Menu
Browsing articles in "Estoicismo"
Ene
15

Cómo vivir como un estoico actual – una guía día a día sobre cómo llevar una vida estoica durante 50 días (experimento)

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Hace unos días que terminé la fase experimental de Vida Estoica, un experimento de estilo de vida (más humanista y filosófico-accionable diría) que buscaba tres cosas: primero probar cómo se siente alguien antes, durante y después de pasar 50 días viviendo como un estoico aplicado en el mundo actual. Segundo, comprobar cómo se puede vivir abrazando la filosofía estoica de forma radical. Y tercero, crear una guía sobre estoicismo moderno, paso a paso, comprensible, real y testada.

cómo vivir estoico - cómo ser un estoico - gumía sobre estoicismo

Para llevarlo a cabo decidí poner en práctica los preceptos y enseñanzas más útiles y prácticas que he ido aprendiendo desde que en 2017 empezara a iniciarme en la filosofía estoica, el fin vivir cómo un estoico y crear una guía sobre estoicismo – moderno que me sirviera a mí y a personas con quien pueda resonar.

Desarrollo del proceso: 50 días tratando de vivir cómo un estoico

Estas cuatro fases explican lo vivido durante el experimento con parámetros, aprendizajes, descubrimientos y conclusiones:

  1. Fase inicial.
  2. Fase 10 días.
  3. Fase 22 días.
  4. Fase 34/50 días.

Esto formaría parte, como anexo, de esta guía sobre estoicismo moderno.

Indice de secciones – experimento estoico

Han sido 50 días viviendo estoico (en realidad más), solo interrumpidos por el retiro de meditación Vipassana en el que entré cuando llevaba 48 días. El experimento consta de diferentes secciones y formas de análisis – aplicando y adaptando el método científico como vengo haciendo en anteriores experimentos:

  1. Observación.
  2. Formulación y contexto.
  3. Medición – cuadro de mando con el análisis más cuantitativo.
  4. Experimentación – análisis experiencial día a día, parte más cualitativa.
  5. Hipótesis.
  6. Falsabilidad
  7. Aprendizajes validados.

* He tratado de respetar al máximo los parámetros de la forma más fiable posible.

1. Observación

Se observa que las personas estoicas viven mejor la vida, menos irritables y estresadas, más tranquilas, sosegadas, íntegras y en un estado de paz mental, emocional y espiritual casi imperturbable. Dicha observación se basa en los diferentes ejemplos que se pueden encontrar tanto en las diferentes fuentes que representan las obras de Séneca, Marco Aurelio, Epicteto, así como Daily Stoic y Cómo ser un Estoico, y en personas de rasgos estoicos que poblaron y pueblan la tierra.

2. Formulación y contexto del experimento Vida Estoica

Este experimento se formula a través de seguir una serie de “preceptos” y enseñanzas que vienen desde los más grandes maestro del estoicismo, como de estoicos modernos como Robert Greene, Massimo Pigliucci, Tim Ferriss, Ryan Holiday, y por su puesto de un proceso prueba-error muy personal mezclando técnicas, hábitos, comportamientos y acciones.

El contexto se da en un individuo, que soy yo mismo, ya iniciado en la filosofía y arte estoico, con bastante autodisciplina, autoconsciencia y familiarizado con este tipo de experimento, a pesar de no haber sido la primera experiencia que ha implicado rediseñar mi estilo de vida.

3. Medición – Cuadro de mando

Para poder vivir como un estoico es necesario analizar, por eso he diseñado un cuadro de mando. Es decir, una tabla de excel donde he ido analizando hasta un máximo de 34 parámetros cualitativos y cuantitativos:

  1. Fecha.
  2. Día.
  3. Dormir en el suelo.
  4. Ritual matutino estoico.
  5. Comidas.
  6. Reconocimiento y apreciación alimentos.
  7. Ayuno.
  8. Críticas.
  9. Halagos.
  10. Opiniones.
  11. Entretenimiento.
  12. Distracciones.
  13. Uso redes sociales.
  14. Emoción en decisiones.
  15. Aceptación.
  16. Ojos cerrados.
  17. Gratificación retrasada.
  18. Visualización negativa.
  19. Dicotomía del control.
  20. Hablar, pensar, actuar lento.
  21. Agradecimiento vital.
  22. Conversaciones sobre terceros.
  23. Risa fácil/cinismo/sátira.
  24. Silencio en conversaciones.
  25. Actos/eventos sociales.
  26. Austeridad.
  27. Cosas necesarias para vivir el día.
  28. Necesidad.
  29. Ritual serenidad.
  30. Qué no he podido controlar.
  31. Que he podido controlar.
  32. Observaciones.
  33. Amor Fati.
  34. Meditaciones estoicas.

4. Análisis experiencial día a día

Esta es la parte que más oro tiene de todo el experimento y de esa guía/informe.

A diario, he ido recogiendo todo tipo de aprendizajes, lecciones y descubrimientos fruto de todas las enseñanzas y preceptos estoicos que he ido llevando a cabo con rigurosidad. Y también relacionados con llevar una vida estoica, comportarme como un estoico y practicar el estoicismo, empezando por el día de situación (el 0) hasta el día 50 que terminó el experimento.

cómo vivir como un estoico - guía sobre estoicismo

Cada día  es una mezcla de acciones, aprendizajes, fallos, logros, resultados y descubrimientos. En ocasiones cito a grandes estoicos y a que aprendizaje o técnica me ha llevado eso. Además, he desarrollado cada uno de los días en formato “puntos clave” para una mayor compresión.

Día 0 – 07/11/19: queriendo ser estoico

  • Reaccione a lo que creí que eran.
  • Entré en conversaciones de terceros.
  • Me reí cuando otro estaba siendo confrontado por otro, algo impropio de un estoico.
  • Tuve un ataque de celos, envidia y falta de cariño.
  • Cené en un restaurante, un lujo innecesario.
  • Dormí en una cama cómoda en un hotel.
  • Anduve sin ir en taxi, solo andando.
  • Decidí no comer en un restaurante.
  • Comí de más – avaricia y ansia.
  • Trabajé de más cuando no tenía la necesidad.
  • Me irrité fácilmente.
  • No controlé lo que podía controlar, aunque lo intenté.
  • Estuve pendiente de otros y no de mí.
  • Dije “no sé”, “no me importa” cuando alguien vino a mí a sacar cosa, atacarme o a jugar.

Día 1 – 08/11/19: empezando a ser estoico

  • Me auto-impuse un ayuno cuando no tocaba.
  • Reaccioné con calma cuando me olvidé el portátil en el avión.
  • Pensé antes de criticar a una tercera parte, y no lo hice.
  • No alabé, ni critiqué, algo muy estoico.
  • Seguí vistiendo la misma ropa.
  • No bajé los brazos ante el cansancio.
  • Estuve atento a pesar de no querer estarlo.
  • No di opiniones, ni consejos.
  • He permanecido  en silencio todo el día, excepto en la entrevista a Dan Brown y en los vídeos que grabé.
  • Actué de forma productiva sin esperar reacción ni siquiera.

Día 2 – 09/11/19: siendo estoico

  • Decidí hablar más lento, actuar más lento, pensar más lento.
  • No salí de casa en todo el día.
  • Dormí 12h en el suelo con la cama al lado.
  • Haber comprado menos de lo que debía, pretender que no tenía dinero.
  • Escuchar a mi amigo sin ningún juicio, ni alabar, ni criticar.
  • No comprobar ninguna red social, solo entrar para publicar.
  • Cero entretenimiento burdo, solo vi un documental sobre enseñanzas de Epicteto, lectura de libros, escribir y ver documental sobre chamanes.
  • Desayuno a las 8pm, fruta y cereales y miso. Comida a las 23:50h, tofu con verduras.
  • Tres duchas de agua fría en el día.
  • Agradecimiento por estar vivo.
  • Incluyendo el ritual de la serenidad como hack estoico.
  • Más calmado en mis acciones y pensamientos.
  • Menor pérdida de tiempo, menos distracciones. Más enfocado.
  • Más consciente sobre decisiones y elecciones.

Día 3 – 10/11/19: intentando pensar como un estoico

  • He actuado como si no tuviera comida hasta las 21h.
  • Andé ligero de ropa con frío durante 30 minutos.
  • He practicado al completo el ritual de la serenidad.
  • Lista de las cosas que puedo y no puedo controlar para enfocarme en la primera lista.
  • 90 minutos de retiro en mí mismo.
  • He interactuado con personas en redes sociales sin ser llevado por distracciones, pasiones o decisiones emocionales.
  • Me doy cuenta de que el ansia por comer llega a última hora de la noche.
  • Rectitud de espíritu intocable por las tentaciones.
  • He pretendido actuar como si hoy no hubiera agua caliente, todo agua fría.
  • He visto como conversaba conmigo mismo com tratando de poner más atención, ser más consciente, y no, no se trata de eso, sino de entrenar la mente, las emociones el espíritu.
  • He dormido 6 horas en el suelo. He meditado 48 minutos y he practicado las oraciones estoicas.
  • Hoy lo veo más asequible que ayer.

Día 4 – 11/11/19: viendo como un estoico

  • Hablar con no tan entusiasmo cuando recibo una gran noticia.
  • Ser escéptico y prudente cuando persigo un proyecto donde no todo está bajo mi control, de hecho, el resultado no está bajo ni control. Aunque daré lo mejor que tenga por el puro placer a la acción.
  • Quitar el entretenimiento de la música entretenida y cambiarla por la más apropiada: podcasts sobre estoicismo.
  • Dormir cómodamente en el suelo por 7 horas.
  • No atender llamadas cuando no es el momento.
  • Dedicar dos minutos para pensar en todo, esperar todo.
  • Resistir mi mente ante impulso de ir a comprar – pretender que no tengo dinero.
  • Darme la vuelta en dos ocasiones que mi mente me había hecho levantarme del puesto de trabajo para distraerme con algo.
  • Trabajar la visualización negativa con cosas que podrían suceder y no sucedieron, pero que me prepararon para otras que sí sucedieron.
  • Mantenerme alejado de cualquier estímulo de entretenimiento.
  • Comer leyendo un libro.
  • Comer sin aceite, ni salsas de ningún tipo. Comer austero.
  • Alegrarme por el éxito de otro aunque sea a mi costa – cambiar el estado a contento a pesar de saber que lo ha hecho utilizando mis bienes y ni siquiera lo consultó.
  • Resultado de tiempo; es que estoy acabando de trabajar mucho más pronto que en los últimos meses, así como con la mente despejada y las emociones fuertes, y sobre todo el alma ensalzada.

Día 5 – 12/11/19: actuando como un estoico

  • Cerrarme a hacer halagos, no criticar tampoco, incluso a pesar de que podrían haber habido bastantes críticas por ambas partes.
  • No entrar en juicios de valor por el comportamiento de otras personas, aunque han habido motivos, o al menos eso creo.
  • Empezar a practicar un poco el sufrimiento planificado, y de una forma u otra la austeridad planificada.
  • He reaccionado más lento ante las interacciones en las reuniones.
  • He manejado bien tres situaciones de estés donde yo no tenía el control en absoluto.
  • He visto mi forma de actuar desde fuera y he actuado de acorde.
  • He creado cuatro momentos para retirarme en mí mismo.

Día 6 – 13/11/19

  • Cada vez que reacciono contra algo mi espíritu se resiente y yo lo noto.
  • He negado tres veces reaccionar negativamente situaciones con las que no estaba de acuerdo.
  • He visto momentos donde iba a criticar o halagar y no lo he hecho.
  • He obviado tres opiniones.
  • He abierto mi coraza para decir que no tenía ni idea de algo que no sabía y de lo que solo hubiera dicho algo inválido.
  • He centrado las energías en tratar de todo lo que podía controlar y dejar marchar el resto.
  • Aprendiendo sobre la pobreza, vergüenza y sufrimiento planificado.
  • La visualización negativa hoy ha sido clave para controlar situaciones que han sucedido, y otras de gran calibre que podrían suceder si me confío en que todo suceda como mis expectativas dicen que sucederá. El destino la fortuna están muy por encima de eso.
  • Evité utilizar el coche haciendo gala de vivir con la restricción innecesaria, pero necesaria, de no utilizar el coche como un lujo.

Día 7 – 14/11/19: observando como un estoico

  • Aprender a observar de una forma más atenta y sabiendo que en cualquier momento podría reaccionar.
  • Aplicar en cinco ocasiones cosas que vienen a mí y no puedo controlar y las he dejado marchar.
  • Eliminar la etiqueta de el frío no me gusta y he dicho “el frío es el frío”.
  • Trabajar en lo que creo que es necesario para mi día y dejar lo otro a un lado.
  • No preocuparme por las impresiones que me creo de las cosas, solo por el acto natural de las mismas.
  • Darme cuenta de que estaba en el sitio que estaba haciendo lo que quería hacer.
  • Vigilarme como un enemigo y a la vez, como un amigo.
  • Saber que lo que va a pasar es el fruto de los actos que yo realizo, al menos los que puedo controlar, dejando el resultado al libre albedrío.
  • Darme el gusto, que no placer, de comer algo diferente. Porque lo merezco.
  • Estar más calmado y sosegado en las interacciones con las personas.

Día 8 – 15/11/19

  • Nada es personal o al menos no debía serlo.
  • Día donde no he reaccionado, solo he ido visualizando lo que iba pasando.
  • Día donde cuando he reaccionado lo he hecho más pausado.
  • Me he sorprendido a mí mismo intentando controlar a personas.
  • La pregunta “¿Qué regalo no estoy viendo?” me ha salvado en una ocasión de caer en una explosión emocional.
  • He aplicado el mantra “dame lo que quieras, llévate lo que te plazca
  • Nada se consigue con nada, sí como todo tiene un precio.
  • Destacar el entrenamiento de la justicia tomando las acciones que más adecuadas fueran para todos.
  • Utilizar el coraje para hacer lo adecuado sin importar el resultado.
  • La templanza para no acabar sobrecogido por toque no puedo controlar.
  • Utilizar la sabiduría práctica para navegar situaciones complejas que han surgido en el programa de excelencia, utilizando la razón y la calma.

Día 9 – 16/11/19

  • Observando con detenimiento lo que puedo controlar y lo que no.
  • Parando más segundos antes de responder, reaccionar o actuar frente a otra persona, al saber que no puedo controlar su reacción, acción, etc, pero si la mía.
  • Aplicando el “observar” y no “reaccionar”.
  • El hablar sobre terceras personas ha sucedido a pesar de haberlo visto y saber que no lo iba a hacer, la tentación me ha podido y me ha vencido.
  • He tomado espacios de tiempo para estar dentro, cuando otras veces no los hubiera aprovechado.
  • Alegre por la alegría y avance de un amigo, pero sin alabar ni criticar.
  • No sentir nada de envidia o celos por otros éxitos o triunfos.
  • Pausar mi comunicación, ir más despacio, pudiendo utilizar los pensamientos y palabras más adecuadas.
  • Cuando hay programas o proyectos como PEIG, es un vendaval de emociones, decisiones y trabajo que cuando me doy cuenta me gana por sorpresa, tengo que estar muy al acecho.
  • Me vigilo cada día un poco mejor y más cercanamente.

Día 10 – 17/11/19

  • Añado un día de ayuno extra.
  • Pretendo que no tengo ropa de abrigo, a pesar de los 5º grandos de temperatura.
  • No digo a los demás qué deben hacer, dejo que ellos lo descubran.
  • No hablo a menos de que me pregunten.
  • Miro a las apariencias como apariencias y no dejo que me cuenten la historia.
  • Duermo siesta en el suelo.
  • Hablo de mí con hechos y nada más.
  • No hago el ritual de la serenidad.
  • Estoy preparado gracias a la visualización negativa.
  • Añado amor y lo demuestro, y no odio.
  • No intercedo en las emociones o decisiones de los demás.
  • No retengo nada en mi mente, actúo como pienso y soy honesto con todos y con todo.

Día 11 – 18/11/19: pobreza planificada

  • Andar por Valencia como si no tuviera dinero para desplazamiento, o si no tuviera coche.
  • Comer “micro” sin hacer nada más que el mero acto de comer.
  • Recorrer desde Talavera hasta Valencia, en un día entero, viniendo a mí mismo que no tenía dinero y actuando en consecuencia.
  • No alterarme en absoluto cuando he recibido una mala noticia, porque no la he visto como mala.
  • Estar sereno cuando he tenido que hablar sobre temas complejos y emocionales con otra persona.
  • Hablar muy objetivamente de una tercera persona.
  • Utilizar los paseos para conectar con el entorno y hablar conmigo en voz alta.

Día 12 – 19/11/19

  • Actuando como Séneca aconsejaba, “como si nuestros pensamientos estuvieran sometidos a escrutinio público”.
  • He actuado con prudencia siempre que he tenido que responder, intervenir y aportar en consultorios, reuniones, jurado de startups e incluso en mi propia conferencia.
  • Ha sido difícil evitar halagos, pero nos los he dado, así como las críticas, las he contenido.
  • Negación a conducir y a andar, por supuesto me han llevado a un sitio y a otros. 
  • He rechazado romper mi plan de alimentación en dos ocasiones, e incluso cambiarme de ropa.
  • He aguantado la risa floja.
  • He actuado a la inversa de la venganza cuando he tenido la oportunidad de devolverle a alguien un ataque.
  • Ante una situación de incomodidad, he ayudado a la otra persona y he dejado que la apariencia se disolviera.

Día 13 – 20/11/19

  • Día donde he caído en cuanto he tenido que explicar qué hacía, porqué lo hacía y cómo lo hacía.
  • He visto como mi inercia me llevaba a justificaciones.
  • Quejas, lamentaciones y algo de ira o envidia por haber estado y no haber podido trabajar.
  • Saltarme el estoicismo en las comidas.
  • Ser prudente ante hacer algo con alguien de poder.
  • Hablar con calma, no con falta de certeza.
  • No he aplicado mucho estoicismo hoy.
  • Me ha podido una situación donde no he podido trabajar lo que deseaba, luego entendido que así ha debido de ser, así lo ha querido la fortuna.
  • He visto cómo enfocar mejor el feedback al no hacerlo personal.
  • He percibido la forma de ser más honesto con la gente.
  • Me he visto siendo dominado por las fuerzas externas y he reaccionado a tiempo.
  • He visto las cosas desde otra perspectiva, incluso aún cayendo he podido ser más virtuoso.

Día 14 – 21/11/19: esquema mental estoico

  • Día de contención, no dejando escapar emociones, ni reacciones.
  • En este día he creado el esquema mental estoico. Donde he conceptualizado y he trabajado sobre el poder de la mente.
  • He estado más atento a mis impulsos, no dejándolos reinar sobre mi principio rector.
  • Refrenando todo impulso de comida, de reacción, de trabajo, de desconexión, impulsos de enfado, ira, rabia o injusticia.
  • He parado mucha de la conversación conmigo mismo, la interna saboteadora que a menudo aparece.
  • No tomar nada como personal, es decir, no intentar controlar lo que se escapa a tu control, y no hacerlo tuyo, ni guiarte por las meras apariencias hace que no te preocupe apenas nada.
  • Baño con agua congelada al principio de la mañana sin queja alguna.
  • Es más difícil no halagar que no criticar. Es entonces cuando te das cuenta de la falsedad que hay entorno a alabar a alguien.
  • He contado tres ocasiones donde las apariencias y las suposiciones me han llevado a juzgar a alguien, excepto que no he acabado haciéndolo porque he identificado el proceso antes de reaccionar.

Día 15 – 22/11/19

  • La historia de ira que había dentro de mí ha desaparecido cuando he visto que solo podía enfadarme conmigo mismo por no haber estado a tiempo, que no era que yo tuviera menos tiempo, era que yo me había comido el tiempo.
  • Aceptando la historia que pasa como está pasando, la de que se marchen dos personas de SOP Madrid, la de que tengan que despertarme a primera de hora de la mañana para comunicármelo y tener que mediar en una de las bajas. Así como la de que los obstáculos en forma de tiempo y retrasos.
  • He dejado cosas a un lado que veía que estaban entreteniéndome sin propósito alguno.
  • He resistido cosas que podrían alterarme o hacer que cambie mi emoción, las he visto y las he dejado pasar.
  • Entiendo la crítica y el halago, peor no lo comparto.
  • Paro y tomo respiro ante cualquier momento imprevisto.
  • Pienso en lo que puede molestarme y pienso que me puede pasar a mí.

Día 16 – 23/11/19

  • Veo claramente los rasgos que me hacen perder el control.
  • No actúo como una marioneta de sus propios impulsos.
  • Callo cuando no tengo que aportar o no puedo aportar.
  • No muestro placer o dolor, tolero a los dos por igual.
  • Me muevo por valores  principios y eso lo siento.
  • Reflexiono con acierto sobre lo que está dentro de nuestra naturaleza y lo que está fuera.
  • Veo con más calma lo que pasa a mi alrededor.
  • Tomo más lentitud en la acción que me aparta de las cosas y la gente.
  • Veo con más claridad y distingo mejor entre lo que controlo y lo que no.

Día 17 – 24/11/19: manteniéndome estoico

  • Practicando el insomnio planificado.
  • Practicando la autodisciplina férrea.
  • Aplicando el ser prudente en mis respuestas.
  • Viendo los errores que cometo y pidiendo perdón.
  • No dejarme llevar por lo que no conozco.
  • Ponerme en ridículo, hacer cosas impropias para ser juzgado y criticado.
  • No quejarme a pesar de no haber descansado.
  • No cargar contra nadie excepto por mci mismo, porque contra mí es la molestia.
  • Los impulsos me han manipulado.

Día 18 – 25/11/19

  • Empieza la semana de hambruna planificada, 7 días pretendiendo no tener comida.
  • Conecto con la rectitud de mi espíritu, veo todo lo que hago alineado con el universo, conmigo mismo, con mis valores y con mi razón.
  • Veo las decisiones con más calma, las reviso y las examino tanto como a mí mismo, no depositando demasiado emoción, y cuando la deposito, es interna, la que puedo controlar.
  • Valoro cada bocado de comida con la que me alimento.
  • No pongo expectativas en nada que escapa a mi control más absoluto.
  • Dejo que lo que ocurre me embadurne con ello y me revuelva en su suceso, no opongo resistencia.

Día 19 – 26/11/19

  • Decido no comer y no tengo un pensamiento saboteador que me aparte de ello.
  • Me implico en los procesos de no quejarme, no aportar cosas negativas y no restar.
  • Trabajo en no estar desconectado, en hablar más lento, en actuar de acorde a los preceptos estoicos.
  • Inicio conversaciones con una mujer desde el resto, la admiración, los valores y la virtud, en lugar del sexo.
  • Llevo 20 días sin masturbarme y me encuentro muy entero, igual con las duchas de agua fría, todo lo que puedo.
  • Dejo que las cosas lleguen a mí, y filtro lo que me interesa.
  • No opongo resistencia ni a lo interno ni a lo externo.
  • Me centro en ser el héroe ahora, no mañana, no pasado.
  • Investigo y trabajo en mi cultivación personal.
  • Debo seguir trabajando en erradicar expectativas.
  • No debo confiarme por nada externo.

Día 20 – 27/11/19

  • Nada se consigue por nada, todo tiene un precio.
  • Veo a mi alrededor que el precio que creo que la gente está pagando no es el que siempre había creído.
  • Entiendo que hay otra apariencia más que la que hay, la que no es tan vibrante y llamativa.
  • Aplico la forma de hablar cauta y prudente para no dejar mi ego y lo no necesario salir, no es necesario.
  • Veo que no debo hablar tanto.
  • Cada interacción la tomo como en armonía completa con la naturaleza.
  • Percibo cada acto como algo potente que cambia el resultado.
  • Siento que todas las personas están actuando de acuerdo al universo, nadie está cometiendo una falta o está actuando mal o contrariamente.
  • Sé el precio que hay que pagar y decido pagarlo.
  • Tomo con amabilidad, gracias y despreocupación los pequeños detalles dentro de mi casa que solían sacarme de quicio.
  • No tomo cosas en cuenta sobre alguien en mi casa que antes sí tenía muy en cuenta.
  • Veo la bondad en más partes que nunca.

Día 21 – 28/11/19

  • Hoy entiendo que es lo que debo hacer como debo hacerlo.
  • En conversación en directo en un webinar me he dado cuenta de que estoy alineado con todo lo que pase, cómo pase, cuando pase, porque sí tiene que pasar, y lo mejor que podemos hacer es reaccionar.
  • Estoy en lo cierto cuando digo que la repetición consigue lo que sea.
  • Veo cómo la mente me ayuda a darme cuenta y pausar cuando tengo que pausar, dejo que mi facultad rectora guíe mis movimientos, instintos, palabras y aportes, así como la conversación interna, y dejo que me embriague y me haga uno mismo.
  • Hoy llego al día cuatro de hambruna planificada.
  • Desde hoy he aprendido que tampoco tengo que utilizar un mal lenguaje.
  • Veo que puedo utilizar cualquier herramienta que mi alma me dicte en el momento adecuado.
  • He sentido mayor control sobre mis emociones a medida que avanzo con el experimento y sigo los preceptos y parámetros.

Día 22 – 29/11/19: pilares estoicos

  • Justicia. Razón. Filosofía. Si hay un mensaje central en el estoicismo es este: impulsos de toda clase van a aparecer, y tu trabajo es controlarlos. Puesto de forma más simple: piensa antes de actuar, pregúntate: ¿Quién está en control aquí? ¿Qué principios me están guiando?
  • Ver qué es lo que pasa dentro de la mente y dentro del alma es una necesidad diaria, ver la mente actuar desde fuera y el alma también.
  • He rechazado todo placer, he ido a propósito a comprar al supermercado una gran compra, estando en mi quinto día de hambruna planificada, y no he bajado los brazos, el deseo me ha empujado, pero he aguantado, me he puesto a prueba y he lidiado con ello. No he tocado nada de comida en todo el día.
  • Sé distinguir el hambre del ansia, de la mente, del hambre de la necesidad.
  • He ido andando a todos sitios y me ha tomado horas, lo cual he aprovechado para ver las ventajas del camino y no pensar en lo rápido que hubiera ido en coche.
  • Trabajo, me gusta trabajar, sé que estoy aquí para eso, y no renuncio nada de lo que es como es.

Día 23 – 30/11/19

  • Coloca el bien y el mal solo en aquellas cosas que dependen de ti.
  • Es imposible, entonces, para una persona que se cree dañada deleitarse con lo que parece ser la causa del daño, como le es imposible sentirse complacido por el daño mismo.
  • Donde hay interés también hay devoción.
  • Entro en modo estoico cuando estoy con otras personas sin darme cuenta, actúo más pausado, reflexivo, calmado, de mente,e de comportamiento, decisiones y habla.
  • No entro en nada que pueda parecer un juicio barato contra cualquier alma.
  • Conozco más sobre la magnanimidad e intento aplicarla en el día, es la grandeza de ánimo, el ver las cosas con amabilidad, dulzura y armonía en lugar de entrar a ser irritables, molestos o negativos. Hoy en práctica en dos ocasiones, siendo noble de alma y moviendo ningún mal gesto cuando podría ser fácil haberlo visto.
  • no he sacado ningún juicio, ni opinión ni punto de vista infectado por nada que pueda corroer.
  • “Busquemos algo bueno, no en apariencia, sino sólido y duradero, y más hermoso por sus partes escondidas; descubrámoslo. No está lejos: se encontrará; sólo hace falta saber hacia dónde extender la mano; mas pasamos, como en tinieblas, al lado de las cosas, tropezando con las mismas que deseamos.” – Séneca

Día 25 – 01/12/19: estoico impterturbable

  • ¿Qué es aquello a lo que hay que estar pendiente durante el día dentro de nosotros? Lo moral, lo natural y la razón, y permitir que la suma de las tres cosas nos guíe.
  • Las cosas que no dependen de nosotros, es absolutamente seguro, que no serán ni buenas ni malas. No vayas ni con deseo ni con aversión; si así lo haces, te acercaras con miedo. Ve con la idea clara en tu mente de que todo lo que pueda ocurrir es indiferente y no te concierne.
  • Nadie debería dejar de trabajar la magnanimidad, la grandeza del alma en tiempos de crisis.
  • Cuando algo te azota, deja que te azote y no te muevas, solo míralo, obsérvalo y intenta sacar que es lo positivo que puedes extraer, no dejes que tu ego se engatuse con ello, mantente distante.
  • Hoy he mantenido conversaciones que sentía que debía hacer.
  • He visto la imperturbabilidad de mi espíritu cuando he sido atacado emocionalmente.
  • Si no reacciones, si te quedas quieto, ganas.
  • Es vital no entrar en discriminaciones con nadie, incluso aunque puedas pensar que lo merecen.
  • Nadie es mejor que nadie, nadie es peor que nadie.
  • Mírate en todo momento, sobre todo cuando vas a hablar o interactuar con alguien, vigílate.
  • Lo que duele, ataca, hiere o angustia solo está en nuestra mente.

Día 26 – 02/12/19

  • Observa gravedad y equilibrio y evita cualquier comportamiento desagradable.
  • “Cuando vayas a ver a una persona que ocupe un cargo importante, hazte a la idea de que no lo encontrarás en su casa, que se te impedirá acceder a él, que ni siquiera se te abrirá la puerta, o que el personaje en cuestión no querrá atenderte. Y si con todo esto, tu deber es visitarlo, acepta lo que suceda, y nunca te digas a ti mismo que la respuesta no ha sido la adecuada” – Epicteto sobre la recompensa retardada.
  • He tratado problema como una solución, he mirado al problema como lo que es nada más que una vía para sortear un obstáculo, y entonces visto fácil como solucionarlo.
  • Ha surgido un problema en casa, un ruido (molesto) que no paraba, entonces he empezado a escucharlo, a observarlo de manera diferente y a contar los ruidos, entonces su molestia ha dejado de ser una molestia, lo he ido entendiendo, hasta que he seguido con el ruido como si forma parte de la tranquilidad. Luego, cuando estaba totalmente normalizado, me he levantado y lo he arreglado.
  • No he hablado sobre temas que no debía hablar y he permanecido en total silencio con clientes, equipo, y Sven (compañero en casa por unas semanas).
  • En la bici por la noche casi 2 horas más y en ocho días de hambruna planificada, he olvidado el hambre y la comida, y el apetito por siete días. Cuando el espíritu es fuerte, la mente no tiene nada que hacer.
  • He llamado las cosas por su nombre, no he concluido números altos, ni bajo, solo he hablado con propiedad y he dicho lo justo.

Día 27 – 03/12/19

  • Que el silencio sea la norma general, o que se diga solo lo necesario con parquedad de palabras. Y raras veces, solo cuando la ocasión lo demande, dirás algo” – Séneca.
  • Excluye todo lo que es motivo de ostentación o lujo.
  • Cuando has decidido que una cosa debe ser hecha y la estás haciendo, nunca evites que te vean.
  • “Cuanto estés comiendo con otros, acuérdate de pensar no solo en el valor que para el cuerpo tienen las cosas que se te ofrecen, sino también en el valor de la conducta que se debe observar con el anfitrión” – Epicteto.
  • La comida es el mejor test de autocontrol y templanza que existe, porque se presenta ante nosotros cada día, y es entonces, cuando cada día tenemos la oportunidad de trabajar la fortaleza mental. El placer de la comida se revela cuando lo asimilamos en la digestión.
  • El fallo es natural, el arrepentimiento es inútil y absurdo. Como decía Marco Aurelio “el impedimento de la acción avanza a la acción”
  • No he sido perturbado por molestias como repetir las cosas, tener muchos contactos, cinco imprevistos que han ocurrido y me han hecho modificar los planes más de seis veces y todas las interrupciones que han aparecido y no he podido controlar. Ha sido como debía ser, lo h agradecido y lo he visto como la oportunidad de trabajar la templanza.

Día 28 – 04/12/19: el alma de un estoico

  • “Ten cuidado de no dañar la parte recorta de tu alma; si observas esta norma en todos sus actos emprenderás con mayor seguridad.” – Marco Aurelio.
  • Usa el carácter como tu herramienta número uno, que te defina, que sea tu escudo, tu tarjeta de visita y que se algo que te mida y mida a otros también.
  • La trampa del “no te voy a mentir”, “te voy a decir la verdad”, “honestamente”, es que no podemos ser más exagerados o llamativos, solo tenemos que hablar como cada momento sea así, no solo hablar, sino  actuar y pensar.
  • Hoy la fortuna me ha embestido con errores que he tenido que enmendar que otros han cometido y me perjudicaban a mí, mi imagen, marca y credibilidad, pero que es eso sino apariencias, expectativas, promesas y palabras en el aire. Soy mucho más que eso, y si mis virtudes van delante y los mantengo eso se verá ensombrecido por la grandeza de mis acciones.
  • La fortuna me ha puesto pruebas como soportar el cerrajero, como tener el teléfono si funcionar, el ordenador que daba problemas.
  • Y por si fuera poco, como momento final, antes de salir en vivo todo ha fallado y no he podido ejecutar la presentación y grabación, lo cual he convertido en una grandísima oportunidad para no solo salvar los muebles sino hacerlo mejor que inicialmente.
  • He calmado mis impulsos, presión y ansiedad y he hecho lo mejor que sé hacer, ir a por todas a pesar de las circunstancias. 
  • He estado alineado con lo que pasaba sabiendo que lo único que lograría sería ir por debajo si reaccionaba, solo tenía que dejarlo fluir.
  • Como decía Epicteto, que pasa, que pase, que cambia, que cambie, que molesta, que moleste, yo seguiré igual con mi templanza.
  • Hoy todo se ha torcido, pero yo no he visto que se torciera nada.

Día 29 – 05/12/19

  • “Cuando alguien te trata mal o habla mal de ti, recuerda que lo dice o lo hace porque piensa que debe hacerlo. Si un hombre supone que un proposición verdadera es falsa, no es la proposición la que resulta perjudicada por ello, sino el hombre que se equivoca en su juicio. Actúa así porque le parece así” – Epicteto.
  • No hay que juzgar el comportamiento de otras personas, sino el nuestro propio.
  • Si me rindo a la evidencia, acepto lo que soy y lo admito y obro así delante de cualquiera, eso es lo más cercano a la libertad que estaremos.
  • Decir a alguien algo sin complejos o tapujos es no engañarse a uno mismo.
  • No he entrado a trampas fáciles que requerían de tu implicación emocional.
  • No he decidido de forma irracional sino desde la razón.
  • He tratado conexiones humanas con respeto y admiración.
  • He conversado con mujeres siempre desde los valores estoicos.
  • No he reaccionado con cosas que siempre me hacen salir de mis casillas.
  • He borrado comentarios emocionales que iba a publicar.
cómo practicar el estoicismo - guía sobre estoicismo moderno

Día 30 – 06/12/19 : obrar como un estoico

  • Antes de determinar la intención de alguien, ¿cómo sabes que está actuando mal? Así no te sucederá que, al percibir algunas apariencias, asientas otras.
  • He encontrado la diferencia entre criticar y establecer hechos, nombrarlos sin sentimientos, ni ira, ni desprecio o culpabilidad.
  • Cuando evaluó los hechos y no los juzgo estoy ganando porque no me dejo llevar por lo que creo que son al suceder.
  • Hoy iba a comer, por eso he decidido no comer en todo el día.
  • No he mantenido ni una sola interacción con una distracción en todo el día.
  • Al dar feedback lo he hecho sin pensar que alguien puede ofenderse o que alguien puede ofenderme, lo cual me ha permitido ser mucho más cordial y objetivo.
  • He visto cosas que poder controlar y he dejado de intentar controlarlas, porque mi mente solo quería eso.

Día 31 – 07/12/19: Amor Fati

  • “No busques que todo suceda como dejarías que sucediese, si no desea que todo pase como actualmente es – entonces tu vida fluirá” – Epicteto – Los estoicos lo llaman el “arte de la aquiescente”, aceptar más que luchar por cada pequeña cosa. Disfrutar lo que ha sucedido, sea lo que sea.
  • Amor Fati (el amor por el destino) no es solo aceptar, es amar todo lo que suceda. Desear que lo que ha sucedido suceda es una manera inteligente de evitar la decepción porque nada es contrario a nuestros deseos. Sin embargo, ¿sentir gratitud por lo que sucede? ¿Amarlo? Eso es una receta para la alegría y felicidad.
  • Aprender a permanecer en silencio más, sin tener que sacar lo que sabes o lo que crees ahí afuera si no sientes que es necesario.
  • Crear espacios sagrados llenos de ecuanimidad.
  • Hablar desde lo más profundo que tengo.
  • Mostrar mi más profunda vulnerabilidad ante una persona que admiro, respeto y amo.
  • He dejado que las emociones internas florecieran sin tener que preocuparme por lo que las externas podrían afectar.

Día 32 – 08/12/19

  • Has hecho todo lo que podías – y ahora, lo que deba pasar pasará, estarás listo para aguantar lo que tenga que pasar.
  • El resultado pertenece a alguien o algo más grande que tú.
  • No importa cuánta preparación, no importa cómo de habilidoso o inteligente seas, el último resultado depende de algo que está fuera de tu alcance. Cuánto antes lo sepas, mejor irá todo.
  • Hoy he reaccionado toscamente a ataques emocionales de fuerza he dejado que las emociones externas me dominaran.
  • Los impulsos me han controlado y he cedido ante las opiniones externas.
  • Han habido dos momentos donde estaba en mi cosas en lugar de con mi gente.
  • El teléfono me ha desconectado por unos instantes pero bastante.
  • He incumplido mi compromiso de llegar a tiempo por ser demasiado optimista.
  • Las cosas externas me han dominado en bastantes momentos: distracciones debates, opiniones, consejos, juicios, etc.
  • He logrado ver todo esto al examinarme, aunque sea a posteriori.
  • Disfrutar del placer por no desearlo, tener el placer pareo no valorarlo.

Día 33 – 09/12/19

  • Utiliza las enseñanzas (recordatorio).
  • “Si me limito a admirar la exposición, ¿en qué me habré convertido sino en un gramático en lugar de un filósofo?” – Epicteto.
  • Hoy me he desentiendo de cualquier opinión, juicio y recomendación. Lo he visto claro. Empezando por mí mismo antes que nadie.
  • He quitado cualquier importancia  los sucesos que podrían haber sido considerados como desagradables. Eran como debían ocurrir.

Día 34 – 10/12/19

  • Y si cualquier cosa, penosa o no penosa, gloriosa o no gloriosa, se te presenta, recuerda que es ahora el combate. Y que de uno depende la derrota y que esa posibilidad de progresar se consume o se pierda.
  • “Aunque todavía no seas un Sócrates, debes vivir como quien quiere ser un Sócrates” – Epicteto.
  • Hoy, preparo las preguntas de la entrevista que voy a hacer a uno de los estoicos más influyentes del mundo, Massimo Pigliucci, que próximamente entrevisto para el podcast,
  • Estoy en tranquilidad y no me altero cuando las cosas no salen como espero, porque como espero es lo que sale, así que no hay nada por lo que uno debe preocuparse, todo sale como debe salir, no deseo que pase algo diferente, deseo que pase lo que está pasando.
  • Soy capaz de evaluarme con más cuidado y detalle cada día gracias a los ejercicios de examinación por la mañana y por la noche.
  • Introduciendo las “meditaciones estoicas” por las noches, escuchar un fragmento del podcast “Stoic Meditations” y extraer una idea aplicable por cada uno de ellos, algo que hago en boli y libreta.

Día 35 – 11/12/19: valor estoico

  • He sido guiado por la honestidad, integridad y coherencia, he hecho a personas desistir de mi proyecto, por convicción.
  • Mis valores me han hecho perder dinero, y estoy contento de que así sea.
  • He admitido errores en público que duelen, y me alegro de que así sea.
  • He entendido que el estoicismo es solo estar tranquilo con lo que uno es. Y he sido cercano y amable con más gente de la que podía asumir en un día.

Día 36 – 12/12/19

  • “Primero estudiemos en qué consiste la felicidad que apetecemos: una vez conseguido esto, hemos de mirar y examinar las cosas que nos rodean, con el fin de encontrar el camino más corto donde podamos llegar a ella.” – Séneca.
  • Ninguna cosa nos proporciona mayores desgracias que aquello que se decide por los rumores: convencidos, además de que lo mejor es aquello que ha sido aceptado por la mayoría de las gentes.
  • Vivimos no según dos da la razón, sino por imitación.
  • El error, que va pasando de mano en mano, nos hace dar vueltas y no apresurarnos al abismo, pareciendo por los malos ejemplos de los otros. Acertaremos tan pronto como nos separemos de los demás. La multitud se ha plantado en contra de la razón, como defensora de su perdición.
  • No hay nada que me tome personal porque sé que la voluntad de la persona con la que tengo la fricción no es crear esa fricción.
  • Añado antes de hacer un comentario la coletilla de “sin acritud, no es personal y desde el respeto”.
  • Actúo de forma estoica pero con mi personalidad.
  • Miro por el bien de los demás.
  • Pienso cuando algo viene y me “golpea” porque me siento golpeado, entonces la perspectiva cambia.
  • Tomo los errores como lecciones pero no dejo que vayan a más, corto con buena actitud, sin tomarlo como personal, y con tranquilidad y templanza.
  • Recibo la crítica como un estoico, como una buena oportunidad si es interesante y viene de buena voluntad.
  • He admitido el levantarme tarde, el no llegar a todo, el olvidarme una cosa, el ir más lento, el ir por detrás, he entendido que era como decía pasar.
  • Con Massimo Pigliucci, he errado en la hora de la entrevista y hemos tenido los dos un gran intercambio estoico, yo honestamente diciendo cómo había sido y él dejándolo pasar sin darle más importancia que la que tiene.
  • He borrado en dos ocasiones dos críticas sobre el trabajo de personas del equipo de mis partners, y he quitado lo que a mis valores no le resonaba.

Día 36 – 13/12/19

  • “He conquistado la necesidad de conquistar el mundo” – Filósofo Escéptico
  • El control sobre uno mismo: significa haber alcanzado el autodominio requerido para el poder real y duradero. Hacer eso significa enfocarnos y trabajar el interior más que el exterior.
  • Me he dado cuenta gracias a josef que estaba criticando cuando podía y debía ser generoso.
  • He estado ante una situación violenta de forma ecuánime.
  • He controlado lo que podía controlar, el boicot interno de mi mente.
  • He restringido mi comida, me he privado de esta necesidad porque he querido, para fortalecer mi mente y espíritu.
  • Cuando quería ir a la cama he vuelto y he trabajado durante 90 minutos más.
  • No doy importancia a nada externo o material, lo prefiero pero no lo ansio.
  • El lugar y la vida en la que me encuentro es una parada no un destino. ¿Estaremos estancados sin ni siquiera saberlo?
  • Reemplaza la ira por lo contrario. Actúa con lo opuesto a la furia cuando esta te encuentre.

Día 37  14/12/19: tu rol como estoico

  • Juega el papel que se te ha encomendado. Si lo aceptas y lo nutres, llegarás lejos.
  • Pasaré por alto las opiniones de los demás.
  • Tengo un criterio mucho más amplio que todo esto.
  • Conforme la naturaleza de las cosas; no apartarse de ella y formarse según sus leyes, tomándola como modelo, eso es la sabiduría.
  • “Después de haber desterrado aquellas cosas que nos irritan o nos causan terror, se consigue una tranquilidad perpetua y libertad” – Séneca.
  • En lugar de los placeres, en lugar de otras satisfacciones que son insignificantes y frágiles, además de perniciosas, por su misma carrera de desconcierto, surge un inmenso gozo, inquebrantable y continuado; entonces viene la paz en bella armonía con el espíritu, y la grandeza, en estrecha unión con la mansedumbre.
  • Tres superhábitos estoicos:
    • Diario moral estoico.
    • Privación del placer, comodidad y lujo.
    • Meditación matutina.
  • No prestar atención a nada que crea que me ataca.
  • Detenerme más en lo que hay a mi alrededor y observarlo sin prisas.
  • Ver la oportunidad en la adversidad.
  • Ser amable cuando sean duros o maleducados conmigo

Día 38  15/12/19

  • “El universo es cambio. La vida es opinión” – Marco Aurelio. Nuestro entendimiento de lo que algo es es solo una captura de pantalla – una opinión efímera.
  • La felicidad de la vida consiste en tener el espíritu libre y elevado, sin miedo y seguro y colocado fuera del alcance del temor y la ambición; un espíritu para quien el único bien está en la honestidad, y el único mal está en la vileza.
  • He dejado de hacer las cosas porque me he comprometido con ellas y su ritmo natural, practicar el Wu Wei.
  • He fluido con lo que ha pasado y mi día ha cambiado por completo en una dirección que no esperaba y a pesar de no cogerme de forma cómoda, me he adaptado a la perfección.
  • Cuando han surgido imprevistos los he celebrado y me he alegrado e incluso los he verbalizado, eso ha hecho que disminuyera su importancia.
  • Me he retiro en mí mismo, y he revivido el momento mori, he escrito sobre ello y lo he compartido.

Día 39  16/12/19

  • No he juzgado a nadie para bien o mal.
  • No he dejado que nada dictara mi alegría, no la paz, no la tristeza, no el júbilo o el placer.
  • El corazón manda pero con la lógica apoyando.
  • Sigo privándome de todo placer mundano.
  • Me aparto de los vicios, lo material, lo burdo, y me acerco a lo humano y virtuoso.
  • He estado todo el rato comprometido con el trabajo que he sido capaz de hacer.
  • No hay nada que me haya importado más que mi capacidad de hacer las cosas que debía hacer porque hacían el bien.

Día 40  17/12/19

  • Vivir bien, no más, debemos vivir lo que creamos, no lo que podamos.
  • Si te ofenden es cierto ¿por qué deberías ofenderte? Y si no es cierto ¿por qué deberías ofenderte por la verdad?
  • No juzgar a otra persona por algo que no me parecía bien, preguntarme ¿quién soy yo para que me parezca bien algo que no depende de mí? Esto lo ha cambiado todo.
  • Ver con amabilidad, compasión y bondad las acciones malhumoradas de otros. Entender el malestar de otros.
  • Tomar las cosas como algo personal sin la necesidad de que sea personal.
  • Adaptarme a la voz en mi cabeza y dejar que lo que diga esté bien.
  • Lo que tenemos es lo que hemos cosechado.
  • Dormir en el suelo en casa de mi a abuela, ser estoico explicándole a mi abuela porque duermo en el suelo y porque visto poca ropa a pesar del frío que hace.

Día 41  18/12/19: elección razonada

  • Resistir la tentación del sexo.
  • He sucumbido a la tentación de la comida fuera de lugar.
  • He ido al dulce, he comido por ansia, me he castigado a mí mismo, he dejado que mi mente me saboteara.
  • He vuelto al espíritu recto gracias al ejemplo de personas con mi abuelo.
  • He despachado cordialmente a pasiones que he encontrado en el camino.
  • Días como hoy son los que cuesta mucho seguir el ritmo.
  • Es fácil caer en la trampa de la gratificación instantánea, como me ha pasado hoy.
  • El día ha sido encauzado gracias a volver a la elección razonada de mi principio rector en cuanto a decisiones, pensamientos y sentimientos. Ella nunca se engaña.

Día 42  19/12/19

  • “No busques que todo suceda como dejarías que sucediese, sino desear que todo pase como actualmente es – entonces tu vida fluirá” – Epicteto
  • Hoy, como estoico, me he encontrado retado, hoy he tenido que superarme a mí mismo, a la fuerza y sin ayuda, como cada día.
  • Hoy he estado calmado frente a sobresaltos que yo mismo he creado.
  • He rechazado la negatividad,d me he sobrepuesto a la adversidad.
  • Cada día, cuanto más cultivo el espíritu, más imparable me siento.
  • No hay que dar explicación, tampoco hay que callarse, hay que ser cómo se es y a por todas.
  • El estoicismo te alinea el alma.
  • La alimentación, los problemas, el descanso, deporte metas, éxito, fracaso, todo es lo mismo.
  • Puedo darme a la gente porque primero me he dado a mí mismo, y antes me he dado todo a lo que ha ido más allá de mí mismo.

Día 43 20/12/19

  • Es la observación que hacemos sobre las cosas lo que lo cambia todo.
  • Fijarte sobre los juicios que haces mientras los haces y no reaccionas a ellos o los llevas a cabo, es interesante.
  • El supremo bien en el juicio mismo y en el hábito de la mejor intención.
  • ¿Qué hay más allá de la virtud? Nada, ella misma.
  • El Amor Fati te ayuda a reencontrarte con lo que ocurre y verlo como lo que debe ocurrir.
  • Lo que vives es lo que tienes que vivir.
  • Hoy la elección razonada ha conducido todas las decisiones, esfuerzos y sensaciones que he experimentado durante el día.
  • Cuando dejas que tu facultad rectora decida sin emociones y tomas consciencia de que lo que se tiene que hacer, tiene que ser hecho por ti, no queda nada más que se pueda atravesar en el camino, lo superarás.
  • Pienso que siempre podré encontrar una parte de lo que hago si sé mirar más allá de las apariencias o las observaciones que hacemos sobre lo que vemos.
  • No hay una parte equivocada, solo hay un suceso.
  • A veces para no turbarnos tanto, solo no debemos escucharlo todo ni prestarle atención a todo, sino adivina qué, veremos la parte que resta antes que la que suma, así somos.
  • ¿Cómo sabes que estás haciendo progreso? Lo sabrás por tus acciones, eso sí, no esperes siempre acertar y hacerlo todo de una. Irá muy poco a poco, pero progresarás.
  • Acepto que voy a estar peor y tendrá que ser lo que tenga que tocar.
  • El asunto del podcast tenía que ser vivido tal y como ha pasado, tenía que eliminar, que me costara no encontrar la solución, investigar, y ver que es el disco duro y las cosas que quiero hacer. Cuando no logras algo, que sí sea.

Día 44 – 21/12/19: soy estoico

  • Hoy he frenado todo antes de acuáticos contra alguien, he visto la reacción, he visto la negatividad.
  • Hoy la visualización negativa ha funcionado, alguien ha aparecido que ha podido boicotear el programa, he vivido una situación de tensión, y en un principio he dudado, he caído, he reaccionado, he creado un juicio, he juzgado, y luego me he dado cuenta, incluso he coaccionado para que abandonara el programa, pero he visto que no era el camino de la virtud, y lo he puesto todo en el sitio.
  • Choques emocionales que han surtido efecto y otros que no.
  • Ecuanimidad a la hora de ver las cosas hacerlas ver y reflejarlas en otros.
  • No valorar sobre bien ni mal, o sobre bueno o peor, ni sobre me gusta o no me gusta.
  • Quedar atacado por las apariencias. Quedar sobrepasado por mi propio ego.
  • Me preparo a aceptar cualquier crítica y no la veo como una crítica, sino como una ayuda.

Día 45 – 22/12/19: vivo estoico

  • Hoy he hecho un ejercicio muy importante de ecuanimidad estoica, sin juzgar, sin opinar, sin entrar a batallas, estando en el lado neutro.
  • Decido cuando una emoción o sentimiento de otro penetra, y por qué, y cómo, sobre todo cuando me encuentro en medio de situaciones de pena o alegría que vienen de otros.
  • Me doy cuenta de que la virtud está por encima incluso de los sentimientos.
  • Me doy cuenta de que las personas tienen una capacidad de sobreponerse a la adversidad que es increíble.
  • Estoy donde debo estar, cuando pasa algo a lo que me resisto acabo viéndolo por las sensaciones que recorren mi cuerpo.
  • Aceptación del cambio que sufre el programa, lo reconozco, lo abrazo y lo dejo fluir como tenga que fluir, solo así se que no tengo esa crispación mental.
  • Veo las reacciones y no reacciono, camino hacia atrás y me siento.

Día 46 – 23/12/19

  • “La pasión nunca puede penetrar una mente bien desarrollada” – Buda
  • Cuando encuentras confrontación emocional es cuando el estoicismo funciona, si lo practicas, porque te ayuda a ver más allá de tu propia reacción, porque te conecta con lo que está pasando dentro de ti, pero antes de explotar te examina.
  • En este día y ante situaciones adversas, o de enfrentamiento veo la utilidad de esta filosofía de acción, al poder parar antes de actuar y ver que no hay nada contra mí aunque pueda parecerlo, así como no sentir que nada está perturbando a mi espíritu, está tranquilo y sosegado, está confiado porque estamos haciendo el bien, porque estamos conectados con lo que la naturaleza nos depara, y porque estamos en control sólo de nosotros, aceptando lo que pasa como algo que pasa, nada más.
  • Cerrando el PEIG Valencia y dándome cuenta de que algo que me perturbaba era yo intentando ganarle al tiempo, algo imposible, he estado corriendo y angustiado para hacerlo, y eso me ha abstraído del momento, en bastantes ocasiones.

Día 47 – 24/12/19: el bien estoico

  • Vamos a alinear nuestras mentes con estos cuatro hábitos estoicos críticos
    • Aceptar solo lo que es verdad.
    • Trabajar para hacer el bien.
    • Encajar nuestras necesidades y quereres solo solo que está en nuestro control.
    • Aceptar lo que la naturaleza tiene reservado para nosotros.
  • Hoy he vivido una prueba de fuego definitiva de estoicismo, he tenido que lidiar con algo que estaba sucediendo y se escapaba de mi control. La prueba ha sido cuando un coche me ha golpeado y el conductor iba borracho y drogado, agresivo y a punto de agredirme. He mantenido la calma, he examinado lo que estaba sucediendo y no no he reaccionado en absoluto can he observado, he dado un paso atrás, he visto que no podía y no debía controlar nada externo que estaba sucediendo, solo mi reacción que debía ser sabia, templada, justa y perspicaz. He anotado la matrícula y me he marchado sin alterarme emocionalmente ni lo más mínimo, he hecho las gestiones y he dejado el asunto en funcionamiento. Para más genialidad, hoy es nochebuena, así que los servicios de partes no están activos, y mañana entro en un retiro 10 días, así que a fortuna me ofrecía otra oportunidad para ser un estoico y ver que debía ser así, y que yo no debía molestarme, sería arreglado de otra forma.
  • Durante el día han aparecido esos sucesos que tanto tememos y que trato de visualizar en las visualizaciones negativas. A pesar de que no los puedes predecir exactamente, puedes prepararte para algo que te intentará golpear, el incidente ocurrido y algunas llamadas inesperadas, levantarme un poco más tarde de lo normal, y algunas distracciones, hacen que no cumpla mi día, excepto que sí lo estoy cumpliendo, porque he entendido que el día debía desarrollarse de esta manera, es el camino.
  • Mandar mensajes serios, no tener muchas reacciones, medir mis impulsos, cuidarme de las apariencias, refugiarme en mi mismo, estar calmado y tranquilo.

Día 48 – 25/12/19

  • Estas son las máximas
    • Tolerancia.
    • Flexibilidad.
    • Aceptación.
  • Cuando alguien cree en un poder más grande, no hay tal cosa como un evento que va contrario al plan.
  • Pretende que cada evento, deseado o inesperado – sucedió para pasar de esa forma, específicamente para ti. Nunca lucharías contra eso ¿o sí lucharías?

Día 49 – 06/01/20: la virtud estoica

  • Que la virtud sea la primera y que ella lleve la bandera. No por eso tendremos menos placer, pero iremos nosotros quiénes lo dominemos y moderemos.
  • Solo enfocándome en la tarea a mano.
  • Como un estoico, despreciando las distracciones, contactos externos y toda realidad exterior.
  • No prestando atención a nada que no aparece en mi camino inmediato.
  • Estando aquí y ahora con todas mis energías.
  • No dejo que ningún cambio de agenda, de reunión, de decisión que me afecta pero que no puedo controlar, me afecte negativamente, lo que me digo a mí mismo y a las otras partes es “esto es la vida en su máximo esplendor”.

Día 50 – 07/01/20: encendido el modo estoico

  • Quizá hoy será el día en el que vivas la felicidad o la sabiduría. Si fuese así, no intentes agarrarte a ella y no soltarla. Cuánto dura no está bajo tu control. Disfrútalo, reconócelo, recuérdalo. Tenerlo durante un momento es lo mismo que tenerlo para siempre.
  • Memento Mori: recuerda que vas a morir, que no durarás mucho y que los honores, méritos, derrotas, enfermedades, reconocimientos, éxitos, tristezas, muertes y cualquier otra cosa, ya han sido vividas por otros que han venido mucho antes que tú ¿y dónde están todos? Muertos.
  • Amor Fati: ¿alguien muere? Ama ese hecho. ¿Alguien nace? Ama ese hecho. ¿Te despiden? ama ese hecho. ¿Te levantaste más tarde y no hiciste lo que debías hacer? Ama ese hecho. ¿Has dejado pasar una gran oportunidad? Ama ese hecho. ¿Has hecho algo de lo que no estás orgulloso? Ama ese hecho.
  • No puedo controlar el tiempo, el resultado, a otras personas, las redes sociales, a mi familia, el mercado, los clientes, las tendencias, los medios de comunicación, los servicios de atención al cliente, el tráfico, la suerte, l valor del euro, pero sí puedo controlar como juego, si puedo controlar mis acciones y si me centro en esto, será suficiente porque tendré más energía y vivirá más conectado con lo único que importa y puede crear nuevos resultados.
  • Ahora veo el aprendizaje de cualquier persona con la que me cruzo, siempre saco algo positivo de esa persona que a mí me sirve, incluso de las personas que me critican, dudan de mí o me atacan.
  • Estoy centrado solo en las tareas esenciales.
  • La devastación – ese sentimiento de que estamos absolutamente rotos y en shock por un suceso – es un factor de cómo probablemente consideramos ese suceso en primer lugar. Nadie puede estar roto por el hecho de que estar nevando en el verano, porque hemos aceptado (e incluso anticipado) ese tipo de eventos o sucesos. ¿Qué hay sobre las ocurrencias que nos sorprenden? Podríamos no estar tan impactados si tomaremos el tiempo necesario para considerar la posibilidad antes de que ocurriese.

Cómo ser estoico y cómo vivir estoico (50 días – 50 vídeos)

Adicionalmente, aquí puedes encontrar la lista de vídeos en Youtube con los 50 vídeos sobre el estoicismo moderno, ser un estoico y vivir cñomo un estoico, que he grabado durante el experimento:

En realidad encontrarás más vídeos, porque he seguido grabando vídeos sobre llevar una vida estoica aún habiendo terminado el experimento.

5. Aprendizajes validados

En esta sección encontrarás los aprendizajes validados más relevantes fruto de esta experimentacion de 50 días para vivir estoico y ser estoico:

  • Identifica el deseo por más, mejor, algún día y míralo por lo que es: el enemigo de tu alegría y plenitud. Elígelo o elige tu felicidad. Los dos nos son compatibles. Controla tus impulsos.
  • No examines lo que otra gente (incluso tu hermano, padre, madre, amigo) está haciendo, sino lo que tú debes hacer para que tu voluntad sea de acorde con la naturaleza. Pues los otros no te harán daño a no ser que tú así lo decidas; pero serás dañado cuando pienses que se te hace daño.
  • Usa el carácter como tu herramienta número uno, que te defina, que sea tu escudo, tu tarjeta de visita y que se algo que te mida y mida a otros también.
  • Cada día por la mañana, ama lo que sucedió el día anterior y desea que lo que suceda en el día de hoy suceda tal cual como suceda.
  • No importa lo que suceda, lo que suceda no dependerá de mí, sobre todo el resultado, porque habrá algo siempre que se escapará a mi fuerza, control e influencia, algo que solo puedo aceptar y doblegarme a ello, o mejor todavía, actuar con ello, dejándome llevar por la corriente.
  • Lo que el destino nos depara es como la prescripción de un doctor, es bueno para nosotros y para nuestra vida, y destino.
  • El cambio no es bueno, como el status quo no es malo. Ambos solo son. Los eventos son objetivos. Es solo nuestra opinión  la que dicta si algo es bueno o malo (y por lo tanto si merece la pena luchar por ello o en contra) ¿Una mejor actitud? Decidir aprovechar todo. Pero para hacer eso, primero debes cesar el luchar. Así que para poder cambiar con el cambio y acepta rol que sea lo que venga, primero debes dejar de resistirte, y luego no ir con lo bueno o lo malo, solo con lo que es, y eso es todo.
  • Sea lo que sea lo que percibas como déficits, recuerda que hay cualidades positivas que puedes desarrollar y que no dependen de accidentes genéticos. Tienes la elección de ser verdadero. Tienes la elección de ser digno. Puedes elegir ser resistente. Puedes elegir ser feliz. Puedes elegir ser incorrupto. Puedes elegir ser frugal y próspero. Puedes elegir ser amable hacia los demás. Puedes elegir persistir ante situaciones difíciles. Puedes elegir evitar el cotilleo. Puedes elegir ser gracioso.  Y honestamente, ¿no son estos rasgos, el resultado del esfuerzo y la habilidad, más impresionantes que los genéticos? Así que muestra las cualidades del alma, los rasgos de la virtud, los principios y valores que cualquier ser humano puede desarrollar, cultívalos y hazlos florecer, no hay nada más poderoso y admirable.
  • La única forma de tener poder es tener poder sobre uno mismo, es controlarse, dominarse, amaestrarse a uno mismo, el trabajo interior.
  • El universo está en constante estado de cambio. Nuestras uñas crecen, así como el pelo, nos los cortamos y vuelven a crecer. La nueva piel reemplaza a la vieja. Las viajeras memorias reemplazan a las nuevas. Nada es excepto de cambio de esta fluidez que se llama vida y universo, ni siquiera las cosas más sagradas. Entonces, si todo es cambio, cambiemos con ello a su misma velocidad, o incluso más el resto es solo una gran opinión de lo que creemos que es como es.
  • Las personas fuertes resisten la noción de creer que algo nuevo pasará. Sabes que con unas pocas excepciones, las cosas son casi como siempre han sido y siempre serán. Eres como la gente que vino antes que tú, y no eres más que una pequeña contribución antes de que gente como tú llegue después. La tierra está para siempre, pero nosotros venimos y vamos. No importa lo que suceda, hay algo que no cambiará. nacemos y morimos.
  • Aunque en realidad seas una víctima de algo, enfermedad, injusticia, maltrato, puedes erradicarlo – casi inmediatamente – si erradicas la mentalidad de víctima. No confundamos aceptación con pasividad. La clave es que no importa la debilidad o desventaja, está más en tu mentalidad que en los hechos en el mundo, si eliminas el juicio, perderá toda fuerza e importancia.
  • Somos los presidentes de nuestras vidas – y sabiendo que nuestros poderes empiezan y acaban encuentra elección razonada – haríamos bien sin internailizáramos esa misma actitud.  No controlamos las cosas que está fuera de nuestra esfera, pero sí controlamos las actitudes y respuestas hacia esos mismos evento so sucesos – y eso ya es mucho. Es suficiente con que vayamos a por cada día sabiendo que no hay nadie a quien pasar la responsabilidad. Acaba en nosotros. Todo empieza y acaba en nosotros, no en otras personas, la economía, las circunstancias, los políticos o tu pareja, eres tú, todo tú, solo tú.
  • Las barreras de la responsabilidad son inmensas. Es tan fácil quejarse sobre esto o lo otro, o intentar excusarte y justificarte por las cosas que has hecho. Pero eso no te lleva a ningún sitio y nunca alivia la carga. Así que ahórrate la queja, la excusa, la justificación, o explicación.
  • La vida es un estado constante de cambio. Como nosotros. Para u estoico, molestarse por cosas es asumir erróneamente que durarán. Golpearnos a nosotros mismos o culpar a otros es como intentar coger el viento. Resistirnos al cambio es asumir equivocadamente que tienes otra elección. Todo es cambio. Acepta eso. Fluye con eso. Por eso no hay nada que quede estático, menos nuestra vida, lo que viene a nosotros, lo que nos golpea, vivimos o tenemos, aceptarlo es la clave para bailar con ello.
  • La esperanza, y el miedo, ambas son proyecciones al futuro sobre cosas que no controlamos. Ambas son el enemigo de este momento presente en el cual nos encontramos. Ambas significan que estás viviendo una vida en oposición al Amor Fati. No es sobre superar nuestros miedos, sino entender qué tanto la esperanza como el miedo, contienen una cantidad peligrosa de lo que queremos y nos preocupa. Y tristemente, el querer es lo que causa la preocupación. Aprendizaje clave: mide al miedo y a la esperanza por igual, ambos son enemigos de lo que podemos controlar, porque son incontrolables.
  • Nuestras faltas están bajo nuestro control, es por eso que utilizamos la filosofía para sacarlas a la luz y hacerlas visibles. ¿Las faltas de otras personas? Eso es tarea de los demás. Deja a otras personas sus propias faltas. Nada en la filosofía estoica te empiedra a juzgarlas – solo a aceptarlas. Especialmente cuando tenemos tantas propias nuestras. Aprendizaje clave: ya tenemos bastante con nuestras propias faltas como para tener que preocuparnos por las de otros.
  • Nuestra mente debe estar alineada solo con lo que depende de nosotros y rendidos a lo otro que venga. Así actúa un estoico,
  • Lo que ocurre ocurre para ti, en el momento que debe, cuando debe, porque debe y cómo debe, ¿qué vas a hacer contra eso?Ccuando algo sucede y lo vives, aunque sea por unos minutos ya lo has vivido, nadie te lo puede quitar, es tuyo, si lo recuerdas, lo identificas y lo interioridad, ya lo tendrás contigo, no necesitarás vivirlo siempre o más veces, esto es sabiduría práctica.
  • Lo que nos impacta y nos destroza sucede porque pensamos que no podría sucedernos a nosotros, si queremos evitarlo, debemos pensar que no solo puede pasarnos, sino que ya podría estar pasándonos, entender qué está pasando y está bien porque eso está fuera de nuestro control y no hay ninguna ley universal que diga que no nos va a pasar a nosotros.

6. Hipótesis

Cuando una persona se examina a sí misma, se vigila, se cuida y se convierte en un estudioso de sus emociones, impulsos, acciones y comportamientos, dicha persona acaba irremediablemente creciendo. Incluso con el tiempo llegando a convertirse en todo un maestro de su propia vida. Esto es lo que de una manera u otra he entendido realizando el experimento del estoicismo.

Los estoicos y vivir en la frugalidad - guía sobre estoicismo...

El estoicismo, por su efectividad moral y práctica, se convierte especie de sistema operativo que nos ayuda a decidir y actuar bajo  principios y valores humanos como lo son la integridad, la justicia, la frugalidad, la sabiduría práctica, el coraje, la honestidad, la dignidad, humildad, rectitud y el amor universal. Esto nos devuelve una brújula vital para navegar siempre apuntando hacia la excelencia personal y profesional, es decir, hacia la virtud humana.

Entrar en un experimento de este tipo, siguiendo el ejemplo de vida de un estoico de la antigua Roma/Grecia ha mejorado mi vida exponencialmente, mis relaciones, mi trabajo y cómo me enfrento a cualquier cosa, sobre todo a mí mismo, a la muerte, y a lo el destino depare.

7. Limitaciones al vivir como un estoico

Esta hipótesis podría no ser representativa para todo el mundo, puesto que el experimento tiene carácter personal.

Esta guía/informe no es un manual paso a paso de que debes hacer si quieres saber cómo vivir como un estoico, sino una serie de pistas que te ayudarán a crear una mejor vida viviendo como una persona prudente, fuerte de espíritu, justa, valiente y magnánime.

Los resultados aquí mostrados, así como los descubrimientos, podrían no tener la misma eficacia en otras personas.

Las enseñanzas y lecciones aprendidas podrían tener otros significados para otros usuarios.

Se propone que estoicismo, como cualquier otra filosofía similar, no deberían ser dogmas totalitarios o inquebrantables, están para jugar con ellos y extraer lo mejor de cada uno.

Soy consciente que muchos de los pensamientos, acciones y forma de ser que ahora resulta del experimento, también puede derivar de los años y previos de estudio y esfuerzo.

Fin experimento Vida Estoica – ser estoico es un gran hack

Grabé este vídeo al terminar el último día de experimento, es la mejor forma de poder concluir este informe sobre lo que ha supuesto vivir cómo un estoico e intentar ser un estoico aplicado durante 50 días.

Nota: próximamente publicaré un último vídeo en mi canal de Youtube, será después de haber pasado al menos 10 días más después de terminar. Así podré haber integrado todo mucho más al día a día lo que significa ser un estoico, entonces grabaré el cierre del experimento.

Y para acabar:

“Lo único, pues, que ahora exijo de mí es, no que sea igual a los mejores, sino ser mejor que los malos; para mí es suficiente esto de arrancar diariamente alguno de mis vicios, o un poco tan solo de cualquiera de ellos, y censurar mis errores. No he llegado todavía a la verdadera salud, y posiblemente no llegue tan pronto: estoy aplicando a mi gota unos calmantes, más bien que remedios, y muy contento de que me duela menos veces. Comparado, quizá, con la debilidad de vuestros pies, yo soy un gran corredor.” – Séneca.

Dic
22

Conquista la necesidad de conquistarte

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

¿Qué tratas de conquistar? Porque solo puedes reinar sobre una sola cosa, sobre ti mismo. Así que conquista la necesidad de conquistarte, ¿cómo?:

Hazlo sin sentir.

Disfrútalo aunque no te guste.

Inténtalo a pesar de que no funcione.

Arriesga aún fracasando.

conquista la necesidad de conquistarte

Da aunque que te quiten.

Inicia aunque no acabes.

Itera aunque desesperes.

Sonríe aunque te amarguen.

Regala incluso cuando odies.

Exponte cuando te sientas frágil.

Sé aunque no seas.

Quita poder a tus emociones

Cuando dudes, duda y luego actúa.

Cuando sientas miedo, siente miedo y luego actúa.

Cuando falles, falla y continúa.

Cuando no sepas qué hacer, haz algo, lo que sea.

Cree en ti aunque no creas, cree incluso sin creer, es más cree que no crees en ti mismo.

No necesitas sentir, creer, querer, tener, deber, pensar, ni siquiera (llegados a un extremo) ser, necesitas hacerlo y serlo. Ya.

Tu mente no debe estar al mando

Solo hay una forma de desarrollar una actitud imparable y vencer cualquier cosa, y es eliminando la barrera que existe entre lo que tú mente te dice que hagas o no hagas, y lo que tú, desde tu instinto decides que vas a hacer desde lo más profundo de tu alma.

Sé todo lo que necesitas ser, no acabes siendo lo que piensas o sientes, o acabarás siendo un títere sin carisma y sin la magia que cada ser humano trae consigo de serie. 

Ahora que ya sabes que tienes alma, que está guíe tus acciones. No seas la víctima de tus emociones y pensamientos, sé el/la maestro/a que ha conquistado la necesidad de conquistarse a sí mismo. Solo así podrás ser invencible, solo así podrás ser esa fortaleza inexpugnable.

En este vídeo que he grabado dentro del experimento Vida Estoica, trato sobre varios superhábitos para conquistarte a ti mismo.

Conquista la necesidad de conquistarte.

Buen viaje.

Atribución imagen: Zac Fox.

Dic
11

4 grandes trucos estoicos para vivir mejor

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

He pasado ya 34/50 días de estoicismo, de este tercer periodo destacaría algunos grandes trucos estoicos para vivir mejor que he encontrado en el estoicismo: verificar las impresiones, juzgar los juicios, prepararme para la negatividad y cambias las opiniones. Te cuento más en detalle.

Trucos estoicos para vivir mejor:

1. Confía pero verifica

“Antes que nada, no permitas que la fuerza de la impresión te domine. Dile: ‘espera un poco y permíteme ver quién eres y de dónde vienes – permíteme ponerte a prueba’…” – Epicteto.

Tomamos decisiones en segundos basadas en años de experiencia y conocimiento. También usamos la misma habilidad para confirmar prejuicios, estereotipos y suposiciones. La primera, claramente, ayuda, es una fuente de poder, mientras la última parte es una gran debilidad.

Perdemos muy poco tomando un respiro para considerar nuestros propios pensamientos:

  • ¿Es realmente tan malo?
  • ¿Qué necesito saber sobre esta persona?
  • ¿Por qué tengo unos sentimientos/emociones tan profundos aquí?
  • ¿Está la ansiedad jugando un gran papel en esta situación? 
  • ¿Qué es lo que tiene ____________ tan especial?

Colocando las impresiones a prueba seremos menos propensos a ser dominados por las mismas, o hacer un movimiento en falso, uno erróneo o sesgado. Somos todavía libres para usar nuestro instinto, pero siempre deberíamos confiar, pero no sin antes verificar.

Aprendizaje: antes de juzgar, hacer un movimiento, tomar una decisión, suponer u opinar, verifica las impresiones contigo mismo diciendo: “es un prejuicio, impresión, decisión, opinión o suposición, así que antes de iniciar el movimiento quiero saber si estoy en lo cierto o no…”

cuatro grandes trucos estoicos para vivir mejor

2. Juzgar los juicios

Es mejor observar cómo tu codicia y otros vicios podrían causar un efecto devastador en tu propia vida. Mucho mejor que criticar y juzgar los de otros.

¿Qué lapsos en juicios podrían estar causando tus vicios? ¿Qué “enfermedades” podrías tener? Y ¿cómo podría tu mente racional dar un paso al frente y regularlos?

Aprendizaje:

Vicios:

  • El vicio de pensar que no puedo rebajarme al nivel de los demás (ego)
  • Enfermedades
  • Ego.
  • Falsas ilusiones/esperanzas.
  • Mala gestión de expectativas.
  • Mentirme a mí mismo y hacer creer que vivo una vida más adinerada de la que llevo.
  • Castigarme demasiado, no darme respiro. Casi autodestrucción.

¿Cómo regularlos?

  • Siendo vulnerable.
  • No crear esas imágenes y saber que son solo una ilusión.
  • Entender que no se cumplirán y todo estará “ok”.
  • Ser más abierto, honesto y humilde.
  • No tener la lucha en mi cabeza, considerar todo como “casi perfecto”.

3. Prepararme para la negatividad

“Cuando te levantes por la mañana, repítete a ti mismo: me toparé con ingratos, egomaniacos, mentirosos, traidores, celosos, envidiosos y pobres diablos, y críticos destructores. Todos ellos son de esa manera y afligidos por esas enfermedades, porque no saben distinguir entre el bien y el mal. Porque yo he entendido la belleza del bien y la maleza del mal, por eso, sé que estas personas que hacen el mal sin saberlo no pueden herirme… Y nadie puede hacerme daño por implicarme en el mal – tampoco puedo enfurecerme con mis compañeros, colegas o allegados, ni odiarlos. Ya que estamos hechos para cooperar” – Marco Aurelio.

La clave de esta preparación no es eliminar a todos por adelantado. Si no, que quizá, te has preparado para ello, para poder interactuar con paciencia, perdón y entendimiento.

Aprendizaje: pensar al terminar la meditación matutina que “algo pasará que una persona actuará de forma contraproducente conmigo, pero esa persona no lo hará queriendo. Recibiré una crítica, seré ninguneado. Serán desconsiderados conmigo o no me tratarán como pienso que me merezco. Me insultarán, traicionarán o me mentirán… No es mi problema, ni en realidad es el suyo tampoco”.

4. Cambia de opinión

“Hay dos cosas que deben ser desterradas de los seres humanos – las opiniones arrogantes y la desconfianza. La opinión arrogante espera que no haya nada que pueda ser necesitado, y la desconfianza asume que no puede haber felicidad debajo de un torrente de circunstancias” – Epicteto.

Debemos luchar contra nuestros sesgos y preconcepciones: porque son una desventaja. Pregúntate:

  • ¿Qué es lo que no he considerado?
  • ¿Por qué esto es de la forma que es?
  • ¿Soy parte del problema o de la solución?
  • ¿Podría estar equivocado aquí?

Sé doblemente cauteloso al honrar lo que no sabes, y entonces enfréntate al conocimiento que en realidad posees.

No somos tan inteligentes y sabios como nos gustaría pensar que somos. Ser sabio ocurre desde la humildad y cuestionarse a uno mismo, no ocurre desde la certeza, desconfianza o arrogancia.

Aquí tienes más trucos estoicos para vivir mejor.

Atribución imagen: Sacha Chua.

Nov
29

Cómo practicar el estoicismo en el mundo actual (una pequeña guía)

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Llego a los 22 días del experimento Vida Estoica. Viviendo, estudiando, analizando, sintiendo, pensando, practicando y respirando estoicismo las 24 horas del día. Hasta cuando duermo, que duermo en el suelo, no hago otra cosa, excepto cumplir con mis responsabilidades personales y profesionales de la forma más justa posible. Podría decir que estos días solo vivo para practicar el estoicismo.

Cómo practicar el estoicismo

22 aprendizajes sobre practicar el estoicismo

Al estudiarlo a diario y lograr que se haya convertido en mi único entretenimiento diario (ver, escuchar, leer estoicismo) estoy aprendiendo muchas cosas que estoy llevándome a lo que hago y vivo cada día.

  1. No eres lo que quieres, eres lo que tienes. No necesitas nada, lo tienes todo. Un mantra que recito todas las mañanas.
  2. Aprende a apreciar lo que tienes.
  3. Todo lo que sucede es neutral, lo único que importa es tu reacción.
  4. Es imprescindible, varias veces al día, hacer la separación de cosas: que puedes controlar y qué puedes no controlar. Sobre todo en la mañana.
  5. Evita juzgar si un evento es bueno o malo. Entrénate en hacer que los obstáculos se conviertan en ventajas. Solo es tu percepción.
  6. Sé inmune a los reveses negativos. Entrena repitiéndote que es solo la etiqueta que tú decides colocarle lo que hace que sea negativo. O que tan solo es la apariencia que consigues ver, pero que detrás de ello hay un regalo. Entonces te das cuenta de que no hay emoción, no hay bueno o malo. Las emociones se crean de forma intensa – fuera es neutral, solo importa dentro.
  7. La incomodidad negativa como ventaja, ponerte en el lado opuesto a propósito te hace estar preparado para lo que sea. Experimenta el dolor y no te dolerá, lo mismo con el miedo, incertidumbre.
  8. Experimentar hambre, que puedas comer no significa que debas hacerlo. Ahora estoy pasando por un periodo de “hambruna planificada” de siete días donde sol estoy bebiendo agua alcalina, tomando infusiones, aceite de oliva y aceite de coco.
  9. Que te importe todo menos. Haz que nada te importe, apártate de todo.
  10. Deja de resistirte ante la fuerza de lo que ocurre.
  11. Olvídate de los demás excepto cuando estés frente a ellos.
  12. Sé un esclavo de nada, abandona tus adicciones.
  13. La adversidad es tu amiga.
  14. Si recibes una crítica, no es personal. Además, no han criticado tu peor parte.
  15. Dedícate a la facultad rectora.
  16. Haz las cosas bien.
  17. Haz las cosas con honestidad.
  18. Vive presente. Habla lentamente.
  19. Agradece que estás vivo.
  20. Cuestiona tus pensamientos destructivos.
  21. Controla tus pensamientos, tus acciones y reacciones: eso es libertad.
  22. Estás muriendo, lento o rápido, pero muriendo.

“Mantendré un ojo constantemente sobre mí mismo y – de forma más útil – revisaré cada uno de mis días. Por que esto es lo que nos perjudica – que ninguno de nosotros mira atrás en nuestras vidas. Actuamos solo sobre lo que vamos a hacer. Y aún así, nuestros planes del futuro están basados en el pasado”. – Séneca.

Lecciones de Epicteto para ser estoico

Aquí algunas de las lecciones prácticas, del filósofo Epicteto, que más están sirviéndome al practicar el estoicismo:

Ejercítate entonces en el camino recto diciendo a toda tosca apariencia: “eres solo una apariencia y de ningún modo lo que aparentas ser”. – Epicteto.

Aparta pues, de ti la aversión hacia todo lo que no depende de ti, y transfiérela a las cosas contrarias a la naturaleza que depende de ti. Elimina completamente el deseo. Pues si deseas cualquier cosa que no dependa de ti, serás necesariamente desafortunado. – Epicteto

Cuando nos sintamos contrariados, molestos, o apenados, nunca deberíamos censurar a otros, sino a nosotros mismos. Hay que dirigir la censura a uno mismo, aunque en realidad, no hay que censurar a los demás, ni a nosotros mismos. – Epicteto.

Abstente de mostrar actitud suficiente. – Epicteto.

Cuando aparezca algún obstáculo – “No era eso solo lo que yo quería, sino también mantener mi voluntad en armonía con la naturaleza; pero no la mantendré en este estado si me siento irritado por lo que sucede”. – Epicteto.

Qué nuevos preceptos estoicos estoy siguiendo

Además de los “parámetros” iniciales con los que empecé el experimento, estoy siguiendo otros nuevos, son los siguientes:

El ritual estoico matutino.

Espero el rechazo, la ira y la negatividad de otras personas. Pienso en todo, espero todo.

Practico la frugalidad tanto como puedo: no uso transporte (salvo cuando tengo que desplazarme a otra ciudad o país), no uso el coche, pretendo que no tengo dinero, no he comprado nada en estos días. Pretendo no tener más ropa que vestir, no asisto a eventos o actos sociales, no voy a restaurantes, no quedo con nadie fuera de mi casa, No participo en nada material o que implique placer banal u ostentoso.

por qué practicar el estoicismo

Me expongo al sufrimiento planificado, pobreza y severidad planificada. Rechazo todo placer. Vivo una vida de restricciones planificadas. Además de lo que menciono en el párrafo anterior, no uso la cama, duermo en el suelo. No me masturbo ni mantengo sexo. Llevo unos días de ayuno completo.

Implanto la cláusula inversa para cada acción que tomo pensando que va a salir bien. Es un plan mental de contingencia por si lo que hago no sale como espero.

Me resguardo de las apariencias. Cuando creo que algo es de una forma, me pregunto qué pasaría si fuera de la manera opuesta. Trato de ir al otro lado de lo que creo cuando lo percibo, lo veo o lo creo.

Transformo suposiciones en hechos que debo corroborar antes de juzgar.

Me hago esta pregunta: “¿No te sientes avergonzado cada vez que tú sentimientos se sienten ofendidos por el primero que encuentras?”

Me premio y me auto-respeto cada día al menos cinco veces.

Qué es para mí ser estoico

Practicar el estoicismo me ha ayudado a darme cuenta de que las cosas que me importan ya las tengo, y son baratas: ver, respirar, razonar, decidir, sentir, escuchar, meditar, leer, escribir, amar, honestidad, sabiduría práctica, justicia, valentía, dignidad, integridad, lealtad, tomar acción, moverme, no hacer nada, permanecer quieto, arriesgar, abrazar, comprender, humildad, contundencia, rectitud, disciplina, consciencia.

Nuestro estilo de vida es el resultado de priorizar. Cultivamos intereses que son mucho menor que los financieros. El resultado es que cualquier ingreso nos permitirá la libertad de perseguir las cosas que nos importan. 

Este tipo de claridad – sobre lo que más amamos en el mundo – significa que podemos disfrutar de nuestras vidsas. Significa que seguiremos siendo felices incluso aunque los mercados colapsen, nos lesionemos o perdamos nuestro trabajo y tengamos que cambiar a otro.

Cuanto más cosas deseemos más tendremos que hacer para alcanzarlas, y menos disfrutaremos nuestras vidas – y menos seremos libres.

¿Quieres vivir bien? Examínate y actúa con razón y alma

Ten cuidado, sé consciente en cada momento empezando hoy, cuando vayas al trabajo, en una cita, decidiendo a quién vas a votar, llamando a tus padres por la tarde. Hablando con tus abuelos, saludando a tus vecinos cuando te marchas de casa. Dando propina al chico de los recados, dando las buenas noches a alguien que amas. Todo eso es actuar como un estoico. Toda esa experiencia es la que da el significado a practicar el estoicismo.

Examínate, toma en cuenta toda acción que realices, de eso va esta filosofía de acción, aplica el estoicismo a todas esas acciones. Presta atención a cómo haces cada cosa siguiendo que preceptos.

“Pasa por este breve parche de tiempo en conexión con la naturaleza, y llega graciosamente a tu lugar de descanso final. Tal y como haría una oliva abierta que cae de su olivo, bendiciendo la tierra que la ha cultivado, y agradecida al árbol que le dio crecimiento”. – Marcos Aurelio.

Una Vida Estoica en vídeo

Esta playlist de Youtube, contiene los vídeos diarios que subo sobre cómo practicar el estoicismo y vivir como un estoico en el mundo actual.

Atribución imagen: Louis Vest. // Jake Kitch.

Nov
22

Deja de ser una marioneta – un esquema apropiado para tu mente

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Sigo con el experimento Vida Estoica, día quince, solo quedan treinta y cinco para terminar, de momento estoy envuelto en el proceso de vivir como un estoico moderno, que ya es bastante. En estos días además de preceptos que ya sigo, he ido incorporando nuevos que he ido encontrando como la pobreza planificada, sufrimiento esperado o austeridad pretendida. Y además estoy creando nuevos preceptos, uno de ellos es un esquema mental estoico.

esquema mental estoico

El esquema mental estoico…

Sigue así:

1. Dejar de ser una marioneta

El primer punto lo extraigo de una cita del emperador romano Marco Aurelio en su libro Meditaciones: “Esquematiza o enmarca tus pensamientos de la siguiente manera – eres una persona mayor, no te permitirás ser esclavizado por nada nunca más, no más ser manejado como una marioneta por cada impulso, pararás de quejarte por el presente, la fortuna, o el futuro”.

2. Detener la mente impulsiva

Si alguien dice algo sobre lo que no estamos de acuerdo, algo dentro de nosotros nos dice que tenemos que discutir o debatir con esa persona. Si hay un plato de galletas frente a nosotros, tenemos que comérnoslo. O si alguien hace algo que no nos gusta, tenemos que decírselo. Cuando algo malo ocurre, tenemos que estar tristes o depresivos, o preocupados. Pero si algo bueno ocurre unos minutos después, de repente estamos felices, y queremos más. Detenlo.

3. Stop a la manipulación

Nunca permitiríamos a otra persona manipularnos y hacer de nosotros lo que quiera, ¿verdad? ¿Por qué entonces permitimos a nuestros impulsos hacerlo?

4. Nosotros estamos al mando

No somos marionetas que, solo porque lo sentimos, puedan manejadas de una manera o de la otra. Deberíamos ser los que estamos en control, no nuestras emociones, porque somos independientes y autosuficientes.

5. Auto-evaluación

Subestimamos nuestras capacidades tanto como peligrosamente las sobrevaloramos. Cultiva la habilidad de juzgarte apropiada y honestamente. Mira dentro de ti para discernir lo que eres capaz de hacer y qué es aquello que te ayudará a desatar tu potencial.

Este es el esquema mental estoico que estoy siguiendo para poder vivir mejor.

Atribución imagen: Manuel M.V.

Nov
16

Lecciones derivadas de las 4 virtudes cardinales de la filosofía estoica

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

En el mundo de hoy, muchos piensan que el estoicismo es la resistencia al dolor, esfuerzo y sufrimiento sin mostrar los sentimientos que puedan surgir. En absoluto, la filosofía original y sus lecciones estoicas eran más que una actitud.

De acorde a los estoicos, todo a nuestro alrededor opera a través de una red de causa-efecto. Y aunque podríamos no tener control sobre los sucesos que nos afectan, si tenemos el control sobre cómo enfocamos lo que aparece en el camino.

lecciones estoicas - virtudes cardinales del estoicismo

4 virtudes cardinales del estoicismo

La clave está en ver el mundo como es mientras se persigue la automejora, el autocontrol y el autodominio a través de cuatro virtudes cardinales:

Sabiduría práctica: navegar a través de la complejidad con información, lógica y calma.

Coraje: hacer lo adecuado y enfrentar los desafíos cotidianos con claridad e integridad.

Justicia: tratar cada ser humano (y animal) con igualdad y amabilidad a pesar de su posición social o condición.

Templanza: ejercitar la prudencia y la moderación y autocontrol en todos los aspectos de la vida.

Lecciones estoicas para el mundo actual

Basándonos en estos cuatro pilares, y los 10 días de experimento intentando vivir como un estoico aplicado, he extraído algunas lecciones estoicas que son vitales para lidiar con un mundo donde los momentos de alta intensidad, estrés, frustración, ansiedad e inseguridad son algo bastante usual.

Examina tus impresiones: ¿está bajo tu control lo que está ocurriendo?

Recuérdate la impermanencia de las cosas: nada te pertenece, ni tu propia vida, todo es transitorio.

La cláusula reversa: nunca una acción acaba saliendo como está planificado, así que prepárate para el efecto contrario.

Usa la virtud aquí y ahora: cada desafío, obstáculo, miedo y desventaja es la oportunidad para resistir y aprender a bailar con ello.

Para y toma un respiro: examina racionalmente tus impresiones con algo de espacio entre el estímulo y la reacción.

Puede pasarte a ti: lo que ves en otros, un día podría llegarte, así que evita comparaciones, y consejos burdos, establece la lógica de que cuando tú lo vivas estarás en la misma situación.

“La persona que está entrenando para la vida debe buscar siempre mejorar y saltar más alto, así como parar de buscar placer y apartarse del dolor; parar de amarrarse a la vida o evitar la muerte; y en el caso de propiedad y dinero, parar de valorar recibir sobre dar.” – Musonio Rufo.

Pd. ¿Tienes lecciones estoicas para compartir?

Atribución imagen: Uqbar is Back.

Nov
10

Felicidad: dentro de ti, y no fuera

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Lifestyle  //  No Comments

Durante mucho tiempo, siempre he creído que solo hay un propósito en la vida: ser feliz.

¿Verdad? ¿Por qué otra cosa si no vamos a soportar todo el dolor y sacrificio? Solo para alcanzar la felicidad, de una forma u otra.

Y estoy seguro de que no soy la única persona que creía eso. De hecho, si miras a tu alrededor, la única meta en la vida del 99% de las personas del mundo desarrollado, es encontrar la felicidad.

Esa es la razón por la que compramos cosas que no necesitamos, vamos a la cama con gente que no amamos, actuamos como no somos para gustar a gente a la que no le importamos, e intentamos trabajar duro para obtener la aprobación de gente que no nos gusta.

¿Y por qué hacemos todas esas cosas? La verdad, como no puede ser de otra forma, es que no me importa cuál es la razón exacta. No soy científico, ni sociólogo, ni psicólogo. Sin embargo, todo lo que sé es que esto tiene que ver con la historia, la cultura, los medios de comunicación, la mente, la política, la era de la información, y lo que tú decidas. La lista es infinita.

Aceptemos esto. Muchos de nosotros amamos analizar porque las personas no son felices o no llevan vidas plenas, incluso a veces nos alegramos de que sea así. Hasta lo juzgamos. ¿Puedes creerlo? En mi caso, el por qué no me importa mucho. 

la felicidad estoica - ser feliz - plenitud del ser - eudaimonía

Hace unos años estaba embobado con la idea de ser feliz. Pensaba que lo era, hasta que descubrí que todo era un engaño. 

Crees pero no es

Compras algo, y crees que te hace feliz.

Vas a un bar a hacerte unas cervezas con un amigo, y crees que eres feliz.

Te citas con una persona que te gusta, os besáis, y crees que estás tocando la felicidad.

Obtienes el trabajo que ansiabas, uno donde te pagan muy bien, donde todo el mundo admira tu posición, pero por el cual es arduo levantarte cada mañana. Y a pesar de todo esto, crees que eso es ser feliz.

Haces lo que amas, o al menos eso es lo que dices, pero no obtienes dinero por ello, y entonces piensas que eso debe ser la felicidad. 

Te vas de vacaciones durante veinte días, y querido, esto es felicidad y lo demás son tonterías.

Un nuevo coche, adivina, felicidad.

30% más de comentarios y likes en tu cuenta Instagram que el mes pasado = feliz como una perdiz.

No obstante, al final del día, cuando te recuestas en la cama (solo o al lado de tu pareja sentimental), piensas: “¿Qué es lo siguiente que tengo que alcanzar para ser feliz?”

Bien, puedo decirte qué es lo siguiente: tú corriendo detrás de algo, aleatorio y sin mucha importancia, que crees que te hace feliz.

La felicidad es la zanahoria a la que nunca acabas de dar ni un solo bocado. Es una ilusión. Un rumor. Una historia que nos han creado en nuestro conjunto de creencias universales.

La alternativa a la felicidad: Eudaimonía

La felicidad nunca puede depender de factores externos, solo puede nacer en el interior de cada persona. Cuando me di cuenta de eso, empecé a trabajar en ello con gran dedicación, autoconsciencia, autodisciplina y curiosidad. Me comprometí a ir tan lejos y profundo como fuese necesario.

Es entonces cuando vi esta frase de Aristóteles:

“La felicidad es el significado y el propósito de la vida, la meta final de la existencia humana”.

¿Nos estaba mintiendo este gran filósofo? ¿Estaba engañado?

No, ya que a lo que se refería uno de los padres de la filosofía, y también – creo yo – un poco estoico, es a la felicidad verdadera, la Eudaimonía. La felicidad que se crea dentro, la plenitud del ser, individual, es la única felicidad que podemos alcanzar.

La parte que no quieres escuchar es que solo se puede alcanzar conociéndose a uno mismo, entrenando la mente, el cuerpo, las emociones y el espíritu, es decir, amaestrándose a uno mismo, andando el camino del Alto Rendimiento Holístico.

Las grandes noticias, es que una vez que llegues, nadie ni nada podrá arrebatártelo. Este es el significado de ser feliz que nadie nos ha explicado.

Pd. Reflexiones del cuarto día del experimento vida estoica. Hoy practicando el hablar más lento, actuar más lento, pensar más lento.

Atribución imagen: notas psicológicas.

Nov
6

Experimento vida estoica: 50 días viviendo como un estoico

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Mañana comienzo un nuevo experimento, el de vivir en el mundo actual como un estoico aplicado de la antigua Grecia. Durante 50 días estaré llevando una vida estoica. Estaré aplicando el máximo número posible de preceptos, enseñanzas, rasgos y hábitos que he recogido en estos tres últimos años estudiando la filosofía estoica, un estilo de vida práctico y de acción.

Empezaré poco a poco, y a medida que vaya avanzando iré implantando más “hacks” estoicos en mi día, mi forma de pensar, actuar y comportarme.

Las cosas en nuestro control son por naturaleza libres y sin obstáculos. mientras esas cosas que no están bajo nuestro control son débiles, esclavizan, pueden obstruir, y no forman parte de nosotros” – Epicteto (Enchiridion) 

Durante estos años he ido creando un documento con lo que más me ha llamado la atención de todo lo que he estudiado e investigado de Seneca, Marco Aurelio, Epicteto, Diógenes, Epicuro, Cato, además de Aristóteles y Sócrates (que aunque no son reconocidos estoicos tienen enseñanzas y filosofía muy parecida e interesante), así como de Ryan Holiday, Tim Ferriss y The Daily Stoic. He leído 15 libros, y he ido desarrollando mis propios aprendizajes y conclusiones, acabando en sistemas como el ritual matutino estoico, mis principios estoicos y cómo interpreto el estoicismo moderno.

Ahora es momento de pasar a vivirlo al máximo como si fuera un estoico puro, aplicado y comprometido, al menos durante 50 días.

cómo llevar una vida estoica y practicar el estoicismo cada día...

Que persigue este experimento

Trabajar la virtud, la rectitud, la justicia, la templanza, la perseverancia, la fortaleza del ser, del alma y de la mente. mejorar la ausencia de emociones negativas a causa de cualquier suceso externo. Endurecer la autodisciplina y solidificar la ecuanimidad. Ganar autodominio y autocontrol.

“La persona que está entrenando para la vida debe buscar siempre mejorar y saltar más alto, así como parar de buscar placer y apartarse del dolor; parar de amarrarse a la vida o evitar la muerte; y en el caso de propiedad y dinero, parar de valorar recibir sobre dar.” – Musonius Rufus.

No hay un objetivo fijo más que potenciar, asentar y calibrar todo lo que me ha dado el estoicismo en estos últimos dos años.

La hipótesis que trato de probar en este experimento es cómo una vida completamente estoica puede ser el remedio para una sociedad casi enferma a causa de todo lo externo, y a causa del poco conocimiento, control, consciencia y trabajo interno.

Como siempre mediré y monitorizaré el experimento a través de un cuadro de mando, un análisis textual más de sensaciones y unos vídeos diarios que ayuden a expresar la experiencia.

Prácticas por dónde empezar para conseguir llevar una vida estoica

De momento, de todos los aprendizajes, enseñanzas y lecciones, estos preceptos de a continuación serán mis primeras guías, los pilares esenciales para lleva una vida estoica durante todos esos días:

“Aquí hay una lección para combatir la mente: toma parte en una semana donde apenas tengas comida, que sea barata y mediocre, vístete de forma muy escasa, y pregúntate a ti mismo si eso es lo peor que podría pasarte… Ya que cuando la fortuna es amable, el alma puede crear defensas contra su furia” – Séneca.

Empezaré a partir de mañana por los siguientes preceptos:

  • Comeré cada día la misma comida durante 50 días, en lugar de pan, queso y frutas, que era lo que comían los estoicos menos opulentos como Epicteto, desayunaré sopa de miso y fruta, comeré verduras y legumbres, y cenaré verduras. Sin ningún lujo o placer añadido más que aceite de oliva virgen. Beberé únicamente agua y zumo de frutas.
  • Vestiré cada día la misma ropa durante 50 días. Lavándola por supuesto, y solo cambiándola cuando no logre tenerla seca a tiempo.
  • Dormiré en el suelo, o en un colchón nada cómodo. Esté en casa o en un hotel, con tan solo una manta y un cojín, no dormiré con almohada tampoco.
  • No alabare ni criticaré a nadie.
  • Cuando alguien pida mi opinión diré lo siguiente: “no lo sé” – “no me importa”.
  • Viviré aislado de todo ruido externo: no veré la televisión, no usaré Internet para entretenimiento burdo, no consultare las redes sociales (solo publicaré cuando crea necesario, y prestaré atención únicamente a los alumnos/participantes del programa online Método Ultraproductividad que lanzo en unas semanas). En lugar de eso invertiré el tiempo de entretenimiento en mi estudio del estoicismo a través de libros, podcasts, vídeos y artículos.
  • Permaneceré ecuánime ante todas las decisiones, no pondré emoción en ellas. Algo que ya hago, pero pondré más énfasis.
  • Aceptaré todo lo que venga como venga. Precepto que ya sigo fielmente.
  • Permaneceré más tiempo con los ojos cerrados de forma que pueda vivir más adentro.
  • Prolongaré más el tiempo que uso la visualización negativa.
  • Practicaré la técnica de gratificación retrasada que utilizaba el emperador romano M. Aurelio.
  • Seguiré esforzándome en aplicar la dicotomía del control de Epicteto. Reservaré 15 minutos cada noche para la consciencia y auto-reflexión sobre lo que está dentro de mi control y lo que no, y mi papel dentro de lo que estoy viviendo. Me preguntaré: ¿qué puedo cambiar y qué no? ¿qué puedo influenciar y qué no? ¿qué partes del día están bajo mi control y qué partes no?
  • Agradeceré cada mañana que estoy vivo.
  • Utilizaré cada día 30 minutos para retirarme en mí mismo: 30 minutos de quietud total.
  • Hablaré lentamente, pensaré lentamente, actuaré lentamente.
  • No entraré en ninguna conversación sobre un tercero.
  • Me aislaré de la risa fácil, el cinismo y la sátira.
  • No asistiré a lugares, eventos o actos sociales presuntuosos, tampoco a fiestas, restaurantes, bares o afters.
  • Mostraré austeridad en todos los sentidos de la vida. Actuaré como si no tuviera coche, no tuviera dinero, no tuviera  comida, ropa, e incluso techo donde dormir. Pretenderé que no tengo agua caliente, que no tengo carnet de conducir, que me han robado el pasaporte y tarjetas. Pretenderé que no tengo comida por una semana y que no hay nadie que me ame.
  • Usaré 10 cosas para vivir: portátil, smartphone, neceser de aseo, bicicleta, mochila, 6 libros, superalimentos, gafas de sol, ropa de deporte y esterilla de yoga.
  • Cada mañana me preguntaré: ¿Cuáles son las cosas necesarias en la vida y las innecesarias? Y me regiré solo por las primeras.
  • Practicaré el ritual de la serenidad

La clave, no es solo pensar sobre esas cosas, sino vivirlas. Y de nuevo, hazlo ahora, mientras las cosas son buenas y van bien.

Sé estoico

“Es precisamente en los temas de inmunidad e invulnerabilidad donde el alma debería ser endurecida de antemano para las ocasiones de gran estrés…. Si no eres un hombre preparado cuando llega la crisis, entrénate antes de que venga” – Séneca.

De momento voy a empezar por aquí y veremos como se sucede todo.

Vamos a ello.

Pd. Aquí la segunda parte del experimento, 22 días después.

Atribución imagen: Vipassana Dhamma Joti.

Nov
2

(Mi) Ritual matutino estoico

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Productividad  //  No Comments

Mi próximo experimento, tiene que ver con el estoicismo, un test que llevo un par de años queriendo realizar, pero para el cual no me sentía preparado para llevar a cabo. Necesitaba estudiar, analizar, investigar, practicar, interioridad e integrar mucho más la filosofía estoica en mi vida y trabajo. El momento ya casi ha llegado. Mientras sigo desarrollando, implantando y absorbiendo enseñanzas, aquí presento el ritual matutino estoico que seguiré cuando lance la prueba…

Ritual matutino estoico

Ritual matutino estoico

Se divide en tres partes:

1. Autoconocimiento

Pregúntate a ti mismo tan pronto como despiertes:

¿Qué es lo que me falta para tener que ir a buscar la libertad en la pasión?

¿Y qué me falta para encontrar la tranquilidad?

¿Qué es lo que soy? ¿Soy acaso un mero cuerpo, poseedor de cosas, o reputación? No soy nada de eso.

¿Qué soy entonces? Un ser racional, un ser único, soy unidad.

¿Qué se requiere de mí? Meditar sobre mis acciones, bailar con el momento, vivir despierto y crear cambio positivo.

¿Qué es lo que me aparta de la serenidad?

¿Qué es aquello anti-social, poco amigable o despreocupado que hice?

¿Qué hice para fallar en todas esas cosas?

¿Qué acción puedo emprender hoy para apartarme del placer y del dolor?

¿Qué es todo lo inesperado que la fortuna me trajo ayer? ¿Y qué podría deparar hoy que pueda desestabilizarme?

¿Qué es todo lo que puedo controlar que no estoy controlando? ¿Y qué es todo aquello que no puedo controlar que estoy intentando controlar?

¿Cómo voy a honrar hoy mi virtud, en qué momentos la practicaré?

¿Qué obstáculos aparecieron ayer y cómo los conquisté haciéndolos parte de mi camino?

2. Autocontrol

1. Oración estoica – dicotomía del control de Epicteto.

2. Meditación: una hora.

3. Priming deportivo: entre 5 y 20 minutos.

4. Journaling – solo unas pocas páginas donde escribas tus pensamientos, miedos y esperanzas. El objetivo aquí es no tanto la actividad de escribir, sino la reflexión ritualizada. Toma un poco de tiempo para mirar dentro de ti mismo y examinar.

3. Autoafirmación

Cada día, empezando hoy, pregúntate a ti mismo esas mismas preguntas tan contundentes, explora tu razón, refuerza tu rectitud y crea en ti, ese refugio sanador para el alma tan importante. Permite que la filosofía y el trabajo consistente te guíen hacia mejores preguntas, mejores acciones y una mejor virtud una mañana detrás de la otra, durante toda tu vida.

Atribución imagen: Tahaiana Máximo.

Oct
12

La habilidad de decidir cómo responder a lo incontrolable

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

¿Crees que lo que ocurre a diario es fruto de lo que mereces o solo de lo que ocurre? Y si por lo tanto ocurre y no hace justicia a lo que deberías obtener ¿Qué sentido tiene prestarle tanta atención o darle tanta importancia a un hecho que se escapa a tu control? Controlar lo incontrolable es un suicidio.

Hace unos días celebré mi 37 cumpleaños, iba lanzado, después del retiro con Natasja, de ver resultados del trabajo en uno mismo. Después de cinco ciudades del Programa de Excelencia para personas en desempleo y con ganas de las 31 siguientes. De disfrutar de una gran fiesta con mis amigos y amigas, recibir el cariño de cientos de personas felicitándome. Mejorando una complicada situación empresarial, y levantando la cabeza desde el punto de vista económico. SOP va como un cohete, dos nuevas ediciones para empresas, y en breve Madrid y Bogotá. Cinco proyectos nuevos en la recámara, un alto rendimiento holístico nunca visto, y una muy buena oportunidad de crear algo nuevo de gran impacto…

No puedes controlar lo incontrolable

no puedes controlar lo incontrolable - estoicismo

Sí, pero, cuando menos lo esperas, la fortuna te azota con un revés implacable, del mismo calibre del gran momento que puedas gozar. No podría decirte que con más o menos justicia, o si lo merecía o no. Solo podría decirte es que si algo diferente a lo esperado ha sucedido, es porque debía suceder, por lo tanto, lo merecía. Somos nosotros, los seremos humanos, quienes tenemos a habilidad de determinar lo que sufrimiento o placer significan.

Tu poder oculto reside en tu habilidad para usar la razón y tomar decisiones sobre controlar lo incontrolable, aunque sean limitadas o pequeñas. Piensa sobre las áreas de tu vida que están bajo estrés o presión por obligación. ¿Cuáles son las elecciones que hay disponibles para ti día a día? Podrías quedarte sorprendido de cuántas en realidad hay. ¿Estás tomando ventaja de todo ello? ¿Estás encontrando las positivas?

Podemos tomar decisiones sobre todo lo que forma nuestra propia vida, y esas decisiones influirán en lo que acontece después, cambiarán las cosas.  Y eso afecta incluso a cómo sufrimos o sentimos placer.

Aquí estoy, dispuesto a rechazar controlar lo incontrolable, tomando la decisión de permanecer ciego tanto a lo fascinante como a desastroso.

Atribución imagen: Graham C99.

Oct
6

Mantendré mi marcha

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Seremos invencibles, solo si logramos crear un patrón emocional para lidiar con el caos, incertidumbre, adversidad y mala fortuna, sin detenernos.

Seremos imparables si centramos nuestras energías en crear un patrón emocional que nos permita rebotar, pivotar y continuar cuando todo se tuerza.

Y seremos imperturbables si creamos un patrón emocional que no distinga entre la gracia y la desgracia, entre el placer y el dolor, la alegría y la pena.

Solo así seremos exitosos.

Si no es tu visión, si no te permite expresarte, ser lo que sientes, abandona. Sin embargo, si sientes que es para ti, que es lo que quieres, la resiliencia lo es todo.

La resiliencia, perseverancia, autodisciplina y súper-resistencia para continuar en tu camino, pase lo que pase. Manteniendo la marcha. Sobre todo cuando el esfuerzo, la prueba, el disturbio, la contienda, la frustración, el daño, la rabia, la decepción, la vergüenza, el arrepentimiento y la culpa están ahí, pero tú continúas como si nada. Es entonces cuando sabes que la partirás.

Es el ser lo suficientemente confiado como para saber que “eso también debería pasar”, “esta vez debería cambiar”, “encontraré un camino”, “mantendré mi rumbo”.

“Honraré mi verdad, y no me desviaré“.

Mantendré mi marcha.

Mantén la marcha, ese es el patrón emocional

No porque te dará suerte, no porque crecerás con ello, sino porque insististe en desarrollar esta aplastante habilidad núcleo.

Es un patrón emocional que se desarrolla haciéndolo una vez, y luego repitiendo sin parar.

Cuanto más atrevido y valiente te vuelves hoy, más lo serás mañana. Cuanto más confianza deposites en ti mismo, más confianza tendrás en el futuro. Y cuanto más superes hoy los obstáculos del ayer, más preparado estarás para saltar las barreras del mañana.

Nunca olvides esto que hoy te cuento.

Mantén la marcha y no te detengas

Siente el honor de viajar por este viaje. Sé persistente, sigue trabajando.

Va a ser desafiante, va a requerir sacrificios, y eso es algo maravilloso, porque encontrarás un camino, aunque no lo creas.

Confía en tu habilidad. Si tienes tiempo, tienes compromiso. Si tienes recursos propios (que los tienes), descubrirás cómo dejar atrás lo que sea.

Quizá no sepas cuál será el próximo paso, pero lo sabrás cuando estés a punto de darlo.

Cree en ti mismo siempre, incluso aunque no creas, ese es el patrón emocional más increíble que existe.

Mantén la marcha.

Atribución imagen: Eyesplash.

Sep
20

La alegría que de verdad cuenta es la que hay en el interior

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

La felicidad es la trampa de nuestro siglo. La motivación es un como un chute de azúcar, sobre rápido y baja más rápido aún. La ilusión es algo que nos evade de la cruda realidad a la que nos enfrentamos. La pasión es solo un negocio rentable parecido a perseguir la zanahoria que nunca alcanzamos. ¿Qué es lo que queda entonces? Encontrar placer en lo que ya tenemos y en nuestras acciones, lo cual desembocará en lo que se conoce como la alegría estoica y la plenitud.

En boca de Séneca:

“Créeme, la alegría es algo muy serio. ¿A caso piensas que alguien pueden, con una expresión elegante, despreciar a la muerte de forma fácil? ¿O abrir las puertas a la pobreza, mantener los placeres en orden o meditar sobre la dureza del sufrimiento? Ese que está cómodo con convertir los pensamientos negativos en positivos está verdaderamente embriagado por la alegría, pero apenas está animado emocionalmente. Ese es exactamente el tipo de alegría que deseo que coseches, ya que nunca la perderás, porque una vez que hayas llegado a su fuente, nunca más estarás sediento”.

La alegría estoica

Según Séneca, es un estado de ser profundo. Es lo que sentimos dentro de nosotros y nada tiene que ver con risas o carcajadas. ¿A quién le importa si alguien está feliz cuando los tiempos son buenos? Es fácil ser feliz cuando hay abundancia, cuando no hay enfermedades o cuando la fortuna nos sonríe. Aunque eso no es alegría real, menos plenitud, no hay nada por lo poder estar tranquilo.

¿Qué tipo de logro es ese?

Sin embargo, ¿crees que puedes estar contento con tu vida?

Dime, ¿Puedes enfrentar con valentía lo que la vida tiene preparado para ti día a día? ¿Puedes volver al juego y sortear cada tipo de adversidad que sale a tu camino sin perder la paciencia o el rastro de por donde caminas ¿Y puedes ser una fuente de fortaleza e inspiración para los que te rodean? 

Eso es la alegría estoica, la alegría que viene de la virtud y principios, del propósito, la excelencia y la responsabilidad. Esto es lo que debemos practicar a diario, esa alegría que no te hace sonreír por fuera tanto, sino mucho por dentro. La de saber que sigues firme a lo que importa, a la virtud, los valores y los principios. Esa alegría que te hace sentir inamovible.

Atribución imagen: Todd Baker.

Sep
3

Cómo saber si estás en serios problemas

By Isra Garcia  //  Cambio, Estoicismo  //  No Comments

Excusas.

Este es el primer signo que dice que un proyecto, una persona o una vida está en problemas. Incluso, a veces, las excusas, empiezan antes que la acción/proyecto.

la trampa de las excusas...

En silencio, nuestro subconsciente empieza a buscar una excusa, negabilidad, sabotaje y alguien que culpar. Eso nos da la confianza que necesitamos, y también paz mental. Claro, si tienes una excusa a mano, es mucho más fácil estar calmado cuando la policía aparezca.

Increíblemente y muy a menudo, es antes que el proyecto, el desafío, la oportunidad o la persona aparezca, cuando buscamos la excusa. En nuestra mente nos decimos “bueno, puedo empezar con esto, y si no funciona perfectamente, puedo decir que fue culpa de… O puedo decir que fue por falta de…. Estoy a salvo”.

No es mi culpa

Entonces, lo que es refinar nuestra lista de excusas. Sobre todo cuando trabajamos en equipo, el jefe aparece y algo inesperado sucede (o no). Eso hace que nos recordemos todos los factores que estaban fuera de nuestro control, y claro, no podemos hacer nada para evitarlo.

No es culpa nuestra. Hace más de 10 años, cuando solía dedicarme a ser relaciones públicas de una discoteca en Alcoy, un día me descubrí a mí mismo describiendo porque no podía meter a más gente en la discoteca para ganar más. Entonces me di cuenta de que estaba articulando esas razones mientras la gente estaba todavía pensando si entrar o no.

Sistema automático de excusas

Lo que veo cada día – y ayer tampoco hubo excepción en el primer día de la primera edición del Programa de Excelencia para desempleados que estamos impartiendo en Alicante – es que la mayoría hemos desarrollado un sistema por defecto de excusas adaptables y casi automáticas. Por ejemplo: 

  • Ser el hermano menor.
  • No ser el signo del horóscopo con el que resuenas.
  • La educación de tus padres.
  • La universidad a la que fuiste (si es que fuiste).
  • El daño que tu ex-pareja te hizo.
  • Los ahorros que tienes (si tienes)
  • La tecnología.

Acabamos fallando, y lo hacemos porque siempre tenemos la excusa lista cuando la situación se complique.

¿Y si escapas de la excusa?

Aquí hay una alternativa a esta vida llena de excusas: ¿qué sucedería si decides huir de todas y cada una de las excusas que encuentres?

En lugar de buscar excusas, evítalas.

Los mejores proyectos que conozco están llenos de gente que desprecia y castiga las excusas.

Las mejores personas que he conocido, no saben lo que es una excusa.

Las más grandes relaciones que he mantenido, se han basado en la verdad, la vulnerabilidad y la valentía.

Si dejas de buscar oportunidades para usar tu habilidad de culpar, nunca necesitarás culpar a nadie más. 

Si la policía te detiene robando un banco, no necesitas culpar a la alarma o a las cámaras de seguridad ¿no?

Atribución imagen: Petrolly.

Ago
28

Qué es el estoicismo realmente y cómo, verdaderamente, puede ayudarte

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

¿Te has preguntado alguna vez qué es el estoicismo? ¿Y qué es lo que te puede aportar en tu vida laboral y personal para aprovecharla como mereces? He incluido aprendizajes, descubrimentos y algunas técnicas en algunas exposiciones, clases, talleres y sesiones de trabajo grupales. Y el impacto ha sido muy notorio, un ejemplo es “me da igual“.

Estoicismo o no estoicismo

Qué es el estoicismo y qué puede aportarnos la filosofía estoica

Esa es la cuestión, hay muy poca elección entre ambas cosas. Al principio cuando empiezas a informarte un poco sobre la filosofía estoica, podría parecer como quitarle el sentido a la vida, pero es todo lo contrario. Porque practicar esta filosofía es cuidar el alma, es empezar con una formación espiritual muy seria.

“Por supuesto, si encuentras en la vida algo mejor que la justicia, la verdad, el autocontrol y el coraje – en resumen, algo mejor que la suficiencia de tu propia mente. La cual te ayuda a seguir actuando de acorde a las demandas de tu verdadera razón y aceptando lo que el destino te da fuera de tu propio poder de elección – te digo, que si puedes encontrar algo mejor que eso, haz que tu corazón y alma tomen ventaja total de ese gran bien que acabas de encontrar” – Marco Aurelio, Meditaciones.

La virtud

Si tuviera que decir qué es el estoicismo, empezaría por la virtud. En efecto, hay algo ahí afuera mejor que todas esas cosas que compramos. Las que ansiamos y las que creemos que nos dan la felicidad: la virtud real. Esta es la recompensa verdadera.

La virtud es ese bien que se revela a sí mismo siendo más de lo esperado y algo que no podemos medir. O lo tenemos o no lo tenemos, Y eso es por lo cual la virtud – hecha de justicia e integridad, coraje, autodisciplina, honestidad, dignidad y lealtad – es la única cosa por la cual merece la pena esforzarnos. Enseñanza que la filosofía estoica nos recuerda una y otra vez con acción y ejemplos reales de grandes estoicos como Epicteto, Catón o Rufo, o más actuales como George Washington, Bill Clinton, Nick Saban, JK Rowling o Jack Dorsey.

Hace unos años nunca pensé que acabaría escribiendo sobre este tema. Hoy, escribo sobre ello porque siento una profunda resonancia con la vida estoica y sus creencias.

Es la herramienta de vida

Después de todo lo que he probado y vivido y aunque pueda parecer una filosofía vieja y aburrida, junto al Vipassana y algunas enseñanzas del Budismo, es de lo más relevante que he encontrado para llevar una gran vida hoy. Contiene algunas de las herramientas más potentes para usar en el mundo moderno de hoy.

Sin duda alguna es practicar el estoicismo, es decir desarrollar una mentalidad y espíritu estoico, es uno de los mejores consejos (no solicitados en este caso) que podría dar a alguien. Con el paso del tiempo, harás más, estarás más y mejor trabajado, y vivirás pleno. En serio, es así de importante.

Si pudiera elegir quedarme con un solo bien material en la vida, sería el Manual de Vida de Epicteto.

Ojalá le des una oportunidad.

Qué es el estoicismo (según Isra)

En resumen y de forma pragmática, veo el estoicismo como una herramienta que, en un mundo impredecible, incontrolable e incierto, nos ayuda a liderar nuestros pensamientos y acciones hacia el alineamiento con nuestros principios. No poseemos el control y no podemos confiar en lo que sucede fuera, pero podemos (hasta cierto punto) controlar nuestra mente, espíritu y acciones.

Al final del juego, lo que marca la diferencia no es lo que pasa, sino nuestras reacciones a lo que pasa.

Profundiza.

Atribución imagen: Refine the Mind.

Ago
25

“Me da igual” – una filosofía de vida

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Me da igual son las tres palabras más importantes y decisivas que he aprendido en mis 36 años de vida.

¿No sé, no llego, no puedo, no tengo o no estoy preparado? Me da igual.

¿Puedo quedar en ridículo o hacer el hazmerreír? Me da igual.

¿Nadie confía en mis posibilidades? Me da igual.

¿He fracasado de nuevo? Me da igual.

¿He hecho algo que no debía op se suponía que no debía hacer? Me da igual.

Un concepto que lo traspasa todo

¿Es mi competencia mejor que yo, o soy yo mejor que ellos? Me da igual.

Me da igual - Isra García

Me da igual no es pasotismo, no es optar por ignorar a los demás o hacer como si los problemas no fueran contigo. Esas palabras bien utilizadas significan que has superado la barrera de los críticos. Significa que vas galopando en un pura sangre por el camino de tu verdad. Es adquirir, por fin, un compromiso a muerte contigo mismo, practicar la única autenticidad que te importa, la de hacer lo que dijiste que harías, y la de decir lo que hiciste. Y hacerlo no por decirlo, sino porque es lo que retumba desde tu alma hacia el exterior.

¿No te gusto, te incomodo o te parezco demasiado ______________? Me da igual.

¿Te parece que soy extremo, intenso o _________________? Me da igual.

¿Crees que debería hacer menos esto y más lo otro? Me da igual.

¿Piensas que podría ganarme la vida mejor haciendo las cosas de otra manera? Me da igual.

¿Me quedan pocos o muchos días de vida? Me da igual.

¿Sigo cometiendo los mismos errores? Me da igual.

¿No estoy tan alienado como parecía antes de que me conocieras en persona? Me da igual.

¿Podría parecer que no practico lo que predico? Me da igual.

¿Estoy haciendo un experimento que no tiene sentido o no estoy encontrando resultados interesantes? Me da igual.

¿Pierdo más que gano? Me da igual.

¿Me distraigo enseguida cada vez que medito cada día? Me da igual.

¿No encuentro una solución? Me da igual.

¿Estoy frustrado, anulado o bloqueado? Me da igual.

¿No soy creativo? Me da igual.

¿No consigo aplicar las enseñanzas estoicas que adquiero? Me da igual.

¿Mi mente me sabotea? Me da igual.

¿Me siento menos que el resto o no me siento digno de ______________? Me da igual.

Me da igual tampoco positivo

Ahora, esto no solo aplica cuando pasas por momentos negativos…

¿Conseguí hacer algo que me hizo avanzar más rápido que habitualmente? Me da igual.

¿He tenido éxito? Me da igual.

¿Mi empresa ha facturado un 60% más que el año anterior? Me da igual.

¿Aparezco en una lista que dice que son un referente en ______________? Me da igual.

¿Recibo halagos y alabanzas? Me da igual.

¿Conozco a una persona con la que conecto como nunca antes había conectado? Me da igual.

¿Encuentro un enfoque absoluto que me ayuda a entrar en estado de flow? Me da igual.

¿Me creo mejor porque he aprendido a dominar el Alto Rendimiento Holístico? Me da igual.

¿Fui más ultraproductivo hoy que ayer? Me da igual.

¿Soy reconocido y buscado por _______________________? Me da igual.

¿Pude cobrar por mi trabajo 10 veces lo que cobraba hace 5 años? Me da igual.

¿Morir? Me da igual.

El día que aprendes a ser quien eres, y sientes que lo único que te importa es ser fiel a tus principios y a ti mismo, ese día entiendes el verdadero propósito de me da igual.

Me da igual como mentalidad y estilo de vida neutraliza todo aquello que puede herirte y hacerte daño, lo externo y lo interno.

Me da igual es imparable como ninguna otra cosa en el mundo, y no distingue entre bien y mal, porque entiende que tales extremos no existen.

Me da igual es ecuánime, porque entiende que nada es permanente, todo cambia, sobre todo la perspectiva, la interpretación y el sentimiento.

Solo hay tres cosas que no dan igual, tú, lo que te mueve por dentro y lo que eres capaz de cambiar ahí afuera.

El resto, te tiene que dar igual.

Atribución imagen: Sebas Romero.

Ago
23

Tic, toc, tic, toc

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Se acaba el tiempo.

Esto es lo que tienes entre tus manos, un disparo, una bala, y ya está. Porque al final acabarás como el resto, incinerado y esparcido en algún lugar, o enterrado en el cementerio.

No hay forma alguna de que hagas que el tic-toc del reloj pare de contar.

Tic, toc.

Se acaba el tiempo

La cuenta atrás no se va a detener por nada en el mundo. Los días son finitos, como los años, como la vida misma.

Hay personas que llegarán a los 32.850 días (90 años), algunas a los 36.500 días (100 años), otros vivirán 21.900 (60 años), incluso otros pocos llegarán a mucho menos: 7.665, 12.755 o 17.155. En mi caso, voy por 13.432 días y sigo contando, pero no sé hasta cuando. ¿Y tú, sabes cuándo acabará tu vida?

Muy seguramente, la respuesta es no.

Se acaba el tiempo

Lo que sí sabemos, es que un día todo acabará.

Para ti, que estás aquí y estás leyendo esto… Vuelve al camino que debes andar, vuelve a vivir, vuelve a sentirte vivo, vuelve a empujar, vuelve a lanzarte, vuelve a arriesgar, vuelve a perseguir el miedo, vuelve a intentar, vuelve a fracasar, vuelve a hacer lo que no se espera de ti. Y vuelve a maravillarte, vuelve a sonreír, vuelve a amar-te, vuelve a descubrirte.

Vuelve ahora.

Y si no has vuelto porque no has llegado todavía, entonces es el momento de empezar y no detenerte ni un segundo más. El tiempo de perder el tiempo se acaba aquí, ahora mismo. Empieza una nueva etapa, la de hacer que cada segundo cuente.

No luches contra el tiempo, fluye con él. Acompaña cada minuto que pasa con lo mejor de ti, hazlo con todo lo que tienes, porque es todo lo que tienes.

Cuánto más pronto entres al juego, y vuelvas a él cuando te quedes fuera (porque te saldrás), mejor vida podrás llevar.

Más sana y rica.

Más fuerte e inteligente.

Mejor.

Corre, porque se acaba el tiempo.

Atribución imagen: Holguer Prothmann.

Ago
11

En armonía

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Todo es como debe ser. Todo está bien. En perfecta harmonía con el orden de las cosas.

todo está bien, todo está en armonía

Estás en el lugar que debes estar.

Estás haciendo lo que debes estar haciendo.

Eres exacta y perfectamente lo que debes ser.

Estás sintiendo las sensaciones que debes sentir.

Estás pasando por la situación económica que necesitar estar pasando.

Experimentando la incomodidad que necesitar experimentar.

Estás viviendo la vida que te toca vivir.

Todo lo que sucede es justo como debía suceder.

Los bienes que posees son los que debes poseer.

Los activos de los que dispone tu negocio ahora mismo, son los activos que tiene ahora mismo disponibles.

Sea lo que sea lo que estés practicando es precisamente lo que deberías practicar.

Piensa en la mañana que acabas de tener, era justo y como debía suceder. Con las cosas que más te gustaron y con las que menos.

Ahora piensa en la reunión que vas a mantener en unas horas, esa reunión sucederá de la manera que tenga que ser. Tú solo podrás influenciar una pequeña parte de ella (a no ser que todo gire a tu alrededor).

Piensa sobre tu pareja, se comporta como se debe comportar según cree ella. Ni mejor ni peor.

Tu negocio funciona como debe funcionar.

Todo está bien, todo está en armonía

¿Quiere decir esto que debo conformarme con las cosas tal y como son? No. ¿Que debo resignarme? No. ¿O que debo acatar lo que la fortuna me lance como si no pudiese hacer otra cosa? Sí, lo que quiero decir es que no hay otra cosa distinta a lo que tienes entre tus manos, no puedes cambiar lo que sucedió, cómo, por qué y el resto que me dejo, ni siquiera puedes cambiar el segundo que pasó o el que está pasando ahora mismo mientras lees esta línea. Sin embargo, sí puedes cambiar el próximo, el que está por venir. Solo si centras tus energías en poder influenciar lo que puedes influenciar, y no en lamentarte por el paso y el presente.

Recapacita, si fuese diferente, sería diferente, pero es como es. Si fuese otra historia, sería otra, tú no serías el mismo, no vivirías como vives, sentirías lo que sientes, no pensarías lo que piensas o estarías cómo estás. Es así porque es así, sino sería de otra forma. Es cómo la naturaleza ha querido que pase, está influenciada por nuestras acciones, eso nos hace estar aquí de la manera que estamos, aceptando y continuando.

No es de otra manera, es así. Como debe ser.

Entonces, si es así, todo está bien.

Mantente estoico.

Atribución imagen: Gabriel Caparó.

Ago
9

Qué he aprendido sobre el estoicismo (moderno) y cómo me ha ayudado a no sufrir ni sentir dolor o preocuparme

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Podcast  //  No Comments

Lo que nació como un escrito para mí propia meditación, se ha convertido en una prueba personal de lo que significa poseer una mentalidad estoica hoy. No desde las palabras, sino desde los hechos. Filosofía de acción no de palabras, este es el primero de los aprendizajes estoicos he estoy viviendo en mis carnes. Con el paso del tiempo, me he dado cuenta de que no me importa si tengo mucho éxito o fracaso demasiado y pierdo más de lo que debería. Ambas cosas son arbitrarias.

2018 fue el mejor año económico de mi carrera profesional, 2019 ha sido quizá el peor desde que en 2010 tenía un euro en el banco. Nada de eso me sorprende o inquieta, porque 2018 y 2019, o 2010, han sido lo que debían ser. No soy mejor, ni soy peor en ninguno de los casos. Solo puedo ser.

He perdido a dos de las personas más importantes de mi vida, Gilberto y mi abuelo Tomás, pero he ganado gente tan increíble como Josef, Oscar, Valentino, Enrico, Aitor, Roberto, Eric, Natasja, Andreina, mi familia y un sinfín de personas más, además de todo lo que vengo cosechando desde que nací en Alcoy… Lo interesante, es que no considero que he ganado ni he perdido. Es justo lo que ha aparecido en el camino, cada obstáculo, cada persona, cada relación, cada interacción, cada adversidad, se ha convertido en el propio camino.

aprendizajes estoicos en el mundo de hoy

Pasa por encima de “bien” o “mal” – estoicismo moderno

Todos los días, repito, todos los días, ganamos y perdemos, aunque parezca que no dejamos de ser derrotados, o al menos eso es lo que pensamos, pero la realidad es que no ganamos ni perdemos, solo avanzamos en este pasaje finito llamado vida. Aunque, si lo examinamos con detenimiento y nos basamos en vivir, (y siendo algo optimistas), podríamos decir que estamos “partiéndola” cada día, solo con el mero hecho de abrir los ojos. Qué desdicha y qué ironía al mismo tiempo.

Cada vez que la gente me pregunta como estoy, siempre respondo “genial”, algunas veces “bien”. Porque pase lo que pase, siento que todo es de la forma que debe ser, de lo contrario estaría sucediendo de esa forma ¿no crees? Hoy me han preguntado, “¿cómo estás?” Y he respondido “estoicamente bien, en estos días ha muerto mi abuelo, me quedé enganchado de la espalda, he perdido tres grandes clientes, y hace unos días entraron a mi casa a robar” lo provocador (para mí), es que a medida que hablaba solo sentía serenidad y sosiego. No había rabia, ni culpa, ni frustración.

Hacer lo que tienes que hacer: bailar y hacer el bien

Estaba en la playa cuando escribí esto, trabajando, sin ser mejor que estar en una oficina o fábrica (he estado en ambos sitios), solo estoy aquí haciendo lo que he venido a hacer. Mi trabajo. Intentar impactar en las cosas que importan.

Sé que puede y va a pasar de todo, perderemos a nuestros seres queridos, iremos a la bancarrota, nos despedirán, viviremos nuestra mejor juerga, conoceremos a la persona de nuestra vida, nos enamoraremos, nos romperán el corazón, tendremos más, o menos, seremos más populares o menos, la fortuna nos sonreirá más o quizá menos, la vida será más injusta con nosotros o menos. Incluso en un momento dado todo se reducirá a cenizas, quizá dejemos un legado o no. Pasaremos enfermedades u otros las pasarán, soportaremos guerras o paz…

Todo eso y más pasará, sí. Sin embargo, hasta que no nos arrebaten el alma, cada uno de nuestros principios (ojalá los tengas), la autoconsciencia (si te preocupaste por desarrollarla), la autodisciplina (si te comprometiste por trabajarla cada día), la iniciativa (si nadie lo hizo por ti), la rectitud de espíritu y esta mentalidad y actitud imparable que cualquier ser humano puede alcanzar, hasta ese momento nada podrá impedirnos tener el control sobre lo que de verdad importa, uno mismo.

Hasta ese momento todos y cada uno de nosotros deberíamos seguir iterando, luchando y sonriendo como si fuera el mejor momento de nuestras vidas, o el peor, como si la vida nos fuera en ello, porque en realidad así es.

Recuerda esto cada vez que te encuentres en gracia o en desgracia.

Disrupt Everything podcast #92 – aprendizajes estoicos

Este podcast número noventa y dos va sobre una pequeña recolección de los aprendizajes estoicos más relevantes que extraigo de este último tiempo. unos meses un tanto interesantes y provocadores donde ha pasado bastante de todo, el texto de arriba podría ser un buen ejemplo de algo de lo vivido. Hacía tiempo que quería grabar un podcast sobre estoicismo moderno, pero no encontraba ni el momento, ni la inspiración, ni el propósito. Ahora tengo los tres, gracias a que las circunstancias han hecho que pueda poner a prueba mi mentalidad estoica. Si te fijas, esto en sí ya es una de esas enseñanzas.

aprendizajes estoicos - estoicismo moderno

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Fortuna.
  2. Aprendizajes estoicos.
  3. Muerte y vida.
  4. Lecciones cotidianas.
  5. Cosas incontrolables y controlables.
  6. Rectitud.
  7. Inevitable porque ha sucedido.
  8. Si es lo peor, será lo mejor.
  9. Estoicismo y budismo, mano a mano a diario.
  10. Principios.
  11. Estoicismo moderno, estás practicándolo.

Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web…

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Joe Penner.

Jul
28

El estoicismo es el camino

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Hace casi cuatro años empecé a diseccionar cada libro sobre estoicismo, y su filosofía, que ha caído en mis manos. Ya van seis hasta la fecha. El proceso que sigo es el siguiente, leo el libro una primera vez, dejo pasar un mes o dos, y vuelvo a retomarlo, pero esta vez estudiándolo y analizándolo muy cuidadosamente. Subrayando, marcando, anotando, añadiendo, expandiendo o resaltando lo que considere.

Hoy, como cada mañana desde enero, mientras leía y diseccionaba el capítulo diario de Daily Stoic de los estoicos Ryan Holiday y Stephen Hanselman. Ahí encontré algo que me pareció tan valioso, importante, útil y crítico para mí, que decidí cogerlo tal cual, traducirlo y compartirlo de manera original aquí:

El obstáculo es el camino

(Remarcando lo que más ha resonado conmigo en este manual sobre estoicismo)

sobre estoicismo: el obstáculo es el camino

“Mientras es cierto que alguien puede impedir tus acciones, es también cierto que no pueden impedir tus intenciones o actitudes, las cuales tienen el poder de ser condicionales y adaptables. Ya que la mente adapta y convierte cualquier obstáculo a sus acciones en un medio para alcanzarlo. Eso que es un impedimento a la acción se convierte en acción avanzadaEl obstáculo se convierte en el caminoMarco Aurelio / Meditaciones.

Hoy, algo sucederá que será contrario a tus planes. Si no es hoy, entonces seguro que sea mañana. Como resultado de esos obstáculos, no podrás llevar a cabo lo que habías planificado. Esto no es tan mal como parece, porque tú mente es infinitamente elástica y adaptable. Tienes el poder de usar el ejercicio Estoico de darle la vuelta a los obstáculos, el cual toma una circunstancia negativa y la usa como una oportunidad para practicar una virtud no buscada o una forma de excelencia.

Si algo te previene de llegar a tu destino a la hora, entonces eso es una oportunidad de practicar la paciencia.

Si un empleado comete un error muy costoso, eso significa que puedes enseñarle una lección muy valiosa.

O si un error de tu ordenador borra todo tu trabajo, entonces es un buen momento para empezar de nuevo y hacerlo mejor.

Si alguien te hiere, es una oportunidad de aplicar el perdón.

Si algo es difícil, eso significa que tienes la posibilidad de volverte más fuerte.

Intenta esta línea de pensamiento y date cuenta si hay una sola situación donde no puedas encontrar alguna virtud o práctica que te lleve a algún beneficio. No encontrarás ni una. Cada impedimento puede avanzar la acción de una manera o de otra.

Y el aprendizaje sobre estoicismo que extraigo

Sea cual sea la adversidad o el problema, es el que debía ser para que tú puedas trascender y aprender y ganar algo que necesitabas aprender o ganar y que no ocurrirá de otra forma, es la forma que debe ocurrir.

Sin duda, es el estoicismo desde donde más estoy aprendiendo en este último tiempo.

Atribución imagen: Jan Jespersen.

Jul
10

El problema es el camino

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

En relevos, el equipo que gana no es el que corre, nada o pedalea, más rápido – es el equipo que hace las mejores transferencias.

Lo mismo ocurre en la vida y en tu trabajo. Las responsabilidades que realizas podrían ser llevadas a cabo por muchas personas, pero alguien que es muy bueno haciendo tu trabajo, acepta el esfuerzo mental necesario para hacer el cambio de tareas, leer entre líneas, y hacer que varios temas estén fluyendo al mismo tiempo. Son ambas, estrategias y tácticas, las que cuentan.

No es un obstáculo, es el camino

A veces, pensamos que todo eso es lo que se interpone en nuestro trabajo. Suposición errónea, de hecho, cualquiera de esas cosas que podrían parecer un obstáculo, son en realidad el propio trabajo. Lo que se interpone en tu vida, se convierte en tu vida. O como decía Marco Aurelio, “lo que aparece en el camino, se convierte en el camino

Escribir una frase es fácil, lo que es difícil es decidir qué escribir en la siguiente frase.

Tomar decisiones es agotador. Requiere percepción y análisis, y sobre todo, tomar responsabilidad. Pretender liderar y coordinar es algo trivial, porque no hay un “¿Qué pasaría si?”.

Parece que la carga mental de la gestión o dirección va sobre experimentar el fracaso.

El fracaso de actuar, seguro, pero mayormente el fracaso potencial imaginario. Imaginar fallar antes de que suceda. En esas cosas que suelen ir mal. Y más importante que nada, en las cosas que no estás haciendo lo que sueles ver después. Nuestros cerebros, en ocasiones, suelen trabajar para aprender a ver a la vuelta de la esquina, para tener las agallas de delegar sin que hagamos nosotros el trabajo (incluso aunque eso cree más puntos imaginarios de fracaso). Escanear, tocar, considerar, analizar, repetir.

carga mental, preocupación y estoicismo...

La carga mental de la preocupación

Hay otra cosa que es una carga mental innecesaria: la preocupación. A diferencia de lo mencionado antes, preocuparse no es algo que forma parte de tu trabajo; expresado a través de ciclos no productivos y pesimistas que van sobre cosas que están fuera de tu control. Es ese trabajo antiético que, inconscientemente, hemos acordado hacer.

Si quieres avanzar, necesitarás limpiar tu memoria de preocupación y eliminar cualquier carga mental, ya que solo es eso, una presión poco intelectual. Hacerlo liberará tu procesador, lo que conseguirá que puedas enfocarte mejor en las cosas que sí son esenciales.

La preocupación no es el camino, la carga mental tampoco, pero lo que te hace crearlas, los sucesos cotidianos de una vida incontrolable, sí lo es.

Atribución imagen: Erin Wilson.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+