Menu

Macrodosis de Psilocibina durante 52 días – experimento

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Experimentos

Hace unas semanas terminé un experimento que consistió en tomar una macrodosis de psilocibina (y psilocina) cada dos días durante 52 días – 250 microgramos por toma. Para simplificar, lo he denominado el experimento macrodosis de psilocibina. Una prueba que viene un par de años después de haber tomado una microdosis de LSD durante 40 días seguidos. Además de haber hecho varias incursiones médicamente supervisadas con otro tipos de psicodélicos (psilocibina). En esta ocasión, creo que estoy ante uno de los experimentos más extensos, desarrollados y detallados que he hecho hasta la fecha. El seguimiento realizado durante cada uno de los días fue exhaustivo, mediante vídeo (más experienciales y efecto placebo) lo cual ha dado para un documental. En cuadro de mando (cualitativo y cuantitativo), esta vez utilizando escala de valores del 1 al 10 para una mejor medición, y por informe escrito (siguiendo una parte del método científico).

experimento macrodosis de psilocibina

Análisis de sensaciones, observaciones, comportamiento y cognitivo:

Índice de contenidos

Para dar rigurosidad y una cierta solidez, y como va siendo habitual en los experimentos que realizo, he tratado de ser lo más fiel posible a la estructura base del método científico. Por eso, en este informe del experimento macrodosis de psilocibina, se podrán encontrar las siguientes secciones:

  1. Observación.
  2. Formulación y contexto.
  3. Medición – analítica con cuadro de mando por sentimiento y escala de valores (del 1 al 10)
  4. Experimentación – el paso a paso del experimento macrodosis de psilocibina.
  5. Hipótesis.
  6. Falsabilidad.
  7. Aprendizajes validados.
  8. Conclusión.

1. Observación

Que se ha observado – este experimento ha observado el comportamiento, rendimiento, sensaciones y actitud que he llevado durante 52 días tomando 250 microgramos de la substancia conocida como psilocibina cada dos días. He tratado de observar de forma subjetiva, ecuánime y analítica los resultados recogidos a lo largo de todo el periodo. Es lo que se conoce como una Mmacrodosis de psilocibina.

Para qué se ha observado – el objetivo de la observación era concluir que sucede antes, durante y después de tomar una macrodosis de psilocibina durante un tiempo tan prolongado. Estableciendo así un precedente casi inédito en cuanto a una investigación no profesional de este tipo. Siendo claramente un estudio de auto-experimentación y empírico.

Los datos se han registrado mediante vídeos, mediante un cuadro de mando con sensaciones y escala de valores (del 1 al 10) y a través de conclusiones al finalizar cada día del experimento.

La observación ha sido lo más cuidadosa y crítica posible, teniendo en cuenta el contexto dentro del que se realiza este experimento, pudiendo ser no todo lo riguroso que podría haber sido en caso de hacerlo con un grupo de investigadores.

En las siguientes partes del informe se puede acceder a los datos observados, así como a las interpretaciones.

La conclusión de la observación es la siguiente: una microdosis de psilocibina (50 microgramos) equivale a un pequeño susurro en la alteración de consciencia, pero una macrodosis de psilocibina (250 microgramos como ha sido el caso) se traslada a un gran chillido con todo lo que esto conlleva. Es por eso que se ha tratado de observar los efectos de esta “macrodosis” repartidos en 52 días de actividad normal, en lo laboral (reuniones, conferencias, presentaciones, trabajo creativo, venta, edición, comunicación, desarrollo estratégico o trabajo de campo) y en lo personal (estilo de vida, relaciones sociales, deporte, meditación, alimentación o descanso), siendo esta la parte donde un efecto tan pronunciado puede causar un mayor efecto en la consciencia, en la percepción, en los sentidos, en la actividad cerebral y neuronal y por lo tanto en el comportamiento y actuación del individuo, en este caso yo.

Se observa que individuos que toman microdososis aumentan su creatividad, así como otros efectos beneficiosos que se le atribuyen. Es por eso que este experimento nace con el fin de observar qué efectos es capaz de crear el tomar una macrodosis de psilocibina (250 microgramos) durante 52 díaas, con un periodo de integración entre día y día.

2. Formulación y contexto

Este experimento se formula mediante un protocolo de ingesta de 250 microgramos de psilocibina cada dos días, añadiendo el Protocolo de Paul Stamets (compuesto por Niacina y Melena de León) desde el día número 15 en adelante. Todo mientras se realiza una actividad profesional y personal de alto rendimiento, sin bajar los niveles de trabajo, ni de deporte, descanso o relaciones y compromisos, sino más bien esperando poder mejorarlos gracias a los efectos de la macrodosis de psilocibina.

El contexto es auto-experimental, en la actualidad cuento con una amplia experiencia en ser tratado con sustancias psicoactivas (psilocibina en la mayoría de casos), 45 sesiones para ser exactos desde que empezara en 2017. Habiendo además pasado por un experimento previo consistente en tomar una microdosis de LSD, como indicaba más arriba, durante 40 días seguidos. Otras experiencia similares incluyen ayahuasca en una ocasión y 5MeODMT en cuatro sesiones.

3. Cuadro de mando, seguimiento y medición 

Se ha diseñado un cuadro de mando, para poder extraer resultados coherentes. Dicho cuadro cumple la función de seguimiento, medición y análisis de los indicadores necesarios para la evaluación de los datos recogidos durante cada día.

  • Se ha estimado oportuno medir y monitorizar 
  • Día: número del día en cuestión.
  • Dosis: número de tomas.
  • Hora: en la que se administró la dosis.
  • Duración: tiempo que duró los efectos de la macrodosis.
  • Cantidad: tamaño de la macrodosis suministrada.
  • Graduación: valoración global del efecto.
  • Ayunas: si se tomó sin nada en el estómago o durante los días de ayuno semanal.
  • Complementos: administración, o no, de elementos potenciadores.
  • Efectos inmediatos: que se observó a corto plazo (entre los primero 20-50 minutos)
  • Efectos posteriores: observaciones a resaltar a partir de las 3-4 horas.
  • Impacto positivo: que cambió a mejor.
  • Impacto negativo: qué pasó a una parte más negativa.
  • Rendimiento: nivel de “performance” personal.
  • Productividad: el nivel de hacer con enfoque, producir con calidad y disfrutar de lo que se hace.
  • Creatividad: índice del estado de mente creativa.
  • Enfoque: nivel de concentración y aislamiento mental.
  • Flow state”: índice que muestra cuánto de profundo fue la conexión con uno mismo y el alrededor.
  • Claridad mental: nivel de capacidad para ver, ejecutar, hacer, pensar, decidir, sentir y ser sin oposiciones de ninguna clase.
  • Estado místico: se refiere a los estados alterados de consciencia.
  • Toma de decisiones: nivel para definir la rapidez y facilidad para decidir.
  • Percepción: índice que muestra la precisión para ver, entender y comprender con nitidez lo que va más allá de lo que solemos ver.
  • Resonancia: nivel de conexión emocional y espiritual con otras personas o seres vivos.
  • Empatía: índica que marca la habilidad de empatizar con otras personas.
  • Sensibilidad: indicador que sirve para medir el estado de fragilidad, vulnerabilidad y ternura.
  • Alucinaciones: medidor para efectos visuales producidos por el consumo de la macrodosis de psilocibina.
  • Consideraciones: posibles elementos que puedan causar anomalías, positivas o negativas que interfieren en el experimento.
  • Sensaciones: conclusiones objetivas sobre lo que el individuo (yo) siente al finalizar el día.
  • Observaciones: anotaciones adicionales relacionadas con el experimento macrodosis de psilocibina.

4. Experimentación – Análisis experiencial día a día

Esta es la sección que más peso tiene en todo el experimento macrodosis de psilocibina, primero por tamaño y luego por el detalle de lo experimentado cada día. Es un día a día de lo que he ido viviendo y anotando, en ocasiones al día siguiente y en otras en el mismo día, antes de ir a dormir.

qué sucede cuando tomar una macrodosis de psilocibina por 52 días - experimento

He tratado de reflejar con la mayor honestidad, transparencia y objetividad sensaciones, momentos de ruptura, estados místicos, problemáticas, anomalías, consideraciones, ventajas, desventajas, efectos positivos, negativos, impacto en el exterior y en el interior. Todo lo que ha podido significar algo relacionado con integrar y navegar una macrodosis de psilocibina mientras hacer vida normal.

El análisis va día a día, del uno al cincuenta y cuatro, indicando “toma” como el día de la macrodosis de psilocibina, y utilizando en ocasiones la referencia “día de descanso” o “día OFF” al día siguiente cuando no la suministraba.

Día 1 – jueves 05/03/20 – toma 1

Tomé la macrodosis de psilocibina a las 17h, seguidamente fui a pedalear en bicicleta estática, era un día con muchas reuniones online y llamadas de proyectos. Cuando estaba en la bici atendí dos llamadas complejas… Una sobre la continuidad de un socio en una de las empresas que dirijo, y la otra para confirmar un nuevo proyecto, una recomendación a un posible cliente, y la revelación de una problemática con un cliente. Todo eso mientras estaba en la bicicleta, lo que sigue es una gran empatía por las otras personas y un gran cuidado tanto en cada palabra que utilizaba como en cada reacción a lo que escuchaba de la otra parte. En ambas conversaciones acabé con un acto de generosidad y reconocimiento, porque así me nació. 

Al bajar de la bici me di cuenta de que no me sentía como habitualmente, claro, entonces caí en la cuenta de que era la macrodosis de psilocibina que estaba surtiendo efecto “macro”. Seguidamente pasé a realizar yoga con música especial para ello, y esto me ayudó a conectar y entrar en un estado de flow calmado y sosegado, lo que abrió las puertas a una ducha que sentí especialmente. Era consciente de casi cada gota que recorría mi cuerpo, una sensación que me acompañó a las siguientes cuatro reuniones, las cuales empezaron con micromeditación, y yo no tomando el liderazgo como de costumbre. Además de preguntar el tiempo que llevarían para fijarlo y acabar cuando llegáramos al tiempo establecido. Algo que nunca había hecho. En estas reuniones también acabé reconociendo y ensalzando el trabajo de todos, me notaba mucho más cercano, amable, cariñoso.

A partir de ahí, comí algo y el efecto disminuyó considerablemente, en momentos de tensión, no salté. Desconecté de hacer cosas que no debía, me centré en las tareas que tenía que hacer y sin darme cuenta me fui hasta las 00:30h y no había cenado. Las sensaciones sutiles de cada movimiento y pensamiento me acompañaron hasta que fui a dormir.

El descanso ha sido totalmente placentero, con un baño de agua relajante previo. Descansé tanto que desperté a las 12h al día siguiente.

Día 2 – viernes 06/03/20

Día de descanso en la macrodosis de psilocibina. Uno en el que pensaba que no iba a tener mucha “resaca” hasta que me he levantado y me he visto completamente decidido a hacer todo lo que tenía en mente, y lo he hecho. El espacio de tiempo entre decidir que hacer, deporte o trabajo ha sido casi inexistente, me he visto con una dirección muy marcada en todo momento, así como luego en el trabajo, donde he hecho 1:45h más rápido, las cosas que suelo hacer al día Sobre todo teniendo la sensación de hacerlo con más detenimiento y atención.

La sorpresa ha sido en la ópera, donde he podido tener una conexión mucho mayor con la actuación. La atención con respecto a otras ocasiones, ha sido de un 9 en una escala del 1 al 10. Estaba allí, presente, desde principio a fin, eso combinado con la gran obra que he presenciado “Il Viaggio a Reims” ha hecho que disfrutara de la mejor ópera hasta la fecha. La capacidad de percibir y procesar el entorno es diferente a la de otros días.

Hoy es día de ayuno completo, solo he bebido agua alcalina, por lo que parece que eso ha hecho que los efectos perduraran un poco más.

Día 3 – sábado 07/03/20 – toma 2

Según fijaba en el cuadro de mando, tomé la macrodosis de psilocibina a las 15h, justo antes de empezar a hacer unos trabajos de edición y escritura, los cuales se dificultaron mucho más de lo que hubiera imaginado. El foco era tan estrecho e intenso en cualquier cosa, que apenas me dejaba pensar en nada más que una cosa, llegando incluso a bloquearme y no pensar con nada de claridad, porque quedaba absorto por los pequeños detalles. No pudiendo así estar enfocado en lo más general o amplio. Tuve varias conversaciones muy muy lúcidas con Javi que estaba en casa conmigo. Un paseo por la playa esclarecedor, donde resolví varios dilemas que habían estado en mi mente por semanas, pero quedé prácticamente anulado ante la productividad en el trabajo “mundano”, lo que tardaba 10 minutos se convirtió en 45 minutos.

El resto del día, con una ceremonia de meditación, quietud, silencio, yoga y taichi fue entrar en puro estado de flow, con atención plena y dedicación en cada pequeño movimiento, por muy minúsculo que fuese. Era como ir durante al menos 4 horas en cámara lenta. Recuerdo todo con una nitidez inédita.

Veamos la capacidad del cuerpo para adaptarse en estos días y regular la tolerancia de la macrodosis.

Día 4 – domingo 08/03/20

Amanecí bloqueado mentalmente, incluso meditando. Cosa que desapareció de raíz en cuanto me senté expuesto al sol por 3 minutos, el resto fue pura dicha. Una sensación de bienestar, conexión y alineamiento conmigo mismo como estar en el día 8-9 de un Vipassana. Fuimos a hacer deporte y era consciente de cada zancada. Luego tenía una gran atención cuando realizamos HIIT, power yoga, baños de agua congelada, todo con una gran sonrisa, solo sentía gratitud.

El enfoque y facilidad para realizar tareas que con la macrodosis no podía, era mucho mayor, puedo decir que me encontraba en un estado de flow muy sutil haciendo cosas que no te producen estado de flow. Eso se acrecentó cuando por la tarde fui a aprender a mezclar música. Entonces, con Javi como profesor, puede mejorar la concentración y la forma de manejar lo que estaba aprendiendo. Era más intuitivo y digerible, a la hora estaba mezclando canciones como si llevara semanas haciéndolo.

Otra cosa digna de destacar fue la capacidad de tomar decisiones que me afectan para bien, como dejar absolutamente todo y centrarme solo en lo que me hace bien a nivel de bienestar. Dejando cosas que no suelo dejar, centrarme en lo que sé que tengo que hacer antes de ir a dormir por ejemplo, e ir a cuidarme y dormir mucho antes en la cama.

He visto las cosas más claras.

Día 5 – lunes 09/03/20 – toma 3

Día cargado de deporte, mindfulness, llamadas, reuniones y trabajo de escribir, desarrollar y preparar proyectos. Así como entrevistas, hice la toma a las 19h, el efecto fue menos fuerte, no sé si porque el organismo está empezando a tolerar mejor la dosis o porque comí a las dos horas porque tenía apetito. Y sé que con la comida se diluye antes el efecto, pero la clave es hacer vida normal. Desde ahí en adelante he estado más lúcido que de costumbre, pudiendo operar a una gran agilidad mental y física. He estado muy conectado en la clase de yoga y luego de Tai Chi que he realizado. Y he abarcado, después de cenar, un proyecto que iba procrastinando desde hace días, y en 30 minutos he dejado el 90% resuelto.

Creo que comer algo es ideal porque rebaja el efecto y la intensidad de la macrodosis de psilocibina. He podido interactuar sin problema en las reuniones y entrevistas que he hecho, conectando con más empatía y atención plena en cada interacción.

Si siento que cada vez que lo ingiero vía oral, tengo algunos problemas de gases y estomacales.

Día 6 – martes 10/03/20

Observo un comportamiento más abierto, simpático, sensible y atento, tanto con otras personas como conmigo mismo. El carácter es más suave, cálido y menos reactivo. La capacidad para decidir y accionar ha aumentado considerablemente respecto antes de empezar el experimento.

Busco más huecos para conectar conmigo, y en las meditaciones, momentos de quietud o micromeditaciones, puedo dejar pensamientos y emociones a un lado y enfocarme en la respiración con gran detalle y continuidad. Cualquier interacción que ayer tuve fue pausada, consciente, atenta y muy coherente con la persona que soy.

En materia de trabajo, realicé el 90% de mis tareas antes de las 18h, tanto personales como profesionales, algo que usualmente no ocurre con tanta rapidez. Además descarté un 20% de tareas que no consideraba relevantes, cosa que en ocasiones normales no ocurre, porque me comprometo a hacer todo lo que dije que hay, porque aparece en la agenda.

Sorprendido por entrar en estado de flow en tareas más rutinarias y monótonas como reuniones, llamadas, enviar emails, editar y extraer conclusiones de análisis en los negocios de mis clientes.

Día 7 – miércoles 11/03/20 – toma 4

A las 15h, justo antes de bajarme a la playa a tomar una siesta, tomar el sol, pasear, relajarme y retirarme en mí mismo. Ha sido un momento de dicha total, porque he podido entrar en una especie de sueño lúcido, trance y descanso/siesta mientras estaba en la playa tumbado al sol, escuchando las gaviotas, las olas al romper y una breve brisa que movía la arena. Era totalmente consciente de todo lo que había a mí alrededor, así como el tiempo que he estado sumergido en ese sutil pero intenso viaje de percepciones.

La toma de hoy ha sido la más débil, a pesar de que ha sido la misma macrodosis de psilocibina, puede que el cuerpo empiece a asimilar y tolerar y adaptarse a la reacción. Sin embargo, me he notado más sensible que los otros días, hipersensible diría, así como con cosquilleos y sobre todo, a partir de la activación del Qi Gong de ayer, lo he sentido más fluir por mi cuerpo sin estar en la práctica de Tai Chi o Qi Gong. He notado la energía subir y bajar por mi cuerpo. He estado más capacitado a hacer el trabajo mecánico, y no he sentido ese enfoque tan estrecho y absorbente. 

He reaccionado con más calma, menos ímpetu y más libertad y confianza en las reuniones y llamadas. Actuando solo cuando sabía que era necesario, muchas menos veces que de forma usual.

Día 8 – jueves 12/03/20

Observo en mí mismo una mayor capacidad para no distraerme y para no participar en todo lo que pueda perjudicar, distraer o ser mínimamente nocivo. No encuentro ningún motivo para negatividad, sabotaje o boicot. Nada ronda mi cabeza, tampoco positivo, solo estoy, me permito y avanzo.

Noto una mayor firmeza en las decisiones, noto más estabilidad emocional y mental, así como estar más atento y “en control” del momento. He eliminado tareas y he afrontado cosas que tenía que afrontar, siempre con decisión. El día de después estás como en un estado más elevado, es difícil de explicar en conjunto, por separado se podría dividir en una mayor optimización emocional, más capacidad cognitiva, una mejor sensación para sentir como te sientes y actuar de acorde.

Si me pregunto ¿Cuál es la diferencia entre un día normal y un día normal después de una macrodosis de psilocibina? la respuesta sería la percepción, la tranquilidad, la claridad mental, el enfoque, el sutil desarrollo en sensibilidad, en empatía y en amor, en una dosis no demasiado grande, pero no demasiado pequeña.

Día  9 – viernes 13/03/20 – toma 5

El día ha transcurrido con una fluidez, efectividad y conexión excepcional, incluso al principio de tomar la macrodosis de psilocibina, sobre las 15:30h, antes de un encuentro profesional vital que decidiría la mayor parte de mis ingresos en 2020 y 2021. Durante la mañana he estado muy centrado, enfocado, haciendo cada cosa con plena atención, sin distracciones y con una claridad mental mayor a la de ayer, y ayer era alta.

Una vez en la reunión, me he sentido en estado de gracia, atento, escuchando, dejándome recomendar, tranquilo, sereno, sosegado, y ha llegado el momento de explicar cuáles son mis proyectos, los pasos que quiero tomar, por qué y cómo voy a hacerlo. Y entre medio de una explicación donde he perdido la noción del tiempo, de cualquier cosa que no fuera lo que sentía dentro de mí, he acabado soltando algo que nunca había conceptualizado, mi propósito profesional, la misión y visión de porque estoy haciendo lo que estoy haciendo y porqué me dirijo hacia donde me dirijo. Además lo he hecho liberado, dejando claro que no hay límites en mi camino a conseguirlo, y a ir todo lo gigante que deba ir. 

No hay un obstáculo o barrera que delimita la grandeza y magnitud que el estudio, proyección, enseñanza y divulgación del Alto Rendimiento Holístico va a generar, la democratización y accesibilidad de un estado de plenitud, logro, sentimiento, alineamiento y dicha reservado para unos pocos.

Este momento ha sido estelar, siendo completamente engullido por estado de flow-místico acrecentado por mi pasión y motivación sobre el tema. El cual ha cuajado y hemos confirmado y cerrado.

Lo que me ha chocado, es que a los tres minutos de terminar, estaba entrando en micromeditación con el equipo del Programa de Excelencia para personas en desempleo. Bajando la intensidad y la euforia a un estado casi Zen, entrando a estar enfocado, sosegado y ecuánime sobre lo que ahora teníamos entre manos, la continuidad del programa más allá de este compromiso de 36 ciudades, el proceso, las próximas ciudades que se ven alteradas por el COVID-19, el evento final  de cierre y sensaciones hasta la fecha. Empatía, comprensión y simpatía con todos y cada uno de los 6 asistentes. 

Cuando después he parado para trabajar, y entrar en materia de elegir el regalo de cumpleaños de mi padre, de editar el post que publicaba mañana, ahí sí he visto una cierta incapacidad, o al menos rigidez mental para continuar. He tomado distancia, he salido a pasear y de ahí a Caermen (fisioterapeuta), con quien he conectado mucho dejándome llevar, ese tiempo de desconexión en el tratamiento, me ha ayudado a rescatar la importancia de lo que había sucedido hace unas horas… Había encontrado algo que no había sabido darle forma antes, la misión y visión de mi camino en el Alto Rendimiento Holístico. En ese momento mis emociones han aflorado y he notado el júbilo recorrer hasta los pelos de mis cejas, incluso derramando unas pocas lágrimas durante la sesión. Lo mejor es que me apetecía compartirlo y lo he hecho, con ella, Carmen y su marido, Javi, grandes amigos.

El día de hoy ha sido muy emocional, muy sensible, y muy relacional, cada vez que he tenido interacción con alguien, sea digital o personalmente, solo quería compartir, escuchar y conversar, incluso hablar más de lo que debería.

La macrodosis de psilocibina ha sido misma dosis que cada día. La clave está en que cuando conectas con lo que te mueve, esto se eleva a la máxima potencia.

Día  10 – sábado 14/03/20

He dormido 12 horas, me he levantado sin agitación mental ni emocional de ninguna clase. A veces suelo tenerla, sobre todo cuando me despierto a las 13h. Estaba tranquilo, confiado y decidido a por el momento. De hecho he aprovechado el tiempo para salir a tomar el sol, estar quieto y meditar en cuanto he tenido 45 minutos, algo que no es nada normal. Lo que sucede, es que acabo aprovechando ese tiempo para trabajar. Luego he venido y he empezado a hacer una buena sesión de deporte, estoy en ayunas en enlace día de hoy.

Lo más relevante hasta la fecha es que estoy en lo que estoy, es asombrosa la capacidad de desconectar de algo para conectar con lo que sea, a un nivel de enfoque máximo. Y permaneciendo inalterable, ni siquiera cuando he recibido por mensaje que mi chica (que vive en Venezuela) me dejaba porque había conocido a alguien allí. He leído el mensaje, y sin juicio he sentido empatía y comprensión por ella, he reflexionado sobre el asunto, y solo he visto aceptación y respeto. Así que lo he cerrado sin más, nada de remordimiento, vacío o apego, solo buenos momentos vividos, fin del capítulo. A seguir con el viaje en el que me encuentro.

A nivel profesional no ha sido uno de los días de más rendimiento o productividad, pero no me importa, las claves están hechas, hoy he sacrificado descanso por trabajo, salgo ganando.

El efecto posterior de la macrodosis de permite una integración más óptima al día siguiente.

Día  11 – domingo 15/03/20 – toma 6

El ayuno es sin duda alguna un gran conductor y estimulante para prolongar y pronunciar el efecto de la macrodosis, y poder entrar en un estado místico más profundo. Eso es lo que he observado y notado hoy. Además, hoy he utilizado el Lion’s Mane Mushroom (Melena de León) en te, que es un conocido potenciador cognitivo que ayuda a neurogénesis epigenética. Dicho de otra forma, propicia y potencia el que ocurra un mayor estado de consciencia alterado.

Según unos estudios combinar el Lion’s Mane y la psilocibina ayuda a poder crear nuevas neuronas y caminos neuronales, y también repara el daño neurológico existente.

Lejos de este primer test, el resto ha sido entrar en un estado místico e inspiracional más profundo y pronunciado de lo normal. Llevando el efecto de una media de 3:20h a 5:10h hoy. Así como la intensidad de la dosis, la cual la catalogaría de un 9/10 para macrodosis.

En este día he podido canalizar sus efectos mejor, a pesar de seguir repitiendo los patrones de, primero la salud y bienestar personal. Luego el profesional, lo cual no viene nada mal. He redactado algo que llevo desde que tenía 27 años queriendo hacer, una carta escrita a mano para Sir Richard Branson, donde entre otras cosas me ofrezco a trabajar con él (hasta gratis) y entrevistarle para el podcast y conocerle en persona, eso entre todo lo que ha supuesto en mi vida.

He notado que cada interacción, mayormente digitales, por la cuarentena que vivimos (gracias al COVID-19) han sido mucho más elaboradas, calmadas, intencionadas, con cariño, más profundas, más delicadas, sensibles y reconocidas. Ahora escribo estoy con una sensación de paz, calma y plenitud mayor a la de costumbre, y eso para mí es mucho.

Día  12 – lunes 16/03/20

Primero, he despertado antes de lo que estoy acostumbrado. Segundo, he aprovechado el día desde el minuto uno. Tercero, no he dejado que ninguna decisión externa influyera en mí. Cuarto, he notado un estado de autocontrol mayor que de costumbre, como si todo estuviese controlado, cuándo digo todo, me refiero a todo lo que puedo controlar. He escuchado más atento y plenamente que de costumbre.

He parado para ver bien a las personas con las que impactaba. Prácticamente he hecho de todo en el día de hoy, desde 3h de deporte, 30 motos de  Tai Chi y Qi Gong, mezclar música, reuniones, microsiesta, trabajo profundo, etc.

A parte de eso, no mucho más que resaltar, solo añadiría un estado de sosiego, tranquilidad y buen humor, ajeno a todo lo que está pasando. Es más, diría que estoy en mi mejor momento, porque es ahora cuando estoy testando y comprobando los frutos de mi trabajo, pero eso ya es otra historia.

Día  13 – martes 17/03/20 – toma 7

Día conducido de forma excepcional y ultraproductiva hasta tomar la macrodosis de psilocibina (16:15h) y luego intentar ir a hacer un micro-descanso. Entonces he estado relajado y desconectado, pero sin llegar a dormir, durante 35 minutos. Después he meditado por 10 minutos y al terminar he realizado una clase de Tai Chi de 15 minutos, en todo ese tiempo el efecto de la dosis era más bajo de lo que había sido hasta ahora. Eso mismo me llevó a sacar conclusiones prematuras de que quizá mi organismo estaba regulando mejor la cantidad administrada. No fue así, una hora después empezó a intensificar su efecto, más por sorpresa.

En esta ocasión, noté como mi mente iba a cámara lenta, dificultado así tareas más funcionales como escribir, tomar decisiones o crear y coordinar equipos. Además de que acababa fácilmente distraído y evadido por casi todo. Dándome cuenta unos minutos después, cuando ya formaba parte de la distracción. Han habido ciertos momentos que no he recordado donde estaba antes de quedar distraído, bastante en el limbo. Esto ha partido el ritmo de día que llevaba.

Incluso grabando el podcast, ha habido un momento, que estaba tan metido en la conversación, que he olvidado que estaba grabando el podcast, por eso hay un silencio de unos 15-20 segundos, hasta que he vuelto y me he dado cuenta. Guau. 

En modo macrodosis de psilocibina, y ya se repite, tiendo a elaborar más mis interacciones con las personas, ya sea vía email, teléfono, vídeo, o en persona. Así como ser más emocional, sensible y desenfadada, como sin tener la mochila de responsabilidad. Tengo la inclinación a preocuparse por las personas más, mucho más, que de costumbre.

Además, he recibido un rechazo editorial y ha sido más sentido que de costumbre, y eso que, de una forma u otra, lo esperaba.

Día  14 – miércoles 18/03/20

Gran ligereza mental, muy despierto, enfoque, trabajo radical y no distraído apenas. Alcanzar un estado de flow mucho mayor mientras exponía en un taller online que realicé, así como una mayor apertura y naturalidad a la hora de explicar y conectar con la gente. Por mucho que intentara, sentía que no podía dejar ser yo mismo tal y como era, abrazar cada instante, gesto, palabra e interacción. Esto fue muy pronunciado y consciente para mí en el taller y en dos reuniones posteriores que tuve, y no tanto durante el día, pero de una forma u otra era muy consciente.

Día  15 – jueves 19/03/20 – toma 8

Primer día de combinación entre la Melena de León (Lion’s Mane) en cápsulas esta vez, un hongo que se utiliza a nivel terapéutico en el sistema nervioso, así como para conseguir sueño reparador, y también en el sistema digestivo, y la Niacina (o vitamina B3), un nutriente esencial necesario para numerosos procesos fisiológicos, la Niacina es esencial para el cerebro. Todo ello junto con la macrodosis de psilocibina. Lo que se conoce dentro de la comunidad psicodélica como el llamado protocolo Niacina-Melena de León-Psilocibina o protocolo Paul Stamets, una fórmula nootrópica para mejorar la función cognitiva y la neurodegeneración. 

He encontrado un estado de claridad y precisión a la hora de transmitir, traducir emociones, sentimientos y gestos, mucho mayor de lo que había experimentado hasta aquí en este experimento, incluso en otros como la microdosis de LSD. He tomado la macrodosis de psilocibina tarde, a las 20h, en medio de una jornada de trabajo online en el programa online Método Ultraproductividad que lidero. El efecto ha sido mucho más rápido, pero menos “estrecho” o introspectivo, sino todo lo contrario, he observado cómo mi percepción y empatía aumentaban todavía más con los asistentes lo que ha logrado, que a su misma vez ellos lo hicieran, todo ello sin notar una diferencia tan extrema como para notar que algo se salía de lo normal. 

La agudeza en pensamiento, expresión, ilustraciones, metáforas o comunicación era tal, que en ciertos momentos, todos hemos llegado a momentos de absoluto asombro, a causa del desarrollo de los temas y donde nos iban conduciendo, era como quitar todas las limitaciones a lo que una mente puede elaborar en un determinado tema, sin ego, con humildad, pero con profundidad.

Hoy ha sido uno de los días menos productivos en años que recuerde, y al levantar, y durante el día, he tenido una actitud alegre, sana y de máximo apoyo a mí mismo, y por supuesto para otros también.

Sería interesante, cuando acabe el experimento, preguntar a los asistentes de UP, que sintieron en este día, algo que haré. Recogeré sus impresiones como retroalimentación y lo incluiré en el experimento.

Día  16 – viernes 20/03/20

El día ha comenzado teniendo que ser remontado, he despertado a las 12:45h y he ido directo a una reunión, sin meditar, sin volcar pensamientos, sin ducha, ni afirmaciones, ni preparar gran mañana ni nada, hacía años que esto no ocurría. He estado con sangre fría, calmado y aceptando lo que se escapaba y trabajando sobre lo que no. He iniciado y despejado las tareas más importantes, y he vuelto a las 16h a hacer la gran mañana, luego deporte (tres modalidades), seguidamente, he saltado a un taller online el cual tenía que liderar sin previo aviso (en Inglés) de 1:30h, que he alargado a casi 2:15h, teniendo un impacto sensacional. 

Todo es porque en todo momento sabía que a pesar de no tener el control, controlaba lo importante, yo, en toda mi extensión. Y haciéndolo con confianza, visualización, toma de decisiones, actitud y estado de ánimo. Eso ha resultado determinante para el taller, abordar todo el día, y acabar antes de lo previsto con una gran sensación de alineamiento y conexión conmigo mismo.

Día  17 – sábado 21/03/20

Primera prueba al prolongar la asimilación de la macrodosis de psilocibina por un día más (pasando a dos). Pudiendo observar (y disfrutar) de un estado de elevación cognitivo y emocional pronunciado, así como de agudeza en cuanto a mis valores intuición e instinto. He conectado con mi estado de flow mucho más profundamente que un día después de la macrodosis de pislocibina, mucho más controlado y consciente. He perdido la noción de todo lo que no estaba haciendo en los momentos que me dedicaba a algo, fuese lo que fuese, incluso comprar, hablar por teléfono, ducharme, meditar, pedalear, responder a un comentario en Instagram o enviar un email.

He llegado a lo que normalmente no llego, y es porque he tenido cero dudas en todo lo que he hecho, incluso saltar a un taller sobre fortaleza mental con cero preparación. Taller donde el resultado e impacto ha sido máximo, más incluso que lo ocurrido con la macrodosis en el taller del día 15.

Día  18 – domingo 22/03/20 – toma 9 (x4)

Toma enmarcada dentro de un ritual místico, lo que se conoce como una ceremonia de medicina. Es decir, la creación de un espacio sagrado, protegido y controlado, que reúna las características óptimas para poder entrar en estado místico (véase set and setting – en el vocabulario de los psicodélicos), con una serie de sonidos armónicos, frecuencias, música, esencias como aromas, lugar. El set es la información e intención del viaje. El setting el contexto adecuado, el estado de la persona y el guía (yo mismo). De esta forma puedes confiar para rendirte mejor a la experiencia, sin duda esta macrodosis de psilocibina que aumenté en 3 veces su tamaño, tenía el objetivo de encontrar un espacio de calma, crecimiento, desarrollo y trabajo espiritual, emocional e intelectual.

Así fue, 4:40h, tomé la macrodosis en una sola toma, usualmente se puede fasear, la primera al empezar, y lo que llaman “el potenciador” a la hora. En esta ocasión fue todo de una vez, lo que consiguió un efecto de “viaje” más rápido, tuvo un pico considerablemente elevado. Ese efecto ocurrió bastante rápido, y una caída que fue más que progresiva, a un ritmo también más acelerado que las macrodosis habituales. También es cierto que la dosis era tres veces más grande en esta ocasión, un experimento dentro del experimento.

Los resultados fueron una gran introspección y entrar en un estado, gracias a la macrodosis de psilocibina y al set and setting, donde pude desbloquear tensiones emocionales, frustraciones mentales, así como el control externo oprimido, y darme cuenta de cosas que no conseguía ver. Por ejemplo, la predisposición indirecta de trata de controlar el tiempo, cómo las cosas ocurrían y cómo debía comportarme antes de que sucediese el próximo momento. Tuve varios fallos como dejar la lavadora puesta, o no poner en silencio el pc, y ambos ruidos me desestabilizan bastante, lo cual inició una batalla dentro de mí, si dejarlo ir o cambiarlo, hasta que decidí, que no es nada que debes dejar pasar si en realidad está en tu poder cambiarlo, por eso lo solucioné en ambos casos. Fue muy introspectivo, sin duda alguna estuve en consciente en el subconsciente, viendo cosas que no logro ver desde el consciente, pudiendo darle forma y atar los cabos. Fue una parte muy interesante. Luego salte a la perspectiva del “observador” donde no ocurría nada, solo estaba ahí, en el momento y con atención plena, mientras veía como el momento sucedía y pasaba uno detrás de otro, y yo presenciaba todo desde una perspectiva más en tercera persona. Así estuve un par de horas. Al terminar, ya en fase de cierre de ceremonia, tuve varias realizaciones de esas que te sacuden toda tu vida.

  • La primera: todo lo que sucede es lo mejor que puede suceder.
  • La segunda: he vivido tanto, a todos los niveles, desde todas las perspectivas he hecho tanto, sentido tanto, pensando tanto, fallado tanto, intentado tanto, que parece que he vivido tres vidas.
  • Tercera: me he dado cuenta de que todo lo ocurre dentro y fuera de mí, entre personas, en el mundo, con otros seres vivos, todo, es un acto de amor. Debo admitir que esto me ha impacto como pocas cosas que he visto, porque si todo es un acto de amor, no hay lugar para juicios, ira, ansiedad, etc.

Empecé a las 19:09h y acabé a las 23:34h, haciendo luego una clase de yoga, Tai Chi y un baño relajante todo en silencio, donde conecté todavía más, primero a través del movimiento y luego a través de la relajación y el calor.

Día  19 – lunes 23/03/20

Hoy podría decirse que ha sido un día productivo, con buen rendimiento, fácil, simple y tranquilo. Ha sido un día de integración donde al comenzar la mañana he escrito muchísimo sobre todo lo sucedido ayer, incluso he cambiado el artículo que escribo a diario en el blog, por uno sobre “todo es un acto de amor”. He compartido en una llamada con Ed Zaydelman, un gran amigo, explorador y experimentador, sobre la experiencia y hemos intercambiado impresiones por más de 30 minutos. Luego el haber tenido una gran sesión de deporte y trabajo y luego fisioterapeuta, me ha dejado en un estado bastante relajado. Poco más que añadir en este día.

Día  20 – martes 24/03/20 – toma 10

Un día tranquilo, bien aprovechado, completo y muy rico en todos los apartados. He tomado la macrodosis de pislocibina a las 17:09h, después de 35 minutos de siesta, 10 minutos de meditación y 5 minutos de quietud y antes de una clase de Tai Chi y el tercer taller online de un proyecto que lidero en estos días llamado Imparables en Tiempos de Crisis. Es la primera macrodosis que tomo antes de enfrentarme a una audiencia tan grande, unas 250 personas. He notado el punto álgido cuando llevaba poco más de una hora.. Eso sí, lo que he ido observando, y anotando en un papel al lado al mismo tiempo que impartía el taller, era la facilidad con la que era capaz de expresar ideas, conceptos y enseñanzas, y explicarlos paso a paso, sin perder la consciencia donde estaba, cuando saltaba de tema en tema, uniendo el hilo. Era como abrir un libro e ir entendiendo las palabras al mismo tiempo que las lees, y que acabes adivinando lo que vas a leer después.

He observado también un carácter más relajado, amable, sensible, tranquilo y sosegado, así como más cercano, espiritual y asertivo. El sentido del humor sobre mí mismo ha sido mayor, también la presión de mi ego (una ilusión), que he sentido más liviana. La facilidad para esquematizar en mi cabeza y desarrollar era algo que no había percibido tan pronunciado nunca antes hasta hora, quizá por la situación, y también por seguir el protocolo de Paul Stamets (Melena de León y Niacina – con la macrodosis). He notado la capacidad de discernir con claridad entre mi mente, emociones y alma, eso al mismo tiempo que impartía el taller y utilizaba cada una de estas tres partes cuando mejor lo necesitaba. Sin embargo, lo mejor ha sido pensar en conectar las tres y dejar que fluyera todo.

Al terminar, he tomado un tiempo de meditación, de reenfoque, centrarme y volver a lo que estaba antes del taller, algo que ha costado bastante. Luego he comido unos palillos y los efectos ha disminuido considerablemente – pudiendo estar más situado para seguir escribiendo el libro sobre estoicismo moderno que preparo. Además de desarrollar varios planes de trabajo para clientes y el guión de un nuevo programa online.

Día  21 – miércoles 25/03/20

Un día “post” macrodosis de psilocibina realmente productivo, desde el trabajo, el ocio y el descanso. Los días después de la macrodosis pasan a una velocidad vertiginosa, y aunque me doy cuenta de ello, siento que pasan incluso más rápido, no importa cómo de consciente y atento permanezca. Incluso aunque haga menos cosas.

He tomado decisiones para no hacerme esclavo de mis propios hábitos y rutinas, algo que sorprendentemente hoy he visto más claro que ningún día. He tomado decisiones sobre mi ocio, bienestar y desconexión que no suelo tomar. He hecho cosas no previstas y he improvisado más que de costumbre. Noto un gran estado de sosiego.

Día  22 – jueves 26/03/20 – toma 11

He administrado la macrodosis de psilocibina a las 18h, antes de unas reuniones y taller online de un proyecto formativo que desarrollo. He explicado a mis socios y colaboradores el experimento, para que puedan estar atentos antes durante y después, y que entonces, puedan pasarme feedback sobre lo que observaron diferente en mi comportamiento, actitud, así como la forma de presentar e interactuar.

Por otro lado, noto que el compuesto químico no está ayudando a mi sistema digestivo… Observo que cada vez que lo tomo crea inflamación en el estómago (a pesar de ser un sola gota) y también en mis cuerdas bucales. Voy a investigar porqué ocurre esto y que puedo hacer para mitigar estos efectos, porque si sigue ocurriendo esto y estas molestias aumentan, considero dejar el experimento y terminarlo donde me quede.

Por la otra parte, hoy he notado un enfoque muy definido que me ha permitido desenvolverme bien en las interacciones y en las exposiciones, pero no en el trabajo rutinario. Tampoco en seguir escribiendo el libro, he observado una gran facilidad para distraerme, a pesar de asimilar muy bien lo que leía y comprendía, pero era una posición más pasiva y vaga, nada activa. Los pensamientos de querer dejar todo como estaba y acabar el día se han sucedido varias veces hasta que he me he dicho a mí mismo que acabaría cuando yo lo decidiese. He notado una hipersensibilidad agrandada porque me sentía pesado y molesto en el estómago, así como la voz demasiado forzada y rasgada, llegando incluso a doler las cuerdas bucales.

Mañana iré a consultar a un especialista farmacéutico y a mi doctor de cabecera, a ver cómo puedo continuar sin tener estos efectos secundarios más fisiológicos. 

Feedback de mis compañeros:

“Ayer no percibí que estuvieras bajo efectos de la psilocibina. Te vi sabio, solemne, ecuánime, en tu tiempo y observador. Siendo ésta una versión tuya, como decía, tampoco hubiera adivinado que tenías la consciencia alterada.Estabas más observador, mirando desde una forma más curiosa, distinta, atenta, estuviste más en la línea del resto viendo a ver qué pasaba, y mostrándote algo más vulnerable – eras como un gran aprendiz. Diría que era una vertiente poco manifestada pero al mismo tiempo seguías siendo tí” – Víctor Ronco.

“Vi que a diferencia de otras veces, hilabas todo con una exactitud inédita, no había saltos de ideas u otros temas, todo estaba perfectamente concatenado y con mucho sentido y profundidad” – Luisangel Mendaña.

” Isra, creo que aun no te conozco lo suficiente como para algo más profundo. Pero sí creo que te veía un poco como desorbitado, la mirada la tenias diferente, como más euforia en el habla. Eso sí percibí” – Lucas Marion.

Día  23 – viernes 27/03/20

No he ido a consultar los especialistas, iré mañana a ver su diagnóstico.

He decidido descansar todo lo que pudiera, ayer fui dormir a las 2:40am… Es lo que tiene tomar la macrodosis tarde, por eso estoy considerando tomarla después de desayunar lo más temprano posible, algo que no he probado todavía. Por lo cual hoy he despertado varias veces y he decidido dormir hasta que pudiera y ver qué impacto tenía. Es decir, quería ver cómo podía “rescatar” el día, bien, he despertado a las 16h y he conseguido hacer todo con una soltura y poca presión fuera de lo normal para la situación. – Incluso he creado un mini experimento entorno a esto.

Por otro lado, mencionar que es sin duda el segundo día cuando aparecen los efectos más cotidianos y aplicables, sobre todo para un funcionamiento “normal”.

Día  24 – sábado 28/03/20 – toma 12

Hoy he diluido la macrodosis de psilocibina en un té, el efecto nocivo e inflamatorio del químico ha desaparecido, y he podido llevar el día con normalidad, incluso a pesar de que hoy era el primer día de ayuno semanal de dos días que realizo. El efecto de la macrodosis también fue más moderado, pudiendo así llevar el día con más soltura y normalidad, y desenvolverme mucho mejor que cuando se toma directamente en gota y sin mezclar.

La tomé antes de salir a hacer la compra  e ir a la farmacia y empecé a notar efectos de estado de conciencia alterado a los casi 40 minutos. Muy sutiles, sobre todo en la percepción del entorno, los colores más cálidos, una mayor empatía, sensibilidad y conexión all que me rodeaba, efecto que se han venido repitiendo con anterioridad en las anteriores tomas.

He conducido una sesión de trabajo en un taller sobre Ultraproductividad y he descubierto que el efecto era menor, pero no tan menor como imaginaba. De nuevo una gran soltura en la exposición, si bien he notado que me he detenido excesivamente en los detalles iniciales (contexto, consideraciones, etc) y me ha tomado el doble de tiempo. También me he dado cuenta de que podía perderme en otros detalles que no eran esenciales, afortunadamente era lo suficientemente consciente. También noté, por mi parte, un cierto grado de transparencia, honestidad y sinceridad mayor al de costumbre.

Lo positivo de esta toma cuando tomo la macrodosis de psilocibina, es la regulación con otra sustancia, el haber superado el efecto negativo de la inflamación en garganta y estómago, el poder haber continuado con tareas rutinarias con mucha mayor atención y enfoque de costumbre. La próxima toma, probaré a diluirlo en una porción de líquido menor, para comprobar si el efecto y duración cambian de intensidad.

Día  25 – domingo 29/03/20

Rendimiento máximo mental, físico, espiritual y emocional, he dormido 9:30h de tirón. He realizado 3:40h de deporte, 2:30h de mindfulness, he completado el 95% de todo lo importante que debía completar, y eso en segundo día de ayuno semanal. Día sin ningún efecto inflamatorio, diluir la macrodosis en líquido ha sido una gran solución.

En estos días logro ver como un experimento de estos, eleva al cuadrado tus capacidades, habilidades y ultraproductividad. Más detalles como en cada día, en el vídeo-documental y en el cuadro de mando.

Día  26 – lunes 30/03/20 – toma 13

He descubierto que diluir la macrodosis de psilocibina en 25 cl de agua multiplica su efecto por dos, y prolonga su duración como una hora más. Esto es lo que he descubierto hoy cuando he realizado la toma a las 14h. Afortunadamente, en todo este tiempo he aprendido, un poco, cómo navegar este tipo de situaciones y experiencias, con calma tranquilidad, meditación, descanso, relax, movimientos cortos y lentos y sin ninguna prisa de ningún tipo.

Es la primera vez que la tomaba de esta manera y justo antes de comer, lo que sorprendentemente, antes de que la macrodosis activara sus propiedades. Ha sido como si el estómago de repente se cerrara, y venía de dos días de ayuno. He tenido que dejar el desayuno a medias, seguidamente, he puesto música Japonesa Shakuhachi y me he dejado llevar, primero en quietud durante unos 10 minutos, luego en meditación durante 15 minutos, luego como unos 20 minutos recostado en el sofá, únicamente respirando y en un gran estado místico (estado de consciencia alterada – sin alucinaciones y con la percepción de donde estaba). Luego, he pasado a realizar 20 minutos de yoga lento, el cuál ha sido una auténtica delicia, la conexión que he podido realizar con cada paso, con cada movimiento, la sincronización con la respiración, de las mejores sesiones de mi vida. Luego otros 20 minutos de Tai Chi, otro tipo de respiración y movimientos, que me ha ayudado a entrar en un calor (Chi) más de energía que de temperatura.

Posteriormente, he descansado en postura meditativa durante 10 minutos, y he sentido la necesidad de ir frente al espejo, a mirarme y a hablarme, y lo que sigue puedo considerarlo como uno de los 10 mejores momentos de auto-realización, auto-afirmación y amor propio de mi vida. Una conversación sincera, solo con el alma, de lo que siento sobre mí. Solo este momento ha valido la pena todo el experimento. Ya estoy pagado con este “extra”, la conversación más bonita, real y sincera que recuerdo conmigo desde al menos 2017.

Luego he pasado a una reunión con  Valentino, con quien he compartido el experimento, los pasos dados, la situación de hoy, hemos hablado un rato sobre ello, y eso me ha ayudado a asentarlo. Luego ducha de agua fría y caliente, y al sitio, porque lo siguiente era un nuevo taller de 2h donde sí he estado mucho más tranquilo, sosegado y con vitalidad. Más tarde he tenido un gran problema, que he sorteado con total tranquilidad y ecuanimidad, no sé si la macrodosis de psilocibina ha tenido algo que ver. A partir del taller he podido trabajar y rendir a un muy buen nivel, siendo consciente, estando en flow, y con mucha percepción de lo interno y externo y la interacción entre ambos.

Día  27 – martes 31/03/20

Estoy ahora teniendo más facilidad para madrugar, mucho más que lo habitual.

Este ha sido un día donde me he dado tanto al momento que me he olvidado incluso que estaba haciendo el experimento, lo he recordado ahora, a punto de ir a dormir, cuando he recordado que tenía que hacer la monitorización diaria.

Concluyo que he experimentado mucha fluidez durante el día, desde lo personal, Qi Gong, Tai Chi, conversaciones con amigos y familiares, hasta lo profesional, lanzando un nuevo proyecto online, perfilando los últimos retoques del libro y desarrollando lo que va a ser un proyecto nuevo online y una plataforma online para otro proyecto.

Día  28 – miércoles 01/04/20

Un día extraño, empezando porque he almorzado a las 17:30h, he ido añadiendo tareas, tareas, tareas, y eran pequeñas, y el tiempo ha ido pasando y he llegado a esa hora, después. Luego he pensando en tomar la macrodosis y he decidido que lo mejor sería dejar otro día de descanso, porque si la tomaba sobre las 18:30h, el efecto se prolongará e iría tarde a dormir, y quería no hacerlo.

Por lo demás, he trabajado como una bestia, además de tener cuatro conversaciones enriquecedoras y estar tomando el sol en la terraza. Finalmente, he hecho un poco de todo, ha sido un día rico, donde no he sentido que me faltara algo, excepto el tiempo extra para un poco de ocio y entretenimiento mío (sobre todo tocar música), pero nada que reprocharme.

Día  29 – jueves 02/04/20 – Toma 14

Toma a las 15h diluida en 75cls de infusión, junto a 2,5 gr de melena de león y 500 mg de Niacina, de nuevo un efecto pronunciado pero no tan elevado como la pasada macrodosis de psilocibina. Puede ser posible a la tolerancia, así como al haber tomado un batido de proteína vegana y haber almorzado justo después, un zumo de frutas y cereales con avenas y almendras, arándanos y pasas. El efecto ha sido moderado, muy llevadero y con momentos de encantamiento, contemplación y enfoque máximo mientras contemplaba el sol pasar por el hueco de mis zapatillas mientras estaba acostado en el sofá. He notado como buscaba momentos de silencio, observación, reflexión y meditación, pero sin nada en la mente, era como conectar de nuevo con la nada, y al mismo tiempo haber todo. Estado místico sin duda, pero no tan alejado, observé también que tan pronto como me descuidaba estaba con la mirada fija y perdida en objetos sin interés o atención alguna, sin ningún pensamiento en la mente.

En lo que sigue, escribir, grabar el taller, responder preguntas, escribir libro, desarrollar dos proyectos y tener tres llamadas intensas, he notado energía, conexión, empatía, y una gran escucha activa.

Por otro lado, he notado efectos nocivos en el estómago de nuevo, a causa del químico, considero regularlo en líquido, añadiendo más, para la próxima toma.

He podido hacer una mayor “navegación” mientras estaba bajo los efectos de la macrodosis, y una asimilación más rápida al integrarlo justo al ir descendiendo en cuanto a efectos de la toma.

Día  30 – viernes 03/04/20

El día de hoy he empezado normal, con energía, fuerza, enfoque, he dormido 8:13h. No he visto ningún gran desgaste, y lo que ha ocurrido es que sobre las 22h he detectado un gran cansancio, más allá de lo normal. Así que he parado todo y me he activado algo con un HIIT, power yoga y luego Tai Chi, he comido y he ido a descansar. poco añadir este día más que veo una gran capacidad para reflexionar, percibir y observar y evaluar como estoy por dentro y lo que veo fuera.

En este día llego a la conclusión de que hay que cuidar el espíritu tanto, o más, como la mente y el cuerpo. Y me doy cuenta de que cada vez, en mi caso, lo hago mejor.

Día  31 – sábado 04/04/20 – toma 15

Toma a las 12h, después de haber dormido como 10:30h, cada día descanso más y mejor, y más largo, eso sí, me quedaría todo el día en la cama. Algo no muy provechoso ni tampoco óptimo, pero me encuentro bien en la cama. Aunque a veces me da pereza pensar en todo lo que viene después, no cuando lo estoy haciendo, y con la macrodosis de psilocibina esto lo estoy viendo mejor, me refiero a desde que empecé el experimento. Como estoy más sensible a identificar todas las cosas que me hacen sentir bien o no lo hacen, y estoy viendo de forma más clara y pronunciada que cuando miro al frente me frustro, y pienso que es algo normal, porque estoy mirando a algo que no va a pasar todavía, por lo tanto estoy creando un escenario prematuro e ilusorio. Cuando, en realidad, el único escenario que importa es el presente, el cual creará una plataforma para el siguiente momento, futuro.

Hoy he creado un nuevo contexto para la macrodosis de psilocibina, en ayunas, disuelta en agua y limón y pomelo exprimido, al principio del día. Luego he vuelto a mi habitación a continuar con mi ritual de la gran mañana. He observado con al recitar mis mantas iba más lento y sentía más cada una de las palabras, y su efecto al recorrer mi cuerpo, mi mente e impactar en mi espíritu, era como conectar con ello a un nivel de profundidad superior. Era como si al nombrarlo y pensar sobre ello, lo asimilase a la perfección, lo mismo ha sucedido con mis preguntas matutinas que revisan el día anterior (verbalizadas) y luego con los 50 minutos de meditación, donde he dejado que entrara luz natural en el cuarto (normalmente medito a oscuras) y donde he utilizado palo santo y en completo silencio, era algo que quería probar en meditación mientras estaba en lo álgido de la macrodosis. He dejado de pensar, o al menos que recuerde, y me he fusionado con la respiración, hasta un punto que no sabía si estaba sentado meditando, si tenía la espalda recta o si estaba curvado, era respiración, notaba como si estuviera fusionado con el silencio. 

Seguidamente he procedido con mi técnica de journaling, la cual, se ha prolongado más en el tiempo y lo que iba surgiendo a medida que escribía era más profundo que de costumbre, y eso ya es decir, humildemente. A partir de ahí he decidido conectar más en ejercicios de respiración como el del Qi Gong, una ducha de agua fría, y de nuevo, un momento potente delante del espejo mirándome fijamente. Esta vez otras sensaciones y sentimientos, me veía más serio, con algo de pena, con una lucha interna, como no queriendo verlo, lo veía en mis ojos, en mi mirada, en el rostro, más dureza y más crudo. Ha sido muy interesante.

Concluyo que al empezar el día, tienes que darte mucho más espacio para pensar y trabajar, así como estar acostumbrado a navegarlo, pero que el estado desde el que empiezas, te da una perspectiva diferente a todo lo que tienes por delante, sea lo que sea lo que tengas que lidiar, además, de sentir el haber vivido casi dos días antes de que empiece el primero.

Se repiten los efectos de más sensibilidad, empatía, vulnerabilidad y alineamientos contigo mismo y con otras personas.

Día  32 – domingo 05/04/20

He dormido 10:45h casi de tirón, como ya decía, noto que descanso más y mejor desde que tomo la macrodosis, los resultados así lo dicen, así como la estadística de la APP Sleep Cycle. Los momentos de quietud, silencio y meditación se prolongan a siete u ocho a lo largo del día. Esto me permite tomar perspectiva y conciencia de todo lo que sucede, dentro y fuera, aprendo a ver mejor y con más detenimiento. 

El meditar en día de descanso de la toma, es más fácil y sereno. Encuentro tranquilidad mental más rápido, a pesar de que la mente sigue sin parar, pero es más fácil enfocarse en la respiración, así como la práctica deportiva, eres más consciente. Precisamente esto hoy me ha llamado la atención, cómo utilizo los músculos, las partes del cuerpo, que ya las utilizaba antes, pero ahora observo que estoy más atento a todo ello. En días como hoy, de ayuno, me doy cuenta lo mucho que puedo exprimir un día, a pesar de haberme levantado a las 12:30h, he terminado absolutamente todo, incluyendo 3 horas de parte física.

El resto, una gran claridad mental y enfoque en tomar las decisiones que sabía que tenía que tomar mucho mucho autocontrol y gestión propia.

Día  33 – lunes 06/04/20 – toma 16

Toma a las 16:30h, un día agitado e intenso, donde me ha tocado navegar de nuevo. Cada macrodosis de pislocibina, observo y experimento, que es diferente, en cuanto a sensaciones, efectos, estado de ánimo, mental y espiritual. Puesto que nunca estás igual, algo comprensible. El día de hoy fue de los más cortos en duración, me pregunto si fue por no tomar la melena de León y la Niacina, volveré a contrastar dentro de dos días cuando junte a los 3 elementos. 

Hoy ha sido la primera vez que he hecho deporte, a buena intensidad en medio del efecto de la macrodosis de psilocibina. En concreto, bicicleta indoor, debido a la cuarentena, 1:10h y luego 15 min de Yin Yoga, la verdad que la sensación de sudar tanto en este estado era rara, notaba como el sudor recorría mi cuerpo. Eso además de que creo que sudé más de lo normal, bastante más. Esto me ha llevado a pensar la capacidad de adaptarte y navegar en estados alterados de consciencia que se puede llegar a desarrollar, incluso convirtiéndolo en algo normal. Aunque no me planteo seguir con el experimento después de terminar, no lo veo óptimo ni necesario.

Ha durado la toma como unas 2 horas, y entre medio he podido concentrarme en tareas como en confeccionar una newsletter mensual y enviarla, incluso a empujarme a trabajar en cosas más mecánicas como también la analítica de blogs y webs.

Han habido momentos de “dicha” (o Bliss en Inglés, que cada más cool, pero poco práctico) son micromomentos que escoger y decidir, porque veo con claridad lo fácil que es entrar en estado místico, y aquí llega el mejor descubrimiento del día… La fuerza de autodisciplina de la que dispongo que incluso me abstraigo de los momentos de ensimismamiento y místicos para seguir de vuelta al día normal, lo que me permite vivir el experimento. Además he comparto con mis compañeros Josef y Dani el experimento y lo que vivo, así como recibir por su feedback que me ven más sensible pero también más “desaparecido” en términos de lo complicado que es dar conmigo estos días.

Día  34 – martes 07/04/20

Día de fluidez absoluta, de tranquilidad, de conexión, he notado a pesar de no estar bajo los efectos de la macrodosis de psilocibina, la sensación es como si estuviera más sensible, atento, muy calmado. He tomado el día como ha venido y me parece que el día ha durado como tres días, he observado como cada vez que era consciente estaba en el momento. Ha sido un día donde he lidiado con todo con una gran facilidad.

Día  35 – miércoles 08/04/20 – toma 17

Toma a las 17:35h, hoy he notado por primera vez que estaba tolerando la macrodosis, he navegado con total normalidad las 3:40h que ha durado su subida, desde la ascensión, mantenerse en el pico por 45 minutos y luego bajar. He estado muy tranquilo, han habido momentos de “dicha” cuando la he buscado frente al sol, en silencio, en quietud y con los mantras. Sin duda alguna la niacina y la melena de león influyen mucho en un efecto más prolongado, pronunciado y mucho más envolvente. He tenido tres llamadas con clientes, y he presentado y conducido un nuevo taller del proyecto online que he lanzado.

No destacaría mucho más del día de hoy, si es cierto que los patrones de sensibilidad, apertura, vulnerabilidad y conexión se incrementan en estos días, así como el enfoque y la interconexión de ideas, conceptos y visiones.

Día  36 – jueves 09/03/20

Hoy he decidido que extenderé el experimento a los 50 días para tener una muestra más amplia, más análisis, más inputs y espero luego más outputs. Eso destacaría como lo más relevante. Lo otro es que veo más y mejor las decisiones que tomo y soy más consciente de ellas.

Día  37 – viernes 10/04/20 – toma 18

El peor día de experimento hasta el momento. He tomado la macrodosis de psilocibina al empezar el día, justo al despertar, con limón exprimido, vinagre de sidra de manzana y agua, una gota. Hoy ha sido día de ayuno total. También he tomado al mismo tiempo la melena de león y la niacina, creo que la tensión y malestar que llevaba al despertar, por que me encontraba sin ganas y sobre todo influido negativamente por el tiempo. Me ha pesado mucho, he sentido como no tenía ganas de trabajar, sentía demasiada presión y malestar, mucha pesadez, como una carga inaguantable. No tenía ganas de seguir, así que he seguido como he podido hasta que he parado y he me he tumbado en el sofá respirando, he notado como la negatividad que tenía iba siendo descargada a medida que respiraba y me dejaba llevar por las melodía chamánicas que iban sonando. Ha habido hasta un momento en el que mi cuerpo, guiado por el ritmo de unos tambores y sonidos étnicos, se ha dejado llevar sacudiéndose, mientras yo era consciente, muchas veces, como soltando lo que no quería.

Ha sido una gran descarga emocional, donde han habido altos y bajos, donde he sentido agobio, he sentido ansiedad, he sentido mucha negatividad, si bien es cierto que era porque estaba dentro de mí y la macrodosis de una forma u otra me ha ayudado a sacarla, y luego el deporte me ha ayudado a sacar todo lo que faltaba. No esperaba esto, cosa que me lleva a concluir que nunca puedes esperar nada con esta medicina, nunca sabes lo que te va a mostrar, pero una cosa si hay segura, te mostrará y te llevará donde necesites ir.

Por otro lado creo que tiene que ver el levantarme algo ofuscado con el tiempo, las cosas que hacer, obligaciones, presiones innecesarias y mi propio sabotaje, y entonces haber tomado justo después la macrodosis. He sentido como soltar unos grandes lastres que me pesaban, luego he tenido que conducir un workshop en Inglés donde soy consciente de que mi fluidez en el idioma era peor que lo habitual, me costaba encadenar palabras y pensamientos en el idioma anglosajón. En cambio, después ha sido el turno de hacerlo en castellano y me he desenvuelto mucho mejor. Luego de esa “descarga emocional” que ha sido como a las 15h, he estado muy calmado, tranquilo y suave durante todo el día, también llegando muy cansado a la noche, algo que no es normal, parece que por el grado de trabajo emocional hecho.

Día  38 – sábado 11/04/20

Confirmado un día ON de macrodosis es como un día OFF en realidad, pero el día OFF es un día totalmente ON, donde todo está conectado, donde fluyes, das, recibes. He notado una gran atención plena en el 80% del día, lo que me ha llevado a un estado de flow como pocas veces había experimentado. Lo cual tiene relación a la intensidad del trabajo hecho ayer en la macrodosis. Los indicadores de rendimiento, productividad, claridad mental y toma de decisiones han estado por las nubes.

En estos días es donde me doy cuenta de la montaña rusa que supone un experimento así, preparados para cualquier cosa, literalmente.

Día  39 – domingo 12/04/20 – toma 19

Podría decirse que hoy he usado – o navegado – por el día “perfecto” de la macrodosis de psilocibina. La toma ha sido a las 16:10h, disuelta en un poco de agua, mientras permanecía en el tercer día de ayuno. En realidad he tenido la sensación de normalidad pero nada normal, podría decirse que es como sentirte más elevado de lo normal, desde el interior, pero en realidad no parecer que estás elevado. Sin embargo, cuando llegaba el momento de hacer algo, conversar, meditar, escuchar música, apreciar, sonreír, escuchar, transmitir, escribir o trabajar, era como tener “superpoderes”, podías estar más atento, más enfocado, más conectado, más empático, más claro de mente y de corazón, con tu mayor vulnerabilidad y autenticidad. He podido observar esto en cuatro conversaciones que he mantenido con cuatro personas diferentes, y las cuatro de cuatro contextos totalmente diferentes, y conversaciones de más de 30 minutos cada una. La calidad de escucha, atención, cuidado y trato era diferente al de costumbre, no habían prisas, no habían egos, no había intenciones, solo se estaba.

Es el día en el que más elevado e igualado están todos los indicadores medidos en el cuadro de mando. Es como hacer que todos los indicadores: claridad mental, creatividad, rendimiento, productividad, claridad mental, toma de decisiones, resonancia, sensibilidad, empatía, estado de flow, enfoque, estado místico se igualen casi en lo más alto.

A medida que avanzan los días del experimento encuentro más profundidad.

Día 40 – lunes 13/04/20

Ha sido uno de los días que más temprano me he levantado durante el experimento – 6:45am, y ha sido uno de esos días, de nuevo, “ON” a máximo rendimiento con tiempo para todo, espacio mental para todo, viendo la no dualidad, no siendo mi mente, no siendo mis emociones y no siendo mi cuerpo, solo siendo lo que era.

Rendimiento, claridad, capacidad de conceptualización, comprensión, rapidez y efectividad en las decisiones, a penas me he dado cuenta de que ha pasado el día pero se sienten como 36 horas.

Día 41 – martes 14/04/20 – toma 20

Toma de macrodosis de psilocibina a las 11h, antes del almuerzo fuerte, estado místico medio, con momentos de conexión fuerte, regulando y tolerando mejor la toma. Eso me ha permitido navegar con mucha más claridad a través del día, durante el efecto “pico” entre 2:50h y 3:20h, pero dejando luego una suave “brisa” de dicha que me ha acompañado casi todo el día. Decidí almorzar en el “pico” escuchando a Alan Watts sobre el “yo” y fue una gran experiencia poder interioridad todos esos conocimientos que el discurso contenía.

He notado mucha más empatía en la entrevista posterior con Skye, a las 19h, así como mi nivel de Inglés no se ha visto tan perjudicado como en la presentación del taller en la toma 18 de hace unos días – donde ese mismo día, al compartirlo con mis socios me confirmaron que claramente no era mi nivel de inglés y que era muy difícil entenderme.

Podría decirse que ha sido un día de regulación de la macrodosis de psilocibina. Donde los efectos principales han sido el enfoque, la empatía y la conexión emocional con otros, así como conmigo, a un nivel menor, y la espiritual en determinados momentos del día, donde he decidido parar y meditar y luego estar en quietud. Algo que ahora, cada día, hago más desde que comenzó el experimento.

He tenido una jornada de 1:35h de desarrollo de proyectos y he visto con claridad y con soluciones muy creativas, cómo solventamos problemas para dos proyectos que estamos desarrollando. También me he visto más indeciso para tomar decisiones y he pedido más feedback de lo normal.

Día 42 – miércoles 15/04/20

Un día que destaca por el gran nivel de autoconsciencia sobre mis decisiones, mis comportamientos, mis pensamientos sobre mis pensamientos, las emociones externas y lo que pasaba con las internas. He rendido al máximo a pesar de haber trabajado menos horas que un día normal, como 4 menos. Muy despierto y alerta y conectado a mi intuición en la mayoría del día. Siempre he ido dejando un hueco para lo que venía y lo he tomado con contundencia, pero gentileza y gracia al mismo tiempo. Eso es lo que destacaría.

Día 43 – jueves 16/04/20 – toma 21

Toma a las 15h, pero sin mucho efecto, aunque me he sentido vulnerable, emocional, desprotegido y sensible. Notaba como me llegaba todo mucho más el espacio, la luz, la música, las sensaciones, los olores, las conversaciones con la gente, el teclear, enviar email, sentía doble cada cosa. Estaba más integrado en lo que hacía, como más pleno, pero no sentía esa sensación de estar más elevado, como he experimentado últimamente.

He sentido malestar y algo de negatividad, sobre todo cuánto más me exigía a mí mismo trabajar y estar en lo que debía hacer, cumplir con cinco compromisos, tres entrevistas y tener que llegar a todo lo que tenía atrasado por no medir bien los tiempos. Me doy cuenta de que la medicina de la psilocibina te devuelve el estado en el que te encuentras antes de tomarla, por eso el set & setting es tan importante. Porque si llegas cargado, vas a explorar, si llegas con negatividad, la vas a sentir mal, sea como sea, fijaras hacia cómo estás y dónde estés y por qué estés como estés. La tolerancia sigue produciéndose, pero no por eso deja de surtir efecto.

Lo que sí es cierto es que no siento esos cambios de temperatura tan repentinos. Aunque esta vez mezcle la macrodosis con una cantidad mayor de líquido y tomé la melena de león y la niacina como una hora antes. No es fácil llevar vida normal así, definitivamente, pero cada día aprendo a navegar mejor, identifico más cómo enfrentar cada pequeño paso que ves de forma diferente mientras tomas la macrodosis.

Día 44 – viernes 17/04/20

Día lento por la atención, consciencia y delicadeza que he puesto a cada cosa que he hecho. Día en el que he cambiado mis rutinas, planes, forma de trabajo, procesos y órdenes de tareas y todo ha estado ok.

Poco más apreciable en el día de hoy, buen rendimiento, buen estado mental y de ánimo y conexión y alineamiento.

Día 45 – sábado 18/04/20 – toma 22

Día de ayuno, esta ha sido la macrodosis de psilocibina que más tarde he tomado, a las 22:15h. El día de antes ha sido enfocado, y comprometido con las cosas, decidiendo y actuando, encajando bien el tiempo con lo que iba viviendo. Habiendo descansado 9:30h.

Después de la toma, a los 30 min, empecé a ver el efecto de conexión con mi respiración, las sensaciones, la percepción extra, la sutileza extra, el estar más abierto a los cinco sentidos. Empecé a sentir ese “rechazo” a estar delante del ordenador, haciendo lo que sea, da igual, así como estar más envuelto en la música, en los pequeños sonidos, en los pequeños detalles. Todo lo pequeño se magnifica como si estuvieras viendo una gota del polvo a través de un microscopio. Todo se ralentiza, se hace más pausado, va más despacio, mente, comportamiento, acciones, y lo mejor de todo, pensamientos.

Por la noche me ayudó a llegar a un gran estado de relajación. La intensidad era mucho más baja, quizá por las energías en ese momento, quizá por que el cuerpo ya trata de ir bajando el ritmo… Lo noté mucho más gentil, suave, invitando al sosiego y a la amabilidad conmigo mismo y con el entorno.

Estuve haciendo estiramientos, con luz baja, calmado, luego un baño de agua caliente, en un estado de relajación donde sentía cada músculo destensarse, dejaba de pensar, estaba solo en estado de absoluta tranquilidad. Luego al ir a dormir, tardé un poco más de lo normal en dormir, como 15-20 min, pero el sueño ha sido reparador y profundo, 9:30h, no de una vez, eso es debido a que el primer día de ayuno semanal, suelo ir al baño porque expulsas muchos líquidos.

Día 46 – domingo 19/04/20

He despertado con gran energía, seguidamente, he ido a por el trabajo y luego con una gran sesión de mindfulness, deporte, Tai Chi, y luego a dos sesiones de trabajo online.

En este día he notado una conexión más notable respecto a los días de “descanso”, no sé si tiene que ver con asimilar el efecto de la macrodosis de psilocibina mientras duermes, pero he estado más sensible, abierto, profundo y resonante que cualquier día donde no he tomado macrodosis. Además de con mucho más foco, y entrando en estado de flow varias veces, eso además de tener más energía que de costumbre para estar en día de ayuno dos.

Día 47 – lunes 20/04/20 – toma 23

Toma a las 19:30h, antes de dos conversaciones con dos personas importantes en mi vida, incluyendo la toma de Melena de León y Niacina. 

La toma ha sido diluida en agua, poco menos de medio vaso (50-75cl), he notado conexión, momentos de flow, pero apenas he entrado en estado místico o un estado de conciencia tan alterado como de costumbre. Puedo decir que esta sido la toma más suave de estos últimos 15 días, así como la que he sentido mejor llevada y más leve. Se queda un bienestar general que se siente mucho mejor que toda la intensidad que se genera en los días de toma. No ha habido nada de subida ni bajada, ha estado estable por cuatro horas, en un nivel muy llevable, una fase de tranquilidad y autocontrol, pensar lento, hablar con prudencia, actuar con consciencia, sentir con deleite. Ha sido muy interesante observar y monitorizar este estado.

Profunda paz es lo que queda al final del día.

Día 48 – martes 21/04/20

Flow absoluto durante todo el día, sorprendido con el comportamiento, acciones, emociones, estado anímico, potencia intelectual, capacidad para recordar, tener claridad mental, decidir, crear, instigar. 

Choca sentir y vivir un cambio tan considerable de un día al otro. La verdad que ha sido un día donde podría decir que era día de toma, cuando era el día de descanso, pero sin sentir la incomodidad, o responsabilidad y compromiso que se siente al tomarla. Porque no es un juego ni un entretenimiento. El resultado lo veo en mí, en mis interacciones con otros, en mis retornos profesionales, en los personales, en la capacidad de producir, de empujar, de estar, ser, de ver y vivir.

Día 49 – miércoles 22/04/20 – toma 24

Siguiendo la dinámica del día anterior, toma a las 17h, efecto un moderado, ondulado y bien asimilado. Se confirma lo observado en las dos anteriores tomas, de acorde a los comportamientos, el cuerpo ha entrado en modo tolerancia. Muy controlado, muy instaurado en el día y en todos los vaivenes que puedan haber, son esperados, porque se añade más consciencia, comprensión y empatía.

No tendría mucho más que destacar, solo que casi siempre prefiero hacer la toma a partir de pasar la mitad del día, porque me siento más confiado, sabiendo que si me lanzo a un mar en tempestad, tengo lo básico conmigo.

Día 50 – jueves 23/04/20

Día fluido, de integración, conexión, agudeza mental, tranquilidad emocional, ecuanimidad y con mucha energía. Cerrando todo para hacer un retiro en mí mismo desde esta noche hasta el próximo miércoles. Razón por la cual voy a alargar dos días más.

Día 51 – viernes 24/04/20

Segundo día de integración antes de la última macrodosis de psilocibina, la número 25 mañana. He dormido 10 horas, ha sido el primer día de retiro donde me he dedicado a mí, a meditar, a practicar la quietud, casi 4 horas de deporte, aprender sobre Taoísmo, filosofía Zen y la tradición Bon del Tíbet. Ha sido un día de cultivación espiritual e intelectual, así como física, además de escribir bastante.

Día 52 – sábado 25/04/20 – toma 25

Último día de experimento y última toma, en día de ayuno, realizada a las 16:50h, tomando en esta ocasión ocho cápsulas de Melena de León (3 gr) y 500 mg de Niacina (según Paul Stamets la dosis perfecta para actuar como nootrópico), dentro del retiro que he creado en mí mismo durante 5 días. 

He realizado la toma después de haber dormido 10 horas, haber meditado por 1:15h, hecho Qi Gong, ciclismo indoor, HIIT, estiramientos, máquina de inversión, justo después de un encuentro con los participantes del Mastermind de Ultraproductividad de Alto Rendimiento y antes de una sesión de yoga de 20 minutos. En la misma, y rápidamente, debido al ayuno, he ido contando una mayor resonancia con el entorno, con la música, así como sincronización en los movimientos y en la respiración, lo cual me ha ayudado a llegar a un momento de flow y sobre todo a un estado místico que ha ido expandiéndose gracias a unos mantras, al mirarme en el espejo y hablar, y a salir a la terraza a tomar el sol. Luego con una ducha de agua caliente, he entrado un estado muy reconfortante.

Seguidamente, he iniciado la quedada online de Quietud Global que tenía lugar hoy, una hora de quietud total y pura contemplación. Bien, lo que sigue aquí es que he conseguido separar mi experiencia de la experiencia por un buen rato, y verme como el que veía al que veía que estaba pasando. Eso me ha permitido identificar las sensaciones (que podrían llamarse molestias e incomodidades) como por ejemplo el “dolor”en la espalda, o en el cuello al haber elegido mirar fijamente durante una hora a una vela que había colocado a la altura del suelo, así como también sentir las piernas dormidas, todo ello ha carecido de importancia, porque en realidad he visto las sensaciones como sensaciones, dejando que aparecieran y se fueran, siendo ese espectador que ve al espectador que ve el partido. Esto ha sido poderoso, mi mente ha dejado de operar, al menos eso recuerdo. Solo sabía y veía que el momento estaba pasando y no dejaba de pasar, ahí he perdido la noción del tiempo y del espacio.

Al volver he decidido, justo al terminar la quietud, meditar, y eso ha servido de integración más sutil de esa hora de quietud. Luego, durante el día, he sentido un calor interno fuera de lo normal. He aprovechado para hacer Tai Chi y he sudado mucho más que nunca antes. Sentía alegría y paz, pero era como no sentir nada, he aprovechado para bailar y cantar al menos seis canciones y me ha permitido ir conectando todavía más he acabado fascinado por la liberación total que he sentido en este último día. Ha sido una gran forma de culminar el experimento.

No siento mucho más nuevo de lo que ya he ido sintiendo, lo que siento es que voy cada vez más profundo en el consciente y el subconsciente. Creo que podría perfectamente ir a por 50 días más, siento que no hay fin, las capas son infinitas. Sin embargo, por rigurosidad y por coherencia, es momento de terminar y cerrar la toma de macrodosis de psilocibina. El resto lo cuento a continuación, en aprendizajes validados, descubrimientos y conclusión. Hasta aquí, fin del experimento.

5. Hipótesis

La proposición aceptable para este experimento es ver dónde es capaz de llevarte una macrodosis de psilocibina (250 microgramos) administrada cada dos días en un periodo de 52 días. Puede suceder que el individuo acabe con ansiedad, estrés, perturbación mental e inestabilidad emocional por no saber cómo navegar días “normales” mientras permaneces en un estado de consciencia alterado bastante pronunciado y que definitivamente no es el indicado para abordar las situaciones de la vida cotidiana y el trabajo. Sin embargo, por otro lado, podría ocurrir el efecto contrario, que el sujeto (yo) reaccione positivamente a los estímulos, sentidos, actitudes, mentalidad y comportamiento que conlleva lidiar con el día en un estado psicoemocional de este calibre. Incluso podría suceder que empezara reaccionando negativamente y se fuera estabilizando hasta ir ganando entereza y experiencia, o a la inversa. Podría incluso darse que fuese en ritmo ascendente desde el primer día o también descendiente.

La hipótesis central es ver lo positivo (o contraproducente) que puede llegar a ser una macrodosis de psilocibina en la vida de un individuo que decide tomarla por un periodo prolongado, mientras hace vida normal fuera del control y supervisión médica. Lo que se pretende validar son las aptitudes, rasgos y capacidades que se desarrollan durante y después de la navegación requerida, así cómo los descubrimientos y aprendizajes que se extraen al tratar con todos los inputs y outputs que ocurrieron durante el periodo de tiempo que dura primero el efecto de cada macrodosis y luego el experimento en su globalidad. “¿Cómo actúa, reacciona y cambia (a mejor o peor) antes, durante y después una persona que pasa por algo así?” Es la respuesta que este experimento trata de responder, ya que no ha sido detectado un precedente similar, o al menos experimentado en abierto, de esta naturaleza.

6. Falsabilidad

Esta sección está creada para establecer que toda proposición experimental debe ser susceptible de ser falseada o refutada.

Este experimento no supone ninguna verdad absoluta ni mucho menos, ya que se podrían diseñar otros experimentos similares o iguales a este con subconjuntos específicos de parámetros que arrojen resultados distintos a los predichos en este experimento, lo cual negaría la hipótesis para estos parámetros, por lo cual ningún resultado, aprendizaje, impresión o suposición puede considerarse indiscutibles y/o absolutamente verdaderos.

La toma y el individuo son susceptibles al efecto placebo.

Soy consciente de que estos resultados son meramente autoexploratorios y empíricos, siendo el experimento no extrapolable a un grupo de sujetos que pudiesen ser sometidos a unas pruebas como las de este experimento.

Sería totalmente falso si dijese que con una macrodosis de psilocibina uno mejora su estado de flow y enfoque o su salud mental y emocional.

Lo que trato de establecer en este experimento es lo que he vivido de forma individual y personal pasando por 52 días donde he tomado 250 microgramos de psilocibina cada dos días mientras trato de desarrollar con normalidad el estilo de vida y trabajo que llevo. Y entonces ver las diferencias, mejoras/deficiencias o puntos de dolor/deficiencias durante el periodo establecido. Siempre teniendo en cuenta que el estado mental, físico, espiritual y emocional con el que empiezas y sigues, va determinando cómo se va desarrollando el experimento.

7. Aprendizajes validados

Ya que la hipótesis principal del experimento se centra en identificar qué es lo que sucede cuando navegas con una macrodosis de psilocibina durante 52 días, teniendo en cuenta que los efectos de la microdosificación con estos hongos o con LSD:

  • Incrementan la percepción y el estado consciente.
  • Mejoran la atención plena y el enfoque.
  • Aumentan la creatividad.
  • Generan más energía de lo habitual.
  • Se logra un aumento del vigor y la fuerza cuando se hace ejercicio.
  • Se adquiere un mejor nivel de concentración y coordinación.
  • Se goza de un estado emocional mejorado, así como mejores vínculos afectivos con familiares y amigos.
  • Alivio de síntomas depresivos.
  • Apertura emocional y sensibilidad.
  • Sentirse agradecido y sentir fascinación por la vida (estado místico)

Por lo tanto una macrodosis causaría un efecto más pronunciado de todos estos efectos, de igual manera como otros que no figuran en la lista anterior, pero que ya se pueden apreciar en el análisis experiencial desglosado día a día.

Estos son los aprendizajes validados después de la experimentación, extraídos del análisis del cuadro de mando y el seguimiento día a día:

  1. El efecto de macrodosis de psilocibina ha oscilado entre las 3:20h-3:30h, siendo más prolongada y de mayor intensidad cuando era suministrada en una pequeña cantidad de líquido, agua o infusión en este caso. Tomándose en la mayorçia de ocasiones entre las 15h y 17h.
  2. Podemos concluir que una dosis de 250 microgramos, repartida en 25 tomas, tiene una graduación medio-alta como media. Hay una correlación entre los periodos de ayuno (dos días seguidos a la semana) y el aumento de su fuerza y efectos, pasando a una graduación alta.
  3. Se introdujo la niacinia y Lion’s Mane a partir del día 14, y como se puede observar en el cuadro de mando, el pack nootrópico extendió la duración y los efectos positivos, así como subir los indicadores de enfoque, productividad, estado de flow, estado místico, empatía, sensibilidad y claridad mental.
  4. Los efectos inmediatos, en menos de 45 minutos, han ido variando desde sosiego y autoconsciencia hasta enfoque radical y autocontrol. Esto nos muestra que la macrodosis genera estados de ser, conciencia, sentimiento y cognitivos que son favorables para el funcionamiento humano.
  5. Los efectos posteriores, a partir del “descenso”, pasando las 3:30h-4h, tienen más relación entre sí que los inmediatos. La tranquilidad, la relajación, introspección, buen humor, empatía y fluidez han predominado.
  6. Lo que, según el análisis, podemos destacar como impacto positivo, es mayor conexión con uno mismo y con el entorno, así como entrar en estados de atención plena de forma más regular, una gran capacidad de reflexión y una inclinación hacia disfrutar, vivir y estar en el ahora.
  7. Cuando se mide el impacto negativo, caben destacar los siguientes resultados: perderse en los detalles, ser demasiado expresivo, comunicativo y disperso. Es muy fácil quedar distraído o diluido por pequeños detalles, así como mencionar la gran complejidad de realizar tareas rutinarias y mecánicas, tanto personales o de casa, como profesionales. La distracción y el enfoque han sido de los factores más comunes que han aparecido.
  8. El cuerpo ha empezado a tolerar la macrodosis administrada a partir del día 46, donde las últimas dosis apenas han causado el efecto que previamente causaron.
  9. Es altamente retador el navegar por el día, sin restricciones, en cuanto a normalidad en tareas, trabajo, compromisos, cuando te encuentras en un estado místico (o de conciencia alterado) y saber que vas a integrar lo que estás experimentando con interacciones humanas, con lidiar con problemas, con solucionar asuntos, poner tu atención, requerir de tus capacidades. Todo esto cuando tu grado de sensibilidad, apertura, percepción y atención está desmesuradamente más desarrollado que de costumbre. Es fácil queda sobrecogido, sobrepasado, perplejo, perdido o desviado. Es sorprendente el poder mental y espiritual, y emocional también, que he tenido sobre mí mismo en situaciones insostenibles, en momentos oníricos o en contextos surrealistas.
  10. Cada día ha supuesto tener que recorrer caminos diferentes, nunca la misma narrativa, ni los mismos amigos o enemigos, siempre con el común denominador de que te encontrabas cosas que no esperabas que sintieras, vieras, percibieran o reaccionaras de esa forma, o que al cambiar te afectarán tanto, el comportamiento en todos los casos ha sido positivo, excepto un día que todo me ganó.
  11. Se comprueba que navegar una macrodosis es algo que te desestabiliza y no es apto para cualquier persona que sufra de estrés, angustia, ansiedad, depresión o cualquier trastorno o enfermedad mental. No es recomendable para absolutamente nadie.
  12. La media del indicador de rendimiento, que mide lo que se ha podido dar de sí personal y profesionalmente, ha sido de un 7.3 sobre 10, lo cual indica que el rendimiento ha sido alto. Productividad, capacidad de hacer un mejor trabajo en menos tiempo y con mejores resultados, un 7.1, mostrando que se puede ser productivo incluso estando en estados de consciencia alterados, la clave de que haya salido un promedio tan alto es que antes de tomar la macrodosis, sobre 14-17h, ya había estado trabajando más de media jornada, de lo contrario el indicador habría variado.
  13. El parámetro de creatividad se queda en una media 6.4 sobre 10, este experimento y la macrodosis de psilocibina no han servido para que tuviese explosiones creativas, si he conceptualizado, he creado y he desarrollado, la cifra total conseguida hace justicia a lo vivido. Interesante el parámetro de enfoque, con un 7.4 de media en los 52 días, la macrodosis definitivamente ha servido para ganar mucha concentración y precisión en lo que hacía antes, durante y después de los efectos generados por la toma. Luego saltamos al indicador de “estado de flow” que mide los momentos que he estado “en la zona”, es decir, donde todo sale de forma mágica, sin darte cuenta, estás absorbido, aquí se ha obtenido un 6.1 de media, corresponde a que los estados de fluide han sido muy intermitentes y no tan sostenidos, y los más poderosos han ocurrido en los días “OFF”, los días que he descansado y no he realizado toma, porque los días de “acción” el estado místico anulaba el flow.
  14. Interesantemente, el parámetro “claridad mental” es el que presenta una media más alta que el resto, un 7.7 sobre 10. Cabe destacar que la lucidez mental es sin duda uno de los aprendizajes validados más contrastados, dicha claridad se presentaba tanto en los días de toma como en los días de “descanso”, en la forma en la que se presentaba era la facilidad para pensar, actuar, decidir, reflexionar y sobre todo no darle vueltas a las cosas ni marearse a uno mismo con tantos pensamientos, ni siquiera lugar a la negatividad que nuestro cerebro límbico nos acostumbre.
  15. El siguiente parámetro, el “estado místico” no se refiere a la transformación de Gohan en Dragon Ball. Sino en el idioma de los psicodélicos, se refiere al estado alterado de consciencia, porque este tipo de experiencias se comparan con las vivencias que describen los místicos, estado en el que también se puede llegar a través de la privación sensorial o control de la respiración. En este caso se refiere a la sinestesia, percepciones inusualmente intensas, y una elevación del psyche que literalmente, eleva el alma. Este parámetros resulta el más bajo de todos, con un 3.7 sobre 10, porque a excepción de algunas ocasiones puntuales en día OFF, solo se ha activado, eso sí, fuertemente en los días de toma de macrodosis de psilocibina. Han habido algunos días como el 18, 26 y 39 que el estado místico ha llegado a un 10/10, viviendo experiencias que podrían categorizarse del estado “Sin Vuelta” como lo llaman los budistas, sobre todo cuando lo trabajas junto a respiración, meditación o quietud.
  16. Otro parámetro medido y monitorizado ha sido la toma de decisiones, correspondiente a la facilidad o dificultad, rapidez o lentitud sobre la cual se ha decidido. La media está en un 6.7. He de decir que ha sido más fácil decidir en el día de no toma y antes de la toma o después de haber pasado el efecto, pero con mucha mayor ligereza y claridad, que durante la toma, que ha sido más complejo.
  17. En “percepción” se ha tratado de evaluar cómo de mejor se puede ver, es decir, estado de consciencia, con respecto a antes del experimento. De hecho, a día de hoy, más de un mes después, destaco que sigo viendo con más sutileza que antes de iniciar este test. El promedio es de un 7.4, siendo también medio-alto, queriendo indicar un gran aumento en la percepción y la capacidad de ver lo que antes pasaba por alto.
  18. En resonancia se ha medido cómo era capaz de sintonizar con las personas de mi alrededor en cualquier tipo de interacción, la media ha sido de 7.03. Durante el experimento, he sentido afinidad con casi todo el mundo, por no decir todo el mundo. La conexión en lo personal y lo profesional ha sido mayor, he observado por mi parte y por la otra, cómo creaba mejores relaciones el mayor interés y atención que he puesto de forma genuina en cada persona. Muy interesante la apertura. La cual lleva al siguiente medidor, empatía, con un 7.1, sin duda uno de los aprendizajes validados sorpresa, la macrodosis de psilocibina ha creado “un nosotros” más que yo, mucho menos forzado que usualmente, que a pesar de practicarla, a veces tenía que buscarla, aquí ha fluido naturalmente, y eso ha generado cientos de conexiones y momentos memorables con personas de mi entorno y conmigo mismo. Así mismo, ha sido determinante en reuniones, jornadas de trabajo, talleres y comunicados.
  19. Un indicador que me ha sorprendido ha sido el de la “sensibilidad”, porque cada día que he tomado la macrodosis de psilocibina, mis sentimientos han aflorado de forma considerable. No diría que de forma excesiva, porque siempre era la forma adecuada para un mejor relacionamiento con otros, reconocer el cariño de personas de mi alrededor, conectar con clientes o audiencia, pero sobre todo entrar en una profunda armonía conmigo mismo, es cómo estar expresando lo que tu alma necesita decir y permitirlo el 99% de las veces. El promedio está en un 6 sobre 10 por la misma razón que el estado místico, que su efecto ha sido más notorio en los días de toma, salvo que en este caso también se ha mantenido los días de descanso.
  20. Por último, en el parámetro de alucinaciones, o efectos visuales producido por los estados alterados de consciencia, destaca la nitidez de los resultados, un promedio de cero en los 52 días. Esa es la bondad de la psilocibina frente al LSD que no crea tantas alteraciones visuales. Paul Austin, a quién entrevisté en mi podcast, y es considerado un líder mundial en psicodélicos, se refería al LSD como al café psicodélico y a la psilocina como el té, curioso, pero cierto.
  21. El último parámetro que tiene cabida en los aprendizajes validados es el de “sensaciones” un indicador muy sentimental y experiencial, en el que, alrededor de los 52 días de experimento, predomina la conexión (espiritual y emocional) conmigo y con el entorno, el alineamiento integral, la tranquilidad y bienestar, sentimiento de plenitud y gracia, energía interior y ese estado de “bliss”. 
  22. Los siguientes parámetros se pueden encontrar en el cuadro de mando que diseñe y completé, y corresponden a consideraciones y observaciones.

Concluiría esta sección confirmando lo que suponía en la hipótesis, la maximización y exageración de todos los efectos que se consiguen con una macrodosis, y los que obtienes en una toma dentro de lo que se conoce como una ceremonia (ensayo que incluso realicé dentro del experimento con una toma x4 de macrodosis – véase análisis experiencial y cuadro de mando día 18). La parte que se puede considerar como descubrimiento es toda la estabilidad emocional, espiritual y mental que consigues (si) cuando eres capaz de navegar alteraciones tan inestables como las que sufres cuando integras una macrodosis de 250 microgramos con tu actividad rutinaria personal y profesional, esto es indescriptible, y no apto más que para astronautas (navegantes) altamente experimentados – tal y como decía Natasja Pelgrom al compartir mis sensaciones durante los últimos días.

8. Documental Experimento 52 días de Macrododosis de Psilocibina:

Un práctica común a mis experimentos son los vídeos que voy grabando cada día para poder obtener datos, perspectivas y reflexionar sobre lo que voy experimentando. Para mí es una de las partes más importantes porque me permite verbalizar y exteriorizar pensamientos, impresiones, puntos de vista y sensaciones que van apareciendo a medida que voy avanzando en el experimento. Lo que no esperaba es que un vídeo, que usualmente pueden ser entre una hora y máximo dos horas, se extendiera a más de 5 horas, por lo que ya pasa a ser un documental.

Este documental explica el experimento y mi experiencia desde el día cero a último día, incluyendo el fin con las conclusiones, un análisis a los ocho días después de terminar, y el último añadido a los 35 días, el cual sirve como cierre de experimento.

Puedes visualizarlo a continuación:

(Puedes verlo directamente en Youtube)

Recursos adicionales (idioma Inglés)

Disclaimer experimento Macrodosis de Psilocibina – y psicodélicos

A pesar de que no puedo ni debo recomendar terapeutas o facilitadores, es cierto que podrías encontrar tu propio camino a través de comunidades cerradas y “meetups”, contactando con practicantes de respiraciones holotrópicas y asistiendo a conferencias organizadas por la Asociación Multidisciplinar de Estudios de Psicodélicos (MAPS) y organizaciones de carácter similar. Seguro que hay muy buenos terapeutas y facilitadores, los cuales pueden ayudarte a procesar o integrar experiencias psicodélicas pasadas y presentes. MAPS proporciona aquí una lista comprensiva.

Puedes también ojear Psychedelics Today, que ha publicado consejos y recomendaciones muy útiles y coherentes. Para aquellos que buscan facilitadores, substancias y terapia, aquí hay algunas pistas.

Por otro lado, y más importante, hay un puñado de retiros que trabajan con psicodélicos, legales y médicamente supervisados. Los más contrastados son Psychedelic Experience de The Psychedelic Society, Synthesis Retreats (Holanda), y Atman Retreat (en Jamaica). Esta información no es una recomendación o un acuerdo publicitario, es meramente indicativo.

El experimento Macrodosis de Psilocibina, al igual que el de Microdosis de LSD, relata la investigación y auto-experimentación que he realizado con la psilocibina, la psilocina y LSD (Ácido Lisérgico Dietilamida). Poseer, manufacturar o suministrar algunas de estas sustancias supone una ofensa criminal en muchos países. que pueden acabar en prisión y/o con multas, salvo en los casos de conexión con investigaciones experimentales. Debes por lo tanto entender que este experimento está diseñado para compartir los resultados auto-experimentales del sujeto, con el fin de proporcionar contexto, rendimiento e investigación sobre estas sustancias.

Este experimento no pretende animar ni motivarte a romper la ley. Por lo tanto, no debe hacerse ningún intento en usar estas sustancias, excepto dentro de pruebas clínicas autorizadas.

Yo, Isra García, así como el experimento realizado, rechaza cualquier responsabilidad, pérdida, o riesgo, personal o cualquier otro caso, que sea incurrido a consecuencia, directa o indirecta, de los contenidos de esta prueba.

Una cosa más, considera tomar precauciones para proteger tu privacidad tan pronto como decidas explorar estos temas.

Atribución imagen: Plasticbrain Blog / Psychedelic Review / Microdose Mushrooms.

Summary
52 días tomando una macrodosis de psilocibina de 250 microgramos - experimento macrodosing psicodélicos
Article Name
52 días tomando una macrodosis de psilocibina de 250 microgramos - experimento macrodosing psicodélicos
Description
He estado tomando una macrodosis de psilocibina durante 52 días, esto es lo que ha sucedido. Resultados del Experimento macrodosing psilocibina, cómo afecta
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+