Menu
Browsing articles in "Social Media"
Jun
16

6 hábitos que están impidiendo que seas ultraproductivo

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

¿Cuántas veces te has encontrado bailando con la ansiedad, el estrés o la frustración? (Tres formas de decir casi lo mismo)

Si has vivido algo de lo que yo y otras personas hemos vivido, tu respuesta vendrá a ser algo así como “casi cada día”.

No importa lo que hagas para deshacerte de los pensamientos negativos, porque cuanto más trates de huir más te empujarán al vacío de incertidumbre del que no podrás escapar. Y eso mata el poder estar enfocado, el trabajar con propósito, el cuidar tu vida.

cómo no ser ultraproductivo

Todos estamos y estaremos ahí. Sin embargo, hace unos años encontré un muy buen antídoto, dejar marchar las circunstancias externas que están fuera de mi control. Epicteto lo dice mejor:

“Cuánto más valoras las cosas fuera de tu control, menos control tenemos”

Cómo no ser ultraproductivo: 6 hábitos

Así que en este recurso/sacudida medio estoico y medio ultraproductivo, comparto algunas fórmulas de devolver a nuestra mente lo que es suyo para así dejar escapar todo lo negativo que evita que llevemos una gran vida.

1. No tener una rutina

Si vives cada día sin una estructura definida, la estadística dice que va a sentirte angustiado y agobiado. Por eso la UP funciona tan eficientemente, porque son muchos sistemas dentro de uno grande.

2. Tratar de apresar tus pensamientos

Aunque no lo creas, no tienes el control de tus pensamientos, ellos te controlan. Quizá esa es la razón por la cual Séneca dijo: “no es lo que soportas, sino cómo lo soportas”.

3. Comer comida nada óptima

Te cuento que hoy mismo llevo 39 días de Ayuno de Alto Rendimiento y voy como un Bugatti Veyron, veloz, estable, imparable, seguro. Hay estudios que muestran qué comer comida perjudicial puede llevar a grandes riesgos de ansiedad y depresión. Encuentra a alguien como Lou Mateos que haga una selección de cómo puedes maximizar tu alimentación y disfruta del fascinante resultado.

4. La pesadilla del smartphone

Considera limitar el uso de tu smartphone, al menos usarlo un 40% menos, sobre todo si quieres ser ultraproductivo y no ser cogido por ________ por la negatividad. De esa forma no estarás continuamente preocupándote por toda la ansiedad que trae consigo dicho dispositivo. Entonces tu energía mental puede enfocarse en lo que importa.

5. No hacer ejercicio

Incluso si eres de los de “no tengo tiempo”, entre 20-45 minutos de paseo salvarán tu mente, tus emociones y tu energía. Si además añades respiraciones profundas, inhalas nariz y exhalas muy sentido por la boca, te darás cuenta como acabas de encontrar un “hack” ridículo con un impacto descomunal.

6. Dormir no lo suficiente

Hay estudios que defienden que la falta de sueño puede llevar a una variedad de condiciones que pueden afectar negativamente nuestra salud. La privación de sueño activa zonas del cerebro que contribuyen a una preocupación excesiva. Así que duerme más y mejor (este va a ser mi próximo experimento por cierto). Dormir recalibrarlo nuestros circuitos cerebrales emocionales, lo cual nos permite navegar el próximo día con una compostura más imperturbable.

Si quieres empezar a ser Ultraproductivo, ya sabes dónde empezar, ya sabes qué hábitos debes ajustar, lo mismo que si quieres saber cómo no ser ultraproductivo.

La práctica para ti – cada día pregúntate: “¿Qué acciones puedo llevar a cabo para no permitir que la negatividad controle mis pensamientos?”

Siguiente paso, participar conmigo en el entrenamiento online (formato Masterclass) que he preparado el 2 de julio para todos vosotros. Es gratuito y puedes registrate aquí.

Atribución imagen: The Pop Culture Geek Network.

May
3

Intercambio mi alma por un poco de influencia y seguidores ¿me compras?

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  No Comments

Día de vulnerabilidad y actitud imparable (porque las dos van juntas). Va sobre tragarnos la mentira de la influencia y amar lo que tienes, porque es lo que mereces.

Hoy te voy a contar algo que no me preocupa en absoluto pero que por alguna razón nadie quiere contar o admitir. Me refiero al número tan bajo de likes que recibo, sobre todo en Instagram y teniendo en cuenta que soy una cuenta verificada y hay 33.000 personas que han resonado conmigo. Es la mentira de la influencia, no te engañes, porque yo lo tengo claro.

La mentira de la influencia en las redes sociales y los influencers

Aunque si vas a Facebook, LinkedIn, Pinterest o Twitter, verás que más o menos se sigue una tendencia similar.

No sucede así en mi podcast o en el canal de YouTube, donde seguimos creciendo a un ritmo considerable. En el podcast estamos cerca de los 2.5 millones de escuchas y 70.000 descargas al mes en 124 episodios. Youtube vamos camino de 20.000 suscriptores, algo que ha sucedido en los últimos meses, después de años y años de trabajo. En el blog isragarcia.es hemos remontado lo que perdimos en 2017-2018 y ya estamos cerca de las 100.000 vistas al mes y 12.000 suscriptores. Por otro lado, es sorprendentemente, en isragarcia.com, después de seis años publicando en Inglés y sin apenas visitas, ya estamos en las 20.000 al mes.

Te cuento todo esto para decirte que…

No me importa. Me da igual, en esencia

El otro día hice el ejercicio de fijarme en todas las estadísticas de todas estas plataformas para conocer crecimientos, pérdidas, alcances, repercusión, impresiones, descargas, visitas, suscripciones, etc. Es más, lo hice con la idea de ver qué impresiones y juicios extraía de todo ello. El objetivo era comprobar lo apegado o desapegado que estaba a toda esta gran turbación ocasionada por la aceptación social.

Al terminar sonreí, porque me di cuenta de que estoy dónde debo estar, haciendo lo que debo hacer y siendo quien debo ser, tengo lo que ecuánimemente merezco. Ah, sí, y publicando lo que debo publicar, es decir, lo que me apetece.

¿Vives para publicar lo que a otros les gusta?

Respóndete a esta pregunta ¿Cuándo publicas y/o compartes con que fin lo haces? ¿Con el de entretener y gustar o con el fin de sacar la magia singular que hay dentro de ti y con eso impactar positivamente a quien resuene con tu mensaje? Porque no puedes hacer las dos a la vez.

La mentira de la influencia en las redes sociales - caso real

Opción bufón social

Una te convertirá en hombre/mujer-orquesta, tratando de llamar la atención y ser gustado, lo que intercambiará tu autenticidad por un encantador de multitudes anónimas, y eso entierra tus valores y con ello apagará tu alma. Aunque esta te dará muchos likes, comentarios, popularidad, entrevistas y en algún caso alguna mención de los grandes influencers. Y hasta remotamente, un día, podrías conseguir alguna oportunidad de negocio.

Opción agente del cambio

La otra opción, menos popular, menos sexi, prolongada en el tiempo, te convertirá en lo que hay dentro de ti, pura genialidad. Serás algo único y genuino, con carácter, personalidad y esencia. Algo que atraerá a personas que respiren los principios, estilo de vida y visión del mundo que tú. Tú alma brillará, siempre que no te dejes llevar por la sabiduría convencional (haz lo que todo el mundo hace), siempre que ignores al 98% de las personas que encuentras en tu camino. Esto te llevará a impactar a unos pocos, los suficientes para llevar una buena vida, sabiendo que tu trabajo es valioso para ti y útil para otros.

Esquiva la mentira de la influencia

Desde que empecé en 2008, siempre he hecho un trabajo férreo en no dejarme engañar por el falso brillo de esta economía conectada. Si hubiera sucumbido no sería el Isra García que hoy soy, y sabiendo lo que hoy sé, y todo lo que he hecho por el camino, eso sería un crimen contra mí mismo – y contra otros.

Animo e incito a todos los que estáis conectados a mí en todas esas plataformas digitales a que dejéis de seguirme, darme “aprobaciones sociales” y validación como si pudierais juzgar mi trabajo y mi persona. Por favor no me permitáis ser “popular”, porque ese es el mejor regalo que podéis hacer para seguir el camino que sigo. El entrenamiento está siendo letal, y los resultados hablan por sí mismos.

Por mi parte, haré lo mejor que sé hacer, seguir haciendo lo que hago, yendo un poco (o a veces bastante) más allá cada día. Todo ello mientras sigo saboreando este sabor sin gusto de lo que algunos llaman realidad.

No cambiaré nada, no cederé ante la mentira de la influencia, no a estas alturas. Ahora, si alguna vez me doy cuenta de que tengo más o menos impacto en Instagram u otras redes, sonreiré y me diré a mí mismo, “cualquier camino es el camino Isra, seguimos”. Aunque es curioso, porque hasta día de hoy nunca he tenido la noción de nada que tenga que ver con esa aprobación o validación externa. La clave, no pienso en ello, porque si lo hiciera, no haría todo lo que soy capaz de hacer a diario cada día de mi vida.

Si tú lo piensas, tanto conmigo o contigo mismo, solo puedo decirte, que lo piensas porque piensas demasiado. Yo solo puedo decirte que tengo el privilegio saber quiñen tengo frente a mí cada vez que me miro al espejo.

Seguimos.

Atribución imagen: Awaken With JP.

Abr
20

Espero que te des cuenta que eres esclavo de tus expectativas

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Estudiar y practicar el estoicismo me ha ayudado a darme cuenta del gran daño que las expectativas causan en las relaciones profesionales y personales.

Lo interesante es que a más confianza ganada, más valor aportado, más compromiso demostrado y más entrega en la relación, mayor es la expectativa que se genera sobre lo que se espera cada vez. Adivina dónde va a acabar ese círculo vicioso, en decepción, en ruptura sentimental, en confianza al traste, en desentendimiento comercial, en sentimiento de fraude o traición.

Esperamos más de lo que damos

El ser humano tiene una capacidad innata de esperar diez veces más de lo que da. Lo llevo observando durante varios años. Recientemente lo he visto en tres proyectos en los que me encuentro involucrado.

La trampa de las expectativas

En realidad, somos poco o nada empáticos. No asumimos que un compromiso se contrae por ambas partes y va más allá de lo meramente transaccional. El lazo es emocional y trasciende lo que tú creas que vale lo que pagaste o lo que tú debes entregar a quien te pagó. Por supuesto ambas parte deben cumplir (y en medida de lo posible superar) los estándares, pero la excelencia verdadera viene con la empatía, el respeto, la consistencia y la vulnerabilidad. Y en eso, estamos a años luz. 

Esperamos, esperamos, esperamos, y ni siquiera nos damos cuenta de que estamos esperando algo que está fuera de nuestro alcance. ¿No me crees?

Espero que…

Examina cada ve que dices “espero que…”

Espero que trabaje uno a uno con todos nosotros y nos de feedback personal.

Espero que el valor del taller sea mucho más alto, puesto que he pasado a pagar 15€ y antes era gratis.

Espero que me trates bien.

Espero que me quiera como yo le quiero, que me cuide como yo le cuido y que me de cariños como yo se los doy.

Espero que sea más empático conmigo.

Espero que secretamente sepa ver que me pasa y le de una receta para curarme milagrosamente.

“Espero”

Pone una enorme e innecesaria presión en ambas partes. En la tuya porque deseas que tenga lugar algo fuera de tu poder, en la forma exacta que tienes dibujada en tu mente. Y en la otra parte, porque da igual lo que haga, que mientras no encaje a la perfección con esa imagen tuya en tu mente, esa persona estará fracasando, decepcionando, quedándose corta o incumpliendo su compromiso. Incluso aunque esa persona esté dejándose el alma, no será suficiente. Descorazonador.

Esta es la razón por la cual cada día soy más contundente. En mi caso, hace años que dejé de desear o esperar de nadie, incluso, hace poco, de mí mismo, incluso aún sabiendo que soy capaz de lo inimaginable, y a los hechos me remito. Y en cuanto a los demás, no dejo espacio entre palabra y hecho, porque cuando lo he dejado, nos explotado en la cara a todos.

Ganando la partida a las expectativas

A partir de hoy adquiero un compromiso infranqueable conmigo mismo, y es voy a ser más contundente con cualquiera, voy a expresar lo que espero de alguien al minuto uno (cuando espere un retorno), y si no espero nada no diré nada. Y si no obtengo lo que creía que me merecía es porque o bien no lo merezco, o bien, antes de empezar, nos dimos cuenta de que no estábamos en el mismo renglón.

las expectativas son el enemigo

En cuanto a la gente con la que tengo algún tipo de compromiso y yo con ellos, las cosas van a quedar todavía más claras que antes.

Hace tiempo tomé la decisión de no ser esclavo de mis propias expectativas, no dejarme llevar por las impresiones, juicios rápidos o apariencias. 

Ahora lo que me importa es que tú veas cómo estás rompiendo tu vida por su culpa, y actúes enfrentando cada desafío, cuestión, duda, impacto negativo o fricción con ecuanimidad, curiosidad y empatía.

¿Serás capaz de no ser dominado por las expectativas?

Atribución imagen: Dopeame // UX Collective.

Abr
14

Cómo trabajar el automarketing en 3 pasos

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  No Comments

El automarketing es el marketing que más importa de todos.

Porque ¿cómo vas a impactar de forma positiva a otros si tú no predicas con los atributos, cualidades y características que intentas desarrollar en tus clientes?

trabajar el automarketing

¿Tiene sentido?

Pues entonces empecemos a trabajar el automarketing primero:

Paso 1. ¿Qué historia te cuentas sobre ti mismo? 

Sé, y tú también, que el marketing va de historias – algo que Seth Godin nos ha enseñado de forma meticulosa. Contamos esas historias (impactos) a los clientes, a los prospectos, a nuestros superiores, a socios, proveedores, votantes, hijos y pareja. Entonces, tenemos éxito, pero solo si la historia resuena, se esparce y seduce.

Sin embargo, ¿qué la historia que te cuentas a ti mismo/a?

Es más importante que la que cuentas a los demás. Comprueba que te dice, cómo lo dices, cuando lo dices y por qué lo dices.

Paso 2. El discurso de ventas propio

¿Tienes un “elevator pitch” que te recuerde que eres un fraude que seguro va a fallar? ¿Te haces el marketing de “no me lo merezco”? ¿La técnica de ventas del impostor? O por otro lado ¿Le das marketing a una perspectiva positiva y una actitud de generosidad? ¿Aplicas la estrategia de la empatía, la apreciación y la autocompasión? Cuando te hablas para ti, ¿qué te dices? ¿Hay alguien escuchando – incluido tú mismo?

Paso 3. Sé egoísta primero

Primero te tiene que ayudar a ti, no al cliente.

A veces confundimos nuestras necesidades con las del cliente, pero te puedes ahorrar muchos disgustos y tiempo y sudor si empiezas con el foco en darte el servicio que necesitas.

A largo plazo, pagarás el precio de no haber sido sanamente egoísta al principio. Porque día a día todo sale a la luz.

Estoy seguro de que ya has aprendido que la frecuencia funciona. Que una menta puede ser reclableada. Que las historias vulnerables, reales y de esfuerzo tienen su recompensa.

Entonces, el desafío es usar estas mismas herramientas contigo mismo.

Dos anuncios extra:

  1. Miquel Baixas ha sacado su primera publicación editorial, El Gran Libro de los Negocios Online. A tener en cuenta ahora mismo, sobre todo de alguien que sabe tanto y con tanta experiencia como él.
  2. Desde Hello Demo hemos lanzado un nuevo producto de la empatía consecuente de trabajar el automarketing, se llama HD Link – es una especie de mini-sitio web donde puedes tener todos tus enlaces, música, portfolio, webs, identidad de marca personal y más, almacenado en una landing page que puedes personalizar. Aquí el ejemplo con mi propia página. Ojalá se de utilidad para ti.

Atribución imagen: Fabrikbrands.

Mar
8

Por qué darlo todo durante 24 horas

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Hacer el bien. Interesante concepto.

¿Por qué hacer el bien? ¿Por qué darlo todo por algo así? ¿Por qué vaciarte cada día a día? ¿Por qué ir más allá? ¿Por qué llenarte tanto para darte a los demás? ¿Por qué trabajar en ti y en nadie más que en ti – al principio?…

He visto a gente sin propósito dudar hasta quitarse la vida.

He recibido emails de personas que me aseguraban que no tenían nada que hacer aquí, que lo mejor era acabar de escribir este email y suicidarse.

He encontrado a personas que se amaban tan poco a sí mismas que se pensaban que eran invisibles.

Me he topado con personas tan saboteadas que no eran capaces de ver una sola cosa buena ni en ellos mismos ni en su alrededor.

He trabajado con directivos, que ganan mucho más de cinco cifras al mes, que no son capaces de sonreír por una sola razón.

He estado codo a codo con centenares de desempleados que sienten que nunca más podrán ser útiles.

He colaborado con ONGs donde muchos de sus miembros no creen en el cambio que predican. No ven claro por qué hacer el bien.

He impartido clases en centros educativos de primaria y secundaria donde aspirar a uno de tus sueños está reservado para otros niños o niñas de otros colegios con más posibilidad.

He enseñado en escuelas de negocios donde lo único que importa es tener un diploma y pasar el apuro lo antes posible.

He convivido con gente que se miente a sí misma cada día y luego se siente como una porquería por ello.

He observado cómo las personas se machacan los unos a los otros por no ser capaces de decir algo así como: “ estoy herido, necesito amor, cariño”.

He asesorado a negocios sin alma que solo ven el poder de su ombligo, cuando en realidad solo están asustados por este nuevo mundo.

He guiado a personas cuya magia denigraban y maldecían, tanto que querían ser otra persona. Una atrocidad.

Haz el bien

Escribo esto como recordatorio por si algún día me olvido de algunas de las razones por las que vacío todo lo que tengo durante las 24 horas para darlo todo, absolutamente todo.

Hacer el bien, a quien más puede necesitarlo, porque sí. Quizá el propósito más vital que existe, y el que más tenemos a nuestro alcance.

hacer el bien es el mejor propósito

Atribución imagen: Pete.

Feb
12

Mi entrevista con Massimo Pigliucci sobre estoicismo – transcrita y traducida al Castellano

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

A mediados de diciembre tuve la oportunidad de poder entrevistar a Massimo Pigliucci, para el podcast Disrupt Everything (aquí la entrevista en audio), Massimo es profesor de filosofía y gran experto del Estoicismo, entre otras cosas. Fue un encuentro muy interesante, primero por la trayectoria, conocimiento y experiencia del entrevistado y porque en ese momento me encontraba en medio del experimento Vida Estoica.

La entrevista fue en idioma Inglés, y para mí, supuso un master en filosofía de vida y en filosofía estoica, muy aplicable y condensada. Sin embargo, unas semanas después de publicarla, recibí un correo de Pepe García de elestoico.com, con la traducción completa de la conversación entre Massimo y servidor, con una duración total de 1:14:33h.

Entrevista a Massimo Pigliucci de how to be a stoic

Entrevista entre Isra García y Massimo Pigliucci

Isra: ¿Y qué hay del estoicismo en la vida moderna? Alguno de vosotros quizás haya oído hablar del estoicismo y de cómo ser un estoico, cómo aplicar los aprendizajes y las lecciones estoicas en el mundo actual. Y también el escepticismo, la cual es otra escuela filosófica.

Y es que a veces negamos lo que el pasado nos está dando, lo que la Historia nos está enseñando en este mundo moderno y que a veces puede ser la pregunta, y tal vez también la respuesta.

Como puedes ver, estoy hablando en inglés porque hoy tenemos un invitado internacional. Y como muchos también sabéis actualmente estoy haciendo un experimento de intentar vivir como un estoico durante 50 días en el mundo real, en el mundo de hoy. Y hoy tenemos una persona que puede traer esta materia, esta filosofía, este trabajo en la superficie real del mundo actual y explicarnos mejor cómo navegar una buena vida como un estoico en 2019. Hoy tenemos a Massimo Pigliucci. Massimo, gracias por estar aquí y por tomarte el tiempo en participar en Disrupt Everything Podcast Series.

Massimo: Es un placer estar aquí.

Isra: Massimo tiene un Doctorado en Genética por la Universidad de Ferrara, Italia. Un PhD en Biología por la Universidad de Connecticut, y un PhD en Filosofía de la Ciencia por la Universidad de Tennessee. Él es también un componente de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y del Comité para Investigación Escéptica.

Massimo también escribe para “Skeptical Inquirer”, sobre temas como Negación del Cambio Climático, Diseño Inteligente, Pseudociencia y Filosofía. Él también ha escrito para “Philosophy Now” y mantiene un blog titulado “Rationally Speaking”, que me gusta porque soy un amante de los blogs.

Massimo ha escrito al menos 11 libros, que yo recuerde, como “Making sense of evolution”, “Evolution, the extended Synthesis”, “Nonsense on Stilts: How to Tell Science from Bunk”, “Answers for Aristotle: How Science and Philosophy Can Lead Us to a More Meaningful Life”, “Philosophy of Pseudoscience: Reconsidering the Demarcation Problem”, y “How to Be a Stoic: Using Ancient Philosophy to Live a Modern Life”.

Massimo se convirtió en popularizador del estoicismo y una de las personas que más ha hecho por el resurgimiento del estoicismo en Estados Unidos a principios del siglo XXI. Su ensayo de 2015 para el New York Times sobre el tema fue uno de los artículos más compartidos hasta la fecha.

Massimo, ha sido un viaje largo, ¿verdad?

Massimo: Sí, ha sido un viaje interesante, digámoslo así.

Isra: Massimo es también profesor de Filosofía en el City College de Nueva York, autor de todos estos libros y más que no he leído. Massimo también ha aparecido en Ted Talks compartiendo sus experiencias sobre por qué el estoicismo es una buena herramienta para el mundo moderno.

Hola Massimo, ¿puedes compartir con nosotros (voy a decirlo de esta manera) tu viaje de Cero a Estoico?

Massimo: Es una buena pregunta. Me gustaría decir que “How to be an Stoic” ha sido traducido al español, así que tus oyentes pueden encontrarlo con la traducción en español.

Isra: Voy a poner el libro en las notas del capítulo.

Massimo: Gracias. Sï, ha sido un viaje interesante en términos de filosofía personal. Crecí como católico porque crecí en Roma, era lo más normal, básicamente. Dejé la Iglesia cuando era un adolescente porque estaba intrínsicamente insatisfecho. Las respuestas que obtenía del cura no respondía a las preguntas que estaba haciéndome.

Y entonces, durante algunos años, me consideraba a mí mismo psico-humanista, porque el psico-humanismo tiene este punto de vista sobre la vida que dice básicamente: sé una buena persona, cree en los derechos humanos, etc. Y el psico-humanismo está bien pero no es realmente una filosofía de vida, no te da una guía sobre cómo vivir tu vida día a día. Trata más sobre principios muy generales. No fue muy satisfactorio.

Pero simplemente lo seguí durante algunos años hasta que la crisis de la mitad de la vida me vino a mis cuarenta y me ocurrieron una serie de cosas personales como un divorcio, cambio de trabajo, mi padre murió. Vamos, las típicas cosas que le ocurren a muchas personas.

Nada fue especialmente horrible, pero era algo que tenía que afrontar y que me hacían preguntarme: ¿cómo manejo este tipo de cosas? ¿Qué guía puedo tener para lidiar con las cosas buenas y malas de la vida?

Estos sucesos coincidieron con el momento en el que empecé a estudiar filosofía seriamente. Estaba en la Universidad sacándome la carrera en Filosofía, y uno de los primeros cursos que hice fue sobre Platón. Fue realmente interesante y aprendí muchísimas cosas, pero también me introdujo sobre lo que se conoce como Ética de la Virtud, que es un acercamiento general a cómo vivir la vida, y que era muy popular en las antiguas Grecia y Roma, y que fue adoptado por un número de Escuelas Antiguas, como la Aristotélica, el Epicureanismo, etc.

Y dije: esto de la Ética de la Virtud es interesante porque trata sobre mejorar tu carácter, sobre convertirse en un mejor ser humano, sobre prestar atención a qué haces y por qué lo haces, esto es algo con lo que puedo trabajar. Y entonces empecé a indagar más sobre la Ética de la Virtud, y la primera parada normalmente suele ser Aristóteles.

Fue entonces cuando leí “Ética a Nicómaco”, que fue la obra maestra de Aristóteles en cuanto a ética y, bueno, fue interesante pero realmente no me atrajo tanto, porque Aristóteles es un poco aristócrata en este sentido. Él piensa que para vivir una vida que tenga sentido (lo que los griegos llaman Vida Eudaimónica) uno tiene que trabajar no sólo en su carácter, virtudes, etc, sino que también tienes que tener dinero, buena salud, e incluso buena suerte.

Y fue como, vale pero eso exclude a mucha gente, así que me pasé a la siguiente Escuela, que es el Epicureanismo. El Epicureanismo tiene muchas cosas buenas que decir sobre esos temas, especialmente sobre la amistad (una de las cosas más importantes de la vida), también que no debemos tener miedo de la muerte porque cuando venga no vamos a estar allí y no vamos a sentir nada.

No es claramente una filosofía atea, pero dice que no tenemos que pensar que habrá después de la vida porque no existe, y que esas nociones sobre la vida y la muerte son creadas por los curas y los políticos, que quieren controlarnos. Y eso me interesó mucho.

Sus visiones metafísicas también me sorprendieron. Él (Epicuro) era una atomista, y pensaba que el Universo está hecho de átomos que chocan entre sí en el vacío. Todo esto estaba muy bien.

Y entonces vino el problema. Para el Epicureanismo, vivir una buena vida es vivir sin dolor, particularmente dolor emocional. E incluso pensaban que vivir sin dolor es el mayor placer que puedes alcanzar en la vida. El problema es que ellos renuncian por tanto a la vida social y política porque, por lo que sabemos, la vida social y política puede ser dolorosa.

Y yo pensé, ¿y por qué harías tú eso? Entonces, no funcionó para mí. Porque yo pienso que una vida en la que no tienes política, en la que no te preocupa la política, en la que no contribuyes a la vida social, en la que no haces de éste un mundo mejor, lo siento, pero no puedo trabajar con esos parámetros.

Entonces llegué a ese punto en el que sabía que la Ética de la Virtud estaba bien y era el camino, pero esas dos ramas que había probado no funcionaban para mí. Y entonces un día en Twitter ví un tweet que decía “Ayúdanos a celebrar la semana estoica”. Y yo pensé, ¿qué es esto de la semana estoica y por qué iba nadie querer celebrar a los estoicos?

Yo había leído a Marco Aurelio cuando estaba en la Universidad e incluso había traducido del latín algo de Séneca cuando estaba en el instituto. Pero nunca conecté a los dos. Entonces me apunté a la Semana Estoica, que se celebra en Octubre-Noviembre, y básicamente es una semana en la que tratas de practicar el estoicismo. Te descargas un libro-manual que trata sobre el estoicismo, haces algunas lecturas y algunos ejercicios, como meditaciones, etc.

 Y dije: vamos a por ello. Y me impactó inmediatamente, especialmente Epicteto, del cual no había oído hablar nunca antes. Fue no sólo un gran filósofo de su tiempo, en el siglo II, sino que sus ideas han pasado por la Edad Media, el Renacimiento, hasta el período moderno, y nunca había oído hablar de él, ni siquiera en la carrera.

Entonces lo descubrí en la Semana Estoica e inmediatamente me descargué toda su obra completa, sus Discursos, su Manual, todo. Porque realmente Epicteto me impactó. Tiene una forma muy directa de hablarle a sus estudiantes. No dice palabras raras, simplemente dice lo que realmente piensa. Tiene un sentido del humor muy interesante, de autodesprecio pero también sarcástico hacia algunas personas.

Entonces estuve leyendo a Epicteto durante toda la Semana, y cuando terminó decidí comprometerme a seguir estas prácticas hasta el final del año. Y cuando terminó el año me comprometí otro año, y ahora, cinco años después, sigo hablando de ello.

Isra: Wow, menudo viaje. ¿Y qué prácticas destacarías de todas las que seguías antes y sigues ahora?

Massimo: Buena pregunta. Un amigo mío que se llama Gregory López ha publicado un libro en Estados Unidos que creo que se va a traducir al español, y cuya versión americana se titula “A handbook for New Stoics” (un manual para nuevos estoicos), y que por alguna extraña razón su versión inglesa se llama “Living like a stoic” y creo que ese va a ser su título en español (Isra interviene: “Viviendo como un estoico”).

Pues escribimos este libro juntos precisamente para dar una respuesta a la pregunta: ¿qué ejercicios hacen los estoicos? En el libro nosotros presentamos 52, que son muchos ejercicios, y que los hemos sacado de Epicteto, Séneca y Marco Aurelio principalmente, y también de algunos estoicos menores.

Y hemos tratado que cada ejercicio tenga detrás una explicación de la ciencia moderna, por lo que hemos investigado en literatura relacionada con la ciencia cognitiva y psicología, para tratar de ver qué ejercicios funcionan de verdad, basados en evidencias empíricas modernas. Pero si hablamos de mis ejercicios favoritos, el número es mucho menor, no puedo hacer 52 porque ello requeriría mucho tiempo.

Los lectores pueden intentar hacer esos ejercicios uno por uno y comprobar cuáles funcionan para ellos y cuáles no, porque el estoicismo es una filosofía flexible. Hay cosas que funcionan para unos y cosas que funcionan para otros. Mis ejercicios favoritos son aquellos que hago todos los días, como por ejemplo el Diario Filosófico.

Éste está inspirado directamente por las “Meditaciones” de Marco Aurelio, que es su diario filosófico personal. Lo que haces es reservarte un momento, preferiblemente después de la cena antes de ir a la cama, te vas a una zona tranquila en silencio de tu casa y durante unos minutos simplemente escribes tus pensamientos sobre lo que pasó durante el día.

Y no me refiero a un diario general como, por ejemplo, hoy fui a una fiesta o a por un helado, me refiero a cosas que son importantes a nivel ético y moral. Tienes que repasar tu día y, en cada cosa que tiene un componente moral deberías preguntarte a ti mismo:

  • ¿Qué hiciste bien?
  • ¿Qué hiciste mal?
  • ¿Y qué podrías hacer mejor la próxima vez?

La razón por la que debes preguntarte qué hiciste mal es no para lamentarte o flagelarte, sino para aprender de tus propios errores. Por ejemplo: “hoy contesté mal a uno de mis compañeros de trabajo”. Vale, eso no está bien. En el futuro tengo que ser consciente de ello y no hacerlo. 

Te preguntas también qué hiciste bien porque no sólo es bueno apreciar qué hiciste bien sino que además es hacia donde quieres avanzar, y con estas dos preguntas (qué hiciste mal y qué hiciste bien) estableces unas referencias y con el tiempo intentas alejarte de las primeras (qué hice mal) y acercarte a las segundas (qué hice bien).

La tercera pregunta es qué puedes hacer mejor la próxima vez y es porque nuestras vidas no son tan variadas y tan complicadas como muchas veces piensa la gente. Tendemos a hacer las mismas cosas día tras día. Vas a trabajar, ves a las mismas personas, tienes una familia, ves a los mismos, interactúas en situaciones similares. Tienes amigos, sales con ellos y los ves en las mismas situaciones.

Eso significa que si prestas atención a lo que estás haciendo te darás cuenta de que las mismas situaciones se repiten una vez y otra y otra. Entonces, si eres plenamente consciente de que “hoy no reaccioné bien cuando mi compañero se quejaba sobre algo” sabes que la próxima vez que tu compañero o alguien más en el trabajo se queje de una manera similar estarás preparado. Ahora estás prestando atención, eres consciente de qué está pasando.

El Diario Filosófico es una manera de hacer un auto crítica atractiva sobre tus propios errores y estar preparados para el futuro, y es una herramienta realmente valiosa. La ciencia moderna recomienda hacerlo escribiendo en segunda persona, como si le estuvieras escribiendo a un amigo. Entonces, en lugar de escribir “hoy hice esto o aquello”, escribes “hoy hiciste esto o aquello”. La razón de este truco es que pone una distancia emocional entre tú y tú mismo básicamente. Es como si te estuvieras hablando a ti mismo como si estuvieras hablando a un amigo.

Curiosamente es lo mismo que hace Marco Aurelio, las “Meditaciones” están escritas en segunda persona: “tú sabes que ha pasado esto o lo otro, y estás haciendo una cosa u otra”, y así. Este es un ejercicio.

Hay algunos otros que hago regularmente, déjame que te dé unos cuantos ejemplos.

Isra: sí, por favor.

Massimo: uno de los típicos ejercicios es el que se conoce como “auto privación leve”, y son cosas como darse una ducha de agua fría, ayunar, o no beber alcohol durante un tiempo concreto. Y hablamos de auto privación leve, no tienes que ayunar hasta la muerte ni nada parecido. Significa que te saltas una comida o dos, o tal vez estás 24 horas sin comer nada, y lo mismo con el alcohol. Soy italiano, mediterráneo, la noción de cenar sin una copa de vino es inconcebible para mí. Pero una o dos veces a la semana puedes hacerlo, no es para tanto.

Ahora, la pregunta es: “¿por qué querrías hacer eso? ¿por qué querrías imponerte a ti mismo este tipo de limitaciones?”.

La razón es, hacerlo con el tipo de cosas que tú sabes que tienes un problema para lidiar con ellas correctamente. Si no puedes parar de comer demasiado, entonces ayunar es una buena idea. Y no digo que lo hagas para perder peso, aunque sea algo que pueda pasar, sino para que te recuerdes a ti mismo que la comida no es el tipo de cosas que quieres tener en cantidades grandes todas las veces, y no te vas a morir.

Y para que te recuerdes a ti mismo que puedes te puedes saltar fácilmente una comida o dos. También lo mismo para el alcohol. Si tienes una tendencia un poco de más (y no estoy hablando de que seas alcohólico, si eres alcohólico necesitas ayuda profesional) sino que es más en plan: “vale, me he dado cuenta de que bebo un poquito de más de forma regular”, entonces genial. Puedes estar un día o dos a la semana sin beber nada de alcohol.

Por lo que estos ejercicios están hechos para recordarte a ti mismo el hecho de que puedes manejar la privación, y que está bien no hacer estas cosas a veces. Y también es un ejercicio para recordarte a ti mismo las cosas buenas que tienes. Séneca le dice a su amigo Lucilio: “llevo unos cuantos días sin comer y no sabes lo maravilloso que estaba el trozo de pan que comí cuando volví a casa”.

Y es cierto. Tendemos a olvidar cuántas cosas buenas tenemos en nuestra vida, y que no apreciamos porque las damos por hechas. Por lo que también es un ejercicio de apreciación por lo que tienes en la vida. Ya llevamos dos ejercicios.

El tercero que me gusta hacer de forma regular, siempre que puedo, es la meditación al amanecer. Esto lo encontré en Marco Aurelio. Los estoicos lo tenían incluso de antes, de Pitágoras, por lo que es un tipo de meditación muy antigua, es milenaria. (Massimo para un momento para que no oigamos ruido de fondo).

En lo que consiste la meditación al amanecer es: te levantas un poco antes de que amanezca, como media hora antes, te vas a un sitio desde donde puedas ver el sol salir (si es posible). Siempre que sea posible, sino un sitio cercano. Yo vivo en Nueva York por lo que no siempre es fácil ver el sol salir, pero hay algunos sitios donde puedes estar muy cerca. Entonces simplemente estás allí, en silencio unos minutos, miras al cielo (no al sol directamente, claro, o te quedarás ciego), y te recuerdas a ti mismo que somos parte de un cosmos más grande que nosotros mismos.

Algo que tendemos a olvidar, especialmente si vives en una ciudad donde pasan muchas cosas, donde muchas veces no ves ni las estrellas porque hay muchas luces. Por eso cuando estamos concentrados en nuestro día a día tendemos a olvidar que somos parte de un cosmos mayor que lleva aquí billones y billones de años, y que este instante particular y este lugar en particular es realmente diminuto.

Este ejercicio es una forma de recordarnos a nosotros mismos que estamos conectados con el cosmos y también para poner tus problemas en perspectiva. Tendemos a estar consumidos por nuestros problemas diarios, pero si das un paso atrás piensas: “mira, lo que me pasa a mí a diario en mi trabajo, o cualquier otro problema…el sol va a salir mañana igualmente, va a estar ahí”. Es una de estas cosas que te permite relajarte y poner las cosas en perspectiva.

Estos son tres de mis ejercicios favoritos, pero hay muchos más.

Isra: Gracias Massimo, por darnos estos ejemplos tan claros. Tengo que decirte que cada noche, cuando voy a darme un baño relajante, pongo al menos entre una y cinco meditaciones estoicas de tu podcast. Estoy aprendiendo mucho porque apunto cada reflexión que dices, cada frase que mencionas de algún filósofo. ¿Qué es lo que te ha movido a escribir el libro “How to be a stoic” (Cómo ser un estoico) y el que ahora estás publicando (felicidades, por cierto)? ¿Cuál ha sido tu motivación detrás del libro y también del podcast?

Massimo: Lo que pasó hace unos años cuando encontré el estoicismo es que realmente cambió mi vida a mejor. Me dio un compás moral para navegar la vida, ser menos irritable, más concentrado en lo que estaba haciendo, prestar atención a las cosas buenas de mi vida y tratar de desarrollar ecuanimidad hacia las malas. Y pensé: esto también va a ser de ayuda para otras personas.

Y escribí el primer libro “How to be a stoic” con la intención de hablar a personas que, como yo hace unos años, estaban allí. A mí me hubiera encantado leer algo como “How to be a stoic” cuando empecé, porque me hubiera guiado por los primeros pasos de este viaje. Cuáles son los básicos, cuál es la historia, cómo practicar, para qué tipo de problemas el estoicismo es útil, etc. Por lo que escribí el libro como si lo estuviera escribiendo para mi yo del pasado, esencialmente.

No tenía ninguna expectativa de cómo de bien iría el libro, no tenía ni idea. Todo era nuevo para mí. Los libros que mencioné antes, la mayoría son académicos, no publicados para el público general, salvo algunas excepciones. Entonces no tenía ninguna idea ni ninguna expectativa de qué podría pasar. Para mi sorpresa, el libro fue un éxito y se ha vendido muy bien, y recibo constantemente emails y cartas de gente que ha leído el libro diciéndome que su libra ha mejorado y que llevan mejor todos sus problemas. Y eso es algo que me satisface mucho por sí mismo, sin importar cosas más prácticas como el número de ventas del libro.

Entonces cuando ves que la filosofía que has aceptado para ti mismo también es útil para otras personas por algo que tú has escrito o algo que has publicado como el podcast, es muy bueno y te hace sentir que estás ayudando a otros de verdad.

Isra: Amo la palabra que has utilizado, “ecuanimidad”, porque me hubiera encantado también haber encontrado algo como “How to be a stoic” antes y gente como tú porque mi vida hubiera sido más fácil también, como cuando descubrí el estoicismo. Tienes toda la razón. Y me gusta la palabra que has utilizado, “ecuanimidad”, porque es muy similar a algunas enseñanzas budistas y creo que dijiste, no sé dónde lo leí, que el estoicismo y el budismo comparten algunas similitudes y ahí es donde te enganchó al principio, ¿verdad?

Massimo: Sí, correcto. Tienen muchas similitudes cuando hablamos de ética y de cómo vivir tu vida y cómo tratar a la gente. Son muy distintas en términos de metafísica, ven el mundo de forma distinta. Budismo tiene cosas como el karma y la reencarnación, y no hay tal cosa en el estoicismo. Los estoicos no creen en la supervivencia del alma después de la muerte. Pero lo importante es que la ética es muy parecida.

El hecho es que en cierto momento estuve muy interesado en el budismo. El budismo es muy popular ahora en Occidente, incluso aquí en Nueva York hay un Buddhist Major Temple (Templo Budista Mayor). Con el paso de los años pensaba a veces: “debería echarle un ojo al budismo”. Y cuando lo hice ví que es una filosofía de la vida interesante y útil, pero el lenguaje era totalmente desconocido para mí. No había visto antes esa cultura, ese tipo de lenguaje, ésos conceptos. Entonces fue como: sé lo que estás diciendo, pero no lo estoy sintiendo.

Cuando descubrí el estoicismo, como he dicho antes, la reacción fue completamente diferente. Pasó inmediatamente. Y es porque comparto la misma cultura, el mismo pasado a las culturas de la antigua Grecia o Roma desde la que escribieron Marco Aurelio, Epicteto o Séneca.

Pero sí, las dos son muy similares y muchas veces pienso que el estoicismo es el equivalente occidental del budismo.

Isra: Me gusta esa idea. Yo solía hacer la broma con mis amigos diciendo que Buda y Zenón se han tomado alguna cerveza juntos.

Massimo: Es verdad, y es interesante que hayas dicho eso porque hay gente que ha sugerido algunas veces una conexión más directa no entre el budismo y el estoicismo, sino entre el budismo y la antigua filosofía griega porque Pirro, que fue un escéptico y no un estoico, (pero bueno, de otra escuela helenística) estuvo en India durante algunos años siguiendo a Alejandro Magno, que fue a conquistar la India también. Y sabemos que Pirro aprendió la lengua local y habló con monjes budistas. El budismo estaba empezando en aquel momento, sólo hacía 200 años, por lo que era una filosofía muy nueva.

Entonces es posible que haya habido alguna combinación. No sabemos exactamente qué obtuvieron los monjes budistas de Pirro, en términos de filosofía, o cuánto obtuvo Pirro de los monjes budistas. Por lo que es posible que haya habido algún tipo de conexión, no directamente al estoicismo pero sí entre el budismo y la antigua filosofía griega.

Isra: Es increíble. Massimo, ¿qué cambio en el comportamiento has percibido en los estudiantes que han abrazado y practicado la filosofía estoica? Porque tú eres profesor de filosofía y también has estado dando clases durante un tiempo, más el libro, el podcast, muchos estudiantes. ¿Qué cambios en el comportamiento has visto? Creo que es muy importante parar aquí.

Massimo: Creo que son dos los cambios que veo con más frecuencia y que también he visto en mí mismo, pero que también veo en mis estudiantes y en gente que me escribe después de leer el libro o escuchar algún podcast, son:

1) La gente tiende a prestar más atención a lo que están haciendo y por qué. Es casi lo más importante del estoicismo. En lugar de hacer cosas solamente porque otra gente te lo dice, o porque es lo más normal que hay que hacer, etc…no hay que ir por la vida en piloto automático, hay que estar presente, pensando en qué estás haciendo y por qué lo estás haciendo, estableciendo prioridades.

Eso es un cambio bastante grande. La gente empieza a prestar atención, lo que significa que piensan por qué están haciendo unas cosas, y no otras, redirigen sus esfuerzos y su tiempo (porque por supuesto el tiempo es limitado, no vivimos para siempre, de hecho no sabemos cuánto vamos a durar). Por lo tanto, cada minuto es muy valioso.

Uno de los ejercicios que propongo en el libro es que tú repasas una serie de actividades que has hecho a lo largo de los últimos días y te haces a ti mismo dos preguntas:

  • ¿Fue esta actividad buena para mí? ¿Me ha hecho mejor como ser humano? ¿Mejor persona?
  • ¿Haría eso el último día de mi vida?

Es sorprendente lo que puedes llegar a aprender si piensas sobre ello. Te puedo garantizar que muy poca gente llega al final de sus vidas y piensa: “oh, ojalá hubiera pasado más tiempo en Facebook”, o contestando email, o cosas así. No es muy probable. Pero aún así pasamos mucho tiempo en las redes sociales, contestando emails, etc.

¿Y por qué es eso? Porque tendemos a vivir nuestras vidas sin pensar, sin prestar atención. Entonces el principal cambio que veo cuando te inicias en el estoicismo es que prestas atención. Hay un concepto técnico que Epicteto utiliza que se llama Prosoche, y es normalmente traducido literalmente como Mindfulness (atención plena), pero creo que está mejor traducido como “prestar atención”. Esto es un aspecto importante.

2) El otro aspecto importante que le pasa a la gente es que se convierte en alguien menos enfadado, menos irritable. Volviendo atrás al concepto de “magnanimidad” del que estábamos hablando hace un minuto, uno de los conceptos centrales del estoicismo es que nunca deberías enfadarte con otra persona, incluso si te hicieron algo, nunca deberías enfadarte.

Y nunca deberías enfadarte por dos razones:

  • La asunción estoica de que las personas no hacen cosas malas a propósito, sino que lo hacen así porque no saben cómo hacerlo mejor. Nadie se levanta por la mañana, se mira al espejo y se pregunta: ¿qué cosas malas puedo hacer hoy?

La gente hace las cosas porque piensan que lo están haciendo bien, pero muy a menudo están equivocados, aunque ellos piensen que llevan razón.

Entonces, una vez que te das cuenta de esto, que le prestas atención, te enfadas menos. Empiezas a tratar a los demás como seres humanos que cometen errores, y no como gente malo que hace cosas malas porque sí.

  • Y la segunda razón por la que no deberías enfadarte es una razón práctica. Si tú actúas normalmente con ira te vas a arrepentir, incluso si tu ira está justificada. Incluso si alguien te ha hecho algo malo, y actúas enfadado, vas a arrepentirte.

Y la razón es, como dijo Séneca que la ira es una locura temporal. Una de las definiciones de la ira es que actúa sobre la razón. No puedes razonar con una persona que está enfadada. Inténtalo, no es posible.

Entonces, los estoicos dicen: mira, si no está bien enfadarse con los demás (y si lo haces, vas a arrepentirte), entonces tienes que empezar a implementar una serie de técnicas para prevenir tu ira y, si te enfadas, para que se te pase. Estas técnicas están explicadas con mucho detalle por Séneca en un libro llamado “De la ira”, y aún son válidas hoy en día.

Si miras la página web de la Asociación Americana de Psicología, en la sección de gestión la ira y sus problemas, es más o menos lo que dijo Séneca, son los mismos consejos. Muchos de los griegos y los romanos, incluyendo los que estudiamos hoy, como Epicúreo o Aristóteles, eran muy buenos en psicología. Ellos han prestado atención a la mente humana, cómo se comporta la gente y por qué.

Uno podría preguntarse: ¿por qué diablos estamos perdiendo el tiempo en el siglo XXI leyendo cosas que tienen más de 2000 años de antigüedad. Hay dos razones:

  1. Porque estas personas realmente tuvieron ideas interesantes en cuanto a comportamiento y naturaleza del ser humano, que aún no han sido mejoradas. De hecho, han sido confirmadas. Muchos de los estudios e investigaciones científicas modernas han confirmado ideas de los epicúreos y los estoicos. 
  2. La naturaleza humana no ha cambiado. Hemos hecho avances en tecnología, los estoicos se movían en caballos y carruajes y nosotros en aviones y más, y ciertamente ellos no tenían redes sociales ni smartphones, pero eso en realidad son diferencias superficiales. Las similitudes son mucho más importantes. Nosotros aún queremos las mismas cosas. Seguimos teniendo miedo también de las mismas cosas. Tenemos los mismos deseos, vamos detrás de las mismas cosas, como el dinero, salud, poder, fama, información. Es lo mismo. Hasta el punto de que hay algunas partes de Séneca, por ejemplo, porque habla de situaciones que podrían aplicarse al siglo XXI.

Hay un momento en el que él escribe una carta a su amigo Lucilio donde le dice: “¿sabes? me molesta todo este ruido en la calle porque estoy aquí escribiendo y no puedo concentrarme por toda esta gente chillando y haciendo ruido en la calle”.

Estaba describiendo Roma en el siglo I pero podría ser perfectamente Nueva York en el siglo XXI. Tenemos los mismos problemas. Y es por eso por lo que la filosofía antigua, no sólo el estoicismo, budismo o confucianismo, son todavía útiles.

Ya no estudiamos la física de Aristóteles nunca más porque nuestra física ahora es mucho más avanzada que la de Aristóteles. No estudiamos la biología de Aristóteles por la misma razón, la nuestra es mucho más avanzada. Pero sí seguimos mirando a la ética antigua y la razón es porque nosotros mismos no hemos llegado mucho más lejos.

Isra: Al final es lo que ellos predican, ser maestros de nosotros mismos, y conseguirlo a través del estoicismo.

Massimo: Sí, sobre todo tenemos que tener cuidado cuando decimos ser maestros de nosotros mismos. Uno de los estereotipos de los estoicos es que tratan de suprimir las emociones y pasar por la vida haciéndose el duro (eso es incorrecto) y como pasa con cada estereotipo hay algo de verdad en ello.

Es verdad que la resistencia tiene que ver con ello. Dicen: “si hay una situación sobre la que no puedes hacer nada, simplemente tienes que aguantar”. No tienes otras opciones, si estás planeando sobre algo que no puedes cambiar, lo único que estás haciendo es sentirte peor, sin conseguir nada en realidad. Por lo que sí hay un componente de resistir, aguantar las cosas.

En lo que se refiere a las emociones, es verdad que los estoicos trataban de alejarse de lo que ellos llamaban emociones negativas, las llamaban pasiones, pero el término aquí debería ser emociones negativas. Emociones disruptivas como ira, miedo, odio, etc. Pero al mismo tiempo ellos decían que teníamos que cultivar las emociones positivas como el amor, la alegría.

Entonces no es que ellos estuvieran tratando de suprimir las emociones, sino de orientar su espectro emocional básicamente, alejándose de las negativas, de las que destruyen tu vida, y abrazando las positivas, las que son realmente buenas para tu vida y para la de los demás.

Isra: Massimo, hablando también de valores, ética de la virtud, ¿cómo dirías que se puede empezar a vivir como un estoico? ¿Por dónde se empieza? Resumidamente. ¿Cuáles son los básicos para empezar?

Massimo: Esa es una buena pregunta. Diría dos cosas:

  1. Coge un buen libro moderno sobre estoicismo. Obviamente “How to be a stoic” (“Cómo ser un estoico”) es una posibilidad pero hay otros libros de otros autores como Don Robertson o Will Irvine, libros de John Sellars… hay un buen número de libros de introducción al estoicismo. Al menos uno de estos para que tengas una idea general de lo que creo de lo que hablan, y especialmente cómo practicarlo.

Y entonces coge uno de los textos antiguos, porque también quieres tener una idea de dónde viene todo esto. Sugeriría “Meditaciones”, de Marco Aurelio, por supuesto, o “Cartas a Lucilio”, de Séneca. Esos son los dos libros más accesibles. 

Ya mencioné antes que mi favorito es Epicteto, pero Epicteto es más difícil de leer. Sus “Discursos” son más avanzados y su “Manual” es un resumen muy condensado, por lo que si no sabes nada de estoicismo no es una buena forma de empezar. (Isra dice aquí que puedes perderte muy fácilmente).

Es una buena forma de seguir una vez has empezado, pero no es bueno para comenzar.

Por lo que, entonces, diría, uno o dos libros de estoicos no modernos como yo mismo o Don Robertson, Sellars, Irvine, y uno o dos libros de los estoicos antiguos. Las “Cartas” de Séneca (se refiere a “Cartas a Lucilio”) y las “Meditaciones” de Marco Aurelio.

Entonces únete a alguna comunidad online donde puedas encontrar consejos. Hay grupos muy grandes en Facebook sobre estoicismo gestionados por Don Robertson, y hay algunos otros más específicos para algunos países. Yo gestiono uno en italiano por ejemplo. No sé si hay alguno en español, pero no me sorprendería. O, incluso mejor, si puedes busca si hay algún grupo local de personas que practiquen el estoicismo, porque si puedes conocerlos personalmente es incluso mejor para tener feedback directo sobre cómo practicar, qué leer y qué hacer.

Si no sabes si hay algún grupo local en tu zona puedes ir a stoicfellowship.com (él dice .org, pero es .com) y allí tienen un mapa del mundo, haces click en tu zona y allí tienen un listado de todas las personas o grupos que tienen un interés en el estoicismo en esa zona.

Y si no encuentras una, puedes registrarte en stoicfellowship.com y empezar una, y ellos te harán saber si hay alguien más interesado y los pondrán en contacto contigo.

Isra: Massimo, ¿ves algún problema o hándicap del estoicismo con el mundo actual? Porque siempre hablamos de la parte bonita, pero ¿y los hándicaps? Y además tú también eres un escéptico, por lo que pensé que debía hacerte esta pregunta.

Massimo: Es una buena pregunta. Pienso que sí hay problemas y de hecho he escrito sobre ellos más de una vez. Creo que uno de los problemas del estoicismo es que ha habido una serie de malentendidos como el que hemos hablado antes de hacerse el duro y suprimir las emociones. Me sorprende cuánta gente no entiende la filosofía y cuánta gente la utiliza de forma incorrecta.

Por ejemplo: el ejemplo más obvio es el estoicismo que hay ahora en Silicon Valley porque es popular entre emprendedores de Silicon Valley, informáticos, redes sociales, etc. Y el problema con esto es que todas estas personas están usando el estoicismo para hacerse ricos, o famosos. Y es como no, el estoicismo no va sobre eso. Para los estoicos cosas como la fama y la riqueza es lo que ellos llaman “preferidos indiferentes”, que significa que los prefieres (¿por qué no tenerlo?), pero con “indiferente” significa que tener esto no te hace mejor persona. Y el estoicismo va precisamente de ser mejor persona, no ser más rico, o famoso, sino mejor ser humano.

Por lo que creo que hay un problema con ciertos grupos de personas que no están aplicando bien la filosofía. Esto no es sorprendente. Pasó lo mismo con el cristianismo, hay una cosa en Estados Unidos llamada “Teología de la Prosperidad”, y son personas que profesan ser cristianas pero te dicen que usan el cristianismo para hacer dinero, lo que es tan raro que si Jesús lo oyese volvería y les golpearía en la cabeza. Es raro, pero está ahí.

Y luego hay otro grupo de personas a las que les pasa lo mismo con el budismo. Mucha gente utiliza la meditación para lidiar con sus problemas, tener más calma, gestionar el dolor, etc. Eso está muy bien. Si funciona, no hay problema. Pero el simple hecho de meditar no te convierte en budista. Un budista no es alguien que medita. Un budista es alguien que está de acuerdo con los preceptos éticos del budismo, que entiende y acepta las Cuatro Nobles Verdades y sigue el Camino Óctuple. Eso es lo que te hace budista, no el hecho de que medites.

Y lo mismo pasa con el estoicismo. Tu puedes escribir un diario o puedes darte una ducha fría, pero si la razón por la que lo haces no es mejorar como persona sino para impresionar a los demás…si te das una ducha de agua fría, te haces un selfie y lo subes a las redes sociales para decir “mira cómo molo, me estoy dando una ducha de agua fría”, entonces no lo estás entendiendo. Eso no es el estoicismo.

Isra: ¿Y qué mejorarías de la filosofía estoica y por qué?

Massimo: Esa es una buena pregunta. Estoy apunto de terminar de escribir un libro que va sobre eso. He estado pensando mucho sobre una serie de cosas que necesitan ser mejoradas o cambiadas y que, una vez más, no es sorprendente. Cuando digo esto, la gente me pregunta: “¿qué significa que estás cambiando cosas?”.

Mira, es una filosofía que tiene 2000 años de antigüedad, mejor que cambiemos algo. Y esto no es sólo para el estoicismo. El budismo ha cambiado con los milenios. Hay una variedad de escuelas de budismo moderno y hay distintas formas de acceder a las cosas. No es el mismo budismo que tenías hace 2000 años.

Lo mismo pasa con el cristianismo. Sé que hay algunos cristianos auto-denominados fundamentalistas que dicen que han leído literalmente la Biblia, pero no existe algo como leer literalmente lo que sea. Siempre necesita ser interpretado, particularmente porque ambos el Viejo y Nuevo Testamento están repletos de parábolas e historias que necesitan ser interpretadas. No puedes aceptarlas literalmente, porque literalmente no significan nada. Por lo que tienes que interpretarlas y la interpretación cambia con el tiempo. Hoy nadie es un cristiano como era un cristiano hace 2000 años, y eso es algo bueno. (Isra añade: cierto, todo necesita ser rediseñado).

Y lo mismo pasa con el estoicismo, hay ciertas cosas que necesitan ser actualizadas. Y una de las cosas interesantes para mí sobre los estoicos es que ellos mismos se dieron cuenta de que este es el caso. Primero, tuvieron muchos debates internamente en la escuela a lo largo de los siglos. No estaban de acuerdo entre ellos. Posidonio, del Estoicismo Medio (período del estoicismo), no estaba de acuerdo con Crisipo, que fue uno de los primeros estoicos.

Séneca dice: “voy a hacer lo mío, no tengo que estar de acuerdo con lo que otros dicen simplemente porque lo hayan dicho”. Por lo que hay una tradición en el estoicismo sobre no estar de acuerdo y cambiar cosas. Pero mi favorita es una carta de Séneca en la que le dice a Lucilio “mira, la gente que vino antes de nosotros no son nuestros amos, son sólo nuestros profesores, y podemos seguirlos mientras haya una buena razón para ello, y si tenemos nuevas ideas y mejores formas de hacer las cosas, hagámoslas”.

Por lo que a tu pregunta específica sobre qué mejoraría, una gran cosa que cambiaría tiene que ver con algunas partes de la metafísica estoica. Los estoicos eran panteístas, por lo que creían que Dios es lo mismo que el Universo, y está hecho de las mismas cosas que el Universo. Eso es una forma bonita y poética de ver las cosas, pero en términos de ciencia moderna eso no tiene ningún sentido.

Por lo que creer que el Universo es un organismo vivo tiene algunas implicaciones. Ellos derivan el concepto de Providencia de esta noción de que el Universo es un organismo vivo, porque el Universo hace lo que es mejor para sí mismo, como cualquier otro organismo vivo, y por lo tanto, pase lo que pase en el mundo, es lo mejor para el Universo. No necesariamente lo mejor para ti, sino lo mejor para el Universo. Es una idea encantadora, lo malo es que es falsa.

No se rige por la ciencia moderna (y yo soy científico), y si no se rige por la ciencia moderna, lo descarto. Entonces, la pregunta es: ¿Qué pasa si lo descartas? ¿Qué pasa si abandonas esa noción de que el cosmos es un organismo vivo y, por lo tanto, la noción de Providencia de la que se deriva?

Aún así a mí me encanta el estoicismo, a pesar de que haya gente que ha debatido de que si te apartas de esa idea, no tienes estoicismo, porque eso son nociones cruciales del estoicismo. Y yo debato en este nuevo libro que estoy escribiendo ahora que ese no es el caso. Que hay partes de la metafísica estoica que puedes obviar, y que deberías obviar, porque ya no tienen ningún sentido, y que se pueden recuperar versiones modificadas de la ética que aún funcionan.

Y esas mayores modificaciones, en cuanto a los antiguos estoicos, si lees Epicteto en particular, por ejemplo, los antiguos estoicos escriben un buen sentimiento o actitud hacia la vida del hecho de que viven en un Universo providencial y que las cosas van a funcionar bien en un nivel cósmico.

Isra: Y que los dioses te darán esto y te quitarán aquello…

Massimo: Es diferente de la Providencia de la que hablan los cristianos. En el caso de los cristianos, Dios realmente te ama  y aunque a veces tú no entiendas por qué Dios hace ciertas cosas, él tiene un plan. Y ese plan tiene que ver contigo.

En el caso de los estoicos no hay ningún plan que tenga que ver contigo. Tú eres básicamente un órgano del Universo. Epicteto hace aquí una analogía de que un pie tropieza con el barro, y dice que si tú eres un pie no te va a gustar tropezar con el barro, pero como estás conectado a un cuerpo, y ese cuerpo tiene que cruzar la calle, y la calle está embarrada, entonces depende de ti cruzar o no. ¿Quién más va a hacerlo? La cabeza, las manos…no, depende del pie. 

En esa analogía nosotros somos el pie y el Universo es el cuerpo. Entonces hay un sentimiento… te sientes mejor sobre sea lo que sea que te está pasando, cuando tienes este sentido de la Providencia, de que, vale, estoy metiéndome en el barro pero hay una razón cósmica para ello. (no he entendido muy bien esta parte).

Desafortunadamente, yo no creo que haya una razón cósmica para ello. Sea lo que sea que pasa, pasa, y punto. Entonces, ¿qué vas a hacer como estoico que eres? En vez de decirte a ti mismo que lo que te está pasando es por un bien mayor del Universo, te dices: lo que me está pasando a mí, no me está pasando a mi favor, ni tampoco en mi contra… (Isra dice: ecuanimidad total).

Exactamente, volvemos a la ecuanimidad. Desarrollas la ecuanimidad y dices: mira, vivimos en un mundo donde al Universo no le importa si esto es de una forma o de otra, por lo que esto no está a mi favor, pero tampoco en mi contra. Es completamente neutral. Lo que significa es que a veces en la vida se gana, y a veces se pierde. Es así como funciona. Cuando ganes, estarás contento, y cuando pierdas, simplemente lo aceptas porque esto es parte de cómo funciona el mundo. Sí, desarrollar la ecuanimidad es incluso más importante para el estoico moderno.

Isra: Massimo, tengo otras tres preguntas antes de las preguntas rápidas, por lo que las haré brevemente. Creo que la entrevista está siendo muy inspiradora, al menos para mí, y estoy seguro que también para nuestros oyentes, así que gracias. Antes de terminar, queda un poquito más.

Massimo, ¿cuál es el filósofo estoico más salvaje que más te ha impresionado y por qué?

Massimo: Definitivamente Epicteto. Creo que porque habla muy claro, en un lenguaje sencillo. Entiendes lo que dice y es franco. No tiene segundas intenciones, te habla tal y como es. Y le habla a los estudiantes. Lo que tenemos de Epicteto son sus “Discursos” y el “Manual de vida”.

En sus “Discursos”, él le habla a los estudiantes bastante y lo hace directamente. Por ejemplo les dice: “chicos, venís aquí y queréis estudiar estoicismo, pero luego os veo ahí fuera cuando volvéis a la ciudad y os comportais como si no hubierais aprendido nada. ¿Por qué me hacéis perder el tiempo? Estás perdiendo vuestro tiempo y el mío”. Son este tipo de cosas.

Luego tiene un gran sentido del humor. Una de las primeras cosas que leí de Epicteto, del primer volumen de sus “Discursos” es donde dice: “claro, un día tendré que morir, y si es hoy, está bien, no pasa nada. Pero no parece que vaya a ser hoy y tengo hambre, así que me voy a comer”. (Risas).

Es como esta actitud sin sentido de vale, ya pensaré en ello cuando venga pero ahora mismo tengo otras cosas con las que lidiar, como encontrar algo bueno para comer. Entonces Epicteto es, aparte de su sentido del humor y la su forma de hablar tan clara, que él va a pelear con cualquiera que creyera lo que él estaba diciendo, a cualquiera que practicara lo que él decía.

Desafortunadamente no sabemos mucho más sobre su vida…uno de sus estudiantes, Arriano (Flavio Arriano) escribió una biografía sobre Epicteto, que se ha perdido por desgracia. Así que no sabemos mucho sobre él, sólo fuentes secundarias. Sabemos que vivió una vida sencilla, la vida que predicaba a sus estudiantes, y que nunca se casó. Pero cuando era realmente mayor sacó adelante al hijo pequeño de un amigo, quien de otra manera habría estado expuesto a la muerte, básicamente.

No sabemos por qué ese niño estuvo expuesto de esta forma, posiblemente porque su familia no tenían dinero para mantenerlo o porque tenía algún defecto físico. Epicteto cogió al hijo, le ayudó a crecer con la ayuda de una mujer, pero no sabemos si se casó con la mujer o no.

Por lo que tenemos ese sentimiento de que él de verdad fue una muy buena persona, siempre intentaba hacer lo mejor, y él mismo lo dice en sus “Discursos”: “sé que no soy Sócrates, pero me encantaría morir intentando ser un Sócrates. Cuando la muerte venga, me gustaría que me encontrara intentando ser un Sócrates”. Es una frase muy bonita.

Isra: Massimo, ¿cuál es el reto de la sociedad de hoy donde los valores y la virtud están venidos a menos, infravalorados?

Massimo: Bueno, lo interesante es que el estoicismo es en cierto sentido algo muy distinto a todo lo que está pasando en la sociedad actual. Para la sociedad actual lo más importante es la fama, el dinero, el consumismo…lo que es exactamente lo opuesto al estoicismo. Y, como sabes, el estoicismo se está haciendo más popular. Y no sólo el estoicismo, también el budismo y otras filosofías similares. Entonces tienes que preguntarte a ti mismo: ¿por qué?

Y creo que la respuesta está muy clara. Hay estudios que muestran, consistentemente, durante las últimas décadas, que las condiciones materiales de las personas han mejorado. Tenemos más riqueza, mejores vidas, pero la gente no es más feliz. El grado de felicidad se ha mantenido igual durante las últimas décadas. Eso es una paradoja.

Tendemos a pensar, en una sociedad capitalista, consumista, y nos han dicho, que lo que nos hace felices es tener cosas, comprar cosas, permitirnos unas vacaciones, etc.

La realidad es, nos lo dicen los estudios en psicología, que eso no nos hace felices. Ni los estoicos ni los budistas estarían sorprendidos.

Entonces creo que el resurgimiento del budismo, el estoicismo y filosofías similares se da porque la gente se está dando cuenta que nos han vendido una mala idea, esta noción de que necesitamos más y más cosas, más y más dinero, ser famosos 5 o 10 minutos al día, esto está también vacío. No nos lleva a ningún sitio, no nos hace mejores ni hace que nuestras vidas sean mejores. Y esta es la principal razón por la que el estoicismo es tan popular estos días.

Isra: Y, Massimo, casi todo el mundo habla de Séneca, Marco Aurelio, Epicteto, a veces Diógenes…pero a veces nos olvidamos de Catón, Rufo, Cicerón, Heráclito…¿puedes decirnos algo sobre estos estoicos y algunos más que tendemos a olvidar y deben ser recordados?

Massimo: Sí, llevas razón. Y el motivo por el que la gente no habla de ellos es porque no nos queda mucho de sus escritos. Musonio Rufo, que fue el profesor de Epicteto, nos dejó algunas lecciones y fragmentos, que puedes leer en unas cuantas horas, e incluso menos.

Hierocles, nos dejó algunos fragmentos, fue un estoico del siglo II. De los primeros estoicos no tenemos apenas nada. De Zenón de Citio, su fundador, sólo tenemos unas frases, de fuentes secundarias. Crisipo escribió algunos libros, de los cuales ninguno ha sobrevivido, sólo tenemos fragmentos.

Esta es la razón por la que no hablamos de ellos, porque no sabemos mucho sobre ellos. Lo poco que sí sabemos, una buena fuente que tenemos, es de Diógenes Laercio, que escribió “Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres”, y su Libro VII es sobre los estoicos y habla de algunas historias e ideas interesantes sobre Zenón, Crisipo y algunos otros.

La gran excepción aquí es Cicerón, del cual sí tenemos mucho, significantes cantidades de escritos, pero no fue un estoico. Fue un académico escéptico, pertenecía a una escuela diferente, pero sentía mucha simpatía hacia el estoicismo. Escribió mucho sobre el estoicismo y estoy absolutamente convencido de que Cicerón debería ser apreciado como un gran escritor, hombre estoico, y bastante buen filósofo, así que la gente debería leer a Cicerón. Punto. Sólo porque es Cicerón.

Pero también si estás interesado en estoicismo deberías leer unos cuantos libros de Cicerón, del cual el más importante es “Del Supremo bien y Supremo mal”, donde en los capítulos dos y tres habla de estoicismo. “Las paradojas de los estoicos”, que es un tratado corto, y que tiene unas nociones poco usuales sobre el estoicismo, lo que Cicerón llama paradojas. “Disputas Tusculanas”, que son una serie de ensayos que escribió cuando estaba en Tusculum, fuera de Roma, y la mayoría de ellos hablan de la filosofía estoica y explica una serie de puntos sobre la filosofía estoica.

Hay un gran número de escritos de Cicerón y hay que hacer un esfuerzo para que la gente lea y reconsidere leer a Cicerón porque tenía mucho que decir y porque era una figura fascinante. Vivía en la era de la República, rodeado de estos individuos como Julio César, Octavio Augusto  (que fue el primer emperador), Marco Antonio, Cleopatra, Pompeyo… Es increíble el número y el tipo de personas con las que Cicerón interactuó, por lo que Cicerón merece mucho la pena.

Isra: Merece la pena. Muchas gracias por esta extensión de filósofos. Y ahora vamos a empezar las preguntas rápidas, ya que estamos llegando al final de la entrevista. Massimo, ¿cuál es tu libro favorito?

Massimo: (Risas). Esa es una buena pregunta. En este punto diría el “Enquiridión” de Epicteto (es lo mismo que el “Manual de Vida”).

Isra: Lo he recomendado en España tantas veces… En España hay una casa llamada Casa del Libro, y una vez me llamaron y me dijeron: “no recomiendes más este libro, porque ya no nos quedan”. El libro que más he recomendado. ¿Cuál es tu autor favorito?

Massimo: Esa es una pregunta difícil, porque es difícil tener uno con todos los que hay. Pero digamos uno entre los que he leído más recientemente, y ese tendría que ser Séneca y es porque su forma de escribir es muy bonita. Si puedes leer latín, eso ya sería ideal porque su latín es muy bonito. Pero incluso sus traducciones…unos compañeros de trabajo dicen que es imposible traducir mal a Séneca porque su lenguaje es tan claro y tan bonito que no puedes tener una mala traducción de Séneca. Esa sería mi elección.

Isra: ¿Qué regla cambiarías en el mundo actual?

Massimo: ¿Qué regla cambiaría? Posiblemente la noción de que debemos tener reglas en primer lugar. Creo que la vida es demasiado complicada como para tener reglas, deberíamos ser más flexibles. De hecho, es una de las ventajas de la ética de la virtud frente a otros tipos de aproximaciones a la ética que pueden ser encontradas en la filosofía moderna.

La otras dos grandes son el utilitarismo, la noción de que deberíamos maximizar la felicidad de otras personas y evitar su dolor. Y la deontología kantiana, la noción de que existen reglas universales que suelen dictar que debemos hacer.

Una de las ventajas de los estoicos y de otras escuelas de la ética de la virtud es que hace ya más de 2000 años que se dieron cuenta de que la vida es demasiado complicada como para poner reglas. Por lo que la regla 1 para mí sería: no hay reglas. Tienes que mirar cada situación y averiguar qué es lo mejor para qué.

Isra: Muchas gracias. ¿Cuál es tu objeto más preciado ahora mismo?

Massimo: ¿Te refieres en términos de valor monetario o que cuál me importa más?

Isra: Utilitario (del utilitarismo), o útil, quizás.

Massimo: Útil, quizás. No tengo nada que sea útil que me preocupe demasiado, porque las cosas útiles pueden ser reemplazadas. Pero sí tengo una lámpara romana del siglo II, de cuando Epicteto estaba vivo. No vale demasiado, apenas unos cientos de dólares, pero es uno de mis objetos favoritos. Lo estoy mirando ahora mismo.

Está al lado de mi mesa y es una de esas cosas que coges a veces y piensas: wow, eso mismo fue usado por gente hace 2000 años (Isra interviene diciendo: por la gente que estamos estudiando ahora mismo). Exacto, por el tipo de gente que estamos estudiando ahora mismo. Y ahora lo tengo aquí, en mi apartamento de Nueva York, a miles de millas de distancia y 2000 años después.

Isra: Siguiendo con las preguntas rápidas. ¿Cuál es tu pasión fuera del estoicismo? ¿Qué otra pasión tienes?

Massimo: Escribir, por supuesto. Paso mucho tiempo escribiendo sobre las cosas de las que hemos hablado desde el principio,  Escribo sobre escepticismo moderno, sobre pseudociencia. Obviamente escribo sobre filosofía general. Pero sí, escribir en general. No pasa un solo día sin que escriba.

Isra: Me gusta. ¿Cuál es la canción que más has escuchado, que puedas recordar?

Massimo: Probablemente diría Monty Python – The Bright Side of Life (El lado bueno de la vida). Es una canción que cantan al final de La Vida de Brian, la película, y dice que miremos el lado bueno de las cosas, y lo gracioso es que cuando lo cantan están todos siendo crucificados, pero están cantando esta canción feliz, mira el lado bueno de la vida. (Isra interviene diciendo: eso es estoicismo). Es una canción divertida, de un gran grupo de comediantes.

Isra: ¿En qué filósofo te gustaría convertirte? Si pudieras elegir uno, ¿cuál sería?

Massimo: Ese tendría que ser Epicteto, no hay ninguna duda.

Isra: ¿Tu mayor sueño, Massimo?

Massimo: Seguir viviendo la vida que estoy viviendo ahora mismo, rodeado de buenos amigos, familia, esposa, en un gran lugar como Nueva York, haciendo lo que me encanta hacer. No es realmente un sueño, es la realidad.

Isra: ¿Cuál ha sido tu fallo más grande?

Massimo: Mi fallo más grande ha sido no haberme dado cuenta ni entender antes que hay una forma mejor de hacer las cosas hasta que me equivoqué más tarde en mi vida. Todos estos cambios sobre los que hemos hablado pasaron cuando ya estaba a finales de mis 40 – principios de mis 50, y me hubiera gustado que de alguna forma hubieran ocurrido antes porque cometí una serie de errores, como todo el mundo, no estamos hablando de nada grande.

Pero sí una serie de errores que pudieron haberse evitado, mi vida habría sido mejor, habría sido un mejor ser humano si hubiera encontrado este camino unas décadas antes. Pero bueno, uno de las nociones estoicas es que no tiene sentido arrepentirse de las cosas porque no tienes control sobre el pasado. El pasado ya se fue y no puedes hacer nada al respecto, y no tiene sentido arrepentirse de las cosas.

Isra: ¿De qué te sientes más orgulloso?

Massimo: De mis libros, en términos de lo que puede ver el público general, y de mi hija, en el plano personal. Es una mujer joven, lista y tiene éxito.

Isra: Enhorabuena. ¿Cuál sería tu mensaje final para cualquiera que esté escuchando este podcast, escuchando tu experiencia, aprendiendo de ti…cuál sería tu mensaje final?

Massimo: Bueno, no te va a sorprender mucho (risas). El mensaje final sería que hay cosas que dependen de nosotros y cosas que no, y ser capaz de diferenciarlas, enfocándonos en las primeras y aceptando las segundas con ecuanimidad es la clave para tener una buena vida. 

Isra: Eso marca toda la diferencia. ¿Hay algo más que te gustaría añadir, Massimo?

Massimo: No, simplemente, gracias por invitarme. 

Isra: El placer es mío. ¿Dónde puede encontrarte la gente, online, para saber más sobre ti?

Massimo: Mi presencia principal online es en Twitter, mi cuenta es @mpigliucci. También tengo otro sitio online donde puedes encontrar prácticamente todo lo que hago, todo lo que escribo, mis libros, etc y es massimopigliucci.wordpress.com.

Isra: Massimo, muchísimas gracias por compartir tu sabiduría, conocimiento, experiencia con todos los oyentes y conmigo. Somos muy afortunados de tenerte, y buena suerte con tu vida. Eres un gran ejemplo de cómo vivir una buena vida y también una inspiración para nosotros, para seguir este camino nuevo del estoicismo.

Me ayuda mucho y estoy seguro que también a nuestros oyentes. Por lo que, enhorabuena, y estaremos atentos a tus próximos lanzamientos. Los promocionaré y los pondré en las notas del podcast, y trataré de compartirlo aquí en España y también con la comunidad Latina.

Massimo: Muchas gracias, te lo agradezco mucho.

Isra: Hasta pronto, Massimo. Muchísimas gracias.

Massimo: Adiós.

(Fin de la entrevista con Massimo Pigliucci)

Un gracias muy serio a Pepe García por su colaboración inesperada y totalmente desinteresada.

Pd. Si quieres colaborar en transcripciones y traducciones de alguno, varios o muchos de mis podcasts o vídeos, contacta conmigo aquí.

Feb
3

Hacer lo que odio durante 20 días – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

¿Piensas que cualquiera de los que consideras los más grandes no tuvieron que hacer lo que odiaban pensando que les gustaba? La mayoría de esos que se han convertido en iconos eran los primeros en llegar y últimos en irse. Los “clase mundial” son los que más entrenan. Aquellos que marcan la diferencia son los que se desafían de forma salvaje. Los disruptores son los que colocan en la posición más incómoda que existe. La vida me ha enseñado que si quiero ir más allá, tendré que hacer un sacrificio que no me gustará. Tendré que hacer lo que odio como si lo amase.

Hacer lo que odio

Después del experimento Vida Estoica, que empezó en noviembre y acabó hace unas semanas, hoy empiezo el primer experimento del año. Voy a comprobar cómo me siento, cómo actúo, cómo me comporto y cómo pienso antes, durante y después de hacer lo que odio hacer durante 20 días seguidos.

hacer lo que odio como si lo amase

Esta es la hipótesis: hacer lo que no me gusta ha sido el propulsor durante una buena parte de mi vida. He crecido cada vez que he hecho lo que no me ha apetecido. Mi ventaja competitiva a día de hoy es que soy capaz de hacer lo que odio como si lo amase hasta que deje de respirar. Así que ahora voy a experimentar qué es lo que sucede cuando lo haces con toda la intención. Creo que esto podría empujar mi autodisciplina mucho más allá, así como mi resiliencia, lo veo como un gran entrenamiento contra la parte saboteadora, perezosa, mediocre y débil de mi mente. Es una forma de ejercitar mis emociones a no tener el control. En parte, es un experimento bastante estoico, podría ser considerado como una práctica de sufrimiento planificado.

Por qué ir en contra de mí mismo

Quiero saber qué cambia en mí cuando me enfrento a lo que me causa rechazo, a lo que no me gusta, a lo que me crispa y trato de ignorar. Es por eso que, a partir de hoy estaré exponiéndome a hacer lo que odio, no me gusta, no me resuena, no quiero o no me apetece hacer.

Así que aquí estoy, una vez más, dispuesto a probarlo en primera persona, hoy empiezo a hacer lo que odio como estilo de vida experimental durante 20 días. Haré seguimiento cualitativo y cuantitativo, monitorizaré las acciones que llevo a cabo, grabaré vídeos y aceptaré lo que venga.

Vamos a ello.

Atribución imagen: The Gardens of Babylon.

Ene
20

El regalo es el problema

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Si estás dispuesto a escucharme, voy a decirte cuál es tu mayor problema … Fácil, que piensas que no deberías tenerlos.

Estrés, ansiedad, frustración, dolor, miedo, tensión… Todo eso no es más que parte natural del proceso en el que estamos, vivir. Es solo una parte más, una que nosotros mismos nos hemos encargado de agrandar, magnificar y elevar tanto, que nos sentimos miserables tan pronto como algo de eso sucede. La losa de querer escapar de todo lo que no vas a escapar es tan grande, que hasta caes en depresión.

¿No te das cuenta de que todo por lo que pasas en la vida es solo un proceso natural hacia convertirte en la parte más robusta, sabia y desarrollada de lo que eres, fuiste y serás?

No sé si lo sabes, no me importa, te lo voy a refrescar, vas a tener que pasar por todo tiempo de desafíos, decepciones, derrotas, pequeñas victorias, golpes injustos y comer bastante basura.

Vas a tener que herirte, sentir dolor y caer unas cuantas veces. Porque si tuvieras lo que quieres, sin el dolor asociado al sacrificio, el resultado, la gloria, no te pertenecería.

Huir del problema te traerá problemas

Una vida sin dolor es una vida sin retos, y sin esos desafíos solo vives una vida sin crecimiento.

Porque son los problemas eso que nos hace crecer.

Es lo que esculpe nuestra alma. Lo que nos ayuda a ser más. Problemas.

¿Y cómo hago que los problemas sean una bendición y el dolor desaparezca? Lo lograrás cuando te des cuenta de que la vida pasa y sucede por y para ti, no es algo que te sucede, Cuando esto sucede, “game over”, adiós a todo el sufrimiento.

Tienes que verlo así: tu problema es tu regalo.

Me estoy entrenando como el diablo para no permitir que nada externo (positivo o negativo) llegue a tocarme sin yo verlo y consentirlo. Año tras año diciéndome “voy a continuar, no me distraerá por y con nada. Y no permitiré que nada externo cambie mi estado de ánimo”

Claro que tengo emociones, pero he entrenado duro para no dejarme reinar por “cómo me siento”.

Y es por eso que no hay nada que me retenga de ser quien soy, grandeza.

Atribución imagen: Natalia Duarte.

Nov
28

Elige-te

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Así he sobrevivido hasta día de hoy, el primer paso fue elegirme. Aprender las cosas que importan por mí mismo, aprender a fallar, aprender a ganar, a arriesgar, a cooperar con la incertidumbre, a bailar con el momento. Encontrar la perspicacia, pillería, técnicas y herramientas que he ido necesitando. Entendiendo como funcionaba lo que importa: mi mente, mi espíritu, mi físico y mis emociones. Hacer las cosas que odiaba como si las amase, hacer sin sentir, hacer sin ni siquiera pararme a dudar, creer en mí mismo sin remedio, a pesar de no saber ni siquiera si estaba creyendo o no.

Sin embargo, el paso dos es fácilmente subestimado. Esta segunda fase es convertir todo en un hábito beneficioso. Comprometerte con la práctica. Cambiar de estrategia cuántas veces sea necesario. Intentar infinitamente. Experimentar con todo lo que caiga en tus manos. Dando un paso al frente y exponiéndote, haciéndolo día tras día, una y otra vez, de día, y de noche, hasta que empiezas a amaestrarlo. Es más, hasta que se convierte en parte de lo que eres y haces.

elegirme a mí mismo

La mayoría de personas que conozco, no solo no llegan al paso dos, sino que ni siquiera finalizan el uno, demasiado costoso, demasiada pereza. Es una pena que no invirtamos más, en hacer que la ética del trabajo se convierta en una forma de arte que impacte positivamente, para que luego convirtamos esto en un superhábito.

Sacude el mundo

Así que de vez en cuando, alguien aparece y sorprende al statu quo. Alguien no acaba el colegio o deja la universidad, pero acaba dirigiendo una organización de más de 200 personas o escribiendo una novela brillante. Una persona que no pudo ir a la universidad pero lanza una startup que acaba siendo valorada por las nubes, siendo comprada por un fondo de inversión.

Lo sorprendente no es que el éxito no mantenga correlación con los filtros que hemos aplicado, o que no haya resonancia entre la categoría y la persona. La cosa realmente sorprende es que pensamos que los filtros, etiquetas o señales están exactamente correlacionadas con el éxito futuro.

No.

Elegirte y elegirme, no hay otra

Lo que necesitas es saltar, y no, no necesitas más tiempo, necesitas elegir-te, necesitas decidir.

Fácil decirlo, pero difícil aceptarlo.

Accionar es difícil, así como decidir, arriesgar y experimentar, porque todo ello acarrea responsabilidad. Es mejor no hacerlo. ¿En serio?

¿Cómo no hacerlo?

Pide más tiempo, más oportunidades, más justicia, más suerte y más privilegios.

Si tienes más tiempo, que de momento tienes, puedes huir y esconderte. 

Quizá alguien podría hacerlo por ti. Quizá ni siquiera necesitas hacer nada de eso.

Pero…

Ese es tu trabajo y el mío.

Elegirte y elegirme.

Disrupt Everything #105 – Elegirme o morir

Nuevo podcast sobre el poder de elegirte a ti mismo. Un episodio que gira alrededor de la idea de apropiarte de tu vida, de tomar tus propias decisiones, de elegir tu camino, de dibujar tu propio mapa, y no dejar que nadie lo haga por ti. Es liderazgo personal en su más pura esencia, pero adaptado a este nuevo entorno disruptivo, impresionante e infinito, que habilita cualquier tipo de posibilidad que antes no estaba a nuestro alcance.

qué ha significado para mí elegirme a mí mismo... Isra García

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. La mejor elección: elegirme a mí mismo.
  2. La economía disruptiva: elígete a ti mismo.
  3. Crea tu oportunidad.
  4. Replantea tu elección.
  5. Una historia personal sobre elegirse a uno mismo.
  6. 18 hechos que me han ayudado a elegirme.
  7. Nadie va a elegirte.
  8. Nunca es tarde, hay tiempo.

Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Hernán Piñera.

Nov
15

Nuevo encuentro con el Sapo del Amanecer, el Sapo Bufo Alvarius: la vida y la muerte

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Hace unos meses entré en un retiro de alto rendimiento holístico. Una experiencia donde participé en numerosas actividades, meditación, alimentación de alto rendimiento, terapia de sonido y eliminación de creencias limitantes. Además de yoga, quietud, silencio, aroma terapia y ceremonia de Cacao (próximamente hablaré y profundizaré sobre ello con una invitada especial). Así como las respiraciones holotrópicas (una de las experiencias más impresionantes que he vivido nunca). Y de nuevo, por tercera vez, el encuentro con el Sapo Bufo Alvarius.

encuentro con el Sapo Bufo Alvarius - ceremonia 5MeO-DMT

En esta ocasión, tuve un reencuentro por partida doble con el conocido como el Sapo del Amanecer. Lo que se conoce como el 5-MeO-DMT, o sustancia también conocida como la Molécula de Dios. Como decía fue una experiencia doble, y también diferente, por lo que se conoce en la jerga como “set and setting”, por mi momento vital, por los facilitadores, y porque fueron dos sesiones en dos días. Primero una toma doble en el primer día y luego una en el segundo.

Para reflexionar y extraer de la experiencia, grabé dos vídeos, uno el primer día horas después, y otro al día siguiente de la segunda sesión. He pensado que estos dos vídeos explicarían mejor y de forma más ilustrativa y real, las sensaciones, aprendizajes y conclusiones después de finalizar ambas ceremonias con el Sapo sagrado Bufo Alvarius.

Después del primer encuentro con el Sapo Bufo Alvarius (1ª ceremonia – 2 tomas)

Vídeo con impresiones horas después de la primera ceremonia dedal 5Me0-DMT, correspondiendo así a la tercera toma en total desde que lo probara por primera vez en 2016.

Aquí hice dos tomas, la primera vez que me atrevía con una segunda.

Reencuentro al día siguiente con “el papito” 5Me0-DMT (2ª ceremonia – 1 toma)

Esta es la experiencia contada al día siguiente de realizar la segunda ceremonia. En ese ocasión en un espacio más íntimo.

Cada una de las cuatro experiencias han sido totalmente distintas, las cuatro han pagado algo y encendido algo. Estas dos últimas han estado estrechamente ligadas al dejar marchar, renacer, despertar, vivir y morir.

Seguimos explorando los extremos.

Nov
1

Entrena mente, emociones y espíritu como si fueran músculos

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Es frecuente encontrar a líderes, profesionales, autónomos, empresarios y emprendedores con el deseo de crear su mejor versión. Eso salió anteayer, repetidamente en un conversatorio sobre las claves de la economía disruptiva, que organizamos desde Stand OUT Program para la Revista P&M. También fue un denominador común ayer, en el primer día de SOP Colombia 2019, cuando creamos una alianza con cada participante.

Creo que la idea, o creencia, es errónea, no buscamos o aprendemos cómo ser nuestra mejor versión, entrenamos para ello. Creamos un estado mental, físico, emocional y espiritual para que esto ocurra. Es un método más que otra cosa.

La mente es un músculo

Me he entrenado como un atleta de alto rendimiento en endurecer mi mente de forma que pueda hacer las cosas sin sentirlas.

He entrenado en desarrollar una musculatura emocional, cognitiva y espiritual que me aparte de estar triste, de vivir apasionado, desear, generar expectativas o sentir apego.

He entrenado para no ser herido, para no juzgarme, ni para que otros me juzguen. Me he preparado para huir del placer banal y mezquino.

¿Siento pereza? sí. ¿Cansancio, tristeza, miedo, complejos o inseguridad? claro que sí. ¿Siento dudas, cólera, envidia, culpabilidad o resentimiento? Por supuesto. ¿Y fastidio, impaciencia, indignación y hostilidad? No hay dudas.

Siento todo eso y más.

Sin embargo, nada de eso tiene el poder de ser mínimamente una fuerza dominante en mi vida, porque me ejercito a diario para que así sea.

La mente es un músculo.

Entrénate cada día

La mente es un músculo. La emoción es un músculo. El alma es un músculo.

la mente es un músculo, las emociones son un músculo, el alma es un músculo...

Así que lo que hago es ponerme en la línea de fuego tanto como puedo para poder entrenarlo de diferentes formas. Es por eso que creces, y es entonces cuando dejan de afectarte todas las cosas que antes te volvían loco.

Es entonces cuando todo lo que te trastoca deja de hacerlo.

Una cosa para no confundirte, no es que seas invencible, es que estás bien entrenado.

No negocies – contigo mismo.

Llevo dos décadas viviendo esto: voy, digo, hago.

No hemos llegado aquí para debatir con la parte destructora de nuestra mente.

Hay mente, hay alma, y hay espíritu.

Y si presto atención, demonios, sé cuando mi alma me empuja. Entonces, si digo, que voy a ir y saltar, voy y salto. No estoy aquí para tener una discusión con ella.

Tienes esa habilidad, solo tienes que verla y practicarla, entrenarla.

Tienes que decidir que vas a tener el control. Que vas a hacer lo que quieres hacer.

Impón la autodisciplina, la fuerza de voluntad y usa el control de tu mente para mover tu vida hacia donde quieres ir.

Atribución imagen: Chema Concellón.

Ago
4

Cómo apreciar la frustración – superhábito de alto rendimiento holístico

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Habilidades, Social Media  //  No Comments

Hay un gran reto en el mundo que vivimos hoy (bueno hay muchos, pero este es uno importante y necesario): aprender a conectar con nuestras emociones y cambiar de forma compasiva las cosas que nos frustran. Piénsalo, vivimos en un mundo que nos empuja hacia varias direcciones, tanto que estamos o bien rotos o apunto de rompernos. Hay que cambiar eso, ¿cómo? a través de apreciar la frustración.

Esto es un superhábito que aprendí gracias a Salmaan Sana, uno de los participantes en las speaker series que presenté y guié en el festival consciente The Monastery, organizado por el grupo The Gardens of Babylon. Salmaan habló sobre cómo apreciar la frustración como fuente del cambio, dentro del bloque de charlas de liderazgo compasivo. 

El objetivo de este superhábito es utilizar mejor la frustración, y también la incertidumbre e incluso la rabia, como elementos energéticos para crear cambio. Esto me recuerda una frase de Einstein “la energía no puede ser creada o destruida, sin embargo, si puede ser transformada de una forma a otra”. Por lo tanto, es posible usar esta energía negativa que empleamos muy menudo para algo más positivo como es crear cambio en nuestra propia vida.

Cómo practicar el superhábito de apreciar la frustración

cómo apreciar la frustración para convertirla en una fuente de cambio

Todo empieza por el arte de hacer las preguntas adecuadas, como casi todo lo que importa. Cuestiones sobre lo que piensas de ti mismo mientras lo compartes con otra persona, pero de forma bastante inusual. Es un ejercicio bastante personal, resonante, y que impulsa a darte cuenta de que cómo las cosas que te molestan pueden actuar como gasolina para las cosas que te gustaría cambiar.

Primero tendrás que estar con tres personas diferentes con las que no tengas nada que ver y no sepas nada de ellas.

Segundo, dispondrás de cuatro preguntas, cada una para formular a cada una de esas personas y ellas a ti, es más una conversación.

Tercero, estas son los cuatro ejercicios/preguntas:

Mantén una conversación con un extraño presentándote, pero lejos del estereotipo. No puedes compartir tu nombre, apellidos, lugar de nacimiento, cumpleaños, título profesional o qué te dedicas y qué haces, tampoco todo lo que sueles compartir cuando conoces a alguien. Solo puedes hablar de emociones, sentimientos y sensaciones.

Otra conversación donde a otra persona desconocida diferente le preguntes “¿Por qué?” Por qué eligió esa profesión, por qué piensa  lo que piensa, actúa como actúa. Porque está aquí, por qué vive la vida que vive, por qué no ha hecho lo que quería hacer, etc.

La tercera conversación sería compartir con otros nuevo desconocido qué son las cosas que más te frustran. Aquello que más te angustia y no has contando a mucha gente, casi nadie, o a nadie. Es decir, saca esa historia que hay en tu cabeza y cuéntala, ábrete, sé vulnerable.

Y por último, elige una nueva persona que no conozcas, sentaros y que por un tiempo cada persona le comparta a la otra lo que desee, durante el tiempo que sea necesario. Mientras, la persona que escucha, solo escucha, no hace nada más, ni siquiera asentir con la cabeza. solo escuchar, y luego se intercambian roles.

Cuando acabes te darás cuenta que nada era tan grave o serio como parecía, te sentirás empoderado, liberado y con una actitud completamente diferente. Y sobre todo mirarás a la frustración como algo insignificante.

Aquí hay un vídeo que grabé donde hablo más sobre el superhábito de apreciar la frustración:

Atribución imagen: Flickr.

Ago
3

Culpa tuya

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Hay un precio que pagar, por convertirte en la persona que deseas. Otro precio que pagar por empezar de nuevo, otro por alcanzar todos tus objetivos. Hay un precio que pagar por ser más fuerte, más estoico, más feliz, más popular, más consciente, más contemplativo, más seguro de ti mismo, más auténtico.

Cambiar, el cambio, tiene un precio. Claro.

La primera pregunta es ¿tienes lo que tienes que tener para lanzarte a pesar del precio que sepas que vas a pagar?

La segunda es, cuando miras hacia delante ¿puedes verte lográndolo o te ves fracasando, o no tienes tiempo de ni siquiera mirar?

Así que voy a ser precioso y voy a ir al grano, y as a malinterpretar lo que te voy a decir como si fuera algo bueno. Sin embargo, luego te diré porque en realidad es de lo peor que podría decirte… Eso es lo siguiente:

Estás cumpliendo con los requisitos mínimos

Estás cumpliendo con los requisitos mínimos - es tu culpa

Así que, cualquier cosa que quieras hacer, desde luego no va a ser súper fácil para ti porque seas ultra-inteligente, porque probablemente no lo seas.

No obstante, casi cada una de las personas que he encontrado durante toda mi vida, o en este último año, sin excepción, literalmente, todas cumplen los requisitos mínimos. Incluso los más lanzados, incluso los más introvertidos, incluso los tímidos, los motivados o los excepcionales. Hasta los más de 150 disruptores que he entrevistado en este 2018-2019.

Sí, incluso los que más bagaje llevan en la mochila de la vida. Incluso hasta los que estáis tocando fondo ahora mismo. Estáis cumpliendo con los requisitos mínimos.

¿Requisitos mínimos de qué?

Para lo que tú quieras.

Suena fantástico ¿no te parece?

Es tu responsabilidad

No tanto, porque lo que en realidad estoy diciendo es que si no haces que algo suceda, la responsabilidad no es de nada más que de ti. Es tu culpa.

No hay nadie más que culpar.

Todo es culpa tuya, todo.

Las cosas increíbles que pasaron, culpa tuya. Tú lo hiciste. Te pusiste en la posición de merecerlo, de estar alrededor de gente que quería ayudarte. Entonces la fortuna sonrió y tú lo capitalizaste.

Es como un tren, otro llega a la estación, pero, ¿va en tu misma dirección? ¿llega a la hora prevista? ¿tienes el billete para subir?

Quizá mires a todo lo que tienes y digas, “tuve suerte”. Quizá, pero seguro que tenías el billete y la valentía de subir al tren. Culpa tuya. Es por eso que deberías estar orgullos/a de las cosas que tienes en la vida.

Por otro lado, todas las cosas que tienes y no te satisfacen, adivina. También culpa tuya.

Tu vida es el reflejo exacto de las decisiones que has tomado.

¿Amas tu vida? Genial tomaste las decisiones acertadas. ¿La odias? Entonces tomaste las decisiones incorrectas.

¿Las buenas noticias? Que tú tienes el control, porque decido no ser nunca jamás una víctima.

Atribución imagen: Francesca Dioni.

Jul
16

Experimento Cómo Encontrar el Trabajo que Mereces

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Hoy comienzo un nuevo experimento. Uno que va a prepararme para conectar mejor con el Programa de Excelencia para personas en desempleo que recorrerá 36 ciudades de España y que empieza el próximo dos de septiembre en Alicante. Es un test distinto a los 33 experimentos que cuento hasta ahora, pero que vuelve a colocarme en la incomodidad, en el desconcierto y a lidiar con el rechazo, a ser empático, resiliente y creativo. Podría decirse que es una prueba profesional más que de estilo de vida experimental. Creo que lo llamaré el Experimento Cómo Encontrar el Trabajo que Mereces.

En qué consiste el experimento Cómo Encontrar el Trabajo que Mereces

Cómo encontrar el trabajo que mereces - experimento Isra García

Es algo muy simple, no fácil, pero si simple de ejecutar. A partir de mañana mismo, cada día trabajaré en aplicar entre cinco y diez ofertas de trabajo durante 50 días seguidos. Es decir, buscaré oportunidades laborales sin descanso durante todos esos días. Sin importar el área, nivel o especialidad, desde camarero, al servicio de limpieza de un hospital o ingeniero de caminos, recepcionista, monitor de actividades acuáticas, electricista, aprendiz de lo que sea u oficial de lo que sea. Intentaré encontrar trabajo en cualquier área de expertise que no tenga que ver con ninguno de mis campos de especialización y dedicación profesional. 

Observación

A raíz del programa para desempleados que lancé para mi 35 cumpleaños en 2018, y este para mi 36 cumpleaños, me he dado cuenta lo difícil que resulta para este colectivo ser rechazado una y otra vez y el impacto negativo que eso produce en su mentalidad. He observado y comprobado, que eso con el tiempo, erosiona la actitud, la iniciativa, y el amor propio. Creando así una gran desventaja en el propósito de encontrar trabajo.

Iducción

La particularidad entre todos los desempleados es esa, la mentalidad que se crea a raíz del miedo al rechazo, el autosabotaje y los problemas económicos y de autoestima que derivan de ello. ¿Cómo entonces poder superar esta problemática que enfrentan las personas en desempleo y crear una mentalidad imparable precedida de una actitud imparable?

Hipótesis

La primera y más grande de esas aserciones es viviéndolo en primera persona, entendiéndoles enfrentándome a lo mismo, o parecido a lo que ellos tiene que vivir a diario. O al menos acercarme lo más que pueda.

Experimentación

Así que voy a testear la hipótesis durante 50 días con el máximo número de ofertas laborales que pueda manejar al día, y que a poder ser sean lo más distantes a mí profesión(es) y que entre ellas guarden la relación menos parecida posible.

Cómo llevarlo a cabo

Primero, los dos siguiente pasos del método científico, Demostración y Tesis, será lo que trabajaré a partir de mañana y publicaré al finalizar el Experimento Cómo Encontrar el Trabajo que Mereces.

Segundo, hoy montaré un cuadro de mando como es habitual en todos los tests que realizo. Lo cual me ayudará a poder medir los parámetros que importan: dinámica, interacciones, número trabajos por día, índole de la oportunidad laboral, resultado, seguimiento, observaciones, aprendizajes y descubrimientos. Eso entre otros parámetros más.

Tercero, cada día, mientras desarrollo mis labores profesionales y personales, montaré la estrategia y tácticas para optar a cada puesto de trabajo, con las mayores garantías posibles de conseguirlo. No es que vaya a realizar este experimento como el de 200 días buscando el rechazo. No, aquí, cada día, voy a ir a ganar, a por todas. Crearé los perfiles que tenga que crear, ocultaré mi identidad tanto como pueda, y aplicaré toda la creatividad, atrevimiento, insolencia y mentalidad disruptiva que pueda emanar de mí.

Objetivo final: encontrar trabajo

Que todo lo aprendido y concluido en este experimento – que acabará unos días antes de empezar PEIG – me ayude a acercame más a las personas en paro que asistirán al programa, que por cierto es gratuito. Espero ser más empático, estar más preparado y entrenado para servirles mejor, con más habilidades núcleo, con más superhábitos, y con más y mejores técnicas para impulsarles a encontrar el trabajo que merecen en 70 días.

Participa en el programa de Excelencia para desempleados

Sí, un curso de tres días por ciudad, 12 horas cada día, solo para personas sin trabajo. No hay coste para nadie, solo para el equipo que hay detrás dejándose la piel, y para mí mismo, pero eso es otra historia, estamos comprometidos con el impacto positivo. Así que si quieres participar, solo tienes que entrar aquí, ver la ciudad y fecha donde más te interesa participar, e ir a la sección prueba de acceso, completarla correctamente y enviarla. El equipo de Personas, contactará contigo en breve para indicarte los siguientes pasos.

Comienza el experimento Cómo Encontrar el Trabajo que Mereces. Vamos a ello.

Jul
6

Iniciativa primero, amor después y actitud por último

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

La actitud es la tercera elección que todos y cada uno de nosotros podemos hacer. Amar la segunda, y la primera y más importante es la elección de tomar la iniciativa una y otra vez. Cada una de estas tres elecciones pertenecen a un ciclo infinito de repeticiones. Lo hicimos ayer y hoy también tendremos que hacerlo, así como mañana. Es dentro de cada decisión donde tomar la iniciativa, aplicar el amor y mostrar actitud, es crucial para llevar una gran vida.

Tomar la iniciativa va primero

La elección de ser el primero que da el paso.

Tomar la iniciativa, demostrar actitud y cultivar amor...

De mostrar empatía por las personas que chocan contra tus principios.

Vivir en armonía con la naturaleza, es decir, con el orden aleatorio e incontrolable de las cosas.

De sacar la magia que las personas, no necesariamente conocidas, llevan consigo.

De empujar aunque no te apetezca.

La decisión de actuar con cualquiera como actuarías con tus seres más queridos y apreciados.

De estar presente y ser curioso, estoico y útil.

Es tomar la opción de preguntar, de cuestionar, provocar, instigar, y retar al statu quo.

De darle a las personas que encuentras lo que tú no obtuviste.

De bailar con los vaivenes que la vida nos presenta sin avisar.

Esa elección de saltar obstáculos con paciencia, pero con insistencia.

De aprovechar el fallo de forma exitosa, de no dejar que la victoria nos desvíe del propósito,

Por supuesto, todo esto es una suma de actitud, amor e iniciativa.

Y claro, hay decisiones y elecciones que deben ser tomadas. Nadie puede hacer que hagamos nada de lo que encuentras en esta lista, solo nosotros.

Es por eso que la iniciativa a tomar una decisión tras otra es capaz de cambiar absolutamente todo en cuestión de días. Si le añades actitud y amor, serás prácticamente imparable.

Atribución imagen: Ricky Hinton.

Jul
5

Nadie se salva del drama de la baja autoestima

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Todos tenemos problemas de baja autoestima, yo el primero, tú, incluso tu mayor ídolo, he escuchado/leído a Arianna Huffington, Jacqueline Novogratz, Brené Brown, Robert Downey Jr, Bruce Springsteen, Oprah o a Steve Jobs confesando problemas de autoestima. Y no es que los hayamos tenido y lo hayamos superado, no, al tiempo vuelven, manifestándose de otra manera. Sí, has leído bien, personas que son alabadas, amadas y respetadas por millones de personas.

Los sorprendente de la baja autoestima

Algo que de lo que me doy cuenta en proyectos como Stand OUT Program, Inconformistas o el Programa de Excelencia para personas en desempleo, es lo sorprendida que quedan las personas cuando les hablo de mis experiencias y batallas contra la baja autoestima. A veces no estoy orgulloso de admitirlo, pero es lo que hay.

la baja autoestima...

Tan real como parece.

Tan real que recibo un gran número de emails de personas que comparten su vivencia sobre este tema. Y tan impresionante que todos los participantes de todos los programas y asistentes a conferencias, acaban confesando su baja autoestima y abriéndose al cambio.

Espera, no estoy intentando que me veas como alguien depresivo que suele tener éxito y vive una vida a emular. Lo que trato de decir es cualquier persona, yo incluido, es una persona como el resto, como tú y como yo.
Tomamos las críticas más en cuenta de lo que deberíamos. Nos importa mucho que es lo que dirán, pensarán o pasará sobre todo lo que hacemos (dentro y fuera de Internet). Y tampoco nos gusta decepcionar, fallar o faltar a quien confía en nosotros.

Estamos todos en el mismo pozo

Estoy conectado a todo tipo de personas, con muchos recursos, con muy pocos, catedráticos, abogados, futbolistas y otros deportistas de élite, mega-influencers, políticos, celebridades (incluso alguna de Hollywood), y los que me dejo. Todos, sin excepción, libran una batalla contra la baja autoestima.

Podríamos extrapolarlo a lanzar un proyecto, escribir un libro, convertir la idea en negocio, un podcast, una serie de vídeos, compartir un don con el mundo. No te imaginas la cantidad de personas que no dan un paso debido a su baja autoestima. Incluso aunque sea por razones personales, el poder ser generoso con el mundo. Sin embargo no sucede ¿por qué? Tienen miedo, baja autoestima.

Demonios, todos somos cobardes, todos estamos intimidados y con poca seguridad. Nadie quiere fastidiarla y parece un estúpido. Aunque estemos centrados y seamos conscientes, todavía tenemos una necesidad interna de hacerlo bien. Al menos ante nuestros propios ojos, o en los ojos de cualquier persona que nos cruzamos.

Así que este es el mensaje de hoy para toda esa gente:

No estás solo/a.

Así es. Aquí estoy, contigo. Allí también. También tus amigos, familia y conocidos. Sabiendo esto, quizá puedas esquivar tus preocupaciones y adentrarte en ser el mejor tú que puedas ser.

Atribución imagen: Joshua,

Jun
30

Voy a hacerlo

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Entonces tendrás que hacer lo que tengas que hacer, pero…

No uses la palabra “compromiso“.

Olvida la palabra “disciplina“.

Ni siquiera piensas en la palabra “pasión”.

Y menos todavía en “ilusión”, “motivación”, “ideas” o “inspiración”.

Solo enfócate en hacer lo que tengas que hacer, cada día, aunque no te guste.

Solo tienes una cosa hacia la cual inclinarte, hacia la actividad que realices.

Haz lo que tengas que hacer

Olvida el gran proyecto, la gran propuesta, el campeonato, la meta final. Ni siquiera importan las implicaciones de hacer lo que estás haciendo. En lugar de eso, abraza El Proceso, el método que Nick Saban desarrolló para referirse a la magia del aburrido “ladrillo a ladrillo”.

Hacer lo que tengas que hacer

Sin importarte nada más.

Es posible que pienses en no hacerlo. Sobre todo cuando estás acurrucado en la cama, hace frío en la calle y estás tumbado al lado de tu pareja.

¿Cómo lo hago yo? No pienso, solo lo hago. Hasta un punto que lo convierto en un hábito, lo que sea: evitar distracciones, no hablar, ni moverme, beber solo agua, buscar el rechazo, vivir sin redes sociales o despertar a las 3am. No es la voluntad lo que debes ejercitar para levantarte y hacer lo que tengas que hacer, sino el hacerlo, tienes que hacerlo.

Tu vida es eso, un grupo de los hábitos que has desarrollado en todos estos años. Así que cuand empieces aquello que enfrentes, empieza pequeño. Lo mínimo posible, eso con el tiempo, te llevará donde tengas que ir.

Así que la idea de hacer lo que tienes que hacer de igual manera, sin importar nada más que hacerlo, es lo que marca la diferencia. Aunque al final, esto es lo sorprendente, acabas no haciéndolo, porque cuando llega el momento, o bien no tienes ganas, o bien prefieres procrastinar o bien dudas.

Cómo hacerlo cuándo no sabes cómo hacerlo...

¿Qué haces contra eso? La clave está en reconocer esos sentimientos que están intentando disuadirte. Una vez están identificados, esto es lo que decirles “¿Sabes qué? No me importa, lo voy a hacer, cueste lo que cueste”.

La cuestión está en hacerlo sin importarte nada más que hacerlo.

Esta es la lección de ayer en el día tres de Stand OUT Program Alicante. Hacer que las personas hagan lo que tengan que hacer, sin dejarles opción a hacer nada más que eso, hacerlo.

Jun
24

Cómo ganarte a la gente

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

O lo que es lo mismo, cómo ser escuchado…

Sé quien eres.

Haz lo que tienes que hacer, sea lo que sea.

Aparece a tiempo, o un poco antes de tiempo, siempre.

Honra tus principios primero, y luego, si resuenan los de la otra parte.

Evita el comentario simplón sobre una tercera persona.

Descuélgate de cualquier crítica.

Desarrolla el producto que necesitamos, diseña el servicio que esperamos.

Crea experiencias inolvidables pensando en nosotros.

Ahórrate el consejo o recomendación – si no te lo pedimos previamente.

Paga lo que debes (tangible o intangible)

Habla del trabajo digno de las personas dignas.

Defiende tu verdad, al mismo tiempo que defiendes la de otros, que el mundo lo sepa.

Conecta a personas por el arte de conectar, sin esperar nada a cambio.

Practica la generosidad aleatoria, porque sí.

Actúa antes de hablar, y cuando vayas a hablar, habla sobre cómo lo que aprendiste puede ayudarnos al resto.

Enseña a los demás a ser mejores, no con recetas, sino liderando con el ejemplo.

Acepta la arbitrariedad de las cosas y explícanos que lección te llevaste.

Cuéntanos historias reales y vulnerables, no siempre necesariamente personales.

No culpes a nadie por el resultado que obtuviste, acepta la derrota en público.

No compitas por ser escuchado, compite por ser útil.

Convéncenos de algo en lo que estés equivocado.

Pregúntanos sobre algo que creemos que tú no crees, algo que nos gusta que a ti no te gusta.

Trabaja.

Reflexiona sobre lo que crees que la otra persona va a decir antes de que estés en desacuerdo con ello.

Impacta a tres personas antes de intentar impactar en treinta.

Cuenta historias humanas.

Enséñanos que tu generosidad no es recíproca.

Educa por cambiar, no por convencer.

Guíanos por el camino que debemos andar, pero ve tú delante y asegúrate que podemos andarlo.

Cómo ser escuchado: siendo útil

cómo ser escuchado

Cómo ser escuchado no tiene nada que ver con Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, Youtube, un blog, un podcast o la infinidad de canales de comunicación que hay disponibles. El ser escuchado ocurre cuando envías al mundo la señal de que eres íntegro, posees el honor que mereces y eres digno de la atención de otras personas.

Atribución imagen: Ishikawa Ken.

Jun
13

Fortaleza mental

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

La fortaleza mental es muy distinta a la motivación, resiliencia o determinación.

¿Por qué? Porque si ahora mismo te digo que en 20 días vamos a hacer un triatlón, y dices “venga, acepto el desafío” y entonces te motivas, te enciendes, tienes ganas y decides hacerlo. Entonces digo vamos a empezar mañana mismo, en pie a las 4:30am y a entrenar de 5am a 7am todos los días, de lunes a sábado. Acordamos que así será. Y llega mañana, suena el despertador a las cuatro y media, hace frío, está oscuro, la cama está caliente, no hay razones para levantarse tan temprano.

Es bastante complicado estar motivado a esa hora. Quizá lo hagas dos o tres días seguidos, pero ¿día tras día? ¿Y aparecer siempre? ¿Sin fallar? Eso se llama fortaleza mental.

Fortaleza mental

Es ese tipo de fortaleza a la que no le importa si está oscuro, mojado, nevado, frío, no hay razones o es injusto, porque va a hacerlo igualmente.

Entrena tu mente, constantemente

Para hacer cosas que te hacen sentir incómodo. Esa es la única forma de crear esta mentalidad irrompible, que cuando las cosas se compliquen, algo que sucederá, no te esconderás, no abandonarás, atacarás de frente con todo lo que tienes.

La única forma que conozco de potenciar tu fortaleza mental, que es como un músculo, es hacer cosas que no te gusten, no sepas hacer y no te hagan sentir nada cómodo.

Cuando haces cosas que cuestan, cada día, sea vender puerta a puerta, buscar trabajo cuando todos te dicen no, intentar dominar algo para lo que no estás hecho… Cuando haces algo así, estás saltando a otro tipo de juego, a un nivel distinto a la mayoría. Porque estás llevándote a un lugar que implica movimiento incómodo, cuando llegas ahí, nunca dejarás de crecer, mientras sigas bailando entre la incomodidad. La razón, estás cambiando continuamente tu modus operandi, esto cruje al cerebro reptiliano.

Empújate, Desafíate. Desátate.

Incómodo en lo cómodo = fortaleza mental

Son esas pequeñas decisiones que haces cada día, tan pequeñas como parecen, las que crean el entorno en tu mente que dicta qué es aquello en lo que te estás convirtiendo.

¿Finisher? ¿Perdedor? ¿Ganador? ¿Qué eres?

Cada vez que tengas que tomar una decisión, recuerda cómo esa decisión te va a hacer sentir mañana.

¿Quieres abandonar el hábito de comer saludable por comer comida basura? ¿O el entrenamiento para el triatlón? ¿O el aprendizaje de esta nueva habilidad que necesitas para tu nuevo proyecto? ¿Abandonar la búsqueda de inversores? ¿Dejar a un lado trabajar en tu sueño cada día?

Genial, hazlo, pero piensa antes cómo te sentirás mañana al hacerlo.

Crea superhábitos, crea rituales ganadores, crea la mentalidad apropiada a través de la fortaleza mental. Esa es la fórmula.

Todo va sobre estar incómodo en medio de la comodidad.

Ahí está la libertad real.

Atribución imagen: Johan.

Abr
2

Qué he aprendido conversando con 9 extraños durante 9 días en 9 lugares diferentes (experimento)

By Isra Garcia  //  Social Media  //  No Comments

Mientras viajaba entre Camboya y Hong Kong, decidí realizar un pequeño experimento. Crear conversaciones improvisadas y aleatorias con personas extrañas y desconocidas. Lo olvidaba, sí, y al ser posible, con personas con las que nunca iniciaría una conversación, o personas que por cualquier razón no sintiera conexión, afinidad o sinitera respeto, vergüenza, rechazo o prejuicios. La idea era conversar con desconocidos y ver qué sucedía entonces. Lo importante era sentirme incómodo contactando con alguien y conversando con esa misma persona.

En el micro-experimento solo quería saber qué sucedía durante y después de esas conversaciones, y qué podía extraer de la experiencia. Lo que encontrarás a continuación son la notas que tomé después de cada conversación con cada una de esas nueve nueve personas. Va sobre conversar con desconocidos.

Conversaciones con extraños

Conversar con desconocidos - qué puedes aprender de hablar con extraños - cómo conversar con personas que no conoces...

Consideraciones sobre las conversaciones:

  • Estas notas están sacadas horas después del encuentro con la persona. Es algo hecho con esta idea, ¿la razón? poder quedarme con lo que más me marcó de esa conversación, por lo tanto, el aprendizaje y el valor.
  • Las conversaciones no poseen ningún sentimiento con respecto a mejor o peor, las conversaciones solo son conversaciones donde he intentado ser lo más imparcial y ecuánime posible. No hay ninguna conversación mejor que otra, ni peor que otra, lo mismo aplica a las personas que conocí.
  • Lo que leerás a continuación es mi descripción de cada conversación con cada persona. Si lo hubiera escrito otra persona, la interpretación hubiese sido diferente, seguro.

Conversar con desconocidos #1 – Victoria

Día 1: Koh Rong – Victoria de Rumania. Una chica que está viajando sola durante un mes y lleva haciendo esto durante 12 años todos los meses de enero.

Cree que cuando te mueres te mueres y te conviertes en huesos nada más. El 70% de las cosas sobre las que comparte son quejas, el sol, el calor, le duelen los pies, necesita un masaje, está cansada, no quiere ir en autobús de Sihanoukville a Bangkok, quiere menos temperaturas… Es cristiana pero odia la creencia en la fe cristiana, habla sobre su familia como una familia singular que solo piensa en hacer el bien e ir al cielo. En cambio, ella solo piensa en viajar, disfrutar el momento y vivir tantas experiencias como pueda.

Conversar con desconocidos #2 – Domen y Sara

Día 2: Sihanoukville – Domen y Sara de Eslovenia. Una pareja, chica y chico, jóvenes que llevan viajando por Asia un mes. Ambos eran consultores de la misma consultora de management y renunciaron al trabajo a la vez para venirse a esta aventura. Uno de ellos, Sara, ya tiene trabajo, en otra consultora para cuando llegue del viaje. Y él, va a montar una empresa, su propia empresa, un negocio de accesorios para maquinaria de construcción, luces leds, transmisores Bluetooth.

Le conocí en el muelle después de dejarnos el barco que venía de Koh Rong, los vi perdidos y le ofrecí WIFI para conectarse y poder pedir un Tuk-Tuk con la APP PassAPP, pero no pudieron tampoco porque no la tenían instalada, así que les ofrecí compartir el mismo viaje, y resulta que el destino de uno y otro era a menos de 20 metros de distancia.

Destacaban Vietnam, también Ciudad del Cabo, como lo mejor que han visitado. Y un restaurante de Sushi en Ciudad del Cabo, en un centro comercial, el mejor que habían probado en la vida. No sabían el nombre. Domen, además, me explicaba que había estado en Valencia, que tenía una hermana que estuvo haciendo un master en enología y que le encantaba la ciudad. Ambos recomendaron Eslovenia, la ciudad más “verde” de 2017 del mundo, una ciudad que tiene de todo, montaña, lago, ocio nocturno, actividades lúdicas, gran ciudad, pequeño pueblo.

Conversar con desconocidos #3 – Moore

Día 3: Siem Reap – Moore: nos conocimos en el avión para HK, iba con su novia, aunque fue con él solo con el que conversé. Su novia parecía no tener muchas ganas de conversar. Comercial, tiene 27 años, a punto de prometerse, venía de pasar 6 días en Siem Reap, que se le habían hecho bastante largos. Solo había estado en la ciudad, la comida no le gustó, el hotel tampoco. Contaba que si no hablaba en el avión se quedaba dormido y que prefería hablar conmigo. Entonces estuvimos intercambiando preguntas, él no sabe mucho inglés porque dice que en China no lo practican demasiado, es de un pueblo de China, el pueblo se llama __________.

Argumentaba que harían noche en el aeropuerto porque los autobuses a su ciudad no salían por la noche. Además de no tener presupuesto para una habitación de hotel. Decía que su novia estaba un poco molesta por eso, pero decía que él no podía hacer mucho más. Bromeaba sobre mi soltería “aprovéchala Isra” decía, mirando así de reojo a su novia que parecía distraída con el smartphone. El chico me preguntó porque bebía tanto, le dije que porque estaba de ayuno. Un tipo muy observador, vio que apenas tenía batería en el teléfono y se ofreció a utilizar su batería para cargarlo.

Conversar con desconocidos - qué puedes aprender de hablar con extraños - cómo conversar con personas que no conoces...

Conversar con desconocidos #4 – Carlos

Día 4: Centro Hong Kong – Carlos: no es un desconocido, es un ex-SOPer, además de un buen amigo gracias a nuestro amigo en común Roger Lacaci. Sin embargo, fue como profundizar y conocer a un desconocido hasta las entrañas.

Marqué el propósito de saber más sobre Carlos. Un líder del talento humano, una persona que ve la belleza imperfecta de las personas y la hace florecer hasta que las personas lo ven por ellas mismas, lo reconocen, se lo creen, y entonces mejoran sin dudarlo.

Carlos es una persona informada, inquieta a más no poder, a su lado soy un monje budista, su actividad mental y física es tal que anda más de 20-30 kilómetros al día, ama pasear para dar forma a sus pensamientos, así como ordenarlos. Se define como un “day improver” (esa es la cuenta de Instagram donde ayuda a cualquiera con sus pequeños pero prácticos consejos no recomendados). Carlos aboga por un pequeño cambio al día, dice que eso es lo mejor que puede ocurrir. Es un impulsor de personas, un coach nato, pero los que de verdad entregan lo que no prometen, porque no necesita prometer nada.

Carlos me contaba sobre la cantidad de personas que gestiona en Hong kong en el Grupo Pirata, una de las tres cadenas más potentes de restaurantes de la ciudad. También habla de estar buscando algo siempre para mejorar, en él mismo primero y luego que eso pueda ayudar a otros. Estamos ante una persona analítica, pensadora, reflexiva y rumiante. Según él, está aquí para guiar personas y hacerlas crecer poco a poco, paso a paso, no muy rápido, pero avanzando.

Conversar con desconocidos #5 – Lionel

Día 5 – Hong Kong (Mid Levels) – Lionel Tabet: financiero, 31 años. Decidió venir a la ciudad para aumentar sus posibilidades de éxito, expertise y promoción dentro del sector privado de las finanzas. Trabaja para PNB Paribas. De padre camerunés, madre francesa y nacido entre Toulouse y París.

Disfruta del ocio nocturno. Comparte casa con tres amigos franceses en Mid Levels. Disfruta de la escalada. Resulta que conocí a Lionel en Afrika Burn muy fugazmente, y me reencontré con él aquí en la ciudad. Él muy amablemente, me ofreció alojarme unos días en su casa.

Según cuenta Lionel, Hong Kong está a la altura de Londres y Estados Unidos como capital financiera. Así como muy por encima en cuanto a rentas, también en reducción de impuestos, pagando solo un 15% de tasas, empresas, trabajadores y autónomos, ganes lo que ganes. Por otro lado, incidió mucho en el alto coste del alquiler y de comprar una casa, 40% más que la media del mercado. Lionel es tranquilo, fan del París Saint Germain, y apasionado del vino tinto Francés.

Conversar con desconocidos #6 – Silver

Día 6 – Distrito Central HK – Silver Fox: Australiano: conocí a Silver en una terraza, gracias Lionel, con quién he entablado una buena amistad. El día de año nuevo chino, me preguntó si quería ir a conocer a sus amigos, dije sí.

Entonces llegué a una terraza en el centro de Hong Kong, en lo alto de un edificio y conocí a varias personas. Luego legó el anfitrión, Fox, de Adelaide como me explicó. Resulta que en seguida hablamos de Burning Man, y dijo que estuvo el primer año en un campo Australiano, le pregunté qué campo era ese, ya que creo que solo hay uno, el mismo en el que estuve el año pasado. Su respuesta fue “Camp Bang Bang” y entonces los dos lo dijimos al mismo tiempo. Empezamos a nombrar nombres de australianos hasta que llegamos a nuestro amigo en común Grytt Young.  

Silver es financiero en Deutsche Bank aquí en la ciudad. Ha ido siete veces seguidas a Burning Man, está pensando en un descanso por Europa este año. Le ofrecí venir a mi casa de Valencia, lo cual no le pareció una mala idea. También ir a Ibiza y vernos allí, esto le gustó más todavía.

Intercambiamos preguntas sobre la ciudad, qué hacía aquí, próximos destinos para mí. Hablamos de aventuras en Bang Bang, de Shishi y Gardens Of Babylon, también del festival “The Monastery” en Alemania. A todo eso, nos ofreció una comida deliciosa y sana. Decidí invitarlos ese viernes a una cena que organizamos con motivo de que un colega y artista de música electrónica, Álex Ferrer, tocaba en la ciudad, entonces pensamos en juntarnos todos para apoyarlo.

Resulta que Fox conoció a mi gran amigo Valentino en HK y se hicieron muy amigos, además de tener a 47 amigos en común en Facebook. El mundo es muy pequeño.

Conversar con desconocidos #7 – Pedro

Día 7 – Sheung Wan – Pedro: español, de Linares, viene de Australia, Sydney, lleva dos años en HK, trabaja en el banco Santander en finanzas, trabajo que ya venía haciendo en Australia. Apasionado del deporte y de la bicicleta de montaña. Pedro y yo conectamos a través de Instagram.

Al llegar a la ciudad propuse si había alguien que quisiera que hiciéramos que las cosas sucedieran juntos y Pedro escribió. En teoría teníamos planificada una salida con la bicicleta, pero acabé lesionado por la caída que tuve mientras hacía running el primer día.

Pedro es un inquieto, es un high-performer, viajero, acumulador de experiencias, conoció a Susana, su pareja, aquí en la ciudad, hace también como dos años. Fue una casualidad, dos amigos diferentes que conocían a Pedro, contactaron con él para avisarle de que una amiga de ellos (por separado) venía a la ciudad y no conocía a nadie, si podía por favor cuidarla. Entonces así empezó su historia.

Pedro hacía más preguntas de las que podía hacerle yo, así que conocí más de él por mis respuestas que por mis preguntas. Sin duda alguna es un inquieto e inconformista. Sus preguntas estaban relacionadas con experimentos, sobre todo el de levantarte a las 3am durante 32 días seguidos… Cosas como aprendizajes, lo más relevante, el consejo definitivo. Luego, por supuesto, la bicicleta, el Burning Man Quest, el desafío social en Sudáfrica, el nuevo posible desafío, y la vivencia infernal en la Titan Desert.

Hablamos también de Josef Ajram, a quien pedro sigue desde hace años, y por el cual nos encontramos, cómo nos conocimos y su increíble increíble de forma.

Conversar con desconocidos #8 – Cristian

Día 8 – Wanchai: Cristian de Ibiza. Iba caminando por la calle, en Wanchai en Hong Kong, venía del computer centre, entonces escuché “¿tú eres Isra García?” en Castellano, “sí” respondí, me di la vuelta y había un chaval vestido en ropa deportiva y con gorra que sonreía.

Empezamos a conversar, 26 años, de Ibiza, fue tenista profesional durante un tiempo, marcho a Madrid, y de ahí a Holanda donde empezó a ejercer de entrenador de tenis. A los cuatro años, después de que un cliente le insistiera años tras año “ven a Hong Kong”, Cristian decidió dar el paso. Llegó hace 9 meses, trabaja de profesor de tenis para clientes de alto poder adquisitivo, está completo, de 9am a 9pm seis días a la semana.

Cristian ve la vida como un esfuerzo en el que debes emplearte a fondo y ahorrar todo lo que puedas para luego poder vivir a “cuerpo de rey” desde los 40 años en adelante. Cuando hablamos sobre esto conversamos sobre diferentes visiones alternativas.

Su novia, de madrid, acaba de llegar, ellos se habían separado por un momento, que fue cuando le encontré, bueno él me encontró a mí.

Hablamos de la casualidad de las cosas ya que Cristian comentaba que hace unos días pensaba en que ojalá se cruzase conmigo. Él no sabía que yo estaba en la ciudad. Cristian quiere hacer inversiones en Ibiza con todo lo que va ahorrando. En medio de la conversación, creamos hasta un posible negocio que le ayudara a liberarse, tener más soltura, ganar más y llegar antes a su objetivo. Ha visitado 45 países en su corta edad y solo sabe jugar el tenis, ha descartado el resto de cosas para dedicarse en cuerpo y alma a ello.

Conversar con desconocidos #9 – Samanta

Día 9 – Lamma Island – Samanta: nació en Reino Unido pero vino muy pronto a vivir a Lamma Island. Empiezo a hablar con Samanta a causa de mis tatuajes, ella pregunta y respondo lo que significa uno de ellos. Entonces le pregunto si tiene alguno y me dice que sí, enseña uno que dice “rise up again”. Le pregunto por el significado y dice que va sobre levantarse cuando has caído y no tienes ganas de levantarse. Mira con mucho orgullo a su tatuaje, colocado en su muñeca derecha.

Tiene dos perros que van casi siempre con ella, ambos los rescató antes de ser sacrificados. Samanta es una de esas personas con las que no hubiera hablado, de hecho, cuando comenzó a hablarme, quería ir a la mía, pero recordé el experimento y el conversar con cualquier extraño, no con quien me apeteciera. Entonces empecé a conversar con ella y resultó muy agradable, acción aprendida. Samanta quería hablar con alguien, me contó que se sentía sola y que no siempre las personas quieren conversar con ella porque no transmite mucha confianza.

Aprendizajes al conversar con desconocidos

  • Es más fácil iniciar una conversación con un desconocido que con un conocido, lo que cambia es la primera aproximación y qué sucede a partir de ahí.
  • Todo el mundo tiene una historia bonita que contar.
  • Puedes aprender de cualquier persona que te cruces en el camino si estás dispuesto a escuchar a cualquiera que te cruces en el camino.
  • Preguntar es un arte que se mejora preguntando más y mejor. Eso sí, mostrando interés genuino en la pregunta y la respuesta.
  • Tal y como las personas, las situaciones o la vida, no hay conversaciones buenas o malas. Es nuestra interpretación y juicio lo que pone la etiqueta.
  • Somos nosotros los que nos cerramos a lo desconocido y a lo extraño por rechazo. Esto pasa porque nos vemos reflejados a nosotros mismos en la sensación del rechazo.
  • No es necesario preocuparte por decir algo, o ser útil en el mejor de los casos. Solo hay que preocuparse por escuchar atentamente y prestar atención.
  • Conversar con desconocidos es algo que debería(mos) practicar más a menudo.
  • Ganas en empatía, en vulnerabilidad, en asertividad, en comprensión, en cercanía y calidez.

¿Has hecho alguna vez algo parecido a esto? ¿Qué has aprendido tú al conversar con extraños?

Atribución imagen: Leo Hidalgo / Blese.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+