Menu
Browsing articles in "Zen"
Sep
17

Somos parte de la Función Total

By Isra Garcia  //  Zen  //  No Comments

Al practicar, meditar, entrenar o vivir, esto es lo que solemos buscar:

  • Poder.
  • Control.
  • Nirvana.
  • Dinero.
  • Popularidad.
  • Likes.
  • Atención.
  • Amor.
  • Status.
  • Sonreír.

Por eso nunca lo encontramos, por el conflicto con la mente que busca, la cual nunca encuentra. ¿Por qué? Porque cada vez que parte en ese viaje, se distancia del lugar donde ya está, el lugar al que quiere acceder.

La mente que busca despertar

Con esta mente no podemos practicar nada, porque todo lo haremos con el objetivo de llegar a un sitio donde nunca llegaremos.

La mente que busca despertar

Esto no significa que no haya que buscar, solo que hay que buscar con la consciencia, un término budista llamado Bohdiccitta, la mente que busca despertar o descubrir la verdad.

Sin esta mente no podemos practicar la meditación por ejemplo, tampoco podemos aprender a ver, ni podemos estar aquí y ahora.

Aunque las enseñanzas Zen nos recuerdan que no debemos esperar ni siquiera una respuesta, porque no lo hay. Así que de nuevo estamos en conflicto, pero lo cierto es que a menudo debemos enfrentar ese callejón sin salida.

Cuando sucede y no buscabas que sucediese

Un día, durante el mes pasado, estaba sentado meditando, no durante mi práctica diaria, no como meditador, sino en medio de un acto social con amigos en Ibiza. Me senté de forma instintiva mientras los demás conversaban y de repente sentí una profunda paz.

Eso significa que no debo hacer nada, no debo hacerme ver, no necesito decir “estoy aquí, hablemos sobre algo fascinante”. Es lo mismo que he sentido al volver después de este mes de descanso, no tengo nada que contar a quien me pregunta “cuéntame todo”, solo tengo que sentarme, cerrar los ojos (o no) y respirar.

Eso me recuerda el poder de hacer algo bueno para nada.

La vida es ok.

Necesitamos practicar sin deseos de ningún tipo de ser todo o nada.

Practicar o entrenar sin expectativas.

¿Qué es lo que quieres ser? Porque eso te mantiene atado al sufrimiento de lo que ya eres pero no ves.

Somos parte del todo

Dogen preguntó a un estudiante señalando la campana de viento, “¿es el viento el que crea el sonido o es la campana?”. Entonces el alumno dijo, “mi mente es la que lo crea. No es el viento ni la campana, sino mi mente. Hasta que la vibración que se produce no llega hasta tus orejas, no hay sonido, solo está dentro de la mente”.

Pero Dogen dijo: “eso no es cierto, porque incluso aunque mi mente funcione, si el viento no sopla, la campana no se mueve y el aire no vibra, entonces no hay sonido. Así que son los tres elementos los que crean el sonido. Es el universo en su composición quien hace posible el sonido. Así que no hay sujeto para la razón y no hay objeto escuchado”.

Eso es lo que se denomina como la Función Total, lo cual explica que somos parte de todo, de “eso”, no hay tal persona como la que escucha, no hay un sonido que llega a ti, sino que es este mundo al completo quien lo posibilita a través de esta persona. Y esta persona es solo una parte minúscula de la totalidad.

Siéntate.

No escuches nada.

No prestes atención a nada – todo es ruido (interno o externo).

Siéntate, juega tu parte.

Pd. Mañana entro en Bori Sa Escuela Kwan Um de Zen, mi primer retiro Zen, situado en las montañas de Girona. Allí practicaré durante tres días, parte también del entrenamiento para el Ultraman Holístico de la siguiente semana.

Atribución imagen: Jakob Lawitzki.

Ago
6

Meditar es bueno para nada

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Zen  //  No Comments

Practicar Zazen, también conocido como el Budismo Zen, significa disfrutar del placer de sentarte y meditar. Bien, hasta ahí todo es normal, pero el Zen requiere que cuando te sientes a meditar, solo te sientes y no trates de meditar o hacer cualquier otra cosa.

El Zazen es bueno para nada, una enseñanza convertida en toda una tradición que comenzó con Dogen Zenji, el gran maestro Zen. El principal fundamento era ese, “solo siéntate”.

El Zazen es bueno para nada

¿Es bueno para nada?

Piénsalo, cuando meditamos; los principiantes quieren relajarse, enfocarse o aliviar sus problemas, los intermedios quieren despertar y los avanzados quieren llegar al Nirvana (o Satori en el Zen). Esto era algo que Dogen conocía muy bien, por eso solo cuando practicaba explicaba: “solo hay que sentarse, sin ninguna expectativa, incluso la iluminación”.

¿Por qué? Porque si practicamos la meditación (o el Zazen) para alcanzar el Estado Sin Vuelta, solo hablamos de deseo egocéntrico. El cual sigue en su búsqueda de la verdad.

¿Qué hacer entonces? Bueno, según la expresión del propio Dogen, “lánzate en medio del camino sin esperar ninguna recompensa”. Eso es lo que se llama “siéntate y ya” o Shikantaza dentro de sus enseñanzas.

Fue Kodo Roshi quien dijo por primera vez que la meditación es buena para nada.

Lo curioso para mí es que un día me di cuenta de esta misma afirmación, en una sesión de meditación de 3 horas que organicé en el confinamiento. Entonces, pensé que quizá alguien habría descubierto esto antes que yo, y me puse a buscar.

Así que este es mi consejo no solicitado. Soy consciente que es realmente complejo animar a que lo practiques de esta forma porque es bueno para nada.

Meditar sin expectativas (Zazen)

Sin una mente ganadora, sin bueno para nada, es trabajar sobre un Koan, acertijos que maestros pasan a sus discípulos para comprobar su progreso. Lo es, porque da igual los años que lleves meditando, siempre tendrás algo de expectativa. El error está en empezar a practicar porque tenemos una mente agitada, una pregunta que resolver o problemas importantes, porque vamos con la expectativas de encontrar algo que nos calme.

Es lo que en Zen llaman la mente que busca (Bodhicitta), la mente que busca algo, con eso presente, practicar es inútil. Ni siquiera deberíamos esperar la respuesta. Entonces aparece un conflicto que se hace más grande tanto y cuanto más practicas.

La solución: no la hay ¿a eso la esperabas?

Enfréntate al callejón sin salida, porque meditar sabiendo que es bueno para nada es la práctica más real del Budismo.

De esa forma tu vida tendrá sentido. Al menos la vida la tiene, porque no tiene por qué tenerlo, y si lo tiene y no lo he encontrado, entonces me da igual.

Atribución imagen: Eduardo.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+