así que ahórrate la queja, la excusa, la justificación, o explicación.
  • La vida es un estado constante de cambio. Como nosotros. Para u estoico, molestarse por cosas es asumir erróneamente que durarán. Golpearnos a nosotros mismos o culpar a otros es como intentar coger el viento. Resistirnos al cambio es asumir equivocadamente que tienes otra elección. Todo es cambio. Acepta eso. Fluye con eso. Por eso no hay nada que quede estático, menos nuestra vida, lo que viene a nosotros, lo que nos golpea, vivimos o tenemos, aceptarlo es la clave para bailar con ello.
  • La esperanza, y el miedo, ambas son proyecciones al futuro sobre cosas que no controlamos. Ambas son el enemigo de este momento presente en el cual nos encontramos. Ambas significan que estás viviendo una vida en oposición al Amor Fati. No es sobre superar nuestros miedos, sino entender qué tanto la esperanza como el miedo, contienen una cantidad peligrosa de lo que queremos y nos preocupa. Y tristemente, el querer es lo que causa la preocupación. Aprendizaje clave: mide al miedo y a la esperanza por igual, ambos son enemigos de lo que podemos controlar, porque son incontrolables.
  • Nuestras faltas están bajo nuestro control, es por eso que utilizamos la filosofía para sacarlas a la luz y hacerlas visibles. ¿Las faltas de otras personas? Eso es tarea de los demás. Deja a otras personas sus propias faltas. Nada en la filosofía estoica te empiedra a juzgarlas – solo a aceptarlas. Especialmente cuando tenemos tantas propias nuestras. Aprendizaje clave: ya tenemos bastante con nuestras propias faltas como para tener que preocuparnos por las de otros.
  • Nuestra mente debe estar alineada solo con lo que depende de nosotros y rendidos a lo otro que venga. Así actúa un estoico,
  • Lo que ocurre ocurre para ti, en el momento que debe, cuando debe, porque debe y cómo debe, ¿qué vas a hacer contra eso?Ccuando algo sucede y lo vives, aunque sea por unos minutos ya lo has vivido, nadie te lo puede quitar, es tuyo, si lo recuerdas, lo identificas y lo interioridad, ya lo tendrás contigo, no necesitarás vivirlo siempre o más veces, esto es sabiduría práctica.
  • Lo que nos impacta y nos destroza sucede porque pensamos que no podría sucedernos a nosotros, si queremos evitarlo, debemos pensar que no solo puede pasarnos, sino que ya podría estar pasándonos, entender qué está pasando y está bien porque eso está fuera de nuestro control y no hay ninguna ley universal que diga que no nos va a pasar a nosotros.

6. Hipótesis

Cuando una persona se examina a sí misma, se vigila, se cuida y se convierte en un estudioso de sus emociones, impulsos, acciones y comportamientos, dicha persona acaba irremediablemente creciendo. Incluso con el tiempo llegando a convertirse en todo un maestro de su propia vida. Esto es lo que de una manera u otra he entendido realizando el experimento del estoicismo.

Los estoicos y vivir en la frugalidad - guía sobre estoicismo...

El estoicismo, por su efectividad moral y práctica, se convierte especie de sistema operativo que nos ayuda a decidir y actuar bajo  principios y valores humanos como lo son la integridad, la justicia, la frugalidad, la sabiduría práctica, el coraje, la honestidad, la dignidad, humildad, rectitud y el amor universal. Esto nos devuelve una brújula vital para navegar siempre apuntando hacia la excelencia personal y profesional, es decir, hacia la virtud humana.

Entrar en un experimento de este tipo, siguiendo el ejemplo de vida de un estoico de la antigua Roma/Grecia ha mejorado mi vida exponencialmente, mis relaciones, mi trabajo y cómo me enfrento a cualquier cosa, sobre todo a mí mismo, a la muerte, y a lo el destino depare.

7. Limitaciones al vivir como un estoico

Esta hipótesis podría no ser representativa para todo el mundo, puesto que el experimento tiene carácter personal.

Esta guía/informe no es un manual paso a paso de que debes hacer si quieres saber cómo vivir como un estoico, sino una serie de pistas que te ayudarán a crear una mejor vida viviendo como una persona prudente, fuerte de espíritu, justa, valiente y magnánime.

Los resultados aquí mostrados, así como los descubrimientos, podrían no tener la misma eficacia en otras personas.

Las enseñanzas y lecciones aprendidas podrían tener otros significados para otros usuarios.

Se propone que estoicismo, como cualquier otra filosofía similar, no deberían ser dogmas totalitarios o inquebrantables, están para jugar con ellos y extraer lo mejor de cada uno.

Soy consciente que muchos de los pensamientos, acciones y forma de ser que ahora resulta del experimento, también puede derivar de los años y previos de estudio y esfuerzo.

Fin experimento Vida Estoica – ser estoico es un gran hack

Grabé este vídeo al terminar el último día de experimento, es la mejor forma de poder concluir este informe sobre lo que ha supuesto vivir cómo un estoico e intentar ser un estoico aplicado durante 50 días.

Nota: próximamente publicaré un último vídeo en mi canal de Youtube, será después de haber pasado al menos 10 días más después de terminar. Así podré haber integrado todo mucho más al día a día lo que significa ser un estoico, entonces grabaré el cierre del experimento.

Y para acabar:

“Lo único, pues, que ahora exijo de mí es, no que sea igual a los mejores, sino ser mejor que los malos; para mí es suficiente esto de arrancar diariamente alguno de mis vicios, o un poco tan solo de cualquiera de ellos, y censurar mis errores. No he llegado todavía a la verdadera salud, y posiblemente no llegue tan pronto: estoy aplicando a mi gota unos calmantes, más bien que remedios, y muy contento de que me duela menos veces. Comparado, quizá, con la debilidad de vuestros pies, yo soy un gran corredor.” – Séneca.

Nov
6

Experimento vida estoica: 50 días viviendo como un estoico

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Mañana comienzo un nuevo experimento, el de vivir en el mundo actual como un estoico aplicado de la antigua Grecia. Durante 50 días estaré llevando una vida estoica. Estaré aplicando el máximo número posible de preceptos, enseñanzas, rasgos y hábitos que he recogido en estos tres últimos años estudiando la filosofía estoica, un estilo de vida práctico y de acción.

Empezaré poco a poco, y a medida que vaya avanzando iré implantando más “hacks” estoicos en mi día, mi forma de pensar, actuar y comportarme.

Las cosas en nuestro control son por naturaleza libres y sin obstáculos. mientras esas cosas que no están bajo nuestro control son débiles, esclavizan, pueden obstruir, y no forman parte de nosotros” – Epicteto (Enchiridion) 

Durante estos años he ido creando un documento con lo que más me ha llamado la atención de todo lo que he estudiado e investigado de Seneca, Marco Aurelio, Epicteto, Diógenes, Epicuro, Cato, además de Aristóteles y Sócrates (que aunque no son reconocidos estoicos tienen enseñanzas y filosofía muy parecida e interesante), así como de Ryan Holiday, Tim Ferriss y The Daily Stoic. He leído 15 libros, y he ido desarrollando mis propios aprendizajes y conclusiones, acabando en sistemas como el ritual matutino estoico, mis principios estoicos y cómo interpreto el estoicismo moderno.

Ahora es momento de pasar a vivirlo al máximo como si fuera un estoico puro, aplicado y comprometido, al menos durante 50 días.

cómo llevar una vida estoica y practicar el estoicismo cada día...

Que persigue este experimento

Trabajar la virtud, la rectitud, la justicia, la templanza, la perseverancia, la fortaleza del ser, del alma y de la mente. mejorar la ausencia de emociones negativas a causa de cualquier suceso externo. Endurecer la autodisciplina y solidificar la ecuanimidad. Ganar autodominio y autocontrol.

“La persona que está entrenando para la vida debe buscar siempre mejorar y saltar más alto, así como parar de buscar placer y apartarse del dolor; parar de amarrarse a la vida o evitar la muerte; y en el caso de propiedad y dinero, parar de valorar recibir sobre dar.” – Musonius Rufus.

No hay un objetivo fijo más que potenciar, asentar y calibrar todo lo que me ha dado el estoicismo en estos últimos dos años.

La hipótesis que trato de probar en este experimento es cómo una vida completamente estoica puede ser el remedio para una sociedad casi enferma a causa de todo lo externo, y a causa del poco conocimiento, control, consciencia y trabajo interno.

Como siempre mediré y monitorizaré el experimento a través de un cuadro de mando, un análisis textual más de sensaciones y unos vídeos diarios que ayuden a expresar la experiencia.

Prácticas por dónde empezar para conseguir llevar una vida estoica

De momento, de todos los aprendizajes, enseñanzas y lecciones, estos preceptos de a continuación serán mis primeras guías, los pilares esenciales para lleva una vida estoica durante todos esos días:

“Aquí hay una lección para combatir la mente: toma parte en una semana donde apenas tengas comida, que sea barata y mediocre, vístete de forma muy escasa, y pregúntate a ti mismo si eso es lo peor que podría pasarte… Ya que cuando la fortuna es amable, el alma puede crear defensas contra su furia” – Séneca.

Empezaré a partir de mañana por los siguientes preceptos:

  • Comeré cada día la misma comida durante 50 días, en lugar de pan, queso y frutas, que era lo que comían los estoicos menos opulentos como Epicteto, desayunaré sopa de miso y fruta, comeré verduras y legumbres, y cenaré verduras. Sin ningún lujo o placer añadido más que aceite de oliva virgen. Beberé únicamente agua y zumo de frutas.
  • Vestiré cada día la misma ropa durante 50 días. Lavándola por supuesto, y solo cambiándola cuando no logre tenerla seca a tiempo.
  • Dormiré en el suelo, o en un colchón nada cómodo. Esté en casa o en un hotel, con tan solo una manta y un cojín, no dormiré con almohada tampoco.
  • No alabare ni criticaré a nadie.
  • Cuando alguien pida mi opinión diré lo siguiente: “no lo sé” – “no me importa”.
  • Viviré aislado de todo ruido externo: no veré la televisión, no usaré Internet para entretenimiento burdo, no consultare las redes sociales (solo publicaré cuando crea necesario, y prestaré atención únicamente a los alumnos/participantes del programa online Método Ultraproductividad que lanzo en unas semanas). En lugar de eso invertiré el tiempo de entretenimiento en mi estudio del estoicismo a través de libros, podcasts, vídeos y artículos.
  • Permaneceré ecuánime ante todas las decisiones, no pondré emoción en ellas. Algo que ya hago, pero pondré más énfasis.
  • Aceptaré todo lo que venga como venga. Precepto que ya sigo fielmente.
  • Permaneceré más tiempo con los ojos cerrados de forma que pueda vivir más adentro.
  • Prolongaré más el tiempo que uso la visualización negativa.
  • Practicaré la técnica de gratificación retrasada que utilizaba el emperador romano M. Aurelio.
  • Seguiré esforzándome en aplicar la dicotomía del control de Epicteto. Reservaré 15 minutos cada noche para la consciencia y auto-reflexión sobre lo que está dentro de mi control y lo que no, y mi papel dentro de lo que estoy viviendo. Me preguntaré: ¿qué puedo cambiar y qué no? ¿qué puedo influenciar y qué no? ¿qué partes del día están bajo mi control y qué partes no?
  • Agradeceré cada mañana que estoy vivo.
  • Utilizaré cada día 30 minutos para retirarme en mí mismo: 30 minutos de quietud total.
  • Hablaré lentamente, pensaré lentamente, actuaré lentamente.
  • No entraré en ninguna conversación sobre un tercero.
  • Me aislaré de la risa fácil, el cinismo y la sátira.
  • No asistiré a lugares, eventos o actos sociales presuntuosos, tampoco a fiestas, restaurantes, bares o afters.
  • Mostraré austeridad en todos los sentidos de la vida. Actuaré como si no tuviera coche, no tuviera dinero, no tuviera  comida, ropa, e incluso techo donde dormir. Pretenderé que no tengo agua caliente, que no tengo carnet de conducir, que me han robado el pasaporte y tarjetas. Pretenderé que no tengo comida por una semana y que no hay nadie que me ame.
  • Usaré 10 cosas para vivir: portátil, smartphone, neceser de aseo, bicicleta, mochila, 6 libros, superalimentos, gafas de sol, ropa de deporte y esterilla de yoga.
  • Cada mañana me preguntaré: ¿Cuáles son las cosas necesarias en la vida y las innecesarias? Y me regiré solo por las primeras.
  • Practicaré el ritual de la serenidad

La clave, no es solo pensar sobre esas cosas, sino vivirlas. Y de nuevo, hazlo ahora, mientras las cosas son buenas y van bien.

Sé estoico

“Es precisamente en los temas de inmunidad e invulnerabilidad donde el alma debería ser endurecida de antemano para las ocasiones de gran estrés…. Si no eres un hombre preparado cuando llega la crisis, entrénate antes de que venga” – Séneca.

De momento voy a empezar por aquí y veremos como se sucede todo.

Vamos a ello.

Pd. Aquí la segunda parte del experimento, 22 días después.

Atribución imagen: Vipassana Dhamma Joti.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+