Browsing articles in "Social Media"
May
22

Cómo hacer un social media DETOX

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

Aunque creas que no eres adicto a social media, no estaría nada mal que te dieras cuenta de las señales sutiles de estar “enganchado”. La idea es empezar pequeño con esto: empieza por comprobar las redes sociales 10 minutos cada cuatro horas. Luego establece una alarma o elige a un colega a quien contactar para asegurarte que no estás utilizando social media. Es un punto de partida para el social media DETOX.

social media DETOX

Social media DETOX

Otros métodos serían elegir un día a la semana para usarlas o establecer unas reglas que te permitan usarlas en ciertos momentos. Quizá solo utilizarlas para propósitos profesionales. Algunas personas poseen el sistema “no utilizar redes sociales durante las comidas y las cenas”. Otros usan el sistema “vivir sin teléfono durante el fin de semana”. Hay sistemas como el de “social media una sola vez un día a la semana”, hace dos meses establecí el sistema “desconectar de Internet un día cada dos semanas”. Estos y otros sistemas ayudan a la gente a recordarles que se debe estar realmente presentes. Si extendemos, perfeccionamos e implementamos nuevos sistemas alternativos y complementarios a estos, ni siquiera nos daremos cuenta de que tenemos un smartphone y estaremos fuera de social media por horas e incluso días.

Como mínimos desconecta todas las notificaciones que hay en tu smartphone, portátil o pc. Incluyendo mensajes, llamadas y otros mecanismos o herramientas. Somos seres sociales – seres sociales y adaptables, ese tipo de notificaciones, sonidos o visuales (o ambas) captan nuestra atención, nos distraen y nos llevan lejos desde donde estábamos en ese momento. Si eres capaz de empezar a alinear todas las señales sociales de tu vida, como prioridades de otros, notificaciones de amistad, urgencias por redes sociales y otros, entonces te sentirás desintoxicado y libre.

Muchos psicólogos argumentan que social media debería ser utilizado como una actividad de tiempo extra, no como una actividad que se lleva a cabo durante nuestras horas de trabajo. A no ser que te dediques única y exclusivamente a ello.

Lleva a cabo el social media DETOX

Un buen ejemplo del detox social media lo pusimos en práctica en la primera Guateque Opening Jarana este pasado viernes. Prohibidas las fotos, los vídeos, las redes sociales, llamadas y conexión a Internet con smartphone. El resultado, gente más presente, disfrutando al máximo, viviendo el momento, bailando con el instante. Personas que estaban en una fiesta bailando, conectando y divierténdose. No vi a nadie sentir que se estaban perdiendo algo en Instagram o Facebook. Tampoco al día después, ya que no habían recuerdos, más que en la memoria, que retener.

Permíteme avisar: estamos predispuestos al FOMO. Nos cuenta tomar un descanso y desconectar al 100%. Empecé a descubrir esto cuando empecé con ele experimento de 20 Días en Silencio, luego en el de Sobreconectados y ahora en el experimento social media OFF. Cada cosa que vivo se vuelve más real, más presente y más duradera.

Plan express social media DETOX

Receta rápida para hacer social media DETOX.

  1. Elige cinco días en el calendario.
  2. Márcalos y anota Plan Social media DETOX.
  3. Cuando lleguen los días desconecta de todas las redes sociales durante esos cinco días.
  4. Anota cada vez que tengas la tentación de entrar en una red social.
  5. Anota cada vez que acabes entrando al servicio.
  6. Si no puedes evitar entrar, elimina las aplicaciones de tu smartphone.
  7. El tiempo que inviertes en social media, dedícalo a tu tiempo libre o alguna de tus actividades profesionales.
  8. Aplica este plan cada tres o cuatro meses.

Photo credit: Practical Cures.

May
18

Un mes sin redes sociales: experimento Social Media OFF

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Social Media  //  8 Comments

A día de hoy, hace 34 días que no uso Instagram, Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest o Google+. He dejado de ser activo a estar completamente inactivo. He dejado de estar en contacto con amigos, colegas, familiares y comunidad. Social Media había dejado de ser una distracción hace tiempo cuando decidí usarlo para fines profesionales y cuando activé el sistema de entrar a publicar y revisar, comprobar, responder una sola vez una vez a la semana. Sin embargo, lo que estoy viviendo estos días, desde que decidí empezar con el experimento Social media OFF, es extensamente mejor que vivir dentro de social media o usar redes sociales. Llevo más de un mes sin social media y voy a seguir desconectado durante un tiempo.

un mes sin social media

El trabajo sin social media

Mi porcentaje de ultraproductividad antes era de un 65%, ahora sin social media, es de un 85%. Como no lo he explicado antes, mis indicadores de la productividad son los siguientes:

1. Cuanto trabajo y responsabilidades, proyectos, negocios, iniciativas e ideas soy capaz de crear, materializar, lanzar y mantener.

2. En cuento tiempo soy capaz de llevar el cabo #1, cuál es el menor tiempo posible que puedo alcanzar sin perder la atención por el detalle, la consciencia y una ejecución de acorde a los estándares de calidad que yo considero son más que aceptables.

3. Como resultado de #1 y #2 cuánto tiempo puedo ganar para vivir mejor la vida. Dedicarme a descansar, estar con la gente que amo, tener tiempo personal para mí, poder invertir más horas en experimentos y en el alto rendimiento y en muchos más micro-momentos al día.

La cuestión es que ahora tengo cero excusas para procrastinar, por lo tanto no lo hago. No estoy pendiente de cosas que podrían distraerme de hacer lo que sé que es lo que importa, para otros y para mí. Sin social media vivo despreocupado, de la corriente, de las tendencias, de las modas y de las noticias, estoy desconectado y el tiempo deja de obsesionarme tanto, porque he ganado horas adicionales. La experiencia es liberadora, esa es la palabra.

La ansiedad de estar conectado

Desde el día 15 de abril a día de hoy no he tenido, ni siquiera una vez, la tentación de abrir ninguna de las APPs en mi smartphone o en el pc. Esto me sorprende, porque pensé que la atracción y el estímulo podría conmigo en más de una ocasión. El día me sentía raro, días después pensaba que tenía que comunicar algo, pero luego me daba cuenta de que no había nada que comunicar, ni opción para hacerlo. Ahora estoy más encima de mi correo electrónico y de todas las tareas que realizo para producir trabajo importante. Poco más. Realizar el experimento Social Media OFF no ha hecho que lea más blogs, que esté enganchado a series o que utilice otra adicción sutil para suplantar las redes sociales.

Me siento aislado, para lo bueno y para lo malo, aunque cada vez lo veo como algo positivo más que negativo. Sé que estoy perdiéndome muchas cosas y estoy alegre de ello. Hay algo que no sé, genial. No empecé este experimento por ninguna fatiga social media, pero al realizarlo me he dado cuenta de que está siendo una decisión que está armando una gran diferencia en mi vida.

Si sientes ansiedad o intranquilidad porque no has comprobado tu plataformas sociales o no has publicado nada en dos días. O quizá porque no sabes nada de lo que está pasando, es entonces cuando debes desconectar.

El experimento social media off continúa

Parte de mi experimento (y a veces desafío, aunque no lo veo mucho así) es que trabajo de forma remota en la mayoría de las ocasiones. Mis equipos, colegas, familiares y amigos y clientes, conectan a través de plataformas sociales (incluyendo WhatsApp o Telegram). No conmigo, ni yo con ellos. La conexión es buena, sí, siempre que no reemplace las interacciones cara a cara. En mi caso, he multiplicado el número de encuentros con amigos, familiares, colegas y clientes, la razón, vivir sin social media.

Cada vez más y más estudios explican que la adicción a social media es un fenómeno real, con síntomas similares a otras adicciones. El otro día estuve leyendo en WebMD que los investigadores están encontrando cambios químicos en ciertas áreas de placer del cerebro. Parece como algo bueno, pero es como otras adicciones. Se convierte en un problema cuando un poco de placer empieza a alterar y corromper el resto de tu vida.

Resultados y estadísticas

Sobre las redes sociales no sabría decirte, no he entrado y no pienso entrar, no tengo ningún interés de hacerlo hasta que acabe el experimento. Así que poco puedo decirte.

Oportunidades de negocio: han aumentado, estoy seguro que no es por el experimento. Si no por la inercia de trabajo, la continuidad y la progresión e ir rodando a un ritmo cada vez más eficiente e intenso. ¿Sería exponencial con social media? Ni idea.

Suscripciones: he pasado de una media de 460 suscriptores al mes a 765 suscriptores solo en este mes pasado de abril. El mes que más suscriptores he recibido en años.

Visitas y datos de tráfico web: los indicadores de tráfico han descendido en un 20% en todo el mes de abril. Han aumentado el número de visitantes únicos y usuarios nuevos. El tráfico “mobile” ha superado con creces al de escritorio. El porcentaje de estancia ha subido. Tengo curiosidad por ver el comportamiento y estadísticas del mes de mayo al completo.

¿Sacrificar?

No, todo lo contrario. Desde el 15 de Abril a día de hoy, estoy viviendo igual de intenso. Con la excepción de que cualquier cosa que hago, trabajo, siento, digo o vivo, se nota como más real, más presente, más auténtica. Eso recarga el alma, sin duda alguna.

No sé qué va a pasar dentro de un rato ¿quién lo sabe? Imagínate mañana, la semana que viene, el mes próximo o al siguiente año ¿estaremos todavía aquí? Lo que sí sé, es que no quiero volver a perderme ni una sola hora de mi vida. Gracias al experimento Social Media OFF y a todo lo que he hecho hasta día de hoy, he aprendido (y he adquirido el compromiso inquebrantable conmigo mismo) de darme cuenta de cada día de mi vida. Retener todos los momentos que suceden en un día, ser consciente de ellos y poder vivirlos mientras suceden.

Sin social media he sacrificado el ego de comunicar, de decir que estoy aquí, allá, estoy haciendo esto, lo otro. Estoy dando una conferencia ante xxxx personas. Estoy trabajando con esta, esta y esta otra marca o profesionales. Mira, estoy en este diario, o en la TV, mira, este es el nuevo proyecto, evento o fiesta que he ideado, desarrollado y puesto en el mundo. Hey, mira, estoy viendo aquí, aquí o aquí. Estoy con este, este y este otro. Estoy haciendo esto, soy esto, pienso esto, creo esto, he hecho esto. Pregúntate, en ese mundo conectado ¿Por qué haces las cosas que haces? ¿Por placer, disfrute, alegría, sentido, propósito, misión y regocijo? ¿O por tener una historia sensacional que poder contar a otros? ¿Haces las cosas para sentir o para comunicar? Cuando Ayahuasca me llevó a esta pregunta, mi mundo tembló.

Cuando volveré a social media

A día de hoy no tengo ni idea, todo prometía que sería el 15 de mayo. Sin embargo, cuando el momento llegó, miré a mi alrededor, a mí mismo y me dije: ¿volver a usar las redes sociales y acabar el experimento mejorará lo que está sucediendo ahora? La respuesta fue rotunda, no. Así que no tengo intención alguna de hacerlo, voy a seguir sin social media, de momento.

Sigo estando abierto a quien desee contactar conmigo.

si quieres y lo deseas, puedes:

Como ves, hay muchas vías para seguir permaneciendo humanos.

Extra 1: el libro Ultraproductividad llega a su 3ª edición, gracias.

Extra 2: mañana es el día de Guateque Opening Jarana, si no has conseguido invitación y quieres asistir, deja un comentario en el post con tu email y contactaremos contigo con la invitación y las instrucciones.

Photo: Afrika Burn.

Abr
25

Cómo sobrevivir fuera de social media

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

fuera de social mediaIncluso estar fuera de social media durante dos días conlleva beneficios. Piensa cuánto podría darte una semana, ¿Un mes? ¿Tres meses? Alejarte al menos durante dos semanas permite que tu mente pueda crear nuevos caminos neuronales, lo cual significa nuevos comportamientos y rutinas reemplazando a los antiguos. Así que si lo que hacías de forma habitual era comprobar tu página de inicio de Instagram a la hora de la comida, después de tres semanas habrás adoptado un ritual bastante diferente a ese. Si por ejemplo, como era mi caso, después de terminar La Gran Mañana, lo que hacía era publicar el post de este blog en Facebook, en Google+ y en LinkedIn, además de la reflexión diaria en Instagram. Después de este experimento, este sistema / comportamiento será diferente. Habrá un nuevo normal.

Sobrevivir fuera de social media

En un mundo donde, aparentemente, parte de tu valor viene del número de seguidores que tienes, de likes o otro tipo de engagement que tengas en las plataformas digitales. En este tipo de mundo, es difícil imaginar sin todo esto. Sin embargo, contenidos falsos, gráficas argumentativas, fotos de desayunos. Las plataformas sociales pueden ser o muy productivas o, cómo en la mayoría de las casos, muy poco productivas. Es decir, las redes sociales pueden ir desde absorbentes hasta tener efectos enfermizos en nuestra salud mental. Lee esto. Si sientes que social media te está quitando tiempo, energías y/o claridad mental, tienes un problema y si sientes esta fatiga, el problema es más grande todavía.

Si quieres vivir fuera de social media, prueba estos pasos.

1. APPs fuera de tu teléfono

Las APPs son un mecanismo endiablado para ser adictivo, y tu smartphone hace que estén disponibles y listas en todo momento. Si las eliminas de tu teléfono, podrás acceder también a través de la web, pero no con más probabilidad. También puedes acceder desde un portátil o escritorio, pero no llevarás la tentación constante de entrar. En mi caso, durante el experimento Social Media OFF no me he visto obligado a eliminarlas y todavía no las he comprobado.

2. Establece barreras

Si tu profesión te exige usar social media, establece márgenes basados en esas necesidades. Establece un tiempo límite específico cada día para manejar las plataformas sociales, luego sal y desconecta. Una vez que empieces a probar cuál es el mejor tiempo del día y la mejor cantidad de tiempo que necesitas, empezarás a motivarte para trabajar con más eficiencia en otras áreas y con otras herramientas.

Algo que aprendí es que puedes producir las mismas oportunidades de negocio sin usar social media apenas una hora al día. Otra cosa que estoy descubriendo es que podrías obtener los mismos resultados (positivos) sin utilizarlo en absoluto. La parte todavía mejor, que tienes más tiempo para invertir en otras inquietudes.

3. Encuentra atajos

En ocasiones, si tu trabajo requiere usar las redes sociales de vez en cuando, encuentra soluciones que te sirvan. Limita tu tiempo en social media solo a tu negocio. Mantén el trabajo digital que ofrece resultados profesionales. No necesitas nuevo, necesitas funciona.

En mi caso, he delgado todo el social media marketing de proyectos y negocios a parte del equipo en IG. Incluso informes, análisis, estrategias y tácticas. Sea lo que sea, eso me permite no tener que utilizarlo, al menos durante la duración del experimento.

4. Refuerzos

Podrías caer en la tentación, casi todo el mundo cae, no te preocupes. Hay una solución, primero, deja de comprobar el smartphone, luego aléjate de cualquier comentario sobre redes sociales. Desactiva las notificaciones que recibes en el correo sobre redes sociales. Obviamente, las notificaciones de tu pc y smartphone deberían estar desactivadas hace años. Por último avisa a tu entorno sobre cuáles serían las mejores vías de contactar contigo. Si sigues teniendo problemas, prueba Freedom o Anti-Social.

Photo credit: mypubliclands.

Abr
20

¿Necesitas usar las redes sociales?

By Isra Garcia  //  Experimentos, Social Media  //  No Comments

abandonar social mediaLa sabiduría popular dice que debes estar en las redes sociales. Que debes crear una marca personal. Qué necesitas un blog, una cuenta de Instagram y una página de Facebook, por lo menos. Pregunta a casi cualquier persona y te dirá que todo gira alrededor de cuántos followers, lectores o suscriptores poseas. Abandonar social media parece un suicidio, parece.

Excepto que podrías ser invisible

No creo que sea el caso. Hay demasiada gente en las redes sociales. Hay demasiado ruido, paja, oportunismo y cinismo. No hay casi utilidad real. Podrías abandonar social media y llevar una vida (personal y profesional) digna. Podrías no necesitar las redes sociales y, creo, que casi nadie te miraría mal.

Lo que estoy observando y concluyendo en estos días de experimento Social media OFF (abandonar toda actividad en redes sociales) es que son más prescindibles de lo que pensamos. Justo como el smartphone. En mi caso era una responsabilidad profesional diaria y ahora no la tengo. Soy más ligero, hábil, libre.

Social media, no nos engañemos, es polarizante, bastante. La anonimidad que las redes sociales ofrecen hacen que las personas actuemos de formas más drástica y deliberada. Date una vuelta por Twitter y comentarios de Facebook, la negatividad, la ironía y el cinismo cubren mucho de este panorama, y esto nos afecta, queramos o no. Hay contenidos que incluso entran hasta tu alma y te hacen repensar tu forma de actuar, para bien y para mal.

Está demostrado, somos más felices sin las redes sociales, más positivos y estamos más despreocupados, lo cual es una buena noticia. Además, esto a su misma vez, crea más espacio y tiempo para dedicarte a lo que te apetezca.

¿Hablas de abandonar social media sin más?

Por otro lado, es verídico y está verificado que las plataformas sociales son uno de los mejores métodos de hacer tu trabajo visible. Esto es magnífico. El buen trabajo siempre sale a la superficie, incluso aunque no envíes ni un solo tweet; el mal trabajo es obviado sin embargo, incluso aunque envíes cien. Podría decirte al menos 10 artistas, entre escritores, actores y músicos, que ha manifestado en varias ocasiones la posibilidad de abandonar las redes sociales. Por otro lado, también podría decirte algunos “grandes jugadores”, personalidades, artistas e influenciadores de verdad que, o bien ni siquiera tienen redes sociales o bien, han dejado social media y han tenido un impacto neutral en su cuenta bancaria, pero sí un gran propulsor en su bienestar y estilo de vida.

¿Te ves dejando de utilizar social media? ¿Al menos por algún tiempo? La desventaja de desconectar es que perderás oportunidades, fiestas, historias de personas que conocces y percepción de marca. Además de dejar una señal un poco más débil sobre el trabajo que realizas. No obstante, el trabajo que serás capaz de hacer podría aumentar su calidad, cariño y enfoque. Ademas de obligarte a mantener un contacto más humanos con amigos, parientes y conocidos. Esto frente a la conexión digital casual que pasa como una relación falsa en redes sociales.

6 días desconectado de social media

Lo más destacable de estos 6 días de Social Media OFF, es la ligereza y despreocupación que te ofrece ni siquiera tener que pensar en qué y cómo vas a comunicar en las plataformas sociales. Ahora empiezo a darme cuenta de la responsabilidad profesional que suponía para mí, enviar impactos diarios derivados de mi trabajo diario. Incluso podría decir que siento que era (y quizás es) una obligación más que una tarea. Lo cual, a largo plazo te encadena. Vives más despierto, más involucrado en el presente y mucho más atento a todas las señales que ocurren a tu alrededor. Estoy extrayendo conclusiones muy positivas. Ya ha merecido la pena el experimento.

La desconexión prosigue, aterrizado ya en Sudáfrica, en Ciudad del Cabo. Segundo día aquí con Valentino, Javi y Luis, esperando a nuestro amigo Joan y partir para Afrika Burn. Mientras, disfrutando de crear, desarrollar y trabajar en Think Rise con la comunidad de emprendedores y creativos en Ciudad del Cabo. Contrastando que, abandonar social media ayuda a hacer todavía más con menos tiempo y con más calidad.

Photo credit: New York Times.

Abr
18

Experiencia de invitado en social media: tres consideraciones

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  No Comments

Hoy en Barcelona. Jornada: proyecto impactos educativos, elrow y verificar mi aprticipación en tro posible nuevo proyecto. Horas mas tarde viajo hacia Doha con destino Ciudad del Cabo. Estoy preparando una exposición para un nuevo proyecto con elrow, tiene que ver mucho con la experiencia de invitado en social media, en el canal digital y a pie de pista. Algo que la semana trabajamos en Cala Bandida y la anterior en Teatro Marbella.

Experiencia de invitado en social media…

Aquellas personas que buscan la experiencia de invitado en social media, tienen unas expectativas mucho más altas que hace tres años. El 22% de los clientes esperan ahora una respuesta de cualquiera marca resoluta y en menos de diez minutos. Cumplir esas expectativas puede hacer que tu negocio salga beneficiado. Una encuesta reciente concluyó que el 83.5% de los encuestados reaccionado muy positivamente. Eso fue cuando una marca les respondió de forma eficiente y humana. Aquí las dos claves.

experiencia de invitado en social media

Sin embargo, un estudio de Bai & Company informa: mientras el 80% de organizaciones creen que entregan una experiencia de servicio superior, solo el 8% de los consumidores están de acuerdo. A pesar de que todos estamos convencidos que el engagement y la  interacción son las claves. Muchas cuestiones, quejas y peticiones, quedan en saco roto. Este efecto podría ser devastador: 85% de los clientes encuestados han avisado a sus amigos y familia (de forma activa) sobre es producto o servicio que les ofreció una experiencia de servicio pésima.

Tres consideraciones para construir una experiencia de invitado en social media potente:

Permanece más humano y cercano

Es obvio, sí. Pasarán los años y esta técnica seguirá siendo infalible. Hoy todavía más determinante que cuando empezó Human Media en 2011. En un panorama repleto de bots, un cliente se sentirá más valorado si sus preocupaciones son atendidas por una persona y no un robot. Mimetizar el lenguaje de tu audiencia es esencial. Usa palabras y frases coloquiales y no temas usar emojis o hashtags (si es apropiado para la marca). Finalmente, añade el nombre y contacto de la persona detrás de la interacción en cada respuesta. De esta manera los clientes sabrán quien es la persona al cargo de la interacción y cómo contactar con ella.

Eficiencia en la respuesta

Por experiencia en varias organizaciones y proyectos sabemos que esto es decisivo. En IG trabajamos con un tiempo de respuesta de 8 minutos en plataformas como Instagram, Twitter, newsletters, blogs o Facebook. Una respuesta rápida identificando el problema o la petición no eliminará el dolor, pero al menos proyectará la sensación de que estamos haciendo todo lo que podemos. La siguiente parte es intentar resolver asunto entre la primera y segunda interacción. Si es un cliente quejándose por un email servicio en el restaurante, disculpas, explicación de qué sucedió y solución sobre cómo resolver el problema.

Consistencia en la comunicación

Una colaboración constante entre el equipo digital, marketing y dirección es un factor crítico. Si esto no funciona integrado, habrá desconexiones y errores fatales que nos dejarán con “el culo al aire”. Sucede cuando interactúas dos veces con el mismo cliente con la misma petición, cuando un equipo envía un email y la otra parte del equipo llama al cliente, con el mismo asunto las dos partes. No es necesario un Social CRM para hacerlo bien, aunque si lo tienes te ahorrás mucho más tiempo. Designa a las personas adecuadas del servicio de invitados digital y crea hoja de cliente compartidas que cada departamento vaya completando y actualizando.

Social media es la herramienta perfecta para mejorar la experiencia de invitado. Lo más importante es saber escuchar y tratar a tus clientes como si fueran invitados.

Photo credit: GrabieleNWG.

Abr
14

Experimento Social Media OFF

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle, Social Media  //  2 Comments

social media off experimentoPróximo experimento: Social Media OFF. Abandonar por completo, durante al menos un mes, el 100% de mi actividad profesional (personal es apenas inexistente) en las plataformas sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram, Twitter, Google+ y Pinterest.

Es un experimento que llevo tiempo queriendo llevar a cabo. Después del experimento Social Media 150 y Vivir Sin Smartphone, este era el más comprensible para mí, me apetece. Es este tipo de experimentos absurdos en los cuales parece que no hay mucho trasfondo y luego resulta que acaba siendo un aprendizaje provocador y experiencia profunda.

Por qué Social Media OFF – objetivos

Estas son las razones:

  • Descubrir el contraste que puede haber entre vivir conectado a social media y vivir completamente desconectado al medio.
  • Comprobar el impacto que tiene en mi trabajo y profesión no utilizar social media en absoluto.
  • Seguir el resultado de lo que hago y medir el alcance del mismo desarrollando mi actividad diaria sin plataformas sociales.
  • Estudiar si la ultraproductividad aumenta o disminuye.
  • Ser más conscientes sobre la otra realidad que social media podría estar no dejándonos apreciar.
  • Analizar la reacción frente a las distracciones cuando las reduces de forma drástica.
  • Vivir más presente, más despreocupado, más ignorante, más simple.

Otro objetivos que persigo

  • Canalizar toda mi actividad, valor y comunicación “digital” y “social” a través del blog, podcast y vídeo.
  • Comunicar menos y mejor.
  • Hacer un marketing menos marketing.
  • Invertir más tiempo en crear, construir, desarrollar, intentar y diseñar. Menos tiempo en hablar, compartir, mostrar o decir.
  • Ganar más horas de vida, más horas invertidas en otras personas y en mí. Ganar más tiempo analógico.
  • Seguir rediseñando mi estilo de vida y perfilando mi alto rendimiento.
  • Mejorar la auto-disciplina y la auto-consciencia.

Cuando empieza y acaba Social Media OFF

Empieza mañana mismo.

Cuando acaba, no tengo la certeza de saber cuándo acabará, pero como mínimo será un mes, hasta el 15 de mayo.

Implicaciones

  • Desde mañana mismo dejaré de compartir, comunicar y hacer marketing en social media. Lo cual significa que proyectos, iniciativas o campañas en las que estoy trabajando, desarrollando y lanzando no tendrán ese impulso que podrían tener.
  • No responderé a ninguna de las preguntas, peticiones, dudas, mensajes, propuestas o solicitudes que sean enviadas a través de cualquiera de las plataformas que al principio del experimento mencionaba. Cuando vuelva responderé, prometido.
  • La mejor (y única) forma de seguir conectados será a través de este blog – puedes suscribirte aquí a los “chispazos” diarios y al “chispazo de utilidad” mensual. Aquí seguiré ofreciendo lo mejor que sé cada día. Eso no cambiará, espero que mejore. También puedes estar conectado a Disrupt Everything Podcast Series, donde publicaré con más frecuencia. O al canal de vídeo en Youtube, donde también aumentará la frecuencia y valor de los contenidos audiovisuales que voy publicando.
  • Perderé tráfico, seguidores, visibilidad, alcance, exposición, engagement y oportunidades de negocio. Lo sé, soy consciente, lo asumo, no podré contarte que estoy en Afrika Burn o en Colombia o haciendo esto o lo otro. No tendér la oportunidad para “marketearme”, vale, entendido. Estoy más que dispuesto a bailar con ese riesgo.
  • Lo único que podrás encotrar son unos cuantos tweets programados ya quedaron hechos antes de empezar Social Media OFF, antes de abandonar las redes sociales.

Desconectar para conectar

Vivimos cada día con el miedo a perdernos cualquier cosa (FoMO). La idea que persigo desde hace tiempo es precisamente la contraria, perderme el máximo de cosas que vienen de ahí afuera. Dejar escapar lo irrelevante. Ignorar tantas toneladas de información. Decir no a conocimiento que podría estar entrando de forma forzada. Obviar a más personas, profesionales y estrellas. Evitar más preocupaciones. Descartar más opciones u oportunidades. Estoy casi seguro de que si dejamos de estar tan pendientes del mundo, podremos servir mejor al mundo (clientes, familia, comunidad, amigos, etc.) Si no nos perdemos parte de la vida que ocurre en la sociedad sobre-conectada, no podremos retomar la nuestra propia y quizá ganar más y mejor. De esa manera podrás podrás estar más atento a todas esas cosas que pasan ahí dentro de tu vida y empezar a tomar más acción para crear un mejor resultado.

No sé que ocurrirá durante el experimento Social Media OFF, lo que sí sé cierto es que encontraré nuevas preguntas y con ellas respuestas. Eso es.

Mar
21

Un sistema de marketing ultraproductivo y personal

By Isra Garcia  //  Marketing, Social Media  //  2 Comments

sistema de marketing ultraproductivoEmpecé a interesarme y auto-formarme en marketing en 2005. Obtuve mi primer trabajo profesional en marketing en 2008. Empecé a escribir en un blog en 2008, ese mismo año descubrí el escenario digital, me encontré con social media. No tenía ni idea de lo que iba a pasar, ni a donde iba a terminar. Ni el blog, ni yo. Después de estos nueve años, descubrí que cada vez podría hacer más y más con lo que tenía entre mis manos. Desde crear la vida que me apetecía hasta crear negocios, agencias, proyectos, desafíos, e incluso iniciativas de impacto social. Luego empecé a descubrir otros territorios. Empecé a aprender a unir disciplinas y crear metodologías. Diseñé un sistema de marketing que ido mejorando con el tiempo.

Apenas escribo sobre social media en sí. Primero porque ya no estoy tan especializado en ello. Segundo, porque no podría aportar mucho más de lo que ya he aportado. Tercero, porque hay otros mucho mejores y especializados que yo como Oscar Valdelvira, Aitor Contreras, Álvaro Villa o Albert Valero. Sin embargo, sí creo que puedo hacer algo útil. Compartir contigo mi sistema de marketing, ultraproductivo, el cual se apoya en social media. Puedes hacerlo tuyo de la manera que desees, si lo consideras útil. Hay un método y está mostrado en la imagen de arriba. Quería mostrarte cómo funciona para mí.

Social media

He escrito un poco sobre cómo las plataformas sociales funcionan para mí hoy en día, y en pasados años. Uso las plataformas sociales para mostrar a personas el trabajo que creo y realizo; en forma de artículos, vídeos, proyectos, presentaciones, imágenes y próximamente audio. Un trabajo adaptado a otros y reconvertido para pasar de “yo” a “valor, utilidad e impacto para vosotros. En general, social > media (contenido). Esto sería un buen resumen. Además de usarlo para conectar con cualquier persona que desee llegar a mí, respondo y actúo. También uso plataformas como Instagram, Medium o LinkedIn para expresar parte de lo que me inquieta y en lo que estoy dedicando mi tiempo.

Para mí, ahora, a grandes rasgos: Facebook + LinkedIn + Twitter (de más a menos) + Youtube (cada vez más) + Medium (y subiendo) + Instagram + Google+ (a menos). Es lo que está funcionando. Para ti, la mezcla podría variar.

El rendimiento digital

El dibujo de arriba va en dos direcciones. A la derecha está la comunidad. Es lo que entrego gratis a la gente que está dispuesta a dedicarme unos minutos de su tiempo, este blog por ejemplo. Luego hay muchas maneras por las que creo que esto es un activo poderoso. Es conexión.

Ese es el social media de la derecha. El blog abajo de social media significa que puedo hacer que las personas vayan a mi blog (o a donde quiera que dirija). Social Media apunta a la comunicación.

Content marketing

Como mencioné antes, los contenidos que hay en el blog generan diferentes resultados. Uso los contenidos para que personas se suscriban a mi newsletter diaria o al chispazo mensual. También para enviar hacia Stand OUT Program a participantes potenciales. Uso el content marketing para recomendar a gente que el mundo necesita conocer. Otro uso sería reflejar en algún sitio aquello que más me ha marcado el día anterior. A la derecha está la parte más tangible, la que me ayuda a conseguir trabajo como consultor, agencia o conferenciante. El contenido que creo ofrece ideas que pedo convertir en mi fuente principal de ingresos.

Quizá, tu gráfica podría llevar algún otro elemento. Si vendes productos alimenticios, donde yo digo “consultoría / agencia / conferencias” tú dirías “nuevos pacientes / clientes.

Suscriptores / newsletter

He descubierto que la mayoría de negocios que ocurren a través de mi blog es con personas que son suscriptores diarios. Más del 75% de ingresos anuales. La mayoría vienen de consultorías, trabajos que derivan a IG y conferencias (que cada día crece más).

Negocio

Si te das cuenta, está todo bastante relacionado. Si no usara las plataformas sociales de forma diferente a cómo lo usaba hace años, entonces no habría cada vez más gente apuntando a mi blog. Seguro, si eso no ocurriera, no poseería la oportunidad de hacer crecer los suscriptores diarios. Y si eso no sucediera, no podría ofrecer los resultados necesarios para ganar el derecho a vender y servir a más gente.

Todo importa, el problema es que no hemos entendido cómo aplicar una fórmula eficiente. Cuando creas un sistema de marketing tienes que pensar sobre el negocio, no sobre el marketing.

Para mí, de lo más digno de resaltar es esto… uso 30 minutos diarios para hacer funcionar la ecuación del sistema de marketing.

Desarrolla tu sistema de marketing

Esto es algo que nos encargamos de trabajar a fondo en Stand OUT Program por ejemplo. Hacemos funcionar estrategias simples que dan resultados. Sobre todo, dejarás de malgastar todo tu tiempo en las partes equivocadas de la ecuación.

Mar
10

Es difícil

By Isra Garcia  //  Social Media  //  1 Comment

Difícil. Entendido. Profundizemos.

difícilLanzar tu idea / negocio y hacerla funcionar. Llegar a tus clientes y potenciales y conseguir que te compren. Y que tus compradores te recomienden a su propia comunidad. Es difícil sorprender a una audiencia que ya has sorprendido más de una vez.

Empezar de cero es difícil. Lo es vivir sin apenas un sustento. Practicar la empatía. Ligar con el miedo. Auto-disciplinarte cada día. Escuchar activa y atentamente. Es difícil, vaya que sí lo es.

La vida es dura. Alcanzar el logro personal, es difícil, ¿Lo es?

El 85% de los millonarios se han hecho a sí mismos pasando por situaciones de pobreza, penuria o bancarrota. ¿Fácil? En absoluto. Si lo fuera no estarías aquí.

Asume que va a ser más difícil de lo que imaginas

Es muy j***** cuando tienes 20 años y nadie quiere pagarte por tu primer año de trabajo. Incluso el segundo y el tercero. Aunque poseas un flamante título Máster.

Injusto cuando tiene 52 años, llevas 23 años trabajando en la misma empresa, cumpliendo cada día con tus obligaciones. Hasta que un día llega alguien y te dice que ya no te necesitan, han encontrado a alguien o algo que pueda reemplazarte.

Es una p***** cuando de repente llega un cambio económico y destroza lo que habías tardado en construir toda una vida.

No hay derecho a que los impuestos que pagas se lleven más de un 45% de todo lo que ganas anualmente.

Es complejo cuando de repente te ves a ti mismo forzado a salir del país, sin rumbo, ni instrucciones. A probar suerte y a empezar de nuevo, otro idioma, otra cultura, otro trabajo.

Es duro cuando tienes dos pequeños de 10 y 5 años y tu mujer muere. De forma inesperada.

Es una m***** manejar las tragedias que ocurren en nuestras vidas. Es difícil.

Y durísimo cuando pones todo tu esfuerzo y sacrificio en algo y no funciona.

Ahora trabaja en cambiar el resultado

La clave es decidir. Tomar decisiones que te hagan progresar. Hacer que tus acciones dependan de tus decisiones. No a la inversa.

  • Decides que vas a cambiar de trabajo, empiezas tres acciones para dejar el trabajo que estás realizando ahora.
  • Dices (una forma de decidir) que vas a trabajar en mejorar tus habilidades como consultor. Bum, al día siguiente estás implantando dos nuevos hábitos e inscribiéndote en algún curso online donde adquirir esas habilidades.
  • Piensas (otra forma de decidir) que vas a crear tu propia marca / profesión. Listo, antes de que acabe el día estás desarrollando tres líneas de acción para aprender, practicar y medir resultados.

Primera parte: decisión. Escribe tus decisiones en un papel.

Segunda parte: escribe en esa hoja, a continuación, cada acción que vaya a transformar esa decisión en realidad.

Cada uno de nosotros vamos a sentir la dificultad, el drama, el trauma y el dolor. Sentiremos que algo nos ha sido arrebatado. Sentiremos que es difícil como intentar escalar desde el infierno al cielo. La pregunta real es ¿qué vas a hacer al respecto?

Photo credit: La Cápsula.

Ene
18

Los hábitos de los inconformistas

By Isra Garcia  //  Habilidades, Lifestyle, Social Media  //  2 Comments

hábitos inconformistasCualquier persona que se lo proponga puede establecer el fundamento de un estilo de vida Inconformista. Empezando por los hábitos, esto siempre será la base. Estos hábitos servirán sobre todo cuando la situación le arrastre a la conformidad o complacencia. Desarrollar un set de hábitos inconformistas ayudarán a no caer en la mediocridad y a no confundir disciplina con obediencia.

Son pequeñas pero importantes acciones, que te ayudarán a ser quien eres, alguien inconformista.

Eso es.

Hábitos inconformistas

Aquí hay unos cuantos de esos hábitos inconformistas:

  • Aprender a crear cosas que lleven tu nombre y firma.
  • Pedir perdón por lo que hiciste mal, no pedir perdón por ser quien eres.
  • Exponerte al riesgo delante de otras personas.
  • Hacerte visible justo en el momento que otros dan un paso hacia atrás.
  • Sacar al menos una lección positiva de cada caída.
  • Entender que hay un mundo más vasto, más rico, más intrigante y más diferente del que tu ves.
  • Educar a otras personas a sobresalir.
  • Practicar cada día con algo que no sabes hacer.
  • Liderar al menos una causa.
  • Hacer el trabajo de forma que quedes satisfecho con su resultado, aunque siempre se pueda mejorar.
  • Involucrarte en iniciativas que sean equivocadas para la mayoría de personas.
  • Pensar de forma estúpida sobre aquello que podría ser obio para el resto.
  • No evitar los momentos embarazosos.
  • Emplear el 60% de las energías en crearse a uno mismo.

Si te comprometes con estos hábitos inconformistas (o con otros que resuenen contigo) y los haces parte de tu obligación diaria. Entonces serás una persona inconformista que gozará de un estilo de vida a su medida.

Por el contrario, si tus hábitos son reactivos, si significan procesar respuestas, esperar oportunidades, y actuar en base a las direcciones de otras personas. Si todo eso y más del mismo estilo sucede, habrás cedido al conformismo; habrás sacrificado la habilidad de hacer y vivr cosas que el 75% de las personas no se atreven a hacer o vivir.

Artwork: Mamen Díaz.

Nov
30

Inconfórmate

By Isra Garcia  //  Cambio, Liderazgo, Mapmakers, Social Media  //  No Comments

Si tienes la intención de ir hacia delante sin dejar de ser inconformista. Ir más rápido. Empujar todavía más fuerte. Tomar el control y despegar del lugar donde estás. No hay duda que has escuchado algo como esto:

  • “Las personas como tú no están cualificadas para hacerlo”.
  • “Así es cómo se hacen las cosas hija”.
  • “Venimos de una cultura que respeta la tradición”.
  • “Aprende a que hay cosas que no se pueden alcanzar”.

inconformistaCasi seguro de que si, además, eres una insolente o un atrevido o inconformista. Habrás recibido respuestas como estas:

“No tienes mucha experiencia”

“¿Crees que podrías hacerlo mejor que yo?”.

“¿Para que grandes compañías o marcas has trabajado, de forma que estés cualificado para decir lo que dices?”.

“No conoces a las personas adecuadas”.

“Necesitas una mentora”.

“¿Has liderado alguna vez como para tomar la iniciativa de esa manera?”.

“Eres demasiado joven para tener ese descaro y retarnos asi de claramente”.

“Este negocio no es para alguien tan frágil como tú”.

Si además sumas a todo lo de arriba, no tener miedo al fracaso. Ni al éxito. Te encuentras con algo así:

“Aquello en lo que fallaste hace años. Te descalifica para postular”.

“No confío en personas como tú”.

“¿De qué universidad dijiste que venías?”.

“¿En qué gran empresa trabaja tu madre y tu padre?”.

“Esperábamos a alguien más joven”.

“Estás sobre-cualificado para esta responsabilidad”.

“Una vez conocí a alguien como tú y me decepcionó”.

“Has fallado tanto que no sé si podrás reponerte a todos esos errores”.

“Has tenido tanto éxito que no sé si serás capaz de superarlo”.

Estas son algunas de las reacciones que los inconformistas son capaces de generar a su alrededor. Saben que es el fruto de un trabajo que incomoda, pero es su trabajo.

Economía inconformista

Ahora, mucho más que nunca antes, la actitud trunca a la experiencia. Insolencia derrota a la ignorancia. Iniciativa vence a la preparación. La acción desplaza a un lado a la estrategia. Particularmente, cuando esto llega acompañado de algo que se ha hecho en la frontera. En el filo de la ultraproductividad. En el margen de la innovación. Al extremo de la creatividad. Allá donde pocos se atreven a llegar. En el lugar donde todavía hay preguntas que necesitan ser descubiertas.

Demasiadas personas, hechos o situaciones te impiden avanzar. Demasiados “no”. Todos ellos están equivocados. No en lo erróneo sobre lo que cada uno de ellos querían o requerían. Si no equivocados sobre todo lo que tu eres capaz de crear y aportar. Posiblemente, qué, quien, cómo y por qué eres, no es para todos ellos.

No conformismo

Inconfórmate. Sigue incomodando. Inquietando. Sobresaliendo. Hasta que el mundo no pueda ignorarte más.

Tú y yo sabemos que no es justo. Aunque también sabemos que es mejor que la alternativa. Inconformista, por favor.

Extra: ayer lanzamos el libro Inconformistas. Hoy lo presentamos oficialmente en Barcelona. 20:30h en Casa del Libro Rambla Catalunya. Ahora dispones de una nueva herramienta para seguir saltando barreras.

Ilustración: Mamen Díaz.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+