Menu
Browsing articles in "Estoicismo"
Sep
18

Ríndete a lo que no puedes controlar (estoicismo)

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Hay una filosofía práctica detrás de rendirte, el Estoicismo. ¿Por qué luchar contra las cosas que no puedes controlar? Puedes llevar una mejor vida haciendo lo que te resuena mientras eres consciente de que hay situaciones a las que tienes que rendirte ¿Serías capaz?

Estoicismo es practicar la rendición

“Mientras tú andas distraído, la vida se apresura; entretanto llega la muerte, y ante ella, quieras o no quieres, será necesario que te desprendas de todo para recibirla” – Séneca.

Ahora que estoy profundizando más en el Zen, en Taoísmo y en Advaita Vedanta (tres filosofías bastante similares en su núcleo esencial – una es de Japón, la otra de China y la última de India) como versiones más orientales del estoicismo.

En esas tres filosofías el concepto de “rendirse” no es solo práctico y el camino hacia la liberación (como lo es en el Estoicismo), sino el camino hacia el amor.

Estoicismo es practicar la rendición

Cuando intentamos controlar una situación, nos encontramos luchando con odio y mezquindad contra los aspectos que escapan a nuestro control o que van en nuestra contra. Vale, un ejercicio práctico, reemplaza la palabra “situación” con “relación” y el embrollo está todavía más claro.

“Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la verdad” – Marco Aurelio.

En el Zen, Taoísmo o Vedanta, tal y como en el Estoicismo, “rendirte” es la clave que abre la puerta de nuestra propia prisión. La llave está ahí mismo, a nuestro lado, pero tantas veces rechazamos usarla, que olvidamos que está ahí y queremos que alguien nos saque de ahí. Queremos que alguien nos elija. Para un trabajo. Un libro. Una relación. Un proyecto. Un producto. Un anuncio. Etc.

Sin embargo, seguimos olvidando lo importante, la llave está dentro de la celda. Nadie puede abrirla excepto nosotros.

“Es propio de un hombre extraordinario y que se encuentra situado por encima de los errores humanos, el no dejar que se les escape la más mínima parte de su tiempo sin aprovecharse de ella (la vida); y por ello la vida más larga es la de aquel que se desprendió de todo cuando la misma le ofrecía para dedicarse por entero a ella” – Séneca.

El estoicismo es practicar la rendición de todo aquello que no puedes ni debes controlar. Es decir, justo a todo lo que debes rendirte primero.

Atribución imagen: Justin Jensen.

Sep
8

Vivir como nunca antes has vivido

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Al finalizar el día, o al empezar el siguiente, había un momento sagrado donde me repetía a mí mismo “hoy he vivido” o “ayer viví”. Y así ha sido, sin embargo, después de este descanso, estas palabras han cobrado un nuevo significado, más vivo, con más fuerza, más penetrantes y envolventes en mí y en todo lo que me rodea. Esta es la historia…

Ayer aterricé finalmente en este blog después de un mes de descanso absoluto.

El primer mes que recuerdo desde 2008 sin compromisos, responsabilidades ni obligaciones.

Aproveché y dejé de hacer todo.

Desconecté Internet de mis dispositivos móviles y equipos de trabajo.

Teléfono en modo avión.

Olvidé mis rutinas.

Mandé la autodisciplina a dar una vuelta.

Tumbé toda la Ultraproductividad que tanto funcionaba.

Perdí el hilo del Alto Rendimiento Holístico.

Dejé que cualquier cosa que sucediese, fuera lo que moldearse el día.

Eliminé cualquier resistencia y me sumé a la corriente de lo que iba sucediendo aquí y ahora.

Entonces me di cuenta de que estaba viviendo como nunca antes había vivido.

vivo - cómo vivir hoy más que nunca

Déjate arrastrar por la vida

¿Cómo sentirte más vivo que nunca? Esto es lo único que hice, dejarme arrastrar, algo opuesto a lo que he hecho durante toda mi vida. ¿Resultado? Liberación, armonía, tranquilidad, ecuanimidad, amor, entendimiento.

Piénsalo, no puedes controlar tus pensamientos, sentimientos, emociones o intenciones porque tú eres ellos.

Así que cuando sueltas todo control sobre ti y todo lo demás (da mucho miedo, te hace sentir inmensamente frágil y requiere de toda tu rendición), es entonces cuando tomas todo el control del universo.

Sé lo que haces aquí y ahora

¿Has visto alguna vez a una nube cometer algún error? ¿Y a una ola? Bien, pues eso es lo que sucede cuando te quedas sin control. No solo es perfecto, sino que nuevos comportamientos, sensaciones y experiencias aparecen.

Toma el riesgo de hacer lo que quieres.

Nadie tiene nada con lo que conciliar, porque todo lo que ha sido, ha sido siempre así.

Solo somos una cosa, lo que estamos haciendo en este preciso momento. Cuánto más sueltes todo lo demás, más poderoso/a serás, pero sobre todo, te sentirás más vivo que nunca y eso honrará tu lugar en el mundo.

¿Serías capaz de abandonar tus resistencias sin sentirte culpable?

Ser uno con el universo es confiar en él.

Ago
4

No pares hasta que el propio diablo huya de ti

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

La única clave que conozco, no parar de empujar.

Entender que siempre habrá un desafío.

Siempre habrá un test.

Algo tratará dejarte fuera de juego.

Aparecerá una excusa que te convencerá y la creerás.

Una lamentación pasará el filtro de “no hacer caso”.

Una emoción te impactará te hará creer que no vales.

Sentirás un ataque como un ataque, te ofenderás, reaccionarás y perderás los papeles.

Un día algo te cogerá por sorpresa.

Un virus vendrá y te pondrá en jaque, a ti, a tu familia, trabajadores o amigos.

No es nada personal. Solo es la vida. Séneca decía que no puedes decir que vives si no enfrentas la adversidad, puesto que no tendrás la oportunidad de ponerte a prueba.

No parar de empujar

Me gusta pensar que hay un pequeño diablo que disfruta viéndonos caer en las trampas tan normales y cotidianas de nuestra existencia. Un personaje maligno al cual es fácil incomodar. Solo tienes que no parar, una y otra vez, no importa, no pares.

no parar de empujar

Ahora bien, lo que podría suceder con esta actitud imparable es que o bien el diablo llame a sus hermanos mayores y tengas que sortear más injusticias, infortunios o situaciones desagradables, o bien podría suceder que paren de molestarte y se vayan con la música a otro sitio.

Quiero que seas “ese hombre o mujer tan molesto/a al que no le importa caer enfermo. Al que le da igual sus finanzas o amoríos, porque cada día se levanta de la cama con la misma misión de siempre, no parar”.

Eso es lo que debería recordar de ti ese hombrecillo rojo que vive entre llamas, que salga despavorido al volver a saber de ti.

No parar de empujar, más fácil decirlo que hacerlo, pero solo tienes que tener en cuenta que la clave es parar solo cuando llegue el último día de tu vida, bueno, el último minuto.

Mientras tanto, showtime.

Atribución imagen: chb1848.

Ago
2

Amor por el destino

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Amor Fati es la aceptación de todo lo que pasa en la vida de uno es ambas cosas, bueno y malo. Es favorable y desfavorable, triste y alegre, afortunado o desafortunado. Es una frase en Latin acuñada por Nietzsche que significa amar el destino y muy usada hoy por los Estoicos, pero también por otros grupos…

Amor Fati - amor por el destino

Las diferentes formas de Amor Fati

A continuación puedes encontrar cinco ejemplos ilustrativos de cómo Amor Fati puede ser aplicado:

Complacencia: Amor Fati puede ser usado como una excusa para la obediencia y complacencia, refiriéndose a que es más fácil aceptar las circunstancias que cambiarlas.

Derrotismo: es la idea de que poner mucho intento en mejorar nos llevará a fallar, por lo tanto mejor evitar el riesgo y minimizar el esfuerzo. Para estas personas el Amor Fati es la aceptación del statu quo. No importa lo que hagamos, que intentar cambiar algo solo hará que las cosas empeoren.

Estoicismo (mi preferida): no importa si tienes buena o mala suerte, tienes lo que tienes, porque lo que de verdad importa es lo virtuosa que sea tu respuesta (o reacción). Esto es Amor Fati en puro estado porque un estoico nunca se queja del infortunio o el destino. Sin embargo, el estoico tampoco se contenta con la buena fortuna, pues sabe que en cualquier momento puede darle la espalda, por eso solo se satisfacen con su propio comportamiento, actitud y acciones. Es decir, lo único que deleita a un estoico es la virtud, algo que permanece indiferente a la fortuna.

Fatalismo: se refiere a la idea de que estamos indefensos ante las circunstancias y la naturaleza. En este caso Amor Fati es la aceptación de que no tienes poder ni control sobre la vida en absoluto.

Optimismo: la creencia de que las buenas oportunidades están en cualquier sitio y que todo lo que parece oscuro podría tener su lado brillante. Este tipo de persona acepta la mala fortuna como un desafío que puede llevarle al crecimiento personal y profesional.

¿Con cuál de las cinco te quedas tú?

Un manta del Estoicismo Moderno

Amor Fati se ha convertido en un poderoso mantra del Estoicismo Moderno. Un tema que cubrí hace unos meses en los episodios de Vida Estoica:

Pd. Post dedicado a mi gran amigo Guillermo Fierro, que ayer-hoy cumple años.

Atribución imagen: Sara Acratart.

Jul
25

Dos ideas clave para vivir “a lo grande” en tiempos actuales

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Vida  //  No Comments

Hay una interrelación muy interesante entre Budismo y Estoicismo, hay varios elementos comunes entre ambas corrientes filosóficas. Muy pocos chocan, si no que la mayoría se complementan. Siendo la impermanencia, el desapego, la ecuanimidad y hacer el bien, los lazos principales.

Por qué el Budismo y Estoicismo son dos grandes filosofías para vivir mejor

Gracias a estudiar – y vivir – Estoicismo (desde agosto 2018) y Budismo (a través de Vipassana en octubre 2017 – y Satipatthana Sutta desde enero 2020) he entendido que el requerimiento de extirpar la ira en casos Budistas y Estoicos tiene que ver, en ambas filosofías, con primar la ética. 

La meta de la ética es hacer el bien, reducir el dolor y el sufrimiento (Dukkha), y, si es posible, traer felicidad en lugar de lo opuesto (miseria). La ira al menos de una forma estándar, tiene como meta herir, e infligir sufrimiento.

Es por eso que el imperativo ético es siempre amar, sustituir compasión y amor donde sea y cuando sea que haya sufrimiento, violencia, crueldad, y odio. Esa es la idea clave del Budismo, el impulso de vivir con compasión e intentar sofocar el sufrimiento de todos los seres vivos

En cambio, la idea clave del estoicismo está en centrar tus energías en lo que puedes cambiar y, de una forma u otra, controlar, deja marchar el control de todo lo que no (una gran lista) y tomar el mando de cómo, cuándo y por qué reaccionas a todo lo que escapa a, lo que Marco Aurelio llamaba, “la esfera de control”.

Dos grandes ideas para vivir con virtud. El resto, es secundario y hasta terciario.

Utiliza el Budismo y Estoicismo

Hace unos meses, cuando realizaba el experimento Vida Estoica (vivir como un estoico en los tiempos que corren), en el día 49 cubrí justamente este tema, las similitudes entre estas dos grandes y esperanzadoras filosofías de vida:

Entra en una de estas (o las dos) o en otras filosofías, toma lo que pueda ser de utilidad y acción.

Todo lo importante, esencial y grandioso que pase, pasará aquí y ahora. Y solo puede pasar, si es impregnado de amor, compasión, y pertenece a lo está a nuestro cargo y depende de nosotros.

Atribución imagen: The Amaranta.

Jul
18

11 claves de Marco Aurelio para llevar una vida virtuosa en este siglo

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Una de mis actividades favoritas es diseccionar libros. Los leo con mucha atención y lentitud la primera vez, marcando todo lo que me interesa, haciendo anotaciones. Luego los leo dos veces más, extrayendo a un carpeta de Evernote todo lo que me parece relevante, interesante, aplicable o vital. Hoy voy a hacer algo que no suelo hacer, y es sacar algo de lo que he extraído y compartir aquí en isragarcia.es. En concreto sobre Marco Aurelio, de su libro Meditaciones, 11 claves de Marco Aurelio para llevar una gran vida. He editado y simplicado el significado las meditaciones, que escribió este gran y reconocido estoico y Emperador de Roma, para que sean más aplicables.

Las claves de Marco Aurelio para llevar una gran vida hoy

Las claves de Marco Aurelio para llevar una gran vida hoy

Son 11 claves para vivir virtuosamente en el siglo XXI, algunas son las máximas que seguí en mi experimento 50 días viviendo como un estoico en el mundo actual.

1. Meditación sobre la compasión

“Apenas amanezca, piensa todos los días: hoy encontraré a cualquier persona que tenga alguna de estas faltas: que sea un indiscreto, un ingrato, un insolente, un embustero, un envidioso, un egoísta. Los desgraciados que tienen estos defectos es porque no distinguen los verdaderos bienes y los verdaderos males. Pero yo, que he aprendido que el bien verdadero consiste en lo que es honesto y el mal verdadero está en lo vergonzoso, yo, que conozco la naturaleza de quien comete la falta, que sé que es hermano mío, no de sangre y de carne, sino por nuestra común participación en un mismo espíritu procedente de Dios, no puedo sentirme ofendido por su parte, ya que nada de cuanto hago podría avergonzarme. En efecto, nadie podría despojar a mi alma de la honradez; es imposible que llegue a enfadarme con un hermano y que pueda odiarle. Ambos hemos sido hechos para obrar de común acuerdo, como los pies, las manos, los párpados; como dos hileras de dientes, superior la una e inferior la otra. Obraríamos, pues, contra la Naturaleza si fuésemos enemigos; y obraríamos así si expresásemos disgusto y aversión con estos desdichados”

2. Eliminar el apego

“Todo lo que constituye mi ser no es más que un poco de carne con un aliento de vida y dotado de la facultad de pensar. Abandona tus libros, suprime las diversiones, pues nada de eso te está permitido, y pensando que eres perecedero, desprecia esta carne, montón de sangre y de huesos, tejido de nervios, de venas y de arterias. Considera también lo que es tu respiración: aire, solo aire, siempre distinto, arrojado continuamente y aspirado sin cesar. Solo queda, pues, la parte principal, la que piensa. Ahora bien, habla contigo mismo; eres viejo; no tengas por más tiempo esclavizada esta facultad maestra y por deseos incompatibles con el bien de la sociedad, no consientas que sea sacudida como un muñeco. No te quejes de tu suerte presente ni temas la futura”

3. Dignidad y honor

“Siempre, a cualquier hora del día, procura conducirte como un buen romano, como ciudadano digno de este nombre, sin darte importancia, con amor hacia tus semejantes, con libertad, con justicia. Procura librarte, entonces, de otras preocupaciones, y seguramente lo conseguirás si cumples cada acto de tu vida como si fuese el último de tu existencia, es decir, sin precipitación, sin pasión alguna que te impida escuchar la razón; sin hipocresía, sin amor propio y sin indignación contra el destino. No son muchos preceptos, pero el que los observe puede estar seguro de llevar una vida dichosa, próspera y acorde a la Divinidad”.

4. Ignorar los acontecimientos exteriores

“No te dejes embargar demasiado por los acontecimientos exteriores. Abandona esa vida febril de cuando en cuando y dedica tus momentos de ocio a instruirte en algo bueno. Procura evitar asimismo cualquier otro error. Es una locura trabajar toda la vida si nuestra imaginación y nuestros esfuerzos no tienden hacia un objeto determinado”.

5. Cuidar tu propia alma

No es fácil que un hombre sea desdichado por no haber prestado atención a lo que sucedía en el alma de otro; pero los que no han estudiado nunca los movimientos desu propia alma, estos tienen que ser desgraciados forzosamente“.

6. Abrazar la muerte

“Obra, habla y piensa siempre como si estuvieras a punto de salir de esta vida. Desaparecer de entre los hombres no es, en verdad, terrible. La muerte y la vida, la gloria y la oscuridad, el dolor y el placer, la riqueza y la indigencia. Todo eso son cosas que, por naturaleza, no son buenas o malas, y participan de ellas sin distinción los justos y los pecadores. Por tanto, no son ni verdaderos bienes ni verdaderos males”.

7. Todo está dentro de uno mismo

“No hay nada tan digno de compasión como el hombre que va de izquierda a derecha, que escudriña, como dice el poeta, hasta las entrañas de la tierra y que intenta adivinar lo que sucede en los demás sin darse cuenta de que sería suficiente para su felicidad ser constante con el alma que reside en sí mismo si le consagrara sincera devoción. Esta devoción consiste en preservar a su alma de las pasiones, de la irreflexión, de toda la vanidad y la impaciencia”.

8. Vivir presentes

“Aunque vivieses tres o treinta mil años, no olvides jamás que nadie pierde más vida que la que tiene, ni goza de otra vida distinta de la que pierde. Así pues, la vida más larga y la más corta vienen a ser lo mismo. El presente es de igual duración para todos y lo que se pierde es también igual y, en definitiva, sin importancia. En cambio, no podríamos perder ni el pasado ni lo venidero, porque ¿acaso se le puede arrebatar a uno lo que no tiene? Acuérdate de estas dos verdades: la una, que todo exteriormente es de idéntico aspecto, que pasa por los mismos ciclos y que es indiferente ver el mismo espectáculo durante un siglo o dos que por toda la eternidad; la otra, que el que muere muy joven pierde igual que otro que ha vivido muchos años. Ambos pierden solo el instante presente, que es el único que poseen, puesto que no podrían perder lo que no tienen”.

9. La opinión es estéril

“Las palabras atribuidas al cínico Mónimo: «Todo es opinión», son evidentes. Sobre todo por el provecho que se puede sacar de ellas si se toma únicamente lo que contienen de verdadero”.

10. El deterioro mental es el enemigo

“No se debe pensar sólo que cada día que pasa abrevia la vida y que, por consiguiente, la parte que nos resta por vivir es más corta; no, es preciso pensar que si se llega a una edad madura (si bien no es más segura), no es probable que se conserve la misma claridad para los negocios y para entregarse a un detenido estudio de las cosas divinas y humanas. Verdad es que cuando un hombre cae en la infancia no por eso deja de respirar, de nutrirse, de emitir ideas, de expresar sus deseos y de llevar a cabo tal o cual función por el estilo; pero la facultad de disponer de sí mismo, de darse cuenta exacta de todos su deberes, de analizar sus ideas, de saber si ha llegado la hora de terminar sus días y, en fin, de examinar cuerdamente todas las cuestiones que lleva consigo el ejercicio de la razón, esta facultad, vuelvo a decir, se extingue en él mucho antes que las anteriores. Es preciso, pues, aprovechar el tiempo, y ello no solo porque cada instante es un paso más que damos hacia la muerte, sino por el hecho de que antes de morir perdemos la capacidad de concebir las cosas y de prestarles la atención que merecen“.

11. Apreciar todo como algo bello

“Todo individuo que tenga un alma sensible y una inteligencia capaz de discernir con claridad, no verá en todo lo que existe en el mundo nada desagradable desde el momento que se halla ligado de algún modo al conjunto de las cosas. Este hombre no verá con menor placer las fauces desmesuradas de las fieras que las imágenes que de ellas hacen el pintor o escultor. Hasta en una mujer anciana o en un viejo, su ojo experto verá la madurez, el ocaso de la vida; y sus miradas no estarán impregnadas de lascivia al mirar los encantos de la juventud. Otro tanto podría decirse de muchos casos semejantes que únicamente el hombre verdaderamente familiarizado con la Naturaleza y sus obras es capaz de apreciar”.

Estas son 11 de las claves de Marco Aurelio para llevar una gran vida.

¿Podrías destacar una cita o aprendizaje de Marco Aurelio o algún otro estoico que consideres esencial para los tiempos en los que vivimos?

Pd. ¿Quieres más Estoicismo para hoy? únete a la Escuela de Estoicismo Moderno en Youtube, llevamos más de 130 lecciones.

Jul
12

Cómo mejorar tu autodisciplina y fuerza de voluntad

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

“Tengo que mejorar mi autodisciplina y fuerza de voluntad”. Este es el modus operandi de muchas personas que encuentran un obstáculo (trabajar menos horas) o se enfrentan a un desafío (mejorar su salud).

La autodisciplina – o fuerza de voluntad – se suele ver como una solución obligatoria por donde pasar en las áreas que están fuera de nuestro control. La creencia común es que hay una forma de tomar el control de nuestras vidas y esta es la fórmula: tener esa actitud de acero, ese comportamiento decidido y comprometido y esas acciones rectas, consistentes y coherentes con tus pensamientos y tus palabras. Entonces serías el capitán de tu destino y superarás cualquier tentación y distracción que aparezca en el camino.

mejorar mi autodisciplina y fuerza de voluntad

Olvídate, es una ilusión, porque es como algunos venden la autodisciplina y como cientos de miles la compran, pero esto es solo la mitad de la ecuación, na parte de la obra sobre cómo funciona la autodisciplina.

Autodisciplina y fuerza de voluntad: cuestión de valores

Aprender a cómo ganar esa fuerza de voluntad que va con la autodisciplina empieza con entender la naturaleza de la propia fuerza de voluntad. La autodisciplina, en realidad, no es una habilidad, arte o estrategia: son las tres cosas, y es mucho más compleja que únicamente seguir un sistema como este, escuchar este podcast o participar en alguno de mis programas. Los seres humanos somos criaturas sociales con una voluntad innata para sobrevivir. Nuestros miedos son los que conducen a nuestros quereres, necesidades, y elecciones, así como a nuestros deseos por vivir en el placer y con alegría. Este resultado es un producto de nuestros valores, los cuales a menudo son inconscientes hasta que trabajamos en descubrirlos y definirlos.

Revisa tus creencias

Tus valores y decisiones trabajan en tándem, influenciando el uno al otro mientras dan forma al curso que tu vida toma. Entender lo que controla nuestras decisiones es el primer paso para mejorar tu autodisciplina, para hacerla aparecer o reforzarla.

Hay un efecto dominó que empieza con tus creencias – las ideas que crees que son ciertas. Esas creencias están formadas por tus experiencias vitales, por la cultura, ídolos, padres, profesores, grandes amigos o pareja. Esas influencias crean un sistema muy complejo de creencias que inspiran tus valores – lo que crees que es importante. Si has sido víctima de abusos o bullying, la justicia frente al abuso de poder es crítico para ti. La estabilidad y autonomía como valores son importantes para ti, si has crecido en situación de desventaja. Los valores entonces definen tu actitud frente a casi todo. Por ejemplo, serías menos tolerante a la presión social y a la iniciativa, ya que no son valores alineados cons tus deseos de conseguir seguridad y autosuficiencia.

Hemos empezado a hablar sobre autodisciplina y fuerza de voluntad, y hemos acabado hablando de creencias, valor y actitud, porque estas tres desarrollan tu comportamiento. Por eso nunca podrás ser autodisciplinado y poseer esa fuerza de voluntad hasta que primero no cambies la mentalidad que en última estancia estimulará tus acciones.

Atribución imagen: Kanban Tool.

Jul
6

La peor Masterclass que recuerdo haber impartido…

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Speaking  //  No Comments

Es aquella que nunca lanzo – esa es la lección, porque para gustarte o no, tienes que primero hacerlo y eso no ocurre siempre. Sin embargo, esta vez, lo hice, pero con un gran mal sabor de boca, fue la peor masterclass que he impartido en años. Hoy toca ejercicio de vulnerabilidad.

Hace unos días realicé la segunda Masterclass online sobre el Método Ultraproductividad. La primera fue en 2019 con las claves para empezar a ser Ultraproductivos, puedes verla aquí.

La segunda era más avanzada, Objetivo Ultraproductividad, una especie de entrenamiento online, dentro de la campaña el mes de la Ultraproductividad y aprovechando para lanzar la 2ª edición del Método UP. Lo que hoy te cuento, es que esa misma clase online, a pesar de todo el buen feedback que he recibido – el otro no tan bueno que no me ha llegado pero que seguro existe – y los resultados, pues fue la peor intervención que recuerdo en años, y seguro la que menos he disfrutado en formato digital.

¿Por qué fue la peor Masterclass que he impartido en estos últimos años?

Por qué fue la peor Masterclass que he impartido

Al analizar he concluido varios puntos clave:

  • Incomprensiblemente en ciertos momentos leí texto, bastante texto. En Imparables en Tiempos de Crisis he realizado 46 talleres online (de los cuales he impartido más de 20 y he liderado el resto) y no he preparado ni si quieran un guión para uno de esos talleres. Eso me hizo sentir terriblemente mal conmigo mismo, incluso aunque sea mi propio contenido, no es coherente con quien soy.
  • Me confié. Debería haber entrenado la presentación dos veces: una explicada toda por el equipo y otra yo para mejorar y feedback.
  • Prever que de nuevo la tecnología puede fallar, por lo tanto hacer una prueba privada previa yo solo, antes de la prueba para saber qué funciona. Estuvimos 45 minutos previos solucionando esos problemas, algo que se vuelve a repetir y que sin duda me puso nervioso y alteró mi estado.
  • No ignorar el chat. Pedí conexión y enfoque total, no participar en el chat y centrarnos en la formación. Era de esperar que hubieran participantes que no respetaran la alianza, pero yo también quedé distraído e interrumpido por el chat, porque decidí prestarle atención y leer los comentarios anónimos inadecuados.
  • Alimentar el crítico externo e interno. Primero prestando atención a los cínicos y provees diablos anónimos que hay en todos los lugares, hacer eso antes de ver todo el apoyo y ánimo (10%-90% ratio), y además autosaboteando a mí mismo.
  • Llegar tarde, por la razón que sea, aunque fueron 5 minutos. No por lo que digan los demás, sino por liderar con el ejemplo de respetarnos todos.
  • Fallé al mostrar los testimonios de venta en un momento durante la presentación que no aportaba lo que podría haber aportado en el momento apropiado.
  • Dejar un tiempo para todas las respuestas que fui recogiendo de todos los participantes que han ido sumándose durante este mes. Eso lo arreglaré con un “preguntas y respuestas” excepcional.
  • Me sentí limitado y encorsetado al seguir un guión que yo no había preparado, eso fue lo que más disonancia creo en mí. Por eso me extendí tanto en partes que no debía, como en mi historia. Repito, son sensaciones personales, guiado por mi intuición, no es machacarme.
  • Hacer un contexto/alianza al que le di demasiado peso y donde me detuve un buen rato, más del necesario.
  • Tengo mis dudas si haber empezado con la micromeditación o a muerte, porque además pasé de momento Zen a guantazo de realidad por que alguien decía “cuando empieza esto”.

Los resultados (en números)

  • 1.606 personas conectaron.
  • Después de 90 minutos seguían más de 1.300 personas.
  • Cuando al final anuncié que iba a vender, aguantaron entre 1.000-890 personas hasta el final.
  • 40 personas compraron el programa en la misma Masterclass.
  • 12 más en las siguientes 24 horas.

Considero que son buenos resultados, en números, de conversión, económicos. Sin embargo, eso no oculta mis sensaciones, no sé si hubiera conseguido mejores resultados si hubiera estado alineado, eso es imposible de predecir y solo traería más preocupación sobre una preocupación inútil porque no se puede cambiar. Si soy estoico, solo tengo que reconocer que ha sido la peor masterclass que he impartido, sin autoinflingirme daño.

Genial

El peor momento es mi gran entrenamiento, por eso estoy aquí, sonriendo. Por eso esperé un día para hacerle saber a mi equipo que no había estado nada fino. Por eso lo dije con alegría, con poderío, con grandeza de ánimo, porque sé que esos son los momentos que me han construido a lo largo de mi historia.

Estos son los momentos que realmente merecen la pena, es donde puedes testar tu carácter y principios sobre todo lo demás.

Jun
18

El regalo de nuestras vidas

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Recuerdo un día en casa de mis abuelos hace cuatro 5 años, les llevé el nuevo libro que había escrito (Ultraproductividad). Resulta que como ambos no sabían leer, me senté con ellos y empecé a relatarles el prólogo, la intro, cómo lo había escrito… Entonces mi abuela – a la que hoy por fin he podido visitar en Alcoy después del confinamiento – me dijo “ojalá pudiera y supiera leer y escribir, ojalá pudiera aprender”. Esa frase me impactó fuertemente.

el regalo de aprender, crecer, mejorar y vivir

Poseemos el don de crecer

Ese día me di cuenta del regalo de aprender (y hasta don) con el que muchos de nosotros hemos nacido. Me refiero a esta generación, la anterior a mí y también las futuras. Tanto que decidí lanzarme al mundo, a por todo, a por lo que fuera. A aprender todo lo que pudiera, no de una materia o especialización, sino del máximo que fuera capaz. Pero sobre todo, aprender mientras pudiera del elemento más determinante de todos: de la vida.

Años después, sigo en el camino, aprovechando cada uno de los 86.400 segundos de cada día que abro los ojos y sigo vivo. Mi elección es de por vida, un incansable aprendiz en todo lo que caiga en mis manos, con mentalidad cinturón blanco. En el momento que siento que domino algo, incluyo un elemento nuevo y desestabilizador. Eso me ayuda a volver a esa etapa del aprendiz, de esa forma no caigo en la ilusión de que soy un maestro (o sabio) de nada.

No malgastes el regalo de aprender

Como digo, lo tengo más que claro, este es mi camino. Sin embargo, lo que no estoy seguro es que muchos de vosotros lo estéis aprovechando como se merece. Primordialmente por todos aquellos que han luchado para que hoy nosotros estemos aquí y mañana otros estén allá. Piensa cuánta gente se intercambiaría de forma instantánea por ti para acceder ni siquiera a la mitad de recursos de los que dispones ahora mismo para aprender, crecer, desarrollarte, vivir mejor y ayudar a otros a hacer lo mismo.

Vivimos en la mejor era de la historia (solo tienes que echar la vista atrás y revisar la propia historia) y aun así, solo hacéis que malgastar la oportunidad de vuestras vidas. A mí no me va a pasar, yo he aprendido la lección, en parte gracias a esta sensacional mujer con la que aparezco en la imagen, mi abuela Juana.

Esto es lo que importa: cada día, antes de ir a dormir, poder decir “hoy he aprendido, hoy he crecido, hoy he luchado, hoy he fallado, hoy he sobresalido, hoy, he vivido”.

Jun
8

Recupera tu control

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Lee esto, que siento que es importante… Nadie te controla, pero actúas como si fueras un títere.

Nadie controla tu estado de ánimo, tú lo controlas.

Controlas tus sentimientos y emociones.

Incluso controlas tus pensamientos, porque con la autoconsciencia necesaria, controlas hasta tu mente.

¿Cómo tomar ese control que no crees que tienes?

Por qué nadie te controla

Movimiento, no importa lo pequeño que sea tu acción, no debe preocuparte lo minúsculo que sea tu movimiento, solo evoluciona en lo que quieras controlar ¿y cómo evolucionar? Dando un pequeño, muy pequeño, casi invisible, paso tras otro.

Si hoy decides cambiar un pensamiento negativo por uno positivo, has ganado. Si decides no comer bollería o fumar un cigarro, has triunfado. Elegir no enfurecerse cuando recibiste un ataque, es vencer.

Imagínate ir en esa dirección cada día. Poco a poco. Sin parar.

El objetivo no es llegar a tu plan de aquí a 5 años, la meta es recuperar terreno perdido cada minuto del día. Es hora de reconquistar la fortaleza inexpugnable que eres tu mismo.

Nadie te controla, así que hoy es el día en el que dejas de excusarte.

Nadie te controla, por eso hoy dejarás de jugar al juego de la culpa.

Tienes el control, por eso al despertar te preguntarás “¿qué voy a controlar hoy que está bajo mi control pero no estoy controlando?”

La razón de tu insatisfacción es simplemente porque tratas de controlar lo que no está bajo tu control: personas, deseos, pasado, futuro, expectativas, tiempo, gobierno, leyes, clima, el resultado. Al mismo tiempo que no tienes el control de lo que sí puedes cambiar: tus decisiones y elecciones, tus razonamientos, comportamiento, acciones y reacciones. Epicteto lo denominó la dicotomía del control.

Es el momento de devolverte lo que te pertenece, tu vida, una vivida con dignidad, virtud y grandeza.

Nadie te controla, solo tú a ti mismo. Recuérdalo.

¿Y qué necesitas para poder hacerlo? Solo una habilidad núcleo, la autodisciplina de hacerlo en pequeño día tras días. Cuéntame qué sucede si lo haces desde hoy hasta finales de 2022.

Atribución imagen: Les Chatfield.

May
20

Las 10 estrategias de la persona imperturbable

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

La imperturbabilidad significa permanecer inalterable a pesar de los estímulos externos. Esa es la definición de la palabra. Es la habilidad de permanecer inamovible ante cualquier suceso – un rasgo muy marcado de los grandes estoicos.

Si hoy tuviera que elegir una habilidad núcleo para navegar en este mundo interrumpido por el COVID-19, sin duda sería la imperturbabilidad seguida de la magnanimidad, la Ataraxia, y mis queridas e inseparables autodisciplina, autoconsciencia e iniciativa (ya que estas tres son el tridente perfecto para integrar cualquier cosa que te propongas).

Sin embargo, hasta que no seamos capaces de cuestionar nuestros propios pensamientos, trabajar sin el “yo” por delante, actuar de forma consciente y entender aquello que nos limita, aceptarlo y utilizarlo como una ventaja. Sí, hasta que no logremos – como personas u organizaciones – dominar estos campos, no podremos ser imperturbables.

Cómo practicar la imperturbabilidad

La imperturbabilidad solo se trabaja atacando aquello que te puede perturbar. Lo más desafiante, lo más terrorífico.

10 estrategias para alcanzar la imperturbabilidad

Estas son algunas de las estrategias que he utilizado para trabajar la imperturbabilidad:

1. Sé pequeño haciendo grandes cosas

Haz cosas que requieren un esfuerzo titánico, y hazlas muy en pequeño. Esa intención te aplastará, porque sabes que tendrás que dedicarte durante cientos de días a algo hasta conseguirlo. Es ahí donde empiezas a desarrollar una actitud imperturbable.

2. Lánzate al miedo, búscalo, vívelo

No solo basta con encontrar tu miedo, si no tienes que atacarlo e ir a por él. No importa si es el miedo al ridículo o hablar en público, expresar tus sentimientos o a no ser correspondido. Una vez llegues ahí, tienes que vivir ese miedo ¿cómo? Permaneciendo en el miedo, quizá es invertir, invierte más. A lo mejor es estar solo, pasa una gran cantidad de tiempo solo. Puede que sea salir de tu trabajo y empezar algo incierto, conviértelo en tu estilo de vida. La parte clave es sentarte, literalmente, todos los días con ese miedo y solo escucharlo, nada más.

3. Aprende a ver y validar lo que te resistes a ver y entonces darlo como válido

No puedes ser perturbado por algo que aceptas tal y como es. Lo que resistes acaba persiguiéndote y aumentando de tamaño. A más resistencia más difícil es deshacerte de ella. Cuando identificas ese punto de dolor y le das la aceptación que merece, ya nunca más volverá a molestarte.

4. Encuentra el pensamiento que te turba o frustra y en lugar de alimentarlo, asédialo dándole más de lo que te pide

Si pienso o actúo como si no me lo merezco, y trato de huir de esa creencia sintiendo pena sobre mí, las probabilidades dicen que voy a acabar asfixiado. En cambio, paradójicamente, si la alimento dándole más indignidad, llegará el punto que lo veré tan claro que no tendré más remedio que desistir.

5. Busca el desacuerdo y entiéndelo fuera de tu cámara de eco

Discutimos o nos perturbamos en la mayoría de veces que entramos en desacuerdo. Cuando en realidad, es la ocasión perfecta para encontrar la imperturbabilidad, sobre todo en ver cómo tratas, o bien de convencer o bien de manipular, el otro punto de vista para que encaje con el tuyo. Si buscas convencerte sobre lo que estás equivocado ganarás un buen trecho hacia ese estado inalterable. Sobre todo porque estar de acuerdo tampoco te hace imperturbable, solo que te calma los humos.

6. Permanece cerca de quien, o lo que, te causa fricción

Esta estrategia es la reina, puesto que la imperturbabilidad solo puede ser entrenada en los momentos de tensión y flaqueza. Si eres puntual, trabajar con gente impuntual y adaptarte a sus cambios sería un buen ejemplo.

7. Haz todo aquello que te disgusta, de forma planificada

Una cosa es acabar haciendo una cosa que no te gusta sin saberlo. Otra muy diferente es montar un calendario diario donde te expones a cosas que sabes que no quieres hacer. Esta estrategia ha sido definitiva para ganar imperturbabilidad.

8. Sé, piensa y actúa ridículo, absurdo, insensato y vulnerable

Llegará el día que no tendrás ideas, que fallarás, que caerás desquiciado o te encontrarás a ti mismo devastado. No hay nada de esto que no aparezca en el camino antes de llegar, meses o incluso años después, a la imperturbabilidad. Si das por supuesto todo esto, y te lanzas a lo que menos sentido tiene, te darás cuenta ese que has avanzado más que ningún otro.

9. No pienses en vivir presente, acciona (y no-acciona) desde que abras los ojos hasta que los cierres

Al final todo se demuestra con hechos, y si no tienes ninguno que contar, ¿qué estás viviendo? Cuando entras en la acción estás viviendo, porque estás aquí, y estás sometido a todo tipo de estímulos que tratarán de desestabilizarte, es ahí donde crecerás.

10. Ignora los textos, audios, vídeos, y por supuesto, consejos del 98% del mundo. Incluyendo los tuyos propios

¿Sabes por qué crees que los maestros son maestros? Porque tú piensas más que ellos. ¿O por qué crees que la gente es feliz? Porque tú piensas en la felicidad y ellos no, y por lo tanto si piensas en ella es que no la tienes. Si te aíslas de las convenciones sociales, los clichés, las modas y en definitiva, todo lo externo, si le quitas el poder que tienen sobre ti, te darás cuenta de que, no pueden afectarte ni lo más mínimo.

La imperturbabilidad solo puede llegar desde un gran autocontrol, que es justamente lo que entrenas y obtienes con estas estrategias.

Atribución imagen: Mikel Pierre.

May
15

Cómo desarrollar las habilidades estoicas de la autorreflexión y la autocontemplación

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Una de las cosas más poderosas de la filosofía estoica es la autorreflexión y autocontemplación. Ambas cualidades son algo que ha convertido a personas como Séneca, Epicteto, Zenón de Citio o Marco Aurelio en auténticos referentes. Aunque no hay que ir tan atrás para darnos cuenta que funciona, Massimo Pigliucci aboga por ese tipo de autoexaminación, así como Ryan Holiday, y por supuesto Tim Ferris con preguntas tipo comprobación que se formula a sí mismo cada día.

autorreflexión y autocontemplación estoica

El poder de este tipo de prácticas está en hacerlo a diario, porque ello incrementa la autoconciencia, y por lo tanto la conciencia, aprendes a ver, dentro y fuera, principalmente porque decides hacer el trabajo de examinarte a ti mismo.

Cómo sacarle partido a la habilidad estoica de la autorreflexión y autocontemplación

Para hacerlo voy a compartir contigo cómo yo suelo hacerlo y cómo lo haría si fuera tú (dos cosas distintas porque no puedo ser como tú ni tú como yo).

1. Elige el objetivo a examinar

Determina qué es aquello que te gustaría analizar de tu vida personal y tu vida profesional

Pueden ser hábitos, habilidades, creencias limitantes, emociones, principios, sensaciones, pensamientos, estados de ánimo, las veces que dijiste _______, etc.

En mi caso tengo aprendizajes, tentaciones, fallos, que vi nuevo, virtudes, pasiones, cosas que pude controlar y cosas que no, el destino/fortuna, desapego, ecuanimidad y otras más.

2. Pregunta – esa es la herramienta

Una vez lo tengas claro, piensa en que preguntas formularías para poder comprobar eso que quieres analizar. Quizá puedes preguntarte algo como esto:

  • ¿Qué hábitos fueron saludables y beneficiosos hoy?
  • ¿Qué habilidades me ayudaron en el día de hoy?
  • ¿Sobre qué principio sostendré toda mi virtud hoy?
  • ¿Qué creencias limitantes voy a dejar atrás?
  • ¿Qué emociones voy a restringir hoy y qué otras deberían liderar el día?
  • ¿Cuál fue el valor que más apareció?
  • ¿Que sensaciones me engañaron? ¿Qué otras me avisaron?
  • ¿Qué pensamientos me ayudaron y que otros me lastraron?
  • ¿Cuál fue el estado de ánimo que hoy reinó y por qué?
  • ¿Cuántas veces apareció la palabra __________ en mi vocabulario o en mi mente?
  • ¿Actué como un verdadero estoico?

En mi caso tengo preguntas como:

  • ¿Que virtud adquirí hoy?
  • ¿Sobre qué fui consciente?
  • ¿Seguí los planes que pensé que seguiría antes de empezar el día? ¿Por qué?
  • ¿Qué puedo controlar que no estoy controlando? ¿Qué no puedo controlar que estoy intentando controlar?
  • ¿Cómo voy a honrar mis principios y cómo pondré en práctica mis valores?
  • ¿Qué es lo más importante y necesario del día? ¿Y lo menos e innecesario?
  • ¿Qué significa haber vivido cuando llegue al final del día?
  • ¿Qué es lo más importante que aprendí ayer?
  • ¿Cómo me enfrenté a mi debilidad?
  • ¿Qué tentación resistí?

Y algunas otras más.

3. Elige el “medio”

Define si lo harás por escrito, por audio, verbalmente (¿frente a un epejo?), lo conversarás con alguien o incluso lo grabarás en vídeo. Pista: la opción más aconsejable al principio es escrito.

4. Timing

Fija dos momentos de autorreflexión y autocontemplación estoica a lo largo del día. Pista: lo óptimo es antes de empezar el día y después de acabarlo (así lo hago yo). Puedes incluso hacerlo tres veces al día, lo cual es mucho más potente, parando a mediodía, solo cuando te encuentres cómodo con esta dinámica de vida.

Otras consideraciones

  • Puedes añadir las preguntas que quieras, muchas o pocos, no es lo importante. Si no que la práctica sea diaria, sin descanso. Merece la pena empezar con las tres o cuatro maestras, que puedes definir a través de tu línea base.
  • No esperes nada de este ejercicio de autorreflexión y autocontemplación estoico. Hazlo como ducharte, lo mejor que puedas, todos los días, sin desear llegar a ningún lado. Es parecido a cómo afrontar la meditación.
  • Hazlo para ti, por y para tu propio florecimiento. Una persona que progresa en la vida, quizá un estoico moderno, quizá tú, no necesita decir que realiza este tipo de prácticas.

Si hay una receta no es lo que necesitas

Es importante considerar que Eso sí sin ser un dogma o una receta, ya que eso es la filosofía, una serie de principios que no delimitan un camino claro, porque ese es tu viaje, tu búsqueda tu esfuerzo y tu dirección. No confundamos la filosofía, ni siquiera una tan de acción y accionable como la estoica, con un conjunto de prácticas que seguir para entonces ser estoico y convertirte en un ser iluminado, imperturbable o imparable.

Atribución imagen: Doctor Healers Mind.

May
13

Las 3 palabras que necesitas para ser imparable…

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

La vida (o la fortuna como dicen los estoicos) te lanza cosas, algunas las ves venir. Otras muchas no las ves venir, en la mayoría de ocasiones diría. Son cosas que aparecen de la nada y te golpean más o menos fuerte. Hay situaciones en las que te repones fácilmente. Algunas son como un dolor de cabeza, pasan en un día. Otras duran algunos días más, como una gran jaqueca. Luego hay otras, que son como una guerra, más bien como un asedio, te van consumiendo.

La parte interesante es cuando empiezan a ocurrir todas estas situaciones casi a la vez. Vienen por diferentes frentes: familia, trabajo, relaciones sociales, mentalidad, ánimos, te sobrecoge de tal manera que quedas fulminado.

Te acuestas con la situación de que no puedes superarlo, y te levantas con la situación de que no puedes remontarlo. ¿Te suena? Cuando llegas a ese momento, parece que no hay escapatoria… Has llegado a tu límite, no hay salida, estás paralizado, no sabes que hacer, tu memoria RAM está llena y saturada.

Te dices para ti mismo “no puedo aguantar más”… Y entonces, hay viene otro “regalo” de la caprichosa Tique (la diosa de la Fortuna) que tampoco viniste venir y que te explota en la cara.

Entonces, en algún lugar de tu mente una voz estruendosa suena retumbando todas las paredes de tu cerebro diciendo “¿Seré capaz de salir de esta?”

Cuando llegas a ese punto, donde todo parece ir en contra tuya, hasta tal manera que sientes que no puedes aguantar ni un solo minuto más. Bien, cuando llegues ahí, porque llegarás, o si ahora mismo estás ahí, recuerda estas tres palabras:

Continúa hacia delante

Continúa hacia delante

Ya que es en ese punto exacto donde tu carácter, espíritu y virtud serán puestos a prueba. Además de ser entrenados, fortalecidos y blindados si continúas resistiendo todos esos golpes de la fortuna, o por otro lado, echarás todas tus buenas y divinas cualidades a perder si bajas los brazos.

Si continúas, te puedo asegurar que todo dará un giro inesperado de 180º, quizá no instantáneamente, a lo mejor no en unos días, pero seguro en unas semanas. Y saldrás de ahí hecho un titán, sabrás que saliste del peor lugar posible, la trampa mortal de creer que todo nos pasa a nosotros y no creer que todo pasa por nosotros.

Continúa hacia delante, pase lo que pase y venga lo que venga, porque, créeme, es lo único que puedes hacer para salir de donde sea y entrar donde sea. Ese es el principio de una actitud imparable.

Esa es la herramienta que te ayudará a llevar una gran vida, porque inevitablemente la vida va en un solo sentido y dirección, hacia delante.

Atribución imagen: IED.

Abr
21

¿Cómo vas a honrar la fortuna de haber nacido?

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Tenemos la fortuna de seguir aquí, de haber llegado hasta este punto, porque perfectamente podríamos no haber aparecido.

Podríamos no haber sucedido.

No haber vivido tanto.

Haber abandonado este mundo antes de hora, o incluso sin nacer.

¿Te imaginas no haber nacido? No.

la virtud y fortuna de estar vivos

¿Entonces?

Vive con la fuerza de tu alma.

Afronta cada día con curiosidad.

Sé perspicaz.

Actúa y habla desde el corazón.

Rechaza el mapa de otros, dibuja el tuyo propio.

Ama y regala amor a todo el mundo. no importa qué ni a quien, a todos.

Haz tu trabajo con compasión, gentileza y contundencia.

Guíate por lo que te nazca y te apetezca, pero solo si el motor que guía ese impulso viene de tus principios.

Vive virtuosamente, practicando y honrando la virtud: justicia, templanza y autocontrol, valentía y sabiduría práctica.

Que la verdad sea el único juez.

Toma responsabilidad por tus actos y acción apropiada.

Sé deliberado.

Deja atrás las opiniones, así como la pasión que turba.

Sé lo que eres.

Aprópiate de tu lugar en el mundo y juega tu papel con maestría.

Cuídate del engaño y la falsa compostura.

Controla tu impulso a hacer o a rechazar hacer.

Somos pura virtud

Estás aquí, debe haber una buena razón para que todavía sigas aquí. Una más convincente, que la de simplemente hacer lo que cualquiera hace: preocuparse por lo que no tiene, frustrarse por el pasado y el futuro, tener miedo a la muerte, buscar la seguridad o estar ocupado para no pensar.

El desafío está en descubrir por qué y para qué, el camino hacia el autoconocimiento. Un viaje que solo tú puedes emprender.

Es imposible explicar qué se siente siendo tú, como lo es imposible para mí también. Solo puedes vivirlo, serlo y sentir que recorre cada parte de tu anatomía. Da igual si es un instante o una eternidad, porque cuando realmente has vivido, no importa si fue un año o sesenta, lo que importa es que viviste.

“Solamente es duradero lo que con la virtud se consigue” – Sófocles.

Atribución imagen: Overweek.

Abr
8

Vence el miedo al miedo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

¿Sabes cómo vivir sin miedo cada día? ¿Y cómo vencer el miedo al miedo? La primera parte es aceptando y abrazando los nuevos miedos que aparecen cada día. La segunda, eliminando la etiqueta “miedo” sobre cada una de esas nuevas amenazas, obstáculos o limitaciones que aparecen, para entonces reformular su comprensión a oportunidades, señales o caminos inexplorados.

cómo vencer el miedo al miedo

“Piensa en la vida que has vivido hasta ahora y sobre ella y, como un hombre muerto, mira lo que queda como un extra y vive de acorde a la naturaleza. Ama la baraja que el destino de ha entregado y juégala como si fuera tuya, ¿porque qué podría encajar mejor?”Marco Aurelio.

Por ejemplo, tenemos un miedo irracional a la hora de reconocer nuestra propia mortalidad. Evitamos pensar sobre ello porque pensamos que es deprimente. De hecho, reflexionar sobre la muerte a menudo tiene el efecto contrario – nos motiva e inspira más que nos entristece. ¿Por qué? Porque nos da claridad.

Si de repente te dijeses que tienes una semana de vida, ¿qué cambios harías? Si murieras y tuvieras la oportunidad de resucitar, ¿cómo de diferente sería tu perspectiva?

No hay riesgo de quedar atrapado por pequeños asuntos sin importancia o distracciones. En lugar de negar nuestro miedo a morir o a lo que sea, permitamos que nos haga hoy, las mejores personas que podemos ser.

Utilicemos el miedo a lo que sea como el potenciador, el turbo, lo máximo y aprovechemos cada instante.

Cómo vencer el miedo al miedo

Hace unos meses mantuve una conversación, en la cama, sobre este tema con mi amigo y compañero Uri Sabat, cómo vencer el miedo, cómo vivir sin él. Esta tertulia nos llevó a otros temas… El resultado final quedó plasmado en un nuevo episodio de su podcast En La Cama con Uri Sabat.

Además, este mismo tema, fue el primer taller que impartí dentro del proyecto online de entrenamiento, formación y potenciación online, llamado Imparables en Tiempos de Crisis 🥋. En ese taller, que encuentras a continuación y fue el único que hicimos público, disecciono como vencer el miedo al miedo:

Atribución imagen: I Embrace Wellness.

Mar
29

Qué hacer cuando seas rechazado

By Isra Garcia  //  Equipar, Estoicismo  //  No Comments

Empecemos por aquí, tu trabajo será rechazado, sobre todo si buscas crear impacto positivo o hacer algo realmente importante. Esto es algo indisputable. 

Ahora que ya lo sabes, y es vital saberlo antes de que te vuelva a pasar. Porque entonces ya serás consciente de que podía pasar.

Qué hacer cuando seas rechazado

¿Qué hacer después de ser rechazado?

  1. Determina lo que en realidad sucedió, ¿por qué fuiste rechazado? No tu propuesta, sino eso que te deja sin derecho, sin oportunidad de defenderte y sin esperanza. Decide retroceder, agachar la cabeza y hacer lo que se te dijo que debías hacer.
  2. Date cuenta de que lo que podría haber sucedido es que fueras a las personas inadecuadas con la cosa incorrecta. Quizá esas personas quieren o esperan algo diferente a lo que tú puedes darles. 
  3. Resuelve #2 haciendo un trabajo más eficiente yendo adonde tu trabajo, arte, actitud y humanidad pueden ser necesitados y reconocidos.
  4. Entiende que no contaste una historia que resonó, nada más, que tú carácter, tus resultados, tú experiencia, tus detalles o promesa – algo no conectó, algo no sintonizó en la frecuencia adecuada. Aprende a ver qué es lo que fue y alinéalo para futuros intentos.
  5. Asume que sea quien sea quien te rechace, te ignora, está en desacuerdo contigo o no te ama, no es un imbécil o estúpido, solo es alguien que no es para ti ni viceversa.
  6. Interioriza, que quien te rechaza, te denigra, te infravalora y te ataca frontalmente.

En mi experiencia, habiéndome expuesto a buscar el rechazo durante 200 días, habiendo sido rechazado una media y de 15 veces de 20 que he intentado como proporción, los puntos uno y dos no te llevará donde quieres ir. Se requiere de perseverancia, autoconsciencia y resiliencia para evitar la primera opción. Y la última opción, pues esa solo está reservada para megalómanos, increpadores y los terminalmente frustrados.

Atribución imagen: Edd Sowden.

Mar
26

Cómo aprovechar el estoicismo hoy: 12 conceptos maestros

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Podcast  //  No Comments

El momento que ahora mismo estamos viviendo es fascinante, también enloquecedor, delirante y muy turbulento. Lo que estoy observando, y todavía parece mucho más extraordinario, es que miles de personas están recurriendo a la filosofía estoica por primera vez para afrontar una situación de tal magnitud como la generada por el Coronavirus.

cómo ser un estoico y llevar una vida virtuosa

La filosofía, como los estoicos la enfocaban, no era abstracta. No era teórica, tampoco algo con lo que pasas el tiempo solo para conocer algunos filósofos y algunas citas célebres. La filosofía se diseñó para lidiar con los problemas que la vida nos presenta, es un refugio para el alma, ayuda a quitar las impurezas para que ese ésta reluzca, es la herramienta definitiva para llevar una gran vida. En la antigua Grecia y Roma, las situaciones, y problemas, eran bastante reales: tiranos, conspiraciones, asesinatos, plagas, guerras civiles, robos, exilios y amenazas diarias – junto a otras cosas como las que nos afectan hoy como la envidia, codicia, celos, miedo, inseguridad o enfermedad.

Lo sensacional de los estoicos es que desarrollaron una filosofía práctica para que el mundo tuviera sentido, por muy complejo, injusto, difícil e incierto que fuese. Aun así ellos diseñaron sus enseñanzas entorno a que sus practicantes prosperaran y ganaran la partida a la vida. Pues justamente eso mismo sigue aplicando hoy en día, es un sistema operativo impecable para llevar una vida virtuosa en este 2020, algo de lo que muy pocos pueden presumir por cierto. La principal premisa del estoicismo es muy simple: no controlamos el mundo que hay a nuestro alrededor; pero sí controlamos cómo respondemos a su interacción. Por lo tanto, lo que debemos aprender es a responder de forma adecuada – virtuosamente.

Estamos ante el momento perfecto para usar el estoicismo y probar si funciona o no. Te confieso que estoy contento de cada día aportar una nueva razón para que alguien conecte con esta filosofía de acción. Tanto en el canal de youtube, que ya llevamos cerca de los 100 vídeos con cerca de 350.000 reproducciones, las sacudidas como estas aquí, lo que comparto en IG Stories de los libros de los que estudio, las citas diarias en Twitter y los podcasts que he grabado al respecto, como por ejemplo este nuevo que hoy presento.

Aunque seamos claros, el Estoicismo no es un experimento de diez días. No es una frase o una tendencia. Es una forma de vida y una vez entra, es para siempre.

Disrupt Everything #120 – cómo usar el estoicismo hoy: 12 conceptos maestros

He grabado un nuevo podcast sobre estoicismo. En esta ocasión uno que sirve para este mismo momento que estamos viviendo, pero que también será de utilidad para cuando lo pasemos. He rescatado 12 puntos clave que al seguirlos nos ayudarán a lidiar con cualquier momento, situación, embrollo, éxito, insatisfacción, desgracia o fortuna. Es la guía que trato de seguir para llevar una vida virtuosa.

Nota: este ha sido el primer podcast que he grabado en mientras retransmitía en Instagram, ha sido una experiencia interesante.

cómo usar el estoicismo hoy para llevar una vida virtuosa

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. El momento del estoicismo.
  2. Cómo usar el estoicismo hoy.
  3. Por el miedo y evasión.
  4. La resistencia.
  5. Sobre la pérdida.
  6. La rendición.
  7. Sobre “genial”.
  8. Sobre las circunstancias y los planes.
  9. Opiniones.
  10. Los realistas.
  11. Autoconsciencia, reflexión y sobre escribir.
  12. ¿Qué es mejor?
  13. Es el día (la vida)
  14. Vive mientras puedas.
  15. Cierre.

Recursos


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Extra: mañana viernes, mi gran amigo y compañero, Aitor Contreras imparte un taller online sobre la herramienta Wrike e implantar el teletrabajo en la empresa, a las 11am (GMT+1) – detalles e inscripción gratuita aquí.

Atribución imagen: Jo.

Mar
19

Acción estoica

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Hoy recibimos un montón de ideas, incluso lo que otros hacen por nosotros en estos tiempos de crisis, cuarentena y prevención. Sin embargo, no tomamos acción estoica…. Porque que los artistas se unen para tocar canciones en directo por Instagram, que personas como Josef Ajram hagan jornadas de trabajo gratuitas para ayudarte a manejar los mercados, o que por ejemplo Sulaika realice sesiones de su método Sulaika Experience para mejorar tu bienestar, o  ______________, incluso los talleres online Imparables en Tiempos de Crisis que empezaron ayer con “cómo vencer el miedo al miedo” (gracias a todos los asistentes; 100 en la sala y 555 en espera) todo eso se considera acción, y eso es lo único que cuenta.

Ahora, date cuenta como no eres tú el que toma acción, son otros los que la toman. Por lo tanto, lo que tú estás recibiendo es una idea. Esto es crítico, especialmente cuando se trata de mejorar tu vida y tu carácter.

acción estoica

Podrías invertir el resto de tu vida trabajando gracias a las acciones de los demás. Es loable que emplees años y años leyendo libros para llevar una gran vida, ser ultraproductivo o dibujar tu mapa – aun así seguirías estancado en el mismo lugar. ¿Por qué crees que sucede eso? Espera, detengámonos aquí:

¿Por qué tienes amigos o conocidos que conocen cada detalle sobre guerras, coches o asentamientos geográficos, pero luego no saben quiénes son y qué hacer para avanzar?

¿Por qué mucha gente de tu alrededor escucha 10 podcasts a la semana, lee 1 libro cada 20 días, conoce las estadísticas económicas y sabe qué decirnos para que nuestra vida cambie de la noche a la mañana… Pero sus vidas siempre parecen estar en construcción perpetua?

El conocimiento no es acción estoica

Es simple: no hacen absolutamente nada con el conocimiento que tienen entre manos. Solo sienten la urgencia de adquirir más información y hechos, pero no tanta urgencia en hacer algo considerado acción aterrizada.

Este tema importa todavía mucho más cuando el “proyecto” es tu personalidad. Marco Aurelio lo clavó diciendo “ocúpate con el propósito de la vida, deja a un lado las esperanzas vacías, sé activo en tu propio rescate – si te preocupas por ti mismo lo más mínimo – y hazlo mientras puedas”.

No es una mala forma de enfocarlo: te debes rescatar a ti mismo. Estás en el juego de salvar tu propia alma, tu vida, y tu carácter. Aunque. Esto solo pasará si tomas acción. Acción estoica.

¿Todavía esperando?

Extra: si quieres participar en el próximo taller online Imparables en Tiempos de Crisis, que será este viernes o sábado – sobre “Fortaleza Mental” – aquí tienes toda la información y detalles.

Atribución imagen: Etsy.

Mar
13

Las 40 máximas del estoicismo moderno

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Después de 4 años estudiando, aprendiendo y practicando y con la filosofía estoica para adaptarlo a los tiempos actuales. Después de todo lo que he experimentado, me quedaría con las siguientes claves máximas del estoicismo moderno.

Las claves máximas del estoicismo moderno
  1. Espera equivocarte, espera fracasar.
  2. Separa los hechos de las impresiones, la verdad de la opinión y la certeza de la creencia.
  3. Identifica una apariencia por solo lo que es, nada más que algo que parece ser lo que tú has formado en tu mente.
  4. La devastación ocurre por no considerar algo que podía pasar y no quisiste admitir.
  5. Planifica que pasarás por la escasez, el sufrimiento, la pena, la desgracia y la desesperación.
  6. Admite y acepta el deseo, las esperanzas, la acción y el placer solo cuando su fuente provenga de los principios.
  7. Cuánto más cerca estés de estar lejos de las emociones externas, más poderos y en paz podrás vivir.
  8. Entiende qué cosas ventajosas y desventajosas están fuera de tu control.
  9. La virtud, la bondad y la excelencia humana son los tres actos divinos del alma, responde solo ante ellos.
  10. No participes en ningún juicio excepto ese que implica hacer el bien.
  11. Testea tu carácter ante los momentos de crisis, tensión y temor.
  12. Enfrenta la fortuna cuando está a tu favor no en tu contra.
  13. Entrena tu espíritu en los tiempos de bonanza.
  14. No primas emociones y sensaciones, todo lo contrario, siéntate con ellas y profundiza todo lo que puedas.
  15. Depende solo de lo que emana de ti.
  16. Tolera lo que tienes por lo que tienes. Ni más ni menos.
  17. Desea lo que eres, desea lo que posees.
  18. Si tienes un set de valores que guían tus decisiones y acciones, entonces lo tienes todo, no necesitas nada más.
  19. Ser inmune a las molestias externas es el fruto de la auto-examinación, y con ello llega el autoconocimiento.
  20. Vigila tus movimientos antes de hacerlos, y también después.
  21. No intercambies cosas de gran valor (tiempo) por cosas de bajo (gratificación instantánea; likes, comprobar las redes sociales o el email…)
  22. Evita el deseo y la aversión.
  23. Regula y sé coherente y elocuente con tus impulsos a actuar o no actuar.
  24. Libérate de todo engaño y juicio, interno o externo.
  25. Permite que la inteligencia de tu alma sea quien intuya y decida.
  26. Experimenta con la austeridad.
  27. Confronta todo aquello de lo que huyas o trates evitar.
  28. Limita tu control a las cosas que puedes controlar.
  29. La acción y no acción te hará libre, junto a la autodisciplina.
  30. Todo malestar es el resultado de un mal hábito.
  31. Desmárcate de la opinión común, así como de la multitud – la sabiduría convencional es un engaño.
  32. Todo lo que está fuera de nuestro control está determinado, pero nuestra respuesta (acción-reacción) depende solo de nosotros.
  33. La virtud reside en nuestro juicio, lo cual hace que el impulso aparezca y clarifique todas las apariencias que dan valor a un impulso.
  34. Las suposiciones acabarán frustrándote.
  35. Opinas el contrario de lo que deberías opinar.
  36. Mantén limpias tus convicciones.
  37. A eliminar: arrogancia, falsas opiniones, presunciones y pasiones voraces.
  38. Practica la autopreservación – preocúpate por otros.
  39. Quita de tu vista las cosas que no posees en tu presente, principalmente, el deseo y el miedo.
  40. Olvida las cosas que entran desde fuera en tu presente, siendo el placer y la angustia los elementos primordiales.

Las claves máximas del estoicismo moderno podrían variar en tu caso. Sin embargo, y después de contrastarlo con colegas, otros estoicos modernos y profesores en filosofía, muchas de ellas podrían resonar contigo. Y quién sabe, quizás puedas aprovechar esta lista que tanto tiempo he tardado en redactar, pero que tan apropiadamente llega cuando debe llegar, en este momento.

Mar
10

Un experimento sobre qué sucede cuando te sobreexpones a lo que te supera

By Isra Garcia  //  Estoicismo, Experimentos  //  No Comments

Justo después de terminar el experimento Haz lo que Odias, decidí aprovechar la inercia y realizar un pequeño, pero retador, test. Fue el de encontrar la forma de estar en el lugar más incómodo posible, incluso más allá, conseguir anular mis defensas y mis fortaleza mental ¿cómo? Forzándome a acostarme tarde y levantarme muy tarde, porque sabía que eso me desestabilizaría, y al hacerlo sería mucho más propenso a sentirme perturbado y ser susceptible ante cualquier situación cotidiana o persona con la que interactuara.

Así que en el espacio de tiempo entre que acabé el pasado experimento y empezaba el nuevo con el que ya estoy (diré de qué se trata dentro de 40 días), me lancé a por 7 días para desestabilizar mi rutina de alto rendimiento holístico, superhábitos, ultraproductividad.

estar en el lugar más incómodo posible - buscar la incomodidad para crecer

El objetivo: estar en el lugar más incómodo posible.

El despertar

Estas fueron las franjas horarias en las que salí de la cama cada día:

  • 11:30h el martes 24/02.
  • 12:30h el miércoles 25/02.
  • 12:50h el jueves 26/02.
  • 13:10h el viernes 27/02.
  • 12:50h el sábado 28/02.
  • 13:30h el domingo 29/02.
  • 14:10h el lunes 01/03.

El acostar

Aquí los horarios de apagar e ir a dormir:

  • 02:20h el miércoles 25/02.
  • 02:15h el jueves 26/02.
  • 01:50h el viernes 27/02.
  • 02:10h el sábado 28/02.
  • 02:33h el domingo 29/02.
  • 01:44h el lunes 01/03.
  • 02:30h el martes 02/03.

Cómo manejar lo que no sabes manejar – más incertidumbre por favor

¿Qué pasó al cambiar una parte importante de mi estilo de vida? Pues que sentía que llegaba tarde, que no me daba tiempo, que ya iba por detrás, que estaba perdiendo. Era todo un sabotaje constante, sobre todo al principio. Aunque eso era lo que esperaba y quería que sucediese, porque solo si me sentía así podría evolucionar y vencer una situación que seguro un día se daría de forma fortuita.

Durante los primeros tres días no hubo manera de aclararme, hasta las sacudidas como esta se vieron afectadas, que las escribía la noche de antes, las tenía que hacer el mismo día que las publicaba, lo que hizo que dejara de publicar entre las 9-9:30h. Mi índice de ultraproductividad descendió por debajo del 20%. Perdí totalmente mi foco, cero claridad mental, emocionalmente aturdido, cero motivado.

Salir de la cama me parecía una tortura, despertaba casi estresado, había días que no hacía ni La Gran Mañana, principalmente por la presión que suponía ser ya las 14h o 15h, imagínate, hasta dejé de meditar el día dos y el tres. Estaba donde quería, desquiciado, desestabilizado, dominado por el tiempo, por las emociones, por mis pensamientos. Era de todo menos un estoico, era una marioneta fácilmente manejable. Mal humor, inseguridad, estrés, frustración, crispación, un espectáculo.

Para vencer, toca el fondo

Es entonces cuando decidí seguir, aumentar a más tardar la hora a la que iba a dormir, y la hora que me despertaba, o esto acababa con todo lo que había tardado una vida en construir, o acababa yo dominándolo. El fuego se combate con más llamas.

En efecto, empecé a tomar más consciencia, a aceptar la hora que despertaba y lo que pasaba, empecé a observar cómo mi mente me boicoteaba, la historia que me contaba para desesperarme. Cuando te conviertes en el observador nada te afecta, porque no va contigo, eres la tercera persona, entonces decidí no mirar el reloj, imaginar que eran las 6am y no las 14:40h. Relajé mi lista de tareas, corte el 80% de la comunicación externa que llevaba a diario.

Reentrena tus creencias y dales el miedo del que buscan huir

El gran problema era pensar en la hora y sentir que era “tarde” (una maldita etiqueta) y lo cambie por “son solo las 16h”, momento en el que empieza mi jornada laboral. Y a partir de ahí, fui reentrenándome en cada momento para renombrar ese tipo de categorías y creencias (limitantes) que nos bloquean y noquean.

  • Cambiar “voy tarde” por “voy al ritmo que puedo ir”.
  • “No puedo con esto” con “ha aparecido en mi camino, interesante”.
  • “Me supera” por “qué buen reto para aprender”.
  • “No soy ultraproductivo” por “estoy en medio de algo que propulsará mi método”.

Y empecé a ganar el día como si me hubiera levantado a las 5am y me acostara a las 21h.

Cambia la historia y la historia cambiará

¿Qué sucedió? Que al cambiar la historia que te cuentas cambia la narrativa que vives, así de sencillo. Si tu cuento es un cuento fatal, adivina qué sucederá, ¿y si es un cuento mágico?

Otra de las ventajas fue poder enfrentarme a algo que odiaba hacer y repetirlo cada día por mucho que lo odiara, con la intención de volverme insensible a esa sensación, y adivina qué, así fue. La alta sobreexposición a estímulos abrumadores, llevada con consciencia, consistencia, perseverancia y autodisciplina, se convierte en un motor de crecimiento y desarrollo.

Busca estar en el lugar más incómodo posible

Ahora domino el levantarme tarde y acostarme tarde como si despertara y fuera a dormir pronto. No hay diferencia, ecuanimidad, eso es.

Dije que era de todo menos un estoico. Todo lo contrario, en realidad estaba pasando por ello para poder vivirlo y entonces quitarle todo protagonismo.

Experimenta la incomodidad, exponte a la incertidumbre, pasar por lo que tengas que pasar, es la única forma de atravesarlo, campo a través.

Busca eso, estar en el lugar más incómodo posible.

Si tuvieras que hacer algo así ¿con qué probarías?

Atribución imagen: Guedo.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+